O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Breakfast Club [Muro interactivo]
Hoy a las 3:05 pm por Carstairs

» we're foxes ; m.i.
Hoy a las 2:55 pm por greywaren

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 2:50 pm por bwiyomi.

» ¿alguien quiere hacer una nc conmigo?
Hoy a las 12:12 pm por rumancek.

» Divague Mental
Hoy a las 11:21 am por Carstairs

» Sun and Moon
Hoy a las 11:06 am por Karasuno

» EL NERD | HS |
Hoy a las 9:58 am por TecnoPanda2419

» Sharingan
Hoy a las 9:12 am por Karasuno

» .Look at the flowers.
Hoy a las 8:50 am por yagmur.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Página 12 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por jonatika_4ever_hilda el Miér 10 Dic 2014, 7:54 pm

siguela pleaseee ./
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por chelis el Jue 11 Dic 2014, 5:49 pm

avatar


Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/chelis960

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Lun 15 Dic 2014, 11:19 pm

Capitulo 73
 
*Narra Joe*
 
Solté a _________ y sin dejar de sonreír miré directo a la puerta, donde un chico de 15 años estaba parado en la puerta con los brazos cruzados, un chico de cabello semi-rizado color Negro. Era vedad, se parecía demasiado a mi. En un pequeño susurro dije su nombre y avancé poco a poco a esa dirección. Sin parpadear ni mirar a otro lado, solo a él.
Antes de hablar tragué saliva, no prestaba atención mínima a los demás, no me importaba nadie por el momento.
— Hola. – Dije por fin, pero no recibí respuesta, él solo me miraba fijo. — Volví, Ash.
— ¿Quieres que aplauda? – Una patada en el estomago, moje mis labios con mi lengua estaba muy secos y volví hablar.
— No… - No dije nada más, solo avancé rápidamente y lo abrasé fuerte… un abrazo que siempre quise hacer. No lo veía desde que él tenía tan solo 4 años de vida. Tampoco podía creer que ese chico de 15 años, alto, hermoso y con músculos era mi hijo. Se separó de mí y me miró furiosamente.
— No me toques. Tú no me conoces y yo no te conozco ¿bien? recoge tus cosas y lárgate, deja a mi mamá en paz. ¡Vete! – Gritó y se marchó adentro. Me giré adolorido sobre mis talones y miré a la familia que me miraba con felicidad y un poco de tristeza. Una niña hermosa, alta, rubia y ojos claro me abrazó y besó mi mejilla. Judith si que era hermosa, Ashton tenía razón e hizo bien enamorarse de ella. En las cartas decía que ella le robó el corazón desde que era pequeño hasta lo que yo sabia ella también estaba enamorada de Ashton.
— Me debes un buen regalo, tío. No sabes lo que hice para estar aquí.
— ¿Qué hiciste?
— Tuve que decirle a mi novio que lo vería mañana por nuestro aniversario… está molesto conmigo. ¡Dos años, tío! – Me reí y besé su blanca mejilla.
— Tu tío es más importante que ese niño. – Ella rió y me abrazó. A su lado estaba sus padres, ¡mierda! La ex – vaca Bella estaba sumamente delgada. ¡Por un demonios! ¿Qué diablos hizo el tiempo con ella? Le sonreí mientras la abrazaba, nunca creería que la extrañé… pensé que no lo haría.
— Te hemos extrañado, idiota. – Susurró a mi oído y la abrasé más fuerte.
— Créeme, yo también. – Nos soltamos y abrasé a Drake, estaba más fuerte que la última vez.
— ¿Cuidaste a mi esposa?
— Cuidé a tu pajarito, amigo. Lo juro.
— Gracias, hermano. – Un ángel estaba sonriéndome a tres pasos de mí, y sin pensarlo la subí en mis brazos dándole vueltas y vueltas, y su risa hacia música en mis oídos. Aquella mujer había cambiado todo mi mundo, por completo y le debía mi vida y una vida mejor a la que vivimos antes.
— No puedo creer que esté aquí… pienso que es un sueño.
— Es real amor, es completamente real. – Besé todo su rostro hasta los dedos de sus manos, era uno de los mejores momentos de mi vida.
 
Al abrir la puerta de su habitación un chillido se escuchó, lo vi a él golpeando una bolsa de boxeo color negro. Físicamente se parecía a mí, pero en lo valiente se parecía a su hermosa madre. Noto que yo estaba allí, pero sin embargo no le dio tanta importancia que digamos, solo siguió golpeando esa bolsa.
 
— Hola. – Dije sentándome en su cama, este chico tenia un aire a punk, sus posters, sabanas y paredes negras hablaban por si solas.
— No te dije que pasaras a mi cuarto.
— Soy tu padre y hago lo que me plazca. – Contesté cortésmente. Él me miró por tan solo un momento, pero luego ya no. — Tú y yo nos debemos una charla, Ash. Te guste o no. Y te contaré todo… todo. Luego tú decides si quieres seguir odiándome. – En el fondo sentía que él no me odiaba, solamente quería escuchar mi versión. Se sentó en la silla de su computador y dijo:
— Cuenta, y que sea rápido. - ¡Sí! Lo había logrado. Comencé a contarle desde el día en que descubrí que mi padre era mafioso, las promesas que tuve que cumplir, incluso hasta la muerte de mi madre y la perdida de mi primer hijo. Él no hablaba, solo miraba al suelo blanco y escuchaba atentamente… o eso pensaba. Llegué en la parte donde conocí a _____ y sus ojos se cristalizaron. Pude ver en sus ojos que cuando alguien hablaba de su madre lo ponía inquieto, amaba a _________ y agradecía a Dios que mi hijo fuera así. Finalmente llegué en la parte donde maté a Will, el asesino de Darren y le conté sobre la promesa, supuse que él entendió esa parte pero o estaba del todo seguro.
 
—… Y esa es toda la historia, Ash. – Escuché un suspiro por parte de los dos. Ashton jugaba con los dedos de sus manos, como yo lo hacia cuando estaba nervioso ¿estaba nervioso? Yo creo que sí. — ¿Perdonarás todo mi pasado? – Recé por un sí y hasta crucé mis dedos.
— Después de todo… eres bueno para hacer esto… lo de la guerra me refiero. Eres valiente para ir solo por nuestra causa.
— Así es. – Agaché mi cabeza.
— Sí papá… te perdono. Solo te pido que no nos abandone más. – Una gran sonrisa nació en mi rostro y abrasé a mi hijo. Él me perdonó por todas las mierdas que hice antes. Estaba tan agradecido con todo el mundo.
— No sabes cuanto significa esto para mí. – Besé su Oscuro cabello. Cuando me di cuenta él estaba llorando.
— ¿Qué ocurre?
— Perdóname, es que esta semana fue difícil para mí, y esto hizo que llore. – Lo senté a mi lado y pedí que me dijera que ocurría. — Estoy feliz papá, estoy feliz de que hayas vuelto, pero no soy feliz del todo.
— Dime que te falta y lo conseguiré. – Él hizo una mueca de dolor mientras negaba con la cabeza.
— No creo que puedas conseguirlo, papá. Se trata de Jud… no me puedo olvidar de ella, sin embargo ella si se pudo olvidar de mi. – Mi hijo estaba teniendo su primer mal amor, estaba a gusto de estar ahí con él darles consejos, como siempre lo había soñado.
— Ash, no te prometo nada… pero algún día sanara ese corazón y encontraras a una chica que realmente ames.
— No cuando se trata de un amor que conoces hace bastante tiempo… la amo. Es inevitable.
— No debes traer a muchas muchachas en casa con el objetivo de poner celosa u olvidarte de ella. – Antes de que dijera algo hablé. — ¿Qué? Sé algunas cosas.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Lun 15 Dic 2014, 11:20 pm

Capitulo 74
 
*Meses después*
 
— ¡Suerte, amigo! – Gritó Alex que sostenía de las manos a mi prima Jud. Fingí una sonrisa, pero por dentro dolía un poco, no como antes. Gracias a papá superé poco a poco a Jud. El último beso que nos dimos fue dos días después que volvió papá, era algo especial ya que tenía que hacerlo para cerrar esa etapa. Y así fue.
— Te daré una noticia linda cuando termine todo esto ¿está bien? Solo si ganas. – Besó mi frente mi mamá.
— Prometo ganar. – Golpeé mis guantes azules dos veces y di unos saltitos para calentar. Estaba muy seguro que iba a ganar, porque mi contrincante era el chico que mas odiaba en todo el mundo e iba descargar toda mi ira en él y porque había ganado las peleas anteriores.
— ¡Ash! - Gritó desde lejos una nueva amiga, Jazmín. Una latina,De Cabello Negro Y Ojos Oscuros que estaba haciendo que me enamore de ella. — Espera. – Tocó mis hombros. — Solo quería desearte suerte hoy.
— Gracias. – Fui muy cortante y eso al parecer ella le molestó algo. ¡Imbécil! Igual que mis amigos. Antes de que ella se fuera tomé de sus manos. — ¡Hey! No te vayas. Quería preguntarte si quieres salir conmigo mañana.
— No pareces un chico de citas.
— Si te invito es porque me agradas mucho. – Ambos sonreímos al mismo tiempo.
— ¿Al cine? – Asentí y le guiñé un ojo.
 
De los parlantes se escuchó mi nombre, salí del rincón donde estaba y fui al cuadrilátero. Mi familia y amigos estaban ahí apoyándome y gritándome cosas para alentarme. Les regalé una gran sonrisa de agradecimiento y me concentré en mi trabajo.
El réferi nos dijo las reglas y luego chocamos nuestros puños, guantes azules y rojos hicieron contactos. La campana sonó una vez y la pelea comenzó, los gritos lastimaban mis oídos, pero igual me concentraba en lo que hacia. Billy lanzó unos golpes y esquivé cada uno de ellos, excepto el último que fue directo a mi rostro. Puse mis antebrazos para proteger mi rostro mientras lo llevaba a una esquina para golpearlo, con uno de mis puños golpeé sus costillas y quiso salirse de mi, pero no pudo.
 
Estaba en el tercer round, Billy y yo estábamos sumamente agotados aunque yo conservaba algo de mi energía. La campana sonó por ultima vez y fuimos al centro del cuadrilátero, golpes que van golpes, que vienen, golpes que recibíamos. Con mi rodilla me ayudaba a golpearle los costados, era imposible ya que lo esquivaba. Con el talón de mi pie golpeé la parte de atrás de su rodilla y cayó al suelo, rápidamente aproveché y me senté arriba de él golpeando su rojo rostro cubierto de sangre. Sus manos agitaban en modo de derrotas y la campana sonó cuando el réferi levanto mis brazos. ¡Gané! Recibí mi trofeo mientras mi padre me cargaba en sus hombros y mi madre, tíos, prima y amigos me felicitaban gritando.
 
Papá ayudó en bajarme y abracé a mi mamá — ¡Gané, mamá! ¡Gané! – Besé su barriguita y volví hablar — ¡Gané para ti pequeño! Este trofeo es para ti.
— Ash… es pequeña. – Arqueé una ceja y tardé en entender.
— ¡Que me parta un jodido rayo! ¿Es una niña? – Asintió rápidamente y feliz.
— Quería decirte en la casa, pero es mejor aquí mientras festejas.
— Es la mejor noticia que me han dado, mamá. – Besé su frente y nuevamente besé su barriguita.
 
Al llegar a casa me di una ducha fresca sacando toda la mierda de sangre que tenia en mi cuerpo, me puse un jean rasgado, una musculosa negra que tenia una capucha y mi zapatillas blancas que me había comprado papá unos días antes de mi segunda pelea. Si que estaba blanca, la estrenaría para la cena familiar.
 
— ¿Y bien? – Dijo papá entrando a mi cuarto… y sin mi permiso, pero ya que.
— ¿Qué?
— La chica que se te acercó a ti. – Las comisuras de mis labios elevaron rápidamente al recordarla.
— ¿Cuál chica? – Dije haciéndome el tonto.
— ¿Cómo que cual chica? Un Jonas no miente a otro Jonas. – Me largué a reír mientras me ponía un perfume que me encantaba. Conquistaría a Jazmín con eso.
— Es la chica nueva de mi clase, se llama Jazmín y es latina.
— Un pajarito me dijo que la invitaste a salir.
— Dile a Jud que le coceré su boca. – Emitió una risa y echó un vistazo a mi nuevo trofeo.
— A tu edad era infeliz, pero te veo y soy feliz. – Sus palabras conmovían, más a mí que a mi mamá. Tenia lastima a mi padre por lo que pasó de niño. Me ponía en su lugar y como que me daba escalofríos del miedo. Lo abrasé.
— Gracias papá. Gracias por todo.
— De nada… oye, vayamos abajo que nos están esperando.
 
Bajamos y mi familia estaban en la mesa esperándonos, me senté al lado de Jud y ella me sonrió tomando de mi mano. Estaba casi seguro que si comenzaba algo con Jazmín me olvidaría del amor doloroso que sentía por ella… ahora que me doy cuenta Jazmín y Judith tenían las mismas iniciales. “Jazmín Gonzales” “Judith Gray” Genial.
 
— Jazmín es una buena chica.
— ¿La conoces? – Asintió y habló.
— Es mi amiga. – Ella salía con mi amigo y yo salía con su amiga… citas cruzadas. — No te lastimará. – Dijo con mucha sinceridad, ella ya no sentía nada por mí y eso yo me lo busque porque quise. Gran idiota, todo un Jonas. Las sirvientas nos sirvieron la comida: Kebab de lujo. Hice una mueca de disgusto, sin decir nada. No quería armar una discusión en una noche tan linda para nosotros.
Mamá se sentó a la derecha de papá y con un cubierto tintineó su copa. Estaba apunto de decir unas palabras hasta que papá se puso de pie y habló.
— Quiero ser yo el que hable, amor. – Mamá se sentó nuevamente y papá se puso nervioso. — Eso no quiere decir que tú me dejes solo, quiero decir unas palabras contigo a mi lado. – Mamá otra vez se paró al lado de él y tomó de su mano.
— Que sea rápido porque tengo hambre. – Dije mirando al pan francés que preparó la cocinera. Se veía caliente y mis ansias de probar tan solo un pedacito se apoderaba de mí. Levanté mi mano para agarrar y el pie de Judith tocó mi pierna. — ¡Maldición!
— ¡Ashton! – me disculpé con mamá y fulminé con la mirada a mi prima. Papá carraspeó y por fin dijo las estúpidas palabras que hacían de mi un infierno. ¡Comer, comer!
— Solo quería decir que estoy en deuda con Dios, y lo quiero decir aquí delante de todos. A pesar de mis locuras, sufrimiento y mi espantoso pasado agradezco infinitamente a Dios por meter en mi camino a _________ porque si no fuera por ella, no sé que seria de mí. Estoy tan seguro que no seria el hombre que soy ahora, seria un hombre tan malo que se iría al infierno directamente. Dios padre te agradezco por la gran familia que me diste, la mujer mas perfecta del mundo, suegros tan maravillosos, dos cuñados que son mis compañeros y amigos para toda la vida, una sobrina muy hermosa y brillante… y por el hijo que iluminó mi vida. No me quiero olvidar de la hermosa niña que vendrá en unos meses, Clarissa Jonas. Te pido por favor que cuide a todos ellos y a mis dos difuntos amigos: Darren y Sophia. Darren es ahora un ángel, él fue el que me dijo para ir a la guerra y estar por fin aquí, es a él quien debo agradecer demasiado. – Su suspiro se escuchó por todo el comedor. Estaba muy feliz de que mi padre se haya olvidado del viejo Joe Jonas que solo era un chico mal nacido, ahora un señor Joe Jonas padre de familia. — Tenemos que tener fe y esperanza en nosotros, eso me enseñó la vida. – Alzó su copa y todas elevamos para chocar y hacer ruidos de cristales.
 
*Narra Joe*
 
Antes de ir a dormir fui a caminar por todo el patio trasero, no tenia sueño, tal vez el café que tomé no dejaba que durmiera o quizás el recordar a mi madre. Recordé la última vez que hablé con ella, cuando solo era un niño perdido. Recordé cuando conocí a mi esposa y ángel de la guarda. Recordé cuando le pedí matrimonio. Recordé cuando me dio la noticia que será papá. Recordé cuando me dijo que era un niño. Recordé la primera vez que vi a mi hijo. Recordé los momentos de amor que tuve con ella. Recordé cuando me dijo que esperaba otro bebé. Recordé cuando dijo que seria una niña. Recordé cuando le dije que quería llamarla Clarissa.
 
La luna y estrellas se mostraban en el hermoso cielo nocturno, noche de estrellas. Me acosté en el césped y vi algunas nubes que pasaban. Una de ellas tenía forma de un ángel, tal vez era la forma de _____.
 
— ¿Por qué no vas a dormir, mi amor?
— ¿Alguna vez te dije que amo cuando me dices que soy tu amor? – Mientras se abrazaba reía.
— No, nunca me lo dijiste.
— Entonces esperé el momento indicado. – Se arrodilló y colocó sus suaves manos en mi rostro para besarme de una forma extraña para mí. Sus ojos estaban al lado de mi boca y su boca estaba al lado de mis ojos.
— Que hermoso es mi esposo. Las chicas del barrio de seguro me envidian.
— ¡Nah! Yo digo que todos los hombres del mundo me envidian por tener la mujer mas hermosa a mi lado… y compartiendo toda una vida. Nunca he amado a nadie de la forma en que lo hago contigo. – Se mordió los labios y me dio mucha ternura, entonces la besé.
— Te amo demasiado, Joe. Siempre lo hice. Desde el primer momento en que me dijiste Hola en el chat. – Sonreí mientras recordaba.
— Juro que no me arrepiento de aquel día, incluso ya me gustabas. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Lun 15 Dic 2014, 11:21 pm

Epílogo:
 
*Narra La Madre De Joe*
 
Des nos obligó a ir a un edificio, quería tortura a una familia de apellido Giacometti, las pequeñas manitos de Joe estaban agarradas a las mías, tenia mucho miedo al estado que estaba su padre. Golpeé dos veces la puerta hasta que un hombre de cabello castaño abrió. Se veía muy asustado y nervioso, esto no pasaría si él no se hubiera involucrado con la mafia de Des. Me saludó con su sudada mano y luego trató de saludar a mi esposo, pero el esquivó y entró sin invitación al departamento. Nos sentamos en el sillón viejo y sostuve a mi niño en mi regazo. De una puerta salió una hermosa mujer con una niña, tal vez de la edad de Joe, no se podía ver el rostro de ella ya que estaba abrazando el cuello de su mami.
 
— ¿Tienes mi dinero, Giacometti? – Pregunto Des posando sus gordos codos en sus piernas cruzadas.
— Necesito unos días más. – Des rió macabramente, parecía divertido por la situación económica de la pobre familia.
— Te di tres semanas. Te di bastante tiempo… ¿Cuántos tienes?
— Solo tengo 11.000 necesito 20.000 lo sé, pero mi hija… Rosalie está muy enferma y necesita sus medicamentos. Ten piedad. – Dijo arrodillándose y juntando las manos. Tanta pena me daba ese hombre, tenia ganas de ayudarlo, pero mi esposo no me dejaba. Me sentía terrible.
— No. Morirás con tu familia aquí adentro. – Sus ojos echaban fuego y el del otro hombre echaban tristeza. La mujer, Nina si no me equivoco, lloraba en silencio mientras abrazaba a su hija, moriría abrazada a ella. Veía llorar a futuros muertos.
— Mami… ¿Por qué la niña llora? – Apuntó Joe a la hija de Nina y del señor Giacometti. Acaricié su rostro mientras apretaba mis labios para no llorar por la vida que llevaban.
— Está enfermita.
— Llévala a casa, la cuidaremos los dos. – Mi niño era un ángel, queriendo ayudar a todo el mundo, pero no sabia lo que pasaba, no tenia porque saberlo. Des nos miró y torció su cabeza para que salgamos.
— No me iré.
— No me busques, Denise.
— Perdóname, pero dijiste que debía estar contigo todo el tiempo. – Bajó sus hombros y pensó por un momento. Bajó la mirada a Joe y lo tomó del hombro.
— Ve con Benetti, Joe. – Joe tomó la mano de uno de los hombres de Des y fue afuera del edificio.
 
Dos de los hombres de Des ataron a Rupert y Nina en el sillón con una soga frágil, si eran inteligentes podrían salvarse.
Rupert y Nina miraban a su pequeña hija que estaba sentada en el otro extremo del sillón, no quería que le pasara nada, sin embargo Des no les perdonaría otra vez. Des arrojó botellas de alcohol por el piso y con una botella roció todas las cortinas, muebles y sillones. Tomó su encendedor y les sonrió a la familia por ultima vez, una sonrisa malvada.
— Todo esto pasa por la culpa de tu padre. – Acarició la mejilla de Rosalie.
Cuando parpadeé las llamas empezaban a prenderse. Des me empujó a la puerta y cerró la puerta del departamento. Todos escapaban y yo caí al doblarme el tobillo.
— ¡Des! – Grité, él no me escuchó. Saqué mis tacones y arrojé aun lado del pasillo, los gritos de la familia hicieron volverme loca, los vecinos vieron el humo y corrieron por todos lados chocándome o tirándome al suelo sin importancia. El fuego se expandió por el pasillo y gracias a Dios me dejó un lugar para empujar la puerta. Utilicé la técnica de la patada que me enseñó mi hermano y se derribó la puerta. Rosalie trataba de sacar la soga a sus padres, pero era imposible para una criatura de su edad. Corrí hasta llegar a su lado y desaté la soga para que sus padres pudieran escapar.
— ¡Corran! – Grité. Lo hicieron con dificultad ya que sus pulmones estaban dañados por el humo negro que tragaron. Creo que éramos las únicas personas en el edificio.
 
Al llegar al segundo piso nos encontramos sin salida, las ventanas estaban rodeadas con llamas y la escalera estaba rota. Rosalie estaba llorando, estaba dentro de una película de terror. Miré el techo que estaba arriba de ella y sin darme cuenta grité:
— ¡Cuidado! – Sus padres miraron al mismo tiempo el techo y no dudaron en dar la vida por su hija. Rosalie cayó a mis pies, desmayada por el golpe y bañada de sangre de sus padres. La sostuve en mis brazos y calculé la distancia del piso de abajo. Tenia que arriesgarme por esa pequeña. Tomé distancia y cerré mis ojos mientras caía al vacio. Adrenalina recorría por todo mi cuerpo. Caí de espalda, arriba de maderas rotas y me lastimé, no me importó necesitaba salir de ahí.
 
Escuché la sirena de los bomberos y de ambulancias, muchas personas estaban atrapadas en planta baja, no había ninguna bendita salida. Entre humos negros trataba de ver alguna salida y lo logré. Caminé a la luz y llegué a una ventana. Arriesgué mi puño y golpeé la ventana, los cristales entraron en mi piel y la sangre derramaba. Coloqué una silla al lado de la ventana y me subí. ¡Bendito Dios! Cuatros bomberos estaban al otro lado, arrojé a Rosalie a los bomberos y dos de ellos me ayudaron a salir de aquel infierno.
 
— ¡Corran! – Gritó un bombero alto y gordo. — ¡El edificio explotará! – Corrimos lo mas lejos que pudimos y cuando estalló todos nos tiramos al suelo para cubrirnos. Nunca dejé de proteger a Rosalie, si algo le pasara, moría con ella.
 
Cinco horas después del trágico momento que pasamos, lleve a Rosalie a alguna casa de familia para que cuidaran de ella. Quedó huérfana, pero aun así tendría una familia. Conocía a aquella familia, los Gray. Una familia con un enorme corazón, Rose y Matt iban a la misma escuela que yo cuando era joven, supe de ellos después que salieron en las noticias por ser una de las familias más generosa del país. Toqué el timbre y un niño salió a atenderme.
 
— ¿A quien busca, señora?
— ¿Están tus padres pequeños? – Miré detrás de él y cuatro hermosas niñas trataban de salir afuera.
— ¿Qué sucede con esa niña?
— Hubo un accidente en un edificio y necesito a sus padres. – La voz de una mujer adulta se hizo escuchar.
— ¡Hola! – Dijo alegre, pero su sonrisa desvaneció al ver a Rosalie quemada y llena de cenizas. — ¡Santo cielo! ¡Matt, llama a una ambulancia!
— Necesito un favor de ti, Rose. – Dije entrando a la casa.
— ¿Cómo me conoces?
— Eso no importa. Ella es Rosalie, y sus padres murieron cuando le salvaron.
— ¿Qué ocurrió? – Dijo preocupada y tomando a la niña en sus brazos. — Quedó huérfana. Sus padres murieron cuando fueron aplastados por un techo, la salvaron. – Matt apareció con el teléfono en la mano mientras hablaba con una ambulancia.
— Necesito que la adopten. No conozco a otra familia generosa como ustedes. – Mis ojos poco a poco se llenaban de lágrimas y no tardaron en salir.
— Lo haremos. – Dijo ella. — ¿Tú qué eres con ella?
— Su vecina. – Mentí. Matt se sentó al lado de su esposa y acarició el cabello de la niña.
— No hay otra opción, debemos cuidar de ella, Rose. – Besó la frente de Rosalie y asintió.
— Lo haremos. – Repitió.
 
Llevamos a Rosalie al hospital, estuvieron revisándola por más de dos horas. No teníamos respuestas aun. Solo sabíamos que no despertaba. Tomé mi rosario y empecé a rezar para que esa inocente niña se recuperara lo antes posible y que los análisis salieran bien. Matt caminaba de un lado a otro del pasillo para tranquilizarse y Rose trataba de evitar las preguntas inquietantes de sus hijos: Drake y Jade. De un momento tan esperado el doctor sale con una tableta leyendo.
— Familia Gray. – Todos nos pusimos de pie. — La niña se despertó y reconoce algunas cosas, como por ejemplo a sus padres que son: Rupert y Nina Giacometti.
— Sus padres fallecieron hace unas horas en el edificio que se prendió fuego.
— ¿Ustedes son parientes de ella?
— Yo… yo era pariente de una vecina de allí. La ayudé a salir.
— ¿Tiene algún pariente la niña? – Negué con la cabeza. De lo que sabía era que esa familia era tan humilde como de familia, no tenían ningún pariente.
— La adoptaremos. – Habló Matt. — Haremos papeles.
— Está bien. Pueden pasar. – Dimos unos pasos y el doctor nos detuvo. — Quiero que sepan que ella no recuerda muy bien el incendio. El golpe que se dio en la cabeza fue muy grabe, es mejor que sean cuidadosos con lo que le dirán. – Miró a los dos niños que se pegaban juguetonamente y dijo: — Los niños deben esperar afuera.
 
Al entrar a la habitación junto a una doctora, Rosalie nos miró inquieta. Nos acercamos a ella y le sonreímos lo más amable que pudimos.
— ¿Y mi papi y mi mami? – Un nudo enorme se formó en mi garganta ¿Cómo le diría a una niña que sus padres murieron al salvarla? Tenia que ser suave.
— ¿Me recuerdas, cariño? – Pregunté y ella negó.
— No.
— Bien. ¿Recuerdas el incendio?
— No mucho. – Su suave voz dañaba mi corazón, sus ojitos triste y su mirada confundida.
— Hubo un incendio en donde vives… yo ayudé a tus papis y a ti a que se salvaran… cuando escapamos un techo… cayó sobre ellos para salvarte. Te empujaron a dos bomberos y ellos te rescataron a ti y a mi. – Cerré mis ojos y dije las palabras más dolorosas para un niño. — Tus padres… murieron, mi amor. – Sus labios hicieron pucheros mientras negaba y negaba.
— No… ellos no murieron.
— Lo siento, princesita.
— No, no murieron. Quiero a mi mamá y a mi papá. – Dijo en llanto. Matt y Rose se acercaron a consolarla y decirle que todo iba a estar bien, pero ella no sentía eso. Trató de bajarse de la camilla y sus doctores le impidieron ese movimiento. Llevé mi mano a mi pecho y sollocé.
— Ellos son Matt y Rose, ellos serán tus nuevos papis.
— No. Quiero a mi mamá y a mi papá. ¡Mami! – Rose la abrasó y Rosalie lloró en sus brazos. Acarició su rostro y cabello y esto hizo que Rosalie se tranquilizara aunque sea algo.
— Nosotros cuidaremos bien de ti. Te compraremos ropita, comida, juguetes y te amaremos como lo hicieron tus padres.
— Tú no eres mi mami. – Rose sonrió y besó el siente de la niña.
— Seré como ella ¿está bien? Tú enséñame. – Rosalie asintió y se secó las lágrimas que aun salía.
— Empezaremos una nueva vida ¿quieres? – Rosalie parecía no entender lo que dijo Matt, entonces sus nuevos padres le explicaron.
— Rosalie, no te llamaras más así. Desde ahora llevarás otro nombre.
— Pero me gusta mi nombre, señor. – Matt y Rose rieron y volvieron hablar.
— Dejaremos atrás tu pasado.
— No quiero olvidar a mis padres. – Interrumpió, la niña era muy inteligente.
— No te olvidarás de ellos… me refería a que esto es un mal momento y la perdida de tu padre te hará mal. Además eres nuestra nueva hija y queremos concederte un hermoso deseo… ¿Cómo te gustaría llamarte? – La niña pensó por un momento mientras frotaba sus ojos hinchados.
— Siempre quise llamarme __________.
— Entonces te llamarás _______________ Gray. Mañana iremos a registrar tu nuevo nombre.
 
Matt y Rose hicieron cosquillas a su nueva hija para que no llorara más, le contaron sobre su nueva casa, sobre sus cincos hermanos, mascotas y de donde irían después de que ella saliera del hospital. Me despedí de ellos y me marché a un escondite que tenía, me bañé, me corte el cabello y me puse ropa limpia. Curé mis heridas y fui a la casa a ver a mi hijo que seguramente estaba esperándome.
 
Al entrar a casa no recibí gritos de mi esposo, estaba silenciosa. Subí las escaleras y busque a mi precioso hijo. Entré a su habitación y el estaba maquillando a su niñera. Caroline estaba cubierta de pintura labial color rojo. Reí y Joe me escuchó, corrió a abrazarme.
 
— ¡Mami! – lo cargué a mis brazos y besé su pequeña cabecita. — ¿Por qué tardaste?
— ¿Quieres saber un secreto? – Sonrió y asintió muy rápido. — Llevé al doctor a la niña que estaba enferma. La niña que conocimos hoy. – Su rostro se iluminó y besó mi mejilla.
— ¿Se curo, mami?
— Está muy bien desde ahora. – Se bajó y tomó mis dedos para llevarme a la cama.
— Duerme conmigo, mami. Tengo mucho sueñito. – Hice señas a Caroline y ella dejó la habitación. Nos arropamos con Joe y le conté la historia de una niña que perdió a sus padres y consiguió unos padres igualito a los de antes, sus nuevos ángeles. Él parecía satisfecho con el final y decía que quería que la niña del cuento fuera su mejor amiga. Ojalá un día lo fuera.
 

Fin.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Lun 15 Dic 2014, 11:27 pm

Beno chicas, espero les haya gustado la nove, esta fue la última que subiré al menos por un tiempo, ya que como han visto, me he vuelto muuuuyyy lenta subiendo lo capis y pues eso es por falta de tiempo!!!
Bueno, fue un gusto leer sus comentarios en esta y en mis otras noves!! en verdad lo aprecio xD
Y pues les deseo una feliz navidad y un prospero años nuevo, sé que para Chelis será difícil estas fechas, pero animo cariño, siempre piensa en como le gustaría a tu madre verte y hazla sonreír desde donde quiera que este.


Si llegase a subir otra nove, la verán en mi firma ñ_ñ


Felices fiestas chicas, les deseo lo mejor y que sus vidas estén llenas de cosas buenas.
SIEMPRE MIRANDO PARA ADELANTE.
Besos y abrazos.  


Atte:
Monse, una Jonatica de corazón 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por jonatika_4ever_hilda el Mar 16 Dic 2014, 7:39 pm

mi vidaa!
que hermosa novee!
y más de que los destinos de ellos ya estaban marcados!!
igualmente feliz navidad!! 
:D
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por chelis el Vie 19 Dic 2014, 6:04 pm

guau!!... el destino los junto!!!!...
me encanto!!!!... la familia se unio!!!!...
jjejejej
y si  subes otra ahí me veras!!!!
 GRAAACIIIAAAASSS!!!!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/chelis960

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 12 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.