O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» new rules
Hoy a las 2:38 pm por hypatia.

» Heroes. (Colectiva)
Hoy a las 2:36 pm por lovesick

» new rules ♡ muro interactivo
Hoy a las 2:27 pm por hypatia.

» Proyecto muggle (Inscripciones abiertas)
Hoy a las 2:17 pm por CNCOwner.

» OUR 2017
Hoy a las 2:08 pm por chihiro

» Taller de escritura
Hoy a las 2:00 pm por Andy Belmar.

» CONCURSO: Christmas in Our Hearts (Drabble)
Hoy a las 1:54 pm por chihiro

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 1:19 pm por yagmur.

» Iniciativa Nuevos Vengadores
Hoy a las 1:05 pm por CNCOwner.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

special ladies | nc | audiciones abiertas.

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por bigtimerush. el Dom 16 Feb 2014, 5:08 am

hoy respondo todo audicionen ♡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por Invitado el Dom 16 Feb 2014, 9:27 pm

Mey ;-; Perra, te odio, ¿cómo puedes escribir tan perfecto? ;-; idk iré por Nialler, bc haré Nandice ;-; te amodio por esto ;-; <3<3
P/D: No olvidé el gif e.e
Spoiler:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por Invitado el Dom 16 Feb 2014, 9:48 pm

crystal blake.
i need somebody.
Nombre completo. Crystal Chanelle Blake Stevens.
Edad. 17 años.
Descripción Psicológica. Crystal es una chica inteligente, muy inteligente. Desde pequeña siempre ha mostrado una gran capacidad para entender las cosas y para aprender. Sin duda alguna siempre tiene los pies en la tierra, es realista, pero también tiene sus sueños. Obediente y paciente, nunca da problemas. Sabe cuando tiene que actuar de una forma u otra, aunque como todos, su paciencia tiene un límite. Es de las chicas que siempre intentan sonreír y alegrar también a los demás cuando están mal o tristes, odia ver a las personas así. Pocas personas se ganan su confianza, sólo aquellas más cercanas, esas que siempre han estado y estarán ahí, a su lado. Las personas que lo logran consiguen conocerlo todo sobre ella, sin ningún problema, ya que Crystal se habrá abierto completamente a ellas, mostrando así más aún la maravillosa persona que es. Es bastante tranquila y silenciosa, le gusta hablar y sabe divertirse pero sólo lo hace cuando lo cree apropiado, es decir, no es de las personas que hablan para decir tonterías ni ríen para hacer la gracia. Las personas que la conocen siempre aprenden a quererla muy rápidamente, y es que Cris realmente se hace querer, ya que ella se muestra tal y como es, sin ningún tipo de complejo. Con sólo mirarla, puedes notar en su rostro la dulzura que desprende, y la alegría que transmite. A veces puede ser algo celosa respecto a sus amores o seres queridos. Le gusta arreglárselas sola, sin nadie de por medio; si le pasa algo o se ha metido en algún lío, no te lo dirá, pues piensa que la gente ya tiene suficientes problemas como para que solucionen también los suyos, pero, eso no significa que no le gusta ayudar a las personas. Si ve que puede hacer algo, aunque sea algo pequeño, por ayudar a sus seres más queridos, lo hará.
Cuando se le mete algo en la cabeza, nadie puede sacárselo, es bastante testaruda. Es terca, pero sabe admitir sus errores y pedir perdón por ello, ya que ante todo, siempre actúa con educación.  Si alguien la empieza a molestar de mala manera, simplemente le ignorará o actuará con indiferencia, hasta que explote; si eso ocurre, intentará no desesperar y permanecer tranquila, pero la cosa se pondrá seria. No le gusta ir por ahí insultando a la gente o gritando, pero todo el mundo tiene sus días, incluso ella. Su arma más dolorosa es el silencio, ya que cuando realmente se enfada, no te dirigirá ni una palabra. Es muy madura, así que actuará como una persona adulta y no como una niña impulsiva y mal educada. Respecto a las personas que le caen mal, actúa con total normalidad. Ella no es de las que se hacen la víctima para fastidiar a alguien, no juega sucio. Ella no se molestará en fingir que esa persona le cae bien, pero tampoco le fastidiará la vida, ya que es incapaz de hacerle daño a alguien, pero, no creas que por el simple hecho de que le hayan enseñado a ser educada con todo el mundo, se comportará así siempre. Intentará aguantar lo máximo que pueda, guardando los modales sin desesperar, y si ve que no le queda más remedio, entonces dejará que su de quicio y odio hable por ella.
En las relaciones amorosas es muy abierta, aunque algo celosa. No le pide al chico que esté con ella las 24 horas del día, pero le molesta por ejemplo, que si sale y se va por ahí de fiesta, no le diga nada y lo haga en secreto. Le gusta negociar. Si su chico sale por ahí, entonces ella también. Si ella no, entonces él tampoco, las cosas justas. A veces es demasiado ingenua, ya que cuando llegas a su corazón ni si quiera se para a pensar un momento si creer lo que le dicen o no, simplemente lo hace, y luego por ello, sufre. No le gusta que la vean sufrir, ni que sufran por ella; prefiere intentar solucionar las cosas a su manera, aunque muchas veces sepa que ella sola no puede. Es muy terca, cómo ya dije, y si algo sale mal y cree que ha sido por su culpa, nadie podrá hacer que cambie de opinión.

Rol. la huérfana.
Texto de tú autoría.
Spoiler:
Capítulo 19.
Primera parte


Marie Anne Rossline||Niall James Horan


Nunca juzgues a las personas por sus problemas. Lo que para ti puede ser una nimiedad, para ellos puede significar un mundo. Si no eres capaz de ponerte en su piel y sentir un poco de comprensión, cállate.


— Marie —Sentí que alguien me llamaba en mis sueños— ¡Marie!
Desperté de un salto y miré de mala manera a Helenna, la cual me miraba con una sonrisa burlona.
— ¿Qué? —Le pregunté de mala manera. Odiaba cuando me despertaban con gritos.
— ¿Quieres ir a despertar a los demás? —Dijo de forma traviesa.
— ¿No puedes ir tú sola? —Le pregunté refregando mis ojos y es que, cuando me despiertan no puedo volver a dormir, eso era lo más frustrante.
— Vamos —Dijo haciendo un puchero. Hel a veces se comportaba como una niña pequeña y era muy adorable, pero el hecho de que me haya despertado a las… ¡Ocho de la mañana! No lo hacía muy adorable.
— Está bien —Dije resignada.
Me levanté con pesadez de la cama y me estiré, solo entonces pude notar que Hel estaba ya saliendo de la habitación sigilosamente aun con su sexy piyama de una pieza que más parecía vestido de monja que otra cosa.
Salimos de la habitación tratando de no hacer ruido. Nuestras primeras víctimas: Cassie y Jasmine.
Abrimos sigilosamente la puerta, la cual habían dejado sin seguro, y entramos a la silenciosa habitación, en donde solo se escuchaban las pausadas respiraciones de las chicas.
No sabía que tenía planeado Hel, así que me quedé en la orilla de la cama de Jasmine, mientras la morena se acercaba a la cama de Cassie.
— A las tres, les gritas en el oído —Me susurró Hel— Un, dos, ¡tres!
Ambas gritamos a la vez en el oído de nuestras amigas, las cuales pegaron un salto fuera de la cama y cayeron al suelo.
— ¡¿Qué mierda les pasa?! —Nos gritaron Cass y Jas a la vez, mientras con Hel nos matábamos de la risa.
— Veníamos a despertarlas —Dijo Hel como pudo, ya que la risa no se la podía aguantar.
— ¿Y esa es su estúpida forma de despertarnos? ¿Qué mierda les pasa? —Espetó una Jasmine más que enojada, se le pasaría, pero no luego.
— Oh, vamos —Dijo Cass ahora un poco más tranquila— Nos tocará a nosotras después, aún quedan días aquí —Miró a Jas con una sonrisa malévola, quien repitió el gesto.
La venganza de ambas hacía nosotras sería épica y horrible, lo presentía.
— Ahora iremos a despertar a los demás —Dijo Hel actuando como una niña pequeña.
— ¿Y a esta qué le pasó? —Me preguntó Jas, mientras veíamos a la rubia y a la morena salir de la habitación.
— Ni idea —Le respondí— Despertó muy hiperactiva.
Ambas salimos de la habitación y vimos a las chicas esperándonos en el pasillo.
— Jas y tú irán a la habitación de Malik y Horan —Me dijo Hel— Con Cass iremos a la de Tomlinson y Payne.
— ¿Y al cabeza de arbusto y Bella? —Preguntó Jas seria.
Todas nos quedamos en silencio y luego nos partimos de la risa, hasta Jas. Sabíamos que el solo hecho de acercarnos a la habitación de ese par y despertar a Bella sería nuestra sentencia de muerte. Nuestra amiga en sí tenía un humor algo difícil, imagínense en la mañana, cuando la despertaban y a gritos sobretodo. Es que si eso sucedía se armaría la tercera guerra mundial y nosotras seríamos los enemigos buscando ganar una batalla que estaba más que pérdida.
— Vamos —Dijo Hel, para encaminarse a la habitación de los chicos.
Con Jas tomamos el camino contrario y entramos a la habitación de mi rub… De Niall y Zayn.
— Aún me pregunto por qué no ponen el pestillo —Le dije a Jas, la cual se acercó a la cama de Zayn.
Miré el angelical rostro de Niall durmiendo y algo en mi estómago se revolvió, empecé a ponerme nerviosa y el corazón comenzó a golpear más fuerte de lo normal. Últimamente me ocurría eso al estar cerca del rubio, el cual me ha ayudado mucho. Cuando me encontró en mi cuarto el otro día agradecí el hecho de que no me preguntara nada y solo se limitara a abrazarme y besarme la coronilla.
— Cuando te diga saltamos encima de ellos —Me dijo Jas mirándome— ¿Lista?
Miré a Niall durmiendo apaciblemente y me dio algo de tristeza despertarlo de esa forma.
— ¡Ahora!
Jas comenzó a saltar en la cama de Zayn, mientras yo lo hacía en la cama de Niall. Ambos chicos se revolvieron bajo las sábanas, Jas se bajó de un salto y empezó a gritarle a Zayn que despertara, mientras el chico solo daba unos gruñidos molesto.
Yo por mi parte seguí saltando hasta que Niall se movió tan brusco que me fui hacia adelante y caí sobre él. Enseguida me puse colorada al ver que el chico estaba a escasos centímetros de mi rostro con los ojos abriéndose lentamente.
— ¿Marie? —Preguntó con voz ronca y revoloteando lentamente sus pestañas, para que sus azules ojos se acostumbraran a la luz.
— Buenos días —Susurré yo avergonzada. ¿Qué pensaría de mí? Es decir, una chica a la que conoce hace casi un mes amanece sobre él toda colorada y con el pelo alborotado por haber saltado sobre su cama, sin duda me tacharía de loca.
— Que hermoso despertar tengo hoy —Dijo en un susurro.
Me sonrojé a más no poder e hice ademán de querer levantarme, pero el rubio fue más rápido y me abrazó hacia él, estrechándome entre sus brazos.
— Me encantaría despertar así todos los días de mi vida —Susurró en mi oído, lo que hizo que escondiera mi rostro en su pecho por la vergüenza. Quité de mi mente el hecho de que el chico se encontraba sin camisa, si no, mi rostro se convertiría en una bola de fuego.
— ¡No quiero cochinadas aquí! —Escuché que nos gritó Zayn, mientras escuchaba como Jasmine se reía por lo bajo.
Niall me soltó lentamente y me sonrió, me levanté y salí rápidamente de la habitación, chocando de esta forma con Liam, el cual venía acompañado de Cassie y un poco más atrás venían Helenna y Louis.
— ¿Marie? ¿Qué te sucedió? —Me preguntó la rubia preocupada al verme tan colorada, sí, aún no se quitaba de mis mejillas ese calor.
— Y-yo —Balbucee nerviosa. Solo agaché la mirada y pasé entremedio de ellos hacía la habitación que compartía con Hel.
Entré directamente al baño y cerré con pestillo.
— Dios, Marie —Le dije a mi reflejo en el espejo— ¿No puedes actuar normalmente frente a ese chico?
”Te gusta, deja de negarlo.” Dijo una voz en mi mente.
Suspiré con frustración al darme cuenta que mi conciencia no me ayudaba en nada. No me podía gustar Niall, el chico era demasiado bueno para mí y si se metía conmigo, solo tendría problemas. ¿Quién quiere salir con una chica de 17 años que es maltratada por sus padres? Y sin contar que soy un desastre para todo lo que hago, solo estorbo, no sirvo para nada.
Dejé mis autodestructivos pensamientos de lado y me dispuse a quitar mi piyama lila de dos piezas. Encendí la regadera esperando un poco a que el agua fría y caliente se fusionara para hacer una rica ducha de agua tibia. Me metí dentro, sintiendo la perfecta temperatura relajando mis músculos. Tomé el shampoo con olor a limón y lo pasé por mi cabello, luego enjaboné cada parte de mi cuerpo con un jabón de exquisito aroma dulce y terminé por colocarme algo de acondicionador en las puntas. Al terminar envolví mi pelo y mi cuerpo con toallas amarillo canario, me cepillé los dientes y salí del cuarto de baño.
Hel aún no había llegado, así que me vestí con un hermoso vestido azul con pequeños puntitos blancos y unas sandalias de igual color. Dejé mi pelo suelto y me maquillé suavemente con algo de rímel y un poco de brillo rosa pálido.

{…}

Bajé a la cocina y me encontré a Bella recostada en la encimera con los ojos cerrados, al parecer la flojera la había vencido, como siempre.
— ¿Quieres que te haga algo de desayunar? —Le pregunté haciendo que se sobresaltara y me mirara mal.
— Solo me haré una leche con cereales —Dijo para luego levantarse y abrir el refrigerador. Ayer habíamos ido de compras y llenado la despensa, así que teníamos comida, al menos, para el día.
— ¡Yo quiero algo de comer, Marie! —Escuché que gritó Jas desde las escaleras y fue cuando sentí algo parecido a una manada corriendo.
Todos llegaron algo agitados por haber bajado las escaleras corriendo, al parecer tenían hambre, porque mi miraron con ojos suplicantes y un puchero.
— Marie… —Comenzó Louis a lo que yo rodé los ojos.
— Está bien, el desayuno lo hago yo —Vi que iban a pegar un grito de felicidad, pero los paré— Pero solo por hoy, mañana le tocará a otro.
Todos asintieron y se limitaron a sentarse en la gran mesa, mientras me dispuse a preparar unos huevos, café y algo de panqueques.
— ¡Buenos días! —Escuché que canturreó una voz ronca entrando a la cocina, no había notado que Harry faltaba. El ojiverde al parecer se despertó de buenas, porque andaba con una pequeña sonrisa en sus labios y se sentó ante la mirada sorprendida de todos, pero solo se limitaron a seguir comiendo su desayuno, mientras yo me disponía a servir una última taza de café, la cual serví a Harry.
— Gracias —Se limitó a decirme.
Yo por mientras me dispuse a limpiar un poco la cocina, la cual había quedado algo sucia por lo que había cocinado.
— Marie, ven a desayunar —Escuché que dijo Cas— Luego limpias.
— Solo estoy limpiando, en un momento voy —Le respondí de espaldas, pero al darme la vuelta no noté que había un plato el cual rosé con mi codo, cayó al suelo haciendo un estruendoso sonido y rompiéndose en cientos de pedazos.
— Mierda —Dije para mí misma agachándome para recoger los trozos.
Los demás se levantaron a ayudarme con cara de preocupación, pero antes de que llegaran me corté la palma de la mano con un lado filoso.
— Marie, ten cuidado —Me dijo Niall preocupado agachándose junto a mí y tomando mi mano.
Los demás se dispusieron a buscar una escoba y una pala y recoger los trozos más grandes, Hel le había indicado a Niall que me llevara al baño para poder limpiarme la mano, la cual comenzaba a sangrar.
— ¿Te duele mucho? —Me dijo el rubio poniendo mi mano bajo el grifo, lo cual me hizo sobresaltarme un poco por el contacto.
— So-solo es un dolor pequeño —Dije tratando de aguantar las lágrimas.
No quería llorar por el dolor, el cual era aguantable, si no por lo torpe e idiota que podía llegar a ser. ¿Acaso no podía cocinar sin romper algo? Es decir, sabía de antemano que era una inepta, pero ahora lo confirmo aún más. Además, me corté y quedé cómo “la estúpida que rompe un plato y, aparte, se rompe la palma de la mano con uno de los trozos”. Más patética no podía ser, odiaba esa parte de mí, la torpe y la que no podía hacer nada bien.
— ¿Segura que no duele? —Me preguntó Niall sacándome de mis pensamientos.
— Claro, ¿por qué lo preguntas?
— Porque en todo este tiempo no has parado de llorar —Me dijo con preocupación.
Solo ahí noté que gotas saladas corrían por mi cara una tras otra, aparte de torpe llorona. Pensaría que era una tontería llorar por algo así si le contaba, por lo que me limité a secar mis lágrimas con el dorso de mi otra mano y a darle una sonrisa algo torcida al chico.

{…}

— ¿Mejor? —Dijo cuando terminó de vendar mi mano.
— Si —Dije en un susurro.
Niall solo me miró preocupado y se levantó, tomando mi mano para que yo también lo hiciera.
— ¿Quieres ir a dar un paseo? —Me preguntó.
— Claro, avisémosle a los demás —Le dije con una sonrisa.
— Hablo de…Nosotros dos, solos —Dijo Niall algo nervioso, mirando hacia un lado.
— Ah —Dije comprendiendo a lo que se refería— Claro.
Me sonrió y tomó mi mano no-vendada. No dispusimos a bajar las escaleras y vimos a los demás conversando animadamente entre ellos. No notarían que no estábamos.
Salimos de la casa y caminamos en dirección a la playa en silencio, seguíamos de la mano, por lo que cautelosamente comencé a soltar la del chico para que luego él notara esto, riera nervioso y me soltara completamente.
— Adoro la brisa marina y el aroma a mar —Me dijo Niall mirando hacia la costa.
— ¿Te gusta el viento pegajoso y el olor a pescado y mariscos? —Le dije con una sonrisa.
— ¿A ti no te gusta?
— Bueno, no es eso, me molesta el hecho de que la arena se te pegue en el cuerpo por la brisa y que el olor te haga evitar respirar muy seguido, pero sí, me gusta —Le dije con una mueca. No me gustaba el aroma marino, pero estando con mis amigos, no me molestaba pasar los días aquí.
— Ah —Se limitó a decir el rubio.
Luego de eso volvió a reinar el silencio, pero no era incómodo, si no de esos silencios que temes romper por lo excesivamente acogedores que se sentían y es que al estar con Niall siempre me sentía de ese modo. Acogida y protegida.
Niall hacía ademán de querer hablar, pero al abrir la boca la cerraba enseguida, no sabiendo que decir, hasta que interrumpí tal acto de nerviosismo de su parte.
— Lo que quieras decirme, solo dilo. No te morderé ni nada —Le dije graciosa, a lo que el ojiazul me sonrió.
— Cuando… Cuando te estaba vendando te pusiste a llorar, pero no era por el dolor, ¿verdad? —Me preguntó algo inseguro.
Mierda, me había pillado.
— Bueno, no en parte —Me limité a responderle y es que no quería entrar en ese tipo de detalles.
— Ah —Volvió a contestar con la vista al frente.
El silencio volvió a reinar entre nosotros, pero fue roto en seguida por mi compañero.
— Sabes, aunque no sepa mucho de ti y no nos conozcamos hace mucho, sabes que puedes confiar en mí y al menos si no quieres contarme, pues, tienes un hombro sobre el cual puedes llorar y apoyarte. No estás sola, Marie, estaré contigo pase lo que pase, aunque no lo quieras. Porque aunque tú no lo hagas, yo en verdad te quiero mucho.
Y es en estos momentos cuando me gustaría ser alguna de mis amigas y saber que hacer.




Última edición por forteresse. el Vie 14 Mar 2014, 5:41 pm, editado 2 veces
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por valkyrie. el Lun 17 Feb 2014, 8:16 am

audicionaré por zayn u-u amé la idea, mey, really. La vez anterior habia visto las audiciones peri me dio paja, ahora no perdere la oportunidad): perdon por lo cortante, pero estoy escribiendo desde un celular y en un auto asi que esop): te amo♡):
avatar


Ver perfil de usuario http://valkyrxes.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por demons. el Lun 17 Feb 2014, 2:04 pm

liam era mio >:c
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por chanyeol. el Lun 17 Feb 2014, 4:05 pm

Hola, so, ame la idea y audicionaré.
o se por quien ir.... arghhh tendré DEMASIADA competencia :s
So, creo que por Malik o Horan, idk.
Igual lo decidiré al hacer la ficha.
La dejo mañana o quizá en un rato.
Besos.xox
PD: Soy Fernanda, tu poder decirme Large, porque yo ser india (?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por bigtimerush. el Lun 17 Feb 2014, 6:36 pm

colferandodair. escribió:
Jessie Newton y Louis Tomlinson
no matter what you do, you are still my love ♡
♡ Nombre completo. Louis Tomlinson y Jesse Newton.
♡ Edad. 17.
♡ Descripción Psicológica. Jesse es rebelde, y tal como su personalidad demuestra, testaruda y sarcástica. No soporta que le ordenen lo que debe hacer, o como llevar a cabo sus acciones y su vida. No tiene casi amigos, y las únicas tres personas que conoce y forman parte de su círculo de conocidos no están siquiera al alcance de hacerse llamar amigos. 
También, su carácter podría describirse como si fuera una granada. No sabes cuando explotará, pero sabes que es inevitable que eso pase, y, cuando lo haga, no querrás estar cerca de ella. 
Ya sea por sus padres o su vida superficial y sin razón, Jesse siempre está enojada y de malhumor. En realidad, ella está herida, pero, para ocultar sus sentimientos y demostrarse fuerte, una capa de furia la cubre. 
Fuma y bebe alcohol sin moderación alguna, con la esperanza de que la mierda de vida que le tocó vivir sea un sueño nítido del que saldrá cuando despierte. 
♡ Rol. La "rebelde".
♡ Texto de tu autoría. 
prólogo:
La televisión era lo único que mostraba una señal de vida en la gran estructura a la que llamaba casa, su sonido alto para bloquear la cadena de pensamientos que sobrevolaban mi mente. Era extraña y, a la vez, fascinante la capacidad de mi mente al crear palabras, hechos e historias que alguien normal no comienza a entender a la corta edad de 12 años. En realidad, no se trataban de pensamientos raros, simplemente eran unas ganas inmensas de terminar con mi vida o una ilusión de ver mi brazo cubierto de sangre, roja y pura, esta resbalando hacia el piso blanco y limpio de mi baño estilizado, intentando llevar su hermoso color hacia otras partes de la casa y escapando de mi sistema inmune.
Mi último pensamiento era tan directo que tenía nombre. Lo llamaban auto-mutilación, y no era conocido como un problema grave, es más, ni siquiera era considerado un problema. Sólo consistía en una “práctica emo”, donde los adolescentes adictos al color negro, pelo largo y flequillado, desesperados por atraer atención hacia su persona tomaban algo filoso y lo pasaban por sus muñecas.
Por supuesto, tampoco escondían sus marcas, porque ese truco era para que los demás comiencen a verlos.
Siempre me cuestioné sus métodos y estilo de vida.
¿Es que su familia o amigos serían tan malos como para llegar al punto de que ellos debían captar su atención? ¿Su vida sería tan horrible como ellos querían demostrar, o sólo les gustaba alardear de que ellos eran valientes y no les daba miedo pasar un cuchillo por sus muñecas? ¿Sentirían dolor al hacerlo, o placer? ¿Esconderían más marcas?
No es demasiado sano que un chico de doce años piense en la sensación de algo afilado contra su cuerpo en vez de chicas, pero nunca había sido alguien normal. O sano. O deseado, si vamos a hablar de cosas que no soy.
El programa dirigido por aquel hombre viejo, donde entrevista a toda gente famosa, acababa de terminar, lo que solo significaba una cosa: mis padres volverían.
Esa era mi señal para comer algo rápido, ir a mi cuarto y no salir. Quizás buscar en la computadora más información morbosa y escalofriante. Leer algún libro corto.
Y luego dormir.
Siguiendo mi rutina, me levanté del sofá —del que ni siquiera sabía que había estado sentado— y, al llegar a la cocina, busqué algo rápido para comer. Resultó que los cereales fueron la única cosa —la primera cosa, en realidad— que encontré. No me importaba comer cereales de cena.
Fui a mi habitación rápidamente, y sólo al escuchar el ruido de las llaves entrando a la cerradura de la puerta, me encerré con llave; no sin antes escuchar un “Llegamos, Harry”.
Supiré, no sé si porque escuchar a mi mamá me exasperaba o sólo era el cansancio. Qué importa, me dije. No lo sabía, y no iba a hacerlo en un destino próximo. Era una de esas tantas preguntas que quedaban a la espera de una respuesta que sabía que nunca llegaría. Como el uso de la palabra increíble.
Tomé mi cuenco de cereales, me senté en mi cama y saqué mi laptop, una computadora portátil que acababa de salir al mercado. Por supuesto, mis padres ya tenían más de cuatro de estas, y al no saber qué hacer con tantas, me regalaron una.
Entré a mi navegador, y enseguida busqué aquella página que me informaba de todo. Un diario electrónico, se llamaba.
No sé porque me gusta leer las noticias. Creo que ni siquiera disfruto de ellas. Pero sé que mi adrenalina sube al máximo cuando logro leer sobre algún asesinato, robo a mano armada o alguna muerte en accidentes automovilísticos. Es algo morboso, pero no puedo controlar mi curiosidad y tremendas ganas de saber la sensación que se siente al ser disparado o rodar boca abajo dentro de un espacio pequeño.
Al parecer, no era mi día de suerte. Casi toda la página estaba llena de artículos como “Las finales de la NBA”, “Resultados de tenis” o “El nuevo espectáculo hace furor en la ciudad de Broadway”.
Aburrido.
En el momento en que decidí cerrar el diario, perdiendo por completo las esperanzas de que algo interesante pueda aparecer, un título llamó mi atención: “EL CLUB DE LOS PACTOS SUICIDAS”.
Nunca había escuchado sobre ese término. “Pactos suicidas”. Tenía una idea de lo que podría significar, ya que analizando esas dos palabras era fácil darse cuenta de que trataba sobre un pacto hecho con alguna persona en particular con la promesa de matarse a sí mismo.
Comencé a leer. El artículo consistía en, básicamente, un club donde adolescentes se reunían cada noche para pactar el día, mes, año e incluso hora en que se matarían.
Me enfadó muchísimo. No porque ellos quisieran quitarse la vida; sería hipócrita de mi parte enfadarme por eso, ya que yo también lo había considerado.
Lo que me molestaba y se me hacía difícil de entender era porque alguien querría prometer una fecha para matarse. Es decir, sería como perder tu derecho a decidir si vivir o no. ¿Qué tal si la persona estaba cansada de todo y quería terminarlo, pero el estúpido pacto le impedía ser feliz y dormir para siempre? ¿Por qué, simplemente, no hacerlo y ya, romper el juramento? No entendía. No entendía nada de eso.
Hasta que cumplí trece años el año siguiente.
Todo empezó esa misma mañana, cuando ya comenzaba mi etapa adolescente a toda mi plenitud.
No esperé a que mis padres se presentaran con sonrisas en sus caras y me desearan un feliz cumpleaños, pero, quizás, tenía una mínima esperanza de que me sonrieran o, incluso, lanzaran un comentario sobre mí y la fecha especial. Nada de esto sucedió.
En vez de eso, fui recibido en una solitaria cocina, sin comida ni amor.
Quizás en la escuela se pondrá mejor, pensaba. Pero sabía que no. No lo haría.
Al llegar a la secundaria, las risas comenzaron. No era algo raro que se rieran de mí —ya sea por mi pelo enrulado e intratable, mis cosas, mi ropa, o simplemente mi persona—, pero dolía de todas maneras. Y más en ese día.
Podría haber soportado toda la humillación si tan sólo tuviera un amigo, pero, tristemente no lo tenía.
Era yo contra el mundo. Pero no por mucho tiempo.
Esa misma tarde, al llegar a mi casa, corrí directamente a mi habitación y tomé el cuchillo que había utilizado para almorzar el día anterior. Sería tan fácil llevarlo a la vena principal de mi muñeca. Sería tan fácil escapar.
Pero así todos sabrían que me di por vencido (cosa que, en realidad, no es una mentira). Ellos, mis padres y compañeros, ganarían.
No los dejaría.
Pero tampoco quería vivir más de dieciocho años. O vivir en lo más mínimo.
Ahí es cuando el artículo de hace un año se me vino a la cabeza, junto a las preguntas que me había hecho sobre porque algunos jóvenes quieren escoger una fecha para morir.
Por primera vez, entendí.
Esos chicos querían determinar cuál sería su último momento, su última acción o sentimiento.
No querían ser salvados. Querían ser recordados. Y más importante, querían cumplir la última promesa de su vida.
Por esas mismas razones, llegué a la conclusión de que me gustaba tanto la idea del pacto suicida, que establecí uno conmigo mismo.
En un papel, escribí:
Yo, Harry Styles, establezco solemnemente que en el día de mi cumpleaños número diecisiete, una pistola me pondrá fin.
ficha aceptada.
¡NO PUEDES HACERME ESTO! ¡SIMPLEMENTE NO PUEDES! ¿cómo es que alguien puede escribir de tal manera? me ha fascinado un montón, me dejo impactada, estupefacta, en shock. es, posiblemente, LO MEJOR que he leído en años, no te miento en lo absoluto, y vaya que he leído variedad de textos literarios. ¿cómo lo haces? ¿es un don? sí, pero supiste captar la esencia de una enseñanza, y me encanta. dios, no tengo palabras. decir que me encantó y me he enamorado de tú forma de escribir en general sería quedarse realmente cortos. tú audición estuvo demasiado perfecta para mi gusto, todo, hasta los detalles, ¡y qué decir de ese prologo! tienes que pasarme el link del fic o algo, no sé, tengo que leer más. sinceramente, antes de que hazz pensara si quiera en determinar una fecha, yo ya lo había captado. me encanta su forma de pensar es... diferente, única, intensa. no es un clitché, y eso es lo que más me atrae. yo no sé qué decir, sólo que tienes.. del uno al diez, 036352151652632 posibilidades de ganar, hermosa; es un honor que te hayas presentado, un enorme beso y felicitaciones, lograste impresionarme.♡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por bigtimerush. el Lun 17 Feb 2014, 6:40 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:¡Hola!
Bueno ¿cómo comienzo? ¡Ame el trama! De hecho, jamás he estado en una novela de este tipo y me emociona mucho.
Tengo ideas para el papel que escogeré, así que espero estar dentro.
Te dejo mi ficha en un rato.

Ábreme.:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
¡linda, hola! acabo de leer tú ficha y creo, que te voy a adoptar de por vida, ¿cuál es tú nombre? yo soy mey y es un enorme gusto conocerte.♡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por california. el Lun 17 Feb 2014, 8:42 pm

btr pls:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Mey, no se si te acuerdes de mí, así que me voy a presentar de nuevo, soy Tania, creo que te das una idea. Cuando leí la idea me interesó de inmediato, además siempre he querido una trama tan intrigante como la tuya, amo como escribes y espero que la sepas, te mandaré mi ficha en unos momentos<3


Última edición por nightmare. el Miér 19 Feb 2014, 2:42 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario http://diamandisruls.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por california. el Lun 17 Feb 2014, 9:49 pm

Harry Styles y Felicity Sharapova.
And there is no one there, to dry your tears.♡
♡ Nombre completo. Harry Styles y Felicity Sharapova.
♡ Edad. 17 años.
♡ Descripción Psicológica. Felicity se desconoce totalmente desde esa noche, ha perdido el camino y no sabe como tomar las riendas de su destino. De ser una chica dulce y extrovertida, pasó a ser un chica callada y miedosa, aterrada del mundo y de las personas que la rodean, y más si son del sexo opuesto. Su cabeza no deja de repetir el suceso una y otra vez, es como una película interminable donde entre los créditos era la estrella principal y empezara de nuevo sin poder ponerle pausa alguna. No ha dirigido ninguna sonrisa después de aquello, era como si tuviera cuerpo pero no tuviera alma y caminara sin rumbo. Se siente basura, un objeto sin compostura, usada y dolida ¿Cómo alguien puede retener toda esa energía negativa en su cuerpo? nadie puede, por eso, todas las noches llora en silencio tratando de conciliar el sueño, donde horrorosas pesadillas toman parte de su noche dejándola más destruida que antes.
♡ Rol. La usada { violada.
♡ Texto de tu autoría.

the first dance.:
Nunca me ha gustado el pensamiento de que por ser linda, rica o popular, deba recibir halagos  de todas las personas de mi alrededor. Era algo muy egocéntrico y narcisista. Pero ¿Quién era yo para juzgar? ¿Por qué digo todo esto? Simplemente por una persona, Imogen Sinclair. No era la rubia oxigenada del club de porristas que se ve siempre en la televisión o en películas, no, Imogen era diferente a ese estereotipo. Era una chica como todas, castaña de ojos cafés, nada fuera de lo común y lo más estúpido, no era porrista ni miembro de un club honorario, no tenía nada llamativo en ella, solo era popular sin ningún motivo. El cumpleaños de Imogen era hoy y ya me estoy imaginando como la alabarían cuando ella llegara. Tomando el pasillo de la entrada, me dirigí a mi casillero esperando que los fans estuvieran alrededor de mi casillero, pues casualmente se encontraba al lado del de ella, joder.
Y como me imaginé traían de todo tipo de regalos, cajas grandes y chicas, de chocolates y bombones, peluches de diferentes razas, tamaños y colores, parecía más una tienda que una escuela. Me acerqué jalando y quitando algunas personas que no me dejaban pasar a mi casillero, entre empujones, golpes y jalones pude pasar, pero ahora de los lados podría sentir como la gente se movía de un lado a otro dando pequeños codazos a mi escuálido hombro. Estaba que la ira me comía por dentro pero me resistí, tenía que ser un poco más formal porque la peor desgracia me ha ocurrido a mí. Presidenta del consejo estudiantil. Mi nuevo título, y todavía me pregunto ¿Qué tengo yo de presidenta? Nada.
— ¡Chicos! ¡Esto se ha salido de control! Muchas gracias por todos los obsequios, saben, no se hubieran molestado — exclamó la voz de Imogen por lo que parecía ser un altavoz, ¿Dónde lo habrá conseguido? —, Por favor, déjenlos aquí y retírense.
Aunque desearía que la voz de Imogen se oyera para alejar a la multitud y poder sacar mi libro de química avanzada, el gentío se volvió más loco al saber que la señorita modestia estuviera entre todos ellos. 
— ¡FUERA! — gritó Imogen, causando un disturbio y que mis tímpanos casi sangraran de la potencia del sonido que se produjo, cerré los ojos y me tapé los oídos por si volviera a gritar más fuerza, pero no fue así, las personas se agachaban y otras ya se alejaban por el pasillo a pasos cortos y la mayoría, con expresión de enojo, frustración y tristeza. 
Bien, ya podía sacar mi libro, era feliz en este momento. Abrí mi taquilla y revisé los libros que tenía, matemática, inglés, francés y aquí estaba química. Podía sentir atrás mío como señorita plástica recogía todos sus regalos, pues nadie la quería ayudar, y menos yo. Yo sé que terminaré en el séptimo piso del infierno. Cerré de un portazo cuando escuché mi apellido.
— ¡Miller! — Espetó Imogen, todavía agachada recogiendo los presentes, ensuciando su preciosa bufanda parisina y sus jeans de marca —, ¿Me has traído algo?
— Lamentablemente se me había olvidado de que hoy era, además, sinceramente tienes demasiados regalos, creo que tus papás no te volverán a comprar nada si tus admiradores siguen trayéndote cosas — dije con una sonrisa burlona al ver que quería que la ayudara a recogerlos, nunca en millones de años ni aunque mi vida dependiera de eso, querida.
Antes de que Imogen pudiera abrir la boca para decir algo imprudente, un héroe sin capa apareció, por así decirlo. Harry era el chico favorito de Imogen, bueno de todas las chicas que estudian en la escuela River west, un chico inteligente, mujeriego y demasiado apuesto, para todas, excepto para mí. Estaba harta de ver como chicas inocentes caían en sus garras y terminaran con el corazón roto, pero no tenía lástima de ellas, si no vergüenza, simplemente.
— Imogen, ¿Qué estás haciendo? — dijo con un tono burlón viendo como la chica estaba arrodillada en el suelo,  señorita modestia al verlo se paró fugazmente haciendo que se perdiera el equilibrio y se fuera apoyar en los casilleros, causando que me dieran ganas de reír, pero parece que a Harry no le importó, creo —, Te he traído algo, por tu cumpleaños.
Estiró su brazo y ella se acercó al ver la pequeña caja plateada que el sostenía. Rodé los ojos ¿Por qué estaba viéndolos? ¿Celos? Jamás sentiría celos de una persona. Pues nada. Giré mis talones y avancé por el amplio pasillo observando los lockers con su color rojo con pequeñas líneas blancas.
— ¡Deby! — vociferó Harry atrás mío, ¿Qué quería? No me apetecía que toda la escuela se enterara de que él y yo íbamos a trabajar juntos como equipo, así que apresuré el paso, pero el jaló de mi brazo —, No puedes huir de un león.
— Yo pensaba que eras más como un gatito asustado — respondí rodando lo ojos soltándome de su agarre con fuerza, ¿Quién se creía que era para hacer eso? ¿No sabía con quién se metía? — Mira, hablamos luego, ¿Vale?
— ¿En tu casa esta noche? — Masculló sonriente, pude sentir que la gente que estaba alrededor se preguntaba que estábamos planeando, así que me di vuelta dejando ver mi espalda —, ¿Eso es un sí?
Alce mi dedo medio sin verlo a la cara, no iba a dejar que un estúpido se burlara de mí y menos en frente de muchas personas, que quizás, piensen que soy la nueva chica del mujeriego más famoso de por aquí. Iba a perder la reputación que no tenía, pues quizás ya se hayan divulgado que soy la nueva presa de Styles, la que quizás termine con un corazón roto y un bebé en camino, ¿Por qué? Porque todas las personas siempre pensaran lo peor de cada persona. Había llegado a mi destino la clase de química avanzada.
-
El almuerzo para mí era lo mejor del día, era como ese momento de satisfacción y de alegría al saber que puedes dejar las clases de lado. Mis amigos estaban en otros bloques diferentes al mío, así que la única forma de vernos es aquí.  Tome una bandeja y lo primero que hice fue ir a hacer fila en la cafetería, Hoy es viernes de pizza, así que esperaba con ansias que sobraran algunas 3, digo solamente. Solo quedaba una, así que me apresuré a agarrarla, alcé mi brazo puse la mano en el aire para tomarla pero alguien la tomo primero. Harry.
— ¡Oye! Es mía — repliqué estirando la mano tratando de tomarla y ponerla en la charola, pero fue imposible, ya que él era más alto que yo —, ¡Styles!
— ¡Miller! — Respondió burlón lo cual me hizo enojarme más y fruncir el ceño —, ¿La quieres? Te la daré si me das un beso dulzura.
— Paso, me quedo con hambre — si quería que me rebajara a su nivel, estaba muy equivocado, además la gente observaba de nuevo, así que me alejé, deje la bandeja en su puesto, y me fui directamente donde estaban mis amigos riéndose como estúpidos, en el lado sur de la mesa estaba Candy, con su bella cabellera castaña clara carcajeándose de lo que pronto averiguaría por la fuerza. 
— La reina de roma ha llegado señoras y señores — exclamó mi mejor amigo, mi confidente, Louis Tomlinson, quién cargaba una chamarra de mezclilla y unos jeans de la misma tela.
— Oh cállate estúpido — refunfuñó Candy divertidamente mientras le aventaba una papa frita a la cara con un poco de salsa kétchup en la cara, dejándole manchado de un color rojo en su pómulo derecho, lo cual lo hizo enarcar las cejas.
— Vaya Louis, ¿Por qué te sonrojas? — reí mientras tomaba asiento enfrente de Louis y al lado de Candy que me miró con la misma cara de hace unos instantes, Louis tomó la papa, que ahora estaba en su pantalón y se la comió generando la cara de repulsión de la rubia a mi lado —, ¿De que estaban conversando par de estúpidos?
— Hemos oído — empezó Louis con un tono divertido y a la vez serio —, Que eres la nueva amiga de Styles, y eso no es lo peor, también están hablando de que ya están tú ya sabrás… ¿Podrías decirme al menos a nosotros que no es verdad?
— ¿Desconfían de mí? — Tragaron saliva arrepentidos de sus pensamientos, ¿Cómo eran capaces de desconfiar en mí?, sabían que era la presidenta, pero no sabían que me tenía llevar con El señor perfecto —, Solo somos…
— Amigos con derecho al roce — finalizó sentándose a mi lado, lo cual me hizo saltar del susto, Candy abrió los ojos como platos y sin decir de Louis, casi se ahoga con el refresco —, Es broma.
— ¿Qué haces aquí? — lo miré con odio para que se fulminara y no me dejara con mis amigos bombardeándome de preguntas del porque mencionó eso —, Hablamos en Deporte ¿vale? 
El asintió con una sonrisa de oreja a oreja como si estuviera burlándose de nosotros, o peor, solamente de mí. La cara de Louis era como si hubiera visto el fantasma de la ópera, sus cristalinos ojos azules estaban curiosos mirando al chico de los rulos quién se había ido a otra mesa, ‘‘Debería estar con el grupo de Imogen’’ pensé tomando un poco del refresco de Louis, quién me miró con desdén.
-
Deporte. Esa materia que espero con ansias los días que toca, podría descargar toda esa energía negativa en algún pobre balón de Voleibol. Toda mi vida he entrenado ese querido deporte que me apasiona y es indiscutible no poder jugar, aunque tenga la pierna fracturada, yo jugaría. Como siempre yo era la capitana del equipo así que me tocaba atraer a mis jugadores, la otra capitana era Stefany Ryan, amiga de Imogen. Por su puesto tomé a Candy en mi equipo, podría ser la chica más dulce y enamoradiza del universo, pero su espíritu guerrero es fascinante, además de su increíble técnica del saque, si el equipo fuera solamente de dos, nosotras patearíamos traseros y caras donde quiera que vayamos. Stefany eligió a Imogen, la cual no sabía diferenciar una pelota de voleibol a una de futbol, no era de las chicas de los deportes si no las que les importaba más si a su bolso Prada le cayó una gota de agua. Revisé a los que quedaban, todos eran unos buenos para nada, Louis no le gustaba el voleibol así que él estaría en futbol, lejos. Pasé la vista rápida y vi a Harry quién me guiñó un ojo, haciéndome voltear rápidamente a otra dirección. Como era de esperarse Imogen eligió a Harry, y pues yo terminé haciendo el equipo con personas que jamás en la vida he hablado.
Y todo empezó, miré a Candy, quién me sonrió con orgullo mientras le pegaba a la pelota con el puño desde la esquina, y equipo contrario respondió al golpe mientras yo me alzaba para pegarle y marcar un punto a mi equipo, y así sucedió.
— No sabía que eras tan buena Miller — dijo Harry detrás de la red de voleibol que nos separaba.
— Tú piensas saber de mí, pero no es así — dije triunfal mientras le lanzaba la pelota por debajo de la malla y dándole la espalda.
Ahora al grupo contrario sacar la pelota. Tenía ganas de reír cuando eligieron a Imogen para hacer el trabajo, lo que me recordaba cuando era más pequeña es que no podía ni pegarle a un balón ni menos patearlo, así que traté de borrar la sonrisa estúpida que tenía en el rostro. Imogen golpeó la pelota con escasa fuerza que fue a dar a los brazos de Harry, el cual dio con fuerza lo que hizo que saltara para poderle dar al balón, pero cuando traté era demasiado tarde, él había dado un golpe para clavar la pelota contra el suelo.
— Opino lo mismo — sonrió con sorna alejándose de mí, pero no iba con sus admiradoras, se alejaba hacia la puerta, él pensaba desde un principio que me tenía que avergonzar frente a todos, frente a Imogen, a Candy, y a los espectadores.
— Esto no acaba aquí Styles — murmuré para mí misma, mientras me quitaba la cinta de color amarilla del cabello alejándome hacia los puestos de descanso.

avatar


Ver perfil de usuario http://diamandisruls.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por Invitado el Mar 18 Feb 2014, 12:52 pm

schmidt♡maslow. escribió:
colferandodair. escribió:
Jessie Newton y Louis Tomlinson
no matter what you do, you are still my love ♡
♡ Nombre completo. Louis Tomlinson y Jesse Newton.
♡ Edad. 17.
♡ Descripción Psicológica. Jesse es rebelde, y tal como su personalidad demuestra, testaruda y sarcástica. No soporta que le ordenen lo que debe hacer, o como llevar a cabo sus acciones y su vida. No tiene casi amigos, y las únicas tres personas que conoce y forman parte de su círculo de conocidos no están siquiera al alcance de hacerse llamar amigos. 
También, su carácter podría describirse como si fuera una granada. No sabes cuando explotará, pero sabes que es inevitable que eso pase, y, cuando lo haga, no querrás estar cerca de ella. 
Ya sea por sus padres o su vida superficial y sin razón, Jesse siempre está enojada y de malhumor. En realidad, ella está herida, pero, para ocultar sus sentimientos y demostrarse fuerte, una capa de furia la cubre. 
Fuma y bebe alcohol sin moderación alguna, con la esperanza de que la mierda de vida que le tocó vivir sea un sueño nítido del que saldrá cuando despierte. 
♡ Rol. La "rebelde".
♡ Texto de tu autoría. 
prólogo:
La televisión era lo único que mostraba una señal de vida en la gran estructura a la que llamaba casa, su sonido alto para bloquear la cadena de pensamientos que sobrevolaban mi mente. Era extraña y, a la vez, fascinante la capacidad de mi mente al crear palabras, hechos e historias que alguien normal no comienza a entender a la corta edad de 12 años. En realidad, no se trataban de pensamientos raros, simplemente eran unas ganas inmensas de terminar con mi vida o una ilusión de ver mi brazo cubierto de sangre, roja y pura, esta resbalando hacia el piso blanco y limpio de mi baño estilizado, intentando llevar su hermoso color hacia otras partes de la casa y escapando de mi sistema inmune.
Mi último pensamiento era tan directo que tenía nombre. Lo llamaban auto-mutilación, y no era conocido como un problema grave, es más, ni siquiera era considerado un problema. Sólo consistía en una “práctica emo”, donde los adolescentes adictos al color negro, pelo largo y flequillado, desesperados por atraer atención hacia su persona tomaban algo filoso y lo pasaban por sus muñecas.
Por supuesto, tampoco escondían sus marcas, porque ese truco era para que los demás comiencen a verlos.
Siempre me cuestioné sus métodos y estilo de vida.
¿Es que su familia o amigos serían tan malos como para llegar al punto de que ellos debían captar su atención? ¿Su vida sería tan horrible como ellos querían demostrar, o sólo les gustaba alardear de que ellos eran valientes y no les daba miedo pasar un cuchillo por sus muñecas? ¿Sentirían dolor al hacerlo, o placer? ¿Esconderían más marcas?
No es demasiado sano que un chico de doce años piense en la sensación de algo afilado contra su cuerpo en vez de chicas, pero nunca había sido alguien normal. O sano. O deseado, si vamos a hablar de cosas que no soy.
El programa dirigido por aquel hombre viejo, donde entrevista a toda gente famosa, acababa de terminar, lo que solo significaba una cosa: mis padres volverían.
Esa era mi señal para comer algo rápido, ir a mi cuarto y no salir. Quizás buscar en la computadora más información morbosa y escalofriante. Leer algún libro corto.
Y luego dormir.
Siguiendo mi rutina, me levanté del sofá —del que ni siquiera sabía que había estado sentado— y, al llegar a la cocina, busqué algo rápido para comer. Resultó que los cereales fueron la única cosa —la primera cosa, en realidad— que encontré. No me importaba comer cereales de cena.
Fui a mi habitación rápidamente, y sólo al escuchar el ruido de las llaves entrando a la cerradura de la puerta, me encerré con llave; no sin antes escuchar un “Llegamos, Harry”.
Supiré, no sé si porque escuchar a mi mamá me exasperaba o sólo era el cansancio. Qué importa, me dije. No lo sabía, y no iba a hacerlo en un destino próximo. Era una de esas tantas preguntas que quedaban a la espera de una respuesta que sabía que nunca llegaría. Como el uso de la palabra increíble.
Tomé mi cuenco de cereales, me senté en mi cama y saqué mi laptop, una computadora portátil que acababa de salir al mercado. Por supuesto, mis padres ya tenían más de cuatro de estas, y al no saber qué hacer con tantas, me regalaron una.
Entré a mi navegador, y enseguida busqué aquella página que me informaba de todo. Un diario electrónico, se llamaba.
No sé porque me gusta leer las noticias. Creo que ni siquiera disfruto de ellas. Pero sé que mi adrenalina sube al máximo cuando logro leer sobre algún asesinato, robo a mano armada o alguna muerte en accidentes automovilísticos. Es algo morboso, pero no puedo controlar mi curiosidad y tremendas ganas de saber la sensación que se siente al ser disparado o rodar boca abajo dentro de un espacio pequeño.
Al parecer, no era mi día de suerte. Casi toda la página estaba llena de artículos como “Las finales de la NBA”, “Resultados de tenis” o “El nuevo espectáculo hace furor en la ciudad de Broadway”.
Aburrido.
En el momento en que decidí cerrar el diario, perdiendo por completo las esperanzas de que algo interesante pueda aparecer, un título llamó mi atención: “EL CLUB DE LOS PACTOS SUICIDAS”.
Nunca había escuchado sobre ese término. “Pactos suicidas”. Tenía una idea de lo que podría significar, ya que analizando esas dos palabras era fácil darse cuenta de que trataba sobre un pacto hecho con alguna persona en particular con la promesa de matarse a sí mismo.
Comencé a leer. El artículo consistía en, básicamente, un club donde adolescentes se reunían cada noche para pactar el día, mes, año e incluso hora en que se matarían.
Me enfadó muchísimo. No porque ellos quisieran quitarse la vida; sería hipócrita de mi parte enfadarme por eso, ya que yo también lo había considerado.
Lo que me molestaba y se me hacía difícil de entender era porque alguien querría prometer una fecha para matarse. Es decir, sería como perder tu derecho a decidir si vivir o no. ¿Qué tal si la persona estaba cansada de todo y quería terminarlo, pero el estúpido pacto le impedía ser feliz y dormir para siempre? ¿Por qué, simplemente, no hacerlo y ya, romper el juramento? No entendía. No entendía nada de eso.
Hasta que cumplí trece años el año siguiente.
Todo empezó esa misma mañana, cuando ya comenzaba mi etapa adolescente a toda mi plenitud.
No esperé a que mis padres se presentaran con sonrisas en sus caras y me desearan un feliz cumpleaños, pero, quizás, tenía una mínima esperanza de que me sonrieran o, incluso, lanzaran un comentario sobre mí y la fecha especial. Nada de esto sucedió.
En vez de eso, fui recibido en una solitaria cocina, sin comida ni amor.
Quizás en la escuela se pondrá mejor, pensaba. Pero sabía que no. No lo haría.
Al llegar a la secundaria, las risas comenzaron. No era algo raro que se rieran de mí —ya sea por mi pelo enrulado e intratable, mis cosas, mi ropa, o simplemente mi persona—, pero dolía de todas maneras. Y más en ese día.
Podría haber soportado toda la humillación si tan sólo tuviera un amigo, pero, tristemente no lo tenía.
Era yo contra el mundo. Pero no por mucho tiempo.
Esa misma tarde, al llegar a mi casa, corrí directamente a mi habitación y tomé el cuchillo que había utilizado para almorzar el día anterior. Sería tan fácil llevarlo a la vena principal de mi muñeca. Sería tan fácil escapar.
Pero así todos sabrían que me di por vencido (cosa que, en realidad, no es una mentira). Ellos, mis padres y compañeros, ganarían.
No los dejaría.
Pero tampoco quería vivir más de dieciocho años. O vivir en lo más mínimo.
Ahí es cuando el artículo de hace un año se me vino a la cabeza, junto a las preguntas que me había hecho sobre porque algunos jóvenes quieren escoger una fecha para morir.
Por primera vez, entendí.
Esos chicos querían determinar cuál sería su último momento, su última acción o sentimiento.
No querían ser salvados. Querían ser recordados. Y más importante, querían cumplir la última promesa de su vida.
Por esas mismas razones, llegué a la conclusión de que me gustaba tanto la idea del pacto suicida, que establecí uno conmigo mismo.
En un papel, escribí:
Yo, Harry Styles, establezco solemnemente que en el día de mi cumpleaños número diecisiete, una pistola me pondrá fin.
ficha aceptada.

¡NO PUEDES HACERME ESTO! ¡SIMPLEMENTE NO PUEDES! ¿cómo es que alguien puede escribir de tal manera? me ha fascinado un montón, me dejo impactada, estupefacta, en shock. es, posiblemente, LO MEJOR que he leído en años, no te miento en lo absoluto, y vaya que he leído variedad de textos literarios. ¿cómo lo haces? ¿es un don? sí, pero supiste captar la esencia de una enseñanza, y me encanta. dios, no tengo palabras. decir que me encantó y me he enamorado de tú forma de escribir en general sería quedarse realmente cortos. tú audición estuvo demasiado perfecta para mi gusto, todo, hasta los detalles, ¡y qué decir de ese prologo! tienes que pasarme el link del fic o algo, no sé, tengo que leer más. sinceramente, antes de que hazz pensara si quiera en determinar una fecha, yo ya lo había captado. me encanta su forma de pensar es... diferente, única, intensa. no es un clitché, y eso es lo que más me atrae. yo no sé qué decir, sólo que tienes.. del uno al diez, 036352151652632 posibilidades de ganar, hermosa; es un honor que te hayas presentado, un enorme beso y felicitaciones, lograste impresionarme.♡
omg, ksdjfbsd muchísimas gracias<<3, en serio, gracias, me alegra que te halla gustado mi escrito y que pienses eso sobre mi escritura. odio lo cliché, me parece repetitivo, así que decidí hacer que él no fuera un "típico bad boy" o un "romántico y tierno". simplemente... es. 
jfdsgbiofg otra evz muchas gracias por aceptar mi ficha y decir todo lo que dijiste<<3.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por Invitado el Mar 18 Feb 2014, 7:56 pm


Hola :D
Me encanto la idea, es simplemente...tan diferente. Audicionare, no se aun por quien, seguramente por Styles o Horan. Espera mi ficha; te la dejare en un rato o mañana. Sin embargo, ahora tengo el gif.


<3:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por valkyrie. el Mar 18 Feb 2014, 8:02 pm

harriet collins.
i just want to be happy. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Nombre completo. harriet collins.
Edad. dieciocho años.
Descripción Psicológica. edito.
Rol. {modelo en el protocolo de arriba}
Texto de tú autoría. {aquí}



edito todo:c
avatar


Ver perfil de usuario http://valkyrxes.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por bigtimerush. el Vie 14 Mar 2014, 4:37 pm

nightmare. escribió:
btr pls:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Mey, no se si te acuerdes de mí, así que me voy a presentar de nuevo, soy Tania, creo que te das una idea. Cuando leí la idea me interesó de inmediato, además siempre he querido una trama tan intrigante como la tuya, amo como escribes y espero que la sepas, te mandaré mi ficha en unos momentos<3
¡hola, tania! ♡ muchas gracias hermosa, de seguro tú ficha es espectacular.
besos ♡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por bigtimerush. el Vie 14 Mar 2014, 4:38 pm

Dalls. escribió:
Hola :D
Me encanto la idea, es simplemente...tan diferente. Audicionare, no se aun por quien, seguramente por Styles o Horan. Espera mi ficha; te la dejare en un rato o mañana. Sin embargo, ahora tengo el gif.
<3:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
hoola ♡ gracias linda (: la espero con muchas ansias por leerte
gracias por seguir las reglas, un beso<3.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: special ladies | nc | audiciones abiertas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.