O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por 1Daniiella el Lun 21 Abr 2014, 4:03 pm

Nombre: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]
Autor: M.C. Andrews
Adaptación: Si
Género: Narrativa erótica
Advertencias: Tiene escenas y lenguaje fuerte. No me responsabilizo si sale perjudicada tu sensibilidad sobre ciertos temas ni de traumas!. Es tu decisión leer.
Otras Páginas: Si >> Noventa Días (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Primera Temporada]
La Cinta (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Segunda Temporada]
Todos Los Días (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Tercera Temporada]
Sin Fin (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Cuarta Temporada]
 
 
SINOPSIS
 
¿«Sabes por qué sé que me amas?... Por tus caricias. »
Un hombre que nunca ha necesitado a nadie y que ahora no puede respirar si ella no está a su lado.
Una mujer que había jurado no volver a confiar en ningún hombre y que ahora no se imagina la vida sin él.
¿Qué pasará cuando se vean obligados a separarse? ¿Es su entrega tan completa como ellos creen? ¿Acaso un simple viaje de negocios podrá acabar con su relación? La tentación es muy fuerte, pero su necesidad de pertenecerse el uno al otro lo es aún más.
Por tus caricias te permitirá descubrir un poco más la intensa y apasionante historia de amor de Zayn y (Tn__)... O empezar a conocerla.
 
 
NOTA: Si habréis leído el resto de temporadas sabréis que no necesito chicas :) 
1Daniiella


Ver perfil de usuario http://1daniiella.weebly.com/

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por 1Daniiella el Lun 21 Abr 2014, 5:40 pm

Capitulo 1
 
La calle parece cubierta de estrellas, las gotas de lluvia han dejado de caer pero han decidido quedarse en el suelo de la ciudad y convertirlo en algo mágico. Desde que me mudé aquí éste ha sido uno de mis momentos preferidos del día. Sonrío. Bueno, es uno de mis momentos preferidos sin Zayn. Si Zayn está conmigo, nada puede competir con él.
Sonrío otra vez. Gracias a la lluvia y al tráfico de la ciudad tuve que compartir taxi con Zayn el día que lo conocí. Aún recuerdo lo furioso que se puso, y todo porque al parecer se había autoimpuesto no desearme.
Zayn y sus normas.
Un cosquilleo me recorre el cuerpo al pensar en todas y cada una de las normas que hemos roto juntos estos meses. Se me acelera incluso el corazón y las ganas de volver a estar con él me sobrecogen. Deslizo la mano hacia el interior del bolso y busco el teléfono móvil. Sé que esta noche llegará tarde, me lo ha dicho esta mañana. Estaba tan enfadado que durante unos segundos he temido que fuese a anular la reunión.
—Si esos energúmenos son incapaces de encontrar otro hueco en su agenda para reunirse todos en el mismo despacho, tal vez no deberían comprar una empresa juntos. Además, a partir de las seis estoy contigo— ha dicho.
Esos «energúmenos» son los futuros propietarios del Banco de Escocia y le han pedido asesoramiento a Zayn para terminar de formalizar la compraventa. Edwards & Malik, el bufete de Zayn, cobrará una suma exorbitante por la operación y antes, hace unos meses, Zayn se habría quedado encerrado en el despacho hasta resolver todos los flecos del contrato. No habría permitido que nada ni nadie lo distrajesen y nada más habría ocupado su mente.
Y ahora está conmigo a partir de las seis.
Sí, Zayn ha roto todas sus normas… y las mías.
No debería llamarlo, pero estoy pensando en él y quiero oír su voz.
Sólo suena una vez.
—¿Dónde estás?
Lo noto tan tenso que me lo imagino sosteniendo el teléfono con una mano y apretándose el entrecejo con la otra.
—Andando por la calle.
—Ha llovido —se queja, aunque sé que se calla el resto de la frase. Si fuera por Zayn, Paul me llevaría y recogería del trabajo todos los días. Ya le he explicado que, aunque me apasiona que sea tan caballeroso, sé andar sola.
Zayn todavía está asimilándolo.
—Lo sé. Me he acordado del día que te conocí, tuvimos que compartir taxi. —Sonrío a pesar de que sé que no puede verme—. Te pusiste furioso conmigo.
—Me puse furioso conmigo. Espera un segundo. —Lo oigo caminar.
En cierto modo echo de menos trabajar en Edwards & Malik, donde podría cruzarme con Zayn en el pasillo. Distingo el ruido de una puerta cerrándose—. Me puse furioso conmigo —repite entre dientes— porque me excitaste en cuestión de segundos. Igual que ahora.
—Oh, lo siento.
—No me vengas con «lo siento». Coge un taxi y ve a casa. Yo llegaré en unos minutos.
—¿Ya ha terminado la reunión?
—No. ¿Ya has parado un taxi?
—No puedes irte así, sin más, Zayn.
Un cosquilleo me recorre la espalda. La voz de Zayn me está acariciando la piel y tengo que detenerme en plena calle porque me tiemblan las rodillas.
—Por supuesto que puedo. Me has llamado, me basta con eso. Si tanto quieren saber mi opinión, pueden venir mañana por la mañana. Yo ahora quiero estar contigo.
—Y yo contigo —suspiro.
—¿Ya estás en el taxi?
—¿Qué? No, no. —Recupero cierta calma—. Zayn, no puedes dejar plantados a esos señores. Y tampoco a Perrie —añado—. Ella te pidió que estuvieras.
Suelta el aliento. Perrie Edwards es la socia de Zayn y una de las pocas personas del mundo por las que él siente respeto y afecto. Cuando los vi juntos por primera vez sentí celos, lo reconozco, pero pronto me di cuenta de que se consideran amigos, quizá incluso una especie de hermanos. Nada más.
—¿Por qué diablos he dejado que me conocieras tan bien?
—¿Te arrepientes?
—Jamás. —No duda ni un segundo. Después coge aire y lo deja ir despacio—. Prométeme que subirás a un taxi y que irás a casa. Yo llegaré en cuanto pueda.
—Ya estoy en casa, ahora mismo estoy cruzando la puerta de la entrada. Buenas tardes, Cameron —saludo al portero del edificio.
—Buenas tardes, señorita. —Me sujeta la puerta y la cierra por mí.
—Está bien. ¿Por qué me has llamado? —Me pregunta de repente—. ¿Te ha sucedido algo?
—No, nada. —Me sonrojo aunque no puede verme—. Sólo quería oír tu voz.
—Ya está, ahora sí que anulo la reunión.
—¡No, no! —Río en voz baja—. Termina la reunión. Yo estaré aquí. Esperándote.
—¿De verdad?
—Sí.
—Dímelo.
—Estaré aquí. Esperándote.
El ascensor se detiene en mi piso. Salgo y me doy cuenta de que mientras hablo con Zayn no me fijo en nada de lo que sucede a mí alrededor.
—¡Dios, (Tn__)! —Tiene la voz ronca—. Necesito que me ayudes. Si salgo así del despacho voy a arrancarle la cabeza al primer ejecutivo sin cerebro que se atreva a hablarme.
—No, no lo harás. —Cierro la puerta detrás de mí, me quito los zapatos y el sonido de las medias al rozar el suelo de madera me produce un escalofrío—. Eres Zayn Malik y vas a demostrárselo, vas a negociar el mejor contrato que han visto jamás y se irán dando gracias al universo por no haberte tenido de adversario.
Zayn sonríe, lo sé.
—Yo sólo quiero ser tuyo.
—Lo eres, y cuando llegues volveré a demostrártelo.
—Voy a colgar. —Ha tragado saliva antes de hablar.
Me quedo mirando el móvil unos segundos y con el pulgar acaricio la pantalla donde ha aparecido el rostro de Zayn. Se enfadó conmigo el día que le hice la fotografía; estábamos en la casa de Hartford y él se había quedado dormido en el jardín. Me dijo que no podía usarla. No le hice caso, obviamente, y sé que a él le gusta que no se lo hiciera.
Adoro esta fotografía, a Zayn le cuesta tanto estar en paz consigo mismo que los contados instantes que lo consigue deberían ser inmortalizados. Él está aprendiendo a ser feliz, a dejar atrás el odio, los remordimientos y las acusaciones que no llevan a nada.
Dice que sin mí no lo logrará, pero en realidad soy yo la que jamás será feliz si él no está a mi lado. Me estremezco sólo de pensarlo.
Sacudo la cabeza y dejo el móvil en la entrada. La primera vez que entré aquí, en el dúplex de Zayn, tuve frío. Es precioso, tiene una pared completamente de cristal desde la que se disfruta de una vista espectacular de Londres. Quita el aliento. Los muebles son mayoritariamente blancos, exceptuando los detalles negros distribuidos con suma elegancia. Es tan perfecto que podría ser la portada de la revista de decoración más sofisticada del mercado, y estaba tan vacío de emociones que se me ponían los pelos como escarpias cada vez que entraba.
Además, ¿cómo era posible que un hombre con el fuego de Zayn viviese en ese témpano de hielo? La respuesta, ahora la sé, es que Zayn no vivía allí. Zayn existía; era el mejor en su trabajo, el mejor amante, el mejor jugador. El mejor. Y nunca sentía nada.
Tenía sus normas.
Y se las he arrebatado una a una. El uno al otro.
Ahora mi abrigo, el que me regaló Zayn, cuelga en la entrada. El jarrón, que antes sólo tenía lirios blancos, está lleno de rosas. Hoy no, pero a veces esas rosas provienen del jardín de Hartford. Y hay una fotografía nuestra encima de la repisa de la chimenea.
Es una instantánea en blanco y negro absolutamente preciosa. Nos la hizo (Namiga__), mi mejor amiga, en una cena de la ONG. Al principio Zayn no quería asistir, pero lo hizo para estar a mi lado, y por otros motivos que no quiero recordar.
Bailamos. Él me acarició la nuca y me miró a los ojos. No dijo nada, sólo me miró, y yo a él.
Y (Namiga__) capturó ese instante sin que nos diéramos cuenta.
Es una de mis posesiones más valiosas.
Pensar en (Namiga__) me ha recordado el expediente que tengo guardado en el bolso. Se trata de una consulta que una empresa petrolera ha hecho a la ONG. Al principio me sorprendió que una petrolera se tomase en serio el medio ambiente, pero luego me reñí a mí misma por no ser objetiva. Y por creerme todas las series de abogados.
Yo soy el ejemplo de que los estereotipos no se cumplen, y que hay que ser muy valiente para reconocer lo que necesitas de verdad y atreverte a pedirlo.
Como Zayn.
—No, no puedes volver a pensar en él. Tienes que trabajar —me digo en voz alta.
Saco la carpeta de plástico azul del bolso; tiene forma de sobre y se cierra con un botón negro. En el interior he guardado mis anotaciones y los documentos que había empezado a redactar (Namiga__). Ah, y éste es el segundo motivo por el que este caso me resulta peculiar.
(Namiga__) se ocupaba de él.
Andy Samuels, el abogado que representa a la petrolera, se reunía siempre con ella. Y lo cierto es que la atracción entre ellos dos era —es— tan evidente que me encerraba en mi despacho para no entrometerme.
(Namiga__) lo pasó muy mal cuando lo suyo con Niall no funcionó, y quería darle intimidad para conocer mejor a Andy. (Namiga__) es la mejor: estuvo a mi lado cuando descubrí a Harry, mi casi marido, en plena infidelidad. Me animó a que me mudase a Londres y también, cuando dejé a Zayn, asustada por lo que los dos estábamos sintiendo, me recordó que para el amor no hay que tener miedo.
Quiero que (Namiga__) sea feliz, tanto como yo. Me duele ver que ella y Niall no son capaces de arreglar las cosas, y más cuando sé que él la ama y la desea con locura. Pensé que Andy era la solución. Es increíblemente atractivo, elegante, desprende sensualidad con la mirada y tanta fuerza que dan ganas de tocarlo para ver si está hecho de hierro. Si yo no estuviese completa, ciega, irremediable y eternamente enamorada de Zayn, me resultaría imposible no fijarme en él.
Es perfecto para (Namiga__). Estas últimas semanas ella había vuelto a sonreír, y sé que la otra noche salieron a cenar. Ella misma me confesó lo nerviosa que estaba por esa cena. Pero esta mañana (Namiga__) ha entrado en mi despacho, ha dejado la carpeta azul encima de la mesa y me ha dicho que me ocupe yo de terminar el informe. Evidentemente le he preguntado por qué.
—Tengo mucho trabajo, y a ti el derecho medioambiental siempre se te ha dado mejor que a mí.
—No es verdad —repliqué—. ¿Ha pasado algo con Andy? ¿Fue durante la cena?
—No, no ha pasado nada —ha mentido—. Tengo que terminar unos informes urgentes para ACNUR. Tienen prioridad.
He enarcado una ceja y ella me ha acercado la carpeta.
—Hazlo por mí —ha añadido.
Con esa última frase, me ha convencido. Y lo que he visto en sus ojos antes de que se fuera a toda prisa me ha obligado a no preguntarle nada más. (Namiga__) es de esa clase de mujeres tan fuertes que no soportan mostrar debilidad. Sé que todo el mundo cree que es indestructible, incluso yo lo creía antes de conocerla mejor, pero en realidad tiene el corazón más sensible con el que me he tropezado jamás.
Si Andy le ha hecho daño, tendrá que vérselas conmigo. Tengo que reunirme con él mañana a las once y estoy segura de que ella no estará en las oficinas a esa hora. ¿Qué les habrá pasado?
Me suelto el pelo y me llevo los papeles al sofá. Leo varias veces los documentos que preparó (Namiga__) y no me sorprende descubrir que son prácticamente perfectos. Hago también una doble lectura de la información que Andy nos proporcionó al solicitar el informe y anoto unas cuantas preguntas en los márgenes. Pasan las horas y las luces de la ciudad que me hacen compañía colándose por la ventana cambian de color.
Estoy cansada y necesito ver a Zayn. No sé si con el paso del tiempo se aflojará este anhelo; lo cierto es que no lo creo, pero he estado a punto de perderlo demasiadas veces. No quiero acordarme de esos momentos, los hemos superado y ahora estamos juntos, complementándonos.
Estiro los brazos y tras incorporarme voy hacia nuestro dormitorio.
Mi pasado con Zayn está lleno de amor, pero ha habido demasiado dolor.
Un escalofrío me sobrecoge, la imagen de él en coma después del accidente me detiene siempre el corazón.
Dejo correr el agua de la ducha y espero a que el vapor se adueñe del interior del baño, así quizá logre entrar en calor. Preparo el albornoz, el de Zayn, de suave y mullido algodón blanco. Yo tengo otro, creo que sólo me lo he puesto en una ocasión, prefiero utilizar el de él porque siento que me envuelve en sus brazos.
Entro en la ducha, la mampara de cristal está completamente empañada por el vapor. Cierro los ojos y me coloco bajo el chorro. Con las manos me aparto el exceso de agua de la cara y dejo que las gotas me resbalen con fuerza por la espalda. El dolor ha quedado atrás, lo sé, pero hay momentos en los que me cuesta creerlo y noto como si un glaciar clavase sus garras dentro de mí.
Y el único capaz de fundirlo y ahuyentarlo es Zayn.
—Eres preciosa.
Abro los ojos y me da un vuelco el corazón al verlo de pie bajo la puerta… Mi Zayn siempre sabe cuándo lo necesito.
1Daniiella


Ver perfil de usuario http://1daniiella.weebly.com/

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por karencita__mb el Lun 21 Abr 2014, 6:20 pm

Holaaa!!
Justamente ayer me estaba acordando de esta novela y mira hoy al fin, después de tanta espera, subiste el primer capítulo de la 5ta temporada
Me ha encantado
La espera ha válido la pena
Y espero que la sigas lo más pronto posible
Cuídateeee
Besos Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] 1676952631
:bye:
karencita__mb


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por Ednaas el Lun 21 Abr 2014, 9:45 pm

¡Has regresado! Y mira que forma de regresar, trajiste a nuestro amado Zayn. Muero por seguir leyendo y ver que pasa ahora con estos dos; espero no enojarme ni llorar jajaja. Me da gusto que estes de vuelta Dani y nos estamos leyendo xx
Ednaas


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por 1Daniiella el Mar 22 Abr 2014, 3:48 pm

Capitulo 2
 
—Zayn—pronuncio su nombre temerosa de que desaparezca, de haberlo conjurado con mi deseo.
—He hecho lo que me has pedido.
No aparta la vista de mí ni un segundo y es como si el agua desapareciera porque lo único que siento encima de mi piel son sus ojos.
No lleva la americana, estará sobre la cama o colocada en el respaldo de una de las sillas del salón. O en el sofá, junto con la corbata que tampoco lleva. Empieza a desabrocharse la camisa blanca; en cuanto aparecen las cicatrices que cubren partes de su torso se me corta el aliento, pero él las luce orgulloso porque significan que está aquí conmigo. Y que por fin es quien tiene que ser. Afloja los puños y la prenda cae al suelo.
Levanto una mano para acariciarlo y tropiezo con la mampara de cristal.
Abro los ojos y me humedezco el labio inferior.
—Espera —susurra él.
Se detiene, estoy a punto de gritarle que siga avanzando pero las palabras se agolpan en mi garganta por culpa del deseo. Se quita los zapatos y yo cierro los dedos hasta clavarme las uñas en las palmas de las manos. La ropa es un estorbo cuando mi piel se muere por sentir la de él encima.
—He hecho lo que me has pedido —repite—. Les he demostrado que soy Zayn Malik.
Con paso firme se acerca a la ducha donde me estoy ahogando de amor por él, pero vuelve a detenerse.
—No… —balbuceo.
Las pupilas de él arden en llamas.
—Ahora necesito que me demuestres que soy tuyo.
Coloco las manos en sus hombros; están a punto de fallarme las rodillas y necesito besarlo.
Voy a besarlo, sus ojos penden de los míos y me detengo. Estamos desnudos el uno frente al otro. Zayn debe de haber cerrado el grifo porque el agua ha dejado de caer. Estamos mojados, y a mí se me ha erizado la piel al sentirlo tan cerca. Levanto la mano derecha en busca de su rostro, y en cuanto mi palma se posa en su mejilla cierra los ojos.
—Eres mío.
Noto la mano de él en mi cintura… Le tiemblan los dedos.
—Quiero sentirlo. —Las palabras le arañan la voz.
Admiro a Zayn por la valentía con la que admite sus necesidades; cree que eso lo hace vulnerable cuando en realidad es todo lo contrario. Sin embargo, esta noche está distinto: la firmeza de su torso al respirar, la decisión de sus hombros… no me mira.
—Zayn, ¿por qué no me miras?
—No puedo.
—¿Por qué? —Empieza a asustarme—. ¿Ha sucedido algo?
Me aprieta la cintura y veo que le vibran los muslos del control que está ejerciendo para no moverlos.
—La reunión ha sido como las de antes —dice a regañadientes.
¿Antes? Espero unos segundos y el silencio de Zayn me hace comprender que tengo que entender a qué se refiere. Él no va a explicármelo, está demasiado… ¿contenido? Es igual que el fuego encerrado en una habitación, sólo falta que alguien abra la puerta para que se convierta en un infierno.
—¿Antes de estar conmigo? —Deslizo la mano por su rostro, le acaricio la mandíbula y la detengo en su abdomen.
—Sí —suspira aliviado—. Perrie los ha acompañado a la salida y yo he vuelto a mi despacho. —Agacha la cabeza hasta que el mentón le roza el pecho—. He mirado por la ventana y la ciudad estaba igual. Como si no hubiera pasado el tiempo.
Acto seguido se yergue y abre los ojos. Los tiene húmedos y brillantes, negros con vetas cristalinas.
—Zayn…
—He tenido que coger el móvil y mirar una de tus estúpidas fotografías para asegurarme de que no te había soñado.
¡Oh, Dios mío! Zayn insiste en que no sabe amar, y en momentos así pido que no aprenda más.
—Mis fotografías no son estúpidas —respondo para no ponerme a llorar.
—Lo son, (Tn__). Y me has convertido en un estúpido. —Sonríe—. No quiero ser el de antes nunca más.
—Nunca lo fuiste.
Suelta el aliento y afloja la mano que tiene en mi cintura para levantarla y apartarme un mechón de pelo de la cara.
—Demuéstramelo. Demuéstrame quién soy, por favor. Lo necesito.
—Te amo, Zayn.
Él asiente y respira controladamente. Separa las piernas y echa hacia atrás los hombros. Una estatua creada por los dioses no sería tan magnífica ni desprendería tanta fuerza.
Cuando la suelte arrebatará el aliento. Me quedo hipnotizada mirándolo, podría pasarme el resto de la vida mirándolo y cada segundo me enamoraría más de él. Me he apartado y noto los azulejos de la pared de la ducha en mi espalda.
—Acércate a mí.
Zayn camina, el agua ha convertido su cuerpo en fuego líquido.
—Apoya la mano izquierda en la pared.
Sigue de inmediato mis instrucciones, cada directriz que obedece aviva el fuego de su mirada, y su erección solloza pegada a mi cuerpo. Así, ligeramente inclinado hacia adelante, nuestros alientos acarician nuestros labios. Me humedezco los míos y a Zayn lo delata el tic que tiene en la mandíbula.
Muevo la mano derecha en busca de la suya. Él estira los dedos al sentirla y cierra los ojos como si la caricia hubiese sido increíblemente sensual.
Lo ha sido.
—Dame la mano.
Entrelazamos los dedos y levanto la mano izquierda para acariciarle de nuevo el rostro. Resigo su labio superior con el índice; la boca de él se rinde despacio y cede a mi mano. Su lengua me roza titubeante el dedo y lo aparto. Él se muerde el labio inferior en un vano intento de contener un gemido.
Detengo la mano en su garganta y con el pulgar capturo una gota de agua que se deslizaba entre sus pectorales.
—¿Qué habrías hecho si yo no existiera? —le pregunto mientras guío las manos que tenemos unidas a mi cuerpo.
—Dios, (Tn__), no me preguntes eso. —Apoya la frente en la mía y el bíceps del brazo que tiene en la pared se tensa—. No quiero pensarlo.
—Si yo no me hubiera mudado nunca a Londres, si me hubiese casado y quedado en Bloxham.
Me aprieta los dedos, que siguen entrelazados a los suyos, y abre los ojos.
—No digas eso —farfulla.
—Dime qué habrías hecho una noche como hoy, después de cerrar el negocio financiero más importante del año… —Coloco la mano que tengo libre en su erección y empiezo a acariciarla—. Dime qué habrías hecho hoy… —guío hasta mi sexo la mano que tiene enredada con la mía—… si yo no existiera.
—No puedo, (Tn__).
Capturo su miembro entre los dedos y los muevo hacia arriba y hacia abajo, despacio. Los detengo un segundo en la punta y la recorro con la uña del índice hasta sentirlo temblar. Su mano acaricia mi entrepierna.
—Habrías llamado a una de esas mujeres que se dejaban dominar por ti, que caían rendidas ante el poderoso y atractivo Zayn Malik, ¿no es así?
Vuelvo a mover la mano por su erección y separo levemente las piernas para que la de él pueda sentir lo excitada que estoy.
—No… No puedo pensar en nadie que no seas tú.
—Me alegro, porque para mí sólo estás tú. —Dirijo su mano hacia el interior de mi sexo y Zayn se estremece… Su excitación es tan intensa que veo que le tiemblan los muslos y que aprieta los dientes—. Y eres mío.
—Lo soy. Soy tuyo.
Cierro de nuevo las piernas, capturando sus dedos en mi interior. Él los mueve despacio, como si le fascinara sentir mi deseo.
—Claro que lo eres, amor. —Aprieto la erección antes de retomar mis caricias—. Bésame.
Sus labios se posan en los míos al instante, su lengua entra reverente en mi boca y me besa con una dulzura que me excita tanto como sus caricias. Podría estar así toda la noche, pero interrumpo el beso y le muerdo el labio inferior. Zayn aparta la boca y espera. Su respiración entrecortada inunda el silencio del baño.
—Más —pide él, creo que sin darse cuenta.
—No dejes de acariciarme, Zayn. —Junto los muslos y dejo que sienta lo cerca que estoy del orgasmo—. Y no me dejes terminar. Esta noche sólo quiero llegar al final contigo dentro de mí. Yo te tocaré, te acariciaré… —Muevo la mano por su erección—. No quiero que te contengas. Quiero que te corras una y otra vez.
—No.
—Sí, Zayn. —Separo los labios y deslizo una única vez la lengua por los suyos.
—No, no quiero correrme sin ti.
—Eres mío, Zayn. Me has pedido que te lo demuestre. Piensa sólo en mí, en el placer que me estás dando, en que mi cuerpo responde y se rinde por completo a ti… —susurro dejándome llevar por el deseo que únicamente él puede despertarme—. No pienses en ti; tu cuerpo es mío, Zayn. Tu mente, tu alma, tu corazón, tu placer me pertenecen. Lo único que tienes que hacer es dejarte llevar, yo sé lo que necesitas. —Sigo masturbándolo con una mano mientras que con la otra le acaricio el rostro y le aparto un mechón de pelo negro de la frente. Está a punto de correrse, el corazón tan desbocado que casi puedo oírlo, y con los dedos sigue acariciándome con delicadeza, arrancándome gemidos exquisitos, pero asegurándose de que no llego al final—. Eres mío, Zayn. Nunca fuiste de ninguna de esas mujeres, ni de nadie. Eres mío, amor. Siempre lo has sido.
—Sí, sí, sí… —suspira, perdido ya en su entrega.
Lo sujeto por la cintura y dejo que sienta el tacto de mis uñas un segundo. Detengo la mano que aferra su miembro. Unas gotas de sudor se deslizan por su frente y se pegan a la mía; una de ellas se escapa y cae entre los dos hasta depositarse y fundirse en uno de mis pechos. La sigo con la mirada y me parece tan íntimo que incluso esa pequeña parte de él me pertenezca que quiero más. Y sé que Zayn necesita más.
—No dejes de tocarme, Zayn—musito despacio por culpa del deseo.
—No lo haré.
Cierro los ojos un segundo y me muerdo el labio inferior. Zayn es tan sensual en su rendición que me resulta muy difícil contenerme.
—Voy a besarte —le anuncio y, al abrir los ojos, veo que está separando los labios— y tú vas a terminar en mi mano. —Intenta mover la cabeza para negarse, pero lo detengo—. Sí, lo necesitas. Necesitas entregarte a mí, recordar que ninguna de esas mujeres te excitaba lo más mínimo… —Una mueca de disgusto se dibuja en su rostro, pero desaparece en cuanto vuelve a oír mi voz—. Lo único que lograba excitarte era el poder, y nunca has tenido tanto como ahora.
—(Tn__), por favor.
Tensa los músculos de las piernas. La erección que oprime mi mano es tal que la piel le quema y el brazo que está apoyado en la pared tiene las venas tan marcadas que debe de dolerle.
—Controla mi placer, no dejes que llegue al orgasmo. Te pertenece a ti y quiero sentirlo cuando estés dentro de mí de verdad… Y déjate llevar. Siente mis caricias, amor. Ríndete a ellas y dame tu placer.
—Más, necesito más.
Por fin mueve las caderas, tiemblan tanto que siento como si el suelo de la ducha cediera bajo mis pies.
—Escúchame bien, Zayn. —Aprieto el miembro y él asiente frenético—. No dejaré de tocarte hasta que te corras. Y después volveré a tocarte, a excitarte, a atormentarte y, si quiero, te correrás de nuevo. Una y otra vez. Y cuando ya no te quede nada más dentro —aflojo la presión de la mano— volveré a empezar. Te excitaré y te llevaré al límite, porque me perteneces. No sabrás dónde empieza y termina tu cuerpo porque toda tu piel será mía. Y entonces, y sólo entonces, dejaré que me hagas el amor y terminaré contigo en mi interior. ¿Lo has entendido?
—Sí, sí…
—Pues deja de luchar contra lo que sientes y córrete.
El orgasmo golpea a Zayn como un tsunami. Se estremece y grita mi nombre mientras su miembro tiembla y eyacula en mi mano. Él no cambia de postura, mantiene los pies firmes en el suelo, como si fueran su única ancla en este mundo, y no deja de mirarme. Ni de tocarme.
A pesar de la tormenta que sacude todo su cuerpo, la mano con la que acaricia el interior de mi sexo es suave y delicada. Y sus ojos no dejan de mirarme. Sí, su cuerpo está preso por un placer arrollador, un placer sexual y carnal pero él, Zayn, sigue pensando en el mío.
Deja de eyacular, pero sigue temblando y mirándome.
—Quiero besarte —susurra con la voz ronca por el deseo.
—Bésame.
Me besa como si me estuviera haciendo el amor con la boca. Me muerde el labio y nuestras lenguas se acarician y se enlazan en una lucha por el dominio. Sus dientes chocan con los míos y no sé a quién pertenecen los gemidos de placer que suenan a nuestro alrededor.
Con mi mano izquierda en su cintura lo acerco a mí. Un gemido, éste claramente de Zayn, se oye por encima de nuestras respiraciones cuando su erección roza la piel de mi cuerpo. No lo he soltado y mis dedos empiezan a acariciarla despacio.
—No, por favor, (Tn__)—suplica, a pesar de que mueve de forma inconsciente las caderas.
—Tú sigue pensando en mí —susurro pegada a sus labios—. Tócame, acaríciame… —Le lamo los labios—. Una vez más, Zayn, confía en mí.
Asiente y cierra de nuevo los ojos. Sus caderas siguen el ritmo de mis caricias mientras continúa moviendo suavemente unos dedos dentro de mí.
Aprieta la mandíbula y le tiembla el torso. La erección vuelve a estar rígida en mi mano, sedosa.
—Voy a dejar de tocarte –murmuro cerca de su boca.
—No, por favor…
—Sí, tranquilo. —Aflojo los dedos muy despacio—. Acércate a mí.
Los muslos de Zayn tiemblan al eliminar el único obstáculo que nos separa. Su erección se estremece prisionera entre su estómago y el mío. Su mano sigue moviéndose lánguidamente en mi sexo.
No ha apartado los ojos de mí y, cuando las mitades superiores de nuestros cuerpos se tocan, el fuego que hasta entonces ha ardido controladamente en su mirada se extiende y prende con fervor. Aparta la mano que tiene en la pared y me acaricia el rostro con ella. Y entonces Zayn, mi Zayn, hace algo sorprendente.
No me pide nada, ni espera a que yo se lo pida u ordene…
Sencillamente hace lo que siente y me besa.
Los labios que me dan ese beso son los del hombre que amo, un hombre que ha sobrevivido a más pesadillas de las que cualquiera podría soportar y que ha salido más fuerte de ellas.
Su lengua acaricia la mía mientras con una mano me sujeta el rostro y con la otra atormenta mi sexo. Mueve ligeramente las caderas. Su erección crece entre los dos y noto su humedad en mi piel. No va a dejar de besarme, cumplirá con lo que le he pedido. Me ha dicho que confía en mí y va a demostrármelo —otra vez—, pero no dejará de besarme.
Levanto los brazos y le rodeo el cuello. El beso aumenta en intensidad, en sensualidad… El sudor de nuestras pieles se mezcla y nuestros cuerpos resbalan. Enredo los dedos en su nuca y me aparto.
Quiero susurrarle algo, algo muy importante, pero de mis labios sale un gemido al notar que él está a punto de alcanzar otro orgasmo.
—Zayn... yo…
Me mira a los ojos, tiene el pelo empapado, las pupilas completamente negras y los labios húmedos y rojos de nuestros besos.
—Tienes que darme permiso, (Tn__). Por favor.
¡Dios!, tengo que cerrar los ojos un segundo para contener la avalancha de amor y deseo que siento por él.
—Por favor, (Tn__) —repite él malinterpretando mi silencio.
—Córrete, tócame. No dejes de tocarme, Zayn.
—No lo haré. Jamás.
Lo siento temblar, pero en esta ocasión Zayn me aparta de la pared para rodearme con el brazo con el que no me está tocando. Hunde el rostro en el hueco de mi cuello y, tras gritar su placer, me muerde. Noto sus dientes en mi piel, intuyo la marca que ha dejado en mi cuerpo y cierro los ojos con fuerza para contener el orgasmo. Zayn se aparta lo necesario para besar esa señal y la recorre con la lengua.
—Zayn, te amo.
Detiene la mano con la que me estaba acariciando y se aparta muy lentamente de mí. Me mira y me roba el aliento. Hay tantas emociones en sus ojos que necesitaré toda la vida para entenderlas.
—Tengo que estar dentro de ti, por favor. Te pertenezco, pero tú también me perteneces a mí. —Traga saliva—. Yo…
—Chis… No digas nada más y ven aquí.
Aparto con cuidado la mano de Zayn del interior de mi cuerpo y la acerco a mis labios para besar la muñeca y la cinta que simboliza una parte muy importante de nuestra relación. Tiro de él y le beso en los labios, le muerdo ligeramente hasta sentir que se estremece.
—(Tn__) —suspira mi nombre al estremecerse—, no puedo esperar más.
—Yo tampoco. Poséeme y no me sueltes nunca.
La boca de Zayn captura mis labios en medio de un rugido y me levanta del suelo para apoyarme en la pared y penetrarme. Me golpeo la cabeza con los azulejos y, de inmediato, él aparta una mano para colocarla detrás de mí y protegerme. Aguanta todo mi peso con el otro brazo y la fuerza de sus muslos y sus caderas.
Su cuerpo me rodea por todas partes, su pasión me aprisiona para siempre. Le rodeo la cintura con las piernas y le acaricio el pelo de la nuca.
Suspiro dentro del beso y su pene se desliza y me quema por dentro. Se retira despacio hasta que lo único que queda en mi interior es la punta de su erección, forzándonos a los dos al máximo. Zayn nos tortura. Me besa como un amante dulce y tierno y me posee con la brutalidad y carnalidad de un animal salvaje. No deja de gemir mi nombre mientras repite que me ama y yo, asimismo, gimo el suyo. Es maravilloso, sincero. Duro y apasionado.
Somos nosotros.




------------------------------------------------------------------------------------
Answer Time:
@karencita__mb:
karencita__mb
Holaaa!!
Justamente ayer me estaba acordando de esta novela y mira hoy al fin, después de tanta espera, subiste el primer capítulo de la 5ta temporada
Me ha encantado 
La espera ha válido la pena 
Y espero que la sigas lo más pronto posible 
Cuídateeee
Besos Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] 1676952631
:bye:



-Holaaaa!!! Hahaha muchas lo pedíais así que aquí estoy de nuevo subiendo cada día! :) xx


@Ednaas:
Ednaas
¡Has regresado! Y mira que forma de regresar, trajiste a nuestro amado Zayn. Muero por seguir leyendo y ver que pasa ahora con estos dos; espero no enojarme ni llorar jajaja. Me da gusto que estes de vuelta Dani y nos estamos leyendo xx
 



-Siii!!! aquí estoy de nuevo con nuestro amadooooo... No quiero adelantar nada pero creo que te vas a llevar muchas sorpresas ahahah gracias por seguir aquí :) xx



Lots of love :) xx
1Daniiella


Ver perfil de usuario http://1daniiella.weebly.com/

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por Ednaas el Mar 22 Abr 2014, 6:53 pm

Okay, entonces morire de algo pronto: si no es de amor es de enojo o algo jajaja pero me encanta. Me encanta como es Zayn, como la cuida :). Pobre de nuestro Zayn que ya andaba pensando que la Rayis era solo un sueño.


Última edición por Ednaas el Miér 23 Abr 2014, 3:09 pm, editado 1 vez
Ednaas


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por karencita__mb el Mar 22 Abr 2014, 10:16 pm

:calor: :calor:
Me ha encantado el capítulo
Siguelaaaaaaaaaa!!!!!
karencita__mb


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por 1Daniiella el Miér 23 Abr 2014, 3:13 pm

Capitulo 3
 
Despierto en la cama, desnuda y cubierta por las sábanas blancas. Zayn está dormido a mi lado y su rostro me desconcierta. Tras lo de anoche no debería tener ningún rastro de oscuridad en él y, sin embargo, detecto la preocupación en las comisuras de sus ojos.
Le acaricio la frente y la mejilla.
—¿Qué nuevo secreto te atormenta? —le pregunto en voz baja convencida de que no va a escucharme.
—Tengo que irme de viaje.
Tiene los ojos completamente abiertos y fijos en mi rostro a la espera de mi reacción.
—Creía que estabas dormido —susurro. La luz que se cuela por la ventana todavía es tenue y quiero mantener la fuerte sensación de intimidad que creamos ayer con nuestros cuerpos.
—Tengo que irme de viaje —repite, obligándome a reconocer que lo he escuchado antes.
—¿Cuándo?
Me tumbo de lado para seguir mirándolo y también poder acariciarle el rostro y la parte superior del cuerpo. Todavía no sé qué le pasa pero, sea lo que sea, necesito recordarle que yo siempre estoy a su lado.
—Mañana. Hoy. —Se frota la frustración de la cara—. ¡Mierda!
La desesperación de anoche adquiere ahora otra dimensión. ¿Acaso cree Zayn que necesita recordarme lo que tenemos para poder irse unos días? ¿Acaso lo necesita él? Se me anuda el estómago y no me gusta nada la sensación.
—¿Dónde? ¿Durante cuántos días?
—A Edimburgo. Cuatro días… una semana como mucho. —Se incorpora furioso. Primero se sienta en la cama y creo que va a quedarse allí, pero se pone en pie de inmediato y se dirige al armario—. Tenía que ir Perrie, pero ayer en la reunión exigieron que fuera Zayn Malik.
—No hables de ti en tercera persona.
Se vuelve y me mira enarcando una ceja.
—Ya te dije que la antigua versión de Zayn sigue siendo muy convincente.
—No hay ninguna antigua versión de Zayn. Si quieres discutir conmigo, de acuerdo, pero no entiendo por qué. ¿Necesitas estar furioso conmigo para poder irte?
—¡No, maldita sea, no! —Lanza cuatro camisas blancas encima de la cama y, acto seguido, se vuelve para ir en busca de las corbatas.
—Entonces ¿qué necesitas, Zayn? —Me incorporo y me quedo sentada. Me cubro con la sábana. No es timidez, sencillamente no quiero discutir desnuda.
Él se detiene y vuelve a pasarse las manos por el pelo. Está dándome la espalda y durante un segundo temo que vaya a seguir haciendo el equipaje sin contestarme, o que se encierre en el baño para ducharse y luego salga y se comporte como si no hubiera sucedido nada. La tensión de sus hombros, el leve cambio que se produce en ella, es el único gesto que delata la verdadera emoción que está sintiendo Zayn: confusión.
—¡Maldita sea! —Farfulla—. Necesito no echarte de menos, (Tn__). Necesito poder estar lejos de ti y ser capaz de ser yo. Necesito poder concentrarme en mi maldito trabajo y no estar imaginándome continuamente todo lo que te haré cuando te vea, o lo que te pediré que me hagas a mí.
—Oh, Zayn.
—Y eso no es lo peor de todo. —Se da por vencido y se acerca a mí.
No se sienta en la cama, ni se queda de pie a mi lado, sino que se agacha junto al cabezal para que nuestras miradas se encuentren—. Lo peor es cuando empiezo a pensar en todo lo malo que puede haberte sucedido mientras no estoy a tu lado. Sé que no es normal, que ahora ya no tenemos nada que temer, que eres una mujer lista y brillante que si ve que corre peligro llamará a la policía o pedirá ayuda. Lo sé, créeme. Lo sé, pero no puedo evitarlo.
—No me pasará nada, Zayn. Y todo esto que sientes, yo también lo siento.
—Cuando ayer en la reunión insistieron en que fuera yo y no Perrie quien debería viajar a Edimburgo casi los echo del bufete. Perrie se dio cuenta de que me pasaba algo porque intentó convencerlos de que yo no podía ir.
—Perrie es la mejor.
—No, se pasará años restregándome por la cara que intentó salvarme—Dice sin rabia—. Lo que quiero decir es que mi reacción fue tan evidente que Perrie tuvo que intervenir. Antes podía haberme pasado la noche con una mujer atada a la cama y nadie lo notaba.
Se me hiela la sangre y tengo ganas de arrancarle la piel a esa mujer.
—Claro, y no lo notaba nadie porque te daba completamente igual. Y muchas gracias por la imagen visual, Zayn. Podrías habértela ahorrado.—Retiro la sábana y salgo furiosa de la cama. Tengo que esquivarlo porque él no se aparta—. Estás intentando hacerme daño y no sé por qué, pero espero que para ti al menos valga la pena.
—Dios, lo siento, (Tn__). No quería…
—No, Zayn, no. Tú no eres de la clase de hombre que dice algo que «no quería». Ni ahora ni antes. Lamento mucho que te asuste echarme de menos, si es que es eso lo que te pasa. O que sientas que necesitar a alguien, a mí, es una debilidad. No lo es. —Camino hasta el baño y me detengo en la puerta—. Y si pretendes decirme que lo que te pasa es que tienes miedo de que si no estás aquí conmigo me vaya con otro, creo que te abofetearé.
El brillo de sus ojos me confirma que también estaba pensando esa barbaridad.
—Cuando no te acompañé a la boda de Jade fuiste con Niall. —Se pone en pie y se acerca a mí indignado—. Cuando sólo éramos amantes fuiste a comer con tu exprometido sin decirme nada. —Enumera con los dedos cada una de mis supuestas citas—. Y mientras yo estaba en coma, incluso cuando me desperté, fuiste con Jasper varias veces.
—¡Jasper está con Nathan! Sabes de sobra que ninguno de los dos rompería su relación para estar con una mujer. Su relación es como la nuestra, o eso creía —añado en voz baja, y Zayn está tan enfadado que no me oye. O finge no haberme oído—. No te conté que salía a comer con mi exprometido porque en esa época tú no querías saber nada de mí, señor Malik. Y sabes perfectamente que me metería a monja antes que volver con ese cretino. ¿Y qué más has dicho? Ah, sí, Niall… ¡Es tu mejor amigo, Zayn! Por no mencionar que está enamorado de (Namiga__) y que jamás intentaría seducir a tu pareja. ¿Qué diablos te pasa?
—¡No lo sé! ¿Acaso crees que no me doy cuenta de que mi comportamiento es completamente irracional? ¿Acaso crees que me gusta sentirme así?
—Así ¿cómo?
—Como si fuera a morirme si no estás conmigo. No puedo ni pensar.
Se pega a mí y me besa apasionadamente. Enreda los dedos de una mano en mi pelo y me retiene entre sus brazos sin dejar de besarme. Me levanta del suelo y me lleva de vuelta a la cama. Este Zayn no es el de antes, pero tampoco es el que despertó de aquel coma: es un hombre lleno de fuego y pasión, y de tanto amor que no sabe contenerlo.
—Está bien, Zayn—le digo entre besos—. No pasa nada, es normal. Te acostumbrarás, te lo prometo.
—No, no voy a acostumbrarme. —Me mira como si le hubiese dicho que la Tierra es plana—. Levanta las manos. —Lo ordena con una voz tan ronca que no puedo negarme—. Tengo que irme dentro de dos horas y me he pasado la noche despierto pensando en todo lo que quería decirte y hacerte antes de irme.
—No tienes que acumularlo todo ahora —gimo al comprobar que él me ata las muñecas al cabezal de la cama con una cinta de seda—. Estaré aquí cuando vuelvas. Siempre.
No me escucha, o tal vez no puede oírme. Desliza las manos por mis brazos y las detiene en los pechos. Los acaricia despacio, con delicadeza, observando fascinado los cambios que se producen en mi piel. Después las aparta y me recorre el estómago y la cintura. Está entre mis muslos y acaricia primero uno y después el otro con admiración. Está casi ausente, tengo que hacerle volver a mí y tranquilizarlo. No voy a permitir que un estúpido viaje de negocios le haga dudar de nosotros.
Levanto una pierna de la cama y apoyo el talón en el hombro de Zayn. Él me mira a los ojos.
—Si de verdad crees que soy capaz de pensar en otro hombre —lo reto—, suéltame ahora mismo. —Traga saliva y aprieta la mandíbula—.Pero, si no, acércate y bésame por todo el cuerpo. Quiero que cuando te vayas mi piel huela a ti, que no quede ningún centímetro sin haber sentido tus labios. Decídete, Zayn, ¿me sueltas las muñecas o empiezas a besarme?
Entrecierra los ojos, consciente de mi provocación. Sé que lo que pretende es discutir conmigo y no pienso caer en la trampa. Conozco a Zayn y sé que su modo de enfrentarse a la pérdida es éste, echando a la gente de su lado, convirtiendo su relación en una carga, en una debilidad.
En algo prescindible. Conmigo no puede, y por eso está furioso consigo mismo, porque sabe que ha perdido antes de librar cualquier batalla.
Está inmóvil, así que tiro de la cinta de las muñecas. Me las ha anudado tan alterado que si tiro con fuerza podré soltarme. Zayn me detiene de inmediato y su boca se lanza encima de mí sin piedad. Noto su lengua deslizándose por mi sexo, furiosa y ansiosa por buscar cualquier traza de mi sabor. Levanto las caderas y Zayn me aprieta con fuerza y las retiene.
—Una cosa más, Zayn… —Gimo de placer, pero sé que me ha oído porque se detiene un segundo—. No te corras. Si te corres, te ataré a la cama y esos escoceses tendrán que buscarse a otro.
Vuelve a lamerme, a besar mi sexo con los labios, a gemir pegado a mi cuerpo.
—¿Y si no me corro? —Me muerde el interior del muslo—. Quieta…
—También te ataré a la cama. —Vuelve a deslizar la lengua dentro de mí y tiro de la cinta—. Te ataré boca abajo —sigo—. Te ataré los pies, uno a cada extremo de la cama, y las manos al cabezal. No podrás moverte.
Los labios de Zayn están desesperados, bebe de mí como si fuese a morir si no lo hace. Ahora tiene ambas manos en mis caderas y, aunque me retiene con firmeza en la cama, también flexiona los dedos al oír mis palabras.
—Más —me pide separándose un segundo.
—Te ataré las manos y me apartaré. Durante unos segundos creerás que me he ido pero entonces sentirás el suave escozor de un látigo de seda en la piel.
Me aprieta las caderas con tanta fuerza que tendré sus dedos marcados durante días. Mejor, así no lo echaré tanto de menos.
—Más.
—Es un látigo hecho a medida. Te golpearé despacio para que puedas sentir cada caricia, para que tu piel se acostumbre y necesite más. Bajaré el látigo por las nalgas suavemente, te atormentaré, jugaré contigo y te haré enloquecer de placer.
Gime pegado a mi sexo y el sonido, junto con el temblor, casi me provoca un orgasmo.
—Más. —Se aparta para mirarme a los ojos, tiene el rostro empapado de sudor y ha desaparecido parte del miedo irracional de antes—. Por favor, (Tn__). Tiene que bastarme.
Asiento y trago saliva. Por él haré todo lo que necesite.
—Utilizaré el látigo en las nalgas, pero no demasiado. —Vuelve a lamerme—. No quiero hacerte daño en la piel y, además, tengo otros planes. Me sentaré a horcajadas encima de ti y besaré las marcas del látigo. Todas y cada una, alguna también la morderé, otras tal vez no. Estarás al borde del orgasmo, como yo ahora. Intentarás moverte encima de la cama, buscar la fricción de las sábanas contra tu erección, pero no voy a permitírtelo.
—Sí, sí…
—Deslizaré una mano entre tus piernas y no dejaré que te muevas. No puedes eyacular encima de la cama como si yo no existiera, eres mío y me perteneces.
Me lame con tanto deseo que mi cuerpo tiembla de los pies a la cabeza.
—(Tn__)… —suspira.
Tengo que terminar de contarle lo que voy a hacerle. A Zayn le tranquiliza saber qué tengo pensado para poseerle, y le excita sobremanera.
—Te besaré la espalda, no dejaré ni un centímetro. —Repito lo que le he pedido antes—. Te besaré igual que me estás besando tú ahora. Exactamente igual.
Dios, su lengua ha recorrido todo mi interior y he sentido el estremecimiento que ha sacudido a Zayn en mi piel.
—¿Igual?
Está tan entregado al placer, a las imágenes que he conjurado en su mente, que ni siquiera sabe que me lo ha preguntado en voz alta.
—Igual —afirmo sin ocultar mi deseo—. Entraré dentro de ti y te besaré, serás mío. Y cuando hayas gritado mi nombre, cuando hayas eyaculado en mi mano sintiéndome dentro de ti de este modo tan íntimo, te soltaré. Aflojaré las cintas y te daré la vuelta. Tú me besarás y me abrazarás. No podrás dejar de tocarme.
Desliza la nariz y atrapa el clítoris entre los dientes. Su lengua busca ansiosa mis gemidos y ya no puedo seguir negándoselos.
—Más. —La voz de Zayn me lleva al límite.
—Te haré el amor, me sentaré encima de ti y te meteré dentro de mí.
No dejaré que apartes la mirada de mí, sólo podrás sujetarme por la cintura, guiar mis movimientos. Me moveré únicamente como tú quieras.
Tal vez utilizaré una flor, una de las rosas que hay junto a la cama para acariciarte, o tal vez encienda una vela… Pero no dejaré que te muevas ni que me toques. Sólo tus manos en mi cintura y mis movimientos encima de ti. Y nuestros ojos mirándose. ¿Es eso lo que quieres?
Mueve la cabeza sin apartar los labios de mi sexo.
—Sí —logra pronunciar.
—¿De verdad? ¿De verdad crees que serás capaz de soportarlo? ¿De verdad dejarás que te dé tanto placer con mis labios? ¿De verdad eres capaz de pertenecerme de esta manera?
—Sí, (Tn__), sí. Por favor.
—Eres tú el que me ha atado las manos —le recuerdo tras gemir de nuevo—, eres tú el que me está torturando y poseyéndome. Enloqueciéndome de placer.
La lengua de Zayn me penetra y me retiene las caderas.
—Zayn —gimo al arquear la espalda. Estoy cerca, ansiosa por terminar y poder tocarlo de nuevo cuando él se aparta—. No —se escapa de mis labios.
Zayn se arrodilla entre mis piernas y me mira a los ojos. Desliza la lengua por la comisura de los labios y no oculta que mi sabor le hace perder la cabeza. Coge dos almohadas y las coloca debajo de mis nalgas.
La fuerza de su mirada me ha arrebatado el habla y sólo puedo sentir.
Dejarme llevar y sentir.
Veo que alarga la mano hasta una de las rosas que hay en el jarrón de la mesilla y la acerca a mi cuerpo. La detiene en mi obligo y pasa levemente los pétalos por encima. La lleva más abajo y por fin entiendo el porqué de las almohadas.
—Tú puedes hacerme todo lo que me has dicho. —Desliza la flor por los labios de mi sexo. Tiemblan, estaba a punto de llegar al clímax y añoran el calor de Zayn—. Insisto en que lo hagas. Te lo suplico, pero ahora es mi turno. Y yo sí que voy a utilizar la flor.
—Con una condición —lo interrumpo antes de que me acaricie porque sé que voy a perder la capacidad de pensar.
—¿Cuál? —Enarca una ceja.
—Haz lo que quieras con la flor, pero tú entra dentro de mí.
Guía su erección hacia mi sexo y me penetra despacio. Sujeta el miembro con la mano que tiene libre y se para tras introducir la punta.
Espera que mi cuerpo se adapte, nos tortura a los dos con esa sensación, y luego sigue penetrándome lentamente. Retrocede un poco y después vuelve a avanzar. Es una deliciosa agonía.
Cuando está completamente dentro de mí desliza la flor por encima de los labios de mi sexo y él también se estremece porque los pétalos también lo acarician.
—¿Algo más?
Si no fuera porque se le rompe la voz, le reñiría por ser tan engreído.
—Sí —musito.
Zayn mueve las caderas y juega con la flor.
—Córrete conmigo y no te contengas, no intentes dominarte. Deja que sea tan fuerte y tan intenso como tenga que ser.
—¿Por qué? —me provoca retirándose de mi cuerpo. Tiene que morderse el labio inferior para no gemir y yo sonrío al verlo.
—Porque cuando me sueltes y te entregues a mí haré todo lo que te he dicho. Todo. —Se le oscurecen los ojos—. Te irás de aquí preguntándote cómo has sido capaz de tener miedo de nosotros. —Me penetra y hunde los pétalos entre los labios de mi sexo—. Dios, Zayn, juro que sabrás que eres mío durante el resto de tu vida.
—Y tú eres mía, tampoco lo olvides.
—Jamás podría olvidarlo. —Arqueo la espalda, intento levantar las caderas—. No necesito que me lo recuerdes… —Tengo que aguantar un poco más—… porque no existe la posibilidad de que te olvide. ¡Zayn! Puedo sentir tu corazón dentro de mí.
Comprimo los labios de mi sexo, aprieto los muslos alrededor de Zayn y él rompe el tallo de la rosa que tenía en la mano. La flor cae en la cama y Zayn se derrumba encima de mí. Apoya las manos a ambos lados de mi cabeza y me besa desesperado. Frenético. Al borde de la locura.
—Lo siento, (Tn__). Siento no poder contener lo que siento.
—No lo sientas —le pido interrumpiendo el beso— y no dejes de sentirlo. Por favor, Zayn, por favor.
—(Tn__), (Tn__) —farfulla mi nombre—. Más… (Tn__). Por favor. Más… Lo quiero todo… No dejes… que me vaya así… Más… Todo…Tuyo.
Cuando Zayn cede al deseo se entrega tanto que es incapaz de formular frases enteras o de contener lo que siente.
—¡Mío! —grito al alcanzar el orgasmo y Zayn se precipita conmigo.
Al terminar me suelta las muñecas y le hago todo lo que antes le he prometido. Lo ato a la cama, dejo que su piel sienta la caricia del látigo y le prohíbo que se corra sin mí. Le beso las marcas, las nalgas, le doy algo que nunca le ha dado nadie y que él jamás le ha permitido a otra persona y le hago enloquecer. Es mío, completa e irremediablemente mío. Y cuando hacemos el amor tal como le he prometido que lo haríamos, le brillan los ojos y susurra que me ama.
Cuando despierto, se ha ido.
1Daniiella


Ver perfil de usuario http://1daniiella.weebly.com/

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por Ednaas el Miér 23 Abr 2014, 5:02 pm

¡Pero que capítulo! Muero con Zayn, es taaan lindo como se preocupa de que todo va a cambiar cuando regrese (esperemos que no). Pero ya se fue :'( y creo que haora si morire de coraje con lo que viene; porque ya me dijiste que si me enojare jajaja pero bueno, esperemos que esa semana se pase rápido y que no pasen muchas cosas feas. xx
Ednaas


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por karencita__mb el Jue 24 Abr 2014, 12:55 am

Wowwwww
Sin palabras...
Simplemente siguela
Besos Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] 1676952631
karencita__mb


Ver perfil de usuario http://instagram.com/karencita_pmb

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por Bermareva el Sáb 26 Abr 2014, 10:10 am

Ooooj me encantaron! Espero el proximo cap
Bermareva


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por MicaelaDirectioner el Sáb 26 Abr 2014, 4:06 pm

Aca Mica :3 me alegra saber que hay 5ta temporada n.n ame los caps, aunque no quiero que zayn se vaya de viaje :( pero bueno.. seguila <3
MicaelaDirectioner


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por Anna Payne1D el Dom 18 Mayo 2014, 8:43 am

DANI DANI DANIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII assfghjkllkjhgfñ....

Dios perdoname porfavoooooooooooor:(

No me habia dado cuenta del correo que anunciaba que habias subido nuevos capítulos y dioos SI..necesitaba a Zaynie<3

Sigue cielo sigueeee porfaaaa:)

Y vuelvo a repetir..MIL PERDONES POR NO ESTAR PRESENTE


TE QUIERO, TE QUIEROOOOOOOOO

ANNA<3
Anna Payne1D


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada] Empty Re: Por Tus Caricias (Zayn Malik & Tu) (HOT +18) [Quinta Temporada]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.