O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Novata en el foro
Hoy a las 9:23 am por Andy Belmar.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 4:04 am por Butterfly199225

» Struck whit me ↯
Hoy a las 1:34 am por Stark.

» A little creativity on the life.
Hoy a las 1:04 am por Asclepio.

» ♡ contrail.
Ayer a las 11:33 pm por bwiyomi.

» Cambiar y Borrar Cuentas |5|.
Ayer a las 10:23 pm por Legendary.

» Mover y Borrar Temas |12|
Ayer a las 10:17 pm por Legendary.

» être dans la lune.
Ayer a las 8:47 pm por Ongniel

» Nada es como se ve xAudicionesx
Ayer a las 8:08 pm por rarelyworld

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

A tiempo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Eddie el Vie 25 Abr 2014, 10:44 pm

Team :):
Team° escribió:
¡Nueva lectora!
Seguila.

¡Hola! ¡Bienvenida!
Pronto la sigo c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Eddie el Vie 25 Abr 2014, 10:47 pm

Lizzie :3:
liz de keynes escribió:WOU!!!!!!!!!!!!!!!!    NO SE QUE DECIR... me dejaste sin palabras el capitulo estuvo asi OMG me impresionaste Síguela pronto

¡Lizzie!
¿De verdad? Jajajajaja, bueno fue un capítulo de ocho páginas, me tarde unas semanas en terminarlo, así que creo que el esfuerzo valió la pena :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Eddie el Vie 25 Abr 2014, 10:49 pm

Valen :D:
valen18 escribió:siiii me encanta la actitud de astrid me gusto mucho como ella señalaba a skandar como 'el' awww por favor siguela esta genial el cap!!!;)

Lo sé, a mí también me agrada su actitud tan singular.
Awww sí, de alguna manera fue tierno y misterioso.
¡Claro! Intentaré terminarlo lo más pronto posible :3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Eddie el Dom 27 Abr 2014, 5:51 pm



Capítulo 2




Mi atuendo estaba compuesto por una blusa de rayas blancas y negras, unos jeans negros complementado con unas vans al mismo color. El cabello estaba atado en una coleta de pony, no llevaba ni una pizca de maquillaje más que un simple brillo labial.
-¿No crees que es muy temprano? –le cuestione a Derek una vez que entramos al lugar, el cual estaba completamente vacío.
-No. Llegamos justo a tiempo –sonrío.
-¿Seguro? –Insistí.
-¡Hey! ¡Derek! –exclamo un castaño de cabello largo con longitud poco antes de los hombros. Alzó un brazo atrayendo la atención de mi acompañante.
Austin tomó mi mano conduciéndome hasta el escenario, donde se encontraban el chico castaño, una simpática rubia, un pelirrojo amigable y otro rubio cobrizo entretenido con una guitarra.
-Chicos ella es Astrid, Astrid él es Ben–señalo al castaño- Adam –el pelirrojo extendió su mano- Charlotte–la chica imitó la acción de Adam y seguidamente me dio una abrazo-  y Scott –éste último solo se limitó a extender la palma de su mano en alto con una sonrisa de medio lado.
-Bien, creo que estamos completos –anunció Charlotte- Toma asiento linda, ponte cómoda –se dirigió a mí.
Remiré a mí alrededor, tome dirección hacia la mesa más cercana al escenario. El querido Derek ni siquiera se tomó la molestia de explicarme lo que sucedía, únicamente tomo una guitarra negra y se puso a conversar con los chicos. Para darles privacidad, opté por salir a tomar aire freso puramente otoñal… avancé unas cuantas calles perdida en mis pensamientos, en la clase que compartí con mi “platónico”  –por llamarlo de alguna forma porque en realidad no me agrada esa palabra- Estaba perdido en su mundo de mensajes, lo observe detenidamente por sesenta segundos exactamente, los cuales bastaron para notar la marca roja que traía en el cuello, la misma que la pelirroja besó hace unos instantes… Luego de quitarle la mirada y morirme del asco en mis adentros, reflexioné con más seguridad: la chica lo marcó, ¡lo marcó como suyo! Comprendí que ella no era una aventura de fin de semana, la invitó a tomar café, la llamo princesa y le permite marcarlo.
-Oye –alguien chistó a mi costado, no era mi compañera del lado izquierdo, así que di por hecho que se trataba de Skandar- ¿tienes… una pluma extra? –me obsequió una sonrisa.
-No. Lo siento, solo tengo una –mentí. ¡Que le preste la pelirroja!
-Soy Skandar –continúo con una plática que yo no quería realizar.
-Astrid –musité para girar mi rostro entregándole así toda mi atención al señor Jeff.
-Lindo nombre –Skandar susurraba por lo bajo, al regresarle la mirada me encontré con una simpática sonrisa, al verle la marca de nuevo opté por ignorarlo.
-Cambridge ha instaurado una especie de talleres didácticos con el fin de proporcionarles una ayuda extra en sus carreras. Aquí están nuestros futuros escritores e historiadores, la tarea es sencilla: Encontrar viejas historias reales, analizaran su contenido, fin e incluirán una reflexión propia de doscientas páginas, la harán en parejas con su compañero de al lado, nos veremos la próxima semana aquí a la misma hora, espero ver un avance. Hay un grandioso premio al que resulte ganador, la siguiente clase les explicaré lo que se evaluara, habrá retos –explico el señor Jefferson- este proyecto estará vinculado a su calificación, por lo que les recomiendo no tomárselo a la ligera.
-¡Nos tocó juntos! –festejó Keynes.
-Sí. Como sea, ¿tienes ideas? –ignoré su supuesta euforia.
-Los chicos no somos tan brillantes como las chicas –sonrío nuevamente. Sus sonrisas, ese tipo de sonrisas que llevaba haciendo desde hace veinte minutos no tenían ningún efecto en mí, eran tan falsas que supe reconocerlas al instante. ¡Justo así eran las de los hipócritas entornando en mi infancia!
-Voy a la biblioteca, veré que encuentro –anuncie con pesadez al tiempo en que me ponía de pie. Antes de salir coloque el puñado de hojas blancas en el que estaba escrita mi tarea sobre el escritorio del señor Jeff.
-¡Linda! ¡Escucha! –tenía al gran Skandar persiguiéndome.
-Cállate ya –le di la cara. Estaba tan fastidiada que no pude evitar no alzar las manos con las palmas extendidas dándole a entender mi desesperación.
-¿Te pasa algo? –su tono de voz se volvió compasivo.
-¿Qué es lo que quieres? –le pregunté directa.
-¿Por qué querría algo? –se desentendió.
-Mientras más pronto lo digas, más pronto terminamos y dejas de hartarme.
-Bueno, cariño, no pienses que me aprovecho…
-Me llamo Astrid, no cariño ni linda –lo interrumpí hastiada.
-De acuerdo, Astrid, verás esta semana estaré muy ocupado con una investigación que debo entregar el miércoles, hoy es viernes y tengo un compromiso con mi familia, mi mamá lo ha esperado por meses, entenderás que no puedo decepcionarla. El jueves lo tengo completamente ocupado… por ende no puedo cumplir con el trabajo del taller. Entonces –respiró- ¿me preguntaba si tú podrías ayudarme?
-Te diría que lo haría encantada –sonreí con hipocresía- pero no es así. Mucho tengo que hacer yo, te lo explicaría pero no lo entenderías. Así que, organiza tu tiempo y hazlo tú mismo que para eso supongo tienes un cerebro. ¡Suerte! –le di la espalda continuando mi camino.

Me reí para mí misma al recordar su cara… sí no fuera como es posiblemente lo hubiera ayudado. Revisé la hora en mí teléfono celular, ¡habían pasado 50 minutos! En eso recibí una llamada de Derek.
-¿Astrid?
-¿Sí? –aparenté tranquilidad.
-¡¿Dónde estás?! ¡Te desapareciste! Solo me hubieras dicho que no querías venir, no tenías por qué dejarme plantado como un completo idiota…
-¡No es eso! Únicamente salí a tomar aire. Vuelvo en seguida –un silencio se interpuso entre nosotros- ¿Derek?
-¿Qué? –era un hecho: estaba enojado.
-Lo siento –me disculpe por primera vez en dos años.
-No tardes –colgó.
Tomé el primer taxi que vi, no me importó tener que correr para alcanzarlo ya que me había alejado más de lo debido y estaba desesperada, le exigí velocidad al conductor. Entré al lugar luego de entregarle mi reloj al hombre del taxi, pues había olvidado el efectivo.
Para mi sorpresa el establecimiento estaba saturado de personas jóvenes, me abrí paso como pude hasta llegar frente al escenario en el que se encontraba el rubio platinado  junto con los chicos que anteriormente me había presentado, la chaqueta de cuero negra que portaba encima de la camisa de cuadros le daba un aire de masculinidad y le brindaba más atractivo, comenzaba a entender el gran número de admiradoras que tenía mi amigo. Su expresión disgustada cambio a una sonrisa espontanea cuando me notó, “esas son sonrisas reales, Keynes”  pensé sin querer. La batería tocada por Adam, el amigable pelirrojo empezó a sonar marcando el compás, luego siguieron las guitarras eléctricas a cargo de Scott, Ben y Austin, al poco tiempo se incorporó el sonido del teclado manejado por Charlotte. El ritmo de la canción me pareció conocido aunque no presté tanta atención ya que me encontraba animando a mí único amigo varón alzando ambos pulgares en sinónimo de que lo estaban haciendo increíble. De pronto la batería calló y el concentrado Scott empezó a cantar, entonces reconocí que se trataba de Counting Stars, una pequeña sonrisa se figuró en mi rostro, pues me gustaba esa canción y por supuesto no podía faltar en mi playlist. Grititos ahogados se escucharon cuando la voz del guapísimo Austin Wright se apoderaba de la canción, me fue inevitable no demostrar mi fastidio por la actitud de las chicas. Inconscientemente me animé a cantar el coro que me sabía de memoria, había permanecido en mi cabeza por semanas y me ayudaba a relajarme cuando tenía toneladas de tarea por hacer.  
Ciertamente nunca me imaginé que Derek tuviera tanto talento, él no es el típico niño consentido por sus padres, o tal vez sí pero no es egocéntrico ni se aprovecha de lo que su atractivo causa en las mujeres. Le gusta la sencillez como a mí, por lo regular siempre está de perfecto humor, ayuda a las personas y comparte mi sarcasmo, no sé cómo me soporta pero siempre está ahí para sacarme risas exageradas. Conoce a mí familia y lo que eso significa, me agrada que me trate como una chica normal… a veces se molesta pero nuestros enfados no duran por mucho tiempo. Guiada por la euforia del momento acompañe a Charlotte y a Scott cuando casi al final de la canción aplaudieron al ritmo de ésta… no paré de cantar. Los presentes estaban animados e hicieron lo mismo, cuando los chicos terminaron su presentación los aplausos estallaron sin cesar, yo por mi parte aplaudí hasta que las palmas se me enrojecieron.
-¿Ya te dije lo mucho que quiero esas vans negras? –preguntaba Derek a mis espaldas luego de unos minutos apenas bajo del escenario.
-Se te está haciendo costumbre llegar por detrás –comenté.
-Yo cuido tu espalda, tú cuidas la mía –respondió con un semblante alegre- pero no te desvíes, quiero tus vans niña.
-¡Bien! Yo quiero tus converse entonces –miré a sus pies.
-De acuerdo –hizo el ademán de desabrochar una de las agujetas.
-¡Claro y como calzamos igual! –dije irónica.
-Dame un minuto –dicho esto mi desconcertado amigo fue a donde se encontraba Charlotte acompañada de Adam, quien al parecer lo necesitaban.
Eché un vistazo a mí alrededor, me pareció ver al rubio Luke pero quité mis ojos de él, ¿significa que Skandar estaba aquí? No pude evitar no ponerme nerviosa, me quité un molesto mechón pero no sabía cómo aparentar que estaba ocupada, usar el celular para este tipo de ocasiones es lo típico pero no lo ideal. Decidí tomar dirección a los baños, estaba por lograr mi objetivo cuando reconocí la voz del ojos azules, el amigo súper estrella… gritaba su nombre desesperadamente.
-¡Oye! –Ignoré los llamados de Skandar, seguramente no eran para mí- ¡Estoy hablándote! –contrario a lo que pensé, el Rey del Pembroke si me llamaba, lo supe cuando sujeto mi antebrazo con brusquedad.
Me solté de su agarre con fuerza.
-¿¡Que quieres!? –estaba molesta, ¿quién rayos se cree? ¿Esta es la importante reunión familiar de la que hablaba?
-Lo que te dije hoy, de lo lindo que es tu nombre es total mentira –empezó a reír- ¿cómo era que te llamabas? –se había acercado a diez centímetros de mi rostro. Sí, ese era el vil imbécil del que estaba irremediablemente enamorada.
-Me llamo Astrid idiota. Y juro que en tu vida nunca volverás a olvidarlo.
-Como sea, solo quería que hicieras mi trabajo y por eso estuve diciendo mentiras, tampoco eres linda –más que enojarme, el olor a alcohol que emitía el fabuloso Keynes me repugnaba.
-¡Skandar! –Luke llegó para sujetarlo por los hombros- discúlpalo, se pasó con el vodka   –se dirigió a mí.
-¿Cómo puedes ser amigo de un imbécil? –no tuve reparo en cuestionarle eso al gentil chico. Una vez más le di la espalda a mi platónico.
-¡Espera! ¡Espera! –Continuaba Skandar- ¡ya te recuerdo! Eres tú, ¡te me escapaste aquella vez!, cariño estaba desesperado y ebrio como en estos momentos, nunca me hubiera… ya sabes, jamás lo hubiera hecho contigo.
Tocó mí límite. Quería estrangularlo pero en esos momentos lo único que pude hacer fue estrellarle un puñetazo cargado de furia en su nariz.
Él hablaba de lo que pasó hace cinco meses, no sé ni cómo ni porqué pero casi cometo el error de formar parte de la extendida lista de mujeres de Skandar Keynes. Podrá se mi platónico pero tampoco soy estúpida, aprendí la lección y no está en mis planes relacionarme con él. Retrocedí dispuesta a salir de ahí, pero la persona que menos me imagine ver me lo impidió.
-¿Has visto a mí primo? –La extraordinaria Lisa Wright me obstruía el paso.
-No. Hazte a un lado –mi educación se había ido por el momento.
-Eres una grosera. Como sea, quiero presentarte a Claudette Armstrong.
Miré a la chica que la acompañaba, enfundada en un corto, ceñido y escotado vestidito color naval, complementaba su atuendo con unos enormes tacones, sin quererlo, me hacía sentir ridícula por lo que llevaba puesto.
-Tenemos que ver a Austin, dime donde esta y te puedes ir. ¿Mencione que él y Claudette son compañeros?
Comprendí lo que Lisa quería hacer, pretendía formar una pareja despampanante y con ello terminar la amistad que mantenía con el platinado.
-¡Astrid! –Entonces llegó el necesitado- ¿quieres irte?
-¡Primo! –Ensordeció la rubia con su irritante voz- ¡Mira quién está aquí! –señaló a la castaña.
Al verla distraída logré salir de ahí ignorando la pregunta de Derek ¿para qué responderle? Una vez que sea novio de Claudette me olvidará. Camine sin importarme la oscuridad con la idea de tomar un taxi, al llegar le daré el efectivo.
La grandiosa noche que había comenzado con Counting Stars no me inspiraba para seguir contando estrellas, se había transformado en algo que no quiero ni recordar, ¿por qué rayos acepté venir?
Inesperadamente y para mí sorpresa sentí unos brazos rodearme.
-No creerás que te dejaría ir tan fácilmente después de lo que me costó conseguir que aceptarás venir –reveló Austin.
Correspondí el brazo y rompí en un silencioso llanto. Mientras tanto Derek colocaba su chaqueta sobre mis hombros, pues ya hacía frío.
-¿Y Claudette? –pregunté. Ambos adivinamos los planes de Lisa.
-Ni siquiera me cae bien –sonrío- no entiendo porque las chicas bonitas siempre terminan llorando, el colmo es que siempre es por un idiota. Dime quien es y yo me encargo.
-No tienes que mentirme, sé que no soy bonita.
-¿¡De que hablas!? Eres bellísima.
Le pedí que no siguiera, tampoco le dije porque lloraba, solo quería volver a casa. A los pocos minutos llegamos al apartamento que compartía con Lauren, mi única mejor amiga y confidente.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Invitado el Lun 28 Abr 2014, 6:58 pm

Lately, I've been, I've been losing sleep
Dreaming about the things that we could be
But baby, I've been, I've been playing hard,
Soon no more counting dollars
We'll be, we'll be counting stars.
Yeah we'll be counting... stars.
*suena la pista de fondo*
Pondría la canción completa, pero no. ¡Me encanta esa canción! Es... es... ¡Magnificamente hermosa! :33
Derek es un amor de amigo :33 Yo también quiero sus Converse... y también los Vans de Astrid 
F*cking Skandar... ¡Alguien que me detenga! *tomo a la primera persona que encuentro y hago que me sostenga del brazo* ¡Oye, sueltame! Déjenme golpearlo... Le daré una lección al Rey del Pembroke... okno xD
¡Seguila!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por ~Lizzye Styles~ el Mar 29 Abr 2014, 6:21 pm

Eddie!!! Debes de seguirla jaj bien merecido se lo tenia osea que se cree que por ser un actor guapo, lindo con una sonrisa atadora, unos ojos que derriten una personalidad que enamora y por ser el rey de Narnia tiene que ser asi y cree tener el poder para decirle a la primera chica que se le cruce enfrente que le haga sus trabajos pero que se cree este joven nooo esta muy mal pero muy mal.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por valen18 el Mar 29 Abr 2014, 9:39 pm

ademas de flojo es borracho y grosero ayyy skandar por que haces las cosas dificiles :/ siguela eddie :D
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Eddie el Sáb 03 Mayo 2014, 4:59 pm

Team:
Team° escribió:
Lately, I've been, I've been losing sleep
Dreaming about the things that we could be
But baby, I've been, I've been playing hard,
Soon no more counting dollars
We'll be, we'll be counting stars.
Yeah we'll be counting... stars.
*suena la pista de fondo*
Pondría la canción completa, pero no. ¡Me encanta esa canción! Es... es... ¡Magnificamente hermosa! :33
Derek es un amor de amigo :33 Yo también quiero sus Converse... y también los Vans de Astrid 
F*cking Skandar... ¡Alguien que me detenga! *tomo a la primera persona que encuentro y hago que me sostenga del brazo* ¡Oye, sueltame! Déjenme golpearlo... Le daré una lección al Rey del Pembroke... okno xD
¡Seguila!


I see this life
Like a swinging vine
Swing my heart across the line
In my face's flashing sun
Seek it out and you shall find
Old, but I'm not that old
Young, but I'm not that bold
And I don't think the world is sold
I'm just doing what we're told

*Derek*

I feel something so right
But doing the wrong thing
I feel something so wrong
But doing the right thing
I could lie, could lie, could lie
Everything that kills me makes me feel alive

Jajajajajaja, ¡sí! Es increíble :3
Aw, sí   Derek es tan ternura.
¡Siiiiiiiii!!! Yo también los quiero   
¡Jajajajajajajajajaja! ¡Démosela juntas! Es un grosero   Okya
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Eddie el Sáb 03 Mayo 2014, 5:04 pm

Lizzie:

liz de keynes escribió:
Eddie!!! Debes de seguirla jaj bien merecido se lo tenia osea que se cree que por ser un actor guapo, lindo con una sonrisa atadora, unos ojos que derriten una personalidad que enamora y por ser el rey de Narnia tiene que ser asi y cree tener el poder para decirle a la primera chica que se le cruce enfrente que le haga sus trabajos pero que se cree este joven nooo esta muy mal pero muy mal.

Estoy escribiendo capítulo, he tenido ciertas dificultades, quizá tarde un poco ;)
¡Sí! Se lo merecía ¡justo en la nariz para que aprenda! Okya.
Ese joven necesita reincorporarse. Aunque tal vez nos duela un poquitín cuando lo haga
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Eddie el Sáb 03 Mayo 2014, 5:20 pm

Valen:
valen18 escribió:ademas de flojo es borracho y grosero ayyy skandar por que haces las cosas dificiles :/ siguela eddie :D

¡Jajajajajajajajajajajaja! Te juro que morí cuando leí tu comentario.
Porque... no sé, esas palabras lo definen crudamente tan bien xD!
¡Sí! Él es fan de hacer las cosas difíciles .-.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Fernanda. el Mar 06 Mayo 2014, 4:11 pm

Twin is here, again.
¡Es fantástico! :3
No miento ni un poquito cuando digo que me ha encantado completamente.
¡Dios! Skandar es un imbécil, estúpido, idiota. 
Voto por Austin como novio de Astrid; campaña"Austin For Astrid's Boyfriend", sí eso.
El platónico de Astrid, asdfghjklñ. ¡ASTRID HAZLE CASO AL GUAPO DE TU AMIGO DEREK!:c
Aunque a Astrid le gusta Skandar... debe de tener sus razones. 


Feri se va. :c
Ps: ¡LUKEEE! (Sigo enojada con él).


Tu fiel lectora se va, Bye Eddie. :3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Eddie el Miér 07 Mayo 2014, 7:11 pm

Feri :

Feri Malik escribió:Twin is here, again.
¡Es fantástico! :3
No miento ni un poquito cuando digo que me ha encantado completamente.
¡Dios! Skandar es un imbécil, estúpido, idiota. 
Voto por Austin como novio de Astrid; campaña"Austin For Astrid's Boyfriend", sí eso.
El platónico de Astrid, asdfghjklñ. ¡ASTRID HAZLE CASO AL GUAPO DE TU AMIGO DEREK!:c
Aunque a Astrid le gusta Skandar... debe de tener sus razones. 


Feri se va. :c
Ps: ¡LUKEEE! (Sigo enojada con él).

Tu fiel lectora se va, Bye Eddie. :3


¡MI TWIN, MI TWIN, MI ADORABLE TWIN!
Te creo, lo supe hoy cuando vi tus reacciones. Creo que me he desbloqueado un poco c:
¡Lo es! Nivel: Peppa, Okno.
Awwww siiiiiii... Que le haga caso a Derek   Él es taaaaaaaaaaan lindooo Okya. (Nunca superaré como nos derretíamos por él) Somos algo así como su fangirl (?
Sí, bueno... Skandar también es guapo. Pero tiene que madurar para que deje de ser tan tonto.

Lo seeeeeeeeeeeeee... Luke también es gentil al estar ahí apoyando a su amigo por más bobo que pueda ser :D
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Eddie el Dom 18 Mayo 2014, 6:31 pm



Capítulo 3





“Los ojos verdes, sí el proyector, brilla sobre ti. Los ojos verdes, eres a quien quería encontrar. Y cualquiera que intente rechazarte, debe estar loco. Nena deberías saber que nunca podría continuar sin ti”

Él era un apuesto joven proveniente de familia poderosa.  Descendiente de hombres que marcaron a la humanidad, marcaron siglos, dejaron su huella impregnada en el mundo, honestamente no puntuaba para formar parte de ese gran árbol genealógico. Ni siquiera estudiaba lo que le apasionaba…
Su corazón estaba opacado, no latía por nada en específico, únicamente lo hacía para bombear la sangre al resto de su cuerpo y nada más.
Llevaba una vida llena de libertinaje universitario, al menos eso le hacía sentir un poco mejor. Los excesos con el alcohol le ayudaban a olvidar sus tormentos, sus miedos del pasado, él guardaba sus dolorosos secretos en lo más recóndito de su mente, era mejor así. Su preocupación más próxima era el ¿qué pasaría después? Cuando la primavera llegará y por fin se graduara… Se acabarían sus refugios, sus admiradoras, a quienes supuestamente les importaba, al menos ellas sentían interés en él; aunque no fuese la clase de atenciones que el chico Keynes necesitará.




El odio de Lauren hacia Skandar aumentó muchísimo más al contarle lo sucedido, aunque al finalizar el relato, exactamente la parte donde le tiré un golpe le sacó un par de sonrisas.
-¡Eso es épico! –Celebró- ¡bien hecho! Se lo merecía.
-Odio sentir esto. Quiero despreciarlo, odiarlo como es debido, pero no puedo y es espantoso. Detesto sentir celos, detesto que por este inútil sentimiento no puedo actuar bien… No sé ni cómo sucedió. Él no es un chico ejemplar, no es ideal y aun así tiene a un montón de mujeres tras él –oculté mi rostro entre mis manos- además de que tiene excelentes amigos. No me explico cómo es que lo tiene todo y no lo valora.
-Espera, ¿escuchaste eso?
-Calla.
-Tú sí que tienes todo y no lo valoras –continúo.
-Materialmente hablando. Porque, como te darás cuenta, mi amorosa madre no sabe nada de mí y ni le preocupa. Por otro lado mi atento padre no sé en qué rayos este enfocado, antes por lo menos me llamaba cada dos o tres meses. Ni siquiera les intereso a mis padres ¿cómo pienso interesarle a alguien más?
-Bueno, me importas a mí. Somos como hermanas... y gemelas. Por otro lado tienes al platinado sensual del Pembroke –al finalizar estalló en risas, a las cuales me uní.
-Entonces… ¿soy amiga de un sex symbol? –pregunté divertida.
-Así escuché que lo llamaron esta mañana. Cada día tiene más arrastradas persiguiéndolo, las del Pembroke  y las del Trinity. Incluso creo que se está haciendo más popular que el mismo Keynes idiota.
-¿Ah sí? –Las nuevas noticias estaban sorprendiéndome. Nunca creí que Skandar Keynes fuera a pasar algún día a segundo plano.
-Él podrá ser lo máximo del college, pero Austin es toda una rock star. En mi opinión lo segundo es mucho más atractivo. Bad boy en chaqueta de cuero negra es perfección. Además es más joven y menos… tú sabes, no se anda paseando por Cambridge con marcas en el cuello.
Aunque en la cafetería tal vez no gozáramos de mucha privacidad, Lauren no era el tipo de persona que resistía pensamientos, simplemente los decía y ya.
-Basta. El cuello de Skandar es fenomenal y eso lo arruina, tal vez no se dio cuenta que la pelirroja lo hizo. Muchos chicos no se dan cuenta a veces –respondí.
-Ahora tiene cuello fenomenal. Hace dos minutos lo odiabas querida Paulette –sonrío con ligereza.
-Detesto mi nombre. Sé que George eligió Astrid por su significado, pero Diana lo hizo por “mantener el estilo” Cree que seré su sucesora –me reí en voz alta. Mí adorada madre había elegido mi segundo nombre: Paulette. Mis padres tuvieron dos oportunidades para nombrarme y las arruinaron.
-¿Tienes idea de cuántas quisieran estar en tú lugar? –mi amiga cambió su tono de voz a uno severo.
-¿Ninguna? –sonreí.
-Exactamente todas las novias, ex novias, “amigas” y demás chicas que Skandar ha tenido en su vida.
Un silencio detonante se apropió de la cafetería universitaria. Eran las nueve de la mañana y aunque no estaba totalmente llena el cambio de ruido a mudez fue notorio. Lauren y yo imitamos la acción, mientras remiraba a mí alrededor logré ver como Lucas, el gentil ojos azules se paraba de una mesa cercana para abandonar el lugar. Shit. Tal vez escuchó todo lo que hablaba con mi mejor amiga… Tal vez se lo diga a Skandar. Observé el rostro de la chica castaña que estaba frente a mí, sus ojos marrones estaban abiertos de par en par al igual que su labios estaban perfilados elípticamente, por la expresión deduje que se encontraba sorprendida, eufórica y emocionada. Volví a girar mi cabeza por el camino que anteriormente Luke había tomado… por centrarme en su acción no había alcanzado a ver el motivo de la impresión de todo el mundo: El mismísimo Austin Wright estaba entrando a la cafetería sosteniendo una linda guitarra acústica, se acercaba con pasos tranquilos, llevaba un sweater azul marino, unos jeans desgastados,  su cabello naturalmente despeinado y por supuesto sus característicos Converse no podían faltar.
Una vez que llegó a nuestra mesa, sacó una silla en donde reposó un pie, se acomodó la guitarra y con una plumilla negra en la que parecía estar grabada una A, empezó a tocar no sin antes dedicarme una sonrisa. La letra de la canción era preciosa… Al principio no logré entender muy bien el gesto, pero conforme avanzó supe que no era para nadie más que para mí. Se trataba Green Eyes. Ojos verdes, exactamente como los míos.

Derek’s POV:

Astrid era una hermosa chica. Creí que lo sabía, hasta que ella misma me dijo lo contrario… ¿hablaba en serio? ¿Acaso era una broma? ¿Quién le diría semejante mentira? Luego de meditar el asunto por una noche entera, concluí que todo se debía a la idea “belleza” impuesta por la sociedad. No hay que olvidar que sus primeros diecisiete años los vivió rodeada de modelos “bellas” saturadas de maquillaje y ropa ceñida que trabajaban con la sensacional Diana L’ouvre.
Eso no era para ella. No tenía que saturar su rostro de polvo. No tenía que delinear sus ojos para notar que eran preciosos… Dos grandes y radiantes esmeraldas. Nunca había visto algo similar. No tan brillantes, no tan monumentales, no así, no tan intensos.
Antes de sacar la conclusión me maldije a mí mismo por haberme ido dejándola sola, pero tampoco podía decirle que me acompañara, Charlotte  y Adam me estaban ayudando a tener todo listo para la canción perfecta que sería dedicada a la misma Astrid: Green Eyes. Pero después quiso irse, motivo por el cual los planes quedaron arruinados. Al amanecer me dije que eso no podía quedar así, yo le cantaría la canción sin importarme qué lugar fuera, ni que circunstancias se atravesaran… Lo iba a hacer y está vez nada ni nadie se interpondría.
Luego de la primera clase, me dirigí al estacionamiento para sacar mi guitarra especial tomando dirección a la cafetería donde estaba seguro que la encontraría. Una vez me dijo que Lauren y ella siempre acostumbraban ir ahí  después de la primera hora… Entré al sitio atrayendo la atención de los que se encontraban presentes. Camine con seguridad hasta donde hallaba la chica de hermosos ojos verdes y empecé a decirle lo que pensaba en una canción, la cual parecía tener una letra indicada para la situación… Y también para mi sentir.
Cuando conocí a Astrid (o Paulette en aquel momento) fue en la pasarela a la que mi madre me obligó a ir, también fue Lisa… Diana L’ouvre presentó públicamente a su más grande tesoro e inspiración: su hija. Vestía de una manera sofisticada, a simple vista parecía ser una engreída y por ende no le presté atención. Pasados dos años mi prima se sobresaltó cuando la reconoció en Cambridge… siendo sincero yo también me sorprendí. Lucia distinta, mucho más bonita. Luego de ese día acostumbre a ir más seguido al Trinity, con la excusa de ir a buscar a Lisa, posteriormente descubrí que trabajaba en el Starbucks cercano a la universidad y me impresioné aún más, ¿cómo la hija de exitosos franceses trabajaba en un café? No era lo que pensé en un principio, no era arrogante, era una chica especial. Entonces, otra de mis costumbres se volvió ir más seguido al café a aparentar leer un libro, aunque solo iba a apreciar su resplandeciente belleza, el cabello ámbar tiernamente hecho un remolino, sus labios rosados, la piel nívea figuradamente suave, las bellas esmeraldas que eran sus ojos… toda ella era perfecta.

Honey you are a rock
Upon which I stand
And I came here to talk
I hope you understand
The green eyes, yeah the spotlight,
Shines upon you
And how could, anybody, deny you
I came here with a load
And it feels so much lighter now I met you
And honey you should know
That I could never go on without you
Green eyes

Honey you are the sea
Upon which I float
And I came here to talk
I think you should know

The green eyes,
You’re the one that I wanted to find
And anyone who tried to deny you,
Must be out of their mind
Because I came here with a load
And it feels so much lighter
Since I met you
Honey you should know
That I could never go on without you
Green eyes, green eyes
Oh oh oh oh

Honey you are a rock
Upon which I stand.



-¿Qué fue eso? –Me preguntó Astrid notoriamente sorprendida pero animada.
-Fue para ti –sonreí.
-Gracias. Realmente no sé qué decir, es una hermosa canción… supongo que lo único que fue para mí fue la situación de los ojos verdes –al parecer no entendió mi intención.
-No, no fue solo eso. Fue todo. De verdad, eres hermosa.
-No me agrada este juego, Austin –soltó con un tono ligeramente amargo. ¿Austin? Ella puede llamarme Derek.
-Astrid, me gustaría hablar contigo. Tengo cosas que decirte –estaba dispuesto a revelarme mis sentimientos con claridad.
-Pues no será ahora, yo tengo que terminar un par de asuntos –se puso de pie y se fue.
Mire a la castaña Lauren con el propósito de encontrar una respuesta a lo sucedido, pero igual que yo estaba confundida.
-Eso fue muy lindo –comentó.
-Pero no le gustó
-Bueno Deer –A veces Astrid solía decirme así. Una abreviación a Derek que sonaba extraña pero a mí me agradaba- Sabemos que el carácter de ella es algo complicado. Ha pasado por mucho, tú entiendes, madre obsesionada con pasarelas y moda, padre ocupado con no sé cuántos asuntos de la bolsa neoyorquina, quizá este triste porque aunque no lo quiera admitir... le afecta que ninguno de los dos le ha llamado. Yo sé que para ti…
-Sí, la quiero… pero por lo visto yo para ella estoy en la Friend Zone. Lo peor es que no siento que me tenga la suficiente confianza, ni siquiera como amigo –Confesé frustrado.
-Es que, tal vez no te conoce tan bien –respondió Lauren.
-¿Conocerme? Conoce a mis mejores amigos. Conoce mis gustos, conoce…
-Claro, a los cuales conoció, ¿cuándo? ¿El viernes?
-Pero los conoce. En cambio…
-En cambio tú me conoces a mí, su “hermana gemela” desde hace más tiempo. Sabes su secreto más importante –interrumpió la amable castaña.
-Ya estoy entendiendo. Incluso tengo una idea –nos dedicamos miradas cómplices. Lauren me apoyaba.
-Me parece perfecto. Tú me pareces perfecto para ella –aclaró la chica- Ahora si me disculpas, tengo que irme… Por cierto, estuviste genial.




Mientras el noble rubio platinado preparaba su genuina idea, Skandar Keynes se paseaba por los pasillos del college saltándose las clases por la apatía que sentía esa mañana. Vio pasar un grupo de chicas quejándose con molestia, luego presencio el paso de otro par de amigas en la misma situación… Decidió restarles importancia, en realidad de no haber tenido la nariz con la estorbosa vendita blanca tal vez se les hubiera acercado. Además oír el insoportable rumor esparcido de que una estudiante del Trinity había sido la responsable de tal barbaridad le causaba una cólera incalculable, esa chica las pagaría.
Entonces pasó Luke, su inseparable amigo estaba hecho una furia, ésta era tal que ni siquiera advirtió su presencia y el castaño se vio obligado a detenerlo del brazo.
-¿Qué te sucede? –Le cuestiono Skandar con diversión implícita en la voz.
-Austin Wright, eso sucede –soltó con amargura.
-¿Ahora qué hizo ese imbécil? –El atractivo cobrizo no pudo disimular su resentimiento hacia el rubio platinado.
-Nada que te importe –Lucas nunca le había hablado de esa forma al fabuloso popular del Pembroke.
-Puedo decir que sí me importa aunque sea un poco lo que hace ese tonto.  
-¿Por qué no superas de una vez que a ti cada día te olvidan más? Él será el rey una vez que nos graduemos. –expuso Luke molesto. Había explotado- Acéptalo.
-¿De qué hablas? Él nunca será ni la sobra de lo que yo soy, además…
-Cállate ya. Haberte acostado con casi todas las chicas del college no te hace mejor.
-¿Qué te sucede hoy? –A Skandar le pareció gracioso el mal humor de su amigo- ¡Oh! lo olvidaba, regresó el casto, puro e inocente Lucas –Las discusiones de esos mejores amigos, por lo regular siempre se daban por esos aspectos. Al rubio no le parecía que el brillante Keynes saliera con tantas chicas… en una ocasión el ojos marrones llegó a pensar que Luke estaba celoso, luego entendió que su manera de pensar era distinta y él se tomaba las relaciones mucho más en serio.
-Me sorprende que a estas alturas aun no tengas una enfermedad –comentó el pupilas turquesa con molestia.
-Ya, perdón –el castaño se sintió ligeramente apenado- tengo una idea –reveló luego de unos minutos de silencio, obteniendo la atención de su mejor amigo- quitémosle lo que más quiere –finalizo con una sonrisa.
-Lo que él más quiere yo lo quiero también, y ya me lo ha quitado –declaró Luke con desánimo.
El chico de pálida piel lo miro con desconcierto, ¿acaso se perdió de algo?
-Una chica –aclaró el rubio.
-¿Qué?
-Olvídalo. No espero que entiendas –El muchacho se dio la vuelta cabizbajo, avanzó dejando a su amigo perplejo y sin darle mayor explicación.
Luke era el único con quien Skandar podía contar, ¿no le dijo lo que le ocurría? ¿No confiaba en él? ¿Su amistad no era reciproca? Tenía que devolverle algunos favores y hacerle saber que podía apoyarse en él. Decidió investigar, al menos tenía una pista, tenía que ver con el platinado más famoso del Pembroke. Para su suerte, su pelirroja asfixiadora llegó a él cubriéndole los ojos… Dispuesto a deshacerse de ella comprendió que quizá ésta podía saber algo, generalmente siempre estaba enterada de las noticias de impacto.
-¡Bebé! –exclamó la chica poniéndosele en frente.
-¡Naomi!, ¡que gusto! –fingió alegría.
-¿De verdad te da gusto verme? –preguntó ella esperanzada.
-¡Claro que sí! –Skandar le regaló una seductora sonrisa- Necesito tu ayuda –así que era eso de lo que se trataba.
-Por supuesto, dime que pasa –accedió ella.
-¿Sabes algo sobre Austin Wright?  ¿Alguien que le interese? –interrogó directo.
-¡Oh! ¡Austin! –Naomi sonrío al recordarlo, pero la curva de sus labios se esfumó cuando se percató de la fulminadora sonrisa del castaño- Acaba de cantarle una canción preciosa a una chica.
-¿La conoces?
-Hasta hace unos minutos no, pero todo el mundo está diciendo que es la novia de Austin, honestamente no sé qué le ve, es decir hay… -la pelirroja comenzaría con su largo discurso de defectos con el fin de subirse la autoestima.
-Naomi, no me importa porqué la quiere, dime ¿quién es? –interfirió el cabellos azabache con cansancio.
-Según dicen se llama Astrid Hood, estudia literatura en el Trinity, va en primer semestre –luego de eso, la voz de Naomi Blake pareció irse acallando para Skandar, como si solo murmura estupideces que a nadie le interesaban.
Mientras tanto su mente maquinaba preguntas aturdidoras: ¿Era ella? ¿La chica de ojos verdes? ¡¿Su mejor amigo se había enamorado de ella?! La vida sí que estaba llena de sorpresas.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Invitado el Jue 22 Mayo 2014, 8:23 pm

 
¿Pero qué...? WTH?!
Por una parte está Derek - mi hermoso rock star - :33 Por otra Skandar... ¿Y ahora resulta que Luke está enamorado de As? Wow. 
¡seguila!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por valen18 el Miér 28 Mayo 2014, 9:38 pm

todos quieren con astrid jajja awww que lindo le dedico green eyes esa cancion es hermosa :D
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A tiempo

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.