O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» the worst of times.
Hoy a las 9:36 am por zuko.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 8:17 am por blackstairs

» Distant stars come in black or red | PVT
Hoy a las 8:15 am por blackstairs

» bitter battlefield.{fichas/expedientes.
Hoy a las 7:14 am por rumancek.

» Guerra de Sexos; muro.
Ayer a las 10:49 pm por jackson.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Ayer a las 10:44 pm por AngelMalfoy

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Ayer a las 10:36 pm por AngelMalfoy

» Half-Cold Half-Hot
Ayer a las 9:32 pm por Kurisu

» cockamamie dreamer ~
Ayer a las 9:28 pm por Ritza.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Jue 03 Jul 2014, 4:11 am

♡:
.
Catherine Lowrey
Los recuerdos tristes dormitan largo tiempo en una de las innumerables cavernas de la memoria.
Nombre completo. Catherine Susan Lowrey.
Edad. 18 años.
Descripción Psicológica. Su corazón es duro como una piedra y su alma vive atormentada por los terribles sucesos de un trágico pasado, convirtiéndola en un ser que a olvidado lo que es la felicidad y el amor. Sin embargo, Catherine no siempre fue así. Ella solía ser como una luz que iluminaba la oscuridad en tiempos difíciles. Sus allegados recurrían a ella en busca de algo que terminara con su infelicidad, y Catherine les otorgaba sus mejores momentos, solo para dibujar una sonrisa en ese triste rostro que lo único que deseaba era un buen consejo y un cariñoso abrazo que borrara aquella agonía. 
Siempre fue una chica en extremo curiosa. Como ese tipo de persona a la que le sucede algo por el simple hecho de no prestar atención. Todos sus días son como un episodio de survive, nunca sabe que se metió en un lío hasta que comienza a correr. Su inteligencia y astucia son su única salvación de las consecuencias que acarrea el ser en extremo distraída.
A pesar de que la chica bondadosa del pasado se a extinguido, aún es amable con cierto tipo de personas. Su lema es: como me trates te tratare. Pero, puede que guarde una pequeña mentira, y la verdad sea: como me trates te tratare el doble. Puede llegar a ser algo bueno para aquellos a quienes tiene cariño, pero para enemigos es algo realmente malo. Catherine no conoce el significado de las palabras: limites y autocontrol. Y si estas dos palabras van ligadas, solo es cuestión de un pequeño insulto o una amenaza para que la bomba explote.
Su cólera no conoce limites, si te metes con ella, te has ganado un boleto de primera clase con destino al infierno o al hospital si decide ponerse violenta. Catherine nunca olvida, y cuando se propone hacer la vida de alguien miserable, no para hasta lograrlo. Nadie nunca entendió como la dulce Catherine pudo cambiar tanto de la noche a la mañana. 
Eso es algo que solamente ella sabe.

Rol. Harry Styles
Texto de tú autoría.
Spoiler:
Abrí los ojos por primera vez una calurosa mañana después de que el doctor Engels abriera mi cabeza con un bisturí. Al mirar el calendario y el reloj de pared, note que eran las seis de la tarde del 19 de junio. La anestesia debió haber estado excelente como para hacerme dormir dos días seguidos. Aunque debido a todo ese asunto de haberme perforado el cráneo, comenzaba a dolerme la cabeza.
A mi alrededor solo había maquinas, sillones, plantas artificiales y un enorme y sonriente peluche de Winnie Pooh sentado sobre mis pies. Este llevaba un globo de helio atado a su brazo, el cual, con letras grandes y rojas tenía escrito: ¡Felicidades por tus gemelos! —¿Salí del quirófano o del piso de maternidad?—, pensé.
La puerta se abrió y Henry, mi hermano, entro con unas enormes ojeras bajo sus ojos en señal de no haber dormido. Henry era mayor que yo por tan solo diez años. A sus 25 ya vivía solo con su novia y un lindo bebe de un año llamado Luke.
—¿Qué te parece? —pregunto señalando el peluche y el globo.
—¿El peluche es para mis niños? Henry, dile a la enfermera que traiga a mis bebes por favor —suplique.
—El doctor Engels dijo que por lo pronto se quedarán en tu cerebro —bromeo—, y los llamo tumores, no bebes.
—Si mamá te hubiera escuchado —contesté—, probablemente tuvieras su mano marcada en tu mejilla.
—Entonces será mejor que me callé porque venía detrás de mí junto a papá y Engels—dijo sentándose a mi lado.
La puerta se abrió de nuevo y por ella entraron el sonriente doctor Dale y mis demacrados padres. Después de casi una semana sin dormir, el terrible aspecto de mamá y papá estaba más que justificado. Ella lucía agotada y parecía que en cualquier momento sufriría un desmayo, mientras papá parecía haber pasado seis meses en un reality de supervivencia del amazonas. El hombre lucía como un tarzan con la barba de Albus Dumbledore y la ropa de un hombre que fue atacado por un tigre y después revolcado en el lodo.
—¿Cómo te sientes, Daphne? —pregunto Dale.
—Incomoda —respondí señalando el globo.
—Solo había globos de maternidad —se excusó Henry—, y uno muy gracioso sobre una vasectomía.
—Hubiera preferido el de la vasectomía.
Dale y mi padre soltaron una carcajada mientras el primero se acercaba a mí con una inyección en la mano. Mire de reojo a mi madre, que no había parado de llorar desde que la resonancia magnética confirmo que había un tumor en mi cerebro hace casi una semana.
—Todo estará bien, mamá —dije estirando mi brazo para tocar su mejilla.
—No te dejaré morir —se repetía a sí misma con los ojos cerrados.
Aunque sus palabras tenían los mejores deseos, no me hacían sentir mejor. El hecho de que mi madre estuviera tan aferrada a no dejarme morir me lastimaba en lo más profundo. Simplemente, porque sabía que las probabilidades de llegar a la edad de mis padres, incluso a la de Henry, eran muy pocas o nulas. Y mi madre, aun así, tenía esa esperanza de que un milagro divino me salvara la vida.
—Dale —hablo mi padre—, ¿Cuáles fueron los resultados de la biopsia?
—Efectivamente hay un tumor —respondió—, no podemos extirparlo así que Daphne tendrá que recibir quimioterapia y radioterapia para mejores resultados.
Mamá se abalanzo sobre mi cuerpo y me abrazo con fuerza, Henry apretó mi mano y mi padre acaricio mi cabeza. O mejor dicho, los vendajes que cubrían mi cabeza.
—El tumor cerebral se formó por causa del cáncer de médula que Daphne tuvo hace unos años —prosiguió Dale—, por lo que es muy probable que este haya vuelto…
Los fuertes sollozos de mi madre no me permitieron seguir escuchando. No había soltado ni una sola lagrima durante toda mi estancia en el hospital. Sin embargo, ahora no podía evitar que unas cuantas escaparan de mis ojos. Era algo desagradable hacer sufrir de esa manera a una persona a la cual le tenía tanto cariño. Si hubiera estado en mis manos, hubiera muerto en aquel momento para no prolongar su agonía.
—Si el tratamiento funciona, desde hoy podremos alargar su vida unos cinco años más.
—¡Solo cinco! —grito mamá—. ¡Está queriendo decir que mi hija morirá a los 20 años!
—Haré todo lo posible para que llegue a los 20 años —contestó Dale.
Mamá se levantó y paró de llorar, pero la expresión en su rostro daba claras señales de un terrible sufrimiento, como si hubiera quedado en estado de shock.
—Los dejare solos.
Dale apretó mi mano y después de regalarme una sonrisa, salió. Entonces abrí la boca.
—Véanle el lado positivo, tendrán cinco años para planear una gran fiesta de despedida —bromee—, seré mayor de edad para entonces, así que pueden llevar strippers.
—Esto no es un juego, Daphne —me reprendió mi madre—, y no tendrás ninguna fiesta de despedida, porque no vas a morir.
—Claro que voy a morir mamá —dije de lo más tranquila—, y por favor que los strippers vayan vestidos de bomberos.
—No vas a morir porque yo no lo voy a permitir —defendió—, te vas a recuperar y cuando lo hagas…
Su voz se cortó y sus ojos se volvieron a llenar de lágrimas. La situación la estaba destrozando, así que unos segundos después de haber perdido el habla, salió de la habitación con mi padre detrás de ella, dejándonos a Henry y a mí solos.
—¿Qué se sentirá que te hagan una vasectomía? —le pregunte a mi hermano después de un largo silencio.
Spoiler:
El avión que trasladaba a la banda al continente americano llegaba al final de su viaje justo a las cinco de la mañana. Los chicos dormían plácidamente sobre los sillones de piel color beige de su jet privado, sin saber lo que les esperaba al bajar de su avión. Estaban tan exhaustos y concentrados en su sueño que no lograron darse cuenta cuando una de las puertas se abrió, dejando entrar una brisa helada que ni siquiera les hizo cosquillas. Por la misma puerta que segundos atrás había sido abierta entro un hombre de traje, alto y a pesar de sus cuarenta años aún mantenía todo su cabello, esté de un color cobrizo y sin ningún rastro de canas. Peter sonrió y cruzo sus brazos mientras observaba a los cinco jóvenes que desde ahora trabajarían para él y para sus seis adoradas hijas.
—Evan -se dirigió Peter al chico que se encontraba a sus espaldas-. Llama a Simon y dile que han llegado sanos y salvos.
—Sí señor.
El chico de tan solo 20 años de edad era la mano derecha de Peter. Evan conocía al señor Cartwright desde que podía recordar. Sus padres, quienes habían sido íntimos amigos de Peter, habían muerto en un terrible accidente automovilístico años atrás, y desde ese día, Peter le había dado un hogar a Evan junto a él y sus hijas. Ya que, su esposa Meredith había muerto recientemente, y Peter estaba seguro que las niñas encontrarían consuelo en aquel niño que al igual que ellas, había sentido aquel horrible dolor de perder a uno de su madre, o en ese caso, padre y madre.
Evan bajo del avión y Peter decidió que era hora de dar la bienvenida a los recién llegados. El señor comenzó a caminar por el ancho pasillo del jet con bastante confianza y en el camino les fue arrebatando los cobertores a los chicos de un jalón. Al sentir el frió que se colaba por la puerta abierta, comenzaron a despertar.
—¡Despierten inútiles, hoy tendrán mucho trabajo y si quieren comer tendrán que terminarlo antes del mediodía!
Niall fue el primero en abrir los ojos, preso por el mal humor que le provoco su sueño interrumpido. El rubio tomo su cobertor y se cubrió de nuevo dispuesto a seguir durmiendo. Sin embargo, Peter se dio cuenta y se lo arrebato por segunda vez.
—¡Quién demonios crees que eres para…!
Una mirada fría y matadora por parte de Peter le cerró la boca antes de terminar su oración. Los demás despertaron y se miraron confundidos ante la inesperada presencia de aquel desconocido que los había despertado con tanta agresividad y además les había insultado. Estaban asombrados de que un viejo cualquiera le faltara al respeto a la banda más exitosa del momento.
—¿Qué clase de recibimiento es este? -pregunto Liam, ofendido-. ¿Acaso no sabes quiénes somos? Será mejor que recompenses esto de inmediato antes de que hablemos pestes de la hospitalidad de este lugar.
—Yo los recibo como me venga en gana, y más vale que bajes el tono de voz pequeño insolente -respondió Peter.
—Te daré 60 segundos para que te disculpes, o llamare a nuestro representante para que nos saque de este lugar –amenazo Harry.
—Ignorare tu comentario –índico Peter revolviendo los rizos del chico-. Muy bien inútiles, antes de explicarles la razón de este recibimiento tan hostil, déjenme presentarme: mi nombre es Peter Cartwright y desde este momento, ustedes trabajan para mí y para mi familia.
Una fuerte carcajada por parte de los cinco hizo eco en cada rincón del avión. Peter frunció el ceño y se dispuso a reír por un momento junto a ellos, pensando que merecían un momento agradable antes de su merecida intervención.
—Mira anciano -hablo Louis sin temor-. Será mejor que te disculpes y te largues, estamos cansados por el viaje y queremos ir al hotel para descansar antes de ir a divertirnos a la playa.
Louis se levantó con toda la confianza del mundo y con su brazo dio un empujón a Peter para quitarlo del camino. Pero el anciano, como había sido llamado anteriormente, con mucha más fuerza  lo arrojo a su asiento logrando llamar la atención de todos y haciendo empalidecer a Louis.
—Louis Tomlinson, pronto te enseñare lo que significa la palabra respeto –le dijo Peter-. Ya arreglare esas personalidades tan groseras que llevan cargando por años.
El señor Cartwright arreglo su saco y dio la media vuelta para bajar del avión, pero antes de salir se giró hacia los chicos.
—En cuanto razonen y estén preparados para salir, una camioneta los estará esperando afuera, sus pertenencias ya no están a bordo si no en camino a mi casa. Les recomiendo que no tarden mucho tiempo o el transporte se ira y tendrán que caminar varios kilómetros para llegar a mi mansión. Bienvenidos a Tennessee chicos.
Horas después y unos cuantos kilómetros hacia el este, las hijas de Peter llegaban a la propiedad y las grandes puertas principales de la mansión Cartwright se abrían después de haber estado años bloqueadas por un pesado candado. Una nube de polvo se alzó hacia las seis chicas y sus acompañantes, y nadie pudo entrar hasta que la nube se dispersó.
Las primeras en ingresar fueron las gemelas Celeste y Belén, seguidas por sus cuatro hermanas: Carolina, Emily, Skylett y Heather. Ya adentro, las hermanas se quedaron en la estancia principal observando asombradas cada detalle de la casa en la que vivieron su feliz niñez y pasaron sus últimos minutos con su madre, Meredith. Mientras, sus chóferes subían a las habitaciones para dejar las pesadas maletas de las Cartwright en su lugar, y después de terminar sus cortas tareas que consistían en dejar la casa un poco más decente, retirarse.
—Habrá mucho que ordenar aquí -índico Belén, observando las blancas y polvorientas sábanas que cubrían gran parte de los muebles-. No pienso dormir en este lugar hasta que esté completamente limpio.
—La limpiadora compulsiva que llevas dentro nunca te abandona hermana -se dijo para sí misma Heather, pero al notar la mirada de Belén supo que lo había dicho en voz alta e inmediatamente agrego más dialogo-. Pero me parece correcto que quieras dormir en un lugar limpio y ordenado.
—Si me disculpan -interrumpió Emily-. Estoy cansada e iré a descansar un rato a mi antigua habitación, avísenme cuando llegue papá, necesito hablar con él.
—Cuando llegue papá o cuando lleguen los chicos -pensó en voz alta Heather. Cinco miradas se posaron en ella y la castaña se ruborizo-. Iré a mi habitación a taparme la boca con cinta adhesiva.
—Te ayudamos -dijeron Belén y Celeste al mismo tiempo.
Cuatro de las seis chicas desaparecieron de la estancia y solo quedaron Carolina y Skylett. La más pequeña se encontraba algo incomoda en la propiedad. No tenía recuerdos felices de Arkansas como sus hermanas mayores. Ni siquiera sabía cómo sería su vida en el campo después de tantos años viviendo en esa gran ciudad, y además, saber que compartiría techo con cinco desconocidos no le ayudaba a calmar sus nervios. Skylett miro a su hermana y se acercó a ella rodeándola con su brazo para dar apoyo. Aunque, el momento fraternal solo duro poco, ya que segundos después Peter y Evan aparecieron en la puerta.
—¿Ya no estas molesta conmigo? -pregunto Peter a Skylett.
A Skylett no le parecía correcta la decisión de su padre. Para ella, las personas superficiales y arrogantes jamás cambiaban.
—Esos chicos nunca cambiaran padre –contestó Skylett con frialdad-. Solo estás perdiendo tu tiempo y estás haciendo perder el mío para traerme a esta pocilga y alejarme de mis amistades.
—Con el tiempo me darás la razón hija.
La rubia mordió su lengua para no contestarle una grosería a Peter y comenzar una fuerte discusión, que era lo más común entre ellos. Así que, salió por la puerta directo a los establos donde su caballo preferido la esperaba. Carolina se acercó a su padre y lo abrazo.
—Yo no estoy molesta -dijo con una gran sonrisa-. Sé que Simon y tú quieren ayudar a esos chicos y estoy segura que lo lograran.
—Por lo menos una de las seis está a mi favor -contestó lanzándole una mirada a Evan para que se fuera.
—¿Dónde los dejaste? -pregunto Carolina, refiriéndose a los chicos-. ¿Por qué no entraron contigo, escaparon?
—Claro que no, están en la camioneta, se rehúsan a bajar.
Y Peter estaba en lo cierto. A unos diez metros del enorme portón, los chicos se encontraban al borde de la deshidratación en la camioneta. Peter, en un acto de maldad, había cerrado las puertas, subido las ventanas y dejado dos guardias para evitar que salieran hasta que ellos se disculparan y aceptaran entrar a la propiedad. Para lo cual, no faltaba mucho.
—¡No hay señal! ¿Por qué mierda no hay señal?-se desesperó Niall pateando la puerta con furia.
—¡Hey tú, no se patea la puerta! –le grito un guardia.
Niall asintió y volvió a su posición un poco intimidado por la mirada que le lanzo el guardia. Louis comenzó a burlarse de él.
—Nena –dijo el ojiazul.
—No comiencen a pelear –ordeno Zayn-. No estoy de humor para aguantarlos, aún sigo sin poder creer que Simon nos dejara a cargo de un loco que vive en medio de la nada y piensa que seremos sus sirvientas.
—Debí imaginarlo –continúo Harry-. ¡Como pudimos permitir que nos engañaran! ¿Ahora qué demonios vamos a hacer?
—Deja de quejarte José -le interrumpió Peter, abriendo la puerta de la camioneta-. Discúlpense ahora para que puedan salir, tienen que comer algo y no estoy de humor para aguantar sus aires de diva.
—Soy Harry no José -lo corrigió casi gritándole.
—Yo soy tu jefe ahora y te llamare como se me plazca, así que más te vale ir cambiando esa actitud -le amenazo.
—¿Cuánto tiempo estaremos aquí? -pregunto Niall con impaciencia.
—Eso dependerá de ustedes, de mí y de Simon. Pero, primero necesito hablarles de algo muy serio e importante para mí. Después, cuando me hayan escuchado, podrán hacer todas las preguntas que deseen.
—No escuchare nada de lo que tengas que hablar, me iré de aquí en cuanto pueda -aclaro Zayn-. Ni siquiera te darás cuenta cuando lo haga.
—Vas a escucharme, puberto, o sino comenzaras a trabajar desde ahora. Mis hijas están cansadas por el viaje y necesitan…
—¿Hijas? -pregunto Harry -. ¿No mencionaste nada de vivir con chicas?
—Mencione una familia, y justo de eso quería hablarles, de mis seis hijas –contesto Peter-. Vivirán con ellas y conmigo.
—Eso no será ningún problema -interrumpió Louis llevándose sus manos a la nuca.
—Simon me pidió que no fuera rudo con ustedes -siguió hablando, tratando de olvidar el comentario del ojiazul-. Pero no me dan confianza. Así que, les advierto, solo se acercaran a ellas cuando yo ordene, tendrán estrictamente prohibido entrar a sus habitaciones a menos que sea para limpiar, y si los veo molestándolas yo mismo me encargare de mandarlos a dormir a los establos con los caballos. ¿Entendido?
Los cinco asintieron sin decir una palabra, logrando que Peter sonriera satisfecho.
El moreno asintió bastante enojado y con ganas de golpear al hombre. El cual, justo cuando los chicos comenzaron a bajar, los detuvo.
—¿Y la disculpa?
Muy a su pesar, los cinco tuvieron que disculparse individualmente por su actitud para poder entrar a casa. Hasta entonces Peter les permitió la entrada, sin saber, que no solo los dejaba entrar en su casa por primera vez, si no también, a su vida y a la de sus hijas.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por jackson. el Jue 03 Jul 2014, 7:59 am

(♡):
Solane Barstow
If you give up when it's easy, imagine when it is difficult[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Nombre completo. Solane Barstow Phillips
Edad. 17
Descripción Psicológica. Normal. Es una palabra que tiene mucho significado en los adolescentes, esto quiere decir que ni tan mala ni tan buena: solo ella misma. Su gentileza es lo que la caracteriza, nunca defrauda a nadie y siempre trata de hacer feliz a la gente. Solane es una chica bastante fiestera, no se perdería esa fiesta por nada del mundo; lo único malo de las fiestas es que no sabes lo que sucederá en ellas. Ella tiene una mente absolutamente inocente, nunca pensó que su novio la fuera a drogar, pero tampoco pensó que fuera a presenciar un acto de suma crueldad.
¿Dónde quedo aquella chica gentil? Todos se preguntaban al ver ahora a la pequeña Solane, ella cambio demasiado después de aquella fiesta, toda su gentileza, bondad y demás, desaparecieron por completo y nadie sabe el por qué. Ahora ella es una chica con problemas de drogadicción, y lo único que quiere es olvidar aquel día.

Rol. Otro Artista {Jake Harries}
Texto de tú autoría.
Fake boyfriends:
Mis padres creen que pueden controlar mi vida —tal vez si pueden hacerlo— pero no tienen la suficiente atención en mí como para darse cuenta de que hay cosas que pueden tener doble cara. No soy una chica que le guste ir por la vida engañando y mintiendo a la gente que quiere, al contrario, siempre me esfuerzo para que mis padres estén orgullosos de mí, nunca en mi vida los lastimaría pero hay límites que no pueden pasar y esos límites se llaman: NOVIOS.
Mis padres están de acuerdo en todo lo que hago —excepto por una cosa— ellos creen que debo de tener un novio que me haga sentir querida y amada, que tenga una familia de muy buen ver y que el muchacho deba de ser trabajador y caballeroso. Amo a los chicos que mis padres me buscan como novios pero después de unas semanas, ellos se vuelven un poco aburridos en todos los sentidos, me encantaría encontrar un chico que no se preocupen por lo que digan de él, que no demuestre ser un total caballero para demostrarme que me quiere ¿acaso es mucho pedir? Yo simplemente creo que no. Hay veces que quiero escapar y colocarme otro nombre, solo para divertirme un poco como las demás chicas de mi edad. Mis padres creen que un día me casaré con un hombre de bien y que sea el hombre más caballerosos de vez en cuando, no digo que a ninguna chica no le guste que le abran la puerta de automóvil, o que la inviten a algún lugar para cenar, no está mal visto en los chicos, pero es como una rutina diaria y eso tarde o temprano se vuelven completamente aburrido.
Mi madre cree que soy el tipo de chica que siempre está pensando en malgastar el dinero en ropa, zapatos y en todas esas cosas que se hacen las chicas que parecen barbies. Yo preferiría malgastar mi dinero en libros o en otras cosas que necesitara para mi uso o para el de alguien más, pero bueno mi madre sobrevalora las cosas materiales como esas.

×××

— Alexandra, me encantaría que me acompañaras de compras—escuche la voz de mi madre detrás de mi puerta.
— Bueno… tenía planeado estudiar para mis exámenes finales—conteste mientras me dirigía hacia la puerta y la abría.
— Alex, eres muy inteligente y pasaras tus exámenes—sonrió mi madre, mientras me colocaba una mano en mi hombro— además solo será una hora, no te llevara mucho tiempo. Lo juro
Suspire rendida— Está bien, solo no tardes mucho comprando.
Mi madre podría convencerme hasta de saltar un edificio por ella, bueno quizás no lo haría; pero uno nunca sabe hasta dónde llegan sus límites. Estaba pensando que mi madre era la que iba a comprar ropa, pero estaba demasiado equivocada; la ropa y los zapatos no eran para ella, sino, para mí. Algo que me molestaba de mi madre era que tomara decisiones por mí, cuando tenía siete años mi madre escogió a mi pareja de baile del instituto, lo peor era que había escogido al chico que le había dicho que me gustaba —alto, creo que eso no era lo peor— ella le había dicho que yo quería con él y que si estaba de acuerdo cuando creciéramos nos casaríamos, y seriamos una feliz pareja —¿saben que es lo peor?— que duramos casi medio año siendo “novios” y que hoy en día, cada vez que nos vemos por la calle ambos bajamos la mirada y procuramos no hablarnos.

×××

Regresamos a casa después de cinco horas y 25 tiendas de ropa y zapatos recorridas, no puedo creer que mi madre me haga comprar ropa que raramente use. Todas las chicas desean tener una madre como la mía, pero yo lo único que deseo es estudiar para mis exámenes, solo quiero aprobar las materias y no quedarme en el verano haciendo actividades extracurriculares con los demás jóvenes que no aprobaron.
Son las 10:45 de la noche —tal vez, si estudio una hora pueda grabarme la información en mi cabeza— lo único que me quedaba era rezar por qué no cayera dormida sobre mis libros de Química y Física. Intentaba memorizar lo más importante de ambos libros, pero dudo que pudiera grabarme más de 300 páginas con ideas demasiado importantes para mí o para los profesores.
Casi medianoche y yo seguíamos estudiando— parezco zombie, intentando entrar a un lugar que puede que esté cerrado por dentro. Solo que aquí intento aprender cosas que ya no quieren entrar a mi cerebro —esta era la última vez que acompañaba a mi madre de compras, gracias a ella hoy no dormiría mis horas completas y mañana terminaría con unas ojeras que ni con un poco de maquillaje se podría ocultar.
Lo único que me quedaba era seguir estudiando o ir a dormir, bueno pues yo optaba por la segunda opción y me iría a dormir. No pensaba desperdiciar ni un minuto más de mí preciado sueño por meter información a mi cabeza, quizás mañana tendría un poco de suerte y me acordaría de todo lo que había estudiado.
No puedo creer que no pudiera audicionar para Justin, esto es algo trágico.    Bueno sin en cambio la idea es bastante perfecta, siento que la trama me atrapa esto rimo y más porque eran los Bieber’s los que salían ahí.    Bueno aquí está la ficha, espero que te guste y siento que la D.P. es bastante corta but… no tengo mucha inspiración   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Jue 03 Jul 2014, 8:09 am

Recuerdo bien las anteriores audiciones pero no la razón por la que no audicioné. La idea es realmente llamativa y original (en realidad me encanta), de otra forma no estaría acá, no me podía privar de intentar escribir para esta colectiva. No creo que haya dudas de por quién iré y, a penas la termine, postearé mi ficha. Muy buena idea. ♡
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue 03 Jul 2014, 12:02 pm

♡:

Beverly Rosenfeld
i don't care, i want to be the best.
Nombre completo. Amira Beverly Rosenfeld.
Edad. 18 años.
Descripción Psicológica. Independiente y segura de sí misma. Algo que la caracteriza es su gran temperamento y su constante insistencia de no necesitar ayuda de nadie para nada. Se podría decir que no posee problema alguno en lo que respecta a su autoestima y seguridad. Es subestimada a diario por sus apariencias cuando la verdad es que, Beverly es una chica muy fuerte. Sabe que es buena en lo que hace, sabe de los atributos que posee y sabe muy bien los conceptos que la gente tiene de ella. Suele estar a la defensiva la mayor parte del tiempo y al ser extremadamente cerrada con la gente que no conoce, no es una persona muy social. Aun así haya gracia en frente de todas las personas que se cruzan por su vida, y jamás han podido calificarla como una chica antipática, puesto que tiene buena presencia y, a pesar de no tener el mejor carácter, es soportable y más que entendible. Es sensata, muy inteligente y para nada ilusa. No se deja engañar fácilmente y por nada del mundo dejará que la pasen por alto. La verdad es pura mentira decir que se esconde tras una coraza de piedra, porque es como es, se muestra así con introversiones y todo. Al igual que cualquier persona pensante, no se abre del todo hasta tomar confianza con los desconocidos. No precisamente porque haya sido lastimada sino que, como dijimos anteriormente, es inteligente y sabe cuidarse a ella misma. O al menos sus sentimientos.
Rol. La tenista.
Texto de tú autoría. Como si tuviera sentido. (Parte I.).


Última edición por dezza. el Vie 04 Jul 2014, 8:57 am, editado 3 veces
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Jue 03 Jul 2014, 1:06 pm

@bigtimerush. escribió:
Conny, Conny, Conny. Creo que ya habíamos hablado un par de veces con anterioridad o simplemente me siento cómoda hablándote porque te stalkeaba y era como conocerte sin que lo supieras(?) Dudas existenciales. En fin, es un gusto tenerte aquí    Y me alegra tu vuelta al foro, espero que estés mejor o tengas más tiempo (: ¡Muchas gracias! No sabía que iba a causar impacto de esa forma la idea, y me alegra muchísimo leer eso. Si supieras que tu descripción fue precisa y exacta, lo que buscaba; muchas veces no es la cantidad de parrafos, si no la calidad. Sin más, saludos y gracias
Jajaja, creo que sí hablamos antes, pero si no, entonces soy Connie <3 Gracias, es lindo el recibimiento que me están dando, siento que me fui por años u-ú Me alegraría escribir algo, me estaría sintiendo más cómoda y eso ^^ Te lo mandaré por emepé cuando lo termine. Nos vemos  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por bigtimerush. el Jue 03 Jul 2014, 1:41 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Ficha —Rain.:
♡:
.
Catherine Lowrey
Los recuerdos tristes dormitan largo tiempo en una de las innumerables cavernas de la memoria. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Nombre completo. Catherine Susan Lowrey.
Edad. 18 años.
Descripción Psicológica. Su corazón es duro como una piedra y su alma vive atormentada por los terribles sucesos de un trágico pasado, convirtiéndola en un ser que a olvidado lo que es la felicidad y el amor. Sin embargo, Catherine no siempre fue así. Ella solía ser como una luz que iluminaba la oscuridad en tiempos difíciles. Sus allegados recurrían a ella en busca de algo que terminara con su infelicidad, y Catherine les otorgaba sus mejores momentos, solo para dibujar una sonrisa en ese triste rostro que lo único que deseaba era un buen consejo y un cariñoso abrazo que borrara aquella agonía. 
Siempre fue una chica en extremo curiosa. Como ese tipo de persona a la que le sucede algo por el simple hecho de no prestar atención. Todos sus días son como un episodio de survive, nunca sabe que se metió en un lío hasta que comienza a correr. Su inteligencia y astucia son su única salvación de las consecuencias que acarrea el ser en extremo distraída.
A pesar de que la chica bondadosa del pasado se a extinguido, aún es amable con cierto tipo de personas. Su lema es: como me trates te tratare. Pero, puede que guarde una pequeña mentira, y la verdad sea: como me trates te tratare el doble. Puede llegar a ser algo bueno para aquellos a quienes tiene cariño, pero para enemigos es algo realmente malo. Catherine no conoce el significado de las palabras: limites y autocontrol. Y si estas dos palabras van ligadas, solo es cuestión de un pequeño insulto o una amenaza para que la bomba explote.
Su cólera no conoce limites, si te metes con ella, te has ganado un boleto de primera clase con destino al infierno o al hospital si decide ponerse violenta. Catherine nunca olvida, y cuando se propone hacer la vida de alguien miserable, no para hasta lograrlo. Nadie nunca entendió como la dulce Catherine pudo cambiar tanto de la noche a la mañana. 
Eso es algo que solamente ella sabe.

Rol. Harry Styles
Texto de tú autoría.
Spoiler:
Abrí los ojos por primera vez una calurosa mañana después de que el doctor Engels abriera mi cabeza con un bisturí. Al mirar el calendario y el reloj de pared, note que eran las seis de la tarde del 19 de junio. La anestesia debió haber estado excelente como para hacerme dormir dos días seguidos. Aunque debido a todo ese asunto de haberme perforado el cráneo, comenzaba a dolerme la cabeza.
A mi alrededor solo había maquinas, sillones, plantas artificiales y un enorme y sonriente peluche de Winnie Pooh sentado sobre mis pies. Este llevaba un globo de helio atado a su brazo, el cual, con letras grandes y rojas tenía escrito: ¡Felicidades por tus gemelos! —¿Salí del quirófano o del piso de maternidad?—, pensé.
La puerta se abrió y Henry, mi hermano, entro con unas enormes ojeras bajo sus ojos en señal de no haber dormido. Henry era mayor que yo por tan solo diez años. A sus 25 ya vivía solo con su novia y un lindo bebe de un año llamado Luke.
—¿Qué te parece? —pregunto señalando el peluche y el globo.
—¿El peluche es para mis niños? Henry, dile a la enfermera que traiga a mis bebes por favor —suplique.
—El doctor Engels dijo que por lo pronto se quedarán en tu cerebro —bromeo—, y los llamo tumores, no bebes.
—Si mamá te hubiera escuchado —contesté—, probablemente tuvieras su mano marcada en tu mejilla.
—Entonces será mejor que me callé porque venía detrás de mí junto a papá y Engels—dijo sentándose a mi lado.
La puerta se abrió de nuevo y por ella entraron el sonriente doctor Dale y mis demacrados padres. Después de casi una semana sin dormir, el terrible aspecto de mamá y papá estaba más que justificado. Ella lucía agotada y parecía que en cualquier momento sufriría un desmayo, mientras papá parecía haber pasado seis meses en un reality de supervivencia del amazonas. El hombre lucía como un tarzan con la barba de Albus Dumbledore y la ropa de un hombre que fue atacado por un tigre y después revolcado en el lodo.
—¿Cómo te sientes, Daphne? —pregunto Dale.
—Incomoda —respondí señalando el globo.
—Solo había globos de maternidad —se excusó Henry—, y uno muy gracioso sobre una vasectomía.
—Hubiera preferido el de la vasectomía.
Dale y mi padre soltaron una carcajada mientras el primero se acercaba a mí con una inyección en la mano. Mire de reojo a mi madre, que no había parado de llorar desde que la resonancia magnética confirmo que había un tumor en mi cerebro hace casi una semana.
—Todo estará bien, mamá —dije estirando mi brazo para tocar su mejilla.
—No te dejaré morir —se repetía a sí misma con los ojos cerrados.
Aunque sus palabras tenían los mejores deseos, no me hacían sentir mejor. El hecho de que mi madre estuviera tan aferrada a no dejarme morir me lastimaba en lo más profundo. Simplemente, porque sabía que las probabilidades de llegar a la edad de mis padres, incluso a la de Henry, eran muy pocas o nulas. Y mi madre, aun así, tenía esa esperanza de que un milagro divino me salvara la vida.
—Dale —hablo mi padre—, ¿Cuáles fueron los resultados de la biopsia?
—Efectivamente hay un tumor —respondió—, no podemos extirparlo así que Daphne tendrá que recibir quimioterapia y radioterapia para mejores resultados.
Mamá se abalanzo sobre mi cuerpo y me abrazo con fuerza, Henry apretó mi mano y mi padre acaricio mi cabeza. O mejor dicho, los vendajes que cubrían mi cabeza.
—El tumor cerebral se formó por causa del cáncer de médula que Daphne tuvo hace unos años —prosiguió Dale—, por lo que es muy probable que este haya vuelto…
Los fuertes sollozos de mi madre no me permitieron seguir escuchando. No había soltado ni una sola lagrima durante toda mi estancia en el hospital. Sin embargo, ahora no podía evitar que unas cuantas escaparan de mis ojos. Era algo desagradable hacer sufrir de esa manera a una persona a la cual le tenía tanto cariño. Si hubiera estado en mis manos, hubiera muerto en aquel momento para no prolongar su agonía.
—Si el tratamiento funciona, desde hoy podremos alargar su vida unos cinco años más.
—¡Solo cinco! —grito mamá—. ¡Está queriendo decir que mi hija morirá a los 20 años!
—Haré todo lo posible para que llegue a los 20 años —contestó Dale.
Mamá se levantó y paró de llorar, pero la expresión en su rostro daba claras señales de un terrible sufrimiento, como si hubiera quedado en estado de shock.
—Los dejare solos.
Dale apretó mi mano y después de regalarme una sonrisa, salió. Entonces abrí la boca.
—Véanle el lado positivo, tendrán cinco años para planear una gran fiesta de despedida —bromee—, seré mayor de edad para entonces, así que pueden llevar strippers.
—Esto no es un juego, Daphne —me reprendió mi madre—, y no tendrás ninguna fiesta de despedida, porque no vas a morir.
—Claro que voy a morir mamá —dije de lo más tranquila—, y por favor que los strippers vayan vestidos de bomberos.
—No vas a morir porque yo no lo voy a permitir —defendió—, te vas a recuperar y cuando lo hagas…
Su voz se cortó y sus ojos se volvieron a llenar de lágrimas. La situación la estaba destrozando, así que unos segundos después de haber perdido el habla, salió de la habitación con mi padre detrás de ella, dejándonos a Henry y a mí solos.
—¿Qué se sentirá que te hagan una vasectomía? —le pregunte a mi hermano después de un largo silencio.
Spoiler:
El avión que trasladaba a la banda al continente americano llegaba al final de su viaje justo a las cinco de la mañana. Los chicos dormían plácidamente sobre los sillones de piel color beige de su jet privado, sin saber lo que les esperaba al bajar de su avión. Estaban tan exhaustos y concentrados en su sueño que no lograron darse cuenta cuando una de las puertas se abrió, dejando entrar una brisa helada que ni siquiera les hizo cosquillas. Por la misma puerta que segundos atrás había sido abierta entro un hombre de traje, alto y a pesar de sus cuarenta años aún mantenía todo su cabello, esté de un color cobrizo y sin ningún rastro de canas. Peter sonrió y cruzo sus brazos mientras observaba a los cinco jóvenes que desde ahora trabajarían para él y para sus seis adoradas hijas.
—Evan -se dirigió Peter al chico que se encontraba a sus espaldas-. Llama a Simon y dile que han llegado sanos y salvos.
—Sí señor.
El chico de tan solo 20 años de edad era la mano derecha de Peter. Evan conocía al señor Cartwright desde que podía recordar. Sus padres, quienes habían sido íntimos amigos de Peter, habían muerto en un terrible accidente automovilístico años atrás, y desde ese día, Peter le había dado un hogar a Evan junto a él y sus hijas. Ya que, su esposa Meredith había muerto recientemente, y Peter estaba seguro que las niñas encontrarían consuelo en aquel niño que al igual que ellas, había sentido aquel horrible dolor de perder a uno de su madre, o en ese caso, padre y madre.
Evan bajo del avión y Peter decidió que era hora de dar la bienvenida a los recién llegados. El señor comenzó a caminar por el ancho pasillo del jet con bastante confianza y en el camino les fue arrebatando los cobertores a los chicos de un jalón. Al sentir el frió que se colaba por la puerta abierta, comenzaron a despertar.
—¡Despierten inútiles, hoy tendrán mucho trabajo y si quieren comer tendrán que terminarlo antes del mediodía!
Niall fue el primero en abrir los ojos, preso por el mal humor que le provoco su sueño interrumpido. El rubio tomo su cobertor y se cubrió de nuevo dispuesto a seguir durmiendo. Sin embargo, Peter se dio cuenta y se lo arrebato por segunda vez.
—¡Quién demonios crees que eres para…!
Una mirada fría y matadora por parte de Peter le cerró la boca antes de terminar su oración. Los demás despertaron y se miraron confundidos ante la inesperada presencia de aquel desconocido que los había despertado con tanta agresividad y además les había insultado. Estaban asombrados de que un viejo cualquiera le faltara al respeto a la banda más exitosa del momento.
—¿Qué clase de recibimiento es este? -pregunto Liam, ofendido-. ¿Acaso no sabes quiénes somos? Será mejor que recompenses esto de inmediato antes de que hablemos pestes de la hospitalidad de este lugar.
—Yo los recibo como me venga en gana, y más vale que bajes el tono de voz pequeño insolente -respondió Peter.
—Te daré 60 segundos para que te disculpes, o llamare a nuestro representante para que nos saque de este lugar –amenazo Harry.
—Ignorare tu comentario –índico Peter revolviendo los rizos del chico-. Muy bien inútiles, antes de explicarles la razón de este recibimiento tan hostil, déjenme presentarme: mi nombre es Peter Cartwright y desde este momento, ustedes trabajan para mí y para mi familia.
Una fuerte carcajada por parte de los cinco hizo eco en cada rincón del avión. Peter frunció el ceño y se dispuso a reír por un momento junto a ellos, pensando que merecían un momento agradable antes de su merecida intervención.
—Mira anciano -hablo Louis sin temor-. Será mejor que te disculpes y te largues, estamos cansados por el viaje y queremos ir al hotel para descansar antes de ir a divertirnos a la playa.
Louis se levantó con toda la confianza del mundo y con su brazo dio un empujón a Peter para quitarlo del camino. Pero el anciano, como había sido llamado anteriormente, con mucha más fuerza  lo arrojo a su asiento logrando llamar la atención de todos y haciendo empalidecer a Louis.
—Louis Tomlinson, pronto te enseñare lo que significa la palabra respeto –le dijo Peter-. Ya arreglare esas personalidades tan groseras que llevan cargando por años.
El señor Cartwright arreglo su saco y dio la media vuelta para bajar del avión, pero antes de salir se giró hacia los chicos.
—En cuanto razonen y estén preparados para salir, una camioneta los estará esperando afuera, sus pertenencias ya no están a bordo si no en camino a mi casa. Les recomiendo que no tarden mucho tiempo o el transporte se ira y tendrán que caminar varios kilómetros para llegar a mi mansión. Bienvenidos a Tennessee chicos.
Horas después y unos cuantos kilómetros hacia el este, las hijas de Peter llegaban a la propiedad y las grandes puertas principales de la mansión Cartwright se abrían después de haber estado años bloqueadas por un pesado candado. Una nube de polvo se alzó hacia las seis chicas y sus acompañantes, y nadie pudo entrar hasta que la nube se dispersó.
Las primeras en ingresar fueron las gemelas Celeste y Belén, seguidas por sus cuatro hermanas: Carolina, Emily, Skylett y Heather. Ya adentro, las hermanas se quedaron en la estancia principal observando asombradas cada detalle de la casa en la que vivieron su feliz niñez y pasaron sus últimos minutos con su madre, Meredith. Mientras, sus chóferes subían a las habitaciones para dejar las pesadas maletas de las Cartwright en su lugar, y después de terminar sus cortas tareas que consistían en dejar la casa un poco más decente, retirarse.
—Habrá mucho que ordenar aquí -índico Belén, observando las blancas y polvorientas sábanas que cubrían gran parte de los muebles-. No pienso dormir en este lugar hasta que esté completamente limpio.
—La limpiadora compulsiva que llevas dentro nunca te abandona hermana -se dijo para sí misma Heather, pero al notar la mirada de Belén supo que lo había dicho en voz alta e inmediatamente agrego más dialogo-. Pero me parece correcto que quieras dormir en un lugar limpio y ordenado.
—Si me disculpan -interrumpió Emily-. Estoy cansada e iré a descansar un rato a mi antigua habitación, avísenme cuando llegue papá, necesito hablar con él.
—Cuando llegue papá o cuando lleguen los chicos -pensó en voz alta Heather. Cinco miradas se posaron en ella y la castaña se ruborizo-. Iré a mi habitación a taparme la boca con cinta adhesiva.
—Te ayudamos -dijeron Belén y Celeste al mismo tiempo.
Cuatro de las seis chicas desaparecieron de la estancia y solo quedaron Carolina y Skylett. La más pequeña se encontraba algo incomoda en la propiedad. No tenía recuerdos felices de Arkansas como sus hermanas mayores. Ni siquiera sabía cómo sería su vida en el campo después de tantos años viviendo en esa gran ciudad, y además, saber que compartiría techo con cinco desconocidos no le ayudaba a calmar sus nervios. Skylett miro a su hermana y se acercó a ella rodeándola con su brazo para dar apoyo. Aunque, el momento fraternal solo duro poco, ya que segundos después Peter y Evan aparecieron en la puerta.
—¿Ya no estas molesta conmigo? -pregunto Peter a Skylett.
A Skylett no le parecía correcta la decisión de su padre. Para ella, las personas superficiales y arrogantes jamás cambiaban.
—Esos chicos nunca cambiaran padre –contestó Skylett con frialdad-. Solo estás perdiendo tu tiempo y estás haciendo perder el mío para traerme a esta pocilga y alejarme de mis amistades.
—Con el tiempo me darás la razón hija.
La rubia mordió su lengua para no contestarle una grosería a Peter y comenzar una fuerte discusión, que era lo más común entre ellos. Así que, salió por la puerta directo a los establos donde su caballo preferido la esperaba. Carolina se acercó a su padre y lo abrazo.
—Yo no estoy molesta -dijo con una gran sonrisa-. Sé que Simon y tú quieren ayudar a esos chicos y estoy segura que lo lograran.
—Por lo menos una de las seis está a mi favor -contestó lanzándole una mirada a Evan para que se fuera.
—¿Dónde los dejaste? -pregunto Carolina, refiriéndose a los chicos-. ¿Por qué no entraron contigo, escaparon?
—Claro que no, están en la camioneta, se rehúsan a bajar.
Y Peter estaba en lo cierto. A unos diez metros del enorme portón, los chicos se encontraban al borde de la deshidratación en la camioneta. Peter, en un acto de maldad, había cerrado las puertas, subido las ventanas y dejado dos guardias para evitar que salieran hasta que ellos se disculparan y aceptaran entrar a la propiedad. Para lo cual, no faltaba mucho.
—¡No hay señal! ¿Por qué mierda no hay señal?-se desesperó Niall pateando la puerta con furia.
—¡Hey tú, no se patea la puerta! –le grito un guardia.
Niall asintió y volvió a su posición un poco intimidado por la mirada que le lanzo el guardia. Louis comenzó a burlarse de él.
—Nena –dijo el ojiazul.
—No comiencen a pelear –ordeno Zayn-. No estoy de humor para aguantarlos, aún sigo sin poder creer que Simon nos dejara a cargo de un loco que vive en medio de la nada y piensa que seremos sus sirvientas.
—Debí imaginarlo –continúo Harry-. ¡Como pudimos permitir que nos engañaran! ¿Ahora qué demonios vamos a hacer?
—Deja de quejarte José -le interrumpió Peter, abriendo la puerta de la camioneta-. Discúlpense ahora para que puedan salir, tienen que comer algo y no estoy de humor para aguantar sus aires de diva.
—Soy Harry no José -lo corrigió casi gritándole.
—Yo soy tu jefe ahora y te llamare como se me plazca, así que más te vale ir cambiando esa actitud -le amenazo.
—¿Cuánto tiempo estaremos aquí? -pregunto Niall con impaciencia.
—Eso dependerá de ustedes, de mí y de Simon. Pero, primero necesito hablarles de algo muy serio e importante para mí. Después, cuando me hayan escuchado, podrán hacer todas las preguntas que deseen.
—No escuchare nada de lo que tengas que hablar, me iré de aquí en cuanto pueda -aclaro Zayn-. Ni siquiera te darás cuenta cuando lo haga.
—Vas a escucharme, puberto, o sino comenzaras a trabajar desde ahora. Mis hijas están cansadas por el viaje y necesitan…
—¿Hijas? -pregunto Harry -. ¿No mencionaste nada de vivir con chicas?
—Mencione una familia, y justo de eso quería hablarles, de mis seis hijas –contesto Peter-. Vivirán con ellas y conmigo.
—Eso no será ningún problema -interrumpió Louis llevándose sus manos a la nuca.
—Simon me pidió que no fuera rudo con ustedes -siguió hablando, tratando de olvidar el comentario del ojiazul-. Pero no me dan confianza. Así que, les advierto, solo se acercaran a ellas cuando yo ordene, tendrán estrictamente prohibido entrar a sus habitaciones a menos que sea para limpiar, y si los veo molestándolas yo mismo me encargare de mandarlos a dormir a los establos con los caballos. ¿Entendido?
Los cinco asintieron sin decir una palabra, logrando que Peter sonriera satisfecho.
El moreno asintió bastante enojado y con ganas de golpear al hombre. El cual, justo cuando los chicos comenzaron a bajar, los detuvo.
—¿Y la disculpa?
Muy a su pesar, los cinco tuvieron que disculparse individualmente por su actitud para poder entrar a casa. Hasta entonces Peter les permitió la entrada, sin saber, que no solo los dejaba entrar en su casa por primera vez, si no también, a su vida y a la de sus hijas.
¡Audición aceptada!

Primero que todo, empezaré con avisarte que desde ahora te llamaré Rain; primero, porque no sé tú nombre y segundo porque un día leí un fic de Harry —casualmente—, en donde la protagonista tenía el mismo nombre y me encantó. Me has dejado totalmente sorprendida, emocionada e intrigada. Y sí, la combinación es agradablemente extraña y frustrante; quisiera el link de cualquiera de los dos escritos y si tiene una secuela o algo así. Lo agradecería. Ahora vamos con tu audición. Bien, me ha encantado como has personalizado la descripción de Catherine; fue un giro que no me esperaba, sorpresivo pero tan adecuado; las palabras fueron precisas y por lo visto, escribiste con tal naturalidad que no se notó que tal vez te esforzaste y esta cualidad fue tan fuerte, que logró darle al personaje una perspectiva esencial. Respecto a los escritos... Fantásticos. El primero, peculiarmente, causó un impacto personal al leerlo, y eso me llevó a no esperarme que la chica estuviera saliendo de una cirugía en el cerebro. Simplemente amé el poco drama que expresaste al plasmar las vidas de cada personaje tratado; la chica —no recuerdo su nombre—, posee una de esas personalidades únicas que sólo un buen escritor sabría manejar o crear. Me centré únicamente en la visión de la chica, y como lo que sucedía alrededor le afectaba de una manera fuerte, aún más que estar consciente de sus próximos cinco años de vida y lo bien que iba a estar con eso, aunque ese punto es discutible. En el otro escrito hubo mas variedad de personajes,y aunque me esperaba cada línea de dialogo por intuición a lo común, noté que los personajes tenían un peso diferente y particular en la historia, cosa que es difícil. En ambos era fácil percibir tu falta de errores gramaticales, en el léxico y en la forma de narrar; todo fue impecable y agradable a la vista. Sin dudas me reí, hice pucheros y sentí la sensación de estar metida en tus historias por el simple hecho del impacto —insisto— que esta puede llegar a causar. ¡Suerte!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por bigtimerush. el Jue 03 Jul 2014, 2:02 pm

Karly escribió:
Ficha —Karly.:
(♡):
Solane Barstow
If you give up when it's easy, imagine when it is difficult[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Nombre completo. Solane Barstow Phillips
Edad. 17
Descripción Psicológica. Normal. Es una palabra que tiene mucho significado en los adolescentes, esto quiere decir que ni tan mala ni tan buena: solo ella misma. Su gentileza es lo que la caracteriza, nunca defrauda a nadie y siempre trata de hacer feliz a la gente. Solane es una chica bastante fiestera, no se perdería esa fiesta por nada del mundo; lo único malo de las fiestas es que no sabes lo que sucederá en ellas. Ella tiene una mente absolutamente inocente, nunca pensó que su novio la fuera a drogar, pero tampoco pensó que fuera a presenciar un acto de suma crueldad.
¿Dónde quedo aquella chica gentil? Todos se preguntaban al ver ahora a la pequeña Solane, ella cambio demasiado después de aquella fiesta, toda su gentileza, bondad y demás, desaparecieron por completo y nadie sabe el por qué. Ahora ella es una chica con problemas de drogadicción, y lo único que quiere es olvidar aquel día.

Rol. Otro Artista {Jake Harries}
Texto de tú autoría.
Fake boyfriends:
Mis padres creen que pueden controlar mi vida —tal vez si pueden hacerlo— pero no tienen la suficiente atención en mí como para darse cuenta de que hay cosas que pueden tener doble cara. No soy una chica que le guste ir por la vida engañando y mintiendo a la gente que quiere, al contrario, siempre me esfuerzo para que mis padres estén orgullosos de mí, nunca en mi vida los lastimaría pero hay límites que no pueden pasar y esos límites se llaman: NOVIOS.
Mis padres están de acuerdo en todo lo que hago —excepto por una cosa— ellos creen que debo de tener un novio que me haga sentir querida y amada, que tenga una familia de muy buen ver y que el muchacho deba de ser trabajador y caballeroso. Amo a los chicos que mis padres me buscan como novios pero después de unas semanas, ellos se vuelven un poco aburridos en todos los sentidos, me encantaría encontrar un chico que no se preocupen por lo que digan de él, que no demuestre ser un total caballero para demostrarme que me quiere ¿acaso es mucho pedir? Yo simplemente creo que no. Hay veces que quiero escapar y colocarme otro nombre, solo para divertirme un poco como las demás chicas de mi edad. Mis padres creen que un día me casaré con un hombre de bien y que sea el hombre más caballerosos de vez en cuando, no digo que a ninguna chica no le guste que le abran la puerta de automóvil, o que la inviten a algún lugar para cenar, no está mal visto en los chicos, pero es como una rutina diaria y eso tarde o temprano se vuelven completamente aburrido.
Mi madre cree que soy el tipo de chica que siempre está pensando en malgastar el dinero en ropa, zapatos y en todas esas cosas que se hacen las chicas que parecen barbies. Yo preferiría malgastar mi dinero en libros o en otras cosas que necesitara para mi uso o para el de alguien más, pero bueno mi madre sobrevalora las cosas materiales como esas.

×××

— Alexandra, me encantaría que me acompañaras de compras—escuche la voz de mi madre detrás de mi puerta.
— Bueno… tenía planeado estudiar para mis exámenes finales—conteste mientras me dirigía hacia la puerta y la abría.
— Alex, eres muy inteligente y pasaras tus exámenes—sonrió mi madre, mientras me colocaba una mano en mi hombro— además solo será una hora, no te llevara mucho tiempo. Lo juro
Suspire rendida— Está bien, solo no tardes mucho comprando.
Mi madre podría convencerme hasta de saltar un edificio por ella, bueno quizás no lo haría; pero uno nunca sabe hasta dónde llegan sus límites. Estaba pensando que mi madre era la que iba a comprar ropa, pero estaba demasiado equivocada; la ropa y los zapatos no eran para ella, sino, para mí. Algo que me molestaba de mi madre era que tomara decisiones por mí, cuando tenía siete años mi madre escogió a mi pareja de baile del instituto, lo peor era que había escogido al chico que le había dicho que me gustaba —alto, creo que eso no era lo peor— ella le había dicho que yo quería con él y que si estaba de acuerdo cuando creciéramos nos casaríamos, y seriamos una feliz pareja —¿saben que es lo peor?— que duramos casi medio año siendo “novios” y que hoy en día, cada vez que nos vemos por la calle ambos bajamos la mirada y procuramos no hablarnos.

×××

Regresamos a casa después de cinco horas y 25 tiendas de ropa y zapatos recorridas, no puedo creer que mi madre me haga comprar ropa que raramente use. Todas las chicas desean tener una madre como la mía, pero yo lo único que deseo es estudiar para mis exámenes, solo quiero aprobar las materias y no quedarme en el verano haciendo actividades extracurriculares con los demás jóvenes que no aprobaron.
Son las 10:45 de la noche —tal vez, si estudio una hora pueda grabarme la información en mi cabeza— lo único que me quedaba era rezar por qué no cayera dormida sobre mis libros de Química y Física. Intentaba memorizar lo más importante de ambos libros, pero dudo que pudiera grabarme más de 300 páginas con ideas demasiado importantes para mí o para los profesores.
Casi medianoche y yo seguíamos estudiando— parezco zombie, intentando entrar a un lugar que puede que esté cerrado por dentro. Solo que aquí intento aprender cosas que ya no quieren entrar a mi cerebro —esta era la última vez que acompañaba a mi madre de compras, gracias a ella hoy no dormiría mis horas completas y mañana terminaría con unas ojeras que ni con un poco de maquillaje se podría ocultar.
Lo único que me quedaba era seguir estudiando o ir a dormir, bueno pues yo optaba por la segunda opción y me iría a dormir. No pensaba desperdiciar ni un minuto más de mí preciado sueño por meter información a mi cabeza, quizás mañana tendría un poco de suerte y me acordaría de todo lo que había estudiado.
No puedo creer que no pudiera audicionar para Justin, esto es algo trágico.    Bueno sin en cambio la idea es bastante perfecta, siento que la trama me atrapa esto rimo y más porque eran los Bieber’s los que salían ahí.    Bueno aquí está la ficha, espero que te guste y siento que la D.P. es bastante corta but… no tengo mucha inspiración   
¡Audición aceptada!

Geme, no dejas de darme feels. Ah. Honestamente, tú descripción psicológica abarco los lineamientos de lo que debe ser, y, claro está, estuvo excelentemente plasmada. Eso de no tener imaginación es una verdadera porquería, pero eso no fue impedimiento para ti e esta ocasión. Sobre el escrito, te seré sincera, fue extremadamente corriente y hasta no noté cual fue su objetivo hasta que leí lo de las reglas de los padres, la extraña y determinante pero amable personalidad de la madre y el razonamiento maduro y centrado en tareas que son necesarias. La chica es bastante normal —es relativo—, y posee ese aura de querer estar todo el día metida en un libro o haciendo cualquier cosa que refuerce su intelecto. Y eso es genial. No hay dudas de que abarcaste lo correcto y lo suficiente como para debatirlo más tarde. Te deseo la mejor de las suertes, y gracias por presentarte en estas audiciones
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por bigtimerush. el Jue 03 Jul 2014, 2:06 pm

dezza. escribió:
Recuerdo bien las anteriores audiciones pero no la razón por la que no audicioné. La idea es realmente llamativa y original (en realidad me encanta), de otra forma no estaría acá, no me podía privar de intentar escribir para esta colectiva. No creo que haya dudas de por quién iré y, a penas la termine, postearé mi ficha. Muy buena idea. ♡
Deby, es muy grato tenerte aquí y sabes que siempre serás bienvenida. ¡Muchas gracias! Agradezco que hayas considerado la idea como lo suficientemente buena para finalmente comentar De hecho iba a apartarte a Harry, pero luego se me vino a la cabeza eso de que no entrarías tan a menudo y no quería que cayeras en la tentación. Sin más, espero edites tú ficha pronto.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Jue 03 Jul 2014, 2:07 pm

Está editada
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por bigtimerush. el Jue 03 Jul 2014, 2:10 pm

burgers. escribió:
Jajaja, creo que sí hablamos antes, pero si no, entonces soy Connie <3 Gracias, es lindo el recibimiento que me están dando, siento que me fui por años u-ú Me alegraría escribir algo, me estaría sintiendo más cómoda y eso ^^ Te lo mandaré por emepé cuando lo termine. Nos vemos  
Como sea, mi memoria tiene hoyos  Siempre es bueno conocer a las personas dos veces (??) <3 Eso suele pasar casi cuando te desprendes de una costumbre, y me alegra de que te estén recibiendo de esa manera. Bueno, sweetie, como quieras, lo esperaré y así aceptaré tú ficha; muchas gracias y nos vemos, también
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por azura. el Jue 03 Jul 2014, 3:36 pm

hola, me encantó la idea y audicionaré. el rol de la tenista me llama, bc yo... tenis... intento de tenis... espera mi ficha, mi nombre es sofi<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Jue 03 Jul 2014, 8:46 pm

Ay, Mey, qué cosas me haces:((( Estuve viendo éste tema por días, mediando entre audicionar o no. No me malinterpretes, es una idea completamente hermosa, distinta, original; sin embargo, tenía que reflexionar un poquito. Le tengo muchísimas ganas, y el pensar que será una colectiva exitosa―porque lo será―, con increíbles escritoras, es emocionante. Demasiado. Así que, al fin, me atrevo a participar en esta hermosa colectiva  Idk por quién ir, amaría tanto hacer narbara pero resistirse a louis con aquel rol es algo imposible, así que ni idea de qué chico escoger y eso. Gracias, Mey bby por crear ésto((((((: es fantástico.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por bigtimerush. el Vie 04 Jul 2014, 7:49 am

sophie. escribió:hola, me encantó la idea y audicionaré. el rol de la tenista me llama, bc yo... tenis... intento de tenis... espera mi ficha, mi nombre es sofi<3
Hola Sofi Bienvenida y esperaré tlá audición, deseándote la mejor suerte del mundo  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por bigtimerush. el Vie 04 Jul 2014, 8:02 am

stymest. escribió:Ay, Mey, qué cosas me haces:((( Estuve viendo éste tema por días, mediando entre audicionar o no. No me malinterpretes, es una idea completamente hermosa, distinta, original; sin embargo, tenía que reflexionar un poquito. Le tengo muchísimas ganas, y el pensar que será una colectiva exitosa―porque lo será―, con increíbles escritoras, es emocionante. Demasiado. Así que, al fin, me atrevo a participar en esta hermosa colectiva  Idk por quién ir, amaría tanto hacer narbara pero resistirse a louis con aquel rol es algo imposible, así que ni idea de qué chico escoger y eso. Gracias, Mey bby por crear ésto((((((: es fantástico.
Gia, hola y muy bienvenida seas a esta humildes audiciones (??) Sería un gran honor que participases aquí, sobre todo, porque te admiro grandemente como escritora y no me lo perdonaría si no te escojo para los resultados. ¡No tienes nada qué reflexionar, cariño! Sólo hazlo y ya fffuu Aunque no comprendo porque pensarlo dos veces si tienes la oportunidad; pero también soy algo insegura. Bueno, Gia, en serio espero que sea el caso, si no, les mandaré una bomba a todas en un post, ah. Me alegra que finalmente hayas tomado una decisión y te unas a nuestra idea; siempre es grato mirare tus comentarios en mis temas. Te quiero mucho y gracias a ti por pasar por aquí   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Vie 04 Jul 2014, 8:06 am

No sé si lo has leído pero ya edité mi audición   
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Special Ladies — ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.