O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cambiar y Borrar Cuentas |5|.
Hoy a las 10:23 pm por Legendary.

» Mover y Borrar Temas |12|
Hoy a las 10:17 pm por Legendary.

» être dans la lune.
Hoy a las 8:47 pm por Ongniel

» Nada es como se ve xAudicionesx
Hoy a las 8:08 pm por rarelyworld

» insert title here; pvt
Hoy a las 7:53 pm por blackstairs

» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 2:05 pm por Celyn

» Life’s too short to even care at all
Hoy a las 1:55 pm por Ariel.

» Sun and Moon
Hoy a las 1:02 pm por Karasuno

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 1:02 pm por Karasuno

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

how far we've come. {resultados.

Página 3 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Invitado el Jue 06 Mar 2014, 9:08 am

Herondale. escribió:e.e Hola amore, hihihi... Ya sabes el motivo de mi visita(?
hola amore. no, claro que no (?).
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Invitado el Jue 06 Mar 2014, 9:11 am

Karou. escribió:Vieja maldita pelotuda ame la idea obviamente voy a audicionar aunque no se por quien JA! creo que no se pero ame la idea y pero ello estoy aqui.
Perras soy la unica que le dice micky a micky! na' no e la crean pero yo inicie diciéndole así anhque.
Viria...:

esta puta computadora no me deja poner los genialosos gifs pero si he leído la rules, ya tu sabe!
¿por qué tantos insultos? :c.
no, la verdad una amiga me dice micky porque su hermana también se llama mica, así que perdiste, ahre.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Sunrise. el Jue 06 Mar 2014, 11:35 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
maxwell copper & lennox audrey grace.

Rol: Griega | El hijo de Vulcano.
Progenitor: Zeus.
Representantes: Freya Mavor | Jhutch.
Escrito:
She will be loved:
cap 001
she will be loved[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Tomo aire mientras me siento en el cómodo sillón de la cabina del tren. Extrañamente, tengo la cabina para mí sola, pero supongo que eso está bien.
Saco mi celular y rebusco en mi mochila mis audífonos. Al encontrarlos, le pongo play a la música a todo volumen y me decido por ver el paisaje. Veo cómo la ciudad de New Orleans se aleja a medida que el tren avanza y va siendo reemplazada por grandes e incontables arboledas. El color verde me recuerda a todos esos momentos en aquel viaje hace varios años, a todas esas locuras que hice cuando era más joven y en todos los problemas que me metí por eso. Varios no se arrepentirán de nada de lo hayan hecho, pero yo sí. Me arrepiento de la mayoría de las cosas. Pero igual sé que esperar a que la vida nos trate bien porque somos buenas personas es como que un toro no te ataque porque eres vegetariano.
La canción de Green Day retumba en mis oídos y hasta creo que lo hace a propósito, ya que la letra no es muy favorecedora en estos momentos.

Aquí viene la lluvia nuevamente, cayendo desde las estrellas. Empapado en mi pena nuevamente. Volviéndonos quienes somos cómo los restos de mi memoria, pero nunca olvidare lo que perdí. Despiértame cuando septiembre termine.

Una imagen, un olor, un sonido, nos traen una vivencia que sigue viva, latiendo. Va más allá de que uno quiera o no, ese recuerdo vuelve sin permiso, sin ser llamado. Y ahora todos los recuerdos llegan a mí cómo estrellas fugaces que se hacen películas en mi mente. Llega la sonrisa de Noah, para luego marcharse y dejar su rostro empapado de lagrimas y su pequeña boca diciendo te quiero. Veo cómo Gina grita desde la puerta mientras yo sólo tomo un taxi y me largo de allí. No estoy soñando despierta, estoy recordando. Llegan esos momentos en el autobús, todas las peleas con Simone y los abrazos con Theo. No lloro, ninguna lágrima resbala en mi rostro, pero sé que tengo ganas de hacerlo. De la nada, mi mente queda en blanco y llega un recuerdo no muy lejano de mis días en París mientras trataba de pintar la Torre Eiffel.
Era una tarde de primavera y el sol ya quería irse cuando veo una cabellera castaña oscura acompañada de unos ojos más azules que el propio mar entre la multitud. Sabía que el podía verme, lo estaba haciendo y ninguno de los dos aparto la mirada por un largo rato.
Su rostro era inexpresivo, pero pude notar una pizca de tristeza en los ojos, cómo si verme le doliera. Y sentí tanto ese dolor que no pude aguantarlo y dirigí la vista a mi dibujo. Cuando traté de volver a encontrarlo, Benjamin se había ido.

{…}

—Señorita —escucho una voz en la lejanía. Todo está oscuro y sé que estoy durmiendo —. Señorita, despierte —vuelvo a oír, hasta que la voz se hace más clara y abro los ojos. Diviso a un hombre vestido de un traje azul y un lindo al igual que gracioso gorro, supongo que es el conductor del tren. Me sonríe e imito su acción —. Ya llegamos.

Le agradezco mientras el me ayuda a bajar mi maleta de la repisa y me la entrega con suma delicadeza. Salimos de la cabina y caminamos por los vagones hasta llegar a la salida del tren.

—Adiós y gracias otra vez —artículo antes de bajar al asfalto de la estación. Se cierra la puerta detrás de mí y escuché la bocina de los típicos trenes, cómo si fuera un saludo. Veo cómo el ferrocarril se aleja por la vía y respiro el aire de San Francisco.

Huele a casa, pienso. Porqué eso es lo que exactamente es, mi casa.

Tomo la maleta me encamino hacia la salida. Esperaba tomar un taxi y viajar hasta casa, pero escucho cómo una voz masculina grita mi nombre. Giro sobre mis talones y veo a un Theo alegre con una sonrisa en el rostro acercándose a mí. No puedo reprimir la risa cuando casi tropieza con un señor de aspecto de matón, pero, por suerte, el señor tan sólo lo mira mal y sigue su camino.
Al llegar hacia a mí, rodea mi cadera en sus brazos y me levanta en el aire mientras da varias vueltas. Por fin lo tenía de vuelta conmigo, a mi lado.

—No puedo creer que estés aquí —susurro en su oído cuando logro abrazarlo.

—Nunca me fui, Nastie —responde. Se aleja unos centímetros de mí y me mira a los ojos —. ¿Sabes lo que fue no tener a quién molestar cuando se me diera la gana?

—Tienes a Simone, idiota —termine con nuestro contacto físico y me cruzo de brazos mientras el agarra la maleta.

—Sí, pero yo quería a Nastie, mi Nastie —rodeo su cadera con mi brazo derecho mientras él descansa su brazo izquierdo en mis hombros y comenzamos a caminar.

—¿Sabes?, cualquiera diría que estás enamorado de mí —digo con arrogancia.

—¿Y a quién mierda la importa lo que digan los demás? —pregunta con una sonrisa —. Dime, ¿cómo fue tu viaje rebelde por el mundo?

—¿Rebelde? Los visite para navidad, no jodas. Y además no fui por el mundo, sólo visite Alaska, Italia y Francia este año.

—¿Volviste a Francia? —sé porqué venía esa pregunta. Theo sabía muy bien a quién había visto en ese lugar.

—Al menos debía intentarlo —me encojo de hombros. Llegamos al estacionamiento y veo el moderno auto de mi hermanastro.

—Ten —dice arrojándome unos lentes de sol, mis favoritos, sin duda. Lo miro extrañada, pero una sonrisa se me escapa.

—¿Pasaremos por el puente? —indago mientras me subo al automóvil.

—Dalo por hecho —murmura antes de encender el motor y prender la música a todo volumen. Pasamos por el famoso puente de San Francisco y después de varios minutos, ni me doy cuenta cuando llegamos a casa. Grande y pintoresca, los Trinket sí éramos importantes y la casa está igual que siempre.

{…}

Saludo a mis padres y tenemos la típica charla de cuando regreso a casa. Dicen que mi trabajo de pintora y fotógrafa es inestable y que todo sería mejor si siguiera su camino. Pero, ¿abogada yo? No, estoy bien así. Busco en las habitaciones un indicio de Noah y en vez de eso me encuentro a una Simone con un libro en mano y los ojos llorosos.

—¿Qué te sucede? —pregunto interrumpiendo su lectura. Levanta la vista y sonríe.

—No es nada, sólo es que llegue a una parte triste del libro —se encoje de brazos. Leo en el título del libro Finale y río. Simone siempre amo la saga de Hush Hush, nunca consiguió el último libro. Cierra este y se levanta de la cama —. Necesito que me ayudes seriamente a sacar a Patch del libro —dice con suma seriedad, tanta que no puedo reprimir la risa.

—Creí que nunca diría esto, pero te extrañé —se acerca a mí y me abraza.

—Yo también lo hice, Anastasia.

{…}

—Nastie, ¿te quedaras para año nuevo esta vez? —pregunta Noah con su encantadora voz, mientras se metía un gran pedazo de lasaña en la boca. Observo con desconfianza a mi familia, sin saber que contestar.

—Hazlo, sería bueno empezar el año contigo —confiesa mi padre mientras Gina afirma con la cabeza. Veo cómo Noah espera impaciente mi respuesta.

—Bien, lo haré —digo sin más, a lo que todos sonríen.

—Perfecto, lo pasaremos en casa del vecino. Todo el vecindario estará allí —comenta mi madrastra y trato de forzar una sonrisa.

—Y Nastie, ¿ya encontraste a alguien que me de nietos? —inquiere mi padre.

—No exactamente —comienzo a jugar con mi comida cuando siento la mirada de Noah.

—Pues, yo creo que Nastie merece ser amada. Y sé que ella lo será.

she's not there.:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Era una mañana cualquiera. No había comenzado bien, pero eso era normal. Harry despertó de sus pesadillas y se llevo las manos a la cabeza, intentando alejar todos esos malos pensamientos. Respiró hondo, tratando de calmar el bombeo de su pecho y cerró los ojos por un momento; un momento para decirse que todo estaría bien. Aún sentía el calido aliento de Lydia al borde de sus labios. Tuvo la oportunidad de besarla, pero no lo hizo, no podría hacerlo en el estado en que ella se encontraba.
Varias noches antes, Harry decidió confesarle a su mejor amiga sus sentimientos, pero ella tan sólo no escuchó y se emborrachó. En este preciso momento debería de estar dándole el beso del buen día a Liam. Mi Lydia, pensó. Siempre había tenido ese sentimiento por la castaña, sólo que nunca había tenido el valor para decírselo. Y ahora se arrepentía por no haberlo hecho.
Hasta se imaginaba lo que harían hoy. Irían a tiendas, comprarían flores, harían las decoraciones y listo; para este martes ya se habrían casado. Y él asistiría. ¿Qué peor que ver al amor de tu vida casándose con otra persona? Liam no era malo para Lydia, era uno de los hombres más amables y atentos que había conocido, y eso lo hacía peor.

Prendió la televisión para ver las noticias y recordó que la noche anterior el meteorólogo había dicho que ese día habría una gran tormenta, pero el cielo azul con ese sol brillante se encontraba en el cielo. Este no se tornaba para nada gris y Harry no tenía ninguna duda de que el sol no lo dejaría solo hoy.

Salió de la gran y solitaria casa, saludando a la nada. Porqué sin contarlo a él, no había nada. Todo había pasado tan rápido… El hoy se convirtió en ayer y apenas cerró los ojos, cuando se había quedado solo; completamente solo.
Tenía a Louis, su mejor amigo, pero este estaba muy ocupado en sus pequeñas vacaciones con Alice, su prometida. Sabía que Tomlinson se lo merecía más que nada y tampoco es que iba a reprocharle, ya que el día después de que Louis se fue, su abuela Beatrice había fallecido. Buena suerte la mía, se dijo a sí mismo.

Comenzó a caminar hacia su cafetería favorita, tratando de esquivar el agua de los charcos que yacía en las calles de Londres. El día anterior había lloviznado, y supuso que ese día nada caería del cielo. Metió las manos en los bolsillos de su gran abrigo, no nevaba ni llovía, pero el viento soplaba fuerte en la gran ciudad.

Escuchó el sonido de una pequeña campana detrás de él, era de esas de las pequeñas bicicletas y giró la cabeza hacia atrás para encontrarse con una niña de cabellos rubios tratando de pasar. Harry se hizo a un lado, para dejar pasar a la niña y esta le sonrió.

Llego a la cafetería y se hundió en el olor a café. Respiró hondo ese aroma tan exquisito que siempre le había gustado y ya podía escuchar ese pequeño timbre que sonaba cada vez que estaba el hecho pedido.

En aquella cafetería, frecuentaba mucha gente la mayoría del tiempo. Hoy, al ser domingo, no había tantas personas, pero le habría gustado algo más de intimidad. Sacó un número y se enfiló atrás de una pareja que parecía estar muy feliz. La fila no avanzaba con mucha rapidez, pero valía la pena esperar. Se dispuso a mirar por la ventana cómo la gente caminaba por delante de sus ojos y seguían sus vidas.
Luego miró hacia las personas dentro del café. Había personas acompañadas, hablando animadamente con su compañía, algunos estaban sumidos en sus pensamientos, un par perdidos en las páginas de sus libros y otros sonreían torpemente escribiendo textos en su teléfono móvil.

Distraídamente volvió su vista hacia la ventana otra vez, pero había algo diferente. En el portabicicletas había bicicleta celeste con una pequeña canasta de mimbre.

La gran puerta se abrió y por el rabillo del ojo a una pequeña mano que se acercaba al marcador y sacaba el número cuarenta. Algo le llamó la atención en aquel brazo, que lo dejo algo anonado. Había marcas, eran oscuras y por un momento, Harry pudo detectar el olor a sangre.

Sintió que algo cayó al suelo; una cadena de oro sin ningún dije en especial. La muchacha –o por lo menos eso creía que era- no se molestó en levantarla, así que Harry se agachó para tomarla y estiró el brazo hacia aquella persona.

Y ahí estaba ella. Hermosa. El sol haciendo notar sus ojos oscuros con un brillo peculiar en ellos que alumbraba toda ella y su melena anaranjada estaba desordenada. Ella sonrió al instante, haciendo que las rodillas del castaño se volvieran débiles y los dragones en su estomago comenzarán a rugir y lanzar llamas. ¿Acaso había encontrado una sonrisa tan hermosa que hasta lo hacía feliz?

—Creo que se te cayó —dijo el haciendo notar la cadena que dedujo que era un brazalete. La pelirroja bajó la mirada hasta él y lo tomó, rozando con sus delicados dedos la mano de Harry y este sintió algo inexplicable al hacer conexión con ella.

—Gracias —murmuró con una timidez tan inocente que Harry casi se derrite, literalmente. La muchacha notó lo embobado que estaba él y largo una pequeña risa, mientras las mejillas de Styles tomaban un color rosa.

—L-Lo siento —se disculpó torpemente.

—Descuida, ojala los chicos cómo tú me miraran así frecuentemente —no dejó de sonreír en ningún momento. ¿Estaba siendo amable? Debería, porqué si un chico no se diera cuenta de lo hermosa que era sin duda estaba ciego o quizás loco.

—Soy Harry, número treinta y nueve —dijo de la nada. Hasta eso lo sorprendió a él mismo, pero la pelirroja no se vio sorprendida.

—Lennon, cuarenta —respondió con sutileza. Hasta su nombre era hermoso, peculiar, pero aún así hermoso.

—¡El que sigue! —gritaron desde la barra. Harry giró en sí y se dio cuenta de que toda la fila se había dispersado y él era el siguiente.

—¿Quieres ser tú la cuarenta? —preguntó.

—¿Me dejarías serlo?

—Si es que te sientas conmigo sí.

Lennon pasó por su lado y Harry respiró hondo su perfume. Era exquisito, más que el aroma de aquel café. Hicieron su pedidojuntos y se sentaron en una mesa al lado del ventanal. Los dos hablaban animadamente, congeniaban muy bien juntos; les gustaba las mismas cosas, eran muy parecidos entre sí. Las risas de Lennon no paraban, y cada vez que ella sonreía a Harry se le aceleraba el corazón.

Pero él tenía preguntárselo, necesitaba hacerlo. ¿Por qué tenía esas marcas en sus débiles brazos?, ¿Qué podía ser tan malo cómo para lastimarse de esa forma?

—Lennon, dime, ¿porqué tienes esas marcas y que puedo hacer para curarlas?

La pelirroja se sorprendió por la pregunta. Sus hombros se encogieron y la mirada se le volvió vacía. Cómo si recordara algo muy triste.

—No lo quieres saber, Harry —tomó un sorbo de su taza.

—Está bien, no hablaremos del tema, pero prométeme que ya no lo harás —la miró directamente a los ojos y tomó su mano. Esto tomó de sorpresa a Lennon, pero hizo lo que pudo para que dejara eso atrás.

—Lo prometo —dijo al fin —. Está será la última vez, Harry —el castaño sonrió, pensando que dejaría ese mal habito. Y lo hizo, lo dejó para siempre.

{…}

Harry estaba más que emocionado. Se levantó con una boba sonrisa en la cara, ni el feo clima lo detendría, hoy la volvería a ver. Se puso su sweater color beige y al abrir la puerta se encontró con una Maggie toda empapada.

—¿Maggie? —indagó extrañado. Ella casi nunca lo venía a ver a casa ya que siempre estaba trabajando en la cafetería y el frecuentaba ese lugar.

—Tienes que acompañarme —dijo ella simplemente. Tomó su chaqueta y cerró la puerta detrás de él. Corrieron bajo las gotas que caían del cielo, tratando de pasar lo más rápido para dejar de mojarse. A varias cuadras antes del café se metieron a un vecindario privado y la puerta de una gran y calida casa estaba abierta.

Se adentraron al hogar y todos estaban vestidos de negro. La mayoría lloraba, otros yacían en silencio. Todos los sabían, pero nadie decía nada. ¿Y cómo iba él saberlo?, ¿cómo iba a darse cuenta? Ni siquiera entendía porqué estaba ahí y ya no había tiempo para decir lo que sentía. Maggie no dijo nada, pero apunto con la mirada a un cajón sin cobertura. Harry fue acercándose lentamente al hermoso cuerpo dentro de él.

Y ahí estaba ella, cómo siempre hermosa. Sólo que sus ojos ya no brillaban, ella ya no sonreía.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Karou. el Jue 06 Mar 2014, 3:54 pm

di angelo. escribió:
Karou. escribió:Vieja maldita pelotuda ame la idea obviamente voy a audicionar aunque no se por quien JA! creo que no se pero ame la idea y pero ello estoy aqui.
Perras soy la unica que le dice micky a micky! na' no e la crean pero yo inicie diciéndole así anhque.
Viria...:

esta puta computadora no me deja poner los genialosos gifs pero si he leído la rules, ya tu sabe!
¿por qué tantos insultos? :c.
no, la verdad una amiga me dice micky porque su hermana también se llama mica, así que perdiste, ahre.
Perdon es que la emoción me ha ganado ;__;
Rayos pero te seguire diciendo micky el resto de mi exitencia. Gracias por decir esas cosas de mi cap te adoro!
avatar


Ver perfil de usuario http://weheartit.com/myself_always

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Invitado el Jue 06 Mar 2014, 6:21 pm

Sunrise. escribió:
 
maxwell copper & lennox audrey grace.

Rol: Griega | El hijo de Vulcano.
Progenitor: Zeus.
Representantes: Freya Mavor | Jhutch.
Escrito:
She will be loved:
cap 001
she will be loved


Tomo aire mientras me siento en el cómodo sillón de la cabina del tren. Extrañamente, tengo la cabina para mí sola, pero supongo que eso está bien.
Saco mi celular y rebusco en mi mochila mis audífonos. Al encontrarlos, le pongo play a la música a todo volumen y me decido por ver el paisaje. Veo cómo la ciudad de New Orleans se aleja a medida que el tren avanza y va siendo reemplazada por grandes e incontables arboledas. El color verde me recuerda a todos esos momentos en aquel viaje hace varios años, a todas esas locuras que hice cuando era más joven y en todos los problemas que me metí por eso. Varios no se arrepentirán de nada de lo hayan hecho, pero yo sí. Me arrepiento de la mayoría de las cosas. Pero igual sé que esperar a que la vida nos trate bien porque somos buenas personas es como que un toro no te ataque porque eres vegetariano.
La canción de Green Day retumba en mis oídos y hasta creo que lo hace a propósito, ya que la letra no es muy favorecedora en estos momentos.

Aquí viene la lluvia nuevamente, cayendo desde las estrellas. Empapado en mi pena nuevamente. Volviéndonos quienes somos cómo los restos de mi memoria, pero nunca olvidare lo que perdí. Despiértame cuando septiembre termine.

Una imagen, un olor, un sonido, nos traen una vivencia que sigue viva, latiendo. Va más allá de que uno quiera o no, ese recuerdo vuelve sin permiso, sin ser llamado. Y ahora todos los recuerdos llegan a mí cómo estrellas fugaces que se hacen películas en mi mente. Llega la sonrisa de Noah, para luego marcharse y dejar su rostro empapado de lagrimas y su pequeña boca diciendo te quiero. Veo cómo Gina grita desde la puerta mientras yo sólo tomo un taxi y me largo de allí. No estoy soñando despierta, estoy recordando. Llegan esos momentos en el autobús, todas las peleas con Simone y los abrazos con Theo. No lloro, ninguna lágrima resbala en mi rostro, pero sé que tengo ganas de hacerlo. De la nada, mi mente queda en blanco y llega un recuerdo no muy lejano de mis días en París mientras trataba de pintar la Torre Eiffel.
Era una tarde de primavera y el sol ya quería irse cuando veo una cabellera castaña oscura acompañada de unos ojos más azules que el propio mar entre la multitud. Sabía que el podía verme, lo estaba haciendo y ninguno de los dos aparto la mirada por un largo rato.
Su rostro era inexpresivo, pero pude notar una pizca de tristeza en los ojos, cómo si verme le doliera. Y sentí tanto ese dolor que no pude aguantarlo y dirigí la vista a mi dibujo. Cuando traté de volver a encontrarlo, Benjamin se había ido.

{…}

—Señorita —escucho una voz en la lejanía. Todo está oscuro y sé que estoy durmiendo —. Señorita, despierte —vuelvo a oír, hasta que la voz se hace más clara y abro los ojos. Diviso a un hombre vestido de un traje azul y un lindo al igual que gracioso gorro, supongo que es el conductor del tren. Me sonríe e imito su acción —. Ya llegamos.

Le agradezco mientras el me ayuda a bajar mi maleta de la repisa y me la entrega con suma delicadeza. Salimos de la cabina y caminamos por los vagones hasta llegar a la salida del tren.

—Adiós y gracias otra vez —artículo antes de bajar al asfalto de la estación. Se cierra la puerta detrás de mí y escuché la bocina de los típicos trenes, cómo si fuera un saludo. Veo cómo el ferrocarril se aleja por la vía y respiro el aire de San Francisco.

Huele a casa, pienso. Porqué eso es lo que exactamente es, mi casa.

Tomo la maleta me encamino hacia la salida. Esperaba tomar un taxi y viajar hasta casa, pero escucho cómo una voz masculina grita mi nombre. Giro sobre mis talones y veo a un Theo alegre con una sonrisa en el rostro acercándose a mí. No puedo reprimir la risa cuando casi tropieza con un señor de aspecto de matón, pero, por suerte, el señor tan sólo lo mira mal y sigue su camino.
Al llegar hacia a mí, rodea mi cadera en sus brazos y me levanta en el aire mientras da varias vueltas. Por fin lo tenía de vuelta conmigo, a mi lado.

—No puedo creer que estés aquí —susurro en su oído cuando logro abrazarlo.

—Nunca me fui, Nastie —responde. Se aleja unos centímetros de mí y me mira a los ojos —. ¿Sabes lo que fue no tener a quién molestar cuando se me diera la gana?

—Tienes a Simone, idiota —termine con nuestro contacto físico y me cruzo de brazos mientras el agarra la maleta.

—Sí, pero yo quería a Nastie, mi Nastie —rodeo su cadera con mi brazo derecho mientras él descansa su brazo izquierdo en mis hombros y comenzamos a caminar.

—¿Sabes?, cualquiera diría que estás enamorado de mí —digo con arrogancia.

—¿Y a quién mierda la importa lo que digan los demás? —pregunta con una sonrisa —. Dime, ¿cómo fue tu viaje rebelde por el mundo?

—¿Rebelde? Los visite para navidad, no jodas. Y además no fui por el mundo, sólo visite Alaska, Italia y Francia este año.

—¿Volviste a Francia? —sé porqué venía esa pregunta. Theo sabía muy bien a quién había visto en ese lugar.

—Al menos debía intentarlo —me encojo de hombros. Llegamos al estacionamiento y veo el moderno auto de mi hermanastro.

—Ten —dice arrojándome unos lentes de sol, mis favoritos, sin duda. Lo miro extrañada, pero una sonrisa se me escapa.

—¿Pasaremos por el puente? —indago mientras me subo al automóvil.

—Dalo por hecho —murmura antes de encender el motor y prender la música a todo volumen. Pasamos por el famoso puente de San Francisco y después de varios minutos, ni me doy cuenta cuando llegamos a casa. Grande y pintoresca, los Trinket sí éramos importantes y la casa está igual que siempre.

{…}

Saludo a mis padres y tenemos la típica charla de cuando regreso a casa. Dicen que mi trabajo de pintora y fotógrafa es inestable y que todo sería mejor si siguiera su camino. Pero, ¿abogada yo? No, estoy bien así. Busco en las habitaciones un indicio de Noah y en vez de eso me encuentro a una Simone con un libro en mano y los ojos llorosos.

—¿Qué te sucede? —pregunto interrumpiendo su lectura. Levanta la vista y sonríe.

—No es nada, sólo es que llegue a una parte triste del libro —se encoje de brazos. Leo en el título del libro Finale y río. Simone siempre amo la saga de Hush Hush, nunca consiguió el último libro. Cierra este y se levanta de la cama —. Necesito que me ayudes seriamente a sacar a Patch del libro —dice con suma seriedad, tanta que no puedo reprimir la risa.

—Creí que nunca diría esto, pero te extrañé —se acerca a mí y me abraza.

—Yo también lo hice, Anastasia.

{…}

—Nastie, ¿te quedaras para año nuevo esta vez? —pregunta Noah con su encantadora voz, mientras se metía un gran pedazo de lasaña en la boca. Observo con desconfianza a mi familia, sin saber que contestar.

—Hazlo, sería bueno empezar el año contigo —confiesa mi padre mientras Gina afirma con la cabeza. Veo cómo Noah espera impaciente mi respuesta.

—Bien, lo haré —digo sin más, a lo que todos sonríen.

—Perfecto, lo pasaremos en casa del vecino. Todo el vecindario estará allí —comenta mi madrastra y trato de forzar una sonrisa.

—Y Nastie, ¿ya encontraste a alguien que me de nietos? —inquiere mi padre.

—No exactamente —comienzo a jugar con mi comida cuando siento la mirada de Noah.

—Pues, yo creo que Nastie merece ser amada. Y sé que ella lo será.

she's not there.:


Era una mañana cualquiera. No había comenzado bien, pero eso era normal. Harry despertó de sus pesadillas y se llevo las manos a la cabeza, intentando alejar todos esos malos pensamientos. Respiró hondo, tratando de calmar el bombeo de su pecho y cerró los ojos por un momento; un momento para decirse que todo estaría bien. Aún sentía el calido aliento de Lydia al borde de sus labios. Tuvo la oportunidad de besarla, pero no lo hizo, no podría hacerlo en el estado en que ella se encontraba.
Varias noches antes, Harry decidió confesarle a su mejor amiga sus sentimientos, pero ella tan sólo no escuchó y se emborrachó. En este preciso momento debería de estar dándole el beso del buen día a Liam. Mi Lydia, pensó. Siempre había tenido ese sentimiento por la castaña, sólo que nunca había tenido el valor para decírselo. Y ahora se arrepentía por no haberlo hecho.
Hasta se imaginaba lo que harían hoy. Irían a tiendas, comprarían flores, harían las decoraciones y listo; para este martes ya se habrían casado. Y él asistiría. ¿Qué peor que ver al amor de tu vida casándose con otra persona? Liam no era malo para Lydia, era uno de los hombres más amables y atentos que había conocido, y eso lo hacía peor.

Prendió la televisión para ver las noticias y recordó que la noche anterior el meteorólogo había dicho que ese día habría una gran tormenta, pero el cielo azul con ese sol brillante se encontraba en el cielo. Este no se tornaba para nada gris y Harry no tenía ninguna duda de que el sol no lo dejaría solo hoy.

Salió de la gran y solitaria casa, saludando a la nada. Porqué sin contarlo a él, no había nada. Todo había pasado tan rápido… El hoy se convirtió en ayer y apenas cerró los ojos, cuando se había quedado solo; completamente solo.
Tenía a Louis, su mejor amigo, pero este estaba muy ocupado en sus pequeñas vacaciones con Alice, su prometida. Sabía que Tomlinson se lo merecía más que nada y tampoco es que iba a reprocharle, ya que el día después de que Louis se fue, su abuela Beatrice había fallecido. Buena suerte la mía, se dijo a sí mismo.

Comenzó a caminar hacia su cafetería favorita, tratando de esquivar el agua de los charcos que yacía en las calles de Londres. El día anterior había lloviznado, y supuso que ese día nada caería del cielo. Metió las manos en los bolsillos de su gran abrigo, no nevaba ni llovía, pero el viento soplaba fuerte en la gran ciudad.

Escuchó el sonido de una pequeña campana detrás de él, era de esas de las pequeñas bicicletas y giró la cabeza hacia atrás para encontrarse con una niña de cabellos rubios tratando de pasar. Harry se hizo a un lado, para dejar pasar a la niña y esta le sonrió.

Llego a la cafetería y se hundió en el olor a café. Respiró hondo ese aroma tan exquisito que siempre le había gustado y ya podía escuchar ese pequeño timbre que sonaba cada vez que estaba el hecho pedido.

En aquella cafetería, frecuentaba mucha gente la mayoría del tiempo. Hoy, al ser domingo, no había tantas personas, pero le habría gustado algo más de intimidad. Sacó un número y se enfiló atrás de una pareja que parecía estar muy feliz. La fila no avanzaba con mucha rapidez, pero valía la pena esperar. Se dispuso a mirar por la ventana cómo la gente caminaba por delante de sus ojos y seguían sus vidas.
Luego miró hacia las personas dentro del café. Había personas acompañadas, hablando animadamente con su compañía, algunos estaban sumidos en sus pensamientos, un par perdidos en las páginas de sus libros y otros sonreían torpemente escribiendo textos en su teléfono móvil.

Distraídamente volvió su vista hacia la ventana otra vez, pero había algo diferente. En el portabicicletas había bicicleta celeste con una pequeña canasta de mimbre.

La gran puerta se abrió y por el rabillo del ojo a una pequeña mano que se acercaba al marcador y sacaba el número cuarenta. Algo le llamó la atención en aquel brazo, que lo dejo algo anonado. Había marcas, eran oscuras y por un momento, Harry pudo detectar el olor a sangre.

Sintió que algo cayó al suelo; una cadena de oro sin ningún dije en especial. La muchacha –o por lo menos eso creía que era- no se molestó en levantarla, así que Harry se agachó para tomarla y estiró el brazo hacia aquella persona.

Y ahí estaba ella. Hermosa. El sol haciendo notar sus ojos oscuros con un brillo peculiar en ellos que alumbraba toda ella y su melena anaranjada estaba desordenada. Ella sonrió al instante, haciendo que las rodillas del castaño se volvieran débiles y los dragones en su estomago comenzarán a rugir y lanzar llamas. ¿Acaso había encontrado una sonrisa tan hermosa que hasta lo hacía feliz?

—Creo que se te cayó —dijo el haciendo notar la cadena que dedujo que era un brazalete. La pelirroja bajó la mirada hasta él y lo tomó, rozando con sus delicados dedos la mano de Harry y este sintió algo inexplicable al hacer conexión con ella.

—Gracias —murmuró con una timidez tan inocente que Harry casi se derrite, literalmente. La muchacha notó lo embobado que estaba él y largo una pequeña risa, mientras las mejillas de Styles tomaban un color rosa.

—L-Lo siento —se disculpó torpemente.

—Descuida, ojala los chicos cómo tú me miraran así frecuentemente —no dejó de sonreír en ningún momento. ¿Estaba siendo amable? Debería, porqué si un chico no se diera cuenta de lo hermosa que era sin duda estaba ciego o quizás loco.

—Soy Harry, número treinta y nueve —dijo de la nada. Hasta eso lo sorprendió a él mismo, pero la pelirroja no se vio sorprendida.

—Lennon, cuarenta —respondió con sutileza. Hasta su nombre era hermoso, peculiar, pero aún así hermoso.

—¡El que sigue! —gritaron desde la barra. Harry giró en sí y se dio cuenta de que toda la fila se había dispersado y él era el siguiente.

—¿Quieres ser tú la cuarenta? —preguntó.

—¿Me dejarías serlo?

—Si es que te sientas conmigo sí.

Lennon pasó por su lado y Harry respiró hondo su perfume. Era exquisito, más que el aroma de aquel café. Hicieron su pedidojuntos y se sentaron en una mesa al lado del ventanal. Los dos hablaban animadamente, congeniaban muy bien juntos; les gustaba las mismas cosas, eran muy parecidos entre sí. Las risas de Lennon no paraban, y cada vez que ella sonreía a Harry se le aceleraba el corazón.

Pero él tenía preguntárselo, necesitaba hacerlo. ¿Por qué tenía esas marcas en sus débiles brazos?, ¿Qué podía ser tan malo cómo para lastimarse de esa forma?

—Lennon, dime, ¿porqué tienes esas marcas y que puedo hacer para curarlas?

La pelirroja se sorprendió por la pregunta. Sus hombros se encogieron y la mirada se le volvió vacía. Cómo si recordara algo muy triste.

—No lo quieres saber, Harry —tomó un sorbo de su taza.

—Está bien, no hablaremos del tema, pero prométeme que ya no lo harás —la miró directamente a los ojos y tomó su mano. Esto tomó de sorpresa a Lennon, pero hizo lo que pudo para que dejara eso atrás.

—Lo prometo —dijo al fin —. Está será la última vez, Harry —el castaño sonrió, pensando que dejaría ese mal habito. Y lo hizo, lo dejó para siempre.

{…}

Harry estaba más que emocionado. Se levantó con una boba sonrisa en la cara, ni el feo clima lo detendría, hoy la volvería a ver. Se puso su sweater color beige y al abrir la puerta se encontró con una Maggie toda empapada.

—¿Maggie? —indagó extrañado. Ella casi nunca lo venía a ver a casa ya que siempre estaba trabajando en la cafetería y el frecuentaba ese lugar.

—Tienes que acompañarme —dijo ella simplemente. Tomó su chaqueta y cerró la puerta detrás de él. Corrieron bajo las gotas que caían del cielo, tratando de pasar lo más rápido para dejar de mojarse. A varias cuadras antes del café se metieron a un vecindario privado y la puerta de una gran y calida casa estaba abierta.

Se adentraron al hogar y todos estaban vestidos de negro. La mayoría lloraba, otros yacían en silencio. Todos los sabían, pero nadie decía nada. ¿Y cómo iba él saberlo?, ¿cómo iba a darse cuenta? Ni siquiera entendía porqué estaba ahí y ya no había tiempo para decir lo que sentía. Maggie no dijo nada, pero apunto con la mirada a un cajón sin cobertura. Harry fue acercándose lentamente al hermoso cuerpo dentro de él.

Y ahí estaba ella, cómo siempre hermosa. Sólo que sus ojos ya no brillaban, ella ya no sonreía.
audición aceptada.
mía omg. ¿qué te puedo decir? los capítulos estuvieron hermosos, en serio. no creo que haga falta que yo te diga que los amé, ni que estás más que aceptada, porque eso es obvio.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Invitado el Jue 06 Mar 2014, 6:21 pm

Karou. escribió:
di angelo. escribió:
Karou. escribió:Vieja maldita pelotuda ame la idea obviamente voy a audicionar aunque no se por quien JA! creo que no se pero ame la idea y pero ello estoy aqui.
Perras soy la unica que le dice micky a micky! na' no e la crean pero yo inicie diciéndole así anhque.
Viria...:

esta puta computadora no me deja poner los genialosos gifs pero si he leído la rules, ya tu sabe!
¿por qué tantos insultos? :c.
no, la verdad una amiga me dice micky porque su hermana también se llama mica, así que perdiste, ahre.
Perdon es que la emoción me ha ganado ;__;
Rayos pero te seguire diciendo micky el resto de mi exitencia. Gracias por decir esas cosas de mi cap te adoro!
mm sí, no importa.
igual, micky me suena a mickey y no ;-;
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por moondust. el Sáb 08 Mar 2014, 5:42 pm



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Eizen Lewis & Audrey Owen.

Rol: Griega | El hijo de Mercurio
Progenitor:Hefesto.
Representantes: Grey Damon | D. S.

<3:
I guess that's all(? Que era eso wacha... Pero lo que me mato fu lo de "Eduardo Peluquería"
So, Hera no es pelotuda -.- Que zeus se puto es otra cosa...
ZEUS PUTO! Osea ese weon engaño a Hera para uhg... ya sabes, y se casan y el puto la engaña.(?
Sabes como escribo... Pero si quieres te dejo un escrito c:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por Herondale. el Dom 06 Abr 2014, 10:04 pm, editado 3 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://thewanderingmoondust.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 08 Mar 2014, 7:03 pm

Herondale. escribió:

Eizen Lewis & Audrey Owen.

Rol: Griega | El hijo de Mercurio
Progenitor:Hefesto.
Representantes: Grey Damon | Daria Sidorchuk.

<3:
I guess that's all(? Que era eso wacha... Pero lo que me mato fu lo de "Eduardo Peluquería"
So, Hera no es pelotuda -.- Que zeus se puto es otra cosa...
ZEUS PUTO! Osea ese weon engaño a Hera para uhg... ya sabes, y se casan y el puto la engaña.(?
Sabes como escribo... Pero si quieres te dejo un escrito c:
audición aceptada.
amore omg. tus representas creo que voy a morir porque derrochar hermosura ;-; no los conozco pero lo hacen ;-; hera ES una pelotuda, siempre separando a annabeth y a percy, y me cae mal, obvio. zeus es un puto, viste, se prostituye, tipo finnick (?) hera debe ser mucho más que cornuda, tiene más de cuarenta metros de cuerno más o menos, bue. dejalo a zeus que la engañe tranquilo, ella se lo merece, ¿sabes por qué? tiró a su propio hijo -hefesto- a una montaña sólo porque era horrendo, obsesiva de la perfección, forra de mierda, bue la re puteaba.
no hace falta, ya sé cómo escribís, y a pesar de varias faltas de ortografía y gramática, escribís hermoso<3.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por moondust. el Sáb 08 Mar 2014, 7:18 pm

di angelo. escribió:
Herondale. escribió:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Eizen Lewis & Audrey Owen.

Rol: Griega | El hijo de Mercurio
Progenitor:Hefesto.
Representantes: Grey Damon | D. S.

<3:
I guess that's all(? Que era eso wacha... Pero lo que me mato fu lo de "Eduardo Peluquería"
So, Hera no es pelotuda -.- Que zeus se puto es otra cosa...
ZEUS PUTO! Osea ese weon engaño a Hera para uhg... ya sabes, y se casan y el puto la engaña.(?
Sabes como escribo... Pero si quieres te dejo un escrito c:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
audición aceptada.
amore omg. tus representas creo que voy a morir porque derrochar hermosura ;-; no los conozco pero lo hacen ;-; hera ES una pelotuda, siempre separando a annabeth y a percy, y me cae mal, obvio. zeus es un puto, viste, se prostituye, tipo finnick (?) hera debe ser mucho más que cornuda, tiene más de cuarenta metros de cuerno más o menos, bue. dejalo a zeus que la engañe tranquilo, ella se lo merece, ¿sabes por qué? tiró a su propio hijo -hefesto- a una montaña sólo porque era horrendo, obsesiva de la perfección, forra de mierda, bue la re puteaba.
no hace falta, ya sé cómo escribís, y a pesar de varias faltas de ortografía y gramática, escribís hermoso<3.
Dejemos así lo de Hera y Zeus el recontra puto... ¡¿No conoces a Grey?!! El hace de Chris Rodríguez en Percy y el mar de los monstruos. Ademas apareció en un episodio de Coven e.e
Tengo esas faltas por que nunca reviso ;-; Me presionan para que suba -.- y me vuelvo lok ;-;


Última edición por Herondale. el Dom 06 Abr 2014, 10:04 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario http://thewanderingmoondust.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por wasteland el Sáb 08 Mar 2014, 7:23 pm

Michi tocayaDaria es la hermana de Dasha y es perfecta y hermosa y no se porque le puse el nombre de Alaska (ikd tiene cara de Alaska)
avatar


Ver perfil de usuario http://pizza-tac0s-suicide.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por moondust. el Sáb 08 Mar 2014, 7:28 pm

-.-


Última edición por Herondale. el Sáb 15 Mar 2014, 9:11 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario http://thewanderingmoondust.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 08 Mar 2014, 8:53 pm

es que la pelicula de Sea of Monsters fue un asco, perdón por no saber quién era (¿)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 08 Mar 2014, 9:03 pm

Mica tu te vas a ir al tartaro por tener una idea tan perfecta, pero como eres mi nueve mejor amiga no vas a ir, ámame soy tan buena persona, no se si ser hija de Zeus o de Hades, voy a ser hermana de nico o de jason so ame la idea infinitamente :)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 08 Mar 2014, 9:28 pm


Dan & Lisa
Ψ
Δ Nombre: Elizabeth Azura Murray
Δ Chico: Daniel Jeremy Tompson
Δ Representantes: Harry Styles & Selena Gomez
Δ Rol: Hija de JúpiterlHijo de Ares
Δ Escrito de tu autoria:
Mi humilde escrito:
Yo soy curioso. Realmente soy curioso, ¿Por qué un empresarios multimillonario esta en un Burdel, de buena fama, estando casado? La respuesta tiene varias alternativas, a) Estoy aquí porque es la despedida de soltero de Logan, b) Eleanor, mi esposa, no complace mis necesidades comunes,  c) Ultima pero la más importante, quiero salir de mi rutina, bueno soy curioso y que mejor que esto, además hay una cuarta d) Soy un playboy, mentira quiero serlo, pero este día hare posibles mi sueños acostándome con un par o trió de putas.
—Hemos llegados, chicos— Sonrió. Rezo por que lo que ha dicho mi padre sobre este lugar sea cierto.
Los chicos se bajan de mi auto, una camioneta, me gustaría tener una marca más convencional, pero Eleanor insiste que este es el auto que deben usar las personas como yo, si realmente me conocieran sabrían que no me gusta seguir la moda, me refiero a que me gusta mostrar mi verdadero yo, pero debo vestir, usar objetos, respirar, comer, elegir como gente millonaria. Eso me cansa.
—Es tu última noche de soltero, Logan debes disfrutarla como se debe—Digo mientras entro al lugar. Los chicos me siguen.
—Buenas noches que se le ofrece a estos caballeros—Dice un chica, me retracto una vieja de 40 años que quiere aparentar 20, no lo consigue por supuesto, pero hay que destacar las operaciones que se ha hecho esta mujer senos de silicona, nariz de metal, labios de botox, pelo rubio con extensiones, eso no es una intervención clínica pero la tipa tiene el pelo así, ya saben las calidades de una puta cuarentona. Que desgracia de mujer.
—Tenemos una reservación en el club— Dice mi rubio amigo.
— ¿Cuántas chicas quieren?, ¿Quieren un combo o atención personalizada?,  ¿Baile exótico o sexo simplemente?— Dice sonriendo— Por cierto me llamo Lane — No sé si será su nombre de prostituta o de verdad, bueno es un misterio.
Salimos del local a petición de Liam.
— ¿Esto es un burdel?... Que va a pensar Marie de mí… Mi madre, Oh Dios soy una mala persona. — Dice Logan dramáticamente, el único “soltero del grupo” con una cara tan graciosa, saco mi celular para fotografiarlo. 
—Va hacer tu foto de contacto Logan— Digo riéndome.             
—Logan cálmate, Louis seguramente se equivoco de dirección, ¿Cierto?—Dice mirándome, yo niego.
—No me equivoque, este es el lugar—Susurro.
—TU… OH SANTO CIELO ENTRE A UN BURDEL… MI MADRE Y DANNIELLE… COMO LE EXPLICO ESTO—Dice mientras se arrodilla con una expresión de impotencia, si la Logan era graciosa, la de Liam es épica, yo ahora en mi interior estoy riendo, después lloro, me meo, muero, revivo, así sucesivamente.
—No digas nada de Mery—Le digo a Niall, dejándolo con la palabra en la boca.
—Bueno chicos que tal si nos vamos—Dice tranquilamente. Logan y Liam asisten.
— Chao chicos saludos a sus esposas— Digo yendo para la entrada del burdel.
—No, no, tú vienes con nosotros— Dice Liam. Mierda. Alto yo hago lo que quiero. — TU VIENES CON NOSOTROS… SIN PEROS—
—Pero…—Joder son mis mejores amigos lo tengo que llevar a su casa—Súbanse a mi auto— Estoy seguro que con mi hija o hijo voy a ser peor.
Enciendo el auto y pienso en el nombre de mi hija. Tal vez Hannah o Joan. Y si es hombre James o Daniel. Su padrino obviamente va a ser Harry, de mi segundo hijo o hija va ser zayn y  así sucesivamente… ALTO ZAYN Y HARRY, MIERDA. Se quedaron en el burdel coño. Conduzco hacia Neverland, ¿Qué curioso nombre?
—Hemos llegado— Digo bajándome.
— ¡¿POR QUÉ PUTA MIERDA ESTAMOS NUEVAMENTE EN  ESTE BURDEL DE MALA MUERTE?! — Dice Liam con ira. Yo por mi parte le sonrió burlonamente.
— ¡Liam James Payne esas no son palabras dignas de una dama!— Digo moviendo mi cara en señal de negación. Me vengo.
— TU… ¿ME ESTAS JODIENDO? —Lo miro en señal que no lo estoy jodiendo.
— A ver trió nerds…— Pienso la pregunta más estúpida para joderlos— ¿Cuántas personas somos? — Veo como empiezan a contar con los dedos. Enserio, se supone que nos graduamos de Harvard o Cambridge.
— Cuatro… — Logan se detiene a pensar su respuesta. Lo veo, ha entendido, en realidad todos han entendido, ahora que me fijo.
— ¡Guau han descubierto América! — Ironizo alabando su descubrimiento.
—Solo vinimos a buscar a Zayn y Harry— Asisto, lo sigo a la entrada de Neverland.
Tengo un plan, mis sueños de ser un playboy como Tony Stark se cumplirán, me acostare con putas. ¡Wiii! Que infantil. Lane está sentada en una especie de escritorio contando dinero, realmente es un buen negocio.
—Siempre vuelven…— Murmura, pero la escucho— Bienvenidos caballeros nuevamente, como les decía antes… ¿Atención personalizada o…—Liam detiene su parloteo con voz chillona. Gracias a Dios, esta señora además de ser plástica tiene una voz muy aguda.
—No, hemos vuelto por uno amigos…— Niall empieza a describir a Zayn, dejo de escuchar su conversación.
Me dé tengo a observar el interior de lugar hay muchas mesas y sillas, tipas con poca ropa caminando de aquí para allá, un bar muy extenso, tipos borrachos, sexo en la oscuridad, una escalera que supongo que dirige a una especie de motel, un escenario arriba de el hay un letrero con letras grande que pone Neverland, el mejor burdel de Londres, adelan de el están mucha perras aglomeradas alrededor de una cabeza con rulos… Harry. Dirijo mi vista nuevamente hacia los chicos, no están con Lane, perfecto.
—Zayn y Harry están hay— señalo el pelo de Harry, los chicos inmediatamente se dirigen hay, los sigo.
—Aléjense de mí por enésima vez— Escucho la voz profunda de Zayn, eventualmente Harry mira hacia atrás me distingue.
—Por fin, gracias a Dios— Dice levantando los brazos. Me rio, el me sonríe, corre hacia mi, las chicas a su alrededor lo miran extrañado. —Santo cielo, Louis gracias a Dios—Veo como Zayn se dirige hacia nosotros.
—Ahora vamos nos, odio este lugar, voy a matar al que me trajo aquí…—Expresa Zayn su odio hacia al mundo. Veo como nuestros padres sobresalen del grupo de rubias teñidas, escucharon bien sus padres, me dirijo hacia ellos hasta que me ven y murmuro yo me encargare de traerlos… Levantan el dedo pulgar.
—Te lo juro nuestros padres estaban hay— Escucho decir a Harry, me dirijo hacia ellos, me observan yendo hacia la entrada me siguen.
Ahora estamos frente a mi auto, le entrego las llaves a Harry todos me miran extrañados, mi mejor amigo abre la boca para seguramente preguntarme si me siento bien.
—Yo me quedo aquí si me acompañan— Señalo la entrada, me miran capto su mensaje, creen que los estoy jodiendo.
Tomen nota chicas el orgullo de un hombre duele más que una patada en la entrepierna.
—Lo entiendo…—Me miran comprensivos, hay va el ataque—Son unos maricas— Niall y Logan viene hacia mí. Sonrió.
Chica el consejo anterior funciona con los dóciles, este es para los duros, déjeme decirles que el ego de un hombre es como el corazón de las chicas.
―No quieren entrar… por que no quieren que las putas se enteren de que son malos en la cama— Zayn y Liam ahora están al lado mío, Styles el hueso duro de roer, pero con el ego más alto. Lo voy a atacar por donde más le duele “su mami”
—Chicos ustedes sabían que Anne me quiere más a mí que a él— Sonrió, mientras escucho los gruñidos de Harry.
—Una hora Tomlinson—Me recrimina Harry— Mi mami me ama mas a mí.
Me rio entre dientes y hago señas de que me sigan al local. Diviso a nuestros padres, ellos me miran sonrientes, mi padre me mira orgulloso de mi logro nunca había visto esa cara, ni siquiera cuando me gradué de la universidad o en mi boda, nunca estuvo orgulloso de mi hasta ahora. Se siente genial, me retracto es maravilloso.
Nos sentamos en unos sillones al frente del escenario, los chicos s no hablan y están cabizbajos, me siento culpable.
—Nos quedaremos hasta el termino del show—Le sonrió melancólico, no seré un playboy como mi padre. Ellos por su parte me sonríen. —Pero ven el show—Todos asisten.
Dirijo mi mirada hacia el escenario Lane está en el medio ilumina por un reflector.
—Buenas noches caballeros, les presentares a las estrella de Neverland—  Veo a una chica que está iluminada por un reflector— Ella es Mel, la tentación, están dispuestos a pecar por esta señorita— Es una chica alta y esbelta, con el pelo castaño claro, nada del otro mundo según yo—Sigamos aquí tenemos a Di, puede verse inocente pero es la personificación de la perversión— Es casi igual a la otra excepto por qué señorita inocencia tiene el pelo castaño— Ahora llego nuestra belleza inmaculada, según muchos hombres Bella es lo mejor de lo mejor— Lane siguio hablando pero no le preste atención.
Toda estaba puesta en ella, la persona más bella en el mundo, la perfección, la maravillosa Bella, su nombre tiene mucho sentido. Tengo la necesidad de hacerla mía y de nadie más, la sigo observando, describiría su belleza pero no existe palabras, lo intentare,  partamos por sus largas y  finas pestañas, su pestañeo se asimila al revoloteo de una mariposa, sus ojos son el cielo y que al cerrarlos es total oscuridad, sus labios son un suave dulce que muy pocos tiene el placer de probar, son de un suave carmesí,  esta sonriendo, su sonrisa es inigualable capaz de alegrar el dia mas triste, sus dientes son perlas brillantes que ciegan,  su cuerpo es de una diosa, ni siquiera la misma Afrodita podría superarlo, seguiría dando testimonio de su perfección pero no existen palabras.
 No soy de las personas que creen o piensa esto pero ella me está consumiendo, no sé de qué forma pero lo está haciendo.
Narrador omnisciente:
—Hay muchas caras nuevas así que les daré la bienvenida como se debe—Exclama Lane con una sonrisa estampada en el rostro, falsa por supuesto.
Lane recita:                         "Bienvenidos, bienvenidos sean al Neverland.
                                               Sólo los valientes se atreven a entrar, ¿Estás tú listo?
                                               ¿Cuál de estas seis chicas te hizo mirar?
                                               ¿Cuál de estas seis chicas te atrajo hasta acá?
                                               Bienvenidos, bienvenidos sean al Neverland.
                                               Donde tus sueños se harán realidad.
                                               Y tus pesadillas se convertirán en tu mayor deseo.
                                               Sean bienvenidos a Nuncajamás..."
Mientras que en otro lugar había un señor sentado,  realmente un hijo de puta, el es… bueno él, no tiene nombre. 
Él:                                          "...Dime, ¿Con cuál de estas chicas te gustaría estar?
                                               Yo que tú me abstendría de entrar, estas chicas son capaz de matar.
                                               Al entrar te asustará lo que descubrirás, y con tu mami te querrás largar.
                                               Bienvenido, bienvenido seas al Neverland.
                                              ¿Seguro que quieres entrar?"
El observo la presentación. De pronto todo es oscuridad en el escenario, en este momentos una a mezcla del cielo y el infierno, por que verlas a los 6 ángeles de la perdición están seduciendo con sus sensuales pasos a la perversión y lujuria con simple lenguaje corporal, con sus ojos conducen a un camino lleno de maldad y locura, sus labios seguramente te llevaran a la perdición, sus caricias, si llegan a tocarte, te transportaran aun mundo de adición, sus besos son drogas, simplemente moriste en sus brazos porque ya vas a ser adicto a cada célula de su cuerpo. Esto te consumirá como una droga, te llevara al final de tus días. Ellas son brujas ya que te hechizan y te mantiene sujetos a su encanto.
Tus pensamientos, memorias, tu cuerpo, tu alma, todo será de ellas.  Y tú serás un adicto a su persona y con eso morirás poco a poco.
 

Is real :
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Invitado el Dom 09 Mar 2014, 9:56 am

Ann {sí, yo te vou a decir Ann} más tarde te acepto la ficha porque estoy desde el celular y no puedo citar ni nada ;-;
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: how far we've come. {resultados.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.