O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 4:04 am por Butterfly199225

» Struck whit me ↯
Hoy a las 1:34 am por Stark.

» A little creativity on the life.
Hoy a las 1:04 am por Asclepio.

» ♡ contrail.
Ayer a las 11:33 pm por bwiyomi.

» Cambiar y Borrar Cuentas |5|.
Ayer a las 10:23 pm por Legendary.

» Mover y Borrar Temas |12|
Ayer a las 10:17 pm por Legendary.

» être dans la lune.
Ayer a las 8:47 pm por Ongniel

» Nada es como se ve xAudicionesx
Ayer a las 8:08 pm por rarelyworld

» insert title here; pvt
Ayer a las 7:53 pm por blackstairs

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por CaraDeArdilla. el Vie 21 Feb 2014, 6:43 pm

Audicionare por Boy 2 XD
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Invitado el Vie 21 Feb 2014, 7:03 pm

Abril Malik escribió:Audicionare por Boy 2 XD
Okey, no te olvides del gif :) Espero tu ficha...
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Parnell. el Vie 21 Feb 2014, 7:24 pm

David Miller.
Novela Colectiva. Inscripciones abiertas. Se cierran inscripciones: 5/3/14
Nombre completo: David James Miller.
Edad: 18 años.
Chica: Vannesa Edwards.
Rol: Boy 2.
Representante: Nathan Sykes | Zoella Sugg.
Escrito:
las doce rosas rojas {novela coletiva:


Me sobresalte al sentir como un líquido helado impacto con mi rostro.

Mire el reloj situado en mi mesa de noche, apenas faltaba una hora para que el baile de la preparatoria abriera sus puertas y a mí se me había pasado la mano con la siesta, que se suponía dudaría solo unos veinte minutos.

De brazos cruzados frente a mi cama, se encontraba mi tía Odette, la cual negó unas cuantas veces con su cabeza, seguramente al verme tan desaliñada.



― ¡Ally! Al fin despiertas cariño, parecía como si tu sueño era eterno.


Me limpie el rastro que quedaba de agua en mi rostro con la primera toalla que estaba a mi alcance.

― Me encanta que me despierten de esta forma, tía ― Admití con un sarcasmo muy notable.

― Tú me obligaste, ya que no despertaste por las buenas, tuve que hacerlo por las malas ― La mujer se encogió de hombros.

La tía Odette se encontraba hoy en casa, porque haría el rol de peluquera y maquilladora, ya que mi madre no estaba por motivos laborales y dudo mucho que mi hermano Alan haga un buen trabajo respecto a esos temas.

Con agilidad me levante de mi cómoda y acogedora cama, para comenzar. Decidí empezar con los cosméticos y el cabello, ya que no quería que mi vestido se viera estropeado por una mancha de maquillaje.

Mis pestañas habían sido empapadas con rimel y luego encrespadas, mis parpados estaban decorados con sombras que combinaban a la perfección con el vestido, mis ojos habían sido delineados como era habitual y mis labios estaban pintados de un color rojo opaco.

Parte de mi cabello estaba siendo recogido por una especie de corona de trenza y lo restante permanecía ondulado.

― ¡Auch! ― Solté un quejido ― Un poco de delicadeza no le vendría mal a nadie.
― No seas exagerada, Allison ― Espeto Odette, mientras realiza un buen -pero también doloroso- peinado ― Además mi abuela siempre decía que para ser bella hay que ver estrellas.
― Entonces no me apetece ser bella y gracias por lo de exagerada, lo tomare como un cumplido ― Cerré los ojos, implorando que la tía Odette terminará luego con tal arreglo.
― ¡Listo! ― Chilló luego de unos minutos.


Abrí mis ojos con lentitud, encontrándome con todo en su lugar, tal como lo había esperado. Le dedique una amplia sonrisa a mi tía, en forma de agradecimiento, mientras sentí como mi estomago sonaba como si truenos estuvieran rugiendo dentro de el. Solo había una explicación para eso, nervios.

Normalmente solía ser bastante segura de si misma, lo había aprendido gracias a que como suelo ser una chica popular, no faltaban las miradas que se posaban en mí, pero cuando se trataba de chicos, en los cuales presento un interés, mi seguridad se convierte en nula, la muy maldita se esfuma y odio eso.

La puerta de mi habitación se abrió y tras ella se encontraba el pequeño demonio de esta casa, más bien conocido como Alan Olsen.


― ¿A ti no te enseñaron a tocar, pequeña bestia? ― Cuestione para luego fruncir los labios.

― No, además solo vengo a buscar mi almohada ― El pequeño rubio se encogió de hombros.

― ¿La que ocupaste para despertarme a golpes esta mañana? Ah si, esta ahí ― Mi dedo índice es levantado en dirección a la almohada.

― ¿Qué significa eso Alan? ― La tía Odette se cruzo de brazos.

― Solo esta exagerando ― Mintió el pequeño. Lo fulmine con la mirada.

― ¡Eres un embustero!

― Esta bien. Ahorrémonos los pleitos ― Intervino Odette ― Alan ¿Cómo se ve tu hermana esta noche?

― A pesar de que se puso un poco de maquillaje, sigue viéndose igual de fea.


Y dicho esto, el pequeño se retiro de la habitación, arrastrando su almohada. Mis labios formaron una especie de “o” y la tía Odette se encontraba en la misma situación.

― Con tal de que mi pareja de esta noche no opine lo mismo, esta todo perfecto.

Mi acompañante suelto una carcajada.

― Vamos Ally, debes ponerte tu vestido que el tiempo ya se acaba.


Me dirigí hacia mi guardarropa, en busca del vestido. Lo había conseguido unos días atrás cuando a Kendall se le ocurrió la magnifica idea de ir de compras, así que ahí aprovechamos de regodearnos por todo el centro comercial.

La prenda era de color rojo, por supuesto. Se acomodaba al cuerpo, moldeándolo según la figura. Me llegaba un poco más arriba de la rodilla y a la altura de la cintura tenía un moño en el centro.

De calzado llevaba unos tacones dorados, que medían aproximadamente unos doce centímetros de altura.

Y para finalizar, los accesorios. Un collar, pendientes y una pulsera del mismo color que los zapatos.

Me analice frente al espejo por última vez.

No pasaron algunos cuantos segundos más, cuando sentí como la bocina de la limusina que transportaría a las damiselas de las rosas rojas sonaba afuera y el lujoso carro se detuvo frente a mi casa.

Esto significaba que cada vez faltaba menos, mucho menos para declararle mi amor a Zayn.

           
                                                                                {***}

El grupo de señoritas de las rosas rojas comenzó a disolverse entre la multitud que ya se encontraba en el salón.

Seguramente cada chica iría tras su enamorado para entregarle aquel delicado y grato presente y con el su sincera declaración.

Mi vista estaba inquieta junto con mis nervios y es que como dije antes cuando se trata de chicos soy toda una insegura.

Con delicadeza sostuve la rosa mientras mis ojos comenzaban la búsqueda de Malik.

Mi mirada se detuvo frente a un chico con esmoquin negro que estaba de pie frente a una mesa donde se encontraban todo tipo de alimentos para cóctel, mientras que esperaba silencioso y con las manos aseguradas en los bolsillos de su impecable pantalón.

Ahí estaba él. Zayn Malik, un chico común, que no poseía ni el más mínimo porcentaje de popularidad pero aun así había logrado enamorarme como nunca lo había hecho siquiera el apuesto capitán del equipo de fútbol.


― Buenas noches ― Murmuré con suavidad, cuando ya me encontraba lo bastante cerca de su oído izquierdo.

El moreno se sobresalto levemente, soltó una risa por lo bajo y con lentitud se dio la vuelta.

― Señorita anónima ― Espeto en forma de saludo. Supongo.

― ¿Qué tal la noche?

― Uhm… ― Balbuceo ―  Extraña, jamás pensé que alguien estaría interesada en acompañarme a este baile.

― La vida esta llena de sorpresas ― Argumente a mi favor.
― Tienes razón ― Asintió ― ¿Un trago? ― El oji-marrón sonrío de lado.

Mi corazón dio un vuelco con aquel gesto, literalmente.

― Pues me gustaría un jugo de… naranja.

― Un jugo de naranja será.

Zayn tomo mi mano como si se tratará de algún objeto frágil, entretanto yo sentí como si esta fuera acariciada por un pedazo algodón.

Caminamos de esta manera hacía la barra. Malik le pidió al barman mi jugo y para el alcohol, el chico que atendía nos sirvió ambos tragos en unas copas.

― Bueno, no soy muy bueno en estas cosas, pero me gustaría que brindáramos por… ¿nosotros? ― El pulso se me acelero. Aquello se sintió tan bien ― Ya sabes, que ambos estemos acá compartiendo esta noche ― Agrego con prisa.

Sonreí al ver lo adorable que se ve nervioso.

― Por los dos y por esta noche.

Nuestras copas chocaron en el aire, haciendo que una especie de pequeño chillido se liberara. Ambos bebimos de nuestros refrescos.


― Sabes… no me gustan muchos los lugares colmados de gente, como este ― Frunció los labios ― ¿Qué tal si vamos al jardín?

― Me parece genial, vamos.


Nos encaminamos hacía el jardín del lugar. Fue ahí cuando me reproche no haber comprado un vestido con mangas, la temperatura era completamente diferente, en el salón estaba el ambiente cálido.


― ¿Estas temblando de frío? ― Zayn cuestiono sorprendido ― Lo siento ― Se quito la chaqueta ― Ten.

― ¿De qué hablas? ¡No hace falta! ― Intente pasar desapercibida.

― Si, lo hace ― Ataco Malik. El pelinegro ajusto la chaqueta en mi cuerpo ― Listo, no quiero que se enferme señorita anónima.

Ahogue un suspiro. ¡Se preocupa por mí! Por dentro, estaba brincando y rodando por todos lados.

― ¿Bailas? ― Pregunte para cambiar de tema.

― No mucho, al parecer tengo dos pies izquierdos.

― ¿Bromeas? No te creo ― Me cruce de brazos ― Te pondré a prueba, yo te guiaré, tu solo tienes que seguirme ¿Vale?

― Uhm… ¿Estas segura? ― Mordió su labio inferior. Este hombre piensa matarme. Pensé ― Tienes una alta posibilidad de terminar en el piso.

― Si, lo estoy ― Agarre una de sus manos y la restante la posicione en mi cintura ― Como no estamos muy lejos, aun se escucha la balada que están tocando en el salón, así que iremos a ese ritmo.

Con lentitud comencé a moverme y Zayn me siguió correctamente todos mis pasos. El moreno delicadamente apoyo su frente junto con la mía, mientras que tarareaba la canción que sonaba de fondo.

― No sabes las ganas que me estoy aguantando por preguntarte tu nombre ― Murmuro cerca de mi oído.

La piel se me erizó.

― Disfrutemos al máximo este baile, o mejor dicho nuestro baile.

Y fue ahí donde desee que este momento fuera para siempre. Pero mañana todo esto tendría que ser olvidado, Zayn seguiría con su vida y yo estaría obligada a seguir con la mía.

Me gustaría que él sintiera lo mismo que yo. Que para aquel tímido chico esta noche fuera importante, pero algunas veces no todo es como lo anhelamos, esto traería puntos positivos y otros negativos.

Por un lado estaban mis sentimientos por él y por otro mi reputación, mi popularidad y junto con esto, mis amistades.

¿Amor o amistad? He ahí el dilema.



gif:

hola c: acá esta mi ficha y el gif que debía espero que este todo en orden. ¿también amas a zoella? ella es como un cupcake, se me hace muy adorable. y esop, besitos<333
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por CaraDeArdilla. el Vie 21 Feb 2014, 7:38 pm

Mangel Rogel
Novela Colectiva. Inscripciones abiertas. Se cierran inscripciones: 5/3/14
Nombre completo: Miguel Angel Rogel
Edad: 19 Años
Chica: Abril Bustamante
Rol: Boy 2
Representante: Mangel rogel | Jade Thirlwall
Escrito:


I knew you were trouble nc:

Capítulo 9



 
Narra Abril.
 
-Rubén!- Dije dibujando una sonrisa grande en mi rostro.
 
-Abril!- Dijo riendo.
 
-Estudias Aquí?- Dije.
 
-Si vine aquí a buscar a un amigo y tu?- Dijo.
 
-pues vendré a esta escuela y te veré seguido- Dije feliz , hace mucho que no veía a Rubén.
 
Mire mi reloj, mire a Rubén y le dije.
 
-Me debo ir luego nos vemos- Dije y luego le bese la mejilla.
 
Salí corriendo, antes de que digiera algo.
Siempre lo dejaba con las palabras en la boca.
Empecé a buscar a Liam, donde se Abia metido, luego de pasar horas, mentira minutos, buscando a Liam, al fin lo encontré, le dije que nos valláramos.
 
 
***
 
Al día siguiente:
 
-Vamos Abril, que llegaremos tarde- Dijo Liam gritando.
 
Mientras yo estaba en mi cuarto:
 
-Dale a tu cuerpo alegría macarena que tu cuerpo es pa dar alegría y cosa buena, Dale tu cuerpo alegría macarena eh macarena aja.
Dale a tu cuerpo alegría macarena que tu cuerpo es pa dar alegría y cosa buena, Dale tu cuerpo alegría macarena eh macarena aja.-Dije mientras cantaba-NOOOOOO PERDI :(, MALDITO JUEGO!!.
 
-Vamos Abril, que vamos a llegar tarde- volvió a gritar.
 
-AY VOY-Grite.
 
Baje y vi a Liam.
 
-Al fin Bajas- Dijo-Vamos.
 
-Ok- Dije sonriendo





Gif:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por Abril Malik el Vie 21 Feb 2014, 7:47 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Invitado el Vie 21 Feb 2014, 7:42 pm


hola c: acá esta mi ficha y el gif que debía :AA:espero que este todo en orden. ¿también amas a zoella? :gad:ella es como un cupcake, se me hace muy adorable. y esop, besitos<333



La amo, es shidiguhdksjfglifdugyol una diosa (y el hermanito haha esta rre papi :3) ¿Viste que esta con Alfie? Cute <3.
PD: Mañana acepto tu ficha, babe.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Invitado el Vie 21 Feb 2014, 8:42 pm

Abril Malik escribió:
Mangel Rogel
Novela Colectiva. Inscripciones abiertas. Se cierran inscripciones: 5/3/14
Nombre completo: Miguel Angel Rogel
Edad: 19 Años
Chica: Abril Bustamante
Rol: Boy 2
Representante: Mangel rogel | Jade Thirlwall
Escrito:

¡Ficha Aceptada!
¡Hola!, me ha gustado tu ficha; hay algunos errores, pero todos sabemos que nadie es perfecto. Me gusta mucho el papel de jade (La adoro osdhkjdfhk :3). Debo admitir que odio a rubius, pero es una novela y tu personaje lo describes tu mismo, asi que no te preocupes. Suertee :)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Invitado el Vie 21 Feb 2014, 9:20 pm

Parnell. escribió:
David Miller.
Novela Colectiva. Inscripciones abiertas. Se cierran inscripciones: 5/3/14
Nombre completo: David James Miller.
Edad: 18 años.
Chica: Vannesa Edwards.
Rol: Boy 2.
Representante: Nathan Sykes | Zoella Sugg.
Escrito:
las doce rosas rojas {novela coletiva:


Me sobresalte al sentir como un líquido helado impacto con mi rostro.

Mire el reloj situado en mi mesa de noche, apenas faltaba una hora para que el baile de la preparatoria abriera sus puertas y a mí se me había pasado la mano con la siesta, que se suponía dudaría solo unos veinte minutos.

De brazos cruzados frente a mi cama, se encontraba mi tía Odette, la cual negó unas cuantas veces con su cabeza, seguramente al verme tan desaliñada.



― ¡Ally! Al fin despiertas cariño, parecía como si tu sueño era eterno.


Me limpie el rastro que quedaba de agua en mi rostro con la primera toalla que estaba a mi alcance.

― Me encanta que me despierten de esta forma, tía ― Admití con un sarcasmo muy notable.

― Tú me obligaste, ya que no despertaste por las buenas, tuve que hacerlo por las malas ― La mujer se encogió de hombros.

La tía Odette se encontraba hoy en casa, porque haría el rol de peluquera y maquilladora, ya que mi madre no estaba por motivos laborales y dudo mucho que mi hermano Alan haga un buen trabajo respecto a esos temas.

Con agilidad me levante de mi cómoda y acogedora cama, para comenzar. Decidí empezar con los cosméticos y el cabello, ya que no quería que mi vestido se viera estropeado por una mancha de maquillaje.

Mis pestañas habían sido empapadas con rimel y luego encrespadas, mis parpados estaban decorados con sombras que combinaban a la perfección con el vestido, mis ojos habían sido delineados como era habitual y mis labios estaban pintados de un color rojo opaco.

Parte de mi cabello estaba siendo recogido por una especie de corona de trenza y lo restante permanecía ondulado.

― ¡Auch! ― Solté un quejido ― Un poco de delicadeza no le vendría mal a nadie.
― No seas exagerada, Allison ― Espeto Odette, mientras realiza un buen -pero también doloroso- peinado ― Además mi abuela siempre decía que para ser bella hay que ver estrellas.
― Entonces no me apetece ser bella y gracias por lo de exagerada, lo tomare como un cumplido ― Cerré los ojos, implorando que la tía Odette terminará luego con tal arreglo.
― ¡Listo! ― Chilló luego de unos minutos.


Abrí mis ojos con lentitud, encontrándome con todo en su lugar, tal como lo había esperado. Le dedique una amplia sonrisa a mi tía, en forma de agradecimiento, mientras sentí como mi estomago sonaba como si truenos estuvieran rugiendo dentro de el. Solo había una explicación para eso, nervios.

Normalmente solía ser bastante segura de si misma, lo había aprendido gracias a que como suelo ser una chica popular, no faltaban las miradas que se posaban en mí, pero cuando se trataba de chicos, en los cuales presento un interés, mi seguridad se convierte en nula, la muy maldita se esfuma y odio eso.

La puerta de mi habitación se abrió y tras ella se encontraba el pequeño demonio de esta casa, más bien conocido como Alan Olsen.


― ¿A ti no te enseñaron a tocar, pequeña bestia? ― Cuestione para luego fruncir los labios.

― No, además solo vengo a buscar mi almohada ― El pequeño rubio se encogió de hombros.

― ¿La que ocupaste para despertarme a golpes esta mañana? Ah si, esta ahí ― Mi dedo índice es levantado en dirección a la almohada.

― ¿Qué significa eso Alan? ― La tía Odette se cruzo de brazos.

― Solo esta exagerando ― Mintió el pequeño. Lo fulmine con la mirada.

― ¡Eres un embustero!

― Esta bien. Ahorrémonos los pleitos ― Intervino Odette ― Alan ¿Cómo se ve tu hermana esta noche?

― A pesar de que se puso un poco de maquillaje, sigue viéndose igual de fea.


Y dicho esto, el pequeño se retiro de la habitación, arrastrando su almohada. Mis labios formaron una especie de “o” y la tía Odette se encontraba en la misma situación.

― Con tal de que mi pareja de esta noche no opine lo mismo, esta todo perfecto.

Mi acompañante suelto una carcajada.

― Vamos Ally, debes ponerte tu vestido que el tiempo ya se acaba.


Me dirigí hacia mi guardarropa, en busca del vestido. Lo había conseguido unos días atrás cuando a Kendall se le ocurrió la magnifica idea de ir de compras, así que ahí aprovechamos de regodearnos por todo el centro comercial.

La prenda era de color rojo, por supuesto. Se acomodaba al cuerpo, moldeándolo según la figura. Me llegaba un poco más arriba de la rodilla y a la altura de la cintura tenía un moño en el centro.

De calzado llevaba unos tacones dorados, que medían aproximadamente unos doce centímetros de altura.

Y para finalizar, los accesorios. Un collar, pendientes y una pulsera del mismo color que los zapatos.

Me analice frente al espejo por última vez.

No pasaron algunos cuantos segundos más, cuando sentí como la bocina de la limusina que transportaría a las damiselas de las rosas rojas sonaba afuera y el lujoso carro se detuvo frente a mi casa.

Esto significaba que cada vez faltaba menos, mucho menos para declararle mi amor a Zayn.

           
                                                                                {***}

El grupo de señoritas de las rosas rojas comenzó a disolverse entre la multitud que ya se encontraba en el salón.

Seguramente cada chica iría tras su enamorado para entregarle aquel delicado y grato presente y con el su sincera declaración.

Mi vista estaba inquieta junto con mis nervios y es que como dije antes cuando se trata de chicos soy toda una insegura.

Con delicadeza sostuve la rosa mientras mis ojos comenzaban la búsqueda de Malik.

Mi mirada se detuvo frente a un chico con esmoquin negro que estaba de pie frente a una mesa donde se encontraban todo tipo de alimentos para cóctel, mientras que esperaba silencioso y con las manos aseguradas en los bolsillos de su impecable pantalón.

Ahí estaba él. Zayn Malik, un chico común, que no poseía ni el más mínimo porcentaje de popularidad pero aun así había logrado enamorarme como nunca lo había hecho siquiera el apuesto capitán del equipo de fútbol.


― Buenas noches ― Murmuré con suavidad, cuando ya me encontraba lo bastante cerca de su oído izquierdo.

El moreno se sobresalto levemente, soltó una risa por lo bajo y con lentitud se dio la vuelta.

― Señorita anónima ― Espeto en forma de saludo. Supongo.

― ¿Qué tal la noche?

― Uhm… ― Balbuceo ―  Extraña, jamás pensé que alguien estaría interesada en acompañarme a este baile.

― La vida esta llena de sorpresas ― Argumente a mi favor.
― Tienes razón ― Asintió ― ¿Un trago? ― El oji-marrón sonrío de lado.

Mi corazón dio un vuelco con aquel gesto, literalmente.

― Pues me gustaría un jugo de… naranja.

― Un jugo de naranja será.

Zayn tomo mi mano como si se tratará de algún objeto frágil, entretanto yo sentí como si esta fuera acariciada por un pedazo algodón.

Caminamos de esta manera hacía la barra. Malik le pidió al barman mi jugo y para el alcohol, el chico que atendía nos sirvió ambos tragos en unas copas.

― Bueno, no soy muy bueno en estas cosas, pero me gustaría que brindáramos por… ¿nosotros? ― El pulso se me acelero. Aquello se sintió tan bien ― Ya sabes, que ambos estemos acá compartiendo esta noche ― Agrego con prisa.

Sonreí al ver lo adorable que se ve nervioso.

― Por los dos y por esta noche.

Nuestras copas chocaron en el aire, haciendo que una especie de pequeño chillido se liberara. Ambos bebimos de nuestros refrescos.


― Sabes… no me gustan muchos los lugares colmados de gente, como este ― Frunció los labios ― ¿Qué tal si vamos al jardín?

― Me parece genial, vamos.


Nos encaminamos hacía el jardín del lugar. Fue ahí cuando me reproche no haber comprado un vestido con mangas, la temperatura era completamente diferente, en el salón estaba el ambiente cálido.


― ¿Estas temblando de frío? ― Zayn cuestiono sorprendido ― Lo siento ― Se quito la chaqueta ― Ten.

― ¿De qué hablas? ¡No hace falta! ― Intente pasar desapercibida.

― Si, lo hace ― Ataco Malik. El pelinegro ajusto la chaqueta en mi cuerpo ― Listo, no quiero que se enferme señorita anónima.

Ahogue un suspiro. ¡Se preocupa por mí! Por dentro, estaba brincando y rodando por todos lados.

― ¿Bailas? ― Pregunte para cambiar de tema.

― No mucho, al parecer tengo dos pies izquierdos.

― ¿Bromeas? No te creo ― Me cruce de brazos ― Te pondré a prueba, yo te guiaré, tu solo tienes que seguirme ¿Vale?

― Uhm… ¿Estas segura? ― Mordió su labio inferior. Este hombre piensa matarme. Pensé ― Tienes una alta posibilidad de terminar en el piso.

― Si, lo estoy ― Agarre una de sus manos y la restante la posicione en mi cintura ― Como no estamos muy lejos, aun se escucha la balada que están tocando en el salón, así que iremos a ese ritmo.

Con lentitud comencé a moverme y Zayn me siguió correctamente todos mis pasos. El moreno delicadamente apoyo su frente junto con la mía, mientras que tarareaba la canción que sonaba de fondo.

― No sabes las ganas que me estoy aguantando por preguntarte tu nombre ― Murmuro cerca de mi oído.

La piel se me erizó.

― Disfrutemos al máximo este baile, o mejor dicho nuestro baile.

Y fue ahí donde desee que este momento fuera para siempre. Pero mañana todo esto tendría que ser olvidado, Zayn seguiría con su vida y yo estaría obligada a seguir con la mía.

Me gustaría que él sintiera lo mismo que yo. Que para aquel tímido chico esta noche fuera importante, pero algunas veces no todo es como lo anhelamos, esto traería puntos positivos y otros negativos.

Por un lado estaban mis sentimientos por él y por otro mi reputación, mi popularidad y junto con esto, mis amistades.

¿Amor o amistad? He ahí el dilema.



gif:

hola c: acá esta mi ficha y el gif que debía :AA:espero que este todo en orden. ¿también amas a zoella? :gad:ella es como un cupcake, se me hace muy adorable. y esop, besitos<333
¡Ficha Aceptada!
omg, tu ficha es una de las mejores ,no solo por zoella, si no porque me encanta como escribes. No encontré errores graves, ni nada parecido y la novela de las rosas, la he querido leer (la vi merodeando por los muros) y ahora lei un pedasito c. hwgdjfyhg genial. Suerte.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Parnell. el Vie 21 Feb 2014, 9:49 pm

She.wolf escribió:
Parnell. escribió:
David Miller.
Novela Colectiva. Inscripciones abiertas. Se cierran inscripciones: 5/3/14
Nombre completo: David James Miller.
Edad: 18 años.
Chica: Vannesa Edwards.
Rol: Boy 2.
Representante: Nathan Sykes | Zoella Sugg.
Escrito:
las doce rosas rojas {novela coletiva:


Me sobresalte al sentir como un líquido helado impacto con mi rostro.

Mire el reloj situado en mi mesa de noche, apenas faltaba una hora para que el baile de la preparatoria abriera sus puertas y a mí se me había pasado la mano con la siesta, que se suponía dudaría solo unos veinte minutos.

De brazos cruzados frente a mi cama, se encontraba mi tía Odette, la cual negó unas cuantas veces con su cabeza, seguramente al verme tan desaliñada.



― ¡Ally! Al fin despiertas cariño, parecía como si tu sueño era eterno.


Me limpie el rastro que quedaba de agua en mi rostro con la primera toalla que estaba a mi alcance.

― Me encanta que me despierten de esta forma, tía ― Admití con un sarcasmo muy notable.

― Tú me obligaste, ya que no despertaste por las buenas, tuve que hacerlo por las malas ― La mujer se encogió de hombros.

La tía Odette se encontraba hoy en casa, porque haría el rol de peluquera y maquilladora, ya que mi madre no estaba por motivos laborales y dudo mucho que mi hermano Alan haga un buen trabajo respecto a esos temas.

Con agilidad me levante de mi cómoda y acogedora cama, para comenzar. Decidí empezar con los cosméticos y el cabello, ya que no quería que mi vestido se viera estropeado por una mancha de maquillaje.

Mis pestañas habían sido empapadas con rimel y luego encrespadas, mis parpados estaban decorados con sombras que combinaban a la perfección con el vestido, mis ojos habían sido delineados como era habitual y mis labios estaban pintados de un color rojo opaco.

Parte de mi cabello estaba siendo recogido por una especie de corona de trenza y lo restante permanecía ondulado.

― ¡Auch! ― Solté un quejido ― Un poco de delicadeza no le vendría mal a nadie.
― No seas exagerada, Allison ― Espeto Odette, mientras realiza un buen -pero también doloroso- peinado ― Además mi abuela siempre decía que para ser bella hay que ver estrellas.
― Entonces no me apetece ser bella y gracias por lo de exagerada, lo tomare como un cumplido ― Cerré los ojos, implorando que la tía Odette terminará luego con tal arreglo.
― ¡Listo! ― Chilló luego de unos minutos.


Abrí mis ojos con lentitud, encontrándome con todo en su lugar, tal como lo había esperado. Le dedique una amplia sonrisa a mi tía, en forma de agradecimiento, mientras sentí como mi estomago sonaba como si truenos estuvieran rugiendo dentro de el. Solo había una explicación para eso, nervios.

Normalmente solía ser bastante segura de si misma, lo había aprendido gracias a que como suelo ser una chica popular, no faltaban las miradas que se posaban en mí, pero cuando se trataba de chicos, en los cuales presento un interés, mi seguridad se convierte en nula, la muy maldita se esfuma y odio eso.

La puerta de mi habitación se abrió y tras ella se encontraba el pequeño demonio de esta casa, más bien conocido como Alan Olsen.


― ¿A ti no te enseñaron a tocar, pequeña bestia? ― Cuestione para luego fruncir los labios.

― No, además solo vengo a buscar mi almohada ― El pequeño rubio se encogió de hombros.

― ¿La que ocupaste para despertarme a golpes esta mañana? Ah si, esta ahí ― Mi dedo índice es levantado en dirección a la almohada.

― ¿Qué significa eso Alan? ― La tía Odette se cruzo de brazos.

― Solo esta exagerando ― Mintió el pequeño. Lo fulmine con la mirada.

― ¡Eres un embustero!

― Esta bien. Ahorrémonos los pleitos ― Intervino Odette ― Alan ¿Cómo se ve tu hermana esta noche?

― A pesar de que se puso un poco de maquillaje, sigue viéndose igual de fea.


Y dicho esto, el pequeño se retiro de la habitación, arrastrando su almohada. Mis labios formaron una especie de “o” y la tía Odette se encontraba en la misma situación.

― Con tal de que mi pareja de esta noche no opine lo mismo, esta todo perfecto.

Mi acompañante suelto una carcajada.

― Vamos Ally, debes ponerte tu vestido que el tiempo ya se acaba.


Me dirigí hacia mi guardarropa, en busca del vestido. Lo había conseguido unos días atrás cuando a Kendall se le ocurrió la magnifica idea de ir de compras, así que ahí aprovechamos de regodearnos por todo el centro comercial.

La prenda era de color rojo, por supuesto. Se acomodaba al cuerpo, moldeándolo según la figura. Me llegaba un poco más arriba de la rodilla y a la altura de la cintura tenía un moño en el centro.

De calzado llevaba unos tacones dorados, que medían aproximadamente unos doce centímetros de altura.

Y para finalizar, los accesorios. Un collar, pendientes y una pulsera del mismo color que los zapatos.

Me analice frente al espejo por última vez.

No pasaron algunos cuantos segundos más, cuando sentí como la bocina de la limusina que transportaría a las damiselas de las rosas rojas sonaba afuera y el lujoso carro se detuvo frente a mi casa.

Esto significaba que cada vez faltaba menos, mucho menos para declararle mi amor a Zayn.

           
                                                                                {***}

El grupo de señoritas de las rosas rojas comenzó a disolverse entre la multitud que ya se encontraba en el salón.

Seguramente cada chica iría tras su enamorado para entregarle aquel delicado y grato presente y con el su sincera declaración.

Mi vista estaba inquieta junto con mis nervios y es que como dije antes cuando se trata de chicos soy toda una insegura.

Con delicadeza sostuve la rosa mientras mis ojos comenzaban la búsqueda de Malik.

Mi mirada se detuvo frente a un chico con esmoquin negro que estaba de pie frente a una mesa donde se encontraban todo tipo de alimentos para cóctel, mientras que esperaba silencioso y con las manos aseguradas en los bolsillos de su impecable pantalón.

Ahí estaba él. Zayn Malik, un chico común, que no poseía ni el más mínimo porcentaje de popularidad pero aun así había logrado enamorarme como nunca lo había hecho siquiera el apuesto capitán del equipo de fútbol.


― Buenas noches ― Murmuré con suavidad, cuando ya me encontraba lo bastante cerca de su oído izquierdo.

El moreno se sobresalto levemente, soltó una risa por lo bajo y con lentitud se dio la vuelta.

― Señorita anónima ― Espeto en forma de saludo. Supongo.

― ¿Qué tal la noche?

― Uhm… ― Balbuceo ―  Extraña, jamás pensé que alguien estaría interesada en acompañarme a este baile.

― La vida esta llena de sorpresas ― Argumente a mi favor.
― Tienes razón ― Asintió ― ¿Un trago? ― El oji-marrón sonrío de lado.

Mi corazón dio un vuelco con aquel gesto, literalmente.

― Pues me gustaría un jugo de… naranja.

― Un jugo de naranja será.

Zayn tomo mi mano como si se tratará de algún objeto frágil, entretanto yo sentí como si esta fuera acariciada por un pedazo algodón.

Caminamos de esta manera hacía la barra. Malik le pidió al barman mi jugo y para el alcohol, el chico que atendía nos sirvió ambos tragos en unas copas.

― Bueno, no soy muy bueno en estas cosas, pero me gustaría que brindáramos por… ¿nosotros? ― El pulso se me acelero. Aquello se sintió tan bien ― Ya sabes, que ambos estemos acá compartiendo esta noche ― Agrego con prisa.

Sonreí al ver lo adorable que se ve nervioso.

― Por los dos y por esta noche.

Nuestras copas chocaron en el aire, haciendo que una especie de pequeño chillido se liberara. Ambos bebimos de nuestros refrescos.


― Sabes… no me gustan muchos los lugares colmados de gente, como este ― Frunció los labios ― ¿Qué tal si vamos al jardín?

― Me parece genial, vamos.


Nos encaminamos hacía el jardín del lugar. Fue ahí cuando me reproche no haber comprado un vestido con mangas, la temperatura era completamente diferente, en el salón estaba el ambiente cálido.


― ¿Estas temblando de frío? ― Zayn cuestiono sorprendido ― Lo siento ― Se quito la chaqueta ― Ten.

― ¿De qué hablas? ¡No hace falta! ― Intente pasar desapercibida.

― Si, lo hace ― Ataco Malik. El pelinegro ajusto la chaqueta en mi cuerpo ― Listo, no quiero que se enferme señorita anónima.

Ahogue un suspiro. ¡Se preocupa por mí! Por dentro, estaba brincando y rodando por todos lados.

― ¿Bailas? ― Pregunte para cambiar de tema.

― No mucho, al parecer tengo dos pies izquierdos.

― ¿Bromeas? No te creo ― Me cruce de brazos ― Te pondré a prueba, yo te guiaré, tu solo tienes que seguirme ¿Vale?

― Uhm… ¿Estas segura? ― Mordió su labio inferior. Este hombre piensa matarme. Pensé ― Tienes una alta posibilidad de terminar en el piso.

― Si, lo estoy ― Agarre una de sus manos y la restante la posicione en mi cintura ― Como no estamos muy lejos, aun se escucha la balada que están tocando en el salón, así que iremos a ese ritmo.

Con lentitud comencé a moverme y Zayn me siguió correctamente todos mis pasos. El moreno delicadamente apoyo su frente junto con la mía, mientras que tarareaba la canción que sonaba de fondo.

― No sabes las ganas que me estoy aguantando por preguntarte tu nombre ― Murmuro cerca de mi oído.

La piel se me erizó.

― Disfrutemos al máximo este baile, o mejor dicho nuestro baile.

Y fue ahí donde desee que este momento fuera para siempre. Pero mañana todo esto tendría que ser olvidado, Zayn seguiría con su vida y yo estaría obligada a seguir con la mía.

Me gustaría que él sintiera lo mismo que yo. Que para aquel tímido chico esta noche fuera importante, pero algunas veces no todo es como lo anhelamos, esto traería puntos positivos y otros negativos.

Por un lado estaban mis sentimientos por él y por otro mi reputación, mi popularidad y junto con esto, mis amistades.

¿Amor o amistad? He ahí el dilema.



gif:

hola c: acá esta mi ficha y el gif que debía :AA:espero que este todo en orden. ¿también amas a zoella? :gad:ella es como un cupcake, se me hace muy adorable. y esop, besitos<333
¡Ficha Aceptada!
omg, tu ficha es una de las mejores ,no solo por zoella, si no porque me encanta como escribes. No encontré errores graves, ni nada parecido y la novela de las rosas, la he querido leer (la vi merodeando por los muros) y ahora lei un pedasito c. hwgdjfyhg genial. Suerte.

Omg, muchísimas gracias, de verdad, primero por aceptar la ficha y segundo por tus bellas palabras<33 me hacen convulsionar.
jaskajsk este es el capítulo dos(?)
¡gracias! y si sabía, son re biuri juntos :3
besitos<333
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por CaraDeArdilla. el Sáb 22 Feb 2014, 12:59 pm

She.wolf escribió:
Abril Malik escribió:
Mangel Rogel
Novela Colectiva. Inscripciones abiertas. Se cierran inscripciones: 5/3/14
Nombre completo: Miguel Angel Rogel
Edad: 19 Años
Chica: Abril Bustamante
Rol: Boy 2
Representante: Mangel rogel | Jade Thirlwall
Escrito:

¡Ficha Aceptada!
¡Hola!, me ha gustado tu ficha; hay algunos errores, pero todos sabemos que nadie es perfecto. Me gusta mucho el papel de jade (La adoro osdhkjdfhk :3). Debo admitir que odio a rubius, pero es una novela y tu personaje lo describes tu mismo, asi que no te preocupes. Suertee :)
Gracias !!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Invitado el Dom 23 Feb 2014, 10:16 am

De nada chicas :)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Invitado el Dom 23 Feb 2014, 10:43 am

Parnell. escribió:
She.wolf escribió:
Parnell. escribió:
David Miller.
Novela Colectiva. Inscripciones abiertas. Se cierran inscripciones: 5/3/14
Nombre completo: David James Miller.
Edad: 18 años.
Chica: Vannesa Edwards.
Rol: Boy 2.
Representante: Nathan Sykes | Zoella Sugg.
Escrito:
las doce rosas rojas {novela coletiva:


Me sobresalte al sentir como un líquido helado impacto con mi rostro.

Mire el reloj situado en mi mesa de noche, apenas faltaba una hora para que el baile de la preparatoria abriera sus puertas y a mí se me había pasado la mano con la siesta, que se suponía dudaría solo unos veinte minutos.

De brazos cruzados frente a mi cama, se encontraba mi tía Odette, la cual negó unas cuantas veces con su cabeza, seguramente al verme tan desaliñada.



― ¡Ally! Al fin despiertas cariño, parecía como si tu sueño era eterno.


Me limpie el rastro que quedaba de agua en mi rostro con la primera toalla que estaba a mi alcance.

― Me encanta que me despierten de esta forma, tía ― Admití con un sarcasmo muy notable.

― Tú me obligaste, ya que no despertaste por las buenas, tuve que hacerlo por las malas ― La mujer se encogió de hombros.

La tía Odette se encontraba hoy en casa, porque haría el rol de peluquera y maquilladora, ya que mi madre no estaba por motivos laborales y dudo mucho que mi hermano Alan haga un buen trabajo respecto a esos temas.

Con agilidad me levante de mi cómoda y acogedora cama, para comenzar. Decidí empezar con los cosméticos y el cabello, ya que no quería que mi vestido se viera estropeado por una mancha de maquillaje.

Mis pestañas habían sido empapadas con rimel y luego encrespadas, mis parpados estaban decorados con sombras que combinaban a la perfección con el vestido, mis ojos habían sido delineados como era habitual y mis labios estaban pintados de un color rojo opaco.

Parte de mi cabello estaba siendo recogido por una especie de corona de trenza y lo restante permanecía ondulado.

― ¡Auch! ― Solté un quejido ― Un poco de delicadeza no le vendría mal a nadie.
― No seas exagerada, Allison ― Espeto Odette, mientras realiza un buen -pero también doloroso- peinado ― Además mi abuela siempre decía que para ser bella hay que ver estrellas.
― Entonces no me apetece ser bella y gracias por lo de exagerada, lo tomare como un cumplido ― Cerré los ojos, implorando que la tía Odette terminará luego con tal arreglo.
― ¡Listo! ― Chilló luego de unos minutos.


Abrí mis ojos con lentitud, encontrándome con todo en su lugar, tal como lo había esperado. Le dedique una amplia sonrisa a mi tía, en forma de agradecimiento, mientras sentí como mi estomago sonaba como si truenos estuvieran rugiendo dentro de el. Solo había una explicación para eso, nervios.

Normalmente solía ser bastante segura de si misma, lo había aprendido gracias a que como suelo ser una chica popular, no faltaban las miradas que se posaban en mí, pero cuando se trataba de chicos, en los cuales presento un interés, mi seguridad se convierte en nula, la muy maldita se esfuma y odio eso.

La puerta de mi habitación se abrió y tras ella se encontraba el pequeño demonio de esta casa, más bien conocido como Alan Olsen.


― ¿A ti no te enseñaron a tocar, pequeña bestia? ― Cuestione para luego fruncir los labios.

― No, además solo vengo a buscar mi almohada ― El pequeño rubio se encogió de hombros.

― ¿La que ocupaste para despertarme a golpes esta mañana? Ah si, esta ahí ― Mi dedo índice es levantado en dirección a la almohada.

― ¿Qué significa eso Alan? ― La tía Odette se cruzo de brazos.

― Solo esta exagerando ― Mintió el pequeño. Lo fulmine con la mirada.

― ¡Eres un embustero!

― Esta bien. Ahorrémonos los pleitos ― Intervino Odette ― Alan ¿Cómo se ve tu hermana esta noche?

― A pesar de que se puso un poco de maquillaje, sigue viéndose igual de fea.


Y dicho esto, el pequeño se retiro de la habitación, arrastrando su almohada. Mis labios formaron una especie de “o” y la tía Odette se encontraba en la misma situación.

― Con tal de que mi pareja de esta noche no opine lo mismo, esta todo perfecto.

Mi acompañante suelto una carcajada.

― Vamos Ally, debes ponerte tu vestido que el tiempo ya se acaba.


Me dirigí hacia mi guardarropa, en busca del vestido. Lo había conseguido unos días atrás cuando a Kendall se le ocurrió la magnifica idea de ir de compras, así que ahí aprovechamos de regodearnos por todo el centro comercial.

La prenda era de color rojo, por supuesto. Se acomodaba al cuerpo, moldeándolo según la figura. Me llegaba un poco más arriba de la rodilla y a la altura de la cintura tenía un moño en el centro.

De calzado llevaba unos tacones dorados, que medían aproximadamente unos doce centímetros de altura.

Y para finalizar, los accesorios. Un collar, pendientes y una pulsera del mismo color que los zapatos.

Me analice frente al espejo por última vez.

No pasaron algunos cuantos segundos más, cuando sentí como la bocina de la limusina que transportaría a las damiselas de las rosas rojas sonaba afuera y el lujoso carro se detuvo frente a mi casa.

Esto significaba que cada vez faltaba menos, mucho menos para declararle mi amor a Zayn.

           
                                                                                {***}

El grupo de señoritas de las rosas rojas comenzó a disolverse entre la multitud que ya se encontraba en el salón.

Seguramente cada chica iría tras su enamorado para entregarle aquel delicado y grato presente y con el su sincera declaración.

Mi vista estaba inquieta junto con mis nervios y es que como dije antes cuando se trata de chicos soy toda una insegura.

Con delicadeza sostuve la rosa mientras mis ojos comenzaban la búsqueda de Malik.

Mi mirada se detuvo frente a un chico con esmoquin negro que estaba de pie frente a una mesa donde se encontraban todo tipo de alimentos para cóctel, mientras que esperaba silencioso y con las manos aseguradas en los bolsillos de su impecable pantalón.

Ahí estaba él. Zayn Malik, un chico común, que no poseía ni el más mínimo porcentaje de popularidad pero aun así había logrado enamorarme como nunca lo había hecho siquiera el apuesto capitán del equipo de fútbol.


― Buenas noches ― Murmuré con suavidad, cuando ya me encontraba lo bastante cerca de su oído izquierdo.

El moreno se sobresalto levemente, soltó una risa por lo bajo y con lentitud se dio la vuelta.

― Señorita anónima ― Espeto en forma de saludo. Supongo.

― ¿Qué tal la noche?

― Uhm… ― Balbuceo ―  Extraña, jamás pensé que alguien estaría interesada en acompañarme a este baile.

― La vida esta llena de sorpresas ― Argumente a mi favor.
― Tienes razón ― Asintió ― ¿Un trago? ― El oji-marrón sonrío de lado.

Mi corazón dio un vuelco con aquel gesto, literalmente.

― Pues me gustaría un jugo de… naranja.

― Un jugo de naranja será.

Zayn tomo mi mano como si se tratará de algún objeto frágil, entretanto yo sentí como si esta fuera acariciada por un pedazo algodón.

Caminamos de esta manera hacía la barra. Malik le pidió al barman mi jugo y para el alcohol, el chico que atendía nos sirvió ambos tragos en unas copas.

― Bueno, no soy muy bueno en estas cosas, pero me gustaría que brindáramos por… ¿nosotros? ― El pulso se me acelero. Aquello se sintió tan bien ― Ya sabes, que ambos estemos acá compartiendo esta noche ― Agrego con prisa.

Sonreí al ver lo adorable que se ve nervioso.

― Por los dos y por esta noche.

Nuestras copas chocaron en el aire, haciendo que una especie de pequeño chillido se liberara. Ambos bebimos de nuestros refrescos.


― Sabes… no me gustan muchos los lugares colmados de gente, como este ― Frunció los labios ― ¿Qué tal si vamos al jardín?

― Me parece genial, vamos.


Nos encaminamos hacía el jardín del lugar. Fue ahí cuando me reproche no haber comprado un vestido con mangas, la temperatura era completamente diferente, en el salón estaba el ambiente cálido.


― ¿Estas temblando de frío? ― Zayn cuestiono sorprendido ― Lo siento ― Se quito la chaqueta ― Ten.

― ¿De qué hablas? ¡No hace falta! ― Intente pasar desapercibida.

― Si, lo hace ― Ataco Malik. El pelinegro ajusto la chaqueta en mi cuerpo ― Listo, no quiero que se enferme señorita anónima.

Ahogue un suspiro. ¡Se preocupa por mí! Por dentro, estaba brincando y rodando por todos lados.

― ¿Bailas? ― Pregunte para cambiar de tema.

― No mucho, al parecer tengo dos pies izquierdos.

― ¿Bromeas? No te creo ― Me cruce de brazos ― Te pondré a prueba, yo te guiaré, tu solo tienes que seguirme ¿Vale?

― Uhm… ¿Estas segura? ― Mordió su labio inferior. Este hombre piensa matarme. Pensé ― Tienes una alta posibilidad de terminar en el piso.

― Si, lo estoy ― Agarre una de sus manos y la restante la posicione en mi cintura ― Como no estamos muy lejos, aun se escucha la balada que están tocando en el salón, así que iremos a ese ritmo.

Con lentitud comencé a moverme y Zayn me siguió correctamente todos mis pasos. El moreno delicadamente apoyo su frente junto con la mía, mientras que tarareaba la canción que sonaba de fondo.

― No sabes las ganas que me estoy aguantando por preguntarte tu nombre ― Murmuro cerca de mi oído.

La piel se me erizó.

― Disfrutemos al máximo este baile, o mejor dicho nuestro baile.

Y fue ahí donde desee que este momento fuera para siempre. Pero mañana todo esto tendría que ser olvidado, Zayn seguiría con su vida y yo estaría obligada a seguir con la mía.

Me gustaría que él sintiera lo mismo que yo. Que para aquel tímido chico esta noche fuera importante, pero algunas veces no todo es como lo anhelamos, esto traería puntos positivos y otros negativos.

Por un lado estaban mis sentimientos por él y por otro mi reputación, mi popularidad y junto con esto, mis amistades.

¿Amor o amistad? He ahí el dilema.



gif:

hola c: acá esta mi ficha y el gif que debía :AA:espero que este todo en orden. ¿también amas a zoella? :gad:ella es como un cupcake, se me hace muy adorable. y esop, besitos<333
¡Ficha Aceptada!
omg, tu ficha es una de las mejores ,no solo por zoella, si no porque me encanta como escribes. No encontré errores graves, ni nada parecido y la novela de las rosas, la he querido leer (la vi merodeando por los muros) y ahora lei un pedasito c. hwgdjfyhg genial. Suerte.

Omg, muchísimas gracias, de verdad, primero por aceptar la ficha y segundo por tus bellas palabras<33 me hacen convulsionar.
jaskajsk este es el capítulo dos(?)
¡gracias! :emocion:y si sabía, son re biuri juntos :3
besitos<333
Tienes que pasarme el link, asi lo leo :)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Invitado el Dom 23 Feb 2014, 3:48 pm

Up Up Up c: , ¡Audicionen!  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por CaraDeArdilla. el Dom 23 Feb 2014, 3:50 pm

cUANTAS CHICAS NECESITAS?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Invitado el Dom 23 Feb 2014, 3:53 pm


mari, mari, mari (te voy a decir mari bc yolo y me gusta). ¡hola! bueno, paso porque... no sé, falta para que se cierren las audiciones y me aburro, lol.
¡audicionen, mierda! (te hago propaganda, ay).

Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Invitado el Dom 23 Feb 2014, 5:07 pm

colferandodair. escribió:
mari, mari, mari (te voy a decir mari bc yolo y me gusta). ¡hola! bueno, paso porque... no sé, falta para que se cierren las audiciones y me aburro, lol.
¡audicionen, mierda! (te hago propaganda, ay).

Faltan chicas hahaha pero bue. Me gusta el Mari, es muy original c: (sarcasmo) 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Swimmers {N.C} Audiciones Abiertas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.