O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» hwa yang yeon hwa {youth}.
Hoy a las 12:54 am por chanyeol.

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Ayer a las 9:11 pm por Keniia Joanna

» Half-Cold Half-Hot
Ayer a las 8:46 pm por Kurisu

» − After the rain, a rainbow will come.
Ayer a las 8:33 pm por Asclepio.

» cockamamie dreamer ~
Ayer a las 8:29 pm por Asclepio.

» Me, myself and I.
Ayer a las 5:27 pm por CNCOwner.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 4:51 pm por Jones.

» The Selection
Ayer a las 4:47 pm por Kurisu

» Just, I´m Crazy {Pvt
Ayer a las 12:01 pm por Rebel

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Vie 07 Mar 2014, 3:20 pm

Aby Malik<3 escribió:Yoo En un rato te dejo la ficha :)

Reglas:
Espero tu ficha linda :)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Vie 07 Mar 2014, 3:20 pm

Fernanda Aleman :* escribió:Yo querer participar, pero, aún no sé por quien ir:'( buu.
soy Fernanda y espero llevarme bien con todas, ñacañacañaca me encantó la idea.
Fer espero tu ficha :)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Vie 07 Mar 2014, 3:28 pm

Ame la idea, me encantaría participar, mas tarde te dejo mi ficha♥ 
Me llamo Julieta, pero decime Juli c: 
Besos.
Rlz:

Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Sáb 08 Mar 2014, 10:36 am


Justin & Jessica
Ψ

Δ Nombre: Jessica Smith
Δ Chico: Justin Bieber.
Δ Representantes: Justin Bieber | Nina Dobrev
Δ Escrito de tu autoria: 
Live in darkness:
*Capitulo 004*
El sol se ocultaba entre las nubes, el viento londinense chocaba contra su rostro, dándole sensaciones de frío por donde anteriormente habían caído sus lágrimas. ¿Por qué se fueron? ¿Por qué los abandonaron?
 
Andres Harries, uno de los mejores empresarios de Londres, su padre.
 
Cuando sus hijos eran pequeños, el se vio obligado a hacer un viaje de negocios al extranjero. Como estaba en juego su trabajo, acepto. El peor error de su vida.
 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
-Ya es hora. Jack, Finn, prometan que van a cuidar a su mama y a sus hermanas.
 
-Lo prometemos, papi- dijeron los gemelos al unísono.
 
Se despidió de sus hijos con un fuerte abrazo y un beso sus frentes, y de su esposa con un beso en la comisura del labio. Camino hacia la reja que separaba el terreno de su casa de la vereda pero antes de llegar a esta sintió que la pequeña Jess se colgaba de su pierna.
 
-Te amo, papi. Por favor, cuídate.
 
-Yo también te amo princesa, mucho, mucho.
 
-¿Hasta el cielo?- pregunto su hija con los ojitos brillosos.
 
-Hasta el cielo y mucho más. 
 
Lentamente se deshicieron del afectuoso abrazo. Ella con dolor, a sus cortos 10 años tenía el presentimiento de que algo iba a pasar, y no era muy linda la sensación.
 
(…)
 
Su madre había entrado a la habitación de las pequeñas, quienes yacían jugando con unos muñecos regalados a cada una para el día del niño. Camino hacía el ropero blanco y saco de este dos vestidos y dos pares de zapatitos negros.
 
Samantha camino hacia ellas con los ojos llorosos. No tenia pena de que la vieran así, ya que la noticia le había afectado para preocuparse por eso. Le quiero la ropa a Jess y le cambio por la que había elegido anteriormente, luego repitió la acción con Emma.
 
-¿Qué pasa mami?- pregunto la hermana mayos inocentemente. Ella no supo que responderle, y claro. ¿Cómo le explicas a unas niñas de nueve y diez años que su padre había muerto ahogado en el mar?, para Sam era realmente difícil. Soltó lentamente a la menor y susurro.
 
-No puedo decírtelo ahora, bebe.
 
La familia Harries llego a un lugar desconocido por lo hermanos, pero supusieron que era una iglesia, por todas las cruces y santos en las paredes. Todos con sus trajes, en los cuales predominaba el negro, sus caras tristes, ojos con lágrimas ¿Qué esta pasando?
 
Grandes cajas del tamaño de una persona adulta yacían abiertas. La pequeña camino hacia ahí, y lo vio, su padre. Muerto. 
 
Las lágrimas caían sobre su pequeño rostro quedando en la blusa negra de su madre, de quien estaba abrazada.
 
-Tranquila, bebé, ahora esta en un mejor lugar.
 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
Y quien diría que esa persona que estuvo para limpiar cada lágrima, esa adorable persona se convertiría en todo lo contrario, una alcohólica y drogadicta.
 
Esta sola. Su madre se había ido hace 3 años atrás a Massachusetts con su nuevo novio, los gemelos entraron a la universidad para olvidarse un poco de todo lo vivido, y con suerte se ven los fines de semanas, Emma, la pequeña y dulce Emma, con tan solo quince años abandono a Jessi, todavía recuerda la carta que le dejo esa pequeña personita.
 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
Otra jornada escolar había terminado, ahora Jess estaba volviendo a su casa para ayudar a su pequeña hermana en las tareas, tanto las escolares como las de la casa. Luego de la partida de su padre, los cambios drásticos e in entendibles de su madre, y la ausencia de los gemelos, se habían echo mas unidas, dándose fuerza mutuamente.
 
Llego a su casa, cerró la puerta y subió a la habitación de su hermana. Abrió lentamente y sus ojos se llenaron de lágrimas. Avanzo hacia la cama aquella imagen la destrozaba. Su pequeña hermana, la razón por la que ya no tenia marcas, tanto en las muñecas como en otras partes del cuerpo, muerta. O mejor dicho, suicidada. Su tez ya no era bronceada, si no pálida, sus ojos ya no tenían ese brillo característico y sus labios morados. Una jeringa clavada en una de las venas de sus brazos, pastillas para dormir esparcidas a su costado y una nota, la cual no dudo en agarrar.
 
Jessi,
 
  Perdóname por esto, pero en serio, ya no soportaba mas esta m'erda. Nunca te lo dije, pero en el colegio sufrí bullying por no tener a mis padres con migo, con nosotros ¿sabes como me sentía al escuchar esas burlas todos los días? Voy a reunirme con papá, vamos vamos a cuidar desde aquí, a ti y a los gemelos. Los amo y espero que me perdonen, aunque sea tarde.
 
Emma xx
 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------


Completamente sola.
Δ Roles: LA hija del director y el capitan del equipo de futbol americano {Sus padres son amigos}
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por oktubre. el Sáb 08 Mar 2014, 11:04 am

Yo voy a participar, después te dejo el gif de Harry junto a la ficha.
Besos xox.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por oktubre. el Sáb 08 Mar 2014, 1:41 pm


Nathan & Kath.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Δ Nombre: Katherine Joselyn Jenner.
Δ Chico: Nathaniel Dean Coulson.
Δ Representantes: Nathaniel Buzolic & Nina dobrev.
Δ Escrito de tu autoria: 
Escrito:
Por fin había llegado. Después de siete -agotadoras y densas- horas había llegado a Londres, su ciudad natal, donde no había estado desde su adolescencia. La única razón por la que había vuelto fue por una llamada desesperada y eufórica de su hermana, Hannah. Desde el otro lado de la línea, ella había notado a su hermana muy feliz, impaciente y demasiado insistente por decirle y pedirle a la joven adulta, que viaje a Londres. Ella simplemente no podía decirle que no a su hermana y ahora se encuentra allí, en las afueras del aeropuerto esperando ver a algún taxi pasar para poder llegar al anhelado hotel donde tiene la posibilidad de descansar por el agotador viaje. Estaba acostumbrada a viajar, su oficio requiere mucho de eso. Es mas, le encanta viajar. Pero nunca tuvo un viaje tan abrumador como había sido este ultimo.
A lo lejos pudo visualizar un taxi libre y, sin dudarlo, le hizo una señal para que se detuviera. Una vez dentro del taxi y de haberle dicho a el conductor la dirección en donde debe llevarla, toma su móvil y lo prende, ya que lo había apagado durante el vuelo. Su móvil comienza a sonar al momento en que lo prende y al tener cinco llamadas perdidas de Hannah y, también, un mensaje de texto de ella que dice: ¿Dónde estas? Te estoy esperando y espero que en verdad estés viajando hacia Londres. Sin duda el motivo por el que vino a Londres es un asunto urgente que ya la esta asustando y preocupando. Desde que Beth tenia memoria, Hannah jamás estuvo tan desesperada en verla. Son hermanas, pero nunca tuvieron una relación común de hermanas, siempre se peleaban por tonterías y nunca fueron tan afectuosas entre ellas. Tal vez, ahora seria igual.
Después de unos minutos, su móvil comienza a sonar -nuevamente- y Beth contesta sin mirar quien es la persona que quiere comunicarse con ella.

—  ¿Hola? – Contesta con curiosidad al no saber quien es.
—  ¡Era hora de que contestes! Espero que ya estés en Londres, porque hay mucho que hacer y tu ya deberías estar aquí. – Por el tono de voz y la histeria que contiene, ella sabe que detrás de la línea hay una irritable e inquietante, Hannah.
—  Tranquilízate Hannah. Dejare mis equipaje en el hotel y después iré a verte. –  Responde calmada y trata de tranquilizar a su hermana mayor, pero sus intenciones son en vano.
—  ¡No puedes pedirme que me tranquilice en un momento como este! ¡Tu no sabes la situación por la cual estoy pasando y... – Beth separa el móvil de su oído queriendo impedir escuchar los gritos de Hannah.

Los gritos, provenientes de la línea telefónica, inunda el interior del taxi haciendo que el conductor mire por el espejo retrovisor a Beth y el estruendoso móvil que sostiene en la mano. Ella solo se limita a sonreír tratando de ocultar sus mejillas levemente coloradas. Odia tener que pasar situaciones como esta, según ella: De extrema vergüenza e incomodidad.
Notando que el ruido proveniente del móvil comienza a detenerse, lo acerca nuevamente a su oído.

—  ¿Beth? ¿Estás ahí? ¡Bethany! – Escucha a Hannah que ya se a dado cuenta de la ausencia de Beth en la conversación.
—  ¡Aquí estoy! – Se puede imaginar que Hannah se habrá sobresaltado por el desesperante grito de Beth, que ya se encuentra un poco nerviosa ante los reproches de Hannah. – ¡No me llames Bethany! ¡Odio que me llamen así y tu lo sabes! Estoy llegando al hotel y cuando menos lo esperes me tendrás frente a tus ojos y a tu disposición. ¿Bien? Adiós. – Y sin mas, decide terminar con esa llamada.

Sin duda, su relación como hermanas no a cambiado y seguro no cambiara. Las peleas y los gritos son naturales entre ellas, pero en el fondo ellas deciden que sea así.
El taxi se detiene y el conductor le informa a Beth que a llegado a el hotel correspondiente. Una vez de haberle pagado al taxista, ella se adentra a el hotel con su valija y dispuesta a descansar en su habitación, al menos unos minutos antes de tener que reunirse con su hermana.

—  Hola, buenos días. ¿En que puedo ayudarla? – La recepcionista la atiende amablemente y con una sonrisa.
—  Hola, buenos días para ti también. Soy Beth White y hace un día había echo una reserva para una habitación en el cuarto piso. – Dice Beth tratando de ser amable y ocultando el mal humor que tiene en este momento.
—  Si, ya lo tengo. Habitación 73, tercer piso y sección A. – La recepcionista le entrega la llave junto a un folleto y un botón se acerca a Beth ayudándola con su equipaje.
—  Muchas Gracias. – Sin pensarlo dos veces se encamina hacia el ascensor, junto al joven.

Después de llegar a la habitación asignada y darle la propina a el joven por su amabilidad, cierra la puerta y vuelve a mirar la habitación. Lo primero que se puede admirar es la gran sala de paredes blancas con unos detalles en rojo; Un juego de sillones color beige y negro; Una pequeña, pero hermosa, mesita color blanco en el medio de estos y un hermoso y gran ventanal, con cortinas de seda, al frente de la puerta de entrada.
Beth deja su equipaje en la sala y se dirige hacia la puerta que da camino a la habitación. Al entrar, observa que es amplia y muy ornamentada, tiene una cama inmensa en el medio, un televisor de plasma posicionado en la pared color blanca y un closet ancho y con un sinnúmero de gavetas. Al acercarse puede ver que todo esta ordenado y en su sitio. Lo único que falta es ordenar su ropa en el closet y todo estaría perfecto.
Sin siquiera pensarlo, se tira en medio de la cama en un salto un poco alocado y hundiéndose en las suaves sabanas.


******


Se había quedado totalmente dormida. En este momento Hannah debe estar odiándome, piensa. Al haber observado el horario en su móvil y darse cuenta que era tarde; se levanto lo mas rápido que pudo, tomo su bolso y ni siquiera se molesto en mirarse al espejo. Llegaba tarde, eso era seguro.
Y en este momento, ahí se encuentra. En la puerta del apartamento de su hermana y esperando a que alguien le abriera la puerta. Nunca creyó que debía estar a la disposición de su hermana, pero prefiere aparentar que así es antes de tener otra pelea absurda con ella.
No tardo mucho en abrir un joven adulto el cual ella conocía como su cuñado, Liam Payne. El único hombre que siempre estuvo dispuesto a soportar a su hermana, según ella.

—  Hey, ¿Cómo estas Beth? – La saluda Liam, sonriendo y dándole una señal para que pase.
—  Hola Liam. Aunque, en este momento me veas con los pelos medio alborotados, puedo decir que me encuentro bien. – Responde Beth en un modo bromista. – ¿Y tu? ¿Sigues soportando a Hannah? – Pregunta Beth, sin dejar de bromear.

Liam se ríe, pero de inmediato se pone serio y mira por arriba del hombro de Beth. Ella nota algo extraño en Liam y como de pronto dejo de reír. Sin dudarlo, da la media vuelta curiosa por saber a que o quien el esta observando detrás de ella. La señorita Hannah se encuentra parada en frente de los dos y por su cara puede asegurarse que a escuchado la pequeña conversación.

—  ¡Hola hermana! Te extrañe demasiado, ¿Hace cuanto no nos vemos? Hace bastante. Debemos ponernos al día con nuestros temas. ¿Sabes que el día esta soleado? Muy lindo para no gritar. – Beth abraza a Hannah, pero esta no le corresponde el abrazo, y no para de hablar tratando de salvarse de los reproches que seguro, próximamente, Hannah le diría.
—  No me hagas sacarte de la lista, ¿Bien?. Primero, llegas tarde. Segundo, vienes a visitarme y hablas mal de mi con mi prometido. Y tercero...
—  ¡Espera, espera! – Beth alza las manos e interrumpe a Hannah. – ¿Acabas de decir prometido? – La confusión se hace visible en el rostro de Beth y Hannah se para al lado de Liam haciendo notable una inmensa felicidad.
—  ¡Nos vamos a casar! – Hannah da un pequeño salto de la emoción y Liam mantiene una amplia sonrisa en su rostro.

A Beth no parece emocionarle mucho la idea. No tiene nada en contra de ellos y su relación. Pero lo a que a ella mas le disgusta son las bodas y conociendo a Hannah, sabe que esta boda será de lo mas grande.

—  ¡Sabia que lo harías, siempre lo haces! ¿Al menos, no puedes tratar de disimular que por lo menos estas feliz por nosotros? – Hannah pregunta molesta y enfadada por la reacción sin emociones de Beth.
—  Escucha Hannah, sabes que odio las bodas. Tu siempre soñaste con vestir de blanco, tener una gran fiesta y ser la gran anfitriona de esta. Pero a mi me disgustan demasiado. – Beth trata de explicar, tranquilamente, la razón de su reacción.
—  ¿Qué es lo que te molesta de una boda? – Hannah empieza a subir el tono de voz.
—  ¡El simple echo de tener que demostrarle a todo el mundo lo mucho que amas a tu pareja, cuando lo mas importante es que tu pareja debe saber cuanto lo amas! – Beth, también, sube el tono de su voz, dando lugar a una pelea cotidiana entre ellas.
—  ¡No! ¿Sabes lo que te molesta? ¡Es que nunca tienes una pareja para llevar a una boda y siempre ves a todo el mundo enamorado, mientras tu te encuentras sola! – Hannah levanta las manos y grita mostrando lo molesta y furiosa que esta.
—  ¿Ah sí? ¡Pues tu no sabes nada! ¡La verdad es que jamás pensé que alguien podría casarse contigo, te lo digo porque eres una egoísta y...

La pelea había empezado. Las dos se encontraban peleando y gritando en medio de la entrada del departamento, mientras Liam se encontraba como espectador de ese caos. El las conocía y sabia que lo mejor era no meterse, o saldría el metido en problemas. Lo único que quedaba era esperar a que las dos pararan con los gritos y empezaran a hablar con civilización.
Al final de haber pasado cinco minutos y ellas seguían peleando, Liam decide meterse en la discusión para tratar de calmarlas, diciendo:

—  Chicas, ¿Por que no se calman? Tendríamos que celebrar y , además, debemos recibir a Beth que hace tiempo no la vemos. ¿Qué di...
—  ¡No te metas! – Gritan las dos al unísono, interrumpiendo a Liam que se sobresalta al escucharlas. El sabia que no seria una buena idea.
—  Pero, yo solo...
—  ¡No! – Las hermanas White vuelven a gritar juntas e interrumpen a Liam, nuevamente.
— Como decía. – Hannah comenzó a hablar mas tranquilamente. – ¿De que hablábamos?
— No lo recuerdo muy bien... – Dice Beth confundida al no poder recordar. – Todo por tu culpa. – Apunta a Liam con la mirada.
— Estaban hablando sobre la boda, pero antes de que comiencen a pelear, debemos celebrar. ¿Bien? Uno no se casa todos los días. – Dice Liam aliviado de que la pelea haya terminado.

Las dos se miran y suspiran sabiendo que Liam tiene razón. Se sientan en la sala y comienzan a hablar sobre la boda y la proposición. Beth pudo resistir a la tentación de hacer comentarios indebidos en contra de la próxima boda, pero no pudo evitar hacer algunas de sus peculiares bromas sobre eso. A pesar de no ser fanática de las fiestas, ella esta dispuesta a ayudar. En el fondo, lo hará por su hermana que aunque resulte tener una personalidad un poco dura, ella quiere a Hannah y tratara de llevarse mejor con ella.

— Ya tenemos listas algunas cosas, como el fotógrafo que será Logan Lerman y es muy bueno. Estuve viendo algunas revistas de vestidos y pensado en modelos. – Dice Hannah emocionada. – Nos queda mucho por hacer, pero con ayuda tuya y de las chicas me servirá para tener todo listo para la boda. – Añade.
— ¡Vaya! ya empezaron con los preparativos ¿Eh? – Pregunta Beth.
— ¡Obvio que si! Ya llame a las chicas para que nos reunamos en un restaurante de aquí cerca y voy a decirles que me casare. — Responde emocionada y le entrega un pequeño papel con la dirección del lugar de encuentro.
— Entonces... ¿Debería sentirme alagada de ser una de las primeras a la cual le has dicho que vas a casarte? – Dice Beth mientras se levanta en busca de su bolso para irse.
— Deberías. – Afirma Hannah. – ¿Te vas? ¿A donde? – Hannah mira extrañada a Beth por ni siquiera haberse despedido.
— Si. Voy a traerte una pequeña sorpresa a la cual no puedes rechazar. – Hannah abre la boca dispuesta a saber que es, pero antes de que pueda decir algo Beth desaparece. – ¡Nos vemos!

Beth se había acordado de una banda a la cual había escuchado tocar en un evento hace un par de días. ¿Por que no pedirle que toquen en la boda de su hermana mayor? Lo único que espera es que Ashton, el baterista y voz del grupo, acepte que toquen en la boda porque en verdad son muy buenos para su gusto.
Revisa en los contactos de su móvil mientras camina hacia el ascensor. Estoy segura que tengo su número, piensa. Después de haberlo encontrado lo llama.

— ¿Hola, Ashton? – Pregunta mientras entra al ascensor.


******


Beth había hablado con Ashton y había quedado en encontrarse en un Starbrucks que se encontraba por la zona y allí se encuentra. Sentada en una mesa, al lado de la ventana y con vista al afuera. Lo único que en este momento quiere es que la noche se acerque pronto y poder descansar. Extraña el trabajo, estar viajando de un lado a otro, hablar con personas de distintos lugares del mundo y que no la conocen. Hablar distinto tipos de idiomas a menudo y visitar distintos lugares exóticos y maravillosos. Sacude la cabeza ligeramente tratando de sacar esos pensamientos de su mente. Esta en sus vacaciones y ella pensando en el trabajo, es absurdo y a la vez lógico.
Mira por la puerta y ve que entra un joven que claramente es Ashton. El la ve y ella lo saluda desde lejos mientras el se acerca hacia la mesa, el la saluda amigable y sonriente:

— Hola soy Ashton. Tu debes ser Bethany White, ¿Verdad?
— Hola Ashton. Si, soy yo. Dime Beth. — Responde Beth sonriendo y dándole una señal para que tome asiento en frente a ella.
— Bueno, entonces cuéntame para que me citaste. – Tal vez, pudo haberlo notado un poco ansioso por saber para que ella lo llamo.
— Bien. Mi hermana se esta por casar y la verdad es que mucho no me agrada, pero si voy a estar allí quiero escuchar buena música y es por eso que te llame. ¿Quieres tocar en la boda de mi hermana? – La suplica se refleja en los ojos de Beth al temor de que el no acepte tocar en la boda.
— ¿Es enserio? – Pregunta curioso y Beth asiente. – ¡Pues claro que me encantaría! Gracias por ofrecérmelo. – Los dos sonríen, pero mucho mas Beth a sabiendas que a logrado su cometido. – La verdad es que nunca eh tocado en una boda y seria una experiencia diferente hacerlo.
— ¡Eso es genial! – Exclama Beth. – Por un momento pensé que dirías que no. – Suspira de alivio. – Ahora mismo debemos irnos, o sino Hannah, mi hermana, me matara. – Beth se para de su asiento al igual que Ashton.
— ¿Quieres que te lleve? Yo traje mi auto. – Ofrece el amablemente.
— Eso seria grandioso. – Responde Beth con una sonrisa. – Tú también debes venir, tengo que presentarte ante los anfitriones de la boda y veras a las damas de honor. – Añade – ¡Oh por dios! ¡Yo también seré una! – Exclama sobresaltada y asustada ante la idea de que todos la vean entrando en una iglesia y vestida como dama de honor.

Ashton se ríe ante la expresión de Beth que solo se da cuenta de todas las cosas que deberá hacer para la boda. Una de ellas es tener que entra en la iglesia, con las demás chicas, y tratar de sonreír sin sentirse nerviosa. Aunque a ella le gusta tener la atención, no le agrada para nada si tiene que estar en esa situación.
Los dos se suben a el auto y Ashton comienza a conducir. Beth le da la dirección del lugar para que sepa a donde ir. Mientras viajan, tienen una pequeña conversación acerca de la boda.

— ¿Cómo se llama la novia? Es tu hermana ¿Cierto? – Pregunta Ashton mientras mantiene la vista hacia el frente.
— Se llama Hannah White; es mi hermana mayor. – Responde Beth mirando hacia la ventana del copiloto y Ashton se sorprende ante su respuesta.
— ¿Conoces a Katt Horan? Ella estará ahí ¿Verdad? – Beth se sorprende de que el sepa sobre Katt.
— Claro que la conozco ¿Y tu? ¿Cómo sabes que ella estará allí? – La confusión y la sorpresa se refleja en su rostro, al igual que en de el.
— Si, la conozco. Un amigo, Logan, me dijo hace unos días que trabajara en una boda y que se había enterado que Katt es conocida de la novia, Hannah White; tu hermana. Por lo tanto ella estará allí  y ahora me entero que tu me estas contratando para tocar en esa misma boda. – Dice sorprendido y, a la vez, con calma.
— ¡Vaya! – Exclama Beth. – A veces, el mundo puede resultar ser tan pequeño que da miedo. – Añade haciendo que los dos rían. – ¿Pero de donde conoces a Katt? – Pregunta curiosa.
— Hace tiempo la conocí en uno de sus restaurantes. Yo simplemente fui a comer algo y ella estaba atendiendo. – Cuando termina de hablar se queda callado, como si estuviera pensando en lo que acaba de decir. – Ya llegamos.

Se detienen y salen de el auto para adentrarse en el restaurante. Cuando entran, Beth le dice a el camarero que es invitada de la señorita Hannah White y los acompaña hasta la mesa en donde están los prometidos y sus damas de honor riendo y charlando. Beth anuncia su llegada interrumpiéndolos y presentando a Ashton:

— Hannah, él es Ashton es amigo de Logan y bueno él está en una banda muy popular y acepto tocar en tú boda – dice Beth – y creo que es amigo de Katt por lo que me ha contado – Beth sonríe y toma asiento a un lado de Hannah, mientras saluda a los demás.

Beth siempre a sido muy observadora y no pudo evitar ver que Ashton no deja de observar a Katt. Ella sabe que entre ellos dos algo esta ocurriendo y no lo hará pasar desapercibido, tarde o temprano hablaría con Katt.
Al pasar algunas horas en las que solo hablo una emocionada Hannah, llego la hora de irse. Definitivamente fue un día muy largo y todos debían descansar y procesar la idea de que habrá una próxima boda. No es de su agrado tener que hablar sobre flores, vestidos o invitaciones. Realmente ella no sabe como hará para poder sobrevivir sin dar algún reproche cuando tenga estas charlas con Hannah y sus amigas.

— Bueno, de verdad que esta noche me trajo demasiadas sorpresas. – Dice Katt levantándose de su asiento. – Pero tengo que irme, le hablare a Niall para que pase a recogerme y...
— Yo te llevo – Es interrumpida por Ashton que se acaba de ofrecer para llevarla.
— ¡Es muy considerado de tu parte! ¿No, Katt? Imagino que no le dirás que no, ademas tu casa queda a camino de donde Ashton vive. ¿No? – Dice Beth entrometiéndose.
— Claro, queda muy cerca. – Ashton asiente tratando de seguir a Beth en su mentira.
— ¿Tu sabes donde vivo? – Pregunta Katt confundida.
— Por supuesto, yo misma le dije la dirección para que pueda encontrarse contigo y arreglar la lista de canciones que Hannah y Liam quieren que toquen en la boda. – Sin duda Beth pretende salirse con la suya. – Yo lo haría, pero estaré muy ocupada.

Beth sonríe al saber que a logrado justo lo que quería y trata que la mirada que Katt le dirige a ella no la intimide. Beth ni siquiera sabia la dirección de Katt y tampoco se lo había dicho a Ashton, pero ya es tarde porque ya se han ido juntos.

— ¿Como te atreves? ¡Yo no iba a decirle a Katt que se ocupe de la música... – Dice enojada Hannah, pero es interrumpida.
— Cálmate, fue solo una buena intención. Ademas tienes otras dos damas de honor ¿Recuerdas? – Beth le sonríe tratando de que Hannah no se enoje. – Es muy tarde, también debo irme y tengo muchas cosas que hacer. Nos vemos mañana en la mañana. – Se despide de los novios. – ¿Vienes? – Dice refiriéndose a Chloe.
— ¿Yo? – Chloe se apunta a si misma con el dedo indice y extrañada ya que ella y Beth no se conocen.
— Si, no creo que quieras irte con ellos dos y sentirte como la tercera de mas. – Ella solo trata de ser amable. – A veces son muy acaramelados, lo se. – Añade tomando su bolso.
— Oh, solo lo dices porque estas celosa. – Hannah toma de la mano a Liam y se acerca hacia el.
— Bien, vamos. – Chloe se para de su asiento para irse junto a Beth.
— Si claro, estoy muy, muy, muy celosa. ¡Nos vemos mañana! – Dice Beth a lo lejos mientras se marcha y haciendo que todas las miradas se claven en ella y Hannah.

Cuando salen afuera las dos se toman un taxi. Ella no conoce a Chloe y tampoco sabia que era amiga de su hermana. Cree que tal vez, esta es una oportunidad para hacer una nueva amiga en Londres.

— Así que.. eres amiga de Hannah. – Dice mientras Chloe asiente. – ¿Desde cuando? – Añade preguntando.
— Hace un tiempo, tampoco sabia que eras su hermana. – Puede notar un poco de timidez en ella. Tal vez porque no la conoce. – Es muy buena conmigo.
— ¡Vaya! no sabia que la palabra buena existiera en el diccionario de Hannah. – Bromea. – ¿Sabes que? No tengo nada que hacer ahora, solo quería irme de allí. ¿Quieres hacer algo? Digo, si no tienes algo que hacer. – Dice queriendo ser amigable con Chloe.
— Esta bien, no tengo nada que hacer. – Chloe responde sonriendo.
— Perfecto, ¿A donde vamos? – Pregunta emocionada.[/font]
[/color]
Δ Roles: La hija del director y el capitán del equipo de fútbol, sus padres son amigos.


Harry Potter :
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por xxJanice1D&JBxx el Sáb 08 Mar 2014, 7:54 pm

Supra.Ninja escribió:

Justin & Jessica
[size=9.090909004211426][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][/size]

Δ Nombre: Jessica Smith
Δ Chico: Justin Bieber.
Δ Representantes: Justin Bieber | Nina Dobrev
Δ Escrito de tu autoria: 
Live in darkness:
*Capitulo 004*
[size=16.363636016845703]El sol se ocultaba entre las nubes, el viento londinense chocaba contra su rostro, dándole sensaciones de frío por donde anteriormente habían caído sus lágrimas. ¿Por qué se fueron? ¿Por qué los abandonaron?[/size]
 
[size=16.363636016845703]Andres Harries, uno de los mejores empresarios de Londres, su padre.[/size]
 
[size=16.363636016845703]Cuando sus hijos eran pequeños, el se vio obligado a hacer un viaje de negocios al extranjero. Como estaba en juego su trabajo, acepto. El peor error de su vida.[/size]
 
[size=16.363636016845703]---------------------------------------------------------------------------------------------------------[/size]
 
[size=16.363636016845703]-Ya es hora. Jack, Finn, prometan que van a cuidar a su mama y a sus hermanas.[/size]
 
[size=16.363636016845703]-Lo prometemos, papi- dijeron los gemelos al unísono.[/size]
 
[size=16.363636016845703]Se despidió de sus hijos con un fuerte abrazo y un beso sus frentes, y de su esposa con un beso en la comisura del labio. Camino hacia la reja que separaba el terreno de su casa de la vereda pero antes de llegar a esta sintió que la pequeña Jess se colgaba de su pierna.[/size]
 
[size=16.363636016845703]-Te amo, papi. Por favor, cuídate.[/size]
 
[size=16.363636016845703]-Yo también te amo princesa, mucho, mucho.[/size]
 
[size=16.363636016845703]-¿Hasta el cielo?- pregunto su hija con los ojitos brillosos.[/size]
 
[size=16.363636016845703]-Hasta el cielo y mucho más. [/size]
 
[size=16.363636016845703]Lentamente se deshicieron del afectuoso abrazo. Ella con dolor, a sus cortos 10 años tenía el presentimiento de que algo iba a pasar, y no era muy linda la sensación.[/size]
 
[size=16.363636016845703](…)[/size]
 
[size=16.363636016845703]Su madre había entrado a la habitación de las pequeñas, quienes yacían jugando con unos muñecos regalados a cada una para el día del niño. Camino hacía el ropero blanco y saco de este dos vestidos y dos pares de zapatitos negros.[/size]
 
[size=16.363636016845703]Samantha camino hacia ellas con los ojos llorosos. No tenia pena de que la vieran así, ya que la noticia le había afectado para preocuparse por eso. Le quiero la ropa a Jess y le cambio por la que había elegido anteriormente, luego repitió la acción con Emma.[/size]
 
[size=16.363636016845703]-¿Qué pasa mami?- pregunto la hermana mayos inocentemente. Ella no supo que responderle, y claro. ¿Cómo le explicas a unas niñas de nueve y diez años que su padre había muerto ahogado en el mar?, para Sam era realmente difícil. Soltó lentamente a la menor y susurro.[/size]
 
[size=16.363636016845703]-No puedo decírtelo ahora, bebe.[/size]
 
[size=16.363636016845703]La familia Harries llego a un lugar desconocido por lo hermanos, pero supusieron que era una iglesia, por todas las cruces y santos en las paredes. Todos con sus trajes, en los cuales predominaba el negro, sus caras tristes, ojos con lágrimas ¿Qué esta pasando?[/size]
 
[size=16.363636016845703]Grandes cajas del tamaño de una persona adulta yacían abiertas. La pequeña camino hacia ahí, y lo vio, su padre. Muerto. [/size]
 
[size=16.363636016845703]Las lágrimas caían sobre su pequeño rostro quedando en la blusa negra de su madre, de quien estaba abrazada.[/size]
 
[size=16.363636016845703]-Tranquila, bebé, ahora esta en un mejor lugar.[/size]
 
[size=16.363636016845703]---------------------------------------------------------------------------------------------------------[/size]
 
[size=16.363636016845703]Y quien diría que esa persona que estuvo para limpiar cada lágrima, esa adorable persona se convertiría en todo lo contrario, una alcohólica y drogadicta.[/size]
 
[size=16.363636016845703]Esta sola. Su madre se había ido hace 3 años atrás a Massachusetts con su nuevo novio, los gemelos entraron a la universidad para olvidarse un poco de todo lo vivido, y con suerte se ven los fines de semanas, Emma, la pequeña y dulce Emma, con tan solo quince años abandono a Jessi, todavía recuerda la carta que le dejo esa pequeña personita.[/size]
 
[size=16.363636016845703]---------------------------------------------------------------------------------------------------------[/size]
 
[size=16.363636016845703]Otra jornada escolar había terminado, ahora Jess estaba volviendo a su casa para ayudar a su pequeña hermana en las tareas, tanto las escolares como las de la casa. Luego de la partida de su padre, los cambios drásticos e in entendibles de su madre, y la ausencia de los gemelos, se habían echo mas unidas, dándose fuerza mutuamente.[/size]
 
[size=16.363636016845703]Llego a su casa, cerró la puerta y subió a la habitación de su hermana. Abrió lentamente y sus ojos se llenaron de lágrimas. Avanzo hacia la cama aquella imagen la destrozaba. Su pequeña hermana, la razón por la que ya no tenia marcas, tanto en las muñecas como en otras partes del cuerpo, muerta. O mejor dicho, suicidada. Su tez ya no era bronceada, si no pálida, sus ojos ya no tenían ese brillo característico y sus labios morados. Una jeringa clavada en una de las venas de sus brazos, pastillas para dormir esparcidas a su costado y una nota, la cual no dudo en agarrar.[/size]
 
[size=16.363636016845703]Jessi,[/size]
 
[size=16.363636016845703]  Perdóname por esto, pero en serio, ya no soportaba mas esta m'erda. Nunca te lo dije, pero en el colegio sufrí bullying por no tener a mis padres con migo, con nosotros ¿sabes como me sentía al escuchar esas burlas todos los días? Voy a reunirme con papá, vamos vamos a cuidar desde aquí, a ti y a los gemelos. Los amo y espero que me perdonen, aunque sea tarde.[/size]
 
[size=16.363636016845703]Emma xx[/size]
 
[size=16.363636016845703]---------------------------------------------------------------------------------------------------------[/size]


[size=16.363636016845703]Completamente sola.[/size]
Δ Roles: LA hija del director y el capitan del equipo de futbol americano {Sus padres son amigos}
Ficha Aceptada
Lo siento me gustó mucho tu capítulo pero me fijé que tenía algunas faltas de ortografía. Se que cualquiera se puede equivocar pero igual tendrías que haberlo revisado. Gracias por audicionar adios.


Última edición por xxJanice1D&JBxx el Sáb 08 Mar 2014, 8:02 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por xxJanice1D&JBxx el Sáb 08 Mar 2014, 7:58 pm

Brisa. escribió:

Nathan & Kath.
[size=9.090909004211426][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][/size]

Δ Nombre: Katherine Joselyn Jenner.
Δ Chico: Nathaniel Dean Coulson.
Δ Representantes: Nathaniel Buzolic & Nina dobrev.
Δ Escrito de tu autoria: 
Escrito:
Por fin había llegado. Después de siete -agotadoras y densas- horas había llegado a Londres, su ciudad natal, donde no había estado desde su adolescencia. La única razón por la que había vuelto fue por una llamada desesperada y eufórica de su hermana, Hannah. Desde el otro lado de la línea, ella había notado a su hermana muy feliz, impaciente y demasiado insistente por decirle y pedirle a la joven adulta, que viaje a Londres. Ella simplemente no podía decirle que no a su hermana y ahora se encuentra allí, en las afueras del aeropuerto esperando ver a algún taxi pasar para poder llegar al anhelado hotel donde tiene la posibilidad de descansar por el agotador viaje. Estaba acostumbrada a viajar, su oficio requiere mucho de eso. Es mas, le encanta viajar. Pero nunca tuvo un viaje tan abrumador como había sido este ultimo.
A lo lejos pudo visualizar un taxi libre y, sin dudarlo, le hizo una señal para que se detuviera. Una vez dentro del taxi y de haberle dicho a el conductor la dirección en donde debe llevarla, toma su móvil y lo prende, ya que lo había apagado durante el vuelo. Su móvil comienza a sonar al momento en que lo prende y al tener cinco llamadas perdidas de Hannah y, también, un mensaje de texto de ella que dice: ¿Dónde estas? Te estoy esperando y espero que en verdad estés viajando hacia Londres. Sin duda el motivo por el que vino a Londres es un asunto urgente que ya la esta asustando y preocupando. Desde que Beth tenia memoria, Hannah jamás estuvo tan desesperada en verla. Son hermanas, pero nunca tuvieron una relación común de hermanas, siempre se peleaban por tonterías y nunca fueron tan afectuosas entre ellas. Tal vez, ahora seria igual.
Después de unos minutos, su móvil comienza a sonar -nuevamente- y Beth contesta sin mirar quien es la persona que quiere comunicarse con ella.

—  ¿Hola? – Contesta con curiosidad al no saber quien es.
—  ¡Era hora de que contestes! Espero que ya estés en Londres, porque hay mucho que hacer y tu ya deberías estar aquí. – Por el tono de voz y la histeria que contiene, ella sabe que detrás de la línea hay una irritable e inquietante, Hannah.
—  Tranquilízate Hannah. Dejare mis equipaje en el hotel y después iré a verte. –  Responde calmada y trata de tranquilizar a su hermana mayor, pero sus intenciones son en vano.
—  ¡No puedes pedirme que me tranquilice en un momento como este! ¡Tu no sabes la situación por la cual estoy pasando y... – Beth separa el móvil de su oído queriendo impedir escuchar los gritos de Hannah.

Los gritos, provenientes de la línea telefónica, inunda el interior del taxi haciendo que el conductor mire por el espejo retrovisor a Beth y el estruendoso móvil que sostiene en la mano. Ella solo se limita a sonreír tratando de ocultar sus mejillas levemente coloradas. Odia tener que pasar situaciones como esta, según ella: De extrema vergüenza e incomodidad.
Notando que el ruido proveniente del móvil comienza a detenerse, lo acerca nuevamente a su oído.

—  ¿Beth? ¿Estás ahí? ¡Bethany! – Escucha a Hannah que ya se a dado cuenta de la ausencia de Beth en la conversación.
—  ¡Aquí estoy! – Se puede imaginar que Hannah se habrá sobresaltado por el desesperante grito de Beth, que ya se encuentra un poco nerviosa ante los reproches de Hannah. – ¡No me llames Bethany! ¡Odio que me llamen así y tu lo sabes! Estoy llegando al hotel y cuando menos lo esperes me tendrás frente a tus ojos y a tu disposición. ¿Bien? Adiós. – Y sin mas, decide terminar con esa llamada.

Sin duda, su relación como hermanas no a cambiado y seguro no cambiara. Las peleas y los gritos son naturales entre ellas, pero en el fondo ellas deciden que sea así.
El taxi se detiene y el conductor le informa a Beth que a llegado a el hotel correspondiente. Una vez de haberle pagado al taxista, ella se adentra a el hotel con su valija y dispuesta a descansar en su habitación, al menos unos minutos antes de tener que reunirse con su hermana.

—  Hola, buenos días. ¿En que puedo ayudarla? – La recepcionista la atiende amablemente y con una sonrisa.
—  Hola, buenos días para ti también. Soy Beth White y hace un día había echo una reserva para una habitación en el cuarto piso. – Dice Beth tratando de ser amable y ocultando el mal humor que tiene en este momento.
—  Si, ya lo tengo. Habitación 73, tercer piso y sección A. – La recepcionista le entrega la llave junto a un folleto y un botón se acerca a Beth ayudándola con su equipaje.
—  Muchas Gracias. – Sin pensarlo dos veces se encamina hacia el ascensor, junto al joven.

Después de llegar a la habitación asignada y darle la propina a el joven por su amabilidad, cierra la puerta y vuelve a mirar la habitación. Lo primero que se puede admirar es la gran sala de paredes blancas con unos detalles en rojo; Un juego de sillones color beige y negro; Una pequeña, pero hermosa, mesita color blanco en el medio de estos y un hermoso y gran ventanal, con cortinas de seda, al frente de la puerta de entrada.
Beth deja su equipaje en la sala y se dirige hacia la puerta que da camino a la habitación. Al entrar, observa que es amplia y muy ornamentada, tiene una cama inmensa en el medio, un televisor de plasma posicionado en la pared color blanca y un closet ancho y con un sinnúmero de gavetas. Al acercarse puede ver que todo esta ordenado y en su sitio. Lo único que falta es ordenar su ropa en el closet y todo estaría perfecto.
Sin siquiera pensarlo, se tira en medio de la cama en un salto un poco alocado y hundiéndose en las suaves sabanas.



******



Se había quedado totalmente dormida. En este momento Hannah debe estar odiándome, piensa. Al haber observado el horario en su móvil y darse cuenta que era tarde; se levanto lo mas rápido que pudo, tomo su bolso y ni siquiera se molesto en mirarse al espejo. Llegaba tarde, eso era seguro.
Y en este momento, ahí se encuentra. En la puerta del apartamento de su hermana y esperando a que alguien le abriera la puerta. Nunca creyó que debía estar a la disposición de su hermana, pero prefiere aparentar que así es antes de tener otra pelea absurda con ella.
No tardo mucho en abrir un joven adulto el cual ella conocía como su cuñado, Liam Payne. El único hombre que siempre estuvo dispuesto a soportar a su hermana, según ella.

—  Hey, ¿Cómo estas Beth? – La saluda Liam, sonriendo y dándole una señal para que pase.
—  Hola Liam. Aunque, en este momento me veas con los pelos medio alborotados, puedo decir que me encuentro bien. – Responde Beth en un modo bromista. – ¿Y tu? ¿Sigues soportando a Hannah? – Pregunta Beth, sin dejar de bromear.

Liam se ríe, pero de inmediato se pone serio y mira por arriba del hombro de Beth. Ella nota algo extraño en Liam y como de pronto dejo de reír. Sin dudarlo, da la media vuelta curiosa por saber a que o quien el esta observando detrás de ella. La señorita Hannah se encuentra parada en frente de los dos y por su cara puede asegurarse que a escuchado la pequeña conversación.

—  ¡Hola hermana! Te extrañe demasiado, ¿Hace cuanto no nos vemos? Hace bastante. Debemos ponernos al día con nuestros temas. ¿Sabes que el día esta soleado? Muy lindo para no gritar. – Beth abraza a Hannah, pero esta no le corresponde el abrazo, y no para de hablar tratando de salvarse de los reproches que seguro, próximamente, Hannah le diría.
—  No me hagas sacarte de la lista, ¿Bien?. Primero, llegas tarde. Segundo, vienes a visitarme y hablas mal de mi con mi prometido. Y tercero...
—  ¡Espera, espera! – Beth alza las manos e interrumpe a Hannah. – ¿Acabas de decir prometido? – La confusión se hace visible en el rostro de Beth y Hannah se para al lado de Liam haciendo notable una inmensa felicidad.
—  ¡Nos vamos a casar! – Hannah da un pequeño salto de la emoción y Liam mantiene una amplia sonrisa en su rostro.

A Beth no parece emocionarle mucho la idea. No tiene nada en contra de ellos y su relación. Pero lo a que a ella mas le disgusta son las bodas y conociendo a Hannah, sabe que esta boda será de lo mas grande.

—  ¡Sabia que lo harías, siempre lo haces! ¿Al menos, no puedes tratar de disimular que por lo menos estas feliz por nosotros? – Hannah pregunta molesta y enfadada por la reacción sin emociones de Beth.
—  Escucha Hannah, sabes que odio las bodas. Tu siempre soñaste con vestir de blanco, tener una gran fiesta y ser la gran anfitriona de esta. Pero a mi me disgustan demasiado. – Beth trata de explicar, tranquilamente, la razón de su reacción.
—  ¿Qué es lo que te molesta de una boda? – Hannah empieza a subir el tono de voz.
—  ¡El simple echo de tener que demostrarle a todo el mundo lo mucho que amas a tu pareja, cuando lo mas importante es que tu pareja debe saber cuanto lo amas! – Beth, también, sube el tono de su voz, dando lugar a una pelea cotidiana entre ellas.
—  ¡No! ¿Sabes lo que te molesta? ¡Es que nunca tienes una pareja para llevar a una boda y siempre ves a todo el mundo enamorado, mientras tu te encuentras sola! – Hannah levanta las manos y grita mostrando lo molesta y furiosa que esta.
—  ¿Ah sí? ¡Pues tu no sabes nada! ¡La verdad es que jamás pensé que alguien podría casarse contigo, te lo digo porque eres una egoísta y...

La pelea había empezado. Las dos se encontraban peleando y gritando en medio de la entrada del departamento, mientras Liam se encontraba como espectador de ese caos. El las conocía y sabia que lo mejor era no meterse, o saldría el metido en problemas. Lo único que quedaba era esperar a que las dos pararan con los gritos y empezaran a hablar con civilización.
Al final de haber pasado cinco minutos y ellas seguían peleando, Liam decide meterse en la discusión para tratar de calmarlas, diciendo:

—  Chicas, ¿Por que no se calman? Tendríamos que celebrar y , además, debemos recibir a Beth que hace tiempo no la vemos. ¿Qué di...
—  ¡No te metas! – Gritan las dos al unísono, interrumpiendo a Liam que se sobresalta al escucharlas. El sabia que no seria una buena idea.
—  Pero, yo solo...
—  ¡No! – Las hermanas White vuelven a gritar juntas e interrumpen a Liam, nuevamente.
— Como decía. – Hannah comenzó a hablar mas tranquilamente. – ¿De que hablábamos?
— No lo recuerdo muy bien... – Dice Beth confundida al no poder recordar. – Todo por tu culpa. – Apunta a Liam con la mirada.
— Estaban hablando sobre la boda, pero antes de que comiencen a pelear, debemos celebrar. ¿Bien? Uno no se casa todos los días. – Dice Liam aliviado de que la pelea haya terminado.

Las dos se miran y suspiran sabiendo que Liam tiene razón. Se sientan en la sala y comienzan a hablar sobre la boda y la proposición. Beth pudo resistir a la tentación de hacer comentarios indebidos en contra de la próxima boda, pero no pudo evitar hacer algunas de sus peculiares bromas sobre eso. A pesar de no ser fanática de las fiestas, ella esta dispuesta a ayudar. En el fondo, lo hará por su hermana que aunque resulte tener una personalidad un poco dura, ella quiere a Hannah y tratara de llevarse mejor con ella.

— Ya tenemos listas algunas cosas, como el fotógrafo que será Logan Lerman y es muy bueno. Estuve viendo algunas revistas de vestidos y pensado en modelos. – Dice Hannah emocionada. – Nos queda mucho por hacer, pero con ayuda tuya y de las chicas me servirá para tener todo listo para la boda. – Añade.
— ¡Vaya! ya empezaron con los preparativos ¿Eh? – Pregunta Beth.
— ¡Obvio que si! Ya llame a las chicas para que nos reunamos en un restaurante de aquí cerca y voy a decirles que me casare. — Responde emocionada y le entrega un pequeño papel con la dirección del lugar de encuentro.
— Entonces... ¿Debería sentirme alagada de ser una de las primeras a la cual le has dicho que vas a casarte? – Dice Beth mientras se levanta en busca de su bolso para irse.
— Deberías. – Afirma Hannah. – ¿Te vas? ¿A donde? – Hannah mira extrañada a Beth por ni siquiera haberse despedido.
— Si. Voy a traerte una pequeña sorpresa a la cual no puedes rechazar. – Hannah abre la boca dispuesta a saber que es, pero antes de que pueda decir algo Beth desaparece. – ¡Nos vemos!

Beth se había acordado de una banda a la cual había escuchado tocar en un evento hace un par de días. ¿Por que no pedirle que toquen en la boda de su hermana mayor? Lo único que espera es que Ashton, el baterista y voz del grupo, acepte que toquen en la boda porque en verdad son muy buenos para su gusto.
Revisa en los contactos de su móvil mientras camina hacia el ascensor. Estoy segura que tengo su número, piensa. Después de haberlo encontrado lo llama.

— ¿Hola, Ashton? – Pregunta mientras entra al ascensor.



******



Beth había hablado con Ashton y había quedado en encontrarse en un Starbrucks que se encontraba por la zona y allí se encuentra. Sentada en una mesa, al lado de la ventana y con vista al afuera. Lo único que en este momento quiere es que la noche se acerque pronto y poder descansar. Extraña el trabajo, estar viajando de un lado a otro, hablar con personas de distintos lugares del mundo y que no la conocen. Hablar distinto tipos de idiomas a menudo y visitar distintos lugares exóticos y maravillosos. Sacude la cabeza ligeramente tratando de sacar esos pensamientos de su mente. Esta en sus vacaciones y ella pensando en el trabajo, es absurdo y a la vez lógico.
Mira por la puerta y ve que entra un joven que claramente es Ashton. El la ve y ella lo saluda desde lejos mientras el se acerca hacia la mesa, el la saluda amigable y sonriente:

— Hola soy Ashton. Tu debes ser Bethany White, ¿Verdad?
— Hola Ashton. Si, soy yo. Dime Beth. — Responde Beth sonriendo y dándole una señal para que tome asiento en frente a ella.
— Bueno, entonces cuéntame para que me citaste. – Tal vez, pudo haberlo notado un poco ansioso por saber para que ella lo llamo.
— Bien. Mi hermana se esta por casar y la verdad es que mucho no me agrada, pero si voy a estar allí quiero escuchar buena música y es por eso que te llame. ¿Quieres tocar en la boda de mi hermana? – La suplica se refleja en los ojos de Beth al temor de que el no acepte tocar en la boda.
— ¿Es enserio? – Pregunta curioso y Beth asiente. – ¡Pues claro que me encantaría! Gracias por ofrecérmelo. – Los dos sonríen, pero mucho mas Beth a sabiendas que a logrado su cometido. – La verdad es que nunca eh tocado en una boda y seria una experiencia diferente hacerlo.
— ¡Eso es genial! – Exclama Beth. – Por un momento pensé que dirías que no. – Suspira de alivio. – Ahora mismo debemos irnos, o sino Hannah, mi hermana, me matara. – Beth se para de su asiento al igual que Ashton.
— ¿Quieres que te lleve? Yo traje mi auto. – Ofrece el amablemente.
— Eso seria grandioso. – Responde Beth con una sonrisa. – Tú también debes venir, tengo que presentarte ante los anfitriones de la boda y veras a las damas de honor. – Añade – ¡Oh por dios! ¡Yo también seré una! – Exclama sobresaltada y asustada ante la idea de que todos la vean entrando en una iglesia y vestida como dama de honor.

Ashton se ríe ante la expresión de Beth que solo se da cuenta de todas las cosas que deberá hacer para la boda. Una de ellas es tener que entra en la iglesia, con las demás chicas, y tratar de sonreír sin sentirse nerviosa. Aunque a ella le gusta tener la atención, no le agrada para nada si tiene que estar en esa situación.
Los dos se suben a el auto y Ashton comienza a conducir. Beth le da la dirección del lugar para que sepa a donde ir. Mientras viajan, tienen una pequeña conversación acerca de la boda.

— ¿Cómo se llama la novia? Es tu hermana ¿Cierto? – Pregunta Ashton mientras mantiene la vista hacia el frente.
— Se llama Hannah White; es mi hermana mayor. – Responde Beth mirando hacia la ventana del copiloto y Ashton se sorprende ante su respuesta.
— ¿Conoces a Katt Horan? Ella estará ahí ¿Verdad? – Beth se sorprende de que el sepa sobre Katt.
— Claro que la conozco ¿Y tu? ¿Cómo sabes que ella estará allí? – La confusión y la sorpresa se refleja en su rostro, al igual que en de el.
— Si, la conozco. Un amigo, Logan, me dijo hace unos días que trabajara en una boda y que se había enterado que Katt es conocida de la novia, Hannah White; tu hermana. Por lo tanto ella estará allí  y ahora me entero que tu me estas contratando para tocar en esa misma boda. – Dice sorprendido y, a la vez, con calma.
— ¡Vaya! – Exclama Beth. – A veces, el mundo puede resultar ser tan pequeño que da miedo. – Añade haciendo que los dos rían. – ¿Pero de donde conoces a Katt? – Pregunta curiosa.
— Hace tiempo la conocí en uno de sus restaurantes. Yo simplemente fui a comer algo y ella estaba atendiendo. – Cuando termina de hablar se queda callado, como si estuviera pensando en lo que acaba de decir. – Ya llegamos.

Se detienen y salen de el auto para adentrarse en el restaurante. Cuando entran, Beth le dice a el camarero que es invitada de la señorita Hannah White y los acompaña hasta la mesa en donde están los prometidos y sus damas de honor riendo y charlando. Beth anuncia su llegada interrumpiéndolos y presentando a Ashton:

— Hannah, él es Ashton es amigo de Logan y bueno él está en una banda muy popular y acepto tocar en tú boda – dice Beth – y creo que es amigo de Katt por lo que me ha contado – Beth sonríe y toma asiento a un lado de Hannah, mientras saluda a los demás.

Beth siempre a sido muy observadora y no pudo evitar ver que Ashton no deja de observar a Katt. Ella sabe que entre ellos dos algo esta ocurriendo y no lo hará pasar desapercibido, tarde o temprano hablaría con Katt.
Al pasar algunas horas en las que solo hablo una emocionada Hannah, llego la hora de irse. Definitivamente fue un día muy largo y todos debían descansar y procesar la idea de que habrá una próxima boda. No es de su agrado tener que hablar sobre flores, vestidos o invitaciones. Realmente ella no sabe como hará para poder sobrevivir sin dar algún reproche cuando tenga estas charlas con Hannah y sus amigas.

— Bueno, de verdad que esta noche me trajo demasiadas sorpresas. – Dice Katt levantándose de su asiento. – Pero tengo que irme, le hablare a Niall para que pase a recogerme y...
— Yo te llevo – Es interrumpida por Ashton que se acaba de ofrecer para llevarla.
— ¡Es muy considerado de tu parte! ¿No, Katt? Imagino que no le dirás que no, ademas tu casa queda a camino de donde Ashton vive. ¿No? – Dice Beth entrometiéndose.
— Claro, queda muy cerca. – Ashton asiente tratando de seguir a Beth en su mentira.
— ¿Tu sabes donde vivo? – Pregunta Katt confundida.
— Por supuesto, yo misma le dije la dirección para que pueda encontrarse contigo y arreglar la lista de canciones que Hannah y Liam quieren que toquen en la boda. – Sin duda Beth pretende salirse con la suya. – Yo lo haría, pero estaré muy ocupada.

Beth sonríe al saber que a logrado justo lo que quería y trata que la mirada que Katt le dirige a ella no la intimide. Beth ni siquiera sabia la dirección de Katt y tampoco se lo había dicho a Ashton, pero ya es tarde porque ya se han ido juntos.

— ¿Como te atreves? ¡Yo no iba a decirle a Katt que se ocupe de la música... – Dice enojada Hannah, pero es interrumpida.
— Cálmate, fue solo una buena intención. Ademas tienes otras dos damas de honor ¿Recuerdas? – Beth le sonríe tratando de que Hannah no se enoje. – Es muy tarde, también debo irme y tengo muchas cosas que hacer. Nos vemos mañana en la mañana. – Se despide de los novios. – ¿Vienes? – Dice refiriéndose a Chloe.
— ¿Yo? – Chloe se apunta a si misma con el dedo indice y extrañada ya que ella y Beth no se conocen.
— Si, no creo que quieras irte con ellos dos y sentirte como la tercera de mas. – Ella solo trata de ser amable. – A veces son muy acaramelados, lo se. – Añade tomando su bolso.
— Oh, solo lo dices porque estas celosa. – Hannah toma de la mano a Liam y se acerca hacia el.
— Bien, vamos. – Chloe se para de su asiento para irse junto a Beth.
— Si claro, estoy muy, muy, muy celosa. ¡Nos vemos mañana! – Dice Beth a lo lejos mientras se marcha y haciendo que todas las miradas se claven en ella y Hannah.

Cuando salen afuera las dos se toman un taxi. Ella no conoce a Chloe y tampoco sabia que era amiga de su hermana. Cree que tal vez, esta es una oportunidad para hacer una nueva amiga en Londres.

— Así que.. eres amiga de Hannah. – Dice mientras Chloe asiente. – ¿Desde cuando? – Añade preguntando.
— Hace un tiempo, tampoco sabia que eras su hermana. – Puede notar un poco de timidez en ella. Tal vez porque no la conoce. – Es muy buena conmigo.
— ¡Vaya! no sabia que la palabra buena existiera en el diccionario de Hannah. – Bromea. – ¿Sabes que? No tengo nada que hacer ahora, solo quería irme de allí. ¿Quieres hacer algo? Digo, si no tienes algo que hacer. – Dice queriendo ser amigable con Chloe.
— Esta bien, no tengo nada que hacer. – Chloe responde sonriendo.
— Perfecto, ¿A donde vamos? – Pregunta emocionada.[/font]
[/color]
Δ Roles: La hija del director y el capitán del equipo de fútbol, sus padres son amigos.


Harry Potter :
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[size=10.909090995788574]
Ficha Aceptada
[/size]Me gusto muchísimo tu capítulo y no tienes faltas de ortografía.  Gracias por audicionar y todo eso.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Zoe Weasley. el Sáb 15 Mar 2014, 9:40 pm

Hola, OH DIOS!! Me robaste la mente, me a encanta, me a... em no tengo palabras es genial, siempre con ideas geniales!! audicionare por Zayn

Aqui rules y Harry Potter:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Zoe Weasley. el Sáb 15 Mar 2014, 10:06 pm


Isabelle Herondale
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Δ Nombre: Isabelle Herondale Nott 
Δ Chico: Zayn Malik
Δ Representantes: Zayn Malik y Kaya Scodelario.
Δ Escrito de tu autoria: 
They don't know about us:
Capítulo 006
You hurt me?
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



-¡Ayy, vamos no seas gallina!- dije empezando a imitar a una gallina, lo hacia entre risas porque no podía evitar oír lo ridículo que se escuchaba mi imitación.
 
-No, ¡No podemos escaparnos de casa así como así!- dijo Zooey sonriendo y abordando  mi idea.
 
-Zooey, ¡nos invito Josh ala fiesta!- dije yo, mire a Zooey pensar un poco –vamos será divertido, ¿una fiesta con nuestro mejor amigo?- dije levantando una ceja, josh es nuestro mejor amigo desde la infancia, se hiso famoso, pero no perjudico nuestra amistad.
 
-Okey iremos y escaparemos de casa, eres una mala influencia para mi – dijo ella levantándose- ¿A, que hora?- pregunto ella revisando el teléfono que le devolví.
 
-Alas 9:00- dije yo sonriendo y tirándome en mi cama, entre al baño, me cepille los dientes, me bañe y me vesti y fui a dar una vuelta.
 
(***)
 
Mientras oía la canción de ‘A Punk de Vampire Weekend’ caminando alguien me agarro de la cintura y me jalo, me tapo la boca, juro que me iba a dar un paro cardíaco, le mordí el dedo y este chillo y se llevo el dedo ala boca.
 
-Oye que te pasa- dijo el- ¡NO GRITES POR FAVOR!- Dijo el chico, no le miraba muy bien el rostro, traía un suéter bien encapuchado con el gorro.
 
-¿Por qué no voy a gritar? ¡ERES UN ACOSADOR!- grite- si te quitas el gorro, tal vez… tal vez me tranquilice un poco – dije yo este vacilo un poco antes de quitarse el gorro tenia unos hermosos ojos azules parecía un glacial azul hermoso, al parecer el también se me quedo mirando, pero ¿Qué mierda estoy haciendo?- pensé yo- sacudí la cabeza y mire otra vez su cara.
 
-Ya ya me lo quite- dijo un poco nervioso sin apartar los ojos de los míos, dios esto es incomodo, sentí el calor en mis mejillas, supongo que estaban rojas porque el tipo sonrió y sacudió su cabello.
 
-¿Qué? No me voy a abalanzar sobre ti- dije rodando los ojos- Ahora dime porque me jalaste hasta acá y porque me agarraste de la…- dije yo pero lo pensé dos veces y me volví a sonrojar.
 
-Emmm… vez a esas chicas- dijo señalando a unas chicas gritando y corriendo a todos lados- Son mis fans y están locas, te jale porque si no me hubieran visto- dijo el sonriendo nervioso, yo sonreí al verlas eran millones, tal vez, y estaban locas.
 
-Entonces, ¿Quién eres?- dije yo alzando una ceja, el sonrió negando con la cabeza.
 
-Soy Logan, Logan Lerman- dijo el sonriendo y ofreciendo una mano.
 
-Un gusto Logan que no puede salir sin hacer un alboroto en calle- dije yo tomando su mano- Soy Isabelle Wayland- dije sonriendo, el me dedico una linda sonrisa, que me derretí, literalmente por dentro.
 
-Lindo nombre- dijo el, un cumplido, sonreí mas.
 
-Igual el tuyo – dije, mire nuestras manos que estaba juntas por un buen rato y sentí mis mejillas cambiar al rojo vivo, el miro y se sonrojo también, soltamos las manos, yo haciendo movimientos nerviosos y el disimular mirar la calle llena de chicas, abrió muchos los ojos demasiado se podría decir…
 
-¡Mierda, ven!- dijo agarrándome la mano y empezando a correr, escuche los ensordecedores gritos de su fans y el piso empezar a temblar, solté una gran carcajada y Logan saco su celular y marco a alguien dándole una dirección, fue directo a un restaurante y entramos ahí, nos sentamos en una ventana y inclino mucho su gorra encogiéndose en su asiento, estábamos justo en la ventana, Logan estaba temblando tenia una mano en la mesa y temblaba mucho, me encogí en mi asiento inclinando mi sombrero, repose mi mano encima de la suya y la acaricie con el pulgar el alzo la cabeza para mirarme con los ojos muy abiertos, esos ojos azul glacial y le sonreí levemente, el volteo la mano y la entrelazo con la mía, dando un suspiro y relajando los hombros, me dio un vuelco al corazón, sonreí mas pero todavía sin enseñar mis dientes, esto era raro, dos fans entraron gritando y arruinaron el momento con un grito ensordecedor, yo y Logan nos levantamos inmediatamente y lo voltee a mirar
 
-Bésame- le dije yo.
 
-¿QUE? No, no lo haré por esto – dijo el vacilando…-¡por favor!- ironice yo- has besado a miles de chicas, SI lo harás- dije yo, mire alas chicas que se acercaban y voltee otra vez a mirar a Logan, puse mis manos en su cabello y lo jale a mi besándolo, sus labios eran suaves y rellenitos, no tardo en corresponderlo poniendo sus manos en mi cabello y intensificando el beso mas, me dio un escalofrió de pies a cabeza, me, me… ¡¿ME MORDIÓ EL LABIO?!, las chicas dieron un grito para morir y escuche a alguien caer al piso, escuchamos un claxon sonar y Logan se separo para mirar, había una camioneta negra afuera, agarro mi mano y corrimos al coche, las chicas soltaron un sollozo inmenso y me abrió la puerta trasera subí y el subió rápidamente atrás conmigo, mientras que otras chicas corrían atrás de la camioneta, pero claro, el carro siempre es mas rápido y en el free way las perdimos, voltee a mirarlo y el me dedico una irónica sonrisa, Logan le susurro algo a su guardaespaldas de enfrente que conducía y se devolvió a su asiento, sonrió nerviosamente, llegamos a un Starbucks y nos bajamos a comprar un café… después de tener mi mocca blanco en mis manos logan saco su Celular otra vez.
 
-¿Una foto para Twiter? – pregunto el alzando una ceja, yo rodé los ojos y conteste:
 
-Okey- poniéndome junto a el sonriendo, el alzo el celular, paso una mano por detrás de mi suéter tocando la piel que quedaba desnuda gracias ala maldita camiseta, me dio un escalofrió su mano no estaba helada y beso mi mejilla, la foto estaba lista y yo muy nerviosa y sonrojada, Logan soltó una carcajada.
 
-Saliste hermosa no te preocupes- dijo el y me puse mas roja y saque mi celular, le di mi twiter y me etiqueto, sonreí al ver la foto, hehehe, se miraba muy tierno.
 
(***)
 
 
Estaba eligiendo la ropa para la fiesta, mis padres ni se darían cuenta de que me hubiera ido, siempre igual, este fue unos de los mejores días de mi vida, me cambie de ropa y Salí por la ventana, era de dos pisos la casa, pero tenia una enredadera era perfecto, Zooey me esperaba abajo, riendo, y hay estaba Josh en el carro esperándonos.
 
-Vamos ¡corre! – dije y entramos al carro, solté una gran carcajada.
 
-Hola mi rubio “preferido”- le dije bromeando con Josh.
 
-Ja, Ja, Ja, no me causa gracia- dijo el poniendo en marcha el carro.
 
(***)
 
Al parecer, Zooey y Josh tienen algo, estaban besándose mientras que bailaban, me dieron ganas de vomitar,  mientras que yo tomaba un vodka alguien llego a mi lado… era Logan.
 
-No sabia que eras amiga de Josh- dijo este sentándose a mi lado.
 
-De hecho lo conozco desde que tengo 5 años- le conteste.


-No se como no me conociste soy amigo de infancia de Josh – dijo Logan negando con la cabeza y sonriendo pícaramente.
 
-¿Ya hiciste otro escándalo con la foto que twiteaste?- le dije riendo y tomando un trago.
 
-Tal vez, pero no como el que tu hiciste cuando me besaste- dijo el riendo- ahora todos creen que somos novios- soltó una carcajada y yo me sonroje.
 
-Y tu lo remataste con la foto- dije soltando una carcajada- Ay, ¿Qué vamos a hacer? – dije bromeando.
 
-Ven- dijo el parándose de el sillón- te enseñare algo- tomo mi mano y camino entre la gente, como que esto se le esta haciendo de costumbre.
 
-¿Mas Problemas, Lerman?- dije soltando una risita, este rió sin ganas.
 
-Mas bien, no creo que sean problemas- dijo el saliendo del gran alboroto de la fiesta a un lugar solo, era un patio enorme y se miraban muy bien las estrellas, el se tiro en medio del sácate y hice lo mismo.
 
-Bueno, ¿para que me querías traer?- dije yo mirando el cielo, el volteo y se quedo mirándome, por un buen rato, voltee a mirarlo y los ojos azules no perdían el brillo ni su tonalidad, el me sonrió y yo le devolví la sonrisa.
 
-¿Por qué me miras tanto?- pregunte, Uh mala pregunta- pensé yo- ya sabia la respuesta porque yo también me estoy enamorando, solo sentí sus labios contra los míos, moviéndose suaves y tiernamente y los pequeños mordiscos de un común beso, pero este fue especial y tierno, nos separamos para tomar aire y se levanto.
 
-oficialmente ¿Quieres ser mi novia?- dijo dándome una mano para levantarme yo la agarre y me levante quedando a centímetros de su cara.
 
-No quiero que me lastimes- le susurre en el oído derramando una lagrima, me abrazo por la cintura, de esos abrazos que te hacen sentirte especial, que es mas cómodo que estar acostado en una cama de plumas, miles de veces me han roto el corazón, le tengo miedo al amor.
 
-No te lastimare- dijo el abrazándome.
 
-No te creo- dije derramando otra lagrima, escondiendo mi cara en su hombro.
 
-a veces hay que poner un poco de fe en las cosas y mirar si salen bien – dijo el poniendo una mano en mi cabello – No te lastimare belle.- yo voltee a mirarlo me quede un buen rato mirando esos ojos, me parecían sin fondo, infinitos, el se acerco y espero un rato y se acerco mas y me beso otra vez, sentí un liquido caliente en mi rostro que no salían de mis ojos… Logan también estaba llorando, me separe de el y limpie sus lagrimas con mis dedos pulgares poniendo mis manos a los costados de su rostro.
 
-Si te creo, espero que no me arrepienta – dije, el sonrió y recostó su rostro en mi hombro.
 
-¿Oficialmente?- pregunto riendo.


-Oficialmente- dije abrazándolo mas fuerte.

Princess, but she they are shadowhunters:

Capítulo 001
Codes by Kitty Sykes.
→Alisson Clearwater

Desperté en mi inmensa habitación de el castillo, los primeros rayos de sol entraban por la enorme ventana, me tarde un poco en acostumbrarme ala luz del sol, era un hermoso día con nubes un poco rosadas y sol radiante, me levante de unas patadas alas cobijas que esta enrollada y fui al baño a cambiarme, me lave los diente y… abrí mucho mis ojos  cuando apenas recordé que era mi cumpleaños,-¡Diablos!- masculle entre dientes causando que saliera espuma de mi boca y me ahogara un poco, tosí causando que el espejo se manchara de espuma, me enjuague y limpie la boca y me puse la camiseta roja bruscamente, la chaqueta de cuero y los jeans cojeando para afuera del baño ala puerta de el cuarto, cuando finalmente logre ponerme los jeans abrí la puerta y baje las enormes escaleras tratando de Peinarme con las manos hoy tendría desayuno especial “Pan Francés con Fresas y Tocino”  prácticamente hoy comería muchas cosas con mucha grasa y calorías, mi madre es… algo estricta con lo que como, siempre le pido mas y mi madre me mira como si fuera una loca impertinente,  ya estaba casi en el final de las escaleras cuando casi me topo con alguien esos ojos azules tan abiertos por el susto los reconociera en cualquier lado,  bajo dos escalones para no pisarme, era  Logan, le sonreí tímidamente pasándome un cabello por detrás de la oreja, el sonrió igual y se rasco la cabeza


-Ho… Hola Alisson – dijo sonriendo simpáticamente yo no pare de sonreír.
 
-Hola Logan – le dije mirando los escalones y otra vez mirándolo a los ojos 
 
-Feliz cumpleaños – dijo enseñándome algo que tenia atrás de la espalda, una cajita plateada y me la ofreció yo la tome sonriente y la abrí, aww… era un brazalete y tenia las iniciales de el y la mía
 
-Awwwww… ¡Logan eres un estúpido! -  le dije abrazándolo – Gracias – le susurre al oído el me devolvió el abrazo – cuidado se convierte en Daga Misericordia – dijo el (Dagas que matan demonios, son tan finas que pueden perforar una armadura) 
 
-Tu tienes otro verdad – le dije el se endureció algo pero cuando respondo volvió ala normalidad – No claro que no eso seria muy cursi – dijo separándose de mi y rascándose la cabeza
 
-Claro, Como no – le dije agarrando su mano y quitándole el anillo que tenia nuestras iniciales, el rodo los ojos
 
-Si si tengo una – dijo de mala gana, yo ya me tenia que ir o si no, no me darían mi desayuno.
 
-Bueno Logan me tengo que ir, porque si no no me darán desayuno – le dije bajando, el fue subiendo mientras que volteaba para verme y yo voltee para mirarlo y nuestras mirada otra vez se cruzaron el sonrió y se sonrojo al igual que yo, sentía como mis mejillas cambiaban al rojo fuego y los dos nos apresuramos a llegar a nuestro destino, cuando llegue abajo y fui ala cocina con mi mejor amigo (es gay) el cocinero que una vez le coquetee porque estaba guapo, ¿Porque los gays siempre son guapos?
 
-Holaa Stefan – le salude feliz acercándome a la sartén que esta el pan francés, cuando lo iba a agarrar Stefan me pego con su mano 
 
-¡No! – dijo el un poco enojado.
 
-Tienes que irte al comedor, ahí te llevare tu desayuno dijo sonriéndome
 
-Okey – le dije yéndome con las manos arriba, me senté en una de las miles sillas y vi algo que no reconocí, entrecerré los ojos y reconocí que era “¿Una Carta?”que raro, la agarre, 
 
-¡Como siempre! - dije yo era de mis padres de seguro que se fueron la abrí y decía así:
 
Querida Alisson
Te queremos pedir perdón por no estar en tu cumpleaños pero dile a Stefan que te de tus regalos son dos, uno de tu padre y otro mío, espero que te gusten
 
Te Queremos, Tus Padres.
 
Me desplome en mi silla con la cabeza colgando, siempre es lo mismo, llego Stefan con sus clásicos pantalones doblados porque le quedan largos y su camiseta pegada manga larga, siempre igual pero las camisetas te otro color y otros jeans, traía dos platos y puso uno donde esta sentada, y se sentó con su plato
-Ya se, pero mas tarde te llevare a pasear – dijo el divertido, yo sonreí y empecé a comer y hablamos de tonterías
(***)
-Stefan no quiero entrar – le dije en berrinche, el abrió la puerta del castillo y me tire en el piso el me agarro de una pierna y me arrastro adentro 
 
-Si lo harás Alisson – dijo desafiante yo voltee a verlo y sonreí malévolamente
 
-¿Tu crees?- le dije muy misteriosa, se asusto un poco lo pude ver en su cara, sonreí mas y el me volvió a jalar casi me meta pero me agarre de el marco de la puerta
 
-No Vas a poder – le grite feliz el me jalo y jalo pero no pudo
 
-Okey me rindo – dijo sentándose en el piso
 
-Te dije, ¡NADIE LE DICE QUE HACER A ALISSON CLEARWATER!- Grite victoriosamente con el dedo anular de la derecha en el aire, vi una gota de sangre, era viscosa y casi negra, la pase por mis dedos
 
-¡MIERDA! – Grite asustada y enojada, era sangre de demonio convertí la pulsera en la daga y corrí ala sala con intención de matar al demonio pero solo había dos charcos de sangre y el cadáver de mis padres, sentí como la gravedad se iba, sentí como el silencio lo reemplazaba un doloroso sonido como un chiflado muy fuerte, sentí como el pánico me hundió, sentí como las lagrimas se desbordaban, corrí gritando en sollozo y mi tía me detuvo
 
-¡Alisson! Necesito que reacciones ¡ME ESCUCHAS, ALISSON LÁRGATE DE AQUÍ, VETE! – Me grito ella y me dio una caja enorme pero ¿Por qué no pesaba? Pues claro mi tía era bruja, tienes que irte, al fin Salí de mi trance
 
-¡TEN VETE DE AQUÍ RÁPIDO, ANTES QUE LLEGUE ALGUIEN, TE MATARAN, YO ESTARÉ BIEN, TODOS ESTAREMOS BIEN! ¡PERO TU NO TRATAN DE ESTRANGULAR A LOS CLEARWATER!- Susurro casi gritando se escucho un sonido y mi tía volteo - ¡CORRE ALISSON VE AL PORTAL! ¡YA! – Grito con desesperación, yo desnivelada, casi en estado zombie corrí como alma que lleva el diablo, corrí ala puerta de la cocina y hay estaba mi prima, entra ya yo la destruiré, Recuerda muy claramente, no vuelvas, estas en peligro, no nos busque, iras al instituto de New York – me dijo secándome las lagrimas, pero no servía salían cada vez mas, la abrasé
 
-espero volverlos a ver – le dije y la solté, me seque las lagrimas y me puse seria, no hay tiempo para llorar – pensé yo, transforme me cuchillo en pulsera y acaricie con la punta de los dedos las iniciales
 
-¿Lista? – dijo ella, asentí y me metí, sentí como el portal se destruía a mi espalda, -Adiós – pensé yo y de repente caí en el piso con unas chicas que no conocía, me levante inmediatamente con la daga lista para apuñalar a alguien y mire como unos chicos se ponían alas espaldas de las chicas que no conocía yo y otras cuatro chicas nos dimos la vuelta y quedamos en el centro del circulo(son 8 chicas contándonos a nosotras, hay 3 extras) y nos pusimos en posición de ataque.
 
-Tranquilas – dijo un chico de ojos cafés y cabello café con un tupe para arriba, acercándose a una chica que tenia el cabello lacio, de hecho que se parecía un poco a mi y a el chico, otro chico rubio y dos castaños.. en fin muchos, otro chico con ojos esmeralda y frondosos rizos, que me daban ganas de perderme en ellos, me miro alzando las manos tratando de calmarme
 
-No les vamos a hacer daño – dijo el chico de ojos esmeralda, baje un poco mi cuchillo y me senté en el piso, ya no podía luchar me sentía devastada agarre la caja, pero de lo que no me di cuenta es que me inyectaron algo voltee y era el chico con ojos esmeralda
 
-Morfina – adivine de lo que me inyectaban, el chico asintió y caí a sus brazos, inconsciente.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Pevensie el Sáb 22 Mar 2014, 12:15 am

Escogeré al sensual Malik, ahora te dejo mi ficha Annie

HP:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Pevensie el Sáb 22 Mar 2014, 12:28 am


Samantha Brooks.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Δ Nombre: Samantha Brooks .
Δ Chico: Zayn Malik.
Δ Representantes: Zayn Malik, Lily Collins. La invisible y el malo, ex novios.
Δ Escrito de tu autoria: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] / [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Escrito:
“Heather, no! – Gritó Marie, mi madre, mientras sentía cómo mis manos apretaban el gatillo”
Me desperté luego de una horrible pesadilla. Cada mañana comenzaba con aquella sensación de miedo y angustia que había sentido ese día, el recuerdo siempre volvía y mis ganas de llorar aumentaban. Jamás había querido matarlo, pero había sido un accidente. ¿Quién iba a pensar que una persona podría caminar justo hacia la bala? ¿Por qué debía pasar justo por ahí?
Me levanté de la cama y caminé hacia el tocador. Mi cara, como siempre, pálida y ojerosa. Jamás había tenido color en las mejillas y había nacido prácticamente con bolsas bajo mis ojos. Caminé hacia el baño y me di una larga ducha fría. En mi mente, se repetían los gritos mientras mis sollozos se habían audibles.
“- Asesina, lo has matado – Gritaba mi llorosa madre”
Salí de la ducha, más nerviosa que antes. Era mi primer día en la nueva ciudad, y no sabía cómo me recibiría la gente. ¿Se enterarían alguna vez de que tienen como vecina a una asesina? No, pero yo no era considerada una joven peligrosa ¿o sí?
De repente, escuché una voz que me hizo sonreír. La voz que me había salvado en varias ocasiones y que iluminaba mis mañanas más oscuras.
- Heather, ¿dónde estás? – Escuché como Harry cerraba la puerta y dejaba unas bolsas en el recibidor.
- En el cuarto. – Dije, mientras comenzaba a vestirme. Escuché como la puerta se abría y unos brazos fornidos me abrazaban. Era él, lo sabía. – No te había escuchado salir, pensé que te vería al despertar.
- Lo siento, ángel. Salí a comprar donuts para el desayuno, quería que me acompañaras pero te veías tan linda durmiendo que no quise molestarte. – Depositó un suave beso en mi cuello y me di vuelta, abrazándolo más fuerte. Sus brazos se tensaron al sentir mi desesperado apretón. - ¿Has vuelto a tener otra pesadilla, Heather?
- Sí, pero es siempre la misma. – Comenté, me solté de sus brazos y me dirigí hacia la cocina. Jamás le había contado mis pesadillas, pero él ya sabía cuáles eran mis recuerdos. Harry había estado presente, él había visto todo.
- No me esquives, sabes que debemos hablar de eso. – Sentí sus pasos caminando detrás de mí, me estaba siguiendo y lo sabía pero yo no necesitaba hablar del tema. Yo necesitaba que me haga olvidar todo y me diga que las cosas irían bien. –Sé que no quieres hablar, pero algún día debemos dejarlo ir.
- No puedo dejarlo ir, Harry. Soy prófuga de la justicia y eso no lo olvidará la policía. Si me encuentran, iré presa y tú lo sabes. Así que no me pidas que me olvide de mi problema porque no pasará. Y lo sabes. – Sabía que no debía gritarle ni ponerme nerviosa, pero me molestaba mucho que siempre me dijera que debía olvidarlo. ¿Cómo puedo olvidar algo de lo que me arrepiento? ¿Cómo puedo olvidar su sonrisa, antes de morir? ¿Cómo puedo olvidar los gritos desgarradores de mi madre? ¿Cómo puedo olvidarme de haber asesinado a mi hermano? – Para ti, todo es fácil. Steve no era tu hermano, era el mío y jamás podré olvidarme de él.
- No era mi hermano, pero lo quería como tal. – Estaba provocando su ira, y lo sabía. Agarró mis muñecas y me empujó contra la pared. Esto iba a terminar mal, podía presentirlo. - ¿Crees que no me arrepiento de haberte dado ese arma? La culpa es tanto tuya como mía, y no puedes cambiarlo. Algún día debes dejarlo ir, aunque sea doloroso.
- Tú me diste el arma, pero yo apreté el gatillo. Es mi culpa, mi problema. – Comenté mientras luchaba por soltarme, me estaba empezando a cansar de estas discusiones matinales. – Ahora suéltame, ya me estoy cansando.
- No te soltaré hasta que entiendas, y lo harás por las buenas o por las malas. Tú elijes, ángel – Dijo mientras me colocaba un mechón de pelo detrás de la oreja.
- Tú debes entender que es difícil y siempre lo será. Tú no sabes lo que es escuchar a tus padres gritándote “basura”, ya no me reconocen como su hija. Ahora sólo soy una fulana que mató a su hijo, sólo eso.
- Ángel, no llores. - Me estrechó entre sus brazos, donde me sentía protegida. Harry era la única persona que me hacía sentir segura con sólo abrazarme. Comencé a sollozar mientras escuchaba su voz diciéndome que todo estaría bien.
- Gracias – Comenté mientras me secaba las lágrimas y me separaba de la seguridad de sus brazos. Antes de irme, agarró mi brazo y me di vuelta para encontrarme con sus dulces labios sobre los míos. - ¿Prometes que todo estará bien?
- Te lo prometo, ángel. – Volvimos a juntar nuestros labios, haciendo que el momento sea agradable y re confortable.
                                         ___________________________________________
Ángel, cada vez que me llamaba así mi corazón se aceleraba. Era un apodo que me había puesto en la secundaria, cuando nos conocimos. Ese día había sido mágico, había sentido la chispa desde el primer momento en que lo había visto. Era mi mejor amigo y nada cambiara eso, ni mis sentimientos.
                                       _____________________________________

Debía conseguir trabajo, pero prefería esperar a que la tormenta cesara. Me miré al espejo por última vez, y salí. Harry me esperaba sentado en el sillón blanco del living, mientras miraba su reloj. Caminé hacia su lado y me senté.
- Hoy, conocerás a unos amigos. – Me miró a los ojos y agarró mi mano, dándome seguridad.
- No estoy muy segura de esto, Harry. – Le dije mientras comenzábamos a pararnos. Él quería que tuviera nuevos amigos, pero yo no estaba segura de compartir el mismo deseo.
- Tranquila, les caerás bien. – Depositó un pequeño y dulce beso en la comisura derecha de mis labios, él confiaba en mí y yo confiaba en él.


Última edición por Holly. el Sáb 22 Mar 2014, 7:13 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Sáb 22 Mar 2014, 8:31 am

Después acepto fichas, tengo que salir :D
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Sáb 22 Mar 2014, 3:29 pm

Voy a audicionar en una ene cé lo cual es raro *nótese mi sarcasmo* y te dejaría un gif de Potter pero mi Tumblr anda para la mierda hoy y mi enternet se puso gay de la nada, so, *inserte gif de Harry Potter aquí*
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Invitado el Sáb 22 Mar 2014, 4:00 pm



Lizzie Adams

Δ Nombre: Elizabeth Adams
Δ Chico: Finn Harries
Δ Representantes: Kendall Jenner y Finn Harries
Δ Escrito de tu autoria:
shot sin nombre:

Esta historia relata la vida de un chico de ciudad.
Su nombre era Ismel, un chico de nacionalidad británica y raíces extranjeras. Su madre, Stefania, había decidido que el nombre de su primer hijo sería el de su abuelo, sin pensar en las consecuencias que eso traería en la vida de ese niño.
Todo empezó normal, con los típicos cumplidos de "Que bebé más hermoso" y "De grande será un chico muy apuesto". Lo típico. Pero un comentario de una prima lejana desconcertó a su madre: "Que nombre más extraño tiene, ¿no?". Allí fue cuando comenzó la cosa.
Los niños "inocentes" se metían con el pequeño Ismel por su acento heredado de su madre y su nombre. "¿Qué haces aquí? ¡Regresa a tu planeta, alien!" "Miren, allí va el chico extraño" "Me dijeron que si me acercaba a él su idiotez se me contagiaría y comenzaría a hablar como lo hace él". A medida que pasaba el tiempo, los insultos se hacían peores, pero lo único que él podía hacer era soportarlo hasta que terminó la primaria.
Cuando comenzó la secundaria en otra escuela se encontró con que el mundo lo ignoraba. "¿Ismel? ¿Quién es él? No lo conozco". Ya a nadie le importaba si tenía ascendencia extranjera o si su nombre era extraño. Directamente, a nadie le importaba él.
Él odiaba estar solo, odiaba que a nadie le importara si le pasara algo, odiaba ser una persona invisible ante los ojos de los demás, pero lo que más odiaba era que nadie pudiera entenderlo. De hecho, nadie intentaba, y eso era lo que más le irritaba. ¿Qué tenía de malo? ¿Qué hizo él para ser marginado de esa manera? No es que él no pudiera hablar con nadie, es sólo que nadie le prestaba atención cuando lo hacía, y por eso dejó de hacerlo.
Este hecho lo volvió un marginado social, pero no es como si él odiara totalmente su posición. Pensándolo objetivamente, podría ser un golpe de suerte terminar así. Puedes escuchar conversaciones, mirar eventos en primera fila, husmear secretos y no preocuparse con que alguien lo descubra. Y él, al darse cuenta de eso, lo utilizó a su favor.
"Extorsiones. Chantajes. Información. ¿Quieres acabar con tu enemigo? ¿Asegurarte que nunca vuelva a meter un dedo en tu vida? Ve con Isa. Él puede lograrlo."
En el fondo de un pasillo al que no llegaba la luz del sol, en una esquina donde el moho se acumuló y donde podían verse manchas de sangre sin limpiar, allí es donde está Isa. El mejor informador en toda la escuela. Si podías pagar la suma, incluso podrías gobernar la escuela con tan solo un poco de información proveniente de la boca del chico de cabello negro.
Ismel se había ganado la vida con el trabajo de informante; aunque ese trabajo le haya hecho desarrollar una mentalidad algo retorcida, pero valía la pena. Bajo el seudónimo de Isa podía ser quien moviera los hilos detrás de todo el ámbito escolar. Profesores, alumnos, empleados, inclusive el director, todos danzando en la palma de su mano y todo por el simple hecho de que él había visto o escuchado algo que no debía. Todo fue perfecto hasta que terminó la escuela.
No sabía qué hacer ahora que había terminado la graduación. Todos seguían festejando el fin de su estadía en la escuela, al menos los que eran como él y no planeaban ir a la universidad, pero no tenía ganas de unírseles. Solo estaba allí, en una esquina, mirando a todos sonreír y hablar entre ellos, y él también sonreía, porque no los odiaba y la felicidad de ellos era la suya, de una manera retorcida y tal vez hasta masoquista, pero al fin y al cabo era feliz. El solo pensar que ellos alguna vez no sabían de su existencia y ahora casi dependían de él lo alegraba.
—Disculpe —un hombre de mediana edad vestido de negro se dirigió a él manteniendo su distancia, acompañado de un hombre más joven que parecía estar alerta, con una mano en su bolsillo, dispuesto a sacar lo que sea que tuviera en ella, esperando el momento exacto.
—¿Qué pasa, abuelos? —respondió Ismel con una sonrisa despreciable en el rostro, la misma que utilizaron sus compañeros contra él en algún momento.
—¿Es usted Isa? —el hombre sacó un papel arrugado con varias letras en él y una firma al final, donde se veía claramente el nombre Isa y unos garabatos.
—Ooh, así que soy famoso —mantuvo su sonrisa mientras ladeaba la cabeza entrecerrando los ojos, en una postura egocéntrica que podría irritar a los sujetos, el cuál es su objetivo.
—Por favor, venga con nosotros —el hombre miró a su compañero, asintió y al parecer, esa era la señal que esperaba. El joven sacó un arma blanca de su bolsillo, lo posible para ser comparada con una navaja, y con ésta amenazó a Ismel, con el claro mensaje de "no tienes otra opción".
Pero Ismel no se inmutó.
—Oye —dijo el hombre—, muévete, ¿qué no viste el arma?, ¿eres ciego o qué?
—Lo siento, abuelo, pero no planeo ir a ningún lado —Ismel dejó de recostarse en la pared para pararse frente a los hombres, guardando cierta distancia.
—Chico… —el joven amagó con acercarse y, al ver que Ismel no se inmutaba de ello, atacó.
Ismel había aprendido que al ser informante, no muchos estarían satisfechos por el trabajo, por lo que practicó artes marciales para estos casos, y estaba seguro de que podría vencer al muchacho aún si éste tenía un arma blanca. Pero no hizo nada. Se quedó absorto mirando por sobre el hombro del anciano. Esa fue la primera vez que la vio.

En efecto, terminó con una puñalada a un costado del abdomen. Por suerte no fue nada grave, pero terminó hospitalizado un tiempo y se sentía terriblemente avergonzado por eso, aunque lo superó rápidamente al pasar de los días, en tal vez una semana, máximo. Lo que sí, se sentía desconcertado. ¿Por qué no pudo evitar el ataque? Se había quedado paralizado viendo a otro lado, a una chica. Esa chica. ¿Quién era? No recordaba del todo su cara, lo único que podía recordar con exactitud era su broche en forma de mariposa que adornaba su hermoso cabello castaño.
En fin, los hombres, luego de llevarlo a una camioneta donde pararon el sangrado y le vendaron, lo trasladaron a un gran edificio que alguna vez fue un hotel. Allí se encontraba uno de los jefes de la venta clandestina que se hacía en Londres en esa época. El hijo de su hermano había tratado con Isa y quería que él fuera su informante, un trato que aceptó.
Ahora pasaron casi 7 años de ese acontecimiento. Ismel, ahora conocido como Isaya por distintas razones, se convirtió en el mayor informante de toda Londres y alrededores. No había nada que él no supiera, y todo el mundo sabía eso. Una de las reglas al llegar a la ciudad era “no meterse con Isaya si no es estrictamente necesario”. Él era conocido como el número uno en la lista de personas de las que no había que hacerse enemigo, y no le desagradaba esa idea. Lo malo de eso, era que ese puesto era solitario. Pero a él no le importaba, después de todo, ¿a quién necesitaría él? ¿Por qué pasaría tiempo con alguien? Toda su vida estuvo solo, y eso no tendría por qué cambiar ahora.
Abrió el celular y entró al grupo de chat en el que se encontraba. Lo había utilizado como pasatiempo en algún momento, y aunque cambiaba rápido de intereses, ahora se volvió a interesar y pensó que volver a hablar con completos extraños sería divertido hasta que el cliente que tenía que ver ahora llegara de una buena vez al café.
“-- Has entrado a la sala --
Magenta: Miren quién volvió, hace tiempo que no te pasabas por aquí, Moon.
Ganstah: Pasó tiempo Moon, ¿tan ocupado como para no pasarte de vez en cuándo?
Tú (Moon): Lo siento, ¿me perdí de algo?
Ganstah: No mucho, pero Magenta se mudó a Londres hace poco.
Tú (Moon): ¿Volviste?
Magenta: Sí, al final logré librarme de mis deudas con mi hermano y volví. Nada ha cambiado.
Ganstah: Oye Moon, ¿qué tú no vivías en Londres?
Tú (Moon): Oh sí, quién sabe, tal vez nos encontremos.
Magenta: Lo dudo.”

Ismel tomó de su vaso de café mientras revisaba la hora. El cliente estaba llegando ya casi 40 minutos tarde y no lo esperaría por mucho más. Tenía mejores negocios que hacer y podría descartar este, pero decidió que lo esperaría unos 10 minutos más y luego se largaría, después de todo, el escuchar a las chicas chillar en la mesa de al lado ya le ponía de los nervios, aunque era divertido escucharlas hablar de otras personas a sus espaldas.
Las miró de reojo mientras le daba otro sorbo a su café. Eran cuatro chicas de su edad, de las cuales tres estaban siendo unas perras totales con sus chismes, y su apariencia no ayudaba mucho. La cuarta parecía normal, simplemente tomaba de su café mientras revisaba su celular, ajena a las otras.
Su celular vibró.
“Magenta: Tal vez me vuelva a ir.
Ganstah: ¿Por?
Magenta: No soporto a la gente de aquí
Tú (Moon): Acabas de llegar, ¿ya te quieres ir?
Magenta: Si estuvieras al lado de estas chicas querrías que comprara un boleto de avión extra para acompañarme.”

Volvió a tomar un sorbo de su café y miró la hora nuevamente. No habían pasado ni dos minutos. En serio, no volvería a hacer negocios con ese hombre nunca más, y las chicas seguían cotilleando cosas casi inentendibles por sus risas chillonas lo que le daba menos ganas de trabajar.
Dejó el café en la mesa y revisó su celular.
“Magenta: ¿Creen que la policía me deje libre si les explico que maté a estas chicas por insoportables?
Ganstah: Probablemente no.
Magenta: Me voy a cortar con una galleta, lo juro.
Tú (Moon): Tranquila, puedes seguir adelante, ahora suelta esa galleta, mójala en leche y cómetela, campeona.”

La chica de la mesa de al lado, la normal y para nada chillona, comenzó a reírse mientras las demás hablaban. La miró por el rabillo del ojo mientras ella escribía algo en su celular y pronto recibió una respuesta.
“Magenta: Es lindo porque no tengo galletas.
Tú (Moon): ¿Tienes agua cerca?”
La chica miró a su alrededor y negó como para sí misma, luego bajó la mirada a su celular y volvió a escribir.
“Magenta: No, ¿por?”

Ismel sonrió y escribió en su celular antes de cerrarlo y salir del local con un café a medio terminar, mirando una última vez por sobre su hombro a aquella mesa y a la chica mirando con el seño fruncido su celular.
“Tú (Moon): Por nada, por cierto, lindo broche.
-- Has salido de la sala --”.


Como el code estaba dañado lo arreglé, pero lo quité los creditos, espero que no importe  :-w-: Y no se si el escrito que puse se ve del todo bien, si es así perdón pero tampoco puedo hacer maravillas, jé.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bet in school lN.Cl AUDICIONES ABIERTAS

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.