O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Extrañas criaturas [Resultados
Ayer a las 7:34 pm por WantToWrite11

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Ayer a las 7:33 pm por WantToWrite11

» Survive. (Audiciones abiertas.)
Ayer a las 7:18 pm por shaoi.

» trust the unknown
Ayer a las 6:18 pm por chihiro

» Valley of wolves.
Ayer a las 6:01 pm por hypatia.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 4:32 pm por yagmur.

» MY POWER |Celyn|
Ayer a las 4:13 pm por peraulata

» Guerra de Sexos; muro.
Ayer a las 3:03 pm por roman.

» EL NERD | HS |
Ayer a las 1:52 pm por TecnoPanda2419

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

how to catch demons. {resultados}

Página 6 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 5, 6, 7 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por pinkfloyd. el Mar 04 Feb 2014, 5:29 pm

Toothiana escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Rose & Emily.

-Nombres: Rose Maryam || Emily Bloom.
- Edades: 18 || 20.
- Representantes:  Holland Roden || Crystal Reed.
New Rebelion:

Capítulo "002"
Día de la Cosecha.♡


Hazel odiaba ir al campus de entrenamiento, desde que el Capitolio había recobrado el poder y de volver a hacer "Los juegos del hambre". El Distrito 1 había vuelto a abrir campus de entrenamiento donde antes se utilizaba para convocar a la gente o hacer festivales. Pero ahora tendrían que buscar otro lugar para convocar a la gente y de los festivales ya no habría, porque se había vuelto una pesadilla.
Hazel miro a los demás jóvenes, era hora de que su Distrito dejara en claro que siempre serian los mejores.
- Algunos no dejan de ser arrogantes.-se dijo a si misma la pelirroja.
Miro que un entrenador iba hacia ella y en seguida tomo un cuchillo y lo lanzo un muñeco. Falla pero era de esperarse, ella nunca era buena para matar a muñecos a sangre fría y tal vez jamás a una persona.
-Felices juegos del hambre, Hazel querida.- susurro alguien a su oído y en seguida ella se volteo y se puso en modo de defensa. Era normal que de repente un entrenador te atacara por sorpresa y Hazel siempre era el blanco de ellos.
- Hey, tranquila.
Era Rose Tyler, su mejor amiga.
- Por dios Rose, no me asustes. Pensé que eras algún entrenador.
La rubia solo se río y le dio unas palmadas en el espalda.
-Lo siento, pero quería recordaste que hoy "Es el gran día de la Cosecha".
-Me muero de ganas por saber a quien llevaran a la arena.- dijo Hazel con una falsa sonrisa.
-Lo se, David dice que muere de ganas por ser un tributo.
Guardaron silencio por un momento, miraron a los demás chicos quienes seguían convirtiendose en asesinos. En Profesionales.
-David y yo prometimos que si en caso de que el nombre del otro salga, nos ofreceríamos como tributos y así ser compañeros en la arena y quien sabe hacer lo mismo que el panadero y el sinsajo.
-Rose, no hables de ello-dijo Hazel en un tono serio.
Volvió el silencio y Hazel miro el suelo y encontró un listón azul y lo recogió.
-Hazel no juntes cosas del suelo, Snow ya debe de haberlo chupado.
La pelirroja no hizo caso a lo que le dijo su amiga y intento agarrarse el cabello con el.
-Dejame ayudarte, eres un asco con este tipo de cosas.-dijo la rubia.
En cuanto Rose termino, llego David el novio-amigo de Rose.
-Hola David.-saludaron las dos chicas al mismo tiempo.
-Listas para la Cosecha?
-Segura-contesto Rose.
La pelirroja se miro de reojo en un cuchillo que tenia y miro su coleta.
-Como me veo?
La pareja miro de reojo a su amiga y sonrieron
-Luces asombrosa-contesto la rubia.
Hazel volvió a mirarse por el cuchillo.
-No es verdad.
-Oh vamos Waters!-exclamo David.
Los entrenadores hicieron sonar la campana y todos se dirigieron a la salida.
-Allos-y, chicas.-dijo David
-Tienes un plan de refuerzo en caso de que salgas Hazel?-pregunto Rose sacando a Hazel de sus pensamientos.
Ella solo miro el cuchillo y lo tiro.
-No


                                   
******

Hazel miraba a un sinsajo por su ventana mientras que su abuela le recogía el cabello con un listón que había recogido su nieta. La mujer recordaba como cuando arreglo a su hija el primer día de su Cosecha, cuando aun no había levantamiento y solo era miedo. El mismo cabello de su difunta hija, la mujer
intento llorar al pensar en ella. Termino de arreglar el cabello de su nieta.
-Te vez preciosa cariño.
-Gracias abuela, pero aun sigue mojado mi cabello.
-Descuida, pronto se secara.
Amabas salieron de la casa y se encaminaron a la plaza central.
Hazel miro su atuendo, una camisa azul y una falda gris que le llegaba a las rodillas y sus zapatillas blancas, su abuela le decía que su madre utilizo esas ropas el día de la ultima Cosecha, cuando todo cambio y hubo esperanza.
-Mujeres a la izquierda, hombres a la derecha y familiares junto con los demás-gritaba un agente de la paz desde la entrada de la plaza. Antes de entrar las Waters se detuvieron un seco y se miraron. Hazel era mas alta que su abuela, la anciana puso su mano en la mejilla de la chica y Hazel se agacho un poco para que ella se la besara.
-Buena suerte-dijo su abuela a su oído-Nos vemos para comer.
La chica sonrió y abrazo a su abuela.
-Te quiero
-Yo también mi niña.
Hazel vio que otros niños abrazaban a sus madres y padres, a los adolescentes les daban abrazos y palmadas en el hombro y los miraban con sonrisas. Creían que si su nombre salía volverían como ganadores. Hazel se separo de su abuela.
-Adiós
-Adiós
Hazel entro y se fue a registrar, en cuanto llego se turno tomaran su mano y le pincharon el dedo haciendo que ella soltara una queja. La sangre que tenia en el dedo lo pusieron en una casilla de un libro, y revisaron que era Hazel Grace de 17 años.
Fue con las demás chicas y vio a Rose abrazando a David. La rubia se fue corriendo intentando contener las lagrimas y se acerco a la pelirroja en cuanto la vio.
-Hola
-Hola, te vez bonita Rose.
-Gracias, mi madre dijo que cuidara el vestido, es blanco así que se lo dejo a cargo de la persona mas sucia de todas pero un así me dijo que me amaba.
-Crees que salgas?
-No lo se, pero no importa si el sale o yo salgo, los dos estaremos juntos.
Hazel sonrió y todos dirigieron la mirada en Jocasta la escolta del Distrito 1.
-Bienvenidos. Damas y caballeros-la voz de la mujer parecía resonar en cada lugar del Distrito.
Después de unas palabras de lo emocionada que estaba Jocasta, decidió comenzar.
-Primero las damas.
Se acerco a la urna del lado izquierdo metió su mano y dando vuelta su mano adentro de la urna, hundió su mano entre los papeles y cuando saco la mano tres papeles de cayeron quedándose solo con uno. La mujer del Capitolio se acerco al micrófono y abrió el papel.
-Hazel Waters.
La chica agarro su coleta y empezó a jugar con su cabello. Hazel miro a Rose, quien la miraba asustada y antes de que ella abriera la boca, Hazel tomo su mano y le sonrió.
-No lo hagas, ni se te ocurra hacerlo.
-Pero...
-Descuida, este es mi plan.- dijo y le sonrió-estaré bien.
Rose miro a su amiga y la abrazo.
-Hazel Waters, ven aquí cariño.-dijo la voz de Jocasta.
La pelirroja se separo de su amiga y camino hacia el escenario.
Miro a su abuela que estaba llorando y una mujer intentaba calmarla.
-Ahora los varones.
Hazel solo miraba a Rose, a su abuela y a David. Las únicas personas que les importaba.
-Finn Harries- anuncio Jocasta.
Hazel vi como un chico subía al escenario, lo había visto el campus pero jamás había hablado con el. Bueno ella no solía ser una chica muy social.
-Hazel Waters y Finn Harries, nuestros tributos.
Jocasta tomo la mano de los dos y las alzo en el aire.
Hazel no recuerda mucho de la despedida de sus amigos y familiares, ella estaba en un estado de shock, recuerda haberse  despedido de su abuela y abrazarla y hablando con Rose y con David. Pero no recordaba que les había dicho.
-Cuidado con las escaleras querida.
Hazel subió las escaleras del tren y cuando entro miro a su abuela en lagrimas abrazada por David y Rose, el tren empezó a avanzar y se despidió de ellos por la ventana.

Hola, soy Grace.
Y vengo a audicionar lo que es obvio, lo idea no me quedo muy clara pero me pareció bastante interesante.

ficha aceptada.

Hola, Hazel Grace -espero que no te moleste que te llame así- veamos: Me ha gustado bastante el capitulo, solo, cuidado con algunas faltas. Los Juegos Del Hambre, genial tema. La verdad es que no se entiende exactamente la idea, no he hecho aclaraciones, pero supongo que de algún extraño modo se entenderá.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por pinkfloyd. el Mar 04 Feb 2014, 5:56 pm

**Little skyscraper** escribió:HOLA!!! :) lamento mi desesperada tardanza XD 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Vianey y Casper


Representantes: Lucy Hale y Skandar Keynes

Primero:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Ojos de Cristal



Había permanecido en la banca del parque desde las cinco de la tarde, me sentía confundida  e irritada por todo y todos, mis manos aun estaban vendadas y el inmenso ardor de mis quemaduras aun estaba atrapado  en aquella tela blanca, el ambiente era frio, ya había oscurecido desde hacia unos minutos, así que la única fuente de luz eran las viejas lámparas de la calle. Gire mi cabeza hacia la izquierda y luego hacia la derecha, saque un suspiro y me acomode en el asiento.

-¿Qué? –Pregunte de mala gana al chico que había aparecido a mi lado.

-Solo vine a pensar –Contesto mientras miraba hacia el frente, hacia la nada.

-Londres es mas bonito en las noches ¿No te parece? –Dijo seguido de una honda respiración, podía oír como todo el aire iba metiéndose en sus pulmones lentamente y podía ver como su pecho se iba alzando con el progresar de su esfuerzo.

-Lo extrañare todo –Dije finalmente mientras me colocaba mi capucha negra.

-¿Te iras? Pensé que eras más fuerte –Respondió con una pisca de sorpresa en su voz, quería clavarme una espina para que aceptara mi encomienda, ¡Que se pudra!

-Ahórrate tus juegos baratos, no vas a convencerme –Metí mis manos en la bolsa cangurera de mi chamarra, el frio se estaba incrementando.

-No son juegos, pero ya olvídalo, después de todo, no te necesito –Sonreí sarcásticamente y mordí mi labio mientras mi sonrisa se extendía.

-Eres un idiota –Dije calmada para después pararme de la incomoda banca de metal.

-¿Se te entumió el trasero? –Voltee a verlo y rodee los ojos, tal vez era un idiota y mil y un de
adjetivos despreciativos mas, pero definitivamente, el iba ser al que mas extrañaría.

-Cuídate sapo –Dije mientras le sacudía el cabello con mi mano, el la tomo y se levanto.

-No dejes que te venza –Me dijo mientras apretaba mi mano con fuerza- Perdiste una batalla, no la guerra.

Saque mi mano de su agarre lentamente, mordí mi mejilla interior, sentí las lagrimas acumularse en mis pupilas, tome una enorme bocanada de aire y sonreí, pero incluso yo podía sentir mi inútil intento de esconderlo todo.

-Ya es tarde –Dije con una voz aguda por el nudo en mi garganta.

-No, no lo es, no si no quieres –Pude sentir la tristeza en su voz, si no lo conociera bien, podría decir que lloraría.

-Perdón –Susurre con la cabeza baja, di media vuelta y comencé a caminar. Miraba mis pasos, arrastrados y cansados, no me quería ir, pero era lo mejor. No entendía muy bien por que lo hacia, así como no entendía por que no quería hacerlo. "Estúpido miedo" pensé mientras apretaba mis ojos y mis puños, en un débil intento de sentirme fuerte y firme.

-¡No me dejes! –Escuche la varonil voz de mi amigo gritar, el no hacia ese tipo de cosas, no era ese tipo de chico, Luck tenia Razón, yo soy su talón de Aquiles, yo lo estoy matando. Apreté mis labios con fuerza y finalmente las lágrimas salieron de mis ojos.

"Jamás lo haría ojitos de cristal, jamás lo haría"

Segundo:
Prologo


Después de una noche larga y reconfortante, Kay paseaba en su habitación con sus audífonos puestos mientras metía sus útiles a la confiable mochila que la acompañaba desde hacía varios años, hacia unos minutos que había terminado de ponerle brillo a sus uñas. Con su cabello rubio expuesto al aire y su típica ropa oscura y holgada se dirigió a la escuela. Sus ojos mostraban lo descansada que estaba, se podía ver las pilas totalmente cargadas que llevaba ese día, no sabía el porqué de esos latidos vibrantes y llenos de alegría que la acompañaban ese día, era extraño que se sintieran tan… bien y feliz.

El día estaba totalmente despejado, el sol no quemaba como usualmente hacía, la brisa del viento era fresca y hacia que su lacio cabello flotara mientras aceleraba su caminata, era el día de elegir el club al que se pertenece el resto del semestre, no eran muy buenas noticias, ni para ella o para alguna de las otras tres chicas.

Mientras que Kay lucia radiante, Diana parecía una fiera, desde que despertó se encarrero como nunca, una especie de euforia le llenaba el cuerpo, se había dado una ducha caliente rápida, había corrido de su habitación sin siquiera saludar a sus padres o a su hermana, de todos modos, no creía que les importara, tomo las llaves del auto y corrió como nunca, era una adrenalina tan potente, tan grande que le traspasaba los huesos y hacia que en su estómago se sintieran fuegos artificiales, nadie la detendría ni ahora ni nunca, nadie le amargara su día, todo sería perfectamente como ella quería.

Lindsay ya había llegado al colegio, se había sentado en una de las bancas del patio y había comenzado a dibujar en su especial cuaderno mientras escuchaba música a todo volumen desde sus audífonos. El tiempo pasaba y para ella nada existía en ese momento, no era como si tuviera prisa de entrar a clases, de vez en cuando le gustaba hacerla de la chica mala, y ese era uno de esos días en los que estaba de suficiente buen humor como para hacerlo.

Abril se había quedado en uno de los arboles de afuera, viendo a las personas pasar, había estado pensando en como decirle a su hermano que el rosa no le gustaba, y que era por ello que nunca se ponía las cosas que le regalaba, no era nada agradable abrir su closet todas las mañanas y que el rosa le lastimara sus pupilas, solo suspiraba exasperadamente, por que no sabia como decirle a su hermano que ella no era como se imaginaba.

 Las personas del colegio se criticaban unas con los otros, como ver a una manada de lobos gruñéndose y arañándose entre si, Vianey los miraba como una bola de estúpidos perros salvajes, como si no tuvieran otra razón para vivir. Negó con la cabeza mientras trato de recordar como había llegado a ser un frijol en el arroz, no recordaba la ultima vez que había tratado de socializar con la comunidad estudiantil, le había hecho creer a toda su familia que su vida social era de lo mejor. Pero todas esas salidas a las que su mamá pensaba iba con sus amigas las había pasado en la biblioteca, en una cafetería o en el parque. No quería que la obligaran hablar con un grupo de personas que no tenían nada que ofrecerle.

Una hora después del receso, las casillas para inscribirte a los diferentes clubs estaban listas, todas ellas dirigidas por los populares, atletas o nerds. Kay se paseo por varios antes de que le dirigieran miradas desaprobatorias, al igual que a Lindsay. Diana se había limitado a salir al patio para alejarse todo el ajetreo de gente que había en tumultos allí dentro. Abril miraba folletos y pasaba por alto las risitas que se escuchaban detrás de ella.

Vianey se había escondido en una de las aulas abandonadas al final del pasillo, había decidido no sucumbir a los encantos de pertenecer a un grupo de amigos. Kay  se había encontrado con un jugador de americano en el pasillo, George era un gran soquete lleno de testosterona y masa muscular. Era demasiado hueco y eso lo sabían todos, pero nadie se metía con el o se le acercaban, era demasiado impulsivo y salvaje, en especial con los chicos.

La rubia había comprado un gran vaso de malteada de chocolate, parecía demasiado distraída buscando un buen anuncio, pero una de las animadoras decidió ponerle el pie, ella se tambaleo y callo al piso, no sin antes derramar todo el contenido en la cara de George, Diana que había estado viendo a todos desde una de las esquinas, abrió los ojos como platos, eso no era bueno.

Kay se levanto y se pregunto por que nadie se reía aun, era lo usual después de una caída tan vergonzosa como la de ella, pero al alzar la cara comprendió todo. El grandulón tenía los ojos bien abiertos dirigidos hacia ella,  no le daba miedo, pero la cansaba su actitud de gorila sin razonamiento.

– ¿Me golpearas o qué? –Dijo algo impaciente, George respondió con una sonrisa sínica, Lindsay  al entrar se topo con aquel comentario que le hizo reír en el medio de ese sepulcral silencio, todos voltearon a verla.

– ¿Qué? ¿Ahora también me pegaras a mí? –Diana se acerco a la escena de Lindsay bastante curiosa de lo que pasaría después, Abril miraba la escena escondida entre los cuerpos de los estudiantes, mientras que Viany salía del salón bastante extrañada de que el ruido hubiera parado.

Justo a tiempo para ver como George tomaba del cabello a Kay y la arrastraba en dirección de Lindsay, estupefacta, corrió hasta el frente para comprobar lo que veían sus ojos, la rubia le exigía que la soltara, y los balbuceos de los chicos comenzaron a ser estruendosos para sus oídos.

– ¡Déjala en paz cabeza hueca! –La pelinegra no se explicaba de donde había recogido el valor para gritar lo que había dicho. George volteo y la fulmino con la mirada.

– Una rata defendiendo a otra rata –Dijo burlón mientras comenzaba a reír y los demás le seguian.

– No es la única –Se escucho entre la muchedumbre, Se abrieron paso y divisaron a Diana temblando, no sabían si por miedo o coraje, pero la chica no dejaba de moverse, las cejas de Vianey formaron un gesto de extrañez ¿Había admitido que eran ratas?

De pronto un bate de beisbol golpeo a George en la cabeza, el chico soltó a Kay haciendo que callera bruscamente al piso, se tiro mientras se tomaba la cabeza con las dos manos, fue cuando se pudo apreciar a Abril con el bate entre las manos, tenía los ojos bien abiertos y estaba totalmente tiesa.

– Buen golpe –La felicito Lindsay mientras le tomaba el hombro por atrás. A pesar de que Vianey era conocida por ser “ruda” ella no se sentía como una brabucona, jamás se había tenido que enfrentar a nadie, había sido la primera vez que alguien la había visto en ese papel, y ni siquiera había sido un buen espectáculo.

– ¿¡Que siguen viendo!? ¡El show ya acabo! –Dijo mostrando lo molesta que “estaba”, los demás volvieron a lo suyo, mientras que George seguía en el piso quejándose de dolor.
Diana había corrido para revisar a la chica que ahora estaba sentada en el piso, no tenia ni un rasguño en la cara, pero sus pantalones se veían como si hubiera limpiado todo el azulejo, literalmente. Las tres rodearon a 
Kay, no se habían dado cuenta que el chico ya estaba de pie frente a ellas.

– ¡Son un montón de ratas! –Grito enfurecido, el resto del equipo de americano llegaron con el, seguramente para cerciorarse de que siguiera igual de tonto que antes.

– Tus adjetivos no son nada originales, ¿Con cuanto pasaste español? –Lindsay hablo una vez mas, incluso el equipo había emitido algunas risas. George no parecía nada contento, y su mirada hacia que te sintieras amenazada, ese era el verdadero talento que poseía, la intimidación.

– Tranquilo hermano, solo son la bola de raras del colegio –Una vez mas el equipo rio, esta vez de una forma mucho mas estruendosa que la anterior, Vianey estaba a punto de decir algo, pero una animadora apareció entre ellos.

– ¡Osito! No puedo creerlo ¿Estas bien? –Su voz chillona y esa coleta rubia, Brianna la capitana de las porristas era la novia del gorila, lo cual era bastante extraño. Porque ella no era nada tonta, a diferencia de muchas otras de las animadoras Brianna era realmente astuta, eso la había hecho la líder. De repente cambio la dirección de su mirada hacia las chicas, Vianey se paro de golpe, si había alguien a quien detestara, era a ella. La rubia lo pensó dos veces, pero luego hablo.

– Si sus vidas ya eran miserables en esta escuela, no saben lo que les espera –Había hablado en un tono siseante y serio mientras las apuntaba con el dedo, las demás rodaron los ojos.

–Palabras tontas de una chica tonta –Dijo Kay mientras se paraba a un lado de la pelinegra, las demás también lo hicieron.

– Tus amenazas no sirven de nada, chica oxigenada con cara de niña malcriada –Diana mostro una sonrisa satisfactoria mientras la barría con la mirada.

– Suerte con encontrar cupo en algún club –Dijo George mientras terminaba de quitarse la malteada con una toalla– ¡Cállense todos! –Todos obedecieron a su grito.

– Nadie podrá aceptar a cualquiera de estas chicas, por que si lo hacen –Una sonrisa cruzo su rostro– Se la verán con todos nosotros, se convertirán en el blanco de las burlas y nadie les dirigirá la palabra, serán unas ratas mas de su ratonera.

Las palabras retumbaron en todo el lugar, las chicas miraban a todos lados, pero los demás las esquivaban, Brianna les sonrió complacida y salió de allí junto con los demás. La situación no  era tan mala, pero era algo desconsolador que todos cedieran de esa forma a las peticiones de esos tipos, solo por tener dinero y comportarse como si fueran de la realeza, o peor. Se quedaron ahí paradas, con las mejillas rojas de furia, sus respiraciones eran agitadas, otra vez la misma historia, era tan estúpida la situación, no podían describirla de otra manera aunque quisieran.

– ¡Son una bola de lame botas! –Soltó Vianey al aire con todas sus fuerzas, acto seguido camino al aula donde estaba antes. Las demás habían quedado estáticas, y por alguna razón entraron a la misma aula.

No emitían ni una palabra, solo trataban de calmarse, Vianey estaba recostada en el escritorio empolvado con el brazo cubriéndole los ojos de la luz, Kay había quedado recargada de la puerta y las demás estaban sentadas en el piso. Después de un rato escucharon que llamaban a la puerta, el señor Scrubbs tenían la libreta en la que anotaba los nuevos grupos del semestre.

– Ya están anotadas señoritas –Dijo con una sonrisa, Vianey se paro de golpe confundida.

– ¿Anotadas? –Todas se miraron entre si, se comenzaron a escuchar gritos y el profesor corrió por el pasillo, sin contestar la pregunta.

– Hay no es cierto –Dijo Abril en un tono cansado mientras leía una hoja de papel que estaba pegada afuera del salón.

– ¿El club de las ratas? –Leyó Kay con cierta molestia en su tono.

– De hecho esa “t” se ve como una “r” –Dijo Diana observando la hoja.

– Yo los mato –Exclamo Lindsay cuando lo vio. El profesor Scrubbs paso de nuevo por allí y le entrego una hoja a Vianey, quien apenas iba saliendo para ver el escrito, el señor se fue y Viany se rio.

– Creo que ya no tenemos que preocuparnos por el club –Las demás chicas la vieron confundidas, ella volteo la hoja y Diana leyó.

– “Le damos la Bienvenida al Club de las raras”
ficha aceptada.

¡Ojos de cristal está increíble! Te voy a decir, la frase "Jamás lo haría ojitos de cristal, jamás lo haría" lo ha completado totalmente. Me encanta. Y te diré la verdad, me he reído mucho con el prólogo. Me ha causado gracia el club. Ha sido muy original.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por pinkfloyd. el Mar 04 Feb 2014, 6:00 pm

CamiiBeliberStyles escribió:Me ha gustado mucho la idea, es como misteriosa(? sigue gustándome, cúl, soy Camille so luego te dejo la firma.  
Kúl. La esperaré, Camille.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por pinkfloyd. el Mar 04 Feb 2014, 6:03 pm

cutiepie. escribió:
llego un poco tarde pero llego (?) me encanto la idea <3 srsly c': la trama es re interesante y uno no puede perderse esto :A:abajito dejo mi ficha linda<3 soy natalia y un gusto conocerlas a todas
hola, Natalia c: me recuerdas a mi prima, por que se llama Natalia. Y eso me hace recordarle.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por pinkfloyd. el Mar 04 Feb 2014, 6:13 pm

cutiepie. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

{#} Nombres de los personajes: Camille Green | Michael Clifford.
{#} Edades: 17 años | 18 años.
{#} Representantes:  M.B | Michael Clifford.
{#} Escrito de mi autoría:
take care | os:
Camille tuvo suerte en la escuela secundaria. No fue por sus grandiosas calificaciones o por ser parte del consejo estudiantil, ni incluso por sus montones de amigos. Sí, era una estudiante promedio, una nerd para la mayoría, y tenía muchos amigos. Pero lo que la hizo la australiana más afortunada en todo el lugar era que ella tenía algo que todo el mundo quería. Y eso era un muchacho alto con cabello bipolar, estilo punk/rock y una actitud de 'Vete'. Tenía a Michael Clifford. El estudiante apreciado Michael, las chicas lo querían y los chicos querían ser él. Diablos, incluso algunos chicos lo querían. Pero estaban fuera del límite porque un ratón de biblioteca puede llamarlo su novio. Michael era el típico badboy de la escuela, llevaba playeras de bandas de rock, se volaba las clases en su motocicleta y no le importaba nada. Excepto por Camille. Cómo se conocieron fue un poco extraño porque nadie realmente interactuaba con Michael, excepto Luke y Ashton, que eran su grupo de chicos que lo entendían, aunque todo el mundo quería ser su amigo o algo por el estilo. Fue cuando Camille había sido transferida a la escuela pública de Bradford que lo conoció, pero ese no fue exactamente su primer encuentro. Camille fue intimidada en los primeros meses de su año escolar. Los chicos la molestaban por ser inteligente, por qué ser inteligente era algo terrible pero ella no lo entendía, la empujaban con los casilleros y tiraban sus libros. Un día cuando el mismo grupo de chicos la estaba golpeando contra un casillero, ahí fue donde Michael apareció de la nada viendo cómo la cabeza de la chica rebotaba en el metal con un ruido sordo.

— ¿Cuál es el problema Williams? ¿No puedes defenderte? —Un imbécil llamado Stan le escupió en la cara.
— ¡Hey! Ustedes cretinos, ¿podrían dejar de joder y dejar a la chica en paz? —Michael habló con calma y se puso detrás de ellos. Los cuatro chicos que rodeaban a Camille, ahora temblorosos, dieron media vuelta para ver el badboy de la escuela, este tenía dos años por delante que ellos, no se sabía cómo era que el chico seguía aprobando cuando realmente nunca estuvo en las clases, pero tampoco sabían que tan inteligente era Michael, desabrocho su chaqueta de cuero para lucir sus músculos y comenzó a hacer sonar sus nudillos
— ¿Hay algún problema por aquí compañeros? —Preguntó algo intimidante. Los cuatro, incluyendo a Stan, retractaron un —No-no hay ningún problema aquí Michael, lo sentimos— Y ellos se las arreglaron, como las perras eran. Michael no sólo era intimidante, pero también había probado el buen contrincante que era, sólo  lo hacía cuando era necesario o para ayudar a aquellos que no pudieran defenderse. Camille cayó al suelo para recuperar sus libros, sin si quiera viendo a su salvador. Michael se agachó para ayudarle a recoger los papeles esparcidos.
— ¿Estás bien Camille? —la recién mencionada se sorprendió, nunca la habían llamado por su nombre, a excepción de Calum o los profesores, y bueno básicamente nadie lo hacía porque nadie hablaba con ella.
— ¿Cómo sabes mi nombre?
— Porque soy bueno con eso, ¿estas bien? —Ambos estaban parados y Michael le entregó sus notas caídas.
— Si, gracias —trato de no tartamudear, estaba asombrada. Michael estaba hablando con ella y además, la había defendido. Había visto a el badboy antes, era difícil no ponerle atención, chaqueta de cuero, camisetas apretadas que se aferraban a cada curva de su cuerpo, y esos ojos, cualquiera se podría perder en ellos.
— No hay problema linda, parece que te vendría bien un descanso. Ven conmigo —Y antes de que Camille tuviera tiempo para protestar, una mano ya tiraba de la suya, era firme y suave. Salieron de la escuela, llegaron a la linda motocicleta de Michael y ambos se subieron, la castaña un poco a regañadientes, pero ante la insistencia de Michael se escondió en su firme espalda. Camille usando un casco para su seguridad, Michael no
— Está bien, vámonos de aquí. ¿Alguna idea de a dónde quieres ir? —Preguntó mirando el camino para poder salir del estacionamiento. La chica susurro un pequeño —a mi casa, por favor— y Michael solo asintió con la cabeza. Camille iba indicando la dirección a su casa, su padre y su madre eran abogados, ninguno se encontraba en casa y pronto fueron llegando a lo que Michael llamaría ‘una mansión’. A Camille nunca le pareció tan grande, así que estaba acostumbrada a la basura cara que nadie necesita. Entraron a la casa de la castaña y lo primero que hizo Michael fue agarrar algo de tomar, con toda la confianza del mundo, Camille se quedó parada sin hacer nada y espero a que Michael terminara su vaso de agua. Los dos caminaron hacia la sala de estar de Camille y establecieron una pequeña plática.
— Hay un montón de cosas que la gente no sabe sobre mí, como que toco la guitarra, supongo que canto bien y que además, te encuentro ridículamente sexy —Camille lo dejo salir. No quiso pronunciar la última parte y sus ojos se engrandecieron mirando los ojos del chico.
— ¿Es así? —El chico con el pelo bipolar levantó las cejas. Camille no tenía tiempo para y cuando menos se dio cuenta, ya tenían sus labios aferrados. Rodaron por el suelo con sus lenguas lamiendo cada centímetro de sus bocas. Pronto los dos estaban desnudos en la cama de la castaña, su cabeza sobre el corazón revoloteando de Michael.
— Eso fue…
— Brillante, me gustaría hacerlo más a menudo —Soltó Michael sin aire, Camille solo le dedico una tímida sonrisa. Se quedaron en la cama abrazados por el resto de la noche hasta que Michael tuvo que irse, no quería estar en el encuentro incómodo de los padres de Camille y menos en su estado desaliñado, simplemente sacudió su cabeza mientras Camille lo llevaba a la puerta.
— No te preocupes por ellos, no están acostumbrados a verme con alguien más que no sea Calum y tú eres un poco diferente que el —ella habló suavemente y se inclinó para darle un beso.
— Nos vemos mañana Cams, no quiero dejar de besarte —Él sonrió en su coche, Camille vio como lentamente el auto desaparecía  en la noche.  

Dicen que el resto es historia. Después de llegar a conocerse en las próximas semanas ambos decidieron que los sentimientos que tenían eran mutuos. Camille encontró que Michael era realmente inteligente y tuvieron largas conversaciones sobre todos los temas que les vinieron a la mente. Michael encontró que Camille era increíblemente talentosa e incluso cantaba con él un par de veces, sus voces se mezclaban tan bien que se convertía en una armonía. Michael era en realidad el indicado para preguntarle. Habían pasado dos meses desde su primer encuentro humeante caliente y esta vez no había sido la excepción.

— Eh, Cams, no soy muy bueno en esto y no sé si voy a ser todo lo que quieras pero... ¿quieres ser mi novia? —Preguntó tímidamente. Camille le respondió con un beso y una sonrisa que hizo a las estrellas celosas. Los besos no pararon esa noche hasta que ninguno de los dos pudiera respirar o sentir sus labios. Hasta el día de doy ya todo el mundo sabía sobre la pareja. Al principio las personas estaban realmente sorprendidas, era difícil de creer. El chico malo de Norwest estaba saliendo con una tipa que podría estar leyendo algo que cualquier otra cosa. Nadie entendía cómo ni por qué sucedió.

Camille sonrió mientras caminaba por los pasillos, estaba esperando ver a su novio junto a su casillero, desde que empezaron a salir, Michael siempre se encontraba apoyado contra él casillero, viéndose tan sexy en el cuero negro y un aire de 'Me importa un carajo', pero hoy no estaba. Eso fue sorprendente. Sacó su teléfono y rápidamente le envió un mensaje al número que se sabía de memoria.

Para: Mikey, De: Cams ¿Dónde estás bebe? Xoxo. Mientras esperaba una respuesta, veía como todas las parejas pasaban justamente frente a ella. Sintió como un zumbido llegó de su bolsillo. Para: Cams, De: Mikey Lo siento bebe, estoy enfermo en casa:( xo.


Camille entró silenciosamente en la casa de Michael y oyó a alguien toser desde la sala donde la televisión estaba en un volumen bajito, este lugar prácticamente se había convertido en su segundo hogar. Giró a la esquina para verlo, tirado en su sofá con una manta gruesa hasta la barbilla y su cabello despeinado. Su piel generalmente bronceada era de tez enfermiza y estaba temblando.

— Hola cariño —Camille habló suavemente con una tímida sonrisa en su cara. Nunca había visto a su Michael tan frágil y vulnerable.  Sólo cuando estaban solos, su comportamiento era suave y cariñoso. Alrededor de otros era el típico badboy al que todos le tenían miedo, pero cuando los dos compartían una cama y besos perezosos, Michael se convertía en ese chico dulce que amaba dar cariño.
— Cams, que es lo que estas —tocio ligeramente. — ¿haciendo aquí? —Él estaba agradecido de que ahora su linda novia lo estuviera acompañando y para Michael no había nada mejor que estar con su Camille.
— Estoy aquí para cuidar de ti, imbécil. ¿Qué parece? —Camille se rio, colocando su bolsa abajo y sentándose en el sofá, cerca del torso del mayor. Ella puso su mano sobre la frente sudorosa de su novio para luego revisar sus glándulas que estaban hinchadas.
— Pero Cams, no quiero que te enfermes —Él gimió.
— No estoy preocupado por eso, es muy difícil que yo llegue a enfermarme. Ahora tienes fiebre y no te vas a mover hasta que estés mejor. Voy a hacer algo de sopa y té caliente. —Camille besó su frente con cautela y Michael ronroneo en respuesta. Hizo su camino a la cocina antes de ser detenido por un suspiro.
— ¿Bebe?
— ¿Sí?
— ¿Me puedes pasar el control remoto? He estado atrapado viendo una película ridícula durante una hora —el control remoto estaba a centímetros de él. Era realmente un bebé cuando estaba enfermo. Rodo los ojos y entregó a su novio el tal deseado control remoto. Cuando la sopa estaba lista, Camille quería que Michael se tragara el tazón completo y no podía parar, incluso cuando Michael protestó diciendo que estaba lleno.
— Ya no puedo comer más Cams.
— ¡Sí se puede! Y lo harás. Confía en mí, esto te hará sentir muchísimo mejor —Camille hizo sonidos de avión para intentar conseguir una sonrisa de Michael. — Vamos, ¿quién es un buen novio? —A regañadientes abrió la boca para terminar los últimos trozos de su comida. Camille sostuvo su mano y le entregó la taza de té que efectivamente podría calmar su esófago ardiente, se sentaron allí ociosamente ojeando los canales. Eventualmente Camille era una total experta en lo que hacía, miro como Michael dormitaba junto a ella. Sonrió al ver como algunos de sus colores habían vuelto, la sopa era un elixir mágico. La fiebre estaba empezando a desaparecer, gracias a Dios. Lentamente vio como un pequeño movimiento suyo hizo que Michael fuera abriendo sus ojos lentamente. Este bostezo con cansancio.
— Me siento como un bebe, y tu pareces mi mama.
— Nadie te ama más que yo Michael, bueno a excepción de tu mama. Ahora ven aquí. —abrió sus brazos, dejando a Michael colapsarse en su pecho y enterrando sus dedos por el pelo bipolar del chico. Pronto Michael estaba profundamente dormido en su abrazo. Puso un suave beso en la parte superior de su cabeza mientras le susurraba un 'Te amo'.

ficha aceptada.

Qué genial. Seré bastante simple. ¡Está increíble! Me encanta la trama del O.S. Camille era simplemente ldiasklasdfla. La verdad es que no sé que decir, pero está totalmente aceptada. Perfecto.

PD. Michael Clifford<3


Última edición por SheThinksSheIsInBarbados. el Mar 04 Feb 2014, 6:16 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por pinkfloyd. el Mar 04 Feb 2014, 6:15 pm

GreenSky♥ escribió:me encantó, en serio, la idea es verdaderamente perfecta. audicionaré, espera mi ficha<3
own. ¿Te acuerdas de mí?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por pinkfloyd. el Mar 04 Feb 2014, 6:23 pm

GreenSky♥ escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Destiny & Josh

PB's: Lucy Hale || Josh Hutcherson. || [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



aquí tenés la audición<3 el capítulo que he puesto no es interesante, pero he mejorado con la ortografía y por eso te mando ese. te mandaría otros dos, pero no están tan bien escritos:c<3
ficha aceptada.

¡Pero sí el capitulo está muy bueno! Es muy divertido, ¡está peeeeerrrrrrfecto! Oh. Demonios. Ya veo que te has enterado de lo insoportable que soy con la ortografía. Bueno, ¡aceptada!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por Grace. el Mar 04 Feb 2014, 7:28 pm

SheThinksSheIsInBarbados. escribió:
Toothiana escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Rose & Emily.

-Nombres: Rose Maryam || Emily Bloom.
- Edades: 18 || 20.
- Representantes:  Holland Roden || Crystal Reed.
New Rebelion:

Capítulo "002"
Día de la Cosecha.♡


Hazel odiaba ir al campus de entrenamiento, desde que el Capitolio había recobrado el poder y de volver a hacer "Los juegos del hambre". El Distrito 1 había vuelto a abrir campus de entrenamiento donde antes se utilizaba para convocar a la gente o hacer festivales. Pero ahora tendrían que buscar otro lugar para convocar a la gente y de los festivales ya no habría, porque se había vuelto una pesadilla.
Hazel miro a los demás jóvenes, era hora de que su Distrito dejara en claro que siempre serian los mejores.
- Algunos no dejan de ser arrogantes.-se dijo a si misma la pelirroja.
Miro que un entrenador iba hacia ella y en seguida tomo un cuchillo y lo lanzo un muñeco. Falla pero era de esperarse, ella nunca era buena para matar a muñecos a sangre fría y tal vez jamás a una persona.
-Felices juegos del hambre, Hazel querida.- susurro alguien a su oído y en seguida ella se volteo y se puso en modo de defensa. Era normal que de repente un entrenador te atacara por sorpresa y Hazel siempre era el blanco de ellos.
- Hey, tranquila.
Era Rose Tyler, su mejor amiga.
- Por dios Rose, no me asustes. Pensé que eras algún entrenador.
La rubia solo se río y le dio unas palmadas en el espalda.
-Lo siento, pero quería recordaste que hoy "Es el gran día de la Cosecha".
-Me muero de ganas por saber a quien llevaran a la arena.- dijo Hazel con una falsa sonrisa.
-Lo se, David dice que muere de ganas por ser un tributo.
Guardaron silencio por un momento, miraron a los demás chicos quienes seguían convirtiendose en asesinos. En Profesionales.
-David y yo prometimos que si en caso de que el nombre del otro salga, nos ofreceríamos como tributos y así ser compañeros en la arena y quien sabe hacer lo mismo que el panadero y el sinsajo.
-Rose, no hables de ello-dijo Hazel en un tono serio.
Volvió el silencio y Hazel miro el suelo y encontró un listón azul y lo recogió.
-Hazel no juntes cosas del suelo, Snow ya debe de haberlo chupado.
La pelirroja no hizo caso a lo que le dijo su amiga y intento agarrarse el cabello con el.
-Dejame ayudarte, eres un asco con este tipo de cosas.-dijo la rubia.
En cuanto Rose termino, llego David el novio-amigo de Rose.
-Hola David.-saludaron las dos chicas al mismo tiempo.
-Listas para la Cosecha?
-Segura-contesto Rose.
La pelirroja se miro de reojo en un cuchillo que tenia y miro su coleta.
-Como me veo?
La pareja miro de reojo a su amiga y sonrieron
-Luces asombrosa-contesto la rubia.
Hazel volvió a mirarse por el cuchillo.
-No es verdad.
-Oh vamos Waters!-exclamo David.
Los entrenadores hicieron sonar la campana y todos se dirigieron a la salida.
-Allos-y, chicas.-dijo David
-Tienes un plan de refuerzo en caso de que salgas Hazel?-pregunto Rose sacando a Hazel de sus pensamientos.
Ella solo miro el cuchillo y lo tiro.
-No


                                   
******

Hazel miraba a un sinsajo por su ventana mientras que su abuela le recogía el cabello con un listón que había recogido su nieta. La mujer recordaba como cuando arreglo a su hija el primer día de su Cosecha, cuando aun no había levantamiento y solo era miedo. El mismo cabello de su difunta hija, la mujer
intento llorar al pensar en ella. Termino de arreglar el cabello de su nieta.
-Te vez preciosa cariño.
-Gracias abuela, pero aun sigue mojado mi cabello.
-Descuida, pronto se secara.
Amabas salieron de la casa y se encaminaron a la plaza central.
Hazel miro su atuendo, una camisa azul y una falda gris que le llegaba a las rodillas y sus zapatillas blancas, su abuela le decía que su madre utilizo esas ropas el día de la ultima Cosecha, cuando todo cambio y hubo esperanza.
-Mujeres a la izquierda, hombres a la derecha y familiares junto con los demás-gritaba un agente de la paz desde la entrada de la plaza. Antes de entrar las Waters se detuvieron un seco y se miraron. Hazel era mas alta que su abuela, la anciana puso su mano en la mejilla de la chica y Hazel se agacho un poco para que ella se la besara.
-Buena suerte-dijo su abuela a su oído-Nos vemos para comer.
La chica sonrió y abrazo a su abuela.
-Te quiero
-Yo también mi niña.
Hazel vio que otros niños abrazaban a sus madres y padres, a los adolescentes les daban abrazos y palmadas en el hombro y los miraban con sonrisas. Creían que si su nombre salía volverían como ganadores. Hazel se separo de su abuela.
-Adiós
-Adiós
Hazel entro y se fue a registrar, en cuanto llego se turno tomaran su mano y le pincharon el dedo haciendo que ella soltara una queja. La sangre que tenia en el dedo lo pusieron en una casilla de un libro, y revisaron que era Hazel Grace de 17 años.
Fue con las demás chicas y vio a Rose abrazando a David. La rubia se fue corriendo intentando contener las lagrimas y se acerco a la pelirroja en cuanto la vio.
-Hola
-Hola, te vez bonita Rose.
-Gracias, mi madre dijo que cuidara el vestido, es blanco así que se lo dejo a cargo de la persona mas sucia de todas pero un así me dijo que me amaba.
-Crees que salgas?
-No lo se, pero no importa si el sale o yo salgo, los dos estaremos juntos.
Hazel sonrió y todos dirigieron la mirada en Jocasta la escolta del Distrito 1.
-Bienvenidos. Damas y caballeros-la voz de la mujer parecía resonar en cada lugar del Distrito.
Después de unas palabras de lo emocionada que estaba Jocasta, decidió comenzar.
-Primero las damas.
Se acerco a la urna del lado izquierdo metió su mano y dando vuelta su mano adentro de la urna, hundió su mano entre los papeles y cuando saco la mano tres papeles de cayeron quedándose solo con uno. La mujer del Capitolio se acerco al micrófono y abrió el papel.
-Hazel Waters.
La chica agarro su coleta y empezó a jugar con su cabello. Hazel miro a Rose, quien la miraba asustada y antes de que ella abriera la boca, Hazel tomo su mano y le sonrió.
-No lo hagas, ni se te ocurra hacerlo.
-Pero...
-Descuida, este es mi plan.- dijo y le sonrió-estaré bien.
Rose miro a su amiga y la abrazo.
-Hazel Waters, ven aquí cariño.-dijo la voz de Jocasta.
La pelirroja se separo de su amiga y camino hacia el escenario.
Miro a su abuela que estaba llorando y una mujer intentaba calmarla.
-Ahora los varones.
Hazel solo miraba a Rose, a su abuela y a David. Las únicas personas que les importaba.
-Finn Harries- anuncio Jocasta.
Hazel vi como un chico subía al escenario, lo había visto el campus pero jamás había hablado con el. Bueno ella no solía ser una chica muy social.
-Hazel Waters y Finn Harries, nuestros tributos.
Jocasta tomo la mano de los dos y las alzo en el aire.
Hazel no recuerda mucho de la despedida de sus amigos y familiares, ella estaba en un estado de shock, recuerda haberse  despedido de su abuela y abrazarla y hablando con Rose y con David. Pero no recordaba que les había dicho.
-Cuidado con las escaleras querida.
Hazel subió las escaleras del tren y cuando entro miro a su abuela en lagrimas abrazada por David y Rose, el tren empezó a avanzar y se despidió de ellos por la ventana.

Hola, soy Grace.
Y vengo a audicionar lo que es obvio, lo idea no me quedo muy clara pero me pareció bastante interesante.

ficha aceptada.

Hola, Hazel Grace -espero que no te moleste que te llame así- veamos: Me ha gustado bastante el capitulo, solo, cuidado con algunas faltas. Los Juegos Del Hambre, genial tema. La verdad es que no se entiende exactamente la idea, no he hecho aclaraciones, pero supongo que de algún extraño modo se entenderá.
Claro que puedes llamarme así, es un honor que alguien me llame como mi protagonista favorita. Y la verdad es que estoy trabajando en esas faltas, descuida estoy intentando mejorar. Espero entender pronto porque este tema es asombroso y gracias por aceptar mi ficha, muchisimas gracias. :33
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/soytributo

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por Guest el Mar 04 Feb 2014, 9:10 pm

me. en. can. ta.
el título me llamó bastante la atención, y cuando leí... god. juro que lo amé.
audicionaré.
y no sé si me recuerdas... yo leía una novela original tuya acá en el foro, pero nunca la seguiste.
como sea, espera mi ficha.
¿hay alguien por Calum? no quiero leer el spam, ah.
Guest



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por pinkfloyd. el Miér 05 Feb 2014, 6:52 am

Toothiana escribió:
Claro que puedes llamarme así, es un honor que alguien me llame como mi protagonista favorita. Y la verdad es que estoy trabajando en esas faltas, descuida estoy intentando mejorar. Espero entender pronto porque este tema es asombroso y gracias por aceptar mi ficha, muchisimas gracias. :33
¿También es tu protagonista favorita? Oh, Grace, tienes buen gusto.
Oh, de nada. Vamos a ver, ¿quieres que te aclare todo?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por peeta. el Miér 05 Feb 2014, 7:22 am

ay, yo audicionaré. Pronto dejo mi ficha<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por peeta. el Miér 05 Feb 2014, 12:21 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

kaya and dylan.


*Representantes: Kaya Scodelario and Dylan O'brien.
*Nombres: Alaska Storm and Carter Brown.
*Edad: Dieciocho años.

*capítulo; sexto sentido.:


El meteorólogo de la televisión se había equivocado notoriamente. El cielo azul que éste presagiaba no apareció nunca, y, aquella mañana, un color grisáceo se apoderó del firmamento que, territorialmente, pertenecía a los Estados Unidos. Observaba, desde mi habitación, a las pequeñas y cristalinas gotas de lluvia que resbalaban en un elegante baile a través de mi ventana; la sonrisa de satisfacción que, sospecho, cruzó por mi rostro, no hacía más que revelar mi dulce afición por el invierno y los meses en los que éste me regalaba un hermoso paisaje gris, con lágrimas celestiales complementándolo. Velozmente me alejé de la ventana, obligándome mentalmente a ceder a aquel capricho para comenzar a escuchar a mi amigo, el cual, con tanta dedicación, me ayudaba a estudiar para el exámen de matemáticas que ese mismo día, y a última hora, estaría torturándome. El ojiverde hablaba con tanta devoción sobre números y raíces cuadradas (ugh, esas cosas parecían perseguirte de por vida), que por un momento pensé en decirle “Creo que ya puedes cerrar la boca, rulos, de todas maneras, ni siquiera te estoy escuchando”, mas no podía hacerlo: él se había tomado la molestia de levantarse tres horas antes sólo para acudir a mi rescate y si se me ocurría mencionar que no había escuchado ni “j”, él me daría mi merecido sin dudarlo dos veces. Quizás absorbería mi poder de telequinesis y me arrojaría el ropero por la cabeza, o usaría mi control de los elementos para pasarme del infierno al polo norte en menos de lo que canta un gallo. Claramente escalofriante.


—Listo, así es como se resuelve el problema de la página 956 del libro. Es tu turno, Tris, hazlo para ver en qué estás flaqueando— me dijo con amabilidad mientras me entregaba el bolígrafo para que pudiera escribir el desarrollo del problema.


Si había algo en lo que nos parecíamos el libro de matemáticas y yo, era en que ambos teníamos problemas. Pero, a diferencia, yo intentaba resolver los míos, él, en cambio, se los delegaba a pobres estudiantes como yo. Y para agregarle más peso al saco, si no resolvíamos los problemas correctamente nos sacaban un reprobado y eso sí que eran problemas. Maldito y suertudo libro de matemáticas.


—No entiendo nada, sinceramente, esto es tan confuso para mí como lo sería armar un vehículo sin manual y tan aburrido como una roca. No podré, Harry, no podré— observé a mi mejor amigo con auto-decepción y él suspiró. Él creía en mí, siempre lo había hecho, y yo no sería quien lo decepcionara— agh, ¿sabes qué, Edward? Sí podré, lo haré, y luego tú te enorgullecerás y me regalarás el perrito que vimos el otro día en la perrera— me levanté con decisión, alisé mi vestido azul zafiro y salí de mi habitación, esperando a que Harry saliera para poder irnos a clase.


{***}


Harry estaba sentado bajo la sombra de un frondoso árbol que se encontraba a una distancia de 9 metros del lugar en el que yo me hallaba. Acababa de salir del salón de clases y ya había pasado la cafetería, la cual daba una exquisita vista del hermoso jardín del instituto. O al menos, era una exquisita vista, porque cuando pasé por ahí, las ventanas estaban atiborradas de chicas que observaban, suspiraban y chismeaban al mismo tiempo. No se me hizo difícil saber quién sería el objeto de tal atracción, y es que Harry parecía tener un imán-atrae-chicas. Sonreí ante la imagen de mi amigo rodando ojos e intentando hacer caso omiso de aquellas chicas que, con o sin querer, sólo aumentaban el tamaño de la lista negra de éste. Tomé dos jugos de manzana y dos sándwich de pavo, que  correspondían al menú del día en el lugar, y salí en busca del ojiverde. Cuando me senté a su lado, me dí cuenta de que estaba leyendo el libro de acción que le regalé una semana atrás, pero en vez de los rasgos serenos y confiados que el pálido rostro de mi amigo revelaban cada vez que leía un libro, éste se encontraba turbado y confuso. Eso no era nada bueno.


— ¿Qué pasa, hazza?— comenté, antes de darle un gran mordisco a mi sandwich.


—Gemma me ha enviado un mensaje preguntando si había hecho algo malo. Pero no sólo malo, creo que “grave” se adaptaría fácilmente a la oración— respondió, mientras me prestaba su móvil para que pudiera leer el mensaje.


¿Qué sería tan grave como para que Gemma le enviara un mensaje? La última vez que lo hizo, fue cuando un chico lo acusó de haberle robado el dinero del almuerzo. Lo castigaron un mes y luego descubrieron que el chico lo había ocultado en el bolso de Harry sólo para inculparlo.


Cuando volví a prestar atención al presente, me dí cuenta de que el ojiverde estaba observándome, y creo que algo debió haber comentado, ya que me sonreía como si fuera la estúpida del año. Al carajo.


—Uh, ¿dijiste algo?— interpelé, devolviéndole la sonrisa.


—Te dije que ya es hora de ir a casa, el timbre ya sonó, ¿no lo escuchaste?


—La verdad es que no.
Y sin más, mi amigo se levantó y estiró el brazo para ayudarme a efectuar el acto. Avanzamos de la mano (cosa a la que ya estábamos acostumbrados) por los pasillos de la escuela y entonces, nos encontramos con Dereck. Debo admitir que mi primer impulso fue correr y encerrarme en un lugar donde estuviese segura de él y todo lo que pasó en el pasado, pero no, me encontré a mi misma aferrándome al brazo de Harry como si se fuera mi vida en ello, mientras que estos intercambiaban un par de palabras.


—Yo sé que disfrutarás de tanta atención, rata de laboratorio— aquello fue lo primero que escuché, mas lo último que él había dicho, y la verdad es que dentro de mí, algo pareció romperse. Él era un maldito.


Y entonces fue como regresar al pasado. Cuando Harry descubrió la verdad sobre Dereck y corrió hasta su casa, le invitó a dar un paseo y luego lo golpeó hasta que el rubio cayó desmayado. Desvié la mirada y me encontré con un escenario bastante confuso, y entonces, me pregunté si no estaría en una cámara indiscreta.


—Harry— le susurré al oído, cuando este había dejado de golpear a Dereck.


—Todo está bien ahora, Bea, tranquila. Ese rubio con cara de princesa no volverá a molestarte.


—Harry, no es eso… sólo que… ¿quiénes son ellos?— pregunté a la vez que señalaba con mi dedo índice a los señores de bata blanca que me observaban extrañamente—, ¿y qué hacen nuestros padres ahí?


Y entonces, pareció que el mundo se hubiese detenido. Dos hombres agarraron de los hombros a Harry, y mientras que aquella extraña escena era presenciada por mis ojos, recordé el mensaje de Gemma. ¡Ella intentaba ayudarnos! Observé a mis padres, mientras estos le asentían  con la cabeza a otro grupo de científicos, otro par de gigantes venían por mí. ¿Acaso mi día no podía ir peor?


{***}


Destrozada. Esa habría sido una buena descripción para mí en ese momento. ¿Cómo se supone que afrontes el que tus padres te traicionen de tal manera? De mi madre podía comprenderlo, ya que desde la muerte de mi hermano, ella no hacía más que regañarme y criticar cada cosa que hacía, pero mi papá, el hombre que me prometió por su propia vida que me protegería de todo, lo había hecho también, y vaya que me dolía.


La furgoneta negra, en la que nos obligaron a subir luego de que nos atraparan, era bastante cómoda, aunque si mezclabas aquello con la inestabilidad del camino por el que íbamos, tenías como resultado una buena cantidad de golpes en la cabeza. Gracias a las negras ventanas selladas, no podíamos siquiera saber la ubicación en la que nos encontrábamos, aunque era fácil descubrir que era un camino bastante alejado del resto de la sociedad.


Los demás chicos llevaban a cabo una amena conversación en la que no quise ser incluída, así que hice mi máximo esfuerzo para no escuchar lo que salía de sus parlanchinas bocas. Me fue imposible, así que llegué a un trato conmigo misma: Sólo escucharía, pero dimitiría de cualquier charla que fuese dirigida hacia mi persona. Admítanlo, aquél era un buen acuerdo.


Y entonces, fue cuando localicé a Harry. Sentado delante mío, aunque claro, estaba tan absorta en mí misma que no me dí cuenta que estaba ahí. Debía aprender a ser más abnegada, sin duda.


—¿Dónde estamos?— le pregunté, logrando captar su atención inmediatamente. Aunque, cabe aclarar, quien me respondió no fue él, sino una chica. Cleo.


Me perdí nuevamente en la conversación, aunque a veces comentaba cosas como “¿Cómo lo sabes?” o “¿Qué nos harán?” y “Creo que liberar tanta información importante podría, luego, ser contraproducente” y después guardé silencio, porque nadie más quería seguir hablando del tema.


Y entonces, la furgoneta se detuvo y todos descendimos de ella. En los vehículos que iban por delante de nosotros bajaron muchos jóvenes, al 20% de ellos los conocía. Sobre todo a él. Zayn Malik.


Vaya, era muy pronto para decir que mi día no podría ir peor, ya que apenas apareció su cabellera azabache, supe que esto no sería nada bueno, y pude sentir la tensión entre nosotros. Y todo esto es gracias a Harry.


Se acercó a mí, con la mirada desafiante. Entonces recordé todas y cada una de las veces en que esa mirada fue dirigida hacia mí, y aquello no hizo más que evocar cuánto anhelaba estar lejos de él. Pero ya era demasiado tarde para correr, porque él ya estaba frente a mí.


Última edición por Fantasy. el Jue 06 Feb 2014, 4:12 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por LittleMuffin el Miér 05 Feb 2014, 12:38 pm

¡Hellou! Me llamo Maria but puedes llamarme como quieras<3 ¡Yeeeei!(?) Bueno, la cosa está en que la idea me ha parecido per-fect y eso significa que sí o sí tengo que audicionar...debo audicionar. Ahora dejo mi ficha!<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por heartcore. el Miér 05 Feb 2014, 12:43 pm

ADORO lo que podría llegar a ser esta novela.
Dentro de nada te dejo mi capítulo.


Última edición por MissNothing el Miér 05 Feb 2014, 1:10 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por heartcore. el Miér 05 Feb 2014, 1:09 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
adam parks; scarlett thomson


 Representantes: Joseph Gordon–Levitt; Amanda Seyfried.
 Edad: 28; 25.
 Capítulo:
«SORRY FOR KILL YOU»:

Capítulo 4



—¿Lenna Hudson?
Una bibliotecaria bajita, con gafas y con el pelo corto y rizado alzó la cabeza para dejar de mirar su pila de libros. Se sorprendió al encontrarse con alguien pasadas las once y media de la noche, sólo un enfermo mental iría a esa hora a leer.
—Yo — asintió la chica colocándose las gafas. Indefensa, pensó la mujer que tenía enfrente de ella.
La mujer sonrió mirando de arriba a abajo su pelo corto y sucio. El karma ha hecho un buen trabajo, se rió jugando con su mente. Puso su mano sobre la de Lenna, ésta se fijó en uno de sus brillantes anillos. Era de diamantes, y parecía costar más que su propia vida.
—¿Te acuerdas de mí?
—No me suena haberla visto — contestó sin dejar de mirar el anillo.
—Del instituto — le recordó —. Una chica bajita, delgada y con una carita de ángel.
Lenna negó despacio con la cabeza y sintió que ella apretaba su mano cada vez más.
—Quería dedicar mi vida a un escenario, interpretar papeles y sentirme en la cima sin tener que preocuparme por caerme de esa cima..., porque nunca me caería.
Apartó la mano y miró a su alrededor. Ese sitio era más deprimente según iba pasando el tiempo, tenía que terminar ya con ésto.
—Sueños — siguió diciendo —. Antes de conoceros los tenía —. Sacó una pistola de sus botas altas y apuntó a Lenna en la cabeza, preparada para apretar el gatillo —. ¿Te acuerdas de mí?
Lenna asintió y, en una milésima de segundo, la mujer disparó. Empezó a andar en dirección a la puerta, sintiéndose en esa cima que tanto había soñado.
—Por cierto — se giró, antes de abrir la puerta, para ver el cadáver —: has engordado.
Kate se sentó en uno de los asientos del avión y abrió el periódico por la segunda página. "Lenna Hudson (bibliotecaria local) muerta a tiros". Se rió mientras leía el artículo: "se está buscando al culpable", "los investigadores opinan que podría ser su ex novio"...
Había leído artículos similares en los últimos meses, era difícil relacionar las muertes de aquellas personas por la manera en la que el asesino les había matado, ya que no siempre les había jodido la cabeza de un balazo. Ineptos.
Kate sacó una foto del instituto en la que salía ella con lo que antes era lo más parecido a amigo que tenía. Se acordaba de esa época. Camisetas con mensajes estúpidos en contra de la sociedad y la misma estúpida cara en todas las fotos. En esa época tenía el pelo de su color natural, nunca se arrepintió de haberse teñido, eso le había dado ventaja para ciertas acusaciones. El chico, a su derecha, tenía un estúpido pelo a lo Beatles y era de su misma estatura. Esa foto era todo lo que odiaba recordar. Es ridículo que cada vez que odiemos algún momento de nuestra vida o alguna persona tengamos que recordárnoslo cada dos minutos.
Dejó de mirar la foto en cuanto vio a un grupo de policías entrar en el avión, sería una idea pésima correr a esconderse en el baño. Dobló y guardó la foto en su sujetador y dejó el periódico debajo de su asiento, se apoyó contra la ventana esperando el inevitable momento.
Como era de esperar, uno de ellos se sentó en el asiento que tenía a su derecha, le lanzó una mirada fulminante y empezó:
—Buenos días, preciosa.
—Buenos días, agente — contestó ella con una sonrisa y sin moverse.
—¿Está metida en algún crimen? Porque su belleza debería ser ilegal, princesa — rió mientras miraba a Kate como si fuera la única mujer en ese avión.
—Gracias — contestó ella intentando no vomitar.
—Budd, estamos buscando a una puta asesina no a tu próxima esposa — dijo el otro policía reprimiéndole.
—Me voy, hermosa — volvió a dirigirse hacia ella y guiñó un ojo —. La justicia me llama, pero quién sabe, las estrellas pueden alinearse para que nuestro próximo encuentro sea más... romántico.
Kate sonrió hasta que el policía estuvo lo suficientemente lejos como para no poder oír su próxima arcada. Corruptos, pensó. Nadie conseguiría que la metieran en la cárcel porque nadie trabajaba realmente en su caso. Aún así, tener a dos policías (corruptos, pero policías al fin y al cabo) en el mismo avión que ella, justo después de cometer un asesinato y antes de cometer otro, iba a ser complicado.
Se prometió a sí misma que éste iba a ser el último, que después de aquello no tenía sentido seguir.
Usaría su verdadero nombre, no Kate, Olivia, Leia o cualquiera de los otros nombres que había usado desde su mayoría de edad. Y empezaría su vida, su nueva vida de inocente.

«SORRY FOR KILL YOU»:

Prólogo


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]Déjame contarte, porque han pasado cantidad de cosas mientras tu orgullo te comía por dentro. Los verdaderos amigos aguantan toda la montaña rusa, se divierten en las subidas y soportan las bajadas. Pero tú no, tú aguantaste la primera pequeña bajada y aprovechaste la gran subida para irte en la gran bajada. Te perdoné todas las veces que pude, no sabía lo que era el orgullo hasta que te conocí.
Te voy a contar para qué sirven los verdaderos amigos, porque tú nunca volverás a tener a alguien como yo en tu vida. Sirven para hacer estupideces y arrepentirse demasiado tarde (o nunca), para llorar sin sentirte débil al lado de esa persona, para reírte hasta que te cueste cerrar la boca, para conducir rápido y sin carnet... Pero sobretodo: nunca te enamores.
Nunca entendiste que yo no quería vivir aferrada a una persona toda mi vida, que no quería que me trataran como un objeto, que no quería sufrir todo eso otra vez. Dijiste que tú nunca lo harías, que lo tuyo iba enserio, capullo. Y te creí. ¿Sabes lo que pasó? El tiempo. Y tú y yo perdimos todo lo que tuvimos, lo enterré en mi libreta de recuerdos del verano, porque sí: sólo duramos tres puñeteros meses sin enfadarnos.
Cuéntame, porque han pasado cantidad de cosas mientras yo luchaba por volver a estar en la cima de la montaña. Sé que ya no te gustan las chicas con carácter, las que son capaces de volverte loco, las que quieren morir jóvenes y con un vestido bonito, las que son inestables, las que tienen el poder de controlarte... Ya no te gusto. Ahora te gustan las chicas fáciles. Perfecto. Déjame decirte que te daré el privilegio de vivir unas semanas más, formaré mi propio ejército. Eres el último de una larga lista, el tiempo empieza a correr y va en tu contra. Te quise.[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Última edición por MissNothing el Miér 05 Feb 2014, 1:37 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: how to catch demons. {resultados}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 5, 6, 7 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.