O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Breakfast Club - Novela colectiva - Inscripciones abiertas.
Hoy a las 3:54 pm por Andy Belmar.

» Get It Right
Hoy a las 3:44 pm por Andy Belmar.

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 6:45 am por bwiyomi.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 5:01 am por yagmur.

» the fire's in our hearts'
Hoy a las 4:18 am por Ritza.

» the selection
Hoy a las 4:09 am por Ritza.

» Samariv.
Hoy a las 3:54 am por Ritza.

» The Selection
Hoy a las 2:57 am por prinsloo.

» fallen angels [muro]
Hoy a las 2:47 am por Andy Belmar.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por spirwell. el Mar Mayo 20, 2014 8:36 pm

holi. voy a audicionar. holi(?) ahq.
avatar


Ver perfil de usuario http://justeatoreos.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 20, 2014 9:06 pm

#Luu. escribió:holi. voy a audicionar. holi(?) ahq.
Holis. okis. Holis jajaja bue.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 21, 2014 12:00 am

wherever. escribió:
anderlysbella escribió:

Charlotte Wilde
¬ Representantes: Logan Lerman | Alexandra Daddario
¬ Nombre: James Oliver | Charlotte Jean Wilde
¬ Rol: Opuestos
¬ Escrito de tu autoría: Link 1|Link 2
Rules:


Ficha Aceptada

me gustaron mucho tus escritos ¡Suerte con la audición!
Sjhghgjkdf muchísimas gracias, espero ansiosa los resultados
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 21, 2014 12:12 am

Quiero cerrar audiciones pero  :meh: 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por lexie. el Miér Mayo 21, 2014 12:18 am

Me encanta. Audicionare, en un rato o mañana te dejo mi ficha, kisses.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por spirwell. el Miér Mayo 21, 2014 12:31 am


Luu.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
¬ Representantes: Lindsay L. Hansen & Zain J. Malik.
¬ Nombre: Ludmila Annabeth Emmily Jackson Rose & Ethan Mathew Sthepan Coleman Green.
¬ Rol: Opuestos.
¬ Escrito de tu autoría:
Spoiler:
— Luu, vamos, tienes que comer— dijo Nina preocupada—. No me importa cuánto te guste tu cuerpo flaco y flácido, come ahora.

Sabía que esa propuesta era tentadora, solo comía un vez en el día y dormía, corría, fumaba o me drogaba parta sustituir la comida.  Por lo que quedaba de la tarde y la noche—. No gracias, estoy bien—. exclamé tranquila—. ¿Sabes? Hoy me siento de maravilla. Es un día maravilloso—. Estiré mis brazos fuero del banco, prefiero dejar la comida así, se ve mucho mejor que en mi estómago. No soy anoréxica o bulímica, solo, no me gusta comer mucho, o eso es lo que quiero avisarle a mi cuerpo.

El timbre sonó y arte me esperaba, solo me falta este año en la escuela, solo uno y podré ser libre, dormir muchas horas y levantarme en cualquier momento cuando me canse de dormir. Al salir del colegio me pondré a buscar en el centro algún lugar donde pueda trabajar, tengo dieciocho años, soy técnicamente una persona independiente con un Currículum vítae no muy bueno, pero completo. Mamá ha estado muchas veces junto con mis hermanos en una situación de pobreza, supongo que gracias a mí, pudo salir, no es como si yo fuera su salvavidas, pero muchas de las veces me ocupaba de cuidar niños, pintar, leer cuentos, enseñar física, química o historia y geografía a chicos, claro que si uno me viera no creería que yo tengo excelentes notas en casi todas las materias. Verán, nací con un síndrome hipermnésico, ¿nunca vieron «Programa de talentos»? bueno, creo que Olive, tenía lo mismo, ya saben ver, escuchar, leer lo que sea hace que tu cerebro lo guarde sin olvidarlo.

Algunos nacen con alguna marca de nacimiento, otros con una sola pierna o brazo, bueno yo nací con esto, para muchos podría ser una gran oportunidad, pero para mí, solo es algo de lo que quisiera escapar, al acoso que hoy se conoce como bullying yo lo sufrí a partir de los siente años, me golpeaban, me decían que lloraba mucho y que principalmente que era gorda, al principio eso último no me afecto en lo más mínimo, pero hoy en día, no se imaginan cuanto duele. Intento reemplazar la heroína por comida, pero é que me engordará, no sé mi cuerpo no le gusta quemar caloría y grasas, por lo que logré hacer el intento inverso, la heroína es mi comida.  Claro que solo puedo hacer cuando estoy sola y eso, pero es de mañana y de noche, sería un desayuno y una cena.

***

—Ammh… hola, yo- yo estoy aquí por el puesto de administradora, ¿usted es el señor Macus Jackson Keen?—pregunté a un hombre de espaldas—.


—No, ese es mi padre, yo soy Logan—. Dijo dándose la vuelta y con unos bonitos ojos azules y una sonrisa me saludó—. Un gusto, por favor, espera hasta que mi papá regrese, se fue hace unos segundos, y la artística no abre hasta dentro de quince, me sorprende que le haga caso omiso al cartel de «cerrado.»

— Oh, bueno, en realidad, no lo había visto, entré fijándome la hora, sucede que llamé ayer y me dijeran que llegara a las cinco de la tarde en punto, no suelo ser muy puntual asique preferí llegar más temprano. Lo lamento.

— No te disculpes, no es la gran cosa, solo son unos minutos en los cuales mi padre estaría encantado de atenderte, pero, ya que él no está, lo haré yo, ¿cuéntame, porqué venir aquí para buscar trabajo?—preguntó de una manera seria y profesional, hasta daba la sensación que estaba en la piel de un hombre de cincuenta años.

— Bueno, no es por presumir, pero soy un buena artista, supongo que pensé que sería lo mejor que trabajara en un lugar donde me guste—. Murmuré con nerviosismo en mi tono.

— Entonces, estas en el lugar adecuado, ¿tienes algo de…  bueno lo que seas que hagas? Ya sabes, escultura, dibujo…—me miró emocionado, sonreí para mis adentros, era yo la que tenía que estar así, no él.

— Claro, dibujos, eso es lo que tengo no me llevo bien con las esculturas—. Sonreí buscando en mi mochila de cuero mi carpeta, ahí había desde caricaturas, bocetos, comics, retratos, paisajes hasta tipos de letras, frases, y dibujos que quería parecerse a Picasso con un toque de Da Vinci. Comenzó a verlos con cierto interés, o eso es lo que reflejaba su rostro, nunca fui buena en eso de describir las expresiones faciales de las demás pero sí de esconder las mías.

— Amo este. ¿No será una foto verdad? Porque no he visto en mucho tiempo semejante dibujo, es…—intentó recordar el nombre de la famosa pintura que tenía como protagonista a la diosa más hermosa del olimpo según los griegos.

— Venus, lo sé, es muy hermosa, no sé si la más hermosa, pero era extremadamente preciosa para los griegos.

— Y romanos, ¿sabes?, yo creo que te pareces a Afrodita, o eres más hermosa que ella—. Sonrió mirándome a lo que mis mejillas se coloraron, ¿me está coqueteando? No puedo tener un romance con el hijo de mi próximo jefe, stop, ¿por qué pienso esto? La falta de comida o tabaco me hacen mal.

— No lo creo, me parezco a Atena con Poseidón—. Traté de ignorar su cumplido.

— ¿Has estudiado en tu vida algo de historia? Atenea y Poseidón no se llevaban…— intentó enseñarme una de las rivalidades más conocidas de Grecia. Por dios, ¿acaso me veo tan estúpida?

— ¿Sabes? No soy estúpida, conozco eso, ambos competían por Atenas y él creo el rio salado y ella el olivo y los hombres la prefirieron a ella, lo sé. Y sí, sé mucho de historia. De hecho…— guardé silencio, la campanilla de la puerta sonó y un hombre algo grande, unos cincuenta como predije entró mirándome con una sonrisa.

— Buenas tardes señorita, ¿qué desea?—muy cortés, tanto que casi me asusta.


— Papá, esta chica busca el trabajo de administradora, llegó hace cómo diez minutos, es muy simpática y tiene un talento para el arte, como mamá—. Logan sonrió con nostalgia, supongo que era eso, o pesar, no soy buena con esto de las expresiones.

— ¿Enserio? Drew, sabes que eso es una acusación fuerte—. Él le regañó levemente a su hijo que sonreía pero con ojos brillosos.

— Tan solo mira esto…y Logan mostró a una «Venus» echa por mí.

***

— ¡Oye!—alguien gritó detrás de mí mientras salía del local—. ¡Ludmila!— supuse que me llamaban a mí, y así lo era, un Logan venía corriendo de media cuadra con un sobre en mano. —Perdón, pero como no sabía tu nombre, me ví obligado a leer tu Currículum, y además de que lo olvidabas, también olvidabas esto—. Me dio el sobre amarillo, estaba mi dibujo, en un cuadro. Lo miré confundida—. Sí, bueno, ya que estarás a partir de mañana trabajando acá, papá me dejó elegir un cuadro para tu dibujo, el cual, aunque ya lo dije, es muy bueno, felicidades, tienes talento—. Dijo dándome un beso en la mejilla—. Nos vemos mañana.

Él se alejó y yo quedé ahí estática, pero al paso de los segundos, mi teléfono vibró, era un mensaje sin identificación, supuse que era de este chico.

« Perdón por lo de antes, si eres realmente inteligente, no quise ofenderte,  ahora sé lo que te permite ser tan brillante; en fin este es mi numero como ves y el tuyo lo robé de tu Currículum, era estrictamente necesario. Espero verte mañana, que duermas bien Venus.»

¿Acaso tiene la necesidad de hacer esto? ¿No sabe por lo que viví? Bueno, os obvio que no, pero no quiero un novio, no hoy y no ahora. El último me metió en algo que probablemente me mate ante de llegar a los treinta. Y no puedo soportar que otra vez rompan mi destruido corazón.
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] cutie.
avatar


Ver perfil de usuario http://justeatoreos.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 21, 2014 1:13 am


Clarie Miller

¬ Representantes: Austin Mahone, Bea Miller.
¬ Nombre: Austin Harries, Clarie Miller.
¬ Rol: Invisible.
¬ Escrito de tu autoría: 
escrito:
La noticia acerca de Elizabeth (quién fue encontrada muerta en un basurero) sorprendió a todo el barrio de Silent Hollow, no porque ella era una chica dulce que no peleaba con nadie. Sino porque allí, era un lugar casi vacío. Era como un barrio fantasma, no había nadie. Solo esa calle. Luego estaba completamente deshabitado por antiguos hechos que ocurrieron allí hace mucho tiempo.




Muchas personas describen el cuerpo de ella cómo mutilado, cortado en trozos. Solo algunos adultos tenían permiso de ver el cuerpo muerto de Beth, quien era una adorable niña de 15 años. Sus amigos, habían recibido el permiso de verla, por lo menos una vez para despedirse, pero luego se acobardaron de verla a ella tendida en una cama, muerta. Sin embargo, imaginaron cómo hubiera sido eso; ella tirada en una camilla de hospital, con los ojos cerrados y pálida, llevando un perfecto vestido blanco como en las películas, o ella cortada en trozos, como dijo la Señora Town, quién fue la única que vio el cuerpo sin desmayarse.




Los padres de Beth, se estaban por divorciar. Por lo que salió el rumor de que Beth se suicidó por ello, aunque no tenía mucho sentido ya que decían que el cuerpo había sido cortado ¿cómo podría cortarse ella todo el cuepo sin morir en el intento? ¿Y cómo, la inocente Beth, podría ocurrírsele semejante barbaridad? Ella no se suicidaría, tenía una buena vida y varios amigos.




Los policías, luego de encontrarla muerta, hicieron una búsqueda del posible asesino de la pobre Beth, pero al cabo de una semana, sin hayar pistas, decidieron dejar el caso como un suicidio, aunque todos sabían que no era así. Porque era imposible cortarse partes del cuerpo sin morir antes. Beth no era tan fuerte.




Beth iba de paseo por la zona abandonada de Silent Hollow, sola. Ella no quería que alguien la acompañase, porque por más que sus amigos insistieran,  no iba a llevar a nadie a su lado. Entonces, ella comenzó a caminar hacia allí mientras sus amigos la veían irse. Se le veía decaída, aunque ellos no quisieron preguntar. Debieron hacerlo. Mientras Beth caminaba por el largo pasto verde, vigilando no encontrarse con alguna serpiente, chocó con un hombre. Alto, flaco, de cabello y ojos castaños, de aspecto normal. ¿Quién sospecharía que él pudiese matar a alguien?




Él llevaba una maleta en su mano, y Beth empezó a tener miedo. ¿Quién era él? ¿Por qué nunca lo había visto? ¿Qué hacía con esa maleta en medio de la nada? Que, en realidad, no era la nada. Era solo un simple prado por dónde se podía ir a la zona abandonada de Silent Hollow, que no se encontraba tan lejos, y si Beth mirase para atrás, todavía vería a sus amigos observándola con ese señor.




Beth tenía una expresión de sorpresa mientras examinaba al hombre. ¿Quién era? ¿Por qué no lo conocía? Ella conoce a todos los de ahí, ¿por qué no a él? ¿quién sería? ¿un visitante?




De todas formas, guardó silencio y se presentó. Elizabeth Galburd, dijo. Adoptando el apellido de  soltera de su madre, si él terminaba siendo un psicópata, ella podría huír y esconderse en algún lado. Si él preguntaba en su barrio por ella, nadie sabría qué responderle porque por allí no había una Elizabeth Galburd.




—Dr. Williams. —Se presentó él, estirando su mano para que Beth pudiera saludar. 




¿Doctor? ¿El señor era doctor? ¿De dónde había salido? ¿Era nuevo por aquí? Porque los últimos doctores que llegaron a esa zona fueron Throubles y Phillips, hace dos años. Nadie había dejado el hospital, así que ¿qué hacía él aquí? ¿Qué haría acá? ¿Vendría de la zona abandonada? ¿Dentro de su maleta llevaba cosas de médicos?




—¿Doctor? —preguntó inocentemente Beth, mirándolo boquiabierto. El hombre sonrió un poco, mirando hacia el suelo y sonrió. No era muy viejo, tendría unos 30 años. Y era atractivo. ¿Qué clase de doctor guapo y joven vendría a trabajar a Silent Hollow?—. ¿Cuándo llegaste?




—Hoy. Mi autobús me detuvo de alguna manera en dónde no había nadie —dijo él, mirándola a los ojos—, pensé que no existía realmente este pueblo. Entonces fue cuando volteé —entrecerró sus ojos— y vi las casas de ahí. Decidí arriesgarme a ir hacia allí, total, si no había nadie ¿qué podría pasar? Sería lo mismo. —Ella se cruzó de brazos sin saber qué hacer—. Y bueno, voy camino hacia allí. ¿Qué haces aquí?




—Voy hacia...allí —tartamudeó Beth al quedarse sin aire. Señaló a la zona abandonada y él volteó. Sonrió satisfecho y la miró.




—¿Irás sola? —preguntó él, ella bajó la mirada y asintió. Él volvió a sonreír—. ¿No quieres que te acompañe? —Ella levantó su cabeza y lo miró fijamente, estupefacta. ¿Por qué él querría perder su tiempo en ella?




—¿N...no tienes que ir al barrio a trabajar? —preguntó ella, inocentemente. Levantó sus ojos para ver los ojos de él observarla fijamente y luego despegar la vista, ella lo siguió mirando mientras él en esos segundos pensaba.




—Me esperaban para mañana —dice él, con voz ronca. Se aclara la garganta mientras regresa la vista a Beth—. Así que puedo acompañarte para que no estés sola y no te dé miedo...




—No lo sé, mi madre me dijo que no hable con extraños y que mucho menos esté con ellos. —Retrocedió unos pasos, mirándolo con miedo luego de haber recordado que era un extraño que, aparte de ser doctor, podría ser un asesino.




—Pero si ya me hablaste y ya estás conmigo —dice él, acercándose a ella.




Beth voltea a mirar a sus amigos, ya se habían ido de allí, excepto Ben. Él era muy callado y no iría corriendo si Beth le gritase, además, si el doctor fuese asesino. No dejaría que ella gritara porque la golpearía antes, o la arrastraría hacia su lecho de muerte.




«Pero no, él es doctor. Él salva vidas. Él parece buena gente.» Pensó Beth cuando regresó la vista al hombre que estaba frente a ella. Para la segunda vez que miró a su amigo, ese la miraba fijamente a lo lejos, preguntándose si debería ir con ella ahora o quedarse ahí mirando al hombre que está frente a ella




—¿Qué haces, Ben? —dijo Lily cuando lo encontró todavía sentado cerca de los pastizales, miró hacia dónde él observaba y se encontró con que Beth la estaba mirando, indecisa—. Con los chicos vamos a ir a elegir nuestros distraces ¿no vienes? —Apartó la vista de su amiga y lo miró—. Vamos, Ben. No quiere estar con nosotros, después le hablas.




—Está bien, pero no confío en ese hombre que está con ella —dice él poniéndose de pie, todavía mirando a su amiga con ese hombre—. Voy a ir con ella.




—No, Ben. Déjala, debe de ser algún pariente —dice Lily, mirándolo. Ben tenía los labios levemente separados mientras miraba hacia el hombre que hablaba con su Beth—. Vamos. —Lily tomó la mano de Ben y empezó a caminar mientras él seguía observando al hombre, segundos más tarde, él había apartado la vista y ella caminaba con el hombre hacia la parte abandonada del barrio.




—Así que... es doctor —dice ella, caminando a su lado.




El hombre frunció el ceño al tener que volver a responder a la misma pregunta. Asintió mirándola y luego sonrió. A los pocos minutos llegaron a lo abandonado, y Beth se preguntó por qué lo llevó hacia ahí. No había nada que pudiera hacer con él ahí. Ella solo pensaba en sentarse en el suelo y mirar hacia todas partes.




—Vamos por acá —dice el Dr. Williams, guiando a Beth hacia una casa abandonada que no quedaba muy lejos. 




¿Qué hacía él, que recién llegaba, guiándola a ella que ha vivido sus 15 años en el mismo lugar? Ella miró la casa que el Dr. Williams le había señalado, es pequeña y está toda desecha. ¿Por qué él quería que ella vaya hacia ahí? ¿Que esperaba encontrar? ¿Cómo sabe qué hay adentro si acababa de llegar?




—N...no —tartamudeó Beth, nerviosa. Su expresión ahora era de pánico y miedo, un desconocido quería que se metiera dentro de una casa abandonada. Claramente, él buscaba algo—. Mis padres deben de estar preocupados, me tengo que ir. 




Se dio media vuelta y empezó a caminar rumbo a sus amigos que ya se habían ido. Cuando escuchó algo precipitarse sobre ella. Era él, el dr. Williams.




Ella gritó y pataleó al hombre que estaba sobre ella, pero él no se movía. Ella pensó que pudo haberse muerto haciendo fuerza, y comenzó a gritar más fuerte. Él le gritó que se callara y colocó su brazo alrededor de su cuello. Parecía que la estaba abrazando, aunque claramente, así no era. 




Entraron finalmente a la casa dónde principalmente el dr. Williams quería ir. Estaba completamente desecha, todo gastado, cuadros doblados, muebles fuera de lugar. ¿Quién habría hecho eso? Las casas estaban bien cuando los residentes de esa zona se fueron, o al menos, algunas. ¿Por qué destruirían la casa?




El hombre sostenía ahora la nuca de Beth con su mano izquierda, mientras que con la derecha buscaba alguna herramienta en su bolisllo. Beth caminó un poco más deprisa y el dr Williams la sostuvo con mucha más fuerza. Ella gimió del dolor y se detuvo.




—Camina —le ordenó el hombre, tomando una cuchilla que había sobre una mesa. La colocó sobre la cabeza de Beth y luego apretó un poco. Ella al sentir la punta fría contra su cabeza obedeció—. Sube las escaleras.




Él soltó la cuchilla un poco, y la observó un poco. Esa no era su cuchilla, estaba desafilada. Beth al sentir que no la intentaba matar en ese momento, apuró el paso y empezó a correr escalera arriba hacia alguna habitación para refugiarse. Forzó una puerta y cuando pudo abrirla, la mano del dr. Williams la cerró. Ella volteó asustada, estaba pálida y el labio inferior le temblaba. Él clavó la cuchilla en la madera de la puerta y colocó su brazo izquierda a un lado de la cabeza de Beth, impidiéndole la salida.




—Ahora, no te muevas ¿de acuerdo? —dice él, muy cerca del rostro de Beth—. Tendrías que hacerle caso a tu madre. No hablar ni estar con extraños —dijo, lamiéndose los labios—. Ya aprendiste la lección ¿cierto?




¿Esto era para que aprendiera? ¿No intenta matarla? Ella suspiró un poco aliviada y asintió, pensando que él la iba a dejar ir mientras reía. Pero no, él no se movió. Se quedó quieto, frunciendo el ceño. Posiblemente esté pensando por qué Beth estaría aliviada.




—Qué mala suerte que no estés con vida para no repetirlo. —La expresión de ella volvió a cambiar, si antes estaba tranquila, ahora estaba inquieta. En pocas palabras, él dijo lo que ella no quería oír.




La iba a matar.




Él se separó un poco más, luego de advertirle que moriría de una incómoda manera si se movía. Por lo que Beth asintió con nervios mientras el dr. Williams caminaba por el pasillo observando cada puerta de madera que había allí. Cuando por fin abrió la puerta, miró hacia Beth para confirmar que no había escapado, abrió la puerta y entró.




Beth lo miró confundida ¿por qué entraba ahí y dejaba la cuchilla? No lo pensó dos veces y salió corriendo escaleras abajo mientras el dr. Williams hacía algo en esa habitación. No se detuvo a pensar en que quizás no la dejara vivir y la matara antes, pero tenía que huir de ahí lo más rápido. No podía morir hoy, no podía morir allí.




Llegó a los pastizales corriendo y pudo ver las casas, corrió más rápido mientras gritaba que la ayudaran, aunque honestamente, sabía que no podían oírla. Sabía que si el dr Williams la persiguiera la atraparía y no podría oír.




—¡Algui...! 




Entonces algó golpeó su cráneo, haciéndola caer sobre el pasto. ¿Con qué la había golpeado? ¿Le tiró alguna piedra o un hacha? Miró desde el suelo hacia el barrio, nadie parecía haberse dado cuenta de sus gritos, aunque no fueron muy fuertes. Sintió sus ojos entrecerrarse, aunque no quería, parecía estarse adormeciendo.




Sintió un líquido espeso por su cabeza y a los segundos por su brazo, movió un poco la cabeza hacia su brazo. Era sangre. ¿El dr Williams la había alcanzado? ¿Qué le había lanzado? Antes de que ella pudiese mover su brazo para quitar la posible hacha que él tiró, dejó de sentir todo. 




Él caminó hacia ella, y al llegar a su lado, se hincó observándola. ¿Ya murió? Quitó la cuchilla de su cabeza y le acarició el cabello, susurrando algunas palabras. Más sangre salió y a él no le preocupó, simplemente la sostuvo y la dejó caer sobre su hombro, llevándola nuevamente a esa casa.




—Todo pudo haber sido distinto ¿sabes? —dijo él, aunque ella ya no podía oírlo.




Una semana más tarde, todos estaban preocupados por la desaparición de Beth. Sus padres prácticamente se vuelven locos al ver que ella no regresó de su paseo. Sus amigos, más Ben, la buscaban y gritaban su nombre a diario, esperando que ella volviera. Pero no.




Una tarde, la Sra. Town  fue a depositar la basura en el contenedor del barrio. Y en cuanto abrió la tapa del elemento de plástico, varias moscas salieron de ahí. Ella cerró el contenedor de inmediato al sentir el fuerte olor descomponedor. Dejó las bolsas en el suelo, se tapó la nariz y abrió nuevamente. Para encontrarse, esta vez, con el cuerpo de Beth mutilado dentro.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por lexie. el Miér Mayo 21, 2014 1:16 am


Christine Hollister
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
¬ Representantes: Dylan O'Brien and Kaya Scodelario.
¬ Nombre: Luke Skiver| Christine Hollister.
¬ Rol: Hermana del mejor amigo.
¬ Escrito de tu autoría:
here:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 001:

Pilot

Escasos minutos atrás, la familia Horan había bajado de su avión. Los padres, buscaban un no tan nuevo comienzo para sus hijos. Londres ya había sido su hogar una vez. El lugar donde concibieron a sus tres hijos. Aunque ellos no estaban emocionados del todo por la idea. Hubieran preferido quedarse en Irlanda, al menos un tiempo más.
No era nada fácil adaptarse a un nuevo colegio, y mucho menos a una nueva ciudad. Ya conocían gente ahí, claro que lo hacían. Y habían dejado huella en ese lugar; todos lo hacen cuando viven un poco más de 6 años en el lugar. No hacía mucho que se habían ido, pero por la cara de Niall, Julianne y Dakota; parecía que nunca habían visto el lugar.
—Entonces… ¿Cuándo llegan por nosotros?—Pregunto Dakota, la más pequeña de los Horan.
—No deben tardar más—Respondió su madre, mientras buscaba algo en su bolso—  ¡Oh, ya han llegado!

Niall y sus hermanas, fueron a duras penas al auto que los llevaría a su nueva casa. Agotados, entraron a la casa y esperaron encontrar un lugar en el cual tirarse a descansar, pero, como siempre, algo tenía que salir mal. La casa estaba repleta de cajas. Esto no podía estarles pasando.


✘✘✘


You're on the phone
with your girlfriend
she's upset
she's going off αbout
something thαt you sαid
she doesn't get your humor
like i do

i'm in my room
it's α typicαl tuesdαy night
i'm listening to the kind of music
she doesn't like
she'll never know your story
like i do

but she weαrs short skirts
i weαr t-shirts
she's cheer cαptαin
αnd i'm on the bleαchers
dreαming αbout the dαy
when you wαke up αnd find
thαt whαt you're looking for
hαs been here the whole time

if you could see
thαt i'm the one
who understαnds you
been here αll αlong
so why cαn't you
see you belong with me
you belong with me.


—Cassandra, sabes que te quiero—Dijo Liam, exasperado—. Pero, has estado cantando esa canción durante toda la hora, y esperaba que…
— ¡No! —Grito la castaña—. ¡No entiendes esto! Es la canción perfecta.
—Cassandra…
— ¡Cállate, Liam! ¡No lo entiendes! —Grito de nuevo, para después cerrar la puerta en la cara de su hermano.

Era la tercera vez en el mes en que Cassandra experimentaba un sentimiento de desamor. Tal vez debería salir adelante, y olvidar ese amor imposible. La pequeña Payne estaba enamorada de Zayn Malik desde que tenía 8 años. Si ya era malo estar aferrada a un amor imposible, era todavía peor que estuviera enamorada de uno de los mejores amigos de su hermano. Estaba enamorada como siempre se enamoran las mujeres inteligentes: como una idiota.
Cada vez que pasaba a un lado de ella o le dirigía una mirada, ella sentía como sus piernas flaqueaban y su corazón comenzaba a latir a toda velocidad. Cada vez que estaba con él, tenía que evitar convertirse en un desastre caminante.
Sin embargo, Cassandra sabía más que nadie que estando con él, su corazón se rompería en mil pedazos. Zayn Malik no podría ser el mejor novio nunca. Tenía un extenso registro de corazones rotos. Si, Zayn Malik era un soltero empedernido que nunca sentaría cabeza. Otro idiota rompecorazones perteneciente al colegio Hawthorne High. Muchas chicas ansiaban estar con él, aunque solo fuera una noche, para que las hiciera sentir como la única mujer en el mundo; con el anhelo de ser esa chica que por fin lograra cambiarlo. Esa no era una opción viable, puesto a que esas eran falsas ilusiones.
La castaña no quería ser una más en su lista. No quería ser una de esas chicas “plástico reluciente” con las que él estaba. Ella no era plástico, y mucho menos era reluciente. Su estatus social era intermedio, no era gustosa de resaltar o ser el centro de atención como Christine o Jenna.
Siempre han dicho que el peor dolor es el del desamor (después del dolor que puede ser experimentado cuando te golpeas el dedo del pequeño del pie con alguna cosa, y Cassandra sabía que era verdad.

✘✘✘


— ¡Vamos, debes estar bromeando! —Grito Jenna— ¡¿Cómo es que no te dejaron ir?!
—Jenna, solo no me dejaron ir. Estoy castigada.
— ¡No puedes dejarnos ir solas! ¡¿Qué haríamos sin ti?! ¡Eres el alma de la fiesta, Chris!
— ¿Acaso no te basta con que vayan las chicas?
— ¡No! ¡Dijiste que me ibas a ayudar con Sean O’Donell!
—Ah. Pero eso fue antes de que me dijeran que estoy castigada ¡Por tu culpa!
—… ¡Te lo compensare después!
—Eso me suena a una buena propuesta. ¿Cuál es tu oferta?
—Entradas para el concierto de Avril Lavigne.
— ¡Trato hecho!
—Tarde o temprano tenías que aceptar. Paso por ti a las 9:00.
—Ok. Adiós—Dijo Christine, finalizando la llamada.

Se sentó en su cama y comenzó a pensar formas para salir sin que sus padres se dieran cuenta. Podría salir casualmente por la puerta y ellos no se percatarían, pero Christine amaba lo difícil y nunca desaprovechaba la oportunidad de algo complejo, y esta no sería excepción. Saldría por la ventana, bajaría en silencio por el viejo árbol junto a su ventana y esperaría a ser recogida.
Saldría esa noche y seria el centro de atención como siempre, aunque no estuviera interesada en salir esa noche. Prefería privarse el placer de estar ahí; conviviendo con patéticos adolescentes sin vida social adictos a la marihuana, perras desesperadas por sexo o todo el equipo de futbol americano siendo tan bruscos como siempre lo son. Tampoco le agradaba la idea de ir y perderse el final de la cuarta temporada de Pretty Little Liars, estaba ansiosa por saber la identidad de “A”, de una vez por todas.
Pero, ¿A quién quería engañar? ¡Christine amaba las fiestas!
Comenzó a planear lo que haría en la fiesta; se divertiría, bebería hasta caer enferma y se vería tan fabulosa como siempre.
rules:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 21, 2014 5:20 pm

#Luu. escribió:

Luu.
¬ Representantes: Lindsay L. Hansen & Zain J. Malik.
¬ Nombre: Ludmila Annabeth Emmily Jackson Rose & Ethan Mathew Sthepan Coleman Green.
¬ Rol: Opuestos.
¬ Escrito de tu autoría:
Spoiler:
— Luu, vamos, tienes que comer— dijo Nina preocupada—. No me importa cuánto te guste tu cuerpo flaco y flácido, come ahora.

Sabía que esa propuesta era tentadora, solo comía un vez en el día y dormía, corría, fumaba o me drogaba parta sustituir la comida.  Por lo que quedaba de la tarde y la noche—. No gracias, estoy bien—. exclamé tranquila—. ¿Sabes? Hoy me siento de maravilla. Es un día maravilloso—. Estiré mis brazos fuero del banco, prefiero dejar la comida así, se ve mucho mejor que en mi estómago. No soy anoréxica o bulímica, solo, no me gusta comer mucho, o eso es lo que quiero avisarle a mi cuerpo.

El timbre sonó y arte me esperaba, solo me falta este año en la escuela, solo uno y podré ser libre, dormir muchas horas y levantarme en cualquier momento cuando me canse de dormir. Al salir del colegio me pondré a buscar en el centro algún lugar donde pueda trabajar, tengo dieciocho años, soy técnicamente una persona independiente con un Currículum vítae no muy bueno, pero completo. Mamá ha estado muchas veces junto con mis hermanos en una situación de pobreza, supongo que gracias a mí, pudo salir, no es como si yo fuera su salvavidas, pero muchas de las veces me ocupaba de cuidar niños, pintar, leer cuentos, enseñar física, química o historia y geografía a chicos, claro que si uno me viera no creería que yo tengo excelentes notas en casi todas las materias. Verán, nací con un síndrome hipermnésico, ¿nunca vieron «Programa de talentos»? bueno, creo que Olive, tenía lo mismo, ya saben ver, escuchar, leer lo que sea hace que tu cerebro lo guarde sin olvidarlo.

Algunos nacen con alguna marca de nacimiento, otros con una sola pierna o brazo, bueno yo nací con esto, para muchos podría ser una gran oportunidad, pero para mí, solo es algo de lo que quisiera escapar, al acoso que hoy se conoce como bullying yo lo sufrí a partir de los siente años, me golpeaban, me decían que lloraba mucho y que principalmente que era gorda, al principio eso último no me afecto en lo más mínimo, pero hoy en día, no se imaginan cuanto duele. Intento reemplazar la heroína por comida, pero é que me engordará, no sé mi cuerpo no le gusta quemar caloría y grasas, por lo que logré hacer el intento inverso, la heroína es mi comida.  Claro que solo puedo hacer cuando estoy sola y eso, pero es de mañana y de noche, sería un desayuno y una cena.

***

—Ammh… hola, yo- yo estoy aquí por el puesto de administradora, ¿usted es el señor Macus Jackson Keen?—pregunté a un hombre de espaldas—.


—No, ese es mi padre, yo soy Logan—. Dijo dándose la vuelta y con unos bonitos ojos azules y una sonrisa me saludó—. Un gusto, por favor, espera hasta que mi papá regrese, se fue hace unos segundos, y la artística no abre hasta dentro de quince, me sorprende que le haga caso omiso al cartel de «cerrado.»

— Oh, bueno, en realidad, no lo había visto, entré fijándome la hora, sucede que llamé ayer y me dijeran que llegara a las cinco de la tarde en punto, no suelo ser muy puntual asique preferí llegar más temprano. Lo lamento.

— No te disculpes, no es la gran cosa, solo son unos minutos en los cuales mi padre estaría encantado de atenderte, pero, ya que él no está, lo haré yo, ¿cuéntame, porqué venir aquí para buscar trabajo?—preguntó de una manera seria y profesional, hasta daba la sensación que estaba en la piel de un hombre de cincuenta años.

— Bueno, no es por presumir, pero soy un buena artista, supongo que pensé que sería lo mejor que trabajara en un lugar donde me guste—. Murmuré con nerviosismo en mi tono.

— Entonces, estas en el lugar adecuado, ¿tienes algo de…  bueno lo que seas que hagas? Ya sabes, escultura, dibujo…—me miró emocionado, sonreí para mis adentros, era yo la que tenía que estar así, no él.

— Claro, dibujos, eso es lo que tengo no me llevo bien con las esculturas—. Sonreí buscando en mi mochila de cuero mi carpeta, ahí había desde caricaturas, bocetos, comics, retratos, paisajes hasta tipos de letras, frases, y dibujos que quería parecerse a Picasso con un toque de Da Vinci. Comenzó a verlos con cierto interés, o eso es lo que reflejaba su rostro, nunca fui buena en eso de describir las expresiones faciales de las demás pero sí de esconder las mías.

— Amo este. ¿No será una foto verdad? Porque no he visto en mucho tiempo semejante dibujo, es…—intentó recordar el nombre de la famosa pintura que tenía como protagonista a la diosa más hermosa del olimpo según los griegos.

— Venus, lo sé, es muy hermosa, no sé si la más hermosa, pero era extremadamente preciosa para los griegos.

— Y romanos, ¿sabes?, yo creo que te pareces a Afrodita, o eres más hermosa que ella—. Sonrió mirándome a lo que mis mejillas se coloraron, ¿me está coqueteando? No puedo tener un romance con el hijo de mi próximo jefe, stop, ¿por qué pienso esto? La falta de comida o tabaco me hacen mal.

— No lo creo, me parezco a Atena con Poseidón—. Traté de ignorar su cumplido.

— ¿Has estudiado en tu vida algo de historia? Atenea y Poseidón no se llevaban…— intentó enseñarme una de las rivalidades más conocidas de Grecia. Por dios, ¿acaso me veo tan estúpida?

— ¿Sabes? No soy estúpida, conozco eso, ambos competían por Atenas y él creo el rio salado y ella el olivo y los hombres la prefirieron a ella, lo sé. Y sí, sé mucho de historia. De hecho…— guardé silencio, la campanilla de la puerta sonó y un hombre algo grande, unos cincuenta como predije entró mirándome con una sonrisa.

— Buenas tardes señorita, ¿qué desea?—muy cortés, tanto que casi me asusta.


— Papá, esta chica busca el trabajo de administradora, llegó hace cómo diez minutos, es muy simpática y tiene un talento para el arte, como mamá—. Logan sonrió con nostalgia, supongo que era eso, o pesar, no soy buena con esto de las expresiones.

— ¿Enserio? Drew, sabes que eso es una acusación fuerte—. Él le regañó levemente a su hijo que sonreía pero con ojos brillosos.

— Tan solo mira esto…y Logan mostró a una «Venus» echa por mí.

***

— ¡Oye!—alguien gritó detrás de mí mientras salía del local—. ¡Ludmila!— supuse que me llamaban a mí, y así lo era, un Logan venía corriendo de media cuadra con un sobre en mano. —Perdón, pero como no sabía tu nombre, me ví obligado a leer tu Currículum, y además de que lo olvidabas, también olvidabas esto—. Me dio el sobre amarillo, estaba mi dibujo, en un cuadro. Lo miré confundida—. Sí, bueno, ya que estarás a partir de mañana trabajando acá, papá me dejó elegir un cuadro para tu dibujo, el cual, aunque ya lo dije, es muy bueno, felicidades, tienes talento—. Dijo dándome un beso en la mejilla—. Nos vemos mañana.

Él se alejó y yo quedé ahí estática, pero al paso de los segundos, mi teléfono vibró, era un mensaje sin identificación, supuse que era de este chico.

« Perdón por lo de antes, si eres realmente inteligente, no quise ofenderte,  ahora sé lo que te permite ser tan brillante; en fin este es mi numero como ves y el tuyo lo robé de tu Currículum, era estrictamente necesario. Espero verte mañana, que duermas bien Venus.»

¿Acaso tiene la necesidad de hacer esto? ¿No sabe por lo que viví? Bueno, os obvio que no, pero no quiero un novio, no hoy y no ahora. El último me metió en algo que probablemente me mate ante de llegar a los treinta. Y no puedo soportar que otra vez rompan mi destruido corazón.
Spoiler:
 cutie.


Ficha Aceptada!

Me gusto mucho tu escrito, ¡suerte con la audición!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 21, 2014 5:38 pm

stromwick. escribió:

Clarie Miller

¬ Representantes: Austin Mahone, Bea Miller.
¬ Nombre: Austin Harries, Clarie Miller.
¬ Rol: Invisible.
¬ Escrito de tu autoría: 
escrito:
La noticia acerca de Elizabeth (quién fue encontrada muerta en un basurero) sorprendió a todo el barrio de Silent Hollow, no porque ella era una chica dulce que no peleaba con nadie. Sino porque allí, era un lugar casi vacío. Era como un barrio fantasma, no había nadie. Solo esa calle. Luego estaba completamente deshabitado por antiguos hechos que ocurrieron allí hace mucho tiempo.




Muchas personas describen el cuerpo de ella cómo mutilado, cortado en trozos. Solo algunos adultos tenían permiso de ver el cuerpo muerto de Beth, quien era una adorable niña de 15 años. Sus amigos, habían recibido el permiso de verla, por lo menos una vez para despedirse, pero luego se acobardaron de verla a ella tendida en una cama, muerta. Sin embargo, imaginaron cómo hubiera sido eso; ella tirada en una camilla de hospital, con los ojos cerrados y pálida, llevando un perfecto vestido blanco como en las películas, o ella cortada en trozos, como dijo la Señora Town, quién fue la única que vio el cuerpo sin desmayarse.




Los padres de Beth, se estaban por divorciar. Por lo que salió el rumor de que Beth se suicidó por ello, aunque no tenía mucho sentido ya que decían que el cuerpo había sido cortado ¿cómo podría cortarse ella todo el cuepo sin morir en el intento? ¿Y cómo, la inocente Beth, podría ocurrírsele semejante barbaridad? Ella no se suicidaría, tenía una buena vida y varios amigos.




Los policías, luego de encontrarla muerta, hicieron una búsqueda del posible asesino de la pobre Beth, pero al cabo de una semana, sin hayar pistas, decidieron dejar el caso como un suicidio, aunque todos sabían que no era así. Porque era imposible cortarse partes del cuerpo sin morir antes. Beth no era tan fuerte.




Beth iba de paseo por la zona abandonada de Silent Hollow, sola. Ella no quería que alguien la acompañase, porque por más que sus amigos insistieran,  no iba a llevar a nadie a su lado. Entonces, ella comenzó a caminar hacia allí mientras sus amigos la veían irse. Se le veía decaída, aunque ellos no quisieron preguntar. Debieron hacerlo. Mientras Beth caminaba por el largo pasto verde, vigilando no encontrarse con alguna serpiente, chocó con un hombre. Alto, flaco, de cabello y ojos castaños, de aspecto normal. ¿Quién sospecharía que él pudiese matar a alguien?




Él llevaba una maleta en su mano, y Beth empezó a tener miedo. ¿Quién era él? ¿Por qué nunca lo había visto? ¿Qué hacía con esa maleta en medio de la nada? Que, en realidad, no era la nada. Era solo un simple prado por dónde se podía ir a la zona abandonada de Silent Hollow, que no se encontraba tan lejos, y si Beth mirase para atrás, todavía vería a sus amigos observándola con ese señor.




Beth tenía una expresión de sorpresa mientras examinaba al hombre. ¿Quién era? ¿Por qué no lo conocía? Ella conoce a todos los de ahí, ¿por qué no a él? ¿quién sería? ¿un visitante?




De todas formas, guardó silencio y se presentó. Elizabeth Galburd, dijo. Adoptando el apellido de  soltera de su madre, si él terminaba siendo un psicópata, ella podría huír y esconderse en algún lado. Si él preguntaba en su barrio por ella, nadie sabría qué responderle porque por allí no había una Elizabeth Galburd.




—Dr. Williams. —Se presentó él, estirando su mano para que Beth pudiera saludar. 




¿Doctor? ¿El señor era doctor? ¿De dónde había salido? ¿Era nuevo por aquí? Porque los últimos doctores que llegaron a esa zona fueron Throubles y Phillips, hace dos años. Nadie había dejado el hospital, así que ¿qué hacía él aquí? ¿Qué haría acá? ¿Vendría de la zona abandonada? ¿Dentro de su maleta llevaba cosas de médicos?




—¿Doctor? —preguntó inocentemente Beth, mirándolo boquiabierto. El hombre sonrió un poco, mirando hacia el suelo y sonrió. No era muy viejo, tendría unos 30 años. Y era atractivo. ¿Qué clase de doctor guapo y joven vendría a trabajar a Silent Hollow?—. ¿Cuándo llegaste?




—Hoy. Mi autobús me detuvo de alguna manera en dónde no había nadie —dijo él, mirándola a los ojos—, pensé que no existía realmente este pueblo. Entonces fue cuando volteé —entrecerró sus ojos— y vi las casas de ahí. Decidí arriesgarme a ir hacia allí, total, si no había nadie ¿qué podría pasar? Sería lo mismo. —Ella se cruzó de brazos sin saber qué hacer—. Y bueno, voy camino hacia allí. ¿Qué haces aquí?




—Voy hacia...allí —tartamudeó Beth al quedarse sin aire. Señaló a la zona abandonada y él volteó. Sonrió satisfecho y la miró.




—¿Irás sola? —preguntó él, ella bajó la mirada y asintió. Él volvió a sonreír—. ¿No quieres que te acompañe? —Ella levantó su cabeza y lo miró fijamente, estupefacta. ¿Por qué él querría perder su tiempo en ella?




—¿N...no tienes que ir al barrio a trabajar? —preguntó ella, inocentemente. Levantó sus ojos para ver los ojos de él observarla fijamente y luego despegar la vista, ella lo siguió mirando mientras él en esos segundos pensaba.




—Me esperaban para mañana —dice él, con voz ronca. Se aclara la garganta mientras regresa la vista a Beth—. Así que puedo acompañarte para que no estés sola y no te dé miedo...




—No lo sé, mi madre me dijo que no hable con extraños y que mucho menos esté con ellos. —Retrocedió unos pasos, mirándolo con miedo luego de haber recordado que era un extraño que, aparte de ser doctor, podría ser un asesino.




—Pero si ya me hablaste y ya estás conmigo —dice él, acercándose a ella.




Beth voltea a mirar a sus amigos, ya se habían ido de allí, excepto Ben. Él era muy callado y no iría corriendo si Beth le gritase, además, si el doctor fuese asesino. No dejaría que ella gritara porque la golpearía antes, o la arrastraría hacia su lecho de muerte.




«Pero no, él es doctor. Él salva vidas. Él parece buena gente.» Pensó Beth cuando regresó la vista al hombre que estaba frente a ella. Para la segunda vez que miró a su amigo, ese la miraba fijamente a lo lejos, preguntándose si debería ir con ella ahora o quedarse ahí mirando al hombre que está frente a ella




—¿Qué haces, Ben? —dijo Lily cuando lo encontró todavía sentado cerca de los pastizales, miró hacia dónde él observaba y se encontró con que Beth la estaba mirando, indecisa—. Con los chicos vamos a ir a elegir nuestros distraces ¿no vienes? —Apartó la vista de su amiga y lo miró—. Vamos, Ben. No quiere estar con nosotros, después le hablas.




—Está bien, pero no confío en ese hombre que está con ella —dice él poniéndose de pie, todavía mirando a su amiga con ese hombre—. Voy a ir con ella.




—No, Ben. Déjala, debe de ser algún pariente —dice Lily, mirándolo. Ben tenía los labios levemente separados mientras miraba hacia el hombre que hablaba con su Beth—. Vamos. —Lily tomó la mano de Ben y empezó a caminar mientras él seguía observando al hombre, segundos más tarde, él había apartado la vista y ella caminaba con el hombre hacia la parte abandonada del barrio.




—Así que... es doctor —dice ella, caminando a su lado.




El hombre frunció el ceño al tener que volver a responder a la misma pregunta. Asintió mirándola y luego sonrió. A los pocos minutos llegaron a lo abandonado, y Beth se preguntó por qué lo llevó hacia ahí. No había nada que pudiera hacer con él ahí. Ella solo pensaba en sentarse en el suelo y mirar hacia todas partes.




—Vamos por acá —dice el Dr. Williams, guiando a Beth hacia una casa abandonada que no quedaba muy lejos. 




¿Qué hacía él, que recién llegaba, guiándola a ella que ha vivido sus 15 años en el mismo lugar? Ella miró la casa que el Dr. Williams le había señalado, es pequeña y está toda desecha. ¿Por qué él quería que ella vaya hacia ahí? ¿Que esperaba encontrar? ¿Cómo sabe qué hay adentro si acababa de llegar?




—N...no —tartamudeó Beth, nerviosa. Su expresión ahora era de pánico y miedo, un desconocido quería que se metiera dentro de una casa abandonada. Claramente, él buscaba algo—. Mis padres deben de estar preocupados, me tengo que ir. 




Se dio media vuelta y empezó a caminar rumbo a sus amigos que ya se habían ido. Cuando escuchó algo precipitarse sobre ella. Era él, el dr. Williams.




Ella gritó y pataleó al hombre que estaba sobre ella, pero él no se movía. Ella pensó que pudo haberse muerto haciendo fuerza, y comenzó a gritar más fuerte. Él le gritó que se callara y colocó su brazo alrededor de su cuello. Parecía que la estaba abrazando, aunque claramente, así no era. 




Entraron finalmente a la casa dónde principalmente el dr. Williams quería ir. Estaba completamente desecha, todo gastado, cuadros doblados, muebles fuera de lugar. ¿Quién habría hecho eso? Las casas estaban bien cuando los residentes de esa zona se fueron, o al menos, algunas. ¿Por qué destruirían la casa?




El hombre sostenía ahora la nuca de Beth con su mano izquierda, mientras que con la derecha buscaba alguna herramienta en su bolisllo. Beth caminó un poco más deprisa y el dr Williams la sostuvo con mucha más fuerza. Ella gimió del dolor y se detuvo.




—Camina —le ordenó el hombre, tomando una cuchilla que había sobre una mesa. La colocó sobre la cabeza de Beth y luego apretó un poco. Ella al sentir la punta fría contra su cabeza obedeció—. Sube las escaleras.




Él soltó la cuchilla un poco, y la observó un poco. Esa no era su cuchilla, estaba desafilada. Beth al sentir que no la intentaba matar en ese momento, apuró el paso y empezó a correr escalera arriba hacia alguna habitación para refugiarse. Forzó una puerta y cuando pudo abrirla, la mano del dr. Williams la cerró. Ella volteó asustada, estaba pálida y el labio inferior le temblaba. Él clavó la cuchilla en la madera de la puerta y colocó su brazo izquierda a un lado de la cabeza de Beth, impidiéndole la salida.




—Ahora, no te muevas ¿de acuerdo? —dice él, muy cerca del rostro de Beth—. Tendrías que hacerle caso a tu madre. No hablar ni estar con extraños —dijo, lamiéndose los labios—. Ya aprendiste la lección ¿cierto?




¿Esto era para que aprendiera? ¿No intenta matarla? Ella suspiró un poco aliviada y asintió, pensando que él la iba a dejar ir mientras reía. Pero no, él no se movió. Se quedó quieto, frunciendo el ceño. Posiblemente esté pensando por qué Beth estaría aliviada.




—Qué mala suerte que no estés con vida para no repetirlo. —La expresión de ella volvió a cambiar, si antes estaba tranquila, ahora estaba inquieta. En pocas palabras, él dijo lo que ella no quería oír.




La iba a matar.




Él se separó un poco más, luego de advertirle que moriría de una incómoda manera si se movía. Por lo que Beth asintió con nervios mientras el dr. Williams caminaba por el pasillo observando cada puerta de madera que había allí. Cuando por fin abrió la puerta, miró hacia Beth para confirmar que no había escapado, abrió la puerta y entró.




Beth lo miró confundida ¿por qué entraba ahí y dejaba la cuchilla? No lo pensó dos veces y salió corriendo escaleras abajo mientras el dr. Williams hacía algo en esa habitación. No se detuvo a pensar en que quizás no la dejara vivir y la matara antes, pero tenía que huir de ahí lo más rápido. No podía morir hoy, no podía morir allí.




Llegó a los pastizales corriendo y pudo ver las casas, corrió más rápido mientras gritaba que la ayudaran, aunque honestamente, sabía que no podían oírla. Sabía que si el dr Williams la persiguiera la atraparía y no podría oír.




—¡Algui...! 




Entonces algó golpeó su cráneo, haciéndola caer sobre el pasto. ¿Con qué la había golpeado? ¿Le tiró alguna piedra o un hacha? Miró desde el suelo hacia el barrio, nadie parecía haberse dado cuenta de sus gritos, aunque no fueron muy fuertes. Sintió sus ojos entrecerrarse, aunque no quería, parecía estarse adormeciendo.




Sintió un líquido espeso por su cabeza y a los segundos por su brazo, movió un poco la cabeza hacia su brazo. Era sangre. ¿El dr Williams la había alcanzado? ¿Qué le había lanzado? Antes de que ella pudiese mover su brazo para quitar la posible hacha que él tiró, dejó de sentir todo. 




Él caminó hacia ella, y al llegar a su lado, se hincó observándola. ¿Ya murió? Quitó la cuchilla de su cabeza y le acarició el cabello, susurrando algunas palabras. Más sangre salió y a él no le preocupó, simplemente la sostuvo y la dejó caer sobre su hombro, llevándola nuevamente a esa casa.




—Todo pudo haber sido distinto ¿sabes? —dijo él, aunque ella ya no podía oírlo.




Una semana más tarde, todos estaban preocupados por la desaparición de Beth. Sus padres prácticamente se vuelven locos al ver que ella no regresó de su paseo. Sus amigos, más Ben, la buscaban y gritaban su nombre a diario, esperando que ella volviera. Pero no.




Una tarde, la Sra. Town  fue a depositar la basura en el contenedor del barrio. Y en cuanto abrió la tapa del elemento de plástico, varias moscas salieron de ahí. Ella cerró el contenedor de inmediato al sentir el fuerte olor descomponedor. Dejó las bolsas en el suelo, se tapó la nariz y abrió nuevamente. Para encontrarse, esta vez, con el cuerpo de Beth mutilado dentro.


Ficha Aceptada!

Sinceramente no me esperaba esto pero me encanto ¡suerte con la audición!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 21, 2014 5:46 pm

Delirium. escribió:

Christine Hollister
¬ Representantes: Dylan O'Brien and Kaya Scodelario.
¬ Nombre: Luke Skiver| Christine Hollister.
¬ Rol: Hermana del mejor amigo.
¬ Escrito de tu autoría:
here:

Capítulo 001:

Pilot

Escasos minutos atrás, la familia Horan había bajado de su avión. Los padres, buscaban un no tan nuevo comienzo para sus hijos. Londres ya había sido su hogar una vez. El lugar donde concibieron a sus tres hijos. Aunque ellos no estaban emocionados del todo por la idea. Hubieran preferido quedarse en Irlanda, al menos un tiempo más.
No era nada fácil adaptarse a un nuevo colegio, y mucho menos a una nueva ciudad. Ya conocían gente ahí, claro que lo hacían. Y habían dejado huella en ese lugar; todos lo hacen cuando viven un poco más de 6 años en el lugar. No hacía mucho que se habían ido, pero por la cara de Niall, Julianne y Dakota; parecía que nunca habían visto el lugar.
—Entonces… ¿Cuándo llegan por nosotros?—Pregunto Dakota, la más pequeña de los Horan.
—No deben tardar más—Respondió su madre, mientras buscaba algo en su bolso—  ¡Oh, ya han llegado!

Niall y sus hermanas, fueron a duras penas al auto que los llevaría a su nueva casa. Agotados, entraron a la casa y esperaron encontrar un lugar en el cual tirarse a descansar, pero, como siempre, algo tenía que salir mal. La casa estaba repleta de cajas. Esto no podía estarles pasando.


✘✘✘


You're on the phone
with your girlfriend
she's upset
she's going off αbout
something thαt you sαid
she doesn't get your humor
like i do

i'm in my room
it's α typicαl tuesdαy night
i'm listening to the kind of music
she doesn't like
she'll never know your story
like i do

but she weαrs short skirts
i weαr t-shirts
she's cheer cαptαin
αnd i'm on the bleαchers
dreαming αbout the dαy
when you wαke up αnd find
thαt whαt you're looking for
hαs been here the whole time

if you could see
thαt i'm the one
who understαnds you
been here αll αlong
so why cαn't you
see you belong with me
you belong with me.


—Cassandra, sabes que te quiero—Dijo Liam, exasperado—. Pero, has estado cantando esa canción durante toda la hora, y esperaba que…
— ¡No! —Grito la castaña—. ¡No entiendes esto! Es la canción perfecta.
—Cassandra…
— ¡Cállate, Liam! ¡No lo entiendes! —Grito de nuevo, para después cerrar la puerta en la cara de su hermano.

Era la tercera vez en el mes en que Cassandra experimentaba un sentimiento de desamor. Tal vez debería salir adelante, y olvidar ese amor imposible. La pequeña Payne estaba enamorada de Zayn Malik desde que tenía 8 años. Si ya era malo estar aferrada a un amor imposible, era todavía peor que estuviera enamorada de uno de los mejores amigos de su hermano. Estaba enamorada como siempre se enamoran las mujeres inteligentes: como una idiota.
Cada vez que pasaba a un lado de ella o le dirigía una mirada, ella sentía como sus piernas flaqueaban y su corazón comenzaba a latir a toda velocidad. Cada vez que estaba con él, tenía que evitar convertirse en un desastre caminante.
Sin embargo, Cassandra sabía más que nadie que estando con él, su corazón se rompería en mil pedazos. Zayn Malik no podría ser el mejor novio nunca. Tenía un extenso registro de corazones rotos. Si, Zayn Malik era un soltero empedernido que nunca sentaría cabeza. Otro idiota rompecorazones perteneciente al colegio Hawthorne High. Muchas chicas ansiaban estar con él, aunque solo fuera una noche, para que las hiciera sentir como la única mujer en el mundo; con el anhelo de ser esa chica que por fin lograra cambiarlo. Esa no era una opción viable, puesto a que esas eran falsas ilusiones.
La castaña no quería ser una más en su lista. No quería ser una de esas chicas “plástico reluciente” con las que él estaba. Ella no era plástico, y mucho menos era reluciente. Su estatus social era intermedio, no era gustosa de resaltar o ser el centro de atención como Christine o Jenna.
Siempre han dicho que el peor dolor es el del desamor (después del dolor que puede ser experimentado cuando te golpeas el dedo del pequeño del pie con alguna cosa, y Cassandra sabía que era verdad.

✘✘✘


— ¡Vamos, debes estar bromeando! —Grito Jenna— ¡¿Cómo es que no te dejaron ir?!
—Jenna, solo no me dejaron ir. Estoy castigada.
— ¡No puedes dejarnos ir solas! ¡¿Qué haríamos sin ti?! ¡Eres el alma de la fiesta, Chris!
— ¿Acaso no te basta con que vayan las chicas?
— ¡No! ¡Dijiste que me ibas a ayudar con Sean O’Donell!
—Ah. Pero eso fue antes de que me dijeran que estoy castigada ¡Por tu culpa!
—… ¡Te lo compensare después!
—Eso me suena a una buena propuesta. ¿Cuál es tu oferta?
—Entradas para el concierto de Avril Lavigne.
— ¡Trato hecho!
—Tarde o temprano tenías que aceptar. Paso por ti a las 9:00.
—Ok. Adiós—Dijo Christine, finalizando la llamada.

Se sentó en su cama y comenzó a pensar formas para salir sin que sus padres se dieran cuenta. Podría salir casualmente por la puerta y ellos no se percatarían, pero Christine amaba lo difícil y nunca desaprovechaba la oportunidad de algo complejo, y esta no sería excepción. Saldría por la ventana, bajaría en silencio por el viejo árbol junto a su ventana y esperaría a ser recogida.
Saldría esa noche y seria el centro de atención como siempre, aunque no estuviera interesada en salir esa noche. Prefería privarse el placer de estar ahí; conviviendo con patéticos adolescentes sin vida social adictos a la marihuana, perras desesperadas por sexo o todo el equipo de futbol americano siendo tan bruscos como siempre lo son. Tampoco le agradaba la idea de ir y perderse el final de la cuarta temporada de Pretty Little Liars, estaba ansiosa por saber la identidad de “A”, de una vez por todas.
Pero, ¿A quién quería engañar? ¡Christine amaba las fiestas!
Comenzó a planear lo que haría en la fiesta; se divertiría, bebería hasta caer enferma y se vería tan fabulosa como siempre.
rules:


Ficha Aceptada!

me gusto mucho mucho tu escrito, ¡suerte con la audición!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 21, 2014 6:22 pm

CERRANDO AUDICIONES...
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 21, 2014 6:58 pm


Resultados.


No se quien va a leer esto pero bueno, no importa. Sinceramente había olvidado lo complicado que era elegir, en fin son increíbles escritoras, contando grandes historias y gracias por participar. Me encantaría poder elegir a todas pero no se puede. Espero que las que no queden me entiendan.
pd: Agregue a una porque no me podía decidir. ¡Atentas al muro!


resultado.:

Enfermedad. || Salvatore.
Hermana del mejor amigo. || Delirium.
Novio de la mejor amiga. || Stonem.
Opuestos. || #Luu.
Invisible. || Stromwick.
Libre. || Silent Screams.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 21, 2014 9:12 pm

No quede :( Pero bueno, valía la pena intentarlo :) Besos!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por spirwell. el Miér Mayo 21, 2014 9:23 pm

¿quedé? omfg, no lo puedo creer ljbvkasbdkvb gracias, iu ar sou onederful(?) ahq, gracias, espero el tema :)
avatar


Ver perfil de usuario http://justeatoreos.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Imposible|n.c} Audiciones cerradas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.