O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» new rules ♡ muro interactivo
Hoy a las 10:14 pm por hemmo.

» i'm meaner than my demons
Hoy a las 10:14 pm por o'callaghan

» surrender
Hoy a las 10:04 pm por o'callaghan

» Who is Andrea?
Hoy a las 10:03 pm por Saeran

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 9:33 pm por Andy Belmar.

» ♡ snow flower.
Hoy a las 9:30 pm por sagittarius

» Badlands | Novela Colectiva.
Hoy a las 7:45 pm por roman.

» tropical night.
Hoy a las 7:24 pm por changkyun.

» Mover y Borrar Temas |12|
Hoy a las 7:07 pm por mili_directioner<3

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Página 2 de 12. Precedente  1, 2, 3, ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Lady.Folbroke el Mar 08 Abr 2014, 9:30 pm

Mrs. Malfoy escribió:Y aquí llegó la chica más sensual de todo el foro   
ahque. 
Tal vez no sea la más sensual de todo el foro, pero soy la más fiel a tus novelas. 
Me encantaron los capítulos. La Raya estaba como que "¿Hogwarts? WTF". 
Me encantó. ¡Síguela! 



xD Que bueno que estés aquí  ;)  Gracias por leerme en esta nove c:


Jejeje claro... mi lectora modesta    :P    


 :ilusion:  Un día de éstos me harás llorar con tus comments 



En un rato subo el siguiente cap... Ya sabes, "larguillos" :D como me gustan (sin albur, porque últimamente sufro de "alburllying*"   *Jajaja me acabo de inventar eso)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Lady.Folbroke el Mar 08 Abr 2014, 10:28 pm

Capítulo 3


Sorpresas Y Explicaciones

*Narra Escritora*

_____ estaba aún tumbada en su cama pensando en lo que había soñado. Sonrió ante tal posibilidad, se levantó e hizo su tarea. Quería tener el fin de semana libre. Lo mejor es que sólo tenía de español y era una investigación a computadora. Rápido lo hizo y lo imprimió. Bajó en busca de mi familia para contarles del sueño mientras almorzaban. Nunca imaginó encontrar ahí lo que vio.

Ahí en su sala, sentado en su sillón favorito. Estaba el director de la escuela de Hogwarts, el director que con tantas ganas tenía de platicar cuando veía sus películas favoritas, estaba ahí, sonriéndole como si la conociera de pequeña. _____ estaba atónita. "¿No se suponía que todo eso había sido un sueño?"

*Narra _____ Brooks*

-Buenos días _____, ¿dormiste bien?- una voz pasiva sacudió mi cerebro. "El director más famoso me dio los buenos días ¿qué está pasándole al mundo?"

-Ho… hola… buenos días… creo…- contesté abrumada. "¡Trajeron a Dumbledore! Mis padres son geniales, o están chiflados..."

-_____, el profesor les dará un mini-tour por Londres, ya que vivirán allá 2 semanas antes de entrar a clases- comentó con naturalidad mi madre. "¿Enserio? que imaginación. A veces me sorprende que no tenga la misma que ellos."



-Mami, ¿enserio?...- solté una risa burlona – No era necesario contratar un actor. ¿A dónde quieren llegar con esto?- pregunté seriamente.

-No es una broma si es lo que éstas pensando _____- el director me hablo con una sonrisa.- Te necesitamos en nuestro mundo, a ti y a tu hermano.- dijo sin perder la calma.

-_____, escúchalos… tienen razón- una tercera voz apareció dándome cuenta de que me mi hermano estaba en el otro sillón.

-¿A ti ya te convencieron Leo? No lo puedo creer. ¿Por qué no se dan cuenta de que esto no puede ser cierto?- dije en voz alta, desconcertada. Este tema me estaba poniendo de mal humor.

-Oh, si lo es, _____- la voz pacífica del profesor/actor se dirigió a mí. Y entonces lo hizo. Todos los aparatos electrónicos que teníamos en casa se encendieron. El estéreo a todo volumen al igual que la televisión, el ruido sonoro de la cocina no se hizo esperar, la licuadora, el microondas, el chocomilero, el refrigerador se encendía y apagaba de nuevo, en el cuarto de lavado los aparatos se encendieron, se escuchó el tecleo de mi laptop y el cliqueo de mi tablet, la impresora y la computadora de escritorio, todo prendió en un minuto y al siguiente estaba todo como si nada hubiera pasado. Yo solo atiné a asustarme.

-Debe de haber una falla en los aparatos- dije de manera tranquila- Tal vez tengan cortos circuitos- tenía que convencerme a mí misma.

-Tú sabes bien más que nadie que es lo que pasó, _____- habló la voz de mi padre, como si me estuviera reprendiendo.

-¡UN FANTASMA!- Grite más asustada de lo normal. Porque no quería que la razón fuese la que estaba pensando.

-Sabes muy bien que ha sido magia- otra vez mi hermano con su semblante tranquilo. – Y que él es el verdadero Dumbledore, de las personas que siempre hablas.- "Cuando mi hermano tiene razón lo detesto, siempre da miedo."

-¿Tú como lo has manejado tan bien? ¿Qué se supone que debo hacer? Toda mi vida he pensado que estas cosas no existen. Esto no debe existir, no lo hace, eso va contra la ley de la naturaleza. Todas las personas sabemos que es física o ciencia y no magia, ¿entiendes?- lo dije sonando lo más fuerte que pude, pero tuve la sensación de que con mi confusión no logre escucharme bien. "Nuestros padres siempre nos habían convencido de esto."

-Ya _____, tranquila. Está bien.- mi madre me abrazo y yo sólo me deje llevar.

-No está bien má, no está bien.- la miré a los ojos, tratando de mostrarle el miedo que tenía al saber que sí era real.

Sin saber cómo, llegue a mi cuarto con mi madre. Me dejo para que me cambiara el pijama porque iríamos con el profesor a recorrer Londres en una hora.

Salimos al patio trasero sin decir nada. Yo llevaba unos jeans azul oscuro, una blusa cómoda, una chaqueta negra y unas botas largas de tacón grueso. Mi hermano traía unos pantalones de mezclilla azul deslavado, una camisa negra y una playera a cuadros encima, con sus converse grises y una gorra gris también. El profesor Dumbledore se quedó en medio del patio y nos extendió sus manos para que las tomáramos. Así lo hicimos, los dos al mismo tiempo, y entonces sentí como si volara dando vueltas, como si estuviera en el trabant de las ferias a las que asistimos a cada año, pero esto era peor, sentí mi estómago y mis ojos dando vueltas en direcciones opuestas. Cuando pude visualizar mejor, nos encontrábamos en un callejón oscuro, caminé hasta el final de éste.

Estaba en frente de un establecimiento, era como un bar/restaurant/hotel o algo así, de lo que si estaba segura era de lo tétrico que se veía en persona ese lugar, digo, en la historia se era oscuro, pero aquí en vivo y en directo sí que daba miedo, definitivamente no dormiría dormir ahí. Estábamos en frente del Caldero Chorreante.

El profesor y mi hermano llegaron a donde yo estaba, Dumbledore con una sonrisa en su rostro y mi hermano igual de estupefacto que yo.

-¿Les parece si entramos a almorzar algo?- esa voz calmada rompió el silencio. Pero antes de que pudiera objetar, él habló de nuevo.- Les responderé todas sus dudas que tengan. Se los prometo.-Y otra vez esa sonrisa "¿Acaso nunca reflejaba otra emoción? O ¿Vernos así de confundidos le era gracioso?"

Sin decir nada entramos y nos sentamos en unos lugares vacíos. No era sorpresa lo que veía, esos platos, vasos, cubiertos y sillas moviéndose solos, ya lo había visto en las películas y me lo imaginaba por lo que leía en los libros, pero aún no me acostumbraba, y no podía evitar espantarme de vez en cuando.

-Señor, entonces ¿es cierto?- pregunté con la vista en una silla que se acomodaba sola.

-Sí, _____, es cierto. A tu hermano no le ha costado mucho asimilarlo.-  Respondió apartando sus manos de la mesa para dejar reposar nuestros platos de extraña comida, pero en sus ojos había sinceridad.

-Sólo tengo yo una pregunta, Albus- Mi hermano hablo serio. "¿Desde cuándo esas confiancitas, Leo?" Lo reprendí con la mirada por llamarlo por su nombre, como si se conocieran hace tiempo. Y como si me leyeran la mente, el profesor me contestó mi duda.

-_____, tu hermano y yo ya nos conocíamos. En agosto del año pasado. Él ya tenía su carta a Hogwarts pero no quiso asistir hasta que llegara la tuya.- Respondió mirándome a los ojos. Yo estaba seria ante su confesión, pero él siguió.- Dime Leo, ¿cuál es tu duda?- cuestionó a mi hermano.

-Se supone que a todo mago o bruja que están destinados a estudiar en Hogwarts les llega la carta de aceptación a los 11 años, para empezar y terminar los estudios completos ahí ¿no?- el profesor asintió. - ¿Entonces por qué a mi hermana y a mí nos ha llegado tan tarde la carta de aceptación?- Leo estaba tan serio que asustaba toda su curiosidad. "Pero es cierto, debe haber una buena explicación, porque nuestros padres no son magos ¿o sí?"

-Su padre es mago, y su madre es bruja, ambos sangre pura. Y ustedes no asistirían al colegio hasta que ellos aceptaran. - Respondió con simpleza. Antes de que pudiera continuar yo lo interrumpí.

-Eso no es verdad, creo que se equivocó de personas señor, con todo respeto, usted no está hablando con las personas correctas.- Me quedé en silencio al ver sus rostros viéndome como si supieran algo que yo no. – ¿Qué es lo que sabes tú, Leo?- dirigí la vista hacia mi hermano.

-Mhmm… Cuando cumplí 13 años, me llegó mi carta, tampoco lo creía como tu, _____, y mis padres estaban molestos también, porque ellos no quieren que nos arriesguemos. Entonces les dije que no asistiría si tú no lo hacías tampoco. Por eso cuando cumpliste 15 años y no llegó ninguna carta estaban tan felices. Pero entonces llegó la tuya, y ya sabes cómo te sobreprotegen, nuestros padres sólo están asustados, al igual que nosotros, pero con lo que sabemos sobre lo que pasará podremos ayudarlos y evitar accidentes y muertes innecesarias.- me explicó mi hermano y pude notar que tampoco estaba tan entusiasmado, pero estaba seguro de querer ayudarlos. "Entonces yo también lo haré, no dejaré a mi hermanito sólo en esto." Le sonreí comprensiva.

-Profesor, si mis padres son magos, ¿por qué no asistieron a Hogwarts? Es más, nunca vi que hicieran algo de magia.- me dirigí formalmente al director que ya había comprendido que acepté la estadía en Hogwarts.

-Ellos nunca aceptaron mi invitación; pero además yo sabía que ellos no serían los elegidos, sino ustedes. Sus hijos.- El director ya me transmitía confianza y supe que me decía la verdad. Ahora, tenía otra pregunta para saber cómo podríamos ayudarlos.

Nadie dijo nada más en dos minutos. el director nos observaba con escepticismo, para luego sólo sonreír. 

-Entonces… ¿quieren ir a echar un vistazo al Callejón Diagón?- ofreció amistosamente.

-¿Es una pregunta retórica?- pregunte sonriendo y ellos rieron.  –Supongo que nadie tiene que enterarse de esto ¿verdad? Y en la escuela, ¿Tampoco podemos hablar de lo que sabemos, o me equivoco?- pregunté una vez parada frente a la pared que da paso al mundo mágico.

-Así es _____, nadie tiene que saberlo. ¿Está bien, Leo?-  nos lo dijo viendo fijamente la pared. Leo asintió, yo estaba ansiosa de ver ese extraordinario mundo. Pero por su semblante parecía que el profesor estaba indeciso en dejarnos pasar o no.

"Waow, se quedaría corto"

Enserio, todo era mucho mejor que en mi imaginación. Había tiendas por todas partes, de libros, uniformes, accesorios para los deportes, de varitas, alcancé a ver el banco de Gringotts, donde el profesor Dumbledore nos dijo que teníamos cuenta por parte de nuestros abuelos que sí habían asistido a Hogwarts; de dulces, de bromas, de todo había ahí, todo era simplemente magnífico. Recorrimos todo eso hasta que nos cansamos. Decidimos que ya era suficiente por un día.


Cuando salimos del callejón, nos despedimos del director para ir en busca de un hotel y poder pasar la noche. Por la mañana Leo y yo visitamos varios lugares turísticos del Londres muggle y por la tarde regresamos al Caldero Chorreante con Dumbledore, para regresar a casa.



**Gracias por los comments, mis wapas y "beshas" lectoras x) 
Sigan presionándome pa´subir capis :P  jejeje 
Hasta el próximo x)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por LingRiggs el Miér 09 Abr 2014, 12:52 am

Hola otra ves Siguela!!! O.... Elmo ira a tu casa a matarte (bueno si te mata no sigues la nove a si k no
:b ) ♥·♥ Bueno siguela o me cortare las venas con mi galletita de perrito, Tu solo Siguela
ATTE:Una loca llamada Ling :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Lady.Folbroke el Miér 09 Abr 2014, 6:01 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola otra ves Siguela!!! O.... Elmo ira a tu casa a matarte (bueno si te mata no sigues la nove a si k no
:b ) ♥️·♥️ Bueno siguela o me cortare las venas con mi galletita de perrito, Tu solo Siguela
ATTE:Una loca llamada Ling :)


Hola Ling    


jejejeje eso es gracioso... Por que nunca jamás de los jamáces tuve miedo a Elmo    :P


La sigo en un rato, no quiero que me dejes de leer x) te extrañaría un montón


Hasta el siguiente comment x)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Lady.Folbroke el Miér 09 Abr 2014, 7:16 pm

Capítulo 4


Graduación y Mis Poderes


*Narra _____ Brooks*

Hoy es lunes, de vuelta a clases… genial… "Nótese el sarcasmo".

Después del viaje a Londres, hablamos con nuestros padres de que todo saldría bien y de que no había de que preocuparse. Sinceramente, si estaba muy preocupada. Tenía cinco meses y medio de vida normal si se le puede llamar así, iba a mentir a mis amigas, me iba a alejar de Cris porque no quería encariñarme más con él ya que me iba a ir del país, además aún mi orgullo se sentía decepcionado lo que él hizo.

Me puse mi uniforme: playera blanca con cuello y mangas color café, falda tableada a cuadros cafés y blancos, chaleco y suéter café oscuro, calcetas blancas a las rodillas, y mis zapatos "escolares" de tacón chico, negros con listones blancos. Me alisé el cabello con mi plancha y lo decoré con un broche blanco, una base de maquillaje ligero, sin olvidar mis lentillas y brillo en mis labios. Bajé a desayunar. Todo estaba como si nada hubiera pasado, mis padres, mis hermanos y yo hablamos mucho como antes entre risas en lo que daba la hora de partir a clases o al trabajo.

Mi hermano me dejo en mi salón de clases y él se fue el suyo, ya sabía lo de Cris y no dejaría que se acercara a mí. Las clases transcurrieron normal, y al final de éstas, siempre ponía escusas a Cris para no hablar con él. Es tonto y aniñado lo sabía bien, pero con el tiempo me di cuenta que no estaba enamorada, si me gustaba y mucho, pero sólo era como un capricho o algo así, atracción física es la mejor descripción.

El tiempo pasó muy rápido. Con mis amigas estaba muy bien, nos contábamos todo, excepto de Hogwarts, y siempre evitábamos el tema de Cris. Hablamos sobre qué haríamos en vacaciones y luego sobre la carrera que elegimos para estudiar en la prepa que habíamos elegido desde el año pasado, las chicas estaban muy emocionadas de saber que estaríamos las tres juntas otra vez. Fue cuando les conté.

-Oigan, chicas… saldré del país en vacaciones- comenté muy temerosa ante su reacción. Con la vista en el suelo de la cafetería de la secundaria.

-Eso es estupendo, _____- fijé mi vista en mi amiga emocionada.- Sólo recuerda que tenemos 2 semanas de propedéuticos para la prepa antes del inicio de clases.- añadió con mando, escogiendo una galleta.

-No, Lucy. No entienden. – respiré profundo antes de soltarles la noticia. Ellas estaban confundidas. – Me voy a estudiar a Londres. – "Listo, Lo hice. A una semana de graduarme de la secundaría me quedaría sin amigas."

-Pe… pero… _____, ya habíamos quedado en estudiar juntas las tres en la misma institución, en la misma especialidad. ¿Recuerdas?- Lucy estaba conmocionada, hablaba muy rápido. –_____, nos estuvimos preparando para Laboratorista clínico hace unos meses, ¿Ya lo olvidaste?- Aún no salía de su asombro. Yo solo estaba cabizbaja por haberles mentido y emocionarlas porque según estudiaríamos tres años más, las tres juntas. Tenía que improvisar rápido, ya que la explicación que había planeado la acababa de olvidar.

-Perdón, Lucy. Mi abuelo Marco nos encontró plazas en Londres, quiere que estudiemos donde él lo hizo.- expliqué lo más convincente.

-¿Nos?- Susy lo notó, ya no quería hablar más. Este nudo en la garganta no me dejaría hacerlo. – ¿Leo también se va?- ahora estaba más extrañada. Sabía que quería mucho a mi hermano, más de lo debido. Pero él no correspondería a sus sentimientos, lo conocía muy bien, y ella no era su tipo.

-Sí. Él terminara la secundaría allá.-dije apenas en un hilo de voz audible. Mis lágrimas empañaban mis ojos.

-_____, no te preocupes. Nos mantendremos en contacto.- dijo Lucy un poco más calmada, me tranquilizó un poco.

-¿Cómo…?- cuestioné sin terminar ya que seguramente arruinaría todo.

-Magia – Dijo rodando los ojos. "¿Ella lo sabe?" Me quedé viéndola un momento. Tan seria. "¿Será posible que sepa de esto también?" - Existe el internet y los celulares, cabeza hueca.-  se burlaba de mí. Soltó una carcajada para librar el ambiente –Hubieras visto tu cara… ¿No me… no me digas que… que me creíste?- entre risas apenas pudo formar la pregunta.

Comencé a esbozar una sonrisa. –No, es que es raro que tú hables de magia. No crees en esas cosas- 

-No creemos, _____. Eso es pura fantasía.- bufó. Yo atiné a suspirar profundo.

Una semana después, en la ceremonia de graduación, nunca había visto tanta gente en un mismo lugar, sólo esperando que nombraran a alguien de su familia para aplaudir con más fuerza.

*Narra Escritora*

En uno de los grupos de enfrente, en la fila de Técnico Electricista, estaba una chica con su toga y su birrete de graduación color azul marino que tapaba la vista su precioso vestido strapless negro con detalles blancos (*), que luciría en unas horas en la fiesta de fin de curso con sus amigos y compañeros; su cabello color caramelo por el tinte que se aplicó especialmente para ese día, estaba suelto en rizos que caían por sus hombros y espalda, con tan solo unos brochecitos con brillantes que detenían los rizos más rebeldes que querían taparle la cara, y zapatillas negras de tacón de aguja, tan sumida en sus pensamientos que apenas y logró escuchar cuando la nombraron. Era su despedida. Subió al escenario improvisado de aquel lugar a recibir su certificado por haber terminado sus estudios en aquella institución, un diploma por haber sido de los promedios más altos de todos y una constancia que le daba el título de Técnico electricista.

Tomó el folder con sus papeles que le ofrecían, mientras el público estallaba en aplausos, saludó a los profesores que conformaban la mesa directiva, mientras le tomaban una foto-recuerdo, a muchos con los cuales estaba muy encariñada y que estaba muy segura que extrañaría. Regresó a su lugar a esperar la conclusión de la ceremonia, SU ceremonia.

Al finalizar ésta, fue a donde sus padres y hermanos la esperaban, y avisar para irse a la fiesta que su ex grupo de curso organizó meses atrás.

*Narra _____ Brooks*

En la fiesta estábamos todos los compañeros de todas las especialidades como un solo grupo, incluyendo los de Dibujo Técnico el grupo de Cris y Paula, pues tal vez sería la última vez que nos viéramos por un tiempo.

Me encontraba caminando en hacia la mesa donde se encontraban mis amigas cuando me topé de frente con Cris y Paula, su novia oficial, caminando hacia mi dirección, de la mano.

-Hola, _____- me saludó Paula con una de las sonrisas más fingidas que había visto en mi vida.

-Hola chicos- devolví el saludo igual que ella. 

-Supe que estudiarás en la misma prepa que estudiaremos mi novio y yo -Remarco la palabra "mi". Como si nadie se hubiera dado cuenta de que salen juntos por las manos entrelazadas. Rodeé los ojos.

-No Pau. Voy a estudiar fuera del país. Me voy a Londres.- dije muy emocionada y me dirigí a mi mesa, dejando a una Paula muy irritada y a un Cris muy sorprendido y con un aire triste. 

Cuando llegué con las chicas les conté lo sucedido.

-_____, ¿no crees que esté utilizando a Paula para darte celos?- comentó en voz baja Lucy. 

-Por favor chicas, eso no funciona nunca, y si sólo la está utilizando, pues que mal porque sólo me alejó de él- Me defendí improvisando una buena excusa, ya que yo era quien lo había alejado.

-Pues la verdad se le nota mucho que te sigue queriendo- dijo Susy, pensando seguramente en convencerme de darle otra oportunidad.

-Yo pienso que nunca lo hizo. Un día está muy seguro, según él de lo que siente por mí que piensa declararme su amor, y al otro, ya se está besuqueando con otra, no solo con cualquier otra, sino con Paula. Todos sabemos qué clase de "joyita" es esa chica. Tal vez sólo me buscaba para hacer "eso" conmigo, pero como no le funcionó por eso se agarró a la primera que se le ofreció. ¿No creen?- Expliqué con drama, haciendo comillas con mis dedos entre palabras. Las chicas y yo reímos luego de mi punto de vista. 

El resto de la tarde nos la pasábamos conviviendo con todos los chicos y chicas, bailando, cantando y divirtiéndonos. A las once de la noche decidí regresar a mi casa, ya estaba cansada con mis tacones tan altos y estaba teniendo frío, así que me despedí de mis amigas, no sin antes prometerles que las llamaría y saldríamos de vez en cuando estas vacaciones antes de mi viaje. A la salida del salón que habíamos rentado para la fiesta estaban Cris y Paula no muy contentos, y por lo que había alcanzado a escuchar, terminaron por una escena de celos. "Patético" Seguí mi camino.

-¡_____, espera!- un muy agitado Cris por la corrida para alcanzarme, me llamaba. Giré sobre mis talones poniendo una falsa sonrisa "Se me estaba haciendo costumbre hacer esto".

-Sí, Cris. ¿Qué pasa?- pregunté no muy convencida de escuchar la respuesta.

-¿Podemos hablar un momento?- se notaba serio, parecía importante. Pero era muy tarde ya, estaba cansada por los tacones, además tenía frío.

-¿No puede ser después? Tengo que llegar a mi casa, ya estoy muy cansada.- dije sonando lo más amable posible. Aunque tal vez se notó que no tenía ganas de hablar con él.

-¿Podría decírtelo camino a la estación de taxis?- sonaba muy esperanzado de hablar conmigo.

-Está bien...- respondí no muy convencida.

En el camino me platicó lo que pasó el día que Paula lo besó sin que se diera cuenta, obvio no le creí porque se veía que disfrutaba del beso, me contó del por qué empezó de novio con ella, y sí, mis amigas tenían razón, había sido para celarme; también me contó de esa noche, de hacía unos minutos que salía del salón y los vi discutiendo, terminaron su relación y según él fue porque Paula lo cacho mirándome todo el tiempo, así que le armó una tremenda escena de celos. Yo caminaba a su lado, pensando en todo esto. "Si tan solo me lo hubiera dicho antes", pensaba mi orgullo. 

Cuando ya estábamos enfrente de la estación de taxis, Cris se colocó de frente de mí, me tomó de mis desnudos hombros con tanta presión que casi sentía sus fríos dedos hasta mis huesos, me empujó hacia él, colocando sus labios sobre los míos, con un movimiento desenfrenado y algo brusco inició su beso. 

Yo estaba estática, no movía ni un músculo. Siempre creí que cuando el chico que te gusta, te besa, te sientes en el cielo, flotando entre nubes y algodón, con esa estática tan cálida por su contacto, con fuegos artificiales a tu alrededor, y que las rodillas flaquean por el tan esperado momento. Éste no fue mi caso, no hubo ni luces pero sí sonido, tampoco me sentí flotar, no sentí la estática recorrer mi cuerpo, no sentí nada. Todas esas cursilerías que se supone que debía sentir, nunca llegaron. Este momento no fue para nada lo que pensé, lo que esperaba para mí o para él. No para mi beso, mi primer beso.

Pasé segundos pensando en todo eso y sentí que Cris quería profundizar el beso, reaccioné tratando de empujarlo golpeando mis palmas de mis manos en su musculoso pecho. Él ante mi rechazo se apartó rápidamente tratando de disculparse.

-Perdón, _____, fue… fue un impulso- Dijo con nerviosismo y tal vez con un enorme orgullo herido. "¿Sólo eso me diría el muy sin vergüenza por haber me robado un beso, mi beso?"


-¡¿Perdón? ¿Perdón?! ¿A caso eres estúpido? Acabas de terminar con Paula y ¿vienes a querer besarme? ¿Piensas que soy igual que ella?- Estaba colérica, del coraje sentí caer unas gotitas saladas de mis ojos por mis mejillas "Otra vez llorando por su culpa". Lo miraba muy fijamente, casi sentía que echaba chispas, sentía ganas de querer quemarlo vivo "¿A caso besa a todas las chicas con las que pasea? ¿Cree que soy como todas las chicas?" Me imaginé eso, y me puse más furiosa de lo que ya estaba, mirándolo a él y sólo a él. 

Entonces escuché una alarma muy fuerte de un coche que estaba al otro lado de la calle, y de repente explotaron todos sus parabrisas en miles de pedacitos de vidrio, expandiéndose por toda la avenida. Eso fue lo que hizo que cambiara mi furia por susto. Por arte de reflejo Cris y yo nos agachamos al suelo para cubrirnos de los vidrios voladores. Me cubrí con mis brazos, lo que causó algunas heridas en ellos.

-¿Qué ha sido eso?- Gritó Cris, casi llorando por el susto que, segura y orgullosamente, yo cause por mi furia.

-¿Qué no viste? Estallaron los vidrios del coche.- me burle después de que a mí se me pasara el susto.

-_____, estás herida- dijo preocupado revisando mis brazos que ya contenían gotitas de sangre, aún tenía uno que otro pedacito de vidrio incrustado.

- No es nada, me voy a mi casa- dije tratando de no asustarme. Me había estado preparando mentalmente para sacar sangre a las personas en los hospitales después de que terminara mi carrera de Técnico en laboratorio clínico, pero no me había preparado para ver mí sangre en donde no debe estar "Exceptuando las visitas de cada mes". Así que sí, estaba muy asustada.

Cris me llevó a un hospital cercano de donde estábamos para que me sacaran los vidrios y curaran mis heridas. En el camino les marque a mis padres para que fueran a recogerme. Lo difícil sería explicar cómo pasó esto. Y lo peor, explicar ¿Por qué estaba Cris conmigo en ese momento? Tenía que ser sincera con ellos para explicarles bien, la mentira no se me da. Ni si quiera la mentirita blanca.

Les dije que él trató de besarme y que me enojé bastante por eso y entonces los cristales de un auto cerca, estallaron dañando mis brazos al tratar de cubrirme con ellos. Afortunadamente sólo fueron heridas superficiales y pequeñas, sería imposible que no me dejaran cicatriz.

Cuando llegamos a casa, aún mis padres estaban conmocionados de que haya sacado tanto coraje como para hacer estallar los parabrisas, sin ayuda de una varita, pues según ellos, es muy difícil hacer magia sin una ya que requiere de mucha concentración para poder para hacerlo, y que sólo los magos más avanzados pueden hacer uso de la magia sin sus varitas. Mi hermano por el contrario estaba feliz porque logre hacer eso. Él apenas había movido un vaso de vidrio de un lugar a otro en la mesa esta tarde que no encontraba nada que hacer.


Después de eso, salí un par de veces con mis amigas al centro comercial, al cine, al parque y a tomarnos un café, hablando y contando de todo. No les dije lo de la noche de graduación, porque implicaría recordar lo de Cris y explicar lo del coche. No les mentí, sólo oculté información.  Así que les dije que me había caído en el patio de la casa de mi tía y que impacté con mis brazos. Ya que extrañamente, apenas y se notaban unas pequeñas marcas de ese accidente.


Ya estábamos a mitad de mes de Agosto, hoy vendrá Dumbledore por mi hermano y por mí. Ya tenía todo listo. Mi equipaje: ropa, zapatos, sweaters, chamarras, accesorios para cabello, mi maquillaje, bolsas, mochilas, gorros, mis patines, mi libreta/diario donde anotaba lo que era importante recordar, mi notebook, mi tablet, mi celular y los cargadores y algo de dinero que tenía ahorrado por si acaso ya que en pocos días sería cumpleaños de Leo, así que le compraría un pastel y haría una fiesta improvisada mientras estemos en Londres. 

"Espero no se me quede nada."


(*) Vestido de graduación:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

**Ya saben, wapas Girls... Comments, please
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por LingRiggs el Jue 10 Abr 2014, 7:37 pm

Holis perdon por no comentar (Se que me extrañas jaja) Te quedo super bien ojala la sigas!!! : )
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por AllyMorales el Vie 11 Abr 2014, 7:57 pm

DIOOOOOOOOOOOOOOS DIOOOOOOOOOOOOOOOS DIOOOOOOOOOOOOOOOOOOS! NUEVA LECTORAAAAAAA! LA AMO SIGUELA SIGUELA SIGUELAAAA! ESTA SUPER MEGA GENIAL:*** amo como escribes sinceramente:* TIENES QUE SEGUIRLA O ME DARA UN PARO CARDIACO!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Lady.Folbroke el Sáb 12 Abr 2014, 1:40 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Holis perdon por no comentar (Se que me extrañas jaja) Te quedo super bien ojala la sigas!!! : )



Hola Ling  ;)  No te preocupes x eso... Jejeje si, un poquis :P  (   )


Gracias  :amor:  


Ya la sigo en un momento 


bye-bye x)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Lady.Folbroke el Sáb 12 Abr 2014, 1:44 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:DIOOOOOOOOOOOOOOS DIOOOOOOOOOOOOOOOS DIOOOOOOOOOOOOOOOOOOS! NUEVA LECTORAAAAAAA! LA AMO SIGUELA SIGUELA SIGUELAAAA! ESTA SUPER MEGA GENIAL:*** amo como escribes sinceramente:* TIENES QUE SEGUIRLA O ME DARA UN PARO CARDIACO!


 :aah:  :corre:  :aah:  :corre:  Hola Ally!!!!!! Que bien que que leas esta nove  :omg:  Bienvenida   



Gracias     :niña: 


En un momento sigo 


Hasta el siguiente comment x)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Lady.Folbroke el Sáb 12 Abr 2014, 3:11 pm

Capítulo 5 Parte 1


Nueva Vida Y Una Visita Inesperada


*Narra _____ Brooks*

Estábamos esperando al director de mi nueva escuela en la sala de estar de nuestra casa. Cuando escuchamos un ruido estruendoso en la cocina, acababa de llegar.

Lo saludamos y Leo y yo subimos por nuestros equipajes, baje de mi cuarto con cuatro maletas.

-_____, no te vas a mudar, solo iremos a estudiar- se burló mi hermano en cuanto me vio con todo mi equipaje.

-¡Hey! Tú no eres quien para decirme esto. También llevas mucho equipaje. Además, soy una chica- le reprendí al ver sus tres maletas.

-Pero yo llevo lo que sí es importante. No solo ropa y zapatos.- al decir eso todos se rieron, incluyendo al director y Johana. Al fin accedí a dejar dos maletas, pero con la condición de llevar lo más importante de éstas en una mochila.

Nos despedimos de mis padres y hermanas. Johana lloró como si de verdad me quisiera "Mmm… ¿Y todos esos repentinos objetos voladores que caían a mi cabeza y/o espalda quién los habrá arrojado?" 

Nos tomamos de los brazos de Dumbledore y aparecimos en esa calle otra vez, frente al Caldero Chorreante.

-¡Ah no! No voy a quedarme aquí dos semanas.- Les dije a mis caballerosos acompañantes muy sería y segura de mi decisión.

-Vamos, _____, no es mucho tiempo. Además necesitamos ir al Callejón Diagón por nuestras cosas.- Dijo mi hermano viendo el lado positivo de las cosas.

-No. Y es mi última palabra.- dije muy segura, no iban a convencerme tan fácil.

2 minutos y 30 segundos después, ya estábamos caminando hacia nuestros dormitorios en el Caldero Chorreante.

-Todavía no sé por qué accedí a quedarme- me reprendía a mí misma por ser tan fácil de convencer.

-¿Recuerdas la saeta de fuego que vimos en el Callejón Diagón?... Pues es por eso hermanita- soltó una carcajada mi hermano al recordar que me prometió una saeta de fuego si lograba entrar al equipo de Quidditch.
 -¡Ja… Ja… Ja! - Hice una mueca y reí sarcásticamente.

Mi habitación estaba de frente a la de mi hermano. Dumbledore nos dejó solos en cuanto nos registramos. Nos prometió que mandará a alguien por nosotros unos días antes del inicio de clases, para que nos llevara a comprar nuestras cosas para la escuela.

Llegó el cumpleaños de mi hermano y le compre un pastel. "Me hizo cantar las mañanitas". Después de eso, nos salimos a dar una vuelta por Londres. Además teníamos que nacionalizar los celulares, para poder llamar y recibir llamadas.

Ya era miércoles, el tren a Hogwarts partiría el sábado, las clases inician este lunes y nadie jamás nunca vino para acompañarnos a comprar nuestros útiles. Estaba pensando seriamente en enfadarme con Dumbledore.

Estaba en mis pensamientos cuando escuché que me llamaba mi hermano. Abrí la puerta y Leo me veía con una sonrisa enorme en la cara.

-Te tengo una sorpresa- Estaba muy emocionado y yo algo asustada, pues no me gustaban para nada las bromas que a veces me hacía.

Salí de mi cuarto y entonces lo vi. "¡Tan perfecto!" Me puse a gritar como loca y me lancé sobre él. Mi hermano estaba que se caía al suelo de la risa.

-¡Pero si eres Draco Malfoy! Leo, ¡es Draco Malfoy!... ¡ah!… - Grité emocionada. El chico rubio solo estaba mirándome impresionado. ¿Cómo podría saber yo su nombre? "Es más apuesto en persona, definitivamente, demasiado apuesto"


-Aún no sé cómo sabían mi nombre cuando llegué aquí, pero sin duda es porque soy muy conocido- se alagó el chico cuando por fin lo solté.

-Es que… ya me habían dicho que vendrías tú por nosotros- explicó con nerviosismo, Leo.


-Espera un momento…- me metí corriendo al cuarto a buscar mi celular y mi diario/libreta. Salí con una sonrisa en la cara.

-Toma Leo. Y enfócala bien.- le ordené a mi hermano muy eufórica. Me pegue a Draco otra vez. Una sonriendo, otra abrasándolo, otra besando su mejilla, otra él me besó en la mejilla, otra tomados de las manos, y otra él muy sonriente. Luego quise su autógrafo. Gran error.

-¿Puedes, puedes, puedes darme tú autógrafo?- le dije tan emocionada que no me di cuenta hasta que Leo habló. Él me miraba de forma extraña.

-Ella se refiere a… a… que necesita tu nombre porque a veces es muy olvidadiza de a quiénes conoce- Tartamudeó. "Salvada por Leo"

-Pero si ella supo mi nombre sin conocerme. No creo que haga falta eso.- Repuso molesto. -Y yo ni si quiera sé aún el de ella.- dijo con una sensual voz coqueta.

-Mi nombre es _____ Brooks. Mucho gusto- Me presenté estirando mi brazo.

-Un placer Linda- Me sonrió pícaramente y yo me sonrojé, iba a besar mi mano sino es por un carraspeo de garganta, que indicaba problemas si seguía tomada de la mano de Draco: Leo.

-Es mi hermanita- interrumpió Leo con ganas de darle un puñetazo si se acercaba de más a mí.

-Leo, ¡soy más grande que tú!- se lo dije en tono de "vete y no molestes". Él sólo sonrió de lado.

-Soy Draco Malfoy... pero eso ya lo sabías, preciosa- siguió otra vez con su sexy sonrisa de lado.

-A ver, nada de piropeos Malfoy ¿ok? Es mi hermana y tú apenas eres un conocido- le reprendió Leo por la insistencia de Draco para conmigo.

-Tranquilo Brooks, me caen bien ustedes. Podemos ser amigos.- Draco le extendió la mano en son de paz, mi hermano dudo, pero aceptó. Después sonrieron. –Dime Draco-

-Ok, Draco. Dime Leo.- Hizo un silencio y luego volteó a verme.- Y a ella- me señaló como si fuera culpable de algo.- No la tocas- comentó con amenaza y luego rieron otra vez juntos; caminaron hacia el Callejón Diagón, dejándome a mí, caminando detrás de ellos, mientras se hacían grandes amigos.

Llegamos al callejón tan conocido y concurrido, "¿cómo no?, estaban por empezar las clases". Fuimos al banco por unos galeones, ya que sólo traía pesos y dólares. Lo primero que compramos fue el uniforme. No me gustó mucho, después le haría unos "arreglitos". Luego pasamos por nuestras varitas en Ollivander´s, con el dueño más amable y paciente que he visto en mi vida.

Primero mi hermano, probó con cerca de 10 varitas y ninguna era la indicada, hasta la siguiente: una muy sencilla, de roble, con núcleo de pluma de ala de fénix, con 10 pulgadas, razonablemente flexible. Muy bonita, pero no para mi gusto, parecía muy "de hombre", negra con café. "Como la de Draco"

Y luego yo. Ya estaba con la doceava varita había roto estantes, floreros, lanzado a mi hermano a la puerta y a Draco a la ventana. Decidieron irse y dejarme sola, otra vez, ahí esperando la varita correcta. A la décimo quinta varita, sentí como una corriente de aire recorrer mi cuerpo, la varita emanaba una luz color lila, ella me eligió, y debo decir que me gustó mucho: era de palo de rosa, con núcleo de cabello de unicornio, 13 ½ pulgadas, razonablemente flexible, blanca y muy delgada, con decoraciones doradas en forma de espiral. Le agradecí mucho al señor Ollivander´s por su paciencia y me disculpe otra vez por los daños ocasionados a su tienda.

Salí en busca de los chicos. Como no los encontré, seguí caminando hasta la tienda de Quidditch, estaba admirando las escobas y el equipo para el deporte y me animé a comprar la que me gustó, una saeta de fuego. Estaba a punto de pagar cuando vi a Leo acercarse.

-¿Dónde está Malfoy?- pregunté en tono duro. Solo a ellos se les ocurría dejarme sola.

-¿Ya no soy Draco?- Susurró cerca de mi oído. "Tengo que concentrarme"

-No. ¿Cómo se les ocurre dejarme sola y abandonada en este lugar tan extraño? ¿Qué pasaría si me robaran? Y no estoy hablando precisamente de dinero. Pesaría en su conciencia. ¡Mal hermano y mal amigo!- les regañe enfrente de todos. 

-Ya perdón, _____, no te enojes por favor- pidió mi hermano con cara de perdón.- Si quieres, yo te pago las cosas ¿ok?- funcionó.

-Es la saeta y el equipo de protección.- dije con una sonrisa. Mi hermano saco dinero y fue a pagar.

-¿Juegas Quidditch?- me pregunto muy sorprendido Draco. Yo le miré muy seria.- Mmm… ¿perdón?- estaba algo desconcertado por lo que dijo, se notaba que no estaba acostumbrado a pedir disculpas. Sonreí al saber que conmigo era otro. –Sabes manipular a la gente ¿Eh? Me gusta- me dijo con una sonrisa. Me estaba poniendo nerviosa, así que decidí cambiar de tema.

- ¿Oye que año cursaras?- pregunte curiosa. Él rodo los ojos por el cambio de conversación repentina.

-A quinto- respondió con simpleza. -¿Ustedes empezarán en primero? Parecerán unos trolls entre tanta miniatura, bueno, tú no tanto. ¿Qué edad tienes?- ahora se estaba burlando de mí, nadie se mete con mi estatura y sale ganando. Lo fulmine con la mirada "Ya me las pagaras Malfoy".


-No lo sé, no preguntamos. No se pregunta la edad a una chica Malfoy.- respondí enojada. -Quince...- susurré y me dirigí al mostrador, donde mi hermano estaba pagando.

-Oye no te enojes, solo bromeaba- me alcanzó y me detuvo del brazo. Volteé a verlo y estaba tan cerca de mí, que pude oler su exquisito perfume. Él levanto la vista y vio a Leo venir hacia nosotros. Después me miró a los ojos - Así me gustan a mí, además…- Me susurró cerca de mi cara, inclinándose hacia mí, pude oler su aliento a menta. Puso su mano en mi cabello. –Puedo hacer esto…- y lo alborotó despeinándome.

Seguimos caminando y comprando las cosas faltantes. Los chicos iban tan tranquilos platicando de cosas triviales que se olvidaron por completo de mí. Observé una tienda de ropa de chicos y decidí echar un vistazo. "Con suerte notarán mi ausencia."

Entré y me encontré con otro de los personajes de ésta gran saga: Neville Longbottom. Tuve que contenerme  para no gritar y lanzarme a él. Estaba observando las camisas y los suéteres, y me dediqué a observarlo. Neville siempre me pareció buena persona en las historia, espero y lo sea en realidad, tal vez podríamos llegar a ser grandes amigos algún día.

Me acerqué al estante de ropa donde estaba él y empecé a buscar una camisa para Leo, porque seguramente se enojará mucho cuando dé vuelta y note mi escapada.

-Ho… hola…- quise saludarlo sin espantarlo en el intento. Esperaba haberlo logrado.

-Hola… mmm… ¿necesitas ayuda?- se ofreció a ayudarme el lindo Neville.

-Este… sí. Quiero comprarle algo a mi hermano y no soy buena escogiendo cosas de chicos- dije muy nerviosa por mentir. No es del todo mentira, sí necesitaba comprar algo para que no se enojara.

-No soy de mucha ayuda porque no trabajo aquí. Pero si quieres te puedo dar mi opinión sobre lo que decidas comprar.- dijo con voz muy tranquila y algo nerviosa.

-Sí, gracias.- le sonreí- Por cierto, soy _____ Brooks. Mucho gusto- me presenté y extendí mi mano. Me regresó la sonrisa.

-Un placer _____ Brooks…- dijo tomando mi mano.

-Dime _____- Lo interrumpí.

-Bueno. Un placer, _____… Yo soy…- no lo deje terminar la frase, otra vez.

-Neville, Neville Longbottom, lo sé.- le sonreí y al ver su cara de confusión se me borró la sonrisa, me maldije mentalmente y golpeé mi frente con la palma de mi mano. "Estúpida. ¿Cuándo voy a aprender a callarme? Ahora va a pensar que soy una psicópata que sigue a los chicos que andan solos en la calle."

-Sí, así es… ¿Cómo lo sabes?- cuestionó muy confuso.

-Es que… Mi hermano y yo vamos este año a Hogwarts y un amigo que estudia ahí, te vio y me dijo tu nombre para preguntarte si podías ayudarme a escoger un regalo. -Le dije rápidamente por los nervios. – Por favor, no te enojes, no quiero que pienses que te estaba siguiendo.- dije con nerviosismo y culpa, pensando que me llamaría loca.

-No, no te preocupes, _____. Apenas y te conozco y ya me caes bien.- Me regaló una sincera sonrisa y me invitó a caminar a su lado para escoger el mentado regalo.

No tardamos mucho, pues el gusto de Neville era muy bueno, le escogí un par de camisas a cuadros. Salí de la tienda con Neville, pues se ofreció a acompañarme a buscar a mi hermano y a mi amigo para que no me perdiera, ya le había contado yo parte de la historia, lo básico, que había estado viviendo en una ciudad muggle, y que no sabía de este mundo hasta hace unos meses cuando recibí la carta de Hogwarts.

Llegamos a un establecimiento de bebidas, ahí estaban Leo y Draco, muy serios. Neville se rehusó prácticamente a sentarse conmigo, obvio por Malfoy. Pero yo le convencí de que no lo dejaría insultarle.

-Hola chicos- les hable muy animadamente cuando llegamos a la mesa.

-¿Hola? ¡¿Hola?! ¿Es todo lo que dirás? ¿Dónde estuviste?- me gritaba Leo muy furioso. Solo le sonreí y trate de calmarlo.

-Tranquilo. No es para tanto. No tarde mucho. Ustedes son los que ni siquiera se dan cuenta si estoy o no. - ahora le reprendí yo.

-¿Qué no te tardaste mucho? ¡Fue media hora! Treinta agonizantes minutos en que no supe nada de ti, aquí ni si quiera hay señal para marcarte. ¿Qué tal si te perdías? ¿Qué tal si te secuestraban y te torturaban a morir? ¿Qué explicación les daría a nuestros padres? Me pidieron que te cuidara de todo, sobretodo de los hombres- dijo un exaltado hermano con el síndrome de sobreprotección a su hermana. Yo rodeé los ojos ante su comportamiento.

-Gracias Leo. Yo también te quiero.- le dije de lo más sarcástica posible. Draco y Neville parecían presenciar un juego de ping pong. Con sus ojos de un lado a otro, los dos al mismo tiempo.

-Por cierto, Neville, él es mi hermano Leo; Leo, él es Neville Longbottom. Mi nuevo mejor amigo.- presenté a mi acompañante tratando de abrazarlo por los hombros, pero ya que es más alto que yo, no lo logré. 

-Un placer.- Dijo mi nuevo amigo a mi hermano estirando su brazo. Mi hermano lo miro serio, inspeccionándolo "Creo que en unas horas se le pegó lo Malfoy". Luego habló.

-¿Qué intenciones tienes con mi hermana?- "¿Qué? ¿Es enserio? Pues Leo si parecía hablar muy enserio" Nev se sonrojó y Draco escupió lo que sea que estuviera tomando.

-Leo te estoy diciendo que es mi nuevo amigo, nos acabamos de conocer. No seas así, ¿das miedo lo sabías? No quiero que me espantes a todos los chicos que conozca- le regañe ante su actitud. Luego sonrío.

-El placer es mío, Neville.- continuó muy amable mi hermano estrechando la mano del chico.

-Draco, ¿No vas a saludar?- le pregunte curiosa. Sabía que ellos no se llevaban por ser de casas distintas y todo ese rollo, pero nada perdía con intentarlo, además ellos no sabían que yo lo sabía. Él me miró con los ojos entrecerrados y luego se dirigió a Neville.

-Longbottom.-dijo seco. Con su mirada altanera y arrogante y su ceja arqueada "Por Dios. Este chico es tan detestablemente deseable".

-Malfoy.- le respondió igual. Neville no se dejó intimidar.


-Pero que formales son chicos.- los mire a cada uno- No estamos en la escuela. Él es Draco… -le dije a Neville señalando a Draco con el dedo.- y él es Neville.- Me dirigí a Draco señalando a Neville.

-Está bien.- dijeron ambos- Pero esto se queda aquí. ¿Entiendes Long…- le golpeé levemente en el brazo. -¿Lo entiendes Neville?- le dijo muy serio. Como si fuera ilegal que se hablaran. Neville sólo asintió. Tampoco se veía muy contento de hablarle.

Estuvimos hablando como dos horas más ahí en ese lugar. Todos hablamos de cosas nuestras, lo que nos gusta o disgusta, Nev y Draco a veces ponían cara de confusión al escucharnos hablar de cosas del mundo muggle. Después Leo y yo nos reíamos cuando Nev le recordaba a Draco cosas vergonzosas, y él en vez de enojarse también se reía y contraatacaba a Nev con sus fallidos intentos de hacer bien las cosas. De vez en cuando tomaba fotos con mi celular, en una salimos los cuatro muy alegres "Esa la tengo que enmarcar". Neville se tuvo que ir y Draco se ofreció de llevarnos de regreso al caldero chorreante.

-Draco, una pregunta- me dirigí hacia él una vez que estuvimos afuera del lugar.

-Dime, _____-

-¿Por qué viniste tú para llevarnos de compras?- No quería sonar como una detective pero me mataba la curiosidad. Leo volteó a verlo. También quiso saber su respuesta. Los dos sabemos muy bien que Draco no es una de esas personas "amables" que se ofrecen a ayudar a los nuevos.

-Ah, eso. Dumbledore le pidió al Profesor Snape, de pociones en Hogwarts, que se encargara de lo que necesitaran ustedes. Y fue cuando me ofreció como carnada a mí. Debo admitir que no estaba muy contento por el encargo extracurricular.- Al recordar lo que tuvo que pasar se veía su cara de fastidio.

-Oh, entiendo. ¿Quién querría socializar con los nuevos y asquerosos sangres sucias de la ciudad, no? Un Malfoy, sangre pura, no habla con los hijos de muggles. - le dije en tono molesto y decepcionada, por él.

-No te enojes _____, es que en mi casa me han "educado" para no hablar con las personas hijas de muggles. No es nada personal, además yo sólo hago lo que me piden para no decepcionarlos.- me explico el muchacho. Fue cuando entendí su extraño y amable comportamiento cuando nos conoció, no era como su personaje en la historia.

-No pasa nada. Sólo espero que no se opongan a que seamos amigos. – Le sonreí al muchacho tan guapo. Él me regresó la sonrisa.

-Sí, sí, si… ok. Seremos todos buenos amigos.- dijo mi hermano celoso, interrumpiendo el momento.

Nos despedimos de Draco y subimos a las habitaciones. Cenamos y guardamos las compras en el equipaje, luego les dimos de comer a las lechuzas que compramos, Leo nombró Boss a la de él y yo Caddy a la mía, no estábamos seguros de si eran machos o hembras, así que las nombramos como macho y hembra.


El resto de la semana pasó volando. Ya era viernes y estaba muy nerviosa porque partiríamos mañana a Hogwarts, nuestro nuevo hogar.



**Cómo están chicas?? Les dejo esta parte del capi x)
Comenten si les gustó la aparición del chico... x)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por LingRiggs el Dom 13 Abr 2014, 2:22 am

AHHHHHHHHBAHAGAFGABAHYWJQJAUOAJAB!!!!!
TIENES QUE SEGUIRLA!!!!! PLISSSS AME CUANDO SALIO DRACO!! ♥-♥Y Neville es un amor Amorosamente Neville jaja siguela o..Mando a un Asesibo que me mate matadosamente matada siguela plis!!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Lady.Folbroke el Mar 15 Abr 2014, 1:15 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:AHHHHHHHHBAHAGAFGABAHYWJQJAUOAJAB!!!!!
TIENES QUE SEGUIRLA!!!!! PLISSSS AME CUANDO SALIO DRACO!! ♥️-♥️Y Neville es un amor Amorosamente Neville jaja siguela o..Mando a un Asesibo que me mate matadosamente matada siguela plis!!!


xD que bien que te guste tanto    Yo reamo a Neville, es tan lindo  :aah: 


 :OWO:  No mandes nada. Ya la sigo 



 :bye: 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Lady.Folbroke el Mar 15 Abr 2014, 2:04 pm

Hello, girls wapas x) les dejo esta última parte del capi, es desde la percepción del rubio sexy. Disfruten de la dectura... 


Capítulo 5 Parte 2


*Narra Draco Malfoy*

Estaba muy tranquilo pero fastidiado en mi habitación escribiendo las recetas de pociones y hechizos curativos, otra vez, que me encargó mi padrino estas vacaciones, quiere tenerme muy bien preparado pero no sé para qué.

Mi madre entró a mi cuarto y me pidió que bajara a la sala. Mi padrino me esperaba para decirme algo importante. Bajé y lo vi de pie, sin ninguna expresión en su rostro. Me observó unos segundos y me saludó con la mirada.
Me senté en el sillón frente a él y me pidió hacer algo, "ofreciéndomelo" como una actividad extracurricular de la escuela.

-Draco, vas a acompañar a dos nuevos compañeros tuyos a hacer sus compras escolares mañana temprano.- me dijo serio y muy decidido, no parecía que tenía más opción que aceptar, pero ¿Qué podía hacer? Soy un Malfoy.

-No tengo tiempo para estupideces.- Saque mi lado Malfoy y le respondí a su "no pregunta", mi madre, que estaba a un lado mío, me pidió que me tranquilizara y que respetara a mi padrino.- ¿Quién querría estar con los nuevos asquerosos sangre sucias de la cuidad?- le dije a mi padrino ignorando a mi madre. Estaba muy molesto y no por el estatus de la sangre, sino que me tendrían cuidando niñitos. "¿A caso me toman como niñera?"

-Te equivocas Draco. Tal vez sean más sangre pura que tú y tu padre, juntos.- me reprendió por ignorar a mi madre. Luego continuó. – El Caldero Chorreante a las diez de la mañana en punto. Pregunta por los Brooks. –Salió de Malfoy Manor dándome a entender que ya no tenía nada que objetar.

A la mañana siguiente me dirigí al Caldero Chorreante, pregunté por los Brooks, y me dieron el número de habitaciones sin pregunta alguna, ventajas de ser un Malfoy.

Por suerte las dos habitaciones estaban una frente a la otra. Toque a una puerta y salió un chico, tal vez no más grande que yo. Al verme se sorprendió mucho.


-¿Eres Draco? ¿Draco Malfoy?- preguntó anonado. Ahora la confusión llegó a mí.

-Veo que te han hablado de mí. ¿Tú eres el chico Brooks?- era obvio, pero quería confirmar la información. No era un chico que entraría a primero, casi teníamos la misma estatura.

-Así es.- Regresó un momento de vuelta al cuarto y salió. –Vamos. Mi hermana está aquí en frente.- me dijo muy serio. Casi sentí que me estuviera ordenando seguirlo. "¿Pero con quién cree que está hablando? ¡Soy Draco Malfoy!" Antes de que pudiera decirle nada, él había llegado a la habitación de enfrente.

-Te tengo una sorpresa.- al parecer le estaba sonriendo a alguien. "¿Qué sorpresa será?" Una linda chica se asomó al pasillo y al verme su cara era de asombro, esa cara que ponen las chicas al ver a algo que les gusta, como la única prenda o el único par de zapatos que queda en una de esas tiendas de moda y que será sólo para ellas. En eso sentí como se me aventaba encima gritando.

-¡Pero si eres Draco Malfoy! Leo, ¡Es Draco Malfoy!... ¡ah!… - Gritó una muy eufórica chica. Pero no me molestó. Si fuera Pansy quien me estuviera abrazando y besando, ya le hubiera lanzado un maleficio imperdonable, pero no era ella, y extrañamente me sentía… bien. Aun así estaba impresionado por su actuación hacia mí, claro, soy extremadamente irresistible, pero es la primera vez que me ve y reacciona así. Observé al chico y estaba muerto de risa. Oculte mi sonrisa volteando a otro lado.

Luego de eso amenazó a su hermano a tomarnos fotos. Me parecía demasiado extraño recibir tantas atenciones de este modo, ya que después de la sesión de fotos, ella me pidió un autógrafo. "Como si fuera alguien realmente famoso."

-Pero si ella supo mi nombre sin conocerme. No creo que haga falta eso. Y yo ni si quiera sé aún el de ella.- lo dije serio, odio admitirlo pero ella da un poco de miedo.
-Mi nombre es _____ Brooks. Mucho gusto- Se presentó muy sonriente. Claro después de tremenda escena.

-Un placer, linda- Sonreí pícaramente y vi cómo se sonrojó, tomé su mano para poder besarla.

-Es mi hermanita- interrumpió, el chico, con ganas de golpearme.

-Leo, ¡soy más grande que tú!- ella le regaño y yo sólo reí. "Debe ser muy sobreprotector."

-Soy Draco Malfoy, pero eso ya lo sabías preciosa- Me volví a dirigir a la chica con una sonrisa que fascina a todas.

-A ver, nada de piropeos Malfoy ¿ok? Es mi hermana y tú apenas eres un conocido- ahora estaba enfadado por insistir con su hermana.

-Tranquilo Brooks, me caen bien ustedes. Podemos ser amigos.- Le extendí mi mano en son de paz, dudó un poco, pero aceptó. Después sonreímos. –Dime Draco- le pedí.

-Ok Draco. Dime Leo.- Hizo un silencio y luego observó a su hermana.- Y a ella…- la señaló como si estuviera enojado. -No la tocas.- reímos y caminamos hacia el Callejón Diagón.

En el camino me dijo que acababa de cumplir 14 años, realmente no lo parecía, y que venían una ciudad muggle y que acababan de saber de la magia porque sus padres les ocultaron unas cosas "¿Por qué querrían hacer algo así?"


Fuimos a Gringotts y empezamos con las compras, primero con el uniforme. Después por las varitas. Leo probó como con diez varitas, si mal no recuerdo, y ninguna le funcionó. Luego le ofrecieron una parecida a la mía y ésa compró.

Después con _____, perdí la cuenta de cuántas varitas llevaba probando, rompió floreros y estantes, lanzó a Leo a la puerta y después de que me lanzó a mí a la ventana, decidí salir y Leo salió tras de mí y me dijo que lo acompañara a la tienda de Quidditch.

-¿No dijiste que vivían en el mundo muggle, cómo sabes del Quidditch? ¿Ya lo practicabas?- pregunté muy curioso, esto es nuevo en mí.

-Sí, pero Albus nos platicó de este deporte. Yo practico futbol y soy muy bueno en eso- me dijo con una sonrisa satisfactoria "¿futbol?"- Sí me gustaría jugar Quidditch, pero _____ fue la más emocionada en eso, quiere entrar al equipo, y le prometí una escoba. Tal vez para el próximo año yo también me anime.- me platicaba Leo muy atento buscando un equipo de protección para su hermana. Después de eso, alcanzamos a ver a _____ en la tienda, pidiendo una saeta de fuego. No es la mejor escoba, pero es buena. En eso se adelantó Leo hasta llegar con su hermana, y la escuché preguntar por mí pero me llamándome Malfoy, estaba bastante seria y algo molesta, tal vez por dejarla sola.

-¿Ya no soy Draco?- le dije en tono seductor. Ella solo me miró molesta. "Me gusta verla molesta, se ve muy sexy. ¿Qué acabo de decir? ¿A caso me gusta esa chica? Bueno, fea no es, es bastante linda y… ¿Otra vez? Si la acabo de conocer. Concéntrate Draco, un Malfoy jamás pierde los estribos ante una chica"


-No. ¿Cómo se les ocurre dejarme sola y abandonada en este lugar tan extraño? ¿Qué pasaría si me robaran? Y no estoy hablando precisamente de dinero. Pesaría en su conciencia. Mal hermano y mal amigo.- Nos regañó en frente de todos, que vergüenza, de seguro me veía muy gracioso. "¿A dónde se ha ido todo mi orgullo?"

-Ya perdón, _____, no te enojes por favor. Sí quieres, yo te pago las cosas ¿ok?- suplicó Leo para que se contentaran, y la convenció pagándole las cosas.

-Es la saeta y el equipo de protección.- sonrió a su hermano, como si todo hubiera sido un plan. Esta chica es chantajista y me gusta… "¿Me gusta?"


-¿Juegas Quidditch?- le pregunté haciéndome el que no sabía nada, y ella me miró feo y con los ojos entrecerrados. "¿A caso quería una disculpa? Con quien cree que está. Un Malfoy jamás pide disculpas" -Mmm… ¿perdón?- hablé en medio de mis pensamientos, estaba tan desconcertado porque ella logro que me disculpara "¿Qué me está pasando?" Sólo me sonrió. –Sabes manipular a la gente ¿Eh? Me gusta.- Le sonreí yo también y note que se puso nerviosa ante mi cercanía.

- ¿Oye que año cursaras?- Me cambió de tema y rodeé los ojos por el cambio tan repentino.

-A quinto- respondí con simpleza. -¿Ustedes empezarán en primero? Parecerán unos trolls entre tanta miniatura, bueno tú no tanto. ¿Qué edad tienes?- Me burle de su estatura y solté una pequeña carcajada. Ella se enojó y me fulminó con su mirada.

-No lo sé, no preguntamos. No se pregunta la edad a una chica, Malfoy. Tengo 15-  respondió molesta. Caminó para ir con Leo y yo la seguí.

-Oye no te enojes, solo bromeaba- La alcancé y la tomé del brazo, estábamos tan cerca que olí su exquisito aroma a coco con chocolate que salía de su cabello lacio y color caramelo, no había notado que lo tiene casi llegando a su cintura, esa perfecta cintura de muñeca "Concéntrate Draco". Alcé mi vista y vi a Leo viniendo hacia nosotros ya con las cosas. La vi a sus ojos, esos ojos color gris, y  le hablé - Así me gustan a mí, además…- me acerqué hacia ella inclinándome un poco y susurré cerca de su cara. Observé ese cabello, que me estaba volviendo loco con su suave movimiento por el viento que hacía, y no pude evitar tocarlo, acariciarlo para saber si era tan suave como se veía. –Puedo hacer esto…- lo alboroté despeinándola y caminé hacia Leo muy sonriente por haberla tocado, y una vez más, ese leve cosquilleo que sentí cuando nos conocimos, volvió a mí, posándose en mi mano.

Caminaba con Leo platicando solo nosotros y dejamos a _____ fuera de la conversación. Volteé disimuladamente para observarla caminar y ella no estaba.

-Leo, ¿Dónde está _____?- pregunté tratando de ocultar la preocupación. Pero él se volvió loco volteando para todos lados y murmurando cosas que no entendía muy bien. – Oye no te alteres, las personas no desaparecen por que sí, a menos que sepa esa magia- le dije muy lento para que se tranquilizara.

-¡¿Desaparecer?! ¿Por Dios que les diré a mis padres? Esto no está pasando, esto no puede estar pasando. Me la encargaron mucho y ahora la he perdido. ¡He perdido a mi hermana! ¿Qué tal si sí la robaron, o si se fue por otro lado, que tal si alguien quiere llevársela lejos de mí?- estaba muy histérico y me estaba preocupando más por todo lo que decía.

-Mira vamos al tomar algo aquí en la esquina, ella no ha pasado delante de nosotros y si nos busca, la podemos observar de ahí.- le dije tratando de tranquilizarlo. Sí, estaba muy asustado también, pero un Malfoy no demuestra sus emociones, nos hace ver débiles.

Después de media hora, yo ya estaba tan o más preocupado que Leo. Se levantaba y se sentaba en su asiento diciendo cosas por lo bajo como: “¿Cómo puede hacerme esto?... Tengo que salir a buscarla... ¿Una persona no desaparece por que sí o sí?... ¿Estará asustada?... ¿Qué clase de persona se va sin avisar?... Pobrecita, no conoce a nadie aquí... ¡Me va a escuchar cuando la vea!... ¿Qué voy a hacer? Si le pasara algo, yo no me lo perdonaría jamás”. Un tono enojado y otro preocupado. Ya ni si quiera se estaba tomando su bebida de limón, y por todo su discurso tampoco me tomaba la mía. Luego de escuchar lo que tenía que decir Leo, apareció _____, muy sonriente con Longbottom "¿Qué hace Longbottom con ella?" Me enojé de la nada.

-Hola chicos- parece que no se dio cuenta que nos tenía con el alma en un hilo cuando desapareció. 

-¿Hola? ¡¿Hola?! ¿Es todo lo que dirás, _____? ¿Dónde estuviste?- Leo gritaba y la gente nos veía extraño.

-Tranquilo. No es para tanto. No tarde mucho. Ustedes son los que ni siquiera se dan cuenta si estoy o no. - Nos regañó señalándonos con su dedo, y yo me regañe mentalmente por dejarla hacerme esto en público sin poder defenderme. Y frente a Longbottom.

-¿Qué no te tardaste mucho? ¡Fue media hora! Treinta agonizantes minutos en los que no supe nada de ti, aquí ni si quiera hay señal para marcarte. ¿Qué tal si te perdías? ¿Qué tal si te secuestraban y te torturaban a morir? ¿Qué explicación les daría a nuestros padres? Me pidieron que te cuidara de todo, sobretodo de los hombres- Leo estaba muy enfadado. Dijo lo último viendo a Longbottom, sonreí porque éste se asustó.

-Gracias Leo. Yo también te quiero.- dijo sarcástica. -Por cierto, Neville, él es mi hermano Leo; Leo, él es Neville Longbottom. Mi nuevo mejor amigo.- los presentó y luego quiso abrazar al chico pero su estatura lo impidió. "Bendita sea su estatura"

-Un placer.- Respondió el aludido y estiró su brazo hacia Leo, éste sólo lo inspeccionaba serio. Yo también estaba molesto, sin una razón. Luego habló.

-¿Qué intenciones tienes con mi hermana?- Escupí mi bebida que empezaba otra vez a tomar. Longbottom se sonrojó y _____ sólo parecía divertida.

-Leo te estoy diciendo que es mi nuevo amigo, nos acabamos de conocer. No seas así, ¿das miedo lo sabías? No quiero que me espantes a todos los chicos que conozca- regañó a Leo y luego siguió sonriendo. El otro chico aún tenía su brazo estirado.

-El placer es mío Neville.- Ahora parecía muy amable.

-Draco, ¿No vas a saludar?- me preguntó muy curiosa; claro, ella aún no sabe las historias de las casas enemigas de Hogwarts. Ahora yo la vi con mis ojos entrecerrados. Ya se la cobraré.

-Longbottom.-dije lo más seco posible. Con una mirada altanera y arrogante y ceja arqueada, muy al estilo Malfoy.

-Malfoy.- respondió igual que yo. Tal vez estar con _____ le da valor.

-Pero que formales son chicos. No estamos en la escuela. Él es Draco… -le dijo a Neville señalándome con el dedo.- y él es Neville.- me dijo a mí señalando a Longbo… "Neville".

-Está bien.- dijimos al unisono. Luego me dirigí al chico- Pero esto se queda aquí. ¿Entiendes Long…?- susurré y ella me dio un leve codazo -¿Lo entiendes Neville?- en mi mente no suena tan patético. Él solo asintió.

Estuvimos hablando muchas cosas, de lo que nos gusta hacer y lo que no. Aprendí mucho de _____, supe que le gusta comer ¿pizza? Una comida rápida, su clase favorita es ¿biología? Trata de la vida y la composición de todo organismo vivo en el mundo, le gusta mucho el color morado y el negro, nos platicó de cómo se sorprendió al ver a Dumbledore en su casa y su "espantosa" demostración. De Leo supe que le gusta mucho hacer bromas a _____ pero después tiene que contentarla, su clase favorita son las ¿matemáticas? Trata de hacer cálculos, su comida favorita también es la pizza. Le gustan también los colores oscuros, y nos platicó de cómo ahuyentó a un pretendiente de _____, un chico llamado Cris; me molesté mucho cuando dijo que quiso besarla a la fuerza y que gracias a el coraje que ella tuvo hizo estallar vidrios. Luego ella lo regaño por andar informando a la gente de cosas privadas. Después de eso _____ tomo lo que sea que tomó antes cuando nos conocimos y tomó varias fotos más, mientras Neville contaba cosas un tanto vergonzosas que supo de mí, y yo contaba cosas vergonzosas de él. Lo más extraño fue que en vez de enojarnos y lanzarnos hechizos, estábamos riendo, todos juntos.

Cuando se hizo tarde me ofrecí a llevarlos de vuelta al Caldero Chorreante. _____ estaba algo pensativa, caminaba muy seria.

-Draco, una pregunta- se detuvo antes de entrar al lugar.

-Dime, _____-

-¿Por qué viniste tú para llevarnos de compras?- Es cierto, no me lo había preguntado, antes habría mandado a un elfo para que hiciera mi labor, no soy una persona "amable" con los estudiantes nuevos, pero me entró curiosidad y quise venir yo. Leo estaba atento esperando mi respuesta.

-Ah, eso. Dumbledore le pidió al Profesor Snape, de pociones en Hogwarts, que se encargara de lo que necesitaran ustedes. Y fue cuando me ofreció como carnada a mí. Debo admitir que no estaba muy contento por el encargo extracurricular. -Recordé la escena al pensar que sería niñero de unos chiquillos.

-Oh, entiendo. ¿Quién querría socializar con los nuevos y asquerosos sangres sucias de la ciudad, no? Un Malfoy, sangre pura, no habla con los hijos de muggles. – "¿leyó mi mente? Imposible" Dijo molesta conmigo, tal vez me describieron perfectamente bien cuando les dijeron quién vendría.

-No te enojes, _____, es que en mi casa me han "educado" para que no me junte con las personas hijas de muggles. No es nada personal, además yo sólo hago lo que me piden para no decepcionarlos.- le expliqué, pero aun así, me comporté de manera muy distinta con ellos de lo que siempre soy por costumbre.

-No pasa nada. Sólo espero que no se opongan a que seamos amigos. – me sonrió y me imaginé con una amiga de verdad. Le devolví la sonrisa.

-Sí, sí, si… ok. Seremos todos buenos amigos.- Leo, que pensaba que ya se había ido a su cuarto, interrumpió mis pensamientos.

Me despedí de ellos y regresé a Malfoy Manor. Estaba muy pensativo, llegué a mi cuarto y mi madre subió a preguntar cómo me había ido. Ella no es como mi padre. Así que le conté todo.


Le conté de que los Brooks han vivido siempre en una ciudad muggle y que no sabían de la magia hasta hace unos meses, mi madre se sorprendió pero no le molestó. También de cómo reaccioné con los chicos, de que sonreí y reí mucho con ellos, y que hice una especie de trato con Neville Longbottom para llevarnos bien esa tarde, por _____; le platique que me hice muy buen amigo de Leo, tanto que lo veo como un hermano. Le dije de todas esas fotos que nos tomó _____, y mi madre me dijo que le pidiera una copia de cada foto para conocerlos. Pero yo sabía qué estaba pensando, quería conocer a la chica que me estaba cambiando. Esa chica que causaba un brillo especial en mis ojos cada que hablaba de ella, la que causaba este alboroto de snitchs y quaffles en mi estómago como si fuera un campo de quidditch, la que me causaba sonreír sólo al pensarla, esa que hacía que pensara y dijera cursilerías no típicas de un Malfoy. La pregunta es: ¿Habré causado el mismo efecto en ella, que ella en mí?


**Comments, girls x)**
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Mich. el Mar 15 Abr 2014, 7:25 pm

Hay, pero si Draco es todo un amor   Por eso lo amo tanto   
Mi amiga no comprende mi amor por Draco. Ella dice que es un idiota   y que es un hijo de la grandísima fruta   , pero no, yo sé que no lo es. 
Okey, mucho Draco, poco comentario sobre tu novela. 
¡Me encantó el capítulo! Ia tu sabee'. 
Tienes que seguirla, pls, pls, pls   
¡Adiosín! 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Lady.Folbroke el Miér 16 Abr 2014, 7:59 pm

Mrs. Malfoy escribió:Hay, pero si Draco es todo un amor   Por eso lo amo tanto   
Mi amiga no comprende mi amor por Draco. Ella dice que es un idiota   y que es un hijo de la grandísima fruta   , pero no, yo sé que no lo es. 
Okey, mucho Draco, poco comentario sobre tu novela. 
¡Me encantó el capítulo! Ia tu sabee'. 
Tienes que seguirla, pls, pls, pls   
¡Adiosín! 


Síi todo un amoR xD Bueno sí, un poco de razón tiene pero... a quién no le gusta ese tipo de chicos?? (Está claro que no a tu amiga :P )


   



(tu comment me hizo pensar en El señor tenebroso :P )
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



La sigo pronto x)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estado de Coma [Ron, Harry, Draco y Tú]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 12. Precedente  1, 2, 3, ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.