O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por hayes grier. el Sáb 07 Jun 2014, 8:10 am

Porfa...
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por hayes grier. el Sáb 07 Jun 2014, 10:51 am

Matenme.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Jun 2014, 11:05 am

Hola linda! Voy a audicionar :3
Aunque todavía no se para que rol jeje-
La frase y el gif te los dejo después ¿Okey? Besos!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por hayes grier. el Sáb 07 Jun 2014, 11:09 am

TikyMalik escribió:Hola linda! Voy a audicionar :3
Aunque todavía no se para que rol jeje-
La frase y el gif te los dejo después ¿Okey? Besos!
La espero.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Jun 2014, 11:25 am


Alice Wells y Dan Holey

»reservados: Cher Lloyd y Luke Hemmings
»nombres de tus pj's: Alice Wells y Dan Holey.
»rol: La resucitada inmadura  y su esposo.
»escrito de tu autoría:
She looks so perfect:
-          ¿Zayn? – pregunto Skyler con la vista en su novio, quien estaba dado vuelta besando a la zorra de Valerie.
-          ¿Sky? Princesa ¿Qué haces acá? – el moreno soltó a la chica con la que estaba para mirar a su novia, la cual ama eternamente. Zayn trató de acercarse a la castaña, pero ella se lo impidió con la mano y negando con la cabeza – princesa – repitió el moreno, su mirada no se separaba de los ojos de la castaña, ambos tenían los ojos aguados.
-          ¿Por qué? – preguntó Sky, mientras bajaba su mirada y la centraba en el piso. Las lágrimas caían sin parar de sus ojos, se sentía estúpida por creer en Zayn, sus amigos siempre le decían que el la terminaría engañando, pero ella nunca les hizo caso, estaba ciegamente enamorada del moreno, pero aquel día 9 de octubre se prometió no creer más en sus palabras. Aquel día se había ido, llorando, después de escuchar a Zayn decirle: Te amo – Irónico ¿No? Ello lo había pescado engañándola y el creía que con un simple te amo solucionaría todo.
Sky se miró una vez más en el espejo, llevaba un sencillo vestido azul que le quedaba hasta las rodillas y era sin mangas, hoy tendría su primera cita después de tres meses. Era un día de calor, lo cual era raro en Londres   –  Tal vez quiere decir algo – susurro la castaña despegando su vista del espejo, el cual reflejaba el cielo por la ventana que tenía atrás. La joven sacó el par de tacos que tenía guardados en la cajonera, solo una vez en su vida los había usado; ese día fue en la primera cita que tuvo con Zayn, cuando él le había pedido salir. Sonrío con desagrado al recordar ese día, estuvo por guardarlos, pero se acordó que el día que Zayn los vio dijo que eran algo o muy altos para ella, digamos que uso ese término para hacerle quedar en claro que odiaba que use zapatos.
Bajo de su cuarto ya lista para irse, cuando llego a la terminación de la escalera se encontró con su padre quien leía atentamente el periódico, pero eso no evito que le eche un vistazo a su hija menor y le regale una tierna sonrisa.
-          Ese vestido me la sensación de que saldrás con un chico – su querido padre soltó una sonrisa divertida.
-          Estas en lo cierto – Skyler se acercó a su padre y le dio un cálido beso en el cachete – bueno yo me voy, saldré con Luke – dicho esto la castaña salió de su casa sin esperar la respuesta de su padre, se sacó los tacones sin importarle nada y empezó a correr, estos los tenía en su mano derecha, digamos que estaba llegando tarde a su primera cita con Luke y eso no le iba a dar una buena impresión al rubio. Luego de unos minutos llego a la cafetería en la que había quedado ir con Luke, hecho un vistazo adentro para ver si había llegado y si estaba ahí leyendo el menú, se puso los tacos y entro, estaba un poco sudada y despeinada, pero pasaba por desapercibido, fue una buena idea haberse hecho una trenza – Hola – se sentó en la silla en frente al rubio y le regalo una sonrisa – perdón por llegar tarde – su cara se tornó a un color rojo y tenía una sonrisa de vergüenza en la cara.
-          No importa – eso le gustaba de Luke, le gustaba su comprensión y también su paciencia, ya que él había sido el único chico que la apoyo y la espero tres meses para salir con ella cuando se enteró de su separación con Zayn – eres la única chica que corre para llegar a una cita conmigo – la castaña lo miró con una expresión de sorpresa y vergüenza en su cara.
-          ¿Cómo te diste cuenta? – río para ocultar la gran vergüenza que sentía en ese momento.
-          Digamos que tu cara de cansada te delata.
 
 
El tiempo había transcurrido rápido y más con Luke, la castaña se sentía tan bien acompañada por el rubio, digamos que el la hacía reír bastante. Había pasado como media hora desde que Luke se fue, pero Skyler seguía sentada en aquella silla, a pesar de sentirse bien y cómoda con él, él no era Zayn. Ella lo seguía amando como antes, lo quería tener a su lado y darle muchos besitos en su nariz, tal y como hacía hacerlo antes de que terminarán.
-          ¿Qué le diré a Luke? – susurro Sky para ella misma mientras jugaba con la cuchara y el café que había pedido.
-          Dile que no lo amas – escucho que alguien decía y se sentaba en la silla que antes había sido ocupada por el rubio.
-          ¿Qué quieres? – le preguntó a Zayn, con una voz seca, mientras levantaba la vista y se encontraba con esos hermosos.
-          Vale decir: ¿Cómo estas Zayn? ¿Qué ha sido de tu vida? – el moreno río por la mirada amenazadora de Skyler le había dado.
-          Lamento decirte que no se lo digo a personas que no me interesan – la castaña se paró de la mesa, no sin antes dejar la propina sobre esta, y salió caminando por la puerta, pero en algo se estaba equivocando, Zayn no dejaría que se valla otra vez, así que decidió seguirla. Camino como una cuadra atrás de la castaña hasta que logró alcanzarla, pero no la agarró del brazo ni nada de eso que hacen los ex novios, el solo quería caminar a su lado y sentir ser su novio otra vez.
-          Y ¿Todo  bien? – preguntó el moreno con una sonrisa en la cara ya que ella no le insulto ni nada por el estilo.
-          Iba todo bien hasta que apareciste – Sky estaba enojada y eso lo sabía, pero para mala suerte de ella a Zayn le encantaba hacerla enojar.
-          ¿Tanto daño te causo? – al escuchar esa pregunta, la castaña instantáneamente paro de caminar y lo miro sorprendida por su pregunta.
-          Zayn – susurro ella, no se había dado cuenta pero al moreno le había dolido su comentario. Sky se mostraba arrepentida y ese momento le hizo acordad el día en el que habían terminado, era igual pero al revés.  Zayn solo siguió su camino, parecía no importarle nada, pero por dentro estaba ello pedazos.
La castaña suspiro negando con la cabeza por lo que iba a hacer. Camino, mejor dicho corrió, hacia su ex novio e hizo lo que Zayn tenía pensado hacer desde hace un tiempo, le agarró un brazo y, prácticamente, lo acorraló contra la pared. Para el que los viera sería algo gracioso, ya que él le llevaba como una cabeza a la castaña y tranquilamente la podía correr e irse, pero por un lado Zayn no quería porque había esperado ese momento durante tres meses, aunque también quería irse porque seguía un poco enojado y triste por lo que le dijo Skyler.
-          ¿Qué piensas hacer? – el moreno trato de sonar molesto, aunque digamos que mucho no le salió.
-          Lo que estuve esperando hace mucho tiempo – Sky se paró de puntitas de pie y tomo la iniciativa al agarrarlo de los cachetes acercar sus labios a los de su amado, cuando por fin chocaron una sonrisa se escapó de la boca de cada uno, para luego volverlos a juntar; Zayn la agarro de sus cachetes pero con el paso del beso empezó a bajar sus manos hacia las caderas de la castaña y poder acercarla más a él, mientras que Skyler bajo sus manos al pecho del muchacho para masajearlo un poco, pero cuando sintió que era necesario las fue subiendo para poder unirlas en la nuca del moreno.
Cualquiera que se acercará a ellos y los viera diría que ellos tenían un amor verdadero, uno de esos amores que siguen juntos a pesar de todo, pero la verdad es que a pesar de que se amaban, desde acá hasta la luna, su amor tenía muchas dificultades, pero nunca se rompía.
-          Eres perfecta – susurro el moreno cuando se separaron para poder respirar – Eres perfecta para mí – luego de esa frase sus labios se unieron de nuevo, dando a entender lo mucho que se necesitaban.
No sobrevivirás...:
El timbre sonaba constantemente, el que lo tocaba parecía loco o lo estaba. La joven se acercó hacia la puerta en un paso lento y astuto, al asomarse por la perilla se encontró con una cabeza pelada, la cual es igual a la del hombre que la venía persiguiendo hacía ya unos días.
Zoe no sabía por qué la perseguían, pero tenía miedo. Por las razones nombradas la rubia no abrió a puerta, es más fue prácticamente corriendo hacia el patio de la casa. Sus manos sudaban, sus ojos transmitían miedo y ese hombre de afuera iba a terminar con su trabajo ¿La iba a matar? No se sabe, nadie sabía que planeaban hacer con ella, pero lo que pasaba era algo muy grave.
Nunca se tuvo que haber metido con Michael Morrinson, nunca tuvo que ir a esa fiesta y nunca tuvo que ver a su ''amigo'' vendiendo marihuana... Ahora su querido amigo había pagado para que la mataran.
Agarró un objeto que se encontraba en la pared, era como un palo suficiente para poder trabar la puerta. Fue caminando hacia la puerta, su casa estaba oscura y silenciosa, llego a la puerta con la intención de trabarla pero se encontró con una gran sorpresa, el extraño hombre había entrado a la casa y su vida se encontraba en peligro.
- ¿En dónde estás? - susurro mientras se mordía el labio inferior, llevaba el palo de forma defensiva.
Escuchaba ruidos de puertas por la parte de los dormitorios, pero no se atrevía ir ahí, tenía demasiado miedo para hacerlo.
Mientras caminaba, sintió un golpe en su nuca, el cual hizo que sus ojos se cerraran lentamente, su piel se tornaba a un color pálido; y ahí fue cuando despertó, su respiración estaba agitada y entrecortada. Se levantó con la intención de ir a tomar algo.
Hacía ya unas semanas que soñaba su improvisada muerte, así que era algo de lo que estaba acostumbrada. Cuando llego hacía la heladera se encontró con una nota que estaba escrita con sangre, esta decía:
- No te sorprendas si algún día tus pesadillas se vuelven realidad -
Al terminar de leer la amenaza de parte de ese hombre, la nota cayó al piso, justo en la parte mojada haciendo que la nota quede totalmente empapada.
Zoe se agachó para agarrarla, pero cuando levanto la cabeza quisiera no haberlo hecho. Su mirada chocó con aquel extraño hombre de sus sueños.
Y ahí entendió, la muerte la tenía segura... Y pronto vendría.
Opposite.:
Las gotas de lluvia caían en la ciudad de Londres, la rubia las miraba desde su ventana deseando que pase algo y no pueda ir al instituto, digamos que no iba a ser muy lindo ir en moto, como la lluvia empeoraba ni mejoraba, Alice decidió que tenía que empezar a cambiarse, decidió empezar primero por el pelo, el cual no es muy favorecido por las mañanas, intento arreglarlo un poco hasta que quedo decente, luego se lavó la cara sacando la baba y se raspo un poco los ojos para que no se note el color rojo, olía a alcohol pero, sinceramente, le importaba una mierda. Cuando pareció una chica decente se fue a vestir, optó por unos vaqueros rotos en las rodillas, una remera negra que le tapaba la parta superior del culo y por último una campera de cuero; pero no se olviden de su gorra que tenía las iniciales de Nueva York en color azul.
-          Papi – le hablo a Josh tratando de parecer santita, también para comprarlo le dio un beso en el cachete.
-          ¿Qué quieres Alice? – le pregunto en un tono bastante desconfiado haciendo que la rubia bufe por la actitud de su padre, odiaba ser la menos mimada de sus hermanos.
-          Llueva – contesto inocente mientras que agarraba una manzana y un poco de jugo, no era anoréxica ni nada de eso, solo le caía mal desayunar.
-          No te llevaré – dijo su ‘’querido’’ padre para luego salir de aquel lugar e ir a su cuarto a, seguramente, dormir. Alice bufo, pero no dijo nada solo agarro su mochila y camino hacia la puerta con la intención de que su padre se arrepienta y la lleve. Cuando salió se llevó la gran sorpresa de que su querido hermano se llevó la moto para ir a su colegio, todos sus hermanos iban a un colegio normal, sin ningún beneficio en cambio ella, cuando tenía trece había sido becada por su antigua escuela cuando se enteraron de que ella trabajaba.
-          Maldita sea – maldijo y siguió su camino al colegio, su maquillaje se estaba corriendo por la lluvia, su pelo se inflaba todo de vuelta, como un león, y por último sucedió algo bueno,  el olor a alcohol no era tan notable, tal vez por esa razón su papá no la quiso llevar al colegio.
-          ¿Estás bien? – escucho que alguien le preguntaba por atrás, la rubia se dio vuelta confundida ya que nunca había escuchado esa extraña y graciosa voz. Al darse vuelta se encontró con un auto último modelo y adentro un joven bastante guapo de unos 25 años.
-          ¿Quién eres? – era notable su desconfianza al hablar con extraños y más si son ricos, se creen que por tener dinero son más que el resto, si Alice pudiera le pegaría una patada en los huevos a cualquiera que se le cruzara.
El chico se sacó lo lentes que tenía e inspecciono a Alice, empezó por sus vans negras luego siguió sus piernas, en las cuales estuvo un tiempo hasta que la rubia puso su mano para que el sacará la vista de ahí, siguió por su torso en el cual se mostró muy sorprendido por la remera que llevaba Alice ya que no era ajustada ni de color, era negra y totalmente suelta, por último miro la cara de Alice, al terminar de inspeccionarla le dedico una tierna sonrisa, la cual la chica miro con desagrado.
-          ¿Vas a dejar de mirarme y responderme idiota? – si algo calificaba a Alice era su humor de perros por la mañana.
-          Me llamo Tom ¿Vos? – Tom era un moreno con un cuerpo trabajado, unos ojos de color miel y una sonrisa que enamoraba a cualquier chica.
-          No te importa – murmuro, hacía mucho tiempo no entablaba una conversación con alguien que no sea su familia ni por trabajo - ¿Sabes qué? Llego tarde al colegio, así que chau, chau! – cualquiera que la haya visto diría que está bromeando, pero en este momento Alice prefiere cualquier cosa menos estar ahí. La rubia se dio media vuelta y siguió su camino así hasta que llego al colegio, para la suerte de ella el moreno no la molesto más.
Apenas llego se llevó con la sorpresa de que ya había tocado el timbre y todos estaban en sus clases, sin embarga a la rubia no le importo, solo camino por los pasillos hasta llegar a los baños para arreglarse. Al entrarse vio en el espejo y estaba igual que a la mañana, con los pelos parados y simplemente horrible, todo estaba igual excepto que no tenía puesto el piyama de conejitos.
-          ¿Viste al nuevo profe? – escucho unas voces que provenían de  afuera y cada vez se iban acercando más. Alice se metió a uno de los sucios baños que habían ahí, si algo odiaba era toparse con las putas y huecas plásticas a las que llamaban populares.
-          Si, sinceramente está buenísimo – al escuchar eso la rubia supo que se trataba de dos huecas que hablaban del físico de un estúpido profesor, lo que le pareció raro fue que allá un profesor nuevo a mitad del año. Alice se acomodó un poco un poco los pelos y salió, cuando la vieron sus expresiones cambiaron a temor, a la rubia le incomodaba esas miradas pero digamos que ya se acostumbró.
Alice paso entre medio de ambas chicas y, sin hablar, se fue de ahí dejando a ambas chicas con la palabra en la boca. Justo cuando salió de ahí, sonó el timbre indicando nueva clase, le tocaba lengua, así que agarro sus ‘’libros’’, en realidad eran cuadernos que usaba para dibujar en las clases, y fue caminando hacia el dicho lugar. Al entrar al lugar se dio cuenta que todas las huecas de sus compañeras estaban sentadas delante de todo, un escote gigante y el pelo recogido que hacía parecer que sus tetas eran mucho más grandes de lo real, la joven suponía que el sexy profesor estaba en su clase. La rubia, después de observar a todos, se fue caminando hacia su banco, al final de todo y al lado de la ventana, lejos de todo el mundo; pasaron unos minutos que parecían horas, cuando sintió la puerta abrirse y cerrarse de golpe, todos los que estaban en el salón giraron sus cabezas de golpe excepto ella, no era adivina ni nada de eso solo es que ya estaba acostumbrada a esta vida diaria desde chica. Por otra parte estaba Tom, recién había llegado al aula donde le tocaba dar clases, a simple vista era un aula normal, como todas la que había visto; las chicas adelante y los chicos atrás, pero había algo que le resultaba raro y eso era al fondo de todo, en dicho lugar se encontraba una chica alejada del mundo, cuyo pelo rubio le parecía conocido sin embargo no le presto mucha atención.
- B- Buenos días – le hablo a todos los que se encontraban ahí – Me llamo Tom Jones y soy su nuevo profesor de literatura – al escuchar su nombre la castaña, con los ojos bien abiertos, miro hacia delante y se sorprendió al ver al mismo chico de la mañana. Sus miradas se conectaron, sentían que nadie estaba ahí…. Solo ellos y eso era raro, porque recién se acababan de conocer.
Pero como dicen…. En la escuela West, todo es posible. Si recién entras en este extraño mundo, prepárate porque es imposible salir y no miento.



Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por hayes grier. el Sáb 07 Jun 2014, 11:41 am

TikyMalik escribió:

Alice Wells y Dan Holey

»reservados: Cher Lloyd y Luke Hemmings
»nombres de tus pj's: Alice Wells y Dan Holey.
»rol: La resucitada inmadura  y su esposo.
»escrito de tu autoría:
She looks so perfect:
-          ¿Zayn? – pregunto Skyler con la vista en su novio, quien estaba dado vuelta besando a la zorra de Valerie.
-          ¿Sky? Princesa ¿Qué haces acá? – el moreno soltó a la chica con la que estaba para mirar a su novia, la cual ama eternamente. Zayn trató de acercarse a la castaña, pero ella se lo impidió con la mano y negando con la cabeza – princesa – repitió el moreno, su mirada no se separaba de los ojos de la castaña, ambos tenían los ojos aguados.
-          ¿Por qué? – preguntó Sky, mientras bajaba su mirada y la centraba en el piso. Las lágrimas caían sin parar de sus ojos, se sentía estúpida por creer en Zayn, sus amigos siempre le decían que el la terminaría engañando, pero ella nunca les hizo caso, estaba ciegamente enamorada del moreno, pero aquel día 9 de octubre se prometió no creer más en sus palabras. Aquel día se había ido, llorando, después de escuchar a Zayn decirle: Te amo – Irónico ¿No? Ello lo había pescado engañándola y el creía que con un simple te amo solucionaría todo.
Sky se miró una vez más en el espejo, llevaba un sencillo vestido azul que le quedaba hasta las rodillas y era sin mangas, hoy tendría su primera cita después de tres meses. Era un día de calor, lo cual era raro en Londres   –  Tal vez quiere decir algo – susurro la castaña despegando su vista del espejo, el cual reflejaba el cielo por la ventana que tenía atrás. La joven sacó el par de tacos que tenía guardados en la cajonera, solo una vez en su vida los había usado; ese día fue en la primera cita que tuvo con Zayn, cuando él le había pedido salir. Sonrío con desagrado al recordar ese día, estuvo por guardarlos, pero se acordó que el día que Zayn los vio dijo que eran algo o muy altos para ella, digamos que uso ese término para hacerle quedar en claro que odiaba que use zapatos.
Bajo de su cuarto ya lista para irse, cuando llego a la terminación de la escalera se encontró con su padre quien leía atentamente el periódico, pero eso no evito que le eche un vistazo a su hija menor y le regale una tierna sonrisa.
-          Ese vestido me la sensación de que saldrás con un chico – su querido padre soltó una sonrisa divertida.
-          Estas en lo cierto – Skyler se acercó a su padre y le dio un cálido beso en el cachete – bueno yo me voy, saldré con Luke – dicho esto la castaña salió de su casa sin esperar la respuesta de su padre, se sacó los tacones sin importarle nada y empezó a correr, estos los tenía en su mano derecha, digamos que estaba llegando tarde a su primera cita con Luke y eso no le iba a dar una buena impresión al rubio. Luego de unos minutos llego a la cafetería en la que había quedado ir con Luke, hecho un vistazo adentro para ver si había llegado y si estaba ahí leyendo el menú, se puso los tacos y entro, estaba un poco sudada y despeinada, pero pasaba por desapercibido, fue una buena idea haberse hecho una trenza – Hola – se sentó en la silla en frente al rubio y le regalo una sonrisa – perdón por llegar tarde – su cara se tornó a un color rojo y tenía una sonrisa de vergüenza en la cara.
-          No importa – eso le gustaba de Luke, le gustaba su comprensión y también su paciencia, ya que él había sido el único chico que la apoyo y la espero tres meses para salir con ella cuando se enteró de su separación con Zayn – eres la única chica que corre para llegar a una cita conmigo – la castaña lo miró con una expresión de sorpresa y vergüenza en su cara.
-          ¿Cómo te diste cuenta? – río para ocultar la gran vergüenza que sentía en ese momento.
-          Digamos que tu cara de cansada te delata.
 
 
El tiempo había transcurrido rápido y más con Luke, la castaña se sentía tan bien acompañada por el rubio, digamos que el la hacía reír bastante. Había pasado como media hora desde que Luke se fue, pero Skyler seguía sentada en aquella silla, a pesar de sentirse bien y cómoda con él, él no era Zayn. Ella lo seguía amando como antes, lo quería tener a su lado y darle muchos besitos en su nariz, tal y como hacía hacerlo antes de que terminarán.
-          ¿Qué le diré a Luke? – susurro Sky para ella misma mientras jugaba con la cuchara y el café que había pedido.
-          Dile que no lo amas – escucho que alguien decía y se sentaba en la silla que antes había sido ocupada por el rubio.
-          ¿Qué quieres? – le preguntó a Zayn, con una voz seca, mientras levantaba la vista y se encontraba con esos hermosos.
-          Vale decir: ¿Cómo estas Zayn? ¿Qué ha sido de tu vida? – el moreno río por la mirada amenazadora de Skyler le había dado.
-          Lamento decirte que no se lo digo a personas que no me interesan – la castaña se paró de la mesa, no sin antes dejar la propina sobre esta, y salió caminando por la puerta, pero en algo se estaba equivocando, Zayn no dejaría que se valla otra vez, así que decidió seguirla. Camino como una cuadra atrás de la castaña hasta que logró alcanzarla, pero no la agarró del brazo ni nada de eso que hacen los ex novios, el solo quería caminar a su lado y sentir ser su novio otra vez.
-          Y ¿Todo  bien? – preguntó el moreno con una sonrisa en la cara ya que ella no le insulto ni nada por el estilo.
-          Iba todo bien hasta que apareciste – Sky estaba enojada y eso lo sabía, pero para mala suerte de ella a Zayn le encantaba hacerla enojar.
-          ¿Tanto daño te causo? – al escuchar esa pregunta, la castaña instantáneamente paro de caminar y lo miro sorprendida por su pregunta.
-          Zayn – susurro ella, no se había dado cuenta pero al moreno le había dolido su comentario. Sky se mostraba arrepentida y ese momento le hizo acordad el día en el que habían terminado, era igual pero al revés.  Zayn solo siguió su camino, parecía no importarle nada, pero por dentro estaba ello pedazos.
La castaña suspiro negando con la cabeza por lo que iba a hacer. Camino, mejor dicho corrió, hacia su ex novio e hizo lo que Zayn tenía pensado hacer desde hace un tiempo, le agarró un brazo y, prácticamente, lo acorraló contra la pared. Para el que los viera sería algo gracioso, ya que él le llevaba como una cabeza a la castaña y tranquilamente la podía correr e irse, pero por un lado Zayn no quería porque había esperado ese momento durante tres meses, aunque también quería irse porque seguía un poco enojado y triste por lo que le dijo Skyler.
-          ¿Qué piensas hacer? – el moreno trato de sonar molesto, aunque digamos que mucho no le salió.
-          Lo que estuve esperando hace mucho tiempo – Sky se paró de puntitas de pie y tomo la iniciativa al agarrarlo de los cachetes acercar sus labios a los de su amado, cuando por fin chocaron una sonrisa se escapó de la boca de cada uno, para luego volverlos a juntar; Zayn la agarro de sus cachetes pero con el paso del beso empezó a bajar sus manos hacia las caderas de la castaña y poder acercarla más a él, mientras que Skyler bajo sus manos al pecho del muchacho para masajearlo un poco, pero cuando sintió que era necesario las fue subiendo para poder unirlas en la nuca del moreno.
Cualquiera que se acercará a ellos y los viera diría que ellos tenían un amor verdadero, uno de esos amores que siguen juntos a pesar de todo, pero la verdad es que a pesar de que se amaban, desde acá hasta la luna, su amor tenía muchas dificultades, pero nunca se rompía.
-          Eres perfecta – susurro el moreno cuando se separaron para poder respirar – Eres perfecta para mí – luego de esa frase sus labios se unieron de nuevo, dando a entender lo mucho que se necesitaban.
No sobrevivirás...:
El timbre sonaba constantemente, el que lo tocaba parecía loco o lo estaba. La joven se acercó hacia la puerta en un paso lento y astuto, al asomarse por la perilla se encontró con una cabeza pelada, la cual es igual a la del hombre que la venía persiguiendo hacía ya unos días.
Zoe no sabía por qué la perseguían, pero tenía miedo. Por las razones nombradas la rubia no abrió a puerta, es más fue prácticamente corriendo hacia el patio de la casa. Sus manos sudaban, sus ojos transmitían miedo y ese hombre de afuera iba a terminar con su trabajo ¿La iba a matar? No se sabe, nadie sabía que planeaban hacer con ella, pero lo que pasaba era algo muy grave.
Nunca se tuvo que haber metido con Michael Morrinson, nunca tuvo que ir a esa fiesta y nunca tuvo que ver a su ''amigo'' vendiendo marihuana... Ahora su querido amigo había pagado para que la mataran.
Agarró un objeto que se encontraba en la pared, era como un palo suficiente para poder trabar la puerta. Fue caminando hacia la puerta, su casa estaba oscura y silenciosa, llego a la puerta con la intención de trabarla pero se encontró con una gran sorpresa, el extraño hombre había entrado a la casa y su vida se encontraba en peligro.
- ¿En dónde estás? - susurro mientras se mordía el labio inferior, llevaba el palo de forma defensiva.
Escuchaba ruidos de puertas por la parte de los dormitorios, pero no se atrevía ir ahí, tenía demasiado miedo para hacerlo.
Mientras caminaba, sintió un golpe en su nuca, el cual hizo que sus ojos se cerraran lentamente, su piel se tornaba a un color pálido; y ahí fue cuando despertó, su respiración estaba agitada y entrecortada. Se levantó con la intención de ir a tomar algo.
Hacía ya unas semanas que soñaba su improvisada muerte, así que era algo de lo que estaba acostumbrada. Cuando llego hacía la heladera se encontró con una nota que estaba escrita con sangre, esta decía:
- No te sorprendas si algún día tus pesadillas se vuelven realidad -
Al terminar de leer la amenaza de parte de ese hombre, la nota cayó al piso, justo en la parte mojada haciendo que la nota quede totalmente empapada.
Zoe se agachó para agarrarla, pero cuando levanto la cabeza quisiera no haberlo hecho. Su mirada chocó con aquel extraño hombre de sus sueños.
Y ahí entendió, la muerte la tenía segura... Y pronto vendría.
Opposite.:
Las gotas de lluvia caían en la ciudad de Londres, la rubia las miraba desde su ventana deseando que pase algo y no pueda ir al instituto, digamos que no iba a ser muy lindo ir en moto, como la lluvia empeoraba ni mejoraba, Alice decidió que tenía que empezar a cambiarse, decidió empezar primero por el pelo, el cual no es muy favorecido por las mañanas, intento arreglarlo un poco hasta que quedo decente, luego se lavó la cara sacando la baba y se raspo un poco los ojos para que no se note el color rojo, olía a alcohol pero, sinceramente, le importaba una mierda. Cuando pareció una chica decente se fue a vestir, optó por unos vaqueros rotos en las rodillas, una remera negra que le tapaba la parta superior del culo y por último una campera de cuero; pero no se olviden de su gorra que tenía las iniciales de Nueva York en color azul.
-          Papi – le hablo a Josh tratando de parecer santita, también para comprarlo le dio un beso en el cachete.
-          ¿Qué quieres Alice? – le pregunto en un tono bastante desconfiado haciendo que la rubia bufe por la actitud de su padre, odiaba ser la menos mimada de sus hermanos.
-          Llueva – contesto inocente mientras que agarraba una manzana y un poco de jugo, no era anoréxica ni nada de eso, solo le caía mal desayunar.
-          No te llevaré – dijo su ‘’querido’’ padre para luego salir de aquel lugar e ir a su cuarto a, seguramente, dormir. Alice bufo, pero no dijo nada solo agarro su mochila y camino hacia la puerta con la intención de que su padre se arrepienta y la lleve. Cuando salió se llevó la gran sorpresa de que su querido hermano se llevó la moto para ir a su colegio, todos sus hermanos iban a un colegio normal, sin ningún beneficio en cambio ella, cuando tenía trece había sido becada por su antigua escuela cuando se enteraron de que ella trabajaba.
-          Maldita sea – maldijo y siguió su camino al colegio, su maquillaje se estaba corriendo por la lluvia, su pelo se inflaba todo de vuelta, como un león, y por último sucedió algo bueno,  el olor a alcohol no era tan notable, tal vez por esa razón su papá no la quiso llevar al colegio.
-          ¿Estás bien? – escucho que alguien le preguntaba por atrás, la rubia se dio vuelta confundida ya que nunca había escuchado esa extraña y graciosa voz. Al darse vuelta se encontró con un auto último modelo y adentro un joven bastante guapo de unos 25 años.
-          ¿Quién eres? – era notable su desconfianza al hablar con extraños y más si son ricos, se creen que por tener dinero son más que el resto, si Alice pudiera le pegaría una patada en los huevos a cualquiera que se le cruzara.
El chico se sacó lo lentes que tenía e inspecciono a Alice, empezó por sus vans negras luego siguió sus piernas, en las cuales estuvo un tiempo hasta que la rubia puso su mano para que el sacará la vista de ahí, siguió por su torso en el cual se mostró muy sorprendido por la remera que llevaba Alice ya que no era ajustada ni de color, era negra y totalmente suelta, por último miro la cara de Alice, al terminar de inspeccionarla le dedico una tierna sonrisa, la cual la chica miro con desagrado.
-          ¿Vas a dejar de mirarme y responderme idiota? – si algo calificaba a Alice era su humor de perros por la mañana.
-          Me llamo Tom ¿Vos? – Tom era un moreno con un cuerpo trabajado, unos ojos de color miel y una sonrisa que enamoraba a cualquier chica.
-          No te importa – murmuro, hacía mucho tiempo no entablaba una conversación con alguien que no sea su familia ni por trabajo - ¿Sabes qué? Llego tarde al colegio, así que chau, chau! – cualquiera que la haya visto diría que está bromeando, pero en este momento Alice prefiere cualquier cosa menos estar ahí. La rubia se dio media vuelta y siguió su camino así hasta que llego al colegio, para la suerte de ella el moreno no la molesto más.
Apenas llego se llevó con la sorpresa de que ya había tocado el timbre y todos estaban en sus clases, sin embarga a la rubia no le importo, solo camino por los pasillos hasta llegar a los baños para arreglarse. Al entrarse vio en el espejo y estaba igual que a la mañana, con los pelos parados y simplemente horrible, todo estaba igual excepto que no tenía puesto el piyama de conejitos.
-          ¿Viste al nuevo profe? – escucho unas voces que provenían de  afuera y cada vez se iban acercando más. Alice se metió a uno de los sucios baños que habían ahí, si algo odiaba era toparse con las putas y huecas plásticas a las que llamaban populares.
-          Si, sinceramente está buenísimo – al escuchar eso la rubia supo que se trataba de dos huecas que hablaban del físico de un estúpido profesor, lo que le pareció raro fue que allá un profesor nuevo a mitad del año. Alice se acomodó un poco un poco los pelos y salió, cuando la vieron sus expresiones cambiaron a temor, a la rubia le incomodaba esas miradas pero digamos que ya se acostumbró.
Alice paso entre medio de ambas chicas y, sin hablar, se fue de ahí dejando a ambas chicas con la palabra en la boca. Justo cuando salió de ahí, sonó el timbre indicando nueva clase, le tocaba lengua, así que agarro sus ‘’libros’’, en realidad eran cuadernos que usaba para dibujar en las clases, y fue caminando hacia el dicho lugar. Al entrar al lugar se dio cuenta que todas las huecas de sus compañeras estaban sentadas delante de todo, un escote gigante y el pelo recogido que hacía parecer que sus tetas eran mucho más grandes de lo real, la joven suponía que el sexy profesor estaba en su clase. La rubia, después de observar a todos, se fue caminando hacia su banco, al final de todo y al lado de la ventana, lejos de todo el mundo; pasaron unos minutos que parecían horas, cuando sintió la puerta abrirse y cerrarse de golpe, todos los que estaban en el salón giraron sus cabezas de golpe excepto ella, no era adivina ni nada de eso solo es que ya estaba acostumbrada a esta vida diaria desde chica. Por otra parte estaba Tom, recién había llegado al aula donde le tocaba dar clases, a simple vista era un aula normal, como todas la que había visto; las chicas adelante y los chicos atrás, pero había algo que le resultaba raro y eso era al fondo de todo, en dicho lugar se encontraba una chica alejada del mundo, cuyo pelo rubio le parecía conocido sin embargo no le presto mucha atención.
- B- Buenos días – le hablo a todos los que se encontraban ahí – Me llamo Tom Jones y soy su nuevo profesor de literatura – al escuchar su nombre la castaña, con los ojos bien abiertos, miro hacia delante y se sorprendió al ver al mismo chico de la mañana. Sus miradas se conectaron, sentían que nadie estaba ahí…. Solo ellos y eso era raro, porque recién se acababan de conocer.
Pero como dicen…. En la escuela West, todo es posible. Si recién entras en este extraño mundo, prepárate porque es imposible salir y no miento.





Fuera.
Esos no son tus escritos. Lo sé porque yo estoy en tu novela opposite y ese capitulo no esta publicado. Busque entre tus novelas esos escritos y no esta. Tu forma de escribir no es esa que yo ya se tu forma. Lo siento, pero aquí no se admite plagio. No estas dentro.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Jun 2014, 11:48 am

duns. escribió:
TikyMalik escribió:

Alice Wells y Dan Holey

»reservados: Cher Lloyd y Luke Hemmings
»nombres de tus pj's: Alice Wells y Dan Holey.
»rol: La resucitada inmadura  y su esposo.
»escrito de tu autoría:
She looks so perfect:
-          ¿Zayn? – pregunto Skyler con la vista en su novio, quien estaba dado vuelta besando a la zorra de Valerie.
-          ¿Sky? Princesa ¿Qué haces acá? – el moreno soltó a la chica con la que estaba para mirar a su novia, la cual ama eternamente. Zayn trató de acercarse a la castaña, pero ella se lo impidió con la mano y negando con la cabeza – princesa – repitió el moreno, su mirada no se separaba de los ojos de la castaña, ambos tenían los ojos aguados.
-          ¿Por qué? – preguntó Sky, mientras bajaba su mirada y la centraba en el piso. Las lágrimas caían sin parar de sus ojos, se sentía estúpida por creer en Zayn, sus amigos siempre le decían que el la terminaría engañando, pero ella nunca les hizo caso, estaba ciegamente enamorada del moreno, pero aquel día 9 de octubre se prometió no creer más en sus palabras. Aquel día se había ido, llorando, después de escuchar a Zayn decirle: Te amo – Irónico ¿No? Ello lo había pescado engañándola y el creía que con un simple te amo solucionaría todo.
Sky se miró una vez más en el espejo, llevaba un sencillo vestido azul que le quedaba hasta las rodillas y era sin mangas, hoy tendría su primera cita después de tres meses. Era un día de calor, lo cual era raro en Londres   –  Tal vez quiere decir algo – susurro la castaña despegando su vista del espejo, el cual reflejaba el cielo por la ventana que tenía atrás. La joven sacó el par de tacos que tenía guardados en la cajonera, solo una vez en su vida los había usado; ese día fue en la primera cita que tuvo con Zayn, cuando él le había pedido salir. Sonrío con desagrado al recordar ese día, estuvo por guardarlos, pero se acordó que el día que Zayn los vio dijo que eran algo o muy altos para ella, digamos que uso ese término para hacerle quedar en claro que odiaba que use zapatos.
Bajo de su cuarto ya lista para irse, cuando llego a la terminación de la escalera se encontró con su padre quien leía atentamente el periódico, pero eso no evito que le eche un vistazo a su hija menor y le regale una tierna sonrisa.
-          Ese vestido me la sensación de que saldrás con un chico – su querido padre soltó una sonrisa divertida.
-          Estas en lo cierto – Skyler se acercó a su padre y le dio un cálido beso en el cachete – bueno yo me voy, saldré con Luke – dicho esto la castaña salió de su casa sin esperar la respuesta de su padre, se sacó los tacones sin importarle nada y empezó a correr, estos los tenía en su mano derecha, digamos que estaba llegando tarde a su primera cita con Luke y eso no le iba a dar una buena impresión al rubio. Luego de unos minutos llego a la cafetería en la que había quedado ir con Luke, hecho un vistazo adentro para ver si había llegado y si estaba ahí leyendo el menú, se puso los tacos y entro, estaba un poco sudada y despeinada, pero pasaba por desapercibido, fue una buena idea haberse hecho una trenza – Hola – se sentó en la silla en frente al rubio y le regalo una sonrisa – perdón por llegar tarde – su cara se tornó a un color rojo y tenía una sonrisa de vergüenza en la cara.
-          No importa – eso le gustaba de Luke, le gustaba su comprensión y también su paciencia, ya que él había sido el único chico que la apoyo y la espero tres meses para salir con ella cuando se enteró de su separación con Zayn – eres la única chica que corre para llegar a una cita conmigo – la castaña lo miró con una expresión de sorpresa y vergüenza en su cara.
-          ¿Cómo te diste cuenta? – río para ocultar la gran vergüenza que sentía en ese momento.
-          Digamos que tu cara de cansada te delata.
 
 
El tiempo había transcurrido rápido y más con Luke, la castaña se sentía tan bien acompañada por el rubio, digamos que el la hacía reír bastante. Había pasado como media hora desde que Luke se fue, pero Skyler seguía sentada en aquella silla, a pesar de sentirse bien y cómoda con él, él no era Zayn. Ella lo seguía amando como antes, lo quería tener a su lado y darle muchos besitos en su nariz, tal y como hacía hacerlo antes de que terminarán.
-          ¿Qué le diré a Luke? – susurro Sky para ella misma mientras jugaba con la cuchara y el café que había pedido.
-          Dile que no lo amas – escucho que alguien decía y se sentaba en la silla que antes había sido ocupada por el rubio.
-          ¿Qué quieres? – le preguntó a Zayn, con una voz seca, mientras levantaba la vista y se encontraba con esos hermosos.
-          Vale decir: ¿Cómo estas Zayn? ¿Qué ha sido de tu vida? – el moreno río por la mirada amenazadora de Skyler le había dado.
-          Lamento decirte que no se lo digo a personas que no me interesan – la castaña se paró de la mesa, no sin antes dejar la propina sobre esta, y salió caminando por la puerta, pero en algo se estaba equivocando, Zayn no dejaría que se valla otra vez, así que decidió seguirla. Camino como una cuadra atrás de la castaña hasta que logró alcanzarla, pero no la agarró del brazo ni nada de eso que hacen los ex novios, el solo quería caminar a su lado y sentir ser su novio otra vez.
-          Y ¿Todo  bien? – preguntó el moreno con una sonrisa en la cara ya que ella no le insulto ni nada por el estilo.
-          Iba todo bien hasta que apareciste – Sky estaba enojada y eso lo sabía, pero para mala suerte de ella a Zayn le encantaba hacerla enojar.
-          ¿Tanto daño te causo? – al escuchar esa pregunta, la castaña instantáneamente paro de caminar y lo miro sorprendida por su pregunta.
-          Zayn – susurro ella, no se había dado cuenta pero al moreno le había dolido su comentario. Sky se mostraba arrepentida y ese momento le hizo acordad el día en el que habían terminado, era igual pero al revés.  Zayn solo siguió su camino, parecía no importarle nada, pero por dentro estaba ello pedazos.
La castaña suspiro negando con la cabeza por lo que iba a hacer. Camino, mejor dicho corrió, hacia su ex novio e hizo lo que Zayn tenía pensado hacer desde hace un tiempo, le agarró un brazo y, prácticamente, lo acorraló contra la pared. Para el que los viera sería algo gracioso, ya que él le llevaba como una cabeza a la castaña y tranquilamente la podía correr e irse, pero por un lado Zayn no quería porque había esperado ese momento durante tres meses, aunque también quería irse porque seguía un poco enojado y triste por lo que le dijo Skyler.
-          ¿Qué piensas hacer? – el moreno trato de sonar molesto, aunque digamos que mucho no le salió.
-          Lo que estuve esperando hace mucho tiempo – Sky se paró de puntitas de pie y tomo la iniciativa al agarrarlo de los cachetes acercar sus labios a los de su amado, cuando por fin chocaron una sonrisa se escapó de la boca de cada uno, para luego volverlos a juntar; Zayn la agarro de sus cachetes pero con el paso del beso empezó a bajar sus manos hacia las caderas de la castaña y poder acercarla más a él, mientras que Skyler bajo sus manos al pecho del muchacho para masajearlo un poco, pero cuando sintió que era necesario las fue subiendo para poder unirlas en la nuca del moreno.
Cualquiera que se acercará a ellos y los viera diría que ellos tenían un amor verdadero, uno de esos amores que siguen juntos a pesar de todo, pero la verdad es que a pesar de que se amaban, desde acá hasta la luna, su amor tenía muchas dificultades, pero nunca se rompía.
-          Eres perfecta – susurro el moreno cuando se separaron para poder respirar – Eres perfecta para mí – luego de esa frase sus labios se unieron de nuevo, dando a entender lo mucho que se necesitaban.
No sobrevivirás...:
El timbre sonaba constantemente, el que lo tocaba parecía loco o lo estaba. La joven se acercó hacia la puerta en un paso lento y astuto, al asomarse por la perilla se encontró con una cabeza pelada, la cual es igual a la del hombre que la venía persiguiendo hacía ya unos días.
Zoe no sabía por qué la perseguían, pero tenía miedo. Por las razones nombradas la rubia no abrió a puerta, es más fue prácticamente corriendo hacia el patio de la casa. Sus manos sudaban, sus ojos transmitían miedo y ese hombre de afuera iba a terminar con su trabajo ¿La iba a matar? No se sabe, nadie sabía que planeaban hacer con ella, pero lo que pasaba era algo muy grave.
Nunca se tuvo que haber metido con Michael Morrinson, nunca tuvo que ir a esa fiesta y nunca tuvo que ver a su ''amigo'' vendiendo marihuana... Ahora su querido amigo había pagado para que la mataran.
Agarró un objeto que se encontraba en la pared, era como un palo suficiente para poder trabar la puerta. Fue caminando hacia la puerta, su casa estaba oscura y silenciosa, llego a la puerta con la intención de trabarla pero se encontró con una gran sorpresa, el extraño hombre había entrado a la casa y su vida se encontraba en peligro.
- ¿En dónde estás? - susurro mientras se mordía el labio inferior, llevaba el palo de forma defensiva.
Escuchaba ruidos de puertas por la parte de los dormitorios, pero no se atrevía ir ahí, tenía demasiado miedo para hacerlo.
Mientras caminaba, sintió un golpe en su nuca, el cual hizo que sus ojos se cerraran lentamente, su piel se tornaba a un color pálido; y ahí fue cuando despertó, su respiración estaba agitada y entrecortada. Se levantó con la intención de ir a tomar algo.
Hacía ya unas semanas que soñaba su improvisada muerte, así que era algo de lo que estaba acostumbrada. Cuando llego hacía la heladera se encontró con una nota que estaba escrita con sangre, esta decía:
- No te sorprendas si algún día tus pesadillas se vuelven realidad -
Al terminar de leer la amenaza de parte de ese hombre, la nota cayó al piso, justo en la parte mojada haciendo que la nota quede totalmente empapada.
Zoe se agachó para agarrarla, pero cuando levanto la cabeza quisiera no haberlo hecho. Su mirada chocó con aquel extraño hombre de sus sueños.
Y ahí entendió, la muerte la tenía segura... Y pronto vendría.
Opposite.:
Las gotas de lluvia caían en la ciudad de Londres, la rubia las miraba desde su ventana deseando que pase algo y no pueda ir al instituto, digamos que no iba a ser muy lindo ir en moto, como la lluvia empeoraba ni mejoraba, Alice decidió que tenía que empezar a cambiarse, decidió empezar primero por el pelo, el cual no es muy favorecido por las mañanas, intento arreglarlo un poco hasta que quedo decente, luego se lavó la cara sacando la baba y se raspo un poco los ojos para que no se note el color rojo, olía a alcohol pero, sinceramente, le importaba una mierda. Cuando pareció una chica decente se fue a vestir, optó por unos vaqueros rotos en las rodillas, una remera negra que le tapaba la parta superior del culo y por último una campera de cuero; pero no se olviden de su gorra que tenía las iniciales de Nueva York en color azul.
-          Papi – le hablo a Josh tratando de parecer santita, también para comprarlo le dio un beso en el cachete.
-          ¿Qué quieres Alice? – le pregunto en un tono bastante desconfiado haciendo que la rubia bufe por la actitud de su padre, odiaba ser la menos mimada de sus hermanos.
-          Llueva – contesto inocente mientras que agarraba una manzana y un poco de jugo, no era anoréxica ni nada de eso, solo le caía mal desayunar.
-          No te llevaré – dijo su ‘’querido’’ padre para luego salir de aquel lugar e ir a su cuarto a, seguramente, dormir. Alice bufo, pero no dijo nada solo agarro su mochila y camino hacia la puerta con la intención de que su padre se arrepienta y la lleve. Cuando salió se llevó la gran sorpresa de que su querido hermano se llevó la moto para ir a su colegio, todos sus hermanos iban a un colegio normal, sin ningún beneficio en cambio ella, cuando tenía trece había sido becada por su antigua escuela cuando se enteraron de que ella trabajaba.
-          Maldita sea – maldijo y siguió su camino al colegio, su maquillaje se estaba corriendo por la lluvia, su pelo se inflaba todo de vuelta, como un león, y por último sucedió algo bueno,  el olor a alcohol no era tan notable, tal vez por esa razón su papá no la quiso llevar al colegio.
-          ¿Estás bien? – escucho que alguien le preguntaba por atrás, la rubia se dio vuelta confundida ya que nunca había escuchado esa extraña y graciosa voz. Al darse vuelta se encontró con un auto último modelo y adentro un joven bastante guapo de unos 25 años.
-          ¿Quién eres? – era notable su desconfianza al hablar con extraños y más si son ricos, se creen que por tener dinero son más que el resto, si Alice pudiera le pegaría una patada en los huevos a cualquiera que se le cruzara.
El chico se sacó lo lentes que tenía e inspecciono a Alice, empezó por sus vans negras luego siguió sus piernas, en las cuales estuvo un tiempo hasta que la rubia puso su mano para que el sacará la vista de ahí, siguió por su torso en el cual se mostró muy sorprendido por la remera que llevaba Alice ya que no era ajustada ni de color, era negra y totalmente suelta, por último miro la cara de Alice, al terminar de inspeccionarla le dedico una tierna sonrisa, la cual la chica miro con desagrado.
-          ¿Vas a dejar de mirarme y responderme idiota? – si algo calificaba a Alice era su humor de perros por la mañana.
-          Me llamo Tom ¿Vos? – Tom era un moreno con un cuerpo trabajado, unos ojos de color miel y una sonrisa que enamoraba a cualquier chica.
-          No te importa – murmuro, hacía mucho tiempo no entablaba una conversación con alguien que no sea su familia ni por trabajo - ¿Sabes qué? Llego tarde al colegio, así que chau, chau! – cualquiera que la haya visto diría que está bromeando, pero en este momento Alice prefiere cualquier cosa menos estar ahí. La rubia se dio media vuelta y siguió su camino así hasta que llego al colegio, para la suerte de ella el moreno no la molesto más.
Apenas llego se llevó con la sorpresa de que ya había tocado el timbre y todos estaban en sus clases, sin embarga a la rubia no le importo, solo camino por los pasillos hasta llegar a los baños para arreglarse. Al entrarse vio en el espejo y estaba igual que a la mañana, con los pelos parados y simplemente horrible, todo estaba igual excepto que no tenía puesto el piyama de conejitos.
-          ¿Viste al nuevo profe? – escucho unas voces que provenían de  afuera y cada vez se iban acercando más. Alice se metió a uno de los sucios baños que habían ahí, si algo odiaba era toparse con las putas y huecas plásticas a las que llamaban populares.
-          Si, sinceramente está buenísimo – al escuchar eso la rubia supo que se trataba de dos huecas que hablaban del físico de un estúpido profesor, lo que le pareció raro fue que allá un profesor nuevo a mitad del año. Alice se acomodó un poco un poco los pelos y salió, cuando la vieron sus expresiones cambiaron a temor, a la rubia le incomodaba esas miradas pero digamos que ya se acostumbró.
Alice paso entre medio de ambas chicas y, sin hablar, se fue de ahí dejando a ambas chicas con la palabra en la boca. Justo cuando salió de ahí, sonó el timbre indicando nueva clase, le tocaba lengua, así que agarro sus ‘’libros’’, en realidad eran cuadernos que usaba para dibujar en las clases, y fue caminando hacia el dicho lugar. Al entrar al lugar se dio cuenta que todas las huecas de sus compañeras estaban sentadas delante de todo, un escote gigante y el pelo recogido que hacía parecer que sus tetas eran mucho más grandes de lo real, la joven suponía que el sexy profesor estaba en su clase. La rubia, después de observar a todos, se fue caminando hacia su banco, al final de todo y al lado de la ventana, lejos de todo el mundo; pasaron unos minutos que parecían horas, cuando sintió la puerta abrirse y cerrarse de golpe, todos los que estaban en el salón giraron sus cabezas de golpe excepto ella, no era adivina ni nada de eso solo es que ya estaba acostumbrada a esta vida diaria desde chica. Por otra parte estaba Tom, recién había llegado al aula donde le tocaba dar clases, a simple vista era un aula normal, como todas la que había visto; las chicas adelante y los chicos atrás, pero había algo que le resultaba raro y eso era al fondo de todo, en dicho lugar se encontraba una chica alejada del mundo, cuyo pelo rubio le parecía conocido sin embargo no le presto mucha atención.
- B- Buenos días – le hablo a todos los que se encontraban ahí – Me llamo Tom Jones y soy su nuevo profesor de literatura – al escuchar su nombre la castaña, con los ojos bien abiertos, miro hacia delante y se sorprendió al ver al mismo chico de la mañana. Sus miradas se conectaron, sentían que nadie estaba ahí…. Solo ellos y eso era raro, porque recién se acababan de conocer.
Pero como dicen…. En la escuela West, todo es posible. Si recién entras en este extraño mundo, prepárate porque es imposible salir y no miento.





Fuera.
Esos no son tus escritos. Lo sé porque yo estoy en tu novela opposite y ese capitulo no esta publicado. Busque entre tus novelas esos escritos y no esta. Tu forma de escribir no es esa que yo ya se tu forma. Lo siento, pero aquí no se admite plagio. No estas dentro.


Linda, esos escritos si son míos, el capítulo lo subí yo ayer- También el escrito: ''No sobrevivirás'' es mío lo hize en un taller de escritura- Y por último el de She looks so perfect es un one shot que es mío-
Pero si no me crees, no lo hagas- Esa escritura es totalmente mía-
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por hayes grier. el Sáb 07 Jun 2014, 11:50 am

TikyMalik escribió:
duns. escribió:
TikyMalik escribió:

Alice Wells y Dan Holey

»reservados: Cher Lloyd y Luke Hemmings
»nombres de tus pj's: Alice Wells y Dan Holey.
»rol: La resucitada inmadura  y su esposo.
»escrito de tu autoría:
She looks so perfect:
-          ¿Zayn? – pregunto Skyler con la vista en su novio, quien estaba dado vuelta besando a la zorra de Valerie.
-          ¿Sky? Princesa ¿Qué haces acá? – el moreno soltó a la chica con la que estaba para mirar a su novia, la cual ama eternamente. Zayn trató de acercarse a la castaña, pero ella se lo impidió con la mano y negando con la cabeza – princesa – repitió el moreno, su mirada no se separaba de los ojos de la castaña, ambos tenían los ojos aguados.
-          ¿Por qué? – preguntó Sky, mientras bajaba su mirada y la centraba en el piso. Las lágrimas caían sin parar de sus ojos, se sentía estúpida por creer en Zayn, sus amigos siempre le decían que el la terminaría engañando, pero ella nunca les hizo caso, estaba ciegamente enamorada del moreno, pero aquel día 9 de octubre se prometió no creer más en sus palabras. Aquel día se había ido, llorando, después de escuchar a Zayn decirle: Te amo – Irónico ¿No? Ello lo había pescado engañándola y el creía que con un simple te amo solucionaría todo.
Sky se miró una vez más en el espejo, llevaba un sencillo vestido azul que le quedaba hasta las rodillas y era sin mangas, hoy tendría su primera cita después de tres meses. Era un día de calor, lo cual era raro en Londres   –  Tal vez quiere decir algo – susurro la castaña despegando su vista del espejo, el cual reflejaba el cielo por la ventana que tenía atrás. La joven sacó el par de tacos que tenía guardados en la cajonera, solo una vez en su vida los había usado; ese día fue en la primera cita que tuvo con Zayn, cuando él le había pedido salir. Sonrío con desagrado al recordar ese día, estuvo por guardarlos, pero se acordó que el día que Zayn los vio dijo que eran algo o muy altos para ella, digamos que uso ese término para hacerle quedar en claro que odiaba que use zapatos.
Bajo de su cuarto ya lista para irse, cuando llego a la terminación de la escalera se encontró con su padre quien leía atentamente el periódico, pero eso no evito que le eche un vistazo a su hija menor y le regale una tierna sonrisa.
-          Ese vestido me la sensación de que saldrás con un chico – su querido padre soltó una sonrisa divertida.
-          Estas en lo cierto – Skyler se acercó a su padre y le dio un cálido beso en el cachete – bueno yo me voy, saldré con Luke – dicho esto la castaña salió de su casa sin esperar la respuesta de su padre, se sacó los tacones sin importarle nada y empezó a correr, estos los tenía en su mano derecha, digamos que estaba llegando tarde a su primera cita con Luke y eso no le iba a dar una buena impresión al rubio. Luego de unos minutos llego a la cafetería en la que había quedado ir con Luke, hecho un vistazo adentro para ver si había llegado y si estaba ahí leyendo el menú, se puso los tacos y entro, estaba un poco sudada y despeinada, pero pasaba por desapercibido, fue una buena idea haberse hecho una trenza – Hola – se sentó en la silla en frente al rubio y le regalo una sonrisa – perdón por llegar tarde – su cara se tornó a un color rojo y tenía una sonrisa de vergüenza en la cara.
-          No importa – eso le gustaba de Luke, le gustaba su comprensión y también su paciencia, ya que él había sido el único chico que la apoyo y la espero tres meses para salir con ella cuando se enteró de su separación con Zayn – eres la única chica que corre para llegar a una cita conmigo – la castaña lo miró con una expresión de sorpresa y vergüenza en su cara.
-          ¿Cómo te diste cuenta? – río para ocultar la gran vergüenza que sentía en ese momento.
-          Digamos que tu cara de cansada te delata.
 
 
El tiempo había transcurrido rápido y más con Luke, la castaña se sentía tan bien acompañada por el rubio, digamos que el la hacía reír bastante. Había pasado como media hora desde que Luke se fue, pero Skyler seguía sentada en aquella silla, a pesar de sentirse bien y cómoda con él, él no era Zayn. Ella lo seguía amando como antes, lo quería tener a su lado y darle muchos besitos en su nariz, tal y como hacía hacerlo antes de que terminarán.
-          ¿Qué le diré a Luke? – susurro Sky para ella misma mientras jugaba con la cuchara y el café que había pedido.
-          Dile que no lo amas – escucho que alguien decía y se sentaba en la silla que antes había sido ocupada por el rubio.
-          ¿Qué quieres? – le preguntó a Zayn, con una voz seca, mientras levantaba la vista y se encontraba con esos hermosos.
-          Vale decir: ¿Cómo estas Zayn? ¿Qué ha sido de tu vida? – el moreno río por la mirada amenazadora de Skyler le había dado.
-          Lamento decirte que no se lo digo a personas que no me interesan – la castaña se paró de la mesa, no sin antes dejar la propina sobre esta, y salió caminando por la puerta, pero en algo se estaba equivocando, Zayn no dejaría que se valla otra vez, así que decidió seguirla. Camino como una cuadra atrás de la castaña hasta que logró alcanzarla, pero no la agarró del brazo ni nada de eso que hacen los ex novios, el solo quería caminar a su lado y sentir ser su novio otra vez.
-          Y ¿Todo  bien? – preguntó el moreno con una sonrisa en la cara ya que ella no le insulto ni nada por el estilo.
-          Iba todo bien hasta que apareciste – Sky estaba enojada y eso lo sabía, pero para mala suerte de ella a Zayn le encantaba hacerla enojar.
-          ¿Tanto daño te causo? – al escuchar esa pregunta, la castaña instantáneamente paro de caminar y lo miro sorprendida por su pregunta.
-          Zayn – susurro ella, no se había dado cuenta pero al moreno le había dolido su comentario. Sky se mostraba arrepentida y ese momento le hizo acordad el día en el que habían terminado, era igual pero al revés.  Zayn solo siguió su camino, parecía no importarle nada, pero por dentro estaba ello pedazos.
La castaña suspiro negando con la cabeza por lo que iba a hacer. Camino, mejor dicho corrió, hacia su ex novio e hizo lo que Zayn tenía pensado hacer desde hace un tiempo, le agarró un brazo y, prácticamente, lo acorraló contra la pared. Para el que los viera sería algo gracioso, ya que él le llevaba como una cabeza a la castaña y tranquilamente la podía correr e irse, pero por un lado Zayn no quería porque había esperado ese momento durante tres meses, aunque también quería irse porque seguía un poco enojado y triste por lo que le dijo Skyler.
-          ¿Qué piensas hacer? – el moreno trato de sonar molesto, aunque digamos que mucho no le salió.
-          Lo que estuve esperando hace mucho tiempo – Sky se paró de puntitas de pie y tomo la iniciativa al agarrarlo de los cachetes acercar sus labios a los de su amado, cuando por fin chocaron una sonrisa se escapó de la boca de cada uno, para luego volverlos a juntar; Zayn la agarro de sus cachetes pero con el paso del beso empezó a bajar sus manos hacia las caderas de la castaña y poder acercarla más a él, mientras que Skyler bajo sus manos al pecho del muchacho para masajearlo un poco, pero cuando sintió que era necesario las fue subiendo para poder unirlas en la nuca del moreno.
Cualquiera que se acercará a ellos y los viera diría que ellos tenían un amor verdadero, uno de esos amores que siguen juntos a pesar de todo, pero la verdad es que a pesar de que se amaban, desde acá hasta la luna, su amor tenía muchas dificultades, pero nunca se rompía.
-          Eres perfecta – susurro el moreno cuando se separaron para poder respirar – Eres perfecta para mí – luego de esa frase sus labios se unieron de nuevo, dando a entender lo mucho que se necesitaban.
No sobrevivirás...:
El timbre sonaba constantemente, el que lo tocaba parecía loco o lo estaba. La joven se acercó hacia la puerta en un paso lento y astuto, al asomarse por la perilla se encontró con una cabeza pelada, la cual es igual a la del hombre que la venía persiguiendo hacía ya unos días.
Zoe no sabía por qué la perseguían, pero tenía miedo. Por las razones nombradas la rubia no abrió a puerta, es más fue prácticamente corriendo hacia el patio de la casa. Sus manos sudaban, sus ojos transmitían miedo y ese hombre de afuera iba a terminar con su trabajo ¿La iba a matar? No se sabe, nadie sabía que planeaban hacer con ella, pero lo que pasaba era algo muy grave.
Nunca se tuvo que haber metido con Michael Morrinson, nunca tuvo que ir a esa fiesta y nunca tuvo que ver a su ''amigo'' vendiendo marihuana... Ahora su querido amigo había pagado para que la mataran.
Agarró un objeto que se encontraba en la pared, era como un palo suficiente para poder trabar la puerta. Fue caminando hacia la puerta, su casa estaba oscura y silenciosa, llego a la puerta con la intención de trabarla pero se encontró con una gran sorpresa, el extraño hombre había entrado a la casa y su vida se encontraba en peligro.
- ¿En dónde estás? - susurro mientras se mordía el labio inferior, llevaba el palo de forma defensiva.
Escuchaba ruidos de puertas por la parte de los dormitorios, pero no se atrevía ir ahí, tenía demasiado miedo para hacerlo.
Mientras caminaba, sintió un golpe en su nuca, el cual hizo que sus ojos se cerraran lentamente, su piel se tornaba a un color pálido; y ahí fue cuando despertó, su respiración estaba agitada y entrecortada. Se levantó con la intención de ir a tomar algo.
Hacía ya unas semanas que soñaba su improvisada muerte, así que era algo de lo que estaba acostumbrada. Cuando llego hacía la heladera se encontró con una nota que estaba escrita con sangre, esta decía:
- No te sorprendas si algún día tus pesadillas se vuelven realidad -
Al terminar de leer la amenaza de parte de ese hombre, la nota cayó al piso, justo en la parte mojada haciendo que la nota quede totalmente empapada.
Zoe se agachó para agarrarla, pero cuando levanto la cabeza quisiera no haberlo hecho. Su mirada chocó con aquel extraño hombre de sus sueños.
Y ahí entendió, la muerte la tenía segura... Y pronto vendría.
Opposite.:
Las gotas de lluvia caían en la ciudad de Londres, la rubia las miraba desde su ventana deseando que pase algo y no pueda ir al instituto, digamos que no iba a ser muy lindo ir en moto, como la lluvia empeoraba ni mejoraba, Alice decidió que tenía que empezar a cambiarse, decidió empezar primero por el pelo, el cual no es muy favorecido por las mañanas, intento arreglarlo un poco hasta que quedo decente, luego se lavó la cara sacando la baba y se raspo un poco los ojos para que no se note el color rojo, olía a alcohol pero, sinceramente, le importaba una mierda. Cuando pareció una chica decente se fue a vestir, optó por unos vaqueros rotos en las rodillas, una remera negra que le tapaba la parta superior del culo y por último una campera de cuero; pero no se olviden de su gorra que tenía las iniciales de Nueva York en color azul.
-          Papi – le hablo a Josh tratando de parecer santita, también para comprarlo le dio un beso en el cachete.
-          ¿Qué quieres Alice? – le pregunto en un tono bastante desconfiado haciendo que la rubia bufe por la actitud de su padre, odiaba ser la menos mimada de sus hermanos.
-          Llueva – contesto inocente mientras que agarraba una manzana y un poco de jugo, no era anoréxica ni nada de eso, solo le caía mal desayunar.
-          No te llevaré – dijo su ‘’querido’’ padre para luego salir de aquel lugar e ir a su cuarto a, seguramente, dormir. Alice bufo, pero no dijo nada solo agarro su mochila y camino hacia la puerta con la intención de que su padre se arrepienta y la lleve. Cuando salió se llevó la gran sorpresa de que su querido hermano se llevó la moto para ir a su colegio, todos sus hermanos iban a un colegio normal, sin ningún beneficio en cambio ella, cuando tenía trece había sido becada por su antigua escuela cuando se enteraron de que ella trabajaba.
-          Maldita sea – maldijo y siguió su camino al colegio, su maquillaje se estaba corriendo por la lluvia, su pelo se inflaba todo de vuelta, como un león, y por último sucedió algo bueno,  el olor a alcohol no era tan notable, tal vez por esa razón su papá no la quiso llevar al colegio.
-          ¿Estás bien? – escucho que alguien le preguntaba por atrás, la rubia se dio vuelta confundida ya que nunca había escuchado esa extraña y graciosa voz. Al darse vuelta se encontró con un auto último modelo y adentro un joven bastante guapo de unos 25 años.
-          ¿Quién eres? – era notable su desconfianza al hablar con extraños y más si son ricos, se creen que por tener dinero son más que el resto, si Alice pudiera le pegaría una patada en los huevos a cualquiera que se le cruzara.
El chico se sacó lo lentes que tenía e inspecciono a Alice, empezó por sus vans negras luego siguió sus piernas, en las cuales estuvo un tiempo hasta que la rubia puso su mano para que el sacará la vista de ahí, siguió por su torso en el cual se mostró muy sorprendido por la remera que llevaba Alice ya que no era ajustada ni de color, era negra y totalmente suelta, por último miro la cara de Alice, al terminar de inspeccionarla le dedico una tierna sonrisa, la cual la chica miro con desagrado.
-          ¿Vas a dejar de mirarme y responderme idiota? – si algo calificaba a Alice era su humor de perros por la mañana.
-          Me llamo Tom ¿Vos? – Tom era un moreno con un cuerpo trabajado, unos ojos de color miel y una sonrisa que enamoraba a cualquier chica.
-          No te importa – murmuro, hacía mucho tiempo no entablaba una conversación con alguien que no sea su familia ni por trabajo - ¿Sabes qué? Llego tarde al colegio, así que chau, chau! – cualquiera que la haya visto diría que está bromeando, pero en este momento Alice prefiere cualquier cosa menos estar ahí. La rubia se dio media vuelta y siguió su camino así hasta que llego al colegio, para la suerte de ella el moreno no la molesto más.
Apenas llego se llevó con la sorpresa de que ya había tocado el timbre y todos estaban en sus clases, sin embarga a la rubia no le importo, solo camino por los pasillos hasta llegar a los baños para arreglarse. Al entrarse vio en el espejo y estaba igual que a la mañana, con los pelos parados y simplemente horrible, todo estaba igual excepto que no tenía puesto el piyama de conejitos.
-          ¿Viste al nuevo profe? – escucho unas voces que provenían de  afuera y cada vez se iban acercando más. Alice se metió a uno de los sucios baños que habían ahí, si algo odiaba era toparse con las putas y huecas plásticas a las que llamaban populares.
-          Si, sinceramente está buenísimo – al escuchar eso la rubia supo que se trataba de dos huecas que hablaban del físico de un estúpido profesor, lo que le pareció raro fue que allá un profesor nuevo a mitad del año. Alice se acomodó un poco un poco los pelos y salió, cuando la vieron sus expresiones cambiaron a temor, a la rubia le incomodaba esas miradas pero digamos que ya se acostumbró.
Alice paso entre medio de ambas chicas y, sin hablar, se fue de ahí dejando a ambas chicas con la palabra en la boca. Justo cuando salió de ahí, sonó el timbre indicando nueva clase, le tocaba lengua, así que agarro sus ‘’libros’’, en realidad eran cuadernos que usaba para dibujar en las clases, y fue caminando hacia el dicho lugar. Al entrar al lugar se dio cuenta que todas las huecas de sus compañeras estaban sentadas delante de todo, un escote gigante y el pelo recogido que hacía parecer que sus tetas eran mucho más grandes de lo real, la joven suponía que el sexy profesor estaba en su clase. La rubia, después de observar a todos, se fue caminando hacia su banco, al final de todo y al lado de la ventana, lejos de todo el mundo; pasaron unos minutos que parecían horas, cuando sintió la puerta abrirse y cerrarse de golpe, todos los que estaban en el salón giraron sus cabezas de golpe excepto ella, no era adivina ni nada de eso solo es que ya estaba acostumbrada a esta vida diaria desde chica. Por otra parte estaba Tom, recién había llegado al aula donde le tocaba dar clases, a simple vista era un aula normal, como todas la que había visto; las chicas adelante y los chicos atrás, pero había algo que le resultaba raro y eso era al fondo de todo, en dicho lugar se encontraba una chica alejada del mundo, cuyo pelo rubio le parecía conocido sin embargo no le presto mucha atención.
- B- Buenos días – le hablo a todos los que se encontraban ahí – Me llamo Tom Jones y soy su nuevo profesor de literatura – al escuchar su nombre la castaña, con los ojos bien abiertos, miro hacia delante y se sorprendió al ver al mismo chico de la mañana. Sus miradas se conectaron, sentían que nadie estaba ahí…. Solo ellos y eso era raro, porque recién se acababan de conocer.
Pero como dicen…. En la escuela West, todo es posible. Si recién entras en este extraño mundo, prepárate porque es imposible salir y no miento.





Fuera.
Esos no son tus escritos. Lo sé porque yo estoy en tu novela opposite y ese capitulo no esta publicado. Busque entre tus novelas esos escritos y no esta. Tu forma de escribir no es esa que yo ya se tu forma. Lo siento, pero aquí no se admite plagio. No estas dentro.


Linda, esos escritos si son míos, el capítulo lo subí yo ayer- También el escrito: ''No sobrevivirás'' es mío lo hize en un taller de escritura- Y por último el de She looks so perfect es un one shot que es mío-
Pero si no me crees, no lo hagas- Esa escritura es totalmente mía-
Pasame los links y me lo creeré-
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Jun 2014, 11:53 am

duns. escribió:
TikyMalik escribió:
duns. escribió:
TikyMalik escribió:

Alice Wells y Dan Holey

»reservados: Cher Lloyd y Luke Hemmings
»nombres de tus pj's: Alice Wells y Dan Holey.
»rol: La resucitada inmadura  y su esposo.
»escrito de tu autoría:
She looks so perfect:
-          ¿Zayn? – pregunto Skyler con la vista en su novio, quien estaba dado vuelta besando a la zorra de Valerie.
-          ¿Sky? Princesa ¿Qué haces acá? – el moreno soltó a la chica con la que estaba para mirar a su novia, la cual ama eternamente. Zayn trató de acercarse a la castaña, pero ella se lo impidió con la mano y negando con la cabeza – princesa – repitió el moreno, su mirada no se separaba de los ojos de la castaña, ambos tenían los ojos aguados.
-          ¿Por qué? – preguntó Sky, mientras bajaba su mirada y la centraba en el piso. Las lágrimas caían sin parar de sus ojos, se sentía estúpida por creer en Zayn, sus amigos siempre le decían que el la terminaría engañando, pero ella nunca les hizo caso, estaba ciegamente enamorada del moreno, pero aquel día 9 de octubre se prometió no creer más en sus palabras. Aquel día se había ido, llorando, después de escuchar a Zayn decirle: Te amo – Irónico ¿No? Ello lo había pescado engañándola y el creía que con un simple te amo solucionaría todo.
Sky se miró una vez más en el espejo, llevaba un sencillo vestido azul que le quedaba hasta las rodillas y era sin mangas, hoy tendría su primera cita después de tres meses. Era un día de calor, lo cual era raro en Londres   –  Tal vez quiere decir algo – susurro la castaña despegando su vista del espejo, el cual reflejaba el cielo por la ventana que tenía atrás. La joven sacó el par de tacos que tenía guardados en la cajonera, solo una vez en su vida los había usado; ese día fue en la primera cita que tuvo con Zayn, cuando él le había pedido salir. Sonrío con desagrado al recordar ese día, estuvo por guardarlos, pero se acordó que el día que Zayn los vio dijo que eran algo o muy altos para ella, digamos que uso ese término para hacerle quedar en claro que odiaba que use zapatos.
Bajo de su cuarto ya lista para irse, cuando llego a la terminación de la escalera se encontró con su padre quien leía atentamente el periódico, pero eso no evito que le eche un vistazo a su hija menor y le regale una tierna sonrisa.
-          Ese vestido me la sensación de que saldrás con un chico – su querido padre soltó una sonrisa divertida.
-          Estas en lo cierto – Skyler se acercó a su padre y le dio un cálido beso en el cachete – bueno yo me voy, saldré con Luke – dicho esto la castaña salió de su casa sin esperar la respuesta de su padre, se sacó los tacones sin importarle nada y empezó a correr, estos los tenía en su mano derecha, digamos que estaba llegando tarde a su primera cita con Luke y eso no le iba a dar una buena impresión al rubio. Luego de unos minutos llego a la cafetería en la que había quedado ir con Luke, hecho un vistazo adentro para ver si había llegado y si estaba ahí leyendo el menú, se puso los tacos y entro, estaba un poco sudada y despeinada, pero pasaba por desapercibido, fue una buena idea haberse hecho una trenza – Hola – se sentó en la silla en frente al rubio y le regalo una sonrisa – perdón por llegar tarde – su cara se tornó a un color rojo y tenía una sonrisa de vergüenza en la cara.
-          No importa – eso le gustaba de Luke, le gustaba su comprensión y también su paciencia, ya que él había sido el único chico que la apoyo y la espero tres meses para salir con ella cuando se enteró de su separación con Zayn – eres la única chica que corre para llegar a una cita conmigo – la castaña lo miró con una expresión de sorpresa y vergüenza en su cara.
-          ¿Cómo te diste cuenta? – río para ocultar la gran vergüenza que sentía en ese momento.
-          Digamos que tu cara de cansada te delata.
 
 
El tiempo había transcurrido rápido y más con Luke, la castaña se sentía tan bien acompañada por el rubio, digamos que el la hacía reír bastante. Había pasado como media hora desde que Luke se fue, pero Skyler seguía sentada en aquella silla, a pesar de sentirse bien y cómoda con él, él no era Zayn. Ella lo seguía amando como antes, lo quería tener a su lado y darle muchos besitos en su nariz, tal y como hacía hacerlo antes de que terminarán.
-          ¿Qué le diré a Luke? – susurro Sky para ella misma mientras jugaba con la cuchara y el café que había pedido.
-          Dile que no lo amas – escucho que alguien decía y se sentaba en la silla que antes había sido ocupada por el rubio.
-          ¿Qué quieres? – le preguntó a Zayn, con una voz seca, mientras levantaba la vista y se encontraba con esos hermosos.
-          Vale decir: ¿Cómo estas Zayn? ¿Qué ha sido de tu vida? – el moreno río por la mirada amenazadora de Skyler le había dado.
-          Lamento decirte que no se lo digo a personas que no me interesan – la castaña se paró de la mesa, no sin antes dejar la propina sobre esta, y salió caminando por la puerta, pero en algo se estaba equivocando, Zayn no dejaría que se valla otra vez, así que decidió seguirla. Camino como una cuadra atrás de la castaña hasta que logró alcanzarla, pero no la agarró del brazo ni nada de eso que hacen los ex novios, el solo quería caminar a su lado y sentir ser su novio otra vez.
-          Y ¿Todo  bien? – preguntó el moreno con una sonrisa en la cara ya que ella no le insulto ni nada por el estilo.
-          Iba todo bien hasta que apareciste – Sky estaba enojada y eso lo sabía, pero para mala suerte de ella a Zayn le encantaba hacerla enojar.
-          ¿Tanto daño te causo? – al escuchar esa pregunta, la castaña instantáneamente paro de caminar y lo miro sorprendida por su pregunta.
-          Zayn – susurro ella, no se había dado cuenta pero al moreno le había dolido su comentario. Sky se mostraba arrepentida y ese momento le hizo acordad el día en el que habían terminado, era igual pero al revés.  Zayn solo siguió su camino, parecía no importarle nada, pero por dentro estaba ello pedazos.
La castaña suspiro negando con la cabeza por lo que iba a hacer. Camino, mejor dicho corrió, hacia su ex novio e hizo lo que Zayn tenía pensado hacer desde hace un tiempo, le agarró un brazo y, prácticamente, lo acorraló contra la pared. Para el que los viera sería algo gracioso, ya que él le llevaba como una cabeza a la castaña y tranquilamente la podía correr e irse, pero por un lado Zayn no quería porque había esperado ese momento durante tres meses, aunque también quería irse porque seguía un poco enojado y triste por lo que le dijo Skyler.
-          ¿Qué piensas hacer? – el moreno trato de sonar molesto, aunque digamos que mucho no le salió.
-          Lo que estuve esperando hace mucho tiempo – Sky se paró de puntitas de pie y tomo la iniciativa al agarrarlo de los cachetes acercar sus labios a los de su amado, cuando por fin chocaron una sonrisa se escapó de la boca de cada uno, para luego volverlos a juntar; Zayn la agarro de sus cachetes pero con el paso del beso empezó a bajar sus manos hacia las caderas de la castaña y poder acercarla más a él, mientras que Skyler bajo sus manos al pecho del muchacho para masajearlo un poco, pero cuando sintió que era necesario las fue subiendo para poder unirlas en la nuca del moreno.
Cualquiera que se acercará a ellos y los viera diría que ellos tenían un amor verdadero, uno de esos amores que siguen juntos a pesar de todo, pero la verdad es que a pesar de que se amaban, desde acá hasta la luna, su amor tenía muchas dificultades, pero nunca se rompía.
-          Eres perfecta – susurro el moreno cuando se separaron para poder respirar – Eres perfecta para mí – luego de esa frase sus labios se unieron de nuevo, dando a entender lo mucho que se necesitaban.
No sobrevivirás...:
El timbre sonaba constantemente, el que lo tocaba parecía loco o lo estaba. La joven se acercó hacia la puerta en un paso lento y astuto, al asomarse por la perilla se encontró con una cabeza pelada, la cual es igual a la del hombre que la venía persiguiendo hacía ya unos días.
Zoe no sabía por qué la perseguían, pero tenía miedo. Por las razones nombradas la rubia no abrió a puerta, es más fue prácticamente corriendo hacia el patio de la casa. Sus manos sudaban, sus ojos transmitían miedo y ese hombre de afuera iba a terminar con su trabajo ¿La iba a matar? No se sabe, nadie sabía que planeaban hacer con ella, pero lo que pasaba era algo muy grave.
Nunca se tuvo que haber metido con Michael Morrinson, nunca tuvo que ir a esa fiesta y nunca tuvo que ver a su ''amigo'' vendiendo marihuana... Ahora su querido amigo había pagado para que la mataran.
Agarró un objeto que se encontraba en la pared, era como un palo suficiente para poder trabar la puerta. Fue caminando hacia la puerta, su casa estaba oscura y silenciosa, llego a la puerta con la intención de trabarla pero se encontró con una gran sorpresa, el extraño hombre había entrado a la casa y su vida se encontraba en peligro.
- ¿En dónde estás? - susurro mientras se mordía el labio inferior, llevaba el palo de forma defensiva.
Escuchaba ruidos de puertas por la parte de los dormitorios, pero no se atrevía ir ahí, tenía demasiado miedo para hacerlo.
Mientras caminaba, sintió un golpe en su nuca, el cual hizo que sus ojos se cerraran lentamente, su piel se tornaba a un color pálido; y ahí fue cuando despertó, su respiración estaba agitada y entrecortada. Se levantó con la intención de ir a tomar algo.
Hacía ya unas semanas que soñaba su improvisada muerte, así que era algo de lo que estaba acostumbrada. Cuando llego hacía la heladera se encontró con una nota que estaba escrita con sangre, esta decía:
- No te sorprendas si algún día tus pesadillas se vuelven realidad -
Al terminar de leer la amenaza de parte de ese hombre, la nota cayó al piso, justo en la parte mojada haciendo que la nota quede totalmente empapada.
Zoe se agachó para agarrarla, pero cuando levanto la cabeza quisiera no haberlo hecho. Su mirada chocó con aquel extraño hombre de sus sueños.
Y ahí entendió, la muerte la tenía segura... Y pronto vendría.
Opposite.:
Las gotas de lluvia caían en la ciudad de Londres, la rubia las miraba desde su ventana deseando que pase algo y no pueda ir al instituto, digamos que no iba a ser muy lindo ir en moto, como la lluvia empeoraba ni mejoraba, Alice decidió que tenía que empezar a cambiarse, decidió empezar primero por el pelo, el cual no es muy favorecido por las mañanas, intento arreglarlo un poco hasta que quedo decente, luego se lavó la cara sacando la baba y se raspo un poco los ojos para que no se note el color rojo, olía a alcohol pero, sinceramente, le importaba una mierda. Cuando pareció una chica decente se fue a vestir, optó por unos vaqueros rotos en las rodillas, una remera negra que le tapaba la parta superior del culo y por último una campera de cuero; pero no se olviden de su gorra que tenía las iniciales de Nueva York en color azul.
-          Papi – le hablo a Josh tratando de parecer santita, también para comprarlo le dio un beso en el cachete.
-          ¿Qué quieres Alice? – le pregunto en un tono bastante desconfiado haciendo que la rubia bufe por la actitud de su padre, odiaba ser la menos mimada de sus hermanos.
-          Llueva – contesto inocente mientras que agarraba una manzana y un poco de jugo, no era anoréxica ni nada de eso, solo le caía mal desayunar.
-          No te llevaré – dijo su ‘’querido’’ padre para luego salir de aquel lugar e ir a su cuarto a, seguramente, dormir. Alice bufo, pero no dijo nada solo agarro su mochila y camino hacia la puerta con la intención de que su padre se arrepienta y la lleve. Cuando salió se llevó la gran sorpresa de que su querido hermano se llevó la moto para ir a su colegio, todos sus hermanos iban a un colegio normal, sin ningún beneficio en cambio ella, cuando tenía trece había sido becada por su antigua escuela cuando se enteraron de que ella trabajaba.
-          Maldita sea – maldijo y siguió su camino al colegio, su maquillaje se estaba corriendo por la lluvia, su pelo se inflaba todo de vuelta, como un león, y por último sucedió algo bueno,  el olor a alcohol no era tan notable, tal vez por esa razón su papá no la quiso llevar al colegio.
-          ¿Estás bien? – escucho que alguien le preguntaba por atrás, la rubia se dio vuelta confundida ya que nunca había escuchado esa extraña y graciosa voz. Al darse vuelta se encontró con un auto último modelo y adentro un joven bastante guapo de unos 25 años.
-          ¿Quién eres? – era notable su desconfianza al hablar con extraños y más si son ricos, se creen que por tener dinero son más que el resto, si Alice pudiera le pegaría una patada en los huevos a cualquiera que se le cruzara.
El chico se sacó lo lentes que tenía e inspecciono a Alice, empezó por sus vans negras luego siguió sus piernas, en las cuales estuvo un tiempo hasta que la rubia puso su mano para que el sacará la vista de ahí, siguió por su torso en el cual se mostró muy sorprendido por la remera que llevaba Alice ya que no era ajustada ni de color, era negra y totalmente suelta, por último miro la cara de Alice, al terminar de inspeccionarla le dedico una tierna sonrisa, la cual la chica miro con desagrado.
-          ¿Vas a dejar de mirarme y responderme idiota? – si algo calificaba a Alice era su humor de perros por la mañana.
-          Me llamo Tom ¿Vos? – Tom era un moreno con un cuerpo trabajado, unos ojos de color miel y una sonrisa que enamoraba a cualquier chica.
-          No te importa – murmuro, hacía mucho tiempo no entablaba una conversación con alguien que no sea su familia ni por trabajo - ¿Sabes qué? Llego tarde al colegio, así que chau, chau! – cualquiera que la haya visto diría que está bromeando, pero en este momento Alice prefiere cualquier cosa menos estar ahí. La rubia se dio media vuelta y siguió su camino así hasta que llego al colegio, para la suerte de ella el moreno no la molesto más.
Apenas llego se llevó con la sorpresa de que ya había tocado el timbre y todos estaban en sus clases, sin embarga a la rubia no le importo, solo camino por los pasillos hasta llegar a los baños para arreglarse. Al entrarse vio en el espejo y estaba igual que a la mañana, con los pelos parados y simplemente horrible, todo estaba igual excepto que no tenía puesto el piyama de conejitos.
-          ¿Viste al nuevo profe? – escucho unas voces que provenían de  afuera y cada vez se iban acercando más. Alice se metió a uno de los sucios baños que habían ahí, si algo odiaba era toparse con las putas y huecas plásticas a las que llamaban populares.
-          Si, sinceramente está buenísimo – al escuchar eso la rubia supo que se trataba de dos huecas que hablaban del físico de un estúpido profesor, lo que le pareció raro fue que allá un profesor nuevo a mitad del año. Alice se acomodó un poco un poco los pelos y salió, cuando la vieron sus expresiones cambiaron a temor, a la rubia le incomodaba esas miradas pero digamos que ya se acostumbró.
Alice paso entre medio de ambas chicas y, sin hablar, se fue de ahí dejando a ambas chicas con la palabra en la boca. Justo cuando salió de ahí, sonó el timbre indicando nueva clase, le tocaba lengua, así que agarro sus ‘’libros’’, en realidad eran cuadernos que usaba para dibujar en las clases, y fue caminando hacia el dicho lugar. Al entrar al lugar se dio cuenta que todas las huecas de sus compañeras estaban sentadas delante de todo, un escote gigante y el pelo recogido que hacía parecer que sus tetas eran mucho más grandes de lo real, la joven suponía que el sexy profesor estaba en su clase. La rubia, después de observar a todos, se fue caminando hacia su banco, al final de todo y al lado de la ventana, lejos de todo el mundo; pasaron unos minutos que parecían horas, cuando sintió la puerta abrirse y cerrarse de golpe, todos los que estaban en el salón giraron sus cabezas de golpe excepto ella, no era adivina ni nada de eso solo es que ya estaba acostumbrada a esta vida diaria desde chica. Por otra parte estaba Tom, recién había llegado al aula donde le tocaba dar clases, a simple vista era un aula normal, como todas la que había visto; las chicas adelante y los chicos atrás, pero había algo que le resultaba raro y eso era al fondo de todo, en dicho lugar se encontraba una chica alejada del mundo, cuyo pelo rubio le parecía conocido sin embargo no le presto mucha atención.
- B- Buenos días – le hablo a todos los que se encontraban ahí – Me llamo Tom Jones y soy su nuevo profesor de literatura – al escuchar su nombre la castaña, con los ojos bien abiertos, miro hacia delante y se sorprendió al ver al mismo chico de la mañana. Sus miradas se conectaron, sentían que nadie estaba ahí…. Solo ellos y eso era raro, porque recién se acababan de conocer.
Pero como dicen…. En la escuela West, todo es posible. Si recién entras en este extraño mundo, prepárate porque es imposible salir y no miento.





Fuera.
Esos no son tus escritos. Lo sé porque yo estoy en tu novela opposite y ese capitulo no esta publicado. Busque entre tus novelas esos escritos y no esta. Tu forma de escribir no es esa que yo ya se tu forma. Lo siento, pero aquí no se admite plagio. No estas dentro.


Linda, esos escritos si son míos, el capítulo lo subí yo ayer- También el escrito: ''No sobrevivirás'' es mío lo hize en un taller de escritura- Y por último el de She looks so perfect es un one shot que es mío-
Pero si no me crees, no lo hagas- Esa escritura es totalmente mía-
Pasame los links y me lo creeré-
http://onlywn.activoforo.com/t81111-a-girl-in-the-world#4546878 Esa es mi galería, espera que busco el de No sobrevivirás y te lo paso ( aunque está en hide )
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Jun 2014, 11:56 am

Duns: http://onlywn.activoforo.com/t79312p15-taller-de-escritura-tareas#4450292
Ese es el link donde esta el escrito: ''No sobrevivirás'' Como dije esta en hide-
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por Malik. el Sáb 07 Jun 2014, 12:51 pm

Me quiero morir ;-;
Hola Duns u.u
Bueno, recién me entero de que borraste las otras audiciones de esta misma nc y me dan ganas de arrancarme los pelos bcs había puesto un rol a elección y te había puesto al explicación algo larga y bueh :'(
Yas, no pasa nada
So volveré a audicionar y veré si recuerdo mas o menos lo que decía y todo eso y si no pues me invento otra cosa
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/sogoca

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por hayes grier. el Sáb 07 Jun 2014, 1:09 pm

donut escribió:Me quiero morir ;-;
Hola Duns u.u
Bueno, recién me entero de que borraste las otras audiciones de esta misma nc y me dan ganas de arrancarme los pelos bcs había puesto un rol a elección y te había puesto al explicación algo larga y bueh :'(
Yas, no pasa nada
So volveré a audicionar y veré si recuerdo mas o menos lo que decía y todo eso y si no pues me invento otra cosa
Okey bby.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Jun 2014, 1:14 pm

¿Estan bien las pruebas o no?-
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por midway. el Sáb 07 Jun 2014, 1:36 pm

Yo audicionare porque yo tenía esa idea en mente, de la serie resurrection. Pero me ganaste, aún así te mandó mi ficha más tarde .
" Vuelven más, son cientos, miles".
Gif de campbell con la ficha
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: resurrection { Inscripciones abiertas. | nc.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.