O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» yes no maybe
Ayer a las 9:48 pm por Stark.

» être dans la lune.
Ayer a las 9:09 pm por Ongniel

» Simplemente, no te quiere. {One Direction}
Ayer a las 8:54 pm por Litzyg

» Trouble, love&shows {NC. 3er tema
Ayer a las 8:48 pm por Litzyg

» something strange
Ayer a las 6:50 pm por jackson.

» time to float.
Ayer a las 6:16 pm por buffay.

» Sun and Moon
Ayer a las 5:38 pm por Karasuno

» Cambiar y Borrar Cuentas |5|.
Ayer a las 4:55 pm por Alondra Horan

» Instituto Fénix. (Inscripciones CERRADAS) | N.C.
Ayer a las 4:22 pm por Jules

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

as the saying goes. | resultados.

Página 6 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por Invitado el Jue 27 Mar 2014, 6:49 am

stromwick. escribió:
Ellie Stromberg.

Rol por el que vas: El amor no quita conocencia. || Liam Payne.
Tu representante: Selena Gomez.
Razón por la que quieres entrar a la novela: No lo sé, simplemente me enamoré de la idea, es tan perfecta que tenía que audicionar, además quiero estar en alguna colectiva contigo trilli, así que es mi oportunidad (?)
Escrito de tu autoría: Halloween Night.

perdón por tardar tanto en dejarte la ficha, es que no podía :c
¡Ficha aceptada!

Interesante ficha...
Ñam, me encantó toditito, absolutamente todo, trilliza
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por hayes grier. el Jue 27 Mar 2014, 7:49 am

Cuando subirás resultados?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por Invitado el Vie 04 Abr 2014, 6:31 pm

bowie escribió:
Allison Argent.

Amor con casada, vida arriesgada.
Crystal Reed & Daniel Sharman.
Pues por que la idea me ha parecido original, lo de los refranes. Aun que lo cierto es que solo sabía el significado pero lo he buscado y lo cierto es que todos son geniales, aun que finalmente me decidí. Obviamente. En fin en pocas palabras la idea me agradó y me parece grandiosa, por lo que si no quedo espero el link por mp.
Escrito de tu autoría. {lost summers}.
¡Ficha aceptada!

Ultra-mega-aceptada. c:
Lamento apenas aceptarla, he estado media ocupada. ):
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por Invitado el Vie 04 Abr 2014, 6:33 pm

bowie escribió:Yo también pienso lo mismo de ti, ha sido un placer <33
el placer es mío.  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por chihiro el Vie 04 Abr 2014, 6:37 pm

aww me aceptaste <33 esperaré los resultados
aun que supongo que querrás a más gente, so audicionen chicas!!

___________________________________________

" Birds flying high
You know how I feel
Sun in the sky
You know how I feel
Breeze driftin' on by
You know how I feel "
avatar


Ver perfil de usuario http://lachicaimposible.tumblr.com
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por Invitado el Vie 04 Abr 2014, 6:37 pm

DunnySweet♡ escribió:Cuando subirás resultados?
cerraré las audiciones el domingo. y creo que colgaré resultados el lunes o martes.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por Invitado el Vie 04 Abr 2014, 6:39 pm

Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por chihiro el Vie 04 Abr 2014, 6:44 pm

OMG

___________________________________________

" Birds flying high
You know how I feel
Sun in the sky
You know how I feel
Breeze driftin' on by
You know how I feel "
avatar


Ver perfil de usuario http://lachicaimposible.tumblr.com
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por bigtimerush. el Vie 04 Abr 2014, 7:40 pm

hermosa, no podré participar. la idea ha estado fantastica, pero el colegio me tiene hasta la hostia, espero que alguien espectacular quede con zayn.
besos ♡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por PARACETAMOL el Vie 04 Abr 2014, 8:42 pm

Haskell Gregory.

>>Dos, para quererse, deben parecerse {harry florecita styles.
>>Jennifer Lawrence.
>>Porque necesito escribir en esto. Me gustó tanto tu idea que escribí un capítulo de la nada sólo para que mi ficha no diera pena ajena. De igual manera, me encantaría escribir contigo porque, aunque no he leído algo tuyo aún, me pareces una gran escritora. Y conste que no es para que me aceptés ni nada|?|. Con los roles vinieron tormentas de ideas y eso me pasa poco, tengo crisis de bloqueo no temporal. ah. También quiero participar porque tenés a mi Loulou y aunque me lo hayás agarrado ._., la niña que esté enamorada de louis, es mi amiga. ah. Espero, de igual manera, que la novela salga adelante {conmigo o sin mí|?|} porque es la idea más original que hay ahora en inscripciones y bueh, suerte. ah. Por cierto, te amo. |?| ahq.

Spoiler:
El funeral había comenzado bien.

La gente iba arreglada, seria y con ramos de violetas que, según Harry, eran las flores preferidas de Anabette.

En realidad, nadie se quedó al lado del muchacho cuando la caja se hundió en la tierra ni cuando los padres de su novia hablaron palabras desconsoladas a los invitados. Se quedó aislado en todo momento, casi lamentándose de la estúpida idea de haber querido siquiera aparecerse. Pero pensó que había sido lo mejor, sin embargo. Era la última vez, quizá, que volvería a ver a sus ya-no-suegros y tenía que parecer un buen ya-no-novio frente a la familia atormentada de Anabette, que en sí no se percataron en ningún momento de su presencia.                                                                                                                      

Harry Styles era un chico alto e idiota. Un troglodita de cabello rizado y ojos verdes que no decía nunca lo que pensaba y que cuando tenía ganas de llorar no lloraba. En especial cuando tenía ganas de llorar por cosas importantes, lo que casi nunca pasaba pues Harry era un adolescente con la cabeza llena de  frivolidades.                                                                            

Se podría decir que después de que conoció a Anabette su cabeza se llenó sólo de ella. De su risa, de su pelo, de sus ojos, de su boca y de las palabras tan sencillas y dulces que expulsaba. Aunque su novia jamás haya sido una chica tan hermosa como él solía pensar, sí que era la amabilidad personificada. Su risa, que era áspera, sonaba como viento chocando contra la ventana. Sus ojos, que eran pequeños y cafés, parecían enormes y majestuosamente avellanados cuando Harry la tenía cerca.                                                                                                                                                                                                                    

Al fin y al cabo, lo único que Harry Styles necesitaba era tenerla cerca. No necesitaba besarla, abrazarla ni tocarla para sentirla suya, siempre lo había sabido. Temía ahora, por supuesto, que nunca se lo haya hecho saber a ella, que murió de una manera tan rápida y tan injustamente poco amable que al chico le costó cada parte.                                                                

Tal vez ni siquiera lo había superado del todo, ni siquiera lo más mínimo.  Quizá Harry no había superado esos ojos pequeños y cafés, ese pelo rubio tan descuidado ni esa risa grosera y ruidosa que jamás sonó como viento chocando contra una ventana.                                                                                                                                                                                                                
–Ella era un ángel –el susurro que resonó en la oreja del chico estaba al borde de la desesperación.
Harry se despegó del muro y miró a la madre de Anabette a los ojos. Le costó mucho tratar de llorar como lo hacía ella, pero después de varios segundos los dos se abrazaron obligadamente y Harry sintió a su nariz arder y a sus ojos inundarse.                                                                                                                                
De verdad que se le dificultaba llorar cuando se sentía presionado. No era que recordar que ahora ya no tendría a Anabette a su lado no lo pusiera terriblemente nostálgico, pero tenía frente a él a la madre de su difunta novia, llorando a mares, lo que era una especie de presión para llorar. Y las lágrimas no salían así de fácil, no importaba lo triste de la situación.                                                  
–Cuando Anabette era pequeña –comenzó a contarle la mujer como si de su vida dependiera, como si Harry hubiera hecho una especie de señal para que ella se quedara ahí junto a él para hablarle–, solía despertarse llorando en las noches de tormenta.                                                                                                                                                                                                                                    
La madre rompió en un llanto y, a la misma vez, en una risa contenida mientras sostenía la mano de Harry, el cual estaba comenzando a llorar de verdad.

–La verdad es que solía llorar casi todas las noches –agregó con una sonrisa mojada de lágrimas saladas.
El llanto silencioso del muchacho le sirvió a ella como respuesta alentadora para seguir hablando.

–Entonces yo me levantaba e iba hasta su habitación –ahora la señora no lo miraba a él, observaba mientras hablaba el muro detrás de Harry–. Y le cantaba. Oh, le cantaba cualquier cosa. Desde canciones de cuna hasta las de aquel artista joven que estaba de moda en esos tiempos.                                                                                                                                                                                                
La mujer bajó los ojos y sonrió por su pequeño chiste personal.                                                                                                                                                
–Cuando yo regresaba a la cama –prosiguió-, Anabette se ponía a cantar por sí sola, ¿sabes? –Se cortó para llorar un poco–. Cantaba y lloraba, odiaba la oscuridad.                                                                                                                                                                                  
Harry abrió la boca, hubiera querido agregar que Anabette aún le temía a la oscuridad, confundiéndose de repente con una charla común entre la madre de su novia y él, como si Anabette estuviera por ahí todavía viva.                                                                                        
–Creo que aún la escucho cantar –dijo con un tono abrumador la mujer, sacudiendo su cabeza y observando a las personas que estaban alrededor, abrazándose y hablando enfrente de la foto de Anabette–. Como si de alguna manera me llamara, diciéndome que todavía está viva.  

–Señora –habló por primera vez Harry, y le ardió la garganta.                                                                                                                                          
La madre de Anabette no levantó la vista y empezó a llorar de nuevo. Entonces giró con tanta dificultad sobre sus talones que pareció que se caería de espaldas. Colocó un pie enfrente del otro y empezó a caminar y a alejarse de Harry, regresando con su esposo.

El chico la miró alejarse con los ojos cansados, con los brazos caídos a cada lado de sus dos larguiruchas piernas y con la garganta ardiéndole. Le habían dado ganas de llorar y, por primera vez en toda una semana, comenzó a hacerlo.                                                                                                                                        
–Una vez te dije que sin ti no podría vivir –habló el muchacho completamente fuera de sí, con la voz rasgada y solo–. Nena, juro que se me está haciendo difícil tratar de sobrevivir ahora.                                                                                                                                      
Se sentó con la espalda apoyada en la pared y se sostuvo del cabello mientras lloraba a lágrima viva, con tanta pasión y enojo por no haberlo intentado antes y con una felicidad por estar llorando tan limpiamente ahora, sin ningún miedo y con unas ganas de morir irrevocables.                                                                                                                                                                              
Harry Styles sabía que no era el mejor momento para ponerse a pensar, pues sabía que interrumpiría su sufrimiento aguantado por tanto tiempo, pero la idea de que su llanto no fuera más por la muerte de Anabette, sino por él mismo y la soledad que lo inundaría de ese momento a siempre, lo hizo parar.  

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


la gente que sube a último momento es la ley. |?|
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 05 Abr 2014, 9:43 am

stromwick. escribió:
    
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 05 Abr 2014, 9:47 am

bowie escribió:OMG
es que seamos realistas, ya nadie más audicionará. (?)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por Invitado el Dom 06 Abr 2014, 6:50 pm

schmidt♡maslow. escribió:hermosa, no podré participar. la idea ha estado fantastica, pero el colegio me tiene hasta la hostia, espero que alguien espectacular quede con zayn.
besos ♡
no te preocupes, lo entiendo. c: me encargaré de ello. ciao. <333
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por chihiro el Dom 06 Abr 2014, 6:53 pm

tienes a la hermosa chloe en tu av

___________________________________________

" Birds flying high
You know how I feel
Sun in the sky
You know how I feel
Breeze driftin' on by
You know how I feel "
avatar


Ver perfil de usuario http://lachicaimposible.tumblr.com
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por Invitado el Dom 06 Abr 2014, 7:07 pm

laughing. escribió:
Haskell Gregory.

>>Dos, para quererse, deben parecerse {harry florecita styles.
>>Jennifer Lawrence.
>>Porque necesito escribir en esto. Me gustó tanto tu idea que escribí un capítulo de la nada sólo para que mi ficha no diera pena ajena. De igual manera, me encantaría escribir contigo porque, aunque no he leído algo tuyo aún, me pareces una gran escritora. Y conste que no es para que me aceptés ni nada|?|. Con los roles vinieron tormentas de ideas y eso me pasa poco, tengo crisis de bloqueo no temporal. ah. También quiero participar porque tenés a mi Loulou y aunque me lo hayás agarrado ._., la niña que esté enamorada de louis, es mi amiga. ah. Espero, de igual manera, que la novela salga adelante {conmigo o sin mí|?|} porque es la idea más original que hay ahora en inscripciones y bueh, suerte. ah. Por cierto, te amo. |?| ahq.

Spoiler:
El funeral había comenzado bien.

La gente iba arreglada, seria y con ramos de violetas que, según Harry, eran las flores preferidas de Anabette.

En realidad, nadie se quedó al lado del muchacho cuando la caja se hundió en la tierra ni cuando los padres de su novia hablaron palabras desconsoladas a los invitados. Se quedó aislado en todo momento, casi lamentándose de la estúpida idea de haber querido siquiera aparecerse. Pero pensó que había sido lo mejor, sin embargo. Era la última vez, quizá, que volvería a ver a sus ya-no-suegros y tenía que parecer un buen ya-no-novio frente a la familia atormentada de Anabette, que en sí no se percataron en ningún momento de su presencia.                                                                                                                      

Harry Styles era un chico alto e idiota. Un troglodita de cabello rizado y ojos verdes que no decía nunca lo que pensaba y que cuando tenía ganas de llorar no lloraba. En especial cuando tenía ganas de llorar por cosas importantes, lo que casi nunca pasaba pues Harry era un adolescente con la cabeza llena de  frivolidades.                                                                            

Se podría decir que después de que conoció a Anabette su cabeza se llenó sólo de ella. De su risa, de su pelo, de sus ojos, de su boca y de las palabras tan sencillas y dulces que expulsaba. Aunque su novia jamás haya sido una chica tan hermosa como él solía pensar, sí que era la amabilidad personificada. Su risa, que era áspera, sonaba como viento chocando contra la ventana. Sus ojos, que eran pequeños y cafés, parecían enormes y majestuosamente avellanados cuando Harry la tenía cerca.                                                                                                                                                                                                                        

Al fin y al cabo, lo único que Harry Styles necesitaba era tenerla cerca. No necesitaba besarla, abrazarla ni tocarla para sentirla suya, siempre lo había sabido. Temía ahora, por supuesto, que nunca se lo haya hecho saber a ella, que murió de una manera tan rápida y tan injustamente poco amable que al chico le costó cada parte.                                                                

Tal vez ni siquiera lo había superado del todo, ni siquiera lo más mínimo.  Quizá Harry no había superado esos ojos pequeños y cafés, ese pelo rubio tan descuidado ni esa risa grosera y ruidosa que jamás sonó como viento chocando contra una ventana.                                                                                                                                                                                                                
–Ella era un ángel –el susurro que resonó en la oreja del chico estaba al borde de la desesperación.
Harry se despegó del muro y miró a la madre de Anabette a los ojos. Le costó mucho tratar de llorar como lo hacía ella, pero después de varios segundos los dos se abrazaron obligadamente y Harry sintió a su nariz arder y a sus ojos inundarse.                                                                                                                                
De verdad que se le dificultaba llorar cuando se sentía presionado. No era que recordar que ahora ya no tendría a Anabette a su lado no lo pusiera terriblemente nostálgico, pero tenía frente a él a la madre de su difunta novia, llorando a mares, lo que era una especie de presión para llorar. Y las lágrimas no salían así de fácil, no importaba lo triste de la situación.                                                  
–Cuando Anabette era pequeña –comenzó a contarle la mujer como si de su vida dependiera, como si Harry hubiera hecho una especie de señal para que ella se quedara ahí junto a él para hablarle–, solía despertarse llorando en las noches de tormenta.                                                                                                                                                                                                                                    
La madre rompió en un llanto y, a la misma vez, en una risa contenida mientras sostenía la mano de Harry, el cual estaba comenzando a llorar de verdad.

–La verdad es que solía llorar casi todas las noches –agregó con una sonrisa mojada de lágrimas saladas.
El llanto silencioso del muchacho le sirvió a ella como respuesta alentadora para seguir hablando.

–Entonces yo me levantaba e iba hasta su habitación –ahora la señora no lo miraba a él, observaba mientras hablaba el muro detrás de Harry–. Y le cantaba. Oh, le cantaba cualquier cosa. Desde canciones de cuna hasta las de aquel artista joven que estaba de moda en esos tiempos.                                                                                                                                                                                                
La mujer bajó los ojos y sonrió por su pequeño chiste personal.                                                                                                                                                
–Cuando yo regresaba a la cama –prosiguió-, Anabette se ponía a cantar por sí sola, ¿sabes? –Se cortó para llorar un poco–. Cantaba y lloraba, odiaba la oscuridad.                                                                                                                                                                                  
Harry abrió la boca, hubiera querido agregar que Anabette aún le temía a la oscuridad, confundiéndose de repente con una charla común entre la madre de su novia y él, como si Anabette estuviera por ahí todavía viva.                                                                                        
–Creo que aún la escucho cantar –dijo con un tono abrumador la mujer, sacudiendo su cabeza y observando a las personas que estaban alrededor, abrazándose y hablando enfrente de la foto de Anabette–. Como si de alguna manera me llamara, diciéndome que todavía está viva.  

–Señora –habló por primera vez Harry, y le ardió la garganta.                                                                                                                                          
La madre de Anabette no levantó la vista y empezó a llorar de nuevo. Entonces giró con tanta dificultad sobre sus talones que pareció que se caería de espaldas. Colocó un pie enfrente del otro y empezó a caminar y a alejarse de Harry, regresando con su esposo.

El chico la miró alejarse con los ojos cansados, con los brazos caídos a cada lado de sus dos larguiruchas piernas y con la garganta ardiéndole. Le habían dado ganas de llorar y, por primera vez en toda una semana, comenzó a hacerlo.                                                                                                                                        
–Una vez te dije que sin ti no podría vivir –habló el muchacho completamente fuera de sí, con la voz rasgada y solo–. Nena, juro que se me está haciendo difícil tratar de sobrevivir ahora.                                                                                                                                      
Se sentó con la espalda apoyada en la pared y se sostuvo del cabello mientras lloraba a lágrima viva, con tanta pasión y enojo por no haberlo intentado antes y con una felicidad por estar llorando tan limpiamente ahora, sin ningún miedo y con unas ganas de morir irrevocables.                                                                                                                                                                              
Harry Styles sabía que no era el mejor momento para ponerse a pensar, pues sabía que interrumpiría su sufrimiento aguantado por tanto tiempo, pero la idea de que su llanto no fuera más por la muerte de Anabette, sino por él mismo y la soledad que lo inundaría de ese momento a siempre, lo hizo parar.  



la gente que sube a último momento es la ley. |?|
¡Ficha aceptada!

No sé, tu ficha tiene algo que... no sé. (?)
Me gusta tu escritura, más bien me encanta. ;--;
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: as the saying goes. | resultados.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.