O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» «Go back to Uk» [Harry S.]
Hoy a las 4:18 am por Butterfly199225

» fallen angels [muro]
Ayer a las 11:41 pm por jackson.

» The Selection
Ayer a las 10:37 pm por Asclepio.

» bitter battlefield.{muro interactivo.
Ayer a las 7:53 pm por blackstairs

» Coffee at morning
Ayer a las 7:52 pm por peraulata

» bitter battlefield.{fichas/expedientes.
Ayer a las 7:51 pm por blackstairs

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 5:51 pm por yagmur.

» The Breakfast Club - Novela colectiva - Inscripciones abiertas.
Ayer a las 4:08 pm por Carstairs

» o p h e l i a
Ayer a las 3:09 pm por wylan

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

—I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Página 5 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Nothing. el Dom 02 Mar 2014, 2:30 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Eres mala con la emita :c (?) , me alegraste el día,muchas gracias ♡,me emociona mucho que te haya gustado *-*, aksjkaka tranquila a mi también me pasa muchas vecea y soy consciente de que esta un poco enredado pero luego lo entenderás todo , y claro cuando lo tenga te lo mando por mp o por donde sigamos hablando :3 porque espero seguir hablando contigo porque me has caído muy bien *-*. Me siento afortunada ; eso es verdad :3. Besos♡.
Si, bueno... tal vez un poco c:(?.
Enserio , de nada linda. 
Que bueno que le entenderé porque por más que lo lea se que no llegaré a nada :C. 
Claro que si seguiremos hablando *-*, tu también me caíste bien<3 y esperaré tu novela.
besos :*
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Nothing. el Dom 02 Mar 2014, 2:36 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Jo-derrr
Sam, querida Sam(?) Tu novela es... ¡WOW!
Me encantó TODO, audicionaré por ... por el rol de amigos con beneficios
Espera mi ficha pronto
Oh, por cierto, soy Carol, pero me llaman Carrie, Carls, o como quieras :meh:y soy de México ajuuua {nunca entendí porque dicen eso xd.} un gusto. Espera mi ficha :rene:junto con el gif porque ahora no puedo porque estoy desde el celular :c
Me tendrás que soportar por aquí c: hasta pronto.
Hola c: Carls, querida Carls.
Muchas Gracias, me emociona saber que pienses eso :bossassbitch: 
La esperaré encantada :3
Oh yo también soy de México! y tengo la misma duda que tu(?.
Hasta pronto, besos<3!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Nothing. el Dom 02 Mar 2014, 3:23 pm

   :c   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Carl´s® el Dom 02 Mar 2014, 4:06 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
'Louette Solange Levy'
Nombre del Representante: Emma Watson
Rol: Amigos con beneficios.
Chico: Ian Somerhalder
Capitulo u O.S de tu autoria: En spoiler.
Enemies or not:

Cuando por fin despertó Sky, le lancé una pequeña mochila.
─ ¿Qué es esto? ─Preguntó confundida. 
─ ¿Tanto estar encerrada te afectó? ─Bromeé y me miró mal─ Es una mochila, nos vamos de paseo.
─ ¿Qué pasó con todo tu discurso de ayer de que no me dejarás salir jamás y eso? ─Me miro con desconfianza.
─Lo cierto es que tenías razón. ─Mi amiga alzó una ceja─ Debo dejarte salir de ves en cuanto, y que aprendas a defenderte. Toma lo necesario, nos iremos lejos de aquí.
─ ¿Por qué? ─Me miro atentamente.
─Porque aquí no puedes obtener buena caza. ─Mentí sin problemas─ En otros lugares hay variedad, y te servirá para practicar.
Es obvio que la convencí. Sonrío satisfecha y fue a tomar lo necesario. Yo tome una pequeña mochila y puse, sin que ella lo notara, algunos de sus libros preferidos, no regresaríamos en una larga temporada. Sé que nadie sabe dónde estamos, pero no me arriesgaré, se trata de su seguridad. 
Cuando por fin todo estuvo listo, nos marchamos. El perro nos siguió fielmente a ambas. Una vez fuera el sol hirió mis ojos, pero Sky estaba muy contenta por salir, notaba como quería gritar y correr por ahí. Me recordaba mucho a una niña pequeña, sonreí. 
─Deberíamos ir por el este. ─Enlacé su brazo con el mío, como solíamos caminar por el instituto─ ¿Recuerdas las fresas que te traje aquella vez? Las robé en un huerto por el sur, los que cuidaban ahí se asustaron cuando llegué. Pero en ese tiempo aún eran flexibles, así que se los cambié por algunas semillas que me encontré por ahí…  
Seguí contando algunas cuantas historias, a Sky le gustaban las historias que le contaba, así que cada que podía se las contaba, me encantaban los gestos que ponía y como reía a veces. Me siento bien al hacerla reír. Creo que Sky es la única pura, la que aún tiene algo de esa humanidad que a muchos le quitaron desde esta guerra. Y prefiero que siga así, intocable, pura, sincera, no la imagino matando gente a dos por tres. 
─Carol, estoy cansada. ─Y al mismo tiempo que dijo eso se le salió un bostezo. Miré a ambos lados─ ¿Podemos descansar? 
─Aún no ─Contesté─ Caminemos un poco más ¿sí?
─Pero estoy cansada. ─Se quejó─ ¿No podemos dormir aquí? 
─Está bien ─Accedí, para que no sospeche─ Pero subamos a un árbol.
Ella asintió y la ayudé a trepar uno, después subí detrás de ella, junto con Loki, que no pesaba tanto… Debe tener mucha hambre.
Después de unas horas, Sky ya se había dormido, y me quedé a hacer la guardia, con miedo a que alguien se presentara y nos atacara. Pero después el sueño me ganó. Creo que fue toda la adrenalina que gasté con los del hospital, y porque dormí muy poco y desde eso no he dormido demasiado. Como sea, lo que sé es que caí en un profundo sueño.
Desperté demasiado temprano, por el sonido de algo moviéndose, miré a mi lado y Sky no estaba, tampoco Loki. Baje rápidamente y la encontré a unos cuantos metros de donde dormimos, se llevó todas nuestras cosas con ella y estaba practicando con su arco.
─Hey. ─Le dije y ella se volvió sobresaltada─ Me asusté cuando no estabas cuando me desperté.
─Me desperté hace rato. ¿Sabes? Y me puse a pensar. ─Esto no es bueno, me miro acusadoramente y prosiguió, yo ni siquiera me moví─ Que después de darme esa… droga, pensaba que estaría encerrada por siempre en ése instituto. Pero después sales con la inesperada sorpresa de que nos vamos para que me ayudes a cazar y eso. Después de darme esa droga y justamente después de que te hayas escapado. Y llegaste también con una herida, pero me dices que no te atacó nadie. Pero no creo que esa herida se deba solo al perro. Entonces justo después de eso dices que tenemos que dar un paseo… No soy tonta ¿sabías? ¿Por qué nos fuimos de ahí? Mejor dicho: ¿De quién escapamos? 
Sky era muy lista, sabía eso, y que lo acabaría descubriendo. Pero esperaba que cuando lo descubriría, ya estuviéramos muy lejos. 
─ ¡Y no me digas que es para protegerme! Que te juro que ya me cansé de esa estúpida excusa. ─Estaba roja de la rabia, que me dio ganas de reírme, pero no lo hice.
─Cielo ─La llamé por su apodo que usaba cuando se molestaba conmigo─ No podíamos estar ahí. Tal vez no vayan a buscarnos, pero no podía correr el riesgo de seguir ahí, era demasiado peligroso. 
─ ¿Vayan? ─Se tomó del cabello presa del pánico─ ¿Quieres decir que son muchos? Oh dios. ¿En qué te metiste ahora?
─Lo hice para defenderme. No  hubo ningún muerto, tranquila.─ Se ponía sensible cuando se enteraba de una muerte.
─ ¿TRANQUILA? ¡PODÍAS MORIR! ─Me gritó, yo permanecí con mi postura relajada─ ¡TU JAMÁS ENTIENDES! ¿Has pensado que sería de mi si tú…
Pero en ese momento Loki ladró, y escuché pasos, viniendo, directamente hacia nosotras. Vi en los ojos de Sky su miedo, y también mi miedo, el miedo de que le pase algo.
─Vamos, Sky. ─Le di un pequeño empujoncito para que corra, y así lo hizo, y yo corrí detrás de ella. 
Escuchaba los pasos acercándose cada vez más, pero seguía corriendo sin mirar atrás, al parecer no nos habían visto, porque no sentía el sonido de algún arma o algo por el estilo. Así que seguí corriendo. No sé cuándo, ni como perdí a Sky, pero en ese instante me detuve y subí rápidamente a un árbol para que nadie me viera. Ví el cabello de un chico debajo del árbol donde estaba, y en ese momento oí el grito de mi amiga.
No sabía qué hacer, así que esperé a que el chico se acercará, y recé para que haya calculado bien. Después me lancé encima de él. Sentí un dolor en mis costados, creo que se me rompió una costilla, pero no me importo porque después lo voltee y lo primero que ví fueron sus ojos azules.
─ ¿Dónde está? ─Presioné mi cuchillo sobre su cuello.
─ ¿De qué hablas? ─El chico se hizo el rudote y me contestó con brusquedad. Es obvio que sí vio a Sky. Le hice un pequeño corte y el gimió.
─Cuidado como me hablas, niñito. Dime dónde está y te suelto. ─Lo amenacé.
─Si te lo digo no resultará ─Me presumió─ Somos muchos, y ustedes dos.
─Perfecto. ─Me levanté y desgarré mi blusa y lo use para hacerle un nudo a sus muñecas─ En ese caso, veamos cuanto te aprecian. 
Jalé su cabello castaño hasta que gritó lo bastante fuerte. En unos minutos llegarían aquí.
No esperé demasiado, de inmediato todos fueron a mí encuentro. Y ahí me sorprendí de lo que encontré. El morocho, su amiga, y su amigo ¿Liam? Mis conocidos del hospital. Me miraron mal, al igual que los demás, a quienes no conocía, ni me interesa conocer. 
─Suéltalo. ─Dijo el morocho. Rodé los ojos, que comentario más… patético. 
─Devuélvanme a la chica. ─Les dije, pero miré exclusivamente al rapado, Liam. Tenía la impresión que él era como… el más serio de todos ellos.
Una chica, alta y con el cabello color chocolate, llegó corriendo hacia nosotros y se aproximó hacía Louis gritándole. Pero un chico ruloso la atrapó antes de que llegara.
─ ¡LOUIS! ─Gritó la chica─ ¡Maldita sea! ¡Mátenla y ya! 
─Tranquila, que no te escucho. ─Le dije bruscamente─ No se me haría difícil matar a tú chico antes de que alguien me mate. Así que, me podrían matar, pero lo perderían. Razonen, por favor.
Sabían que tenía razón, por lo que se miraron entre sí. El ruloso tratando de calmar a la de cabello chocolate, porque se veía que me quería clavar una flecha o algo, se parecen en algo, deben ser hermanos. Al ver que todos se calman, prosigo:
─Bajen sus armas. Solo quiero a la chica. ─No puedo arriesgarme que descubran que es mi mejor amiga, podría ser peligroso─ Dénmela y yo les daré a su chico. Considérenlo como un trato.
─ ¿Cómo sabemos que podemos confiar en ti? ─Preguntó una chica, a la que disparé en el hospital─ Digo, ya me disparaste una vez ¿por qué confiar en ti?
─Buena pregunta. Pues mira, yo estoy confiando en ustedes en que me devolverán a la chica. Además soy lista, no me iré de aquí a menos de que me la devuelvan. Y ustedes no se irán a menos que les devuelva a… ¿Cómo se llama? ¿Louis?
─Somos más, podríamos acabar contigo rápidamente. ─Repuso el morocho.
─Es verdad. ─Admití─ Pero no soy tonta. Si veo algún movimiento sospechoso de alguno puedo clavarle mi cuchillo a su amigo, en el corazón. Así que me tendrán muerta… Pero también a su amigo.
Todos se dieron por vencidos, sabían que tenía razón. Entonces el morocho se fue, después de unos minutos regresó con mi amiga, amordazada. 
─Tráemela. ─Ordenó. El morocho miró a… Liam, y el asintió. Se acercó lentamente a mí, hasta que me dio a mi amiga. Cuando la tuve en mis brazos, relajé mis músculos, pero no bajé la guardia. 
─Ahora danos a mi hermano. ─Su hermana volvió a hablar. 
─Perdón, pero no confío en ustedes. ─Todos se quedaron con la boca abierta─ Me voy a ir de aquí. Y si me siguen mato a su amigo. Lo dejaré en el camino, lejos de aquí, la podrán encontrar, pero si oigo que me siguen… No duraré en matarlo.
Me fui alejando de ellos, llevando al chico y a mi amiga conmigo. Muy pronto los dejé de ver, pero no voltee para dejarles más fácil matarle. Cuando recorrí como un kilómetro, bajé al chico, Louis, y deje que respirara, después me arrodillé a lado de él y él se alejó de mí
─Tranquilo, no te haré daño. ─Dije con la cara más seria que tuve─ Quiero curarte.
Me voltee quitándole a mí amiga lo que la ataba, el chico no se movió porque creo que lo lastimé cuando me lancé encima de él. Cuando por fin estuvo liberada la abracé y ella me correspondió.
─Carol… ─Sollozo. Le acaricié el cabello.
─Tranquila. Todo está bien, estamos bien. ─Le acaricié el cabello hasta que se durmió. Me volví hacía el chico, que nos miraba atentamente.
─Lamento lo que sucedió. ─Le dije─ Solo quería recuperar a mi amiga. No podía dejarla ahí.
─Te entiendo. ─Respondió. Nos miramos seriamente por unos minutos, hasta que decidí comenzar a curarlo, lo más rápido que pude, para así poder escapar.
─Tú relación entre tu hermana y tú, me recuerdan a la mía y la de mi hermana. ─Empezó a decirme─ Pero no durará ¿sabes? 
─ ¿Durará qué? ─Pregunté, sin darle mucha importancia, mientras lo seguía curando. 
─Intentar protegerla. ­─Eso capturó mi atención, y lo miré─ En algún momento no lo tolerará y tratará de hacerlo por sí sola, ya no te permitirá protegerla. Evitarlo no lo hará imposible.
Me miro como si fuera su amiga, como si quisiera compadecerme. Tenía razón. Pero mientras yo viva no pasará nada de eso.
─No quiero ofenderte. ─Dije levantándome y dirigiéndome hacia mi amiga─. Pero saldé mis cuentas, ya te curé, y no me interesa tu amistad. Ahora me voy antes de que alguno de tus amigos me ataque.
─No son tan malos. ─Me contestó─ Serían buenos contigo si…
─No estoy dispuesta a convivir con ellos. ─Respondí y desperté a Sky─ Me odian, y mejor que sea así. Normalmente decepciono aunque no quiero. Es mejor que me odien.
Louis me miró irme con Sky, no hacia preguntas. De seguro estaba cansada, iríamos a la primera casa que encontremos. 
Cuando habíamos recorrido unos cuantos kilómetros, Sky , que tenía cara de estar a punto de desmayarse, se paró de golpe, al igual que yo: encontramos a Loki.
─ ¡Ahí estas! ─Suspiré. Pensé que lo había perdido para siempre. 
Loki ladró y se lanzó hacia nosotras y ambas le permitimos que nos babee la cara, nos estábamos riendo juntas. Hasta que oí el grito de Sky. 
─ ¿Sky? ─Me arrodillé junto a ella y sentí que no podía respirar, alguien le había lanzado una flecha. 
Miré por todos lados, pero por la noche no veía tan bien, este día ya me había acostumbrado a la luz del día. Hasta que sentí algo que se me clavaba en mi piel, y sentí ardor y dolor en esa parte. Me caí a lado de mi amiga respirando con dificultad.
─Llévenselas. ─Ordenó la voz del morocho: Zayn. 
Sentí unos brazos cargarme, no me permitiría desmayarme, me mantendría despierta, y vería que no le hagan nada a mi amiga. Respiraba con dificultad y mi cabeza me dolía. No pude cumplir mi promesa, y me desmayé.
 

 
Me desperté en una habitación, al parecer antiguamente era de una niña. Me dolía la cabeza, y vi que mi herida estaba curada.
─Saldé mis deudas. ─Miré hacia un lado y ahí estaba Louis viéndome serio─ Silencio, no les gusta que esté aquí, creen que debería odiarte.
─ ¿Y no lo haces? ─Alcé una ceja─ Así que ahora soy una prisionera. Y me dan en lugar de una celda, una habitación. Que considerados.
─La verdad es que es lo único que tenemos. ─Sonrió de lado.
─ ¿Sabes? Pensaba despertar algo así como en una fosa, una celda, algo encerrado. Pero ahí está la puerta ─Señalé la puerta─ Y ahí la ventana.
─Están cerradas, y la ventana esta con barrotes. Así que puedes considerarlo como una cárcel. ─Bromeó.
─Así lo considero, pero con estilo. ─Rodé los ojos─ Pensé que éramos amigos, ¿ayudaste a mi secuestro, Luchito?
─Bueno, tu dijiste que no querías amigos. Y no, no ayudé a tu secuestro, cuando desperté, me dijeron que estabas aquí. ─Se encogió de hombros, y luego de unos segundos río─ Estás secuestrada, llena de una casa de personas que quieren matarte, ¿y estás tan tranquila?
─Bueno, encontraré la manera de escapar. ─Le sonreí.
─ ¿Por qué me lo cuentas? ─Me miró desconfiado.
─Es confuso ¿verdad? ─Me levanté, dejándolo aún más confundido.
─ ¿Quieres usar el baño? ─Me preguntó levantándose igual que yo. Pensé un momento, así podría ver donde estaba Sky, necesitaba verla.
─Claro, tengo que polvearme la nariz. ¿Así se dice? ─Ambos reímos─ Te estás riendo con la persona que básicamente te amenazó con matarte. ¿y estás tan tranquilo?
─Que graciosa. ─Murmuró abriendo la puerta.
─Podría escaparme de ti fácilmente ¿sabes? ─Le dije sin importancia.
─Pero no lo harás. ─Dijo dirigiéndome hacia un pasillo.
─ ¿Cómo sabes qué no? ─Dije mirándolo mal. Odiaba que me tuvieran tanta confianza, me hacía sentir muy amigable. Sí, eso es algo malo para mí. 
─Es confuso ¿verdad? ─Me respondió de la misma manera. Rodé los ojos─ Llegamos. 
Pasé sin dirigirle la palabra y cuando entré al baño no me lo pude creer.
─ ¡No es verdad! ─Me tapé la boca para no reírme.
El baño es como el que tenía antes de todo esto. Tenían una ducha y a un lado estaban una pila de jabones y shampo. Como si no hubiera alguna guerra fuera. Empecé a carcajearme sin parar. 
─Yo muriendo fuera y ellos viviendo como princesas y princesos. ─Murmuré tomando una toalla y todo lo necesario. Después tomé una ducha.
 

 
Me miré en el espejo, era notable el cambio. Toda la suciedad de hace tiempo se fue cuando me tallé bien, y mi cabello ya no esta tan revuelto, ahora está con un poco de brillo y está más suave. Me veo casi como cuando estaba antes de todo esto.
─No debes acostumbrarte. ─Le dije a la desconocida del espejo─ No te quedarás por mucho tiempo.
Tomé mis cosas de ahí, y vi que había algo de ropa a un lado. Lo único que arruinaba mi cara, después de tanto tiempo, por fin clara y dejaba mi piel al descubierto, era la ropa sucia que traía. Pero no me atreví a tomar esa ropa. Y salí rápidamente de ahí.
Al salir me volví para cerrar la puerta y cuando voltee me choqué con alguien. Inmediatamente lo bloquee y lo tiré.  No era Louis, no sé porque él me dejó sola. Definitivamente hacía mal en confiar tanto en mí.
─No pierdes tu tiempo, eh. ─Era Liam.
─Pensé que ibas a atacarme. ─Me defendí mirándolo.
─No bajas la guardia ¿verdad? ─Se levantó, pero se tocaba el brazo, creo que ahí lo herí. 
─No cuando hay una casa llena de tantas personas dispuestas a matarme. ─Confesé encogiéndome de hombros.
Abrió la boca para defenderse, pero inmediatamente la cerró. Estiro una mano hacia mi rostro. Con mi pulso acelerado, antes de que me toque el rostro, aparté su mano y retrocedí un paso. El río.
─No te iba a hacer daño. Es solo que te ves tan diferente… No sabía que tus ojos eran verdes. No son del todo verdes ¿o sí? ─Me preguntó. Iba a contestarle algo sarcástico, pero su curiosidad se veía tan sincera…
─Es porque no me veías la cara. Pero no me culpes, no todos tienen un baño de cinco estrellas ahí fuera. ─Al final no me contuve. 
─No lo usamos siempre. Nosotros ahorramos el agua. Como todas nuestras cosas. ─Contestó serio. Creo que lo ofendí.
─Como sea, puedes librarte de mí cuando quieras. ─Debo admitir que me dolió lo que dijo, sutilmente me había dicho que estorbo.
Me dirigí hacia un pasillo, tenía la intención de ir a mí celda. Me comportaría, al menos por ahora. Sentí que agarraban mi brazo, me volví y vi a Liam mirándome.
─ ¿Qué…? ─ Pero él me miraba serio. Levantó su mano y la acercó a mi rostro, muy despacio lo acarició. Yo lo miraba sorprendida, pero él no me miraba. Empecé a reír.
─ ¡Suéltame! ─Aparté su brazo de mí y me volví rápidamente─ ¿Qué crees que hacías? 
─Yo… ─Decía confundido. Parecía que no sabía dónde se encontraba. Volví a reírme.
─No te bastará con coquetear conmigo ─Le informé, ahora sería─ No soy fácil, princesito.
Y sin importarme nada, fui hacia mi pequeña prisión. Al llegar me encerré en él. No sería fácil salir de ahí. Pero no importaba, nadie confiaba en mí. Solo necesitaba buscar a Sky. Pero me prometí algo, les haría la vida imposible a los de aquí. Hasta el punto de hartarlos y que me dejen salir. 


Sonreí mientras veía como caía la noche por la ventana. Ay, Carol, eres tan odiosa.
OS, Diana:

Con las manos temblorosas lleno la tina de agua. El agua estaba fría, como todo lo que le rodeaba. Pero ¿qué importaba ya? 
 
Vi tu foto en primera página, te hacen parecer tan pequeña. ¿Cómo podría alguien no echarte de menos?
 
Había oído que en la mayoría de los suicidios la persona dejaba una nota explicando el porqué de su elección. Pero Sophia no tenía nadie para explicarle nada. Estaba sola.
No importa lo que le dijeran, ya estaba decidida. No iba a dar vuelta atrás, ¿para qué? ¿Para soportar los abusos de personas desconocidas? No, no de nuevo
 
Yo jamás te trataría mal, no, no soy un criminal.
Hablo otro idioma, pero aun así te oigo llamarme.
 
Lágrimas resbalaron, de nuevo, por su mejilla pálida. Estaba reseca, no tenía ningún tipo de color y cuando la tocaba lo sentía como piedra. Pero a diferencia de ellas, Sophia sí sentía.
¿Por qué no intentaba gritar? Lo había hecho. ¿Por qué no intentaba escapar? Le había costado demasiado caro. ¿Por qué no luchó? Lo hizo, pero nadie la apoyaba. 
 
Se mete a la tina. Su piel no nota el agua fría, ya no siente. No tiene miedo de arrepentirse, solo necesita pensar en cada humillación, cada violación, cada grito ignorado, cada orgullo roto que tuvo que consolar.
 
Déjame ser el que encienda un fuego dentro de tus ojos. Parece que te sientes sola, ni siquiera me conoces, pero te noto llorar.
 
¿Hay alguien ahí? ¿Alguien que pueda escucharla? ¿Alguien que pueda salvarla? Solamente hay oscuridad, oscuridad y soledad que oprime su garganta impidiéndole respirar. ¿Para qué vivir, si se siente peor que el infierno? 
Déjame ser que te anime, y te salve la vida. No creo que te des ni cuenta,
de que estarás salvando la mía.
Lo hace rápido, sin dudas. Pero lo único que no toca el metal, es la panza. No quiere tocarla, a pesar de todo no quiere dañarle. 
¿Para qué parar? Aun así morirá, lo sabe. La irá comiendo desde dentro, consumiéndola y haciéndole daño. 
Quiere terminar, antes que en verdad lo sienta. No quiere que se forme, no quiere que venga a este mundo.
 
Diana, solo han sido cuatro meses, pero te has hundido mucho. ¿Cómo te podría alguien dar una pista tan falsa.
Quiero llegar a ti, quiero romper esas paredes.
Hablo otro idioma, pero aun así te oigo llamarme.
 
¿Por qué esa  canción? A pesar de todo es una masoquista. Desde que escuchó la canción no paró de llorar con ella. ¿Cómo la cantan sin que una no sienta la necesidad de gritar para que vengan? Pero no vienen, lo ha intentado millones de veces. ¿Dónde están? Se prometió a sí misma no gritar de nuevo, porque no quería sentir, de nuevo, que no tenía nadie a quien le preocupara. 
 
Todos necesitamos algo, esto no puede acabar ahora. Si me dejaras sostenerte, te juro que jamás te defraudaría.
 
El agua se tiñó de rojo. El rojo fue siempre su color favorito. Pero ahora al verlo, se siente asqueada, asqueada de la sangre, la enfermedad que tiene. Y la segunda razón por la que hizo todo esto. 
«La muerte es tranquilidad. Esta vida a medias es peor.» Recordó una cita de uno de los libros que leyó.
Eso necesitaba. Pensar que al irse de aquí, todo acabaría. Que la culpa, que ahora amenaza con ahogarla, desaparezca. Y que algún día pueda lograr perdonarla. Diana. 
Le costaba respirar, sentía todo el mundo desmoronarse. Sentía… No sentía nada. Y por primera vez sintió tranquilidad.
El Sida te mata. Es un virus que te consume. No hay cura. ¿Para qué seguir viviendo si al final ibas a morir? No tenía ni una razón para luchar. O tal vez una, pero la misma la convenció para hacerlo.
 
Diana, déjame ser el que encienda un fuego dentro de tus ojos. Parece que te sientes sola, ni siquiera me conoces, pero te noto llorar.
Diana, déjame ser que te anime, y te salve la vida. No creo que te des ni cuenta,
de que estarás salvando la mía.
 
¿Estará sufriendo? Sophia toca su barriga, que se nota un poco abultada. 
Llora en silencio, pero no por ella, sino por el bebé que tiene dentro de ella.
 
─Tú sí tienes una persona a la que le importas. 
 
Con un último suspiro pensó en su bebé. En que estaría con él, o ella, en otra vida. En una felíz, sin ninguna enfermedad que los destruya. ¿Para qué dar luz, en un mundo que no vale la pena?
Su último pensamiento, antes de morir, fue en el nombre que le daría a su bebé si fuera niña.
Diana.
 
Cariño estarías salvando la mía.
                                                      Cariño estarías salvando la mía.
 
I want you back :
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Carl´s® el Dom 02 Mar 2014, 4:09 pm

Sαm. escribió:
   :c   
:manlycrypls:  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Nothing. el Dom 02 Mar 2014, 8:33 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
'Louette Solange Levy'
Nombre del Representante: Emma Watson
Rol: Amigos con beneficios.
Chico: Ian Somerhalder
Capitulo u O.S de tu autoria: En spoiler.
Enemies or not:

Cuando por fin despertó Sky, le lancé una pequeña mochila.
─ ¿Qué es esto? ─Preguntó confundida. 
─ ¿Tanto estar encerrada te afectó? ─Bromeé y me miró mal─ Es una mochila, nos vamos de paseo.
─ ¿Qué pasó con todo tu discurso de ayer de que no me dejarás salir jamás y eso? ─Me miro con desconfianza.
─Lo cierto es que tenías razón. ─Mi amiga alzó una ceja─ Debo dejarte salir de ves en cuanto, y que aprendas a defenderte. Toma lo necesario, nos iremos lejos de aquí.
─ ¿Por qué? ─Me miro atentamente.
─Porque aquí no puedes obtener buena caza. ─Mentí sin problemas─ En otros lugares hay variedad, y te servirá para practicar.
Es obvio que la convencí. Sonrío satisfecha y fue a tomar lo necesario. Yo tome una pequeña mochila y puse, sin que ella lo notara, algunos de sus libros preferidos, no regresaríamos en una larga temporada. Sé que nadie sabe dónde estamos, pero no me arriesgaré, se trata de su seguridad. 
Cuando por fin todo estuvo listo, nos marchamos. El perro nos siguió fielmente a ambas. Una vez fuera el sol hirió mis ojos, pero Sky estaba muy contenta por salir, notaba como quería gritar y correr por ahí. Me recordaba mucho a una niña pequeña, sonreí. 
─Deberíamos ir por el este. ─Enlacé su brazo con el mío, como solíamos caminar por el instituto─ ¿Recuerdas las fresas que te traje aquella vez? Las robé en un huerto por el sur, los que cuidaban ahí se asustaron cuando llegué. Pero en ese tiempo aún eran flexibles, así que se los cambié por algunas semillas que me encontré por ahí…  
Seguí contando algunas cuantas historias, a Sky le gustaban las historias que le contaba, así que cada que podía se las contaba, me encantaban los gestos que ponía y como reía a veces. Me siento bien al hacerla reír. Creo que Sky es la única pura, la que aún tiene algo de esa humanidad que a muchos le quitaron desde esta guerra. Y prefiero que siga así, intocable, pura, sincera, no la imagino matando gente a dos por tres. 
─Carol, estoy cansada. ─Y al mismo tiempo que dijo eso se le salió un bostezo. Miré a ambos lados─ ¿Podemos descansar? 
─Aún no ─Contesté─ Caminemos un poco más ¿sí?
─Pero estoy cansada. ─Se quejó─ ¿No podemos dormir aquí? 
─Está bien ─Accedí, para que no sospeche─ Pero subamos a un árbol.
Ella asintió y la ayudé a trepar uno, después subí detrás de ella, junto con Loki, que no pesaba tanto… Debe tener mucha hambre.
Después de unas horas, Sky ya se había dormido, y me quedé a hacer la guardia, con miedo a que alguien se presentara y nos atacara. Pero después el sueño me ganó. Creo que fue toda la adrenalina que gasté con los del hospital, y porque dormí muy poco y desde eso no he dormido demasiado. Como sea, lo que sé es que caí en un profundo sueño.
Desperté demasiado temprano, por el sonido de algo moviéndose, miré a mi lado y Sky no estaba, tampoco Loki. Baje rápidamente y la encontré a unos cuantos metros de donde dormimos, se llevó todas nuestras cosas con ella y estaba practicando con su arco.
─Hey. ─Le dije y ella se volvió sobresaltada─ Me asusté cuando no estabas cuando me desperté.
─Me desperté hace rato. ¿Sabes? Y me puse a pensar. ─Esto no es bueno, me miro acusadoramente y prosiguió, yo ni siquiera me moví─ Que después de darme esa… droga, pensaba que estaría encerrada por siempre en ése instituto. Pero después sales con la inesperada sorpresa de que nos vamos para que me ayudes a cazar y eso. Después de darme esa droga y justamente después de que te hayas escapado. Y llegaste también con una herida, pero me dices que no te atacó nadie. Pero no creo que esa herida se deba solo al perro. Entonces justo después de eso dices que tenemos que dar un paseo… No soy tonta ¿sabías? ¿Por qué nos fuimos de ahí? Mejor dicho: ¿De quién escapamos? 
Sky era muy lista, sabía eso, y que lo acabaría descubriendo. Pero esperaba que cuando lo descubriría, ya estuviéramos muy lejos. 
─ ¡Y no me digas que es para protegerme! Que te juro que ya me cansé de esa estúpida excusa. ─Estaba roja de la rabia, que me dio ganas de reírme, pero no lo hice.
─Cielo ─La llamé por su apodo que usaba cuando se molestaba conmigo─ No podíamos estar ahí. Tal vez no vayan a buscarnos, pero no podía correr el riesgo de seguir ahí, era demasiado peligroso. 
─ ¿Vayan? ─Se tomó del cabello presa del pánico─ ¿Quieres decir que son muchos? Oh dios. ¿En qué te metiste ahora?
─Lo hice para defenderme. No  hubo ningún muerto, tranquila.─ Se ponía sensible cuando se enteraba de una muerte.
─ ¿TRANQUILA? ¡PODÍAS MORIR! ─Me gritó, yo permanecí con mi postura relajada─ ¡TU JAMÁS ENTIENDES! ¿Has pensado que sería de mi si tú…
Pero en ese momento Loki ladró, y escuché pasos, viniendo, directamente hacia nosotras. Vi en los ojos de Sky su miedo, y también mi miedo, el miedo de que le pase algo.
─Vamos, Sky. ─Le di un pequeño empujoncito para que corra, y así lo hizo, y yo corrí detrás de ella. 
Escuchaba los pasos acercándose cada vez más, pero seguía corriendo sin mirar atrás, al parecer no nos habían visto, porque no sentía el sonido de algún arma o algo por el estilo. Así que seguí corriendo. No sé cuándo, ni como perdí a Sky, pero en ese instante me detuve y subí rápidamente a un árbol para que nadie me viera. Ví el cabello de un chico debajo del árbol donde estaba, y en ese momento oí el grito de mi amiga.
No sabía qué hacer, así que esperé a que el chico se acercará, y recé para que haya calculado bien. Después me lancé encima de él. Sentí un dolor en mis costados, creo que se me rompió una costilla, pero no me importo porque después lo voltee y lo primero que ví fueron sus ojos azules.
─ ¿Dónde está? ─Presioné mi cuchillo sobre su cuello.
─ ¿De qué hablas? ─El chico se hizo el rudote y me contestó con brusquedad. Es obvio que sí vio a Sky. Le hice un pequeño corte y el gimió.
─Cuidado como me hablas, niñito. Dime dónde está y te suelto. ─Lo amenacé.
─Si te lo digo no resultará ─Me presumió─ Somos muchos, y ustedes dos.
─Perfecto. ─Me levanté y desgarré mi blusa y lo use para hacerle un nudo a sus muñecas─ En ese caso, veamos cuanto te aprecian. 
Jalé su cabello castaño hasta que gritó lo bastante fuerte. En unos minutos llegarían aquí.
No esperé demasiado, de inmediato todos fueron a mí encuentro. Y ahí me sorprendí de lo que encontré. El morocho, su amiga, y su amigo ¿Liam? Mis conocidos del hospital. Me miraron mal, al igual que los demás, a quienes no conocía, ni me interesa conocer. 
─Suéltalo. ─Dijo el morocho. Rodé los ojos, que comentario más… patético. 
─Devuélvanme a la chica. ─Les dije, pero miré exclusivamente al rapado, Liam. Tenía la impresión que él era como… el más serio de todos ellos.
Una chica, alta y con el cabello color chocolate, llegó corriendo hacia nosotros y se aproximó hacía Louis gritándole. Pero un chico ruloso la atrapó antes de que llegara.
─ ¡LOUIS! ─Gritó la chica─ ¡Maldita sea! ¡Mátenla y ya! 
─Tranquila, que no te escucho. ─Le dije bruscamente─ No se me haría difícil matar a tú chico antes de que alguien me mate. Así que, me podrían matar, pero lo perderían. Razonen, por favor.
Sabían que tenía razón, por lo que se miraron entre sí. El ruloso tratando de calmar a la de cabello chocolate, porque se veía que me quería clavar una flecha o algo, se parecen en algo, deben ser hermanos. Al ver que todos se calman, prosigo:
─Bajen sus armas. Solo quiero a la chica. ─No puedo arriesgarme que descubran que es mi mejor amiga, podría ser peligroso─ Dénmela y yo les daré a su chico. Considérenlo como un trato.
─ ¿Cómo sabemos que podemos confiar en ti? ─Preguntó una chica, a la que disparé en el hospital─ Digo, ya me disparaste una vez ¿por qué confiar en ti?
─Buena pregunta. Pues mira, yo estoy confiando en ustedes en que me devolverán a la chica. Además soy lista, no me iré de aquí a menos de que me la devuelvan. Y ustedes no se irán a menos que les devuelva a… ¿Cómo se llama? ¿Louis?
─Somos más, podríamos acabar contigo rápidamente. ─Repuso el morocho.
─Es verdad. ─Admití─ Pero no soy tonta. Si veo algún movimiento sospechoso de alguno puedo clavarle mi cuchillo a su amigo, en el corazón. Así que me tendrán muerta… Pero también a su amigo.
Todos se dieron por vencidos, sabían que tenía razón. Entonces el morocho se fue, después de unos minutos regresó con mi amiga, amordazada. 
─Tráemela. ─Ordenó. El morocho miró a… Liam, y el asintió. Se acercó lentamente a mí, hasta que me dio a mi amiga. Cuando la tuve en mis brazos, relajé mis músculos, pero no bajé la guardia. 
─Ahora danos a mi hermano. ─Su hermana volvió a hablar. 
─Perdón, pero no confío en ustedes. ─Todos se quedaron con la boca abierta─ Me voy a ir de aquí. Y si me siguen mato a su amigo. Lo dejaré en el camino, lejos de aquí, la podrán encontrar, pero si oigo que me siguen… No duraré en matarlo.
Me fui alejando de ellos, llevando al chico y a mi amiga conmigo. Muy pronto los dejé de ver, pero no voltee para dejarles más fácil matarle. Cuando recorrí como un kilómetro, bajé al chico, Louis, y deje que respirara, después me arrodillé a lado de él y él se alejó de mí
─Tranquilo, no te haré daño. ─Dije con la cara más seria que tuve─ Quiero curarte.
Me voltee quitándole a mí amiga lo que la ataba, el chico no se movió porque creo que lo lastimé cuando me lancé encima de él. Cuando por fin estuvo liberada la abracé y ella me correspondió.
─Carol… ─Sollozo. Le acaricié el cabello.
─Tranquila. Todo está bien, estamos bien. ─Le acaricié el cabello hasta que se durmió. Me volví hacía el chico, que nos miraba atentamente.
─Lamento lo que sucedió. ─Le dije─ Solo quería recuperar a mi amiga. No podía dejarla ahí.
─Te entiendo. ─Respondió. Nos miramos seriamente por unos minutos, hasta que decidí comenzar a curarlo, lo más rápido que pude, para así poder escapar.
─Tú relación entre tu hermana y tú, me recuerdan a la mía y la de mi hermana. ─Empezó a decirme─ Pero no durará ¿sabes? 
─ ¿Durará qué? ─Pregunté, sin darle mucha importancia, mientras lo seguía curando. 
─Intentar protegerla. ­─Eso capturó mi atención, y lo miré─ En algún momento no lo tolerará y tratará de hacerlo por sí sola, ya no te permitirá protegerla. Evitarlo no lo hará imposible.
Me miro como si fuera su amiga, como si quisiera compadecerme. Tenía razón. Pero mientras yo viva no pasará nada de eso.
─No quiero ofenderte. ─Dije levantándome y dirigiéndome hacia mi amiga─. Pero saldé mis cuentas, ya te curé, y no me interesa tu amistad. Ahora me voy antes de que alguno de tus amigos me ataque.
─No son tan malos. ─Me contestó─ Serían buenos contigo si…
─No estoy dispuesta a convivir con ellos. ─Respondí y desperté a Sky─ Me odian, y mejor que sea así. Normalmente decepciono aunque no quiero. Es mejor que me odien.
Louis me miró irme con Sky, no hacia preguntas. De seguro estaba cansada, iríamos a la primera casa que encontremos. 
Cuando habíamos recorrido unos cuantos kilómetros, Sky , que tenía cara de estar a punto de desmayarse, se paró de golpe, al igual que yo: encontramos a Loki.
─ ¡Ahí estas! ─Suspiré. Pensé que lo había perdido para siempre. 
Loki ladró y se lanzó hacia nosotras y ambas le permitimos que nos babee la cara, nos estábamos riendo juntas. Hasta que oí el grito de Sky. 
─ ¿Sky? ─Me arrodillé junto a ella y sentí que no podía respirar, alguien le había lanzado una flecha. 
Miré por todos lados, pero por la noche no veía tan bien, este día ya me había acostumbrado a la luz del día. Hasta que sentí algo que se me clavaba en mi piel, y sentí ardor y dolor en esa parte. Me caí a lado de mi amiga respirando con dificultad.
─Llévenselas. ─Ordenó la voz del morocho: Zayn. 
Sentí unos brazos cargarme, no me permitiría desmayarme, me mantendría despierta, y vería que no le hagan nada a mi amiga. Respiraba con dificultad y mi cabeza me dolía. No pude cumplir mi promesa, y me desmayé.
 

 
Me desperté en una habitación, al parecer antiguamente era de una niña. Me dolía la cabeza, y vi que mi herida estaba curada.
─Saldé mis deudas. ─Miré hacia un lado y ahí estaba Louis viéndome serio─ Silencio, no les gusta que esté aquí, creen que debería odiarte.
─ ¿Y no lo haces? ─Alcé una ceja─ Así que ahora soy una prisionera. Y me dan en lugar de una celda, una habitación. Que considerados.
─La verdad es que es lo único que tenemos. ─Sonrió de lado.
─ ¿Sabes? Pensaba despertar algo así como en una fosa, una celda, algo encerrado. Pero ahí está la puerta ─Señalé la puerta─ Y ahí la ventana.
─Están cerradas, y la ventana esta con barrotes. Así que puedes considerarlo como una cárcel. ─Bromeó.
─Así lo considero, pero con estilo. ─Rodé los ojos─ Pensé que éramos amigos, ¿ayudaste a mi secuestro, Luchito?
─Bueno, tu dijiste que no querías amigos. Y no, no ayudé a tu secuestro, cuando desperté, me dijeron que estabas aquí. ─Se encogió de hombros, y luego de unos segundos río─ Estás secuestrada, llena de una casa de personas que quieren matarte, ¿y estás tan tranquila?
─Bueno, encontraré la manera de escapar. ─Le sonreí.
─ ¿Por qué me lo cuentas? ─Me miró desconfiado.
─Es confuso ¿verdad? ─Me levanté, dejándolo aún más confundido.
─ ¿Quieres usar el baño? ─Me preguntó levantándose igual que yo. Pensé un momento, así podría ver donde estaba Sky, necesitaba verla.
─Claro, tengo que polvearme la nariz. ¿Así se dice? ─Ambos reímos─ Te estás riendo con la persona que básicamente te amenazó con matarte. ¿y estás tan tranquilo?
─Que graciosa. ─Murmuró abriendo la puerta.
─Podría escaparme de ti fácilmente ¿sabes? ─Le dije sin importancia.
─Pero no lo harás. ─Dijo dirigiéndome hacia un pasillo.
─ ¿Cómo sabes qué no? ─Dije mirándolo mal. Odiaba que me tuvieran tanta confianza, me hacía sentir muy amigable. Sí, eso es algo malo para mí. 
─Es confuso ¿verdad? ─Me respondió de la misma manera. Rodé los ojos─ Llegamos. 
Pasé sin dirigirle la palabra y cuando entré al baño no me lo pude creer.
─ ¡No es verdad! ─Me tapé la boca para no reírme.
El baño es como el que tenía antes de todo esto. Tenían una ducha y a un lado estaban una pila de jabones y shampo. Como si no hubiera alguna guerra fuera. Empecé a carcajearme sin parar. 
─Yo muriendo fuera y ellos viviendo como princesas y princesos. ─Murmuré tomando una toalla y todo lo necesario. Después tomé una ducha.
 

 
Me miré en el espejo, era notable el cambio. Toda la suciedad de hace tiempo se fue cuando me tallé bien, y mi cabello ya no esta tan revuelto, ahora está con un poco de brillo y está más suave. Me veo casi como cuando estaba antes de todo esto.
─No debes acostumbrarte. ─Le dije a la desconocida del espejo─ No te quedarás por mucho tiempo.
Tomé mis cosas de ahí, y vi que había algo de ropa a un lado. Lo único que arruinaba mi cara, después de tanto tiempo, por fin clara y dejaba mi piel al descubierto, era la ropa sucia que traía. Pero no me atreví a tomar esa ropa. Y salí rápidamente de ahí.
Al salir me volví para cerrar la puerta y cuando voltee me choqué con alguien. Inmediatamente lo bloquee y lo tiré.  No era Louis, no sé porque él me dejó sola. Definitivamente hacía mal en confiar tanto en mí.
─No pierdes tu tiempo, eh. ─Era Liam.
─Pensé que ibas a atacarme. ─Me defendí mirándolo.
─No bajas la guardia ¿verdad? ─Se levantó, pero se tocaba el brazo, creo que ahí lo herí. 
─No cuando hay una casa llena de tantas personas dispuestas a matarme. ─Confesé encogiéndome de hombros.
Abrió la boca para defenderse, pero inmediatamente la cerró. Estiro una mano hacia mi rostro. Con mi pulso acelerado, antes de que me toque el rostro, aparté su mano y retrocedí un paso. El río.
─No te iba a hacer daño. Es solo que te ves tan diferente… No sabía que tus ojos eran verdes. No son del todo verdes ¿o sí? ─Me preguntó. Iba a contestarle algo sarcástico, pero su curiosidad se veía tan sincera…
─Es porque no me veías la cara. Pero no me culpes, no todos tienen un baño de cinco estrellas ahí fuera. ─Al final no me contuve. 
─No lo usamos siempre. Nosotros ahorramos el agua. Como todas nuestras cosas. ─Contestó serio. Creo que lo ofendí.
─Como sea, puedes librarte de mí cuando quieras. ─Debo admitir que me dolió lo que dijo, sutilmente me había dicho que estorbo.
Me dirigí hacia un pasillo, tenía la intención de ir a mí celda. Me comportaría, al menos por ahora. Sentí que agarraban mi brazo, me volví y vi a Liam mirándome.
─ ¿Qué…? ─ Pero él me miraba serio. Levantó su mano y la acercó a mi rostro, muy despacio lo acarició. Yo lo miraba sorprendida, pero él no me miraba. Empecé a reír.
─ ¡Suéltame! ─Aparté su brazo de mí y me volví rápidamente─ ¿Qué crees que hacías? 
─Yo… ─Decía confundido. Parecía que no sabía dónde se encontraba. Volví a reírme.
─No te bastará con coquetear conmigo ─Le informé, ahora sería─ No soy fácil, princesito.
Y sin importarme nada, fui hacia mi pequeña prisión. Al llegar me encerré en él. No sería fácil salir de ahí. Pero no importaba, nadie confiaba en mí. Solo necesitaba buscar a Sky. Pero me prometí algo, les haría la vida imposible a los de aquí. Hasta el punto de hartarlos y que me dejen salir. 


Sonreí mientras veía como caía la noche por la ventana. Ay, Carol, eres tan odiosa.
OS, Diana:

Con las manos temblorosas lleno la tina de agua. El agua estaba fría, como todo lo que le rodeaba. Pero ¿qué importaba ya? 
 
Vi tu foto en primera página, te hacen parecer tan pequeña. ¿Cómo podría alguien no echarte de menos?
 
Había oído que en la mayoría de los suicidios la persona dejaba una nota explicando el porqué de su elección. Pero Sophia no tenía nadie para explicarle nada. Estaba sola.
No importa lo que le dijeran, ya estaba decidida. No iba a dar vuelta atrás, ¿para qué? ¿Para soportar los abusos de personas desconocidas? No, no de nuevo
 
Yo jamás te trataría mal, no, no soy un criminal.
Hablo otro idioma, pero aun así te oigo llamarme.
 
Lágrimas resbalaron, de nuevo, por su mejilla pálida. Estaba reseca, no tenía ningún tipo de color y cuando la tocaba lo sentía como piedra. Pero a diferencia de ellas, Sophia sí sentía.
¿Por qué no intentaba gritar? Lo había hecho. ¿Por qué no intentaba escapar? Le había costado demasiado caro. ¿Por qué no luchó? Lo hizo, pero nadie la apoyaba. 
 
Se mete a la tina. Su piel no nota el agua fría, ya no siente. No tiene miedo de arrepentirse, solo necesita pensar en cada humillación, cada violación, cada grito ignorado, cada orgullo roto que tuvo que consolar.
 
Déjame ser el que encienda un fuego dentro de tus ojos. Parece que te sientes sola, ni siquiera me conoces, pero te noto llorar.
 
¿Hay alguien ahí? ¿Alguien que pueda escucharla? ¿Alguien que pueda salvarla? Solamente hay oscuridad, oscuridad y soledad que oprime su garganta impidiéndole respirar. ¿Para qué vivir, si se siente peor que el infierno? 
Déjame ser que te anime, y te salve la vida. No creo que te des ni cuenta,
de que estarás salvando la mía.
Lo hace rápido, sin dudas. Pero lo único que no toca el metal, es la panza. No quiere tocarla, a pesar de todo no quiere dañarle. 
¿Para qué parar? Aun así morirá, lo sabe. La irá comiendo desde dentro, consumiéndola y haciéndole daño. 
Quiere terminar, antes que en verdad lo sienta. No quiere que se forme, no quiere que venga a este mundo.
 
Diana, solo han sido cuatro meses, pero te has hundido mucho. ¿Cómo te podría alguien dar una pista tan falsa.
Quiero llegar a ti, quiero romper esas paredes.
Hablo otro idioma, pero aun así te oigo llamarme.
 
¿Por qué esa  canción? A pesar de todo es una masoquista. Desde que escuchó la canción no paró de llorar con ella. ¿Cómo la cantan sin que una no sienta la necesidad de gritar para que vengan? Pero no vienen, lo ha intentado millones de veces. ¿Dónde están? Se prometió a sí misma no gritar de nuevo, porque no quería sentir, de nuevo, que no tenía nadie a quien le preocupara. 
 
Todos necesitamos algo, esto no puede acabar ahora. Si me dejaras sostenerte, te juro que jamás te defraudaría.
 
El agua se tiñó de rojo. El rojo fue siempre su color favorito. Pero ahora al verlo, se siente asqueada, asqueada de la sangre, la enfermedad que tiene. Y la segunda razón por la que hizo todo esto. 
«La muerte es tranquilidad. Esta vida a medias es peor.» Recordó una cita de uno de los libros que leyó.
Eso necesitaba. Pensar que al irse de aquí, todo acabaría. Que la culpa, que ahora amenaza con ahogarla, desaparezca. Y que algún día pueda lograr perdonarla. Diana. 
Le costaba respirar, sentía todo el mundo desmoronarse. Sentía… No sentía nada. Y por primera vez sintió tranquilidad.
El Sida te mata. Es un virus que te consume. No hay cura. ¿Para qué seguir viviendo si al final ibas a morir? No tenía ni una razón para luchar. O tal vez una, pero la misma la convenció para hacerlo.
 
Diana, déjame ser el que encienda un fuego dentro de tus ojos. Parece que te sientes sola, ni siquiera me conoces, pero te noto llorar.
Diana, déjame ser que te anime, y te salve la vida. No creo que te des ni cuenta,
de que estarás salvando la mía.
 
¿Estará sufriendo? Sophia toca su barriga, que se nota un poco abultada. 
Llora en silencio, pero no por ella, sino por el bebé que tiene dentro de ella.
 
─Tú sí tienes una persona a la que le importas. 
 
Con un último suspiro pensó en su bebé. En que estaría con él, o ella, en otra vida. En una felíz, sin ninguna enfermedad que los destruya. ¿Para qué dar luz, en un mundo que no vale la pena?
Su último pensamiento, antes de morir, fue en el nombre que le daría a su bebé si fuera niña.
Diana.
 
Cariño estarías salvando la mía.
                                                      Cariño estarías salvando la mía.
 
I want you back :
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Aceptada.-

Una chica mala  , una chica mala y muy sarcástica!. Me encanto, ningún error ortográfico y usas guion largo, en verdad escribes muy bien.
Pero eres malvada, casi lloro por tu culpa!, soy demasiado sensible y vienes con esta perfección a hacerme sentir triste  . Que lindo crimen(?.
Ya estás participando!. Mucha Suerte!<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Invitado el Lun 03 Mar 2014, 12:30 pm

Hola dime Ana o como quieras, audiconare *no te creo*, dejare mi ficha en un rato, bueno Ana fuera, paz.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Carl´s® el Lun 03 Mar 2014, 1:18 pm

Sαm. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
'Louette Solange Levy'
Nombre del Representante: Emma Watson
Rol: Amigos con beneficios.
Chico: Ian Somerhalder
Capitulo u O.S de tu autoria: En spoiler.
Enemies or not:

Cuando por fin despertó Sky, le lancé una pequeña mochila.
─ ¿Qué es esto? ─Preguntó confundida. 
─ ¿Tanto estar encerrada te afectó? ─Bromeé y me miró mal─ Es una mochila, nos vamos de paseo.
─ ¿Qué pasó con todo tu discurso de ayer de que no me dejarás salir jamás y eso? ─Me miro con desconfianza.
─Lo cierto es que tenías razón. ─Mi amiga alzó una ceja─ Debo dejarte salir de ves en cuanto, y que aprendas a defenderte. Toma lo necesario, nos iremos lejos de aquí.
─ ¿Por qué? ─Me miro atentamente.
─Porque aquí no puedes obtener buena caza. ─Mentí sin problemas─ En otros lugares hay variedad, y te servirá para practicar.
Es obvio que la convencí. Sonrío satisfecha y fue a tomar lo necesario. Yo tome una pequeña mochila y puse, sin que ella lo notara, algunos de sus libros preferidos, no regresaríamos en una larga temporada. Sé que nadie sabe dónde estamos, pero no me arriesgaré, se trata de su seguridad. 
Cuando por fin todo estuvo listo, nos marchamos. El perro nos siguió fielmente a ambas. Una vez fuera el sol hirió mis ojos, pero Sky estaba muy contenta por salir, notaba como quería gritar y correr por ahí. Me recordaba mucho a una niña pequeña, sonreí. 
─Deberíamos ir por el este. ─Enlacé su brazo con el mío, como solíamos caminar por el instituto─ ¿Recuerdas las fresas que te traje aquella vez? Las robé en un huerto por el sur, los que cuidaban ahí se asustaron cuando llegué. Pero en ese tiempo aún eran flexibles, así que se los cambié por algunas semillas que me encontré por ahí…  
Seguí contando algunas cuantas historias, a Sky le gustaban las historias que le contaba, así que cada que podía se las contaba, me encantaban los gestos que ponía y como reía a veces. Me siento bien al hacerla reír. Creo que Sky es la única pura, la que aún tiene algo de esa humanidad que a muchos le quitaron desde esta guerra. Y prefiero que siga así, intocable, pura, sincera, no la imagino matando gente a dos por tres. 
─Carol, estoy cansada. ─Y al mismo tiempo que dijo eso se le salió un bostezo. Miré a ambos lados─ ¿Podemos descansar? 
─Aún no ─Contesté─ Caminemos un poco más ¿sí?
─Pero estoy cansada. ─Se quejó─ ¿No podemos dormir aquí? 
─Está bien ─Accedí, para que no sospeche─ Pero subamos a un árbol.
Ella asintió y la ayudé a trepar uno, después subí detrás de ella, junto con Loki, que no pesaba tanto… Debe tener mucha hambre.
Después de unas horas, Sky ya se había dormido, y me quedé a hacer la guardia, con miedo a que alguien se presentara y nos atacara. Pero después el sueño me ganó. Creo que fue toda la adrenalina que gasté con los del hospital, y porque dormí muy poco y desde eso no he dormido demasiado. Como sea, lo que sé es que caí en un profundo sueño.
Desperté demasiado temprano, por el sonido de algo moviéndose, miré a mi lado y Sky no estaba, tampoco Loki. Baje rápidamente y la encontré a unos cuantos metros de donde dormimos, se llevó todas nuestras cosas con ella y estaba practicando con su arco.
─Hey. ─Le dije y ella se volvió sobresaltada─ Me asusté cuando no estabas cuando me desperté.
─Me desperté hace rato. ¿Sabes? Y me puse a pensar. ─Esto no es bueno, me miro acusadoramente y prosiguió, yo ni siquiera me moví─ Que después de darme esa… droga, pensaba que estaría encerrada por siempre en ése instituto. Pero después sales con la inesperada sorpresa de que nos vamos para que me ayudes a cazar y eso. Después de darme esa droga y justamente después de que te hayas escapado. Y llegaste también con una herida, pero me dices que no te atacó nadie. Pero no creo que esa herida se deba solo al perro. Entonces justo después de eso dices que tenemos que dar un paseo… No soy tonta ¿sabías? ¿Por qué nos fuimos de ahí? Mejor dicho: ¿De quién escapamos? 
Sky era muy lista, sabía eso, y que lo acabaría descubriendo. Pero esperaba que cuando lo descubriría, ya estuviéramos muy lejos. 
─ ¡Y no me digas que es para protegerme! Que te juro que ya me cansé de esa estúpida excusa. ─Estaba roja de la rabia, que me dio ganas de reírme, pero no lo hice.
─Cielo ─La llamé por su apodo que usaba cuando se molestaba conmigo─ No podíamos estar ahí. Tal vez no vayan a buscarnos, pero no podía correr el riesgo de seguir ahí, era demasiado peligroso. 
─ ¿Vayan? ─Se tomó del cabello presa del pánico─ ¿Quieres decir que son muchos? Oh dios. ¿En qué te metiste ahora?
─Lo hice para defenderme. No  hubo ningún muerto, tranquila.─ Se ponía sensible cuando se enteraba de una muerte.
─ ¿TRANQUILA? ¡PODÍAS MORIR! ─Me gritó, yo permanecí con mi postura relajada─ ¡TU JAMÁS ENTIENDES! ¿Has pensado que sería de mi si tú…
Pero en ese momento Loki ladró, y escuché pasos, viniendo, directamente hacia nosotras. Vi en los ojos de Sky su miedo, y también mi miedo, el miedo de que le pase algo.
─Vamos, Sky. ─Le di un pequeño empujoncito para que corra, y así lo hizo, y yo corrí detrás de ella. 
Escuchaba los pasos acercándose cada vez más, pero seguía corriendo sin mirar atrás, al parecer no nos habían visto, porque no sentía el sonido de algún arma o algo por el estilo. Así que seguí corriendo. No sé cuándo, ni como perdí a Sky, pero en ese instante me detuve y subí rápidamente a un árbol para que nadie me viera. Ví el cabello de un chico debajo del árbol donde estaba, y en ese momento oí el grito de mi amiga.
No sabía qué hacer, así que esperé a que el chico se acercará, y recé para que haya calculado bien. Después me lancé encima de él. Sentí un dolor en mis costados, creo que se me rompió una costilla, pero no me importo porque después lo voltee y lo primero que ví fueron sus ojos azules.
─ ¿Dónde está? ─Presioné mi cuchillo sobre su cuello.
─ ¿De qué hablas? ─El chico se hizo el rudote y me contestó con brusquedad. Es obvio que sí vio a Sky. Le hice un pequeño corte y el gimió.
─Cuidado como me hablas, niñito. Dime dónde está y te suelto. ─Lo amenacé.
─Si te lo digo no resultará ─Me presumió─ Somos muchos, y ustedes dos.
─Perfecto. ─Me levanté y desgarré mi blusa y lo use para hacerle un nudo a sus muñecas─ En ese caso, veamos cuanto te aprecian. 
Jalé su cabello castaño hasta que gritó lo bastante fuerte. En unos minutos llegarían aquí.
No esperé demasiado, de inmediato todos fueron a mí encuentro. Y ahí me sorprendí de lo que encontré. El morocho, su amiga, y su amigo ¿Liam? Mis conocidos del hospital. Me miraron mal, al igual que los demás, a quienes no conocía, ni me interesa conocer. 
─Suéltalo. ─Dijo el morocho. Rodé los ojos, que comentario más… patético. 
─Devuélvanme a la chica. ─Les dije, pero miré exclusivamente al rapado, Liam. Tenía la impresión que él era como… el más serio de todos ellos.
Una chica, alta y con el cabello color chocolate, llegó corriendo hacia nosotros y se aproximó hacía Louis gritándole. Pero un chico ruloso la atrapó antes de que llegara.
─ ¡LOUIS! ─Gritó la chica─ ¡Maldita sea! ¡Mátenla y ya! 
─Tranquila, que no te escucho. ─Le dije bruscamente─ No se me haría difícil matar a tú chico antes de que alguien me mate. Así que, me podrían matar, pero lo perderían. Razonen, por favor.
Sabían que tenía razón, por lo que se miraron entre sí. El ruloso tratando de calmar a la de cabello chocolate, porque se veía que me quería clavar una flecha o algo, se parecen en algo, deben ser hermanos. Al ver que todos se calman, prosigo:
─Bajen sus armas. Solo quiero a la chica. ─No puedo arriesgarme que descubran que es mi mejor amiga, podría ser peligroso─ Dénmela y yo les daré a su chico. Considérenlo como un trato.
─ ¿Cómo sabemos que podemos confiar en ti? ─Preguntó una chica, a la que disparé en el hospital─ Digo, ya me disparaste una vez ¿por qué confiar en ti?
─Buena pregunta. Pues mira, yo estoy confiando en ustedes en que me devolverán a la chica. Además soy lista, no me iré de aquí a menos de que me la devuelvan. Y ustedes no se irán a menos que les devuelva a… ¿Cómo se llama? ¿Louis?
─Somos más, podríamos acabar contigo rápidamente. ─Repuso el morocho.
─Es verdad. ─Admití─ Pero no soy tonta. Si veo algún movimiento sospechoso de alguno puedo clavarle mi cuchillo a su amigo, en el corazón. Así que me tendrán muerta… Pero también a su amigo.
Todos se dieron por vencidos, sabían que tenía razón. Entonces el morocho se fue, después de unos minutos regresó con mi amiga, amordazada. 
─Tráemela. ─Ordenó. El morocho miró a… Liam, y el asintió. Se acercó lentamente a mí, hasta que me dio a mi amiga. Cuando la tuve en mis brazos, relajé mis músculos, pero no bajé la guardia. 
─Ahora danos a mi hermano. ─Su hermana volvió a hablar. 
─Perdón, pero no confío en ustedes. ─Todos se quedaron con la boca abierta─ Me voy a ir de aquí. Y si me siguen mato a su amigo. Lo dejaré en el camino, lejos de aquí, la podrán encontrar, pero si oigo que me siguen… No duraré en matarlo.
Me fui alejando de ellos, llevando al chico y a mi amiga conmigo. Muy pronto los dejé de ver, pero no voltee para dejarles más fácil matarle. Cuando recorrí como un kilómetro, bajé al chico, Louis, y deje que respirara, después me arrodillé a lado de él y él se alejó de mí
─Tranquilo, no te haré daño. ─Dije con la cara más seria que tuve─ Quiero curarte.
Me voltee quitándole a mí amiga lo que la ataba, el chico no se movió porque creo que lo lastimé cuando me lancé encima de él. Cuando por fin estuvo liberada la abracé y ella me correspondió.
─Carol… ─Sollozo. Le acaricié el cabello.
─Tranquila. Todo está bien, estamos bien. ─Le acaricié el cabello hasta que se durmió. Me volví hacía el chico, que nos miraba atentamente.
─Lamento lo que sucedió. ─Le dije─ Solo quería recuperar a mi amiga. No podía dejarla ahí.
─Te entiendo. ─Respondió. Nos miramos seriamente por unos minutos, hasta que decidí comenzar a curarlo, lo más rápido que pude, para así poder escapar.
─Tú relación entre tu hermana y tú, me recuerdan a la mía y la de mi hermana. ─Empezó a decirme─ Pero no durará ¿sabes? 
─ ¿Durará qué? ─Pregunté, sin darle mucha importancia, mientras lo seguía curando. 
─Intentar protegerla. ­─Eso capturó mi atención, y lo miré─ En algún momento no lo tolerará y tratará de hacerlo por sí sola, ya no te permitirá protegerla. Evitarlo no lo hará imposible.
Me miro como si fuera su amiga, como si quisiera compadecerme. Tenía razón. Pero mientras yo viva no pasará nada de eso.
─No quiero ofenderte. ─Dije levantándome y dirigiéndome hacia mi amiga─. Pero saldé mis cuentas, ya te curé, y no me interesa tu amistad. Ahora me voy antes de que alguno de tus amigos me ataque.
─No son tan malos. ─Me contestó─ Serían buenos contigo si…
─No estoy dispuesta a convivir con ellos. ─Respondí y desperté a Sky─ Me odian, y mejor que sea así. Normalmente decepciono aunque no quiero. Es mejor que me odien.
Louis me miró irme con Sky, no hacia preguntas. De seguro estaba cansada, iríamos a la primera casa que encontremos. 
Cuando habíamos recorrido unos cuantos kilómetros, Sky , que tenía cara de estar a punto de desmayarse, se paró de golpe, al igual que yo: encontramos a Loki.
─ ¡Ahí estas! ─Suspiré. Pensé que lo había perdido para siempre. 
Loki ladró y se lanzó hacia nosotras y ambas le permitimos que nos babee la cara, nos estábamos riendo juntas. Hasta que oí el grito de Sky. 
─ ¿Sky? ─Me arrodillé junto a ella y sentí que no podía respirar, alguien le había lanzado una flecha. 
Miré por todos lados, pero por la noche no veía tan bien, este día ya me había acostumbrado a la luz del día. Hasta que sentí algo que se me clavaba en mi piel, y sentí ardor y dolor en esa parte. Me caí a lado de mi amiga respirando con dificultad.
─Llévenselas. ─Ordenó la voz del morocho: Zayn. 
Sentí unos brazos cargarme, no me permitiría desmayarme, me mantendría despierta, y vería que no le hagan nada a mi amiga. Respiraba con dificultad y mi cabeza me dolía. No pude cumplir mi promesa, y me desmayé.
 

 
Me desperté en una habitación, al parecer antiguamente era de una niña. Me dolía la cabeza, y vi que mi herida estaba curada.
─Saldé mis deudas. ─Miré hacia un lado y ahí estaba Louis viéndome serio─ Silencio, no les gusta que esté aquí, creen que debería odiarte.
─ ¿Y no lo haces? ─Alcé una ceja─ Así que ahora soy una prisionera. Y me dan en lugar de una celda, una habitación. Que considerados.
─La verdad es que es lo único que tenemos. ─Sonrió de lado.
─ ¿Sabes? Pensaba despertar algo así como en una fosa, una celda, algo encerrado. Pero ahí está la puerta ─Señalé la puerta─ Y ahí la ventana.
─Están cerradas, y la ventana esta con barrotes. Así que puedes considerarlo como una cárcel. ─Bromeó.
─Así lo considero, pero con estilo. ─Rodé los ojos─ Pensé que éramos amigos, ¿ayudaste a mi secuestro, Luchito?
─Bueno, tu dijiste que no querías amigos. Y no, no ayudé a tu secuestro, cuando desperté, me dijeron que estabas aquí. ─Se encogió de hombros, y luego de unos segundos río─ Estás secuestrada, llena de una casa de personas que quieren matarte, ¿y estás tan tranquila?
─Bueno, encontraré la manera de escapar. ─Le sonreí.
─ ¿Por qué me lo cuentas? ─Me miró desconfiado.
─Es confuso ¿verdad? ─Me levanté, dejándolo aún más confundido.
─ ¿Quieres usar el baño? ─Me preguntó levantándose igual que yo. Pensé un momento, así podría ver donde estaba Sky, necesitaba verla.
─Claro, tengo que polvearme la nariz. ¿Así se dice? ─Ambos reímos─ Te estás riendo con la persona que básicamente te amenazó con matarte. ¿y estás tan tranquilo?
─Que graciosa. ─Murmuró abriendo la puerta.
─Podría escaparme de ti fácilmente ¿sabes? ─Le dije sin importancia.
─Pero no lo harás. ─Dijo dirigiéndome hacia un pasillo.
─ ¿Cómo sabes qué no? ─Dije mirándolo mal. Odiaba que me tuvieran tanta confianza, me hacía sentir muy amigable. Sí, eso es algo malo para mí. 
─Es confuso ¿verdad? ─Me respondió de la misma manera. Rodé los ojos─ Llegamos. 
Pasé sin dirigirle la palabra y cuando entré al baño no me lo pude creer.
─ ¡No es verdad! ─Me tapé la boca para no reírme.
El baño es como el que tenía antes de todo esto. Tenían una ducha y a un lado estaban una pila de jabones y shampo. Como si no hubiera alguna guerra fuera. Empecé a carcajearme sin parar. 
─Yo muriendo fuera y ellos viviendo como princesas y princesos. ─Murmuré tomando una toalla y todo lo necesario. Después tomé una ducha.
 

 
Me miré en el espejo, era notable el cambio. Toda la suciedad de hace tiempo se fue cuando me tallé bien, y mi cabello ya no esta tan revuelto, ahora está con un poco de brillo y está más suave. Me veo casi como cuando estaba antes de todo esto.
─No debes acostumbrarte. ─Le dije a la desconocida del espejo─ No te quedarás por mucho tiempo.
Tomé mis cosas de ahí, y vi que había algo de ropa a un lado. Lo único que arruinaba mi cara, después de tanto tiempo, por fin clara y dejaba mi piel al descubierto, era la ropa sucia que traía. Pero no me atreví a tomar esa ropa. Y salí rápidamente de ahí.
Al salir me volví para cerrar la puerta y cuando voltee me choqué con alguien. Inmediatamente lo bloquee y lo tiré.  No era Louis, no sé porque él me dejó sola. Definitivamente hacía mal en confiar tanto en mí.
─No pierdes tu tiempo, eh. ─Era Liam.
─Pensé que ibas a atacarme. ─Me defendí mirándolo.
─No bajas la guardia ¿verdad? ─Se levantó, pero se tocaba el brazo, creo que ahí lo herí. 
─No cuando hay una casa llena de tantas personas dispuestas a matarme. ─Confesé encogiéndome de hombros.
Abrió la boca para defenderse, pero inmediatamente la cerró. Estiro una mano hacia mi rostro. Con mi pulso acelerado, antes de que me toque el rostro, aparté su mano y retrocedí un paso. El río.
─No te iba a hacer daño. Es solo que te ves tan diferente… No sabía que tus ojos eran verdes. No son del todo verdes ¿o sí? ─Me preguntó. Iba a contestarle algo sarcástico, pero su curiosidad se veía tan sincera…
─Es porque no me veías la cara. Pero no me culpes, no todos tienen un baño de cinco estrellas ahí fuera. ─Al final no me contuve. 
─No lo usamos siempre. Nosotros ahorramos el agua. Como todas nuestras cosas. ─Contestó serio. Creo que lo ofendí.
─Como sea, puedes librarte de mí cuando quieras. ─Debo admitir que me dolió lo que dijo, sutilmente me había dicho que estorbo.
Me dirigí hacia un pasillo, tenía la intención de ir a mí celda. Me comportaría, al menos por ahora. Sentí que agarraban mi brazo, me volví y vi a Liam mirándome.
─ ¿Qué…? ─ Pero él me miraba serio. Levantó su mano y la acercó a mi rostro, muy despacio lo acarició. Yo lo miraba sorprendida, pero él no me miraba. Empecé a reír.
─ ¡Suéltame! ─Aparté su brazo de mí y me volví rápidamente─ ¿Qué crees que hacías? 
─Yo… ─Decía confundido. Parecía que no sabía dónde se encontraba. Volví a reírme.
─No te bastará con coquetear conmigo ─Le informé, ahora sería─ No soy fácil, princesito.
Y sin importarme nada, fui hacia mi pequeña prisión. Al llegar me encerré en él. No sería fácil salir de ahí. Pero no importaba, nadie confiaba en mí. Solo necesitaba buscar a Sky. Pero me prometí algo, les haría la vida imposible a los de aquí. Hasta el punto de hartarlos y que me dejen salir. 


Sonreí mientras veía como caía la noche por la ventana. Ay, Carol, eres tan odiosa.
OS, Diana:

Con las manos temblorosas lleno la tina de agua. El agua estaba fría, como todo lo que le rodeaba. Pero ¿qué importaba ya? 
 
Vi tu foto en primera página, te hacen parecer tan pequeña. ¿Cómo podría alguien no echarte de menos?
 
Había oído que en la mayoría de los suicidios la persona dejaba una nota explicando el porqué de su elección. Pero Sophia no tenía nadie para explicarle nada. Estaba sola.
No importa lo que le dijeran, ya estaba decidida. No iba a dar vuelta atrás, ¿para qué? ¿Para soportar los abusos de personas desconocidas? No, no de nuevo
 
Yo jamás te trataría mal, no, no soy un criminal.
Hablo otro idioma, pero aun así te oigo llamarme.
 
Lágrimas resbalaron, de nuevo, por su mejilla pálida. Estaba reseca, no tenía ningún tipo de color y cuando la tocaba lo sentía como piedra. Pero a diferencia de ellas, Sophia sí sentía.
¿Por qué no intentaba gritar? Lo había hecho. ¿Por qué no intentaba escapar? Le había costado demasiado caro. ¿Por qué no luchó? Lo hizo, pero nadie la apoyaba. 
 
Se mete a la tina. Su piel no nota el agua fría, ya no siente. No tiene miedo de arrepentirse, solo necesita pensar en cada humillación, cada violación, cada grito ignorado, cada orgullo roto que tuvo que consolar.
 
Déjame ser el que encienda un fuego dentro de tus ojos. Parece que te sientes sola, ni siquiera me conoces, pero te noto llorar.
 
¿Hay alguien ahí? ¿Alguien que pueda escucharla? ¿Alguien que pueda salvarla? Solamente hay oscuridad, oscuridad y soledad que oprime su garganta impidiéndole respirar. ¿Para qué vivir, si se siente peor que el infierno? 
Déjame ser que te anime, y te salve la vida. No creo que te des ni cuenta,
de que estarás salvando la mía.
Lo hace rápido, sin dudas. Pero lo único que no toca el metal, es la panza. No quiere tocarla, a pesar de todo no quiere dañarle. 
¿Para qué parar? Aun así morirá, lo sabe. La irá comiendo desde dentro, consumiéndola y haciéndole daño. 
Quiere terminar, antes que en verdad lo sienta. No quiere que se forme, no quiere que venga a este mundo.
 
Diana, solo han sido cuatro meses, pero te has hundido mucho. ¿Cómo te podría alguien dar una pista tan falsa.
Quiero llegar a ti, quiero romper esas paredes.
Hablo otro idioma, pero aun así te oigo llamarme.
 
¿Por qué esa  canción? A pesar de todo es una masoquista. Desde que escuchó la canción no paró de llorar con ella. ¿Cómo la cantan sin que una no sienta la necesidad de gritar para que vengan? Pero no vienen, lo ha intentado millones de veces. ¿Dónde están? Se prometió a sí misma no gritar de nuevo, porque no quería sentir, de nuevo, que no tenía nadie a quien le preocupara. 
 
Todos necesitamos algo, esto no puede acabar ahora. Si me dejaras sostenerte, te juro que jamás te defraudaría.
 
El agua se tiñó de rojo. El rojo fue siempre su color favorito. Pero ahora al verlo, se siente asqueada, asqueada de la sangre, la enfermedad que tiene. Y la segunda razón por la que hizo todo esto. 
«La muerte es tranquilidad. Esta vida a medias es peor.» Recordó una cita de uno de los libros que leyó.
Eso necesitaba. Pensar que al irse de aquí, todo acabaría. Que la culpa, que ahora amenaza con ahogarla, desaparezca. Y que algún día pueda lograr perdonarla. Diana. 
Le costaba respirar, sentía todo el mundo desmoronarse. Sentía… No sentía nada. Y por primera vez sintió tranquilidad.
El Sida te mata. Es un virus que te consume. No hay cura. ¿Para qué seguir viviendo si al final ibas a morir? No tenía ni una razón para luchar. O tal vez una, pero la misma la convenció para hacerlo.
 
Diana, déjame ser el que encienda un fuego dentro de tus ojos. Parece que te sientes sola, ni siquiera me conoces, pero te noto llorar.
Diana, déjame ser que te anime, y te salve la vida. No creo que te des ni cuenta,
de que estarás salvando la mía.
 
¿Estará sufriendo? Sophia toca su barriga, que se nota un poco abultada. 
Llora en silencio, pero no por ella, sino por el bebé que tiene dentro de ella.
 
─Tú sí tienes una persona a la que le importas. 
 
Con un último suspiro pensó en su bebé. En que estaría con él, o ella, en otra vida. En una felíz, sin ninguna enfermedad que los destruya. ¿Para qué dar luz, en un mundo que no vale la pena?
Su último pensamiento, antes de morir, fue en el nombre que le daría a su bebé si fuera niña.
Diana.
 
Cariño estarías salvando la mía.
                                                      Cariño estarías salvando la mía.
 
I want you back :
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Aceptada.-

Una chica mala  , una chica mala y muy sarcástica!. Me encanto, ningún error ortográfico y usas guion largo, en verdad escribes muy bien.
Pero eres malvada, casi lloro por tu culpa!, soy demasiado sensible y vienes con esta perfección a hacerme sentir triste  . Que lindo crimen(?.
Ya estás participando!. Mucha Suerte!<3
Oh ¡Gracias!  Me harás sonrojar con lo que me has dicho, muchísimas gracias  
Soy malvada... Pretenderé que es un cumplido. :meh: ¿? Yo igual soy muy sensible, pero aún así lamento casi hacerte llorar ;-; 
Gracias por aceptar mi ficha  Espero resultados (?) ahno es muy pronto
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Nothing. el Lun 03 Mar 2014, 3:41 pm

Anastacia escribió:Hola dime Ana o como quieras, audiconare *no te creo*, dejare mi ficha en un rato, bueno Ana fuera, paz.
Hola Ana!
La esperaré linda :3
besos :*
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Nothing. el Lun 03 Mar 2014, 3:44 pm

Carl´s escribió:Oh ¡Gracias!  Me harás sonrojar con lo que me has dicho, muchísimas gracias  
Soy malvada... Pretenderé que es un cumplido. :meh: ¿? Yo igual soy muy sensible, pero aún así lamento casi hacerte llorar ;-; 
Gracias por aceptar mi ficha  Espero resultados (?) ahno es muy pronto
De nada<3
Fue un cumplido, esa era la intención .
Yo también quiero resultados, pero si es pronto aún :c
besos<3!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Nothing. el Lun 03 Mar 2014, 4:31 pm

Porque estoy solitaa, y no tengo a nadie aquí a mi laaado... :manlycrypls: 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Carl´s® el Lun 03 Mar 2014, 4:58 pm

Hola
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Invitado el Lun 03 Mar 2014, 5:36 pm

'Antonette Lauren Evans'
♡Nombre del Representante: Jennifer Lawrence 
♡Rol:Amigos con beneficio
♡Chico: Harry Styles
♡Capitulo u O.S de tu autoria:
open me:
Yo soy curioso. Realmente soy curioso, ¿Por qué un empresarios multimillonario esta en un Burdel, de buena fama, estando casado? La respuesta tiene varias alternativas, a) Estoy aquí porque es la despedida de soltero de Logan, b) Eleanor, mi esposa, no complace mis necesidades comunes,  c) Ultima pero la más importante, quiero salir de mi rutina, bueno soy curioso y que mejor que esto, además hay una cuarta d) Soy un playboy, mentira quiero serlo, pero este día hare posibles mi sueños acostándome con un par o trió de putas.

—Hemos llegados, chicos— Sonrió. Rezo por que lo que ha dicho mi padre sobre este lugar sea cierto.
Los chicos se bajan de mi auto, una camioneta, me gustaría tener una marca más convencional, pero Eleanor insiste que este es el auto que deben usar las personas como yo, si realmente me conocieran sabrían que no me gusta seguir la moda, me refiero a que me gusta mostrar mi verdadero yo, pero debo vestir, usar objetos, respirar, comer, elegir como gente millonaria. Eso me cansa.
—Es tu última noche de soltero, Logan debes disfrutarla como se debe—Digo mientras entro al lugar. Los chicos me siguen.
—Buenas noches que se le ofrece a estos caballeros—Dice un chica, me retracto una vieja de 40 años que quiere aparentar 20, no lo consigue por supuesto, pero hay que destacar las operaciones que se ha hecho esta mujer senos de silicona, nariz de metal, labios de botox, pelo rubio con extensiones, eso no es una intervención clínica pero la tipa tiene el pelo así, ya saben las calidades de una puta cuarentona. Que desgracia de mujer.
—Tenemos una reservación en el club— Dice mi rubio amigo.
— ¿Cuántas chicas quieren?, ¿Quieren un combo o atención personalizada?,  ¿Baile exótico o sexo simplemente?— Dice sonriendo— Por cierto me llamo Lane — No sé si será su nombre de prostituta o de verdad, bueno es un misterio.
Salimos del local a petición de Liam.
— ¿Esto es un burdel?... Que va a pensar Marie de mí… Mi madre, Oh Dios soy una mala persona. — Dice Logan dramáticamente, el único “soltero del grupo” con una cara tan graciosa, saco mi celular para fotografiarlo. 
—Va hacer tu foto de contacto Logan— Digo riéndome.             
—Logan cálmate, Louis seguramente se equivoco de dirección, ¿Cierto?—Dice mirándome, yo niego.
—No me equivoque, este es el lugar—Susurro.
—TU… OH SANTO CIELO ENTRE A UN BURDEL… MI MADRE Y DANNIELLE… COMO LE EXPLICO ESTO—Dice mientras se arrodilla con una expresión de impotencia, si la Logan era graciosa, la de Liam es épica, yo ahora en mi interior estoy riendo, después lloro, me meo, muero, revivo, así sucesivamente.
—No digas nada de Mery—Le digo a Niall, dejándolo con la palabra en la boca.
—Bueno chicos que tal si nos vamos—Dice tranquilamente. Logan y Liam asisten.
— Chao chicos saludos a sus esposas— Digo yendo para la entrada del burdel.
—No, no, tú vienes con nosotros— Dice Liam. Mierda. Alto yo hago lo que quiero. — TU VIENES CON NOSOTROS… SIN PEROS—
—Pero…—Joder son mis mejores amigos lo tengo que llevar a su casa—Súbanse a mi auto— Estoy seguro que con mi hija o hijo voy a ser peor.
Enciendo el auto y pienso en el nombre de mi hija. Tal vez Hannah o Joan. Y si es hombre James o Daniel. Su padrino obviamente va a ser Harry, de mi segundo hijo o hija va ser zayn y  así sucesivamente… ALTO ZAYN Y HARRY, MIERDA. Se quedaron en el burdel coño. Conduzco hacia Neverland, ¿Qué curioso nombre?
—Hemos llegado— Digo bajándome.
— ¡¿POR QUÉ PUTA MIERDA ESTAMOS NUEVAMENTE EN  ESTE BURDEL DE MALA MUERTE?! — Dice Liam con ira. Yo por mi parte le sonrió burlonamente.
— ¡Liam James Payne esas no son palabras dignas de una dama!— Digo moviendo mi cara en señal de negación. Me vengo.
— TU… ¿ME ESTAS JODIENDO? —Lo miro en señal que no lo estoy jodiendo.
— A ver trió nerds…— Pienso la pregunta más estúpida para joderlos— ¿Cuántas personas somos? — Veo como empiezan a contar con los dedos. Enserio, se supone que nos graduamos de Harvard o Cambridge.
— Cuatro… — Logan se detiene a pensar su respuesta. Lo veo, ha entendido, en realidad todos han entendido, ahora que me fijo.
— ¡Guau han descubierto América! — Ironizo alabando su descubrimiento.
—Solo vinimos a buscar a Zayn y Harry— Asisto, lo sigo a la entrada de Neverland.
Tengo un plan, mis sueños de ser un playboy como Tony Stark se cumplirán, me acostare con putas. ¡Wiii! Que infantil. Lane está sentada en una especie de escritorio contando dinero, realmente es un buen negocio.
—Siempre vuelven…— Murmura, pero la escucho— Bienvenidos caballeros nuevamente, como les decía antes… ¿Atención personalizada o…—Liam detiene su parloteo con voz chillona. Gracias a Dios, esta señora además de ser plástica tiene una voz muy aguda.
—No, hemos vuelto por uno amigos…— Niall empieza a describir a Zayn, dejo de escuchar su conversación.
Me dé tengo a observar el interior de lugar hay muchas mesas y sillas, tipas con poca ropa caminando de aquí para allá, un bar muy extenso, tipos borrachos, sexo en la oscuridad, una escalera que supongo que dirige a una especie de motel, un escenario arriba de el hay un letrero con letras grande que pone Neverland, el mejor burdel de Londres, adelan de el están mucha perras aglomeradas alrededor de una cabeza con rulos… Harry. Dirijo mi vista nuevamente hacia los chicos, no están con Lane, perfecto.
—Zayn y Harry están hay— señalo el pelo de Harry, los chicos inmediatamente se dirigen hay, los sigo.
—Aléjense de mí por enésima vez— Escucho la voz profunda de Zayn, eventualmente Harry mira hacia atrás me distingue.
—Por fin, gracias a Dios— Dice levantando los brazos. Me rio, el me sonríe, corre hacia mi, las chicas a su alrededor lo miran extrañado. —Santo cielo, Louis gracias a Dios—Veo como Zayn se dirige hacia nosotros.
—Ahora vamos nos, odio este lugar, voy a matar al que me trajo aquí…—Expresa Zayn su odio hacia al mundo. Veo como nuestros padres sobresalen del grupo de rubias teñidas, escucharon bien sus padres, me dirijo hacia ellos hasta que me ven y murmuro yo me encargare de traerlos… Levantan el dedo pulgar.
—Te lo juro nuestros padres estaban hay— Escucho decir a Harry, me dirijo hacia ellos, me observan yendo hacia la entrada me siguen.
Ahora estamos frente a mi auto, le entrego las llaves a Harry todos me miran extrañados, mi mejor amigo abre la boca para seguramente preguntarme si me siento bien.
—Yo me quedo aquí si me acompañan— Señalo la entrada, me miran capto su mensaje, creen que los estoy jodiendo.
Tomen nota chicas el orgullo de un hombre duele más que una patada en la entrepierna.
—Lo entiendo…—Me miran comprensivos, hay va el ataque—Son unos maricas— Niall y Logan viene hacia mí. Sonrió.
Chica el consejo anterior funciona con los dóciles, este es para los duros, déjeme decirles que el ego de un hombre es como el corazón de las chicas.
―No quieren entrar… por que no quieren que las putas se enteren de que son malos en la cama— Zayn y Liam ahora están al lado mío, Styles el hueso duro de roer, pero con el ego más alto. Lo voy a atacar por donde más le duele “su mami”
—Chicos ustedes sabían que Anne me quiere más a mí que a él— Sonrió, mientras escucho los gruñidos de Harry.
—Una hora Tomlinson—Me recrimina Harry— Mi mami me ama mas a mí.
Me rio entre dientes y hago señas de que me sigan al local. Diviso a nuestros padres, ellos me miran sonrientes, mi padre me mira orgulloso de mi logro nunca había visto esa cara, ni siquiera cuando me gradué de la universidad o en mi boda, nunca estuvo orgulloso de mi hasta ahora. Se siente genial, me retracto es maravilloso.
Nos sentamos en unos sillones al frente del escenario, los chicos s no hablan y están cabizbajos, me siento culpable.
—Nos quedaremos hasta el termino del show—Le sonrió melancólico, no seré un playboy como mi padre. Ellos por su parte me sonríen. —Pero ven el show—Todos asisten.
Dirijo mi mirada hacia el escenario Lane está en el medio ilumina por un reflector.
—Buenas noches caballeros, les presentares a las estrella de Neverland—  Veo a una chica que está iluminada por un reflector— Ella es Mel, la tentación, están dispuestos a pecar por esta señorita— Es una chica alta y esbelta, con el pelo castaño claro, nada del otro mundo según yo—Sigamos aquí tenemos a Di, puede verse inocente pero es la personificación de la perversión— Es casi igual a la otra excepto por qué señorita inocencia tiene el pelo castaño— Ahora llego nuestra belleza inmaculada, según muchos hombres Bella es lo mejor de lo mejor— Lane siguio hablando pero no le preste atención.
Toda estaba puesta en ella, la persona más bella en el mundo, la perfección, la maravillosa Bella, su nombre tiene mucho sentido. Tengo la necesidad de hacerla mía y de nadie más, la sigo observando, describiría su belleza pero no existe palabras, lo intentare,  partamos por sus largas y  finas pestañas, su pestañeo se asimila al revoloteo de una mariposa, sus ojos son el cielo y que al cerrarlos es total oscuridad, sus labios son un suave dulce que muy pocos tiene el placer de probar, son de un suave carmesí,  esta sonriendo, su sonrisa es inigualable capaz de alegrar el dia mas triste, sus dientes son perlas brillantes que ciegan,  su cuerpo es de una diosa, ni siquiera la misma Afrodita podría superarlo, seguiría dando testimonio de su perfección pero no existen palabras.
 No soy de las personas que creen o piensa esto pero ella me está consumiendo, no sé de qué forma pero lo está haciendo.
Narrador omnisciente:
—Hay muchas caras nuevas así que les daré la bienvenida como se debe—Exclama Lane con una sonrisa estampada en el rostro, falsa por supuesto.
Lane recita:                         "Bienvenidos, bienvenidos sean al Neverland.
                                               Sólo los valientes se atreven a entrar, ¿Estás tú listo?
                                               ¿Cuál de estas seis chicas te hizo mirar?
                                               ¿Cuál de estas seis chicas te atrajo hasta acá?
                                               Bienvenidos, bienvenidos sean al Neverland.
                                               Donde tus sueños se harán realidad.
                                               Y tus pesadillas se convertirán en tu mayor deseo.
                                               Sean bienvenidos a Nuncajamás..."
Mientras que en otro lugar había un señor sentado,  realmente un hijo de puta, el es… bueno él, no tiene nombre. 
Él:                                          "...Dime, ¿Con cuál de estas chicas te gustaría estar?
                                               Yo que tú me abstendría de entrar, estas chicas son capaz de matar.
                                               Al entrar te asustará lo que descubrirás, y con tu mami te querrás largar.
                                               Bienvenido, bienvenido seas al Neverland.
                                              ¿Seguro que quieres entrar?"
El observo la presentación. De pronto todo es oscuridad en el escenario, en este momentos una a mezcla del cielo y el infierno, por que verlas a los 6 ángeles de la perdición están seduciendo con sus sensuales pasos a la perversión y lujuria con simple lenguaje corporal, con sus ojos conducen a un camino lleno de maldad y locura, sus labios seguramente te llevaran a la perdición, sus caricias, si llegan a tocarte, te transportaran aun mundo de adición, sus besos son drogas, simplemente moriste en sus brazos porque ya vas a ser adicto a cada célula de su cuerpo. Esto te consumirá como una droga, te llevara al final de tus días. Ellas son brujas ya que te hechizan y te mantiene sujetos a su encanto.
Tus pensamientos, memorias, tu cuerpo, tu alma, todo será de ellas.  Y tú serás un adicto a su persona y con eso morirás poco a poco.
 


Última edición por Anastacia el Lun 03 Mar 2014, 9:35 pm, editado 3 veces
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Nothing. el Lun 03 Mar 2014, 6:25 pm

Ana, linda podrías acomodar tu ficha, creo que algo salio mal con un code e hizo que se desordenara y no la puedo leer bien. 
besos<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Nothing. el Lun 03 Mar 2014, 6:28 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Hola
Hola! 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: —I want you back.||N.C.||RESULTADOS<3||

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.