O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Me, myself and I.
Hoy a las 5:27 pm por CNCOwner.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 4:51 pm por Jones.

» The Selection
Hoy a las 4:47 pm por Kurisu

» Just, I´m Crazy {Pvt
Hoy a las 12:01 pm por Rebel

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 9:47 am por Butterfly199225

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Hoy a las 4:18 am por Butterfly199225

» fallen angels [muro]
Ayer a las 11:41 pm por jackson.

» bitter battlefield.{muro interactivo.
Ayer a las 7:53 pm por blackstairs

» Coffee at morning
Ayer a las 7:52 pm por peraulata

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por Invitado el Vie 04 Abr 2014, 1:40 pm

Wallflower. escribió:
Listo edite, es que me mandaban a dormir y etc. 
Gracias por aceptarme (si leí)
No hay de que.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por Invitado el Vie 04 Abr 2014, 3:01 pm

¿nadie más?
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por Karou. el Vie 04 Abr 2014, 6:54 pm

C'mon girls
avatar


Ver perfil de usuario http://weheartit.com/myself_always

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por Invitado el Sáb 05 Abr 2014, 4:50 am

 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por ceonella. el Sáb 05 Abr 2014, 12:23 pm

hey, hola. nos llamamos igual. (?) ahq.
bueno, me gusto mucho la idea, sinceramente pero la paja me consumia, so, tomé valor y audicionaré, ah. bueno vi a mimu ahí<33 so, ya te paso todo c:

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por Invitado el Sáb 05 Abr 2014, 12:31 pm

Vicious. escribió:hey, hola. nos llamamos igual. (?) ahq.
bueno, me gusto mucho la idea, sinceramente pero la paja me consumía, so, tomé valor y audicionaré, ah. bueno vi a mimu ahí<33 so, ya te paso todo c:
Hola xd. ahq. gracias. xddddd eje, la paja es una enfermedad plz. claro, esperamos tu ficha con ansias ahq. sip c: 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por ceonella. el Sáb 05 Abr 2014, 12:47 pm


Marie Lou Norgaard

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Nombre Completo: marie lou norgaard lewis.
Representantes: elle fanning & johnson.
Pareja: detección de sombras & conexión de cristales.
Link: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Capítulo:

Capítulo 001.
No hay nubes en el cielo y tengo el sol en mis ojos, no me sorprendería si fuera un sueño.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Caminaba, sonriendo, sarcástico, pero ¿más que feliz? solo era yo, con mis oídos y mi mente concentrados en la melodía de "top of the world" de the carpenters. Un poco torpe de mi parte, pero solía alegrar mi día. Las miradas posadas en mi, era raro no verme cuestionando algo, molestando a algún policía, demasiado raro para ser exactos pero ellos no verían venir nada. Iba directo a la biblioteca central, donde solo buscaba libros para aclarar dudas y luego justificar mis propias respuestas cuando se me presente una discusión. ¿Debería estar estudiando? ¿Tengo trabajo? No y sí. No voy a la universidad a pesar de tener 20 recién cumplidos, pero trabajo en un taller de arte. ¿Tengo algún papel importante en aquella institución? No, para nada, aún así no me importaba, con los 150$ que conseguía, me bastaba. No tenía compañero, mi única bicicleta a mi lado y la sonrisa que daba a tener una vida feliz con una ideología perfecta, eran las formas que usaba para demostrar que no era solo un perdedor, una persona que odia la política, no, no era solo eso, aquí esta Simon presente, limpio y listo para un nuevo día. Entré a la biblioteca sin antes dejar con candado la bicicleta, era un tanto patético, me vine caminando con un método de transporte a mi lado, patético y común en un chico único, como yo. Saludé a mis conocidos, el señor Hoffman, la señorita Angie, y aquel hombre de mantenimiento. Saqué algunos libros de la sección "historia" y me senté en una de esas mesas largas cuyo televisor esta en frente. Mi atención de lector se desvaneció cuando las noticias mostraban a gente preparándose, soldados, esas mierdas que tanto odiaba. No tome decisión alguna a que ir hacía aya y colocarme en huelga, pues mostraban a la gente en contra de todo aquello que me molestaba a tal punto de enrojecer de la furia y no de la vergüenza.
Iba a tomar un estrecho camino hacía donde se encontraban aquellas personas, solo para hacerles saber lo que en verdad estaba pasando, casi toda mi vida lo hecho, pero cuando me acerque bufando hacia la puerta, Hoffman me paró.

—Simon, ¿te encuentras bien?—preguntó, más que dudoso y preocupado. Al final y cabo, era buena gente, no solía tomar conversaciones largas cuando estaba apurado, pero él me conocía bien, y si quería saber algo, saber mi humor, mi estado, mi salud, lo preguntaba aunque sepa que no era capaz de contar todo, pierdo confianza con el tiempo.
—Señor Hoffman, de hecho no, tengo que ir corriendo.—traté de salirme por la puerta pero no hubo caso.
—Oye oye, muchachito, ¿a dónde? ¿te has vuelto loco?—posó sus manos en mis hombros, tal vez así me calmaría pero mi respiración estaba agitada y cada vez mis fuerzas se iban.
—Pero ¡¿no los ves?! ¡podrían matar a alguien posando con esas armas a sus costados! Se pondría pero que el muro en Berlin, llámenme loco pero tengo que pararlos.—
—Joven, he estado viviendo aquí durante 20 años y créeme, nunca va a pasar nada, puede que no sea un viejo sabio pero podría pasarte algo a ti.—me señaló colocando su dedo indice en mi pecho y luego dejando el paso sobre el camino, no iría a volverme loco sobre estas circunstancias, pero debía ir ahí, debía.

Era fácil perderle todo, se iba, venía, volvía, nunca nadie lo sabía. Pasé por los callejones, cada mirada, ignorada por uno mismo. Podrían conocerme como él loco protestante, lo que sea, obviamente me daba igual aún así, no dejaría que violen derechos humanos, ¿no es así?. ¡Ay dios! ¡Simon! ¡Estas hablando solo! Basta de drogas, basta de perder la cordura en un momento de enojo, aunque quisiera, no podría parar. Mis nudillos dieron contra la pared, me estaba volviendo loco, y no quería demostrar que podrían acabar conmigo, oh, hoy no. Era como tener "bohemian rhapsody" de queen en mi cuerpo, por todas partes, ¡todas! ¿Es esto la vida real? ¿Es esto simplemente fantasía? Atrapado en un derrumbamiento, no hay escape de la realidad. No podía estar todo el tiempo así, no sería una persona estable, tal vez el señor Hoffman tenía razón, un poco de descanso de la protesta y la misma justicia no me vendrían mal, aún así, estaba que estallaba. Prendí un cigarrillo y lo pegué a mis labios mientras caía por la pared al suelo, hoy tal vez, solo hoy, habían llevado mi cabeza a otra parte antes de que yo haga eso con la suya.

✖✖✖

Comencé a caer en un profundo sueño hasta que sentí una pequeña mano, del tamaño de la de un monito, sí, una mano de un niño. Entre abrí los ojos mientras el posaba esos ojos celestes fuertes sobre mi. Me miró moviendo de una forma que daba gracia la cabeza para el costado, mientras su pequeña boina de pied de poule sobresalía y caía a un costado de su cuerpo. Articulo palabras preguntándome si me encontraba bien, a lo que respondí con un "sí", él se sentó a mi lado, sinceramente nunca había visto a alguien tan confianzudo, y más de una corta edad.

—¿Cómo te llamas? Tienes cara de llamarte Robert, como mi padre, ¿ese es tu nombre?—volvió a mirarme con curiosidad mientras cruzaba sus piernas para sentarse más al frente mío.
—Pues, no, no me llamo así.—reí y tomaba la postura que él tenía.—Hablando de padres, ¿el tuyo? ¿por qué andas solo?—solté el cigarrillo para no molestar al pequeño con el humo que largaba, no quería perjudicar a un alma que tenía la pinta de estar perjudicada.
—Él, él murió, mamá me llevaba para la escuela pero unos hombres se la llevaron.—
—¿Disculpa?—me cambié de posición y posé mis brazos en sus hombros, tal vez no estaba psicológica mente para contarme un suceso de ese tipo.
—Me dijeron que la iban a investigar, por algo "malo" que logró hacer, sabes, me dan miedo, ellos se llevaron a mi padre, hace mucho mucho.—alargo la oración mientras ente cerraba los ojos, el sol lograba pegarle.
—Bien, de por el momento, quédate conmigo. ¿Vale?—me levanté y tomé su mano para pegarlo a mi costado y no perderle.

Durante el camino, él me pidió si podía acercarlo a su llamativa escuela, y ¿cuál créenme que era? La famosísima Scott Parish. Demonios, no iba a meter a un pobre niño en ese infierno, además, me reconocerían y me odiarían aún más de lo que me odian, ¿qué esperaban? No me acercaría, puede que aya policías, a los cuales odio. Tomé una escusa de que era tarde para llegar a tiempo a la hora escolar, él solo bufó y cruzo sus brazos, si supiera bien lo que es eso. Llegamos a uno de esos cafés y pedí una pequeña leche para él, aún no sabía su nombre y él ya me había titulado como su tutor, en que me habré metido.

—Aún no me has dicho tú nombre.—dijo y se llevó el sorbete a la boca, mis manos estaban al rededor del café que me habían servido, lo miré y decidí responder, también quería saber de él.
—Simon, Simon Ritchie, ¿y tu? pequeño.—sonreí mientras él se confundía, era tierno verlo así.
—Thomas, me llamo Thomas.—dijo y se asumo a la ventana, saludando como si nada pasara, era lindo ver alguien tan despreocupado, ¿sería posible que contagie despreocupación? ojala, saben, ojala.

Hey! Teachers! Leave the kids alone.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por Invitado el Sáb 05 Abr 2014, 12:52 pm

Vicious. escribió:

Marie Lou Norgaard



Nombre Completo: marie lou norgaard lewis.
Representantes: elle fanning & johnson.
Pareja: detección de sombras & conexión de cristales.
Link: one shot.

Capítulo:

Capítulo 001.
No hay nubes en el cielo y tengo el sol en mis ojos, no me sorprendería si fuera un sueño.

Caminaba, sonriendo, sarcástico, pero ¿más que feliz? solo era yo, con mis oídos y mi mente concentrados en la melodía de "top of the world" de the carpenters. Un poco torpe de mi parte, pero solía alegrar mi día. Las miradas posadas en mi, era raro no verme cuestionando algo, molestando a algún policía, demasiado raro para ser exactos pero ellos no verían venir nada. Iba directo a la biblioteca central, donde solo buscaba libros para aclarar dudas y luego justificar mis propias respuestas cuando se me presente una discusión. ¿Debería estar estudiando? ¿Tengo trabajo? No y sí. No voy a la universidad a pesar de tener 20 recién cumplidos, pero trabajo en un taller de arte. ¿Tengo algún papel importante en aquella institución? No, para nada, aún así no me importaba, con los 150$ que conseguía, me bastaba. No tenía compañero, mi única bicicleta a mi lado y la sonrisa que daba a tener una vida feliz con una ideología perfecta, eran las formas que usaba para demostrar que no era solo un perdedor, una persona que odia la política, no, no era solo eso, aquí esta Simon presente, limpio y listo para un nuevo día. Entré a la biblioteca sin antes dejar con candado la bicicleta, era un tanto patético, me vine caminando con un método de transporte a mi lado, patético y común en un chico único, como yo. Saludé a mis conocidos, el señor Hoffman, la señorita Angie, y aquel hombre de mantenimiento. Saqué algunos libros de la sección "historia" y me senté en una de esas mesas largas cuyo televisor esta en frente. Mi atención de lector se desvaneció cuando las noticias mostraban a gente preparándose, soldados, esas mierdas que tanto odiaba. No tome decisión alguna a que ir hacía aya y colocarme en huelga, pues mostraban a la gente en contra de todo aquello que me molestaba a tal punto de enrojecer de la furia y no de la vergüenza.
Iba a tomar un estrecho camino hacía donde se encontraban aquellas personas, solo para hacerles saber lo que en verdad estaba pasando, casi toda mi vida lo hecho, pero cuando me acerque bufando hacia la puerta, Hoffman me paró.

—Simon, ¿te encuentras bien?—preguntó, más que dudoso y preocupado. Al final y cabo, era buena gente, no solía tomar conversaciones largas cuando estaba apurado, pero él me conocía bien, y si quería saber algo, saber mi humor, mi estado, mi salud, lo preguntaba aunque sepa que no era capaz de contar todo, pierdo confianza con el tiempo.
—Señor Hoffman, de hecho no, tengo que ir corriendo.—traté de salirme por la puerta pero no hubo caso.
—Oye oye, muchachito, ¿a dónde? ¿te has vuelto loco?—posó sus manos en mis hombros, tal vez así me calmaría pero mi respiración estaba agitada y cada vez mis fuerzas se iban.
—Pero ¡¿no los ves?! ¡podrían matar a alguien posando con esas armas a sus costados! Se pondría pero que el muro en Berlin, llámenme loco pero tengo que pararlos.—
—Joven, he estado viviendo aquí durante 20 años y créeme, nunca va a pasar nada, puede que no sea un viejo sabio pero podría pasarte algo a ti.—me señaló colocando su dedo indice en mi pecho y luego dejando el paso sobre el camino, no iría a volverme loco sobre estas circunstancias, pero debía ir ahí, debía.

Era fácil perderle todo, se iba, venía, volvía, nunca nadie lo sabía. Pasé por los callejones, cada mirada, ignorada por uno mismo. Podrían conocerme como él loco protestante, lo que sea, obviamente me daba igual aún así, no dejaría que violen derechos humanos, ¿no es así?. ¡Ay dios! ¡Simon! ¡Estas hablando solo! Basta de drogas, basta de perder la cordura en un momento de enojo, aunque quisiera, no podría parar. Mis nudillos dieron contra la pared, me estaba volviendo loco, y no quería demostrar que podrían acabar conmigo, oh, hoy no. Era como tener "bohemian rhapsody" de queen en mi cuerpo, por todas partes, ¡todas! ¿Es esto la vida real? ¿Es esto simplemente fantasía? Atrapado en un derrumbamiento, no hay escape de la realidad. No podía estar todo el tiempo así, no sería una persona estable, tal vez el señor Hoffman tenía razón, un poco de descanso de la protesta y la misma justicia no me vendrían mal, aún así, estaba que estallaba. Prendí un cigarrillo y lo pegué a mis labios mientras caía por la pared al suelo, hoy tal vez, solo hoy, habían llevado mi cabeza a otra parte antes de que yo haga eso con la suya.

✖✖✖

Comencé a caer en un profundo sueño hasta que sentí una pequeña mano, del tamaño de la de un monito, sí, una mano de un niño. Entre abrí los ojos mientras el posaba esos ojos celestes fuertes sobre mi. Me miró moviendo de una forma que daba gracia la cabeza para el costado, mientras su pequeña boina de pied de poule sobresalía y caía a un costado de su cuerpo. Articulo palabras preguntándome si me encontraba bien, a lo que respondí con un "sí", él se sentó a mi lado, sinceramente nunca había visto a alguien tan confianzudo, y más de una corta edad.

—¿Cómo te llamas? Tienes cara de llamarte Robert, como mi padre, ¿ese es tu nombre?—volvió a mirarme con curiosidad mientras cruzaba sus piernas para sentarse más al frente mío.
—Pues, no, no me llamo así.—reí y tomaba la postura que él tenía.—Hablando de padres, ¿el tuyo? ¿por qué andas solo?—solté el cigarrillo para no molestar al pequeño con el humo que largaba, no quería perjudicar a un alma que tenía la pinta de estar perjudicada.
—Él, él murió, mamá me llevaba para la escuela pero unos hombres se la llevaron.—
—¿Disculpa?—me cambié de posición y posé mis brazos en sus hombros, tal vez no estaba psicológica mente para contarme un suceso de ese tipo.
—Me dijeron que la iban a investigar, por algo "malo" que logró hacer, sabes, me dan miedo, ellos se llevaron a mi padre, hace mucho mucho.—alargo la oración mientras ente cerraba los ojos, el sol lograba pegarle.
—Bien, de por el momento, quédate conmigo. ¿Vale?—me levanté y tomé su mano para pegarlo a mi costado y no perderle.

Durante el camino, él me pidió si podía acercarlo a su llamativa escuela, y ¿cuál créenme que era? La famosísima Scott Parish. Demonios, no iba a meter a un pobre niño en ese infierno, además, me reconocerían y me odiarían aún más de lo que me odian, ¿qué esperaban? No me acercaría, puede que aya policías, a los cuales odio. Tomé una escusa de que era tarde para llegar a tiempo a la hora escolar, él solo bufó y cruzo sus brazos, si supiera bien lo que es eso. Llegamos a uno de esos cafés y pedí una pequeña leche para él, aún no sabía su nombre y él ya me había titulado como su tutor, en que me habré metido.

—Aún no me has dicho tú nombre.—dijo y se llevó el sorbete a la boca, mis manos estaban al rededor del café que me habían servido, lo miré y decidí responder, también quería saber de él.
—Simon, Simon Ritchie, ¿y tu? pequeño.—sonreí mientras él se confundía, era tierno verlo así.
—Thomas, me llamo Thomas.—dijo y se asumo a la ventana, saludando como si nada pasara, era lindo ver alguien tan despreocupado, ¿sería posible que contagie despreocupación? ojala, saben, ojala.

Hey! Teachers! Leave the kids alone.
Ficha aceptada

escribes muy bien, c: quedas aceptada y estas participando. mucha suerte linda. 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por wanweird el Sáb 05 Abr 2014, 3:28 pm


Emma Seymour

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Nombre Completo: Emma Gaelle Seymour.
Representantes: Selena Gomez y Harry Styles.
Pareja: Visiones y Creación de Luz.
Link: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar


Ver perfil de usuario http://haloukiwi.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por Invitado el Sáb 05 Abr 2014, 5:34 pm

lemon. escribió:

Emma Seymour



Nombre Completo: Emma Gaelle Seymour.
Representantes: Selena Gomez y Harry Styles.
Pareja: Manipulación de Cristales y Control de Luz.
Link: Aquí.
Ficha Aceptada

Ficha aceptada, en verdad me encantó tu escrito :333 just, buena suerte linda 


Última edición por mille. el Sáb 05 Abr 2014, 7:48 pm, editado 1 vez
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por spirwell. el Sáb 05 Abr 2014, 5:49 pm

Yo definitivamente voy a audicionar.
avatar


Ver perfil de usuario http://justeatoreos.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por Invitado el Sáb 05 Abr 2014, 5:57 pm

#Luu. escribió:
Yo definitivamente voy a audicionar.
esperamos con ansias linda
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por spirwell. el Sáb 05 Abr 2014, 7:30 pm


Luu Rumsfeld.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Nombre Completo: Ludmila Catrhinna Rumsfeld Córtez.
Representantes: Lucy Hale y Logan Lerman.
Pareja: Detección de sombras & Conexión de Cristales.
Link:

Capítulo:
Capítulo 029.





Tricia gritó y se abalanzó hacia su hijo. Estaba tan feliz, si bien no estaba muy conforme al principio, como toda madre sobreprotectora, le ponía feliz que le haya ofrecido una beca, la ponía tan orgullosa.



– “Jenna, también ¿tu?” – Zayn se interpuso entre la conversación de las dos mujeres.


– “En natación, ¿no es increíble? Hace dos meses, empezó a nadar, y le fascinó a Charles Gillwood, un cazatalentos para el instituto” – Sonrió el morocho tomando por la cintura a la castaña.



– “¡Tengo unos hijos de excelencia en deportes, y sus amigos no se quedan atrás!” – se emocionó mientras abrazaba al grupo de chico llamados para la beca.



– “¿Pero qué hacen aquí? ¡Vayan a visitar sus casas!” – Animó Yasser.



***



– “Hola… ¿Hay alguien en casa? – Preguntó Liam de la mano de su hermana entrando por la puerta principal.



– “¿Karen?... ¿Geoff?... ¿Hay alguien por aquí?” – se adentraron al centro de comedor, pero todo estaba a oscuras, y las únicas luces de toda la casa, eran las del árbol navideño del living.



Fueron hasta allá tratando de no chocar con nada, encendieron las luces de la cocina y leyeron la nota del refrigerador.



– “Julietta y Liam, no estaremos por unos meses, nada grave, pero creemos que necesitamos nuestro tiempo a solas, además esta bastantes grandes, trabajen, hagan algo, nuestro teléfono está averiado, asique no llamen. Lo haremos nosotros, Adiós, Karen y Geoff” – en eso consistía la carta.



– “Supongo que nos quedaremos solos en navidad” – se abrazaron.



– “Hey, yo también existo” –Habló un chica para en el marco de la puerta.


– “Ruth” – gritaron y fueron a su encuentro.


– “Los extrañé tanto” – lloriqueó.



– “¿Qué haces aquí?” – Preguntó Julietta.



– “Los extrañaba, y la idea de pasar la navidad sin ustedes no la soportaba” – se secó las gotas saladas de su cara.



– “¿Co–como estas Ni–Nicole?” – la voz quebradiza de la ojiazul se distinguía en exceso.



– “También los extraña, pero no pudo venir, porque según ella estamos en la fiesta de navidad” – elevó los hombros.  – “Alguna tenía que venir”–.



– “¿Pero hasta cuando te quedaras?” – pregunto él.



– “Liam, eso no es importante, lo que importa es que está con nosotros” – le regañó Julietta.



– “Ahora vamos, que quiero presumir que mi hermana está conmigo en navidad” – le agarró el brazo y ambas mujeres salieron de la casa mientras su hermano negaba con la cabeza.



– “¿Siempre tiene que ser así?” – se burló mientras cerraba la puerta.



***



– “Mamá, Papá, feliz navidad” – gritó el rubio entrando en su casa cuando sus padres se le abalanzaron.



– “Greg Horan ven acá a saludar a tu hermano” – le regañó la blonda mujer.



– “Mamá, estoy cambiando a mi hijo, espérate” – gritó el desde una habitación.



– “Maura, tranquila, es un pequeño castigo, Theo ayer no me dejó dormir, Niall Horan, muy feliz navidad, oh, ven aquí” – le abrazó Denisse.



– “Feliz navidad a ti también Nisse, iré a ver a mi a mi sobrino, y luego, los quiero en la sala principal” – sonrió, perdiéndose por la puerta.



***



– “¿Listos?” – preguntó el irlandés.



– “Que sí, ¡Dinos!” – gritaron todos.



–“¡Me dieron una beca para WhiteNight!” – cerró los ojos esperando que alguien se queje o algo pero su madre estaba demasiado ocupada abrazándolo.



– “Pensé que no querían que vaya a ese internado” – respondió el confundido mientas correspondía el abrazo.



– “La única razón por la que no quería que vayas es que no teníamos el dinero suficiente, pero si tienes la beca, ahora podré pagarte algo mejor para que estés cómodo en el colegio nuevo hijo” – le dijo Bobby poniendo una mano en su hombro.


– “Felicidades Niall, me hace sentir orgullosa del tío que tiene mi hijo” – le dijo ella amamantando a Theo.



– “Amo a mi familia” – suspiró Greg con un tono exagerado, abrazando a su hermano, White Night era el sueño e Niall desde que tenía 12 años y Greg le había enseñado a jugar futbol americano.



***



– “¿Hola?” – atendió el teléfono.



– “Señorita Dubois Nathalie Katherine, soy Charles Gillwood, quería comunicarle qué su solicitud para beca fue aceptada, felicitaciones, la espero” – colgó.



Kate literalmente gritó de la emoción en el tren hacia su casa, eran solo 20 minutos, pero se le estaban haciendo eternos si no fuera por esa llamada. Cuando el tren paró en la estación numero 12 ella se bajó corriendo en busca de su madre. Al entrar a la casa, la notó esperándola con una bandeja de galletas con formas navideñas, lo sabía porque veía, el trapo tejido que solo lo usaba para contener el calor de la masa.



– “Mamá, tengo que contarte algo…” –  se interrumpió.  – “¿Quién eres tú?” – se cruzó de brazos.



– “Kate él es Mario Duilng, es un psicólogo, encontré tu diario, las cartas de tu padre también” – le presentó a su hija el especialista mientras le informaba.



– “¿Qué crees que necesito asistencia psicológica?” – habló ella sarcásticamente.



– “No, yo, tu padre. Él volvió a Bradford”  – eso era un golpe bajo para Katherine, su padre solo estuvo una cuarta parte de toda su vida. Y ahora volvía y honestamente Kate no quería saber nada de la ayuda psicológica que le quiso brindar hace tres años y ahora lo volvía a hacer.



– “Mamá, ya pasé por esto, si eso no huera pasado, el White Night no me habría aceptado, ya te lo había dicho, y pasé el examen mental”  – le recordó.



– “¿El Whit–White Night?” –ella se abalanzó sobre ella y la abrazó.



– “Eso, quiere decir… Mario, vete” –le echó.



– “Perdón por eso, pero enserio necesitaba que digieras eso, que tu examen había salido bien, yo sé lo de White Night, pusiste mi mail por error, me llegó a mi antes que a ti” –la miró.



– “¿Enserio? Mamá dijiste todo eso por nada, solo para que te digiera lo del instituto y puedas refregarlo en la cara de “Mario”, eres especial” – le abrazó, su madre y su padre habían peleado por años la tenencia de Katherine.



***



– “Jenna, Zayn vamos” – les gritó Yasser desde la planta baja.



– “Zayn… vamos, levántate”  – lo empujó un poco de su cama.



– “Umh… déjame… dos y dos son cuatro…” – habló dormido mientras buscaba a tientas la cintura de la castaña y la presionaba más a su pelvis.



– “¡Zayn! No quiero sentir eso, le... van... ta… te…” – con cada silaba de la última palabra empujaba cada vez más a su hermano con el borde de la cama hasta que logró tirarlo. El fuerte ruido del cuerpo musculoso del morocho se oyó por toda la habitación hasta en la planta baja.



Ella suspiró mientras saltaba por arriba del cuerpo del pelinegro al bajar de la cama, buscó algunas toallas del armario y su ropa interior deportiva y entró a bañarse a la tina. A los minutos escuchó su puerta abrirse, y a su madre adoptiva regañando a su hijo por dormir en el piso.



***



– “Tricia, ¿A dónde vamos?”  – preguntó Jenna corriendo la cabeza de Zayn de su hombro y poniéndola en sus piernas y así lograr que la posición sea más cómoda para ella.



– “¿Recuerdas que hace unos años mencionamos los campos de los Sanz? Bueno, es hora que los conozcas”  – dijo la mujer.



– “¿Por qué Zayn siempre tiene que dormir cuando viajamos?”  – renegó su padre.



– “Pues eso no lo sacó de mí, eso es seguro” – contestó su esposa.  – “Jenna, cariño, ¿Podrías buscar el teléfono de Zayn para ver si invitó a sus amigos y si tienen la dirección correcta de los Sanz?” –



– “Oh claro” – tomó el teléfono del bolsillo del pantalón color negro lo prendió, pero estaba bloqueado.  – “Tricia, ¿Sabes la contraseña?”–le preguntó.



– “De seguro tu fecha de cumpleaños, pruébala” – le aseguró.



Jenna jamás había usado el teléfono de Zayn, desde la vez que Liam estuvo en el hospital, y en ese momento, ella pensó que había sido descubierta y por eso el habría cambiado su contraseña. Por lo cual jamás se imaginó que la contraseña de desbloqueo fuese su fecha de cumpleaños. Al ver la pantalla principal contenía un foto de ella, de la cual nunca había visto, era en blanco y negro, amaba ese efecto, su corazón había comenzado a latir demasiado rápido temía que sus padres o incluso Zayn lo notara. Había tantas fotos de ella, en momentos que no había notado, tantas fiestas, cumpleaños, comidas, recuerdos para él, cada una de las fotos significaba algo sobre Jenna aunque ella no lo notara.



– “Y Jenn, ¿Le mandó los mensajes?” – insistió la mujer.



– “Ah sí, Louis y Harry dicen que viene en camino en las camionetas de sus  tíos, todo terreno” – leyó en voz alta el mensaje de Julietta en el teléfono del pelinegro.



– “Oh, entonces viene casi detrás de nosotros, gracias linda, ahora duerme, si es que puedes con Zayn ocupándose todo los asientos” – rió. Pero Jenna solo se recostó al lado del pelinegro apoyando su cabeza en su pecho, a los segundos, él la abrazó fuertemente como si temiera que se escapara y ambos enlazaron sus piernas como siempre lo hacía cuando dormían juntos.



***



– “Jenna… Jenna… despierta… mira esto” – pero ella seguía dormida profundamente.



– “No hay otra opción, habrá que llevarla… Zayn hazlo” – dijo Cindhy.



– “¿Por qué yo?” – bufó.



– “Tu novia, tú la llevas” – le palmeó el hombro Liam.



***


Luego de dos horas, la ojiverde había despertado, pero no en el auto, sino en una cama, con algunas sabanas, su manta, y un acolchado color verde, estaba cómoda en esa posición como para querer levantarse, pero los gritos y risas de las otras salas, la incentivaron a caminar hacia donde los sonidos aumentaban mientras fregaba sus ojos.



– “¡Jenna!” – gritó Jade corriendo hacia ella.



– “Hola para ti también Amelia, ¿Han visto a Mía?” – usó el tono burlón para llamar a su amiga Jade, pero se calmó para preguntar el paradero de la chica.



– “Am… sí vino conmigo, está afuera jugando con la nieve” – respondió Julietta.



– “Gracias” – respondió.



Ella salió dejando desconcertados a todos los que estaba dentro de la casa, pero Jenna lo ignoró, fue directamente hacia afuera en busca de la punk, estaba jugando con la nieve detrás de unos troncos apilados, la castaña se acercó lentamente si hacer el menor de los ruidos hacia la espalda de la chica que vestía un atuendo muy abrigado color negro.



– “Jenna, sé que eres tú” – habló calmadamente  la de ojos amarillentos.



– “Demonios, ¿Cómo sabes eso?” – refunfuñó ella.



– “Magia” – respondió indiscriminadamente ella.



– “Mía… hablando de magia, ¿Cómo hiciste lo de la puerta de Harry el día de la fiesta de disfraces?” – suspiró nerviosamente mientras frotaba sus manos en señal de timidez.



– “Supongo que lo que menos quieres oír es Magia ¿no?” – suspiró y oyó a Jenna asentir. – “Bueno, veras, yo… soy muy buena en las artes marciales, el Wing Chung es mi especialidad, pero también algo de Karate, supongo que así pude abrir la puerta” – se encogió de hombros sin voltearse.



– “La rompiste” – le corrigió. – “Ninguna arte marcial te permite hacer eso, Mia no soy tan ingenua, dime como lo hiciste… y porque hablaste en latín” –.



– “¿Co–como sabes que hable en latín?, es casi una lengua muerta, tu nunca me dijiste que hablabas o entendías el latín”– le dijo.



– “No lo sé, solo sé que es latín, pero no sé si enserio se escucharlo o hablarlo, algo dentro de mí me dice que lo es” –Se encogió de hombros.



– “Es latín, correcto, y sí, también no es gracias a las artes marciales, correcto también” –le dio la razón, pero la castaña seguía parada de brazos cruzados esperando más respuestas por lo que soltó un bufido. – “Pero, es por algo que me hace diferente a los demás… algo que tú también tienes” – informó.



– “De… ¿De qué hablas? Yo también, tengo… ¿Tengo que cosa?” –se confundió Jenna.



– “Poderes… tienes una gran fuerza en tu interior, algo que no muchos tienen, algo que te hace especial. ¿Cómo crees que sobreviste al incendio del edificio donde te encontraron?” – se volteó dejando de lado su montaña de nieve.



– “Co–como diablos sabes de eso, eso lo saben Tricia, Yasser y Zayn, Julietta no lo sabe, tampoco Jade, nadie más que ellos” – asustada, dijo cada una de esas palabras como si en vez de convencer a Mía, intentaba convencerse a ella misma.



– “Jenna, ¡Fui yo la que te puso ahí!” – le gritó.



– “¿Qué? No, no, eso es imposible, tú te–tenías como cuatro o cinco años”– Ella le respondió bajo, casi inaudible.



– “Tengo más de los 18 años que crees, tengo muchos más, soy yo, Jenna, ¿No recuerdas?, cuando estabas en ese hospital, la voz que te hablaba cuando despertaste, que trabaja de calmarte y que no pienses en las cosas malas que insinuaba esa sombra, fui yo, yo te protegí, como en el incendio” – admitió.



– “¿Protegerme?” – rió incrédula. – “¿Tú me protegías? Lo único que hiciste fue dejarme en un maldito edifico en llamas, podría a ver muerto, si no fuera por Yasser y Bob, yo…”– la interrumpió la punk.



– “¡Pero no fue así! Soy tu guardiana, te protegía de la muerte ¿Así es como me tratas?” – Le recriminó.



– “¡Lo único que hiciste fue alejarme de mis padres!” – Gritó Jenna fuertemente.



– “Oigan, ¿Qué pasa aquí?” – Salió Julietta seguida de todos los chicos. Pero las dos jóvenes ignoraron cualquier rastro de presencia que no sea la de ellas mismas.



– “¡Tus padres murieron! Cuando tu naciste ellos murieron” –le gritó aún más fuerte, cegada. Pero reaccionó luego de decir esas palabras, porqué los exóticos ojos verdes de Jenna empezaron a aguarse y saladas lagrimas se deslizaron por sus redondas mejillas y sus pies la llevaron hacia la puerta de la hacienda, saliendo hacia la ruta, pero un camión pasaba, ella lo vio, pero se había paralizado. Quería correr, pero no lo lograba, Mía, comenzó a correr hacía ella pero otra persona ya la había salvado, no vio quien era, Zayn estaba obstruyendo la vista de la ojiamarillos hacia el rostro de la persona misteriosa.



– “Hermosa… Hermosa, háblame. Jenna, ¿Estas bien?” – El pelinegro lo le importó tener una quemadura en sus rodillas por tirarse hacia el asfalto de la ruta en busca del débil cuerpo de Jenna, pero esta no respondía y el cada vez se ponía más nervioso.



– “Zayn… yo…”–Mia no sabía que decir.



– “Mía, vete” – le dijo seco.



– “Pero... yo enserio… no quería… lo lamento…”– bajó la cabeza.



– “Te perdono, pero será mejor que te vayas” – la habló, mientras se centraba en Jenna y hablaba con la persona que la había salvado. – “Gracias por salvarla” – solo se escuchó un débil “De nada” de parte de la otra persona y eso fue suficiente como para que Mia detuviera su caminar y se volviera furiosamente hacía atrás. La castaña teñida conocía como la palma de su mano esa voz.



– “¿Qué diablos haces tú aquí?” – la punk le exigió a la chica con un cabello color rubio–colorado que conversaba con el morocho.



– “¿Qué te pasa? No sé de qué me hablas” – le contestó levantando los hombros y retrocediendo.



– “Ninna, agradecería que dejes de fingir, no puede adueñarte de ella, yo la protejo, es mí responsabilidad, ahora vete” – empujó a la chica que respondía al nombre de Ninna.



– “¿Ninna?... ¿Qué haces aquí?” – se separó del grupo de personas que veían toda la escena sin creerlo y sin moverse. La pelirroja la miró confundida.



– “Hola Frodaitha” – Ninna bajó la cabeza mientras la saludaba, la habían descubierto.



– “Sabes que odio eternamente y con todo mi corazón que me llames así y lo estas al tanto de eso, ¿Qué haces aquí?” –



– “¿Alguien puede explicarme lo que pasa aquí?” – se hizo presente llorando Patricia Malik, desesperada al no entender porque todos los jóvenes estaban a la mitad de la ruta y su hija tirada en el piso.



– “Señora, es mejor que entremos, prometo explicarle todo lo que pasa” – le aseguró Ninna.



– “¡No me toque!, No sé quién diablos es usted, no sé qué le pasó a mi hija, y porque todo están aquí” – gritó la mujer buscando el pecho de su esposo para llorar.



– “Me llamo Ninna, Ninna Alexxa Dominika–Romero, soy guardiana e instructora de su hija adoptiva” –le contestó llevándose la atención de la mujer y de su esposo. – “Y ella solo está en sock, nada grave, por eso no se mueve, no está mal de ninguna manera, discutió con la chica aquí presente vestida de rockera arrepentida y salió a tomar aire pero por desgraciar un camión pasaba, yo la salvé” –.



– “¿Instructora de qué? No sabe de qué habla, déjenos tranquilos” – le respondió el hombre.



– “Magia” – contestó Mia por Ninna.



– “No podemos perder tiempo, porque ella” – señaló a Jenna que seguía en sock – “…Es Apola y alguien la está buscando sin descanso y es para matarla” – le advirtió Ninna.

Sheeran:

Eduardo.
Holis, Me llamo Ludmila, Argentina, 14 años,   Me gustó verdaderamente la trama, aunque realmente, no sabía si audicionar o no, idk, es que es como algo muy tedioso porque no se que decir ni cómo actuar, pero vale la pena.
Se puede admirar que esto no dice muchas cosas buenas de mí pero, alguien tan insegura como yo, no se dá cuenta lo que dice hasta después de que lo dije y a la otra persona le afectó, Perdón por aburrilas, en fin, me voy, suerte con las audiciones.


Última edición por #Luu. el Dom 06 Abr 2014, 6:18 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://justeatoreos.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por Invitado el Sáb 05 Abr 2014, 7:36 pm

#Luu. escribió:

Luu Rumsfeld.



Nombre Completo: Ludmila Catrhinna Rumsfeld Córtez.
Representantes: Lucy Hale y Logan Lerman.
Pareja: Detección de sombras & Conexión de Cristales.
Link:

Capítulo:
Capítulo 029.





Tricia gritó y se abalanzó hacia su hijo. Estaba tan feliz, si bien no estaba muy conforme al principio, como toda madre sobreprotectora, le ponía feliz que le haya ofrecido una beca, la ponía tan orgullosa.



– “Jenna, también ¿tu?” – Zayn se interpuso entre la conversación de las dos mujeres.


– “En natación, ¿no es increíble? Hace dos meses, empezó a nadar, y le fascinó a Charles Gillwood, un cazatalentos para el instituto” – Sonrió el morocho tomando por la cintura a la castaña.



– “¡Tengo unos hijos de excelencia en deportes, y sus amigos no se quedan atrás!” – se emocionó mientras abrazaba al grupo de chico llamados para la beca.



– “¿Pero qué hacen aquí? ¡Vayan a visitar sus casas!” – Animó Yasser.



***



– “Hola… ¿Hay alguien en casa? – Preguntó Liam de la mano de su hermana entrando por la puerta principal.



– “¿Karen?... ¿Geoff?... ¿Hay alguien por aquí?” – se adentraron al centro de comedor, pero todo estaba a oscuras, y las únicas luces de toda la casa, eran las del árbol navideño del living.



Fueron hasta allá tratando de no chocar con nada, encendieron las luces de la cocina y leyeron la nota del refrigerador.



– “Julietta y Liam, no estaremos por unos meses, nada grave, pero creemos que necesitamos nuestro tiempo a solas, además esta bastantes grandes, trabajen, hagan algo, nuestro teléfono está averiado, asique no llamen. Lo haremos nosotros, Adiós, Karen y Geoff” – en eso consistía la carta.



– “Supongo que nos quedaremos solos en navidad” – se abrazaron.



– “Hey, yo también existo” –Habló un chica para en el marco de la puerta.


– “Ruth” – gritaron y fueron a su encuentro.


– “Los extrañé tanto” – lloriqueó.



– “¿Qué haces aquí?” – Preguntó Julietta.



– “Los extrañaba, y la idea de pasar la navidad sin ustedes no la soportaba” – se secó las gotas saladas de su cara.



– “¿Co–como estas Ni–Nicole?” – la voz quebradiza de la ojiazul se distinguía en exceso.



– “También los extraña, pero no pudo venir, porque según ella estamos en la fiesta de navidad” – elevó los hombros.  – “Alguna tenía que venir”–.



– “¿Pero hasta cuando te quedaras?” – pregunto él.



– “Liam, eso no es importante, lo que importa es que está con nosotros” – le regañó Julietta.



– “Ahora vamos, que quiero presumir que mi hermana está conmigo en navidad” – le agarró el brazo y ambas mujeres salieron de la casa mientras su hermano negaba con la cabeza.



– “¿Siempre tiene que ser así?” – se burló mientras cerraba la puerta.



***



– “Mamá, Papá, feliz navidad” – gritó el rubio entrando en su casa cuando sus padres se le abalanzaron.



– “Greg Horan ven acá a saludar a tu hermano” – le regañó la blonda mujer.



– “Mamá, estoy cambiando a mi hijo, espérate” – gritó el desde una habitación.



– “Maura, tranquila, es un pequeño castigo, Theo ayer no me dejó dormir, Niall Horan, muy feliz navidad, oh, ven aquí” – le abrazó Denisse.



– “Feliz navidad a ti también Nisse, iré a ver a mi a mi sobrino, y luego, los quiero en la sala principal” – sonrió, perdiéndose por la puerta.



***



– “¿Listos?” – preguntó el irlandés.



– “Que sí, ¡Dinos!” – gritaron todos.



–“¡Me dieron una beca para WhiteNight!” – cerró los ojos esperando que alguien se queje o algo pero su madre estaba demasiado ocupada abrazándolo.



– “Pensé que no querían que vaya a ese internado” – respondió el confundido mientas correspondía el abrazo.



– “La única razón por la que no quería que vayas es que no teníamos el dinero suficiente, pero si tienes la beca, ahora podré pagarte algo mejor para que estés cómodo en el colegio nuevo hijo” – le dijo Bobby poniendo una mano en su hombro.


– “Felicidades Niall, me hace sentir orgullosa del tío que tiene mi hijo” – le dijo ella amamantando a Theo.



– “Amo a mi familia” – suspiró Greg con un tono exagerado, abrazando a su hermano, White Night era el sueño e Niall desde que tenía 12 años y Greg le había enseñado a jugar futbol americano.



***



– “¿Hola?” – atendió el teléfono.



– “Señorita Dubois Nathalie Katherine, soy Charles Gillwood, quería comunicarle qué su solicitud para beca fue aceptada, felicitaciones, la espero” – colgó.



Kate literalmente gritó de la emoción en el tren hacia su casa, eran solo 20 minutos, pero se le estaban haciendo eternos si no fuera por esa llamada. Cuando el tren paró en la estación numero 12 ella se bajó corriendo en busca de su madre. Al entrar a la casa, la notó esperándola con una bandeja de galletas con formas navideñas, lo sabía porque veía, el trapo tejido que solo lo usaba para contener el calor de la masa.



– “Mamá, tengo que contarte algo…” –  se interrumpió.  – “¿Quién eres tú?” – se cruzó de brazos.



– “Kate él es Mario Duilng, es un psicólogo, encontré tu diario, las cartas de tu padre también” – le presentó a su hija el especialista mientras le informaba.



– “¿Qué crees que necesito asistencia psicológica?” – habló ella sarcásticamente.



– “No, yo, tu padre. Él volvió a Bradford”  – eso era un golpe bajo para Katherine, su padre solo estuvo una cuarta parte de toda su vida. Y ahora volvía y honestamente Kate no quería saber nada de la ayuda psicológica que le quiso brindar hace tres años y ahora lo volvía a hacer.



– “Mamá, ya pasé por esto, si eso no huera pasado, el White Night no me habría aceptado, ya te lo había dicho, y pasé el examen mental”  – le recordó.



– “¿El Whit–White Night?” –ella se abalanzó sobre ella y la abrazó.



– “Eso, quiere decir… Mario, vete” –le echó.



– “Perdón por eso, pero enserio necesitaba que digieras eso, que tu examen había salido bien, yo sé lo de White Night, pusiste mi mail por error, me llegó a mi antes que a ti” –la miró.



– “¿Enserio? Mamá dijiste todo eso por nada, solo para que te digiera lo del instituto y puedas refregarlo en la cara de “Mario”, eres especial” – le abrazó, su madre y su padre habían peleado por años la tenencia de Katherine.



***



– “Jenna, Zayn vamos” – les gritó Yasser desde la planta baja.



– “Zayn… vamos, levántate”  – lo empujó un poco de su cama.



– “Umh… déjame… dos y dos son cuatro…” – habló dormido mientras buscaba a tientas la cintura de la castaña y la presionaba más a su pelvis.



– “¡Zayn! No quiero sentir eso, le... van... ta… te…” – con cada silaba de la última palabra empujaba cada vez más a su hermano con el borde de la cama hasta que logró tirarlo. El fuerte ruido del cuerpo musculoso del morocho se oyó por toda la habitación hasta en la planta baja.



Ella suspiró mientras saltaba por arriba del cuerpo del pelinegro al bajar de la cama, buscó algunas toallas del armario y su ropa interior deportiva y entró a bañarse a la tina. A los minutos escuchó su puerta abrirse, y a su madre adoptiva regañando a su hijo por dormir en el piso.



***



– “Tricia, ¿A dónde vamos?”  – preguntó Jenna corriendo la cabeza de Zayn de su hombro y poniéndola en sus piernas y así lograr que la posición sea más cómoda para ella.



– “¿Recuerdas que hace unos años mencionamos los campos de los Sanz? Bueno, es hora que los conozcas”  – dijo la mujer.



– “¿Por qué Zayn siempre tiene que dormir cuando viajamos?”  – renegó su padre.



– “Pues eso no lo sacó de mí, eso es seguro” – contestó su esposa.  – “Jenna, cariño, ¿Podrías buscar el teléfono de Zayn para ver si invitó a sus amigos y si tienen la dirección correcta de los Sanz?” –



– “Oh claro” – tomó el teléfono del bolsillo del pantalón color negro lo prendió, pero estaba bloqueado.  – “Tricia, ¿Sabes la contraseña?”–le preguntó.



– “De seguro tu fecha de cumpleaños, pruébala” – le aseguró.



Jenna jamás había usado el teléfono de Zayn, desde la vez que Liam estuvo en el hospital, y en ese momento, ella pensó que había sido descubierta y por eso el habría cambiado su contraseña. Por lo cual jamás se imaginó que la contraseña de desbloqueo fuese su fecha de cumpleaños. Al ver la pantalla principal contenía un foto de ella, de la cual nunca había visto, era en blanco y negro, amaba ese efecto, su corazón había comenzado a latir demasiado rápido temía que sus padres o incluso Zayn lo notara. Había tantas fotos de ella, en momentos que no había notado, tantas fiestas, cumpleaños, comidas, recuerdos para él, cada una de las fotos significaba algo sobre Jenna aunque ella no lo notara.



– “Y Jenn, ¿Le mandó los mensajes?” – insistió la mujer.



– “Ah sí, Louis y Harry dicen que viene en camino en las camionetas de sus  tíos, todo terreno” – leyó en voz alta el mensaje de Julietta en el teléfono del pelinegro.



– “Oh, entonces viene casi detrás de nosotros, gracias linda, ahora duerme, si es que puedes con Zayn ocupándose todo los asientos” – rió. Pero Jenna solo se recostó al lado del pelinegro apoyando su cabeza en su pecho, a los segundos, él la abrazó fuertemente como si temiera que se escapara y ambos enlazaron sus piernas como siempre lo hacía cuando dormían juntos.



***



– “Jenna… Jenna… despierta… mira esto” – pero ella seguía dormida profundamente.



– “No hay otra opción, habrá que llevarla… Zayn hazlo” – dijo Cindhy.



– “¿Por qué yo?” – bufó.



– “Tu novia, tú la llevas” – le palmeó el hombro Liam.



***


Luego de dos horas, la ojiverde había despertado, pero no en el auto, sino en una cama, con algunas sabanas, su manta, y un acolchado color verde, estaba cómoda en esa posición como para querer levantarse, pero los gritos y risas de las otras salas, la incentivaron a caminar hacia donde los sonidos aumentaban mientras fregaba sus ojos.



– “¡Jenna!” – gritó Jade corriendo hacia ella.



– “Hola para ti también Amelia, ¿Han visto a Mía?” – usó el tono burlón para llamar a su amiga Jade, pero se calmó para preguntar el paradero de la chica.



– “Am… sí vino conmigo, está afuera jugando con la nieve” – respondió Julietta.



– “Gracias” – respondió.



Ella salió dejando desconcertados a todos los que estaba dentro de la casa, pero Jenna lo ignoró, fue directamente hacia afuera en busca de la punk, estaba jugando con la nieve detrás de unos troncos apilados, la castaña se acercó lentamente si hacer el menor de los ruidos hacia la espalda de la chica que vestía un atuendo muy abrigado color negro.



– “Jenna, sé que eres tú” – habló calmadamente  la de ojos amarillentos.



– “Demonios, ¿Cómo sabes eso?” – refunfuñó ella.



– “Magia” – respondió indiscriminadamente ella.



– “Mía… hablando de magia, ¿Cómo hiciste lo de la puerta de Harry el día de la fiesta de disfraces?” – suspiró nerviosamente mientras frotaba sus manos en señal de timidez.



– “Supongo que lo que menos quieres oír es Magia ¿no?” – suspiró y oyó a Jenna asentir. – “Bueno, veras, yo… soy muy buena en las artes marciales, el Wing Chung es mi especialidad, pero también algo de Karate, supongo que así pude abrir la puerta” – se encogió de hombros sin voltearse.



– “La rompiste” – le corrigió. – “Ninguna arte marcial te permite hacer eso, Mia no soy tan ingenua, dime como lo hiciste… y porque hablaste en latín” –.



– “¿Co–como sabes que hable en latín?, es casi una lengua muerta, tu nunca me dijiste que hablabas o entendías el latín”– le dijo.



– “No lo sé, solo sé que es latín, pero no sé si enserio se escucharlo o hablarlo, algo dentro de mí me dice que lo es” –Se encogió de hombros.



– “Es latín, correcto, y sí, también no es gracias a las artes marciales, correcto también” –le dio la razón, pero la castaña seguía parada de brazos cruzados esperando más respuestas por lo que soltó un bufido. – “Pero, es por algo que me hace diferente a los demás… algo que tú también tienes” – informó.



– “De… ¿De qué hablas? Yo también, tengo… ¿Tengo que cosa?” –se confundió Jenna.



– “Poderes… tienes una gran fuerza en tu interior, algo que no muchos tienen, algo que te hace especial. ¿Cómo crees que sobreviste al incendio del edificio donde te encontraron?” – se volteó dejando de lado su montaña de nieve.



– “Co–como diablos sabes de eso, eso lo saben Tricia, Yasser y Zayn, Julietta no lo sabe, tampoco Jade, nadie más que ellos” – asustada, dijo cada una de esas palabras como si en vez de convencer a Mía, intentaba convencerse a ella misma.



– “Jenna, ¡Fui yo la que te puso ahí!” – le gritó.



– “¿Qué? No, no, eso es imposible, tú te–tenías como cuatro o cinco años”– Ella le respondió bajo, casi inaudible.



– “Tengo más de los 18 años que crees, tengo muchos más, soy yo, Jenna, ¿No recuerdas?, cuando estabas en ese hospital, la voz que te hablaba cuando despertaste, que trabaja de calmarte y que no pienses en las cosas malas que insinuaba esa sombra, fui yo, yo te protegí, como en el incendio” – admitió.



– “¿Protegerme?” – rió incrédula. – “¿Tú me protegías? Lo único que hiciste fue dejarme en un maldito edifico en llamas, podría a ver muerto, si no fuera por Yasser y Bob, yo…”– la interrumpió la punk.



– “¡Pero no fue así! Soy tu guardiana, te protegía de la muerte ¿Así es como me tratas?” – Le recriminó.



– “¡Lo único que hiciste fue alejarme de mis padres!” – Gritó Jenna fuertemente.



– “Oigan, ¿Qué pasa aquí?” – Salió Julietta seguida de todos los chicos. Pero las dos jóvenes ignoraron cualquier rastro de presencia que no sea la de ellas mismas.



– “¡Tus padres murieron! Cuando tu naciste ellos murieron” –le gritó aún más fuerte, cegada. Pero reaccionó luego de decir esas palabras, porqué los exóticos ojos verdes de Jenna empezaron a aguarse y saladas lagrimas se deslizaron por sus redondas mejillas y sus pies la llevaron hacia la puerta de la hacienda, saliendo hacia la ruta, pero un camión pasaba, ella lo vio, pero se había paralizado. Quería correr, pero no lo lograba, Mía, comenzó a correr hacía ella pero otra persona ya la había salvado, no vio quien era, Zayn estaba obstruyendo la vista de la ojiamarillos hacia el rostro de la persona misteriosa.



– “Hermosa… Hermosa, háblame. Jenna, ¿Estas bien?” – El pelinegro lo le importó tener una quemadura en sus rodillas por tirarse hacia el asfalto de la ruta en busca del débil cuerpo de Jenna, pero esta no respondía y el cada vez se ponía más nervioso.



– “Zayn… yo…”–Mia no sabía que decir.



– “Mía, vete” – le dijo seco.



– “Pero... yo enserio… no quería… lo lamento…”– bajó la cabeza.



– “Te perdono, pero será mejor que te vayas” – la habló, mientras se centraba en Jenna y hablaba con la persona que la había salvado. – “Gracias por salvarla” – solo se escuchó un débil “De nada” de parte de la otra persona y eso fue suficiente como para que Mia detuviera su caminar y se volviera furiosamente hacía atrás. La castaña teñida conocía como la palma de su mano esa voz.



– “¿Qué diablos haces tú aquí?” – la punk le exigió a la chica con un cabello color rubio–colorado que conversaba con el morocho.



– “¿Qué te pasa? No sé de qué me hablas” – le contestó levantando los hombros y retrocediendo.



– “Ninna, agradecería que dejes de fingir, no puede adueñarte de ella, yo la protejo, es mí responsabilidad, ahora vete” – empujó a la chica que respondía al nombre de Ninna.



– “¿Ninna?... ¿Qué haces aquí?” – se separó del grupo de personas que veían toda la escena sin creerlo y sin moverse. La pelirroja la miró confundida.



– “Hola Frodaitha” – Ninna bajó la cabeza mientras la saludaba, la habían descubierto.



– “Sabes que odio eternamente y con todo mi corazón que me llames así y lo estas al tanto de eso, ¿Qué haces aquí?” –



– “¿Alguien puede explicarme lo que pasa aquí?” – se hizo presente llorando Patricia Malik, desesperada al no entender porque todos los jóvenes estaban a la mitad de la ruta y su hija tirada en el piso.



– “Señora, es mejor que entremos, prometo explicarle todo lo que pasa” – le aseguró Ninna.



– “¡No me toque!, No sé quién diablos es usted, no sé qué le pasó a mi hija, y porque todo están aquí” – gritó la mujer buscando el pecho de su esposo para llorar.



– “Me llamo Ninna, Ninna Alexxa Dominika–Romero, soy guardiana e instructora de su hija adoptiva” –le contestó llevándose la atención de la mujer y de su esposo. – “Y ella solo está en sock, nada grave, por eso no se mueve, no está mal de ninguna manera, discutió con la chica aquí presente vestida de rockera arrepentida y salió a tomar aire pero por desgraciar un camión pasaba, yo la salvé” –.



– “¿Instructora de qué? No sabe de qué habla, déjenos tranquilos” – le respondió el hombre.



– “Magia” – contestó Mia por Ninna.



– “No podemos perder tiempo, porque ella” – señaló a Jenna que seguía en sock – “…Es Apola y alguien la está buscando sin descanso y es para matarla” – le advirtió Ninna.

Sheeran:

Eduardo.
Holis, Me llamo Ludmila, Argentina, 14 años,   Me gustó verdaderamente la trama, aunque realmente, no sabía si audicionar o no, idk, es que es como algo muy tedioso porque no se que decir ni cómo actuar, pero vale la pena.
Se puede admirar que esto no dice muchas cosas buenas de mí pero, alguien tan insegura como yo, no se dá cuenta lo que dice hasta después de que lo dije y a la otra persona le afectó, Perdón por aburrilas, en fin, me voy, suerte con las audiciones.
Ficha Aceptada

Uhm, tu escrito me gustó bastante, eres muy buena escribiendo. Bueno, todo esta en orden por lo que te deseo mucha suerte. Besos
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por spirwell. el Sáb 05 Abr 2014, 7:50 pm

mille. escribió:
Ficha Aceptada

Uhm, tu escrito me gustó bastante, eres muy buena escribiendo. Bueno, todo esta en orden por lo que te deseo mucha suerte. Besos
Oh, gracias, no me lo habían dicho mucho, gracias, y gracias por dejarme participar. Sí, suerte es lo que necesito. Ahora, me voy a dormir, adios.
avatar


Ver perfil de usuario http://justeatoreos.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Shadows into Light {audiciones cerradas} resultados puestos

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.