O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 1:14 pm por Jones.

» Heroes (Expedientes)
Hoy a las 1:05 pm por Jones.

» death path
Hoy a las 1:00 pm por hypatia.

» fallen angels [muro]
Hoy a las 12:36 pm por Andy Belmar.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 9:59 am por Butterfly199225

» I write sins not tragedies
Hoy a las 9:49 am por Andy Belmar.

» Me, myself and I.
Hoy a las 9:36 am por CNCOwner.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 8:56 am por Andy Belmar.

» Distant stars come in black or red | PVT
Hoy a las 8:48 am por blackstairs

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Blue Water High|N.C|

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Niall's Little Princess. el Mar 11 Mar 2014, 4:25 pm

AAAY ME RE ENCANTÓ EL CAP, te dejaría un coment más largo y lindo pero debo arreglar unas cosas para el cole mañana -.- mierda jajaja
En fin, Osea obvio que Juli era mejor que Barbara, se notaba a distancia -.- me enoje con barbara x seer mala con Juli -.- jum mala jajaja xD
Ay re bueno Jack, cuando leí me acordé de un compa mio q se llama igual jaja uuuuy Zaynchuuu<3 me encanta cuando los chicos, osea te miran, te das cuenta, te siguen mirando como si nada, asi me pasa con el chico q me gusta ;) jajaja espero el prox cap ansiosa
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/princess_smurf99

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por MariaStylesHoran el Miér 12 Mar 2014, 4:37 am

Jajajaja, es que Bárbara hizo muy mal en meterse con Juli. A mi también me encanta cuando pasa eso  jgdigs.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Sunny Bunny el Miér 12 Mar 2014, 3:41 pm

Mala Barbara ¬¬
So...  Jacko, Jacko de mi corazón... Te amo...
Jullie es tan tierna :3
Te dejaré este comentario ligeramente más corto de lo normal. Pues estoy con las manos vendadas y eso. El capítulo ya lo tengo listo, solo estoy arreglando unos detalles mínimos. Probablemente hoy más en la noche lo subo, o mañana, la verdad no lo sé.
Solo para informarles, mi capítulo va a estar en una especie de Flash Back, para que entiendan como es que mi personaje llegó hasta Solar Blue y todo eso.
Gracias por preocuparse por lo de mis manos y todo. Ya han mejorado algo, ya que ya no tengo ganas de cortarme las manos y eso.
Muy pronto les subiré el capítulo
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Invitado el Jue 13 Mar 2014, 8:18 am

Mariii me gusto,ameee el capítulo.Bárbara tenía que comersela un tiburon -_-.
Awww Jack :love: :love: un detallaso lo de la tabla,aunque su relación no durará tanto.
*Party Up* Jilly,Jilly baba me encanta que éste en la nove . Espero ansiosa el capitulo de Sunny :love:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Sunny Bunny el Lun 17 Mar 2014, 6:05 pm

[size=13.333333969116211]¡Felicidades! Esta mierda no funciona; y menos con migo tan enojada como estoy. Me importa una mierda todo esto. Estoy harta del código que no funciona para una mierda. Así que ya valió mierda todo mi jodido esfuerzo para mi capítulo. Si alguien puede ayudarme con el jodido capítulo, o subirlo por mí, por favor; informe.
Capítulo 002. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[/size]


Última edición por Sunny Bunny el Lun 17 Mar 2014, 6:13 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Sunny Bunny el Lun 17 Mar 2014, 6:08 pm

¡No sé lo que le pasa al jodido código!
Perdón por no tener una buena calidad en el puto capítulo, pero estoy malditamente enojada porque no sé que mierdas sucede con el puto código que se deforma como no tienen ni una puta idea.
Perdón mis malditas y jodidas malas y putas palabras, pero estoy más enojada que la fregada.
En un libro nunca se escribe Flash Back, así que no lo puse.
Estoy enojada, hasta luego; tal vez.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Sunny Bunny el Lun 17 Mar 2014, 6:10 pm

Bah. Eliminaré el jodido capítulo de mierda. No lo subiré hasta que esta mierda esté arreglada.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por MariaStylesHoran el Mar 18 Mar 2014, 8:55 am

Tranquila, cita mi capitulo y cogeló de ahí, la verdad es que a mi también se me defoó pero eso fue cosa de mi ordenador y lo arreglé. Espero que entonces te sorva.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Sunny Bunny el Mar 18 Mar 2014, 3:37 pm

Gracias por tu ayuda; Lee KyHun
Capitulo 002. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



+Harry Styles & Sunny Wuotpler.



[size=14.44444465637207] [/size][size=13.333333969116211]Suspiro aliviada. Esa mujer que se hace llamar mi madre al fin ha cerrado su irritante hoyo bucal, lo que significa que ya no me seguirá reprochando por lo mala hija que soy. Tampoco es mi culpa. No es mi culpa que ella y Mark, mi padre, no hayan tenido la paciencia y la precaución de utilizar condón en el momento de su asqueroso encuentro. Sé que la gente de ahora está necesitada, pero esos eran tiempos casi remotos, y dudo que no hayan tenido la conciencia suficiente como para que, al menos; mi madre hubiera tomado anticonceptivos. La muy maldita no ha dejado de reprochar mi existencia desde mis ocho años. Pero tampoco es como si me importara. En mi familia ya no hay dolor, ni sufrimiento. Todavía no logro entender cómo es que no he huido de esta maldita casa. Odio a toda mi familia, eso está más que claro. Solamente se empeñan en hacerme la vida más difícil de lo que ya es, y vaya que lo han estado logrando. Literalmente yo me hago cargo de todos mis gastos, trabajo como camarera en Papa Billi’s, o al menos; trabajaba. He sido ayudante de salvavidas. He trabajado en peluquerías como corte especial de fleco. He trabajado hasta en un acilo ayudando con sus necesidades a los ancianos, aunque, debo de admitir que, he hecho que se vuelvan adolescentes nuevamente. Nunca he tenido las mejores calificaciones y lo admito; pero nunca he reprobado ni una sola materia. He sido el mando de la familia durante tres años. He sido hasta arrestada por cosas que ni siquiera me han dicho, pero eso no me quita tiempo para mi pación; surfear. No logro entender cómo es que Charlotte, mi madre, odia el mar, y todo lo relacionado con él. Pero esa es una buena explicación sobre el porque me odia. Literalmente soy parte de las y los normales en la preparatoria, pero si me hacen algo que yo no quiera; Dios los proteja. Nunca he sido la típica chica linda que es amable con todo el mundo y cree que todo es de color rosa y esas cosas, pero reconozco que nunca he sido la típica chica matona que siempre se mete con todos y cree que todos la obedecerán. Nunca he sido una chica antisocial; pero no trato de hacerme amiga de todo el mundo. Tal vez nunca he sido la hija perfecta con la que Charlotte y Mark siempre han soñado, pero; ¿cómo diablos voy a ser la hija perfecta con el muy mal ejemplo que me dan? Exacto; no se puede.[/size]

Me muerdo con fuerza el labio; tal y como lo hago cuando estoy nerviosa, pero esta vez se debía a la furia que tenía contenida en mi cuerpo. Charlotte creía que siempre conseguiría lo que ella quisiese, pero conmigo estaba muy equivocada. Al menos no quedé embarazada con apenas dieciséis años de edad. Ella decía que yo solo era una carga miserable en su vida, pero ella, muy en el fondo, sabía qué, si se deshacía de mí; toda la fortuna de Mark sería retirada de las manos de ellos, y que sería totalmente mía. Probablemente como cualquier otro adolescente; habría huido e hubiera dicho que me habían echado de casa. Pero, por otra parte; reconozco que todavía no he madurado lo suficiente como para independizarme completamente.
Siento que mis labios se vuelven cada vez más húmedos, y los siento salados. Me todo el labio inferior con el dedo índice y veo algo rojo; maldita sangre. Era lo único que me faltaba. Ahora creería que era una adolescente problemática que solamente busca peleas, cuando solo busco vivir.
Apoyo mis dos manos en la colcha, y las oprimo para que me sirvan de impulso y así poder pararme. Piso el frío suelo, pero en este mismo momento no me importa estar descalza. Mi piel se eriza y me doy cuenta de que la temperatura de mi cuarto está muy baja; maldito pero sagrado invierno. Me duele la cabeza y mi garganta me arde; jamás debí de haberme acostado con el cabello húmedo. Mi voz está rasposa, tengo unas ojeras asquerosamente oscuras, mi nariz está roja, mi cabello está enmarañado y enredado. Mi piel se encuentra de un tono más pálido de lo normal. Si mi cabello era rubio, ahora no lo es; solo es una horrible telaraña pálida. Nunca había experimentado un look y estado físico tan fatal, y eso no ayudaba en absolutamente nada. Desde hace tres días no he ido a la preparatoria por el estúpido hecho de estar enferma. Puede que muchas personas crean que cuando faltas por más de un día al colegio por una enfermedad puede ser lo mejor del mundo, pero cuándo ya estás sano y los maestros se paran frente a ti; debes de realizar todas las tareas, trabajos y ejercicios que han dejado en todos los días que has faltado en uno solo. Y eso para mí; era completamente cruel e irritante.
Camino por la gruesa alfombra de lana color crema que hay en mi habitación, y me quedo contemplando cuales son las transformaciones que le he hecho con el paso de los años. Cuando yo tenía aun doce años y medio, odiaba el color rosa chillón que había en mi habitación y empecé a trabajar en un camión de comida Asiática. Desde ese entonces me había fascinado la cocina occidental, y fue genial haber obtenido la oportunidad de trabajar ahí. No tenía un puesto exacto ahí. Algunos días cocinaba, otros armaba los platos, otros cobraba y pedía las ordenes, e inclusive; había algunos en los cuales solo me dedicaba a charlar con la gente y hacer amigos, lo cual ayudaba de alguna extraña manera a Lee KyHun, el hombre sur coreano que me dio la oportunidad de mi vida. Tenía una paga de cincuenta euros por semana, lo cual ya era mucho, pero Lee me decía que yo merecía eso y más. Lee y su esposa, Choi SooYoung, me habían catalogado como una integrante más de su hermosa familia. A veces me llevaban a viajes que ellos mismos planeaban con una anticipación increíble. Otras veces lloraba porque Charlotte no me dejaba acompañarlos. El día de mi cumpleaños número catorce, me llevaron a conocer tres de mis cuatro países favoritos; Corea del Sur, China y Japón. Todavía no entiendo todo lo que tuvieron que hacer para que mi madre me dejase ir, pero eso estaba muy bien, más que bien. Ellos me habían enseñado a ser más independiente de lo que era, y se los agradezco. Hace dos años que ellos se fueron a su país, pero nunca he perdido el contacto con ellos. Charlotte ya se había acostumbrado a no verme por la casa, y cuando yo empecé a quedarme, ella estaba literalmente muriendo por una insolación o algo por el estilo. Con mi dinero ahorrado, había logrado remodelar poco a poco toda mi habitación, quitando mis mulecas, mis dibujos, mi cama tamaño infantil, mi araña verde chillón, el papel tapiz de ositos y todas esas cosas de mi infancia, hasta hacerla con el estilo de la playa, y un toque del Universo entero. Camino diez pasos más a mi izquierda, pasando por mi closet y la puerta del armario, hasta llegar a mi baño. Era muy lujoso, debía de aceptarlo. Mi cosa favorita de él era el sillón en forma de galleta oreo que estaba en el centro. Siempre me acostaba en el cuándo de verdad estaba desesperada, lo cual era dos veces al día. Me dirijo al doble lavabo de mármol y enciendo la llave del lado derecho, por alguna razón, mi lado favorito. El agua está fría pero es lo que necesito. Agarro un poco de agua entre mis dos manos y me la aviento a la cara. Está muy, muy, muy fría. Me siento más despierta y asumo que es la hora de darme un buen baño, hoy iría a la escuela, sea como sea.
Cierro la llave de acero inoxidable y me vuelvo hacía el este para salir del baño. Camino en línea recta hasta quedar frente a mi armario. Busco mi ropa interior; bragas y un sujetador blanco con un  poco de encaje, fin. Agarro mi bata de baño absorbente en color blanco y cierro la puerta de los estantes.
Hago el mismo recorrido para entrar de vuelta al baño. Enciendo la calefacción porque hasta el baño está frío. No es necesario que encienda la luz porque se cuela entre las ventanas. Camino hasta la ducha y abro la puerta de cristal que es lo único que la protege. Cuelgo mi ropa interior y mi bata en un cuerno de mármol para que no se moje y enciendo la ducha grande, que está justamente en medio. Gracias a su forma, el agua cae como lluvia por todo mi cuerpo, así que no tengo que moverme para alcanzar el chorro. Agarro mi shampoo favorito; fresas con crema, y me lo esparzo en todo el cuero cabelludo. Cojo con mi mano derecha mi espuma corporal con aroma neutro y, en cinco minutos, estoy extrañamente reluciente.
Seco mi cuerpo con una toalla que  siempre dejo fuera de la ducha y me coloco la ropa interior. Con la misma toalla seco un poco mi pelo. Agacho mi cabeza y detrás de ella expando la toalla y la coloco de una forma que cubre todo mi cabello, la enrollo hasta que está firme y la hago para atrás. Alzo la cabeza y ahora mi cabello se secará muy rápidamente. Salgo de la ducha, y me siento en el sofá del baño. Mis pies siguen un poco húmedos así que no puedo tocar el suelo de la madera, y opto por subirlos a la parte más baja del sillón. Cuento mentalmente. Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, cien segundos pasan y puedo sentirme completamente seca. La calefacción me deshidrata y siento que mi frente suda. Qué asco. Estos últimos años me he vuelto tan asquerosamente higiénica que la gente se asusta en cuanto me ve. Que se vayan al carajo. Me levanto del cómodo sillón, y (literalmente) corro como si mi vida dependiera de ello hasta mi armario. En la escuela tenemos un uniforme, el cual consta de; una falda que con trabajo y me cubre los glúteos cuando me siento. Y una camisa de botones que deja a la vista demasiada piel. Cojo mi ropa y me la pongo. Saco unas calcetas blancas y me las coloco en tiempo récord. Intento elegir qué zapatos llevar. Nunca he tenido la mejor estatura del mundo, así que no me queda más remedio que ponerme unos tacos con plataforma que, en tiempos prácticamente remotos, me hacían romperme dos o más uñas al día intentando frenar mis caídas. Me coloco una sudadera que es un poco pegada al cuerpo para no ir tan primaveral, y mi atuendo está más que listo. Mi cabello ahora está completamente seco, así que agarro mi cepillo favorito con forma de rodillo y me peino. Me miro en el no muy grande espejo de mi tocador, y con mucho cuidado aplico un poco de rubor en mi rostro, seguido de un poco de brillo labial rosa mate y un poco de rímel. Estoy lista para ir a la escuela.
Me apresuro a tomar mi pequeño bolso que solo incluye lo siguiente; veinticinco euros. Mi amado iPod. Un pequeño mini estuche de maquillaje. Las llaves de mi casa. Las llaves de mi auto. Y mi tarjeta de identificación por si llegasen a inspeccionar los policías a la preparatoria. Estoy mucho más que lista.
Bajo las escaleras de mi higiénica casa. Veo a mi madre preparando el desayuno, y en la mesa hay un vaso de cristal lleno de zumo de uva con burbujas, mi favorito. Lo cojo y lo bebo en veinte segundos. Le hago un ademán con la mano derecha, llevando mi dedo índice y mi indispensable dedo medio hacia arriba. Amor y paz, vieja de mierda. Camino unos cincuenta pasos desde la cocina hasta el patio delantero de mi casa. Piso el no húmedo pero fresco césped, qué alivio. Mi casa está un tanto alejada de la ciudad, así que debo de partir temprano a una velocidad mínima de ochenta kilómetros por hora. Muy rápido para alguien de dieciséis años, pero vale la pena. Miro hacía el horizonte. El sol está saliendo, y el lago de la casa se ve más verde de lo que estaba. Ya va a empezar la primavera. Probablemente el terreno verde era lo que más me gustaba de mi hogar. Era lo único que podía agradecer de tener como padre a Mark. Era un amante de la naturaleza y espacios naturales; y yo también. Algo me hace recordar que hoy no puedo llegar tarde a la preparatoria, y mucho menos faltar. Camino lo más rápido que puedo intentando no romperme algún hueso por los tacones. Llego hasta la esquina más cercana del lago, en donde está mi preciado Volvo 5300. Gracias dios por hacerme ahorrar tanto tiempo, de verdad.
Me monto de la misma forma para mí no extraña de siempre; paso el lugar del copiloto y doy un pequeño brinco para llegar hasta el lado del piloto. Registro mi bolso y saco la llave con llavero en forma alas negras. Vale; soy un tanto extraña. Acerco la llave hasta el pequeño hoyo recto que está del lado derecho del volante y cuando está dentro, lo giro hacia la derecha. Mi bebé está encendido. Piso el acelerador y muevo la palanca hasta llegar a reversa. Vuelvo a poner la palanca en y ahora avanzo. Acelero a veinte kilómetros por hora, no puedo ir muy rápido aquí, de lo contrario; me estrellaré contra un tronco o algo por el estilo. Conduzco con la misma velocidad hasta ver que ya no hay tanta arboleda. Cincuenta kilómetros por hora. Ahora todo es tierra y un buen camino de pavimento. Setenta kilómetros por hora. Paso por una pequeña cabaña, y tengo que bajar la velocidad hasta cinco kilómetros por hora; tengo que doblar hacia la derecha, y para eso, hay que subir un pequeño cerro de cinco metros de alto, y con trabajo y puedo avanzar. Intento seguir adelante, y siento que mi auto se eleva. Cuando por fin logro subir el cerro, doblo hacia la derecha. Miro bien por el retrovisor y los espejos de cada puerta para ver si viene un coche o algo con lo que me pueda estampar. Nada. Avanzo con más confianza, y ahora acelero enserio. Voy a cien kilómetros por hora, y aun así se me hace tarde. Ya no hay tanta neblina como cuando me levanté, pero eso no impide que vea un poco borroso y que el parabrisas se empañe con la humedad. Oprimo el botón principal del lado izquierdo del volante. Ahora se está limpiando y puedo ver mejor. Lo vuelvo a oprimir y ahora ya no pasa nada. Enciendo la calefacción del auto y ahora ya no siento frío. Dejo mi mano izquierda en el volante y con la derecha enciendo la radio en mi canal favorito; Story movies. En donde ahora pasan; A Thousand Years. Una canción que, literalmente, marcó mi vida desde que la escuché en Twilight. Tarareo la canción, y cuando me doy cuenta; ya he llegado a la preparatoria. Espero hasta que termina la canción, apago la radio y apago el motor. Me veo por última vez en el parabrisas, no estoy tan mal como pensaba. Cojo la llave y la meto en mi bolso. Salgo del auto con mi pie derecho primero y después el izquierdo. Cierro la puerta del auto y pongo seguro junto con la alarma. Aquí no es necesario hacer eso, pero nadie se puede fiar. Camino hasta la entrada de la preparatoria, adolescentes con las hormonas descontroladas caminan por todos los pasillos. En todas las direcciones. Todos divididos en un mismo grupo. Los populares, como siempre, están conversando parados en la esquina de un baño que ya no es ocupado. Los emos, ellos están sentados en el piso mirando a todos con odio. Los nerds, ellos están caminando solos con la mirada gacha, por eso me caen mal; nunca dicen lo que sienten, son completamente falsos. Los jugadores de hockey, ellos están coqueteando con todas las chicas, al igual que los jugadores de beisbol. Los de fútbol y fútbol americano están reunidos como siempre en el estacionamiento platicando desde arriba de camionetas. Los matones, ellos están en el otro extremo del campus, drogándose o algo por el estilo. Los normales, los cuales son literalmente con los que nadie se mete, y yo estoy ahí; estamos por doquier, hasta con los matones.
Camino hasta llegar a mi clase más odiada en toda la vida; biología. El profesor McConaugh no es más que un instructor de baloncesto. Y es irritante. Odio con  mi vida la materia ya que, es puro sexo. ¿Qué tanta necesidad tenemos en saber en qué lugares se encuentran nuestro órganos cómo; la vagina y los testículos? Porque, sinceramente; yo no encuentro una buena y muy convincente respuesta para ello. Y, encima; todos se tomaban esta clase como broma, y siempre hablaban de como follar en la clase. Agh, asqueroso. Me da un poco, o bueno, mucha vergüenza admitir que soy virgen. Nunca me ha interesado tanto un chico como para tener sexo con él. He tenido muchos novios, lo admito; pero nunca he sido una cualquiera o algo por el estilo. Algo lindo de Plymouth es que todas las personas se agradan, o al menos; se respetan. Hasta en el campus todos se llevan. Muchas personas tienen la tonta idea de que siempre hay unos matones en el campus, y que también están los típicos populares que se aprovechan de los demás, y que también están las chicas cuyas vaginas no tienen fondo. Pero en Plymouth todo es completamente diferente. Aquí tal vez si hayan personas egocéntricas, pero eso no significa que sean los que se aprovechan de todo el mundo.
—¡Sunny, al fin llegas! —se escucha el grito de mi mejor amiga, Jwow. Me volteo, y antes de que pueda reaccionar, ya estoy en el frío suelo con una pelirroja encima.
—Jwow, me… Ahogas —apenas y puedo susurrar. Mi amiga, al darse cuenta de que lo que digo es totalmente cierto,  se levanta y me ayuda tendiéndome su mano derecha para poder levantarme. La tomo y me jala. No me sorprende su fuerza. Ella está en baloncesto femenil; ya era obvio. Somos casi completamente diferentes, pero nos queremos. Nos conocemos gracias al trabajo de nuestras madres. Las cuales, son mejores amigas, y me da miedo cuando me doy cuenta de que actúan como adolescentes con las hormonas totalmente alborotadas. As-co. Me arreglo un poco la ropa, e intento controlar los mechones rebeldes de mi cabello. Joder, esta chica está más que loca, tíos.
—¡Dios mío! Perdón, perdón, perdón. —Jwow hace su típica mirada de perro mojado y abandonado. Maldita—. Es que… ¡Estaba preocupada por ti, perra! Ni siquiera un mensaje de tu parte… ¡¿Tanto te costaba reportarme que estabas viva?!
—¡Lo lamento, de verdad! Además, ¡le dije a Sophie que te avisara que estaba enferma, nunca te dejé con el pendiente! —le susurro en un grito. Y era verdad, yo le había dicho a Sophie, la madre de Jwow, que le avisara sobre mi infección.
—Nunca me dijo nada… —susurra, apenada.
—Ya no importa —le sonrío. Eso parece tranquilizarla—. Ahora, sentémonos, porque si el profesor McConaugh llega y nos ve platicando, nos pondrá a hacer un relato sobre vaginas y ya sabes.
 
Asiente y se sienta en su lugar; dos escritorios a mi derecha, junto con un chico que le encanta; Josh Wesley. Un jugador de futbol americano. Y el chico más, según Jwow, el más caliente de toda Plymouth Western High. Siento que vibra mi celular, así que lo saco del bolso, introduzco mi contraseña (1214) y veo que tengo un correo.
De; Well Gwenester
Para; Sunny Wuotpler
Asunto; Miradas violadoras.
Contenido; Vaya, vaya. Llegas al campus después de tres días sin saber nada de ti y ni siquiera saludas a tu mejor amigo. Pero da igual. Ahora, necesito tu ayuda. Riley, la que se tiñó de azul la semana pasada, y que ahora tiene el pelo color verde, me mira como si quisiese comerme. No es que me moleste ser tan guapo y lo sabes. Pero, hay cierto límite. ¡Ayúdame, maldita!
-Well Gwenester, dieciocho años y malditamente guapo.
 
Al terminar de leer el correo no puedo evitar sonreír. Well, mi mejor amigo desde los diez años, está loco de remate. Riley, ella es una chica un tanto ruda, pero es buena persona, cuando quiere. Desde siempre se podía notar que a Riley le gustaba y le gusta Well, pero él nunca se ha animado a dar el siguiente paso, y es por  eso que es un completo idiota por rechazar a alguien tan guapa como Riley. Como me encanta hacerlo sufrir, le mando un correo:
De; Sunny Wuotpler
Para; Well Gwenester.
Asunto; Por ser un egocéntrico, te mando a la mierda.
Contenido; Te mandé un mensaje, o mejor dicho: millones de correos, idiota. Tú no te dignaste a ir a mi casa con tal de pasártela de fiesta en fiesta, así que no te quejes. No te saludo porque no te había visto, y si tú me viste, debiste de haberme saludado. Pues, te jodes; porque me gusta verte como idiota, más de lo que ya eres, claro. A la que voy a ayudar es a Riley, no entiendo que cosa es lo que te ve de guapo. Tendré que hacerla de psicóloga con ella, ¡dios mío! Todo con tal de que habrá los ojos y se dé cuenta de la mierda que eres. Ella es demasiado guapa para ti, y lo sabes. Por decirme maldita, jamás en tu vida te dejaré volver a utilizar mi jacuzzi. Por pendejo, idiota.
-Sunny Wuotpler, la mejor amiga del mundo, la cual es sincera con todos. Indirecta para ti, Well.
 
Siento que mi celular vibra otra vez, pero el profesor ya ha llegado, así que guardo mi celular nuevamente en mi bolso y presto atención a la clase. En la pizarra está escrito con mayúsculas, un estilo de letra chillona en color verde; Bienvenidos a la Reproducción Humana (Sexo). Y no me sorprende. Aunque es incómodo ver eso, es mucho mejor que el curso anterior; el profesor había dibujado una vagina con el pene dentro de ella, ¡qué asco! Y lo peor de todo fueron los comentarios que hacían mis compañeros de salón o lo que sea que fueran. El profesor se gira para dejar de escribir, y nos mira con los ojos entrecerrados, como si sospechara de algo. Entonces, me mira y en sus ojos puedo ver algo que  nunca había visto por parte de él; rencor. Me semana con el dedo acusador, y toda el aula guarda silencio, joder, que pena.
—El director quiere verte en su oficina, ahora —me ladra. Tiene una ceja alzada, y su mirada es aterradora. Jwow me mira preocupada, todos me miran preocupados, inclusive sorprendidos. Yo nunca había sido una chica de meterse en problemas.
Asiento y me paro lentamente, me siento mareada, pero puedo soportarlo. Salgo del aula con la cabeza gacha, y odio tener la cabeza gacha. No veo hacia delante, pero ya sé dónde está la dirección. Uno, dos, tres, cuatro, ocho pasillos completos hasta llegar a la dirección. La secretaria me ve, e inmediatamente le dice algo por su auricular al director, me hace una seña para que entre, no sin antes tocar la puerta.
Uno, dos toques y el director me responde con un grave; Pase, señorita Wuotpler. Entro, y la oficina está igual desde que entré a este campus. Tiene cierto estilo vintage que es imposible de no notar, pero aun así no deja de tener ese toque fresco y moderno. Fantástico. Camino lentamente, y lo veo. Tiene unos pequeños lentes especiales para la computadora, para que no se dañe la vista. Tiene el cabello ligeramente plateado por las canas que han ido apareciendo con los años. Su piel está un poco más bronceada. Gracias playa. Sus ojos siguen tan azules y brillantes como siempre. Me sonríe amablemente, y yo me veo obligada a devolver la sonrisa. Estoy nerviosa, y él lo sabe bien.
—Sunny, querida. Toma asiento, por favor —me dice, con su típico tono de voz amable e informal, joder que este tipo de director si me cae. Me acerco más a su escritorio, y cojo la derecha  de las dos sillas acolchonadas que están justo enfrente de él. Me siento y tengo que bajarme un poco la falda para no parecer una ramera. Le sonrío, e intento no hablar, pero la pregunta se me sale de los labios:
—¿Por qué estoy aquí, señor Wesley? —le pregunto en un susurro, intrigada. Me remuevo inquieta en mi asiento. Si me expulsan de la preparatoria seguro sería mi fin del mundo, estoy más que segura.
—No es en absoluto  nada malo, eso te lo puedo asegurar —intenta tranquilizarme, pero yo solo lo miro algo intrigada, suplicándole con la mirada que siga hablando—. Bien, Sunny; siempre has sido una chica muy independiente, y me siento orgulloso de ello. Nunca has tenido las mejores calificaciones, pero nunca has sido de sacar menos de un ocho en todas las materias. También, yo sé tú pasión por surfear. Eres una de las mejores alumnas aquí, y con mejor comportamiento. Hace dos semanas me llegó un correo desde la Blue Water High de Australia, supongo que la conoces, ¿verdad?
—Si… —susurro, anonada.
—Bien, están ofreciendo una beca para un alumno u alumna de esta escuela. Me la he pasado un buen rato intentando adivinar cuál sería el alumno u alumna ideal para esto, y todos mis votos cayeron encima de ti. Es una beca del 100% para que puedas estudiar ahí. También, hay un concurso, el cual lo organiza Solar Blue. Solo a los mejores surfistas se les concede el deseo de poder participar en ese concurso. Solar Blue está pagando absolutamente todo lo que vayan a necesitar, y tú eres perfecta para ir a Australia. Necesito una respuesta de inmediato, el director de Blue Water High está en línea, y necesita una respuesta ahora o nunca. ¿Quieres ir a estudiar y concursar a Australia?
—Sí, claro que quiero —le digo, firmemente. De pronto, la realidad me pega de golpe—. Espere… ¿Cómo sabe usted que surfeo? Tal vez alguno de mis amigos se lo haya dicho, y si es así ¿quién se lo dijo? ¿Por qué me ha elegido usted a mí, la chica que nunca lo respeta en su interior? ¿Están cansados de mí? ¿Sienten pena de mí porque mis cochinos padre no están conmigo lo suficiente? ¡¿Por qué me ha elegido a mí?!
—Sunny, querida, debes de tranquilizarte y tomarlo todo con completa calma. Mi hijo Mike, surfea también, y me ha dicho verte surfear mucho mejor que todas las personas que él conoce. Puede que no me respetes en tu interior, pero te controlas, y aun así eres capaz de no intentar ofenderme o de levantarme la voz. No estamos cansados de ti. Jamás sentiríamos pena por ti, de verdad. Es simple y sencillamente que tú eres la persona ideal para esto. Eres la única que en verdad se merece esta oportunidad. Has sufrido demasiado por los problemas que hay en tu familia, y una oportunidad como esta no se puede dejar pasar. Por favor, acepta la propuesta. Jamás tendrás otra oportunidad como esta, y lo sabes —el director deja de hablar. Me mira con los ojos suplicantes. Pero ahora que acabo de analizar todo lo que él me ha dicho; tiene razón. Por más que me duela dejar mis raíces y el lugar en donde nací, junto con mis amigos y más, si me voy a Blue Water High cumpliría todas mis metas, y mis sueños. Tal vez encuentre algo o alguien que en verdad me haga ser feliz. Suspiro, intentado ordenar todas las ideas que pasan por mi cabeza en este mismo instante. Me froto las muñecas en el pecho de mi sudadera, eso me tranquiliza. Tal vez Well y Jwow me maten cuando les de la noticia, pero es un riesgo que quiero correr. Nunca en mi vida había tenido la oportunidad de ser feliz, ya hora que la tenía; no podría dejarla pasar. Sería muy estúpido y egoísta de mi parte no aceptar ir a Blue Water High. Probablemente la cosa más idiota que nunca se había visto. Y por eso debía de tomar una decisión. Rápido. Muy, muy, muy rápido.
—Yo… Iré a Australia. Estudiaré en Blue Water High. Y ganaré el concurso de Solar Blue.
Sonrío, esta vez de verdad, y me doy cuenta de que el director también. Extiende sus brazos y me abraza. Por un momento me muestro muy, muy, muy sorprendida, pero luego acepto el abrazo gustosamente.
Ahora; todos mis sueños y todas mis metas se cumplirían, a cualquier costo que haya por delante.
Pero, nadie sabía que, detrás de todo eso; había una mentira muy bien metida allí.
Porque; ¿cómo rayos conseguirían una beca en una escuela de tan alto rendimiento con tan solo surfear?
¿Quién rayos pagaría una beca de esa cantidad solo por tener a una chica que adora el mar en esa escuela? No hay una respuesta exacta para eso. Solo hay una.
Me están dando la bienvenida a un concurso de Solar Blue.
Recuerdo ese sagrado día como la palma de mi mano. El día en que mi vida cambió drásticamente. Y aquí estaba yo; esperando mi turno para lo que podría etiquetarse como la oportunidad de mi vida.
Los oídos me fallan, y no puedo escuchar absolutamente nada. Solo mis propios pensamientos. Pero por lo que yo sé, este es mi turno en la competencia de surf más reñida en todo el mundo. O al menos, de Australia. Me cuesta respirar, y por un momento pierdo las fuerzas de mis dos piernas.
Un señor de cabello rubio, Richard, mueve la boca intentando decirme algo. Lo siento señor; no escucho una tonta palabra de lo que usted intenta decirme. Y se lo agradezco, el acento Australiano afecta como nada mis cinco escuálidos sentidos. Solo logro mover mis dos piernas, y aprieto con más fuerza mi tabla que reposa en mi brazo derecho. Camino y siento el agua en mis pies. Vale, es ahora o nunca. El agua me llega hasta el pecho, ya es hora. Cambio de posición mi tabla y mi cuerpo, de tal forma que ahora estoy acostada boca abajo sobre la tabla. Logro visualizar a mi oponente. Un chico de ojos azules y de cabello rubio. Típico de los Australianos.
Impulso la tabla con mis brazos, y en cinco minutos estoy frente a olas gigantes.
Los murmureos dejan de escucharse, y cuando mis oídos hacen un pequeño -tic- me doy cuenta de que, mi turno ha empezado. Me levanto con toda la rapidez del mundo, y cojo la primera ola que se me cruza. No es muy grande, pero me alcanza para hacer un doble touloucc. La siguiente es aún más grande, pero yo hago el mismo movimiento.
[size=14.44444465637207]Lo único que sé, es que ahora me encuentro sentada en una banca, con una toalla gris cubriendo mi cuerpo. Esperando los resultados. Me encuentro con una mirada, la de Richard. Y de inmediato sé que, ahora; soy parte de Solar Blue. [/size]
+Sigue: sogoca.


Última edición por Sunny Bunny el Mar 18 Mar 2014, 4:33 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Niall's Little Princess. el Mar 18 Mar 2014, 3:40 pm

Sunny antes de leer tu cap, quiero decirte que te entiendo, me pasa lo mismo con los codes de mierda, osea no se porque ahora a TODOS mis comentarios se le agrega aldo diciendo "[ s i z e = 2298743 ] [ / s i z e]" me enferma u.u ahora si, a leer el cap
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/princess_smurf99

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Sunny Bunny el Mar 18 Mar 2014, 3:41 pm

¡Hola!
Primero que nada; lamento todos los insultos de ayer, de verdad. Pero me enoja que algo no sale como lo planeo, y creo que ya se han dado cuenta.
También; por la mala calidad del código.
Porque la verdad es que nunca he sido una de esas personas con talento hacia los códigos y todas esas cosas. Así que no me quedó más remedio que dejarlo así. Ya que si lo hacía de otra forma; lo más seguro es que fuese lo peor del mundo.
También quiero pedir disculpas por la mala calidad del capítulo. Pero es que con mi problema de las manos no he podido escribir algo con imaginación.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Sunny Bunny el Mar 18 Mar 2014, 3:43 pm

Te entiendo como no tienes idea, Blue.
Ya que también así me pasa. Y no tengo idea del porqué.
Jajaja. Espero y no me maten por lo horrible que ha quedado...
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Niall's Little Princess. el Mar 18 Mar 2014, 4:14 pm

*-* Me encantó el cap, posta. Escribis muy lindo, me gusta tu forma de narrar, que feo debe ser tener una mamá como Charlotte u.u jajajaj morí con la conversación con Well xD y ay, en fin me encantó el cap, espero el de Sofi
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/princess_smurf99

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por MariaStylesHoran el Miér 19 Mar 2014, 7:48 am

Oh dios mio, tu capitulo es PERFECTO. Ni se te ocurra decir que es horrible porque te mataré si lo dices okno ya esta mi momemto de emocion. De verdad me encanto el capitulo.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Invitado el Miér 19 Mar 2014, 8:43 am

Sunny me encanto,amo la manera en como narras y describes  :imdead:  :imdead: . Skdfjkgljfjkg super genialoso el cap.¡¿y como que mala calidad?! estuvo perfecto,desarrollaste la personalidad de Sunny de una forma tan jhjfjgjgk de vedad me fascinó,me dejaste con ganas de leer mas escritos tuyos baba
Espero el capi de Sophie
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Blue Water High|N.C|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.