O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ♡ contrail.
Hoy a las 11:25 pm por bwiyomi.

» Who is Andrea?
Hoy a las 10:36 pm por Saeran

» new rules
Hoy a las 10:35 pm por mieczyslaw

» new rules ♡ muro interactivo
Hoy a las 10:35 pm por mieczyslaw

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 9:28 pm por Karasuno

» stargirl;
Hoy a las 9:23 pm por yagmur.

» Survive.
Hoy a las 9:22 pm por changkyun.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 9:22 pm por Andy Belmar.

» Heroes. (Colectiva)
Hoy a las 9:16 pm por yagmur.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Para Siempre, Amor Mío {Justin Bieber Y Tú}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Para Siempre, Amor Mío {Justin Bieber Y Tú}

Mensaje por PaolaAlvarado el Sáb 15 Mar 2014, 12:27 am


Ficha de la serie
[justify]
• Titulo: Para siempre, amor mio.
• Autor: Paola Alvarado.
• Adaptación: Si de un libro.
• Género: Drama/Romance.
• Contenido: Romance, Drama y Contenido erotico.
• Advertencias: Ninguna
• Otras páginas:Si


                                       ------------------------------------------------------------
Después del accidente de avión, sólo sobrevivió su sobrino Courtney. _____ es una actriz que está dispuesta a abandonar su carrera para cuidar de su sobrino, pero Justin Bieber, también tío del niño la obliga a casarse con él. 


Última edición por PaolaAlvarado el Sáb 15 Mar 2014, 12:30 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capitulo 1

Mensaje por PaolaAlvarado el Sáb 15 Mar 2014, 12:30 am

-¡Sé que tienes una aventura amorosa con mi marido! Si lo quieres, te lo regalo. ¡A mi ya ni siquiera me gusta!

_____ observaba anonadada a la furiosa mujer, pero torció con burla la boca un poco después cuando aquélla se quitó la sortija de matrimonio y se la arrojó a la cara.

-¡Está bien, corten! Esta escena ya quedó -dijo Jerry, el director-. _____, desempeñas tan bien tu papel de villana, que comienzo a dudar de ti.

La risa de ______ desapareció ante la palabra “corten”. Ya había representado esa escena seis veces ese día y en cada ocasión le disgustaba más la forma como evolucionaba su personaje en ese melodrama semanal de televisión. Su contrato original fue firmado por tres meses, pero el personaje de Mary-Beth Barker se había vuelto tan popular entre el público, que tuvo que firmar un contrato nuevo por otra temporada. El carácter de Mary-Beth iba en contra de su propia naturaleza a tal punto, que no estaba segura de querer firmar otro contrato. Había tenido muchas ofertas durante los últimos seis meses.

-No tengas dudas, Jerry -le aconsejó, fatigada-, que no vienen al caso -bajó del escenario, con el cabello color cobre largo y sedoso, una sombra oscura sobre los párpados que protegían aquellos brillantes ojos verdes con largas pestañas, la boca carnosa e incitante y un poco de colorete en las mejillas. Su vestido color verde, de seda, tenía un estilo muy provocativo, parte del guardarropa de Mary-Beth, pues su propio gusto era más hacia lo cómodo e informal-. Yo no me parezco a Mary-Beth -Morgan estaba parada junto a él, con el ceño ligeramente fruncido-. De hecho, no me gusta hacia donde va su personaje. Hasta ahora, yo he... ella ha ... chantajeado a su padrastro por la atracción que él siente por ella, se lo ha contado a su madre de todo modos, casi arruinó el matrimonio de su hermana y sostiene una aventura amorosa con un hombre casado, sólo porque su mujer la menospreció una vez en una fiesta. ¡Qué clase de mujer es ésa! -______ hizo un gesto y pasó una mano por el cabello, despeinándose.

-Hermosa -repuso Jerry a la vez que la recorría con la mirada.  

-Y malvada -agregó la chica con disgusto.

-Vaya que sí lo es -asintió él con una sonrisa.

-No estarías tan contento si ella decidiera atraparte -_____ enarcó las cejas, pero él encogió los hombros.

-Quizá la excitación valga la pena. Cuando ha estado uno casado con la misma mujer durante quince años, eso es algo que hace falta.

_____ sonrió con naturalidad, ya no era Mary-Beth.

-Se lo mencionaré a Allyson en cuanto la vea -bromeó, a sabiendas de que Jerry y Allyson tenían un matrimonio feliz.

-Mi mujer me matará -se quejó él-. Y se supone que tú debes adorar a Mary-Beth más que nadie. Ella es la que te paga tu renta.

_____ lo sabía, pero eso no hacía más fácil aceptar la reacción del público hacia ella en lo personal. Las telenovelas eran entretenidas y se estaba filmando una media docena en ese estudio de Los Angeles, pero hasta que ella apareció en “La Trampa del Poder”, no se dio cuenta de que el público televidente creía que los personajes existían. Muchos hombres admiraban a Mary-Beth, les gustaba el peligro que emanaba de ella, pero las mujeres reaccionaban casi siempre de una manera hostil, tratándola como a una adversaria, vigilando a sus maridos cuando ella se encontraba cerca. Hasta algunas de sus supuestas amigas se habían vuelto más cautelosas con ella, seguras de que ____ no podría representar el personaje de Mary-Beth con tanta perfección, si no estuviera dentro le la recta Morgan McKay algo de la malvada “devoradora de hombres".

A través de los meses, ____ había desarrollado una dura concha protectora contra los insultantes comentarios que recibía cuando salía, aun cuando no dejaban de lastimarla.

Regresó a su vestidor y encendió la televisión para relajarse, mientras se cambiaba y se ponía pantalones vaqueros y una blusa de seda color naranja. Alta y esbelta, se retocó el maquillaje para parecer menos dramática y se cepilló el cabello hasta sentirlo caer sobre los hombros.

-¡Estuviste formidable hoy! -Sam Walters entró en el camerino después de llamar a la puerta y le dio un prolongado beso en los labios.

Sam representaba a su cuñado en “La Trampa del Poder” y los dos habían estado saliendo durante los últimos cuatro meses. Alto, rubio, con cuerpo atlético, podría ser el hombre ideal de cualquier mujer, por su carácter afable y buen sentido del humor.

-Gracias -sonrió ella, con los brazos alrededor de su cuello-. ¿Qué te parece si vamos a tu casita en la playa esta noche?

-Buena idea -asintió él-. ¿Una cena de barbacoa?

-Perfecto -convino ella, volviéndose para recoger el bolso.

“... y ahora sabemos que Glenna McKay y su esposo Mark Bieber venían en el avión que se estrelló anoche, en el vuelo de Londres a Los Angeles. Al parecer no hay sobrevivientes y el accidente fue causado por una falla del motor”. La locutora del noticiero de televisión continuó con otro tema.

Pero para _____ el mundo pareció detenerse. ¡Glenna y Mark! No podía ser, debía haber algún error. Y sin embargo, Glenna había insistido en que quería que la criatura naciera en los Estados Unidos y estaba en el séptimo mes de embarazo. 

-¡Dios, el nene también... No!...

-¡Cálmate querida! -_____ no se había dado cuenta de que habló en voz alta, hasta que le contestó Sam y la sentó en un sillón.

-Sam, ¿oíste?

-Sí -respondió él, preocupado por la palidez de _____-. También lo oí.

-Dios mío! ¡Glenna! -la chica estaba demasiado impresionada para llorar, aturdida al pensar en la posible muerte de su hermana. ¡Posible! ¿A quién iba a engañar? Nunca había sobrevivientes en ese tipo de accidentes. ¡Sus padres! Habría que avisarles...

-Les llamaremos en un instante -la calmó Sam.

Glenna, dos años mayor que ella, con cabello rojizo y su carácter apasionado... ¡No podía estar muerta! Los accidentes de aviación sólo sucedían en la televisión, a otras personas, a otras familias; no les ocurría a parejas jóvenes y llenas de vida como Glenna y Mark... y ¡nunca a nenes nonatos! _____ no podía creer que fuera cierto, que su hermana estuviera en el avión que se había estrellado la noche anterior. Ella había oído la noticia en la mañana y sintió tristeza por los familiares involucrados en el accidente, sin imaginar que ella sería una de ellos.

Glenna había sido actriz de éxito hasta dos años antes, cuando se casó con Mark Bieber, un hombre de negocios inglés a quien conoció en Florida.

Ella y Glenna habían nacido y sido educadas en los Estados Unidos; vivieron siempre allí y el tener que renunciar a su carrera como actriz de éxito para irse a vivir a Inglaterra con su marido, no había sido algo que Glenna hubiese aceptado sin luchar.  Y había continuado luchando, odiaba el tener que vivir con sus parientes políticos en la casa de los Bieber en el sur de Inglaterra. Los Bieber eran parte de la aristocracia, algo que la suegra de Glenna se había propuesto recordarle. Además, los Bieber le habían puesto restricciones tanto en su conducta como en su vida social, restricciones que Mark al parecer aceptó sin protestar.

La única condición que Glenna había impuesto cuando se confirmó su embarazo, había sido que el nene naciera en casa de sus padres y no en la de Mark, y a pesar de la fuerte oposición de la familia, principalmente de Pattie Bieber, Mark aceptó y los dos volaron hacia su muerte.

-Tengo que llamar a mis padres -dijo entre sollozos-. ¡Si ellos oyen las noticas igual que yo...!

-Probablemente ya lo oyeron -la calmó Sam.

¡Esto es una pesadilla! Su madre quizá había sufrido un colapso nervioso y su padre reprimiría sus emociones, como de costumbre. No era hombre cariñoso, pero ella y Glenna nunca habían dudado de su amor por su familia. ¡Pero esto era algo que nadie había esperado ni en las peores pesadillas!

-Tengo que ir a la casa...

-Yo te llevaré -se ofreció de inmediato Sam, al levantarse ella, agitada.

-A la casa de mis padres -señaló ella-. Me van a necesitar.

-De todos modos, yo te llevo -insistió Sam. 

-Todavía tienes que filmar una escena esta noche -le recordó ella con calma, pensando con lógica a pesar del pánico que la invadía-. Ayer se quejaba Jerry de que estábamos atrasados con la filmación.

-Entonces terminaremos de filmar a mediados de septiembre en vez de finales de agosto -Sam encogió los hombros-. Por cierto, he oído que también somos populares en Inglaterra. ¡Con un demonio! ¡Qué te interesa la reacción del público inglés en un momento como este! Voy a decirle a Jerry que nos iremos -le tocó la mejilla con gentileza antes de ir a hablar con el director.

_____ se quedó esperando que Sam regresara.

Escasos minutos después entró Jerry y con expresión de tristeza dijo:

-¡Caramba, _____! Sam me lo acaba de contar -la tomó de los brazos y la miró a los ojos-. ¡Qué terrible cosa oír eso por televisión!

-Sí -ella estaba todavía aturdida para contestar a la sinceridad de su pesar.

-Apreciaba mucho a Glenna -continuó diciendo él-. Ella y yo trabajamos juntos hace un par de años, antes que se casara con ese estirado. Todos la vamos a extrañar.

_____ tragó saliva con trabajo, al oír cómo se expresaba Jerry de su hermana, como si ya no existiera.

-Discúlpenme -murmuró y corrió al cuarto de baño víctima de la náusea, al imaginar a su hermosa hermana muerta en una forma tan horrible. Glenna siempre había estado ocupada para pensar en la muerte y _____ dudaba que hubiera imaginado alguna vez que la suya sería tan violenta.

-¿Estás bien? -Jerry la ayudaba a lavarse el rostro con agua fría, cuando regresó Sam.

-Mejor -asintió ella. Tenía que controlarse, ser fuerte para ayudar a sus padres, a su firme padre, el abogado, y a su hogareña madre, que estarían abrumados-. Tendré que sacar algunas cosas de mi apartamento -le dijo a Sam, cuando la llevaba en su auto.

-Sí, por supuesto -asintió él, sin interferir más en sus pensamientos cuando ella cayó en el silencio.

A _____ le pareció extraño ver su apartamento igual que cuando lo dejó esa mañana, con el mismo desorden que a ella le gustaba.

Todo eso tenía que ser una terrible pasadilla, algo que no podía creer que fuera verdad, hasta que alguien se lo confirmara, alguien que realmente lo supiera. Después de todo, el noticiero podía estar equivocado; quizá Glenna y Mark no tomaron ese avión, tal vez algo a última hora les impidió hacerlo, tal vez...

El teléfono que estaba junto a su cama sonó y ella levantó el auricular, sintiendo que el corazón se le caía a los pies cuando oyó la voz de su madre, fuerte, con una determinación que no era natural en ella sino en su padre.

-¿Ya lo oíste, ____?

-Sí -repuso ella ronca-. Acaban de pasarlo por televisión.

-Me pregunto si se darán cuenta de lo crueles que pueden ser -agregó su madre, colérica, una mujer como de cincuenta años, de pelo negro, con un dinamismo que avergonzaba a mujeres más jóvenes-. Justin Bieber nos llamó hace rato, así que por lo menos nosotros no nos enteramos de esa manera tan horrible-Justin Bieber... a _____ se le presentó la imagen de un hombre alto, de cabello rubio oscuro, reservado, con rasgos autocráticos, ojos mieles penetrantes, nariz aguileña, labios delgados y cuerpo atlético. Era el hermano mayor de Mark, de treinta y ocho años, y manejaba los negocios de la familia con habilidad; disponía de poco tiempo para el resto de la humanidad, no tenía esposa y aparentemente ninguna compañera fija, tampoco. _____ sólo lo había visto una vez, en la boda de su hermana, dos años atrás, y no le simpatizó, por su arrogancia y altanería-. Te habría telefoneado al estudio, pero estuve ocupada... -continuó su madre, mostrando tensión en la voz-. Tu padre se desmoronó, _____ -su voz se quebró y continuó temblorosa-: El le contestó el teléfono al señor Bieber y sufrió un ataque cardíaco.

Esto era peor que una pesadilla, ¡todo el mundo estaba loco!

-Yo... ¿Está él...?

-Está en el hospital, pero su condición se ha estabilizado -se apresuró su progenitora a tranquilizarla-. Los médicos aseguran que se recuperará.

-Salgo enseguida para la casa de ustedes...

-¡No! _____. Le dije Justin Bieber que iríamos a tu casa. Eso fue antes del ataque de tu papá, desde luego. El dijo que se pondría en contacto con nosotros en cuanto supiera algo más sobre Mark y Glenna, además de que estaban en ese avión -se hizo un silencio durante varios segundos, mientras la señora trataba de controlarse-.El esperaba tener más noticias.

Justin Bieber era el tipo de persona que exigiría, no pediría, esa información.

-Preferiría irme a la casa con ustedes. El señor Bieber se dará cuenta de que estoy allá cuando no contesten aquí.

-No estoy en la casa, _____ -repuso su madre-. Voy a quedarme con tu padre en el hospital esta noche.

-¿Estás segura de que no hay peligro? -preguntó _____.

-Los médicos me aseguran que no lo hay, pero prefiero quedarme con él esta noche. Por favor, quédate en tu casa en espera de que se comunique contigo el señor Bieber. No quisiera que nos perdiéramos esa llamada.

Su madre tenía razón, _____ lo sabía; sin embargo, sentía que debía estar junto a su padre. Pero si Justin Bieber telefoneaba mientras ella se encontraba en camino...

-Me quedaré aquí a esperar, mamá -respondió con suavidad-, y te llamaré al hospital en cuanto sepa algo -había un solo hospital en el pequeño poblado de California donde vivían sus padres-. Dale mi cariño a papá.

-Lo haré, querida. Y no te preocupes. Quizá las cosas todavía están bien con Glenna y Mark.

_____ no se podía mover, después de colgar el auricular. Su madre trataba de ser optimista y ambas lo sabían. Glenna estaría muerta, igual que Mark y su pobre nene que no alcanzó a nacer.

-Me pareció oír el teléfono... 

Con un grito ahogado, _____se volvió y corrió a abrazar a Sam, a la vez que le contaba todo entre sollozos, sintiendo consuelo en su fuerza al conducirla él de nuevo a la sala y estrecharla contra su pecho, sentados en uno de los sofás.

-Era tan hermosa, Sam -con las lágrimas mojaba la camisa de Sam-. No puedo creer que está muerta... y que haya muerto en esa forma. Con razón a papá le afectó tanto -se estremeció.

-Lo sé, cariño, lo sé -la calmaba él, acariciándole el cabello con gentileza.

-No conociste a Glenna, ¿verdad? -balbuceó ella contra la camisa de él.

-No, pero la he visto en películas. Sí, era muy hermosa, como tú.

Nuevamente hablaban en tiempo pasado y con un profundo dolor, _____ se dio cuenta de que probablemente nunca más vería a su hermana. De edad muy cercana, las dos hermanas había sido siempre buenas amigas.

-Todos la querían, Sam -continuó diciendo la joven con voz ronca-. Era tan alegre... -su voz se quebró al final.

Todos habían querido a Glenna, menos los Bieber. Glenna y Mark ocupaban una ala privada en la residencia de los Bieber y la viuda Pittie Bieber con su hijo soltero ocupaba la otra, mientras que la hija casada, Janet, vivía a varios kilómetros de allí con su marido y sus dos hijas. Pattie Bieber y su hija Janet habían mostrado su desaprobación, desde un principio con respecto al matrimonio de Mark con una actriz americana, y Justin Bieber se mostró indiferente.

_____ se dominó con un esfuerzo; no era del tipo de permitir que un trauma la condujera a la histeria.

-Deberías regresar, Sam -dijo con voz firme-. Ya estaré bien y tú tienes que terminar esa escena.

-Jerry me dijo que me quedara contigo.  

-Pero yo no necesito que alguien esté conmigo -_____ se manifestó tensa, pues sabía que necesitaba estar sola un rato para adaptarse a su perdida. Apreciaba las gentilezas de Sam, pero las palabras no le ayudarían a pasar las siguientes horas,  mientras esperaba la llamada de Justin Bieber-. De veras, Sam -insistió cuando él protestó-. Necesito tiempo para... aceptarlo.

-Necesitas tiempo para estar sola -asintió él comprensivo, pues él había perdido a su esposa en un accidente automovilístico cuatro años atrás. Se levantó seguro de sí-. Si me necesitas, de día o de noche, llámame -tomó el rostro de _____ con ternura.

Ella apreció que él no discutiera el punto, sabiendo que no tendría fuerzas para oponerse si él insistía en quedarse.

-Gracias -parpadeó para desvanecer las lágrimas-. Hasta que no reciba esa llamada de Justin Bieber, tendré las manos atadas. No puedo ir a Inglaterra, donde se estrelló el avión, ni tampoco ir a ver a papá.

Sam se inclinó y la besó en los labios.

-Estoy seguro de que no tardará mucho esa llamada.

Pero se acabó la tarde, empezó la noche y Justin Bieber no la llamaba. _____ caminaba de un lado a otro de la habitación, mientras el tiempo pasaba lento, hasta que finalmente, desesperada, ella fue la que telefoneó a la casa de los Bieber. No era tan orgullosa.

Le tomó algún tiempo convencer a Symond, el mayordomo de los Bieber, de que era la hermana de Glenna y no una periodista que trataba de obtener una historia. Parecía ser que el teléfono de los Bieber no había dejado de sonar desde que se supo la noticia.

-La señora Bieber ha estado bajo sedantes y está en su habitación -le informó él con altanería y a _____ le tomó un instante darse cuenta de que la señora Bieber de la que él hablaba era Pattie y no Glenna-. La señora Fairchild -se refería ahora a la hermana casada de Mark-, está en su casa con su familia.

-¿Y el señor Bieber? -preguntó ella sin aliento, pues no le importaba dónde estuvieran Pattie y Janet, puesto que ambas le antipatizaron el día de la boda.

-El señor Bieber no está en casa -informó.

-¿No está ahí? -ella frunció el ceño.

-No, señorita -el hombre parecía ofendido porque ella dudaba de sus palabras-. Salió de la casa hace varias horas.

-¿A dónde? -preguntó ella con impaciencia.

-No le sabría decir, señorita McKay -Symond se mostró sorprendido con la pregunta-. El señor Bieber no me informa de sus movimientos.

-¡En estas circunstancias, debería hacerlo! -_____ colgó, demasiado molesta para preguntar más. ¡Condenado hombre! ¿A dónde habría ido Justin Bieber, sin decirle a nadie? De seguro Pattie Bieber sabía el paradero de su hijo pero por lo visto había tomado el accidente tan mal como el padre de _____. Por lo que ella sabía, Mark era su hijo favorito.

Pero todo eso no cambiaba el hecho de que Justin Bieber había prometido hablar por teléfono, que ella no llamaba al hospital a preguntar por su padre para no ocupar la línea y que ahora él había desaparecido. Ella confiaba en la autoridad de Justin Bieber para averiguar lo que había sucedido, pues cuando ella habló a la compañía aérea le dijeron que las cosas estaba todavía demasiado confusas para poder darle alguna información correcta. Era su modo de decirle que ellos tampoco sabían nada.  

Desesperada después de llamar al hospital, donde le dijeron que tanto su madre como su padre dormían tranquilos, habló al aeropuerto para hacer una reservación en el próximo vuelo a Inglaterra y le dijeron que el primer sitio disponible era a media mañana. Lo tomó, segura de que no tenía objeto seguir sentada sin hacer nada.

El alba la sorprendió sentada en su cocina, tomando una tercera taza de café, con los ojos pesados por el sueño y la mirada casi fija en el teléfono de pared. Justin Bieber aún no había llamado.

Su madre telefoneó un poco más tarde para asegurarle que su padre se recuperaba y parecía tan perpleja como ____ por el silencio de Justin Bieber.

La maleta de _____ estaba hecha, se había cambiado los arrugados pantalones por un vestido de corte sobrio, tenía el cabello suelto sobre los hombros y no soportaba más estar sentada en su apartamento esperando una llamada que no llegaría, así que telefoneó para que le enviaran un taxi que la llevara al aeropuerto.

Cuando sonó el timbre de la puerta, pensó que sería el chofer, pero al abrir se encontró con una retahíla de preguntas y con los fogonazos de las cámaras de los periodistas.

-¿Cómo se siente por la muerte de su hermana, _____?

-¿El funeral será aquí o en Inglaterra? -preguntó otro reportero.

-¿Enterrarán a Glenna y a su marido juntos? -fue otra pregunta.

_____ había palidecido ante el mar de caras que había afuera de su apartamento. Le empujaban micrófonos y cámaras frente al rostro, algunas de ellas para la televisión.

No la habían molestado los reporteros durante toda la noche, pues muy pocos conocían su dirección, pero ahora parecía que alguien había soltado a los lobos.

-¿Se llevaba bien con su hermana, _____? -le preguntó una hermosa y elegante mujer y su curiosidad la asqueó.

-Supimos que su padre tuvo un ataque al enterarse del accidente... ¿puede confirmar eso, señorita McKay? -insistió un decidido reportero.

_____ tragó saliva, incapaz de comprender ese modo de acosar a alguien que tenía una pena tan grande.

-¿Acaso usted?...

-¡Ya basta! -gritó una voz autoritaria.

Un hombre se abría paso entre la multitud hacia _____.

Justin Bieber. No podía ser nadie más. _____ sólo lo había visto una vez, pero su recuerdo quedó grabado en su mente quizá porque nunca había conocido a alguien como él. Muy alto, más que Sam, dueño de una energía y una determinación que lo haría resaltar entre cualquier multitud; aunque de cabello oscuro tenía algunas canas en las sienes, sus ojos seguían siendo del mismo color miel que ella recordaba, y en ese momento apretaba los labios por el disgusto.

El la tomó del brazo.

-Vamos adentro -murmuro.

A _____ le pareció excelente la idea y se preguntó por que Justin Bieber habría creído necesario volar a los Estados Unidos en vez de llamar por teléfono. A menos que considerara que el ataque de su padre era bastante sobre su conciencia para un solo día. Ella le podría haber dicho que ya no se desmoronaría, que los largas horas que estuvo esperando su telefonema habían servido para que se hiciera a la idea de que Glenna realmente estaba muerta.

-¿Quién es él? -preguntaron los reporteros, que no guardaron silencio mucho tiempo. Reconocían la autoridad del hombre, pero eso sólo había acentuado su curiosidad-. ¿De dónde vino?

-Con esos hombros, a mí no me importa de dónde vino -comentó la hermosa reportera de televisión-. Me da gusta que esté aquí. Señor, ¿es usted amigo de _____ McKay? -había algo más que un interés personal en la pregunta de la rubia.

-Yo creía que ella estaba saliendo con Sam Walters -murmuró

Justin Bieber apretó con más fuerza el brazo de _____ ante la insinuación íntima de la pregunta de la mujer y alejó el micrófono que ésta sostenía cerca de su rostro.

-Creo que ya han invadido la vida privada de la señorita McKay más de la cuenta por hoy -dijo, a la vez que decidido conducía a _____ hacia el interior del apartamento-. Si nos disculpan... señorita, señores... -hizo un ademán de despido.

-El tipo es inglés... -comentó otro reportero.

-Tiene usted un poder deductivo asombroso -se burló Justin Bieber, sin importarle el rubor que coloreó las mejillas del joven mientras empujaba a ____ hasta su apartamento y cerró la puerta tras sí-. ¡Parecen buitres! -exclamó al seguirla a la sala. Luego, frunció el ceño al ver la maleta junto a una silla. Levantó la vista con desagrado-. ¿Va a algún lado?

-Yo... yo había renunciado a seguir esperando su llamada -su voz salió algo ronca y a la defensiva. No debería darle explicaciones a este hombre-. Tengo reservación en un vuelo a Inglaterra que saldrá dentro de un par de horas.

El asintió dándose por enterado y parecía impaciente por terminar la conversación antes que continuara.

-¿Es cierto que su padre tuvo un ataque?

El antagonismo de _____ se desvaneció de inmediato. ¡Claro! Su madre le había dicho que su padre tuvo un ataque después que Justin Bieber llamó. El ni siquiera lo sabía.

-Sí, es cierto -contestó ella-. Ya no hay peligro, pero lo afectó mucho, más de lo que yo pensaba. El quería hijos, ¿sabe? -_____ sabía que estaba parloteando, mas no podía controlarse-. Por eso nos llamó Glenna y _____, él no tenía nombres para mujeres -luego se interrumpió-. Lo siento, usted no ha de querer oír esto -evitó la mirada de él, dándose cuenta de que había revelado mucho de su persona con esas imprudentes palabras.

Ella y Glenna nunca dudaron de que su padre las quisiera, pero siempre supieron que él deseaba tener un hijo varón y también que tenían nombres de hombre.

-Yo no tenía idea de que su padre hubiera sufrido un ataque -él ignoró su caída en la melancolía y por ello la chica confirmó sus pensamientos de que él no lo sabía; pero sus ojos mieles tenían una expresión fría-. Aunque fue un golpe para todos nosotros.

Entonces, ¿por qué él se mostraba impasible? _____ tragó saliva y se aventuró a decir:

-Dijeron... por la televisión... que no hubo sobrevivientes -ella escudriñó su rostro en busca de un indicio de que esa información estuviera equivocada, pero él no mostró ninguna emoción, ¡Era un tipo insensible! Ella se estremeció ante la vehemencia de sus sentimientos, pues cada vez sentía más aversión hacia él.

-Estaban equivocados -declaró él, categórico, provocando que la esperanza renaciera en el corazón de _____.

-¿Lo estaban?

-Sí. Parece ser... Siéntese, por favor -le dijo él con brusquedad.

-Yo... -ella se sobresaltó-. Yo estoy bien así...

-Dije que se sentara, señorita _____. Escuche, al parecer hubo media docena de sobrevivientes... todos gravemente heridos, pero vivos.

-Glenna...

-No es uno de ellos, tampoco Mark -el hombre todavía no mostraba ninguna emoción. En cambio., la respiración de _____ se volvió agitada ante el impacto de esas palabras.

-¿Los dos... están muertos?

-Sí -confirmó Justin Bieber.

-¡Oh, Dios mío! -ella no se había dado cuenta de cuántas esperanzas albergaba aún. Ahora, todo había terminado. No dudaba de que Justin Bieber sabía muy bien lo que decía.

-Pero su hijo está vivo -las suaves palabras interrumpieron el llanto de _____-, y se encuentra bien.

_____ levantó el rostro cubierto de lágrimas y tragó con fuerza.

-¿Su... hijo?

-Sí. Glenna fue una de los sobrevivientes. Vivió dos horas después de la caída del avión, herida, y dio a luz a su hijo. Su nombre... el nombre que ella eligió para él es... Courtney.

-iCourtney! -_____ habló entre risas y llanto-. ¡Es el nombre de mi padre!

-Sí -reconoció Justin Bieber-, y estoy seguro de que su padre estará orgulloso de su nieto.

-¿Usted... lo vio? -ella se enjugó las lágrimas con el dorso de la mano.

-Brevemente.

_____ casi no podía creer que Glenna hubiese tenido un hijo, ¡un hijo que estaba vivo!

-¿Cómo es? ¿Se parece a Glenna o a Mark?

-Es como todos los niños recién nacidos -repuso él con impaciencia-; pequeño, rosado y llora mucho... Es increíblemente parecido a Glenna -agregó con rudeza, demostrando que no era tan insensible a la existencia del niño.

-Quiero verlo -decidió ella con firmeza.

-No dudo que lo verá -dijo él-, pero hay algo más que creo que deberá saber antes de continuar adelante. Glenna también aseguró el porvenir de su hijo. Nos nombró a usted y a mí tutores legales de Courtney...
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.