O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

| Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

| Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 05 Feb 2014, 2:46 pm




Coldwater Falls

En las frías calles de Coldwater Falls todo es tranquilo, desde los niños que juegan en el Hyde Park con sus cometas de papel junto a sus familias y mascotas, hasta los adultos que abren su soñado negocio en las calles de Bridget Arenn, que en un futuro podría llegar a convertirse en un Monopolio. Pero, siempre es así en las tranquilas madrugadas y tardes, pero cuando el sol se oculta a las 18:00 horas, todos se encierran en sus casa, apartamentos y hasta mansiones para darle la espalda y protegerse de las celebridades y caos alocados que viven en las frías calles.

Alcohol, drogas, sexo, robos, y de todo reina en la noche, pero esto termina por nada mas y nada menos que Lady Gossip, quien por muy difícil de creer, arruino las completas carreras de las celebridades que reinaban el caos para así llegar  a poner todo en orden, pero cuando todo volvio a estar tranquilo, y las celebridades volvieron para retomar su puesto y Lady Gossip volverá a darles por la espalda, pero la pregunta es ¿Quien es esta chica? Que por muy difícil que parezca, todos leen su blog donde si apareces en el no será para nada bueno y desde allí se marcará el fin de tu carrera ¿Lograrás sobrevivir a esta ciudad y esta chica que en cualquier momento logrará darte por la espalda?...




Reglas


Respeto ante todo, yo seré Lady Gossip, así que no hagan fichas para ella. Esto es bueno porque tendrán mas personajes a su elección.
Tienen que dejar su ficha, junto con su bando | Actriz | Universitario | Modelo | Cantante | Etc.. | Junto el chico o artista con el que desean que su personaje este. No acepto fichas que no tengan créditos porque sería plagio y no lo acepto porque se como se siente. El personaje de Niall Horan estará ocupado hasta nuevo aviso
Si tienen una duda, queja háganmela saber por Mp
Elegiré el orden en el que tendrán que escribir, Lady Gossip, escribirá de último por la simple razón de que si escribe de primero los chismes no sería justo.
Si estás leyendo hasta aquí pon un gif de comida.
Pido una buena ortografía, y narración, si no la tienes, no serás aceptado. Escribiré los elegidos al final de las audiciones.
Si leíste hasta aquí escribe:
Código:
[hide]I'm living in Coldwater Falls[/hide]
Para que tu ficha sea aceptada





Logan lerman |Libre|
Harry Styles |Libre|
Louis Tomlinson |Libre|
Zayn  Malik |Ocupado|
Chico a tu elección |Libre|
Esos son ejemplos de los chicos que pueden estar a tu elección y que están libres, el chico a tu elección que está en el recuadro de aquí arriba puede ser cualquiera que desees.


Última edición por Snow el Miér 05 Feb 2014, 4:11 pm, editado 2 veces
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Grace. el Miér 05 Feb 2014, 2:59 pm

Esta idea en una palabra!
Asombrosa, me parece bastante original, así que en unos momentos dejo mis ficha. :33
Oh! Por cierto, mi nombre es Grace :33


Última edición por Toothiana el Miér 05 Feb 2014, 3:05 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/soytributo

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 05 Feb 2014, 3:03 pm

Toothiana escribió:Esta idea en una palabra!
Asombrosa, me parece bastante original, así que en unos momentos dejo mis ficha. :33


¡Vale linda! La espero <3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por you're mine ANGEL, PATCH el Miér 05 Feb 2014, 3:27 pm

Emily
Black


Nombre del personaje: Emily Black
Representante: Lily Collins
Bando: Actriz
Chico: Zayn Malik
Descripción psicológica: Es extrovertida, le encanta leer y salir con sus amigos, es muy sensible con el tema de su familia ya que ella fue adoptada cuando tenia cuatro años, le gusta su trabajo ya que mediante de esto puede desenvolverse mejor con otras personas.
Gustos: Ama leer, pasar el tiempo con sus amigas, ir al cine y sonreír.
Capitulo:
La neblina caía como un fino velo gris sobre el malecón y se hundía en el mar, el mar azul como  el cielo de aquella noche.
En la angosta vereda, una frágil figura de niña se deslizaba lentamente entre la bruma sintiendo que el frío golpeaba con fuerza su rostro y se metía entre los pliegues de sus ropas que consistía en un pequeño vestido rosado y una chompa de terciopelo blanca. La pequeña pensó que tenía que encontrar rápido un taxi o algo que la sacará de aquel lugar desolado, pero no se veía ni un alma por los alrededores.                                                                                    En su cestita micifuz dormía plácidamente mientas ella empezaba a perder la calma. Cuando de pronto vio que un auto blanco con lunas negras se detenía  delante de ella y una cara macilenta aparecía en la ventanilla.
-¿A dónde vas nena?-Le preguntó-
La niña le dio las señas y el hombre respondió con voz ronca que subiera que la dejaría cerca, luego de dudar durante unos segundos ante tal ofrecimiento, subió al auto y se acomodó como pudo en el asiento trasero,  sintiendo de nuevo el ronroneo de micifuz y el calorcito de la calefacción empezó a adormilarla, cuando la voz ronca del desconocido la sobresaltó.
-Por cierto me llamo Ramón-Le dijo y añadió- ¿Y qué hace una nena tan linda como tú sola por estos lugares?-.
-Llevando a mi gatito a la veterinaria-Le contestó la niña tímidamente
-¿Y tu mamá no debería acompañarte?- pregunto de nuevo el hombre
-Bueno es que está de viaje-
-Pero es peligroso que andes sola por la calle- sentenció el hombre antes de concentrarse nuevamente en la ruta.
Durante un  rato el viaje siguió tranquilamente su curso; el auto deslizándose silencioso por la pista y el ruido de las olas chocando  con los acantilados, como única melodía; hasta que de pronto, en una cerrada curva, un fuerte estrépito los hizo saltar de sus asientos.
-Diablos parece que chocamos con algo.-.Gritó furioso el chofer, mientras se bajaba a examinar los daños. Al rato volvió diciendo que tenían que caminar- Parece que caímos mal en un hueco. Debemos pedir ayuda, felizmente acá cerca hay un sitio que conozco.- Ya empezaba a anochecer y la niebla se hacía cada vez más espesa, así que con dificultad llegaron hasta una alta edificación en medio de la nada. .Adentro también reinaba la oscuridad.
-Es que no hay electricidad en todo el sector- oyó que le decía el encargado de la portería a Ramón, que al rato volvió con un mechero y le dijo que debían pasar la noche allí. -No hay manera que arreglen el auto hasta mañana – Concluyó  subieron por una ancha escalera de madera que crujía a su paso y se instalaron en un cuartito del tercer piso.
-Tú quédate en la cama, yo me las arreglaré en el sofá - La niña obedientemente se sentó encima de la fría colcha viendo como el desconocido sacaba un enorme pedazo de pan y un oloroso salchichón que empezó a cortar con un filudo cuchillo. Bajo la mortecina luz del lamparín a la niña inspeccionó el cuarto donde se encontraba,  las cortinas blancas le daban un toque de paz a la habitación, las paredes pintadas de un rojo suave le daba un poco de terror al cuarto, también la niña  le pareció ver el rostro del tío que la maltrataba constantemente y no la del hombre que la acompañaba. Un escalofrío la recorrió y abrazó fuertemente a Micifuz, que con su piel sedosa y calientita la reconfortó de nuevo, mientras el silencio aparecía. Abajo el sonido de un viejo reloj dio la hora y el conserje se estremeció en su silla .El tiempo pasó lentamente y cuando los primeros rayos de sol entraron por la rendija de la ventana, la pequeña salió silenciosamente de la habitación sin mirar atrás. Se quedó debajo de la escalera por un  buen rato hasta que vio que aclaraba completamente, entonces se dirigió hacia a la puerta trasera. Cuando pasó por el ancho vestíbulo vio que el encargado de la conserjería hablaba con un oficial de policía.
-¿Y en qué circunstancias lo encontró? -Decía el policía con voz autoritaria.  
-El señor me pidió que lo despertara temprano para que arreglaran su auto-Contestó medio asustado el conserje- Y hace un rato entré a despertarlo y lo encontré en medio de un charco de sangre. Parece que lo degollaron mientras dormía, pero yo no escuché nada.
-¿Y vino solo?-Insistió el oficial.
-Ayer se fue la luz y estaba muy oscuro cuando llegó. Aunque creo que lo vi con una niñita. Pero no estoy muy seguro- Concluyó el hombrecito..
En la entrada la niña siguió su camino y se escabulló por la puertecita de atrás, salió por un estrecho callejón y allí se paró un momento cerca de un bote de basura; entonces cerciorándose de que nadie la estuviera viendo; sacó de la cestita del gato un paquete mal envuelto, que dejaba ver un cuchillo ensangrentado y lo echó a la basura. Luego se fue caminando hacia la carretera acariciando a su gatito y pensando que debía buscar a alguien que la sacará de aquel lugar perdido.
Una niña, solo una pequeña niña


By  Prisc
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]








i'm half a heart without you, i'm half a woman
Half a Heart
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 05 Feb 2014, 3:35 pm

@you're mine ANGEL, PATCH escribió:
Tu ficha:
Emily
Black


Nombre del personaje: Emily Black
Representante: Lily Collins
Bando: Actriz
Chico: Zayn Malik
Descripción psicológica: Es extrovertida, le encanta leer y salir con sus amigos, es muy sensible con el tema de su familia ya que ella fue adoptada cuando tenia cuatro años, le gusta su trabajo ya que mediante de esto puede desenvolverse mejor con otras personas.
Gustos: Ama leer, pasar el tiempo con sus amigas, ir al cine y sonreír.
Capitulo:
La neblina caía como un fino velo gris sobre el malecón y se hundía en el mar, el mar azul como  el cielo de aquella noche.
En la angosta vereda, una frágil figura de niña se deslizaba lentamente entre la bruma sintiendo que el frío golpeaba con fuerza su rostro y se metía entre los pliegues de sus ropas que consistía en un pequeño vestido rosado y una chompa de terciopelo blanca. La pequeña pensó que tenía que encontrar rápido un taxi o algo que la sacará de aquel lugar desolado, pero no se veía ni un alma por los alrededores.                                                                                    En su cestita micifuz dormía plácidamente mientas ella empezaba a perder la calma. Cuando de pronto vio que un auto blanco con lunas negras se detenía  delante de ella y una cara macilenta aparecía en la ventanilla.
-¿A dónde vas nena?-Le preguntó-
La niña le dio las señas y el hombre respondió con voz ronca que subiera que la dejaría cerca, luego de dudar durante unos segundos ante tal ofrecimiento, subió al auto y se acomodó como pudo en el asiento trasero,  sintiendo de nuevo el ronroneo de micifuz y el calorcito de la calefacción empezó a adormilarla, cuando la voz ronca del desconocido la sobresaltó.
-Por cierto me llamo Ramón-Le dijo y añadió- ¿Y qué hace una nena tan linda como tú sola por estos lugares?-.
-Llevando a mi gatito a la veterinaria-Le contestó la niña tímidamente
-¿Y tu mamá no debería acompañarte?- pregunto de nuevo el hombre
-Bueno es que está de viaje-
-Pero es peligroso que andes sola por la calle- sentenció el hombre antes de concentrarse nuevamente en la ruta.
Durante un  rato el viaje siguió tranquilamente su curso; el auto deslizándose silencioso por la pista y el ruido de las olas chocando  con los acantilados, como única melodía; hasta que de pronto, en una cerrada curva, un fuerte estrépito los hizo saltar de sus asientos.
-Diablos parece que chocamos con algo.-.Gritó furioso el chofer, mientras se bajaba a examinar los daños. Al rato volvió diciendo que tenían que caminar- Parece que caímos mal en un hueco. Debemos pedir ayuda, felizmente acá cerca hay un sitio que conozco.- Ya empezaba a anochecer y la niebla se hacía cada vez más espesa, así que con dificultad llegaron hasta una alta edificación en medio de la nada. .Adentro también reinaba la oscuridad.
-Es que no hay electricidad en todo el sector- oyó que le decía el encargado de la portería a Ramón, que al rato volvió con un mechero y le dijo que debían pasar la noche allí. -No hay manera que arreglen el auto hasta mañana – Concluyó  subieron por una ancha escalera de madera que crujía a su paso y se instalaron en un cuartito del tercer piso.
-Tú quédate en la cama, yo me las arreglaré en el sofá - La niña obedientemente se sentó encima de la fría colcha viendo como el desconocido sacaba un enorme pedazo de pan y un oloroso salchichón que empezó a cortar con un filudo cuchillo. Bajo la mortecina luz del lamparín a la niña inspeccionó el cuarto donde se encontraba,  las cortinas blancas le daban un toque de paz a la habitación, las paredes pintadas de un rojo suave le daba un poco de terror al cuarto, también la niña  le pareció ver el rostro del tío que la maltrataba constantemente y no la del hombre que la acompañaba. Un escalofrío la recorrió y abrazó fuertemente a Micifuz, que con su piel sedosa y calientita la reconfortó de nuevo, mientras el silencio aparecía. Abajo el sonido de un viejo reloj dio la hora y el conserje se estremeció en su silla .El tiempo pasó lentamente y cuando los primeros rayos de sol entraron por la rendija de la ventana, la pequeña salió silenciosamente de la habitación sin mirar atrás. Se quedó debajo de la escalera por un  buen rato hasta que vio que aclaraba completamente, entonces se dirigió hacia a la puerta trasera. Cuando pasó por el ancho vestíbulo vio que el encargado de la conserjería hablaba con un oficial de policía.
-¿Y en qué circunstancias lo encontró? -Decía el policía con voz autoritaria.  
-El señor me pidió que lo despertara temprano para que arreglaran su auto-Contestó medio asustado el conserje- Y hace un rato entré a despertarlo y lo encontré en medio de un charco de sangre. Parece que lo degollaron mientras dormía, pero yo no escuché nada.
-¿Y vino solo?-Insistió el oficial.
-Ayer se fue la luz y estaba muy oscuro cuando llegó. Aunque creo que lo vi con una niñita. Pero no estoy muy seguro- Concluyó el hombrecito..
En la entrada la niña siguió su camino y se escabulló por la puertecita de atrás, salió por un estrecho callejón y allí se paró un momento cerca de un bote de basura; entonces cerciorándose de que nadie la estuviera viendo; sacó de la cestita del gato un paquete mal envuelto, que dejaba ver un cuchillo ensangrentado y lo echó a la basura. Luego se fue caminando hacia la carretera acariciando a su gatito y pensando que debía buscar a alguien que la sacará de aquel lugar perdido.
Una niña, solo una pequeña niña


By  Prisc








i'm half a heart without you, i'm half a woman
Half a Heart



Ficha Aceptada

Tienes varios errores de ortografía, pero lo demás esta muy bien
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Grace. el Miér 05 Feb 2014, 10:26 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Sara Martin.

Nombre del personaje: Sara Jane Martin Smith.
Representante: Elle Page.
Bando: Actriz.
Chico: Tyler Hoechlin.
Descripción Psicológica: Sara siempre demuestra ser una chica inteligente, es sarcástica con todo el mundo pero solo lo es cuando es poco practica en algo.  Algunos creen que sufre de déficit de atención con hiperactividad a través de referencias que sus gestos suelen ser inquietud y agitados frecuentes. Suele ser alguien quien siente la culpa sobre cuando algo malo sucede, ella siempre a sido así. Ella siempre intenta ser amigable y graciosa con los demás, porque intenta ver el interior de los demás. Aunque suele ser algo sensible pero tiene miedo de demostrarlo, pero Sara es una persona en la que siempre puedes confiar.
Gustos:  
# Las nubes. # La comida chatarra. # La ciencia ficción. # El color rojo. # Los dulces. # Correr. # Las estrellas.

Doctor Who:


CAPITULO DOS ½

Edward Bloom


Emily se había dormido en la parte de atrás, encima de las maletas. Cinco años en Nueva York y con el cambio de horario, aun recordaba que cuando llegamos a Nueva York ella aun no se acostumbraba al cambio de horario, ahora que hemos vuelto le costara mas.
Detuve el auto cuando ya habíamos llegado, sacudí a Emily y se despertó.
- Ya llegamos?
- Si, la reja esta abierta, toma tus cosas y visitemos esa mansión.
Ella sonrió, tomo las cámaras y salimos del Jeep, entramos al terreno, tome mi cámara y fotografié la casa, mi hermana ya estaba corriendo para entrar, la seguí.
- Donde nos hospedaremos?- pregunto mientras entraba.
- Rente una casa no muy lejos de aquí, por la fotografía que había en Internet es una casa bastante bonita.
Ella sonrió.
- Papá estará emocionado cuando nos vea y cuando sepa que ahora trabajaremos aquí.
- Eche de menos Londres.
- Yo también.
Encendí las linternas, Emy encendió la suya, se fue a un cuarto y la seguí.
- Mira el patio, no es asombroso.
Mire la pared y vi que algo había sido escrito detrás del pintado.
- Em, mira.
Ella lo miro confundida y se acerco.
- No parpadees, parpadea y morirás, no les de la espalda, no le quites la mirada y no parpadees...
- Y buena suerte Sally Sparrow.
- Del Doctor en...
- Veo un uno y un nueve...
Le tome una foto y fuimos a la planta de arriba.
- Esto es extraño- murmuro mi hermana.
- Mas extraño de lo de Beacon Hills.
- Mas extraño que esos tipos de la Chevrolte Impala negro?
- Eso si que eran extraños, pero tenían un bonito auto.
- Eso es verdad.
- Bien, si ahora trabajaremos para una revista de eventos paranormales, debemos acostumbrarnos mas a esto.
- Cuando nos enviaron a Beacon Hills por una plana de los lugares que han tenido mas ataques de animales.
- El comisario era agradable pero su hijo era...
- Extraño.
- Lindo, me sorprendió el nivel de ataques que hubo.
- Gracias a nosotros no habrá mucho turismo en ese lugar.
- Vamos, los dejamos en tercer lugar.
- Pero debieron estar en...
Emily se paro en seco y choque con su espalda, contuvo un gemido de asombro y siguió caminando.
- Mira una estatua.
Había una estatua de una mujer cubriendose el rostro.
- Es un Ángel que llora.
- No parece estar llorando, mas bien parece ocultarse.
Emily la miraba detenidamente, puso una mano bajo las manos que ocultaban el rostro de la mujer.
- Es bellísima, Edward toma una foto.
Hice caso al pedido, y como si el momento pasara en cámara lenta al tomar la foto, el flash nos cegó a ambos y presencie como la estatua tomaba la muñeca de mi hermana.
- Listo?- pregunto Emily con una sonrisa, pero yo no respondía- Que pasa?- se volteo al Ángel y quedo igual de pasmada que yo, el Ángel le sonreía.
- Emily, quedare quieta.- busque algo con que golpear el brazo del Ángel.
- Ed, que diablos es esto? Acaso es una broma?
Estaba igual de asustada que yo, tome un fiero que encontré en otra de las habitaciones, cuando regrese con ella, el Ángel ya la había tomado de las dos muñecas.
- Que ha pasado?!- dije alarmado.
- Yo que quieres que sepa, cerré los ojos por un momento y ya había tomado mi muñeca- mire a la estatua confundido- Edward, podrías ayudarme en vez de mirar a la estatua.
Ambos no entendíamos lo que pasaba, golpe los brazos del Ángel hasta haberlos echo pedazos, mientras parpadeaba notaba como me empezaba a mirar y abría la boca enojada y esa cosa tenia colmillos. Cuando libere a Emily la tome de la mano y empezamos a bajar las escaleras, mirábamos a la estatua sobre nuestros hombros, se movía intentando perseguirnos y se movía rápido, al llegar a la puerta solo nos encontramos con un hombre de cabello castaño, con un gran mentón quien tenia una clase de juguete extraño con el que revisaba la puerta, levanto le vista hacia nosotros y nos sonrió.
- Hola, vengo por las fotos.


CAPITULO Dos 2/2


Emily Bloom.



De repente estábamos siguiendo al hombre que habíamos encontrado en la entrada quien ahora examinaba a la estatua con su juguete.
- Quien es usted?- pregunte intentando calmarme.
- Soy el Doctor- respondió sin mucho interés.
- Doctor que?- pregunto mi hermano sentandose en las escaleras.
- Solo Doctor.
- Y tienes un titulo como para llamarte Doctor- pregunte sin dejar de mirar al Ángel el me había dicho que dejara de mirarla y que no parpadeara,
- No exactamente.
El nos había explicado que había llegado a destruir al Ángel porque iba a liberar a sus hermanas quienes estaban en el sótano y que irían tras el si no lo detenían a tiempo.
- Ahora yo  puedo preguntar quienes son ustedes y que hacían aquí?
- Oh! Lo siento, me llamo Emily Bloom y el es mi hermano Edward Bloom, estábamos fotografiando esta casa, porque nos habían dicho que estaba embrujada y todo eso.
- Mi hermana y yo trabajos en una revista de eventos paranormales y nos mandaron a tomar fotos.
- Acabamos de regresar de Nueva York, antes trabajamos para la revista Times pero decidimos volver a casa.
- Oh! En serio y porque han decidió volver?
- Por nuestro padre.
- Porque nos hartamos de la gran ciudad.
Ed y yo respondimos al mismo tiempo, hubo un silencio incomodo y solo se escuchaba el juguete del Doctor zumbar.
- Y bien, que es esa estatua?
- Es un Angel Lloroso, se alimenta del tiempo de las personas y de las paradojas, es raro que no te hayan mandado a otra época.
- A mi?- pregunte.
- Yep, también te hubiera roto el cuello.
- Eso es tranquilizados sabes.- dije con sarcasmo- Entonces "Doctor" usted escribió ese mensaje para Sally Sparrow?
- Yep.
- Ah ella también la salvo o murió?- pregunto Edward.
- Ella sigue viva y ella me salvo.
Dejo se apuntar al Ángel con su juguete.
- Y que es esa cosa? Es algo paranormal o un espíritu?- pregunto mi hermano.
- Si y no.
- Y eres una clase de cazador de lo paranormal?
- Si, extermino espíritus malos y todo eso.
Mentía, yo lo sabia. Pero quien fuera aquel hombre nos estaba ayudando.
- Ya puedo parpadear? Porque me duelen los ojos y ya no puedo aguantar mas.
- Bueno, necesitamos eliminaron, pero no tenemos con que eliminarlo...- el hombre dejo de hablar.
- Que pasa?- pregunto mi hermano.
La linterna que tenia mi hermano para apuntar al Ángel empezaron a fallar y tenia la linterna en el rostro del Ángel, cuando la mía empezó a fallar, el Ángel empezó a mover el rostro. Como si quisiera comerse mi rostro.
- Edward hay un Angel lloroso detrás de ti.
Escuche los chirridos de la madera de las escaleras, sentí la
mano de mi hermano y empezamos a subir las escaleras, mire hacia atrás y vi a dos Ángeles detrás de nosotros y mientras mas parpadeaba la linterna mas se acercaban mas.
- Ha esta habitación- dijo el Doctor y entramos a la habitación.
Edward tomo una silla y la atranco en la puerta, El Doctor se acerco a mi, su rostro mostraba preocupación y parecía como si hubiese visto un fantasma.
- Que pasa? Acaso me estoy volviendo uno de ellos?- mire sobre mi asegurandome de que no había nada detrás, pero seguía mirandome. Toque mi rostro pero nada.
- Que pasa?!
La puerta empezó a se golpeada y Edward estaba reteniendo la puerta, corrí hacia a el ayudandolo.
- Doctor, que hacemos?- grite.
Pero el seguía mirando la nada y me miraba confundido.
- Maldición, vamos a morir.
Tome una tabla, la puse en mi pecho y cerré los ojos.
- Abran la puerta- murmuro el Doctor.
- Que?!- exclamo mi hermano confundido.
- Que abramos la puerta- repetí
- Lo se, pero acaso esta loco? Si dejamos entrar esas cosas, moriremos.
El Doctor se acerco a la puerta, otra vez la examino con su juguete.
- Doctor, no es el momento de examinar la puerta con su juguete.
- Oh Emily! Esto no es un juguete, es un destornillador sonico- dijo con una sonrisa de psicópata que podría asustar a alguien pero a mi relajo. Su destornillador dejo de zumbar y se abrió como un huevo- Es caoba!!!
Edward me miro como si no pudiera creer en que situación nos habíamos metido. El Doctor se acerco a nosotros y puso sus manos en nuestros hombros.
- Tengo un plan, pero necesito que tan bien corren?
- Nos encanta correr- respondí con una sonrisa y la puerta se empezaba a romper.
- Fantástico! Bien, cuando abran la puerta, ustedes saldrán corriendo lo mas rápido posible, la puerta se cerrara y no importa lo que suceda, ustedes se irán lo mas lejos posible, entendido?
- No te dejaremos aquí- dijo Edward.
- Tienen que hacerlo- dijo separandose de nosotros.
- No, que tal si esas cosas te matan?- pregunte enojada.
El Doctor se revolvió el cabello y camino de un lado a otro de la habitación.
- No vamos a arriesgarnos.
- Necesitamos otro plan, un plan en el que todos salgamos vivos.
El Doctor tomo si destornillador y se lo dio a Edward, lo mire el hombre se nos volvió a acercar.
- Nuevo plan, ustedes saldrán corriendo y cuando vean que los Ángeles han entrado, ustedes apuntaran a la puerta y apretaran el botón y se irán hasta volver a casa.
- Es peor que el anterior.
- Les eh dejado mi destornillador, es la cosa mas preciada que tengo, les aseguro de que saldré vivo de aquí y volveré por el. Solo confíen en mi. Volveré.
Edward y yo nos miramos, asentimos, El Doctor retrocedió y se quito su saco.
- No parpadees, parpadea y morirás, no les de la espalda, no le quites la mirada y no parpadees...- asintió, quitamos la silla y nos hicimos a un lado, la puerta se abrió y los Ángeles entraron, Edward y yo salimos corriendo y utilizamos el destornillador y la puerta se cerro- Y buena suerte Edward y Emily Bloom.

                         

       ******


- Ya terminaste?- grito Edward desde arriba.
Golpe la ultima cabeza de Ángel que había en el sótano, el fierro que tenia ya se estaba deformando.
- Termine y tu?
Edward bajo y sonrió.
- Ya, quieres comer algo?
Subimos, saque el destornillador de la chaqueta y mi teléfono sonó.
- Hola papá.
- Hola Emily, como están?
- Bien, acabamos de terminar de trabajar.
- Excelente, solo quería llamarles porque tal vez no vuelva esta noche, hay un problema en el departamento y parece ser algo muy grave.
- Esta bien, nosotros seguiremos aquí.
- Bien, pasame a Edward.
- Adiós papá- antes de pasarle
- Le eh dicho que estamos trabajando.- le dije a Ed antes de darle el celular.
- Esta bien- le di el celular, el se sentó en las escaleras y yo salí a tomar aire.
Ya habían pasado dos semanas desde que vimos al Doctor, regresamos tres días después, nuestro padre no nos creyó lo de los Ángeles Llorosos y no envió a ninguna oráculos a revisa a pesar de que le dijimos que seguramente había muerto el hombre que nos ayudo, no fue un reencuentro feliz pero éramos presas del pánico, en esos tres días intentábamos tomar un decisión de volver o no, volvimos al cuarto día a ver si había un cuerpo, pero solo encontramos su saco y a los dos Ángeles mirándose, los demás días renunciamos y conseguimos un empleo horrible, pero ya era algo. Los de la revista quedaron confundidos, debido a que no habíamos durado nada trabajando hay, hoy es nuestro día libre y como siempre al terminar de trabajar o en nuestros días libres esperamos al Doctor, hoy hemos decidido matar a los Ángeles que había en la casa. Pulse el botón del destornillador y la luz verde se encendió con el zumbido. Edward se puso a mi lado y el seguí hablando con papá. Escuche un chillido del otro lado, como el motor de un auto descompuesto o como cuando el auto no quiere arrancar, ni se que clase de sonido era; pero venia afuera de la mansión. Edward y no nos miramos, salimos corriendo hacia el cancel de la mansión.
- Deben de estar robándonos el Jeep- dije y Edward salimos.
Nuestro Jeep seguía hay, no había nadie pero vimos una cabina de policía azul, me acerque y Edward seguía hablando con papá y le contaba lo que estaba pasando.
- Ah aparecido una cabina de policía azul...no papá no bromeo...si Emily esta conmigo...esta bien.
Me paso el teléfono.
- Hola otra vez papá.
- Que apareció una cabina telefónica de la nada?
- Sip, pensábamos que nos robarían el Jeep pero hemos ido a revisar y no había nadie, solo la cabina de policía que acaba de aparecer.
- Acaso están consumiendo algún tipo de droga?
- Oh! Claro papá, estoy consumiendo una mezcla de metanfetamina y crack, quieres probarlo porque puedo conseguir montones de estos, tal vez cuando llegues podamos probarlo todos.
- No utilices tu sarcasmo conmigo jovencita.
Escuche como papá me hacia miles de preguntas, de repente la cabina se abrió y una chica rubia salió.
- No puedo ir a casa por ropa limpia sin que tu me dejes, te pierdas y termines perdiendo tus juguetes.- la chica se dio cuenta de nuestra presencia y se paro en seco.
- Yo no me fui, fue la Tardis ella me llevo a este lugar, debe de haber algún fallo en el sistema, tal vez se deba a que comiste encima del comando y no es un juguete, es un destornillador sonico por ultima vez Scarlet...- un hombre salió de la cabina y lo reconocí en seguida.
- Doctor?- dijimos Edward y yo.
- Emily, sigues hay?
La chica empezó a hablarle al Doctor en voz baja y recordé que seguía hablando con papá.
- Oh! Lo siento papá, pero tengo que colgar.
- Que?!
- Lo siento, te amo.
Colgué y la chica de nombre Scarlet dejo de hablar en cuanto se dio cuenta de que colgué. El Doctor se acerco a nosotros y nos sonrió.
- Los hermanos Bloom me esperaron- dijo con una sonrisa de que no lo podía creer, movía las manos y veía sobre su hombro a la rubia con una sonrisa de psicópata.
- Por dos semanas para ser exactos- dijo Edward.
Se le borro la sonrisa al Doctor al escuchar eso, miro a mi hermano de hito a hito y me miro igual, pero cuando violáis tenia su saco quedo confundido.
- Oh! Lo siento, lo tome sin permiso- me empece a quitar el saco, pero antes saque el destornillador- Aquí esta- dije con una sonrisa.
El tomo sus cosas y nos miro, otra vez miro a la chica y ella solo se encogió de hombros.
- Oh! Por cierto, destruimos a los Ángeles.- dije como si no fuera la gran cosa.
- Los han destruido?! Como?!- dijo sorprendido.
- Fue fácil, tomamos unos fieros, tubos y bats de fierro y los empezamos a despedazar.- dijo Edward.
Nos miro otra vez, miraba otra vez a la chica y nos volvía a mirar.
- Podrías dejar de hacer eso- dijo mi hermano como si me hubiera leído la mente. Suspire y empece a retroceder.
- Bien, parece que eso es todo, solo queríamos asegurarnos de que volverías para devolverte tus cosas y darte las gracias... Gracias Doctor..
- Gracias Doctor, seguramente hubiéramos perdido nuestras vidas sin usted- dijo Edward y le dio un apretón al hombre y yo lo abrace.
- No hay de que- dijo desconcertado.
Edward y yo nos miramos, estábamos a punto de volver a la mansión a recoger nuestras cosas cuando el Doctor nos grito:
- Hey chicos, no quieren mi cabina por dentro?- dijo con una sonrisa.
Nos encogimos de hombros, fuimos detrás de la chica y del Doctor, cuando entramos a la cabina, no era lo que me iba a esperar. Mi hermano y yo nos quedamos pasmados, era mucho mas grande por dentro, era como sacado de una serie de Ciencia Ficción.
- Esto es imposible- solo pudo decir mi hermano antes de salir de la cabina.
Yo solo miraba boquiabierta el lugar, empece a reír sorprendida. Mire al Doctor quien estaba sonriéndome, mire la puertas y solo vi a la chica Scarlet explicándole a mi hermano como era posible y mi hermano seguía fascinado.
- Sorprendente, no?
Me apoyo en lo que parecía ser un comando futurista.
- Sip, pero yo no diría sorprendente, ni asombroso.
Mire el techo, no podía creer en el lugar en el que estaba.
- Así que no eres un cazador de lo supernatural?
El hizo una expresión graciosa, mientras lo pensaba.
- No, pero salvo al mundo de cosas peores.
Reí y empece a morderme las uñas.
- Les han creído en la revista lo que paso?- pregunto el Doctor poniéndose el saco.
Solte una risita.
- Nop, porque jamas se los dijimos, renunciamos tres días después. Le dijimos a la policía lo que paso, pero no nos creyeron. Pero ahora estamos bastante bien, ya tenemos otro empleo.
- Oh! En serio? Y que es?
- Fotografía aun, esta vez tomamos fotos para fiestas y todo eso, es una basura, pero mientras tenga una cámara con la cual trabajar- chasque la lengua y reí.
- Que te gustaría fotografía?
Lo mire, el solo me sonreí y notaba algo en esa sonrisa.
- No lo se, cuando tenia 17 quería tomar fotos del espacio, ver las estrellas y nuevos mundos, porque a pesar de lo oscuro y misterioso que puede ser haya fuera, hay mundos nuevos y fantásticos, cosas geniales y asombrosas que uno quiere ver con sus propios ojos y hacerlos perdurar en un fotografía, y revivir ese momento cada vez que lo veas.- lo mire y reí- No se porque le estoy contando esto a un nombre que apenas acabo de conocer.
Me aleje del comando.
- Podrías conocerme mejor si nos acompañaras.
- Acompañarte a donde?
- No lo se, a donde tu quieras. Cualquier parte del mundo y el
Universo que tu quisieras ir. Ir a nuevos mundos y ver cosas asombrosas.
Lo mire confundida, debía estar chiflado por lo que me decía pero yo debía ser idiota si no le creía, estaba en un cabina que era mucho mas grande por dentro de lo que aparentaba.
- En serio?
- La Tardis puede ir a donde quieras.
- La Tardís?
- Si, se podía decir que es mi nave espacial.
Sonreí y mire mi teléfono, escuche a Edward reír.
- No puedo dejarlo.
- Edward podría venir.-dijo encogiéndose de hombros.
- No me refiero a Edward, el siempre estará a mi lado, e refiero a mi padre, es el jefe de policía, si desaparecemos un día se vuelve loco, y nosotros somos lo único que le queda.
El se acerco a mi y lo mire.
- Es tu decisión, puedes quedarte o venir conmigo y con Scarlet. Solo te digo que esto es una cabina telefónica que viaja atreves del espacio y del tiempo.
- Esto viaja en el tiempo?
- Si- otra vez su sonrisa de psicópata.
Sonreí, salí de la cabina y vi a Scarlet y a mi hermano reír, tome a Edward y lo arrastre. Le explique todo lo que me había dicho el Doctor, el como siempre me interrumpía pero siempre terminaba de contar.
- Entonces que? Vienes?- dije con una sonrisa.
El solo miraba el suelo y lo pateaba, tenia sus manos en sus bolsillos, eso significaba que no estaba seguro.
- Oh! Ya entendí.
Empece a morder mis uñas, pero Edward tomo mi mano.
- No lo hagas.
- Esta bien, no iré.
El río y me revolvió el cabello.
- No tonta, me refiero a las uñas, yo quiero que vayas.
- Pero papá y tu?
- Nosotros estaremos bien, ve con ellos y vívelo- me sonrió y me apretó la mano- Pero promete regresar.
Lo abrace.
- Esta bien- empece a llorar pero no sabia si era de angustia o alegría- Y tu renuncia a ese empleo, yo se que tu quieres algo mas.
Asintió, me puse de puntillas y le revolví el cabello.
- Le diré a papá que te quedaras con unas personas durante un tiempo.
- Bien, volveré pronto.
Saque mi cámara del Jeep y le sonreí, lo volví a abrazar y le bese la mejilla.
- Nos vemos.
- Nos vemos.
Me acerque al Doctor y a Scarlet, sonriendoles.
- Que tanto te gusta correr?- me pregunto la rubia.
- Me encanta.
El Doctor y Scarlet entraron y le tome una foto a mi hermano antes de entrar, su mano izquierda se despedía de mi, mientras que la derecha tomaba una fotografía.

avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/soytributo

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 05 Feb 2014, 10:36 pm

Hola me encanto la idea *-* es algo tipo Skins o bueno a mi me parecio, en un rato dejo todo :3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 05 Feb 2014, 11:07 pm

Ana Botlzmann
the music is real, my pasion, my life


Nombre del personaje:
Ana Aurane Boltzmann Shore
Representante:
Lorde.
Bando:
Cantante.
Chico:
Logan Lerman.
Descripción Psicológica:
A simple vista Ana es una chica fría y dura, lo es, con las personas que no la conocen, con las personas que lleva tiempo de conocer se muestra como es en verdad, una chica dulce y tierna, al ser modelo, siempre tiene que mantenerse impecable ante los demás. Pero a ella le gusta hacer locuras, romper reglas y claro, comportase como una niña pequeña. Frente las cámaras es una chica fría, no le gusta hablar con ella, el motivo. La sofocan, desde pequeña comenzó siendo cantante lo que hizo que tuviera un leve trauma. Bipolaridad, ese pequeñito problema hace que ella sea algunas veces insoportable, frente a su familia es dulce, solo con unos, con los demás, cortante y seca. Con sus amigos es una chica ruda, irresponsable y problema, frente los medios, lo que ellos no quieren que sea. En pocas palabras, Ana es una chica bipolar, con mas caras que un dado.
Gustos: 

  • los libros
  • el indie rock
  • los gorros
  • perros
  • pizza



memorial hospital {nc :

Capitulo 2
Faster than the speed of light she's flying began trying to remember where everything has a slice of heaven for her


Ana Boltzmann

"Ser médico es una carrera dura, pues te enfrentas a problemas, muertes y tristeza por parte de familias, aunque también te trae cosas buenas, como salvar vidas de personas y la llegada de otras."

La chica siguió caminando por los pasillos, la bata blanca tenía una pequeña mancha roja, Joshua, el niño que atendía, sangro fuertemente por la nariz. Caminaba a paso veloz, rumbo al baño, esquivando personas que se interponían en su camino. La chica entro y abrió el primer grifo que vio, mojo sus manos y con el agua que quedaba salpico su cara. Odiaba que los niños gritaran cerca de ella, sobretodo a la hora de poner las inyecciones. Se miro en el espejo y soltó un leve bufido. Su cabello castaño estaba despeinado hacia el frente, sus ojos estaban llenos de unas largas y grises ojeras. Llevaba no menos de un año y estaba estresada, cansada y sobre todo, fastidiada. Cepillo su cabello y lo ato en una coleta normal, se acomodo la bata y salió del baño. Caminaba a paso normal, ahora era ella la esquivada.

—¡Boltzmann!— Escucho a lo lejos decir su nombre, giro hacia donde provenía la voz y vio a un compañero de ella, otro interno, un chico de ojos azules y cabello azabache, camina a paso rápido hacia ella. Se quedo de pie y lo vio llegar, con la respiración un poco entre-cortada.—Tenemos que hablar sobre Steve.

La chica paso saliva y lo vio un poco preocupada; —¿Que pasa con el pequeño?—Pregunto con mucha curiosidad y preocupación, notada por su compañero.

—Sus pulmones no responde casi, tenemos que operarlo.—Dijo firme y acomodándose la bata, la chica mordió su labio preocupada.
—¿Probabilidades?—el chico ladeo un poco la cabeza y ella relamió.—Las probabilidades de encontrar un donador.—dijo comenzando a caminar.
—Son favorables, su tipo de sangre es común, pero...
—El tamaño no.—dijo interrumpiéndolo, el chico corrió un poco y la comenzó a seguir.—Creo que no viste ese pequeño detalle.—dijo firme, aunque por dentro destrozada. Steve era un niño de diez años, con cáncer en etapa terminal, desde que llego le toco estar con el. En esos poco meses se encariño con el, era u chico bastante maduro e inteligente. La chica paro y le hizo una seña, para que se fuera de ahí, el chico asintió y camino lejos de ahí, dejándola sola.

—Rayos...—escucho pitar su indicador y miro la pantalla verde, indicaba que debía ir a la habitación número 119. —Steve..—susurro y corrió hacia su destino, pasando de su compañero Smith. El chico la miró y corrió junto con ella. El corazón le comenzó a latir lo más fuerte, sentía que se iba a salir con cada paso que se acercaba. Sus manos comenzaron a sudar y llego a la habitación, en ella se encontraba el niño más pálido de lo normal. Se acerco a el, junto su compañero lo comenzaron a mirar, de que todo estuviera bien, aunque sabía que no. —Háblale a Carter.—dijo hacia Jason Smith y el salió de ahí echo un proyectil. Se acerco al niño y acarició su cabello.—No te vayas Steve, se fuerte.—susurró y no evito sollozar un poco, se separo y con la manga de su bata limpió las lágrimas. Por la puerta entro Jason, junto al doctor Carter, el cual los miraba un poco enojado.—Creo.. creo que ha muerto.—dijo la chica un poco firme, los otros dos abrieron los ojos de golpe y el doctor la miro.
—¿Porque me mandaste a hablar?—dijo serio, ella relamió y suspiro.
—Porque es el único paciente, que yo tengo. Los demás son de urgencias y con cosas normales... no con cáncer.—Contesto rápido, el doctor la miro y relamió.
—Anota su hora de muerte y por que. Después llévalo a que le procedan la autopsia. —dijo firme y salió de ahí dejando a los dos chicos sorprendidos.

bueno aqui esta mi ficha, el cap es de otro foro, pero es 100 por ciento mio, so espero que este bien y si no me dices para corregirlo, besos.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Jue 06 Feb 2014, 8:30 am

Toothiana escribió:
Sara Martin.

Nombre del personaje: Sara Jane Martin Smith.
Representante: Elle Page.
Bando: Actriz.
Chico: Tyler Hoechlin.
Descripción Psicológica: Sara siempre demuestra ser una chica inteligente, es sarcástica con todo el mundo pero solo lo es cuando es poco practica en algo.  Algunos creen que sufre de déficit de atención con hiperactividad a través de referencias que sus gestos suelen ser inquietud y agitados frecuentes. Suele ser alguien quien siente la culpa sobre cuando algo malo sucede, ella siempre a sido así. Ella siempre intenta ser amigable y graciosa con los demás, porque intenta ver el interior de los demás. Aunque suele ser algo sensible pero tiene miedo de demostrarlo, pero Sara es una persona en la que siempre puedes confiar.
Gustos:  
# Las nubes. # La comida chatarra. # La ciencia ficción. # El color rojo. # Los dulces. # Correr. # Las estrellas.

Doctor Who:


CAPITULO DOS ½

Edward Bloom


Emily se había dormido en la parte de atrás, encima de las maletas. Cinco años en Nueva York y con el cambio de horario, aun recordaba que cuando llegamos a Nueva York ella aun no se acostumbraba al cambio de horario, ahora que hemos vuelto le costara mas.
Detuve el auto cuando ya habíamos llegado, sacudí a Emily y se despertó.
- Ya llegamos?
- Si, la reja esta abierta, toma tus cosas y visitemos esa mansión.
Ella sonrió, tomo las cámaras y salimos del Jeep, entramos al terreno, tome mi cámara y fotografié la casa, mi hermana ya estaba corriendo para entrar, la seguí.
- Donde nos hospedaremos?- pregunto mientras entraba.
- Rente una casa no muy lejos de aquí, por la fotografía que había en Internet es una casa bastante bonita.
Ella sonrió.
- Papá estará emocionado cuando nos vea y cuando sepa que ahora trabajaremos aquí.
- Eche de menos Londres.
- Yo también.
Encendí las linternas, Emy encendió la suya, se fue a un cuarto y la seguí.
- Mira el patio, no es asombroso.
Mire la pared y vi que algo había sido escrito detrás del pintado.
- Em, mira.
Ella lo miro confundida y se acerco.
- No parpadees, parpadea y morirás, no les de la espalda, no le quites la mirada y no parpadees...
- Y buena suerte Sally Sparrow.
- Del Doctor en...
- Veo un uno y un nueve...
Le tome una foto y fuimos a la planta de arriba.
- Esto es extraño- murmuro mi hermana.
- Mas extraño de lo de Beacon Hills.
- Mas extraño que esos tipos de la Chevrolte Impala negro?
- Eso si que eran extraños, pero tenían un bonito auto.
- Eso es verdad.
- Bien, si ahora trabajaremos para una revista de eventos paranormales, debemos acostumbrarnos mas a esto.
- Cuando nos enviaron a Beacon Hills por una plana de los lugares que han tenido mas ataques de animales.
- El comisario era agradable pero su hijo era...
- Extraño.
- Lindo, me sorprendió el nivel de ataques que hubo.
- Gracias a nosotros no habrá mucho turismo en ese lugar.
- Vamos, los dejamos en tercer lugar.
- Pero debieron estar en...
Emily se paro en seco y choque con su espalda, contuvo un gemido de asombro y siguió caminando.
- Mira una estatua.
Había una estatua de una mujer cubriendose el rostro.
- Es un Ángel que llora.
- No parece estar llorando, mas bien parece ocultarse.
Emily la miraba detenidamente, puso una mano bajo las manos que ocultaban el rostro de la mujer.
- Es bellísima, Edward toma una foto.
Hice caso al pedido, y como si el momento pasara en cámara lenta al tomar la foto, el flash nos cegó a ambos y presencie como la estatua tomaba la muñeca de mi hermana.
- Listo?- pregunto Emily con una sonrisa, pero yo no respondía- Que pasa?- se volteo al Ángel y quedo igual de pasmada que yo, el Ángel le sonreía.
- Emily, quedare quieta.- busque algo con que golpear el brazo del Ángel.
- Ed, que diablos es esto? Acaso es una broma?
Estaba igual de asustada que yo, tome un fiero que encontré en otra de las habitaciones, cuando regrese con ella, el Ángel ya la había tomado de las dos muñecas.
- Que ha pasado?!- dije alarmado.
- Yo que quieres que sepa, cerré los ojos por un momento y ya había tomado mi muñeca- mire a la estatua confundido- Edward, podrías ayudarme en vez de mirar a la estatua.
Ambos no entendíamos lo que pasaba, golpe los brazos del Ángel hasta haberlos echo pedazos, mientras parpadeaba notaba como me empezaba a mirar y abría la boca enojada y esa cosa tenia colmillos. Cuando libere a Emily la tome de la mano y empezamos a bajar las escaleras, mirábamos a la estatua sobre nuestros hombros, se movía intentando perseguirnos y se movía rápido, al llegar a la puerta solo nos encontramos con un hombre de cabello castaño, con un gran mentón quien tenia una clase de juguete extraño con el que revisaba la puerta, levanto le vista hacia nosotros y nos sonrió.
- Hola, vengo por las fotos.


CAPITULO Dos 2/2


Emily Bloom.



De repente estábamos siguiendo al hombre que habíamos encontrado en la entrada quien ahora examinaba a la estatua con su juguete.
- Quien es usted?- pregunte intentando calmarme.
- Soy el Doctor- respondió sin mucho interés.
- Doctor que?- pregunto mi hermano sentandose en las escaleras.
- Solo Doctor.
- Y tienes un titulo como para llamarte Doctor- pregunte sin dejar de mirar al Ángel el me había dicho que dejara de mirarla y que no parpadeara,
- No exactamente.
El nos había explicado que había llegado a destruir al Ángel porque iba a liberar a sus hermanas quienes estaban en el sótano y que irían tras el si no lo detenían a tiempo.
- Ahora yo  puedo preguntar quienes son ustedes y que hacían aquí?
- Oh! Lo siento, me llamo Emily Bloom y el es mi hermano Edward Bloom, estábamos fotografiando esta casa, porque nos habían dicho que estaba embrujada y todo eso.
- Mi hermana y yo trabajos en una revista de eventos paranormales y nos mandaron a tomar fotos.
- Acabamos de regresar de Nueva York, antes trabajamos para la revista Times pero decidimos volver a casa.
- Oh! En serio y porque han decidió volver?
- Por nuestro padre.
- Porque nos hartamos de la gran ciudad.
Ed y yo respondimos al mismo tiempo, hubo un silencio incomodo y solo se escuchaba el juguete del Doctor zumbar.
- Y bien, que es esa estatua?
- Es un Angel Lloroso, se alimenta del tiempo de las personas y de las paradojas, es raro que no te hayan mandado a otra época.
- A mi?- pregunte.
- Yep, también te hubiera roto el cuello.
- Eso es tranquilizados sabes.- dije con sarcasmo- Entonces "Doctor" usted escribió ese mensaje para Sally Sparrow?
- Yep.
- Ah ella también la salvo o murió?- pregunto Edward.
- Ella sigue viva y ella me salvo.
Dejo se apuntar al Ángel con su juguete.
- Y que es esa cosa? Es algo paranormal o un espíritu?- pregunto mi hermano.
- Si y no.
- Y eres una clase de cazador de lo paranormal?
- Si, extermino espíritus malos y todo eso.
Mentía, yo lo sabia. Pero quien fuera aquel hombre nos estaba ayudando.
- Ya puedo parpadear? Porque me duelen los ojos y ya no puedo aguantar mas.
- Bueno, necesitamos eliminaron, pero no tenemos con que eliminarlo...- el hombre dejo de hablar.
- Que pasa?- pregunto mi hermano.
La linterna que tenia mi hermano para apuntar al Ángel empezaron a fallar y tenia la linterna en el rostro del Ángel, cuando la mía empezó a fallar, el Ángel empezó a mover el rostro. Como si quisiera comerse mi rostro.
- Edward hay un Angel lloroso detrás de ti.
Escuche los chirridos de la madera de las escaleras, sentí la
mano de mi hermano y empezamos a subir las escaleras, mire hacia atrás y vi a dos Ángeles detrás de nosotros y mientras mas parpadeaba la linterna mas se acercaban mas.
- Ha esta habitación- dijo el Doctor y entramos a la habitación.
Edward tomo una silla y la atranco en la puerta, El Doctor se acerco a mi, su rostro mostraba preocupación y parecía como si hubiese visto un fantasma.
- Que pasa? Acaso me estoy volviendo uno de ellos?- mire sobre mi asegurandome de que no había nada detrás, pero seguía mirandome. Toque mi rostro pero nada.
- Que pasa?!
La puerta empezó a se golpeada y Edward estaba reteniendo la puerta, corrí hacia a el ayudandolo.
- Doctor, que hacemos?- grite.
Pero el seguía mirando la nada y me miraba confundido.
- Maldición, vamos a morir.
Tome una tabla, la puse en mi pecho y cerré los ojos.
- Abran la puerta- murmuro el Doctor.
- Que?!- exclamo mi hermano confundido.
- Que abramos la puerta- repetí
- Lo se, pero acaso esta loco? Si dejamos entrar esas cosas, moriremos.
El Doctor se acerco a la puerta, otra vez la examino con su juguete.
- Doctor, no es el momento de examinar la puerta con su juguete.
- Oh Emily! Esto no es un juguete, es un destornillador sonico- dijo con una sonrisa de psicópata que podría asustar a alguien pero a mi relajo. Su destornillador dejo de zumbar y se abrió como un huevo- Es caoba!!!
Edward me miro como si no pudiera creer en que situación nos habíamos metido. El Doctor se acerco a nosotros y puso sus manos en nuestros hombros.
- Tengo un plan, pero necesito que tan bien corren?
- Nos encanta correr- respondí con una sonrisa y la puerta se empezaba a romper.
- Fantástico! Bien, cuando abran la puerta, ustedes saldrán corriendo lo mas rápido posible, la puerta se cerrara y no importa lo que suceda, ustedes se irán lo mas lejos posible, entendido?
- No te dejaremos aquí- dijo Edward.
- Tienen que hacerlo- dijo separandose de nosotros.
- No, que tal si esas cosas te matan?- pregunte enojada.
El Doctor se revolvió el cabello y camino de un lado a otro de la habitación.
- No vamos a arriesgarnos.
- Necesitamos otro plan, un plan en el que todos salgamos vivos.
El Doctor tomo si destornillador y se lo dio a Edward, lo mire el hombre se nos volvió a acercar.
- Nuevo plan, ustedes saldrán corriendo y cuando vean que los Ángeles han entrado, ustedes apuntaran a la puerta y apretaran el botón y se irán hasta volver a casa.
- Es peor que el anterior.
- Les eh dejado mi destornillador, es la cosa mas preciada que tengo, les aseguro de que saldré vivo de aquí y volveré por el. Solo confíen en mi. Volveré.
Edward y yo nos miramos, asentimos, El Doctor retrocedió y se quito su saco.
- No parpadees, parpadea y morirás, no les de la espalda, no le quites la mirada y no parpadees...- asintió, quitamos la silla y nos hicimos a un lado, la puerta se abrió y los Ángeles entraron, Edward y yo salimos corriendo y utilizamos el destornillador y la puerta se cerro- Y buena suerte Edward y Emily Bloom.

                         

       ******


- Ya terminaste?- grito Edward desde arriba.
Golpe la ultima cabeza de Ángel que había en el sótano, el fierro que tenia ya se estaba deformando.
- Termine y tu?
Edward bajo y sonrió.
- Ya, quieres comer algo?
Subimos, saque el destornillador de la chaqueta y mi teléfono sonó.
- Hola papá.
- Hola Emily, como están?
- Bien, acabamos de terminar de trabajar.
- Excelente, solo quería llamarles porque tal vez no vuelva esta noche, hay un problema en el departamento y parece ser algo muy grave.
- Esta bien, nosotros seguiremos aquí.
- Bien, pasame a Edward.
- Adiós papá- antes de pasarle
- Le eh dicho que estamos trabajando.- le dije a Ed antes de darle el celular.
- Esta bien- le di el celular, el se sentó en las escaleras y yo salí a tomar aire.
Ya habían pasado dos semanas desde que vimos al Doctor, regresamos tres días después, nuestro padre no nos creyó lo de los Ángeles Llorosos y no envió a ninguna oráculos a revisa a pesar de que le dijimos que seguramente había muerto el hombre que nos ayudo, no fue un reencuentro feliz pero éramos presas del pánico, en esos tres días intentábamos tomar un decisión de volver o no, volvimos al cuarto día a ver si había un cuerpo, pero solo encontramos su saco y a los dos Ángeles mirándose, los demás días renunciamos y conseguimos un empleo horrible, pero ya era algo. Los de la revista quedaron confundidos, debido a que no habíamos durado nada trabajando hay, hoy es nuestro día libre y como siempre al terminar de trabajar o en nuestros días libres esperamos al Doctor, hoy hemos decidido matar a los Ángeles que había en la casa. Pulse el botón del destornillador y la luz verde se encendió con el zumbido. Edward se puso a mi lado y el seguí hablando con papá. Escuche un chillido del otro lado, como el motor de un auto descompuesto o como cuando el auto no quiere arrancar, ni se que clase de sonido era; pero venia afuera de la mansión. Edward y no nos miramos, salimos corriendo hacia el cancel de la mansión.
- Deben de estar robándonos el Jeep- dije y Edward salimos.
Nuestro Jeep seguía hay, no había nadie pero vimos una cabina de policía azul, me acerque y Edward seguía hablando con papá y le contaba lo que estaba pasando.
- Ah aparecido una cabina de policía azul...no papá no bromeo...si Emily esta conmigo...esta bien.
Me paso el teléfono.
- Hola otra vez papá.
- Que apareció una cabina telefónica de la nada?
- Sip, pensábamos que nos robarían el Jeep pero hemos ido a revisar y no había nadie, solo la cabina de policía que acaba de aparecer.
- Acaso están consumiendo algún tipo de droga?
- Oh! Claro papá, estoy consumiendo una mezcla de metanfetamina y crack, quieres probarlo porque puedo conseguir montones de estos, tal vez cuando llegues podamos probarlo todos.
- No utilices tu sarcasmo conmigo jovencita.
Escuche como papá me hacia miles de preguntas, de repente la cabina se abrió y una chica rubia salió.
- No puedo ir a casa por ropa limpia sin que tu me dejes, te pierdas y termines perdiendo tus juguetes.- la chica se dio cuenta de nuestra presencia y se paro en seco.
- Yo no me fui, fue la Tardis ella me llevo a este lugar, debe de haber algún fallo en el sistema, tal vez se deba a que comiste encima del comando y no es un juguete, es un destornillador sonico por ultima vez Scarlet...- un hombre salió de la cabina y lo reconocí en seguida.
- Doctor?- dijimos Edward y yo.
- Emily, sigues hay?
La chica empezó a hablarle al Doctor en voz baja y recordé que seguía hablando con papá.
- Oh! Lo siento papá, pero tengo que colgar.
- Que?!
- Lo siento, te amo.
Colgué y la chica de nombre Scarlet dejo de hablar en cuanto se dio cuenta de que colgué. El Doctor se acerco a nosotros y nos sonrió.
- Los hermanos Bloom me esperaron- dijo con una sonrisa de que no lo podía creer, movía las manos y veía sobre su hombro a la rubia con una sonrisa de psicópata.
- Por dos semanas para ser exactos- dijo Edward.
Se le borro la sonrisa al Doctor al escuchar eso, miro a mi hermano de hito a hito y me miro igual, pero cuando violáis tenia su saco quedo confundido.
- Oh! Lo siento, lo tome sin permiso- me empece a quitar el saco, pero antes saque el destornillador- Aquí esta- dije con una sonrisa.
El tomo sus cosas y nos miro, otra vez miro a la chica y ella solo se encogió de hombros.
- Oh! Por cierto, destruimos a los Ángeles.- dije como si no fuera la gran cosa.
- Los han destruido?! Como?!- dijo sorprendido.
- Fue fácil, tomamos unos fieros, tubos y bats de fierro y los empezamos a despedazar.- dijo Edward.
Nos miro otra vez, miraba otra vez a la chica y nos volvía a mirar.
- Podrías dejar de hacer eso- dijo mi hermano como si me hubiera leído la mente. Suspire y empece a retroceder.
- Bien, parece que eso es todo, solo queríamos asegurarnos de que volverías para devolverte tus cosas y darte las gracias... Gracias Doctor..
- Gracias Doctor, seguramente hubiéramos perdido nuestras vidas sin usted- dijo Edward y le dio un apretón al hombre y yo lo abrace.
- No hay de que- dijo desconcertado.
Edward y yo nos miramos, estábamos a punto de volver a la mansión a recoger nuestras cosas cuando el Doctor nos grito:
- Hey chicos, no quieren mi cabina por dentro?- dijo con una sonrisa.
Nos encogimos de hombros, fuimos detrás de la chica y del Doctor, cuando entramos a la cabina, no era lo que me iba a esperar. Mi hermano y yo nos quedamos pasmados, era mucho mas grande por dentro, era como sacado de una serie de Ciencia Ficción.
- Esto es imposible- solo pudo decir mi hermano antes de salir de la cabina.
Yo solo miraba boquiabierta el lugar, empece a reír sorprendida. Mire al Doctor quien estaba sonriéndome, mire la puertas y solo vi a la chica Scarlet explicándole a mi hermano como era posible y mi hermano seguía fascinado.
- Sorprendente, no?
Me apoyo en lo que parecía ser un comando futurista.
- Sip, pero yo no diría sorprendente, ni asombroso.
Mire el techo, no podía creer en el lugar en el que estaba.
- Así que no eres un cazador de lo supernatural?
El hizo una expresión graciosa, mientras lo pensaba.
- No, pero salvo al mundo de cosas peores.
Reí y empece a morderme las uñas.
- Les han creído en la revista lo que paso?- pregunto el Doctor poniéndose el saco.
Solte una risita.
- Nop, porque jamas se los dijimos, renunciamos tres días después. Le dijimos a la policía lo que paso, pero no nos creyeron. Pero ahora estamos bastante bien, ya tenemos otro empleo.
- Oh! En serio? Y que es?
- Fotografía aun, esta vez tomamos fotos para fiestas y todo eso, es una basura, pero mientras tenga una cámara con la cual trabajar- chasque la lengua y reí.
- Que te gustaría fotografía?
Lo mire, el solo me sonreí y notaba algo en esa sonrisa.
- No lo se, cuando tenia 17 quería tomar fotos del espacio, ver las estrellas y nuevos mundos, porque a pesar de lo oscuro y misterioso que puede ser haya fuera, hay mundos nuevos y fantásticos, cosas geniales y asombrosas que uno quiere ver con sus propios ojos y hacerlos perdurar en un fotografía, y revivir ese momento cada vez que lo veas.- lo mire y reí- No se porque le estoy contando esto a un nombre que apenas acabo de conocer.
Me aleje del comando.
- Podrías conocerme mejor si nos acompañaras.
- Acompañarte a donde?
- No lo se, a donde tu quieras. Cualquier parte del mundo y el
Universo que tu quisieras ir. Ir a nuevos mundos y ver cosas asombrosas.
Lo mire confundida, debía estar chiflado por lo que me decía pero yo debía ser idiota si no le creía, estaba en un cabina que era mucho mas grande por dentro de lo que aparentaba.
- En serio?
- La Tardis puede ir a donde quieras.
- La Tardís?
- Si, se podía decir que es mi nave espacial.
Sonreí y mire mi teléfono, escuche a Edward reír.
- No puedo dejarlo.
- Edward podría venir.-dijo encogiéndose de hombros.
- No me refiero a Edward, el siempre estará a mi lado, e refiero a mi padre, es el jefe de policía, si desaparecemos un día se vuelve loco, y nosotros somos lo único que le queda.
El se acerco a mi y lo mire.
- Es tu decisión, puedes quedarte o venir conmigo y con Scarlet. Solo te digo que esto es una cabina telefónica que viaja atreves del espacio y del tiempo.
- Esto viaja en el tiempo?
- Si- otra vez su sonrisa de psicópata.
Sonreí, salí de la cabina y vi a Scarlet y a mi hermano reír, tome a Edward y lo arrastre. Le explique todo lo que me había dicho el Doctor, el como siempre me interrumpía pero siempre terminaba de contar.
- Entonces que? Vienes?- dije con una sonrisa.
El solo miraba el suelo y lo pateaba, tenia sus manos en sus bolsillos, eso significaba que no estaba seguro.
- Oh! Ya entendí.
Empece a morder mis uñas, pero Edward tomo mi mano.
- No lo hagas.
- Esta bien, no iré.
El río y me revolvió el cabello.
- No tonta, me refiero a las uñas, yo quiero que vayas.
- Pero papá y tu?
- Nosotros estaremos bien, ve con ellos y vívelo- me sonrió y me apretó la mano- Pero promete regresar.
Lo abrace.
- Esta bien- empece a llorar pero no sabia si era de angustia o alegría- Y tu renuncia a ese empleo, yo se que tu quieres algo mas.
Asintió, me puse de puntillas y le revolví el cabello.
- Le diré a papá que te quedaras con unas personas durante un tiempo.
- Bien, volveré pronto.
Saque mi cámara del Jeep y le sonreí, lo volví a abrazar y le bese la mejilla.
- Nos vemos.
- Nos vemos.
Me acerque al Doctor y a Scarlet, sonriendoles.
- Que tanto te gusta correr?- me pregunto la rubia.
- Me encanta.
El Doctor y Scarlet entraron y le tome una foto a mi hermano antes de entrar, su mano izquierda se despedía de mi, mientras que la derecha tomaba una fotografía.



Ficha Aceptada
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Jue 06 Feb 2014, 8:36 am

leila.hunter escribió:
Ana Botlzmann
the music is real, my pasion, my life


Nombre del personaje:
Ana Aurane Boltzmann Shore
Representante:
Lorde.
Bando:
Cantante.
Chico:
Logan Lerman.
Descripción Psicológica:
A simple vista Ana es una chica fría y dura, lo es, con las personas que no la conocen, con las personas que lleva tiempo de conocer se muestra como es en verdad, una chica dulce y tierna, al ser modelo, siempre tiene que mantenerse impecable ante los demás. Pero a ella le gusta hacer locuras, romper reglas y claro, comportase como una niña pequeña. Frente las cámaras es una chica fría, no le gusta hablar con ella, el motivo. La sofocan, desde pequeña comenzó siendo cantante lo que hizo que tuviera un leve trauma. Bipolaridad, ese pequeñito problema hace que ella sea algunas veces insoportable, frente a su familia es dulce, solo con unos, con los demás, cortante y seca. Con sus amigos es una chica ruda, irresponsable y problema, frente los medios, lo que ellos no quieren que sea. En pocas palabras, Ana es una chica bipolar, con mas caras que un dado.
Gustos: 

  • los libros
  • el indie rock
  • los gorros
  • perros
  • pizza



memorial hospital {nc :

Capitulo 2
Faster than the speed of light she's flying began trying to remember where everything has a slice of heaven for her


Ana Boltzmann

"Ser médico es una carrera dura, pues te enfrentas a problemas, muertes y tristeza por parte de familias, aunque también te trae cosas buenas, como salvar vidas de personas y la llegada de otras."

La chica siguió caminando por los pasillos, la bata blanca tenía una pequeña mancha roja, Joshua, el niño que atendía, sangro fuertemente por la nariz. Caminaba a paso veloz, rumbo al baño, esquivando personas que se interponían en su camino. La chica entro y abrió el primer grifo que vio, mojo sus manos y con el agua que quedaba salpico su cara. Odiaba que los niños gritaran cerca de ella, sobretodo a la hora de poner las inyecciones. Se miro en el espejo y soltó un leve bufido. Su cabello castaño estaba despeinado hacia el frente, sus ojos estaban llenos de unas largas y grises ojeras. Llevaba no menos de un año y estaba estresada, cansada y sobre todo, fastidiada. Cepillo su cabello y lo ato en una coleta normal, se acomodo la bata y salió del baño. Caminaba a paso normal, ahora era ella la esquivada.

—¡Boltzmann!— Escucho a lo lejos decir su nombre, giro hacia donde provenía la voz y vio a un compañero de ella, otro interno, un chico de ojos azules y cabello azabache, camina a paso rápido hacia ella. Se quedo de pie y lo vio llegar, con la respiración un poco entre-cortada.—Tenemos que hablar sobre Steve.

La chica paso saliva y lo vio un poco preocupada; —¿Que pasa con el pequeño?—Pregunto con mucha curiosidad y preocupación, notada por su compañero.

—Sus pulmones no responde casi, tenemos que operarlo.—Dijo firme y acomodándose la bata, la chica mordió su labio preocupada.
—¿Probabilidades?—el chico ladeo un poco la cabeza y ella relamió.—Las probabilidades de encontrar un donador.—dijo comenzando a caminar.
—Son favorables, su tipo de sangre es común, pero...
—El tamaño no.—dijo interrumpiéndolo, el chico corrió un poco y la comenzó a seguir.—Creo que no viste ese pequeño detalle.—dijo firme, aunque por dentro destrozada. Steve era un niño de diez años, con cáncer en etapa terminal, desde que llego le toco estar con el. En esos poco meses se encariño con el, era u chico bastante maduro e inteligente. La chica paro y le hizo una seña, para que se fuera de ahí, el chico asintió y camino lejos de ahí, dejándola sola.

—Rayos...—escucho pitar su indicador y miro la pantalla verde, indicaba que debía ir a la habitación número 119. —Steve..—susurro y corrió hacia su destino, pasando de su compañero Smith. El chico la miró y corrió junto con ella. El corazón le comenzó a latir lo más fuerte, sentía que se iba a salir con cada paso que se acercaba. Sus manos comenzaron a sudar y llego a la habitación, en ella se encontraba el niño más pálido de lo normal. Se acerco a el, junto su compañero lo comenzaron a mirar, de que todo estuviera bien, aunque sabía que no. —Háblale a Carter.—dijo hacia Jason Smith y el salió de ahí echo un proyectil. Se acerco al niño y acarició su cabello.—No te vayas Steve, se fuerte.—susurró y no evito sollozar un poco, se separo y con la manga de su bata limpió las lágrimas. Por la puerta entro Jason, junto al doctor Carter, el cual los miraba un poco enojado.—Creo.. creo que ha muerto.—dijo la chica un poco firme, los otros dos abrieron los ojos de golpe y el doctor la miro.
—¿Porque me mandaste a hablar?—dijo serio, ella relamió y suspiro.
—Porque es el único paciente, que yo tengo. Los demás son de urgencias y con cosas normales... no con cáncer.—Contesto rápido, el doctor la miro y relamió.
—Anota su hora de muerte y por que. Después llévalo a que le procedan la autopsia. —dijo firme y salió de ahí dejando a los dos chicos sorprendidos.

bueno aqui esta mi ficha, el cap es de otro foro, pero es 100 por ciento mio, so espero que este bien y si no me dices para corregirlo, besos.



Ficha Aceptada
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por ×Salvatore×. el Jue 06 Feb 2014, 10:09 am

¡¡HERE!!La chica de Nialler :) :3 Gracias por guardarme el puesto <3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Jue 06 Feb 2014, 1:04 pm

HoranSkyes escribió:¡¡HERE!! La chica de Nialler :) :3 Gracias por guardarme el puesto <3

No hay de que pero debes poner la ficha ^^
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por campbell. el Vie 07 Feb 2014, 1:37 pm

Holuu, me encanto la idea, esta completamente interesante.. Ya te dejo mi ficha..


avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Vie 07 Feb 2014, 1:53 pm

Mely Payne escribió:Holuu, me encanto la idea, esta completamente interesante.. Ya te dejo mi ficha..


I'm living in Coldwater Falls.



¡Hola linda! Claro, la espero <3 aakdhdksmxjdgjñ
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por campbell. el Vie 07 Feb 2014, 2:01 pm

Melene Evans


Nombre del personaje: Melene Danielle Evans.
Representante: Danielle Campbell.
Bando: Actriz.
Chico: Harry Styles.
Descripción psicológica: Aunque al conocer a las personas sea tímida, en cuanto logra entrar en confianza se pasa hablando todo el día. Le gustaría poder soltarse más fácilmente. Es una de las mejores personas con las que te podrías cruzar, quizás es demasiado buena persona en algunas ocasiones y eso hace que ella salga perjudicada. En algunas ocasiones llega a ser demasiado desconfiada, por lo que cuesta ganarse su amistad. Llega a ser demasiado infantil o caprichosa en algunos momentos y con cosas que en verdad le importan, por más que quiera dejar esa faceta atrás se le hace imposible.
Resulta ser una persona algo impaciente en todas las cuestiones, no le agrada esperar porque es muy puntual. Siempre le encuentra el lado positivo a las cosas ya cree que es lo mejor. Por lo general se le ve sonriente y feliz.
Gustos: Leer - El café - El invierno y la nieve - La moda - Las películas románticas - El helado de chocolate - Los gatitos - El color morado.
Capitulo o OS:

Spoiler:
Empuje la puerta para poder entrar al edificio. Las nueve y treinta no era mi horario habitual de entrar al trabajo pero mi jefe habia hecho que me levante horas antes en busca de un café de Starbucks, acompañado de dos cupcakes y un biberón. Si, un biberón. No entendí muy bien para que, solo me llamo pidiendo uno y luego corto.

Vi las puertas del ascensor cerrarse poco a poco, mis pelos se pusieron de punta. No solo el ascensor se cerraba sino mi salvación se iba y tendría que subir por las escaleras unos seis pisos con tacones de ocho centímetros y medio. Corrí apurada tratando de no caerme, solté unos chillidos desesperados que trate de evitar pero no pude.

—Por favor, paren, paren— Chille por tercera vez. —Por favor— Tropecé con mis tacones, atine a caerme pero antes de que me cayera unos fuertes brazos me tomaron arrastrando prácticamente dentro del ascensor.

—Melene, ¿Estás bien? — El llamado Harry me despertó del pequeño transe en el que habia entrado. Mi mejor amiga me mataría después de ver su saco que compro en Inglaterra ensuciado con café.

—Oh, sí— Conteste apenada. —Gracias— Levante mi vista del suelo, clavándola en su camisa, la habia ensuciado. Dios, hoy no era mi día. —Lo siento, te he ensuciado con el café, déjame ayudarte— Tome la servilleta que tenía en el saco y comencé a pasar por su camisa, empeorando la situación.

—No, no, no, deja— Hablo rápidamente apartando mi mano de su camisa. —Yo luego lo limpiare— Sonrió fingidamente.

—Yo… yo… lo siento tanto Harry— Comencé a tartamudear.

Lleve mi mano izquierda hasta mi frente, bajando la mirada sintiéndome más que avergonzada, aun faltaba un piso y las personas miraban expectantes el pequeño problema que habia creado. Cuando el ascensor llego al sexto piso apenas las puertas se abrieron corrí hacia la oficina de mi jefe.

—Liam, lo siento, hice lo más que pude para poder llegar lo más rápido posible, le debo una camisa nueva a Harry y un nuevo saco a mi amiga, pero ya tengo to…

Mi voz se corto al ver el rostro preocupado de Liam sosteniendo a una pequeña bebé en brazos.

—Oh, qué bonita, ¿Quién es ella? — Pregunte intrigada acercándome a Liam y a la niña.

—Mi hija— Soltó abrumado.

— ¿Tu hija? — Pregunte. —Por favor Liam, no me hagas reír— No pude evitar soltar una carcajada. Liam asintió.

—Se llama Taylor Tasha… Pa... Pa... Payne— Tartamudeo al terminar la frase. Y con cierta duda agrego su apellido.

— ¿Y la madre? — Pregunté. Tome de las bolsas el biberón y se lo di a la niña.

—No lo sé, apareció en una canasta en casa, diciendo que yo soy el padre y desde ahora tendría que hacerme cargo— Dejo a la niña en la canasta y se sentó acercándose a su escritorio. —Café y nuevas tareas— Cambio radicalmente de tema.

—Bien, el café se perdió en el camino, gran parte cayó en la camisa de Harry y en mi saco— Conteste, avergonzándome de lo sucedido.

—Luego te daré un poco más de dinero para tu saco, llama a Harry, por favor— Me ordeno.

Salí rápidamente de la oficina dirigiéndome ahora a la de Harry Styles, el mejor amigo de Liam. Él era el que lo llevaba de fiestas, y lo sacaba cuando el trabajo a ambos los saturaba. Suponía que era él quien lo habia incitado a acostarse con la que era la madre de la niña.

—Harry— Toque la puerta interrumpiendo una charla por teléfono.  —Oh, lo siento— Moví mis labios disculpándome.
Un segundo después Harry se despidió.

—Mel, ¿Qué necesitas? — Me pregunto sonriendo.

—Liam te necesita— Le di una sonrisa y luego salí de su oficina.

Volví hacia la oficina de Liam, la pequeña bebé se encontraba ahora sobre los brazos de su padre. Liam la cargaba y se movía de un lado al otro tratando de dormirla, la bebé lloraba.

— ¿Crees que duerma? — Pregunto preocupado, trataba de que la bebé parara de llorar, pero no podía, y por su rostro, me daba cuenta de que su paciencia se estaba acabando.

—No lo creo, pero si quieres puedo hacerla dormir…

—Llévatela— Me interrumpió entregándome a la niña.

—Puedes ser un poco más humano, es tu hija, además de que es una bebé— Le regañe. Otras vez volvían nuestras peleas, a veces olvidaba que era mi jefe y hacia cosas por él que jamás pensé que haría, y lo trataba como no debía, mas como un amigo de preparatoria.

—Liam, ¿Para qué me necesitas? — Harry entro a la oficina, Liam apunto hacia el sillón donde usualmente se sentaban las personas que lo buscaban para pedirle ayuda o negociar con él.

—Yo me llevaré a la niña— Anuncie antes de salir de la oficina, y luego cerré la puerta.

Acune en mis brazos a la bebé por más de media hora, la niña durmió tranquilamente. Jamás habia presenciado tanta belleza desde que habia cuidado a mis sobrinos, que ahora tenían una edad de siete u ocho años.

Harry salió de la oficina de Liam, sonriente guardando su billetera en el bolsillo de su pantalón. Me dio una sonrisa y luego se acerco a mí. — ¿Crees que en verdad sea su hija? — Pregunto mirando tiernamente a la niña.

—No lo sé, creo que sí, tiene sus ojos—Solté una silenciosa risita mirando a la bebé.

—Es bonita como la ma…— Harry cerró su boca antes de que sea demasiado tarde. Ya era tarde.

— ¿Quién es la madre? — Pregunte frunciendo el ceño, y poniendo las manos a cada lado de la cintura.

—Hey, solo dije por de…— Se defendió, pero rápidamente lo interrumpí.

—Dime— Gruñí.

—No lo sé, puede que sea Danielle, Sophia, Samantha, Valentine, Stephanie— Contó con los dedos y luego alzo sus hombros.

—Dios, no entiendo como puede ser así, encima tu lo ayudas— Volví a gruñir, el humor de perros que me ponían Harry y Liam estaba volviendo, las mini vacaciones habían sido muy pocas.

Harry abrió la boca para responder, pero le hice una seña y rápidamente se calló, le indique su oficina indignada y un segundo después se marcho.



{ . . . }




La hora de volver a casa llego, Liam prácticamente ni habia salido de la oficina, y cada vez que lo hacía para ir al baño ni miraba hacia mi escritorio o a la bebé. El reloj indico las siete de la tarde, tenía que volver a casa después de un largo día de trabajo agotador. Fue mucho el papeleo y mantener a la pequeña Taylor jugando con un oso de peluche o haciéndola dormir.

La bebé dormía plácidamente en la canasta, así que no costo nada tomarla y llevarla a donde estaba su padre, mi jefe, Liam.

Toque la puerta y entre, Liam se encontraba pensativo con el teléfono en la mano, y en la otra una lapicera sobre su libreta.

—Liam— Toque la puerta un par de veces, él levanto la cabeza. —Lo siento, es que ya es la hora, y no sé qué hacer con Taylor— Sonreí hacia un lado.

—Tengo que terminar con unos papeles, ¿Puedes llevártela a casa? — Pregunto sin levantar la mirada, me estaba entregando a su hija, a su hija de menos de un año.

—No soy una niñera Liam— Aclaré la voz. Deje la canasta sobre el escritorio. —Lo siento pero es pequeña, es tu hija.

—Lo sé, pero necesito que alguien la cuide, solo esta noche— Puso la tonta cara de perrito que solía hacer cuando necesitaba algo que yo me negaba a hacer.

—Bien— Sacudí mi pelo hacia un lado y deje salir un bufido. —Pero solo esta noche, ¿Entendido? — Él asintió y luego sonrió de ojera a oreja.

—Liam ya vámonos, tengo que coger dinero y cambiarme de camisa, le avisaré a Samantha que nos reserve dos chi…— Harry paro al verme en la oficina. —Mel, ¿Qué haces aquí? — Pregunto sonriendo y con cautela metió su celular al bolsillo.

—Me pregunto lo mismo, ya debería irme a casa…

—Pero Melene, cuidarías a la niña— Me interrumpió Liam. —Enserio necesito que la cuides…

— ¿Para qué? Para que puedas salir con Harry— Brame enojada encaminándome hacia fuera de la oficina.

—Pero Mel— Tomo mi mano, haciendo que retrocediera. —Por favor, te daré una semana más de vacaciones, y lo que le haya salido el saco a tu amiga.

—Gracias, y el saco es importado así que si consigues uno para mañana cuidaré a Taylor— Hable rápidamente.

—Pero necesito que la cuides ahora— Susurro apenado.

—Okey, pero para mañana quiero el saco importado de Inglaterra con un costo de más de mil euros y no los gastes en perras baratas si es que planeabas salir con esas esta noche— Tomé la canasta y salí de la oficina, sacudiendo mi pelo y riendo.

Agarré mi cartera que se encontraba sobre el escritorio y me dirigí al ascensor para terminar por fin con mi largo día laboral.



{ . . . }





Llegar a casa luego de un día de trabajo era complicado usualmente tomaba el metro y luego un bus pero esta vez tuve que tomar un taxi, no me tomaría el riesgo de tomar el bus y el metro sabiendo lo concurrido que estaría y teniendo una bebé bajo mi cargo.

Prendí la luz del living, mi pequeño departamento de solo dos ambientes. Deje la canasta en mi cama, tomé el biberón del bolso para poder lavarlo y luego servir mas leche. La pequeña bebé dormía tranquilamente así que no fue problema cuando me cambie de ropa para estar más cómoda.

La leche llego a su punto y para cuando la serví en el biberón, la pequeña Taylor ya tenía sus ojos abiertos mirando de par en par en lugar donde se encontraba. Me acerque a la canasta y  me senté en la cama, prendí el televisor y luego saque a Taylor de la cesta donde se encontraba.

—Tu padre, si es que lo es— Dude. —Es un terrible padre pero sé que en el fondo de todo lo galán y guapo que es, debajo de ese atractivo traje que usa a menudo es un buen hombre que con el tiempo aprenderá a amarte, y si no lo hace, lo obligaré, mira la belleza que eres, como para no amarte— Le di un beso en la frente, nariz y mejilla. —Dudo que seas hija de algunas de las perras con las que se ha acostado Liam, eres pura perfección.

La bebé sonrió y no pude evitar yo también sonreír.

El teléfono sonó, ágatas tome mi celular de la pequeña mesa de noche para poder atender a lo que al parecer era una llamada.

—Liam— Conteste al ver el remitente del llamado. — ¿Qué sucede? — Pregunté algo aturdida debido a la música de fondo que se escuchaba del otro lado de la línea.

— ¿Cómo esta Taylor? — Oí apenas.

—Estaba por darle su biberón, es muy bonita además de tierna, y se comporta como un ángel, es todo un encanto— Suspire sonriente, la bebé me miro y luego rio. —Eresh preshiosha, preshiosha— Le hable a Taylor haciendo caras y cambiando de vos con las palabras.

—Qué bueno que te encariñaste con ella, porque dudo volver en la noche…

—Ah no Payne, yo tengo vida quería salir esta noche— Mentí.

—Vamos, solo una, prometo mañana recogerte.

—Okey— Accedí. —Pasa una linda velada— Me despedí y luego corte.

Acerque el biberón a Taylor, que encantada comenzó a tomar de él.

—Tu padre me trae loca, loca… loca de amor, al igual que tu.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: | Coldwater Falls | {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.