O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Página 11 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... , 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Vie 21 Nov 2014, 10:55 pm

Capitulo 63
 
*Dias Despues Joe En El Ejercito*
 
— ¡Tienen correos casanovas! – Gritó el asistente. Nos tiró la bolsa color beige oscuro y mis compañeros se amontonaron como animales salvajes. Darren y yo aguardamos a que todos tomen sus cartas y vayan a su cama, dejándonos los últimos sobres a nosotros dos.
 
Nos asomamos a ver la bolsa vacía y había dos cajas y dos sobres, ambos nos miramos uno al otro y tomamos la caja y sobre que nos correspondía.
Darren por su parte leyó primero la carta, pero yo quería ver que tenía la caja. Abrí la envoltura brillante y abrí las solapas del mismo. Me encontré con dos osos de felpas, uno de color azul que tenia el nombre de Ashton y otro rosa que tenia el nombre de Judith. Sonreí.
 
Al leer la carta mis ojos se llenaron de agua, no podía creer que mi hijo tenía fiebre por mi culpa, en un momento llegué a pensar que una mal padre, pero luego me dije a mi mismo que no lo era porque estoy aquí solamente por él y por su madre. Saqué un trozo de cinta y pegué en la pared las fotos y dibujo que me habían mandado: una de Ashton y de _____, otra de Bella, Drake y Judith y por ultimo una foto de toda la familia incluyendo a Sophia. Me senté como indio en la cama admirando mi lado de la pared y pensando en cada uno de ellos, pero más en mi hijo. Salté de la cama y puse los dos osos de felpa en una mesa donde guardaba mis cosas, quería que estén a la vista.
Subí a la cama de Darren y noté que estaba llorando ¿De felicidad? ¿De tristeza? Fue allí cuando me pasó el pedazo de papel y leí. Sophia tenía cáncer terminal. Mis brazos lo rodearon sin darles ordenes ¡Maldición! Deseaba que aquello fuera solo una broma de mal gusto, pero lamentablemente no lo era.
 
— ¡No debes de llorar! – Gritó nuestro compañero de habitación. — ¡No eres hombre si lo haces! – Darren lo miró y luego a mi.
— ¿Por qué si lloramos no somos hombres? – Pregunté poniéndome de pie.
— ¡Ni deben decirse hombres!
— ¿Tú nunca lloraste o qué? – Era la primera vez que hablaba públicamente desde que habíamos llegado otra vez. Solo hablaba con Darren y dos compañeros más.
— ¡No! ¡Nunca! ¡Ni pensarlo! No soy un niñito débil como tu amigo.
 
Volví a ver a Darren y él negó con la cabeza, sabía lo que podía a llegar hacer, estaba tan seguro que en su mirada él quería que le diera una buena paliza pero a la vez no.
 
— Déjanos en paz. – Habló Darren frunciendo el seño.
— ¡Oh! El hombre marica habló. – Dijo haciendo una voz estúpida, di un paso a él y él me miró. — Solo porque tienes tatuajes tampoco te hace hombre. – Sonreí y miré al techo seguido de un golpe en su nariz. Cayó al suelo salpicando sangre por el suelo frio, muchos de nuestros compañeros nos rodearon y me alentaban a darle más palizas, estaba tan enojado y me desquitaba pegándole en el rostro y estomago. Habían pasado muchos años que no golpeaba a alguien.
 
Darren me tomó del brazo y Daniel tomó al imbécil de nuestro compañero haciéndonos separar. Su sangre todavía salía de la nariz y él sostenía para que dejara de derramarse.
— ¡No te metas con nadie de aquí! – Grité haciendo explotar mis venas. — ¡Vete! ¡Nadie soporta tu estúpida presencia! ¡Lo único que haces es hablar mal de todos nosotros y no te miras la mierda que eres!
 
Uno de los militares entró a la habitación y se puso en el medio de ambos. Su mirada era tan severa, pero no me importaba. No tenía miedo a nadie, absolutamente a nadie. Sus manos se posaron detrás de su espalda y se inclinó para adelante y para atrás en sus talones.
 
— No me digan, ya lo puedo adivinar. ¿Kroeger, otra vez hiciste de las tuyas?
— Queremos que lo saquen de nuestra habitación, señor. – Dijo uno de mis compañeros. — Se la pasa diciendo estupideces a todos, insultándonos o insultando a nuestras familias.
— He recibido muchas quejas de usted, Kroeger. Lamento decirle pero usted queda fuera de esta habitación y queda en penalidad por un mes. Sin entrenar, días libres entre otra cosas. Limpiará las habitaciones, cocinas, baños y todos los lugares. – El militar abandonó la habitación y Kroeger juntó sus cosas en su bolso maldiciendo al mundo entero. Mi sonrisa apareció fácilmente. Me subí a la cama de Darren y lo contuve hasta que el dolor pasara… o eso esperaba a que pasara.
 
— Merezco esto. – Dijo Darren mirando la carta. — Merezco tanto dolor. Hice tantas cosas inhumanas. Merezco quemarme en el infierno. – Tragué saliva antes de hablar.
— Entiendo, yo también pienso esas cosas. Pero no es nuestra culpa, Darren.
— ¿A qué te refieres?
— Quiero decir, nuestros padres nos obligaron a ser lo que éramos. – Miré el suelo afligido. — Tal vez, estaríamos en casa tomando unas tazas de chocolates calientes con nuestras familias.
— Deseo cambiar eso Joe, deseo cambiar el pasado más que nada. Quiero limpiar mi alma…
— Lo estamos haciendo. – Sonreí mirándolo. — Después de la guerra quedaremos completamente limpios.
— ¿Joe?
— ¿Qué? – Salté de la cama y lo miré desde abajo.
— Si muero… sólo si muero… cuídate amigo. Eres mi mejor amigo ¿lo sabes, no?
— No te despidas de mi Darren… no ahora. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Vie 21 Nov 2014, 10:55 pm

Capitulo 64
 
*3 Años Despues*
 
— No lo soporto más mami. – Dijo Ashton moviendo sus manitos y apunto de llorar.
— ¿Quieres que hable con tu maestra?
— No. Yo mismo los golpearé y aprenderán a no meterse conmigo.
— Claro que no Ashton. – Dije mirándole enojada, no iba a permitir que mi hijo se metiera en una pelea.
— Es que no me creen mamá, dicen que me abandonó y yo invento esas cosas de que se fue a la guerra… a veces odio a papá por irse. – Mis lágrimas acariciaron mis mejillas al escuchar en la tele las bombas y tiroteos.
— ¡Lo hizo por nosotros Ashton!
— ¿Y tú te crees eso? ¡Se fue porque no nos quiere! – Gritó subiendo las escaleras, pero antes de cerrar la puerta gritó: — ¡Ojala no vuelva!
 
Algunos policías nos venían a entregar las cartas que nos mandaban Joe y Darren, de paso nos decía que ellos seguían vivos y armaban estrategias para sobrevivir. Agradecía a Dios de mantenerlos vivos a ambos. Volteé a ver la tele y unos hombres armaban un cañón para tirar al otro territorio. Me senté en el sillón y con un pañuelo me secaba mis lágrimas. Desde hace dos años molestaban a Ashton por no tener a su papá en la casa, muchas de las tantas veces llegaba llorando y se encerraba a llorar en su habitación, hasta algunas veces no salía de su habitación por dos días o más. Solamente dejaba que Judith entrara a la habitación y nadie más.
 
Bella se sentó a mi lado cansada de su trabajo y mirando su reloj. Su mirada de irritación volvió otra vez al ponerse de pie.
 
— Debo ir a buscar a Judith. – Antes de que se fuera tomé su mano y la detuve.
— Drake dijo que él iba a buscarla y que tú tomes una siesta o un baño para relajarte.
— Por eso lo amo, es mi soporte cuando estoy así. – Me besó la mejilla sobando mi espalda. — ¿Otra vez Ashton? – Asentí. — Ya sabes como es, es un minuto y listo. Me iré a descansar amor… despiértame en tres horas.
— Ve tranquila. – Soné mi nariz y apagué la televisión para que no volviera a ponerme mal… más de lo que estaba.
 
Vi el gran piano de cola color negro que estaba en la gran sala, hacia bastante tiempo que no lo tocaba. Toqué con las yemas de mis dedos los teclados blancos y me senté en el banco. Primero toque unas notas al azar, después recordé una hermosa canción que cantaba todos los días cuando era más joven. Una canción que cantaba cuando extrañaba a alguien o incluso se la cantaba a Ashton y él aprendió.
Toqué las primeras notas, una hermosa melodía salía de allí. Suspiré y luego Toque las melodias de la cancion.
[ http://www.youtube.com/watch?v=FD4-nqH0820 ]
 
— Siempre necesité tiempo para mi misma, nunca pensé que te iba a necesitar cuando lloro. Y los días se sienten como años cuando estoy sola, y la cama en donde descansabas está hecha en tu lado. Cuando te alejas cuento los pasos que das ¿no ves lo mucho que te necesito ahora? – Dejé de tocar cuando Ashton se hizo presente en la escalera y quedó viéndome por unos segundos hasta que bajó y se sentó como indio arriba del piano.
— Conozco esa canción la cantas cuando estas triste mami. – Sonreí y acaricié su rostro triste.
— Entonces… ¿me ayudas a no estar triste ash? – El asintió y volví a tocar el piano, pero desde la parte donde quedé. Ambos tomamos aire y comenzamos a tocar – Su sonrisa apareció mágicamente y movía su mano al compás de la canción. Susurré que iba a seguir y le pedi que el me ayude a tocar
– Hice una pausa y asentí a dirección de mi hijo. Él sonrió y supo que hacer.
cuando no lo note. El televisor se prendió de la nada mostrando la guerra, a los soldados, guerreros y hombres peleando, lanzando granadas, bombas entre otras cosas para acabar pronto. Ashton vio la escena y se puso a llorar poniendo sus manos arriba del piano, un llanto que jamás había largado. Lo sostuve en mis brazos y lo llevé al sillón. Drake había encendido el televisor.
— Lo- Lo siento… no pensé que…
— Está bien. – Lo sonreí y él y Judith subieron a sus habitaciones dejándonos a solas con mi hijo. Acaricié su Cabello oscuro para tranquilizar el ambiente,mientras abrazaba a ashton susurre sin notarlo
- “te extraño Joe”
 
Era tarde ya cuando me di cuenta de que yo también estaba llorando, Ashton subió su mirada a mis ojos y acarició mi rostro.
 
— Perdóname por lo que dije hoy. Es que no lo recuerdo mami. – Otra vez se puso a llorar. — No recuerdo cuando nos vimos o cuando me regaló el estúpido avión. Tampoco recuerdo cuando nos sacamos aquella foto. – Señaló con su dedo índice el cuadro que llevaba una foto de Ashton y Joe en el patio trasero. Esas sonrisas que llevaban los dos… no eran actuadas ni nada por el estilo, eran reales. — A veces llego a pensar que se fue porque no me quiere. Cobarde… solamente me contesta una carta, UNA CARTA de las diez que mando todos los días.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Vie 21 Nov 2014, 10:56 pm

Espero les gusten los capis chicas, saludos!!
P.D. Sorry por la tardanza 

Besotes
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por chelis el Dom 23 Nov 2014, 1:53 pm

esto es tan injustooooo!!!!...
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhh!!!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/chelis960

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Vie 28 Nov 2014, 11:02 pm

Capitulo 65 


*Narra Joe*


Las cartas que me mandaba mi hijo me daba fuerzas, cada vez más y más. Pero contestaba solamente una o dos de las miles que él mandaba. La razón era para que no me extrañara tanto si llegara a morir, era mejor así, no quería que me extrañara demasiado o sufra de dolor, quería amortiguar esa parte. 


— Eres un idiota Joe.
— Ya cállate Darren, idéate un plan y déjame en paz. – Dije sin ganas mientras miraba una foto del niño. Lo guardé en mi bolso y fui a donde estaban mis compañeros, los que quedaban para ser exacto, habían muerto 256 hombres. La cabeza principal dibujo un plano donde teníamos que atacar. Nosotros éramos los círculos y los enemigos las cruses.
— Ben, Joe, Darren, Daniel, Will, y Paul ustedes deberán ir por detrás, atacarán allí y nosotros los ayudaremos pero atacando desde el otro lado. Debemos distraerlos para atacar. – Giré a ver al otro lado donde más de 500 hombres estaban divididos mientras escuchaban a los generales les explicaban que hacer. — ¡Joe! – Volví mi mirada y fruncí el ceño.
— ¿Solamente seis?
— Claro que no hijo, 66 hombres más estarán con ustedes y los demás atacaremos del otro lado. 
— Y si la idea no funciona. 
— Funcionará, nosotros podemos chicos. Acabaremos con ellos. – Dijo aparentando estar seguro, pero estaba tan nervioso y asustado como todos nosotros.
— Cuando quedemos pocos… esos pocos irán a casa o a la base y vendrán otros soldados en su lugar. Espero que los enemigos queden pocos… espero que ganemos esta lucha. 


Solo faltaba dos minutos para otra lucha, ganamos 18 batallas y perdimos 5, no estaba nada mal, a este ritmo podríamos avanzar rápido e irnos a casa. Mis compañeros y yo fuimos a la puerta trasera del cuartel y nos deslizamos por el piso hasta llegar al punto exacto. Darren estaba con su arma al igual que todos poniendo balas dentro de ella, miré a todos lados y mi woki toki sonó de la nada. Apreté un botón y hablé:
— Ya estamos en el punto, general.
— Muy bien chicos, arrojaré un fuego artificial que será nuestra señal para atacar. Yo les avisaré cuando atacar, no hagan ninguna locura chicos. – Volví apretar el mis botón.
— Está bien. 


Uno de mis compañeros se movió y se dirigió a otro lado, Darren gritó su nombre pero él no hizo caso. Entregué mi woki toki a Daniel y corrí detrás de él, fruncí el ceño al ver como él hablaba con uno de los enemigos, no tardé mucho en darme cuenta que Will era uno de ellos. El enemigo mostró con el dedo un cañón que apuntaba a la zona donde estaban los soldados y los generales, Will miró a la dirección donde estaba yo y me agaché a esconderme detrás de una roca gigante. Volví a moverme y ninguno de ellos estaba. Darren corrió hacia mí y me dijo que el general lanzaría el fuego artificial en unos minutos. Busqué con la mirada a Will y no lo encontraba. 
— Regresa y habla con el general. Dile que Will es un infiltrado y lanzará una bomba contra todos nosotros.
— ¿Qué?
— ¡Maldita sea! ¡Corre, Darren! – Él hizo caso y yo corrí detrás de Will, que por fin lo había encontrado. Estaba apunto de prender una bomba y meterlo dentro del cañón pero por suerte lo detuve. Traté de noquearlo pero era difícil hacerlo, era igual de fuerte que yo. Agarré mi cuchillo para atravesar su carne y él tomó de mi mano para detenerme. Me lanzó sobre una roca y corrió a prender la bomba y prender la pólvora del cañón. Corrí lo más rápido que pude y pateé su pierna haciendo que cayera al suelo, la pólvora estaba por llegar al punto exacto y me las arreglé para apuntar al lado donde estaban los enemigos. El cañón lanzó la bomba y me empujó a la roca por la fuerza que había hecho. Sentí como el hierro apretaba mi estomago, podía sentir como mis intestinos peleaban por salir por mi boca. 


— ¡Lo has arruinado! – Gritó apuntándome con una SIG SG-552, mis brazos ayudaron a salirme del medio del cañón y de la roca, caminé dos pasos pero el volvió a gritarme y dando dos pasos más atrás. — ¡Detente! 
— ¡Traidor! 
— Lo soy. Lo hago para vivir, tú harías lo mismo para sobrevivir. 
— ¡No sobrevivirás hijo de puta! 
— Estás equivocado… tú no sobrevivirás. – Cargó otra vez el arma y volvió a apuntarme. — Que lastima que tu familia no te verán por última vez. – Cerré mis ojos para no ver las balas atravesándome, sin embargo, cuando pensé que todo estaba perdido vi a dos de mis compañeros apuntando a Will. Daniel y Darren estaban salvándome. Daniel me lanzó una ametralladora y las puse en mis dedos. Regresé mi mirada al traidor de Will, y me di cuenta de que él y Darren estaban peleando a muerte. Darren maniobrando para quitarle el arma a Will y Will lanzando golpes con el arma. Corrí con Daniel para ayudar a mi mejor amigo y unos disparos aturdieron mis oídos e hicieron adormecer todos mis sentidos. Me detuve viendo la sangre que corría al piso, sangre roja y la mano de esa persona deteniendo que la sangre saliera. Su estomago estaba perforado, Daniel me empujó pero yo no hice caso estaba viendo el estomago de él. Su voz volvió a ponerme en la tierra y miré al hijo de puta que nos lastimó.
— ¡Joe! – gritó Darren cayendo de rodillas, Daniel noqueó a Will haciendo que cayera al suelo y yo corrí por Darren.
— ¡Darren! – Puse mi brazo alrededor de su cintura y su brazo alrededor de mi cuello. Daniel arrastró al traidor llevándolo al cuartel y yo ayudé a Darren a caminar para poder llegar al refugio. Cada paso que daba era un gemido de dolor. 


— Te salvaras, Darren. – Sentía las lágrimas en mi mejilla. Gotas calientes.
— No Joe… no me salvaré. Es más estoy muriendo. – Tragué saliva mientras lo veía sonreír. ¿Por qué sonreía? ¡Se estaba muriendo! — Tranquilo amigo… sabíamos que esto pasaría.
— ¡No! ¡No morirás! – El rió y con las pocas fuerzas que le quedaba golpeo amistosamente mi mejilla.
— Vamos idiota… si moriré, tengo más de tres balas en mi pecho y estomago. – Mis labios empezaron a temblar era imposible no hacerlo, estaba perdiendo a mi mejor amigo. 
— Te salvaré Darren, puedo hacerlo.
— No. No puedes y yo no quiero… es mi hora Joe, debo dejar este mundo. – Mis manos se aferraron a su camisa y mi cabeza en apoyando de su pecho. 
— Da-Darren… 
— Joe… ya no hay tiempo… sabes que te amo amigo, eres mi mejor amigo… sé que triunfarás en esta estúpida guerra e irás a casa a festejar con Ashton y _____. 
— Darren…
— Déjame terminar por favor. – Una lágrima cayó de sus ojos. — De todos modos, sabia que no llegaría hasta al final. No soy bueno en esto, no como tú. Te veía practicar, correr y apuntar y me decía a mí mismo: “Es un gran hombre, llegará hasta al final. En cambio yo… yo no sirvo para esto. Moriré tarde o temprano.” Entonces escribí una… una carta y la dejé en mi bolso para que tú la leyeras cuando yo ya no esté. Joe, no te preocupes me voy… — Tomó un respiro, ya no le quedaba fuerzas. — Me voy sabiendo que me quieres y sabiendo que dentro de poco encontraré en el cielo a Sophia… aunque sea estaré con ella… y cuando tú seas viejo y no te quede vida volveremos a estar juntos ¿vale? — Asentí dolorosamente. Sonrió por última vez y sus ojos se fueron cerrando poco a poco. — Te quiero Joe… eres y serás mi mejor… amigo para… siempre. — No escuché más su respiración. Me acerqué a su rostro y no sentí ningún viento. Lo miré y sacudí su pecho para que despertara.
— Darren… Darren despierta… no me hagas esta broma amigo… - Sacudí de nuevo su pecho para que abriera sus ojos. — Despierta Darren, es una broma mala. – Mi voz y mi comportamiento me hicieron recordar cuando era pequeño, en ese preciso momento parecía un niño asustado que perdió algo muy valioso… y era valioso. — Abre los ojos Darren… abre los ojos y vayamos a casa… renunciemos a esto y vayamos a casa… les diré a los federales que quiero que me arresten por muchos años… que me arresten en tu lugar y tú ve a ser feliz… abre los ojos Darren. Por favor… - Daniel se acercó a mi y me abrazó llorando por la perdida de un gran soldado… de un gran amigo… de un gran hermano… 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Vie 28 Nov 2014, 11:03 pm

Capitulo 66
 
Media hora después de que Darren dejara el mundo de mierda, corrí a donde estaba Will. Mis venas estaban a tal punto de explotar, estaba tan enojado, tan enojado que iba a matar al hijo de puta. Daniel corría detrás de mí para tranquilizarme y no hacer ninguna locura. Imposible.
 
Lo primero que tomé de una mesa fue una pistola, una pistola que contenía balas bendecidas por mí. Me encaminé al centro del cuartel para encontrar al futuro muerto y lo logré. Estaba con esposas y sentados en una silla, sus ojos se agrandaron cuando atravesé la puerta. Atropellé a todos los soldados y al general que estaba enfrente de él.
— Joe… amigo. – Titubeó.
— ¿Amigo? – Le di una bofetada. Y las manos del general me detuvieron.
— Tranquilízate hijo. – Mis ojos echaban fuegos al general. No me podía decir que no lo matara porque para eso estaba aquí, para matar a los enemigos. – Lo tiré arriba de una silla y me acerqué al hijo de puta.
— Oye, no lo quise hacer ¿bien? Estábamos peleando y de la nada apreté el gatillo. Perdóname Joe. – Una vez más mi mano fue directo a su cara. No iba a arrepentirme. Darren era mi hermano e iba a matar al hijo de puta que lo asesino.
— No mereces ni vivir. ¡Empieza a rezar! – El general se acercó a mí y puso sus manos en mi hombro, luego me sobó la espalda.
— No lo mates. – Lo miré arqueando una ceja, luego me eché a reír cubriendo mi boca con mi brazo.
— ¿Que no lo mate? ¡Mató a Darren! ¡No merece perdón, merece morir!- Tomé del cuello de la camisa del general y lo acerqué a mi rostro poniéndonos cara a cara.
— Nunca te he visto así.
— ¡Nadie me conoce! ¡Yo solo puedo matar a todos los hijos de putas de afuera! ¡Usted sabe perfectamente porque estoy aquí! ¡Sabe que soy un hijo de puta! ¡Sabe que soy un asesino violador! – Todos mis compañeros abrieron la boca de asombro y retrocedieron unos pasos. — Si usted no lo mata… lo hago yo. – Dije entre dientes, el general asintió con la cabeza y tragó saliva.
— ¡Vayan a fuera! – Ordené, todos me hicieron caso dejándome a solas con el traidor de Will. Will estaba viéndome como si nada, como si no iba a morir. Tal vez creía que le dejaría pasar que le dejaría vivir, pero estaba muy equivocado. El viejo Joe, el Joe asesino y violador… el Joe hijo de puta estaba en esa habitación. La sangre e ira del viejo Joe recorría mi cuerpo y vena. No iba a perdonarlo. Todo lo que hacia antes iba a practicar en él.
 
Lo tiré de una patada al piso liberando sus manos, trató de ponerse de pie, pero no lo dejé. Le di una patada en su nariz haciendo que sangrara, escupió sangre y rió.
 
— Tú y yo tenemos algo en común.
— Tú y yo no tenemos nada en común. – Escupí en su cara, él se limpió y rió nuevamente.
— Claro que si. Yo soy un violador… un hijo de perra como tú. Por eso estoy aquí para no ir a la prisión. Por eso fui al otro bando, para vivir y seguir haciendo mi trabajo. – Mi codo golpeó su ojo y cayó al suelo.
— Yo vine aquí para pagar todas las cosas malas que hice… yo ya no soy ese bastardo hijo de perra de antes…
— ¿Me matarás? Hazlo… nos volveremos a ver en el infierno. – Se arrodilló y abrió sus brazos como alas. — Hazlo… Hazlo imbécil. – Apunté su cabeza sin sentir piedad. Lo iba hacer iba a matar al traidor de Will. — Sé que no lo harás… no me mata… — Antes de que acabara con la frase había disparado en su frente. La sangre fluía sobre su frente, habían pasado muchos años de que no hacia esta cosa. Matar soldados en la guerra era una acción muy diferente que asesinar personas por voluntad propia.
Will cayó de cara y tiré la pistola en su cara pateando su cuerpo. Mis lágrimas caliente hacían carreras en mis mejillas. Tomé del cabello e hice que su rostro mirara el techo mientras le daba golpes brutos con mis puños, mis nudillos se volvían rojos y se llenaban de sangres mientras gritaba asquerosidades de él.
 
— ¡Joe! ¡Joe, basta amigo! – Daniel me separó del muerto, Me giré a él y lloré en sus pies. — No lo hagas amigo… por favor.
— ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué? – Pegué mis nudillos en la pared seguido de patear la mesa. Estaba tan enojado y tan triste que nadie podía hacerme entrar en razón.
 
Con todas sus fuerzas Daniel me arrojó al suelo y se sentó a horcajadas arriba mío para que no destruyera más los muebles o descuartizara al muerto de Will. Me soltó unos gritos y luego me tranquilicé poco a poco dando leves respiros y diciéndome a mi mismo que todo iba a estar bien.
 
— ¿Ya hiciste toda la mierda? — Asentí asustado y de una patada lo tiré al suelo.
— Déjame en paz… ¿quieres? – Me abrasé a mis rodillas pidiendo perdón a Dios lo que hice… claro que Dios no iba a perdonarme. En aquella vida había hecho muchas cosas malas, entrar a la mafia, hacer promesas de sangres que no cumplí, violar, matar y torturar a personas inocentes… Dios no iba a perdonarme toda la mierda. Me levanté del frio suelo y salí al pasillo donde más de 20 hombres me miraban. Los ignoré por completo y fui a la cama donde estaba Darren a llorar desconsoladamente.
 
La perdida de mi mejor amigo, de un hombre que era como mi hermano mayor fue la peor cosa que recibí en el mundo de porquería. Darren salvó mi vida de todas las formas que se pueda decir, me salvó de mi padre, me salvó de la vida de mierda, me salvó de las decisiones malas cuando él también era un delincuente y me salvó de ser asesinado por el hombre que yo mismo maté como venganza.
 

— Donde quieras que estés ahora mismo… muchas gracias hermano… te aprecio tanto. Y perdóname por lo que acabé de hacer, yo no iba a dejar pasar esto. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Vie 28 Nov 2014, 11:03 pm

Capitulo 67
 
*Narra _________*
 
Estaba sentada en el suelo mientras tejía un gorro de lana para Sophia. Mi amiga estaba a unos días de su muerte. Su rostro no era el mismo de hace unos años, estaba triste con muchas ojeras y muy pálida. Sus pómulos estaban tan marcados que eran impresionantes. Toda la familia cuidaba de ella, y el que cuidaba más de su tía era Ashton, no se separaba de ella.
 
Una de las empleadas de la casa vino a avisarme que un general trajo la bandera, y eso solo significaba que uno de los soldados había caído. Me levanté del suelo casi temblando del miedo y del frio. Me puse un abrigo y me quedé tomando el picaporte con el corazón en las manos. Mi mayor miedo era que fuera la bandera de Joe, mi mundo caería por completo y ni Ashton iba a poder ponerme de pie otra vez. Todos aquellos años estaba preparada para el momento, para soportar el dolor de la perdida de una persona. Abrí la puerta y el general me saludó con educación y después me entregó la bandera.
 
— Lo sentimos señora, nuestro pésame a la familia. – Dio media vuelta y asintió a dos hombres que cargaban el enorme cajón marrón. Mis lágrimas brotaron como de costumbre y mis dedos fueron directo a mi mano. Les di paso a los hombres para que llevaran el cajón hasta la sala y seguido de eso llamé a toda la familia. ¿Quién estaba ahí? ¿Joe? ¿Darren? Mi miedo estaba matándome… Ashton no iba a ser el mismo si fuera Joe el que estaba allí adentro.
— La familia del soldado Darren Criss. – Asentí por todos y el general dijo unas palabras, diciendo que fue un buen soldado y que estaba en la gloria de Dios. Estaba tan triste y feliz… triste por la perdida de un amigo de la familia y feliz de que Joe siguiera vivo. Una vez que los dos soldados y el general se fueran, toda la familia quedamos alrededor del cajón llorando y rezando. Sophia solo sonreía con dolor, teníamos que ayudarla a ponerse de pie ya que no podía sola.
 
— Bueno… la cosa no está tan mal para mí. – Dijo con dolor. Tratando de ahogar su llanto. — Me quedan unos días de vida… y podré estar contigo finalmente Ángel. – Se arrodilló al lado del cajón y lloró por un largo tiempo. La familia y yo decidimos dejarla sola por un momento para despedirse de él.
 
Estaba haciendo chocolate caliente para todos, para espantar el frio y el vacio que sentíamos todos. Ashton y Judith dibujaban a Darren y a Sophia; y Drake y Bella ayudaban a colorear el dibujo.
 
— A papá no le falta mucho. – Dijo Ashton haciendo una mueca. Con la cuchara de madera golpeé la mesa haciendo saltar a todos.
— No vuelvas a decir eso.
— Digo lo que quiero. Nadie puede prohibirme a no hablar. – Se puso de pie y antes de marcharse gritó: — Ojala todos se pudran. – Puse mi cabeza atrás, poniendo mis ojos en el techo recordando la primera vez que me dijo “púdrete” tenia ganas de pegarle y decirle que ya es grande y no debe decir esas cosas. Drake se me acercó y me hizo unos masajes en el cuello, estaba tan estresada y cansada de rodo eso.
— Sabes que no lo dice en serio. Para él todo esto es difícil, _________.
— Soy su madre, no le da derecho de gritarme y decirme cosas así.
— No te preocupes tía… iré a hablar con él. Y me escuchará por las buenas o las malas.
Agarró la misma cuchara de madera que yo tenia hace unos minutos y golpeo suavemente sobre su mano dirigiéndose a la dirección donde se había ido Ashton. Bella la detuvo sosteniendo del cuello de su playera y le quitó la cuchara de madera.
— ¿A dónde crees que vas con esto?
— A darle un buen merecido a ese niño. – Drake y yo nos reímos y Bella nos miró enojada. Judith hacia lo mismo que su padre cuando era pequeño: cuando yo me portaba mal, él tomaba lo que estuviera a su alcance e iba a golpearme con ese objeto hasta que yo pidiera perdón. Éramos unos niños salvajes, tal cual eran Ashton y Judith.
— Esa no es la forma. Y tú no eres nadie para enseñarle educación. – Dijo Bella enojada.
 
Estaba en la huerta que estaba en el patio trasero de casa juntando vegetales frescos para la cena. Pensando en que hacer con todo esto: la pérdida de Darren, la futura pérdida de Sophia y de Ashton y su boca sucia.
Me senté en las hierbas y junté mis rodillas enterrando mi rostro en ella para llorar, estaba muriendo. Mi celular sonó y pasó algo que nunca creí que pudiera pasar. Una foto de Joe. Apreté el botón y llevé mi celular rápido a mi oreja.
 
— ¿Joe? – Salió de mi boca temblorosa, hubo tres segundos de silencio y luego habló.
— Hola nena.
— ¿Estás bien?
— Si amor… llamaba para decirte que terminé con esta mierda. – Mi sonrisa se iluminó.
— ¿Volverás a casa?
— Hum… no exactamente. – Escuchaba su respiración, y en su voz se escuchaba lo asustado que estaba. — Tengo que terminar los 15 años.
— No lo entiendo.
— Hice algo malo nena… y como castigo decidí quedarme aquí hasta cumplir los 15 años… sin llamadas… sin cartas. – No dije nada por unos largos segundos, la alegría que tenia por unos segundos fueron derribados por la tristeza. Me sequé los ojos y volví hablar.
— Tú te pusiste ese castigo ¿verdad?
— A decir verdad… sí. Maté por voluntad propia… al asesino de Darren… y me arrepiento de hacer eso… entonces quiero hacer este castigo. No te preocupes… un general cuidará de mi, estoy algo lastimado. Viviré con él y además ayudaré en la guerra… seré como un asistente. Lo siento.
— Está bien… sin cartas ni llamadas. – Agaché mi cabeza y aguanté para no llorar.
— Oye, oye… el general ira a visitarlos a ustedes ¿bien? Él les dirá como estoy y también me informará como están ustedes.
— ¿Quieres hablar con Ashton?
— No puedo amor… no le digas que hablé contigo. – Miré a Ashton que estaba de brazos cruzados y con el ceño y labios fruncidos.
— Está a mi lado…
— ¡Mierda! Dile que… que no puedo… que tengo cosas que hacer. Inventa alguna cosa por favor mi amor… es parte de la promesa y castigo… debo cortar _________... te amo ¿está bien?
— Yo también te amo… adiós. – Guardé mi celular en el bolsillo de mi abrigo y me acerqué a Ashton, se notaba que estaba furioso… demasiado para mi gusto. Me arrodillé poniéndome a su altura y cuando estaba apunto de hablar él gritó a todo pulmón.
 
— ¡Lo odio! ¡Escuché todo mamá! – Era verdad, se podía escuchar la conversación. La única parte buena era que Ashton no escuchó sobre la venganza. Si lo escuchaba no sabría que hacer.
— Hijo…
— ¡Ojalá muera! ¡Lo odio, lo odio!
— Ashton… - Sollocé llamándolo… aquello era la verdadera mierda. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Vie 28 Nov 2014, 11:04 pm

Capitulo 68
 
"Años después"
 
*Narra Ashton*
 
Estaba en mi habitación escribiendo otra carta a mi padre, no lo odiaba más. Mamá me explicó que hizo algo malo –no se qué- y tuvo que hacer una promesa para que Dios lo perdonara. La promesa consistía en cumplir los 15 años y luego finalmente vendría… claro que faltaba dos años más y por fin vería a mi padre… por primea vez para mi, ya que no me acordaba como era.
 
“[…] Bueno papá, espero que al menos leas esta carta y lo guardes ya que no puedes contestarme. Te amo. Ashton x.” Guardé la carta en un sobre y después lo puse en mi mesa de noche.
Estaba aburrido viendo el techo, Judith no sé donde estaba y mis amigos estudiando como idiotas. Miré mi bolsa de boxeo y me puse de pie a buscar mis cintas. Las coloqué en mis manos y empecé a practicar. Ejercitaba todos los días, para mi edad tenia musculo, era el único de todos mis amigos. Sus madres decían que yo me desarrollaba mas rápido que ellos y eso les molestaba.
 
— ¡Ashton! – Entró Judith casi gritando y casi susurrando. Su mirada me decía que algo andaba mal.
— ¿Qué sucede?
— Tu… tu mamá,_____ está llorando. – Dijo agitada, parecía que hubiera corrido una maratón. Fruncí el ceño y caminé a la puerta pero me detuvo.
— Déjame salir Jud. – Ella negó con la cabeza.
— Ashton… no vayas a interrumpir… es mejor escuchar. – Tomé su mano y nos dirigimos a la habitación de mi madre. La puerta no estaba cerrada del todo, tres dedos de espacio para ser exacto. Jud se puso detrás de mi escuchando atentamente, su respiración hacia cosquilla en mi cuello.
— Aléjate un poco, Jud… tu respiración hace cosquilla en mi cuello. – Susurré, ella se sentó en el suelo molesta, pero no dejando de escuchar.
En lo primero no podía escuchar bien, no entendía de que hablaban parecía que mamá ocultaba algo a la tía Bella.
— Confía en mi… soy tu amiga, nos conocemos desde hace muchos años.
— Es que… era una promesa… juré no decir nada sobre esto. – Dijo mamá triste.
— _____... dime que ocurre… anoche gritabas que Joe te dejara tranquila ¿Qué diablos ocurre? – Mamá hizo unos segundos de silencio y luego escuché sus pasos, caminaba por toda la habitación. La tía Bella dio un grito que hizo asustarnos a Jud y a mí.
— Prométeme que no le dirás nada a nadie.
— Lo prometo. – Fuera lo que fuera era un secreto muy grande y malo para que hiciera llorar a mi mamá. No estaba bien que yo estuviera escuchando conversaciones ajenas, pero era mi mamá quien lloraba. Si algo malo pasaba con ella yo la ayudaba siempre.
— Joe…
— ¿Qué con Joe? – Dijo impaciente, y la entendía, mamá daba muchas vueltas.
— Cuando conocí a Joe pensé que era un chico bueno y generoso como aparentaba ser… un día me trajo aquí. Y pasó lo que nunca pensé que pasaría.
— ¿Qué te hizo el muy hijo de perra?
— Me… me confesó que era un violador y asesino. – Mis ojos y boca se abrieron a la sorpresa. Mis labios temblaban y mi puño también.
— ¿Qué?
— A mi me maltrataba y me violaba… - Mis ojos se cerraron de dolor al escuchar la confesión de mi madre. — Me pegaba y me amenazaba con matar a mi familia y a ti si no hacia lo que él quería. A pesar de todo él me seguía gustando. Y un día él me contó que… - Mamá dejó de hablar al verme abrir la puerta de su habitación. Judith seguía en el suelo avergonzada. Di un paso y entré.
— ¿Qué carajos es… esto mamá? – Apenas podía pronunciar las palabras, estaba molesto, triste, enojado, sorprendido y dolido.
— Ash, ¿qué haces aquí? – Se secó las lágrimas.
— Contesta mi pregunta…
— ¿Qué escuchaste? – Emití una risa mientras meneaba la cabeza.
— ¿Pensaste que tu secreto iba a llegar a la tumba? – Recordé todo lo que dijo mi madre a mi tía… papá era un violador y asesino. — Eso quiere decir que yo fui producto de una violación.
— No, Ashton.
— ¿Cómo que no? ¡Papá te violaba! – Grité a todo pulmón. Hacían años que no gritaba a mi madre o me enojaba. — ¡Nací de una violación! ¡Maldita sea! – Tiré la lámpara que estaba a mi lado y luego rompí de una patada la mesa de noche. Estaba lleno de ira. Odiaba que mamá sufriera o esté mal, odiaba que alguien la insultara, pero que mi padre la violara… era una guerra.
— ¡Ashton! – Gritaron mi madre y mi tía, pero yo seguía rompiendo los muebles de la habitación de mi mamá. Saber que nunca fui productor de amor me daba asco y rabia, saber que papá era un violador y amenazaba con matar a mis abuelos y tíos me mataba.
— ¡Por qué nunca lo dijiste! – Grité de nuevo arrancando las cortinas. Estaba tan furioso que casi iba a golpear a mamá por dejarse hacer eso… pero la voz de Judith hizo detenerme.
— ¡Detente, por favor! – La miré y estaba apunto de llorar, seguía en el suelo. Caminé hacia ella cerrando con un golpe fuerte la puerta. Me siguió hasta mi habitación cerrando con seguro mi puerta y trataba de abrazarme, pero yo no me dejaba. Rompía todas las fotos de mi padre y las cartas tirando a la basura. Mis puños chocaban con mi bolsa de boxeo mientras mis lágrimas calientes corrían en mi mejilla. Los labios de Judith Holofernes
chocaron con los míos y la abrasé.
— Ya… basta. – Dijo en un débil susurro.
— Me duele. – Puse mi frente con su frente sin dejar de abrazarla. Judith era la única chica quien podía calmarme, quien era mi mejor amiga y la amaba demasiado.
— Lo sé… a mi igual… - Acarició mi despeinado cabello y me llevó a la cama. Cerré mis ojos llorando y ella me abrazaba dándome pequeños besos en la comisura de mis labios. Su cabello rozaba mi cuello y eso hacia tranquilizarme, sentir su tacto y perfume, pero recordar a mi padre hacia volverme loco. Era una batalla. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Vie 28 Nov 2014, 11:05 pm

Capitulo 69
 
— Ashton… ábreme la puerta. – Dije golpeando con mi palma de la mano la madera, mi frente tocando. No contestaba, solo se escuchaban golpes, seguramente golpeaba a su bolsa de boxeo.
— Ash… por favor.
— ¡Vete! – Se escuchó del otro lado. Bella seguía en el marco de mi puerta viéndome asustada y con los ojos llorosos. ¿Cómo no estarlo? Le había dicho un secreto oscuro que nadie sabia solamente Joe y yo. Me dirigí a mi habitación y miré a los ojos a Bella. No decía nada.
 
La senté en la cama y seguía con su mirada atónita. Recopilé en mi mente todo lo que había sucedido y lo que iba a decir en los próximos segundos. Tenía que ser cuidadosa y decir cualquier cosa.
— Ustedes no saben la otra parte.
— ¿Hay más? – Dijo ella con la mirada perdida, ni siquiera me miraba.
— Eso fue lo malo… no oyeron lo bueno… que es la otra parte. ¿Me escucharas? – Pregunté dudosa, no estaba segura si ella quería seguir escuchándome, o me veía como una loca sádica.
— Si…- Dijo en un pequeño susurro.
— Lo hacía para salvar a todos… después de unos meses me di cuenta de que él no era así, se podría decir que lo ayudé a salir de esas cosas malas… y se enamoró de mi… ambos nos enamoramos. Ashton no es producto de violación, Joe me hacia tomar píldoras, siempre. Cuando me enteré de que estaba embarazada fue un golpe extraño, es decir, tomaba píldoras no tenia que suceder y me dijeron que las píldoras a veces dejan de funcionar o no hice bien los pasos… pero Ashton es productor de amor porque Joe y yo después de lo malo nos amábamos por primera vez, y lo seguimos haciendo. Él cambió, ya no es ese loco… se fue a la guerra a pagar todo lo malo… y porque lo de las mafia….
— ¿Era un mafioso? – Preguntó gritando, yo asentí con los ojos cerrados.
— Los de la mafia le prohibieron estar conmigo, lo iba a matar. Entonces le dijeron que si iba a la guerra le iban a dejar solo, no le iban a molestar más. Y por fin estaríamos juntos los dos. – La miré a los ojos y acuné su rostro en mis manos suaves. — Créeme, Bella. Ya no es lo de antes. ¿Crees que si fuera todavía así yo lloraría por tenerlo lejos? ¿Crees que mandaría cartas o rezaría a Dios para que lo cuide? Porque si fuera así no lo haría, es más estaría con otro hombre escapando de Joe.
— ¿Y si él te tiene amenazada? ¿Y si él te pidió que actúes durante todos estos años?
— No seria una estúpida, aprovecharía y pediría ayuda a todo el mundo para que se mantenga lejos de mí. – Ella suspiró y me miró, su mirada solo significaba algo. Ella estaba convencida de lo que le dije.
— ¿Por qué nunca me lo dijiste?
— ¿Te refieres a los primeros días? – Ella asintió. — Una parte de mi sabia que Joe no era así. Además porque te quería mantener a salvo a ti y a los demás.
— ¿Ya no te tiene amenazada? – Le sonreí negando con la cabeza, mí mirada solo era sinceridad.
— Juro por lo que mas quiero que ya no… ya no. – Ella me abrazo asustada, pensaba que mentía y no era así, decía la verdad.
 
Estaba en la cocina preparando el platillo favorito de Ashton, pizza de siamo nel forno, Bella me pasaba los ingredientes o amasaba la bola de masa que sobraba. Seguía en shock por mi confesión, sin embargo yo ignoraba sus pensamientos.
Judith se sentó en un taburete y me miro seriamente con sus ojos claros, era una hermosa niña.
— Bien… ¿Ashton saldrá de la habitación?
— Claro que no. Está molesto. ¿Y como no estarlo si…?
— ¡Judith Gray! – Gritó Bella.
— Tú no la defiendas, mamá. Deberías estar enojada con toda esta men…
— Jud, escúchame ¿quieres? Tú y Ashton escucharon mal, bueno, no mal. Escucharon la parte mala no la parte buena… necesito que me ayudes con Ash, dile que se de un baño, baje, cene y vaya a la sala y le contaré TODA la historia.
— ¿A mí también?
— Si… es decir, los dos escucharon.
— ¿Tengo que confiar en ti?
— Debes confiar en la mujer que te cambió los pañales desde que naciste. – Dije sonriendo y guiñando un ojo. Ella se bajó y se dirigió a las escaleras. Me giré sobre mis talones y suspiré con miedo. — Que sea lo que Dios quera. – Bella me regaló una media sonrisa mientras frotaba sus manos en mi brazo derecho.
 
A los pocos minutos Judith bajó nuevamente, creí que con ella iba a estar Ashton pero no, no estaba. Arqueé una ceja y la miré esperando una respuesta de parte de ella.
— No… no te gustará lo que dijo. – Cerré mis ojos y tomé un respiro.
— Solo dilo.
— Bien, él dijo: Dile a esa mujer que se pudra, que se vaya a la mierda junto al hijo de puta de padre que tengo. Que ambos se mueran y se pudran en el maldito infierno y que se lleven con ellos su estúpida y asquerosa pizza italiana. – Bella abrió su boca al mismo tiempo que yo, Ashton no había dicho grosería durante muchos años, se había convertido en un niño bueno. Cuando cumplió 11 años se acercaba a mi y se volvía cada vez mas cercano, a los 12 años empezó a trabajar en cortar el césped a los vecinos y ganaba algo y con eso me compraba algunas cosas, como rosas, cartas, globos en forma de corazones entre otras cosas, y a los 13 me decía que iba a protegerme siempre, no importaba quien fuera, él cuidaría de mi. Ahora no quiere ni verme, y eso duele bastante.
— ¿Dijo algo más? – Ella asintió.
— Dijo que se quedará en su habitación hasta que él quiera y que nadie se le acerque. ¡Oh! Y mmm… dijo que… te odia. – Cubrió su boca con sus manos.
 

Que una madre escuche a su hijo decir que la odia, es como morir. El arma mortal son las palabras y no hay cuchillos ni sangre, solamente dolor. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por ♥desttinyjonas♥ el Sáb 29 Nov 2014, 4:10 pm

Nueva lectora
 esque no la puedes dejar asi por favor sigueeeeee!!!!!
morire 
esperare 
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/andrea_mariella/

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Jue 04 Dic 2014, 7:58 pm

Capitulo 70
 
*Narra Ashton*
 
Después de escabullirme por la ventana de mi habitación, me fui caminando a la casa de mis abuelos, necesitaba estar con ellos aunque sea, estar lejos de mi enferma familia. Mi capucha negra tapaba mis grandes ojeras y mi cabello desordenado. No me importaba.
 
Dos personas estaban sentadas en el patio delantero de la casa, levanté mis manos y ambos me sonrieron de oreja a oreja. Mi abuelo estaba limpiando alguna chuchería y mi abuela tejía alguna prenda de vestir.
 
— ¡Ashton!
— Hola abuelos ¿Cómo han estado?
— Bien ¿tú mi cielo? – Me abrazó mi abuela dándome besos en las mejillas.
— No creo que bien Rose, cuando viene aquí es porque necesita consejos. – Mi abuelo tenía razón, pero no iba a decirles que mi padre era un violador y violaba a su hija. Claro que no. Tenia que decir una mentira. Algo rápido.
— Estoy teniendo muchos exámenes y he venido aquí para relajarme con ustedes. – Mi abuelo sonrió y me invitó a sentarme.
 
El día estuvo bien, la abuela preparó unas galletas de chocolates con leche que estuvieron asombrosas y jugamos al póker un rato, gané dos manos, tres manos mi abuelo y cinco mi abuela. Luego jugamos a la wii, nos divertimos más que nunca. Estar con mis abuelos me hizo olvidar un largo rato a mi padre y a mi madre. Estaba bien. No necesitaba nada.
Revisé mi celular y tenia seis mensajes. Mamá, Jud y la chica que me gustaba.
 
“¿A dónde estás hijo?”
 
“No puedes evitarme todo el tiempo debemos hablar.”
 
“Ashton, cariño tu mamá esta triste. Debes hablar con ella.”
 
“Al menos contéstame a mí maldita sea.”
 
“Lo ultimo no fue cierto, sabes que te amo. Pero contéstame.”
 
“Ash. ¿Harás algo este viernes?”
 
Decidí contestar a Verónica, la chica que me gustaba.
 
“Estoy libre, nos vemos en el cine que está cerca de tu casa. Yo invito. X”
 
Un problema menos, Jud y yo debíamos separarnos, estábamos enamorados y estaba mal ya que éramos primos y la gente diría cosas irracionales. Técnicamente no éramos primos, mamá era adoptada así que no llevaba la misma sangre que mi tío Drake, pero como dije… las personas dirán cosas de mi familia y seriamos mal vistos.
 
Una foto de mamá mostrando su anillo me llamó la atención. Estaba rodeada de abrazos, de todas mis tías y tío. Se veía joven y hermosa.
— Los años no hicieron nada con ella. – Dijo mi abuela viendo la misma foto.
— Claro que sí, ahora está con ojeras y cansada.
— Eso se arregla con un poco de crema y descanso. Está igual. Además esas ojeras y cansancio se deben a su trabajo… y ella trabaja para mantenerte Ash.
— Se supone que papá es rico… debemos estar hasta 50 años con ese dinero. – Ella sonrió nuevamente y negó con la cabeza.
— Ese dinero es de tu padre, él te mantiene con ese dinero, sin embargo tu mamá trabaja porque ella quiere mantenerte con su propio dinero. – Tenia razón, mamá no quería ser una mantenida o depender del dinero de papá y es por eso que trabajaba para darme de sus trabajos lo que yo quería. Por un momento pensé en ella, tenia que darle una oportunidad. Era mamá, me cuidó desde que nací y sola.
 
— Debo irme abuela… saluda al abuelo por mí. – Señalé al baño, mi abuelo se estaba duchando.
— Está bien mi amor… saluda a la familia por nosotros.
 
Volví a ponerme mi capucha y caminé por la oscuridad pensando en que hacer cuando llegara a casa, no iba a trepar por el árbol y saltar a la ventana. Ya no. Era un chico y debía enfrentar a las cosas que se venían. Además no iba a estar toda la vida encerrado en mi habitación con mi capricho, algún día tendría que salir. Froté mis ojos y me pegué en la pierna para no llorar. Dos golpes fuertes hicieron tranquilizarme.
 
— Ash… - Escuché una voz. Me giré y vi que era Jud.
— ¡Ah…! Hola Jud. – Dije sin ganas y volví a caminar.
— Espera demonios. – Corrió unos pasos. — Toda la familia están preocupados por ti, estuvieron buscándote hasta que mandé mensaje a la abuela y me dijo que estabas aquí.
— La abuela no cierra el pico nunca.
— Tu mamá llora sin parar Ash… escúchala por favor. – Tomó mis manos y acarició mi palma con sus dedos. La quité rápidamente y la miré con la mirada mas fría.
— Hablaré con ella ¿Está bien? Hablaré. Puedes dejarme en paz, ahora. – Ella me miró confundida y se acercó a mi otra vez. — No. Judith, escúchame. Debemos parar con todo esto. Lo superaré ¿bien? agradezco que me quieras ayudar y que estés a mi lado, pero ya es suficiente.
— ¿De que hablas Ash?
— ¿De que hablo? Tú sabes de qué hablo. Esto de besarnos y estar como novios ya terminó… somos primos. Tú eres hermosa… ¡Mírate! Rubia, ojos claro, cuerpo hermoso, pechos grandes para tener tu edad… eres muy atractiva, asique búscate un chico que valga la pena y sé su novia. Yo haré lo mismo… este viernes iré con Verónica al cine… necesitamos conocer a más personas y alejarnos porque esto está mal. – Dije por fin. Ella retrocedió unos pasos y frunció el ceño. No supe como ni cuando, pero mi mano estaba frotando mi rostro que ardía como fuego. Ella mirada la palma de su mano que estaba roja y luego me miró a mí.
— Te recuerdo… GRAN IDIOTA… que tú fuiste el estúpido que decidió todo esto… de estar juntos. Está bien. Haré lo que dijiste saldré con alguien, saldré con Alex. Aprovecharé que me invitó a salir. – Sin decir otra palabra se dirigió a la dirección opuesta a la que yo iba, y mis labios se hicieron una U abajo… ¿Alex? ¿Era en serio? ¿Mi mejor amigo? Bien, por lo menos iba a estar en buenas manos. Un problemas menos… ahora… mamá y papá. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Jue 04 Dic 2014, 7:59 pm

Capitulo 71
 
“Querido:
Sé que esta carta llegará semanas de que la escribí, pero también sé que la leerás en algún tiempo que tengas.
Las cosas estuvieron muy malas aquí, demasiado. Y lo que te contaré te destrozará demasiado el corazón como a mí. Hace unas noches soñé contigo. Soñé que me violabas (perdóname por las palabras que usaré) soñé con el primer día que me hiciste daño y según Bella grité y lloré mientras soñaba. Ella me exigió que le contara sobre el sueño y lo hice. Le conté todo Joe, la peor parte y el final de todo… Al principio te odio, y le dije que no lo hiciera porque las cosas cambiaron y tu y yo nos amamos demasiado ¿o miento? Bien… no te enojes porque le conté, ella es mi mejor amiga, mi cuñada… una hermana para mi Joe, tenia que contarle, perdóname. Cuando le conté Ashton escuchó todo… estuvo días y días encerrado en su habitación sin escucharme, casi me pega. Un noche entró por la puerta de la casa (se había ido a la casa de mi mamá) me miró y se sentó a mi lado obligándome a que le cuente todo y sin mentir. Lo hice, le expliqué lo que realmente sucedió… todo. Él me perdono, sin embargo a ti no. Te odia Joe, me duele esto y sé que te dolerá demasiado… no quiere verte y yo trato y trato de hacerle creer que tú cambiaste, pero se rehúsa a creerme. Lo siento tanto mi amor.
Yo creo que cuando vuelvas y tú hables con él todo volverá a lo de antes, él te amará (y lo hace todavía) y ustedes dos estarán compartiendo momentos perdidos de su infancia. Sé que sí.
 
No te tortures Joe, todo será como antes… unos años más y estaremos juntos… los tres por fin.
 
Te amo Joe, espero y deseo que estés bien. "
 
Rasqué mí nuca y arrugué el pedazo de papel que sostenía en mi mano. Me lo merecía, merecía el odio de mi hijo. Me tiré en la cama y pensé en que pensaba mi hijo, de que me odiaba estaba seguro, pero… ¿Qué más pensaba? No merecía su perdón, tenia el derecho del mundo a odiarme como lo hacia. Lastimé mucho a su madre en aquel año, pero estaba arrepentido de hacerlo… lo estoy aun.
 
Me fui al balcón a pensar con claridad, no iba a huir, era un hombre y debía enfrentar las consecuencias. En los años que faltaba tenia que pensar bien que haría al llegar a casa y que cosa explicaría a mi hijo. ¿Cómo explicar a mi hijo que viole a su madre, pero después me enamoré perdidamente de ella? Era muy enfermizo esto.
 
— ¿Quieres café, hijo? – Dijo el General, Bernard. Lo miré sin expresión y negué.
— No, gracias.
— ¿Algo está mal? – Se acercó a mí.
— Si… mi hijo me odia. – El General se echó a reír y luego puso sus manos en mis hombros y me sacudió.
— No, hijo. Tu hijo no te odia. Está molesto, nada más.
— Mi esposa me envió una carta… la carta que usted trajo. – Sacudí mis manos explicando. — Y en ella estaba escrita que mi hijo se enteró de mi pasado… usted sabe a lo que refiero. Se enteró de todo y no quiere verme ni en foto. – Me crucé en brazo tratando de no llorar, ese dolor que sentía en mi pecho era horrible. El General tomó un sorbo de su café y miró el infinito. Estaba pensando en algo, pero no sabia en qué.
— La otra vez vi a tu hijo, es tu calco, Joe. Es muy parecido a ti. – Sonreí imaginándome a mi hijo conmigo. — Estaba molesto, cuando hablé de ti con tu esposa, él solo estaba triste y enojado… no era odio. Créeme, hijo. Reconozco la mirada de alguien cuando tiene odio.
— Señor, tal vez no pudo ver su odio… tal vez no pudo…
— Créeme, hijo. Sé lo que digo. – Dijo interrumpiéndome. No estaba seguro, no confiaba en casi nadie.
 
El General era como un padre, me cuidó desde que decidí la promesa y cuando le conté todo mi pasado. Él y yo vivíamos en varios hoteles, depende de donde íbamos o parábamos. Cuidaba de mí porque decía que perdió un hijo cuando era joven y yo le recordaba a su difunto hijo. Entonces me cuidaba solo porque me parecía a su hijo o por mi historia… o me tenia lastima. No sé.
 
— Trata de ser fuerte, hijo. Trata de que esto no te afecte porque no es real. Nada de lo que piensas es real. Cuando más lo pienses, más te afecta. – En eso tenia razón, le daba crédito. Cuando alguien piensa en algo feo, te afecta mucho… no importa lo que fuera. Debemos pensar en algo positivo para que seamos optimista en algún futuro. Si pensamos negativamente, nosotros mismos sin darnos cuenta hacemos que todo salga mal.
 
— Gracias, señor.
— ¿Por qué? – Colocó su taza en el barandal. Y exigiéndome alguna explicación.
— Por estar conmigo… por cuidarme como si fuera su hijo. Ya no tengo a nadie… la única persona que tenia a mi lado era Darren, pero ya no está. Solo me queda usted.
— No te dejaré solo nunca, Joe. Te cuidaré y acompañaré siempre, hijo. – Le regalé una sonrisa y lo abrasé.
— Siempre quise un padre como usted, en cambio tuve un padre… como el diablo.
— Y yo siempre quise un hijo tan valiente como tú… en cambio yo si lo tuve pero falleció y creo que el Señor me puso en el camino a otro igual de valiente. Eso es muy bueno para mi Joe. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Jue 04 Dic 2014, 7:59 pm

Capitulo 72
 
"Por Fin A Casa"
 
*Narra _________*
 
¡Por fin el día! Estaba regando las plantas esperando a que sea la hora en que llegara mi señor esposo. Bella acomodaba las masetas nuevas en sus lugares, Drake y Judith podaban el césped y Ashton solo tomaba sol cerca de la piscina. Según él no le afectaba que su padre llegaba por fin, que le daba igual, pero la intuición de madre me decía que estaba más feliz que todos nosotros juntos. No lo hacia notar.
 
— Aunque sea ayúdanos, idiota. – Dijo Judith a su primo, Ashton no le hizo caso, es más, se puso protector solar en sus brazos y siguió en lo suyo. Creo que todos rodamos los ojos y seguimos trabajando para que cuando Joe llegara encontrara la casa ordenada.
 
Por decima vez vi mi reloj pulsera, los minutos eran eternidades para mi, las agujas nunca marchaban quedaban congeladas. ¡Muévete, mierda! Junté las grandes bolsas negras y las llevé en el patio trasero, todas contenían césped. Ashton se encontraba mirando su viejo avión de juguete, no me notó. Entonces me quedé quieta viendo que hacia. No hacia nada, solo miraba ese avión blanco y le daba vueltas y vueltas, como si quisiera encontrar algo nuevo en ese juguete.
 
— ¿Qué quieres mamá? – Sobresalté cuando escuché su voz. Me acerqué despacio y me senté a su lado.
— Nada. Solo vine a traer las bolsas de basura. – No dijo nada, no sacaba sus ojos del avión. — Cuando eras pequeño querías muchos aviones, pensábamos que serias piloto, pero nos equivocamos. Te fuiste por el lado del boxeo. – Me regaló una sonrisa.
— En unos días tengo una pelea. – Fruncí el ceño.
— Nada de peleas callejeras, Ashton.
— Lo siento. Ya acepté. Además me darán un buen dinero, mamá. – Me puse de pie enojada y crucé los brazos.
— Tienes dinero, no entiendo por qué haces esto.
— Quiero mi propio dinero, no quiero el tuyo ni el de papá. – Desaprobé con la cabeza y me marché de ese lugar para no pelear. No quería pelear en un día tan especial para todos.
 
Estaba caminado de un lado a otro, faltaban solo minutos para que un auto dejara en la vereda a un hombre apuesto, Con su hermoso cabello ocsuro y ojos marrones. Mis dedos ya casi no tenían uñas, hacia sangrar mis dedos. Nervios. Me senté en el sillón y a los pocos segundos me puse de pie, estaba muy ansiosa. Hacían años que no veía a mi esposo y padre de mi único hijo. Creo que cualquier mujer estaría tan feliz de ver a su esposo después de años y años.
 
— El tío me las pagará por elegir este día.
— ¿A que te refieres, hija?
— Mamá… te he dicho todas estas semanas que hoy es mi aniversario con Alex. Cumplimos dos años de estar juntos. – Dijo ruborizada y contenta. — Y tuve que decirle que pasará para mañana porque mi gran tío viene hoy. – Rodó sus ojos claros y cruzó sus brazos enojadas. Judith era verdaderamente hermosa y aunque esté enojada o desarreglada era aun más. Estuvo enojada por una semana con Joe por elegir el mismo día de su aniversario… realmente se había enojado, pero luego lo perdonó porque volvería a ver a su único tío que le caía bien por los regalos.
— ¿Dos años aguantando al idiota de Alex? – Preguntó Ashton, sin dejar de ver la televisión. Parecía serio y molesto.
— Yo no te digo nada por las zorras que traes en casa… todas las noches. – Ese era un punto que me molestaba mucho. Ashton traía adolescentes todas las noches y la llevaba a su cuarto. Algo me decía que Ashton no era virgen. Muchas noches me ponía celosa de mi hijo, es decir, mi único hijo ¿Qué madre no estaría celosa de niñas que parecían zorras? Me recordaban a las zorras que se lanzaban a mi primer novio... Nick. ¿Qué será de la vida de ese hombre? Muchos años que no lo veía.
 
Escuché un auto tocar el claxon y mis vellos del brazo se levantaron, él llegó. Todos excepto Ashton se pusieron de pie y corrimos a la puerta. Su sonrisa apareció y arrojo sus bolsos a cada lado. Abrió sus brazos y miró al cielo, estaba demasiado feliz de estar en su hogar otra vez.
 
— ¡He vuelto! – Gritó a los cuatro vientos. Giró mientras gritaba y gritaba. Junté mis manos llevando a mi boca tratando de no llorar, pero era imposible no hacerlo… era Joe, mi esposo quien estaba de vuelta. Su mirada clavó en la mía y sus blancos dientes se mostraron. Mis piernas corrieron a su dirección sin que yo les de la orden, él hizo lo mismo. Mis piernas abrazaron su cintura y mis brazos su cuello. Sus brazos apretaban fuerte todo mi cuerpo y nuestra respiración chocaban, mis lagrimas caían de felicidad. Por fin lo tenía a mi lado… por fin no se iría nunca más.
 
— Tranquila amor… tranquila. Estoy de vuelta y no me iré más.
— Prométemelo. – Susurré en su oído, no dejaba de abrazarlo. Me separó unos centímetros y miró mis labios que temblaban.
— Te lo juro por nuestro amor que es lo que más amo en este mundo. – Besó mis labios chocando nuestros dientes, no me importaba, él estaba ahí por fin. — Esperé tanto por este momento, mi amor. Te amo demasiado… ya no me alejaré de ti.
— También te amo. – Apreté mis piernas a su cintura y besé otra vez sus labios. Me bajé y miré al general que estaba a su lado, ambos nos sonreímos. — Gracias por cuidarlo.
— De nada _________. Fue un placer. – Volví a ver a Joe y la sonrisa que estaba hace unos pocos segundos ya no estaba, miré la dirección que él miraba y me di cuenta que Ashton estaba recostado sobre el umbral de la puerta con los brazos cruzados y la mirada fría.
— Ashton… - Dijo en un susurro que apenas se escuchaba. Por fin se vieron. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Monse_Jonas el Jue 04 Dic 2014, 8:01 pm

Chicas ya sólo faltan dos capítulos y el epilogo, espero les gusten, saludos. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por chelis el Vie 05 Dic 2014, 8:12 pm

se murió darren!!!!.. aaaaahhhhh!!.. ese mocoso se merece que lo castiguen!!!! ooookiiss esperareeee esos dos caapis y el epilogo
avatar


Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/chelis960

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi Novio El Violador - Joe & Tu

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 11 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... , 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.