O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Página 6 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Diamandis. el Sáb 22 Mar 2014, 8:51 pm

bowie escribió:resultados?
Pronto C:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por pinkfloyd. el Sáb 22 Mar 2014, 8:52 pm

¿piensas cerrar las audiciones prontamente o después, bel-bel?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por pinkfloyd. el Sáb 22 Mar 2014, 8:53 pm

y la respuesta está arriba. dios.  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Invitado el Dom 23 Mar 2014, 7:49 am

por que me hacen esto?¿ que idea mas perfecta. voy a audicionar, ahorita dejo mi ficha. "The truth is… I love you”.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Invitado el Dom 23 Mar 2014, 7:58 am


Nirvana Hale.
Ψ
Nombre completo del PJ: Nirvana Lane Hale.
Chico: Dylan O'Brien.
Rol: se conocieron por internet.
Escrito de tu autoría:


Hospital for souls | NC:
Capitulo 003.
el gran día

By Stiles.


Era el “gran” día. Effy estaba acostada boca abajo, su almohada estaba llena de baba e impregnaba un olor a sarna y lágrimas, era asqueroso, pero aun así ella no se levantaba, ni pensaba hacerlo. Todas sus mañanas eran iguales; su madre a punto de tirar la puerta a gritos, y ella ni se inmutaba. Sin embargo, esta vez era diferente, Effy no escuchaba los gritos de su madre, de hecho, se sentía en paz el departamento y sabia porque. Era el día en el que Effy seria internada, su madre estaba más que emocionada porque se hija recibiera la ayuda que se merecía, pero la castaña solo tenía en mente que su madre quería tenerla lejos para poder meter en la casa a todo aquel cuarentón con plata que le diera para una nueva cirugía. Sus pensamientos fueron interrumpidos por su madre que comenzó a tocar su puerta avisando que ya era tarde y tenía que levantarse, bla bla bla.
Lentamente Effy se sentó en la cama, limpio su labio inferior lleno de saliva y se tallo los ojos. Mire su habitación; ropa, libros, y otras cosas eran todo lo que se veía, ni el suelo era visible. Camino entre las cosas y con mucho esfuerzo logro abrir la puerta que estaba trancada, al salir lo primero que escucho fue la voz del novio de su madre. Hizo una mueca de fastidio.
— Por fin esa niña se ira, a ver si deja de estar de corta venas. —escucho la chica desde el porche de la sala.
— No seas así, Robert. Su profesor me dijo que es un tipo de enfermedad o algo así, que se yo —excuso su madre con la boca llena.
— Que va, ¿Qué niña de 14 años se la pasa de lamentosa? Solo Effy. Sea lo que sea que tenga, estará mejor en un manicomio. —su madre hizo una mueca y le lanzo a el hombre algo que Effy no alcanzo a ver, solo pudo escuchar un “auch”. — ¿Qué? Es la verdad.
— Que te importa, es mi hija no tuya. —dijo al instante que Effy salió. Karen, la mujer de cabellos rojos hizo una mala cara al verla; — ¡Elizabeth, ¿Por qué no te has cambiado?! ¡Mira la hora, niña! ¡Anda a cambiarte!
La castaña no dijo nada y subió a su habitación. Iba a ser un día muy largo.

•••

Llegaron más rápido de lo que Effy esperaba. «Saint. George. Institución mental» la castaña se pegó contra el vidrio de la ventana, eso debía ser una broma de mal gusto.
— Vamos, Elizabeth. Sal ya del auto.
Effy salió con piernas flojas. Recorrió el lugar con su vista, nada era de su agrado. Suspiro pesadamente y miro a su madre.
— Te encantara el lugar, de seguro harás muchos amigos. —ella no dijo nada. — pero Effy, por favor, trata de hablar, por favor.
Effy rodo los ojos pero no hablo.
— Cuídate, vendré a visitarte pronto. Te amo. —la mujer se acercó a su hija y la abrazo fuertemente al momento que beso su mejilla. — ¿Quieres que te acompañe adentro? —Effy no respondió.
Su madre lo tomo como un sí.
En el lugar estaba lo habitual, enfermeros, personas con batas, algunos peleando, otros llorando, etc. Una mujer y un chico se acercaren a ellas, la mujer dijo que el chico de nombre Ben le podría enseñar el lugar a Effy mientras los adultos hablaban. La castaña no dijo nada y siguió al chico, él hablaba de diversas cosas que Effy no entendía, o más bien no escuchaba, hasta que pregunto “¿Por qué no hablas, Effy?” como siempre; no respondió. Ben comenzó a hablar sobre que su madre les había “advertido” sobre la poca habla de ella y bla bla bla. La castaña lo había dejado de escuchar, fijo su vista en un jardín con muy poca vegetación pero no tan mal para lo que ella estaba acostumbrada. Sin prestar atención al pelinegro a su lado, salió y tomo lugar en una banca ya algo desgastada y de color carmesí. Pensó que Ben la seguiría pero no fue así, para su suerte, igual no quería que nadie se sentara con ella.

•••

Zayn llevaba unos quince minutos jugando con la comida, a veces recibía miradas examinantes por parte de la mujer que se encargada de “vigilarlo”, aun con tanto Zayn siempre lograba no comer, o por lo menos lo había logrado en esos dos meses que llevaba ahí gracias a “sufrir” de anorexia. A pesar del poco tiempo, el moreno sentía que llevaba una eternidad ahí metido, era un infierno del que quería desesperadamente salir.
Cuando la mujer salió del comedor, Zayn aprovecho para tirar la comida en la caneca de basura y se dirigió a la cocina. Busco con la mirada a un chico rubio que al verlo rodo los ojos, Zayn sonrió burlón. El chico saco un paquete de cigarrillos del bolsillo y discretamente se los paso al moreno quien de inmediato sin decir ni un “gracias” ni adiós, se fue.
Camino con el cigarrillo en boca sin importarle quien lo viera, estaba con una sonrisa de oreja a oreja, de esas que sacaba para disimular, pero su sonrisa cambio a un ceño fruncido cuando se dio cuenta de que su banca en el jardín estaba ocupada. Tomo una bocada de su cigarro y se dirigió a la banca, una chica castaña con los ojos cerrados estaba sentada ahí, estaba como inhalando el aire o eso pensó Zayn. Se sentó a su lado y la miro por varios segundos, ella abrió los ojos pero en ningún momento le dirigió la mirada, aun así él se pudo dar cuenta que le miraba de reojo. Sonrió ante eso y se estiro hasta quedar muy cerca de ella.
— ¿Quieres uno? —pregunto, ofreciéndole un cigarro. La chica no dijo nada, pero extendió su mano hasta tomar uno.

•••


Effy miraba de reojo al chico moreno que estaba a su lado, «su dieta debe ser muy estricta» pensó al verlo tan extremadamente delgado, aunque sabía que era lo que le sucedía en realidad. De un momento a otro el chico le ofreció un cigarrillo, no se negó y lo tomo. Cuando la castaña lo puso en sus labios, él se acercó y lo prendió. Effy tenía ganas de sonreír, pero no lo hice, ni siguiera cuando el menciono un “Zayn” presentándose, tampoco hablo ni para decir su nombre y eso pareció no molestarle al moreno. El silencio inundo el aire, pero era uno cómodo, lo suficiente para que Effy mostrara una sonrisa de labios cerrados, no al chico, ni a nadie en particular, solo seguía con su mirada al frente aunque de reojo seguía observando al moreno de nombre Zayn.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Diamandis. el Dom 23 Mar 2014, 9:46 am

stonem. escribió:

Nirvana Hale.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Nombre completo del PJ: Nirvana Lane Hale.
Chico: Dylan O'Brien.
Rol: se conocieron por internet.
Escrito de tu autoría:


Hospital for souls | NC:
Capitulo 003.
el gran día

By Stiles.


Era el “gran” día. Effy estaba acostada boca abajo, su almohada estaba llena de baba e impregnaba un olor a sarna y lágrimas, era asqueroso, pero aun así ella no se levantaba, ni pensaba hacerlo. Todas sus mañanas eran iguales; su madre a punto de tirar la puerta a gritos, y ella ni se inmutaba. Sin embargo, esta vez era diferente, Effy no escuchaba los gritos de su madre, de hecho, se sentía en paz el departamento y sabia porque. Era el día en el que Effy seria internada, su madre estaba más que emocionada porque se hija recibiera la ayuda que se merecía, pero la castaña solo tenía en mente que su madre quería tenerla lejos para poder meter en la casa a todo aquel cuarentón con plata que le diera para una nueva cirugía. Sus pensamientos fueron interrumpidos por su madre que comenzó a tocar su puerta avisando que ya era tarde y tenía que levantarse, bla bla bla.
Lentamente Effy se sentó en la cama, limpio su labio inferior lleno de saliva y se tallo los ojos. Mire su habitación; ropa, libros, y otras cosas eran todo lo que se veía, ni el suelo era visible. Camino entre las cosas y con mucho esfuerzo logro abrir la puerta que estaba trancada, al salir lo primero que escucho fue la voz del novio de su madre. Hizo una mueca de fastidio.
— Por fin esa niña se ira, a ver si deja de estar de corta venas. —escucho la chica desde el porche de la sala.
— No seas así, Robert. Su profesor me dijo que es un tipo de enfermedad o algo así, que se yo —excuso su madre con la boca llena.
— Que va, ¿Qué niña de 14 años se la pasa de lamentosa? Solo Effy. Sea lo que sea que tenga, estará mejor en un manicomio. —su madre hizo una mueca y le lanzo a el hombre algo que Effy no alcanzo a ver, solo pudo escuchar un “auch”. — ¿Qué? Es la verdad.
— Que te importa, es mi hija no tuya. —dijo al instante que Effy salió. Karen, la mujer de cabellos rojos hizo una mala cara al verla; — ¡Elizabeth, ¿Por qué no te has cambiado?! ¡Mira la hora, niña! ¡Anda a cambiarte!
La castaña no dijo nada y subió a su habitación. Iba a ser un día muy largo.

•••

Llegaron más rápido de lo que Effy esperaba. «Saint. George. Institución mental» la castaña se pegó contra el vidrio de la ventana, eso debía ser una broma de mal gusto.
— Vamos, Elizabeth. Sal ya del auto.
Effy salió con piernas flojas. Recorrió el lugar con su vista, nada era de su agrado. Suspiro pesadamente y miro a su madre.
— Te encantara el lugar, de seguro harás muchos amigos. —ella no dijo nada. — pero Effy, por favor, trata de hablar, por favor.
Effy rodo los ojos pero no hablo.
— Cuídate, vendré a visitarte pronto. Te amo. —la mujer se acercó a su hija y la abrazo fuertemente al momento que beso su mejilla. — ¿Quieres que te acompañe adentro? —Effy no respondió.
Su madre lo tomo como un sí.
En el lugar estaba lo habitual, enfermeros, personas con batas, algunos peleando, otros llorando, etc. Una mujer y un chico se acercaren a ellas, la mujer dijo que el chico de nombre Ben le podría enseñar el lugar a Effy mientras los adultos hablaban. La castaña no dijo nada y siguió al chico, él hablaba de diversas cosas que Effy no entendía, o más bien no escuchaba, hasta que pregunto “¿Por qué no hablas, Effy?” como siempre; no respondió. Ben comenzó a hablar sobre que su madre les había “advertido” sobre la poca habla de ella y bla bla bla. La castaña lo había dejado de escuchar, fijo su vista en un jardín con muy poca vegetación pero no tan mal para lo que ella estaba acostumbrada. Sin prestar atención al pelinegro a su lado, salió y tomo lugar en una banca ya algo desgastada y de color carmesí. Pensó que Ben la seguiría pero no fue así, para su suerte, igual no quería que nadie se sentara con ella.

•••

Zayn llevaba unos quince minutos jugando con la comida, a veces recibía miradas examinantes por parte de la mujer que se encargada de “vigilarlo”, aun con tanto Zayn siempre lograba no comer, o por lo menos lo había logrado en esos dos meses que llevaba ahí gracias a “sufrir” de anorexia. A pesar del poco tiempo, el moreno sentía que llevaba una eternidad ahí metido, era un infierno del que quería desesperadamente salir.
Cuando la mujer salió del comedor, Zayn aprovecho para tirar la comida en la caneca de basura y se dirigió a la cocina. Busco con la mirada a un chico rubio que al verlo rodo los ojos, Zayn sonrió burlón. El chico saco un paquete de cigarrillos del bolsillo y discretamente se los paso al moreno quien de inmediato sin decir ni un “gracias” ni adiós, se fue.
Camino con el cigarrillo en boca sin importarle quien lo viera, estaba con una sonrisa de oreja a oreja, de esas que sacaba para disimular, pero su sonrisa cambio a un ceño fruncido cuando se dio cuenta de que su banca en el jardín estaba ocupada. Tomo una bocada de su cigarro y se dirigió a la banca, una chica castaña con los ojos cerrados estaba sentada ahí, estaba como inhalando el aire o eso pensó Zayn. Se sentó a su lado y la miro por varios segundos, ella abrió los ojos pero en ningún momento le dirigió la mirada, aun así él se pudo dar cuenta que le miraba de reojo. Sonrió ante eso y se estiro hasta quedar muy cerca de ella.
— ¿Quieres uno? —pregunto, ofreciéndole un cigarro. La chica no dijo nada, pero extendió su mano hasta tomar uno.

•••


Effy miraba de reojo al chico moreno que estaba a su lado, «su dieta debe ser muy estricta» pensó al verlo tan extremadamente delgado, aunque sabía que era lo que le sucedía en realidad. De un momento a otro el chico le ofreció un cigarrillo, no se negó y lo tomo. Cuando la castaña lo puso en sus labios, él se acercó y lo prendió. Effy tenía ganas de sonreír, pero no lo hice, ni siguiera cuando el menciono un “Zayn” presentándose, tampoco hablo ni para decir su nombre y eso pareció no molestarle al moreno. El silencio inundo el aire, pero era uno cómodo, lo suficiente para que Effy mostrara una sonrisa de labios cerrados, no al chico, ni a nadie en particular, solo seguía con su mirada al frente aunque de reojo seguía observando al moreno de nombre Zayn.
¡Ficha aceptada!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Diamandis. el Dom 23 Mar 2014, 10:53 am



Última edición por Diamandis. el Dom 23 Mar 2014, 11:22 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Nothing. el Dom 23 Mar 2014, 10:43 pm

Que hermosa idea bel!   Por esto mismo quise que estuvieras en la novela.<3
Estaba muy indecisa pero me animé a por fin audicionar. Más tarde te dejaré mi ficha, iré por... aún no se por quien es difícil elegir un solo rol :c
"The truth is... I Love you"
besooos<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Nothing. el Lun 24 Mar 2014, 1:53 am


Arianne Hart
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Nombre completo del PJ: Arianne Devonne Hart O'Conell.
Chico: Niall Horan
Rol: Primer Amor..
Escrito de tu autoría:


Spoiler:
Tengo que admitir que la chica sabe actuar. La manera en que su postura es segura y confiada, pero con una actitud amable, gentil y delicada al momento de hablar acerca de la relación de prometidos que hay entre nosotros, la cuál en un día se terminará para ser un nuevo matrimonio joven y “feliz”, entre comillas. 

Ahora estamos a bordo del avión regresando a casa después de un evento de tantos que hemos tenido que asistir juntos. Y que así lo haremos de ahora en adelante, juntos para y en cualquier lugar. Solo de pensarlo se me eriza la piel.
Tendré que soportar los cambios constantes de actitud que tiene hacia mi persona. Se que en parte yo tengo la culpa de eso, pero hay ocasiones en las que yo no tengo nada que ver y salgo perjudicado. Un verdadero tormento, si yo no soy el que lo causa.

–Mañana es el gran día, ¿nerviosa cariño?.–La mire. Note como su seño se fruncía molesto, dejaba el libro que se encontraba leyendo sobre su regazo. Levantó su cabeza y dio un gran y sonoro suspiro, obviamente lleno de furia, cosa que me agradaba.
–Niall, te eh repetido las suficientes veces que no me gusta que me llames cariño, porque cuando tu y yo estemos a solas no hay ninguna necesidad de tener que aparentar.–Aparentar, siempre que lo decía se escuchaba de una manera resentida. 

Sospecho que esa palabra no es de su agrado, y no porque yo se lo haya dejado muy en claro la primera vez que hable con ella en el evento de beneficencia, creo que hay otro porque mucho más fuerte y significativo detrás de la palabra aparentar. Y que yo al momento de mencionarla solo logré que su odio creciera. 

–Tal vez no fueron la suficientes.–Por fin me mira y su expresión es dura, signo de que está molesta. 

Cree que me intimida cuando se pone así pero solo consigue que me agrade verla de esa manera. Sus ojos furiosos mirándome de manera retadora y sus labios levemente separados. Lo que me hace querer besar y verlos mucho más tentadores cuando están de esta manera.

–Querida Samantha, que no se te haga maña ponerte molesta todo el tiempo. Puede arruinar y arrugar ese bello rostro que tienes.–Su expresión se relaja y pone sus ojos en blanco de manera burlona y se que su momento de furia a pasado. – Y no quiero como esposa a una joven que luzca como anciana. 

–Y yo no quiero como esposo a alguien que se la pasa desnudando con la mirada a la recepcionista del hotel, la novia exótica del hijo de un socio nuestro, la camarera latina del restaurante y que ahora hace eso nuevamente, pero con la aeromoza.– Aparte de buena actriz tiene una excelente memoria. Es un estuche de monerías. Y yo la miro sorprendido por su comentario. 

No porque no fuese cierto. Porque una cosa que me caracteriza y que Sam se encargo de descubrirlo gracias a varias escenas que eh hecho a lo largo de la supuesta relación,  es que soy un verdadero descarado lo admito y si hacia eso, otra vez. 
Pero esta vez culpare a la chica pelirroja que es la que me daba miradas coquetas cada vez que pasaba por mi lado o desde los asientos delanteros cuanto atendía a algún otro pasajero. Me sorprendió el que ella se diera cuenta, cuando creí que lo disimulaba muy bien.  ¿Tanto se me notaba?

–Y respondiendo a tu pregunta mental no formulada, si se te nota. Cosa que me es sumamente desagradable para mi. Así que por favor te agradecería que no lo hicieras cuando este yo presente.–Tomó nuevamente el libro que soltó antes y comenzó a leerlo de nuevo. 
–Creo que solo necesito desahogarme.– Vuelve a concentrarse en mi mirándome confusa.– Si, tu sabes, creo que lo hago muy seguido porque soy un hombre y todo hombre tiene sus necesidades. 
–Podrías explicarte porque no entiendo que es lo que tratas de decirme.
–Pues si desahogarme. Tu no me ayudas a hacerlo, llevamos casi cinco meses en esto, y la última vez que pasó fue con Meli…— No dejo que terminará de hablar, interrumpiéndome.
–¡Al grano Horan!– Sonaba molesta de nuevo e irritada. Haciendo que yo también lo este. 
—¡Sexo, hablo del sexo!. S-e-x-o.–Lo deletree y me di cuenta que soy bueno haciéndolo.—Hombre y mujer, igual a sexo. Samantha quiero y necesito sexo.– Esto último se lo dije en un susurro frente a su rostro pálido. Mirando sus ojos marrones que estaban abiertos de la sorpresa por lo que dije seguramente. Poco después comenzaron a achicarse y escuche una gran carcajada proviniendo de ella.
–Oh por dios Niall.–No se que es lo que le causa gracia, pero eso evita que hable normal. Ahora lo hace de manera pausada.–Realmente tu-tu, lo necesitas y-y con urgencia.–Siguió riéndose unos segundos más.

Esto no me parece para nada gracioso ni divertido. No al menos para mi que soy el perjudicado. Oh rayos, tan patético me veo por decir eso.  La observo mientras ríe. Sus mejillas ahora están sonrojadas de una manera muy notoria.  Su ojos cerrados y apretados haciendo que se formen unas pequeñas y no tan notables líneas alrededor de estos. Debo de haberla visto hacer esto por un buen tiempo porque ya me encontraba contagiado y riendo con a ella.

El sonido de las risas fue cesando poco a poco, ella tapo su rostro con ambas manos. Después me miro sonriendo y pude notar que tenía su rostro un poco rojizo. 

–Así que necesitas hacerlo para dejar de desnudar con la mirada a toda chica que se cruce en tu camino.–Afirmo.
–Puedes ofrecerte voluntaria, digo, porque no quieres que lo haga cuando este contigo pero será inevitable ya que pasaremos la mayoría del tiempo así.–Tenía esperanza que dijera que si. Vamos, es mi prometida y a unas horas de ser mi esposa. No sería nada de otro mudo. Pero tan pronto vino esa esperanza se esfumo al recordar que ni siquiera a habido un beso.
–Ahora todo tiene sentido, ya entiendo el porque tardas tanto en el baño en las mañanas. Cosa que yo siendo mujer no hago. Querido, si necesitas desahogarte.– Y de nuevo tomó su libro y comenzó a leer. Pero con la diferencia de que una sonrisa se asomaba en sus delgados labios.

Estaba molesto, demasiado. Nunca había logrado que me sintiera así. Y debe sentirse ganadora de esta batalla. Disfruta el momento, porque no durará mucho, cariño. 

–¿Necesitan algo?–Que sorpresa, era la coqueta pelirroja.
–No gracias, estoy bien. Pero el, no lo se.–Y de nuevo la burla hacia mi. La aeromoza gira su cabeza y su mirada se concentra en mi. Sonriéndome coquetamente.
–¿Podrías por favor mostrarme el baño?, necesito usarlo.–Le sonreí de vuelta. Escuche un “y si que lo necesitas”. Ahora odiaré tanto esta palabra como ella odia la palabra aparentar. Pero no iba a desaprovechar esta oportunidad. Era ahora o quien sabe hasta cuando. 

La aeromoza de nombre Emma, según lo mostraba una pequeña placa de metal en un costado de su pecho, me guío hasta la pequeña habitación de necesidades. Es definitivo, gracias a la castaña mi odio hacia una palabra es posible. Toco la puerta para asegurarse de que nadie lo estaba utilizando. Sabiendo que esta libre se hace hacia un lado permitiéndome abrir la puerta corrediza y entrar allí. 
La cierro detrás de mi y me giro para volverla a abrir tomando la delgada muñeca de Emma, que estaba por marcharse. 

–Sabes creo que quiero un poco de ayuda allí dentro. –Señalo con mi cabeza hacia atrás.–¿Quieres?.– Le pregunto alzando ambas cejas y ella sonríe. 
Mira a sus costados asegurándose de que nadie ve y la jala una cortina de su lado derecho cubriendo una parte de el pasillo. Hace lo mismo del lado izquierdo con su brazo libre y un segundo después entra conmigo acompañándome. 

La besó y me besa. Es solo un lujurioso beso, pero con uno de estos me es suficiente por ahora, justo ahora. La acerco a mi tomándola de sus caderas y ella coloca sus manos en mi cinturón, tratando de quitarlo o abrirlo, lo que pase primero. Bueno se que es lo que sigue, así que solo aprovechare el momento.

**

Salgo de ahí y ella detrás de mi arreglando su negra falda ajustada y tratando de acomodar su cabello. Yo voy por un lado del pasillo mientras ella toma el otro. Camino hacia Samantha y mientras lo hago de inmediato me invade un inmenso sentimiento de culpa. 
Porque demonios hice lo que hice. Estaba hace menos de treinta segundos en lo que creía el paraíso y ahora me siento en un  agujero negro en la más profundo del abismo. Diablos, soy lo peor que existe. Tal vez no sea mi prometida por gusto pero al menos le debería de tener un poco de respeto, ¿no? 

Llego a mi asiento junto a ella y veo que esta dormida con su cabeza apoyada en la ventanilla. Y me siento mucho peor. Sam dormida, quiere decir que de verdad tarde mucho tiempo haciendo aquello. Tengo que decirle, tengo que hacerlo. Pero no se de que manera vaya a tomarlo. Tal vez me quiera hacer pedazos ella misma con sus propias manos o simplemente ignorarlo demostrando que no le importa lo que yo haga, que creo eso me hará sentir mucho peor.

**

Media hora más tarde aterrizamos. Iba a tomar su bolso para llevarlo, pero ella lo tomó y camino directo a la salida. Desde que despertó no me ha hablado, ni siquiera mirado. Al estar en el aeropuerto no la veo, pero si a su padre esperando. Unos segundos después ella se acerca a el dándole un abrazo y un beso en la mejilla. 
Me acerco y lo saludo con un apretón de manos y unos leves golpes en la espalda. No puedo darle unos más fuertes porque si lo hago seguramente terminaré provocando que caiga al suelo o romperle algo en la espalda, ya que su cabellera blanca y postura un poco encorvada dicen que es un hombre de mayor edad. 

–¿Cómo estuvo el vuelo?–Pregunta Adam, mi suegro. 
–Ya sabes padre aburrido y cansado. Bueno en mi caso nada interesante que decir.–Le contestó Sam a su padre con una sonrisa que vi forzada y con una mirada cansada. Su padre le devuelve la sonrisa.
–De acuerdo, ya fueron por su equipaje. Los acompañare a el auto para que los lleve directo al hotel.

Caminamos hacia la salida. Justo antes de entrar al auto Sam y yo, Adam se despide de nosotros ya que el tiene que quedarse a recibir a otros socios que asistirán a nuestra boda mañana. El camino hacia el hotel fue muy incómodo, nunca había experimentado un momento así con ella. Fue silencioso, demasiado. No me miraba, todo el camino lo único que hacia era mirar hacia la ventana o atender un par de llamadas que recibía.  

Al llegar donde se celebrara la boda, fuimos directo a los ascensores y a nuestra habitación. Al entrar ella rápidamente entro al baño de la recamara dando un ruidoso portazo. Sentía la desagradable necesidad de decirle lo que pasó en el avión. Y por más difícil que me resultara decirle lo siento tendré que hacerlo. Ya lo eh decidido, en cuando salga de esa habitación le diré lo que pasó y enfrentare a las consecuencias que vengan con esto. 

–Samantha, tengo que decirte algo que pa…–Comencé a decirlo en cuanto salio, pero antes de iniciar a decir algo ella me interrumpió.
–¿Piensas que soy idiota o algo que se le parezca? Se lo que pasó allí dentro.– Lo decía de una manera tan serena y calmada, cosa que me parecía mucho peor que cuando estalla.– Y no quiero detalles ni excusas inútiles sobre las necesidades del hombre acerca del sexo. ¡Porque lo que hiciste o hagas no me importa!.–Y estalló. Toda su furia, rabia, coraje y enfado se mostró en esa última frase. 
–De todas maneras, quería decirte lo que pasó. Y que lo siento.–Era verdad, lo sentía. Al menos así lo creo yo.
–¿Que es lo que sientes, el haberlo echo con ella o que cosa?–Me pregunta algo que no tengo respuesta. No se que es lo que siento porque, no lo se. Al ver que me quedo sin responderle ella sigue hablando.–De todas maneras, no me interesa tu lo siento. A mi no me tienes que dar el porque de tus actos. Recuerda Horan, no somos nada. Solo somos el aparentar algo que no hay, ni existe. Y aparte cuando yo haga lo que tu hiciste no te lo diría, ni mucho menos decirte un lo siento, que ni siquiera estoy segura que llegue a sentirlo.

Sabe que decir, siempre segura y confiada. Usando las mismas palabras que yo use al inicio aclarando lo que será lo nuestro. Y si que duelen. Se siente extraño por la manera en la que ella lo dice. Aunque, espera. ¿dijo que me engañará?

–Un momento Cowell, me estas advirtiendo que tu harás lo mismo que yo hice. –Pregunte confundido.
–Claro que no.–Y de inmediato siento un alivio y no se porque.–Yo no advierto, ni amenazo. Yo solo te estoy dando un pequeño aviso de lo que haré.– Me sonríe de manera sínica y se da la vuelta caminando hacia la cocina. 

Y yo me quedo sin algo que decir. ¿Haría algo así? Espero que no, pero ¿y si? ¿Las mujeres también tienen necesidades? Claro que las tienen, idiota. Genial ahora me contesto a mi mismo. Si lo haces y tu yo interior te dice que tengas cuidado. Y porque tendría yo cuidado, estoy más confundido ahora. Porque ella te gusta imbécil. Y si hace lo que te aviso que haría, realmente estarías ardiendo en celos, pero no podrás hacen nada. Espera, no me gusta. Te aclaro mi interior que yo no siento nada hacia ella ¿Cierto?

Si, no me gusta. Solo…¿realmente me gusta? Diablos, estoy … ¿Qué estoy?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Percia. el Lun 24 Mar 2014, 5:57 am

“The truth is… I love you”
No se que decir, soy nueva en esto y no se como las demas chicas se presetan o si vamos al caso, no se si se presentan. Jaja Bueno la idea me encanta, el titulo me encanta y las tramas de los personajes me encanta. TODO ME ENCANTA. Sin dudas voy a audicionar, ow, seras mi primera audicion. Emocion   . 
Voy a ver como me sale la ficha, y eso. Bye, dentro de un rato la subo. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Invitado el Lun 24 Mar 2014, 6:30 am

Esperando resultados :-w-:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Diamandis. el Lun 24 Mar 2014, 10:12 am

Sαm. escribió:Que hermosa idea bel!   Por esto mismo quise que estuvieras en la novela.<3
Estaba muy indecisa pero me animé a por fin audicionar. Más tarde te dejaré mi ficha, iré por... aún no se por quien es difícil elegir un solo rol :c
"The truth is... I Love you"
besooos<3
Hola Sam! :D ¡Muchas gracias!, me alegra que te gustara la idea y que quieras audicionar<33 Ahora veo tu ficha c: Besos<33
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Diamandis. el Lun 24 Mar 2014, 10:23 am

Sαm. escribió:

Arianne Hart
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Nombre completo del PJ: Arianne Devonne Hart O'Conell.
Chico: Niall Horan
Rol: Primer Amor..
Escrito de tu autoría:


Spoiler:
Tengo que admitir que la chica sabe actuar. La manera en que su postura es segura y confiada, pero con una actitud amable, gentil y delicada al momento de hablar acerca de la relación de prometidos que hay entre nosotros, la cuál en un día se terminará para ser un nuevo matrimonio joven y “feliz”, entre comillas. 

Ahora estamos a bordo del avión regresando a casa después de un evento de tantos que hemos tenido que asistir juntos. Y que así lo haremos de ahora en adelante, juntos para y en cualquier lugar. Solo de pensarlo se me eriza la piel.
Tendré que soportar los cambios constantes de actitud que tiene hacia mi persona. Se que en parte yo tengo la culpa de eso, pero hay ocasiones en las que yo no tengo nada que ver y salgo perjudicado. Un verdadero tormento, si yo no soy el que lo causa.

–Mañana es el gran día, ¿nerviosa cariño?.–La mire. Note como su seño se fruncía molesto, dejaba el libro que se encontraba leyendo sobre su regazo. Levantó su cabeza y dio un gran y sonoro suspiro, obviamente lleno de furia, cosa que me agradaba.
–Niall, te eh repetido las suficientes veces que no me gusta que me llames cariño, porque cuando tu y yo estemos a solas no hay ninguna necesidad de tener que aparentar.–Aparentar, siempre que lo decía se escuchaba de una manera resentida. 

Sospecho que esa palabra no es de su agrado, y no porque yo se lo haya dejado muy en claro la primera vez que hable con ella en el evento de beneficencia, creo que hay otro porque mucho más fuerte y significativo detrás de la palabra aparentar. Y que yo al momento de mencionarla solo logré que su odio creciera. 

–Tal vez no fueron la suficientes.–Por fin me mira y su expresión es dura, signo de que está molesta. 

Cree que me intimida cuando se pone así pero solo consigue que me agrade verla de esa manera. Sus ojos furiosos mirándome de manera retadora y sus labios levemente separados. Lo que me hace querer besar y verlos mucho más tentadores cuando están de esta manera.

–Querida Samantha, que no se te haga maña ponerte molesta todo el tiempo. Puede arruinar y arrugar ese bello rostro que tienes.–Su expresión se relaja y pone sus ojos en blanco de manera burlona y se que su momento de furia a pasado. – Y no quiero como esposa a una joven que luzca como anciana. 

–Y yo no quiero como esposo a alguien que se la pasa desnudando con la mirada a la recepcionista del hotel, la novia exótica del hijo de un socio nuestro, la camarera latina del restaurante y que ahora hace eso nuevamente, pero con la aeromoza.– Aparte de buena actriz tiene una excelente memoria. Es un estuche de monerías. Y yo la miro sorprendido por su comentario. 

No porque no fuese cierto. Porque una cosa que me caracteriza y que Sam se encargo de descubrirlo gracias a varias escenas que eh hecho a lo largo de la supuesta relación,  es que soy un verdadero descarado lo admito y si hacia eso, otra vez. 
Pero esta vez culpare a la chica pelirroja que es la que me daba miradas coquetas cada vez que pasaba por mi lado o desde los asientos delanteros cuanto atendía a algún otro pasajero. Me sorprendió el que ella se diera cuenta, cuando creí que lo disimulaba muy bien.  ¿Tanto se me notaba?

–Y respondiendo a tu pregunta mental no formulada, si se te nota. Cosa que me es sumamente desagradable para mi. Así que por favor te agradecería que no lo hicieras cuando este yo presente.–Tomó nuevamente el libro que soltó antes y comenzó a leerlo de nuevo. 
–Creo que solo necesito desahogarme.– Vuelve a concentrarse en mi mirándome confusa.– Si, tu sabes, creo que lo hago muy seguido porque soy un hombre y todo hombre tiene sus necesidades. 
–Podrías explicarte porque no entiendo que es lo que tratas de decirme.
–Pues si desahogarme. Tu no me ayudas a hacerlo, llevamos casi cinco meses en esto, y la última vez que pasó fue con Meli…— No dejo que terminará de hablar, interrumpiéndome.
–¡Al grano Horan!– Sonaba molesta de nuevo e irritada. Haciendo que yo también lo este. 
—¡Sexo, hablo del sexo!. S-e-x-o.–Lo deletree y me di cuenta que soy bueno haciéndolo.—Hombre y mujer, igual a sexo. Samantha quiero y necesito sexo.– Esto último se lo dije en un susurro frente a su rostro pálido. Mirando sus ojos marrones que estaban abiertos de la sorpresa por lo que dije seguramente. Poco después comenzaron a achicarse y escuche una gran carcajada proviniendo de ella.
–Oh por dios Niall.–No se que es lo que le causa gracia, pero eso evita que hable normal. Ahora lo hace de manera pausada.–Realmente tu-tu, lo necesitas y-y con urgencia.–Siguió riéndose unos segundos más.

Esto no me parece para nada gracioso ni divertido. No al menos para mi que soy el perjudicado. Oh rayos, tan patético me veo por decir eso.  La observo mientras ríe. Sus mejillas ahora están sonrojadas de una manera muy notoria.  Su ojos cerrados y apretados haciendo que se formen unas pequeñas y no tan notables líneas alrededor de estos. Debo de haberla visto hacer esto por un buen tiempo porque ya me encontraba contagiado y riendo con a ella.

El sonido de las risas fue cesando poco a poco, ella tapo su rostro con ambas manos. Después me miro sonriendo y pude notar que tenía su rostro un poco rojizo. 

–Así que necesitas hacerlo para dejar de desnudar con la mirada a toda chica que se cruce en tu camino.–Afirmo.
–Puedes ofrecerte voluntaria, digo, porque no quieres que lo haga cuando este contigo pero será inevitable ya que pasaremos la mayoría del tiempo así.–Tenía esperanza que dijera que si. Vamos, es mi prometida y a unas horas de ser mi esposa. No sería nada de otro mudo. Pero tan pronto vino esa esperanza se esfumo al recordar que ni siquiera a habido un beso.
–Ahora todo tiene sentido, ya entiendo el porque tardas tanto en el baño en las mañanas. Cosa que yo siendo mujer no hago. Querido, si necesitas desahogarte.– Y de nuevo tomó su libro y comenzó a leer. Pero con la diferencia de que una sonrisa se asomaba en sus delgados labios.

Estaba molesto, demasiado. Nunca había logrado que me sintiera así. Y debe sentirse ganadora de esta batalla. Disfruta el momento, porque no durará mucho, cariño. 

–¿Necesitan algo?–Que sorpresa, era la coqueta pelirroja.
–No gracias, estoy bien. Pero el, no lo se.–Y de nuevo la burla hacia mi. La aeromoza gira su cabeza y su mirada se concentra en mi. Sonriéndome coquetamente.
–¿Podrías por favor mostrarme el baño?, necesito usarlo.–Le sonreí de vuelta. Escuche un “y si que lo necesitas”. Ahora odiaré tanto esta palabra como ella odia la palabra aparentar. Pero no iba a desaprovechar esta oportunidad. Era ahora o quien sabe hasta cuando. 

La aeromoza de nombre Emma, según lo mostraba una pequeña placa de metal en un costado de su pecho, me guío hasta la pequeña habitación de necesidades. Es definitivo, gracias a la castaña mi odio hacia una palabra es posible. Toco la puerta para asegurarse de que nadie lo estaba utilizando. Sabiendo que esta libre se hace hacia un lado permitiéndome abrir la puerta corrediza y entrar allí. 
La cierro detrás de mi y me giro para volverla a abrir tomando la delgada muñeca de Emma, que estaba por marcharse. 

–Sabes creo que quiero un poco de ayuda allí dentro. –Señalo con mi cabeza hacia atrás.–¿Quieres?.– Le pregunto alzando ambas cejas y ella sonríe. 
Mira a sus costados asegurándose de que nadie ve y la jala una cortina de su lado derecho cubriendo una parte de el pasillo. Hace lo mismo del lado izquierdo con su brazo libre y un segundo después entra conmigo acompañándome. 

La besó y me besa. Es solo un lujurioso beso, pero con uno de estos me es suficiente por ahora, justo ahora. La acerco a mi tomándola de sus caderas y ella coloca sus manos en mi cinturón, tratando de quitarlo o abrirlo, lo que pase primero. Bueno se que es lo que sigue, así que solo aprovechare el momento.

**

Salgo de ahí y ella detrás de mi arreglando su negra falda ajustada y tratando de acomodar su cabello. Yo voy por un lado del pasillo mientras ella toma el otro. Camino hacia Samantha y mientras lo hago de inmediato me invade un inmenso sentimiento de culpa. 
Porque demonios hice lo que hice. Estaba hace menos de treinta segundos en lo que creía el paraíso y ahora me siento en un  agujero negro en la más profundo del abismo. Diablos, soy lo peor que existe. Tal vez no sea mi prometida por gusto pero al menos le debería de tener un poco de respeto, ¿no? 

Llego a mi asiento junto a ella y veo que esta dormida con su cabeza apoyada en la ventanilla. Y me siento mucho peor. Sam dormida, quiere decir que de verdad tarde mucho tiempo haciendo aquello. Tengo que decirle, tengo que hacerlo. Pero no se de que manera vaya a tomarlo. Tal vez me quiera hacer pedazos ella misma con sus propias manos o simplemente ignorarlo demostrando que no le importa lo que yo haga, que creo eso me hará sentir mucho peor.

**

Media hora más tarde aterrizamos. Iba a tomar su bolso para llevarlo, pero ella lo tomó y camino directo a la salida. Desde que despertó no me ha hablado, ni siquiera mirado. Al estar en el aeropuerto no la veo, pero si a su padre esperando. Unos segundos después ella se acerca a el dándole un abrazo y un beso en la mejilla. 
Me acerco y lo saludo con un apretón de manos y unos leves golpes en la espalda. No puedo darle unos más fuertes porque si lo hago seguramente terminaré provocando que caiga al suelo o romperle algo en la espalda, ya que su cabellera blanca y postura un poco encorvada dicen que es un hombre de mayor edad. 

–¿Cómo estuvo el vuelo?–Pregunta Adam, mi suegro. 
–Ya sabes padre aburrido y cansado. Bueno en mi caso nada interesante que decir.–Le contestó Sam a su padre con una sonrisa que vi forzada y con una mirada cansada. Su padre le devuelve la sonrisa.
–De acuerdo, ya fueron por su equipaje. Los acompañare a el auto para que los lleve directo al hotel.

Caminamos hacia la salida. Justo antes de entrar al auto Sam y yo, Adam se despide de nosotros ya que el tiene que quedarse a recibir a otros socios que asistirán a nuestra boda mañana. El camino hacia el hotel fue muy incómodo, nunca había experimentado un momento así con ella. Fue silencioso, demasiado. No me miraba, todo el camino lo único que hacia era mirar hacia la ventana o atender un par de llamadas que recibía.  

Al llegar donde se celebrara la boda, fuimos directo a los ascensores y a nuestra habitación. Al entrar ella rápidamente entro al baño de la recamara dando un ruidoso portazo. Sentía la desagradable necesidad de decirle lo que pasó en el avión. Y por más difícil que me resultara decirle lo siento tendré que hacerlo. Ya lo eh decidido, en cuando salga de esa habitación le diré lo que pasó y enfrentare a las consecuencias que vengan con esto. 

–Samantha, tengo que decirte algo que pa…–Comencé a decirlo en cuanto salio, pero antes de iniciar a decir algo ella me interrumpió.
–¿Piensas que soy idiota o algo que se le parezca? Se lo que pasó allí dentro.– Lo decía de una manera tan serena y calmada, cosa que me parecía mucho peor que cuando estalla.– Y no quiero detalles ni excusas inútiles sobre las necesidades del hombre acerca del sexo. ¡Porque lo que hiciste o hagas no me importa!.–Y estalló. Toda su furia, rabia, coraje y enfado se mostró en esa última frase. 
–De todas maneras, quería decirte lo que pasó. Y que lo siento.–Era verdad, lo sentía. Al menos así lo creo yo.
–¿Que es lo que sientes, el haberlo echo con ella o que cosa?–Me pregunta algo que no tengo respuesta. No se que es lo que siento porque, no lo se. Al ver que me quedo sin responderle ella sigue hablando.–De todas maneras, no me interesa tu lo siento. A mi no me tienes que dar el porque de tus actos. Recuerda Horan, no somos nada. Solo somos el aparentar algo que no hay, ni existe. Y aparte cuando yo haga lo que tu hiciste no te lo diría, ni mucho menos decirte un lo siento, que ni siquiera estoy segura que llegue a sentirlo.

Sabe que decir, siempre segura y confiada. Usando las mismas palabras que yo use al inicio aclarando lo que será lo nuestro. Y si que duelen. Se siente extraño por la manera en la que ella lo dice. Aunque, espera. ¿dijo que me engañará?

–Un momento Cowell, me estas advirtiendo que tu harás lo mismo que yo hice. –Pregunte confundido.
–Claro que no.–Y de inmediato siento un alivio y no se porque.–Yo no advierto, ni amenazo. Yo solo te estoy dando un pequeño aviso de lo que haré.– Me sonríe de manera sínica y se da la vuelta caminando hacia la cocina. 

Y yo me quedo sin algo que decir. ¿Haría algo así? Espero que no, pero ¿y si? ¿Las mujeres también tienen necesidades? Claro que las tienen, idiota. Genial ahora me contesto a mi mismo. Si lo haces y tu yo interior te dice que tengas cuidado. Y porque tendría yo cuidado, estoy más confundido ahora. Porque ella te gusta imbécil. Y si hace lo que te aviso que haría, realmente estarías ardiendo en celos, pero no podrás hacen nada. Espera, no me gusta. Te aclaro mi interior que yo no siento nada hacia ella ¿Cierto?

Si, no me gusta. Solo…¿realmente me gusta? Diablos, estoy … ¿Qué estoy?
¡Ficha aceptada!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Diamandis. el Lun 24 Mar 2014, 10:29 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
“The truth is… I love you”
No se que decir, soy nueva en esto y no se como las demas chicas se presetan o si vamos al caso, no se si se presentan. Jaja Bueno la idea me encanta, el titulo me encanta y las tramas de los personajes me encanta. TODO ME ENCANTA. Sin dudas voy a audicionar, ow, seras mi primera audicion. Emocion   . 
Voy a ver como me sale la ficha, y eso. Bye, dentro de un rato la subo. 
¡Hola! No te preocupes por la presentación, todas fuimos nuevas alguna vez(?) lol. Me alegro que te gustara la idea, los roles y que quieras audicionar, srsly :D Espero tu ficha, si tenes algún problemita al hacerla no dudes en preguntarme cc:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los chicos de piedra | n.c | ¡Resultados!

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.