O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Enamorada de una ilusión {Justin Bieber Y Tu}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Enamorada de una ilusión {Justin Bieber Y Tu}

Mensaje por PaolaAlvarado el Sáb 15 Mar 2014, 12:44 am


Ficha de la serie
[justify]
• Titulo: Enamorada de una ilusión.
• Autor: Miranda Lee.
• Adaptación: Si de un libro
• Género:Drama, Romance
• Contenido: Romance 
• Advertencias: Ningna
• Otras páginas: Si

                                  -----------------------------------------------------------------------


_____ es feliz viviendo con sus padres y con su trabajo en la biblioteca en un pueblo cerca de Londres. Allí va a vivir el misterioso Justi Bieber y, después del primer y tormentoso encuentro, se enamoró de él. Pero Justin esconde un secreto.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capitulo 1

Mensaje por PaolaAlvarado el Sáb 15 Mar 2014, 12:46 am

LOS ÁRBOLES sombreaban el estrecho sendero por el que ella avanzaba, dando saltos con la bicicleta a causa de los numerosos baches. Los  pájaros cantaban en los árboles y los niños reían felices, mientras jugaban  bañados de sol.

¿Niños que reían... ? La única casa en esa zona, al finalizar aquel camino vecinal, era la llamada Casa del Huerto y llevaba ya algún tiempo desocupada. Sabía que algunos de los niños del pueblo jugaban ahí, pero si Billy era uno de ellos...

Sí, ahí estaba, en el centro mismo de un grupo de chiquillos que jugaban al fútbol, con los suéteres colocados en el suelo, para delimitar las porterías. _____ se detuvo y quedó montada a horcajadas en la bicicleta. Su hermano estaba disfrutando del juego. Por alguna razón que ella no alcanzaba a comprender, el fútbol era una verdadera obsesión para él y su cara graciosa se llenó de felicidad cuando la pelota, a la que acababa de dar una patada, se metió entre los dos suéteres que marcaban la portería del equipo contrario.  

— ¡Billy! -le llamó ella-. ¡Billy! -repitió con mayor firmeza porque él  pareció no escucharla.

Billy levantó el rostro, impaciente. Los dos se parecían mucho. Ambos eran rubios y pálidos, aunque los modales de Billy eran más agresivos.  

—¿Qué quieres?  

— Sabes muy bien que no deberías jugar aquí.

Se sentía un poco tonta ahora. Los demás chicos la estaban mirando, como si no tuviera derecho a estar ahí. ¡Y tal vez no lo tenía, pero ellos tampoco! Billy había tenido ya problemas con su padre una vez, por jugar en los terrenos de la Casa del Huerto, y si le sorprendía de nuevo, se vería en dificultades.  

— ¡Deja de entrometerte! —protestó su hermano, visiblemente avergonzado por la actitud de ella, ante sus amigos.  

—Esta es propiedad privada —les dijo la joven—. La última vez que el alguacil Fuller os descubrió aquí os hizo una seria advertencia. Puede que en esta ocasión os castigue si os encuentra aquí por segunda vez.  

—_____...  

—Lo siento, Billy, creo que deberíais jugar al fútbol en otra parte.  

—No hay ninguna otra parte-replicó con brusquedad

— No os podéis quedar aquí... ninguno de vosotros.

Los otros chicos empezaron a recoger sus cosas y a marcharse, mientras le dirigían miradas llenas de resentimiento. Aunque lamentaba estropearles la diversión, _____ sabía que estaba haciendo lo que debía.  

—Lo he hecho por tu propio bien —dijo _____, suspirando, cuando se quedaron solos ella y Billy.  

—Eso es lo que papá dice siempre que me castiga -contestó Billy,  pateando malhumorado las piedras que había en el sendero.  

—Lo siento, Billy. No me ha gustado tener que interrumpir tu juego. ¿Me perdonas?

Él pareció pensar en el asunto unos momentos, y ella comprendió que no tardaría en cambiar de humor, como siempre.  

—Está bien, —aceptó él por fin—. Pero ayúdame a buscar mi pelota  primero.Había ido a parar hacia esas hierbas cuando nos interrumpiste.  

—Con mucho gusto -aceptó ella, dejando su bicicleta a un lado del camino de grava que conducía a la casa, mientras los dos se dirigían a buscar la pelota.

La hierba crecida les llegaba casi a las rodillas y la pelota no se veía por ninguna parte. Había muchos narcisos silvestres y _____ no pudo resistir la tentación de cortar algunos de ellos.  

— ¡Eso se llama robar! —exclamó Billy, que había aparecido con su  pelota en las manos.

 —Lo sé, pero... - en ese momento un coche se detuvo en el sendero y las ruedas de él pasaron por encima de la bicicleta de _____, con un revelador crujido metálico. El coche se detuvo en el acto.

La reacción instantánea de _____ fue esconderse detrás del ancho tronco de un árbol, arrastrando con ella a Billy, que se había quedado inmóvil.  

—¿Qué hace un coche aquí? Esta casa no está ocupada —murmuró ella en voz baja.  

—¿Qué voy a saber yo? —preguntó su hermano, inquieto—. Pero tu  bicicleta ha quedado totalmente aplastada.  

— Ya lo veo -gimió ella- ¡chitón, alguien está bajando del coche!

Observó al hombre que había salido del coche, para caminar hacia la  parte de atrás de éste e inspeccionar lo que quedaba de la bicicleta. Se incorporó y miró a su alrededor, entrecerrando los párpados. Era un hombre muy apuesto, aunque de apariencia descuidada; llevaba el cabello largo, pero limpio y brillante. Sus ojos eran mieles y penetrantes, la nariz larga y recta, su  boca firme, aunque en esos momentos la tenía apretada en un gesto de enfado. Era delgado, pero fuerte; sus pantalones de algodón estaban viejos y descoloridos; la camisa que llevaba estaba limpia, pero arrugada. _____  calculó que debía tener cerca de cuarenta años. Su expresión era dura y había líneas profundas a un lado de la nariz y la boca.

Había estado tan concentrada examinando a aquel hombre atractivo y viril, que olvidó esconderse, algo que comprendió demasiado tarde, cuando él ya la había visto y caminaba con visible furia hacia ellos.  

— ¡Salid de ahí! —ordenó la voz irritada del hombre.

_____ levantó la mirada hacia el desconocido. Era un individuo de un metro ochenta centímetros de estatura, que la hacía sentirse como una enana, con su diminuto metro cincuenta y siete. Ya de cerca, las facciones del hombre parecían todavía más duras que de lejos.

 —¿Qué tienes que decir? Supongo que ese metal retorcido que hay en el camino es de alguno de vosotros.  

—De mi hermana - murmuró Billy, con visible respeto, como si reconociera la autoridad del hombre.

Los ojos color violetas de _____ relampaguearon.  

—Era una bicicleta antes de que su automóvil le pasara por encima  —exclamó indignada.  

—Me doy perfecta cuenta de lo que era. Lo que quiero saber es qué hacía en el sendero de mi casa - le dirigió una mirada fría.  

— ¡Su casa! —exclamó ella con voz ahogada.  

—Así es —contestó el hombre, empujando un mechón de cabello rubio oscuro que le había caído sobre la frente, como si le molestara.  

—¿Usted vive aquí? —los ojos de Billy se agrandaron.

La boca del hombre se retorció en una mueca.  

— Sí, vivo aquí. ¿Quiénes sois vosotros? —preguntó con voz áspera.  

—Yo soy William Castle -contestó Billy, desconcertado de que ese hombre fuera ahora el dueño de la Casa del Huerto. Se daba cuenta de que sus días de jugar al fútbol ahí habían terminado—. Ella es mi hermana _____ -concluyó.

 —Tenéis dos minutos para salir de mi propiedad —les dijo con aire sombrío—. Y llevaros lo que queda de la bicicleta.  

—Dudo que valga la pena hacerlo -contestó ____.

El hombre sacó su cartera, de la que extrajo algunos billetes.  

—Sólo está estropeada la rueda de atrás -extendió la mano hacia _____—. Con esto podrás arreglarla. Ella le miró desconfiada.  

—¿ Va usted a pagar los daños?  

—Sí, con tal de que os vayáis ahora mismo y advirtáis a vuestros amigos vagabundos que no vuelvan por aquí... es propiedad privada.  

—¿Vagabundos...? —repitió _____ en voz baja.  

—¿Con qué otro nombre podría llamaros? -preguntó burlón, bajando la mirada hacia los pantalones descoloridos y las camisetas apretadas de ambos hermanos. Iban vestidos casi iguales, excepto que la ropa de _____ era todavía más vieja que la de Billy.

Ella siempre se vestía de forma descuidada los domingos, ya que su trabajo en la biblioteca exigía que entre semana usara ropa formal.

«Está usted ante los ojos del público», le había dicho el señor Leaven en una ocasión que se atrevió a ir con pantalones. Nunca volvió a hacerlo. Pero los domingos eran suyos y si quería vestirse con pantalones viejos y una camiseta de Billy, no era cosa que le importara a ese señor tan arrogante.  

—Tenéis un minuto para coger el dinero y largaros, os aconsejo que lo hagáis —dijo el hombre con voz lenta.  

—Yo... —empezó _____.  

— Sí, señor —la interrumpió Billy, cogiendo el dinero-. Gracias, señor. Ven, ____. ¡_____! -insistió Billy cuando vio que quería seguir discutiendo.

Ella sacudió la mano que Billy quería cogerle y le siguió de mala gana,  para levantar la bicicleta y marcharse a su casa.

Lo que más lamentaba _____ era que cuando no tenía bicicleta, para hacer el recorrido de cinco kilómetros entre su casa y Ampthull, la ciudad donde trabajaba, llegaba tarde, debido a lo irregular del servicio de autobuses. Mientras arreglase su bicicleta tendría que volver a depender de aquéllos, se quejó en voz alta, mientras Billy la ayudaba a levantar la bicicleta para caminar con ella hasta la casa.  

—Tal vez ese hombre te lleve en su Jaguar -bromeó él.  

— ¡Tipo arrogante! ¡Jamás en mi vida quiero volver a verle!  

—Tenía derecho a disgustarse. Además, te pagó la reparación y no te  pidió que devolvieras los narcisos. ¿No es fantástico el coche que tiene?

Ella le sacó la lengua, en un gesto de burla.

Billy la abandonó a mitad del camino, porque dijo que tenía que decidir con sus amigos dónde podrían jugar en el futuro y _____ le perdonó porque sentía especial debilidad por su hermano. Le parecía que había pasado la mayor parte de sus dieciocho años protegiendo y perdonando a ese pequeño diablillo. Los cinco años de diferencia que había entre ellos la habían hecho adquirir una actitud casi maternal hacia su hermano.  

—Iré a verla más tarde —le aseguró su padre, cuando por fin entró en la casa, después de dejar la bicicleta en el garaje y de explicarle brevemente que estaba estropeada.

Su padre era el dueño de la tienda local, que servía también de oficina de correos. En realidad, era su madre la que se encargaba de la tienda y su  padre del correo, así como de entregar los comestibles a la gente del pueblo que encontraba difícil ir a la tienda, sobre todo a la gente más mayor que no  podía desplazarse. Era una arreglo satisfactorio, y hasta _____ ayudaba de vez en cuando, en sus días libres, si había mucho trabajo.

—¿Qué le ha pasado exactamente a tu bicicleta? -preguntó el padre,  bajando el periódico que estaba leyendo.  

—Tiene la rueda trasera muy doblada... fue un ligero accidente.  

—¿Accidente? -repitió la madre con voz aguda, porque entraba en esos momentos con los narcisos que le había dado su hija, ya arreglados en un  jarrón con agua-. ¿Has tenido un accidente, _____?

_____ y Billy se parecían ambos a su padre, porque eran rubios y esbeltos; la madre, en cambio, era una mujer de estatura baja, figura regordeta y cabellos oscuros. Le encantaba la vida pueblerina que llevaba, disfrutaba atendiendo la tienda, pero lo que más amaba en el mundo era cuidar de su familia. Era una extraordinaria cocinera.  

— Yo, no, mamá. Mi bicicleta fue... pues algo así como atropellada.  

—¿Contigo subida? -preguntó el padre preocupado.

 — No —rió ella—. Yo estaba... cortando estas flores para mamá —ex- plicó, omitiendo el hecho de que lo había hecho en terrenos que pertenecían a la Casa del Huerto—. Mi bicicleta estaba a un lado del camino y un coche le  pasó por encima.  

—¿Y se paró?  

— ¡Oh, sí, mamá! Por cierto, ¿sabías que alguien está viviendo ya en la Casa del Huerto?

Su madre asintió con la cabeza.  

— Sí, Justin Bieber lleva viviendo allí dos o tres semanas.  ¿Fue él quien atropello tu bicicleta? -preguntó mientras acomodaba las flores, ya colocadas sobre una mesa.  

— Sí, supongo que es él, aunque la culpa fue mía por dejar la bicicleta abandonada mientras cortaba las flores. Es un tipo un poco extraño, ¿no mamá? Va muy mal vestido, pero conduce un Jaguar... y nuevo, además. ¿No lo habrá robado?  

—No seas tonta, por favor, _____. El señor Bieber es un hombre muy  bien educado. Lo que sucede es que tal vez sea un excéntrico —continuó la señora.  

—Tal vez —aceptó _____, pero no estuvo de acuerdo con su madre. A Justin Bieber no le había gustado nada verlos en los terrenos de su casa;  parecía muy interesado en mantener su intimidad... a cualquier precio. Se vestía como un vagabundo, pero conducía un automóvil caro y, como había dicho la señora, tenía una voz de un hombre culto y educado. Tal vez su madre, en el fondo, tenía razón y era simplemente un tipo excéntrico.  

—Compra muy pocos comestibles... sólo pan y café. Me da la impresión de que no está comiendo bien... y eso no me gusta —dijo la señora frunciendo el ceño.

Su esposo bajó el periódico, que había vuelto a levantar mientras ella hablaba y exclamó:  

— ¡ Siempre estás pensando en la comida!

____ se echó a reír al ver que su madre se alejaba de la habitación, molesta, para ir a terminar de preparar la comida.  

— Sería una buena lección para ti, si mamá como castigo no te diera de comer - dijo _____ a su padre.  

— ¡ No sería capaz de tanta crueldad! —respondió, riendo. No, por supuesto. Los padres de _____ formaban un matrimonio muy feliz y su relación en el trabajo era también armoniosa.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Enamorada de una ilusión {Justin Bieber Y Tu}

Mensaje por Elii Almanzar el Mar 25 Mar 2014, 10:54 am

Primera lectora:) Síguela!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Enamorada de una ilusión {Justin Bieber Y Tu}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.