O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

The Lonely Hearts Club.

Página 38 de 40. Precedente  1 ... 20 ... 37, 38, 39, 40  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por wanheda. el Dom 21 Feb 2016, 12:10 pm

STEPH

wanheda.
----
----


Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Megara. el Lun 22 Feb 2016, 3:45 am


Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Swan. el Lun 22 Feb 2016, 8:53 pm

Esperenme tantito

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Megara. el Lun 22 Feb 2016, 9:27 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Grey Lady. el Lun 22 Feb 2016, 10:59 pm


Grey Lady.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Swan. el Vie 26 Feb 2016, 3:54 pm

Subiré entre hoy y mañana

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Swan. el Sáb 27 Feb 2016, 3:15 am

KATEEEE pt. 1:

Me encanta la manera que comenzaste el capítulo, con una frase del padre de Grey empezar a saber el pasado de los personajes es uno de mis cosas favoritas

Estaban sentados en los taburetes de una destartalada cafetería del metro, mientras aguardaban a que llegara el próximo tren. Ethan portaba una sonrisa de triunfo, porque tras dos horas de empeño y chantaje, había conseguido que Grey accediera a disfrazarse de Ricitos de Oro.
HAHAHAHAHAH estuvo como los chicos cuando le dijeron a Buzz que se tenía que disfrazar de Buzz Lightyear, hacen sufrir a nuestros bebes muack
Están platicando acerca de Rose, no sé porque pero es agradable cuando hablan de un personaje mío a sus espaldas y estoy con Ethan, no creo que sea una buena idea que se quiera meter en la vida de Damen, yo sé que quiere ayudarlo, pero si Damen no quiere ayuda muack muack por qué es tan difícil escoger bandos

―Ganas de protegerlo, de evitar que sufra. Puede que Rose me mintiera, pero hay algo que me dice que si se entera de que Damen puede estar en peligro, hará lo que sea para ayudarlo.

«Incluso contárselo a la metomentodo», se despreció.
muack muack Rose lo protegerá con uñas y dientes, que esté segura Grey de eso muack La manera que Ethan presiona a Grey para que le cuente la verdad del porqué está detrás de todo, se me hace muy tierna, como si fueran hermanos perdidos o algo así  y gREY QUERIENDO PROTEGER A DAMEN DE SÍ MISMO ES VIDA, ES VIDAAAAAAAAAA muack Ethan preocupado, no sé pero tengo la sensación que estoy comenzando a shippear a esos dos y nO SE QUE HACER pero son mejores amigos, debo de repetirme eso, no va a pasar nada entre ellos dos
o si??

Ethan se inclinó por encima de la mesa. Levantó con el dedo la barbilla de Grey para que sus ojos lo miraran.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
LO SABÍA, ETHAN ESTÁ CELOSO DE DAMEN Y POR ESO NO QUIERE QUE GREY SE RELACIONE MÁS CON ÉL, LO SABÍAAAAAAAAA
he entrado en el conflicto en decidir quién es mejor para Grey, si Ethan o Damen oHmyGOD
Grey quiere ayudar a Damen porque le gusta que bonito es el amor

―No me has llamado Gollum ―comentó, dando un buen mordisco a un muffin.  
me encanta cuando los personajes notan los pequeños detalles de otros personajes y saben que algo no anda bien cuando de repente no lo hacen y mUERO DE FEELS
KATE POR QUÉ ME HACES ESTO, POR QUÉEEEEEEEEEEEEEEEE
y luego fue a ver a Damen después de la pesadilla [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] im dying Kate, iM DYING
Era la clase de físico por el que se hubiese olvidado del Club de los Corazones Solitarios.
ya está aceptando sus sentimientos hacia Damen, what a great time to be alive
Pero no miraban los suyos, los de Damen se concentraban en los labios de Grey, con una inquietud arrolladora.

Estaban tan cerca que…

«Humm…, ¿Grey?»

…que si uno se movía, aunque sólo fuera un centímetro.

«¡Grey, ya vale!»
¡ERA EL MOMENTO PERFECTO PARA EL BESO PORQUE NO LO HICIERON AJSHDKJAHSDJKHASJKDHKAJSHKJDHAKJH! Kate, nada más emocionas
«Nada…, sólo que por un momento, tenías ganas de besar al Gollum.»
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] im dying Kate, iM DYING
Me encanta lo bien que los padres de Grey acepten a Damen, es increíble de verdad

y es aquí cuando me doy cuenta que me falta mucho por leer y tengo que irme a dormir ya publicaré la primera parte del comentario porque tengo miedo de que se cierre la página (como ya me pasó)

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por wanheda. el Sáb 27 Feb 2016, 7:45 am

Steph muchas gracias por el comentario Los gifs me mataron Aunque siento decirte que entre Ethan y Grey no habrá nada

ESPERO ANSIOSA POR TU CAPÍTULO Y felicidades otra vez por haber ganado el premio de colectiva del mes

wanheda.
----
----


Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Megara. el Lun 07 Mar 2016, 11:28 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Swan. el Lun 07 Mar 2016, 1:00 pm

Ya esta en la recta final, ya esta en la recta final
pero aca otro adelanto
Después de despertarlo, Tim se quedó con el hasta el final del entrenamiento. El entrenador ya no les dijo nada por no hacer los ejercicios, así que los dos aprovecharon para hablar entre ellos.
—No puedo creer que éste sea el primer año que te disfrazas como Buzz Lightyear.
—YO no puedo creerlo.
—O sea, debió de haber sido desde antes. Imagina a todas las mujeres que hubieras conquistado con el disfraz.
—¿Qué quieres decir? —Buzz se sentía confundido, no supo si fue porque apenas se estaba recuperando de la deshidratación o porque de verdad no le entendía a Tim.
—¡Sí! Tienes la oportunidad de decirles “Hola, soy Buzz” y ellas dirán “Lo sé, tu disfraz me lo dice” y tú les respondes “No, literalmente soy Buzz, mi nombre es Buzz”. —El castaño soltó una carcajada, no creía la gran estupidez que acababa de escuchar, pero pensándolo por segunda vez sonaba como una buena idea.
—Esa filosofía es de las grandes, llegarás lejos. ¿Quién será Shakespeare a lado tuyo? De todas maneras, no quiero ir a la fiesta.

___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por wanheda. el Miér 09 Mar 2016, 11:19 am


wanheda.
----
----


Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Swan. el Dom 13 Mar 2016, 2:51 am

Capítulo 29.


Rose   Buzz  || Swan.

Su madre tenía la manía de decirle “si no vienes a casa con el primer lugar, ni te molestes en regresar”. Por supuesto, su padre conseguía reconfortarla y decirle que estaba bien tener el segundo lugar, no se puede obtener el primer lugar siempre. Vivió con el miedo de que no la aceptaran en su hogar después de haber obtenido un segundo lugar en los tantos concursos que tuvo para participar, se esforzaba y daba lo mejor de sí, lo que causaba que se cansara tanto física como mentalmente. Participó en muchos concursos durante su infancia, y por lo tanto, creció como una nerd sin diversión alguna. Su madre, era experta en quitarle la diversión a todo.

Rose pensaba (lo que al tiempo lo confirmó) que Martin (su padre) tenía un poder especial para el uso de las palabras. En las ocasiones que su madre trataba de pisotearla por milésima vez en el día, su papá estaba ahí para consolarla y decirle que todo lo que había escuchado era una gran mentira. La hacía sentir mejor, y tal vez ese fue el factor por el cual nunca sufrió de depresión, las malas palabras que su madre le decía, no le hicieron efecto alguno, gracias a él. La morena nunca entendió la competencia que su madre tenía hacia ella, si había un vestido que a Rose le gustaba en la plaza comercial, se lo compraba al día siguiente (pero no para Rose, sino para ella). Si a Rose le gustaban unos zapatos, su madre aparecía con los mismos zapatos ese mismo día.

Tal vez le tenía envidia, por eso se metió con su novio… Todavía le era un poco difícil aceptar aquello, ya había pasado tiempo, y el club la estaba ayudando un poco, pero no le era lo suficiente. Probablemente porque su estadía en el club estaba a base de verdades a medias (su novio la engañó, pero no dijo con quién, Cathy le insistió en decirle con quién la engañó, pero Rose solamente se limitó a quedarse callada). Todavía tenía aquél vacío en su interior que no llegaba a llenar con nada.

Al terminar de pensar sobre su vida pasada con Yvette, regresó a la realidad y se dio cuenta hacia donde se dirigía. Su padre “sabía” que estaba en la escuela, la dejó en la estación para agarrar el bus, y sí agarró un bus, pero de diferente ruta. Se dirigía a la penitenciaría de Litchfield, iba a visitarla…, todavía no tenía alguna razón que pudiera comprender al 100% para estar haciendo eso. No le dijo decir a su padre, obviamente no la dejaría ir a visitarla, ni en su mejor juicio. Así que se estaba arriesgando mucho, pero su curiosidad era más poderosa, no tenía la intención de quedarse con alguna duda. Sería la primera y la última vez que iría a prisión. Tenía la confianza de, con la verdad, podría descansar y ser capaz de seguir adelante. Una pequeña esperanza.

Tenía los nervios a flor de piel, han sido meses desde la última vez que la miró, le había dicho a su padre que no iba a volverla a ver jamás, después del juicio a principios de año. Pero estar con Damen la hizo cambiar de parecer, ver que no tener papás, o una relación muy rota causaba un gran daño en uno mismo. Así que decidió que no quería tener una mala relación con su madre, hacer las paces parecía una buena idea para encontrar la paz dentro de ella, tener un nuevo comienzo.

Respiró hondo una vez que el bus llegó a su última parada, el camino le decía que le quedaban todavía diez minutos de camino a pie, en ese tiempo iba a considerar si era buena idea o no, si se arrepentía o no…
Al llegar la hicieron pasar por unos tubos que detectaban si tenías algún metal contigo, después le dijeron que debía de quitarse los zapatos, la sudadera y vaciar los bolsillos para comprobar que no traía droga consigo. Le tomaron los datos y le preguntaron a quién venía a visitar.
—Yvette… Yvete Castleberry.
—Es la segunda visita que recibe desde que la internaron aquí, no es muy popular a comparación de las demás presas. —¿Segunda visita? Según ella, su padre no había venido a visitarla, ni siquiera podía mirarla a los ojos después del incidente.
—Hay una razón para eso, supongo. ¿Puedo saber quién fue el primero que la visito?
—¿Tienes algún parentesco con ella?
—Es mi madre. —“Madre”, si claro. El oficial miró hacia ambos lados antes de regresar la vista a la computadora. —Soy Rosaelie Castleberry.
—Se supone que no debo de decirlo, pero te ves muy adorable así que lo diré. Aquí dice que hace unas dos semanas vino un muchacho llamado Tyler Coyle. —Rose tragó saliva involuntariamente, asintió con la cabeza y se quedó mirando a la parte trasera del monitor.
—Puedes ir pasando al área de visita. —Le dio una media sonrisa al oficial y se fue al área donde decía “visitas” en letras grandes y negras.
Era una sala blanca, con ventanas en las paredes y tenían barrotes entrecruzados, había mesas chicas con dos sillas en los opuestos. Y había dos puertas que separaban el área, los que venían de visita y los que residían ahí. Rose eligió una mesa al fondo en la parte izquierda, sus pasos se sentían pesados y una parte de ella le decía que era una pésima idea haber ido a verla. Creía que la visita iba a ser a través de un cristal y de un teléfono en cada lado. No que la iba a tener de frente.
Sus manos sudaban.

Al levantar la mirada la miró, tenía buen aspecto, hasta había subido de peso, se notaba un bulto en su estómago. Era como si la cárcel le hubiera asentado bien, no había envejecido nada, pensó que la iba a encontrar en un mal estado, que en su rostro se iba a ver lo mal que la pasaba, lo mal que se sentía gracias a lo que había hecho. Pero no, la que si había resentido el golpe fue Rose, Yvette no.
Se veía como si nada le hubiera afectado y estaba por puro placer ahí. La garganta de Rose se había secado, no le era suficiente hidratarla con su propia saliva.

Yvette paseó la mirada por toda la sala y no la vio entre la poca gente que había, le dijo al oficial que era un error y que nadie estaba ahí para visitarla, el oficial señaló a Rose con el dedo índice. Sus miradas conectaron.
Y ahí estaba aquella expresión de desaprobación que la morena tanto conocía. Trato de sonreírle mientras Yvette se acercaba a ella, no recibió nada a cambio.
—Hola. —Fue frío, seco, ella misma le decía que era una pérdida de tiempo haber ido a visitarla.
—Hola mamá. —Silencio, se estaban inspeccionando los pequeños cambios que la otra tenía desde la última vez que se vieron. Su cabello había crecido, había un brillo en su mirada que no había visto jamás, estaba un poco más llena, tenía unas cuántas bolsas debajo de los ojos y la línea de su mandíbula muy notable. Rose pensó qué si se la hubiera topado en la calle, no la reconocería por lo radiante que se encontraba.
—Te ves hermosa mamá, incluso más que antes.
—Ha. —Despreocupada, como si no le importara la opinión que tenía hacia ella. —Gracias. ¿Qué haces aquí? —Rose desvió la mirada, ni siquiera sabía por dónde empezar.
—Sólo quería venir a visitarte, eso es todo. —Yvette soltó una risa de cinismo.
—¿Tu padre sabe que estás aquí? —Rose asintió, tratando de parecer lo más convincente posible. Pero se le olvidaba un pequeño detalle, todavía seguía siendo la persona que mejor la conocía. —Me imaginé.
Después de un rato sin decir nada, se exasperó. —Bueno, dime a qué viniste.
—Quería hacerte un par de preguntas. —Bajó la mirada, se sentía intimidada e incómoda, deseaba que algo la sacara lo más pronto posible de allí. —¿Cómo la estás pasando?  —Yvette la miró por un largo rato y luego se río.
—No, no vienes a preguntarme por mi estado en la cárcel. —Rose sintió como la sangre se le acumulaba en las mejillas. —Quieres saber porque hice lo que hice.
—Eso te lo iba a decir al final, creo que tengo muchas preguntas. —Con una sonrisa llena de cinismo, Yvette negó con la cabeza. Rose nunca la había visto así, adelantándose a cada uno de sus movimientos.
—¿Crees? O sea que no estás segura, interesante. —Sentía tremenda picazón en el cuello, no era buena señal, su ansiedad la estaba comiendo.
—Mamá, recuerdas el cumpleaños 37 de papá en dónde él había guardado este chocolate importado de Perú para comérselo ese día y compartirlo con nosotras, y no lo encontró en dónde lo guardo, pero halló la envoltura del dulce en mi cuarto, ¿verdad? —Yvette asintió. —Obviamente no me lo comí y me culpaste de haberlo hecho, pero tu aliento olía a chocolate, ¿pusiste la envoltura en mi cama a propósito? —No obtuvo respuesta, así que prosiguió con las preguntas. —¿También la vez que me chantajeaste con que le ibas a decir a papá que había estropeado con pintura de plomo sus zapatos favoritos cuando tu baño apestaba a plomo, si no hacía todas las tareas de la casa por una semana? —Silencio.
—¿Y qué hay acerca de aquella vez que mi papá encontró la prueba de embarazo en el baño que compartimos los dos? —Su madre tenía un baño propio, y había un baño que era de Rose y su padre solamente. —¿Y me interrogó por media hora acerca si ya había tenido sexo con Tyler, cuando apenas llevábamos 1 semana de novios? —Sentía como si su madre tenía un bozal en la boca, no decía nada.
—¿Qué quieres llegar con todo esto? ¿Probar con que hice todas esas cosas solo para molestarte? —Soltó una risa cínica, en su máxima expresión, Rose solo se encogió más en su asiento. —¿Quieres eso Rosaelie?

Rose negó con la cabeza, avergonzada y sin poder verla a los ojos, ¿por qué había ido con ella?
—¡Mírate! Ni siquiera le puedes responder a tu madre. —Oh, de que quería responderle, lo quería hacer. Quería gritarle en la cara lo mala mujer que había sido en todos los años que vivió con ella, lo mala madre, lo mala esposa que fue y que es (la relación que tuvo con Tyler no fue el primer engaño que tuvo en su matrimonio) y lo puta que había sido. Rose tenía las palabras en su garganta, listas para salir, pero su cerebro las bloqueaba, no tuvo más remedio que tragárselas y dejar que su madre la siguiera humillando. —No puedes ni verme a la cara, es que… ¿de verdad querías decirme todas estas cosas para que me vieras la cara de arrepentimiento? Rose, mírame para lo que te voy a decir a continuación.
La chica lo sabía, lo sabía, sabía exactamente lo que iba a decir.
—No estoy arrepentida de nada. —Sintió como la sangre viajaba hacia sus talones en una velocidad impresionante, lágrimas aparecieron en sus ojos y su labio inferior temblaba del coraje, contra su madre y contra ella misma. Qué estúpida fue al haber ido con ella.
Yvette se levantó del asiento y se fue hacia la prisión, dejando a Rose sentirse como la mayor estúpida del universo, una vez más.

***

—¿Rose?
—Damen, hice algo estúpido. —No supo si Damen pudo entenderle o no. Su voz estaba tan entrecortada, que apenas si pronunció las palabras. Sentía la garganta inflamada, como si quisiera gritar y llorar profundamente.
—¿Dónde estás?
—En la penitenciaría Litchfield. —Se escuchó un silencio por unos segundos, Damen se estaba mordiendo la lengua para no regañarla en ese momento, de inmediato supo a quién había ido a visitar. —Por favor, no preguntes nada.
—Estaré ahí lo más pronto posible.

***

—¡Dios! Voy a morir. —Buzz se encontraba con Tim en la práctica del equipo de fútbol, se sentó en la banca después de estar cinco minutos calentando (o haciendo el intento de calentar). Le faltaba el aire y su cara estaba roja como un tomate, respiraba con dificultad y tomó varios tragos de agua. Se sentía fatal, por un momento creyó que se iba a desmayar al notar puntos negros en su visión. Cerró los ojos fuertemente, y sintió como alguien se sentaba a su lado en la banca.
—Me sorprende tu condición física, o que todavía tengas condición.
—¡¿Todavía tengo?! ¿Llamas condición física a correr por cinco minutos seguidos y casi desmayarte?
—Pudieron haber sido dos minutos…
—No te burles de mí, te lo pido. No, no te lo pido; te lo imploro.
—Nadie se burla de ti, chico sin condición física. —Buzz tomó una gran bocanada de aire y lo miró de mala manera. —Me sorprende como todavía tienes energía para mirarme así.
Le exasperaba la manera en la que respiraba fuerte, en la que sentía que sus fosas nasales se expandían más para tomar más aire, y como las gotas de sudor recorrían toda su cara.
—Me siento como un niño gordo que apenas si puede caminar, y corrió por un minuto. No sé porque dejé de hacer ejercicio.
—Dos grandes razones: cigarro y el alcohol.
—Bendito alcohol.

El entrenador los mandó de nuevo a la cancha y Buzz rogó a las fuerzas cósmicas no cansarse enseguida, como hacía unos momentos. Tomó una gran bocanada de aire, y comenzó a trotar. Tenía buen ritmo, sin embargo el entrenador le estaba gritando que debía de aumentar el ritmo. “Moriré, en cualquier segundo caeré muerto en el pasto. Buzz Hightower muere por falta de condición”.
Buzz si se tiró al pasto, pero no porque se estaba muriendo, sino porque estaba sufriendo una deshidratación por el sol. Su condición física no era mala, el sol le estaba calando más que a los otros.

Después de despertarlo, Tim se quedó con el hasta el final del entrenamiento. El entrenador ya no les dijo nada por no hacer los ejercicios, así que los dos aprovecharon para hablar entre ellos.
—No puedo creer que éste sea el primer año que te disfrazas como Buzz Lightyear.
—YO no puedo creerlo.
—O sea, debió de haber sido desde antes. Imagina a todas las mujeres que hubieras conquistado con el disfraz.
—¿Qué quieres decir? —Buzz se sentía confundido, no supo si fue porque apenas se estaba recuperando de la deshidratación o porque de verdad no le entendía a Tim.
—¡Sí! Tienes la oportunidad de decirles “Hola, soy Buzz” y ellas dirán “Lo sé, tu disfraz me lo dice” y tú les respondes “No, literalmente soy Buzz, mi nombre es Buzz”. —El castaño soltó una carcajada, no creía la gran estupidez que acababa de escuchar, pero pensándolo por segunda vez sonaba como una buena idea.
—Esa filosofía es de las grandes, llegarás lejos. ¿Quién será Shakespeare a lado tuyo? De todas maneras, no quiero ir a la fiesta.

Su celular sonó en esos momentos, no dejando a Tim responder; se paró de la banca y contestó la llamada.
—Hola Lola.
—Hola Buzz.
—¿Me llamaste para decirme que no puedes vivir sin mí? Lo sabía, eres un encanto.
—No, te llame porque la familia mormona está aquí y creo que se ven un poco perdidos sin ti.
—¿Qué quieres decir? —La deshidratación le había afectado en verdad, no captaba bien las palabras en esos momentos.
—Qué no pueden estar sin ti, obviamente. Se nota que les falta alguien a su lado, están muy apagados.
—No necesitas decirme que soy el pilar de la familia, lo sé perfectamente, soy como el pegamento que los mantiene a todos unidos. ¿Desde qué horas están ahí?
—Aproximadamente una.
—¿Y quieres que vaya para allá? —Buzz se encontraba tan distraído pensando en Lola, que no se dio cuenta de que entró a la cancha a la mitad del juego. —¿Por ellos o porque tú me quieres ver? —Un golpe en su cabeza bastó para que terminara en el piso de nuevo. El balón salió disparado del suelo y aterrizó en la cabeza de Buzz.
Simplemente no era su día.

***

—¿Terminaste dos veces en el suelo en entrenamiento? Me das vergüenza. Eres una deshonra a los hombres, todavía tienes pene, ¿verdad? Porque a lo que nos cuentas, parece que una vagina crece dentro de ti. —Odiaba la forma en la que Damen se burlaba de él, pero no le podía decir nada porque su cabeza dolía horrores, le agradeció a Lola cuando ella le dio una bolsa con hielo para ponerlo en su cabeza.
—Es lo que pasa cuando combinas deportes con chicas, ¡una combinación fatal! —Se tragó su enojo cuando Lola entró a la burla también. Estaba molesto, no le gustaba cuando se burlaban de él, cerraba el puño libre al momento de escuchar alguna risa de sus amigos. Así que se dedicó a ignorarlos.
—El rey de Roma se ha molestado, mejor hablemos de otra cosa, Damen. —Habló Alex, al notar lo callado que estaba Buzz.
—No me pases la bola.
—No pude evitar que no estuviste en la escuela el día de hoy, ¿hay algo que quieras decirnos? ¿Algún amorío secreto del cuál debamos saber?
—¿Por qué crees que siempre tengo a alguna “enamorada” escondida? —Alex y Rusell se encogieron de hombros. —Respondiendo a tu pregunta, fue una emergencia. —Le dio una mirada a Rusell. —Rose.
—¿Quién es Rose? —Preguntó Buzz, con mejor humor.
—Mi mejor amiga. —Respondió Rusell.

Se formó un pequeño silencio, nadie quiso preguntar qué fue lo que había pasado. Rose le había mandado un mensaje a Rusell explicándole lo que había pasado (una vez que Damen logró tranquilizarla), nadie más debía de enterarse, a petición de la chica.
—¿Ya tienes tu disfraz? —Alex le preguntó a Buzz, éste negó con la cabeza. —Creo que ya tenemos una excusa para ir de compras.
—Que gay sonaste. —Buzz no sabía qué se iba a arrepentir de haber dicho esas palabras.
—Lo dice el hombre sin condición física y que deja que un balón le pegue en la cabeza por andar platicando con Lola.
—Los odio a todos, ¿saben?

***

Los chicos llegaron a una de las tiendas de disfraces más reconocidas de la ciudad, por lo que significaba que era de las más caras también. Buzz prefirió no decir nada, porque sabía que le iba a ir peor. Quería a sus amigos, eso lo tenía más que claro, pero de que iba a obtener venganza gracias a ello, lo iba a hacer. No se quedaría con los brazos cruzados, no le gustaba la humillación que le estaban haciendo pasar (y ahí entraba su doble moral, porque le hubiera encantado toda esta situación de haber sido alguien más).

—Veamos si este es el correcto. —Damen eligió el disfraz original de Disney, Buzz tenía su mandíbula tensa, era un atuendo que costaba miles de dólares y que solamente lo usaría una vez. —Y únicamente está en tú talla, ¿coincidencia?
El chico no dijo nada, solo tomó el disfraz y fue directo a pagarlo. Los iba a matar, pero después de planear su venganza.


El día de la fiesta llegó, y Buzz se sentía estúpido al tener el disfraz de un niño de cinco años, a comparación de los demás que no llevaban disfraz.
—Me la van a pagar. Y muy duro.
—Si Lightyear, ¿ya fuiste a pedir dulces? Ya que eres el único vestido para la ocasión. —Rusell logró que Buzz gruñera y se alejara de ellos, fue a la barra y pidió una cerveza de raíz, quería emborracharse pero no lo haría, le prometió a su madre que no iba a chocar el carro de nuevo.
Al voltear a su derecha miró a una chica en un disfraz de ángel, la miró como si un reflector se hubiera posado en ella y además de que era la única chica en el bar. Estaba estupefacto con la belleza de esa chica, veía su caminar como en cámara lenta, ella hizo contacto visual con él y sintió que sus mejillas ardían, así que apartó la mirada y el ritmo del bar volvió a la normalidad. Pagó la bebida y se fue con los chicos.

Odiaba el traje, hacía mucho ruido al momento de caminar y era un poco molesto, ya que por lo grande que era, golpeaba a las personas al pasar (lo cual, no lo molestaba en absoluto, adoraba ver a la gente sufrir).
—¿Y mi bebida? Nada más te enojas y te olvidas de la familia. Me siento ofendido.
—¡Rose! —El grito de Damen opacó las palabras de Alex, se quedaron en el aire. Buzz miró a la chica, y era la del disfraz de ángel. No pudo saber porque sus piernas temblaban al estar en cercanía con ella. Rose le saludó con la mano pero no fue con ellos, sino que fue con las chicas del club.
No supo por cuánto tiempo le estuvieron llamando, hasta que sintió un manotazo en su cabeza, Rusell lo había golpeado.
—Comando espacial llamando a Buzz, te has perdido.
—Buzz, mírame, mírame. —Damen señaló con dos dedos sus ojos, luego los de Buzz, alternando el movimiento varias veces. —Te diré algo, no te acerques a Rose.
—¿Por qué crees que lo haría? —¿Por qué crees que no lo haría? Pensaba el castaño. Damen soltó una pequeña risa demasiado obvia.
—Es mucho para ti, créeme. —Buzz lo miró con los ojos entrecerrados, tomó eso como un reto. Bebió de la cerveza y observó a la chica por unos segundos más, como un depredador mira a su presa. Se mordió los labios y volvió la vista a Damen.
—No puedo hacer eso, lo siento.
—Sólo ten en cuenta de que si la lastimas, vas a conocer la peor versión de mí, esa chica no se lo merece, sé lo que te digo. —Esta vez no fue Damen quién le llamó la atención, sino Rusell. Una extraña sensación invadió el pecho de Buzz, ¿se arriesgaría?
Buzz Hightower amaba los retos, así que si, decidió que valía la pena averiguar porque tanto misterio y cariño hacia la chica.


Justo después de que Damen se fuera enojado y a punto de golpearlo, miró como Rose iba a la barra sola a pedir algo para beber, Buzz tomó eso como la oportunidad perfecta para ir y acercársele. Ganándose una muy mala mirada por parte de Rusell.
Al llegar a la barra, notó como Rose estaba teniendo problemas para pagar por la cerveza de raíz, al parecer ella creía que había dado un billete de 10 dólares, pero fue uno de 5 dólares, y no se había dado cuenta de su error.
—Lo siento chica, pero te falta dos dólares.
—¡Pero ahí dice que la bebida vale 7 dólares y es un billete de 10!
—No lo es, es uno de 5.
—Estoy muy segura de que es uno de 10 dólares. —El bartender, un poco harto de estar peleando con Rose (quién, claramente no estaba borracha), le enseñó el billete de vuelta y la chica enfocó la mirada, efectivamente había dado uno de 5.
—Yo lo pago. —Dijo Buzz, Rose no había notado el momento que se colocó a lado de ella, al estar tan entretenida peleando con el bartender. —Y dame una a mí, por favor.
Rose se sentía tonta con el billete en la mano, creía que el chico ya quería una cerveza desde hace rato y le tuvo que comprar la bebida para que él pudiera ordenar algo. Como siempre, quitándole el tiempo a los demás.

Guardó el billete y se rascó el brazo, uno de los síntomas de ansiedad que tenía cuando estaba en una situación incómoda.
—Gracias. —Le dijo al chico, sin poder mirarlo por mucho tiempo. Se sentía avergonzada, y sentía que por alguna razón la odiaba. No quería mantener contacto visual por mucho tiempo.
—Descuida, no hay problema. Te he comprado una bebida y no me sé tu nombre. —Rose sonrió, con sus mejillas encendidas.
—Rosaelie, pero todo me dicen Rose. —Le tendió la mano.
—Buzz. —Ambos tomaron sus bebidas y la chica lo miró desconfiada.
—Me doy cuenta, de eso estás vestido.
—No, literalmente mi nombre es Buzz.
—¿Buzz? ¿Cómo Buzz Lightyear? Lo siento, pero me suena a una locura. —Él odiaba que le hicieran esa comparación, pero en boca y voz de Rose, sonaba bien. Sonrió, por dentro y por fuera, se sentía como el tipo más tonto del planeta.
—Sí, mira. —Sacó su credencial de la cartera y se la mostró, Rose se río, y por alguna razón él quería verla reír más seguido. Le devolvió la tarjeta.
—Es increíble. —Rose lo miró intensamente, luego hizo una cara graciosa. —Tú, —lo señaló, con los ojos entrecerrados. —¿Eres un stalker? —Buzz negó con la cabeza mientras bebía de la cerveza. —¿Entonces por qué te apareces mágicamente en los lugares a los que voy? No es la primera vez que te veo.
—No soy un stalker, tenemos los mismos amigos en común, es todo. —Respondió de la manera más tranquila. Si hubiera sido otra chica quién lo acusara de tal manera, se habría ido de la escena enojado.
—Oh cierto, Damen y Rusell. —Rose se fijó en su teléfono y ya marcaban las 12 en punto. Tenía que irse. —Me tengo que ir, ¡un placer en conocerte!
—¿Eres cenicienta? Definitivamente tienes el disfraz equivocado.
—Hm no, soy un ángel. Las alas y la aureola lo comprueban.
—¿Entonces por qué te vas a la medianoche? Apenas esto comienza. —Rose no pudo evitar oler el aliento a alcohol de Buzz, sabía que no iba a recordar nada el día siguiente.
—Soy una heroína en secreto y tengo que ir a hacer mi labor. —Buzz río.
—Sí como no. Pero haré como que te creo.
—Hasta la próxima, Buzz Lightyear.
—Hasta la próxima, Natasha Romanov.


___________________________________________

do you wonder what I'm up to, without you.

Swan.
------
------


Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Megara. el Lun 14 Mar 2016, 8:42 am

hAY CAPITULOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO muack No podré comentar lindo porque estoy corta de tiempo pERO STEPH LO AME MUCHO, NO RECORDABA QUE BUZZ TENÍA SOCCER CON TIM PERO FUE HERMOSO SABES, ME REÍ MUCHÍSIMO. ¿YA TE HE DICHO CUANTO AMO A BUZZ? PORQUE ME DA MUCHA RISA ADEMÁS, NECESITO VERLO BORRACHO E IMPERSONANDO A BUZZ LIGHYEAR. DEBE SER CANON ESO. Y
ÁNGEL, ROSE, QUERIDA, A VECES ME DAN GANAS DE GOLPEARTE POR SER TAN LINDA. ¿CÓMO VAS A IR A VER A LA ZORRA DE TU MAMA? ¿CÓMOOOOO? ALGUIEN QUE LE PEGUE, PLS. LO AMÉ MUCHO STEPH, EN SERIOOOO

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Megara. el Vie 01 Abr 2016, 10:46 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Megara.
-----
-----


http://www.wattpad.com/user/EmsDepper

Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por wanheda. el Vie 15 Abr 2016, 11:55 am


wanheda.
----
----


Volver arriba Ir abajo

Re: The Lonely Hearts Club.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:35 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 38 de 40. Precedente  1 ... 20 ... 37, 38, 39, 40  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.