O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Página 2 de 31. Precedente  1, 2, 3 ... 16 ... 31  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por karencita__mb el Mar 22 Jul 2014, 2:04 pm

Anna. escribió:Me encantó el capítulo!!
Louis le ha regalado lirios lilas, son mis flores favoritas, me va a dar algo...
Y lo han hecho en la terraza, para la alegría de los vecinos jajaja
me encanta. Adoro esta novela y adoro a Louis y... ¿viste las fotos de Louis en la boda de su madre? porque a mi la forma en la que iba vestido me recordó a esta novela, o sea, que me pasé toda la tarde de ayer pensando en que necesitaba un capítulo.
Siguela pronto!!
Besos


Me alegra saberloooo
Siiiiiiii estaban hermosos así vestidoooss   baba baba baba 
Ya la sigoooooo
BESOSS
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por karencita__mb el Mar 22 Jul 2014, 2:09 pm

Rachel116 escribió:
¡Hola!
Estoy realmente feliz de que hayas comenzado ya esta nueva parte, ¡estoy muy emocionada! Louis es realmente un amor, y la simple idea de imaginármelo afeitándose con una navaja en vez de con cuchilla, algo que considero tan británico, me vuelve loca. Es que cuando leía, y ya sé que estoy dándote la lata con mi futuro marido pero tengo que decírtelo, mientras leía esa parte no dejaba de pensar en un episodio de Sherlock, la primera de la tercera temporada en la que le afeitan con una navaja.
Ya me he desviado del tema principal, y te aseguro que no será la última ya me conoces, así que voy a seugir hablando sobre el capítulo. Como tenga razón y la maldita zorra de Christa le esté amenazando a Louis cogeré esa navaja y voy a recrear la escena del comienzo de Scream   
Julianne, cariño, no tengas dudas, cielo, él te amo y tu lo amas a él, no necesitas saber nada más al respecto. Soy perfectos el uno para el otro, los dos tenéis cicatrices imposibles de borrar. Tu estarías dispuesta a matar a Christa o a Paulina por él y él estaría dispuesto a matar a Paul o a Simón por ti, los dos sois tal para cuales.
Y bueno, mi intención era escribir un comentario súper largo pero el horno está pitando asíq eu tengo que ir a sacar el pollo y a preparar el resto de la comida (sí, vuelvo a hablar sobre mi vida que no te interesa en absoluto jajajaj lo siento...)
Sigue cuanto antes la novela, ¿vale? ¡¿VALE?!
Besos xxx
Bye!!!
PD: Bueno, no me contestaste lo del profesor, ¿es atractivo?


Me encanto tu comentario!
Hay q esperar para ver si recreas o no la escena de Scream
Ya la sigooooooooooo!!
Besooos  
Pd: jajaja me he dado cuenta que te gustan los mayores. Si, si es atractivo   
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por karencita__mb el Mar 22 Jul 2014, 6:29 pm

.

Capítulo Dos

Parte 1



Nerviosa, Julia se acercó a Louis, que la esperaba en la sala de estar de la suite. Él se había ocupado de que la atendieran en la tienda Prada de la ciudad y ella no se había hecho de rogar. Había elegido un vestido de tafetán azul Santorini, con tirantes y escote de pico. La falda tenía mucho vuelo y recordaba a los vestidos que llevaba Grace Kelly en la década de los cincuenta. Le sentaba estupendamente.

Sin embargo, el encargado de la tienda había querido modernizarlo con unos cuantos accesorios y le había aconsejado llevarse un elegante bolso de mano de piel plateada y unos zapatos de tacón de piel color mandarina, que a Julia le parecían peligrosamente altos. El conjunto se completaba con un chal negro de cachemira.

Se detuvo ante él, con su pelo largo ligeramente ondulado y los ojos brillantes. Se había puesto los pendientes y el collar de perlas de Grace. Louis estaba sentado en el sofá, haciendo unos retoques de última hora a las notas de la conferencia. Al verla, se quitó las gafas y se levantó.

—Estás impresionante. —La besó en la mejilla y la hizo dar una vuelta para verla bien—. ¿Te gusta?
—Me encanta. Gracias, Louis. Sé que cuesta una fortuna. -Los ojos de él descendieron hasta los zapatos.
—¿Pasa algo? —preguntó ella, parpadeando, la viva imagen de la inocencia. Louis carraspeó sin apartar la vista de sus pies.
—Esos zapatos... son...
—Bonitos. Sí, lo sé —se burló ella, disimulando la risa.
—Decir bonitos es quedarse corto —replicó él, con la voz ronca.
—Bueno, profesor Tomlinson, si me gusta la conferencia, tal vez pueda dejármelos puestos... cuando volvamos. -Louis se enderezó la corbata y esbozó una sonrisa arrogante.
—¿Ah, sí? Pues ya me aseguraré de que le guste la conferencia, señorita Mitchell. Aunque tenga que repetirla especialmente para usted, entre las sábanas. -Al ver que se ruborizaba, la abrazó. —Tenemos que irnos —dijo, dándole un beso en la coronilla.
—Espera. Tengo un regalo para ti.

Julia desapareció y regresó con una cajita con la marca de Prada en la tapa. Él pareció francamente sorprendido.

—No tenías que traerme nada.
—Lo sé, pero quería hacerlo. -Louis sonrió mientras la destapaba. Al retirar el papel de seda, vio una corbata de color azul Santorini, con un estampado casi invisible.
—Es preciosa, gracias —dijo, dándole un beso en la mejilla.
—Hace juego con mi vestido.
—Ahora todo el mundo sabrá que nos pertenecemos el uno al otro.

Se quitó la corbata verde que llevaba y empezó a ponerse la que ella le había regalado.
Louis llevaba el traje nuevo que le había encargado a su sastre favorito de la ciudad. Era negro, con solapas sencillas y dos cortes en la parte de atrás. Julia se quedó admirando el traje, pero lo cierto era que prefería admirar al hombre que iba dentro.

«No hay nada más sexy que un hombre poniéndose la corbata», pensó.

—¿Te ayudo? —se ofreció, al ver que a Louis le costaba sin la ayuda de un espejo. Él asintió y se inclinó hacia adelante, apoyándole las manos en la cintura. Ella le ajustó el nudo y le colocó bien el cuello de la camisa. Al acabar, le deslizó las manos por las mangas hasta llegar a los gemelos que le sujetaban los puños. Louis se la quedó mirando con la cabeza ladeada.
—Me pusiste bien la corbata cuando te llevé a cenar a Antonio’s. Estábamos en el coche.
—Lo recuerdo.
—No hay nada más sexy que ver a la mujer que amas arreglarte la corbata. —Le cogió las manos—. Han pasado muchas cosas desde ese día. -Ella se puso de puntillas para darle un beso en los labios, teniendo cuidado de no mancharlo de carmín. Él le susurró al oído: —No sé cómo voy a mantener a los florentinos alejados de ti esta noche. Vas a tener que permanecer pegada a mí todo el rato.

Julia soltó un grito cuando él la levantó en volandas y la besó con ardor, lo que hizo que tuviera que retocarse el pintalabios y que ambos tuvieran que asegurarse de que estaban presentables antes de salir de la habitación. Louis no le soltó la mano durante el breve paseo hasta los Uffizi y tampoco cuando entraron. Un caballero bastante rechoncho, con una pajarita estampada, los guió hasta la segunda planta tras presentarse como Lorenzo, el ayudante del dottore Vitali.

Professore, me temo que lo necesitamos —dijo Lorenzo, mirando las manos entrelazadas de Louis y Julia. Él la sujetó con más fuerza. —Es por... ¿cómo lo llaman? ¿Lo de la pantalla? ¿PowerPoint? —Lorenzo señaló hacia la sala, que empezaba a llenarse de gente.
—La señorita Mitchell tiene un asiento reservado —dijo Louis, irritado con Lorenzo por su manera de ignorar a Julia.
—Sí, professore, me encargaré personalmente de acompañar a su fidanzata a su sitio. —Y saludó a Julia respetuosamente con una inclinación de cabeza.Ella abrió la boca para sacarlo de su error, pero en ese momento Louis le besó el dorso de la mano, murmurando una promesa contra su piel. Un instante después, había desaparecido y Lorenzo la acompañó a su lugar de honor en la primera fila.

Una vez aposentada, se entretuvo mirando a su alrededor. Se fijó en lo que parecían ser miembros de la jet set florentina, mezclados con académicos y autoridades locales. Se alisó la falda, disfrutando del susurro del tafetán. Los invitados, que iban muy arreglados, estaban rodeados por una nube de fotógrafos. Julia se alegró de haberse comprado el vestido nuevo. No quería que Louis tuviera que avergonzarse de ella en un acto tan importante.

La conferencia iba a tener lugar en la sala Botticelli, dedicada a las principales obras del autor. De hecho, el atril estaba situado entre El nacimiento de Venus y La Virgen de la granada, mientras que La primavera  quedaba a la derecha del auditorio. El cuadro que debería haber ocupado la parte izquierda había sido retirado y en su lugar habían colocado una gran pantalla, donde se proyectarían las imágenes del PowerPoint de Louis.

Julia, consciente del honor que suponía dar una conferencia en un lugar tan especial, rezó una breve plegaria de agradecimiento. Durante su viaje de estudios a Florencia, había visitado aquella sala al menos una vez por semana. Las obras de Botticelli la inspiraban y relajaban al mismo tiempo.

La tímida estudiante que era en aquella época no se habría podido imaginar que dos años más tarde acompañaría a un renombrado especialista en Dante a aquel mismo lugar. Se sentía como si le hubiera tocado la lotería. No, era mil veces mejor que eso. Más de un centenar de personas abarrotaban la sala y algunas tuvieron que quedarse de pie en la parte de atrás. Julia contempló a Louis mientras le presentaban a varios invitados con aspecto de ser importantes.

Louis era un hombre muy atractivo, alto y guapo, con una belleza de facciones muy marcadas. Los lentes de montura negra y el traje oscuro le sentaban muy bien. Cuando otras personas se ponían delante y le impedían contemplarlo, Julia se concentraba en su voz. Dedicaba un comentario amable a todo el mundo y no parecía tener ninguna dificultad en pasar del italiano al francés o al alemán (incluso su alemán era sexy).
Le subió la temperatura al recordar su cuerpo debajo del traje. Lo rememoró desnudo y en tensión sobre ella y se preguntó si él tendría recuerdos parecidos cuando la observaba.
Justo en ese momento, sus miradas se cruzaron y él le guiñó un ojo. El brillo travieso de sus ojos le hizo pensar en el episodio de aquella mañana en la terraza. Un agradable estremecimiento le recorrió la espalda.

Louis permaneció sentado educadamente, mientras el dottore Vitali lo presentaba. Durante un cuarto de hora, el hombre detalló los logros académicos del profesor Tomlinson. Si uno no se fijaba mucho, Louis aparentaba estar relajado, casi aburrido, pero a Julia no se le escapaba su nerviosismo. Lo delataba el modo compulsivo en que ordenaba las notas, que no eran más que un esquema para su charla.
Louis había hecho algunos cambios de última hora. No podía hablar de musas, de amor y de belleza sin hacer alguna referencia a la diosa de ojos castaños que se había entregado a él con tanta valentía la noche anterior. Julia era su inspiración. Lo había sido desde que tenía diecisiete años. Su hermosura serena, su generosidad y su bondad le habían llegado al corazón. Había llevado su recuerdo como un talismán contra los demonios de la adicción.
Ella lo era todo para él y quería que todo el mundo lo supiera. Tras muchos halagos y aplausos, Louis ocupó su lugar tras el atril y se dirigió al público en un italiano fluido.

—Mi conferencia de esta noche será poco ortodoxa. A pesar de no ser experto en historia del arte, hablaré de la musa de Sandro Botticelli, La bella Simonetta.

Al pronunciar estas últimas palabras, buscó a Julia con la mirada. Ella sonrió, tratando de ocultar el rubor de sus mejillas. Conocía la historia de Botticelli y Simonetta Vespucci. Simonetta era conocida como la Reina de la Belleza en la corte florentina, antes de morir a la temprana edad de veintidós años. Que Louis la comparara con ella era un halago muy grande.

—Desde el enfoque de un profesor de literatura, la obra de Botticelli es interesante porque en ella se encuentran varios arquetipos de mujer. Desde un punto de vista histórico, se ha debatido mucho sobre el grado de intimidad entre Simonetta y Botticelli y sobre hasta qué punto ella era la verdadera fuente de inspiración de sus obras. Me gustaría pasar por alto esas discusiones para que nos centráramos en una comparación formal de varios de los personajes representados. En las tres primeras imágenes, reconocerán las ilustraciones a tinta de Dante y Beatriz en el Paraíso.

Louis no pudo evitar admirarlas también, transportándose a la primera visita de Julia a su casa. Fue la noche en que se dio cuenta de que quería complacerla, porque cuando era feliz era todavía más hermosa. Mientras contemplaba la serenidad de la expresión de Beatriz, la comparaba con la de Julia que, totalmente concentrada, admiraba el trabajo de Botticelli con la cabeza ladeada. Louis quería que se volviera hacia él.

—Fíjense en el rostro de Beatriz —dijo, bajando la voz mientras miraba a su amada a los ojos—. El rostro más hermoso... Empecemos con la musa de Dante y la figura de Beatriz. Aunque estoy seguro de que no es necesario, permítanme recordarles que Beatriz simboliza el amor cortés, la inspiración poética, la fe, la esperanza y la caridad. Es el ideal de perfección femenina, inteligente, compasiva, vibrante, con ese amor entregado que sólo puede venir de Dios. Ella inspira a Dante a ser mejor persona. -Deteniéndose un momento, se pasó la mano por la corbata. Aunque la tenía recta, fingió enderezársela. Julia parpadeó para que él supiera que había recibido su mensaje. —Ahora, fíjense en el rostro de la diosa Venus.

Todos los ojos en la sala, excepto los de Louis, se centraron en El nacimiento de Venus. Él echó un rápido vistazo a sus notas mientras los presentes disfrutaban de una de las obras más importantes de Botticelli.

—Parece que Venus tiene la cara de Beatriz. Repito que no estoy interesado en hacer un análisis histórico de las modelos. Sólo les pido que se fijen en las similitudes entre las figuras. Representan a dos musas, a dos tipos ideales, uno teológico, otro terrenal. Beatriz es la amante del alma; Venus es la amante del cuerpo. La bella Simonetta de Botticelli tiene dos caras. Una es el amor que se sacrifica o ágape; la otra es el amor sexual o eros. -La voz de Louis se volvió más ronca y Julia sintió que a ella le subía la temperatura. —En el retrato de Venus, el énfasis se pone en la belleza física. A pesar de que representa el amor sexual, mantiene una evidente modestia, cubriéndose con el cabello. Fíjense en su expresión recatada y en cómo se cubre el pecho con la mano. Su timidez, en vez de disminuir el erotismo del retrato, lo aumenta. —Se quitó los lentes para dar más fuerza a sus palabras y miró a Julia fijamente—. Mucha gente no se da cuenta de que la modestia y la dulzura de carácter tienen un gran potencial erótico.

Julia jugueteó con la cremallera del bolso para resistir el impulso de removerse en la silla. Louis volvió a ponerse los lentes.

—El eros no es igual que la lujuria, según Dante. La lujuria es uno de los siete pecados capitales. El amor erótico puede incluir el sexo, pero no se limita a éste. El eros es el fuego del enamoramiento y del afecto; lo que se conoce como «estar enamorado». Y créanme cuando les digo que eros es muy superior a sus rivales en todos los aspectos.

Julia se fijó en el desprecio con que pronunciaba la palabra «rivales», desprecio que subrayó con un movimiento de la mano. Tuvo la sensación de que estaba descartando a todas sus anteriores amantes con un simple gesto, mientras sus ojos azules seguían clavados en ella.

—Cualquier persona que haya estado enamorada conoce la diferencia entre el eros y la lujuria. No hay comparación. La segunda es una sombra del primero, una sombra vacía y frustrante. Por supuesto, podría objetarse que es imposible que una sola persona sea a la vez la representación del ideal, tanto del eros como del ágape. Pero permítanme que les diga que esa afirmación es una forma de misoginia, ya que sólo un misógino puede decir que las mujeres tienen que ser santas o seductoras, vírgenes o putas. Por supuesto que una mujer, o un hombre, puede ser ambas cosas. La musa puede ser la amante tanto del cuerpo como del alma. Miren por favor el cuadro a mi espalda, La Virgen de la granada.

Una vez más, los ojos de los asistentes se volvieron hacia otra de las pinturas de
Botticelli. Louis vio con satisfacción que Julia se acariciaba uno de los pendientes de diamantes, como si quisiera comunicarle que entendía sus palabras y que las recibía con gusto. Como si comprendiera que él le estaba revelando su amor por medio del arte. Sintió que el corazón se le henchía de satisfacción.

—Volvemos a ver la misma cara repetida en la figura de la Madonna. Beatriz, Venus y María, una trinidad de mujeres ideales, las tres con el mismo rostro. Ágape, eros y castidad, una combinación embriagadora que haría que el hombre más duro se desmoronara, si tuviera la suerte de encontrar a una mujer que encarnara los tres tipos de amor.

Una tos que sonó sospechosamente burlona resonó en la sala. Molesto por la interrupción, Louis fulminó con la mirada a alguien en la segunda fila, sentado detrás de Julia. El autor de la tos repitió su ofensa, lo que dio pie a que se entablara una lucha cargada de testosterona entre Louis y el italiano ofendido. Consciente de que tenía un micrófono delante, Louis reprimió el impulso de maldecir. Con una última mirada amenazadora a su detractor, siguió con su conferencia.

—Hay personas que afirman que Eva fue tentada con una granada y no con una manzana. Respecto a la obra de Botticelli, son muchos los que ven en la granada un símbolo de la sangre de Cristo durante su martirio y de la nueva vida que surge tras la resurrección. Para mí, la granada simboliza el fruto del Edén. La Virgen es una segunda Eva, y el niño, un segundo Adán. Con la Madonna, Botticelli se remonta a la primera mujer, el arquetipo de la feminidad, de la belleza y de la compañera. Eva era la única compañía de Adán y, por tanto, simboliza también el ideal de la compañera, es decir, la filia, el amor que surge de la amistad. Es la clase de amor que se profesaban María y José.

Le falló la voz y se tomó un momento para beber agua antes de continuar. Al comparar a Eva y a Julia se había sentido vulnerable, desnudo. Se había remontado a la noche en que le había dado una manzana y había dormido abrazado a ella.
El público empezó a murmurar, preguntándose por qué la breve pausa para beber se estaba alargando tanto. Louis alzó la vista hacia su amada. Necesitaba desesperadamente que ella lo entendiera. Los labios de Julia, rojos como el rubí, le sonrieron y Louis soltó el aire que había estado conteniendo sin darse cuenta.

—La musa de Botticelli es santa, amante y amiga a la vez. No es un cromo ni una fantasía adolescente. Es real, complicada y fascinante. Una mujer digna de ser adorada. Se habrán dado cuenta de que el idioma griego ofrece la posibilidad de hablar sobre los distintos tipos de amor con más precisión. Los que quieran profundizar en el tema, encontrarán un interesante tratado escrito por C. S. Lewis, llamado Los cuatro amores. -Tras carraspear, sonrió al auditorio. —Por último, fíjense en el cuadro a mi izquierda, La primavera. No nos extrañará encontrar los rasgos de la musa en el personaje central, pero al fijarnos en Flora, a la derecha, vemos que de nuevo es muy parecida a Beatriz, a Venus y a la Madonna. Lo más curioso es que Flora aparece dos veces en la obra. Si desplazamos la vista hacia la derecha, la vemos embarazada de Céfiro, el viento de poniente, representado a la derecha de la imagen, cerniéndose sobre la segunda aparición de Flora, que aquí es una ninfa del bosque. Su expresión denota miedo. Está tratando de huir de su posible amante, mirándolo aterrorizada. En cambio, cuando está embarazada, su expresión es serena. Su miedo ha sido reemplazado por satisfacción.

Julia se ruborizó al recordar la amabilidad con que la había tratado Louis la noche anterior. Había sido tierno y dulce y en sus brazos se había sentido adorada. Al pensar en el mito de Céfiro y Flora se estremeció y deseó que todos los amantes fueran tan delicados con sus amadas como Louis lo había sido con ella.

—Flora representa la consumación del amor físico y la maternidad. Es el ideal de afecto, de amor familiar, el tipo de amor que siente una madre por su hijo, o entre amantes comprometidos, los que tienen una relación que no se basa sólo en el sexo o el placer. La relación clásica de un matrimonio de muchos años.

Sólo Julia se dio cuenta de que Louis se agarraba al estrado con tanta fuerza que los nudillos se le pusieron blancos. Igual que sólo ella se fijó en que la voz le temblaba ligeramente al pronunciar las palabras «embarazada» o «maternidad».
Miró sus notas con el cejo fruncido y ella reconoció su vulnerabilidad y tuvo que hacer un esfuerzo para no ir a abrazarlo. Impaciente, empezó a mover la punta de uno de sus zapatos color mandarina. Louis vio el movimiento y tragó saliva antes de seguir hablando.

—En textos muy antiguos sobre La primavera, se afirmaba que Flora era La bella Simonetta, la musa de Botticelli. Si eso es cierto, una simple ojeada nos dice que Simonetta es también la inspiración para Beatriz, Venus y la Virgen María, ya que las cuatro tienen los mismos rasgos. Por lo tanto, tenemos a iconos de amor incondicional, amor erótico, amor familiar y amistad, todos con la misma cara, la de Simonetta. Para expresarlo de otra manera, podría decirse que Botticelli ve en su amada musa los cuatro tipos de amor; los cuatro ideales de la feminidad: santa, amante, amiga y esposa. Para acabar, debo regresar al punto de partida, Beatriz. No es casualidad que la musa que hay detrás de una de las obras cumbre de la literatura italiana tenga las facciones de Simonetta. Cuando un hombre se encuentra con una persona como ella, con su belleza y su bondad, es imposible que no quiera quedarse a su lado para siempre. -Louis recorrió el auditorio con una mirada solemne.—Citando al poeta: «Aquí aparece mi bendición». Gracias.

Mientras Louis acababa la conferencia y el público aplaudía con entusiasmo, Julia parpadeó para contener las lágrimas, emocionada. El dottore Vitali retomó su lugar en el estrado, agradeciendo al profesor Tomlinson su iluminador discurso, y un pequeño grupo de políticos locales le ofrecieron varios obsequios, entre ellos un medallón con un grabado de la ciudad de Florencia. Julia permaneció en su asiento, esperando a que Louis fuera a buscarla, pero varios especialistas en historia del arte se abalanzaron sobre él para hacerle preguntas. A regañadientes, finalmente se levantó y siguió a Louis y al séquito de periodistas que se había agolpado a su alrededor. Cuando sus miradas se encontraron, él le dedicó una sonrisa tensa antes de posar para los fotógrafos. Frustrada, ella recorrió varias de las salas adyacentes, admirando los cuadros, hasta que llegó a uno de sus favoritos, La Anunciación de Leonardo da Vinci. Estaba cerca del cuadro, demasiado cerca de hecho, admirando los detalles del pilar de mármol, cuando una voz en italiano le dijo al oído:

—¿Le gusta esta obra?

Al volverse, Julia se encontró con los ojos de un hombre de pelo negro y piel muy bronceada. Era más alto que ella, pero no demasiado y tenía un cuerpo atlético. Llevaba un traje negro, caro, con una rosa en la solapa. Lo reconoció como uno de los asistentes a la conferencia, en la que se había sentado detrás de ella, en la segunda fila.

—Sí, mucho —respondió en italiano.
—Siempre he admirado la profundidad que Da Vinci da a sus obras. Me encanta el sombreado y los detalles del pilar. -Sonriendo, Julia se volvió hacia el cuadro.
—Eso es exactamente lo que estaba mirando. Eso y las alas del ángel. Son increíbles -Él hizo una reverencia.
—Permítame que me presente. Soy Giuseppe Pacciani. -Julia dudó unos instantes al reconocer el apellido de uno de los más famosos asesinos en serie de Florencia. Pero el hombre seguía esperando una respuesta, así que reprimió las ganas de salir corriendo.
—Julia Mitchell —dijo, tendiéndole la mano. Él la sorprendió sujetándosela entre las suyas y llevándosela a los labios, sin dejar de mirarla a los ojos mientras lo hacía.
—Encantado. Y permítame decirle que rivaliza en belleza con La bella Simonetta. Especialmente después de haber escuchado la conferencia de esta noche. -Julia apartó la mano y la mirada. —¿Le apetece una copa? —le ofreció él, haciéndole un gesto a un camarero que se acercaba con una bandeja.

Pacciani brindó con ella haciendo chocar las copas y le deseó salud. Julia bebió el spumante Ferrari con agradecimiento, ya que le daba una excusa para apartar la vista de su interlocutor. Era encantador, pero no se fiaba de él. Y su apellido no ayudaba. El hombre le dedicó una sonrisa depredadora.

—Soy profesor de literatura. ¿y usted?
—Yo estudio a Dante.
—Ah, il Poeta. Yo también estoy especializado en Dante. ¿Dónde estudia? En
Florencia seguro que no —dijo adulador, recorriéndola con la mirada de arriba abajo y deteniéndose unos instantes en sus zapatos antes de volver a mirarla a la cara. Ella dio un paso atrás.
—En la Universidad de Toronto.
—Ah, canadiense. Una de mis antiguas alumnas está estudiando allí en estos momentos. Tal vez la conozca —dijo Giuseppe Pacciani, dando otro paso hacia ella. Sin corregirlo sobre su nacionalidad, Julia dio un nuevo paso atrás.
—No creo. La de Toronto es una universidad muy grande. -Él sonrió, lo que dejó al descubierto unos dientes muy blancos, que brillaban de
un modo extraño a la luz del museo.
—¿Ha visto ya la Liberación de Andrómeda, de Piero di Cosimo? —preguntó,
señalando una de las pinturas cercanas. Julia asintió.—Hay elementos flamencos en su obra, ¿no cree? Fíjese en las figuras de este grupo —añadió, señalando un grupo a la derecha del cuadro. Ella se desplazó hasta allí para verlo más de cerca. El hombre se acercó también y la contempló observar el cuadro, demasiado cerca para el gusto de Julia. —¿Le gusta?
—Sí, pero prefiero a Botticelli. -Mantuvo la vista clavada en el cuadro, esperando que él se cansara y se alejara.
—¿Es alumna del profesor Tomlinson? -Julia tragó saliva con dificultad.
—No. Yo... estudio con otros profesores.
—Tiene fama de ser muy buen docente, por eso lo han invitado, pero claro, los baremos de las universidades americanas son distintos de las europeas. La conferencia de esta noche ha sido una vergüenza. ¿Cómo descubrió usted a Dante?

Julia estaba a punto de discutirle su opinión sobre la conferencia cuando Pacciani levantó la mano y le tocó el cabello. Ella se encogió y se apartó bruscamente, pero el italiano tenía brazos largos y su mano la siguió. Julia abrió la boca para protestar, pero un gruñido cercano la interrumpió. Tanto Julia como el hombre se volvieron hacia el sonido y vieron a Louis, que lanzaba fuego por sus ojos azules. Tenía los brazos en jarras, lo que hizo que la americana se le abriera como las plumas de un pavo real enfadado. Dio un paso adelante, amenazador.

—Veo que ha conocido a mi fidanzata. Le sugiero que se meta las manos en los bolsillos si no quiere perderlas. -Pacciani frunció el cejo, pero en seguida sonrió educadamente.
—Es curioso. Llevamos varios minutos hablando y no le ha mencionado ni una sola vez.

Julia no quería que Louis le arrancara al hombre los brazos de los hombros. Sería una lástima que los impecables suelos de la galería de los Uffizi se mancharan de sangre. Para impedirlo, se interpuso entre los dos y apoyó una mano en el pecho de Louis.

—Louis, te presento al profesor Pacciani. Es especialista en Dante, como tú.

Cuando los dos se fulminaron con la mirada, Julia supo que Pacciani era la persona que había tosido tan groseramente durante la conferencia. El italiano alzó las manos, fingiendo rendirse.

—Mil disculpas. Debería haberme dado cuenta de que era suya por cómo la miraba durante la... charla. Disculpe..., Simonetta —añadió, mirándola con una sonrisa burlona. Al notar su sarcasmo, Louis dio un paso hacia él con los puños apretados.
—Cariño, tengo que buscar un sitio donde dejar la copa. —Julia la sacudió ante sus ojos, tratando de distraerlo. Louis se la arrebató de la mano y se la entregó a Pacciani.
—Estoy seguro de que sabrá dónde... ponerla.

Y agarrando a Julia de la mano se la llevó de allí. Los invitados se abrían a su paso como el mar Rojo, mientras atravesaban la sala Botticelli. Ella vio que todo el mundo los miraba y se ruborizó.

—¿A dónde vamos?

Louis la guió hasta una galería lateral y luego hasta el otro extremo de la misma, lejos de oídos indiscretos. Empujándola hacia un rincón oscuro, la colocó entre dos grandes estatuas de mármol de altos pedestales. Al lado de las gigantescas figuras, a ella se la veía muy pequeña. Louis le quitó el bolso de las manos y lo tiró al suelo. El sonido de la piel chocando con el mármol resonó por el pasillo.

—¿Qué estabas haciendo con él? —Sus ojos ardían, igual que sus mejillas, lo que no era habitual en él.
—Estábamos charlando de nada en particular...

Louis la agarró entonces por los hombros y la besó apasionadamente, enredándole una mano en el pelo y acariciándola por encima del vestido con la otra mano. La fuerza de su contacto la empujó hacia atrás, hasta que notó el frío de la pared de la galería contra la piel desnuda de los hombros. El firme cuerpo de él la apretó contra la pared.

—No quiero volver a ver las manos de ningún hombre tocándote. —Separándole los labios, le penetró la boca con la lengua, mientras le acariciaba la espalda con fuerza.

Julia se dio cuenta de que Louis había dejado de contenerse. Hasta ese momento había sido muy cuidadoso con ella. Pero ahora no lo estaba siendo en absoluto. Parte de ella se inflamó, desesperada por seguir hasta el final. Otra parte se preguntó cómo reaccionaría él si le pidiera que se detuviera. Levantándole una pierna, Louis se la enlazó detrás de la cadera y apretó, tratando de clavarse en ella. Julia lo sintió a través del tafetán del vestido, que crujía y se quejaba como una mujer sin aliento. Era evidente que también quería más.

—¿Qué tengo que hacer para que seas mía? —gruñó él, con la boca pegada a la de Julia.
—Soy tuya.
—No lo suficiente, al parecer. —Louis le succionó el labio inferior y se lo metió en la boca, mordisqueándoselo—. ¿No has entendido lo que trataba de decirte en la conferencia? Cada palabra, cada cuadro iba dirigido a ti. —La acarició por debajo del vestido, subiéndole la mano por el muslo hasta llegar al hilillo que le cruzaba la cadera. Se apartó un poco para mirarla a la cara.
—¿Hoy no llevas liguero? -Julia negó con la cabeza. —Entonces, ¿qué es esto? —preguntó, tirando del hilo.
—Bragas —murmuró ella. Los ojos de Louis brillaron en la penumbra.
—¿Qué tipo de bragas?
—Un tanga. -La sonrisa de él estaba llena de sensualidad.
—¿Y te lo has puesto para mí? —le susurró al oído.
—Sólo para ti. Siempre.

Sin previo aviso, Louis la levantó del suelo y la apoyó contra la fría pared. Con los labios pegados a su cuello, empujó con las caderas. Los largos y finos tacones de los zapatos de Julia se le clavaron en el culo y la miró enloquecido de pasión.

—Te deseo. Ahora.






Holaaaa!!
¿Qué tal les pareció el capítulo?
Espero que les haya gustadoooo
Comente  mucho
BESOSS, las adoroooo
la sigo pronto bye!
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por Invitado el Mar 22 Jul 2014, 8:15 pm

Su....musa   .  ,Louis tenia una cadena con puro blablabla   ,pero como eran indirectas hacia Julia y yo que pensaba  que al principio de la charla sobre las pinturas le estaba haciendo propuestas indecentes   .....Osea ese Giuseppe quien lo invito a meterse con Julia,por que Lucho no lo castro o algo   ...O si 1313 all night   Y LA DEJAS ASÍ EN EL COMIENZO DE LA ACCIÓN? .....SIGUELAAA  Jake 

















PD:estoy demasiado FELIIIZZZZ y llorando así que espero que la sigas...Mientras ayudo a que Vevo se vaya a llorar conmigo mañana    byeee   
 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por Anna. el Miér 23 Jul 2014, 4:43 am

Cada vez que Louis abría la boca en esa conferencia yo soltaba un ''Awww, me lo como'' porque todo tenía que ver con Julia, si es que es un amor.
Y el fulano ese con apellido de asesino italiano que? primero tocandome lo que no tengo en medio de la conferencia y luego acercándose a Julia con malas intenciones. Me ha encantado ver a Louis celoso, que amor.
siguela pronto, me encanta!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por Rachel116 el Jue 24 Jul 2014, 12:18 pm

¡Hola! ¿Qué tal estás?
Maldito idiota... ¡Voy a ir a tu casa y voy a darte una lección por ser tan maleducado! ¿Has visto V de Vendetta? Espero que no porque si lo has visto deberías de asustarte al decirte que ¡voy a hacértelo pasar mucho peor que V! ¡Lárgate para siempre idiota maleducado!
Ayyyyy Lucho es un amor, me llena el corazón de ternura con cada palabra que suelta. Ha sido una conferencia realmente entretenida y hermosa   
¡¿Louis va a hacerla suya en la pared del museo?! ¿En serio? jajajaj estos dos no pierden el tiempo... una vez perdida la virginidad me parece que van a hacer mucho... bueno... ya sabes... jejejej
Este capítulo realmente me ha encantado, y me encantado tanto que no voy a montarte la bronca por haber cortado el capítulo en el mejor momento posible.   Estoy haciendo un gran esfuerzo para contenerme, muy grande, en serio.
¡Sigue ya mismo la novela!
Besos xxx
Bye!!!
avatar


Ver perfil de usuario http://rachell116.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por karencita__mb el Vie 25 Jul 2014, 9:53 am

♕EagleKaulitz♕ escribió:
Su....musa   .  ,Louis tenia una cadena con puro blablabla   ,pero como eran indirectas hacia Julia y yo que pensaba  que al principio de la charla sobre las pinturas le estaba haciendo propuestas indecentes   .....Osea ese Giuseppe quien lo invito a meterse con Julia,por que Lucho no lo castro o algo   ...O si 1313 all night   Y LA DEJAS ASÍ EN EL COMIENZO DE LA ACCIÓN? .....SIGUELAAA  Jake 



Holaaa!!
Y habrá más cosas con Guisuppe   
Ahora la sigoooooooooo
BESOSS, gracias por comentar   















PD:estoy demasiado FELIIIZZZZ y llorando así que espero que la sigas...Mientras ayudo a que Vevo se vaya a llorar conmigo mañana    byeee   
 
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por karencita__mb el Sáb 26 Jul 2014, 1:29 pm

Anna. escribió:Cada vez que Louis abría la boca en esa conferencia yo soltaba un ''Awww, me lo como'' porque todo tenía que ver con Julia, si es que es un amor.
Y el fulano ese con apellido de asesino italiano que? primero tocandome lo que no tengo en medio de la conferencia y luego acercándose a Julia con malas intenciones. Me ha encantado ver a Louis celoso, que amor.
siguela pronto, me encanta!


Louis es el mejoooorrr  baba 
Se vendrán más cosas con Guisseppe  
Ahoraaaaaaa la sigooooo
BESOSS   
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por karencita__mb el Sáb 26 Jul 2014, 1:32 pm

Rachel116 escribió:¡Hola! ¿Qué tal estás?
Maldito idiota... ¡Voy a ir a tu casa y voy a darte una lección por ser tan maleducado! ¿Has visto V de Vendetta? Espero que no porque si lo has visto deberías de asustarte al decirte que ¡voy a hacértelo pasar mucho peor que V! ¡Lárgate para siempre idiota maleducado!
Ayyyyy Lucho es un amor, me llena el corazón de ternura con cada palabra que suelta. Ha sido una conferencia realmente entretenida y hermosa   
¡¿Louis va a hacerla suya en la pared del museo?! ¿En serio? jajajaj estos dos no pierden el tiempo... una vez perdida la virginidad me parece que van a hacer mucho... bueno... ya sabes... jejejej
Este capítulo realmente me ha encantado, y me encantado tanto que no voy a montarte la bronca por haber cortado el capítulo en el mejor momento posible.   Estoy haciendo un gran esfuerzo para contenerme, muy grande, en serio.
¡Sigue ya mismo la novela!
Besos xxx
Bye!!!

Holaa!!
Jajajja pensé que me decías a mi! Jajajaja
Ufffff Lou quiere hacerlo en todos lados
En serio no quería cortarlo ahí pero me falto tiempo entonces no puede hacer más
Y se que me vas a echar bronca en el sgte porque lo que queda del capítulo es poquito   
Ya la sigooooooooo
Besoooo   
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por karencita__mb el Sáb 26 Jul 2014, 1:51 pm

.

Capítulo Dos

Parte 2



—¿Qué tengo que hacer para que seas mía? —gruñó él, con la boca pegada a la de Julia.
—Soy tuya.
—No lo suficiente, al parecer. —Louis le succionó el labio inferior y se lo metió en la boca, mordisqueándoselo—. ¿No has entendido lo que trataba de decirte en la conferencia? Cada palabra, cada cuadro iba dirigido a ti. —La acarició por debajo del vestido, subiéndole la mano por el muslo hasta llegar al hilillo que le cruzaba la cadera. Se apartó un poco para mirarla a la cara.—¿Hoy no llevas liguero? -Julia negó con la cabeza.—Entonces, ¿qué es esto? —preguntó, tirando del hilo.
—Bragas —murmuró ella. Los ojos de Louis brillaron en la penumbra.
—¿Qué tipo de bragas?
—Un tanga. -La sonrisa de él estaba llena de sensualidad.
—¿Y te lo has puesto para mí? —le susurró al oído.
—Sólo para ti. Siempre.

Sin previo aviso, Louis la levantó del suelo y la apoyó contra la fría pared. Con los labios pegados a su cuello, empujó con las caderas. Los largos y finos tacones de los zapatos de Julia se le clavaron en el culo y la miró enloquecido de pasión.

—Te deseo. Ahora.

Con una mano, tiró del tanga hasta romperlo. Nada se interponía entre ellos. Louis se metió la diminuta prenda en el bolsillo de la americana. Para compensar el movimiento, Julia se apoyó más en él, con lo que le clavó los tacones en las nalgas con tanta fuerza que Louis hizo una mueca de dolor.

—¿Es que no sabes lo que me ha costado controlarme después de la conferencia? Al acabar quería cogerte en brazos y salir corriendo. Tener que charlar con la gente ha sido una tortura. Ojalá pudieras ver lo sexy que estás pegada a esta pared y rodeándome con las piernas. Así es exactamente como quiero verte. No. También quiero que digas mi nombre entre jadeos.

Cuando le pasó la lengua por la base de la garganta, Julia cerró los ojos. Sus pasiones luchaban con su mente, que le decía que le diera un empujón para apartarlo y reflexionara un momento. En ese estado, Louis era peligroso.

De pronto, oyeron voces que se acercaban por la galería y Julia abrió los ojos alarmada.
El sonido de pasos y risas se acercó. Louis le dijo al oído:

—No hagas ruido.

Julia sintió que sus labios, pegados a su piel, se curvaban en una sonrisa. Los pasos se detuvieron a escasos metros de distancia. Eran dos hombres que hablaban en italiano. Ella se esforzó por escuchar cualquier nuevo movimiento por encima de los latidos desbocados de su corazón. Louis seguía acariciándola suavemente, ahogando con su boca cualquier ruido que Julia pudiera hacer. De vez en cuando, le susurraba al oído frases que la ruborizaban. Uno de los hombres se echó a reír con ganas. Ella levantó la cabeza sorprendida y Louis aprovechó para besarle el cuello, mordisqueándole la delicada piel.

—Por favor, no me muerdas.

Las voces resonaban a su alrededor y las palabras de Julia tardaron unos segundos en atravesar la nebulosa en la que su excitación lo había sumido. Le apartó la cara del cuello.
Estaban tan juntos que Louis notaba el latido del corazón de ella. Cerró los ojos, como hipnotizado por su ritmo. Cuando volvió a abrirlos, el fuego había desaparecido de su mirada casi por completo.

Julia se había disimulado la marca del mordisco de Simon con maquillaje, pero Louis la encontró y la resiguió suavemente con el dedo antes de besársela. Negó con la cabeza mientras soltaba el aire muy lentamente.

—Eres la primera mujer que me ha dicho que no.
—No te estoy diciendo que no.

Al mirar por encima del hombro, Louis vio a dos caballeros de cierta edad, uno
de ellos el dottore Vitali, absortos en su conversación. Estaban tan cerca, que si miraban en su dirección los verían. Volviéndose hacia Julia, sonrió con pesar.

—Te mereces algo mejor que un amante celoso tomándote contra la pared. Y no me apetece que nuestro anfitrión nos encuentre así. Perdóname.

La besó y le recorrió el labio inferior con el pulgar, limpiándole el carmín que había manchado la blanca piel de su barbilla.

—No pienso perder la confianza que vi ayer en tus ojos. Cuando recupere el juicio y tengamos el museo para nosotros solos... —Los ojos de Louis se oscurecieron de deseo mientras fantaseaba—. Tal vez otro día.

Apartándose los tacones de la espalda, la dejó en el suelo, inclinándose para colocarle bien el vestido. El tafetán susurró al sentir sus manos y luego se quedó en silencio, desolado.
Por suerte, el dottore Vitali y su acompañante eligieron ese momento para marcharse. Sus pasos sonaban cada vez más débiles mientras se alejaban.

—El banquete no tardará en empezar. Si nos marcháramos ahora sería un insulto, pero ya verás cuando lleguemos a la habitación. —La miró fijamente—. La primera parada será contra la pared de la entrada.

Ella asintió, aliviada al ver que ya no estaba enfadado. Aunque se sentía un poco nerviosa, reconocía que la perspectiva de un polvo contra la pared la excitaba.

Louis se puso bien los pantalones y se abrochó la chaqueta, intentando calmarse. Trató de peinarse con los dedos, pero lo único que consiguió fue que pareciera aún más que acababa de arrastrar a su amante a un rincón oscuro para un asalto de sexo museístico.
(El sexo museístico es una aflicción muy característica de ciertos académicos, pero nadie debería despreciarlo sin haberlo probado alguna vez.)

Julia le arregló un poco el pelo y la corbata y se aseguró de que no tuviera labial en el cuello de la camisa ni en la cara. Cuando acabó, Louis recogió el bolso y el chal y se los dio, acompañados de un beso. Con una sonrisa traviesa, se guardó el tanga más profundamente en el bolsillo.

Ella dio un paso adelante, insegura, pero la sensación de no llevar ropa interior le resultó agradable y liberadora.

—Podría beberte como si fueras champán —susurró Louis. Ella se puso de puntillas para besarle la mejilla.
—A ver si me enseñas tus trucos de seducción.
—Sólo si tú me enseñas a amar.

La acompañó hasta la sala de la planta baja donde el banquete estaba a punto de empezar.

* * * * *

El profesor Pacciani llegó tambaleándose al edificio de los apartamentos cercano al palacio Pitti a altas horas de la madrugada, lo que no era del todo infrecuente.

Buscó las llaves, maldiciendo cuando se le cayeron al suelo y luego entró en el piso. Antes de dirigirse hasta su estudio, arrastrando los pies, entró un momento en la habitación donde dormían sus hijos gemelos de cuatro años y les dio un beso en la cabeza.

Mientras esperaba a que el ordenador se encendiera y se cargara el correo, se fumó un cigarrillo. Sin mirar los mensajes de la bandeja de entrada, redactó un breve mensaje para una antigua alumna y amante. Desde su graduación, habían perdido el contacto.

En el correo mencionó que había conocido al profesor Tomlinson y a su jovencísima fidanzata canadiense. Comentó que, aunque le había gustado la monografía que Tomlinson había publicado en la Oxford University Press, la conferencia había pecado de una pseudointelectualidad que estaba fuera de lugar en un ámbito académico. Uno debía decidir si quería ser un intelectual y un académico o si quería hacer carrera entreteniendo al público. No se podían hacer las dos cosas a la vez. Pacciani le preguntó también con bastante grosería si aquello era lo que se consideraba excelencia en las universidades norteamericanas.

Acabó el correo electrónico con una explícita y detallada descripción de lo que podía ser su próximo encuentro sexual, en primavera, si a ella le fuera bien. Tras apagar el cigarrillo, se reunió con su esposa en el lecho conyugal...






Holaaaa!!
¿Qué tal les pareció el capítulo?
Espero que les haya gustadoooo
Se que es cortísimo el cap pero si comentan mucho la sigo yaa :)
BESOSS, las adoroooo
la sigo pronto bye!
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por Anna. el Sáb 26 Jul 2014, 2:51 pm

Sii, por favor, sube otro capítulo!!!
el tipo este cada vez me cae peor ¡está casado!! y le tiraba los tejos a Julia, y aun por encima tiene una amante que no sé por que me da que es cierta jovencita con las hormonas alteradas que andaba tras el profesor Tomlinson.
Casi lo hacen en el museo!! Louis reaccionó a tiempo de cometer una locura, pero a mi no me importaría en absoluto que la cometiesen
Siguela por favoooor
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por Rachel116 el Dom 27 Jul 2014, 7:31 am

Pues sí, has acertado, te voy a echar la bronca porque ha sido un capítulo extra mega corto y estoy muy enfadada de que hayas subido un capítulo tan corto   Y además tengo más motivos para estar enfadada.... me han borrado la primera parte de la última temporada de EDMH y estoy... no tengo ni palabras para describirlo. He perdido comentarios maravillosos, comentarios que de vez en cuando leía para sentirme mejor. Era la novela que más visualizaciones había conseguido de entre mis historias. Digamos que era uno de mis mayores en elforo y de golpe, por un fallo del staff, ha desaparecido. Estoy... pues te lo imaginarás, alucinando.

En lo que se refiere al capítulo solo puedo decir que si esa maldita zorra es Christa, voy a sacar toda mi ira del interior y voy a convertirme en una criatura mucho más peligrosa que el increíble hulk que va a matarla, pero antes la torturaré un poquito. Vamos a hacer un homenaje a una de las más grandiosas películas de la historia, El silencio de los corderos.
Y tu, cariño, eres un fracaso para Italia. Se supone que todos los italianos son sexys, con buen moreno y capaces de enamorarte y hacerte suspirar con solo una frase. Tu, querido Pacciani, ¡eres una auténtica mierda y además un cabrón que engaña a su esposa!
Espero que sigas la novela cuanto antes porque si no, a mi, me va a dar algo.
Besos xxx
Bye!!!
avatar


Ver perfil de usuario http://rachell116.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por karencita__mb el Mar 29 Jul 2014, 7:06 pm

Alguien que comente?  sad 
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por Invitado el Mar 29 Jul 2014, 8:02 pm

PERDÓN,PERDÓN,PERDÓN,POR NO HABER COMENTADO  .Lo se,soy pésima lectora   ,pero vengo a decir que tendrás que pagar el hospital,por no seguirla y por explotarme los ovarios  .


_Wow Louis pedazo de cachondo   ,nada mejor que tener ''cositas'' mientras casi te pillan   .Pero si no fuera por esos malditos chismosos que no tiene mejores cosas que hacer   ,Nos hubiéramos aprendido los nombres y apellidos de Julia y Louis a gritos  .Si así serán estos dos,no me los imagino mas adelante     .MALDITO PACCIANI ,QUE ACASO TODOS LOS PROFES SON CACHONDOS?  fffuu ,y encima tiene esposa el degenerado   
_Esperare cap         asi....subeeeee   
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por saritaa el Jue 31 Jul 2014, 3:29 pm

Eyy soy nueva lectora :3, hace unos dias encontre el enlace de la primera temporada, buah yo queria comentar pero como estaba termina pues ... Supuse que seria una triologia y me alegro de que lo sea :'D. Bueno comento el capi jejejej, me encanta los hombres con traje, los hacen tan ahajaks nose. Cuando le ha tirado el bolso al suelo estaba como ay mai D'':, no me ha gustado la actitud de louis por que lo ha hecho por los celos, como tu ser mia yo demostrar que tu lo ser... Va nose si me explico bien xD. Bueno bueno si christa es la que los jode por asi decirlo yo no se de que se queja la perra si ella tambien estuvo lia con un profesor x'D. Y encima que este esta casao verguenza deberia darle. Por que louis y julia es diferente ellos estan enamorados y se conocian desde hace tiempo. Pero la otra seguro que era por vicio, por la pobre es muy guarra xD. Y yo queria decir algo sobre simon mas vale lobo que zorro callao. Ya ves anda que no sabia yo que este era un zorro callao cuando dijo lo de los videos. Pobre julia me da pena que haya sido utilizada por ese desgraciao que no tiene donde caerse muerto. Por cierto julia es muy inocente para los años que tiene yo pillaba las indirectas de louis y ella no y yo como vale ._., bueno puede que yo sea especial xD. Madre mia como extresa escribir con el movil D;. Bueno si tenia algo mas que decir se me a olvidado xD. Espero tener el tiempo para comentar siempre. Sube cuando puedas, la espera sera merecida :3. Byeee xxxxxx
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ÉXTASIS de Louis [Hot-Erotica] 2da Temporada [TERMINADA]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 31. Precedente  1, 2, 3 ... 16 ... 31  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.