O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» daydreamin'. ♡
Hoy a las 1:31 pm por bwiyomi.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 1:14 pm por Jones.

» Heroes (Expedientes)
Hoy a las 1:05 pm por Jones.

» death path
Hoy a las 1:00 pm por hypatia.

» fallen angels [muro]
Hoy a las 12:36 pm por Andy Belmar.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 9:59 am por Butterfly199225

» I write sins not tragedies
Hoy a las 9:49 am por Andy Belmar.

» Me, myself and I.
Hoy a las 9:36 am por CNCOwner.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 8:56 am por Andy Belmar.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

wedding bells { nc - audiciones c.

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por Invitado el Mar 20 Mayo 2014, 7:30 am

Kim &Ethan.
ϟ Representantes: Katie Cassidy/Dylan O’Brien.
ϟ Nombre del personaje femenino: Kimberly Lance.
ϟ Nombre del personaje masculino: Ethan Queen.
ϟ Roles: I’m not the same.

ϟ Escrito de tu autoría: Los 7 pecados capitales. Pesadilla en la calle Elm..
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por Invitado el Mar 20 Mayo 2014, 12:25 pm

god tani-chan, siempre veo tu firma y quedo dkasgdka con zoe    y    la shippeas con finny   ella es perf con alfie bt todos sabemos que el cheeky no es feo    ue, puede que me hayas visto en el foro como mainstream. bt me cambié de cuenta hace no mucho, y pos ahora soy taemin.    y mi nombre es sophie, para que sepas ;-; alta presentación ;-; el punto es que voy a audicionar ;-;
oh my glob:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por darko. el Mar 20 Mayo 2014, 1:12 pm

Laura Marshall
ϟ Representantes: Eliza Dushku (No copiar) y Zain Malik.
ϟ Nombre del personaje femenino: Laura Marshall.
ϟ Nombre del personaje masculino: Zayn Malik.
ϟ Roles: Don't Play Me.
ϟ Escrito de tu autoría:

Escrito:
Tenía ante sí la magnificencia de  una eternidad radiante, el vivir libre sin rendirle cuentas a nadie, el poder huir con su caballero de brillante armadura y no volver jamás, solo era tomar su mano y dejar que las ataduras que los amenazaban se perdieran en el tiempo y el espacio. Estiro su blanca mano para tomar la de él, pero aquella extremidad fuerte comenzó a alejarse lentamente hasta volverse un punto pequeño y negro en el infinito.
Abrió los ojos rápidamente, se incorporo en su cama y respiro con fuerza, de nuevo la engañaban sus sueños mostrándole una opción que era cualquier cosa menos eso. Se levantó y caminó hacia afuera de su pequeño hogar dejando atrás el lugar poco cómodo, formado con paja, en el que dormitaba, llego al pozo, hizo el trabajo mínimo y saco una cubeta con agua cristalina con la que después se enjuago el rostro y los miedos. Un día más, un día más en el que tendría que hacer frente a sus tareas como una simple y pobre campesina acosada por un rey narcisista y obviamente nada elitista, aunque su máscara ante el mundo aparentara el odio hacia todo ser inferior a el mismo; pero primero tendría que hacer algo, entro de nuevo a la casucha y se arreglo para ir al pueblo, la alegría hizo presencia en su corazón solo con saber que podría ver a su amor en pocos minutos, colocó algo de maquillaje en su rostro, un vestido primaveral en su cuerpo y muchas ganas en su ser, y así salió directo al observatorio.
No esperó a que el encargado le diera una ficha, simplemente paso haciendo uso de sus beneficios por cliente regular y se encerró en una sala oscura en cuyo centro solo había una maquina muy parecida a una cámara fotografía, tomo aire y marco las coordenadas estelares que quería observar, colocó sus ojos verdes en la mirilla y enfocó la pequeña esfera marrón en la que apenas se podían vislumbrar manchas azules o verdes. Siempre la había maravillado ese mundo, “Tierra” había escuchado alguna vez a alguien llamarle: “Tierra” había pasado por muchas cosas en sus apenas cinco mil millones de años con vida; “Tierra” había tenido diversas eras que la habían convertido en lo que era ahora y que también había influido en Loves —su planeta hogar—, Loves era solo un producto de la observación del Cosmos que había resultado en una combinación de lo que en “Tierra” sería llamado la era tecnológica con la edad media; pero lo que más le maravillaba de “Tierra” era su gente, nunca había entendido su supervivencia a tantos ataques, no solo a los Glups si no también a ellos mismos, seguían siendo libres, aguerridos y fuertes —algo de lo que ella carecía—, en especial él, su caballero de armadura brillante, no sabía su nombre, su edad, su tipo de sangre o como se sentía su piel al tacto, ni nada en absoluto aparte de las emociones que tenía en las diversas situaciones que habían venido con su existencia y de esos ojos marrones cuya tonalidad cambiaba de acuerdo al día, la hora, el tiempo, la emoción, de acuerdo a todo según ella, era lo más hermoso que había visto en su vida. Marcó otros valores más en su pequeño observador y el lente enfoco rápidamente a su objetivo, ahí estaba de nuevo, experimentando rabia y enojo, la chica que lo acompañaba era la que causaba esas emociones y la odiaba por ello, teniendo todo en sus manos para hacerlo feliz, optaba por todo lo contrario.
—Edelyne, su majestad te está buscando… —Ahí estaba de nuevo el cerdo asqueroso que tanto odiaba. Suspiro con frustración y se encamino hacia su destino, dejando el enfoque en la máquina.

...

La lente realmente era buena, el chico continuaba talando un gran roble —producto de laboratorios biológicos—, mientras que ella lo observaba sentada sobre algunos troncos comiendo lo que parecía ser un animal de mala muerte —también producto de laboratorios—.
—No deberías tardar tanto, no querrás que venga alguien y nos deje sin nada solo por tu lentitud ¿verdad? —habló la chica con una sonrisa burlona, pensando en los otros humanos que junto con ellos habían sobrevivido al último ataque y que solo se dedicaban a conseguir sus cosas de otros.
—Oh claro, ladrones, esa es tu especialidad, quizás debería haber venido solo, quizás seas tú quien me deje sin nada —espetó él.

¿Por qué debía sacar eso a cada nada? Si robaba a otros no había sido por elección propia, su supervivencia era lo único que le importaba, nada más, quizás era egoísta pero no iba a preocuparse por ningún otro, ni siquiera por el chico de ojos marrones y cabellos oscuros con el que había hecho un pacto hace tan solo unos meses, sin embargo el robar, aunque le molestara, ahora era un arte para ella, se había vuelto una experta, o al menos así lo había creído hasta que lo conoció a él, quien averiguó sus planes en cuestión de segundos y la frustró con su propio arte, si, él también tenía uno, podía ser quien él deseara con tan solo unas líneas, sus personajes eran tan volátiles como su propia vida, y nunca sabía si la posición que estaba tomando era la real o tan solo una simple actuación, aunque lo estaba llegando a conocer realmente bien con el tiempo que habían compartido, incluso ahora podía saber que lo que le había dicho era tan real como el ataque del que habían sido víctimas, y por eso más que nada le molestaban sus palabras.

La chica se levanto con firmeza y lanzo lo que quedaba de su comida al suelo, caminó con pasos suaves y propios de su ser sobre la poca vegetación que había, él no se percato del hecho hasta que comenzó a extrañar su constante voz, se dio la vuelta y observo su figura escondiéndose en la guarida subterránea propia de un ataque nuclear que habían encontrado abandonada unos días atrás, clavó el hacha en la madera y refunfuñó con un murmuro silencioso, como lo irritaba su comportamiento infantil, ¿Qué había hecho para merecer lo que ahora le sucedía? Aún así la había llegado a apreciar y odiaba lo que acababa de suceder, odiaba lo que había dicho porque la había herido y se odiaba por no ser más cuidadoso con lo que salía de sus labios. Tomó en sus brazos la leña que acababa de cortar y se dirigió a el refugio, ella estaba ahí, con sus ojos fijos en un libro rescatado de la Biblioteca Mundial según le había dicho, siempre que se hallaba sola lo leía, provocándole siempre la misma curiosidad de cuantas veces había experimentado esas palabras en su corazón. Cerró la puerta sobre su cabeza y se sentó frente a ella, quien no levanto sus ojos para nada, ya no lo hacía como cuando se conocieron y desconfiaba hasta de su propia sombra.
—Lo siento —murmuró y después decidió salir de nuevo, no había más que decir y no sería bueno un momento tan emocional como aquel para su relación. Ella continuo con su lectura, aunque ciertamente su cabeza estaba en otro lado, en tiempos pasados que ahora eran muy remotos y borrosos incluso para quien los hubiera vivido. Cerró el pequeño libro de pasta negra y echo su cabeza hacia atrás para mirar el techo metálico, respiro profundo e intentó concentrarse imaginando un mundo verde, lleno de paz y de vida, pero el fuerte temblor de la cámara en la que se encontraba impidió que siquiera tuviera pensamientos bonitos, algo de polvo cayó sobre ella y las cosas en los pequeños estantes viejos se vieron en el suelo de inmediato, algo acababa de suceder afuera y él se encontraba como un idiota completamente solo. Corrió hasta las escaleras y abrió la puerta, solo sus ojos marrones y oscuros se encontraban con el exterior, observando a su compañero en el suelo frente a una silueta femenina cubierta por una ráfaga de luz. Temió lo peor porque fuera lo que fuera, no pertenecía a su mundo.
Hola:
Bien, como te dije, me encantó la idea, te dejo un escrito que subí en otra ocasión para otra historia; ya te deje el gif de la serie y nada, esperaré los resultados c: Por favor dime si me falta algo.


Última edición por darko. el Mar 20 Mayo 2014, 2:54 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por california. el Mar 20 Mayo 2014, 1:45 pm

♡Weinberg♡ escribió:Audicionaré baby, la idea es perfecta y no puedo dejarla pasar. El gif no lo encuentro ya que mi serie favorita es poco conocida.
Besos, espera mi ficha.
okay, no prob, la espero<33 ;_;
avatar


Ver perfil de usuario http://diamandisruls.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por california. el Mar 20 Mayo 2014, 2:10 pm

Vic Stylinson. escribió:Tu idea es awesome, so, audicionaré.


Checaré tu ficha linda<33 ;_;
avatar


Ver perfil de usuario http://diamandisruls.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por california. el Mar 20 Mayo 2014, 2:35 pm

Vic Stylinson. escribió:
Kim &Ethan.
ϟ Representantes: Katie Cassidy/Dylan O’Brien.
ϟ Nombre del personaje femenino: Kimberly Lance.
ϟ Nombre del personaje masculino: Ethan Queen.
ϟ Roles: I’m not the same.

ϟ Escrito de tu autoría: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo].

Ficha aceptada.
Pequeñas faltas de ortografía, pero a todos nos pasa c;<333 suerte ;_; (Dylan me puede, ah xdd )
avatar


Ver perfil de usuario http://diamandisruls.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por california. el Mar 20 Mayo 2014, 2:40 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Laura Marshall
ϟ Representantes: Eliza Dushku (No copiar) y Zain Malik.
ϟ Nombre del personaje femenino: Laura Marshall.
ϟ Nombre del personaje masculino: Zayn Malik.
ϟ Roles: Don't Play With Me.
ϟ Escrito de tu autoría:

Escrito:
Tenía ante sí la magnificencia de  una eternidad radiante, el vivir libre sin rendirle cuentas a nadie, el poder huir con su caballero de brillante armadura y no volver jamás, solo era tomar su mano y dejar que las ataduras que los amenazaban se perdieran en el tiempo y el espacio. Estiro su blanca mano para tomar la de él, pero aquella extremidad fuerte comenzó a alejarse lentamente hasta volverse un punto pequeño y negro en el infinito.
Abrió los ojos rápidamente, se incorporo en su cama y respiro con fuerza, de nuevo la engañaban sus sueños mostrándole una opción que era cualquier cosa menos eso. Se levantó y caminó hacia afuera de su pequeño hogar dejando atrás el lugar poco cómodo, formado con paja, en el que dormitaba, llego al pozo, hizo el trabajo mínimo y saco una cubeta con agua cristalina con la que después se enjuago el rostro y los miedos. Un día más, un día más en el que tendría que hacer frente a sus tareas como una simple y pobre campesina acosada por un rey narcisista y obviamente nada elitista, aunque su máscara ante el mundo aparentara el odio hacia todo ser inferior a el mismo; pero primero tendría que hacer algo, entro de nuevo a la casucha y se arreglo para ir al pueblo, la alegría hizo presencia en su corazón solo con saber que podría ver a su amor en pocos minutos, colocó algo de maquillaje en su rostro, un vestido primaveral en su cuerpo y muchas ganas en su ser, y así salió directo al observatorio.
No esperó a que el encargado le diera una ficha, simplemente paso haciendo uso de sus beneficios por cliente regular y se encerró en una sala oscura en cuyo centro solo había una maquina muy parecida a una cámara fotografía, tomo aire y marco las coordenadas estelares que quería observar, colocó sus ojos verdes en la mirilla y enfocó la pequeña esfera marrón en la que apenas se podían vislumbrar manchas azules o verdes. Siempre la había maravillado ese mundo, “Tierra” había escuchado alguna vez a alguien llamarle: “Tierra” había pasado por muchas cosas en sus apenas cinco mil millones de años con vida; “Tierra” había tenido diversas eras que la habían convertido en lo que era ahora y que también había influido en Loves —su planeta hogar—, Loves era solo un producto de la observación del Cosmos que había resultado en una combinación de lo que en “Tierra” sería llamado la era tecnológica con la edad media; pero lo que más le maravillaba de “Tierra” era su gente, nunca había entendido su supervivencia a tantos ataques, no solo a los Glups si no también a ellos mismos, seguían siendo libres, aguerridos y fuertes —algo de lo que ella carecía—, en especial él, su caballero de armadura brillante, no sabía su nombre, su edad, su tipo de sangre o como se sentía su piel al tacto, ni nada en absoluto aparte de las emociones que tenía en las diversas situaciones que habían venido con su existencia y de esos ojos marrones cuya tonalidad cambiaba de acuerdo al día, la hora, el tiempo, la emoción, de acuerdo a todo según ella, era lo más hermoso que había visto en su vida. Marcó otros valores más en su pequeño observador y el lente enfoco rápidamente a su objetivo, ahí estaba de nuevo, experimentando rabia y enojo, la chica que lo acompañaba era la que causaba esas emociones y la odiaba por ello, teniendo todo en sus manos para hacerlo feliz, optaba por todo lo contrario.
—Edelyne, su majestad te está buscando… —Ahí estaba de nuevo el cerdo asqueroso que tanto odiaba. Suspiro con frustración y se encamino hacia su destino, dejando el enfoque en la máquina.

...

La lente realmente era buena, el chico continuaba talando un gran roble —producto de laboratorios biológicos—, mientras que ella lo observaba sentada sobre algunos troncos comiendo lo que parecía ser un animal de mala muerte —también producto de laboratorios—.
—No deberías tardar tanto, no querrás que venga alguien y nos deje sin nada solo por tu lentitud ¿verdad? —habló la chica con una sonrisa burlona, pensando en los otros humanos que junto con ellos habían sobrevivido al último ataque y que solo se dedicaban a conseguir sus cosas de otros.
—Oh claro, ladrones, esa es tu especialidad, quizás debería haber venido solo, quizás seas tú quien me deje sin nada —espetó él.

¿Por qué debía sacar eso a cada nada? Si robaba a otros no había sido por elección propia, su supervivencia era lo único que le importaba, nada más, quizás era egoísta pero no iba a preocuparse por ningún otro, ni siquiera por el chico de ojos marrones y cabellos oscuros con el que había hecho un pacto hace tan solo unos meses, sin embargo el robar, aunque le molestara, ahora era un arte para ella, se había vuelto una experta, o al menos así lo había creído hasta que lo conoció a él, quien averiguó sus planes en cuestión de segundos y la frustró con su propio arte, si, él también tenía uno, podía ser quien él deseara con tan solo unas líneas, sus personajes eran tan volátiles como su propia vida, y nunca sabía si la posición que estaba tomando era la real o tan solo una simple actuación, aunque lo estaba llegando a conocer realmente bien con el tiempo que habían compartido, incluso ahora podía saber que lo que le había dicho era tan real como el ataque del que habían sido víctimas, y por eso más que nada le molestaban sus palabras.

La chica se levanto con firmeza y lanzo lo que quedaba de su comida al suelo, caminó con pasos suaves y propios de su ser sobre la poca vegetación que había, él no se percato del hecho hasta que comenzó a extrañar su constante voz, se dio la vuelta y observo su figura escondiéndose en la guarida subterránea propia de un ataque nuclear que habían encontrado abandonada unos días atrás, clavó el hacha en la madera y refunfuñó con un murmuro silencioso, como lo irritaba su comportamiento infantil, ¿Qué había hecho para merecer lo que ahora le sucedía? Aún así la había llegado a apreciar y odiaba lo que acababa de suceder, odiaba lo que había dicho porque la había herido y se odiaba por no ser más cuidadoso con lo que salía de sus labios. Tomó en sus brazos la leña que acababa de cortar y se dirigió a el refugio, ella estaba ahí, con sus ojos fijos en un libro rescatado de la Biblioteca Mundial según le había dicho, siempre que se hallaba sola lo leía, provocándole siempre la misma curiosidad de cuantas veces había experimentado esas palabras en su corazón. Cerró la puerta sobre su cabeza y se sentó frente a ella, quien no levanto sus ojos para nada, ya no lo hacía como cuando se conocieron y desconfiaba hasta de su propia sombra.
—Lo siento —murmuró y después decidió salir de nuevo, no había más que decir y no sería bueno un momento tan emocional como aquel para su relación. Ella continuo con su lectura, aunque ciertamente su cabeza estaba en otro lado, en tiempos pasados que ahora eran muy remotos y borrosos incluso para quien los hubiera vivido. Cerró el pequeño libro de pasta negra y echo su cabeza hacia atrás para mirar el techo metálico, respiro profundo e intentó concentrarse imaginando un mundo verde, lleno de paz y de vida, pero el fuerte temblor de la cámara en la que se encontraba impidió que siquiera tuviera pensamientos bonitos, algo de polvo cayó sobre ella y las cosas en los pequeños estantes viejos se vieron en el suelo de inmediato, algo acababa de suceder afuera y él se encontraba como un idiota completamente solo. Corrió hasta las escaleras y abrió la puerta, solo sus ojos marrones y oscuros se encontraban con el exterior, observando a su compañero en el suelo frente a una silueta femenina cubierta por una ráfaga de luz. Temió lo peor porque fuera lo que fuera, no pertenecía a su mundo.
Hola:
Bien, como te dije, me encantó la idea, te dejo un escrito que subí en otra ocasión para otra historia; ya te deje el gif de la serie y nada, esperaré los resultados c: Por favor dime si me falta algo.
Ficha aceptada.
Me gusta tu forma de narrar, aunque hay faltas de ortografía, but no prob, suerte<333 ;_;
avatar


Ver perfil de usuario http://diamandisruls.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por darko. el Mar 20 Mayo 2014, 2:45 pm

nightmare. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Laura Marshall
ϟ Representantes: Eliza Dushku (No copiar) y Zain Malik.
ϟ Nombre del personaje femenino: Laura Marshall.
ϟ Nombre del personaje masculino: Zayn Malik.
ϟ Roles: Don't Play Me.
ϟ Escrito de tu autoría:

Escrito:
Tenía ante sí la magnificencia de  una eternidad radiante, el vivir libre sin rendirle cuentas a nadie, el poder huir con su caballero de brillante armadura y no volver jamás, solo era tomar su mano y dejar que las ataduras que los amenazaban se perdieran en el tiempo y el espacio. Estiro su blanca mano para tomar la de él, pero aquella extremidad fuerte comenzó a alejarse lentamente hasta volverse un punto pequeño y negro en el infinito.
Abrió los ojos rápidamente, se incorporo en su cama y respiro con fuerza, de nuevo la engañaban sus sueños mostrándole una opción que era cualquier cosa menos eso. Se levantó y caminó hacia afuera de su pequeño hogar dejando atrás el lugar poco cómodo, formado con paja, en el que dormitaba, llego al pozo, hizo el trabajo mínimo y saco una cubeta con agua cristalina con la que después se enjuago el rostro y los miedos. Un día más, un día más en el que tendría que hacer frente a sus tareas como una simple y pobre campesina acosada por un rey narcisista y obviamente nada elitista, aunque su máscara ante el mundo aparentara el odio hacia todo ser inferior a el mismo; pero primero tendría que hacer algo, entro de nuevo a la casucha y se arreglo para ir al pueblo, la alegría hizo presencia en su corazón solo con saber que podría ver a su amor en pocos minutos, colocó algo de maquillaje en su rostro, un vestido primaveral en su cuerpo y muchas ganas en su ser, y así salió directo al observatorio.
No esperó a que el encargado le diera una ficha, simplemente paso haciendo uso de sus beneficios por cliente regular y se encerró en una sala oscura en cuyo centro solo había una maquina muy parecida a una cámara fotografía, tomo aire y marco las coordenadas estelares que quería observar, colocó sus ojos verdes en la mirilla y enfocó la pequeña esfera marrón en la que apenas se podían vislumbrar manchas azules o verdes. Siempre la había maravillado ese mundo, “Tierra” había escuchado alguna vez a alguien llamarle: “Tierra” había pasado por muchas cosas en sus apenas cinco mil millones de años con vida; “Tierra” había tenido diversas eras que la habían convertido en lo que era ahora y que también había influido en Loves —su planeta hogar—, Loves era solo un producto de la observación del Cosmos que había resultado en una combinación de lo que en “Tierra” sería llamado la era tecnológica con la edad media; pero lo que más le maravillaba de “Tierra” era su gente, nunca había entendido su supervivencia a tantos ataques, no solo a los Glups si no también a ellos mismos, seguían siendo libres, aguerridos y fuertes —algo de lo que ella carecía—, en especial él, su caballero de armadura brillante, no sabía su nombre, su edad, su tipo de sangre o como se sentía su piel al tacto, ni nada en absoluto aparte de las emociones que tenía en las diversas situaciones que habían venido con su existencia y de esos ojos marrones cuya tonalidad cambiaba de acuerdo al día, la hora, el tiempo, la emoción, de acuerdo a todo según ella, era lo más hermoso que había visto en su vida. Marcó otros valores más en su pequeño observador y el lente enfoco rápidamente a su objetivo, ahí estaba de nuevo, experimentando rabia y enojo, la chica que lo acompañaba era la que causaba esas emociones y la odiaba por ello, teniendo todo en sus manos para hacerlo feliz, optaba por todo lo contrario.
—Edelyne, su majestad te está buscando… —Ahí estaba de nuevo el cerdo asqueroso que tanto odiaba. Suspiro con frustración y se encamino hacia su destino, dejando el enfoque en la máquina.

...

La lente realmente era buena, el chico continuaba talando un gran roble —producto de laboratorios biológicos—, mientras que ella lo observaba sentada sobre algunos troncos comiendo lo que parecía ser un animal de mala muerte —también producto de laboratorios—.
—No deberías tardar tanto, no querrás que venga alguien y nos deje sin nada solo por tu lentitud ¿verdad? —habló la chica con una sonrisa burlona, pensando en los otros humanos que junto con ellos habían sobrevivido al último ataque y que solo se dedicaban a conseguir sus cosas de otros.
—Oh claro, ladrones, esa es tu especialidad, quizás debería haber venido solo, quizás seas tú quien me deje sin nada —espetó él.

¿Por qué debía sacar eso a cada nada? Si robaba a otros no había sido por elección propia, su supervivencia era lo único que le importaba, nada más, quizás era egoísta pero no iba a preocuparse por ningún otro, ni siquiera por el chico de ojos marrones y cabellos oscuros con el que había hecho un pacto hace tan solo unos meses, sin embargo el robar, aunque le molestara, ahora era un arte para ella, se había vuelto una experta, o al menos así lo había creído hasta que lo conoció a él, quien averiguó sus planes en cuestión de segundos y la frustró con su propio arte, si, él también tenía uno, podía ser quien él deseara con tan solo unas líneas, sus personajes eran tan volátiles como su propia vida, y nunca sabía si la posición que estaba tomando era la real o tan solo una simple actuación, aunque lo estaba llegando a conocer realmente bien con el tiempo que habían compartido, incluso ahora podía saber que lo que le había dicho era tan real como el ataque del que habían sido víctimas, y por eso más que nada le molestaban sus palabras.

La chica se levanto con firmeza y lanzo lo que quedaba de su comida al suelo, caminó con pasos suaves y propios de su ser sobre la poca vegetación que había, él no se percato del hecho hasta que comenzó a extrañar su constante voz, se dio la vuelta y observo su figura escondiéndose en la guarida subterránea propia de un ataque nuclear que habían encontrado abandonada unos días atrás, clavó el hacha en la madera y refunfuñó con un murmuro silencioso, como lo irritaba su comportamiento infantil, ¿Qué había hecho para merecer lo que ahora le sucedía? Aún así la había llegado a apreciar y odiaba lo que acababa de suceder, odiaba lo que había dicho porque la había herido y se odiaba por no ser más cuidadoso con lo que salía de sus labios. Tomó en sus brazos la leña que acababa de cortar y se dirigió a el refugio, ella estaba ahí, con sus ojos fijos en un libro rescatado de la Biblioteca Mundial según le había dicho, siempre que se hallaba sola lo leía, provocándole siempre la misma curiosidad de cuantas veces había experimentado esas palabras en su corazón. Cerró la puerta sobre su cabeza y se sentó frente a ella, quien no levanto sus ojos para nada, ya no lo hacía como cuando se conocieron y desconfiaba hasta de su propia sombra.
—Lo siento —murmuró y después decidió salir de nuevo, no había más que decir y no sería bueno un momento tan emocional como aquel para su relación. Ella continuo con su lectura, aunque ciertamente su cabeza estaba en otro lado, en tiempos pasados que ahora eran muy remotos y borrosos incluso para quien los hubiera vivido. Cerró el pequeño libro de pasta negra y echo su cabeza hacia atrás para mirar el techo metálico, respiro profundo e intentó concentrarse imaginando un mundo verde, lleno de paz y de vida, pero el fuerte temblor de la cámara en la que se encontraba impidió que siquiera tuviera pensamientos bonitos, algo de polvo cayó sobre ella y las cosas en los pequeños estantes viejos se vieron en el suelo de inmediato, algo acababa de suceder afuera y él se encontraba como un idiota completamente solo. Corrió hasta las escaleras y abrió la puerta, solo sus ojos marrones y oscuros se encontraban con el exterior, observando a su compañero en el suelo frente a una silueta femenina cubierta por una ráfaga de luz. Temió lo peor porque fuera lo que fuera, no pertenecía a su mundo.
Hola:
Bien, como te dije, me encantó la idea, te dejo un escrito que subí en otra ocasión para otra historia; ya te deje el gif de la serie y nada, esperaré los resultados c: Por favor dime si me falta algo.
Ficha aceptada.
Me gusta tu forma de narrar, aunque hay faltas de ortografía, but no prob, suerte<333 ;_;
Vale, gracias c: Y bueno, deben ser las tildes que se me van algunas del pasado, de más mi compu no detectó nada u.u


Última edición por darko. el Mar 20 Mayo 2014, 2:55 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por bwiyomi. el Mar 20 Mayo 2014, 2:53 pm

Daisy Shearwood.
ϟ Representantes: Ariana Grande & Jai Brooks.
ϟ Nombre del personaje femenino: Daisy Shearwood.
ϟ Nombre del personaje masculino: Nicholas Hethcox.
ϟ Roles: Don't Play Me.
ϟ Escrito de tu autoría: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
take care | OS:
Camille tuvo suerte en la escuela secundaria. No fue por sus grandiosas calificaciones o por ser parte del consejo estudiantil, ni incluso por sus montones de amigos. Sí, era una estudiante promedio, una nerd para la mayoría, y tenía muchos amigos. Pero lo que la hizo la australiana más afortunada en todo el lugar era que ella tenía algo que todo el mundo quería. Y eso era un muchacho alto con cabello bipolar, estilo punk/rock y una actitud de 'Vete'. Tenía a Michael Clifford. El estudiante apreciado Michael, las chicas lo querían y los chicos querían ser él. Diablos, incluso algunos chicos lo querían. Pero estaban fuera del límite porque un ratón de biblioteca puede llamarlo su novio. Michael era el típico badboy de la escuela, llevaba playeras de bandas de rock, se volaba las clases en su motocicleta y no le importaba nada. Excepto por Camille. Cómo se conocieron fue un poco extraño porque nadie realmente interactuaba con Michael, excepto Luke y Ashton, que eran su grupo de chicos que lo entendían, aunque todo el mundo quería ser su amigo o algo por el estilo. Fue cuando Camille había sido transferida a la escuela pública de Sydney que lo conoció, pero ese no fue exactamente su primer encuentro. Camille fue intimidada en los primeros meses de su año escolar. Los chicos la molestaban por ser inteligente, por qué ser inteligente era algo terrible pero ella no lo entendía, la empujaban con los casilleros y tiraban sus libros. Un día cuando el mismo grupo de chicos la estaba golpeando contra un casillero, ahí fue donde Michael apareció de la nada viendo cómo la cabeza de la chica rebotaba en el metal con un ruido sordo.

— ¿Cuál es el problema Williams? ¿No puedes defenderte? —Un imbécil llamado Stan le escupió en la cara.
— ¡Hey! Ustedes cretinos, ¿podrían dejar de joder y dejar a la chica en paz? —Michael habló con calma y se puso detrás de ellos. Los cuatro chicos que rodeaban a Camille, ahora temblorosos, dieron media vuelta para ver el badboy de la escuela, este tenía dos años por delante que ellos, no se sabía cómo era que el chico seguía aprobando cuando realmente nunca estuvo en las clases, pero tampoco sabían que tan inteligente era Michael, desabrocho su chaqueta de cuero para lucir sus músculos y comenzó a hacer sonar sus nudillos
— ¿Hay algún problema por aquí compañeros? —Preguntó algo intimidante. Los cuatro, incluyendo a Stan, retractaron un —No-no hay ningún problema aquí Michael, lo sentimos— Y ellos se las arreglaron, como las perras eran. Michael no sólo era intimidante, pero también había probado el buen contrincante que era, sólo  lo hacía cuando era necesario o para ayudar a aquellos que no pudieran defenderse. Camille cayó al suelo para recuperar sus libros, sin si quiera viendo a su salvador. Michael se agachó para ayudarle a recoger los papeles esparcidos.
— ¿Estás bien Camille? —la recién mencionada se sorprendió, nunca la habían llamado por su nombre, a excepción de Calum o los profesores, y bueno básicamente nadie lo hacía porque nadie hablaba con ella.
— ¿Cómo sabes mi nombre?
— Porque soy bueno con eso, ¿estas bien? —Ambos estaban parados y Michael le entregó sus notas caídas.
— Si, gracias —trato de no tartamudear, estaba asombrada. Michael estaba hablando con ella y además, la había defendido. Había visto a el badboy antes, era difícil no ponerle atención, chaqueta de cuero, camisetas apretadas que se aferraban a cada curva de su cuerpo, y esos ojos, cualquiera se podría perder en ellos.
— No hay problema linda, parece que te vendría bien un descanso. Ven conmigo —Y antes de que Camille tuviera tiempo para protestar, una mano ya tiraba de la suya, era firme y suave. Salieron de la escuela, llegaron a la linda motocicleta de Michael y ambos se subieron, la castaña un poco a regañadientes, pero ante la insistencia de Michael se escondió en su firme espalda. Camille usando un casco para su seguridad, Michael no.
— Está bien, vámonos de aquí. ¿Alguna idea de a dónde quieres ir? —Preguntó mirando el camino para poder salir del estacionamiento. La chica susurro un pequeño —a mi casa, por favor— y Michael solo asintió con la cabeza. Camille iba indicando la dirección a su casa, su padre y su madre eran abogados, ninguno se encontraba en casa y pronto fueron llegando a lo que Michael llamaría ‘una mansión’. A Camille nunca le pareció tan grande, así que estaba acostumbrada a la basura cara que nadie necesita. Entraron a la casa de la castaña y lo primero que hizo Michael fue agarrar algo de tomar, con toda la confianza del mundo, Camille se quedó parada sin hacer nada y espero a que Michael terminara su vaso de agua. Los dos caminaron hacia la sala de estar de Camille y establecieron una pequeña plática.
— Hay un montón de cosas que la gente no sabe sobre mí, como que toco la guitarra, supongo que canto bien y que además, te encuentro ridículamente sexy —Camille lo dejo salir. No quiso pronunciar la última parte y sus ojos se engrandecieron mirando los ojos del chico.
— ¿Es así? —El chico con el pelo bipolar levantó las cejas. Camille no tenía tiempo para y cuando menos se dio cuenta, ya tenían sus labios aferrados. Rodaron por el suelo con sus lenguas lamiendo cada centímetro de sus bocas. Pronto los dos estaban desnudos en la cama de la castaña, su cabeza sobre el corazón revoloteando de Michael.
— Eso fue…
— Brillante, me gustaría hacerlo más a menudo —Soltó Michael sin aire, Camille solo le dedico una tímida sonrisa. Se quedaron en la cama abrazados por el resto de la noche hasta que Michael tuvo que irse, no quería estar en el encuentro incómodo de los padres de Camille y menos en su estado desaliñado, simplemente sacudió su cabeza mientras Camille lo llevaba a la puerta.
— No te preocupes por ellos, no están acostumbrados a verme con alguien más que no sea Calum y tú eres un poco diferente que el —ella habló suavemente y se inclinó para darle un beso.
— Nos vemos mañana Cams, no quiero dejar de besarte —Él sonrió en su coche, Camille vio como lentamente el auto desaparecía  en la noche.  

Dicen que el resto es historia. Después de llegar a conocerse en las próximas semanas ambos decidieron que los sentimientos que tenían eran mutuos. Camille encontró que Michael era realmente inteligente y tuvieron largas conversaciones sobre todos los temas que les vinieron a la mente. Michael encontró que Camille era increíblemente talentosa e incluso cantaba con él un par de veces, sus voces se mezclaban tan bien que se convertía en una armonía. Michael era en realidad el indicado para preguntarle. Habían pasado dos meses desde su primer encuentro humeante caliente y esta vez no había sido la excepción.

— Eh, Cams, no soy muy bueno en esto y no sé si voy a ser todo lo que quieras pero... ¿quieres ser mi novia? —Preguntó tímidamente. Camille le respondió con un beso y una sonrisa que hizo a las estrellas celosas. Los besos no pararon esa noche hasta que ninguno de los dos pudiera respirar o sentir sus labios. Hasta el día de doy ya todo el mundo sabía sobre la pareja. Al principio las personas estaban realmente sorprendidas, era difícil de creer. El chico malo de Sydney estaba saliendo con una tipa que podría estar leyendo algo que cualquier otra cosa. Nadie entendía cómo ni por qué sucedió.

Camille sonrió mientras caminaba por los pasillos, estaba esperando ver a su novio junto a su casillero, desde que empezaron a salir, Michael siempre se encontraba apoyado contra él casillero, viéndose tan sexy en el cuero negro y un aire de 'Me importa un carajo', pero hoy no estaba. Eso fue sorprendente. Sacó su teléfono y rápidamente le envió un mensaje al número que se sabía de memoria.

Para: Mikey, De: Cams ¿Dónde estás bebe? Xoxo. Mientras esperaba una respuesta, veía como todas las parejas pasaban justamente frente a ella. Sintió como un zumbido llegó de su bolsillo. Para: Cams, De: Mikey Lo siento bebe, estoy enfermo en casa:( xo.


Camille entró silenciosamente en la casa de Michael y oyó a alguien toser desde la sala donde la televisión estaba en un volumen bajito, este lugar prácticamente se había convertido en su segundo hogar. Giró a la esquina para verlo, tirado en su sofá con una manta gruesa hasta la barbilla y su cabello despeinado. Su piel generalmente bronceada era de tez enfermiza y estaba temblando.

— Hola cariño —Camille habló suavemente con una tímida sonrisa en su cara. Nunca había visto a su Michael tan frágil y vulnerable.  Sólo cuando estaban solos, su comportamiento era suave y cariñoso. Alrededor de otros era el típico badboy al que todos le tenían miedo, pero cuando los dos compartían una cama y besos perezosos, Michael se convertía en ese chico dulce que amaba dar cariño.
— Cams, que es lo que estas —tocio ligeramente. — ¿haciendo aquí? —Él estaba agradecido de que ahora su linda novia lo estuviera acompañando y para Michael no había nada mejor que estar con su Camille.
— Estoy aquí para cuidar de ti, imbécil. ¿Qué parece? —Camille se rio, colocando su bolsa abajo y sentándose en el sofá, cerca del torso del mayor. Ella puso su mano sobre la frente sudorosa de su novio para luego revisar sus glándulas que estaban hinchadas.
— Pero Cams, no quiero que te enfermes —Él gimió.
— No estoy preocupado por eso, es muy difícil que yo llegue a enfermarme. Ahora tienes fiebre y no te vas a mover hasta que estés mejor. Voy a hacer algo de sopa y té caliente. —Camille besó su frente con cautela y Michael ronroneo en respuesta. Hizo su camino a la cocina antes de ser detenido por un suspiro.
— ¿Bebe?
— ¿Sí?
— ¿Me puedes pasar el control remoto? He estado atrapado viendo una película ridícula durante una hora —el control remoto estaba a centímetros de él. Era realmente un bebé cuando estaba enfermo. Rodo los ojos y entregó a su novio el tal deseado control remoto. Cuando la sopa estaba lista, Camille quería que Michael se tragara el tazón completo y no podía parar, incluso cuando Michael protestó diciendo que estaba lleno.
— Ya no puedo comer más Cams.
— ¡Sí se puede! Y lo harás. Confía en mí, esto te hará sentir muchísimo mejor —Camille hizo sonidos de avión para intentar conseguir una sonrisa de Michael. — Vamos, ¿quién es un buen novio? —A regañadientes abrió la boca para terminar los últimos trozos de su comida. Camille sostuvo su mano y le entregó la taza de té que efectivamente podría calmar su esófago ardiente, se sentaron allí ociosamente ojeando los canales. Eventualmente Camille era una total experta en lo que hacía, miro como Michael dormitaba junto a ella. Sonrió al ver como algunos de sus colores habían vuelto, la sopa era un elixir mágico. La fiebre estaba empezando a desaparecer, gracias a Dios. Lentamente vio como un pequeño movimiento suyo hizo que Michael fuera abriendo sus ojos lentamente. Este bostezo con cansancio.
— Me siento como un bebe, y tu pareces mi mama.
— Nadie te ama más que yo Michael, bueno a excepción de tu mama. Ahora ven aquí. —abrió sus brazos, dejando a Michael colapsarse en su pecho y enterrando sus dedos por el pelo bipolar del chico. Pronto Michael estaba profundamente dormido en su abrazo. Puso un suave beso en la parte superior de su cabeza mientras le susurraba un 'Te amo'.

avatar


Ver perfil de usuario http://www.bomirillaz.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por mieczyslaw el Mar 20 Mayo 2014, 4:33 pm

Me gusto la idea y quisiera audicionar, espera mi ficha linda ;) 
Por cierto, soy Alec, siempre seme olvida presentarme ._.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por midway. el Mar 20 Mayo 2014, 4:53 pm

La trama me gusto, audicionare y ya se porque rol ir ;)
Mi ficha en unos segundos.



avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por midway. el Mar 20 Mayo 2014, 5:23 pm

Elizabeth G. Roses

ϟ Representantes: Audrey Hepburn & Jean-baptiste Maunier
ϟ Nombre del personaje femenino: Elizabeth Grace Roses 
ϟ Nombre del personaje masculino: Daniel Johnson 
ϟ Roles: Let me alone, stupid!
ϟ Escrito de tu autoría: Link o spoiler, es lo mismo.

Escrito.:


«El pasado jueves 25 de marzo a las 21:00 horas, se le vio a George Roy alias "The cutthroat" a las afueras de la ciudad de New York en un Camaro Ss robando un banco. Lo que se llega a observar en las cámaras del banco es que el sujeto portaba dos rifles militares tipo AR-15...»
  No pude seguir escuchando el noticiero, pues Darrell —mi mejor amigo y compañero de departamento desde que perdí mi voz—le había cambiado y ahora se escuchaba la chillona voz de Bob Esponja.
  Fruncí el ceño y lo mire fijamente esperando una respuesta, sus labios delgados embozaron una leve sonrisa; sus ojos chocolate me miraban entrecerrados, parecía un modelo de esos que anunciaban en la tele de Calvin Klein, y no sólo porque era alto y se notaba que se cuidaba, si no porque también sus rasgos eran duros, con su cabello castaño despeinado, sus cejas rectas y pobladas; su nariz recta y su piel apiñonada.
  —Le cambie porque no quiero saber que asesinos andan sueltos por ahí. —aclaro con su voz  ronca. —Además te quería decir que iré al supermercado, a la tintorería y a la biblioteca para investigar sobre el trabajo que debo de hacer en la Universidad. —suspiró cansado —¿quieres que te traiga algo de la tienda? —Asentí.
  Fui rápidamente por una libreta a mi cuarto y apunté lo que necesitaba. Al terminar regrese a la sale y  le entregue la nota, él empezó a chocarla mientras arqueaba una ceja.
  —Bien —exclamó cuando terminó —Si necesitas algo, Cloe esta a lado.
 ¡Ja!, como si mi vecina me fuera a ayudar. Yo la detestaba y ella a mí. El sentimiento de odio y rivalidad era mutuo, pero eso era algo que Darrell no lograba entender, y no lo culpaba, con esos enormes senos operados ¿Qué hombre no iba a quedar tarado?.
Un año después de mudarnos ahí, llegó nuestra vecina de diecinueve años: Cloe Foster, y como era obvio, hechizo a medio edificio con sus falsos pechos y su levantado trasero. Pero no me preocupaba, yo sabía que jamás podría competir con ella  —y ni me interesaba—, al contrario, yo no quería estar así aunque fuera un palo con una minúscula curva entre la cadera y los pechos. Simplemente prefería la idea de conservarme natural siempre.

 
  Una hora después de que Darrell se fuera, me puse a recoger la casa mientras escuchaba la música de AC/DC, Bon Jovi, Metallica, Los Ramones y Nirvana. No era una gran fan de ellos, pero me gustaba de vez en cuando rockear con la escoba como guitarra y las escaleras como mi escenario.
  Antes de que perdiera mi voz hace dos años, solía cantar a todo volumen. Pero la vida es injusta y gracias a unos traumas que tuve, cantar se me era imposible. Los doctores me había dicho que podía comprarme un aparato el cual sustituta mi voz, pero sinceramente no quería que un robot hablara por mi, además de que una vez lo intente y cada vez que ponía "Quiero palomitas" el aparato decía "Quiero a las palomas", entonces descarté tal opción. La otra alternativa fue aprenderme el idioma de los mudos, y así fue, lo aprendí, el problema era que nadie me entendía porque no sabían que significaba cada seña, entonces me quede con la última elección: escribir en papeles lo que quería decir, era molesto e irritaba, pero era la única opción que más me gustaba.
  Cuando termine, subí a mi cuarto y me puse un suéter de Darrell de Hard Rock, era como tres tallas más grande que yo y me llegaba a la mitad del muslo, pero no importaba porque estaba cansada como para buscar otra cosa.
  Me observe en el espejo, mi melena rubia quemada estaba greñuda; mis ojos miel verdoso tenía unas ligeras bolsas abajo; mi rostro parecía cansado y somnoliento, pues los últimos días no había podido dormir bien por querer terminar un trabajo de la Universidad.
  Me acosté en la cama y saqué el libro El Perfume,  que me lo  había dado mi padre antes de que me mandara a estudiar a la Universidad de New York.
  «Aquella misma noche le despertó una pesadilla espantosa de cuyo contenido no podía acordarse, pero que había tenido que ver con Laure, y se precipitó hacia su dormitorio, convencido de que estaba muerta, de que había sido asesinada, violada y su cabellera cortada mientras dormía... y la encontró sana y salva...».



  Me desperté por unos ruidos provenientes del despacho. Salí de la habitación y me dispuse a ir a la sala, de aseguro Darrell llego mas temprano de lo que esperaba.
  Cuando entré al pequeño despacho, un hombre con pasamontañas sacaba los papeles del escritorio de caoba y los aventaba sin importancia alguna. Mis ojos se abrieron como platos e intente retroceder lentamente sin que él se percatase de mi presencia, pero para mi suerte choqué con la puerta de vidrio.
  El hombre se volvió hacia mi lentamente, y entonces percibí sus ojos verdes; apagados y sin vida. Nos quedamos unos momentos quietos, y al otro segundo me encontraba corriendo hacia mi habitación mientras el ladrón me pisaba los talones.
  Cerré mi cuarto con seguro y arrastré una cómoda hacia la puerta como una forma para que no la derribará, o eso pretendía yo. No sabía que hacer, el miedo afloraba de mi piel, no podía gritar, no era capaz de pedir ayuda, si le llamaba a Darrell ¿Cómo iba a saber él que necesitaba ayuda si ni siquiera podía articular una palabras?.
  ¿Qué iba a hacer?
  De un momento a otro, los golpes dejaron de escucharse, y eso me daba una mala espina. Sabía muy bien que algo malo iba a pasar, es obvio que un bandido jamás se rendiría tan fácil. Y no me equivocaba, pues de un momento a otro la ventana se abrió y de ella emergió la oscura sombra del hombre. Intente quitar el mueble de la mesa, pero mis nervios hacían que se volviera imposible.
  «¡Ayúdenme!»
  Fue el único pensamiento que tuve cuando el hombre se acercaba a mi y me miraba con ojos de lujuria. Sabía que estaba perdida, o más bien dicho, que mi virginidad estaba perdida, que ese viejo asqueroso me iba a violar. Por ese simple hecho, lágrimas calientes empezaron a salir de mis ojos, sabía que no podía pelear, pues él era más fuerte que yo por mucho, además de que no había ninguna arma —ni siquiera una blanca o poco dañina —, simplemente no había nada.
  —¿Qué?¿no hablas? —preguntó, su voz grave y ronca causó que un estremecimiento recorriera mi columna. —:¿Qué acaso el gato te comió la lengua? —para mi eso era una metáfora, y se había burlado de mí tantas veces llamando con diferentes apodos sobre mi discapacidad del habla, que eso ya no me afectaba ni en lo más mínimo.
   Me quede estática ahí, no me moví hasta que el hombre me agarro los brazos, le soltó un rodillazo y salí corriendo hacia el baño, pero antes de llegar, el sujeto me agarro de los brazo y me empujo hacia la cama. Mientras me sujetaba de las manos con su brazo izquierdo, él se quitaba los pantalones con el otro brazo.
   —Mejor para mi, así no gritas —decía mientras me toqueteaba todo el cuerpo y yo pataleaba con todas mis fuerzas para librarme. Aunque sabía que no iba a lograr nada, intentarlo no estaba mal.
 Me quitó mi suéter, mi camisa y mi sujetador, dejando expuesto a sus ojos mis pequeños pechos.
 «Adiós, virginidad»
  No sentí cuando la puerta se abrió y el violador se quitó de encima, simplemente me tape con la sábana mientras lloraba desconsoladamente. Estaba a punto de perder lo más preciado: mi inocencia, mi pureza... Mi dignidad.
  Me puse la camisa cuidadosamente, y minutos después los estallidos de golpes y puñetazos dejaron de sonar. Tapada desde mi cama, vi como el abusador estaba tendido en el piso, y como una silueta oscura se movía con pasos ágiles y  rápidos. Mi héroe —quien me había ayudado — estaba amenazando a mi acosador, pero sinceramente lo único que lograba escuchar era el sonido de mi corazón bombeando velozmente.
  —Liz, ¿estas bien? —me pregunta una voz que yo ya conocía: Darrell. Me había salvado.
  No lo pensé ni un segundo y me abalancé a sus brazos mientras mojaba su camisa con mis sollozos.
  —Tranquila, ya estoy aquí. Ya nada te pasara —aseguró mientras acariciaba mi despeinado cabello.
  Me sujetaba fuertemente de su camisa cafe cuando el me llevó a la cama y me tapo. Se acostó a lado de mí mientras yo seguía lloriqueaba como bebe en su camisa ya empapada por mis lágrimas.
  —Lo siento tanto. No debí dejarte sola. —razonó —Perdóname, Liz.
  Levanté la cara hasta que sus ojos encontraron los míos, y con mis labios le articulé un gracias.

  Esa noche no pude dormir, no hasta que Darret me empezó a cantar una canción —I will come to you de Hanson—, fueron unos minutos después cuando caí en los más profundo, seguro en los brazos de Darret.

«When you have no light to guide you
and no one to walk beside you
i will come to you
oh i will come to you
when the night is dark and stormy
you won't have to reach out for me
i will come to you
oh i will come to you ...»


Spoiler:
 Recuerdo que el 5 de diciembre fue la muerte de mi madre, y que diez días después se celebró el funeral. Una semana antes de su partida, ella se puso muy grave, y la última vez que la vi fue el día después de mi cumpleaños número quince —o sea, un día antes de que la internaran en cuidados intensivos—. Todavía escucho, como un leve susurro, la suave voz de mi madre y su última, y más sincera promesa.
   —Se que mi enfermedad no es el mejor regalo. Se que quieres que esté en casa, con papá, con Micky y contigo. Pero la vida me puso un obstáculo... —su voz se ahogó por las lágrimas que empezaban a brotar —... y luchare porque los quiero.

   —Mamá no, no me hagas llorar. Yo sé que podrás recuperarte, sólo te pido que seas fuerte —las lágrimas calientes salían de ambas, y ninguna podía reprimirlas.

    —Déjame terminar —me pidió, y yo guarde silencio mientras observaba sus profundos ojos miel —. Si acaso no puedo seguir, si me voy. Les prometo que les enviaré un ángel, que cuidará de ustedes, los protegerá, pero lo más importante los amara.

   No entendía exactamente lo que nos quería decir. Pero no tenía tiempo para pensar, pues las horas de visitas ya habían concluido, y el doctor insistía en que debía irme. Al parecer, nunca había tenido un familiar a punto de morirse. Y como me daban jamás de golpear su cara, que tenía una expresión irritante, y así torcerle su enorme narizota.

   —Te quiero.

   Esas eran las últimas palabras que escucharía de ella. Desafortunadamente, no sabía. Y si, por lo menos, lo hubiera deducido, le habría hecho una mueca al frustrante doctor y se habría sentado plácidamente en aquel sillón de aspecto viejo e incómodo, para después ver la expresión de enojo del tipo de bata blanca.

   Pero todo en algún momento se acaba. Como un efímero año, o como un rayo en el cielo a mitad de la tempestad; sin dejar rastro alguna de lo que alguna vez existió. Tan sólo cenizas que pronto entrarían al olvido, acompañados de los recuerdos, que desaparecerían con el tiempo, y leves susurros de lo que en un principio fue la voz. Porque es exactamente eso la muerte; el olvido, y sólo leves recuerdos en la mente del ser humano. Nosotros sólo somos una gota en un enorme océano; insignificantes. Nuestra partida sólo afecta a los familiares y amigos, pero no al mundo, ni al universo, ni al tiempo. Porque si lo piensas bien, nuestro tiempo de vida es tan corto, efímero e insignificante comparado con otros astros. Nosotros sólo somos una especie más para el universo.


Última edición por ▲ Westlife ▲ el Mar 20 Mayo 2014, 7:42 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por darkness. el Mar 20 Mayo 2014, 5:39 pm

bueno hello. me presento, soy celeste. bueh eso. vi tu tema y me pareció sensualmente sensual. por eso audiciono, espero que t guste m ficha omo a mi me gusto tu tema. bueno eso, creo que iré por I HATE YOU con michael clifford y barbara palvin. so ... eso. besos :3


AHS:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por Escritora Suicida el Mar 20 Mayo 2014, 5:45 pm

¡Hola!

Bueno pues qué digo me encantó la idea

Ñlbj{optr

Voy a audicionar hrvbgfyeru}

Hehhehe

Me encanta esto

Y amo el gif <33

F.R.I.E.N.D.S <333

Amo esa serie <333

En un rato te dejo mi ficha

Zuu:)



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por darkness. el Mar 20 Mayo 2014, 6:08 pm

Celeste Ryder.
ϟ Representantes: Barbara Palvin & Michael Clifford
ϟ Nombre del personaje femenino: Celeste Camille Ryder
ϟ Nombre del personaje masculino: Michael Gordon Clifford
ϟ Roles: I hate you
ϟ Escrito de tu autoría:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] / [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: wedding bells { nc - audiciones c.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.