O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» new rules ♡ muro interactivo
Ayer a las 11:11 pm por Stark.

» S E R E N D I P I T Y (Park Jimin) A.A
Ayer a las 10:48 pm por Andy Belmar.

» Cuenta hasta 10 y manda un beso. |4|
Ayer a las 10:46 pm por Andy Belmar.

» ¿Que estas comiendo?
Ayer a las 10:46 pm por Andy Belmar.

» ~Odio Cuando......
Ayer a las 10:45 pm por Andy Belmar.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Ayer a las 10:41 pm por Andy Belmar.

» Who is Andrea?
Ayer a las 10:35 pm por Saeran

» i'm meaner than my demons
Ayer a las 10:14 pm por o'callaghan

» surrender
Ayer a las 10:04 pm por o'callaghan

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Nightmare {Audiciones A.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Nightmare {Audiciones A.

Mensaje por Jockie. el Miér 05 Feb 2014, 1:00 pm

Denii17 escribió:

Summer Stevenson


Summer Skye Stevenson Smith. || Su, Sky || 16 años.
Capítulo de tu autoría:
Teen Idle:
 
Cap 11 Lindsay Harries

El aire de la noche es frío. No ayuda estar atrapada en este pequeño vestido negro en este maldito auto. Me estremezco mientras trato de mantener el motor encendido ante el semáforo rojo. Mi pequeño auto es de hace más de 2 décadas y se para bruscamente si no acelero el motor mientras tengo el pie en el freno. Conduzco con los 2 pies, en un auto que se supone es automático. La calefacción no funciona y si trato de encenderla terminaré rociada por el humo blanco. Al menos el auto es mío y me lleva la mayoría de las veces a donde quiero ir. 
El semáforo se torna a verde e intento acelerar. No acelero lo suficiente, el auto vibra y se detiene en seco. Bufó y cojo la lata de éter. Los autos que se encuentran detrás de mí pitan sus bocinas y sueltan maldiciones.
Los ignoro, ellos pueden rodearme y seguir su camino. Abro con una patada la puerta y camino alrededor del auto. Agito rápidamente la lata y rocío la admisión del motor. Ahora el auto podría seguir su camino correctamente.
Conductores enojados me rodean, me asusto cuando un auto lleno de chicos hace sonar la bocina del claxon cuando pasan junto a mi auto. Les enseño el dedo de en medio y sus risas paran mientras se alejan lentamente.
Pongo el tapón a la lata de éter, entonces sucede. Mi noche da un giro de ciento ochenta grados directamente hacia el pandemónium (paraíso perdido). Mientras dejo caer el capó, cerrándose de golpe, miro a través del parabrisas.
— ¿En serio? —me dirijo al tipo que salta a mi asiento. Gira la llave y el auto ruge y se enciende; acelera y se mueve, pasando a mí alrededor. Me quedo como tonta mirándolo, ¿Quién robaría ese tipo de autos? Creo que solo los tontos.
Me lanzo a la carrera, mis pulmones arden cuando suspiro aire y huno congelado, siento contracciones en mi estómago por correr con la boca abierta. Mi atención se concentra totalmente en mi auto, siento que mis músculos se debilitan, pero sigo corriendo y eso provoca un dolor inmenso.
Consigo correr solo una cuadra cuando un hombre en motocicleta se sitúa a mi lado.
—Ese tipo te robo el auto—Su voz suena ronca, pero no logro ver su rostro, pues trae un casco negro el cual tiene un visor tintado que lo cubre.
—No me digas—contesto sarcástica y sigo corriendo. Dentro del auto se encuentra mi bolso, mis libros... ¡Rayos! Mis libros, pague demasiado por ellos. Cuestan más que el auto. Corro más rápido, mi vestido sube alrededor de mis muslos, mientras mis zapatos me ayudar a correr más deprisa. El dolor a mi costado vuelve y me siento adolorida.
El chico de la moto se vuelve a poner a mi lado y vuelve a hablarme— ¿Estas intentando atraparlo? —pregunta con un todo divertido en su voz.
—Si—Hay tres semáforos en ese tramo de la calle. Si se para en un semáforo rojo el carro se parara y podría recuperar todas mis cosas.
— ¿Te ayudo? —
Me detengo y asiento con la cabeza, lanzo mi pierna por encima de la parte trasera de su moto, mostrándole mi ropa interior, sinceramente no me importaba. Envuelvo mis brazos alrededor de su cintura y me aferro firmemente.
—Vamos—
—Bueno, pues iba a llamar a la policía, pero esto es buena idea—El viento azota mi cabello y abre mis pestañas salvajemente, me aferro mucho más fuerte a su cintura. 
Puedo ver mi auto, apenas está pasando el segundo semáforo. El chico acelera y el semáforo cambia provocando que el auto pare y el conductor se quede ahí, en shock. Me bajo y mi vestido se sube hasta mis caderas, pero no le hago caso y corro hacía mi auto. Abro la puerta trasera y sacó mi bolso y un par de zapatillas del auto.
—Quédese el auto, ni me sirve—Cierro la puerta del auto y dejo al hombre sentado ahí confundido sin saber qué hacer. — ¿Quién roba un auto que apenas funciona? —murmuro caminando hacía el chico de la moto.
— ¿Necesitas ayuda? — El chico sostiene mi mirada por un momento y mi estómago se retuerce. Parece alguien sincero.
Presiono mis labios, asiento con la cabeza y me trago el nudo que hay en mi garganta. Hoy ha sido un día horrible, estoy totalmente sola y este chico me ha ayudado—Gracias—Debo parecer una loca. Me sede el paso hacía su moto y me subo en la parte de atrás.
—No hay problema ¿Tu carro siempre hace eso? —
— ¿Ser secuestrado?  No, es la primera vez.
—Bueno, pues cuando quieras—Asiente hacía mí, como si quisiera decir algo más; pero arranca la motocicleta mientras le doy la dirección de mi apartamento.
Aparca su motocicleta frente a la casa que comparto con Claire, mi estudiosa amiga. Me bajo de la motocicleta, pero antes de entrar el me dirige la palabra.
 —Adiós Lindsay—Se despide y desaparece lentamente por la calle. ¿Sabía mi nombre?
Entro a la casa y puedo notar que todo está apagado, un silencio invade la sala. Claire no llegaba aun, subí a mi habitación y deje mi bolso en mi cama. ¿Quién era el chico? Comencé a pensar hasta que recordé sus ojos y sus fracciones cuando se levantó la visera. 
—Liam —Balbuce segura de lo que pensaba —el chico era Liam —grité bailando de un lado al otro, era él. El chico con el que soñaba a los 16 años. 

City of Angels:
 

Capítulo 006
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nuestra vida es arte



➩  Niall Horan|Lindsay Harries-Linds{Cher Lloyd|Finn Harries|Jack Harries|


Sus Pies iban al ritmo de la música, danzaba por todo el salón, con tanta facilidad como si de un juego se tratara. Su rostro lucia concentrado en casa uno de los pasos, esta audición podía marcar el inicio de su gran y soñado futuro. Lindsay trataba de hacer cada paso de baile a la perfección, pues haber desafiado a sus padres para poder cumplir su sueño había sido demasiado difícil. La coreografía se encontraba a la mitad cuando la música paro repentinamente ¿no había sido suficiente su audición?




 
-Paren la música-Grito uno de los jueces haciendo que Lindsay parara en seco. El hombre se acercó a Lindsay y le dio un fuerte abrazo, lo cual hizo que Lindsay se pusiera demasiado nerviosa-Ya estas dentro.
-¿Enserio estuve bien?-De los ojos de la morena comenzaban a brotar unas cuantas lágrimas de emoción, jamás se había sentido tan bien.
-Perfecta y más que eso-Comento aquel señor con una sonrisa en su rostro, sin duda Lindsay acabaría siendo una gran estudiante y tal vez algún día una gran bailarina o coreógrafa.
La Sonrisa de la morena no desaparecía de su rostro, al recibir esa noticia corrió junto con su "Clan H" puesto a que sus 2 mejores amigos y ella poseían el mismo apellido.
-Escucharon eso, yo entre-Grito la morena abrazando a ese par de gemelos que se encontraban frente a ella
-Eres muy buena-Hablo Finn, el gemelo mayor. Él se encargaba de ayudar a Lindsay con sus pasos de baile, mientras que Jack agregaba la música para dar un poco de ambiente.
 
Por otro lado Niall Horan seguía haciendo círculos en su habitación, ya no tenía nada en mente desde que uno de sus compañeros rompió su cuadro en el cual se había empeñado y había metido toda su inspiración. Se levantó de golpe y comenzó a arrancar todos los cuadros de su habitación; se estaba relajando con aquello. Tiraba todo lo que encontraba a su paso, las hojas en sus carpetas; los posters en su pared; sus fotos en sus muebles, todo el cuarto se convirtió en un completo desastre, pero él un no estaba satisfecho. Salió de su casa y corrió hasta perder su casa de vista, ya debía estar demasiado lejos, se sentó en una roca y comenzó a lloriquear como un niño pequeño ¿porque la inspiración se alejó de el? ¿Acaso la vida estaba en su contra? siguió lamentándose por un buen rato, realmente necesitaba desahogarse por un momento, solo uno para poder estar bien. Un peso a su lado lo hizo girar encontrándose con una morena observándolo fijamente, ella al notar la mirada de él le regalo una sonrisa, a lo que él solo bajo la cabeza.
-¿Te encuentras bien?-pregunto aquella chica al notar la reacción de Niall, pues lo había estado espiando desde hace unos cuantos minutos y había notado su lloriqueo.
-Si-Contesto frío a lo que ella se asustó y se puso pálida, no le gustaba que la gente reaccionara así cuando ella se encontraba preocupada.
-¿Seguro?-Volvió a preguntar la chica al notar que él no se encontraba del todo bien.
-Que si-Grito el chico, pero su rostro cambio al notar que la morena lloraba silenciosamente, le dolía que alguien desconocido le gritara cuando ella solo trataba de ayudar.




La chica salió corriendo, tirando una especie de carnet; el chico se acercó a aquel objeto dispuesto a tomarlo se agacho y lo cogió "Los Angeles Dance Academy", seguido por "Lindsay Elizabeth Frayn Harries" y una foto de aquella chica; Ahora tendría una razón para verla.  
Da' Rules:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha aceptada! Buena suerte♥
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare {Audiciones A.

Mensaje por Jockie. el Miér 05 Feb 2014, 1:01 pm

aye stylinson escribió:

Paige Williams.


Paige Williams Hills || 17 años || Capítulo en Spoiler
Spoiler:
You and I.
"Me sonrieron sus ojos y me tembló hasta el alma" — La Chica de Adamantium [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Pasaba delicadamente sus dedos sobre aquellos viejos libros buscando entre títulos el que ella necesitaba. Su pelo rubio caía como una cascada del lado izquierdo, molestando la visión del ojiazul, quien no la había dejado de mirar desde que había entrado a la aburrida y vieja biblioteca haciendo que una vez en un largo tiempo sea más que interesante estar rodeado de libros.

La chica siguió buscando entre libros mientras quitaba el pelo de su cara con la mano libre y humedecía sus secos y rosados labios, algo que incomodo un poco al rubio pero aun así se tomó la delicadeza de seguir observándola en silencio, discretamente, fingiendo estar con su celular muy entretenido, pero en realidad toda su atención se encontraba en la hermosa chica que acababa de llegar.

De un momento a otro la chica hizo caso al contacto visual que él le ofrecía y le sonrió para luego acercarse a pasos decididos pero tranquilos.

Por otro lado él sentía como la piel de sus mejillas se  ruborizan, algo muy molesto para él, se suponía que solo le pasaba a las chicas. Algo en lo que estaba muy equivocado.

—emm… Hola— dijo la rubia una vez que estuvo en frente de él.

—Ho…— se acomodó la garganta sintiéndose un completo idiota por actuar así en frente de una chica más que hermosa. — Hola—hablo.

—¿Me harías un favor? — Pregunto y este asintió con una sonrisa. —Necesito un libro y está en un estante que no llego— hizo una mueca.  La chica guió al rubio hasta la sección donde se encontraba el libro y le indico cual era.

—Toma— Le estiro y el libro y ella le regalo una sonrisa de lado.

—Gracias, por cierto soy Keilyn— estiro su mano en forma de saludo, el rubio miro la mano de la chica para luego posicionar la suya contra la de ella, haciendo que una corriente eléctrica recorriera el cuerpo de ambos, sin embargo esa sensación había sido muy agradable para ellos.

—Niall.— respondió para luego regalarle una sonrisa seductora, o eso creía Keilyn.

Keilyn se despidió de Niall y se dirigió al mostrador, saco el dinero de su cartera y le pago a la señora de pelo canoso y anteojos grandes haciendo que sus ojos negros resalten aún más. Algo en ella le decía que no debía irse que algo bueno iba a pasar, sin embargo ¿para qué iba a quedarse? Si más de una vez se equivocaba.

[…]

—¿vas a dejar que se vaya a si como si nada? — le pregunto la señora Hills mirándolo a través de sus grandes anteojos al chico quien jugaba con unas hojas sueltas que había en el mostrador.

—¿Qué puedo hacer? — Pregunto Niall desanimado levantando su mirada perdida hasta la puerta por la que se acababa de ir Keilyn.

—Puedes alcanzarla e invitarla a salir— dijo guardando unos cuantos libros en un estante. —No seas tonto, Niall. No la dejes ir. Sé que dirás que estoy loca, quizás un poco lo esté— Niall soltó una risita, eso lo pensaba muy a menudo pero que admita que estaba algo loca, era raro. — Pero pude ver la conexión que tuvieron cuando se estrecharon las manos, créeme si no sales por esa puerta y la detienes, vaya a saber cuándo encuentres a alguien como aquella chica— aconsejo la señora Hills sabiamente al chico, animándolo a que se juegue por lo que siente. —Oh vamos Horan, no la pierdas— Exclamo golpeando levemente la cabeza del rubio y este salió de aquel trance, pensando en lo que le acababa de escuchar.

Entonces pensó rápidamente y junto el valor suficiente como para saltar el mostrador y correr en dirección a la rubia a toda velocidad, había muchas personas caminando por la vereda y le asustaba el hecho de perderla. Y fue ahí cuando vio su cabellera rubia moverse al compás del viento.

—¡Keilyn! — Gritó para luego comenzar a correr rápidamente para alcanzarla.

[…]

Al salir de la biblioteca con la esperanza por los suelos, -aunque no sabía bien el porqué de esa esperanza repentina y pasajera- respiro profundo y exhaló todo el aire que había respirado. Dos pasos cuando escucho como alguien pronunciaba su nombre, al darse vuelta el rubio se encontraba a su lado respirando entrecortadamente. Y sin poder evitarlo sonrió.

—Kei-lyn—Habló segundos después aun con la respiración entrecortada.

—Respira, no quiero que te mueras y que yo sea la que tenga que gritar para que alguien me ayude— comento la chica y el rió mientras que su respiración volvía a la normalidad. —¿Qué sucede?

—Te quería invitar a… no sé, ¿tomar algo? — Le pregunto Niall dudoso y nervioso, pasando una mano por su pelo teñido desordenándolo y dejándolo otra vez en su lugar original.

—Claro— respondió sonriendo y la sonrisa de Niall se amplió más dejando ver los alambres que tenía como brackets en sus dientes, a pesar de eso, su sonrisa era perfecta.

Las calles ahora eran diferentes, niños jugaban y corrían por la vereda, parejas discutían, los autos tocaban bocina apurados para llegar a donde sea que se dirigían, y nieve que comenzaba a descender del cielo pero nada de lo que pasaba alrededor les importaba, solo eran ellos, dos chicos que apenas comenzaban a conocerse y poco a poco empezaban a escribir su historia de amor.


Leí las reglas.:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Ficha aceptada! Buena suerte♥
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare {Audiciones A.

Mensaje por Fery. el Jue 06 Feb 2014, 2:34 pm

JocelyneAdams escribió:
NandhitaDeHoran escribió:

Jessamine L. Miller


Jessamine L. Miller. || 18 años. || Capítulo en Spoiler
Capítulo de tu autoría:
Insensitive:



Capítulo 003



Estaba estacionada en una orilla de la avenida, con las ventanas cerradas y el rostro pálido. No podía pensar en otra cosa que no fueran los chicos con armas. Pero cuando menos lo esperé, una figura ya estaba junto al auto, mirándome fijamente. Intenté encontrar alguna respuesta en la expresión de su rostro, pero su cara era indescifrable. De pronto, me habló.

-Baja del auto -me dijo lentamente mientras sentía como mi cuerpo se paralizaba completamente-. Baja ahora mismo o romperé el vidrio y te bajaré yo mismo –amenazó.

Estaba completamente inmóvil, asustada. Quería hacer lo que él me pedía, quería salir de auto, pero mi cuerpo no estaba respondiendo. Lo único que pude hacer fue negar con la cabeza. Me di cuenta que al ver mi respuesta su mirada se encendía como si estuviese furioso, y al parecer, así era. Estaba más que furioso.

-Tienes una última oportunidad, ¿de acuerdo? -me miró fijamente y suspiró-. Baja del auto o te bajaré yo mismo. Supongo que no querrás ver el vidrio de tu lindo auto roto, ¿cierto?

Pero yo seguía inmóvil. ¡Muévete Kiara! Me gritaba a mí misma. ¡Sal ahora del auto! Pero seguía sin realizar movimiento.

Advertí que los chicos que había visto anteriormente -los de cabellos extraños, ropas raras y armas- se acercaban peligrosamente, eran alrededor de seis y no se veían nada contentos. Me sentí aún peor. También me di cuenta que Niall los miraba serio, y después su vista se volvió una vez más a mí. Su rostro estaba más blanco de lo que lo había visto hace unos minutos.

-Chica, ¿no entiendes que debes de bajar ya? -me gritó.

Sin esperar más tiempo, Niall se quitó la camiseta y pude apreciar cada detalle de su anatomía superior. Tenía un abdomen lindo, al parecer había dedicado un buen tiempo al gimnasio, su piel era blanca y aparentemente suave y... Antes de que pudiera seguir fantaseando con su cuerpo entendí porque se quitó la camiseta. Enredó la prenda en su puño y lo siguiente que vi fue el vidrio de mi puerta en mil pedacitos.

Niall abrió la puerta y me jaló fuera del auto. Miré en dirección hacia donde había visto a los chicos y entonces me preocupé más. Venían todos corriendo en nuestra dirección y no se veían precisamente felices. Niall tiró de mí y empezamos a correr en dirección opuesta a ellos. Al pasar corriendo pude ver algunos de los edificios que había sobre esa calle. Bares, Prostíbulos, Moteles y más sitios abandonados, entonces entendí que me había ido a meter a un barrio de mala muerte. En ese instante, mi cuerpo comenzó a moverse.

Corrimos a través de algunas calles mientras los tipos de continuaban siguiéndonos. Agradecí haberme puesto mis converses en lugar de un par de tacones de aguja, ya que hubieran sido solamente un estorbo. Escuché que quienes nos seguían nos gritaban cientos de cosas para que nos detuviéramos pero no hicimos caso.

Encontramos un almacén abierto y entonces entramos en él. Niall cerró la puerta detrás de nosotros. Se quitó la camiseta del puño y la colocó nuevamente en su cuerpo. Ambos nos miramos fijamente por unos minutos y pude ver que en su rostro había cierta molestia.

-Ahora sí, ¿me puedes explicar que estás haciendo aquí? -me preguntó serio.
-Niall yo... –puso su mano frente a mi rostro y me interrumpió.
-¿Cómo es que sabes mi nombre? No recuerdo habértelo dicho.
-Porque no me lo dijiste -susurré mientras dirigía la mirada alrededor del lugar. Efectivamente era un almacén-. Yo misma lo... Descubrí.
-De acuerdo, mira niña... –esta vez fui yo quien interrumpió.
-No soy una niña, y mi nombre es Kiara. Ya te lo había dicho hoy en la escuela -dije algo alterada. ¿En realidad no recordaba mi nombre?
-Kiara -soltó de mala gana con algo de exasperación en su voz-, solamente te lo preguntaré una vez, y quiero que me digas la verdad -suspiró-, ¿qué estás haciendo aquí? ¿Me estabas siguiendo?

Me detuve antes de responder. ¿Tenía algún sentido no decirle la verdad?, ¿le diría que llegué ahí porque lo estaba siguiendo?, ¿le contaría que me sentía frustrada de que él no me hablara? Eso sonaba completamente estúpido y chiflado. Suspiré y entonces hablé, aunque me sorprendí de mi respuesta.

-¿Por qué viniste aquí? -Niall me miró directo a los ojos y después se apartó, caminó hacia una de las esquinas del almacén y exhaló lentamente.
-Vivo cerca –respondió con un encogimiento de hombros.
-¿Cerca? -pregunté horrorizada-. Niall, este lugar es muy feo, está lleno de gente mala y... -me detuve. Alcé la mirada y me vi que él estaba nuevamente frente a mí, examinando mi rostro lentamente con esa única mirada azul suya. De pronto, una esquina de su labio se curvó en una linda sonrisa.
-Discúlpeme princesa, pero como usted dice, éste es un barrio horrible, y sí, está lleno de gente mala, entonces... ¿Quién le asegura que yo no soy de esa gente mala? -me dijo con un tono tan firme que provocó que hasta las puntas del cabello se me levantaran.
-Porque lo veo en tu mirada, eres diferente a los demás, pero no eres malo -respondí más segura de lo que esperaba-, y no soy una princesa.

Esperaba que Niall me gritara o se molestara más de lo que ya estaba, pero para mi sorpresa, lo único que hizo fue soltar una pequeña y sexy risa.

-Aún no respondes la primer pregunta que te hice, ¿por qué me seguías? –repitió.
-Dijiste que solo me lo preguntarías una vez -dije desafiándolo.
-No me retes niña, no te gustará saber que encontrarás con eso, aunque según tú no lo parezca puedo llegar a ser muy peligroso y estoy seguro de que tú no quieres descubrir mi lado malo -dijo mientras sonreía siniestramente, pero aun así, se veía condenadamente sexy.
-¿Y qué te hace pensar que no quiero descubrirlo? -pregunté acercándome a él. ¿Qué rayos estaba haciendo? Me di cuenta en ese instante de que soy una maldita masoquista.
-Eres muy, muy testaruda -susurró en mi oído-. ¿Qué es lo que buscabas siguiéndome? -insistió y se apartó de mí.
-¿Por qué te alejaste de mí a la hora del almuerzo? -dije con cierta molestia en mi voz y evadiendo una vez más su pregunta-. Y no me digas que porque no te gusta hablar a la hora de la comida, eso no te lo cree ni tu gato.
-No tengo gatos.
-Niall, dime la verdad, ¿tan mal te caigo? -pregunté desesperada.
-¿Siempre eres así de directa? -sonrió divertido.
-¡Deja de darle la vuelta a mis preguntas y responde! –grité.

Su rostro se tensó. Por un momento creí que fue a causa de mi grito, pero después me di cuenta de que no era así. A fuera del almacén se escuchaban pasos y voces nada amigables. Miré a Niall, quien ya estaba acercándose para tomarme del brazo.

-Vámonos –espetó.
-¿A dónde?
-¿Podrías dejar de hacer preguntas por un instante?
-No, ¿a dónde vamos? -repetí mientras corríamos hacia el otro lado del almacén en donde había otra puerta.
-A mi departamento -me dijo y abrió la puerta arrastrándonos hacia otra habitación la cual estaba llena de motocicletas. Tomó un casco y me lo entregó, después me hizo una seña para que me subiera.
-No subiré a una motocicleta -dijo decidida.
-Entonces quédate aquí para que te maten -dijo haciendo una seña hacia la puerta donde habíamos entrado. La puerta se estaba abriendo.

Suspiré y me subí a la motocicleta. Niall la encendió y comenzó a moverse, llegamos a otra puerta y por suerte estaba abierta. Salimos a la calle y me topé con que aumentaba la velocidad, así que me vi obligada a aferrarme a Niall para impedirme caer de la moto.

-Entonces, ¿a tu departamento? -grité a través del viento.
-Sí, a mi departamento, niña.
Half a Heart:

Capítulo 1



—¡Mamá! –gritó la chica mientras bajaba corriendo las escaleras de su casa.
—¿Sí? –gritó su madre de vuelta desde la cocina.
—Voy a casa de Zayn, vuelvo más tarde –dijo mientras abría la puerta principal de la casa.
—De acuerdo, solo no llegues tarde.
—¡No lo haré! –dijo y salió de su casa.
El día estaba nublado, pero aun así se podía sentir un aire caluroso.
Alice sonrió y cruzó corriendo la calle, para después entrar al jardín de sus vecinos, sin embargo en cuanto pisó el césped, se resbaló y cayó al suelo ya que estaba recién regado el jardín.
La puerta de entrada se abrió y una sonora carcajada resonó, provocando que Alice mirara en dirección del sonido.
Zayn estaba parado en la puerta mirándola mientras intentaba contener su risa. Después de unos segundos salió y le tendió la mano a la chica. Alice la tomó agradecida.
—¿Acaso tembló en la ciudad, Al? Te llevaste un muy buen golpe –dijo él sonriente mientras ella se ponía de pie. Comenzó a limpiarse la ropa con las manos pero había una gran mancha de lodo en su trasero.
—Muy gracioso Zayn, deberías de pensar en ser comediante.
—Me han dicho eso antes, pero realmente lo que me gusta es la música –la chica le dedicó una mirada asesina y él volvió a reír-. Tranquila, era solo un chiste. Vamos, entremos a la casa.
Ambos caminaron hacia la casa y se dirigieron a la habitación del chico.
Muchas personas ven mal el hecho de que dos adolescentes –hombre y mujer- se encierren en un cuarto solos, pero ellos no le tomaban importancia. Habían sido amigos desde que ambos estaban en el Jardín de niños y su relación nunca había dado para más.
Malik cerró la puerta y ambos se tumbaron en la cama mirando hacia el techo.
Estuvieron en silencio durante un par de minutos, pero no era un silencio incómodo, el silencio para ellos siempre era agradable, sin embargo fue Alice quien se decidió a romperlo.
—¿Listo para el primer día mañana?
Él la miró y sonrió.
Mañana comenzarían el primer día en la Universidad. Ambos irían a la Facultad de Música, aunque con diferentes enfoques.
Ella quería ser directora de una gran orquesta, en cambio él sería maestro de coros en las escuelas para niños especiales.
Desde que eran pequeños habían acordado estudiar ahí. Ambos cumplieron el acuerdo.
—Listo y emocionado –dijo él-. ¿Qué tal tú?
—Nerviosa.
—¿Por qué? –preguntó Zayn y ella se encogió de hombros.
—Nueva escuela, nuevos maestros, nuevas materias… No sé cómo serán las cosas ahora.
—Tranquila, sé que te irá bien. Siempre es así.
Ella se levantó y miró a su amigo. Zayn siempre sabía qué decir para hacerla sentir mejor, él era su punto de apoyo y su fortaleza. Sin él, ella estaría completamente perdida.
—Igual que a ti –dijo Alice y una vez más hubo silencio.
Por su cabeza pasaron cientos de cosas. En cada escena importante de su vida, Zayn había estado con ella y sabía que el paso a la Universidad no sería la excepción.
—No iré a Julliard –comentó de pronto Zayn.
—¿Qué?
—Solamente eso. No iré a Julliard.
—¿Por qué? –preguntó ella sorprendida-. Eres genial Zayn, quizás más tarde te llamarán, yo sé que lo harán, no te desanimes.
—Tú no quieres ir ahí, y no me iré sin ti.
—Oye –dijo ella mientras lo miraba fijamente-, yo no puedo ir porque mis doctores jamás me dejarán salir del país para ir a Julliard, pero no quiero que eso te frene a ti.
La idea de dejarlo partir le dolía, pero sí a Zayn se le presentaba esa oportunidad, Alice jamás se perdonaría si por su culpa él no iba.
Cuando ella tenía 12 años y su desarrollo estaba comenzando cayó en una fuerte anemia. Nadie sabía por qué, pero ella la tenía.
Después de un tiempo, los doctores descubrieron que era a raíz de su menstruación y que necesitaba estar ante constantes cuidados. A pesar de que su alimentación cambió, la anemia nunca abandonó por completo su cuerpo y ella tuvo que aprender a sobrellevarlo. Sin embargo, no podían quitar la alerta ya que si se descuidaba, la anemia podría provocar leucemia, y el cáncer sería su perdición.
—Tranquila –dijo Zayn en un intento de calmarla-. Además, ni siquiera me han llamada. Tal vez no lo hagan.
—Nunca pierdas la esperanza –le susurró la chica.
Zayn la miró fijamente por unos segundos. Ambos se fundieron en un gran abrazo y él le susurró al oído: —Jamás la he perdido.
They Don't Know About Us:
They Don't Know About US


Harry estaba bajando las escaleras con sus maletas entre las manos, cuando de pronto la voz autoritaria de su padre lo detuvo.
—¿A dónde crees que vas? –preguntó su papá interponiéndose entre él y la puerta. El ojiverde se detuvo y contuvo el aliento. Su padre lo descubrió justo cuando huía.
—Me voy, padre –respondió en voz baja pero firmemente. Harry había estado muchos años bajo la sombra de aquél hombre, pero había llegado el fin. Él estaba dispuesto a ser libre esta vez.
—¿Y a dónde? Si se puede saber –le espetó el hombre desafiante. Era más que lógico que esperaba una respuesta congruente de parte de su hijo pero éste evadió el punto central de la pregunta.
—Me voy, y no pienso volver jamás –su papá le interrumpió.
—Sabes perfectamente a qué me refiero, Harry. ¿Con quién te vas?
—Me voy con Sky –dicho esto, el rostro de su padre palideció, pero no cambió su expresión de dureza, estaba muy molesto y jamás permitiría que Harry se fuera de la casa, y más aun sabiendo que se iría para estar con su novia Sky.
—Déjate de juegos hijo –dijo mientras se dejaba caer en un pequeño sofá-. Sabes muy bien que nunca te permitiré marcharte y mucho menos si es para irte con esa… –la voz de Harry resonó en toda la casa cuando interrumpió a su padre.
—¡No te atrevas a insultarla! –Le gritó mientras se acercaba a él para quedar frente a frente-. Sabes muy bien que nada de lo que hagas impedirá que esté con ella, porque la amo con todo mi corazón, la amo como jamás he amado a nadie, y nada podrá cambiar eso, ni siquiera tú –Harry dio dos pasos hacia atrás y tomó sus maletas una vez más, después comenzó a caminar hacia la puerta.
—Sabes bien que nunca me ha gustado tu relación con esa chica –su padre tomó  una copa de vino y la bebió completa mientras miraba con tristeza a su único hijo.
—Por eso me voy. Ni tú ni mi madre entienden lo que siento y mucho menos lo aceptan.
—Haz lo que quieras Harry, pero te advierto una cosa, si te atreves a salir por esa puerta, escúchame bien, te olvidas de esta casa, y no podrás volver nunca más. Mucho menos tendrás el derecho de llamarme padre –amenazó el hombro aún con una chispa de esperanza en los ojos. Él aún esperaba que su hijo cambiara de opinión.
Sin embargo su hijo no le respondió. Harry simplemente caminó hacia la puerta, la abrió  y le dedicó una última frase a su padre. Una frase que el hombre nunca podría olvidar.
—Te amo, pero eso no es suficiente. Necesito vivir y mi vida está al lado de Sky y si la única forma de hacerlo es sin ti, estoy dispuesto a pagar el precio. Hasta nunca -dicho esto abrió su coche y manejó rumbo al lugar acordado con su amada.
(…)
Sky miraba por la ventana hacia la noche. Sus padres se encontraban dormidos, así que debía de darse prisa para salir de la casa sin llamar la atención. Le dolía mucho la idea de tener que dejar a su familia, pero nadie entendía su relación con Harry y por consiguiente tampoco la aceptaban.
Tomó un lápiz y una hoja de papel y se dispuso a escribir una carta para su familia. Una carta que muchas veces había repasado en su mente y que por fin, después de tanto tiempo podría plasmar en papel.
"Queridos mamá y papá:
En estos momentos sé que se estarán preguntado dónde estoy, pero la respuesta no la tendrán nunca, porque sé que si se los digo van a ir a buscarme, y eso es precisamente lo que quiero evitar. No se preocupen por mí, yo estoy bien, y espero que ustedes lo estén también. No se sientan culpables de mi repentina partida, ustedes son muy importantes para mí y los amo con todo mi corazón, pero necesito empezar una nueva vida, en la cual, yo tomaré mis propias decisiones y seré responsable de mis actos.
Quizás algún día recibirán noticias mías. Tengan por seguro que los echaré de menos.
Los ama con todo su corazón, Sky.”
Cuando terminó de escribir tomó sus maletas y dejó la pequeña carta sobre su cama. Salió de la casa y se limpió unas pocas lágrimas que comenzaban a rodear sus mejillas.
Tomó un taxi y le indicó al chofer que la llevara hacia la Torre Eiffel.
A los pocos minutos, ya se encontraba frente aquél bello monumento, y pudo divisar a lo lejos la silueta de su pareja. Cuando ambos hicieron contacto visual corrieron en busca de los brazos del otro.
—Sky, mi amor –susurró él mientras besaba tiernamente sus labios.
—Harry –dijo ella aferrándose a sus brazos e inhalando el aroma tan característico de él.
De pronto, la chica sintió una urgencia terrible de memorizar cada parte de su rostro, de sus brazos, todo de él. Como si fuera la última vez que lo podría hacer.
—Tranquila, linda –Harry tomó el rostro de Sky entre sus manos, quitó un mechón de cabello que le estorbaba en el contacto de sus miradas y la besó tierna pero apasionadamente en los labios-. Todo saldrá bien, te lo juro.
Duraron varios minutos fundidos en el beso, y se separaron para tomar aire, después de esto se abrazaron aferrándose el uno al otro.
El abrazo fue interrumpido debido a que el teléfono de Sky comenzó a sonar, ésta lo miró para verificar de quien era el número y suspiró con tristeza al ver que eran sus padres.
—¿Debería responder?
—No lo hagas, por favor.
Sky miró una vez más el teléfono, queriendo escuchar una vez más la voz de sus padres, pero sabía que después de eso sería aún más difícil decir adiós.
Las llamadas en el teléfono de la chica continuaron, sin embargo después de un par de horas cesaron por fin.
Ambos seguían debajo de la Torre Eiffel, hablando sobre lo que harían ahora que estaban juntos.
—Ya lo tengo pensado Sky, mañana saldremos en el primer vuelo rumbo a Londres, debemos de dejar Francia cuanto antes, sino lo hacemos podríamos ser encontrados.
—De acuerdo, pero, ¿dónde viviremos? –preguntó la castaña con un tono de melancolía en la voz mientras de sus ojos caían unas cuantas lágrimas. Harry lo notó y las limpió antes de que corrieran más abundantemente.
—Rentaremos un departamento, yo trabajaré, no sé cómo ni dónde, pero lo lograremos. Solamente debemos estar juntos mi amor –dijo atrayendo a Sky junto a él.
—Tienes razón, estaré contigo en todo momento, y te apoyaré en lo que necesites. Saldremos de esto juntos Harry –la chica se soltó de sus brazos y juntó sus labios en un pequeño beso-. Me siento mal por nuestras familias.
—Yo también. Pero ellos no nos entienden, no comprenden lo que sentimos.
—Ellos no saben sobre nosotros.
—No, pero eso no nos impedirá ni a ti ni a mí seguir con nuestra relación.
—Claro que no Harry, mi vida está a tu lado.
—Igual la mía, Sky –el ojiverde soltó un suspiro, besó la frente de su novia y tomó entre sus manos las maletas de ambos-. Ahora sube a mi auto, tenemos muchas horas para conducir –le dedicó una tierna sonrisa a Sky y ella asintió para después subir en el auto de Harry.
—Porque ellos no saben de nosotros –susurró Sky mientras le dedicaba una última mirada a la Torre Eiffel. Harry encendió su auto y comenzaron a viajar sin rumbo durante la noche, pero a pesar de eso Harry no se encontraba triste, ya que estaba junto a Sky, la mujer de su vida, y ahora nada ni nadie podría separarlos. Ambos comenzarían una nueva vida juntos y serían felices, sin prejuicios ni culpas. Serían solamente ellos y su amor, justo como lo habían soñado.
Tu gif:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Muchas gracías por arreglarme el code. Soy malísima con ellos D:<
Ficha aceptada! Buena suerte♥️
No te preocupes por los codes, a mí tampoco se me dan muy bien, solamente hago lo básico c:
Gracias por aceptar mi ficha, espero que muchas chicas Audicionen
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare {Audiciones A.

Mensaje por Jockie. el Dom 09 Feb 2014, 9:16 am

¿Nadie más? D:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare {Audiciones A.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.