O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 11:07 am por Andy Belmar.

» high school never ends
Hoy a las 10:28 am por hemmo.

» trust the unknown
Hoy a las 9:53 am por chihiro

» fire walk with me
Hoy a las 9:49 am por chihiro

» the code; audiciones abiertas
Hoy a las 9:15 am por changkyun.

» tropical night.
Hoy a las 9:12 am por changkyun.

» Que estás escuchando ....
Hoy a las 8:10 am por Someone

» S E R E N D I P I T Y (Park Jimin) A.A
Hoy a las 8:00 am por Someone

» Proyecto muggle (Inscripciones abiertas)
Hoy a las 5:36 am por Andy Belmar.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

The Exes | N.C | Resultados!

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por campbell. el Vie 04 Abr 2014, 11:30 am

chelsy escribió:me encanto la idea ..........en un rato mas te dejo mi ficha....saludos de Jessy
Gracias.. Genial, la espero.. Saludos!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por campbell. el Vie 04 Abr 2014, 11:32 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Quiero participar, al rato te dejo la ficha para el Harold
Genial, espero con ansias tu ficha!!!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por Ponysalvaje in Neverland el Vie 04 Abr 2014, 11:51 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Aleuzenev Milen


Nombre completo: Aleuzenev Evet Milen Druved
Representante: Ellen Page
Rol: Divorciada con nuevo novio y un hijo/a.
Escrito:
Escrito :
CAPÍTULO 1. UNA SORPRESA INESPERADA...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Allí nos encontrábamos él y yo, en un jet privado que me llevaría a casa, dentro de unas seis horas aterrizaríamos y volvería al lugar de mi tortura…

Los cuatro saldaríamos cuentas pendientes. Zayn estaba dormido en frente de mí, dentro de un rato tendré que despertarlo para que se arregle, la cena de aniversario de las empresas Styles no es algo que deba tomarse a la ligera tomando en cuenta que hoy los cuatro volveríamos a estar en una misma sala juntos, viéndonos los rostros después de cinco asquerosos años. Nadie espera nuestro regreso, ni siquiera nuestros padres, es mejor que todos se sorprendan al vernos. ¡Dios hemos cambiado tanto!, no somos los mismos de antes eso lo puede asegurar cualquiera  y menos mal, sino ¿Qué sería de nosotros? .Se preguntarán como empezó todo ¿no? Pues les contaré porque aún tenemos tiempo…

Todo empezó cuando estábamos en la secundaria.
Yo era la típica feíta que solo tenía un amigo, gorda, nerd, tímida, con lentes y ropa tres veces más grade de la talla; mi familia es una de las más poderosas del Reino Unido pero eso no importaba porque si no eras hermosa simplemente no importabas.  
Por otro lado estaba Zayn mi confidente,  con su rostro lleno de granitos, lentes, igual que yo era un nerd. Nuestros padres socios de la empresa Blake.  

Era el último año y pensé que todo sería igual que siempre. Nosotros siendo ignorados e insultados por todos excepto los maestros a los cuales les agradábamos milagrosamente.
Estábamos en clase de química cuando llegó el chico nuevo, Harry Styles (becado en ese tiempo y sus padres trabajaban para los de ella)  el maestro lo presentó delante de toda la clase, me pareció el chico más lindo que había visto en el mundo y  literalmente se me abrió la boca, tanto que Zayn tuvo que darme una patada en la pierna lo que provocó  que le diera un puñetazo fuerte a la mesa por el dolor y que temblaran los tubos de ensayo que estaban ahí, todos dirigieron la mirada hacia nosotros incluyendo la de Harry.

- Señorita Blake, ¿Se encuentra bien? –Preguntó el maestro. Yo solo pude asentir con los ojos y labios apretados para no gritar de dolor. Entonces esa voz tan desagradable habló.
- Claro que no está bien profesor, ¿no es obvio que el nerd le está metiendo mano a la gorda?  –Todos rieron a excepción del rizado que solo pudo negar con la cabeza, ella le giñó el ojo a lo que él le respondió con una sonrisa  torcida picarona. –Me dan asco, amor de intentos fallidos de aborto.  
- Srta. Holland, ¡ya basta! De ese tipo de comentarios, hágame el favor de comportarse, en cuanto a usted Sr. Styles se sentará con el Sr. Tomlison que no tiene pareja. –Le dijo el profesor, Harry se sentó con Louis en el puesto que estaba justo detrás de mí –Entonces sigamos –Prosiguió el maestro.
La clase siguió normal Zayn y yo tomando apuntes y concentrados en lo nuestro hasta que  sonó la campana, estaba preparándome para salir cuando siento que me llaman…
-Srta. Blake, Sr. Styles ustedes se quedan.  
-Pero, pero peperoo –Tartamudee con cara de confundida.
-Ningún pero –Replicó él. Zayn me miró con cara de burla y salió del salón, aunque no sin antes llevarse una mirada asesina por mi parte y unas palabras silenciosas diciendo que iba a matarlo. Cuando el aula quedó totalmente vacía me dirigí hacia su escritorio al igual que Harry, se sentó y entonces habló –Se preguntarán ¿Por qué ustedes no? –Ambos asentimos. –Pues porque usted Sr. Styles es nuevo y no conoce la escuela además la Srta. Blake podrá ponerlo al día con las clases, claro si no es mucha molestia. –Miré a Harry y él a mí, iba a dar una excusa cuando  - _____ sabes que eso cuenta como créditos extras para poder graduarte ¿no? –Me puse las manos en la cintura  miré al techo, cerré los ojos y suspiré.  
-Ok, lo haré profesor –Respondí con una sonrisa, tratando de ignorar al caliente chico de ojos verdes que tenía al lado.
-  Entonces se pueden ir –Nos dimos la vuelta y nos dirigíamos a la puerta cuando –Harry, te dejo en buenas manos, ella es la mejor. -Me sonrojé ante esas palabras pero no me voltee.
-No lo dudo –Respondió con una pequeña carcajada.

Cuando estuvimos afuera el pasillo estaba desierto, me estaba dirigiendo a la cafetería cuando siento que me jalan de una mano muy fuerte y pego contra algo duro, cierro mis ojos ante la sorpresa y lanzo un gritito.
-Se supone que tienes que guiarme, no huir de mi –Me dice riendo. Miro hacia arriba y me encuentro con sus ojos verdes viendo directamente mis ojos a través de mis lentes –Tienes unos ojos muy lindos. – Me sonrojé. –Enserio –Dijo tomando mis dos mano pegándolas a su pecho.

Luego de esa escena tan vergonzosa (para mí), al cruzar las puertas de la cafetería riendo todos se nos quedaron mirando, recogimos nuestra comida y a él lo llamaron de la mesa de los populares (como era de esperarse), me iba a sentar con Zayn que esta vez se encontraba sólo comiendo con la mirada llena de sorpresa. No me senté con él sino con los populares, sorprendentemente todos me aceptaron, esa vez tenía que haber sospechado si quiera un poco pero NO ya estaba atrapada y nadie podía hacerme entrar en razón.    
 
Fueron pasando los meses y me fui separando cada vez más de mi mejor amigo para poder juntarme con la porquería, cada día lo pasaba con Harry y con el grupo de los populares. Mi primer beso me lo robó él, el día en que descubrió que me gustaba cantar y tocar el piano, me volví su novia y nunca lo noté, nunca noté que TODO ESO FUE UNA MENTIRA, UN MALDITO Y ESTÚPIDO JUEGO.   Incluso Zayn me lo dijo, me advirtió del peligro y yo lo ignoré, lo traté como basura, incluso lo insulté y a pesar de todo el siguió conmigo hasta el final, todavía no lo creo, él dice que no importa yo digo que sí, él es la mejor persona del mundo, tanto que hasta está dispuesto a ayudarme con mi venganza, bueno tiene sus razones digamos que Stephanie hiso lo mismo que Harry solo que él se dio cuenta antes de terminar como yo, fue una apuesta entre los dos y ambos salimos afectados (pero más yo).  
Creo que he se estarán preguntando cómo fue el drama y todo eso…  
No se los diré, por lo menos  hoy no, fueron demasiados recuerdos desenterrados por un día.
- ¿Por qué lloras bonita? – Escucho la voz adormilada de Zayn y me seco las lágrimas rápidamente.
- ¿Llorar? ¿Yo? , para nada Malik creo que las alturas te están afectando el cerebro –Le digo medio en broma. Él levanta una ceja, y abre sus brazos.
- ______ te conozco, tu nariz roja te delata así que…   ¡Ven aquí!  –Me dice. Yo me levanto y me siento en sus piernas, me rodea con sus fuertes brazos, me siento protegida. Así como me sentía en los brazos del imbécil, que no entiendo ¿Por qué coño mi mente no lo olvida?, mi corazón lo hiso (o eso creo) –Me dirás ¿Por qué llorabas? –Niego con la cabeza – ¿Tendré que sacártelo con un polvo, aquí mismo en el piso de este lujoso jet? –Río y niego con la cabeza –Entonces ¿Me dirás? –Suspiro y  me siento a horcadas sobre él, quedando a la altura de sus ojos.
- Recuerdos Zayn, los mismos de siempre –Le doy una media sonrisa algo triste y me abraza fuerte mente contra sí mismo.  
- Tranquila, sabes que puedes hablar de eso conmigo… Y ¿Cuál de todos esos recuerdos eran? –Me pregunta aun sosteniendo mi cuerpo.
- Recordé cuando me lo advertiste todo y yo te desprecié como la propia imbécil –Se me escapan unas lágrimas. Él me separa de su pecho y me seca las lágrimas con sus manos.    
- Shhh no te culpo, eso ya es pasado linda y  no importa. Ya te lo he dicho ¿sí? –Yo asiento y me vuelvo a recostar en su pecho  -¿Cuánto falta para que lleguemos? –Yo miro mi reloj de pulsera.                                        
- Faltan dos horas, entonces será mejor que nos vayamos arreglando –Trato de separarme de él pero no me deja, levanto la vista y me encuentro con un par de ojos marrones llenos de lujuria.
- ¡NO ZAYN! –Le digo muy seria y apuntándolo con el dedo.
- Y ¿Por qué no? –Me pregunta divertido y rozando su entrepierna con la mía.
- Porque falta poco y hay que arreglarnos, además no daría tiempo para una segunda ronda -Digo soltando un pequeño gemido al sentir la fricción.
- De acuerdo –Dice mordiéndome suavemente el labio inferior, lo que me hace soltar un gemido más fuerte –Entonces mejor baja tu precioso culo de Malik junior, si no quieres que me tire encima de ti ahora y te haga mía. –Me paro rápidamente mordiéndome el labio coqueta –Y no hagas eso que te ves jodidamente sexy.
         

               

Londres, Inglaterra/ Casa de la familia Styles.

Harry se sentía extrañamente incómodo, tenía semanas soñando con ella, con la mujer que tenía su corazón y que él mismo como el idiota que era y sigue siendo había destruido. Era la cena de aniversario de sus padres ¡POR DIOS SANTO! No podía andar así todo nervioso. Su hermana y su madre lo habían notado y le dijeron que se relajara, ¡JA! Como si eso fuera posible.
Toda su familia y amigos estaba ahí, incluso los Blake que todavía a pesar de los años nunca se enteraron del por qué rompieron él y _____. Nunca se los diría, era demasiado cobarde. Llevaba dos horas en esa casa saludando gente, y sentía que ya no aguantaba, necesitaba beber o acostarse con alguien, algunas de las dos opciones. Habían pasado los años y aún la amaba, cada vez que se tiraba a una mujer la nombraba a ella, ella era su mundo, su todo. Cuando se fue quedó destrozado y más aún cuando se enteró que se iba a América con Malik, ahí fue cuando el moreno se ganó todo su odio.
Recuerda ese día tan asqueroso como si hubiese sido ayer.
La mirada de ella repleta de rabia, impotencia y decepción, las lágrimas cayendo por sus hermosas mejillas. Esas que tanto le gustaba acariciar al verla dormir después de haber hecho el amor de manera que no se comparaba con nada. Esos ojitos café claro que lo hacían sentirse, único, especial y querido.  Y esos labios que lo transportaban a otro mundo y que lo volvían loco cada vez que le decían un Te Amo.
Ella era la indicada, aunque no lo crean esa iba a ser la madre de sus hijos, la única mujer que vería al dormir y al despertar, pero la cagó a lo GRANDE solo por conseguir dinero  y para conservar el puesto de sus padres. Aún maldice el día en que conoció a Stephanie Holland. Cambió a la chica de sus sueños por una que no valía la pena.
_____ Blake, tenía una belleza especial que más ninguna tendría todos la veían imperfecta por ser voluptuosa y por tener solo unos pocos quilos demás, pero al menos lo suyo se le pasaba con unos pocos días en el gimnasio mientras que a otras ni con todo el maquillaje del mundo se les pasaría la fealdad de su interior –Rió con melancolía y se tomó el vaso de whisky que tenía en la mano de un trago, cerró los ojos con fuerza y echó la cabeza para atrás, cuando de repente oye el sonido que no creyó volver a oír más nunca en su vida… Era su risa, su perfume, había pasado por ahí, él lo sabía o quizás solo se estuviera volviendo loco ya. Se tomó la cara con las dos manos y se pasó las manos por el pelo en un gesto de exasperación, se levantó de aquel sofá, se dirigió a donde estaban sus padres y se disculpó  porque debía irse, cuando de repente alguien lo toma del brazo…
-¡Hey, Harry! ¿A dónde vas? Aún no acaba la fiesta -Dijo su hermana.
-Gemma, me siento mal y tengo que irme antes de que me dé un ataque aquí mismo.
- Pero ¿estás bien? o… -La chica palideció –No me digas que ya la viste y por eso estás así.
- ¿Ver a quién, Gem? .No entiendo –No había terminado de hablar cuando ve a su amigo Niall que se está dirigiendo hacia él, en compañía de una mujer muy atractiva de cabello largo hasta la cintura color castaño oscuro y los labios pintados de un rojo pasión, llevaba un vestido negro de manga corta pegado que hacía resaltar cada uno de sus atributos y lucía unos tacones altos del mismo color de sus labios, quedó impactado… Hasta que dirigió su mirada hasta las piernas de la joven y se dio cuenta de una cosa; eran las mismas piernas que había visto hace cinco años, las mismas piernas que lo habían rodeado tantas veces a la hora de la pasión, eran las mismas piernas que le encantaba acariciar…                                            

-Harry, te presento a ______ Blake, la nueva presidenta de las empresas Blake  -Al escuchar eso palideció, la mujer le tendió la mano y sonrió, él le correspondió  temblando, ella se acercó lo besó en la mejilla entonces susurró…
-Será un placer trabajar con usted en ese nuevo proyecto Sr. Styles –Se separó de él y se mordó el labio provocativamente. Estaba nervioso y ella lo sabía, lo conocía demasiado bien, pobrecito, nunca se esperó verla así el muy idiota. Iba a responderle cuando de repente alguien la toma por la cintura y le da un beso detrás de la oreja.
-Cariño, ya terminé aquí ¿Será que nos vamos o, prefieres que nos quedemos un rato más? –Se volteó y le mordió el cuello a su amigo.
–Creo que mejor nos vamos, yo también terminé –Miraron a los hombres que observaban la escena impactados –Fue un placer caballeros, pero ya nos vamos.  Nos vemos el lunes. –Ninguno de los dos respondió, su amigo la apretó más contra sí. Se voltearon, y no acabaron de dar el segundo paso cuando Zayn volteó la cabeza.
-Fue un placer volverte a ver Styles –Dijo el acompañante. A lo que el rizado respondió con un tono de ira.
-El placer fue mío Malik…
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por Mess. el Vie 04 Abr 2014, 12:43 pm

Holaa!!audicionare :3
avatar


Ver perfil de usuario http://s-k-i-n--and--b-o-n-e-s.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por Mess. el Vie 04 Abr 2014, 1:31 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Fiorella Dolce


Nombre completo: Fiorella Clariee Dolce
Representante: Amber Heard
Rol: ∞ Triunfadora con muchos pretendientes.
Escrito:
† Divergente †:

Capítulo 4

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Make the right Choice .



El viento sopla fuerte y provoca que el cabello me cubra el rostro e impida ver por donde camino. Levanto mis manos cansadas y lo aparto rápidamente para no tropezar con los adoquines sobresalientes del piso. Me sudan las manos y las piernas me tiemblan. 
- ¿Estás bien hija? – pregunta mi madre deteniéndose en medio camino tomándome de la muñeca para frenar mis pisadas aceleradas y voltearme para mirarla a la cara. No sé como decirle que me siento pésimo y que no me es posible controlar mi cuerpo. En lugar de soltar unas cuantas palabras, niego con la cabeza. – No te sientas nerviosa, cariño, es solo una prueba… - me susurra al oído abrazándome con fuerza. No sé si es idea mía o mi madre está igual o más nerviosa que yo. 
Seguimos el camino hacia el gran edificio donde se llevarán a cabo los exámenes.  A penas llegamos al lugar, veo todo el estrago que se ha formado y mi ansiedad crece. Lo único que quiero en estos momentos es salir corriendo y no volver.  Miro a mi madre y le tomo la mano apretándola con fuerza. 
-  Ma… - le susurro. Puedo notar que me tiembla la voz exageradamente –sácame de aquí ma, por favor – le pido apretando cada vez más sus manos. Se preguntarán ¿por qué tanto alboroto por un simple examen? Y la respuesta es que no es un simple examen y no es cualquier examen. Es un tipo de simulación que sucede en tu mente pero pareciera que estuvieras viviéndola en carne propia, o al menos es lo que Mane me ha contado. Es como si se metieran en tu mente y te transportaran mágicamente. Esto quizá les sonará estúpido, pero es un examen que definirá quien eres y donde perteneces. 
- Grace, nena… - me llama mi madre tomando mi cara entre sus manos – Grace mírame – levanto la mirada lentamente y me encuentro con esos ojos que me transmiten la paz que necesito – no pasa nada, cielo, son solos unos cuantos minutos, nada va sucederte, yo estaré allí apenas despiertes. – Me prometió.
- pero no pue…  - comienzo a susurrar arrugando el entrecejo. 
- solo estaré allí – me sonrió. Había olvidado el alto rango que tenía mi madre en el Consejo de Erudición. Asiento indecisa y me doy la media vuelta lista para posicionarme en el lugar que me corresponde en la larga fila. Cuando la fila comenzó a avanzar, perdí de vista a mi madre y la paz que había ganado se esfumó por completo. Nos metemos a un gran salón donde tenemos que aguardar a que nos llamen por nuestro nombre. No reconozco a nadie y no me importa, no estoy de ánimos de hablar con nadie, solo quiero que todo esto termine. 
- ¿Quieres uno? – me dice una chica a mi lado. Levanto mi mirada desde mis manos y vuelvo mi cabeza en noventa grados para mirarla. Es una chica pelirroja que me tiende una cajita de lo que seguramente son pastillas.
- no, gracias – respondo antes de volver a mirar mis manos entrelazadas en mi regazo. 
- vamos, no harán nada más que calmarte – insiste – te ves tensa y nerviosa, acéptame uno, ¿sí? – finaliza. A juzgar por su amabilidad más que por su vestimenta que la identifica, es una chica de Cordialidad. No pude evitar quedarme mirándola por unos segundos. Buscaba algún indicio que me confirmara ese mito que tanto rondaba con respecto a cordialidad. Sin embargo, no pude determinar si estaba copada o no. Decido no ser grosera y aceptarle una pastillita que me ha ofrecido con tanta amabilidad. Quizá si encuentro a alguien con quién hablar, mis nervios se esfumen. Le tiendo la mano y dejo que deposite una pastilla color celeste en ella – solo tienes que meterla en la boca y dejar que se deshaga – me explica sonriendo. 
Pasamos un rato en silencio incomodo oyendo los nombres de los chicos que deben comenzar con la simulación. 
- Soy Calíope – me dice tendiéndome la mano –puedes llamarme Cali – se presenta con su característica sonrisa. 
- Grace – respondo mientras agitamos nuestras manos tomadas. Intento devolverle la sonrisa pero me resulta una mueca de medio lado. 
- Bien, Grace, te deseo suerte – dice levantándose – iré a ver lo que acontece por allí y a ver si pillo a alguno de mis amigos para charlar antes de la hora de la verdad, nos vemos y suerte – se despide con la mano a lo que respondo de la misma manera esbozando una sonrisa de medio lado. Me agrada. 
Pasa el tiempo y no pronuncian mi nombre. Eso provoca que mis nervios incrementen y que la pastillita de Cali no provoque el efecto buscado. 
No entiendo por qué me causa tanto revuelo, independiente de el resultado de la simulación, me quedaría en mi facción, Erudición, no podría encajar en ninguna otra. Amaba mi facción, la amaba. El simple hecho de tener bibliotecas enormes a la orden del día, me hacía desear llegar a casa y encerrarme en una de las bibliotecas publicas. Me encantaba el conocimiento, nunca quedaba saciada de él, siempre buscaba más y más conocimiento.
- Grace Marie Briel – me llama por altoparlante. Me levanto y me afirmo de la silla hasta que recobro el equilibrio que había perdido cuando escuché mi nombre. Camino con paso firme entre la gente, algunos me miran atentos, otros se preocupan de sus asuntos. Camino lentamente hasta la sala trece, mi numero de la suerte. Abro la puerta y observo al hombre con ropas grises que ojea mi expediente a través de sus gafas en medio de su nariz de pájaro. Cierro la puerta para que se percate de mi presencia. Me sonríe y se acerca. 
- eres la hija de Vanessa y Albert ¿no es así? – pregunta el hombre amistoso, como la mayoría de los Abnegados. 
- s…sí – respondo. 
- pues pasa a sentarte, tu madre me contó de tu miedo, así es que haremos que esto pase rápido y sin más preámbulos – Finalizó dándose la vuelta para dirigirse a la silla donde debo sentarme. Me encamino a aquella silla de Ortodoncia y agarro los braceros con todas mis fuerzas. 
- bébete esto – me dice con voz serena. Tomo el líquido espeso que me entrega: el suero del que me había hablado Mane. – ¿Sabes que a mí también me tocó examinar a tu hermana mayor? –pregunta mientras me bebo el suero. 
- ¿a Mane? – pregunto. Sin embargo, no alcanzo a escuchar con claridad su respuesta ya que comenzó a sumirme en un sueño. 
Despierto en una habitación oscura, frente a mí tengo una cesta con un queso y otra con un cuchillo enorme. 
- Elige, querida – escucho la voz del hombre. Miro a todos lados buscándolo pero no lo encuentro, seguramente me habla desde fuera de la simulación. Observo las cestas y no estoy segura de qué elegir. No me gustan los cuchillos, son símbolo de violencia y detesto la violencia., pero ¿por qué elegir entre estas cosas? Entonces es cuando recuerdo las palabras de Mane “- no preguntes nada, solo déjate llevar por tu instinto, de eso se trata la simulación, de instinto.” Levanto la mano izquierda – soy zurda – para tomar el queso, pero comienza a desaparecer como un holograma. 
- se acabó el tiempo – dice el hombre. ¿Qué? Mane jamás me menciono que tenía un tiempo determinado en la simulación. “-Instinto” repite la voz de mi cabeza. Y ahí es cuando entiendo, el instinto no debe titubear ni un segundo, o lo es o no lo es. 
Luego aparezco en una habitación. Busco el objeto al que me enfrentaré ahora y cuando lo encuentro, los pelos se me erizan y mis manos comienzan a sudar. Un perro gigantesco me enseña sus enormes y filosos dientes. “-No puede dañarme” Repito en mi mente, pero esta no reacciona. Este era el motivo por el que debía escoger. Perfecto, ahora no tengo con qué defenderme. Trato de recordar uno de los tantos libros que he leído sobre animales y recuerdo uno que leí hace un tiempo atrás en donde enseñaban qué se debía hacer en este tipo de situaciones en aprietos. Entonces miro al perro directamente a los ojos con toda la seguridad que se me permita. “- no te tengo miedo, soy superior a ti” Pienso. Entonces, luego de un rato, el perro deja de gruñirme y comienza a relajar sus extremidades, no tiene porqué ponerse a la defensiva.  Cuando por fin suspiro relajada, la imagen de un niña castaña aparece ante mis ojos y llama al perro, quien no la reconoce y se abalanza contra ella.  Corro en dirección a este, presa de la adrenalina e intento derribarlo, sin embargo, cuando llego a su lado, el holograma desaparece y me doy contra el piso, que ahora es el piso de un autobús en movimiento. 
- ¿lo conoces? – pregunta un hombre sentado en uno de los asientos. Yo sigo en el piso. El hombre lee el diario en donde el titular señala : “Brutal asesino por fin atrapado”.
- ¿cómo dice? –pregunto. 
- que si lo conoces – dice nuevamente. Miro el periódico y observo el rostro del hombre del periódico. Algo tiene ese hombre que me hace dudar si lo conozco o no, sin embargo, no pienso confesar algo de lo que no estoy segura – Dímelo – agrega el hombre. 
- no lo conozco, señor – le respondo. 
- mientes – dice el hombre alterándose y levantándose de su asiento – por favor, niña, ¡Podrias salvarme la vida!, ¿qué no ves? – me grita.
- ¡Le he dicho que no lo conozco! – le grito de vuelta.
- ¡Mientes! – grita el hombre avanzando hacia mí - ¡Mientes! – vuelve a gritar, está a solo centímetros de mí. Va a matarme y nadie hace nada -¡Mientes! – reitera mientras su manos se posan en mis hombros y comienza a desaparecer.
- ¡No miento! – Grito revolcándome en la silla. 
- Grace, Grace, ya estás aquí, abre los ojos – me dice una voz que conozco perfectamente.
- ¡No miento! – grito nuevamente abriendo los ojos sin poder quitarme la imagen de aquel hombre con el rostro deformado.
- sé que no mientes nena, tranquila – me dice mi madre abrazándome. Me seco las lágrimas con la manga de mi sweater y me levanto de la silla. 
- ¿qué vamos a hacer, Vanessa? – pregunta el abnegado. 
- manipula los resultados, Tim, ya sabes que poner en los resultados – finaliza mi madre arrastrándome hasta la salida. Lo último que puedo ver, confundida al ver a mi madre aquí y al dialogo que cruzaron, que el hombre asiente. 





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]




-¿Donde vamos mamá? – pregunto al ver que nos dirigimos al corazón del bosque y nos desviamos olímpicamente del camino a casa. 
- escúchame atentamente, Gracie – dice mi madre tomándome el rostro entre sus manos – mañana en la ceremonia de elección, debes elegir Osadía, ¿me entiendes? – me ordenó. 
- ¿cómo? – pregunto confundida. 
-  ¿lo que oíste, Grace? debes escoger Osadía, sin importar nada – me reitera con voz firme. Jamás había visto a mi madre tan seria. Podía ver el inminente terror en sus ojos. 
- ¿por qué me pides esto a mí, mamá? – le pregunto sin entender el porqué del comportamiento. - ¿por qué no le exigiste esto a Mane? – pregunté alzando la voz.
- ¡Porque tú eres diferente, Grace! – grita mi madre tan fuerte que me asusta. Aparentemente, se da cuenta de que ha cometido al error al gritarlo a los cuatro vientos – tu eres diferente – susurra tratando de enmendar su error. 
- ¿a qué te refieres con que soy diferente? – pregunto sin comprender. 
-Gracie, eres una Divergente, tal como lo sospechaba – responde – un divergente, es quien no pertenece a una sola facción, sino que está en medio de dos o más facciones. 
- ¿y eso… eso que tiene de malo, mamá? – pregunto.
- tiene todo lo malo, cariño – me explicó – y es mejor que no sepas mucho sobre ello así no correrás riesgos – continua. – mi hermano mayor era un divergente,  Grace, era un divergente y por ello lo asesinaron – finalizó. Una sensación de hielo me recorrió la medula espinal haciendo que me estremeciera de pies a cabeza. – promételo Grace, promete que me harás caso – me suplicó mi madre. 
- vale – asentí después de verla tan urgida como estaba – pero no me culpes si quedo sin facción, mamá, yo no pertenezco a ese lugar – le espeté. 
- estoy segura que lo lograrás, cariño – me abrazó – y gracias – finalizó. 




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]




La ceremonia de elección daba comienzo y la mujer encargada de las presentaciones daba las explicaciones pertinentes, las cuales me sabía de memoria. Luego de las indicaciones, cada uno de los destinados a elegir su facción fueron sido llamados por la coordinadora de ceremonia. A medida que se acercaban por orden de abecedario, mis manos sudaban más y más y mi cuerpo se descompensaba. Una batalla se liberaba en mi mente cuestionándose si debía o no romper la promesa que le había hecho a mi madre. Si rompía la promesa, mi vida corría peligro y mi madre no me hablaría jamás en mi vida. Si cumplía con la promesa y me decidía por Osadía, me quedaría sin facción.
- Grace Marie Briel – llamó la coordinadora. Me quedé un instante quieta sin poder moverme, mis piernas no se movía, estaban pegadas a la silla. Miré hacia donde estaba mi madre, las primeras filas. Ella no me miraba pues estaba de espaldas mí. Me armé de valor y me levanté. Si no fuera por un chico que estaba a mi lado quien me afirmó para no caer, hubiera ido a parar al piso. Doy las gracias y comencé a avanzar hacia las peceras redondas que contenían los elementos característicos de cada Facción. Debía hacer un pequeño corte en la palma de mi mano y derramar la sangre sobre la pecera que contuviera el elemento de la facción a elegir. Tomo el cuchillo en mis manos y me hice el bendito corte. Mi mirada danzó entre la pecera de Erudición y la de Osadía. “- no puedo esperar a que termine la ceremonia y vuelvas a casa con nosotros, Grace “ recordé a Tessa, mi hermana menor, y lo que me había dicho mientras veníamos camino a la ceremonia. “-Lo siento mamá” pensé mientras ponía mi mano sobre la pecera de mi actual facción, sin embargo, levanté la mirada para observar a mi madre, sus manos fueron a parar a su boca indicando un gesto de sorpresa mientras que su mirada desprendía una angustiable desesperación. Cerré los ojos y recodé las palabras de mi madre “-Debes elegir Osadía” y luego no hubo duda alguna. Lo había prometido y no iba a fallarle. “- Cumplí mi promesa, mamá” pienso mientras la miro a los ojos inundados en lágrimas y oigo el sonido de mi sangre hirviendo en el fuego de Osadía.


avatar


Ver perfil de usuario http://s-k-i-n--and--b-o-n-e-s.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por spirwell. el Vie 04 Abr 2014, 1:42 pm

Voy a audicionar.
avatar


Ver perfil de usuario http://justeatoreos.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por campbell. el Vie 04 Abr 2014, 1:52 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Aleuzenev Milen


Nombre completo: Aleuzenev Evet Milen Druved
Representante: Ellen Page
Rol: Divorciada con nuevo novio y un hijo/a.
Escrito:
Escrito :
CAPÍTULO 1. UNA SORPRESA INESPERADA...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Allí nos encontrábamos él y yo, en un jet privado que me llevaría a casa, dentro de unas seis horas aterrizaríamos y volvería al lugar de mi tortura…

Los cuatro saldaríamos cuentas pendientes. Zayn estaba dormido en frente de mí, dentro de un rato tendré que despertarlo para que se arregle, la cena de aniversario de las empresas Styles no es algo que deba tomarse a la ligera tomando en cuenta que hoy los cuatro volveríamos a estar en una misma sala juntos, viéndonos los rostros después de cinco asquerosos años. Nadie espera nuestro regreso, ni siquiera nuestros padres, es mejor que todos se sorprendan al vernos. ¡Dios hemos cambiado tanto!, no somos los mismos de antes eso lo puede asegurar cualquiera  y menos mal, sino ¿Qué sería de nosotros? .Se preguntarán como empezó todo ¿no? Pues les contaré porque aún tenemos tiempo…

Todo empezó cuando estábamos en la secundaria.
Yo era la típica feíta que solo tenía un amigo, gorda, nerd, tímida, con lentes y ropa tres veces más grade de la talla; mi familia es una de las más poderosas del Reino Unido pero eso no importaba porque si no eras hermosa simplemente no importabas.  
Por otro lado estaba Zayn mi confidente,  con su rostro lleno de granitos, lentes, igual que yo era un nerd. Nuestros padres socios de la empresa Blake.  

Era el último año y pensé que todo sería igual que siempre. Nosotros siendo ignorados e insultados por todos excepto los maestros a los cuales les agradábamos milagrosamente.
Estábamos en clase de química cuando llegó el chico nuevo, Harry Styles (becado en ese tiempo y sus padres trabajaban para los de ella)  el maestro lo presentó delante de toda la clase, me pareció el chico más lindo que había visto en el mundo y  literalmente se me abrió la boca, tanto que Zayn tuvo que darme una patada en la pierna lo que provocó  que le diera un puñetazo fuerte a la mesa por el dolor y que temblaran los tubos de ensayo que estaban ahí, todos dirigieron la mirada hacia nosotros incluyendo la de Harry.

- Señorita Blake, ¿Se encuentra bien? –Preguntó el maestro. Yo solo pude asentir con los ojos y labios apretados para no gritar de dolor. Entonces esa voz tan desagradable habló.
- Claro que no está bien profesor, ¿no es obvio que el nerd le está metiendo mano a la gorda?  –Todos rieron a excepción del rizado que solo pudo negar con la cabeza, ella le giñó el ojo a lo que él le respondió con una sonrisa  torcida picarona. –Me dan asco, amor de intentos fallidos de aborto.  
- Srta. Holland, ¡ya basta! De ese tipo de comentarios, hágame el favor de comportarse, en cuanto a usted Sr. Styles se sentará con el Sr. Tomlison que no tiene pareja. –Le dijo el profesor, Harry se sentó con Louis en el puesto que estaba justo detrás de mí –Entonces sigamos –Prosiguió el maestro.
La clase siguió normal Zayn y yo tomando apuntes y concentrados en lo nuestro hasta que  sonó la campana, estaba preparándome para salir cuando siento que me llaman…
-Srta. Blake, Sr. Styles ustedes se quedan.  
-Pero, pero peperoo –Tartamudee con cara de confundida.
-Ningún pero –Replicó él. Zayn me miró con cara de burla y salió del salón, aunque no sin antes llevarse una mirada asesina por mi parte y unas palabras silenciosas diciendo que iba a matarlo. Cuando el aula quedó totalmente vacía me dirigí hacia su escritorio al igual que Harry, se sentó y entonces habló –Se preguntarán ¿Por qué ustedes no? –Ambos asentimos. –Pues porque usted Sr. Styles es nuevo y no conoce la escuela además la Srta. Blake podrá ponerlo al día con las clases, claro si no es mucha molestia. –Miré a Harry y él a mí, iba a dar una excusa cuando  - _____ sabes que eso cuenta como créditos extras para poder graduarte ¿no? –Me puse las manos en la cintura  miré al techo, cerré los ojos y suspiré.  
-Ok, lo haré profesor –Respondí con una sonrisa, tratando de ignorar al caliente chico de ojos verdes que tenía al lado.
-  Entonces se pueden ir –Nos dimos la vuelta y nos dirigíamos a la puerta cuando –Harry, te dejo en buenas manos, ella es la mejor. -Me sonrojé ante esas palabras pero no me voltee.
-No lo dudo –Respondió con una pequeña carcajada.

Cuando estuvimos afuera el pasillo estaba desierto, me estaba dirigiendo a la cafetería cuando siento que me jalan de una mano muy fuerte y pego contra algo duro, cierro mis ojos ante la sorpresa y lanzo un gritito.
-Se supone que tienes que guiarme, no huir de mi –Me dice riendo. Miro hacia arriba y me encuentro con sus ojos verdes viendo directamente mis ojos a través de mis lentes –Tienes unos ojos muy lindos. – Me sonrojé. –Enserio –Dijo tomando mis dos mano pegándolas a su pecho.

Luego de esa escena tan vergonzosa (para mí), al cruzar las puertas de la cafetería riendo todos se nos quedaron mirando, recogimos nuestra comida y a él lo llamaron de la mesa de los populares (como era de esperarse), me iba a sentar con Zayn que esta vez se encontraba sólo comiendo con la mirada llena de sorpresa. No me senté con él sino con los populares, sorprendentemente todos me aceptaron, esa vez tenía que haber sospechado si quiera un poco pero NO ya estaba atrapada y nadie podía hacerme entrar en razón.    
 
Fueron pasando los meses y me fui separando cada vez más de mi mejor amigo para poder juntarme con la porquería, cada día lo pasaba con Harry y con el grupo de los populares. Mi primer beso me lo robó él, el día en que descubrió que me gustaba cantar y tocar el piano, me volví su novia y nunca lo noté, nunca noté que TODO ESO FUE UNA MENTIRA, UN MALDITO Y ESTÚPIDO JUEGO.   Incluso Zayn me lo dijo, me advirtió del peligro y yo lo ignoré, lo traté como basura, incluso lo insulté y a pesar de todo el siguió conmigo hasta el final, todavía no lo creo, él dice que no importa yo digo que sí, él es la mejor persona del mundo, tanto que hasta está dispuesto a ayudarme con mi venganza, bueno tiene sus razones digamos que Stephanie hiso lo mismo que Harry solo que él se dio cuenta antes de terminar como yo, fue una apuesta entre los dos y ambos salimos afectados (pero más yo).  
Creo que he se estarán preguntando cómo fue el drama y todo eso…  
No se los diré, por lo menos  hoy no, fueron demasiados recuerdos desenterrados por un día.
- ¿Por qué lloras bonita? – Escucho la voz adormilada de Zayn y me seco las lágrimas rápidamente.
- ¿Llorar? ¿Yo? , para nada Malik creo que las alturas te están afectando el cerebro –Le digo medio en broma. Él levanta una ceja, y abre sus brazos.
- ______ te conozco, tu nariz roja te delata así que…   ¡Ven aquí!  –Me dice. Yo me levanto y me siento en sus piernas, me rodea con sus fuertes brazos, me siento protegida. Así como me sentía en los brazos del imbécil, que no entiendo ¿Por qué coño mi mente no lo olvida?, mi corazón lo hiso (o eso creo) –Me dirás ¿Por qué llorabas? –Niego con la cabeza – ¿Tendré que sacártelo con un polvo, aquí mismo en el piso de este lujoso jet? –Río y niego con la cabeza –Entonces ¿Me dirás? –Suspiro y  me siento a horcadas sobre él, quedando a la altura de sus ojos.
- Recuerdos Zayn, los mismos de siempre –Le doy una media sonrisa algo triste y me abraza fuerte mente contra sí mismo.  
- Tranquila, sabes que puedes hablar de eso conmigo… Y ¿Cuál de todos esos recuerdos eran? –Me pregunta aun sosteniendo mi cuerpo.
- Recordé cuando me lo advertiste todo y yo te desprecié como la propia imbécil –Se me escapan unas lágrimas. Él me separa de su pecho y me seca las lágrimas con sus manos.    
- Shhh no te culpo, eso ya es pasado linda y  no importa. Ya te lo he dicho ¿sí? –Yo asiento y me vuelvo a recostar en su pecho  -¿Cuánto falta para que lleguemos? –Yo miro mi reloj de pulsera.                                        
- Faltan dos horas, entonces será mejor que nos vayamos arreglando –Trato de separarme de él pero no me deja, levanto la vista y me encuentro con un par de ojos marrones llenos de lujuria.
- ¡NO ZAYN! –Le digo muy seria y apuntándolo con el dedo.
- Y ¿Por qué no? –Me pregunta divertido y rozando su entrepierna con la mía.
- Porque falta poco y hay que arreglarnos, además no daría tiempo para una segunda ronda -Digo soltando un pequeño gemido al sentir la fricción.
- De acuerdo –Dice mordiéndome suavemente el labio inferior, lo que me hace soltar un gemido más fuerte –Entonces mejor baja tu precioso culo de Malik junior, si no quieres que me tire encima de ti ahora y te haga mía. –Me paro rápidamente mordiéndome el labio coqueta –Y no hagas eso que te ves jodidamente sexy.
         

               

Londres, Inglaterra/ Casa de la familia Styles.

Harry se sentía extrañamente incómodo, tenía semanas soñando con ella, con la mujer que tenía su corazón y que él mismo como el idiota que era y sigue siendo había destruido. Era la cena de aniversario de sus padres ¡POR DIOS SANTO! No podía andar así todo nervioso. Su hermana y su madre lo habían notado y le dijeron que se relajara, ¡JA! Como si eso fuera posible.
Toda su familia y amigos estaba ahí, incluso los Blake que todavía a pesar de los años nunca se enteraron del por qué rompieron él y _____. Nunca se los diría, era demasiado cobarde. Llevaba dos horas en esa casa saludando gente, y sentía que ya no aguantaba, necesitaba beber o acostarse con alguien, algunas de las dos opciones. Habían pasado los años y aún la amaba, cada vez que se tiraba a una mujer la nombraba a ella, ella era su mundo, su todo. Cuando se fue quedó destrozado y más aún cuando se enteró que se iba a América con Malik, ahí fue cuando el moreno se ganó todo su odio.
Recuerda ese día tan asqueroso como si hubiese sido ayer.
La mirada de ella repleta de rabia, impotencia y decepción, las lágrimas cayendo por sus hermosas mejillas. Esas que tanto le gustaba acariciar al verla dormir después de haber hecho el amor de manera que no se comparaba con nada. Esos ojitos café claro que lo hacían sentirse, único, especial y querido.  Y esos labios que lo transportaban a otro mundo y que lo volvían loco cada vez que le decían un Te Amo.
Ella era la indicada, aunque no lo crean esa iba a ser la madre de sus hijos, la única mujer que vería al dormir y al despertar, pero la cagó a lo GRANDE solo por conseguir dinero  y para conservar el puesto de sus padres. Aún maldice el día en que conoció a Stephanie Holland. Cambió a la chica de sus sueños por una que no valía la pena.
_____ Blake, tenía una belleza especial que más ninguna tendría todos la veían imperfecta por ser voluptuosa y por tener solo unos pocos quilos demás, pero al menos lo suyo se le pasaba con unos pocos días en el gimnasio mientras que a otras ni con todo el maquillaje del mundo se les pasaría la fealdad de su interior –Rió con melancolía y se tomó el vaso de whisky que tenía en la mano de un trago, cerró los ojos con fuerza y echó la cabeza para atrás, cuando de repente oye el sonido que no creyó volver a oír más nunca en su vida… Era su risa, su perfume, había pasado por ahí, él lo sabía o quizás solo se estuviera volviendo loco ya. Se tomó la cara con las dos manos y se pasó las manos por el pelo en un gesto de exasperación, se levantó de aquel sofá, se dirigió a donde estaban sus padres y se disculpó  porque debía irse, cuando de repente alguien lo toma del brazo…
-¡Hey, Harry! ¿A dónde vas? Aún no acaba la fiesta -Dijo su hermana.
-Gemma, me siento mal y tengo que irme antes de que me dé un ataque aquí mismo.
- Pero ¿estás bien? o… -La chica palideció –No me digas que ya la viste y por eso estás así.
- ¿Ver a quién, Gem? .No entiendo –No había terminado de hablar cuando ve a su amigo Niall que se está dirigiendo hacia él, en compañía de una mujer muy atractiva de cabello largo hasta la cintura color castaño oscuro y los labios pintados de un rojo pasión, llevaba un vestido negro de manga corta pegado que hacía resaltar cada uno de sus atributos y lucía unos tacones altos del mismo color de sus labios, quedó impactado… Hasta que dirigió su mirada hasta las piernas de la joven y se dio cuenta de una cosa; eran las mismas piernas que había visto hace cinco años, las mismas piernas que lo habían rodeado tantas veces a la hora de la pasión, eran las mismas piernas que le encantaba acariciar…                                            

-Harry, te presento a ______ Blake, la nueva presidenta de las empresas Blake  -Al escuchar eso palideció, la mujer le tendió la mano y sonrió, él le correspondió  temblando, ella se acercó lo besó en la mejilla entonces susurró…
-Será un placer trabajar con usted en ese nuevo proyecto Sr. Styles –Se separó de él y se mordó el labio provocativamente. Estaba nervioso y ella lo sabía, lo conocía demasiado bien, pobrecito, nunca se esperó verla así el muy idiota. Iba a responderle cuando de repente alguien la toma por la cintura y le da un beso detrás de la oreja.
-Cariño, ya terminé aquí ¿Será que nos vamos o, prefieres que nos quedemos un rato más? –Se volteó y le mordió el cuello a su amigo.
–Creo que mejor nos vamos, yo también terminé –Miraron a los hombres que observaban la escena impactados –Fue un placer caballeros, pero ya nos vamos.  Nos vemos el lunes. –Ninguno de los dos respondió, su amigo la apretó más contra sí. Se voltearon, y no acabaron de dar el segundo paso cuando Zayn volteó la cabeza.
-Fue un placer volverte a ver Styles –Dijo el acompañante. A lo que el rizado respondió con un tono de ira.
-El placer fue mío Malik…
Ficha Aceptada!


Corazón, me gusto tu ficha, esta aceptada! Te diré lo mismo que a las chicas, no te lo tomes a mal, please; en la novela usaremos este guión (―) tenlo en cuenta, y después del signo de pregunta (?) no pongas puntos, el escrito esta muy bien.
Gracias por audicionar!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por campbell. el Vie 04 Abr 2014, 1:54 pm

Melissa escribió:Holaa!!audicionare :3
Holis, genial, acabo de ver tu ficha.. Ya la acepto..
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por campbell. el Vie 04 Abr 2014, 1:56 pm

Melissa escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Fiorella Dolce


Nombre completo: Fiorella Clariee Dolce
Representante: Amber Heard
Rol: ∞ Triunfadora con muchos pretendientes.
Escrito:
† Divergente †:

Capítulo 4

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Make the right Choice .



El viento sopla fuerte y provoca que el cabello me cubra el rostro e impida ver por donde camino. Levanto mis manos cansadas y lo aparto rápidamente para no tropezar con los adoquines sobresalientes del piso. Me sudan las manos y las piernas me tiemblan. 
- ¿Estás bien hija? – pregunta mi madre deteniéndose en medio camino tomándome de la muñeca para frenar mis pisadas aceleradas y voltearme para mirarla a la cara. No sé como decirle que me siento pésimo y que no me es posible controlar mi cuerpo. En lugar de soltar unas cuantas palabras, niego con la cabeza. – No te sientas nerviosa, cariño, es solo una prueba… - me susurra al oído abrazándome con fuerza. No sé si es idea mía o mi madre está igual o más nerviosa que yo. 
Seguimos el camino hacia el gran edificio donde se llevarán a cabo los exámenes.  A penas llegamos al lugar, veo todo el estrago que se ha formado y mi ansiedad crece. Lo único que quiero en estos momentos es salir corriendo y no volver.  Miro a mi madre y le tomo la mano apretándola con fuerza. 
-  Ma… - le susurro. Puedo notar que me tiembla la voz exageradamente –sácame de aquí ma, por favor – le pido apretando cada vez más sus manos. Se preguntarán ¿por qué tanto alboroto por un simple examen? Y la respuesta es que no es un simple examen y no es cualquier examen. Es un tipo de simulación que sucede en tu mente pero pareciera que estuvieras viviéndola en carne propia, o al menos es lo que Mane me ha contado. Es como si se metieran en tu mente y te transportaran mágicamente. Esto quizá les sonará estúpido, pero es un examen que definirá quien eres y donde perteneces. 
- Grace, nena… - me llama mi madre tomando mi cara entre sus manos – Grace mírame – levanto la mirada lentamente y me encuentro con esos ojos que me transmiten la paz que necesito – no pasa nada, cielo, son solos unos cuantos minutos, nada va sucederte, yo estaré allí apenas despiertes. – Me prometió.
- pero no pue…  - comienzo a susurrar arrugando el entrecejo. 
- solo estaré allí – me sonrió. Había olvidado el alto rango que tenía mi madre en el Consejo de Erudición. Asiento indecisa y me doy la media vuelta lista para posicionarme en el lugar que me corresponde en la larga fila. Cuando la fila comenzó a avanzar, perdí de vista a mi madre y la paz que había ganado se esfumó por completo. Nos metemos a un gran salón donde tenemos que aguardar a que nos llamen por nuestro nombre. No reconozco a nadie y no me importa, no estoy de ánimos de hablar con nadie, solo quiero que todo esto termine. 
- ¿Quieres uno? – me dice una chica a mi lado. Levanto mi mirada desde mis manos y vuelvo mi cabeza en noventa grados para mirarla. Es una chica pelirroja que me tiende una cajita de lo que seguramente son pastillas.
- no, gracias – respondo antes de volver a mirar mis manos entrelazadas en mi regazo. 
- vamos, no harán nada más que calmarte – insiste – te ves tensa y nerviosa, acéptame uno, ¿sí? – finaliza. A juzgar por su amabilidad más que por su vestimenta que la identifica, es una chica de Cordialidad. No pude evitar quedarme mirándola por unos segundos. Buscaba algún indicio que me confirmara ese mito que tanto rondaba con respecto a cordialidad. Sin embargo, no pude determinar si estaba copada o no. Decido no ser grosera y aceptarle una pastillita que me ha ofrecido con tanta amabilidad. Quizá si encuentro a alguien con quién hablar, mis nervios se esfumen. Le tiendo la mano y dejo que deposite una pastilla color celeste en ella – solo tienes que meterla en la boca y dejar que se deshaga – me explica sonriendo. 
Pasamos un rato en silencio incomodo oyendo los nombres de los chicos que deben comenzar con la simulación. 
- Soy Calíope – me dice tendiéndome la mano –puedes llamarme Cali – se presenta con su característica sonrisa. 
- Grace – respondo mientras agitamos nuestras manos tomadas. Intento devolverle la sonrisa pero me resulta una mueca de medio lado. 
- Bien, Grace, te deseo suerte – dice levantándose – iré a ver lo que acontece por allí y a ver si pillo a alguno de mis amigos para charlar antes de la hora de la verdad, nos vemos y suerte – se despide con la mano a lo que respondo de la misma manera esbozando una sonrisa de medio lado. Me agrada. 
Pasa el tiempo y no pronuncian mi nombre. Eso provoca que mis nervios incrementen y que la pastillita de Cali no provoque el efecto buscado. 
No entiendo por qué me causa tanto revuelo, independiente de el resultado de la simulación, me quedaría en mi facción, Erudición, no podría encajar en ninguna otra. Amaba mi facción, la amaba. El simple hecho de tener bibliotecas enormes a la orden del día, me hacía desear llegar a casa y encerrarme en una de las bibliotecas publicas. Me encantaba el conocimiento, nunca quedaba saciada de él, siempre buscaba más y más conocimiento.
- Grace Marie Briel – me llama por altoparlante. Me levanto y me afirmo de la silla hasta que recobro el equilibrio que había perdido cuando escuché mi nombre. Camino con paso firme entre la gente, algunos me miran atentos, otros se preocupan de sus asuntos. Camino lentamente hasta la sala trece, mi numero de la suerte. Abro la puerta y observo al hombre con ropas grises que ojea mi expediente a través de sus gafas en medio de su nariz de pájaro. Cierro la puerta para que se percate de mi presencia. Me sonríe y se acerca. 
- eres la hija de Vanessa y Albert ¿no es así? – pregunta el hombre amistoso, como la mayoría de los Abnegados. 
- s…sí – respondo. 
- pues pasa a sentarte, tu madre me contó de tu miedo, así es que haremos que esto pase rápido y sin más preámbulos – Finalizó dándose la vuelta para dirigirse a la silla donde debo sentarme. Me encamino a aquella silla de Ortodoncia y agarro los braceros con todas mis fuerzas. 
- bébete esto – me dice con voz serena. Tomo el líquido espeso que me entrega: el suero del que me había hablado Mane. – ¿Sabes que a mí también me tocó examinar a tu hermana mayor? –pregunta mientras me bebo el suero. 
- ¿a Mane? – pregunto. Sin embargo, no alcanzo a escuchar con claridad su respuesta ya que comenzó a sumirme en un sueño. 
Despierto en una habitación oscura, frente a mí tengo una cesta con un queso y otra con un cuchillo enorme. 
- Elige, querida – escucho la voz del hombre. Miro a todos lados buscándolo pero no lo encuentro, seguramente me habla desde fuera de la simulación. Observo las cestas y no estoy segura de qué elegir. No me gustan los cuchillos, son símbolo de violencia y detesto la violencia., pero ¿por qué elegir entre estas cosas? Entonces es cuando recuerdo las palabras de Mane “- no preguntes nada, solo déjate llevar por tu instinto, de eso se trata la simulación, de instinto.” Levanto la mano izquierda – soy zurda – para tomar el queso, pero comienza a desaparecer como un holograma. 
- se acabó el tiempo – dice el hombre. ¿Qué? Mane jamás me menciono que tenía un tiempo determinado en la simulación. “-Instinto” repite la voz de mi cabeza. Y ahí es cuando entiendo, el instinto no debe titubear ni un segundo, o lo es o no lo es. 
Luego aparezco en una habitación. Busco el objeto al que me enfrentaré ahora y cuando lo encuentro, los pelos se me erizan y mis manos comienzan a sudar. Un perro gigantesco me enseña sus enormes y filosos dientes. “-No puede dañarme” Repito en mi mente, pero esta no reacciona. Este era el motivo por el que debía escoger. Perfecto, ahora no tengo con qué defenderme. Trato de recordar uno de los tantos libros que he leído sobre animales y recuerdo uno que leí hace un tiempo atrás en donde enseñaban qué se debía hacer en este tipo de situaciones en aprietos. Entonces miro al perro directamente a los ojos con toda la seguridad que se me permita. “- no te tengo miedo, soy superior a ti” Pienso. Entonces, luego de un rato, el perro deja de gruñirme y comienza a relajar sus extremidades, no tiene porqué ponerse a la defensiva.  Cuando por fin suspiro relajada, la imagen de un niña castaña aparece ante mis ojos y llama al perro, quien no la reconoce y se abalanza contra ella.  Corro en dirección a este, presa de la adrenalina e intento derribarlo, sin embargo, cuando llego a su lado, el holograma desaparece y me doy contra el piso, que ahora es el piso de un autobús en movimiento. 
- ¿lo conoces? – pregunta un hombre sentado en uno de los asientos. Yo sigo en el piso. El hombre lee el diario en donde el titular señala : “Brutal asesino por fin atrapado”.
- ¿cómo dice? –pregunto. 
- que si lo conoces – dice nuevamente. Miro el periódico y observo el rostro del hombre del periódico. Algo tiene ese hombre que me hace dudar si lo conozco o no, sin embargo, no pienso confesar algo de lo que no estoy segura – Dímelo – agrega el hombre. 
- no lo conozco, señor – le respondo. 
- mientes – dice el hombre alterándose y levantándose de su asiento – por favor, niña, ¡Podrias salvarme la vida!, ¿qué no ves? – me grita.
- ¡Le he dicho que no lo conozco! – le grito de vuelta.
- ¡Mientes! – grita el hombre avanzando hacia mí - ¡Mientes! – vuelve a gritar, está a solo centímetros de mí. Va a matarme y nadie hace nada -¡Mientes! – reitera mientras su manos se posan en mis hombros y comienza a desaparecer.
- ¡No miento! – Grito revolcándome en la silla. 
- Grace, Grace, ya estás aquí, abre los ojos – me dice una voz que conozco perfectamente.
- ¡No miento! – grito nuevamente abriendo los ojos sin poder quitarme la imagen de aquel hombre con el rostro deformado.
- sé que no mientes nena, tranquila – me dice mi madre abrazándome. Me seco las lágrimas con la manga de mi sweater y me levanto de la silla. 
- ¿qué vamos a hacer, Vanessa? – pregunta el abnegado. 
- manipula los resultados, Tim, ya sabes que poner en los resultados – finaliza mi madre arrastrándome hasta la salida. Lo último que puedo ver, confundida al ver a mi madre aquí y al dialogo que cruzaron, que el hombre asiente. 





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]




-¿Donde vamos mamá? – pregunto al ver que nos dirigimos al corazón del bosque y nos desviamos olímpicamente del camino a casa. 
- escúchame atentamente, Gracie – dice mi madre tomándome el rostro entre sus manos – mañana en la ceremonia de elección, debes elegir Osadía, ¿me entiendes? – me ordenó. 
- ¿cómo? – pregunto confundida. 
-  ¿lo que oíste, Grace? debes escoger Osadía, sin importar nada – me reitera con voz firme. Jamás había visto a mi madre tan seria. Podía ver el inminente terror en sus ojos. 
- ¿por qué me pides esto a mí, mamá? – le pregunto sin entender el porqué del comportamiento. - ¿por qué no le exigiste esto a Mane? – pregunté alzando la voz.
- ¡Porque tú eres diferente, Grace! – grita mi madre tan fuerte que me asusta. Aparentemente, se da cuenta de que ha cometido al error al gritarlo a los cuatro vientos – tu eres diferente – susurra tratando de enmendar su error. 
- ¿a qué te refieres con que soy diferente? – pregunto sin comprender. 
-Gracie, eres una Divergente, tal como lo sospechaba – responde – un divergente, es quien no pertenece a una sola facción, sino que está en medio de dos o más facciones. 
- ¿y eso… eso que tiene de malo, mamá? – pregunto.
- tiene todo lo malo, cariño – me explicó – y es mejor que no sepas mucho sobre ello así no correrás riesgos – continua. – mi hermano mayor era un divergente,  Grace, era un divergente y por ello lo asesinaron – finalizó. Una sensación de hielo me recorrió la medula espinal haciendo que me estremeciera de pies a cabeza. – promételo Grace, promete que me harás caso – me suplicó mi madre. 
- vale – asentí después de verla tan urgida como estaba – pero no me culpes si quedo sin facción, mamá, yo no pertenezco a ese lugar – le espeté. 
- estoy segura que lo lograrás, cariño – me abrazó – y gracias – finalizó. 




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]




La ceremonia de elección daba comienzo y la mujer encargada de las presentaciones daba las explicaciones pertinentes, las cuales me sabía de memoria. Luego de las indicaciones, cada uno de los destinados a elegir su facción fueron sido llamados por la coordinadora de ceremonia. A medida que se acercaban por orden de abecedario, mis manos sudaban más y más y mi cuerpo se descompensaba. Una batalla se liberaba en mi mente cuestionándose si debía o no romper la promesa que le había hecho a mi madre. Si rompía la promesa, mi vida corría peligro y mi madre no me hablaría jamás en mi vida. Si cumplía con la promesa y me decidía por Osadía, me quedaría sin facción.
- Grace Marie Briel – llamó la coordinadora. Me quedé un instante quieta sin poder moverme, mis piernas no se movía, estaban pegadas a la silla. Miré hacia donde estaba mi madre, las primeras filas. Ella no me miraba pues estaba de espaldas mí. Me armé de valor y me levanté. Si no fuera por un chico que estaba a mi lado quien me afirmó para no caer, hubiera ido a parar al piso. Doy las gracias y comencé a avanzar hacia las peceras redondas que contenían los elementos característicos de cada Facción. Debía hacer un pequeño corte en la palma de mi mano y derramar la sangre sobre la pecera que contuviera el elemento de la facción a elegir. Tomo el cuchillo en mis manos y me hice el bendito corte. Mi mirada danzó entre la pecera de Erudición y la de Osadía. “- no puedo esperar a que termine la ceremonia y vuelvas a casa con nosotros, Grace “ recordé a Tessa, mi hermana menor, y lo que me había dicho mientras veníamos camino a la ceremonia. “-Lo siento mamá” pensé mientras ponía mi mano sobre la pecera de mi actual facción, sin embargo, levanté la mirada para observar a mi madre, sus manos fueron a parar a su boca indicando un gesto de sorpresa mientras que su mirada desprendía una angustiable desesperación. Cerré los ojos y recodé las palabras de mi madre “-Debes elegir Osadía” y luego no hubo duda alguna. Lo había prometido y no iba a fallarle. “- Cumplí mi promesa, mamá” pienso mientras la miro a los ojos inundados en lágrimas y oigo el sonido de mi sangre hirviendo en el fuego de Osadía.


Ficha Aceptada!


Cariño, me encanto tu ficha, esta aceptada! Vuelvo a repetir, no te lo tomes a mal, please; en la novela usaremos este guión (―) tenlo en cuenta, vi unas pequeñas faltas no hay nada de que alarmarse solo unas que otras palabras sin tilde, ame tu escrito!
Gracias por audicionar!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por campbell. el Vie 04 Abr 2014, 1:57 pm

#Luu. escribió:
Voy a audicionar.
Genial, espero tu ficha!!!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por Ponysalvaje in Neverland el Vie 04 Abr 2014, 1:57 pm

Meluche. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Aleuzenev Milen


Nombre completo: Aleuzenev Evet Milen Druved
Representante: Ellen Page
Rol: Divorciada con nuevo novio y un hijo/a.
Escrito:
Escrito :
CAPÍTULO 1. UNA SORPRESA INESPERADA...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Allí nos encontrábamos él y yo, en un jet privado que me llevaría a casa, dentro de unas seis horas aterrizaríamos y volvería al lugar de mi tortura…

Los cuatro saldaríamos cuentas pendientes. Zayn estaba dormido en frente de mí, dentro de un rato tendré que despertarlo para que se arregle, la cena de aniversario de las empresas Styles no es algo que deba tomarse a la ligera tomando en cuenta que hoy los cuatro volveríamos a estar en una misma sala juntos, viéndonos los rostros después de cinco asquerosos años. Nadie espera nuestro regreso, ni siquiera nuestros padres, es mejor que todos se sorprendan al vernos. ¡Dios hemos cambiado tanto!, no somos los mismos de antes eso lo puede asegurar cualquiera  y menos mal, sino ¿Qué sería de nosotros? .Se preguntarán como empezó todo ¿no? Pues les contaré porque aún tenemos tiempo…

Todo empezó cuando estábamos en la secundaria.
Yo era la típica feíta que solo tenía un amigo, gorda, nerd, tímida, con lentes y ropa tres veces más grade de la talla; mi familia es una de las más poderosas del Reino Unido pero eso no importaba porque si no eras hermosa simplemente no importabas.  
Por otro lado estaba Zayn mi confidente,  con su rostro lleno de granitos, lentes, igual que yo era un nerd. Nuestros padres socios de la empresa Blake.  

Era el último año y pensé que todo sería igual que siempre. Nosotros siendo ignorados e insultados por todos excepto los maestros a los cuales les agradábamos milagrosamente.
Estábamos en clase de química cuando llegó el chico nuevo, Harry Styles (becado en ese tiempo y sus padres trabajaban para los de ella)  el maestro lo presentó delante de toda la clase, me pareció el chico más lindo que había visto en el mundo y  literalmente se me abrió la boca, tanto que Zayn tuvo que darme una patada en la pierna lo que provocó  que le diera un puñetazo fuerte a la mesa por el dolor y que temblaran los tubos de ensayo que estaban ahí, todos dirigieron la mirada hacia nosotros incluyendo la de Harry.

- Señorita Blake, ¿Se encuentra bien? –Preguntó el maestro. Yo solo pude asentir con los ojos y labios apretados para no gritar de dolor. Entonces esa voz tan desagradable habló.
- Claro que no está bien profesor, ¿no es obvio que el nerd le está metiendo mano a la gorda?  –Todos rieron a excepción del rizado que solo pudo negar con la cabeza, ella le giñó el ojo a lo que él le respondió con una sonrisa  torcida picarona. –Me dan asco, amor de intentos fallidos de aborto.  
- Srta. Holland, ¡ya basta! De ese tipo de comentarios, hágame el favor de comportarse, en cuanto a usted Sr. Styles se sentará con el Sr. Tomlison que no tiene pareja. –Le dijo el profesor, Harry se sentó con Louis en el puesto que estaba justo detrás de mí –Entonces sigamos –Prosiguió el maestro.
La clase siguió normal Zayn y yo tomando apuntes y concentrados en lo nuestro hasta que  sonó la campana, estaba preparándome para salir cuando siento que me llaman…
-Srta. Blake, Sr. Styles ustedes se quedan.  
-Pero, pero peperoo –Tartamudee con cara de confundida.
-Ningún pero –Replicó él. Zayn me miró con cara de burla y salió del salón, aunque no sin antes llevarse una mirada asesina por mi parte y unas palabras silenciosas diciendo que iba a matarlo. Cuando el aula quedó totalmente vacía me dirigí hacia su escritorio al igual que Harry, se sentó y entonces habló –Se preguntarán ¿Por qué ustedes no? –Ambos asentimos. –Pues porque usted Sr. Styles es nuevo y no conoce la escuela además la Srta. Blake podrá ponerlo al día con las clases, claro si no es mucha molestia. –Miré a Harry y él a mí, iba a dar una excusa cuando  - _____ sabes que eso cuenta como créditos extras para poder graduarte ¿no? –Me puse las manos en la cintura  miré al techo, cerré los ojos y suspiré.  
-Ok, lo haré profesor –Respondí con una sonrisa, tratando de ignorar al caliente chico de ojos verdes que tenía al lado.
-  Entonces se pueden ir –Nos dimos la vuelta y nos dirigíamos a la puerta cuando –Harry, te dejo en buenas manos, ella es la mejor. -Me sonrojé ante esas palabras pero no me voltee.
-No lo dudo –Respondió con una pequeña carcajada.

Cuando estuvimos afuera el pasillo estaba desierto, me estaba dirigiendo a la cafetería cuando siento que me jalan de una mano muy fuerte y pego contra algo duro, cierro mis ojos ante la sorpresa y lanzo un gritito.
-Se supone que tienes que guiarme, no huir de mi –Me dice riendo. Miro hacia arriba y me encuentro con sus ojos verdes viendo directamente mis ojos a través de mis lentes –Tienes unos ojos muy lindos. – Me sonrojé. –Enserio –Dijo tomando mis dos mano pegándolas a su pecho.

Luego de esa escena tan vergonzosa (para mí), al cruzar las puertas de la cafetería riendo todos se nos quedaron mirando, recogimos nuestra comida y a él lo llamaron de la mesa de los populares (como era de esperarse), me iba a sentar con Zayn que esta vez se encontraba sólo comiendo con la mirada llena de sorpresa. No me senté con él sino con los populares, sorprendentemente todos me aceptaron, esa vez tenía que haber sospechado si quiera un poco pero NO ya estaba atrapada y nadie podía hacerme entrar en razón.    
 
Fueron pasando los meses y me fui separando cada vez más de mi mejor amigo para poder juntarme con la porquería, cada día lo pasaba con Harry y con el grupo de los populares. Mi primer beso me lo robó él, el día en que descubrió que me gustaba cantar y tocar el piano, me volví su novia y nunca lo noté, nunca noté que TODO ESO FUE UNA MENTIRA, UN MALDITO Y ESTÚPIDO JUEGO.   Incluso Zayn me lo dijo, me advirtió del peligro y yo lo ignoré, lo traté como basura, incluso lo insulté y a pesar de todo el siguió conmigo hasta el final, todavía no lo creo, él dice que no importa yo digo que sí, él es la mejor persona del mundo, tanto que hasta está dispuesto a ayudarme con mi venganza, bueno tiene sus razones digamos que Stephanie hiso lo mismo que Harry solo que él se dio cuenta antes de terminar como yo, fue una apuesta entre los dos y ambos salimos afectados (pero más yo).  
Creo que he se estarán preguntando cómo fue el drama y todo eso…  
No se los diré, por lo menos  hoy no, fueron demasiados recuerdos desenterrados por un día.
- ¿Por qué lloras bonita? – Escucho la voz adormilada de Zayn y me seco las lágrimas rápidamente.
- ¿Llorar? ¿Yo? , para nada Malik creo que las alturas te están afectando el cerebro –Le digo medio en broma. Él levanta una ceja, y abre sus brazos.
- ______ te conozco, tu nariz roja te delata así que…   ¡Ven aquí!  –Me dice. Yo me levanto y me siento en sus piernas, me rodea con sus fuertes brazos, me siento protegida. Así como me sentía en los brazos del imbécil, que no entiendo ¿Por qué coño mi mente no lo olvida?, mi corazón lo hiso (o eso creo) –Me dirás ¿Por qué llorabas? –Niego con la cabeza – ¿Tendré que sacártelo con un polvo, aquí mismo en el piso de este lujoso jet? –Río y niego con la cabeza –Entonces ¿Me dirás? –Suspiro y  me siento a horcadas sobre él, quedando a la altura de sus ojos.
- Recuerdos Zayn, los mismos de siempre –Le doy una media sonrisa algo triste y me abraza fuerte mente contra sí mismo.  
- Tranquila, sabes que puedes hablar de eso conmigo… Y ¿Cuál de todos esos recuerdos eran? –Me pregunta aun sosteniendo mi cuerpo.
- Recordé cuando me lo advertiste todo y yo te desprecié como la propia imbécil –Se me escapan unas lágrimas. Él me separa de su pecho y me seca las lágrimas con sus manos.    
- Shhh no te culpo, eso ya es pasado linda y  no importa. Ya te lo he dicho ¿sí? –Yo asiento y me vuelvo a recostar en su pecho  -¿Cuánto falta para que lleguemos? –Yo miro mi reloj de pulsera.                                        
- Faltan dos horas, entonces será mejor que nos vayamos arreglando –Trato de separarme de él pero no me deja, levanto la vista y me encuentro con un par de ojos marrones llenos de lujuria.
- ¡NO ZAYN! –Le digo muy seria y apuntándolo con el dedo.
- Y ¿Por qué no? –Me pregunta divertido y rozando su entrepierna con la mía.
- Porque falta poco y hay que arreglarnos, además no daría tiempo para una segunda ronda -Digo soltando un pequeño gemido al sentir la fricción.
- De acuerdo –Dice mordiéndome suavemente el labio inferior, lo que me hace soltar un gemido más fuerte –Entonces mejor baja tu precioso culo de Malik junior, si no quieres que me tire encima de ti ahora y te haga mía. –Me paro rápidamente mordiéndome el labio coqueta –Y no hagas eso que te ves jodidamente sexy.
         

               

Londres, Inglaterra/ Casa de la familia Styles.

Harry se sentía extrañamente incómodo, tenía semanas soñando con ella, con la mujer que tenía su corazón y que él mismo como el idiota que era y sigue siendo había destruido. Era la cena de aniversario de sus padres ¡POR DIOS SANTO! No podía andar así todo nervioso. Su hermana y su madre lo habían notado y le dijeron que se relajara, ¡JA! Como si eso fuera posible.
Toda su familia y amigos estaba ahí, incluso los Blake que todavía a pesar de los años nunca se enteraron del por qué rompieron él y _____. Nunca se los diría, era demasiado cobarde. Llevaba dos horas en esa casa saludando gente, y sentía que ya no aguantaba, necesitaba beber o acostarse con alguien, algunas de las dos opciones. Habían pasado los años y aún la amaba, cada vez que se tiraba a una mujer la nombraba a ella, ella era su mundo, su todo. Cuando se fue quedó destrozado y más aún cuando se enteró que se iba a América con Malik, ahí fue cuando el moreno se ganó todo su odio.
Recuerda ese día tan asqueroso como si hubiese sido ayer.
La mirada de ella repleta de rabia, impotencia y decepción, las lágrimas cayendo por sus hermosas mejillas. Esas que tanto le gustaba acariciar al verla dormir después de haber hecho el amor de manera que no se comparaba con nada. Esos ojitos café claro que lo hacían sentirse, único, especial y querido.  Y esos labios que lo transportaban a otro mundo y que lo volvían loco cada vez que le decían un Te Amo.
Ella era la indicada, aunque no lo crean esa iba a ser la madre de sus hijos, la única mujer que vería al dormir y al despertar, pero la cagó a lo GRANDE solo por conseguir dinero  y para conservar el puesto de sus padres. Aún maldice el día en que conoció a Stephanie Holland. Cambió a la chica de sus sueños por una que no valía la pena.
_____ Blake, tenía una belleza especial que más ninguna tendría todos la veían imperfecta por ser voluptuosa y por tener solo unos pocos quilos demás, pero al menos lo suyo se le pasaba con unos pocos días en el gimnasio mientras que a otras ni con todo el maquillaje del mundo se les pasaría la fealdad de su interior –Rió con melancolía y se tomó el vaso de whisky que tenía en la mano de un trago, cerró los ojos con fuerza y echó la cabeza para atrás, cuando de repente oye el sonido que no creyó volver a oír más nunca en su vida… Era su risa, su perfume, había pasado por ahí, él lo sabía o quizás solo se estuviera volviendo loco ya. Se tomó la cara con las dos manos y se pasó las manos por el pelo en un gesto de exasperación, se levantó de aquel sofá, se dirigió a donde estaban sus padres y se disculpó  porque debía irse, cuando de repente alguien lo toma del brazo…
-¡Hey, Harry! ¿A dónde vas? Aún no acaba la fiesta -Dijo su hermana.
-Gemma, me siento mal y tengo que irme antes de que me dé un ataque aquí mismo.
- Pero ¿estás bien? o… -La chica palideció –No me digas que ya la viste y por eso estás así.
- ¿Ver a quién, Gem? .No entiendo –No había terminado de hablar cuando ve a su amigo Niall que se está dirigiendo hacia él, en compañía de una mujer muy atractiva de cabello largo hasta la cintura color castaño oscuro y los labios pintados de un rojo pasión, llevaba un vestido negro de manga corta pegado que hacía resaltar cada uno de sus atributos y lucía unos tacones altos del mismo color de sus labios, quedó impactado… Hasta que dirigió su mirada hasta las piernas de la joven y se dio cuenta de una cosa; eran las mismas piernas que había visto hace cinco años, las mismas piernas que lo habían rodeado tantas veces a la hora de la pasión, eran las mismas piernas que le encantaba acariciar…                                            

-Harry, te presento a ______ Blake, la nueva presidenta de las empresas Blake  -Al escuchar eso palideció, la mujer le tendió la mano y sonrió, él le correspondió  temblando, ella se acercó lo besó en la mejilla entonces susurró…
-Será un placer trabajar con usted en ese nuevo proyecto Sr. Styles –Se separó de él y se mordó el labio provocativamente. Estaba nervioso y ella lo sabía, lo conocía demasiado bien, pobrecito, nunca se esperó verla así el muy idiota. Iba a responderle cuando de repente alguien la toma por la cintura y le da un beso detrás de la oreja.
-Cariño, ya terminé aquí ¿Será que nos vamos o, prefieres que nos quedemos un rato más? –Se volteó y le mordió el cuello a su amigo.
–Creo que mejor nos vamos, yo también terminé –Miraron a los hombres que observaban la escena impactados –Fue un placer caballeros, pero ya nos vamos.  Nos vemos el lunes. –Ninguno de los dos respondió, su amigo la apretó más contra sí. Se voltearon, y no acabaron de dar el segundo paso cuando Zayn volteó la cabeza.
-Fue un placer volverte a ver Styles –Dijo el acompañante. A lo que el rizado respondió con un tono de ira.
-El placer fue mío Malik…
Ficha Aceptada!


Corazón, me gusto tu ficha, esta aceptada! Te diré lo mismo que a las chicas, no te lo tomes a mal, please; en la novela usaremos este guión (―) tenlo en cuenta, y después del signo de pregunta (?) no pongas puntos, el escrito esta muy bien.
Gracias por audicionar!

GRACIAS POR ACEPTAR. ESPERO LOS RESULTADOS   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por campbell. el Vie 04 Abr 2014, 2:01 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:GRACIAS POR ACEPTAR. ESPERO LOS RESULTADOS   
De nada, pronto, aun hay pocas fichas..
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por spirwell. el Vie 04 Abr 2014, 2:19 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Luu Spirwell.


Nombre completo: Ludmila Catrhinna Spirwell Córtez.
Representante: Lucy Hale.
Rol: Triunfadora con muchos pretendientes.
Escrito:
A.R.N.S.:
Capítulo 029.





Tricia gritó y se abalanzó hacia su hijo. Estaba tan feliz, si bien no estaba muy conforme al principio, como toda madre sobreprotectora, le ponía feliz que le haya ofrecido una beca, la ponía tan orgullosa.



– “Jenna, también ¿tu?” – Zayn se interpuso entre la conversación de las dos mujeres.


– “En natación, ¿no es increíble? Hace dos meses, empezó a nadar, y le fascinó a Charles Gillwood, un cazatalentos para el instituto” – Sonrió el morocho tomando por la cintura a la castaña.



– “¡Tengo unos hijos de excelencia en deportes, y sus amigos no se quedan atrás!” – se emocionó mientras abrazaba al grupo de chico llamados para la beca.



– “¿Pero qué hacen aquí? ¡Vayan a visitar sus casas!” – Animó Yasser.



***



– “Hola… ¿Hay alguien en casa? – Preguntó Liam de la mano de su hermana entrando por la puerta principal.



– “¿Karen?... ¿Geoff?... ¿Hay alguien por aquí?” – se adentraron al centro de comedor, pero todo estaba a oscuras, y las únicas luces de toda la casa, eran las del árbol navideño del living.



Fueron hasta allá tratando de no chocar con nada, encendieron las luces de la cocina y leyeron la nota del refrigerador.



– “Julietta y Liam, no estaremos por unos meses, nada grave, pero creemos que necesitamos nuestro tiempo a solas, además esta bastantes grandes, trabajen, hagan algo, nuestro teléfono está averiado, asique no llamen. Lo haremos nosotros, Adiós, Karen y Geoff” – en eso consistía la carta.



– “Supongo que nos quedaremos solos en navidad” – se abrazaron.



– “Hey, yo también existo” –Habló un chica para en el marco de la puerta.


– “Ruth” – gritaron y fueron a su encuentro.


– “Los extrañé tanto” – lloriqueó.



– “¿Qué haces aquí?” – Preguntó Julietta.



– “Los extrañaba, y la idea de pasar la navidad sin ustedes no la soportaba” – se secó las gotas saladas de su cara.



– “¿Co–como estas Ni–Nicole?” – la voz quebradiza de la ojiazul se distinguía en exceso.



– “También los extraña, pero no pudo venir, porque según ella estamos en la fiesta de navidad” – elevó los hombros.  – “Alguna tenía que venir”–.



– “¿Pero hasta cuando te quedaras?” – pregunto él.



– “Liam, eso no es importante, lo que importa es que está con nosotros” – le regañó Julietta.



– “Ahora vamos, que quiero presumir que mi hermana está conmigo en navidad” – le agarró el brazo y ambas mujeres salieron de la casa mientras su hermano negaba con la cabeza.



– “¿Siempre tiene que ser así?” – se burló mientras cerraba la puerta.



***



– “Mamá, Papá, feliz navidad” – gritó el rubio entrando en su casa cuando sus padres se le abalanzaron.



– “Greg Horan ven acá a saludar a tu hermano” – le regañó la blonda mujer.



– “Mamá, estoy cambiando a mi hijo, espérate” – gritó el desde una habitación.



– “Maura, tranquila, es un pequeño castigo, Theo ayer no me dejó dormir, Niall Horan, muy feliz navidad, oh, ven aquí” – le abrazó Denisse.



– “Feliz navidad a ti también Nisse, iré a ver a mi a mi sobrino, y luego, los quiero en la sala principal” – sonrió, perdiéndose por la puerta.



***



– “¿Listos?” – preguntó el irlandés.



– “Que sí, ¡Dinos!” – gritaron todos.



–“¡Me dieron una beca para WhiteNight!” – cerró los ojos esperando que alguien se queje o algo pero su madre estaba demasiado ocupada abrazándolo.



– “Pensé que no querían que vaya a ese internado” – respondió el confundido mientas correspondía el abrazo.



– “La única razón por la que no quería que vayas es que no teníamos el dinero suficiente, pero si tienes la beca, ahora podré pagarte algo mejor para que estés cómodo en el colegio nuevo hijo” – le dijo Bobby poniendo una mano en su hombro.


– “Felicidades Niall, me hace sentir orgullosa del tío que tiene mi hijo” – le dijo ella amamantando a Theo.



– “Amo a mi familia” – suspiró Greg con un tono exagerado, abrazando a su hermano, White Night era el sueño e Niall desde que tenía 12 años y Greg le había enseñado a jugar futbol americano.



***



– “¿Hola?” – atendió el teléfono.



– “Señorita Dubois Nathalie Katherine, soy Charles Gillwood, quería comunicarle qué su solicitud para beca fue aceptada, felicitaciones, la espero” – colgó.



Kate literalmente gritó de la emoción en el tren hacia su casa, eran solo 20 minutos, pero se le estaban haciendo eternos si no fuera por esa llamada. Cuando el tren paró en la estación numero 12 ella se bajó corriendo en busca de su madre. Al entrar a la casa, la notó esperándola con una bandeja de galletas con formas navideñas, lo sabía porque veía, el trapo tejido que solo lo usaba para contener el calor de la masa.



– “Mamá, tengo que contarte algo…” –  se interrumpió.  – “¿Quién eres tú?” – se cruzó de brazos.



– “Kate él es Mario Duilng, es un psicólogo, encontré tu diario, las cartas de tu padre también” – le presentó a su hija el especialista mientras le informaba.



– “¿Qué crees que necesito asistencia psicológica?” – habló ella sarcásticamente.



– “No, yo, tu padre. Él volvió a Bradford”  – eso era un golpe bajo para Katherine, su padre solo estuvo una cuarta parte de toda su vida. Y ahora volvía y honestamente Kate no quería saber nada de la ayuda psicológica que le quiso brindar hace tres años y ahora lo volvía a hacer.



– “Mamá, ya pasé por esto, si eso no huera pasado, el White Night no me habría aceptado, ya te lo había dicho, y pasé el examen mental”  – le recordó.



– “¿El Whit–White Night?” –ella se abalanzó sobre ella y la abrazó.



– “Eso, quiere decir… Mario, vete” –le echó.



– “Perdón por eso, pero enserio necesitaba que digieras eso, que tu examen había salido bien, yo sé lo de White Night, pusiste mi mail por error, me llegó a mi antes que a ti” –la miró.



– “¿Enserio? Mamá dijiste todo eso por nada, solo para que te digiera lo del instituto y puedas refregarlo en la cara de “Mario”, eres especial” – le abrazó, su madre y su padre habían peleado por años la tenencia de Katherine.



***



– “Jenna, Zayn vamos” – les gritó Yasser desde la planta baja.



– “Zayn… vamos, levántate”  – lo empujó un poco de su cama.



– “Umh… déjame… dos y dos son cuatro…” – habló dormido mientras buscaba a tientas la cintura de la castaña y la presionaba más a su pelvis.



– “¡Zayn! No quiero sentir eso, le... van... ta… te…” – con cada silaba de la última palabra empujaba cada vez más a su hermano con el borde de la cama hasta que logró tirarlo. El fuerte ruido del cuerpo musculoso del morocho se oyó por toda la habitación hasta en la planta baja.



Ella suspiró mientras saltaba por arriba del cuerpo del pelinegro al bajar de la cama, buscó algunas toallas del armario y su ropa interior deportiva y entró a bañarse a la tina. A los minutos escuchó su puerta abrirse, y a su madre adoptiva regañando a su hijo por dormir en el piso.



***



– “Tricia, ¿A dónde vamos?”  – preguntó Jenna corriendo la cabeza de Zayn de su hombro y poniéndola en sus piernas y así lograr que la posición sea más cómoda para ella.



– “¿Recuerdas que hace unos años mencionamos los campos de los Sanz? Bueno, es hora que los conozcas”  – dijo la mujer.



– “¿Por qué Zayn siempre tiene que dormir cuando viajamos?”  – renegó su padre.



– “Pues eso no lo sacó de mí, eso es seguro” – contestó su esposa.  – “Jenna, cariño, ¿Podrías buscar el teléfono de Zayn para ver si invitó a sus amigos y si tienen la dirección correcta de los Sanz?” –



– “Oh claro” – tomó el teléfono del bolsillo del pantalón color negro lo prendió, pero estaba bloqueado.  – “Tricia, ¿Sabes la contraseña?”–le preguntó.



– “De seguro tu fecha de cumpleaños, pruébala” – le aseguró.



Jenna jamás había usado el teléfono de Zayn, desde la vez que Liam estuvo en el hospital, y en ese momento, ella pensó que había sido descubierta y por eso el habría cambiado su contraseña. Por lo cual jamás se imaginó que la contraseña de desbloqueo fuese su fecha de cumpleaños. Al ver la pantalla principal contenía un foto de ella, de la cual nunca había visto, era en blanco y negro, amaba ese efecto, su corazón había comenzado a latir demasiado rápido temía que sus padres o incluso Zayn lo notara. Había tantas fotos de ella, en momentos que no había notado, tantas fiestas, cumpleaños, comidas, recuerdos para él, cada una de las fotos significaba algo sobre Jenna aunque ella no lo notara.



– “Y Jenn, ¿Le mandó los mensajes?” – insistió la mujer.



– “Ah sí, Louis y Harry dicen que viene en camino en las camionetas de sus  tíos, todo terreno” – leyó en voz alta el mensaje de Julietta en el teléfono del pelinegro.



– “Oh, entonces viene casi detrás de nosotros, gracias linda, ahora duerme, si es que puedes con Zayn ocupándose todo los asientos” – rió. Pero Jenna solo se recostó al lado del pelinegro apoyando su cabeza en su pecho, a los segundos, él la abrazó fuertemente como si temiera que se escapara y ambos enlazaron sus piernas como siempre lo hacía cuando dormían juntos.



***



– “Jenna… Jenna… despierta… mira esto” – pero ella seguía dormida profundamente.



– “No hay otra opción, habrá que llevarla… Zayn hazlo” – dijo Cindhy.



– “¿Por qué yo?” – bufó.



– “Tu novia, tú la llevas” – le palmeó el hombro Liam.



***


Luego de dos horas, la ojiverde había despertado, pero no en el auto, sino en una cama, con algunas sabanas, su manta, y un acolchado color verde, estaba cómoda en esa posición como para querer levantarse, pero los gritos y risas de las otras salas, la incentivaron a caminar hacia donde los sonidos aumentaban mientras fregaba sus ojos.



– “¡Jenna!” – gritó Jade corriendo hacia ella.



– “Hola para ti también Amelia, ¿Han visto a Mía?” – usó el tono burlón para llamar a su amiga Jade, pero se calmó para preguntar el paradero de la chica.



– “Am… sí vino conmigo, está afuera jugando con la nieve” – respondió Julietta.



– “Gracias” – respondió.



Ella salió dejando desconcertados a todos los que estaba dentro de la casa, pero Jenna lo ignoró, fue directamente hacia afuera en busca de la punk, estaba jugando con la nieve detrás de unos troncos apilados, la castaña se acercó lentamente si hacer el menor de los ruidos hacia la espalda de la chica que vestía un atuendo muy abrigado color negro.



– “Jenna, sé que eres tú” – habló calmadamente  la de ojos amarillentos.



– “Demonios, ¿Cómo sabes eso?” – refunfuñó ella.



– “Magia” – respondió indiscriminadamente ella.



– “Mía… hablando de magia, ¿Cómo hiciste lo de la puerta de Harry el día de la fiesta de disfraces?” – suspiró nerviosamente mientras frotaba sus manos en señal de timidez.



– “Supongo que lo que menos quieres oír es Magia ¿no?” – suspiró y oyó a Jenna asentir. – “Bueno, veras, yo… soy muy buena en las artes marciales, el Wing Chung es mi especialidad, pero también algo de Karate, supongo que así pude abrir la puerta” – se encogió de hombros sin voltearse.



– “La rompiste” – le corrigió. – “Ninguna arte marcial te permite hacer eso, Mia no soy tan ingenua, dime como lo hiciste… y porque hablaste en latín” –.



– “¿Co–como sabes que hable en latín?, es casi una lengua muerta, tu nunca me dijiste que hablabas o entendías el latín”– le dijo.



– “No lo sé, solo sé que es latín, pero no sé si enserio se escucharlo o hablarlo, algo dentro de mí me dice que lo es” –Se encogió de hombros.



– “Es latín, correcto, y sí, también no es gracias a las artes marciales, correcto también” –le dio la razón, pero la castaña seguía parada de brazos cruzados esperando más respuestas por lo que soltó un bufido. – “Pero, es por algo que me hace diferente a los demás… algo que tú también tienes” – informó.



– “De… ¿De qué hablas? Yo también, tengo… ¿Tengo que cosa?” –se confundió Jenna.



– “Poderes… tienes una gran fuerza en tu interior, algo que no muchos tienen, algo que te hace especial. ¿Cómo crees que sobreviste al incendio del edificio donde te encontraron?” – se volteó dejando de lado su montaña de nieve.



– “Co–como diablos sabes de eso, eso lo saben Tricia, Yasser y Zayn, Julietta no lo sabe, tampoco Jade, nadie más que ellos” – asustada, dijo cada una de esas palabras como si en vez de convencer a Mía, intentaba convencerse a ella misma.



 – “Jenna, ¡Fui yo la que te puso ahí!” – le gritó.



– “¿Qué? No, no, eso es imposible, tú te–tenías como cuatro o cinco años”– Ella le respondió bajo, casi inaudible.



– “Tengo más de los 18 años que crees, tengo muchos más, soy yo, Jenna, ¿No recuerdas?, cuando estabas en ese hospital, la voz que te hablaba cuando despertaste, que trabaja de calmarte y que no pienses en las cosas malas que insinuaba esa sombra, fui yo, yo te protegí, como en el incendio” – admitió.



– “¿Protegerme?” – rió incrédula. – “¿Tú me protegías? Lo único que hiciste fue dejarme en un maldito edifico en llamas, podría a ver muerto, si no fuera por Yasser y Bob, yo…”– la interrumpió la punk.



– “¡Pero no fue así! Soy tu guardiana, te protegía de la muerte ¿Así es como me tratas?” – Le recriminó.



– “¡Lo único que hiciste fue alejarme de mis padres!” – Gritó Jenna fuertemente.



– “Oigan, ¿Qué pasa aquí?” – Salió Julietta seguida de todos los chicos. Pero las dos jóvenes ignoraron cualquier rastro de presencia que no sea la de ellas mismas.



– “¡Tus padres murieron! Cuando tu naciste ellos murieron” –le gritó aún más fuerte, cegada. Pero reaccionó luego de decir esas palabras, porqué los exóticos ojos verdes de Jenna empezaron a aguarse y saladas lagrimas se deslizaron por sus redondas mejillas y sus pies la llevaron hacia la puerta de la hacienda, saliendo hacia la ruta, pero un camión pasaba, ella lo vio, pero se había paralizado. Quería correr, pero no lo lograba, Mía, comenzó a correr hacía ella pero otra persona ya la había salvado, no vio quien era, Zayn estaba obstruyendo la vista de la ojiamarillos hacia el rostro de la persona misteriosa.



– “Hermosa… Hermosa, háblame. Jenna, ¿Estas bien?” – El pelinegro lo le importó tener una quemadura en sus rodillas por tirarse hacia el asfalto de la ruta en busca del débil cuerpo de Jenna, pero esta no respondía y el cada vez se ponía más nervioso.



– “Zayn… yo…”–Mia no sabía que decir.



– “Mía, vete” – le dijo seco.



– “Pero... yo enserio… no quería… lo lamento…”– bajó la cabeza.



– “Te perdono, pero será mejor que te vayas” – la habló, mientras se centraba en Jenna y hablaba con la persona que la había salvado. – “Gracias por salvarla” – solo se escuchó un débil “De nada” de parte de la otra persona y eso fue suficiente como para que Mia detuviera su caminar y se volviera furiosamente hacía atrás. La castaña teñida conocía como la palma de su mano esa voz.



– “¿Qué diablos haces tú aquí?” – la punk le exigió a la chica con un cabello color rubio–colorado que conversaba con el morocho.



– “¿Qué te pasa? No sé de qué me hablas” – le contestó levantando los hombros y retrocediendo.



– “Ninna, agradecería que dejes de fingir, no puede adueñarte de ella, yo la protejo, es mí responsabilidad, ahora vete” – empujó a la chica que respondía al nombre de Ninna.



– “¿Ninna?... ¿Qué haces aquí?” – se separó del grupo de personas que veían toda la escena sin creerlo y sin moverse. La pelirroja la miró confundida.



– “Hola Frodaitha” – Ninna bajó la cabeza mientras la saludaba, la habían descubierto.



– “Sabes que odio eternamente y con todo mi corazón que me llames así y lo estas al tanto de eso, ¿Qué haces aquí?” –



– “¿Alguien puede explicarme lo que pasa aquí?” – se hizo presente llorando Patricia Malik, desesperada al no entender porque todos los jóvenes estaban a la mitad de la ruta y su hija tirada en el piso.



– “Señora, es mejor que entremos, prometo explicarle todo lo que pasa” – le aseguró Ninna.



– “¡No me toque!, No sé quién diablos es usted, no sé qué le pasó a mi hija, y porque todo están aquí” – gritó la mujer buscando el pecho de su esposo para llorar.



– “Me llamo Ninna, Ninna Alexxa Dominika–Romero, soy guardiana e instructora de su hija adoptiva” –le contestó llevándose la atención de la mujer y de su esposo. – “Y ella solo está en sock, nada grave, por eso no se mueve, no está mal de ninguna manera, discutió con la chica aquí presente vestida de rockera arrepentida y salió a tomar aire pero por desgraciar un camión pasaba, yo la salvé” –.



– “¿Instructora de qué? No sabe de qué habla, déjenos tranquilos” – le respondió el hombre.



– “Magia” – contestó Mia por Ninna.



– “No podemos perder tiempo, porque ella” – señaló a Jenna que seguía en sock – “…Es Apola y alguien la está buscando sin descanso y es para matarla” – le advirtió Ninna.
avatar


Ver perfil de usuario http://justeatoreos.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por spirwell. el Vie 04 Abr 2014, 2:48 pm

Si hay algún problema, avisame <33333
avatar


Ver perfil de usuario http://justeatoreos.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por campbell. el Vie 04 Abr 2014, 4:20 pm

#Luu. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Luu Spirwell.


Nombre completo: Ludmila Catrhinna Spirwell Córtez.
Representante: Lucy Hale.
Rol: Triunfadora con muchos pretendientes.
Escrito:
A.R.N.S.:
Capítulo 029.





Tricia gritó y se abalanzó hacia su hijo. Estaba tan feliz, si bien no estaba muy conforme al principio, como toda madre sobreprotectora, le ponía feliz que le haya ofrecido una beca, la ponía tan orgullosa.



– “Jenna, también ¿tu?” – Zayn se interpuso entre la conversación de las dos mujeres.


– “En natación, ¿no es increíble? Hace dos meses, empezó a nadar, y le fascinó a Charles Gillwood, un cazatalentos para el instituto” – Sonrió el morocho tomando por la cintura a la castaña.



– “¡Tengo unos hijos de excelencia en deportes, y sus amigos no se quedan atrás!” – se emocionó mientras abrazaba al grupo de chico llamados para la beca.



– “¿Pero qué hacen aquí? ¡Vayan a visitar sus casas!” – Animó Yasser.



***



– “Hola… ¿Hay alguien en casa? – Preguntó Liam de la mano de su hermana entrando por la puerta principal.



– “¿Karen?... ¿Geoff?... ¿Hay alguien por aquí?” – se adentraron al centro de comedor, pero todo estaba a oscuras, y las únicas luces de toda la casa, eran las del árbol navideño del living.



Fueron hasta allá tratando de no chocar con nada, encendieron las luces de la cocina y leyeron la nota del refrigerador.



– “Julietta y Liam, no estaremos por unos meses, nada grave, pero creemos que necesitamos nuestro tiempo a solas, además esta bastantes grandes, trabajen, hagan algo, nuestro teléfono está averiado, asique no llamen. Lo haremos nosotros, Adiós, Karen y Geoff” – en eso consistía la carta.



– “Supongo que nos quedaremos solos en navidad” – se abrazaron.



– “Hey, yo también existo” –Habló un chica para en el marco de la puerta.


– “Ruth” – gritaron y fueron a su encuentro.


– “Los extrañé tanto” – lloriqueó.



– “¿Qué haces aquí?” – Preguntó Julietta.



– “Los extrañaba, y la idea de pasar la navidad sin ustedes no la soportaba” – se secó las gotas saladas de su cara.



– “¿Co–como estas Ni–Nicole?” – la voz quebradiza de la ojiazul se distinguía en exceso.



– “También los extraña, pero no pudo venir, porque según ella estamos en la fiesta de navidad” – elevó los hombros.  – “Alguna tenía que venir”–.



– “¿Pero hasta cuando te quedaras?” – pregunto él.



– “Liam, eso no es importante, lo que importa es que está con nosotros” – le regañó Julietta.



– “Ahora vamos, que quiero presumir que mi hermana está conmigo en navidad” – le agarró el brazo y ambas mujeres salieron de la casa mientras su hermano negaba con la cabeza.



– “¿Siempre tiene que ser así?” – se burló mientras cerraba la puerta.



***



– “Mamá, Papá, feliz navidad” – gritó el rubio entrando en su casa cuando sus padres se le abalanzaron.



– “Greg Horan ven acá a saludar a tu hermano” – le regañó la blonda mujer.



– “Mamá, estoy cambiando a mi hijo, espérate” – gritó el desde una habitación.



– “Maura, tranquila, es un pequeño castigo, Theo ayer no me dejó dormir, Niall Horan, muy feliz navidad, oh, ven aquí” – le abrazó Denisse.



– “Feliz navidad a ti también Nisse, iré a ver a mi a mi sobrino, y luego, los quiero en la sala principal” – sonrió, perdiéndose por la puerta.



***



– “¿Listos?” – preguntó el irlandés.



– “Que sí, ¡Dinos!” – gritaron todos.



–“¡Me dieron una beca para WhiteNight!” – cerró los ojos esperando que alguien se queje o algo pero su madre estaba demasiado ocupada abrazándolo.



– “Pensé que no querían que vaya a ese internado” – respondió el confundido mientas correspondía el abrazo.



– “La única razón por la que no quería que vayas es que no teníamos el dinero suficiente, pero si tienes la beca, ahora podré pagarte algo mejor para que estés cómodo en el colegio nuevo hijo” – le dijo Bobby poniendo una mano en su hombro.


– “Felicidades Niall, me hace sentir orgullosa del tío que tiene mi hijo” – le dijo ella amamantando a Theo.



– “Amo a mi familia” – suspiró Greg con un tono exagerado, abrazando a su hermano, White Night era el sueño e Niall desde que tenía 12 años y Greg le había enseñado a jugar futbol americano.



***



– “¿Hola?” – atendió el teléfono.



– “Señorita Dubois Nathalie Katherine, soy Charles Gillwood, quería comunicarle qué su solicitud para beca fue aceptada, felicitaciones, la espero” – colgó.



Kate literalmente gritó de la emoción en el tren hacia su casa, eran solo 20 minutos, pero se le estaban haciendo eternos si no fuera por esa llamada. Cuando el tren paró en la estación numero 12 ella se bajó corriendo en busca de su madre. Al entrar a la casa, la notó esperándola con una bandeja de galletas con formas navideñas, lo sabía porque veía, el trapo tejido que solo lo usaba para contener el calor de la masa.



– “Mamá, tengo que contarte algo…” –  se interrumpió.  – “¿Quién eres tú?” – se cruzó de brazos.



– “Kate él es Mario Duilng, es un psicólogo, encontré tu diario, las cartas de tu padre también” – le presentó a su hija el especialista mientras le informaba.



– “¿Qué crees que necesito asistencia psicológica?” – habló ella sarcásticamente.



– “No, yo, tu padre. Él volvió a Bradford”  – eso era un golpe bajo para Katherine, su padre solo estuvo una cuarta parte de toda su vida. Y ahora volvía y honestamente Kate no quería saber nada de la ayuda psicológica que le quiso brindar hace tres años y ahora lo volvía a hacer.



– “Mamá, ya pasé por esto, si eso no huera pasado, el White Night no me habría aceptado, ya te lo había dicho, y pasé el examen mental”  – le recordó.



– “¿El Whit–White Night?” –ella se abalanzó sobre ella y la abrazó.



– “Eso, quiere decir… Mario, vete” –le echó.



– “Perdón por eso, pero enserio necesitaba que digieras eso, que tu examen había salido bien, yo sé lo de White Night, pusiste mi mail por error, me llegó a mi antes que a ti” –la miró.



– “¿Enserio? Mamá dijiste todo eso por nada, solo para que te digiera lo del instituto y puedas refregarlo en la cara de “Mario”, eres especial” – le abrazó, su madre y su padre habían peleado por años la tenencia de Katherine.



***



– “Jenna, Zayn vamos” – les gritó Yasser desde la planta baja.



– “Zayn… vamos, levántate”  – lo empujó un poco de su cama.



– “Umh… déjame… dos y dos son cuatro…” – habló dormido mientras buscaba a tientas la cintura de la castaña y la presionaba más a su pelvis.



– “¡Zayn! No quiero sentir eso, le... van... ta… te…” – con cada silaba de la última palabra empujaba cada vez más a su hermano con el borde de la cama hasta que logró tirarlo. El fuerte ruido del cuerpo musculoso del morocho se oyó por toda la habitación hasta en la planta baja.



Ella suspiró mientras saltaba por arriba del cuerpo del pelinegro al bajar de la cama, buscó algunas toallas del armario y su ropa interior deportiva y entró a bañarse a la tina. A los minutos escuchó su puerta abrirse, y a su madre adoptiva regañando a su hijo por dormir en el piso.



***



– “Tricia, ¿A dónde vamos?”  – preguntó Jenna corriendo la cabeza de Zayn de su hombro y poniéndola en sus piernas y así lograr que la posición sea más cómoda para ella.



– “¿Recuerdas que hace unos años mencionamos los campos de los Sanz? Bueno, es hora que los conozcas”  – dijo la mujer.



– “¿Por qué Zayn siempre tiene que dormir cuando viajamos?”  – renegó su padre.



– “Pues eso no lo sacó de mí, eso es seguro” – contestó su esposa.  – “Jenna, cariño, ¿Podrías buscar el teléfono de Zayn para ver si invitó a sus amigos y si tienen la dirección correcta de los Sanz?” –



– “Oh claro” – tomó el teléfono del bolsillo del pantalón color negro lo prendió, pero estaba bloqueado.  – “Tricia, ¿Sabes la contraseña?”–le preguntó.



– “De seguro tu fecha de cumpleaños, pruébala” – le aseguró.



Jenna jamás había usado el teléfono de Zayn, desde la vez que Liam estuvo en el hospital, y en ese momento, ella pensó que había sido descubierta y por eso el habría cambiado su contraseña. Por lo cual jamás se imaginó que la contraseña de desbloqueo fuese su fecha de cumpleaños. Al ver la pantalla principal contenía un foto de ella, de la cual nunca había visto, era en blanco y negro, amaba ese efecto, su corazón había comenzado a latir demasiado rápido temía que sus padres o incluso Zayn lo notara. Había tantas fotos de ella, en momentos que no había notado, tantas fiestas, cumpleaños, comidas, recuerdos para él, cada una de las fotos significaba algo sobre Jenna aunque ella no lo notara.



– “Y Jenn, ¿Le mandó los mensajes?” – insistió la mujer.



– “Ah sí, Louis y Harry dicen que viene en camino en las camionetas de sus  tíos, todo terreno” – leyó en voz alta el mensaje de Julietta en el teléfono del pelinegro.



– “Oh, entonces viene casi detrás de nosotros, gracias linda, ahora duerme, si es que puedes con Zayn ocupándose todo los asientos” – rió. Pero Jenna solo se recostó al lado del pelinegro apoyando su cabeza en su pecho, a los segundos, él la abrazó fuertemente como si temiera que se escapara y ambos enlazaron sus piernas como siempre lo hacía cuando dormían juntos.



***



– “Jenna… Jenna… despierta… mira esto” – pero ella seguía dormida profundamente.



– “No hay otra opción, habrá que llevarla… Zayn hazlo” – dijo Cindhy.



– “¿Por qué yo?” – bufó.



– “Tu novia, tú la llevas” – le palmeó el hombro Liam.



***


Luego de dos horas, la ojiverde había despertado, pero no en el auto, sino en una cama, con algunas sabanas, su manta, y un acolchado color verde, estaba cómoda en esa posición como para querer levantarse, pero los gritos y risas de las otras salas, la incentivaron a caminar hacia donde los sonidos aumentaban mientras fregaba sus ojos.



– “¡Jenna!” – gritó Jade corriendo hacia ella.



– “Hola para ti también Amelia, ¿Han visto a Mía?” – usó el tono burlón para llamar a su amiga Jade, pero se calmó para preguntar el paradero de la chica.



– “Am… sí vino conmigo, está afuera jugando con la nieve” – respondió Julietta.



– “Gracias” – respondió.



Ella salió dejando desconcertados a todos los que estaba dentro de la casa, pero Jenna lo ignoró, fue directamente hacia afuera en busca de la punk, estaba jugando con la nieve detrás de unos troncos apilados, la castaña se acercó lentamente si hacer el menor de los ruidos hacia la espalda de la chica que vestía un atuendo muy abrigado color negro.



– “Jenna, sé que eres tú” – habló calmadamente  la de ojos amarillentos.



– “Demonios, ¿Cómo sabes eso?” – refunfuñó ella.



– “Magia” – respondió indiscriminadamente ella.



– “Mía… hablando de magia, ¿Cómo hiciste lo de la puerta de Harry el día de la fiesta de disfraces?” – suspiró nerviosamente mientras frotaba sus manos en señal de timidez.



– “Supongo que lo que menos quieres oír es Magia ¿no?” – suspiró y oyó a Jenna asentir. – “Bueno, veras, yo… soy muy buena en las artes marciales, el Wing Chung es mi especialidad, pero también algo de Karate, supongo que así pude abrir la puerta” – se encogió de hombros sin voltearse.



– “La rompiste” – le corrigió. – “Ninguna arte marcial te permite hacer eso, Mia no soy tan ingenua, dime como lo hiciste… y porque hablaste en latín” –.



– “¿Co–como sabes que hable en latín?, es casi una lengua muerta, tu nunca me dijiste que hablabas o entendías el latín”– le dijo.



– “No lo sé, solo sé que es latín, pero no sé si enserio se escucharlo o hablarlo, algo dentro de mí me dice que lo es” –Se encogió de hombros.



– “Es latín, correcto, y sí, también no es gracias a las artes marciales, correcto también” –le dio la razón, pero la castaña seguía parada de brazos cruzados esperando más respuestas por lo que soltó un bufido. – “Pero, es por algo que me hace diferente a los demás… algo que tú también tienes” – informó.



– “De… ¿De qué hablas? Yo también, tengo… ¿Tengo que cosa?” –se confundió Jenna.



– “Poderes… tienes una gran fuerza en tu interior, algo que no muchos tienen, algo que te hace especial. ¿Cómo crees que sobreviste al incendio del edificio donde te encontraron?” – se volteó dejando de lado su montaña de nieve.



– “Co–como diablos sabes de eso, eso lo saben Tricia, Yasser y Zayn, Julietta no lo sabe, tampoco Jade, nadie más que ellos” – asustada, dijo cada una de esas palabras como si en vez de convencer a Mía, intentaba convencerse a ella misma.



 – “Jenna, ¡Fui yo la que te puso ahí!” – le gritó.



– “¿Qué? No, no, eso es imposible, tú te–tenías como cuatro o cinco años”– Ella le respondió bajo, casi inaudible.



– “Tengo más de los 18 años que crees, tengo muchos más, soy yo, Jenna, ¿No recuerdas?, cuando estabas en ese hospital, la voz que te hablaba cuando despertaste, que trabaja de calmarte y que no pienses en las cosas malas que insinuaba esa sombra, fui yo, yo te protegí, como en el incendio” – admitió.



– “¿Protegerme?” – rió incrédula. – “¿Tú me protegías? Lo único que hiciste fue dejarme en un maldito edifico en llamas, podría a ver muerto, si no fuera por Yasser y Bob, yo…”– la interrumpió la punk.



– “¡Pero no fue así! Soy tu guardiana, te protegía de la muerte ¿Así es como me tratas?” – Le recriminó.



– “¡Lo único que hiciste fue alejarme de mis padres!” – Gritó Jenna fuertemente.



– “Oigan, ¿Qué pasa aquí?” – Salió Julietta seguida de todos los chicos. Pero las dos jóvenes ignoraron cualquier rastro de presencia que no sea la de ellas mismas.



– “¡Tus padres murieron! Cuando tu naciste ellos murieron” –le gritó aún más fuerte, cegada. Pero reaccionó luego de decir esas palabras, porqué los exóticos ojos verdes de Jenna empezaron a aguarse y saladas lagrimas se deslizaron por sus redondas mejillas y sus pies la llevaron hacia la puerta de la hacienda, saliendo hacia la ruta, pero un camión pasaba, ella lo vio, pero se había paralizado. Quería correr, pero no lo lograba, Mía, comenzó a correr hacía ella pero otra persona ya la había salvado, no vio quien era, Zayn estaba obstruyendo la vista de la ojiamarillos hacia el rostro de la persona misteriosa.



– “Hermosa… Hermosa, háblame. Jenna, ¿Estas bien?” – El pelinegro lo le importó tener una quemadura en sus rodillas por tirarse hacia el asfalto de la ruta en busca del débil cuerpo de Jenna, pero esta no respondía y el cada vez se ponía más nervioso.



– “Zayn… yo…”–Mia no sabía que decir.



– “Mía, vete” – le dijo seco.



– “Pero... yo enserio… no quería… lo lamento…”– bajó la cabeza.



– “Te perdono, pero será mejor que te vayas” – la habló, mientras se centraba en Jenna y hablaba con la persona que la había salvado. – “Gracias por salvarla” – solo se escuchó un débil “De nada” de parte de la otra persona y eso fue suficiente como para que Mia detuviera su caminar y se volviera furiosamente hacía atrás. La castaña teñida conocía como la palma de su mano esa voz.



– “¿Qué diablos haces tú aquí?” – la punk le exigió a la chica con un cabello color rubio–colorado que conversaba con el morocho.



– “¿Qué te pasa? No sé de qué me hablas” – le contestó levantando los hombros y retrocediendo.



– “Ninna, agradecería que dejes de fingir, no puede adueñarte de ella, yo la protejo, es mí responsabilidad, ahora vete” – empujó a la chica que respondía al nombre de Ninna.



– “¿Ninna?... ¿Qué haces aquí?” – se separó del grupo de personas que veían toda la escena sin creerlo y sin moverse. La pelirroja la miró confundida.



– “Hola Frodaitha” – Ninna bajó la cabeza mientras la saludaba, la habían descubierto.



– “Sabes que odio eternamente y con todo mi corazón que me llames así y lo estas al tanto de eso, ¿Qué haces aquí?” –



– “¿Alguien puede explicarme lo que pasa aquí?” – se hizo presente llorando Patricia Malik, desesperada al no entender porque todos los jóvenes estaban a la mitad de la ruta y su hija tirada en el piso.



– “Señora, es mejor que entremos, prometo explicarle todo lo que pasa” – le aseguró Ninna.



– “¡No me toque!, No sé quién diablos es usted, no sé qué le pasó a mi hija, y porque todo están aquí” – gritó la mujer buscando el pecho de su esposo para llorar.



– “Me llamo Ninna, Ninna Alexxa Dominika–Romero, soy guardiana e instructora de su hija adoptiva” –le contestó llevándose la atención de la mujer y de su esposo. – “Y ella solo está en sock, nada grave, por eso no se mueve, no está mal de ninguna manera, discutió con la chica aquí presente vestida de rockera arrepentida y salió a tomar aire pero por desgraciar un camión pasaba, yo la salvé” –.



– “¿Instructora de qué? No sabe de qué habla, déjenos tranquilos” – le respondió el hombre.



– “Magia” – contestó Mia por Ninna.



– “No podemos perder tiempo, porque ella” – señaló a Jenna que seguía en sock – “…Es Apola y alguien la está buscando sin descanso y es para matarla” – le advirtió Ninna.
Ficha Aceptada!


Lu, ame tu ficha, esta aceptada! Repito, no te lo tomes a mal, please; en la novela usaremos este guión (―) tenlo en cuenta, tu ortografía es perfecta, me encanto el escrito.
Gracias por audicionar!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: The Exes | N.C | Resultados!

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.