O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 4:31 am por Butterfly199225

» Tell your story |nc|
Hoy a las 2:47 am por Stark.

» MY POWER |Celyn|
Ayer a las 10:32 pm por Celyn

» être dans la lune.
Ayer a las 10:30 pm por Ongniel

» Little do you know
Ayer a las 10:13 pm por Grier.

» Que estás escuchando ....
Ayer a las 10:04 pm por Grier.

» Novata en el foro
Ayer a las 8:11 pm por Cassie

» The Breakfast Club - Fichas
Ayer a las 6:56 pm por Jules

» .Look at the flowers.
Ayer a las 6:41 pm por Jules

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Escritura y Redacción {I.Cerradas

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por jackson. el Jue 05 Jun 2014, 4:49 pm

Escritura y Redacción

¡Bienvenid@s! Este tema está hecho para las personas que desean mejorar en su escritura y redacción.

Como ya habrán visto ya existe un tema llamado “Taller de Escritura” en el cual no entraron muchas chicas o por lo contrario no se enteraron de que existía, así que decidí hacer un tema para ayudar a las personas que quieren mejorar en esto de la escritura. Lo único que tienen que hacer para entrar es dejar la ficha que dejo más abajo con todos los datos pedidos.

*Nota: Tengo el permiso de las chicas que crearon el tema así que no plagies la idea, si deseas puedes comunicarte con las creadoras del tema original.

Código:
<center><div style="margin: auto; width:500px; text-align: justify; font-family: verdana; color: white; font-size: 12px; line-height:98%;">
[color=darkgrey]❥[/color]Nombre: Aquí
[color=darkgrey]❥[/color]Edad: Aquí
[spoiler="Escrito de tu autoría "]Cualquiera nos servirá. Si no tienes escritos no hay problema con eso.[/spoiler]</div></center>



Integrantes.

Copeland
Tamara
Alexander {Es niña Cx
Anya
Daniela
Dunia
Milagros
Carlota
Aby
Zuu
Adry
Luciana
Jessica
Andrea
Abril
Ruth
Nadia
Daniela
Lizeth



Última edición por Karly el Dom 15 Jun 2014, 7:54 am, editado 12 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://mente-nublada.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por wasteland el Jue 05 Jun 2014, 4:58 pm


Nombre: Copeland
Edad: 17
Escrito de tu autoría :
La alarma suena y yo ruego por unos minutos más en mi cama, sé que eso será inútil, así que decido levantarme para ir a la escuela…. Escuela.
Una palabra que no pensé volver a escuchar.
Un lugar lleno de recuerdos malos.
Una palabra antes con significado, ahora con dolor.
Un lugar que me recuerda lo miserable que soy.

Me levanto de mi cama y el frio me golpea con la fuerza de veinte caballos. Pongo mis pies en la pequeña alfombra para buscar mis cosas para ducharme.
Camino hacia el baño, comienzo a abrir el agua y poco a poco quitarme la ropa, me doy cuenta que la ventana está abierta por lo que me pongo de puntitas para cerrarla, el aire me hiela hasta los huesos, ha empezado el invierno demasiado pronto este año.
Aquí siempre es lluvioso y frio, no importa que estación sea, en primavera y verano el sol sale un poco más, pero sigue siendo frio, te acostumbras si vives en Maywood, Oregón, un pueblo tan remoto y pequeño, alejado de la mano de dios y del sol.
Me meto en la regadera dejando que el agua caliente acaricie todo mi cuerpo, tomo mi shampoo de vainilla con coco comienzo a tallar mis cabellos rojos con suma delicadeza, hago lo mismo con el jabón  en todo mi cuerpo, rápida, pero meticulosamente.
Salgo de la ducha y me apresuro a colocar mi toalla blanca alrededor de mi cuerpo y una toalla azul alrededor de mi cabello.
Abro la puerta del baño pongo mis pies desnudos sobre el tapete, miro a mi alrededor, mi cuarto es demasiado ordenado como para ser de una adolecente, lo sé porque mi mejor amiga siempre me lo recordaba, las paredes son demasiado simples de un azul tan claro que casi parece blanco y carecen de posters, de alguna manera siempre lo prefiero así, me resulta tranquilizador, los pisos de madera no tienen ropa tirada, en el escritorio solo está mi pc, junto con muchos de los libros que ya leí, todos acomodados en perfecto orden, por las persianas cafés se pueden apreciar los aun oscuros vidrios llenos de gotas de agua. Pongo un pie en el piso el cual cruje amigablemente ante mi pie, camino hasta el closet que va desde el suelo hasta el techo batallo para abrir las dos puertas, agarro lo primero que encuentro he sido invisible toda mi vida y planeo que eso siga así, pongo mi ropa interior y después mis pantalones de mezclilla, abro uno de los cajones que están del lado derecho del armario y saco una playera blanca sumamente sencilla me la comienzo a poner sobre la cabeza y la bajo suavemente hasta que contacta con eso, me detiene, volteo a ver mi abdomen y recuerdo esa cicatriz que me recorre de un lado al otro, la toco suavemente, fue el resultado del día del accidente, aparto la mano rápidamente y termino de bajar mi playera, bajo la cama encuentro mis viejos converse negros, con ellos siempre me he sentido cómoda.
Camino hacia el tocador y me quito la toalla de la cabeza, con suma delicadeza cepillo mi cabello, de punta a la raíz, termino y me volteo hacia el espejo, nunca he usado maquillaje no quiero hacerlo pronto, a muchas chicas no les gustaría ser como yo, mis pecas solo están en la mitad de mi cara y mi piel es extremadamente pálida ya no le doy importancia, agarro una simple liga negra para sujetar mi cabello volteo a ver mi aspecto al espejo mis ojos color caramelo no son nada fuera de este mundo mis labios gruesos me dan un aspecto de enfurruñada. Agarro mi mochila la cual está colgada en mi puerta y salgo de mi cuarto.
Bajo las escaleras entro a la cocina donde encuentro una nota “Hunter tuve que salir antes que tú, te dejo dinero para tu almuerzo y algo para que desayunes hermanita. Te quiere Gabriel”.  Volteo a ver la mesa, ha dejado fruta picada y algo de cereal, comienzo a comer la fruta devoro el cereal, voy al baño para lavarme los dientes para salir de mi casa.
Camino a mi coche me cuesta trabajo subir a él ya que soy de talla baja, prendo el coche y espero a que se caliente, tengo una vieja pick-up azul oxidada, hacer que encienda toma su tiempo, como hace mucho frio pongo la calefacción y volteo a buscar una chamarra, lo único que encuentro es una vieja sudadera de Gabriel la cual no me queda más que ponérmela, tanto el coche como el motor se comienzan a calentar, volteo a ver el cielo antes de arrancar, aun esta oscuro y lo más probable es que llueva, coloco mi iPod en el estéreo nuevo que mi hermano había instalado, al parecer eso era lo único nuevo en mi  camioneta.
Comienzo a manejar hacia la entrada y veo al camino. Mi casa está rodeada de bosques, no hay nada más que eso, no hay vecinos, no hay tiendas, no hay nada, mis padres al parecer se ocultaban de algo, fue por eso que construyeron una casa tan lejos de la civilización, me rio ante mi propia idea y continuo mi camino.
Comienza a sonar 505 de Arctic Monkeys mientras manejo al instituto. Han pasado veinte minutos desde que salí de mi casa comienzo a ver las casas, las tiendas, el pequeño bar y veo a lo lejos la escuela, no está en realidad lejos, en Maywood no hay nada lejos en realidad, pero el instituto se encuentra al otro extremo del pueblo, es lo más lejano a mi casa.
Llego a las siete y media, lo que me da media hora para buscar mi casillero y estacionarme cerca de la entrada, es mi primer día estoy nerviosa nadie me ha visto desde el fatal accidente, ya ha comenzó a llover.
Me bajo del coche con mi mochila al hombro veo que la sudadera gris de mi hermano me llega hasta las rodillas, ignore el hecho de que parezco tontín y me cubro la cabeza con el gorro de la sudadera, entro a la escuela me encuentro a muchas personas, riendo entre ellas realmente se ven felices, mínimo ellos han podido olvidar el accidente me dan envidia, son una bola de egoístas ¿Cómo pueden ser felices? ¿Cómo puede no importarles? Al final decido dejarlo pasar, la egoísta soy yo, sigo mi camino y siento una mano en mi hombro, volteo precipitadamente solo para encontrarme con mi mejor amigo Alan.
— ¿Cómo ha estado todo? Quiero decir ¿Cómo vas? A lo que me refiero es, yo pues — veo como lucha por encontrar sus palabras, justo lo que no quería, que me traten distinto.
— Bien, veo que tu herida sano — digo señalando su ceja, era mi turno de ponerlo incómodo.
— Si  ¿te sientas conmigo en el almuerzo? — pregunta, pero lo siento más como una demanda.  
— Claro — él se aleja para hablar con el resto de su equipo de baseball y yo me encamino a buscar mi casillero.                    
Una vez que lo encuentro dejo mis cosas en él agarro lo necesario para mi primer periodo, la primer clase era literatura avanzada, en el camino choco con alguien me ha tirado al suelo todas mis cosas, volteo a ver quién había sido, pero solo alcanzo a ver a lo lejos una mata de cabello oscuro ni siquiera se tomó la molestia de detenerse, tal vez no le importe o ni siquiera me vio, entre al salón no pensaba sentarme el frente porque eso llamaba la atención, pero tampoco me quería sentar atrás porque eso la llamaba aún más. Deje mis cosas, comencé a jugar con mis lápices, el profesor apareció minutos después.
— Buenos días clase soy Mr. Alexander Green me corresponde dar Literatura este año, pero antes de pasar a la parte divertida les tomare asistencia — el profesor comienza a hablar mientras la clase da un suspiro de aburrimiento, pasa unos nombres hasta llegar al mío — ¿Hunter D’angelo?              
— Presente — levanto la mano tímida y continúo dibujando en mi cuaderno.
— Lo…
— Solo dígame Cuatro — responde un chico sentado al lado de la ventana.
— Cuatro será — el profesor responde yo volteo de inmediato a ver al muchacho, tiene un cabello oscuro, casi negro y unos ojos azules tan profundos que hipnotizan, esta vestido todo de negro usa una pulsera en la mano derecha, no sé lo que signifique, pero es intrigante, ya que ese pequeño detalle en él se veía ridículo, voltea a verme yo de inmediato desvió la mirada a mi cuaderno siento como la sangre se calentaba en mis mejillas, si había algo que odiaba de ser tan pálida era que el color de mi rostro se reflejaba con facilidad.
La  campana sonó, el profesor nos dejó salir rápidamente, Cuatro fue uno de los primeros en salir, casi como si tuviera prisa de ir a algún lado o de escapar de alguien, mis clases continúan, las encuentro aburridas ya que solo se tratan de presentaciones, motivo por el cual casi me quedo dormida en estas.
Al terminar mi almuerzo tiro los residuos de comida en un bote que se encuentra bajando las gravas, comienzo a caminar y tropiezo con alguien por segunda vez en el día, esta vez ha sido más fuerte, me sujeta antes de caer al suelo. Veo un par de ojos azules y profundos, Cuatro.
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por Invitado el Jue 05 Jun 2014, 5:02 pm



Nombre:Tamara.
Edad:13.
Escrito de tu autoría :
-          ¿Zayn? – pregunto Skyler con la vista en su novio, quien estaba dado vuelta besando a la zorra de Valerie.
-          ¿Sky? Princesa ¿Qué haces acá? – el moreno soltó a la chica con la que estaba para mirar a su novia, la cual ama eternamente. Zayn trató de acercarse a la castaña, pero ella se lo impidió con la mano y negando con la cabeza – princesa – repitió el moreno, su mirada no se separaba de los ojos de la castaña, ambos tenían los ojos aguados.
-          ¿Por qué? – preguntó Sky, mientras bajaba su mirada y la centraba en el piso. Las lágrimas caían sin parar de sus ojos, se sentía estúpida por creer en Zayn, sus amigos siempre le decían que el la terminaría engañando, pero ella nunca les hizo caso, estaba ciegamente enamorada del moreno, pero aquel día 9 de octubre se prometió no creer más en sus palabras. Aquel día se había ido, llorando, después de escuchar a Zayn decirle: Te amo – Irónico ¿No? Ello lo había pescado engañándola y el creía que con un simple te amo solucionaría todo.
Sky se miró una vez más en el espejo, llevaba un sencillo vestido azul que le quedaba hasta las rodillas y era sin mangas, hoy tendría su primera cita después de tres meses. Era un día de calor, lo cual era raro en Londres   –  Tal vez quiere decir algo – susurro la castaña despegando su vista del espejo, el cual reflejaba el cielo por la ventana que tenía atrás. La joven sacó el par de tacos que tenía guardados en la cajonera, solo una vez en su vida los había usado; ese día fue en la primera cita que tuvo con Zayn, cuando él le había pedido salir. Sonrío con desagrado al recordar ese día, estuvo por guardarlos, pero se acordó que el día que Zayn los vio dijo que eran algo o muy altos para ella, digamos que uso ese término para hacerle quedar en claro que odiaba que use zapatos.
Bajo de su cuarto ya lista para irse, cuando llego a la terminación de la escalera se encontró con su padre quien leía atentamente el periódico, pero eso no evito que le eche un vistazo a su hija menor y le regale una tierna sonrisa.
-          Ese vestido me la sensación de que saldrás con un chico – su querido padre soltó una sonrisa divertida.
-          Estas en lo cierto – Skyler se acercó a su padre y le dio un cálido beso en el cachete – bueno yo me voy, saldré con Luke – dicho esto la castaña salió de su casa sin esperar la respuesta de su padre, se sacó los tacones sin importarle nada y empezó a correr, estos los tenía en su mano derecha, digamos que estaba llegando tarde a su primera cita con Luke y eso no le iba a dar una buena impresión al rubio. Luego de unos minutos llego a la cafetería en la que había quedado ir con Luke, hecho un vistazo adentro para ver si había llegado y si estaba ahí leyendo el menú, se puso los tacos y entro, estaba un poco sudada y despeinada, pero pasaba por desapercibido, fue una buena idea haberse hecho una trenza – Hola – se sentó en la silla en frente al rubio y le regalo una sonrisa – perdón por llegar tarde – su cara se tornó a un color rojo y tenía una sonrisa de vergüenza en la cara.
-          No importa – eso le gustaba de Luke, le gustaba su comprensión y también su paciencia, ya que él había sido el único chico que la apoyo y la espero tres meses para salir con ella cuando se enteró de su separación con Zayn – eres la única chica que corre para llegar a una cita conmigo – la castaña lo miró con una expresión de sorpresa y vergüenza en su cara.
-          ¿Cómo te diste cuenta? – río para ocultar la gran vergüenza que sentía en ese momento.
-          Digamos que tu cara de cansada te delata.
 
 
El tiempo había transcurrido rápido y más con Luke, la castaña se sentía tan bien acompañada por el rubio, digamos que el la hacía reír bastante. Había pasado como media hora desde que Luke se fue, pero Skyler seguía sentada en aquella silla, a pesar de sentirse bien y cómoda con él, él no era Zayn. Ella lo seguía amando como antes, lo quería tener a su lado y darle muchos besitos en su nariz, tal y como hacía hacerlo antes de que terminarán.
-          ¿Qué le diré a Luke? – susurro Sky para ella misma mientras jugaba con la cuchara y el café que había pedido.
-          Dile que no lo amas – escucho que alguien decía y se sentaba en la silla que antes había sido ocupada por el rubio.
-          ¿Qué quieres? – le preguntó a Zayn, con una voz seca, mientras levantaba la vista y se encontraba con esos hermosos.
-          Vale decir: ¿Cómo estas Zayn? ¿Qué ha sido de tu vida? – el moreno río por la mirada amenazadora de Skyler le había dado.
-          Lamento decirte que no se lo digo a personas que no me interesan – la castaña se paró de la mesa, no sin antes dejar la propina sobre esta, y salió caminando por la puerta, pero en algo se estaba equivocando, Zayn no dejaría que se valla otra vez, así que decidió seguirla. Camino como una cuadra atrás de la castaña hasta que logró alcanzarla, pero no la agarró del brazo ni nada de eso que hacen los ex novios, el solo quería caminar a su lado y sentir ser su novio otra vez.
-          Y ¿Todo  bien? – preguntó el moreno con una sonrisa en la cara ya que ella no le insulto ni nada por el estilo.
-          Iba todo bien hasta que apareciste – Sky estaba enojada y eso lo sabía, pero para mala suerte de ella a Zayn le encantaba hacerla enojar.
-          ¿Tanto daño te causo? – al escuchar esa pregunta, la castaña instantáneamente paro de caminar y lo miro sorprendida por su pregunta.
-          Zayn – susurro ella, no se había dado cuenta pero al moreno le había dolido su comentario. Sky se mostraba arrepentida y ese momento le hizo acordad el día en el que habían terminado, era igual pero al revés.  Zayn solo siguió su camino, parecía no importarle nada, pero por dentro estaba ello pedazos.
La castaña suspiro negando con la cabeza por lo que iba a hacer. Camino, mejor dicho corrió, hacia su ex novio e hizo lo que Zayn tenía pensado hacer desde hace un tiempo, le agarró un brazo y, prácticamente, lo acorraló contra la pared. Para el que los viera sería algo gracioso, ya que él le llevaba como una cabeza a la castaña y tranquilamente la podía correr e irse, pero por un lado Zayn no quería porque había esperado ese momento durante tres meses, aunque también quería irse porque seguía un poco enojado y triste por lo que le dijo Skyler.
-          ¿Qué piensas hacer? – el moreno trato de sonar molesto, aunque digamos que mucho no le salió.
-          Lo que estuve esperando hace mucho tiempo – Sky se paró de puntitas de pie y tomo la iniciativa al agarrarlo de los cachetes acercar sus labios a los de su amado, cuando por fin chocaron una sonrisa se escapó de la boca de cada uno, para luego volverlos a juntar; Zayn la agarro de sus cachetes pero con el paso del beso empezó a bajar sus manos hacia las caderas de la castaña y poder acercarla más a él, mientras que Skyler bajo sus manos al pecho del muchacho para masajearlo un poco, pero cuando sintió que era necesario las fue subiendo para poder unirlas en la nuca del moreno.
Cualquiera que se acercará a ellos y los viera diría que ellos tenían un amor verdadero, uno de esos amores que siguen juntos a pesar de todo, pero la verdad es que a pesar de que se amaban, desde acá hasta la luna, su amor tenía muchas dificultades, pero nunca se rompía.
-          Eres perfecta – susurro el moreno cuando se separaron para poder respirar – Eres perfecta para mí – luego de esa frase sus labios se unieron de nuevo, dando a entender lo mucho que se necesitaban.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por mieczyslaw el Jue 05 Jun 2014, 5:14 pm


Nombre: Alexander, y si, soy niña ._.
Edad: 14
Escrito:


Querido Ronaldo Castillo:

Mira que me e tomado la molestia de escribirte, y es por que a pesar de todo lo sucedido yo te quiero Rony. Tal vez no leas esta carta, pero aún así seguiré escribiendo, mediante este presente te quería decir algunas cosas. Cosas muy importantes que deberías de saber.
¿Cómo puedo decirte todo en un simple trozo de papel que puede terminar en un bote de basura? Simplemente no lo se, de igual manera ya no tengo nada más que perder con mandarte una simple carta que te dará igual. ¿No es así?
Pero tratare de decirte todo en este objeto artificial, con las palabras que debí de haberte dicho en persona desde hace unos días. Ahora lo confesare todo...

La última vez que te vi son simples capturas borrosas que se quedarán por siempre en mi memoria. Tu tenías veinte años solamente, de seguro después de estos ocho meses ya has de haber cumplido un año más, ¿no es así?
Tu y yo tuvimos una gran discusión por culpa de las normas que te impartía, pero nunca entendiste que esas reglas eran para protegerte, nunca me escuchabas. Parecías un pez sin orejas, pero más bien eras como un conejo de orejas grandes que finge no escuchar a su alrededor.
Recuerdo que saliste de casa hecho una furia, tus ojos avellana parecían de color fuego, estaban llameantes y estabas colorado desde el cuello, las orejas y brazos, además tus puños estaban cerrados y tus dientes parecían gruñirme con esa sonrisa tan cínica que me dedicaste. Tu cabello estaba todo desordenado de tanto que te lo jalabas que hasta la idea de una versión tuya sin tus castaños cabellos se coló en mis pensamientos fugazmente.
Eso me dolió mucho, aunque yo trate de ser fuerte todo este tiempo y nunca lo logre. Esa es la última imagen tuya que vi en estos ocho largos meses.
Después de aquello, no quiero hablar más de ello, todo empezó. Mis "aventuras" comenzaron después de que te vi partir de mi lado.

¿Cuales aventuras? 
¡Las aventuras que viví por tu partida!

Decidí llamar "aventuras" a esos encuentros, ya que para mi eso eran. Así es Rony, mis aventuras comenzaron cuando conocí a esas personas, esas grandes celebridades fúnebres que ya no están más en este mundo.

Una semana después de que te fuiste me encontré a la rubia en la calle. Yo había salido a dar un paseo por el parque que esta solamente a tres cuadras de casa, aunque ya no se siente como un hogar si tu no estas ahí, hacia frío y todos estaban tapados de pies a cabeza; excepto aquella mujer.
Ella llevaba un vestido blanco de falda con vuelo estilo antiguo, su cabello dorado estaba corto y tenía volumen, lo lucía muy bien, su piel tan blanca hacia resaltar sus labios rojos como la cereza.
Se trataba de Marilyn Monroe.

Se que eso sonó loco y algo descabellado querido Rony, pero es la verdad. Yo no miento. Aunque después de leer este último párrafo, casi juraría que tus pensamientos hacia mi no son nada positivos y me has de creer demente, pero aún así te quiero, por lo que te seguiré contando. 

Así sucedieron las cosas por estos ocho largos, dolorosos y reflexivos meses, Ronaldo. Unos días veía a más celebridades que están ya barios metros bajo tierra, mientras que otros ni siquiera una repugnante cucaracha me encontraba.

El encuentro que más me gusto sin duda alguna fue el que tuve 2 meses después de tu partida. Lo vi a el, vi al rey del pop. Vi a Michael Jackson, a mi gran ídolo. 
¡Sorprendente! ¿No lo crees?

Después de todos los encuentros, aventuras para mi me puse a pensar una y otra vez, "¿Porqué me sucede esto?" "¿Porqué a mi?" Esas preguntas rondaban en mi cabeza una y otra vez desde hace solamente 2 meses, pero no obtenía respuesta alguna. ¡Nadie podía explicarme aquello! Incluso tuve que ir con muchos psicólogos, brujos y "magos" para saber que era todo esto. Pero nunca obtuve una respuesta coherente y convincente sobre mis aventuras. 

Así paso el tiempo y hace exactamente 2 horas que me e enterado de todo, de porque los vi a ellos. 
Te contare como paso, tu debes de saber esto en cuanto antes sea posible, aunque la carta tal vez te llegue 4 días después. 
Estaba hace rato en el jardín trasero mirando las estrellas, cuando después de varios minutos alguien se sentó a mi lado y me hizo compañía. 
Era un hombre de cabello negro y rizado, de ojos verdes y tenía un inconfundible bigote tipo actor de cine mexicano. Era el gran "Tin Tan".

Él me contó el porque de mis preguntas, el fue el único que quiso contestar esas dudas mías, pero la respuesta fue muy sorprendente para mi. 
Me estoy muriendo, la depresión que me dio después después de que te marcharás fue tan grande que solamente solamente ayudo aún más a acortar mi escaso tiempo de vida. 

Yo se que esto no te afectara mucho, ya que me odias ahora Rony, de seguro y estarás feliz de escuchar esta noticia. Pero ahora estaré en un lugar mejor, junto con tu madre.

E vivido una gran aventura al verlos a todos ellos, a todos mis grandes ídolos. 
Fue una gran aventura toda mi vida.
Adiós querido Ronaldo. Recuerda que siempre te amare. 

Cuando estés leyendo esto yo ya estaré muerto, siempre lo estuve para ti de todas formas. Moriré mañana al medio día. Así que estoy muerto ahora mismo, hijo mío.

Atte: Robbie Castillo.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
evil´s lurking in the dark
you try to scream but terror takes the sound before you make it
horror looks you right between the eyes,
you're paralyzed
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por wylan el Jue 05 Jun 2014, 5:41 pm


Nombre: Anya
Edad: 19
Escrito de tu autoría :
Arcovia fue una vez una floreciente ciudad minera situada al norte del pequeño país Arias Nova. Arcovia no solo era la capital, era la mayor fuente de dinero para el resto de la población.
En 1890 se descubrió minas de oro en Movart y Grove dos ciudades al sur de Arcovia, no tardo mucho para que los mineros británicos acudieran a la zona, Arias Nova acepto a los mineros extranjeros con la condición que estos ayudaran a los habitantes del país, la ayuda de los británicos no se hizo esperar y por treinta y tres años Arias Nova recibió el apoyo y protección de los extranjeros. Arias Nova se convirtió en un potente país, sin embargo, eso no duró para siempre, tan pronto el oro comenzó a escasear los británicos se retiraron y se llevaron con ellos su ayuda.
Setenta y cuatro años después se descubrió oro, el hallazgo se mantuvo en secreto.
{×××}
—Tal vez podríamos ir a casa de Skyler —sugirió Sam por cuarta vez. —Solo quieres ir con él porque quieres seguir jugando ese estúpido juego, Sam. —Respondió su novia entre risas. Sam le estaba besando el cuello ella sabía que lo hacía a propósito, sus besos la hacían perder el juicio. Ella amaba eso.
—Por esa razón y porque ese desgraciado aún me debe dinero —Sam se apartó unos centímetros. —Tengo una mejor idea, vayamos al puerto —Sam no espero la respuesta de su novia, él ya se encontraba de pie preparándose. Astrid se quedó inmóvil por unos segundos. —¿Quieres ir al puerto? —Preguntó esperando haber oído mal —Sí —replico él con una sonrisa de par en par. —¿Quieres ir al puerto con esta tormenta? —Sí, no tiene nada malo. —Contesto aún sonriendo. Sam no entendía por qué su novia no quería ir, era el lugar favorito de ella; se conocieron en ese puerto además estaba lloviendo para Sam no había noche más romántica que esa.
Tomo unos minutos convencer a Astrid pero cuando al fin lo logro, Sam se dispuso hacer la noche inolvidable para Astrid.
—Deja de cambiar la estación, me distraes —ordeno a regañadientes, mientras Astrid hacia su mejor intento por obedecer a su novio, aunque él debería de estar acostumbrado que una vez dentro del auto Astrid se convierte en dueña y señora de la radio tal y como ella se autonombro.
—No es mi culpa que esta sea una zona muerta todo se escucha terrible —respondió apoyando su
Espalda contra el sillón del coche —Astrid, esta no es una zona muerta y todo se escucha bien —probablemente se debe a la tormenta, pensó así que apago la radio para que Astrid dejara de jugar con ella, tomo la mano de su novia cariñosamente. Poco después llegaron a un semáforo en luz roja Sam aprovecho ese momento para besar la mano de su novia, pero antes de que sus labios tocaran la suave piel de la chica el estruendo de otro auto frenando los interrumpió ambos divisaron una luz blanca encaminándose a máxima velocidad hacia ellos.
El auto se disparó contra la joven pareja quienes por el impuso fueron llevados hasta una columna de hierro.
Astrid escucho el eco de unas voces aterradas pidiendo ayuda. Posteriormente escucho sirenas, no logro abrir sus ojos pero percibió destellos.
{×××}
—¡Hey, tú! ¿Sigues en el mundo de los vivos? —preguntó una voz extraña a Astrid, ella no hizo mas que llevarse ambas manos a su cabeza, sabía que no calmaría el intenso dolor que sentía pero de igual forma lo hizo. Astrid vislumbro a la persona que la llamó, veía borroso pero logro ver a una rubia. Giro su cabeza hacia su derecha y vio a otra chica ella estaba al igual que Astrid en una camilla pero inconsciente, poco a poco unió los cabos lo que pensó era una pesadilla era tan real como el dolor físico que la saturaba en ese momento.
Astrid consiguió con gran esfuerzo enfocar su mirada pero por ningún lugar había señal de Sam.
Trató de incorporarse.
—¿Qué haces? —la chica rubia se levantó de su lugar —busco a Sam, eso es lo que hago —dijo Astrid con la desesperación llenando su cuerpo —¿Quién es Sam? —preguntó la rubia fingiendo interés —él estaba conmigo en el auto, ¿Dónde diablos está? —Astrid no pudo aguantar más, las lágrimas que tanto trataba de contener escaparon.
La rubia tenso su quijada y miro al suelo deseando no haber despertado a la chica.
Por suerte su hermano entro a la habitación seguramente él sabría como arreglar la situación.
—¿Tú sabes dónde está mi novio? —Astrid una vez más forzó su vista cuando entro el rubio a la habitación.
Los dos trataron de divagar la respuesta, sin embargo, Astrid perdía la paciencia y de la misma manera la rubia no soporto más y sin tacto alguno grito: —¡Esta muerto!
Su hermano se llevó la mano a su rostro y observo a la petrificada Astrid quien lo suponía, pero fue como una puñalada que alguien le afirmara.
—Murió en el lugar del accidente —siguió la rubia, su hermano le tomó por el brazo halando hacia abajo y suplicándole silencio.
Por un par de horas Astrid continuó inerte era como si alguien la hubiera puesto en pausa.
—¿Entonces dónde está su cuerpo? —susurro Astrid estremeciéndose al oír sus palabras —Donde ponen todos los cadáveres: la fosa —respondió la rubia como si nada viendo sus delgadas piernas —¿Qué? Pero él tiene familia ¿Qué hay de ellos? ¿Deben de contactarlos? —Astrid quiso levantarse de la cama —Estoy seguro que ya lo saben, pero igual deben de hacerlo —las palabras del rubio no la dejaron.
Astrid escucho el tono triste del rubio. Ella seguía sin entender a que se refería.
—¿Qué deben de hacer? —Astrid temía escuchar la respuesta todo se tornaba raro  
El blondo sentado enfrento la mirada de Astrid. —Deben… quemarlos —dijo sin rodeos
Astrid enfurecida se acerco a ellos —Por qué debería de creerles
—porque esas son las reglas, “cualquier persona que muera debe ser quemada” —intervino la rubia. —Si no nos crees puedes hablar con cualquiera fuera de esta sala y preguntarle, te dirán lo mismo —prosiguió su hermano con muy poco ánimo.
Astrid era una montaña rusa de emociones, miles de imagines se cruzaron por su cabeza no tenía idea que hacer o como responder o actuar; deseo nunca haber despertado.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por baekhyun. el Jue 05 Jun 2014, 6:22 pm


Nombre: Daniela, Dani :3 
Edad: 16 sensuales años
Escrito de tu autoría :
¿Acaso es una broma? ¿Dos días seguidos? Fue en lo único que pensó Elizabeth antes de adentrarse más a la sala.
-¿Qué ocurre?- pregunta con la mirada fija en su hermano.
-El, vete a tu cuarto- le dice Luke de una manera tan fría que sorprende a la castaña.
-No, hasta que me digan qué ocurre aquí- responde cruzándose de brazos, la verdad estaba muerta del miedo en su interior, pero como siempre no lo demostró.
-Elizabeth Hemmings a tu habitación- vuelve a decir Luke, Elizabeth lo mira con el ceño fruncido y luego dirige su mirada hacia su padre.
-Oh hermosa Eli- dice aquel hombre levantándose de su lugar y caminando hacia donde se encontraba Elizabeth, ésta lo mira asustada y luego vuelve la vista a su hermano, quien de manera extraña se encontraba totalmente quieto en su lugar, Elizabeth frunce el ceño notoriamente al volver la vista hacia su padre.
-No me llames así- dice con la voz temblorosa y dando un paso hacia atrás.
-Pero si eres mi nenita- la voz de su padre escuchó tan malévola en aquel momento que en verdad asustó a la pobre chica, ésta no lo pensó dos veces antes de echarse a correr a su habitación y trancarse allí.
¿Qué demonios ocurría? ¿Por qué Luke no había hecho nada? ¿Qué quería su padre? ¿Por qué había vuelto? Aquellas preguntas rondaban su mente, la atormentaban y volvían loca, la pobre chica volvía a tener los mismos ataques.
Los gritos se escuchaban en toda la casa, la castaña se encontraba tirada en la puerta de su habitación sollozando y gritando, su mente daba vueltas sin parar, escuchaba su teléfono sonar pero no le hacía el más mínimo caso o mejor dicho no podía. Trató de levantarse pero volvió a caer y grita con las manos apretando sus cienes, las lágrimas se deslizaban por sus mejillas, las imágenes pasaban por su mente una y otra vez como si se tratase de una película; su padre golpeándola, su padre golpeando a su hermano, su madre cayendo al suelo inconsciente.
-¡Elizabeth!- grita Luke tocando la puerta, pero no podía abrirla, pues Elizabeth le había colocado el seguro –¡Elizabeth ábreme!- volvía a gritar su hermano mayor, Elizabeth hacía lo posible por hablarle a su hermano pero no podía emitir palabra alguna -¡Juro que si le llega a pasar algo a mi hermana, me las pagaras!- Es lo último que escucha antes de que todo se volviese completamente negro y no escuchase nada más.
“Tic Tic” era lo único que podía escuchar ¿Qué era aquel sonido? Abrió sus ojos lentamente y vuelve a cerrarlos rápidamente pues la luz la ciega completamente, vuelve a tratar una vez más y esta vez se encuentra con un techo completamente blanco, voltea el rostro y puede ver a su hermano totalmente dormido en un sofá gris que parecía bastante incómodo. Recorre la habitación con la vista, paredes completamente blancas, una pequeña nevera del mismo color, un par de máquinas conectadas a su cuerpo, un buró color caoba con unas flores encima y por último una puerta debajo de un reloj de pared en forma de gatito.
-No puedo creer que no sepan qué tiene- escucha una voz a lo lejos, luego de unos segundos de pausa la puerta se abre dejando ver a Harry y sus amigas.
-Beth- dicen las tres chicas para después correr hacia la camilla de su amiga, las tres chicas sollozan mientras abrazan a la castaña, pero ésta se encuentra demasiado alejada.
-Chicas déjenla respirar- dice Luke levantándose del incomodo sillón, las chicas se separan un poco para poder ver a su amiga, ésta solo recorre su mirada por el rostro de cada una de las personas que se encontraban allí, Harry sale para poder avisar al doctor que ya había despertado.
-¿Cómo te sientes?- pregunta Melanie mirándola fijamente, Elizabeth se mantiene callada y con la mirada en sus pies.
-¿Qué ocurrió?- pregunta esta vez Marie, Elizabeth continúa en la misma posición.
-Beth dinos algo- dice Katherine un poco desesperada por ver a su amiga en aquel estado.
-No les contestará de una vez, deben esperar por lo menos hasta la tarde- dice el doctor entrando junto a Harry.
-¿Por qué?- pregunta éste.
-Pues sufrido un ataque de nervios- contesta el doctor de manera natural.
-Mi pregunta es ¿Por qué el ataque?- dice Katherine, las demás chicas y Harry la miran y asienten.
-¿Luke?- dice Melanie volteándose para poder ver a Luke.
-No es mi deber contarles chicas- dice encogiéndose de hombros, todos en la habitación fruncen en el ceño, pues Luke les había creado una gran incógnita.
-¿A qué te refieres?- pregunta Harry tomando la mano derecha de Elizabeth, hacía poco que la conocía, pero sentía el gran deber de protegerla y cuidarla.
-Pronto lo sabrás- dice acercándose a su hermana, la verdad se sentía culpable, pero no podía hacer nada, debía cumplir el trato para poder protegerla.
Elizabeth retira su mano del agarre de Harry, dobla sus rodillas y coloca su rostro entre ellas, rodea sus rodillas con sus manos y llora, las lágrimas se abrían paso una detrás de la otra, recuerda el ver a su padre acercándose a ella y comienza a temblar, y a balancearse hacia delante y hacia atrás, las chicas se ponen nerviosas y también lloran al ver a Elizabeth en aquel estado, Harry y Luke la miran preocupados, mientras que el doctor trata de calmarla. Elizabeth grita y se lleva las manos a las cienes una vez más, Luke se acerca rápido y la abraza pero no logra calmarla mucho, así que el doctor recurre a sedarla.
-¿Por qué?- susurra antes de caer en un profundo sueño.
avatar


Ver perfil de usuario http://life-really-sucks-a-lot.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por hayes grier. el Vie 06 Jun 2014, 1:45 am


Nombre: Dunia but me dicen Dunny o Duns.
Edad: 12 años.
Escrito de tu autoría :

 
Capitulo 005

You look so perfect when you cry.

Wallflower.
Y todo vuelve a comenzar. La misma rutina todos los días. Levantarme, ducharme asqueada, vestirme, desayunar y salir a la preparatoria con Ashton y, al llegar, fingir que soy la persona más feliz a su lado para que, cuando estemos en casa, empiece el verdadero sufrimiento. La mayoría de las personas que supieran esto me dirían que lo dejará. Qué ya había sufrido suficiente a manos de él y, era mi momento de ser feliz. Pero estoy atrapada. Se lo prometí a mi papa en su lecho de muerte. Mama falleció cuando volvía de una de sus pasarelas, sí, mi mama era modelo. Después de aquello mi papa cambió radicalmente. Venía a casa borracho y suplicándome que no le dejará sólo, tenía miedo de que me fuera cómo mama. Siempre me admiro y me cuidaba cómo una princesa porque decía que yo era la viva imagen de mama. Él era la única familia que me quedaba y, de verdad, lo amé con mi vida. Mi padre me amaba a mi. Era muy protector. En su lecho de muerte debido a una enfermedad que cogió, me rogó, imploró, qué fuera feliz con Ashton ya que nadie me haría más feliz que él.
Quizás sea sólo por eso. O por el miedo que tenía a quedarme sola. Ashton era lo que me quedaba en el mundo. Aún recuerdo que, el día de la muerte de mi padre, me preguntó si tenía donde vivir y,  cuando le dije que no me quedaba ningún familiar, me dijo con sus hermosas palabras que viviera con él, que el jamás me dejaría sola. Ashton cambio mucho. Antes recuerdo sus abrazos cuando lloraba porque no tenía familia. Sus caricias y sus besos, todo con amor, pero la cuestión es ¿Dónde esta ese amor ahora?
Después de media hora pensando, me levanté. Le preparé el desayuno a Ashton, no quería que se enojará por no despertarme antes que él. Esperé a que llegará y, cuando lo hizo, me dio un beso y empezo a comer. Ese acto me sorprendió, normalmente me saludaba con un seco y casi inaudible "Hola". Quizás se levantó con buen pie. Me quedé observándolo. Era realmente hermoso. Era increible que fuera tan bello cómo malvado y, no podía creer que el ser que me causo hace tiempo tanta felicidad sea ahora el causante de mi sufrimiento.
—Vamos Dunny, es hora de ir a la preparatoria.—dijo Ashton sacándome de mis pensamientos. Yo sólo me levanté y salí para esperarlo. A los minutos salió con su mochila y se ofreció a coger la mía.
Me abrió la puerta de su coche y entré. Todo este comportamiento en él, era demasiado extraño. Cuando llegamos me acompañó a mi clase y se fue  la su clase. Yo fui a sentarme con James, mi mejor amigo. El me sonrió y quitó su mochila de el asiento.
—Hey Duns.— ese era su apodo especial para mi. Sólo el podía decirme así.— Ví al tonto de su novio ahí, que raro que te deje en clase. No es muy normal contando lo que te hace.—dijo.
El sabía todo lo que sufría junto Ashton. Él era mi único amigo y el único que Ashton me permitía tener. James sólo quiere lo mejor para mi. Pero yo no puedo dejar a Ashton. Él es lo único que me queda.
—James, dejemos de hablar de eso.
{...}
Abrazé a mi peluche. Dentro de media hora llegaba Ashton y, con él, mi sufrimiento. Cerré los ojos con fuerza. Escuchaba los truenos que caían y caían en la fría calle. Las gotas de lluvia hacían un sonido terrorífico que, por decirlo así, me asustaba. Con los ojos cerrados me sentía bien. Sentía que el mundo ya no podía controlarme ni dañarme cómo normalmente hacía. Sentía que todo a mi alrededor desaparecía y, sólo era yo y el mundo. Todo aquel hermoso silencio acabo cuando sentí unos pasos en la sala de estar. Esos pasos aproximándose a la habitación, acabando con todo el silencio. Los pasos hacían un ruido perfecto junto la lluvia. Cuando la puerta se abrió, no pude hacer nada más que cerrar los ojos con fuerza deseando que, esta vez, no pasará lo de todas las noches.
—Llegué, mi amor.— dijo Ashton quitándose la chaqueta y poniéndola en el sillón. Se acercó a mi para abrazarme.—¿Otra vez por la lluvia? ¿O los truenos?— me abrazó.
No recuerdo cuanto tiempo nos pasamos así. Después de eso empezó a acariciar mi cuerpo. Me temí que ocurriría lo de siempre. Después de acariciar todas las partes de mi cuerpo empezó su parte favorita. Entró en mi brutamente causando que diera un grito de dolor. Y, ahí, Ashton volvió a ser el animal de siempre. Sólo le importaba su placer sin importar el daño que me causará.
{...}
Me levanté para correr al baño, a llorar. No toqué ninguna parte de mi cuerpo, me sentía sucia. Cómo una maldita prostituta a la cual utilizaban y no les importaban el dolor que ella tuviera que soportar. Las lágrimas se comenzaron a acumular nublando mi vista, parpadeé reiteradamente para alejarlas y ver claramente otra vez.. Mis sollozos eran inaudibles pero me desahogaba. Entré a la ducha, aún sollozando. Ahí me senté esperando que se llenará completamente. Cuando se lleno, me metí dentro. Mis sollozos se volvieron más altos y, estaba segura de que pronto serían la causa de que Ashton despertará. Intenté dejar de sollozar, pero el dolor que sentía era insoportable. Cuando veía películas por la televisión sobre chicas que sufrían abuso sexual por parte de su novio, nunca, nunca pensé que sería una de ellas. Y, seguía sin entender cual era la causa de su abuso. Todo era maravilloso entre los dos, nos amabamos y, hasta teníamos planes de futuro.
Miré el agua y vi que tenía un color rojo intenso. Seguramente fue a causa de los movimientos bruscos de Ashton y las posturas que me obligaba a hacer. Después de eso, me pusé la ropa lentamente y le hice el desayuno a Ashton. Nos fuimos a la preparatoria. Por suerte no me tocaba con Ashton. Entré a la aula. Antes de llegar a mi lugar, alguien puso el pie causando que me cayerá. Empecé a escuchar las risas de todos. Me levanté recogiendo la poca dignidad que me quedaba—si es que aún la tenía.— y me dirigí a mi sitio.
—Hoy llega un nuevo chico a la clase. Viene de España. Espero que sean buenos con él. Adelante.— dijo y el nuevo alumno entró.— Presentate.
— Soy Carlos Weinberg, vengo de Madrid, en España. Espero que podamos ser amigos.— dijo. El chico era realmente hermoso. Sus ojos azules eran tan profundos que podría pasarme años observándolos. Su acento español era bastante obvio pero llevaba muy bien el inglés.El me miro y sonrió.
— Puedes sentarte con la Srita. Williams.— me señaló y el se sentó junto a mi.
Intenté reprimir mis lágrimas. Algo que fallo. Carlos se sentó junto a mi. Me miró durante unos segundos y cómo yo hice nada, apartó la mirada segundos después. Lo miré cuando el estaba atento a la explicación de la profesora. Su piel era blanca, casi cómo la nieve. Tenía un lunar en el cuello, pequeño pero adorable. Vestía una camiseta de "Ramones" y unos jeans junto unos converse negros.
—Hola.— me dijo en voz baja. Me miro y se sorprendió al ver a mis lágrimas.—¿Estas bien?—preguntó.
— Sí.
—Pues no te ves bien.— dijo.— ¿Sabes? te ves tan perfecta cuando lloras.
—Gracias.—sonreí, por primera vez en el día.
El volvió a sonreírme. Estaba realmente hermoso al sonreir. La clase paso rápida. Me la pasé observando a Carlos y, a veces, sentía su mirada en mi. En el receso fui a un banco. Normalmente, cómo todas la parejas, debería estar con mi novio. Pero según él, necesitaba ser más popular para estar junto a el en el receso.
— Hey, ¿Porqué tan sola?— dijo alguien. Levante la mirada y me encontré con Carlos. Le sonreí.
—Siempre estoy sola en los recesos.
—Ya no.— se sentó junto a mí.


avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por Calore. el Vie 06 Jun 2014, 11:10 am



Nombre: Milagros, Mili.

Edad: 15

Escrito de tu autoría :


Dare To Fall Capítulo 003



Nunca había sentido tan fuerte aquella necesidad de huir, tal como la sentía en el momento preciso en que su voz se mezcló con la mía, no pertenecía allí, parecía no pertenecer a ningún lado, como si mi alma vagara buscando ser feliz, estar completa como alguna vez lo creí y nunca lo fui.


El sol se alzaba por el horizonte y podía percibir la inmensa luz que irradiaba consigo como si los brazos de Dios se extendieran y abrazasen el mundo en su amplitud.  Los rayos chocaban contra mi cuerpo y pensaba en sentir la calidez que un humano siente cuando los mismos chocan contra su piel desnuda, ¿Qué sería volver a sentir? A amar. El viento revolvía mis cabellos rojizos iluminados por el amanecer y el mismo danzaba al compás de los remolinos que se creaban; mis ojos podían admirar la belleza que el mundo nos otorgaba a cada momento, segundos llenos de nuevas experiencias y sentir, como tus pies siendo abrazados por las olas que terminan a las orillas y vuelven a unirse alcanzando la espuma entre tus dedos provocando el cosquilleo que impulsa cuando roza tu piel, que el sol y el viento azoten tu cuerpo creando revoluciones tanto internas como externas haciéndote sentir pleno y vivo sin necesidad de estarlo, que tu cuerpo se sienta mantenido por una fina cuerda que parece deshacerse a cada segundo, pero que te mantengas en el precipicio a cada momento disfrutando de tus últimos pasos, que tal vez pueden ser los primeros de una eternidad, que aunque sientas que estés a la deriva del destino que ata tus brazos y piernas imposibilitándote, aprecies caer.  Aunque un humano no lo creería tal, para muchos que se nos prohíbe, este sería nuestro paraíso. Un lugar en el que sientas que eres tú mismo sin ataduras o prejuicios, donde el miedo y el valor colisionen y el amor y el odio sean uno mismo; donde tu cuerpo solo sea un elemento físico y tu alma pueda sentir la paz que muchas veces se le ha quitado, porque la vida es una y como única vivirla es preciso, solo se necesita disfrutar y sentir, sentir que la misma se arraiga a cada momento, como si no quisiera soltarse nunca de ti.


Momentos de soledad podían perseguir mi vida pero parecía que finalmente se desatarían de mí, dejarían que mi alma descanse e paz solo segundos para volver a remolino que se ataba a mí, en vida o sin ella.


Los silbidos del viento se incrementaron como si quisieran advertirme algo, el mar rugía y se llevaba consigo toda esperanza como las olas que son empujadas hacia la orilla y nuevamente arrastradas dejando solo sus huellas, siendo un leve recuerdo, el sol brilló aún más sobre mí como si tratase de iluminar y reflejar mi espíritu inalcanzablemente. Una emoción embriagadora azotó mi interior, y la luz parecía llenarme cada vez más, como nunca antes, como nunca últimamente.


Fantasía o realidad allí estaba él, su piel morena resaltaba con los toques del sol que la hacían brillar como nunca, convirtiéndola en dorada. Su cabello oscuro parecía revelarse contra los inmediatos remolinos que se expandían a su alrededor y movían no solo las prendas que vestía. Sus ojos mieles intensos, profundos como su alma, parecían observarme, como si supiese que yo estaba allí, la que alguna vez fue suya y dejó ir, como si su mirada inspeccionara la costa y descubriese que había más que el mar, más que las olas y la brisa helada, más que él, más que yo. Sus facciones delicadas se relajaban constantemente, parecían pinceladas, como si un gran pintor hubiese creado su obra más preciada reflejando su esencia.  A la distancia seguía igual que siempre, su cuerpo fornido, se apreciaba a la lejanía que quería desaparecer, creía inmediata tal distancia que separaba nuestros cuerpos la cual quería romper y acabar con todo.


Mis pasos parecían resonar cuando solo era silencio el que nos cubría, el sonido era solo un suspiro. Cada cercanía parecía detener el tiempo, como si la eternidad fuese para siempre y el castigo solo un mito. La distancia disminuía y el tiempo se acababa, estaba tan cerca que parecía ser un sueño, volver a sentirlo sería un sueño, uno del cual no quisiera despertar nunca, no sin él a mi lado. El dolor desaparecía, todo a mi alrededor parecía hacerlo cuando me acercaba a él, más y más, hasta que podía apreciar sus rasgos con total afinidad, sus ojos se abrieron para mí y su voz aterciopelada se expresó como una melodía que nunca se escaparía de mí.


-          Zoe…


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


-          ¿Zoe? ¿Te encuentras bien? – La mirada atenta de Miguel permanecía en mí como un instrumento de paz, mientras mi mirada y alma estaban perdidas, nuevamente.


-          Lo vi, estuve a su lado… - Mi ceño se frunce recordándolo, ¿Realmente había sucedido? Y de ser así, ¿Por qué no me quedé a su lado?


-          ¿Te ha visto? – En su mirada corre el peligro y el temor al igual que la impaciencia agitando sus alas.


-          No, el valor parece pesar en mí – Hago caso omiso  sus preocupaciones en cuanto su entrecejo se relaja al igual que el resto de su cuerpo y sus ojos azules me inspeccionan.


-          Los días parecen fluir de nuestras manos y el tiempo se escurre entre nuestros cuerpos.


-          60 días para entrelazar su alma con la mía – Dirijo mi mirada hacia los cielos que se abren ante nosotros.
-          Sabes que es cosa del azar, pero siendo quien eres realmente no puedes presentarte – Su mirada luce preocupada como si su interior buscase algo en sí.


-          ¿Qué clase de error no he idealizado? – Me atrevo a preguntar con el corazón colgando nítidamente en mis manos.


-          Zoe, tu espíritu es solo un reflejo de tu alma.


-          ¿Eso implica que…? – Me movía impacientemente, no estaba preparada para recibir desilusiones, no cuando millones de vidas estaban en juego, un juego que más que eso parecía un destino, al cual tendría que vencer.


-          Para pertenecer al mundo humano deberás ser uno de ellos, ¿Te atreverías a... caer?


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


No podía creer hasta que punto había llegado a sobrepasarse la situación sobre mí, a recargarme a mí misma, atando en tinieblas que creía no volver a atravezar y comprender un camino sin salida al que difícilmente no había vuelta atrás. Si lo quería, volver a Zayn había sido y seguiría siendo lo que más anhelaría de todos mis días y noches mientras pueda recostarme a su lado, pero, ¿Estaba dispuesta a dejar un amor por otro? Dios me había dado la oportunidad de ser la luz de otros, iluminar la vida de los demás cuando nadie iluminó la mía, ser especial, cumplir un propósito el cual había esperado por mucho tiempo, sentía la necesidad de ser esa persona, porque como yo necesité de otros, ellos necesitaran de mí. Por otra parte, necesitaba el amor, nunca había sentido una conexión fuerte, profunda y decidida, podía sentirme protegida a mi lado, pertenecer a un lugar al que nunca pertenecí, podía mover cielo y tierra por algo que quisiese a su lado, pero nunca había sentido como si con su lejanía, se partiera mi corazón, dejando mitad de este, parecía caminar a medias, los pasos eran insignificantes , aquí y allí, necesitaba su mirada y su voz aterciopelada recordando cuanto me amaba, necesitaba de mí y sabía que me había dejado ir, nunca creería que faltaría una parte de mí, pero así lo hacía.


Titubeaba, incomprendida entre el silencio y el sonido, entre a luz y la oscuridad, mientras que parecía marcarme de por vida, parecía perder y ganar al mismo tiempo, la lucha y la valentía solo eran un fragmento, el resto lo estaba por descubrir. Los sellos estaban por ser descubiertos, abrir el destino podría ser el final de todo lo conocido ydesconocido, de lo racional e irracional. Allí estaba yo, la sala se abría ante mis pasos y los seis espíritus seguían mi cuerpo lentamente, parecía invisible, y aquellos presenciarían lo que nunca había ocurrido.


-          Le suplico Arcángel Zoe, no mida sus expectativas, recupere su alma aquí – Miguel se acercó, creería cambiar mi mente, pero ya estaba decidida.


-          Protege a mis protegidos, por mi camino solo se ocupará el destino…


-          Quæ est in domum suam – El primer sol resplandeciente del horizonte me abrió las puertas, y las trompetas sonaron, me despedía, con las miradas inmediatas en mi ser, el cielo llora pero la Tierra sonríe –. Cum nocte caelum et splendorem ignis prohibere – La brisa envuelve mi cuerpo llenando cada espacio vacío, mis extremidades se extendieron, rendición expulsaba mi alma, aún había tiempo, el brilló abundó a mi alrededor por última vez y aquellos ojos azules me guiaron, aún podía revertir mi decisión, aún podía persistir –. Duces meis removeri; Et anima mea, et corruet…


Y así no lo fue, solo me dejé caer… 
El mundo gira a tu alrededor, gira con él, no lo dejes ir



avatar


Ver perfil de usuario
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por Carlota.- el Vie 06 Jun 2014, 11:28 am


Nombre: Carlota.
Edad: 14
Escrito de mi autoría:
-¿¡Que me vas a comprar?! ¿¡Que me vas a comprar?!-grito una y otra vez Wendy mientras agarraba mi pierna con fuerza. Yo solté un largo suspiro intentando controlar las terribles ganas de mandarla a su cuarto llorando.
-Cariño, deja en paz a tu hermano.-murmuro mi madre llegando al salón junto a una gran regadera llena de agua. Yo rodé mis ojos.Que gran ayuda, pensé.
-¡No hasta que no me diga lo que me va a comprar!-exclamo con voz aguda. Yo cerré mis ojos cansado mientras me preguntaba por que tenían que existir las hermanas pesadas. -Wendy es un secreto por eso no te lo puede contar.-me ayudo mi madre, yo se lo agradecí con una torcida sonrisa ya que al parecer mi hermana se había tragado esa mentira. No, no tenia ningún regalo para mi hermana ya que aun quedaban cuatro días para su cumpleaños. Y se podría decir que no había encontrado algo que le gustara, aunque ella misma me hubiera dado una lista con todas las cosas que le encantaría que le comprara.
-Vale.-contesto soltando mi pierna y levantándose del suelo. Se acerco a mi dando pequeños saltitos cual conejo.-¿Me das alguna pista?-pregunto, yo negué divertido, ¡Que pista le iba a dar si no tenia ningún regalo!-Vale..¡Espera, ya se! ¿Es un patinete, verdad? ¡No, espera! ¿Es el brillo de labios de Violetta? ¡No! ¿Los muñecos oficiales de One direction?-comenzó a gritar como si estuviera en un mercado e intentara llamar la atención de la gente.
-Cariño, deja a James en paz.-dijo mi madre tranquila. Veces me sorprendía lo tranquila que podía actuar mi querida madre en momentos en que la hiperactividad se apoderaba del cuerpo de mi hermana.-Tu.-me señalo a mi con su dedo índice.-Ven a ayudarme a doblar la ropa y tú señorita.-se arrodillo al lado de mi hermana y coloco un mechón castaño de su cabello detrás de su oreja.-Ve a recoger tu cuarto.-Wendy asintió con un cabeceo y una gran sonrisa para después salir del salón dando saltos y tarareando una canción que desconocía.
-Abecés me sorprende que la aguantes.-murmure mirando a mi madre que intentaba doblar una gran manta que había tejido mi abuela para nosotros.
-Soy su madre. Se supone que es mi deber.-se encogió de hombros mientras sonreía torcidamente. Yo le devolví la sonrisa.-¿Preparado para adentrarte en el mundo de la colada?-me pregunto con su humor tan característico.
-Si no hay mas remedio.-conteste encogiéndome de hombros. Ella me sonrió y cogió la regadera de nuevo, aunque esta vez estaba vacía seguí hasta el pequeño comedor donde se encontraba un pequeño tendedero de plástico y metal. Ella comenzó a dejar la ropa descuidadamente sobre la gran mesa de madera y cuando termino, guardo el tendedero.
-Vale,haber.Dobla bien la ropa y así luego no tendré que plancharla, ¿Entendido?-me pregunto con una gran sonrisa mirándome fijamente.
-¿No se supone que uno de los trabajos de las madres es enseñar a sus hijos a no ser vagos?-pregunte divertido mientras cogia una camiseta morada de mi hermana. -James,no se si me debe molestar que me hagas esa pregunta.-dijo intentando parecer dolida.-Sabes que yo no soy como todas las madres.
Yo asenti con un cabeceo acompañado de una gran sonrisa.Sabia perfectamente que ella no era como las demas y no solo porque era mucho mas joven que cualquier madre,ni tampoco porque habia decidido cuidarnos ella sola sin ninguna ayuda.Si no porque se comportaba como una amiga a la que le podias contar todo con toda la confianza del mundo sabiendo que ella te dara un buen consejo.
Cogí otra camiseta,aunque esta vez mia y comenze a doblarla.Levantaba mi vista de vez en cuando para ver como mi joven madre doblaba una camisa mia como si fuera lo mas divertido del mundo.
-¿No tienes ningún regalo para tu hermana, verdad?-pregunto mirándome de reojo. Deje mi camiseta doblada en un lado de la mesa y cogí otra prenda, esta vez una falda de mi madre.
-No. En realidad no tengo ni idea de que comprarle. Y no pienso comprarle maquillaje de Violetta o algún muñeco oficial de One direction.-dije serio. Ella soltó una carcajada a la que yo le respondí con una mirada interrogativa.
-Lo siento. Es que te imagino en el centro comercial con dos bolsas llenas de maquillaje de Violetta o de juguetes de One direction.-soltó otra carcajada mientras dejaba un pantalón de mi hermana a un lado. Yo la fulmine con la mirada.
-Ni de broma, prefiero no comprarle nada a eso.-me sincere.
-James tienes que comprarle algo, ¿O acaso no recuerdas lo que ella te regalo en tu cumpleaños?-me pregunto doblando ropa interior rosa de Wendy.
-¡Era una casita de macarrones, eso no es un regalo!-exclame divertido.
-Shht, era un regalo muy bonito ahora ella se merece uno.-dijo mi madre dando por terminado la conversación. Yo solté un suspiro y termine de doblar otra camisa esta vez blanca con cuatros azules marinos.-¿Porque no vas a la librería de aquí al lado? Oí como hablaba con sus amigas de que quería el libro de Detergente o algo así...-Yo solté una gran carcajada al oír el que creía mi madre que era el nombre del libro que quería Wendy. -Divergente,mama.Divergente...-murmure divertido mientras salia del salon hacia mi habitacion.Cerre la puerta detras de mi y deje escapar otra gran carcajada.
Camine hacia mi armario de madera de roble y lo abri con cuidado de que ninguna de las cosas que estaban dentro de el cayeran sobre mi cabeza.Si,no era un chico muy ordenado.
Saque una camiseta negra y unos vaqueros simples,me coloque mis nikes blancas y antes de salir de la habitacion cogi algo de dinero para el estupido regalo.
-¡Mama,me voy!-exclame desde la entrada.Recibiendo una afirmacion por su parte.-¡Cuidado con la bestia!-grite refiriendome a la hiperactiva y loca de Wendy.
-¡Te he oido imbecil!-abri mis ojos sorprendido al oir la aguda voz de mi hermana desde su habitación.
-¡Wendy,no insultes a tu hermano!-exclamo mi madre desde el salon,yo cerre la puerta negando con la cabeza divertido.Vaya familia de locos, pensé.
..............................................................................................................
Entre en la libreria Harriet and sister mientras intentaba peinar mi castaño cabello con mis largos y delgados dedos.
Una campanita me dio la bienvenida y dos chicas algo parecidas me saludaron desde el montrador.Me acerque a una de ellas con una sonrisa.
-Hola...-mire una placa que tenia en su polo.-Sarah.
-Bienvenido.-dijo con una gran sonrisa.Era alta y delgada aunque tenia curvas,su piel era bronceada y su cabello rubio caia en ondas por sus hombros.Sus ojos marrones me observaban de arriba a abajo,algo que no sabia si incomodarme o alagarme.
-¿Teneis el libro Divergente?-pregunte monstrando una de mis mejores sonrisas.Ella me indico que esperara un segundo y tecleo algo en un ordenador.
-Si,hay unos cuantos en el almacen.Espere aqui un momento.-me dijo mientras salia del monstrador y caminaba hacia el almacen meneando sus caderas.No pude evitar mirar su culo embobado.Y no me malinterpreteis,no era la clase de chico mujeriego que le encantaba ligar.Al contrario,ligar no era algo que me importara lo suficiente como para perder mi tiempo en ello.
Mire a mi alrededor.La libreria estaba decorada con toda clases de posters de libros,las paredes estaban pintadas de verde claro y los altos techos de blanco.
Tenia muchas estanterias de madera y hasta unos cuantos sillones negros bastante comodos donde te podias sentar.
-¿Busca algo?-me pregunto una chica muy parecia a Sarah,solo que ella tenia el pelo castaño largo y gafas de montura negra.No me hizo falta mirar la placa para saber que era Harriet.
-No,gracias.-dije con una sonrisa.Ella asintio y camino hacia algun lugar que desconocia a seguramente atender a algun cliente.
Mire mi reloj de muñeca nervioso,solo queria comprar el estupido regalo y volver a casa lo mas rapido posible para poder dormir.
Oi unas descontroladas risas femeninas que no di importancia,solo queria el estupido libro.Senti unos pasos detras mio y mientras giraba sobre mis zapatillas rezaba porque fuera Sarah con el libro.
Pero no era ella,una chica alta y delgaducha de cabello castaño corto y grandes ojos verdes con vetas marrones y azules me miro sonriendo mientras se balanceaba.Llevaba unos vaqueros azules y una camiseta de Marvel corta,entre sus manos sostenia un libro y un cuaderno verde.
-¿Que?-pregunte nervioso.Ella me miraba sonriendo.Levante mi cabeza y pude ver a unos cuantos metros a tres chicas que la miraban rojas de la vergüenza.
-Hola-me saludo.
-¿Hola?-dije levantando una de mis cejas confuso.
-¿Quieres ser mi amigo?-me pregunto derrepente.Yo mire a mi alrededor intentando encontrar alguna cámara escondida que me indicara que esto era una broma, pero o las habían escondido muy bien o no era una broma. Y me parecía mas lógico lo primero.
-¿Es una broma?-pregunte.
-No, ¿Por que crees eso? ¿Acaso no puedo preguntarte eso? ¿Te molesto o que? ¡No me juzgues, vale!-exclamo como una niña pequeña,yo parpadee asustado por lo rápido que había cambiado su estado de humor, mientras tanto de fondo se oían las descontroladas risas de esas tres desconocidas chicas.
-Si puedes preguntármelo, creo...-me encogí de hombros incomodo.
-Ah, vale. ¿Entonces quieres ser mi amigo?-pregunto de nuevo.
-Sabes...esto es un poco raro...-dije sin hacer caso a su pregunta.
-¿Raro? Bueno, debó decir que lo normal es aburrido. Y que todo debería ser un poco raro.-me dijo sonriendo mas. Miré sus ojos verdes, en realidad no podía saber de que color eran, ya que eran una mezcla de verde, azul y marrón.

-Tal vez tengas razón.-dije mirando a mi alrededor.
-Siempre tengo razón.-se cruzo de brazos.-¿Entonces, eres mi amigo?
-No se ni tu...-pero no me dejo terminar.
-America,aunque todos me llaman Am.-me tendio su pequeña y escualida mano y yo la cogi intentando sonreir.Era tan pequeña que me daba miedo romperla.
-¿Am?-pregunte,ella me sonrio torcidamente.-Oh,claro.Lo normal es aburrido...
-¡Lo vas pillando,muy bien!-exclamo consiguiendo que soltara una pequeña risita.Entonces fue cuando las risas de esas desconocidas chicas pararon y el silencio invadio la libreria,solo estabamos esa rara chica y yo.
-Yo soy James.-me presente sonriendo.
-¿Te puedo llamar Jam?-pregunto saltando,en realidad se parecia mucho a Wendy.Yo negue divertido.-Oh,¿Y Jamesito?-pregunto,yo negue de nuevo.-¿Y Joker?-volvio a preguntar,yo levante una de mis cejas confuso.-Venga ya,solo mira tu sonrisa.Es alargada como la de ese simpatico payaso.-dijo tocando con la punta de sus dedos mis labios. -Solo James.-dije al final.Ella asintio con un cabeceo.
-¿Entonces somos amigos?-pregunto.
-Supongo...Que si Am-dije.Era una completa locura,lo sabia.Una parte de mi estaba preparada para que en cualquier momento apareciera una camara y un presentador engominado diciendo,''Te acabamos de gastar una broma, amigo''. -¡Genial!-exclamo volviendo a saltar.-¡Veis,os dije que lo conseguiria!-grito señalando a las tres chicas que miraban la escena sorprendidas.Yo solte una carcajada.-Ellas dijeron que yo no podia conseguir amigos chicos pero ahora te tengo a ti,me salvaste Joker.
-James-dije sonriendo.
-Me salvaste,James.-repitio la frase guiñandome uno de sus ojos multicolores. -De nada, supongo.-me encogí de hombros divertido.-¿Entonces, te doy mi numero? -Oh, no.-levante una ceja confundido.-El destino ya a hecho que nos encontremos, ahora nos volverá a juntar.-me dijo.
-¿Y si no lo hace?-Yo no era de las clases de personas que creían en el destino.
-Lo hará se que lo hará.-me prometió y giro sobre sus zapatillas en dirección a las tres chicas.-Te veré pronto James.-se despidió.
-Adiós, Am.
Se junto con sus amigas y vi como estas hacían un circulo a su alrededor y empezaban a hablar con ella mientras reían y exclamaban cosas. Sonreí torcidamente cuando sentí los ojos multicolores de la chica encontrarse con los míos. Después de unos segundos,salieron de la tienda animadamente. -Siento el retraso guapo, aquí tienes.-Sarah apareció detrás mío con un libro en su mano izquierda. -Tranquila.-dije sonriendo mientras pagaba el libro.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por .::AbyDeHoran::. el Vie 06 Jun 2014, 2:40 pm


Nombre: Aby.
Edad: 15.
Escrito de tu autoría :


AMARLO FUE ROJO.
CAPITULO 3...BEGIN AGAIN.

--Abre los ojos


Susurro Niall en mi oído mientras quitaba sus manos de mis ojos dejándome ver un hermoso paisaje, estábamos un bosque uno de esos en lo que no quisieras entrar en ellos a la media noche pero vamos son las seis y todavía había un poco de solo, lo que me relajo ya que no me gusta estar en la obscuridad. Los arboles formaban un circulo en medio de este se encontraba un mesa junto con dos sillas, era un imagen realmente hermosa porque el sol iluminaba la mesa. 

-Es hermoso-dije volteándome hacia el
-Me alegro de que te gustara porque realmente me llevo un buen tiempo encontrar este bosque y decorar ese lugar, no soy bueno en eso así que le pedir a la hermana de Harry que me ayudara con esto-wow sí que era demasiado tierno, nunca antes un chico había este hecho por mi así que pienso que esta cita será inolvidable
-No debiste en molestarte, esto demasiado para mi ningún otro chico había esto hecho por mí, esto es sumamente especial
-Me encargare entonces que esto sea aún más especial y espero que de todas las citas que has tenido esta sea la mejor y que supere tus expectativas
-Eso espero sr. Horan

Dije de forma divertida mientras caminábamos hacia la mesa, saco la silla y me ayudo a sentarme, lo que me pareció un gesto lindo empezamos a cenar, cuando terminamos empezamos a habla de cosas sin sentido hasta que toco el tema de mi familia. 

-¿Y qué me cuentas sobre tu familia, como es, como te llevas con tus padres, tienes hermanas?
-Niall, realmente no quiero hablar de ello no es que me sienta avergonzada o algo por el estilo pero no creo que sea el momento para hablar sobre eso-dije seria y vi que su sonrisa se borró
-Claro, es tu decisión cuando estés lista para poder decirme, ahí estaré- si este chico sigue así, me enamorare lo digo enserio 
-Lo tomare en cuenta-dije sonriéndole
-¿Dime qué tipo de música te gusta, quien es tu cantante favorito?
-Coldpay
 -¿Coldplay, enserio?
-Sí, tiene algo de malo
-No porque de hecho Colplay es también mi banda favorita, la canción que más me gusta es Viva la vida
-La mía es Fix you  
-¿Qué te parece si vamos a caminar?  
-Claro, vamos

Una vez dicho esto nos paramos y me extendió su brazo, entrelace el mío con el suyo y de esa forma empezamos a caminar hasta llegar a un riachuelo, el paisaje era hermoso por que llegamos justo cuando estaba atardeciendo por lo tanto el sol hacia que el cielo estuviera de un color anaranjado.

-Es hermoso-dijo el
-De hecho-dije mirándolo 
-Te tomare una foto
-¿Qué? ¿Con que?
-Con esto-dijo mientras sacaba del bolsillo de su  chaqueta traje[/size] una cámara fotográfica

Camine hasta un árbol que estaba ahí, voltee y mire hacia donde estaba Niall, parado sonriéndome y apunto de tomar la foto. Sonreí y note que tomo la foto y grito un “¡Saliste hermosa!” provocando que me sonrojara, camino hacia mí y me abrazo, cosa que me extraño un poco pero le correspondí.

-Gracias por aceptar salir conmigo porque debo confesare te que me gustas-me susurro en el oído y me sorprendió sus palabras ya que a mí también me gustaba, pero era demasiado pronto para decir eso 
-No tiene que aceptarlas y sobre lo otro, creo que son palabras demasiado fuertes porque pienso que es muy para decir eso, quiero decir que no nos conocemos bastante bien como para poder decir eso
-Tienes razón, pero es la verdad me estas comenzando a gustar pero hey no te preocupes tenemos todo el tiempo para conocernos perfectamente-Dijo deshaciendo el abrazo y sonriéndome de forma coqueta a la que le correspondí de igual manera 

Me agarro de la mano y me condujo hacia la orilla del riachuelo, nos sentamos en un mantel del cual no me había dado cuenta, ninguno de los dos dijo nada simplemente nos quedamos silencio pero no un silencio incómodo. Cuando anocheció empezó hacer frio cosa que no me gusto porque me empezaron a dar escalofríos, Niall lo noto y se quitó su saco y la puso sobre mi hombros, lo voltee a ver y le sonreí.

-Gracias-dije para después besarle su mejilla
-No tienes porque…es mejor no vallamos, no quiero que te enfermes por mi culpa-dijo sonriendo de lado
-Claro- dije mientras me separaba de él, se paró y después me ayudo a pararme, recogió en mantel y regresamos hacia donde habíamos cenado, dejo el mantel encima de la mesa y agarro mi mano, entrelazando nuestras dedos lo mire, me sonroje y baje la cabeza. Caminamos hacia la entrada del bosque en donde se encontraba el carro de Niall, me abrió la puerta y me subí una vez que cerró la puerta rodeo el carro para después hacer lo mismo que yo, encendió el motor  arranco. 

-¿Dejaras las cosa ahí?-pregunte extrañada
-Regresare mañana por ella, nadie sabe la existencia de ese lugar así que estoy seguro de que no se las robaran- dijo riendo y yo , yo solo me limite a mirarlo tiernamente por que se reía como un niño chiquito , porque su cabeza la hacía hacia atrás y abría la boca mostrando sus dientes

Nos llevó un hora volver hacia la cuidad y otra meda hora llegar hacia el edificio en donde vivía.

-Vamos, te acompaño hasta tu departamento-dijo mientras conducía hacia el estacionamiento subterráneo, lo estaciono y salimos del carro 
-No tienes por qué hacerlo, de seguro tienes aun otro compromiso, además ya es tarde 
-Claro que no, apenas son la nueve y media, aun no es  tarde y no tengo otro compromiso, mi compromiso de hoy era tener una cita, la cual espero que te haya gustado
-No me gusto, me encanto realmente superaste mis expectativas-dije riéndome

Caminamos hacia el elevador y apreté el botón que tenía el número diez, mientras llegábamos, hablábamos de cosas triviales, cosa incoherentes de las cuales no tiene importancia contarlas. Una vez que las puertas del elevador se abrieron salimos de este y caminamos hacia la puerta de enfondo, en donde tenía el numero cuarenta, estoy casi segura de que te preguntaras “¿Piso diez y tu habitación es la numero cuarenta? Pues como están acomodados los pisos” Te lo explicare como se lo explique a Kate: en este edificio hay veinte pisos en cada piso hay cuatro departamentos. 

-Bueno es tiempo de decir adiós -comente recargándome en la puerta
-Creo que si…te llamare mañana ¿Te parece?
-Esperare ansiosa tu llama
-Estupendo, entonces hasta luego-dijo para después acercarse hacia a mí y así poder darme un beso en mi mejilla izquierda, cuando se separó me regalo un sonrisa- descansa-dijo finalmente para después darse la vuelta y dirigirse hacia el elevado, se metió en este y las puertas empezaron a cerrarse, alzo la mano y la ladeo en forma de despedida hice lo mismo dirigiéndole también una sonrisa

Saque la llave del bolso que traía y la metí en la cerradura, se oyó el un clac, indicando que la puerta se había abierto. Entre y note que todavía tenía puesto el saco de Niall, se me había olvidado dárselo, camine hacia la sala y deje las llaves en mesa de centro justo cuando lo hacía se prendieron las luces cosa que hizo diera un pequeño brinco, voltee hacia el apagador y vi que Kate estaba parada con el ceño fruncido.

-¿Qué horas son estas de llegar a casa eh? Hace horas que estoy aquí y tu ni tus luces mujer-dijo caminando hacia mí 
-Lo siento, no sabía que vendría no me avisaste así que no me reclames
-Está bien, está bien dejare de reclamar  pero dime la verdad  ¿Quién fue el afortunado de haber tenido una cita contigo?
-No tuve una cita-dije un poco nerviosa, no quería que supiera que había salido con Niall un parte de mi me decía que no debería de contárselo
-Si claro, entonces de seguro decidiste vestirte así y salir a camina un rato ¿No?-dijo de forma sarcástica
-Estas en lo correcto
-Oh vamos, dime ya…dímelo, dímelo, dímelo, dímelo, dímelo, di…
-Con Nialll ¿Ya? ¡Feliz!-dije harta, no me gustaba que las personas digieran muchas veces la misma palabra
-¿Con Niall?-dijo poniendo seria
-Si ¿Por qué, tiene algo de malo? 
-Sí y no 
-Explícate
-No porque tienes el derecho de salir con quien sea. Y si porque…amiga ella no te conviene, lo sé porque lo conozco desde hace mucho ella solo juega con las mujeres, no es de una sola mujer  y perdóname pero no creo que eso cambien estando el contigo, así que te aconsejo que te alejes te lo digo porque no quiero que acabes con el corazón roto-dijo mientras agarra mis manos
-Te agradezco te preocupes por mí pero yo tomo mis decisiones y mi decisión es no alejarme de el
-Claro…te llevo a cenar a una bosque ¿Verdad?-dijo viéndome detenidamente
-¿Por qué lo dices?
-Lo hizo, debo irme-dijo soltándome las manos para después agarrar su bolso que estaba en el perchero de la entrada, abrió la puerta y sin decir adiós se fue.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por mieczyslaw el Vie 06 Jun 2014, 3:26 pm

Hay, me hacen bullying por tener nombre de niño y ser niña, ahre pues. 

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
evil´s lurking in the dark
you try to scream but terror takes the sound before you make it
horror looks you right between the eyes,
you're paralyzed
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por jackson. el Vie 06 Jun 2014, 3:32 pm

Jace. escribió:Hay, me hacen bullying por tener nombre de niño y ser niña, ahre pues. 
Es raro escuchar en una chica un nombre de niño :3 No hay bulliyng lo juro!
avatar


Ver perfil de usuario http://mente-nublada.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por Carlota.- el Vie 06 Jun 2014, 3:34 pm

Jace. escribió:Hay, me hacen bullying por tener nombre de niño y ser niña, ahre pues. 
Pues por mi parte solo decir,que me parece bien cul(?
Es diferente y lo diferente es guay :aah:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por Escritora Suicida el Vie 06 Jun 2014, 3:42 pm


Nombre: Zuu.
Edad: 14 *Este 15 cumplo 14*
Escrito de tu autoría :

Mi Última Carta.

Ya han pasado 2 semanas y media desde la última vez que tuve el deseo de dejar mis pensamientos en las hojas blancas y delgadas de este pequeño cuaderno  que ahora yace en mis  manos.


Eh estado afuera, buscando mi lugar entre la sociedad y eh decidido dejar de buscarlo. Es más que inútil buscar un lugar en el que sabes perfectamente que no encajas.


Eh comenzado a notar que al intentar tomar las riendas de mi vida, lo único que logro en esta es ganarme el desprecio de todas las personas que viven a mí alrededor.

Todos los días al despertar eh de inventarle a mi madre escusas para faltar a este, para no tener que darles la cara a mis compañeros que yacen en el salón de clases esperando la llegada pero más la ida de los absurdos maestros que entristecen la escuela, con sus absurdas palabras que llenan nuestros oídos con nada más que sus indignantes vidas, que pronto nosotros adoptaremos al ser mayores.

El mundo es cada día mas oscuro hasta la más insignificante persona corre riesgo en las frías calles que están llenas de personas con alta de amor y dinero, Bueno eso es lo que pueden presenciar las mentes de los más jóvenes e inocentes en el mundo.





Las personas siendo jóvenes dicen querer alcanzar sus sueños, pasan sus vidas enteras con un nudo en la garganta y un sueño que al crecer ira desvaneciendo al igual que la niebla de  invierno al llegar la primavera.





Según lo que eh escuchado decir a la gente, eh logrado recopilar todo  lo que viviremos hasta el día en el que estemos 3 metros bajo tierra.





Todo es inaudito, tener una vida entera para pasar de un encierro a otro, de estar en un salón de clases por el principio y el final de la niñez y adolescencia. Para que de ahí pasemos a la adultez y vivir rodeado de 4 paredes en una oficina mediocre en la que estarás por el reto de tu vida hasta morir.





Que paso con lo que nos narran los cuentos de un final feliz, si esos en los que nos muestran personajes fantásticos, como los Príncipes y Princesas que aguardan en la torre más alta del mundo esperando a ser rescatadas por un príncipe valiente y honrado con el que vivirán felices por siempre.





El Felices Por Siempre fue olvidado y lo único que queda es nuestra pequeña imaginación que con el paso del tiempo llega al momento en el que dejara de existir para siempre.





Yo ya no le veo ningún sentido a la vida, ni un solo motivo por el cual seguir. Mis padres, hermanos, familiares e incluso amigos con el tiempo se olvidaran  las lagrimas qué serán derramadas, al igual que yo.





Eh escuchado el grito de mi madre al llegar a la habitación, una sonrisa caída y dos lágrimas comienzan a caer sigilosamente por sus mejillas. Por fin, no se ah donde eh de llegar con mi despedida, lo más seguro es que no eh de regresar, lo suplico no lloren pues los eh de abandonar.





En esta pequeña carta les dejo mis últimas palabras Si han de llorar por algo por favor que no sea por mí ser.  ¿Vamos mama porque lloras? eh visto la reacción que  tienes al verme día con día es de vergüenza lo sé. Mama sabrás que yo siempre te quise, pero sé que para ser tan joven llevó tanta carga en mis hombros, mi alma pide a gritos salir de mi cuerpo ya. Lean mi último escrito, y escupan en mi tumba sin apuro eh hecho tantas estupideces que la verdad ya ni sé porque no hice esto antes.





Tal vez hoy lloraras en mi tumba, al día siguiente ni me recordaran. Esto es por el bien de todos lo único que eh hecho es el mal, por fin lograre descansar en paz.





Ya estoy muerta por dentro, no necesito luchar más, mi fin ah de llegar. Por favor después de leer esto tírenlo al fuego al igual que todo lo que me pertenece,  no dejes más rastros de mí. Olviden mi nombre, olvídenme por completo y olviden este escrito, mi última carta.








----------------------------
Letters Secrets for You.



Hoy te vi de nuevo en la escuela, creo que no has notado aun que te miro todo el tiempo. A veces intento armarme de valor y hablarte, pero mi armadura cae apenas y te veo pasar.
Te veo todo los días, y te tengo en mi mente cada segundo, casi siempre estoy en silencio, para poder escuchar tu risa contagiosa.




Sueño con un futuro en el que podamos estar tomados de las manos, sin nada que tener más que a nosotros mismos, pero soy tan cobarde que solo me queda observarte en fotos.  Trazo un camino a tu lado, con un pequeño lápiz imaginario en nuestro libro de sueños, somos como dos polos opuestos, pero el cuento de hadas no tiene un final feliz. Extraño el tiempo en el que solo éramos niños, pues lo único que tenía que hacer era disfrutar la partida, pero ya no es lo mismo cuando me cambiaron el juego.

Ella es bonita y juntos se ven bien, pero jamás te darás cuenta de que nunca te valoro, como yo, solo con mirarme a los ojos robaste mi corazón, y aun que no fue amor a primera vista juro que es real. Yo jure no caer en las garras del amor, para no sufrir más de lo que ya eh sufrido, sueño con sentarnos juntos a contar las estrellas.

Es triste que donde una vez escribí tu nombre y mi nombre unidos con un te amo, ahora este medio borrado.




Me entregaste unas alas y me las quitaste antes de que pudiera llegar al cielo, y te convertiste en lo que jamás creí querer.



Intente olvidarte varias veces, créeme, pero fue imposible, inventaba enamorarme de quién solo me humillo, y tu saliste triunfante. Tantas ganas de llorar para llenar el vacío que me has dejado, pero no hacía nada más que abrir la herida, quisiera que con esto mi corazón se reparara, apuesto a que tengo toda una bodega de corazones porque siempre que te veo con alguien más tengo celos y se rompe otro corazón, pero no tengo corazones ilimitados, mis sentimientos también importan y ellos no te paran de pensar, aun que eh tragado demasiada agua salada, se levantarme y volver a caminar.




Pude seguir adelante por más que me dolió, las peleas que gane las supe ganar, más las que perdí no súper como continuar. Tuve que arrastrar con todo eso, y no soy de esas personas que olvidan tan sencillamente.




Camino por la calle con espinas encajadas en todo mi cuerpo, y una estaca en mi corazón. Espero que algún día te despiertes y te des cuenta de que yo, siempre estuve ahí, para ti, puedo demostrarlo, puede que la vida te haya golpeado varias veces y tu corazón tenga una venda atada a los ojos, pero yo siempre estaré ahí para extenderte mi mano y ayudarte a seguir, aun que tenga que empujarte para que sigas adelante, aun que yo salga afectada celebrare tus victorias y te levantare en las derrotas.



Me eh dado cuenta de que cada detalle por más pequeño que sea, debes valorarlo, ese sentimiento que corría por mis venas jamás volverá a ser el mismo. Este es mi fracaso descrito en letras casi muertas.


Espero que cuando encuentres a aquella persona que te valore tanto o incluso más que yo puedas llorar en su hombro, sin importar todo lo que está a su alrededor, deseo que seas feliz pues significas todo para mí. Quiero que seas feliz aun que no sea por mí, moriré por el exterior, llorare, sufriré, pero por dentro sonreiré, pues por fin mi corazón se sentirá liberado pues formaste parte importante de mi vida, y quiero lo mejor para ti.

Ojala y yo también pueda conseguir que alguien me valore por lo que soy sin ningún truco más que el latir del corazón.



No deseo estar sin ti, pero en el momento perfecto te dejare marchar y vueles como una paloma blanca hacia donde sea que estés feliz. Algún día tomare las riendas de mi vida y te entregare esta carta de eso no te preocupes.




Atte. The secret letter






------------------------------------------
Ángel.

-¡Corre Sidny!- Grite mientras entraba a mi habitación desde las escaleras-.
Acababa de escuchar la alarma del auto, mi papa había llegado y como azoto la puerta del auto, no viene de humor.
Mi hermanita Sidny recién había entrado en mi habitación, abrí la puerta del closet y ella entro inmediatamente, le ordene que se sentara y eso mismo hizo.

-Quédate ahí, iré por Christopher- ella asintió con su cabeza, mientras con sus pequeños brazos limpiaba sus lagrimas-.

Camine por el pasillo al cuarto de mama, intentando no hacer mucho ruido, Christopher estaba en la silla llorando en silencio, tome la silla y corrí de regreso al cuarto, a la mitad del camino tropecé con la alfombra, de inmediato escuche como mi papa le gritaba mas a mi mama.
Sidny corrió hasta a mí, tomo la silla del bebe y corrió de regreso, me puse de pie poco a poco y corrí al cuarto, entre en el closet y lo cerré por dentro con el seguro, tome la lámpara y la encendí para iluminar la oscuridad del closet.

-Has que dejen de grita, por favor-Dijo Sidny colocándose ambas manos en sus oídos, saque a Christopher de la silla y lo comencé a arrullar para que se quedara dormido, pero era imposible  con tantos gritos sería casi imposible.
-Que  les parece si les cuento la historia de Dylan y Grace-. Dije intentando animarlos, coloque a Chris a mi lado sosteniéndole con un brazo, y Sidny se recostó sobre mi pecho mientras yo la abrazaba con mi otro brazo.
-Había una vez, hace unos 13 años, una mujer muy bella llamada Grace-Sidny me miro divertida-
-Igual que mama-yo asentí con una sonrisa abrazadora y seguí contándoles-
-Y un hombre muy bueno, llamado Dylan -rio Sidny- Un día en un parque muy precioso con rosales de todos colores, ellos se conocieron y en cuestión de menos un segundo al cruzarse sus miradas se enamoraron, tiempo después decidieron casarse- Sidny  aplaudió alegre y Chris sonrió aun con lagrimas en sus mejillas- Tuvieron 3 hijos, el más pequeño llamado Christopher- hice una pausa corta para tocar su pequeña naricita y éste sacudió su cabeza- Una muy hermosa llamada Sidny- bese su frente- Y el mayor Daniel, estos compraron una hermosa casa alado de un lago en el que todos los domingos iban por la noche a admirar las estrellas, en el pleno cielo azul. Dylan era el mejor padre del mundo, siempre después del trabajo aun que llegara cansado sin fuerzas sin ganas, al ver a sus tres hijos se le olvidaban todos sus problemas, siempre jugaba con ellos, solía arropar por las noches a sus hijos, no sin antes contarles un hermoso cuento, sobre un hermoso ángel que no pudo llegar con ellos a casa una noche-.
-Jessica-contestaron los dos al mismo tiempo adormilados-.
-Si, ese hermoso ángel que fue reclutado por dios para embellecer su cielo.- Ambos estaban dormidos, antes de que pudiera seguir- Sidny… Chris-ninguno me contesto, ya podía terminar la historia- Un día Dylan se entero de que Jessica, fue arrebatada de los brazos de su madre- trague saliva- Dylan empezó a tomar para calmar sus penas, desde entonces todas las noches después del trabajó Dylan se pone borracho para desquitarse con Grace cada que llega a casa, pues sin estar borracho preferiría darse un tiro antes de tocar un solo cabello de su reina- comencé a llorar. No puedo creer que siempre fue un hombre tan bueno y ahora es todo lo contrario de todo lo que alguna vez fue.




Me pare sin mover a esos dos, que están completamente dormidos, o eso parece verse. Salí del closet a paso firme, escuche más gritos antes de llegar al marco de la puerta, comencé a correr, baje las escaleras a máxima velocidad y llegue a la cocina.

-Daniel vete de aquí-dijo mi mama apenas sosteniéndose de la barra de la cocina-.

Mi papa no me vio al parecer, me coloque rápidamente delante de mi mama, para que no la volviera a tocar.

-¡Daniel!-me regaño mi padre-. ¡Quítate!
-No si la vuelves a tocar-. Conteste mientras sentía más lágrimas rozando mis mejillas, debo ser fuerte, debo ser fuerte- Sobre mí- Mire de reojo la cara de susto de mi madre.




Por un momento creí que había parado por fin, pero alzo su mano y la azoto contra mi mejilla, con una fuerza increíble, mi cuerpo se debilito, mis piernas no me respondieron, haciéndome caer al suelo, mi cuerpo competo se encontró plasmado contra el suelo helado, escuché el grito desgarrador de mi madre, mi mirada dio contra la puerta, en la que estaban parados Sidny y Chris, ambos tomados de la mano con lagrimas en sus pequeñas mejillas.
Conseguí mover mi mano y toque lentamente mi mejilla, estaba húmeda mire mi mano y estaba llena de sangre. De inmediato regrese mi mirada a Sidny y Chris, todo se me estaba empezando a nublar.

-Yo también extraño a Jessica- Dijo en voz alta Chris, vi como mi papa se acercó a gran velocidad a Chris y lo abrazo, y comenzó a llorar, sentí unas manos que me levantaban la espalda hacia arriba, mi madre me tomaba en brazos como a un niño pequeño, no podía escuchar nada ya, y mis ojos comenzaban a cerrarse, siento mis parpados muy pesados, mama está llorando desconsolada.

Puedo ver como mi papa se acerca a mí junto con Chris y Sidny, puedo ver que su enojo desapareció pero no puedo seguir viéndolo ya que repentinamente mis parpados ya no quieren abrirse.



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por mieczyslaw el Vie 06 Jun 2014, 4:58 pm

Karly escribió:
Jace. escribió:Hay, me hacen bullying por tener nombre de niño y ser niña, ahre pues. 
Es raro escuchar en una chica un nombre de niño :3 No hay bulliyng lo juro!
De hecho. but eso me vuelve especial   ok no pues. Que conste que no hay bullying hacia mi   
PD: Adoro tu firma del shastem   

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
evil´s lurking in the dark
you try to scream but terror takes the sound before you make it
horror looks you right between the eyes,
you're paralyzed
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: Escritura y Redacción {I.Cerradas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.