O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 10:37 am por Andy Belmar.

» something strange
Hoy a las 10:20 am por jackson.

» Cuenta de 100 en 100 hasta llegar a 10.000
Hoy a las 10:20 am por Andy Belmar.

» Carne nueva.
Hoy a las 10:02 am por Andy Belmar.

» Mover y Borrar Temas |11|
Hoy a las 9:23 am por Andy Belmar.

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 7:03 am por Carstairs

» we're foxes ; m.i.
Hoy a las 6:58 am por Andy Belmar.

» a perfect couple ; muro
Hoy a las 6:48 am por Andy Belmar.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 6:06 am por Andy Belmar.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

padres solteros | resultados.

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por tobias. el Mar 21 Ene 2014, 8:39 pm

leila.hunter escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Charlotte White

»Nombre completo del pj: Barbara Charlotte White Bukater
»Representante: A. B. C.
»Chico: Logan L.
»Rol: Mejores amigos.
»Escrito de tu autoría (link o spoiler): you know i write.

Aceptada

sabes que amo lacia (?) ah. y sabes que amo como escribes so ya estás audicionando y vas por los mejores amigos te amo<333
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por tobias. el Mar 21 Ene 2014, 8:40 pm

CamiiBeliberStyles escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Maggie Lydon.

»Nombre completo del pj: Maggie Ann Lydon Beverly.
»Representante: Elle Fanning.
»Chico: Evan Peters.
»Rol:  ella es la hija de la mejor amiga de su madre.
»Escrito de tu autoría (link o spoiler): [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] and  [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Aceptada

escribes muy bien y vas por elle y evan so es una pareja perff sigo esperando el gif de mi aaron, ahno. esop, bai.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por tobias. el Mar 21 Ene 2014, 8:42 pm

meeeeey ¡estás aquí! te estaba esperando   ahno, me alegro de que te guste yo amo a los bebés son hermosos no cito tu comentario bc estás editando y no me gusta citar editaciones (?) pero sé cómo escribes yo estaba en una enecé contigo esoppppp, bai.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por tobias. el Mar 21 Ene 2014, 8:44 pm

Mely Payne escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Melene Evans

»Nombre completo del pj: Melene Danielle Evans.
»Representante: Danielle Campbell.
»Chico: Liam Payne.
»Rol: Ella es su secretaria.
»Escrito de tu autoría (link o spoiler):
Spoiler:
La castaña de nombre Melina se levanto corriendo al baño prácticamente por las terribles nauseas que presentaba. Sabía que un embarazo traía ciertas complicaciones, y aunque jamás quiso quedar embarazada el día que lo hizo con Logan creyendo que un bebe sería algo bueno le estaba rondando por la cabeza que esa elección habia sido errada.

Luego de devolver lo poco que habia cenado en la noche, se levanto del suelo y se miro al espejo, apenas unos meses llevaba de embarazo y su rostro se veía terrible, unas ojeras temibles y su piel pálida que parecía muerta en vida. Abrió el grifo del agua fría y se lavo la cara, luego sus dientes y después acomodo su cabello haciendo una coleta alta.

Salió del baño y entro a la habitación, aun estaba en ropa interior, la cual no ocultaba mucho su desnudez, a Logan le gustaba mucho la ropa interior de encaje pero también una que se pueda quitar rápido y sin complicaciones cuando uno está apurado.

Melina se volvió a acostar en la cama, se pego al cuerpo de Logan y comenzó a besarlo, era una buena manera de empezar el día después de una noche agotadora, en la que prácticamente no habían tenido sexo ya que la castaña todo el tiempo tenia nauseas y apenas habia podido dormir, y como buen novio, Logan estaba constantemente tratando de calmarla para que no llorara.

—Buen día— Susurro la castaña sobre los labios de su novio.

Logan restregó sus ojos con ambas manos y luego sonrió.

—Buen día princesa— Logan le dio un beso en la frente a su novia y luego otro en los labios. — ¿Cómo dormiste? — Pregunto moviéndose un poco sobre la cama para poder abrazarla mejor.

—Bien, en la mañana me volvieron a agarrar nauseas pero ya estoy mejor— Sonrió, dejando ver su hilera de dientes blancos.

—Hoy tenemos cita con el doctor— Comento el ojiazul, pero ella negó.

—Mañana Logan, mañana— Lo corrigió riendo.

Ella se levanto de la cama y se dirigió hacia el closet donde ambos tenían su ropa, aunque habia mucha más cantidad de ropa de mujer.

—Te queda hermoso ese conjunto— La alago mordiéndose el labio y mirándola de arriba abajo.

—Disfruta ahora que no estoy gorda aun— Hizo una breve pausa. —Quiero escucharte decir eso cuando lleve ocho meses de embarazo, la piel tenga marcas y este gordísima— Agrego algo apenada.

Logan se levanto de la cama y corrió a abrazarla, siempre la consolaba cuando Melina se hacia los terribles planteos sobre su embarazo. El castaño la abrazo y comenzó a besarla.

—Yo te amo y jamás dejare de hacerlo, no porque estés embarazada dejare de decir que eres hermosa o algo te queda bien, eres mi novia, eres mi chica, mi nena y siempre te recordare lo bonita que eres— Dijo Logan entre besos.

—Te amo— Sonrió Melina entre beso y beso.

—Yo te amo muchísimo más.



{ . . . }




El desayuno fue silencioso, Logan leía los mensajes que le habían llegado en su celular felicitándolo por el embarazo ya que E! News se habia encargado de divulgar la información.

Mientras tanto, Melina se encargaba de comer con gusto todo lo que en la noche no habia podido, las nauseas se le habían pasado y tenía hambre. Habia terminado su plato y luego continuo con el de Logan, el cual no lo habia notado hasta después de apartar su mirada del celular.

— ¿Tenias hambre, no? — Pregunto Logan riendo. Ella asintió apenada.

—Lo siento, ayer todo lo que habia comido fue directo al retrete y ahora puedo comer sin sentir nauseas— Contesto sonriendo.

—Igual, creo que deberías cuidarte…

— ¿Quieres decir que estoy gorda? — Lo interrumpió Melina poniendo una cara un tanto alarmada.

—No, no, solo digo que…

—Que estoy gorda— Volví a interrumpirlo elevando la voz.

—No, es que…

— ¿No quieres una novia gorda, no? — Lloriqueo.

—No, nena, es que yo…

—Ash, te detesto— Elevo de repente la voz, tomo la pequeña servilleta, la hizo un bollo y se la aventó a la cara para luego salir corriendo de la cocina.

Se oyó un fuerte portazo y luego el llanto desesperado de su novia. Logan se levanto de la silla, tiro la servilleta furioso sobre la mesa y se encamino hacia la habitación.

—Nena— La llamo. —Mi amor, sal de ahí— Le pidió.

—No, vete— Se oyeron los sollozos del otro lado de la puerta. Melina estaba llorando.

—Mely, corazón, yo no quise decir eso— Dijo golpeteando la puerta un par de veces.

—Vete, no te quiero oír— Sollozo otra vez la castaña.

—Pero, mi amor, hablemos— Pidió el ojiazul sentándose al lado de la puerta.

—Te dije que te fueras, vete, no te quiero— Grito llorando Melina.

—Como no puedes quererme, hoy dijiste que me amabas— Hizo una pausa. —Yo te amo.

—Que te fueras— Volvió a gritar.

—Bien, pero estaré en la cocina, cuando se te pase el mal humor hablamos.

Logan se levanto del suelo, y camino hacia la cocina recordando la conversación que habia tenido con su padre la semana pasada cuando le conto que sería papá.

“—La bipolaridad a las mujeres cuando están embarazas les llega por obra de magia, ni cuenta te das cuando de repente te odian pero a la mañana siguiente te aman como si fueran adolescentes enamoradas, ojo con lo que hagas, no hieras sus sentimientos si no quieres dormir afuera durante los meses de embarazo—”

gif:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Aceptada

sabes que amo lanielle (?) ya, dejo de ponerle nombres a los ships but este es cúl, ah, yo siempre con ideas cúls (?). amo como escribes so ya estás audicionando, ¡suerte!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por tobias. el Mar 21 Ene 2014, 8:46 pm

Esperanza'Malik escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Caroline Eastwood




»Nombre completo: Caroline Hope Eastwood Jones.
»Representante: Candice Accola.
»Chico: Zayn Malik.
»Rol: El es su entrenador.
»Escrito de tu autoría : Antes de que lo leas debo especificar que esta es una novela que aún no publico, que tiene un toque perver y eso... si quieres leer algo más de lo que ya he publicado te recomiendo que pases por [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
PD: Es la primera vez que hago una audición para una Novela Colectiva :)


Abreme:
CAPITULO 01
— Diooooooos Nena-gimió está vez él
Los gemidos de James y los míos se mezclan y son lo único que se escucha en el baño, el sonido del agua al caer se ha perdido entre nuestros gritos y gemidos.
-Oh James. Así-dije y lo siento una y otra vez enterrarse en mi con fuerza, mientras me sostiene por las caderas contra la pared de la ducha y el agua caliente cae sobre nosotros.
James: Es un chico de pelo castaño que estudia Arquitectura en la universidad de new york,en la misma universidad que estudio. Lo conocí el primer día que llegué aqui, porque es mi vecino de departamento, al igual que Caroline.
De a poco se ha ido convirtiendo en mi mejor amigo, mi amante, llevábamos tiempo haciendo esto, desde unos meses atrás, somos algo así como amigos con a derecho a roce, nadie lo sabe, aunque yo sospecho que Caroline si, nos conoce bastante bien como para saberlo. James me había vuelto loca desde que llegue a New York y embarcarme en esta aventura con él ha sido lo más excitante que he hecho en mi vida.
— Siiiii!-Grito con fuerza aferrandome a sus brazos clavando mis uñas en ellos mientras me dejo ir en el orgasmo, mientras tanto siento  su  gruñido ronco y varonil, llega él también.
Siento el cuerpo pesado y caliente de James recargado contra mi, y el frío de las baldosas de la ducha en mi espalda, empiezo a temblar, él lo nota y saliendo de mi me toma en brazos y nos metemos por completo bajo el chorro de agua.Lo miro y sonrió, luego empezamos a ducharnos.
Al terminar  salimos de la ducha y me quedo frente al espejo con una toalla cayendo de mi pecho, James se pone detras mi, y dando un beso en mi hombro derecho, succiona y muerde un poco el área para dejarme una marca.
-Asi que ahora  haces marcas?-le digo levantando una ceja, él ríe detrás de mi.
- Me gusta que recuerdes que he estado en tu piel-Sonrió, eso sonó tierno me doy la vuelta y le rodeó el cuello con los brazos.
-James, eres el único dueño de mi piel y lo sabes-Susurro sobre sus labios y la sonrisa en su rostro se marca aún más. Aprieta sus brazos a mi cintura y me besa. Me entrego al beso, pero de pronto, un olor diferente inunda mis sentidos, un recuerdo me come la mente y ya no es James a quien estoy besando, es Louis, su cuerpo desnudo sostiene el mío con fuerza entre sus brazos, nos besamos con locura, paso mis manos por su fuerte y varonil torso desnudo. Separo nuestros labios y me hundo en esos enormes y bellos ojos azules, voy a hablar cuando de pronto ya no es Louis, de nuevo es James, caigo en cuenta de mi loca alucinación y me sonrojo.
-Creo que te voy a extrañar el otro año presiosa-dice James
-Sólo nos queda un mes juntos-dije y caminé hacia mi armario sacando ropa limpia para que valla al instituto
-Que bien que yo no debo ir a la universidad, solo debo descansar-dijo el y se tiró sobre la cama
-Es sólo porque sacaste diez en tu último Exámen, eres un maldito cerebrito ¡Joder! -dije y corrí asustada hacia el
-¿Qué pasó?- me dijo
-Había una araña en uno de mis tenis negro-dije y lo abracé
-Tú y tus miedos a las arañas-se carcajeo-okey yo voy a ver 
-esta bien
-Sólo era una pequeña-dijo mientras la miraba correr por mi habitación
-Pero es araña igual ahora ¡Mátala!-dije aún arriba de la cama
Realmente si alguien me hubiera visto se reiría bastante, me encontraba de rodillas sobre la cama completamente horrorisada por la pequeña araña.
-listo-dijo y me miró tiernamente-ya puedes bajarte de la cama
-¿Y si era mamá? vendrán todos los hijos de la araña a matarme, Soy muy mala -dije y tapé mi cara con mis manos
-Brenda no seas Dramática y vístete que llegarás tarde a dar tus exámenes-él volvió a sentanse donde estaba antes de matar a la pobre arañita 
Me bajé lentamente y busque mi ropa interior, dejé caer la toalla y me la puse, después busqué mis jeans rotos, mi poler negra que tenía escrito un ''Party on'' con letras blancas y mis zapatillas negras, luego camine a la cama para dejar mi ropa en ella y ponermela.
Miré a James pero mi mirada se fué directo a su entrepierna...se podía apreciar que debajo de la toalla tenía una gran Erección
-James que cara..
-Lo siento, pero si te agachas a buscar tus zapatillas solo en ropa interior, ni modo que mi amigito se resita-dijo defendiéndose
Me sonroje, y luego sólo me dedique a vestirme, cuando ya me había vestido me peiné y me maquillé. de reojo miré a James que estaba haciendo una tierna cara de perrito, aunque era más como un 'puchero'
-Já si crees que te voy a ayudar con eso- dije y apunté a su amigo- estás loco, pidele ayuda a tu amiga la mano 
Me acerqué a el y le dí un beso, se suponía que era uno corto de despedida pero el me tomó la cara con ambas manos y subió la intensidad del beso en solo segundos
-Vamos cariño solo un oral-susurro seximente sobre mis labios
-Pero ya voy muy tarde, ni pude beber café-dije sobre sus labios de la misma manera que él
-Está bien-refunfuño
-Te quiero, Adios-grité cuando ya estaba afuera de la habitación. 
Me fuí directo a la Universidad, sólo me da tiempo para comprar un café en la cafeteria de la universidad, A primera hora tenía 'Diseños Modernos', Nunca pensé que esta carrera sería tan fácil para mí, siempre pensé que diseño es algo que me gustaría pero fue algo más fácil, James siempre me decía que seríamos la pareja 'perfecta' porque el haría nuestra casa y yo hago los diseños de interior. Realmente creo que el piensa en nuestra supuesta 'relación' de una manera diferente, el ve un futuro, y yo solo lo veo en el presente y sólo como un amigo con roce...¿que pasaría si el un día me pide ser su novia? ¿Qué le diria?


-


Abreme:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Aceptada

¿con qué capítulos hot, huh? ah, me gustó fue loco, pero te recomiendo que uses guión largo — y pongas '¡hola!' en lugar de 'hola!' y '¿hola?' en lugar de 'hola?' ya estás audicionando.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por ceonella. el Mar 21 Ene 2014, 8:46 pm

AnaPaulaHoran escribió:
CamiiBeliberStyles escribió:Me encanto mucho la idea, esta genial, ya te paso mi ficha y el gif de mi Aaron, luego te lo dejo nskvjfnk<33.
a ver, cami (?), tenemos un problema debemos aclarar que es mío y no tuyo, sólo lo comparto a sky bc ella lo ama<333 so deja de decir que es tuyo (?) mentira, pero es mío  espero la ficha y si ya la dejaste ahora la leo.
Tengo un plan(? tu solo lo compartes con Sky, pero yo, sí yo, mi personita (?) lo comparto contigo y nadie más, ¿tiene sentido? xd igual yo lo amo por su talento y por haber interpretado a Lennon en Nowhere Boy, y esta re dable    tal vez tu tengas más razones, no sé(?) y eso, gracias por aceptar mi ficha, casi escribo haceptar xd 
aquí, nuestro, el de sky, el tuyo, el de la vecina, el aaron pa' todos. 
esto es un hombre señores:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por Nothing. el Miér 22 Ene 2014, 12:18 pm

Desde que leí el titulo en tu firma no pude evitar darle clic!. 
Me llamó, tu firma me llamó :D
Me a encantado la idea, y definitivamente audicionare. Aún no se que personajes utilizare pero ya veré que es lo que haré. Espera mi ficha!

gif<3:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por Nothing. el Miér 22 Ene 2014, 2:44 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Sam O'Donell

»Nombre completo del pj: Samantha O'Donell Mitchell.
»Representante: Bridgit Mendler
»Chico: Harry Styles.
»Rol: Su secretaría.
»Escrito de tu autoría:
<3':

Prólogo

Estoy sentada en el viejo columpio atado desde una rama del gigante árbol que esta en el patio trasero de la casa. Con las puntas de mis pies muy apenas tocando la tierra del suelo. Junto a mi esta el. Es fiesta de año nuevo y toda mi familia esta reunida para celebrarlo. Solo faltan algunos minutos para la media noche. Nos alejamos de todos y vinimos hacia acá. El me pido que viniéramos aquí. A este pequeño lugar donde lo vi por primera vez, mientras trataba de balancearme por mi misma.

Ya han pasado varios minutos desde que estamos aquí y aún no me a dicho nada. Solo esta callado y serio viendo hacia el suelo. Y yo con la mirada hacia el cielo oscuro lleno de pequeñitos puntos brillantes.

—Ya pronto será tu cumpleaños.— Dice haciendo que me asuste un poco, hace otra pausa y me giré a mirarlo.- Tendrás diez años. 
—Si.— le contesto.— El primer día de cada año. Eso ya lo sabes.— le dije obvia.
—Lo se. Solo que esperaba y quería que no fuese así.—Su manera al decírmelo fue triste. Y mientras hablaba su sonido se haca cada vez más y más despacio.
—¿Por qué?.— Su actitud hizo que me preocupara. 

No me contesto. Se quedo callado de nuevo, cosa que casi nunca hacia, durante un par de minutos más. Manteniendo la mirada a el suelo, sin levantarla desde que estamos aquí. Se que algo esta mal. El nunca esta triste. Solo lo hace cuando yo me siento así y yo no estoy triste. El siempre es alegre, gracioso. La mayoría del tiempo esta sonriendo y yo con el. Pero ahora ni una pequeña sonrisa, ni un rastro de ella. Solo esta ahí parado, serio con la mirada perdida.

—En un momento, a media noche me tendré que ir.— Me dice esto haciendo que mis ojos se cristalicen rápidamente.
—No es verdad ¿cierto?. Es solo una broma, dime que si.— Lágrimas empezaron a salir de mis ojos. Al igual que una sonrisa nerviosa.
—Ojala así fuera. Quisiera que fuera así pero me tengo que ir. No tengo elección.— Levanto la vista y me miró. Sus ojos al igual que los míos empezaron a llenarse de lágrimas.—No puedo estar siempre contigo, tu debes continuar con tu vida. Pero sin mi a tu lado.
—No quiero, no quiero que te vayas. So-solo quédate aquí conmigo, por favor.—Comencé a subir mi tono de voz. Sin que lo quisiera.
 
Se inclinó y el me abrazo, yo lo abracé y supe que se iría. Sentí con ese abrazo que era la despedida. Que sería la ultima vez que nos veríamos. Que todo esto era un adiós.
Empezaron a oírse gritos. Cuenta regresiva comenzando con diez, nueve, ocho… así continuó hasta llegar al “Feliz año nuevo”. Escuche fuegos artificiales lejanos sonando uno tras otro. Es medianoche. Es inicio de un nuevo año. Es mi cumpleaños numero diez. Es el momento de decir adiós.

—No estaré contigo así como lo he estado este tiempo. Pero te tendré vigilada. Así que compórtate bien y conoce el mundo que está allá afuera.—Me susurro en el oído aún abrazándome.—¿Me lo prometes?.—Dejo de abrazarme. Me tomo de cada hombro con sus manos haciendo que mire sus bellos ojos azules.-¿Lo prometes?.— Preguntó de nuevo.
—Si. Lo prometo.— Me sonrío y yo le sonreí de vuelta. Pero sintiéndome triste.
—Feliz cumpleaños, mi ángel.

Soltó mis hombros y limpio las lagrimas de mis ojos con sus pulgares, se alejo de mi dando pasos hacia atrás. Yo seguía en el columpio sentada mirando como se iba. Sus blancas y suaves alas llenas de delgadas y pequeñas plumas se fueron iluminando. La luz fue cubriendo su cuerpo haciendo que desapareciera ante mis ojos poco a poco. 

Al final se creo una fuerte y luminosa luz que logró hacer que mis ojos se cerraran presionándolos fuertemente, los abrí y desapareció. Se fue, se ha ido. No volveré a verlo. 
Te extrañare, de eso estoy segura. Gracias por todos los momentos que me hiciste reír, las travesuras que hacíamos juntos, por hablar conmigo. Gracias por tu hermosa sonrisa y bellos ojos. Gracias por ser mi amigo. Gracias por hacerme feliz.

—Cariño, que haces aquí sola, te he estado buscando para felicitarte.—Mamá apareció a un lado mío acariciando mi cabeza.—¿Has estado llorando?. Oh mi pequeña.

Se puso en cunclillas delante de mi y me abrazo diciéndome un “Feliz Cumpleaños. Te Amo”. Tomo mi mano y caminamos hacia la casa diciéndome cosas que no logré escuchar porque no le estaba prestando atención. Antes de entrar a casa mire de vuelta hacia atrás mirando sobre mis hombros. Mirando a ese gran árbol. Pero no recuerdo porque lo hice.

<3':

Capitulo 1


—Hija sabes lo estresante que es todo esto. No se porque tu no lo estás, pareciera que la que se casara seré yo.— dijo mi madre. 
—Pues tu eres la que esta haciendo todo de manera apresurada. Aún hay tiempo para organizar todo.
—No si quiero que la boda de mi hija sea inolvidable.— dijo mi madre de manera dramática. Alzando ambas manos a el aire formando un arco sobre su cabeza. Rodé los ojos mientras me reía de ella.

A mis 21 años me casare. Hace un par de semanas atrás me propusieron matrimonio después de cuatro años de noviazgo. Juro que me sentí la mujer mas feliz del mundo. 
A el lo conocí cuanto comenzaba a cursar el primer año de universidad. Fue en una de las tantas fiestas que dan ahí. El un chico hermoso, definitivamente atractivo. Es alto y delgado con un cuerpo musculoso. Cabello con rebeldes rizos largos y castaños. Ojos grandes profundos y penetrantes color verde esmeralda. Me enamoró por completo todo de el lo hizo. 
Claro pero nadie es perfecto y el no lo es hay ocasiones en las que llega a ser un idiota. Solo pondré de ejemplo la forma en la que me propuso el matrimonio aunque de todas formas sigue siendo encantadora y única. Así haciendo que me de su parte una de las mejores y preocupantes sorpresas de mi vida. 

**

Estamos en una cita en alguna playa con arena dorada brillando por los rayos de el sol al ocultarse. Al llegar ahí note una mesa iluminada por un par de velas y adornada con un gigantesco ramo de flores a el centro. La acción me pareció de inmediato tierna e increíble. Todo iba de una manera perfecta. Excepto por el hecho de que estaba usando un par de guantes en sus manos. No dije nada sobre eso durante un buen rato. Hasta que me decidí saber el motivo por el cual los tenía. Y me preocupaba demasiado ya que era la playa y el clima era demasiado caluroso y caliente aunque estuviese oscureciendo.

—¿Qué?.— Me pregunto mientras masticaba un bocado de comida en su boca. Y al notar que lo miraba fijamente desde hace ya tiempo.
—Me dirás el porque.— Le dije mientras señalaba sus manos de manera interrogante.
—Emm… Pues me… tuve un accidente al prepararte la cena bonita. 

Me preocupe y dude demasiado. Primero el nunca se quemaba, cocinaba demasiado bien. Era un genio en la cocina comparado conmigo que muy apenas se preparar unos huevos eso si no contamos que siempre olvido ponerle sal o que los estoy preparando. Segundo no me miro a los ojos al decírmelo, miro hacia todos lados menos a mi. Y tercero hizo una sonrisa nerviosa y de costado. Signos claros de que estaba mintiéndome.

—Quiero que me digas la verdad ahora mismo Styles.—Seguí mirándolo de forma amenazante.— ¿Qué es lo que sucede contigo?.—Después de un largo e incómodo silencio hablo.
—Esta bien te lo diré.—Se paro demasiado rápido de la silla. Y apoyo sus manos sobre la mesa inclinándose haciendo que su cara este frente a la mía.
—Lo que me pasa es que desde que te vi por primera vez me encantaste. Lo que me pasa es que desde hace cuatro largos años estoy enamorado de ti de locamente. Que no puedo dejar de pensar de ti ni un solo día. Y quiero seguir así, pensándote siempre por el resto de mi vida. Y quiero que tu también pienses en mi como lo hago yo de esa manera. Lo que me pasa es que te amo.

Camino hacia mi lado sin apartar la vista de mis ojos. Ni yo de los suyos mirándolo impactada. Fue inclinándose de nuevo pero esta vez se puso sobre una rodilla sobre la suave arena. Se quito los guantes que cubrían sus manos. Tomo las mías y las coloco con las palmas hacia arriba. Después puso las suyas de la misma manera sobre las mías. Y en ese momento sentí que el corazón se detenía por unos segundos. Pero no era porque en cada dedo de sus manos decía “Marry me?” excluyendo los pulgares. 

—¿Te tatuaste los dedos?.— Le pregunte sorprendida y asustada.
—Claro que no.— bufó.— Crees que me arriesgaría a que me dijeras que no. Aunque se que soy tan irresistible y era obvio que no me recha…
—Si.— Le respondí sonriendo e interrumpiéndolo.
—¿Si?.— Me pregunto con ojos muy abiertos y una pequeña sonrisa tímida. Amo esa sonrisa hace que sus ojos brillen y luzca tan tierno. Asentí con la cabeza frenéticamente con lagrimas saliendo de mi ojos. 

Tomó mi mano izquierda y coloco un pequeño anillo en mi dedo anular. Después de eso se puso de pie y me tomo de la cintura levantándome de donde aún estaba sentada. Me rodeo con sus fuertes brazos acercándome mas a su cuerpo. Y uniendo sus labios con los míos formando un tierno y delicados beso salado por las lagrimas que aún salían por mi ojos. Nos detuvimos por falta de aire pero nuestras frentes estaban juntas y nuestras narices se rozaban. Sentíamos la respiración agitada de ambos. 

—Te amo.— Me dijo acariciando mi mejilla con una mano. Mientras con la otra me tomaba por la cintura y me acercaba aún más. 
—Te amo.— Respondí cerrando mis ojos y volviéndolo a besar mientras acariciaba y tocaba los rizos castaños de su nuca.

**
Un molesto sonido interrumpió mi recuerdo haciendo que me de cuenta que mi madre no estaba donde tenía que estar solo desapareció de la sala y del departamento. No tengo idea de cuando se fue. Noté que ese sonido provenía de mi celular, un mensaje. De el.

“Hola bonita. Perdóname pero no podré acompañarte a la joyería por las sortijas, pero confío en ti en que sabrás cuales escoger. Estoy demasiado ocupado y tengo una junta. Mi padre no me quiere dejar ir. ¿Notas que nadie me quiere lejos ni se me resiste?. Te extraño, trataré de llegar temprano. Te amo.”

¡Mierda!. No recordaba que tenía que ir por los anillos de compromiso. Eso era lo que debía hacer. Gire mi muñeca de mi mano para mirar el reloj. Las 4:35 p.m. Tenía escasos 25 minutos y contando para ir hacía la joyería. Mirar varios anillos y decidirme por un par antes de que cerrara a las 5:00 p.m. 
Tomé rápidamente mi bolso de el sofá y guarde mi celular en el. Camine hacia la puerta. Tomé mi abrigo del perchero y las llaves del pequeño mueble que estaba al lado de este. Salí del departamento no sin antes cerrarlo. Y me dirigí corriendo hacia las escaleras. Camine bueno corrí lo más rápido posible hacia la joyería. Porque tengo que ser tan olvidadiza. Porque el maldito auto tuvo que terminar en el taller.

Mientras corría rápidamente mirando mi reloj cada de vez en cuando para comprobar que si llegaría y chocando con las personas pidiéndoles disculpas. Sentía mi cabello moverse de un lado hacia el otro. Mi rostro congelarse. Mis labios resecarse por el aire frío de la cuidad. Y mi aliento cansado y tibio al salir por mi boca. Caen pequeños copos de nieve blanca desde el cielo nublado a el suelo resbaladizo. Esta terminándose el mes e iniciando el mes de todas las fiestas de navidad. Y con ellas el clima aún más frío. 
Finalmente llegue a mi adorado destino. Después de 15 minutos cansada y agitada. Con mis piernas adoloridas, mi cara sonrojada. Pude notar en el vidrio de un mostrador de la joyería  mi cabello hecho completamente un desastre sin forma. Y mi ropa desarreglada. De inmediato pase mis manos tratando de hacer que mi cabello luzca de alguna forma decente si se podía. Y arreglando mis prendas poniéndolas cada una en su lugar como debe de ser. Vi como una empleada se acercaba a mi. 

Después del típico sermón de bienvenida. Le pedí que me mostrara las argollas de compromiso. Cualquier persona normal solo iría a recogerlas porque ya las pidió con anticipación. Pero había un problema que olvide pedirlas. Lo se soy un poco olvidadiza como las demás personas. Nada grave. Ya lo eh comprobado. 
Al final elegí un par de argollas doradas con un relieve muy sobresaliente. Tenía decorados varios tribales alrededor saliendo de ellos pequeñas hojas. Son lindos demasiado hermosos. Guarde el estuche donde venían estos en mi bolso y me dirigí hacia la puerta de la joyería dando pasos acompañados con saltitos como si fuera la niña de hace diez años. Si puedo ser un poco infantil algunas veces pero estoy contenta. 

Seguí haciendo eso unos pasos mas después de salir hasta que en un movimiento que hice con mi cabeza hacia un lado me encontré con unos ojos los cuales no distinguí el color ya que estaban mirando desde el otro lado de la calle. Era un chico y alto eso lo pude notar muy claro. Tenia su cabello rubio y me miraba detenidamente con una gran sonrisa formándose en su rostro pálido al notar el como me detuve de mi caminata de la felicidad para mirarlo. 
Al momento de sonreírme me asusto un poco porque yo no lo conocía y esa sonrisa no creo que sea de felicidad. ¿Tal vez era una sonrisa sádica y planeaba secuestrarme?. Si eso era.

Luego de unos segundos de permanecer así mirándonos mutuamente desde ambos lados de la calle el dio unos pasos caminando hacía mi sin apartar su mirada de la mía ni un segundo. Si, me quería secuestrar y no quitaba su mirada para no perderme de vista. Pero tuvo que hacerlo al escuchar el sonido del claxon de un auto aproximarse hacia el. Giró para mirar el auto que casi golpeaba. Y no perdí mi tiempo, aproveche ese momento para caminar lo más rápido posible alejándome de el lugar. 
Mientras giraba en una esquina mire sobre mis hombros para asegurarme que no estuviera siguiéndome. No lo hacía solo vi que regreso al mismo lado de la calle y miraba hacia sus costados.

<3':



El hasta luego y un hola.

¿Sabes?, ya no eh pensado en ti demasiado como a el principio, torturándome cada día por el no tenerte conmigo. Pero ahora todo es diferente, muy diferente. Encontré a alguien que me guío hacia la salida de este laberinto de oscuridad que era mi vida, al fin pude encontrarla. La verdad es que pensé y creí que siempre viviría lamentándome por tu partida tan repentina de este mundo. Como no creerlo así, si cada día por la mañana me levantaba y no estabas a mi lado. 
A causa de eso me volví una persona fría, pesimista, malhumorada, amargada, insensible y es mejor que ya no te siga contando está lista interminable que me caracterizaba porque seguramente estarías demasiado decepcionado de mi. Pero cambie James, volvió esa chica a la cual le decías cuanto la amabas por ser como es, por ser solo ella. Volví a tener una sonrisa verdaderamente sincera que salió desde el fondo de mi ser, gracias a el. 
El es un gran chico que estuvo para mi y no se rindió aún sabiendo como era, sabiendo que podría ser muy complicado que esta testaruda chica al menos le dirigiera la palabra, lo escuchara cuando me hablaba o al menos lo mirara. El sabía todo eso, pero yo no sabía que el podría incluso ser mucho mas testarudo que yo y que nunca se rendía con lo que quería. A veces me recordaba a ti. Tu eras así un gran luchador cuando te lo proponías y cuando en verdad deseabas algo con todas tus fuerzas. 

Te amo James, lo sabías perfectamente. Te extrañare James, por siempre y para siempre. Fuiste y serás mi primer amor adolescente, así sera por siempre aunque tu no estés. Pero llego el momento en el que tengo que empezar a vivir de nuevo con alguien que me apoya incondicionalmente y me hace feliz. Que logró hacer que responda estoy bien, con un "estoy bien" de verdad. 
Te digo hasta luego, y me despido así porque creo que algún día, en algún momento nos volveremos a encontrar, solo tu y yo. 

Me inclino y dejo el pequeño ramo de flores sobre la fría y dura tablilla de concreto que tiene gravado el nombre de el "James Cowell". Vuelvo a mi posición inicial y la miró de arriba hacia abajo, de un lado a el otro detalladamente como siempre lo hago cuando vengo aquí. Suspiro fuertemente y limpio un lágrima que salió por mi ojo con los dedos de mi mano. Miro hacia el cielo azul con escasas nubes blancas en el. Cierro mis ojos, respiro tranquilamente y comienzo a sentir el viento sobre mi piel y el cabello dando golpes en mi rostro. Después de estar así por algunos segundos empiezo a caminar hacia mi auto para salir de aquí e ir directo a el pequeño apartamento donde vivo. 
Mientras conduzco y observo el paisaje, vienen recuerdos a mi mente, recuerdos de esos momentos que vivimos juntos los dos. 

**
—Debería besarte justo ahora.— Me dijo mientras estaba arriba de mi después de que caímos a el suelo.
—¿Y porque deberías hacerlo?.—Le pregunté casi en un susurro con sus labios cercas de los míos. 
—Porque si no lo hago ahora se que me arrepentiré después.—Y así lo hizo, acercó su rostro cortando la poca distancia que nos separaba y me besó. 
**
—Es mentira lo que me dicen, todos son unos mentirosos.—Grité devastada a Charlie y Regina que me abrazaban para no terminar en el suelo.—No puede ser verdad,. ¡Es mentira, el regresará!. Me lo prometió. Me dijo que volvería, el no puede romper su promesa, ¡no puede!.—Sentí los brazos de Regina rodearme fuerte y a Charlie dándome su mano. 
**

Escuche una unos golpes, giré mi rostro y estaba Matt tocando el vidrio de la ventana del auto. Estaba en la entrada del edificio donde está mi apartamento. No me di cuenta cuando ni como llegue aquí. Le sonreí a Niall y salí del auto. 

—¿A dónde fuiste?.—Preguntó mientras me tomaba de la mano y caminábamos hacia adentro. 
—Fui a visitar a James.— Lo miré y tenía el seño fruncido y su rostro se miraba confuso.—La tumba de James.—Le aclaré mientras subíamos por el ascensor.—Fui a despedirme de el. Estoy volviendo a comenzar Matt, contigo a mi lado. Ya no quiero seguir viviendo en mi hoyo oscuro de tristeza.
—Y yo quiero que empieces a disfrutar de nuevo la vida que hay fuera de tu hoyo.—Me sonrío y yo le devolví el gesto. Salimos del ascensor y caminamos hacia la puerta con el numero catorce en ella. 
—Quieres que cocine algo para ti.—Saqué la llave de mi bolso y la coloque en la cerradura. Me miro no muy convencido por mi propuesta.
—Prefiero llevarte a comer y después dar un paseo. ¿Qué te parece?.— Abrí la puerta.
—Me parece perfe…

No puede estar pasando esto. No debería, es imposible. ¿Como es que está aquí dentro, frente a mí?. Estoy confundida, no puedo dejar de mirarlo, no creo que sea posible. Tal vez sea una alucinación mía el verlo ahí de pie, mirándome fijamente a los ojos mientras yo hago lo mismo. 
Otra vez  puedo ver sus ojos verdes, su rostro, su cuerpo. Todo de el esta frente a mi y no puedo creerlo. Comienzo a caminar hacia el viéndolo más y más cerca. Mis ojos no me están mintiendo, realmente está aquí. 
Me detengo quedando frente a el. Me sonríe y ahora estoy convencida de que está aquí, que regresó como lo prometió.

—Hola.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por Fery. el Miér 22 Ene 2014, 3:45 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Kiara A. Miller

»Nombre completo del pj: Kiara Alisson Miller.
»Representante: Emily Rudd.
»Chico: Dylan O'Brien.
»Rol: La hija de la mejor amiga de su madre.
»Escrito de tu autoría:
Insanity House {nc:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Capitulo 003: Hiboux

Hiboux terminó de leer Romeo y Julieta por catorceava vez en su vida.
El final seguía persiguiéndolo como cada vez que leí sus últimas páginas. E interminablemente se hacía la misma pregunta: “¿Por qué Julieta? ¿Por qué?”. Él no podía entender completamente el significado de aquella palabra. Amor.
Jamás lo había experimentado, quizás Amado le podría explicar, después de todo la taxonomía de su nombre venía de aquella palabra. Amor.
Guerras y Amor
. Por todos los libros que había leído, había llegado a la conclusión de que aquello iba de la mano, el por qué aún le era una magnifica incógnita que esperaba llegar a entender pronto.
Hiboux tenía la costumbre de despertar muy temprano, por lo regular era el primero en la casa, sin embargo no se levantaba tan rápido, sino que se ponía a leer algún libro o a terminar algún acertijo que encontrara entre sus cajones. A veces, tomaba su tablero de ajedrez y se enfrentaba a sí mismo en una batalla que podía durar más de dos horas.
Procuraba siempre levantarse cuando las agresiones de Crow Nuit hacia el pobre Biely se hacían presentes.
No obstante, en esta ocasión no fueron los chillidos de Cuervo lo que lo obligaron a ponerse en pie, sino la voz cantarina de Prince cuando entró a su habitación sin permiso.
—¡Hiboux, qué bueno que estés despierto!
—Adelante Prince –dijo con sarcasmo-. Puedes pasar.
—¡Olvida las formalidades! –respondió el otro cada segundo más alegre-. Migthy nos llama a todos a la sala en una reunión de emergencia.
—¿Reunión de emergencia? –Hiboux comenzó a imaginar qué le habría hecho Cuervo a Biely o Amado, pero hizo a un lado esas ideas ya que Prince era amigo de estos dos y si algo les hubiera pasado no estaría tan feliz-. Prince, ¿qué sucede?
—Tú eres el sabelotodo aquí, no yo –contraatacó Prince momentáneamente interesado en el aspecto de sus uñas.
—De acuerdo –dijo con un resoplido-. Estoy ahí en un par de minutos.
Prince sonrió de oreja a oreja y salió de la habitación acomodándose la corona que adornaba día con día su cabeza.
Hiboux se levantó de la cama sin molestarse en cambiarse el pijama.
Mientras se estiraba, observó su habitación y sonrió.
Su cama era grande, muy grande. Junto a ella había un pequeño buró con una lámpara de noche sobre él. Esa lámpara era su confidente cada que él se quedaba hasta tarde leyendo o escribiendo. Su ropa se encontraba dentro de un espacioso armario y junto a él había un espejo del tamaño de su cuerpo.
Junto a la pared, había un escritorio con un par de cajones, que usaba para guardar sus lápices y plumas.
Y su librero, su tan querido librero, abarcaba toda una pared de su habitación. Él quería sus libros tanto como Prince a sus joyas o Biely a la paz. En su librero había casi 600 libros. La última vez que los contó eran 578, pero cada que él releía 10 libros, uno nuevo aparecía mágicamente en su colección.
Como en toda la casa, no habían ventanas.
Él era feliz ahí, no necesitaba nada más. Pero tenía que admitir que necesitaba conocer en el mundo que se encontraba en el exterior. Tenía que saber cómo eran los árboles verdes que algunos autores describían en sus libros, necesitaba admirar la belleza del cielo o el maravilloso brillo de las estrellas.
Por eso, cada semana hacía exploraciones de la casa. Medía el lugar y diseñaba planes para salir, sin embargo todos resultaban fallidos. Quizás había una clave que reunir, pero…
Escuchó a lo lejos los gritos de Crow Nuit y recordó que Migthy había convocado una reunión. Dejó salir un suspiro y se quitó sus lentes de lectura.
Con paso ligero, abandonó su habitación y se acercó a sus compañeros. Miró fijamente a Mighty y se dio cuenta que lucía más grande que de costumbre. Quizás todos eran de la misma edad, pero hoy el encargado de la casa se veía un poco mayor, tal vez por el cansancio o las presiones y responsabilidades que lo agobiaban.
—¿Para qué nos necesitas, Migthy? –preguntó Biely tan agradable como siempre. Hiboux solía compararlo con un conejito, aunque nunca había visto uno de verdad. Alicia en el País de las Maravillas solía describirlos como seres dulces y abrazables.
—Tiene razón la niña, sargento –comentó Cuervo ganando miradas desaprobatorias por parte de todos. Él rodó los ojos y continuó con voz sarcástica:- ¿A qué se debe el honor de su presencia?
—¿Podrías ponerte serio por una vez? –le dijo Hiboux tratando de calmar las cosas antes de que empeoraran. La duda de por qué se había convocado una reunión lo carcomía y no le gusta tener dudas de nada.
—Por supuesto –rebatió Cuervo y con una fingida y dulce voz añadió:-, defensor de los débiles.
—Nueva gente vendrá –declaró Migthy ganándose la atención de todos-. Y nos ayudarán a salir de aquí.
Un silencio sepulcral se instaló en toda la casa. Por primera vez en mucho tiempo lo único que se podía escuchar eran sus respiraciones. Hiboux, harto de eso decidió romperlo.
—¿Qué quieres decir con “nos ayudarán a salir”, y quiénes serán esas personas que vengan? –preguntó con el ceño fruncido.
—Lamentablemente, mi querido Hiboux, no te puedo dar una respuesta concreta para eso. Yo tampoco sé mucho. Hoy en la mañana, Prince encontró un papel en la cocina que decía “Cuiden de la llegada de las inquilinas. Ellas los ayudarán a salir de su hogar” –Hiboux pudo escuchar el suspiro de Amado con la palabra “inquilinas” y el gruñido por parte de Cuervo cuando se pronunció “hogar”.
—Entonces –dijo Biely-. ¿Serán chicas quienes nos ayuden?
—Eso es lo que parece –dijo Migthy categórico.
—¿Y cómo nos ayudarán? –habló por primera vez Amado.
—Hiboux lo debe de saber –dijo Prince arreglando las joyas que colgaban de su cuello-. Él es el genio aquí.
Todas las miradas se posaron en el chico, pero su cerebro estaba trabajando demasiado lento. ¿Chicas? ¿Con ellos? ¿Por qué unas chicas los ayudarían a salir de la casa?
—Lo siento –declaró Hiboux mientras bajaba la mirada-. No lo sé –Hiboux estaba a punto de hacer una pregunta, pero fue Amado quien finalmente la expuso.
—Bueno, ¿y cuándo llegarán ellas?
Insensitive:



Capítulo 003


Estaba estacionada en una orilla de la avenida, con las ventanas cerradas y el rostro pálido. No podía pensar en otra cosa que no fueran los chicos con armas. Pero cuando menos lo esperé, una figura ya estaba junto al auto, mirándome fijamente. Intenté encontrar alguna respuesta en la expresión de su rostro, pero su cara era indescifrable. De pronto, me habló.

-Baja del auto -me dijo lentamente mientras sentía como mi cuerpo se paralizaba completamente-. Baja ahora mismo o romperé el vidrio y te bajaré yo mismo –amenazó.

Estaba completamente inmóvil, asustada. Quería hacer lo que él me pedía, quería salir de auto, pero mi cuerpo no estaba respondiendo. Lo único que pude hacer fue negar con la cabeza. Me di cuenta que al ver mi respuesta su mirada se encendía como si estuviese furioso, y al parecer, así era. Estaba más que furioso.

-Tienes una última oportunidad, ¿de acuerdo? -me miró fijamente y suspiró-. Baja del auto o te bajaré yo mismo. Supongo que no querrás ver el vidrio de tu lindo auto roto, ¿cierto?

Pero yo seguía inmóvil. ¡Muévete Kiara! Me gritaba a mí misma. ¡Sal ahora del auto! Pero seguía sin realizar movimiento.

Advertí que los chicos que había visto anteriormente -los de cabellos extraños, ropas raras y armas- se acercaban peligrosamente, eran alrededor de seis y no se veían nada contentos. Me sentí aún peor. También me di cuenta que Niall los miraba serio, y después su vista se volvió una vez más a mí. Su rostro estaba más blanco de lo que lo había visto hace unos minutos.

-Chica, ¿no entiendes que debes de bajar ya? -me gritó.

Sin esperar más tiempo, Niall se quitó la camiseta y pude apreciar cada detalle de su anatomía superior. Tenía un abdomen lindo, al parecer había dedicado un buen tiempo al gimnasio, su piel era blanca y aparentemente suave y... Antes de que pudiera seguir fantaseando con su cuerpo entendí porque se quitó la camiseta. Enredó la prenda en su puño y lo siguiente que vi fue el vidrio de mi puerta en mil pedacitos.

Niall abrió la puerta y me jaló fuera del auto. Miré en dirección hacia donde había visto a los chicos y entonces me preocupé más. Venían todos corriendo en nuestra dirección y no se veían precisamente felices. Niall tiró de mí y empezamos a correr en dirección opuesta a ellos. Al pasar corriendo pude ver algunos de los edificios que había sobre esa calle. Bares, Prostíbulos, Moteles y más sitios abandonados, entonces entendí que me había ido a meter a un barrio de mala muerte. En ese instante, mi cuerpo comenzó a moverse.

Corrimos a través de algunas calles mientras los tipos de continuaban siguiéndonos. Agradecí haberme puesto mis converses en lugar de un par de tacones de aguja, ya que hubieran sido solamente un estorbo. Escuché que quienes nos seguían nos gritaban cientos de cosas para que nos detuviéramos pero no hicimos caso.

Encontramos un almacén abierto y entonces entramos en él. Niall cerró la puerta detrás de nosotros. Se quitó la camiseta del puño y la colocó nuevamente en su cuerpo. Ambos nos miramos fijamente por unos minutos y pude ver que en su rostro había cierta molestia.

-Ahora sí, ¿me puedes explicar que estás haciendo aquí? -me preguntó serio.
-Niall yo... –puso su mano frente a mi rostro y me interrumpió.
-¿Cómo es que sabes mi nombre? No recuerdo habértelo dicho.
-Porque no me lo dijiste -susurré mientras dirigía la mirada alrededor del lugar. Efectivamente era un almacén-. Yo misma lo... Descubrí.
-De acuerdo, mira niña... –esta vez fui yo quien interrumpió.
-No soy una niña, y mi nombre es Kiara. Ya te lo había dicho hoy en la escuela -dije algo alterada. ¿En realidad no recordaba mi nombre?
-Kiara -soltó de mala gana con algo de exasperación en su voz-, solamente te lo preguntaré una vez, y quiero que me digas la verdad -suspiró-, ¿qué estás haciendo aquí? ¿Me estabas siguiendo?

Me detuve antes de responder. ¿Tenía algún sentido no decirle la verdad?, ¿le diría que llegué ahí porque lo estaba siguiendo?, ¿le contaría que me sentía frustrada de que él no me hablara? Eso sonaba completamente estúpido y chiflado. Suspiré y entonces hablé, aunque me sorprendí de mi respuesta.

-¿Por qué viniste aquí? -Niall me miró directo a los ojos y después se apartó, caminó hacia una de las esquinas del almacén y exhaló lentamente.
-Vivo cerca –respondió con un encogimiento de hombros.
-¿Cerca? -pregunté horrorizada-. Niall, este lugar es muy feo, está lleno de gente mala y... -me detuve. Alcé la mirada y me vi que él estaba nuevamente frente a mí, examinando mi rostro lentamente con esa única mirada azul suya. De pronto, una esquina de su labio se curvó en una linda sonrisa.
-Discúlpeme princesa, pero como usted dice, éste es un barrio horrible, y sí, está lleno de gente mala, entonces... ¿Quién le asegura que yo no soy de esa gente mala? -me dijo con un tono tan firme que provocó que hasta las puntas del cabello se me levantaran.
-Porque lo veo en tu mirada, eres diferente a los demás, pero no eres malo -respondí más segura de lo que esperaba-, y no soy una princesa.

Esperaba que Niall me gritara o se molestara más de lo que ya estaba, pero para mi sorpresa, lo único que hizo fue soltar una pequeña y sexy risa.

-Aún no respondes la primer pregunta que te hice, ¿por qué me seguías? –repitió.
-Dijiste que solo me lo preguntarías una vez -dije desafiándolo.
-No me retes niña, no te gustará saber que encontrarás con eso, aunque según tú no lo parezca puedo llegar a ser muy peligroso y estoy seguro de que tú no quieres descubrir mi lado malo -dijo mientras sonreía siniestramente, pero aun así, se veía condenadamente sexy.
-¿Y qué te hace pensar que no quiero descubrirlo? -pregunté acercándome a él. ¿Qué rayos estaba haciendo? Me di cuenta en ese instante de que soy una maldita masoquista.
-Eres muy, muy testaruda -susurró en mi oído-. ¿Qué es lo que buscabas siguiéndome? -insistió y se apartó de mí.
-¿Por qué te alejaste de mí a la hora del almuerzo? -dije con cierta molestia en mi voz y evadiendo una vez más su pregunta-. Y no me digas que porque no te gusta hablar a la hora de la comida, eso no te lo cree ni tu gato.
-No tengo gatos.
-Niall, dime la verdad, ¿tan mal te caigo? -pregunté desesperada.
-¿Siempre eres así de directa? -sonrió divertido.
-¡Deja de darle la vuelta a mis preguntas y responde! –grité.

Su rostro se tensó. Por un momento creí que fue a causa de mi grito, pero después me di cuenta de que no era así. A fuera del almacén se escuchaban pasos y voces nada amigables. Miré a Niall, quien ya estaba acercándose para tomarme del brazo.

-Vámonos –espetó.
-¿A dónde?
-¿Podrías dejar de hacer preguntas por un instante?
-No, ¿a dónde vamos? -repetí mientras corríamos hacia el otro lado del almacén en donde había otra puerta.
-A mi departamento -me dijo y abrió la puerta arrastrándonos hacia otra habitación la cual estaba llena de motocicletas. Tomó un casco y me lo entregó, después me hizo una seña para que me subiera.
-No subiré a una motocicleta -dijo decidida.
-Entonces quédate aquí para que te maten -dijo haciendo una seña hacia la puerta donde habíamos entrado. La puerta se estaba abriendo.

Suspiré y me subí a la motocicleta. Niall la encendió y comenzó a moverse, llegamos a otra puerta y por suerte estaba abierta. Salimos a la calle y me topé con que aumentaba la velocidad, así que me vi obligada a aferrarme a Niall para impedirme caer de la moto.

-Entonces, ¿a tu departamento? -grité a través del viento.
-Sí, a mi departamento, niña.
Half a Heart:

Capítulo 1


—¡Mamá! –gritó la chica mientras bajaba corriendo las escaleras de su casa.
—¿Sí? –gritó su madre de vuelta desde la cocina.
—Voy a casa de Zayn, vuelvo más tarde –dijo mientras abría la puerta principal de la casa.
—De acuerdo, solo no llegues tarde.
—¡No lo haré! –dijo y salió de su casa.
El día estaba nublado, pero aun así se podía sentir un aire caluroso.
Alice sonrió y cruzó corriendo la calle, para después entrar al jardín de sus vecinos, sin embargo en cuanto pisó el césped, se resbaló y cayó al suelo ya que estaba recién regado el jardín.
La puerta de entrada se abrió y una sonora carcajada resonó, provocando que Alice mirara en dirección del sonido.
Zayn estaba parado en la puerta mirándola mientras intentaba contener su risa. Después de unos segundos salió y le tendió la mano a la chica. Alice la tomó agradecida.
—¿Acaso tembló en la ciudad, Al? Te llevaste un muy buen golpe –dijo él sonriente mientras ella se ponía de pie. Comenzó a limpiarse la ropa con las manos pero había una gran mancha de lodo en su trasero.
—Muy gracioso Zayn, deberías de pensar en ser comediante.
—Me han dicho eso antes, pero realmente lo que me gusta es la música –la chica le dedicó una mirada asesina y él volvió a reír-. Tranquila, era solo un chiste. Vamos, entremos a la casa.
Ambos caminaron hacia la casa y se dirigieron a la habitación del chico.
Muchas personas ven mal el hecho de que dos adolescentes –hombre y mujer- se encierren en un cuarto solos, pero ellos no le tomaban importancia. Habían sido amigos desde que ambos estaban en el Jardín de niños y su relación nunca había dado para más.
Malik cerró la puerta y ambos se tumbaron en la cama mirando hacia el techo.
Estuvieron en silencio durante un par de minutos, pero no era un silencio incómodo, el silencio para ellos siempre era agradable, sin embargo fue Alice quien se decidió a romperlo.
—¿Listo para el primer día mañana?
Él la miró y sonrió.
Mañana comenzarían el primer día en la Universidad. Ambos irían a la Facultad de Música, aunque con diferentes enfoques.
Ella quería ser directora de una gran orquesta, en cambio él sería maestro de coros en las escuelas para niños especiales.
Desde que eran pequeños habían acordado estudiar ahí. Ambos cumplieron el acuerdo.
—Listo y emocionado –dijo él-. ¿Qué tal tú?
—Nerviosa.
—¿Por qué? –preguntó Zayn y ella se encogió de hombros.
—Nueva escuela, nuevos maestros, nuevas materias… No sé cómo serán las cosas ahora.
—Tranquila, sé que te irá bien. Siempre es así.
Ella se levantó y miró a su amigo. Zayn siempre sabía qué decir para hacerla sentir mejor, él era su punto de apoyo y su fortaleza. Sin él, ella estaría completamente perdida.
—Igual que a ti –dijo Alice y una vez más hubo silencio.
Por su cabeza pasaron cientos de cosas. En cada escena importante de su vida, Zayn había estado con ella y sabía que el paso a la Universidad no sería la excepción.
—No iré a Julliard –comentó de pronto Zayn.
—¿Qué?
—Solamente eso. No iré a Julliard.
—¿Por qué? –preguntó ella sorprendida-. Eres genial Zayn, quizás más tarde te llamarán, yo sé que lo harán, no te desanimes.
—Tú no quieres ir ahí, y no me iré sin ti.
—Oye –dijo ella mientras lo miraba fijamente-, yo no puedo ir porque mis doctores jamás me dejarán salir del país para ir a Julliard, pero no quiero que eso te frene a ti.
La idea de dejarlo partir le dolía, pero sí a Zayn se le presentaba esa oportunidad, Alice jamás se perdonaría si por su culpa él no iba.
Cuando ella tenía 12 años y su desarrollo estaba comenzando cayó en una fuerte anemia. Nadie sabía por qué, pero ella la tenía.
Después de un tiempo, los doctores descubrieron que era a raíz de su menstruación y que necesitaba estar ante constantes cuidados. A pesar de que su alimentación cambió, la anemia nunca abandonó por completo su cuerpo y ella tuvo que aprender a sobrellevarlo. Sin embargo, no podían quitar la alerta ya que si se descuidaba, la anemia podría provocar leucemia, y el cáncer sería su perdición.
—Tranquila –dijo Zayn en un intento de calmarla-. Además, ni siquiera me han llamada. Tal vez no lo hagan.
—Nunca pierdas la esperanza –le susurró la chica.
Zayn la miró fijamente por unos segundos. Ambos se fundieron en un gran abrazo y él le susurró al oído: —Jamás la he perdido.

Sexy :
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por tobias. el Miér 22 Ene 2014, 4:18 pm

CamiiBeliberStyles escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
CamiiBeliberStyles escribió:Me encanto mucho la idea, esta genial, ya te paso mi ficha y el gif de mi Aaron, luego te lo dejo nskvjfnk<33.
a ver, cami (?), tenemos un problema debemos aclarar que es mío y no tuyo, sólo lo comparto a sky bc ella lo ama<333 so deja de decir que es tuyo (?) mentira, pero es mío  espero la ficha y si ya la dejaste ahora la leo.
Tengo un plan(? tu solo lo compartes con Sky, pero yo, sí yo, mi personita (?) lo comparto contigo y nadie más, ¿tiene sentido? xd igual yo lo amo por su talento y por haber interpretado a Lennon en Nowhere Boy, y esta re dable    tal vez tu tengas más razones, no sé(?) y eso, gracias por aceptar mi ficha, casi escribo haceptar xd 
aquí, nuestro, el de sky, el tuyo, el de la vecina, el aaron pa' todos. 
esto es un hombre señores:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
just sky, me and you plzzzz. ah. yo lo amo for everything, en ezpezial por su cuerpo ahno, me encanta cómo es, todo él es perff. si escribes 'haceptar' rechazo tu ficha mentira.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por tobias. el Miér 22 Ene 2014, 4:21 pm

SamanthaM. escribió:Desde que leí el titulo en tu firma no pude evitar darle clic!. 
Me llamó, tu firma me llamó :D
Me a encantado la idea, y definitivamente audicionare. Aún no se que personajes utilizare pero ya veré que es lo que haré. Espera mi ficha!

gif<3:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
me alegro de que te guste, ahora leo tu ficha (?) creo que ya la enviaste idk. esop, bai<33333
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por tobias. el Miér 22 Ene 2014, 4:25 pm

SamanthaM. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Sam O'Donell

»Nombre completo del pj: Samantha O'Donell Mitchell.
»Representante: Bridgit Mendler
»Chico: Harry Styles.
»Rol: Su secretaría.
»Escrito de tu autoría:
<3':

Prólogo

Estoy sentada en el viejo columpio atado desde una rama del gigante árbol que esta en el patio trasero de la casa. Con las puntas de mis pies muy apenas tocando la tierra del suelo. Junto a mi esta el. Es fiesta de año nuevo y toda mi familia esta reunida para celebrarlo. Solo faltan algunos minutos para la media noche. Nos alejamos de todos y vinimos hacia acá. El me pido que viniéramos aquí. A este pequeño lugar donde lo vi por primera vez, mientras trataba de balancearme por mi misma.

Ya han pasado varios minutos desde que estamos aquí y aún no me a dicho nada. Solo esta callado y serio viendo hacia el suelo. Y yo con la mirada hacia el cielo oscuro lleno de pequeñitos puntos brillantes.

—Ya pronto será tu cumpleaños.— Dice haciendo que me asuste un poco, hace otra pausa y me giré a mirarlo.- Tendrás diez años. 
—Si.— le contesto.— El primer día de cada año. Eso ya lo sabes.— le dije obvia.
—Lo se. Solo que esperaba y quería que no fuese así.—Su manera al decírmelo fue triste. Y mientras hablaba su sonido se haca cada vez más y más despacio.
—¿Por qué?.— Su actitud hizo que me preocupara. 

No me contesto. Se quedo callado de nuevo, cosa que casi nunca hacia, durante un par de minutos más. Manteniendo la mirada a el suelo, sin levantarla desde que estamos aquí. Se que algo esta mal. El nunca esta triste. Solo lo hace cuando yo me siento así y yo no estoy triste. El siempre es alegre, gracioso. La mayoría del tiempo esta sonriendo y yo con el. Pero ahora ni una pequeña sonrisa, ni un rastro de ella. Solo esta ahí parado, serio con la mirada perdida.

—En un momento, a media noche me tendré que ir.— Me dice esto haciendo que mis ojos se cristalicen rápidamente.
—No es verdad ¿cierto?. Es solo una broma, dime que si.— Lágrimas empezaron a salir de mis ojos. Al igual que una sonrisa nerviosa.
—Ojala así fuera. Quisiera que fuera así pero me tengo que ir. No tengo elección.— Levanto la vista y me miró. Sus ojos al igual que los míos empezaron a llenarse de lágrimas.—No puedo estar siempre contigo, tu debes continuar con tu vida. Pero sin mi a tu lado.
—No quiero, no quiero que te vayas. So-solo quédate aquí conmigo, por favor.—Comencé a subir mi tono de voz. Sin que lo quisiera.
 
Se inclinó y el me abrazo, yo lo abracé y supe que se iría. Sentí con ese abrazo que era la despedida. Que sería la ultima vez que nos veríamos. Que todo esto era un adiós.
Empezaron a oírse gritos. Cuenta regresiva comenzando con diez, nueve, ocho… así continuó hasta llegar al “Feliz año nuevo”. Escuche fuegos artificiales lejanos sonando uno tras otro. Es medianoche. Es inicio de un nuevo año. Es mi cumpleaños numero diez. Es el momento de decir adiós.

—No estaré contigo así como lo he estado este tiempo. Pero te tendré vigilada. Así que compórtate bien y conoce el mundo que está allá afuera.—Me susurro en el oído aún abrazándome.—¿Me lo prometes?.—Dejo de abrazarme. Me tomo de cada hombro con sus manos haciendo que mire sus bellos ojos azules.-¿Lo prometes?.— Preguntó de nuevo.
—Si. Lo prometo.— Me sonrío y yo le sonreí de vuelta. Pero sintiéndome triste.
—Feliz cumpleaños, mi ángel.

Soltó mis hombros y limpio las lagrimas de mis ojos con sus pulgares, se alejo de mi dando pasos hacia atrás. Yo seguía en el columpio sentada mirando como se iba. Sus blancas y suaves alas llenas de delgadas y pequeñas plumas se fueron iluminando. La luz fue cubriendo su cuerpo haciendo que desapareciera ante mis ojos poco a poco. 

Al final se creo una fuerte y luminosa luz que logró hacer que mis ojos se cerraran presionándolos fuertemente, los abrí y desapareció. Se fue, se ha ido. No volveré a verlo. 
Te extrañare, de eso estoy segura. Gracias por todos los momentos que me hiciste reír, las travesuras que hacíamos juntos, por hablar conmigo. Gracias por tu hermosa sonrisa y bellos ojos. Gracias por ser mi amigo. Gracias por hacerme feliz.

—Cariño, que haces aquí sola, te he estado buscando para felicitarte.—Mamá apareció a un lado mío acariciando mi cabeza.—¿Has estado llorando?. Oh mi pequeña.

Se puso en cunclillas delante de mi y me abrazo diciéndome un “Feliz Cumpleaños. Te Amo”. Tomo mi mano y caminamos hacia la casa diciéndome cosas que no logré escuchar porque no le estaba prestando atención. Antes de entrar a casa mire de vuelta hacia atrás mirando sobre mis hombros. Mirando a ese gran árbol. Pero no recuerdo porque lo hice.

<3':

Capitulo 1


—Hija sabes lo estresante que es todo esto. No se porque tu no lo estás, pareciera que la que se casara seré yo.— dijo mi madre. 
—Pues tu eres la que esta haciendo todo de manera apresurada. Aún hay tiempo para organizar todo.
—No si quiero que la boda de mi hija sea inolvidable.— dijo mi madre de manera dramática. Alzando ambas manos a el aire formando un arco sobre su cabeza. Rodé los ojos mientras me reía de ella.

A mis 21 años me casare. Hace un par de semanas atrás me propusieron matrimonio después de cuatro años de noviazgo. Juro que me sentí la mujer mas feliz del mundo. 
A el lo conocí cuanto comenzaba a cursar el primer año de universidad. Fue en una de las tantas fiestas que dan ahí. El un chico hermoso, definitivamente atractivo. Es alto y delgado con un cuerpo musculoso. Cabello con rebeldes rizos largos y castaños. Ojos grandes profundos y penetrantes color verde esmeralda. Me enamoró por completo todo de el lo hizo. 
Claro pero nadie es perfecto y el no lo es hay ocasiones en las que llega a ser un idiota. Solo pondré de ejemplo la forma en la que me propuso el matrimonio aunque de todas formas sigue siendo encantadora y única. Así haciendo que me de su parte una de las mejores y preocupantes sorpresas de mi vida. 

**

Estamos en una cita en alguna playa con arena dorada brillando por los rayos de el sol al ocultarse. Al llegar ahí note una mesa iluminada por un par de velas y adornada con un gigantesco ramo de flores a el centro. La acción me pareció de inmediato tierna e increíble. Todo iba de una manera perfecta. Excepto por el hecho de que estaba usando un par de guantes en sus manos. No dije nada sobre eso durante un buen rato. Hasta que me decidí saber el motivo por el cual los tenía. Y me preocupaba demasiado ya que era la playa y el clima era demasiado caluroso y caliente aunque estuviese oscureciendo.

—¿Qué?.— Me pregunto mientras masticaba un bocado de comida en su boca. Y al notar que lo miraba fijamente desde hace ya tiempo.
—Me dirás el porque.— Le dije mientras señalaba sus manos de manera interrogante.
—Emm… Pues me… tuve un accidente al prepararte la cena bonita. 

Me preocupe y dude demasiado. Primero el nunca se quemaba, cocinaba demasiado bien. Era un genio en la cocina comparado conmigo que muy apenas se preparar unos huevos eso si no contamos que siempre olvido ponerle sal o que los estoy preparando. Segundo no me miro a los ojos al decírmelo, miro hacia todos lados menos a mi. Y tercero hizo una sonrisa nerviosa y de costado. Signos claros de que estaba mintiéndome.

—Quiero que me digas la verdad ahora mismo Styles.—Seguí mirándolo de forma amenazante.— ¿Qué es lo que sucede contigo?.—Después de un largo e incómodo silencio hablo.
—Esta bien te lo diré.—Se paro demasiado rápido de la silla. Y apoyo sus manos sobre la mesa inclinándose haciendo que su cara este frente a la mía.
—Lo que me pasa es que desde que te vi por primera vez me encantaste. Lo que me pasa es que desde hace cuatro largos años estoy enamorado de ti de locamente. Que no puedo dejar de pensar de ti ni un solo día. Y quiero seguir así, pensándote siempre por el resto de mi vida. Y quiero que tu también pienses en mi como lo hago yo de esa manera. Lo que me pasa es que te amo.

Camino hacia mi lado sin apartar la vista de mis ojos. Ni yo de los suyos mirándolo impactada. Fue inclinándose de nuevo pero esta vez se puso sobre una rodilla sobre la suave arena. Se quito los guantes que cubrían sus manos. Tomo las mías y las coloco con las palmas hacia arriba. Después puso las suyas de la misma manera sobre las mías. Y en ese momento sentí que el corazón se detenía por unos segundos. Pero no era porque en cada dedo de sus manos decía “Marry me?” excluyendo los pulgares. 

—¿Te tatuaste los dedos?.— Le pregunte sorprendida y asustada.
—Claro que no.— bufó.— Crees que me arriesgaría a que me dijeras que no. Aunque se que soy tan irresistible y era obvio que no me recha…
—Si.— Le respondí sonriendo e interrumpiéndolo.
—¿Si?.— Me pregunto con ojos muy abiertos y una pequeña sonrisa tímida. Amo esa sonrisa hace que sus ojos brillen y luzca tan tierno. Asentí con la cabeza frenéticamente con lagrimas saliendo de mi ojos. 

Tomó mi mano izquierda y coloco un pequeño anillo en mi dedo anular. Después de eso se puso de pie y me tomo de la cintura levantándome de donde aún estaba sentada. Me rodeo con sus fuertes brazos acercándome mas a su cuerpo. Y uniendo sus labios con los míos formando un tierno y delicados beso salado por las lagrimas que aún salían por mi ojos. Nos detuvimos por falta de aire pero nuestras frentes estaban juntas y nuestras narices se rozaban. Sentíamos la respiración agitada de ambos. 

—Te amo.— Me dijo acariciando mi mejilla con una mano. Mientras con la otra me tomaba por la cintura y me acercaba aún más. 
—Te amo.— Respondí cerrando mis ojos y volviéndolo a besar mientras acariciaba y tocaba los rizos castaños de su nuca.

**
Un molesto sonido interrumpió mi recuerdo haciendo que me de cuenta que mi madre no estaba donde tenía que estar solo desapareció de la sala y del departamento. No tengo idea de cuando se fue. Noté que ese sonido provenía de mi celular, un mensaje. De el.

“Hola bonita. Perdóname pero no podré acompañarte a la joyería por las sortijas, pero confío en ti en que sabrás cuales escoger. Estoy demasiado ocupado y tengo una junta. Mi padre no me quiere dejar ir. ¿Notas que nadie me quiere lejos ni se me resiste?. Te extraño, trataré de llegar temprano. Te amo.”

¡Mierda!. No recordaba que tenía que ir por los anillos de compromiso. Eso era lo que debía hacer. Gire mi muñeca de mi mano para mirar el reloj. Las 4:35 p.m. Tenía escasos 25 minutos y contando para ir hacía la joyería. Mirar varios anillos y decidirme por un par antes de que cerrara a las 5:00 p.m. 
Tomé rápidamente mi bolso de el sofá y guarde mi celular en el. Camine hacia la puerta. Tomé mi abrigo del perchero y las llaves del pequeño mueble que estaba al lado de este. Salí del departamento no sin antes cerrarlo. Y me dirigí corriendo hacia las escaleras. Camine bueno corrí lo más rápido posible hacia la joyería. Porque tengo que ser tan olvidadiza. Porque el maldito auto tuvo que terminar en el taller.

Mientras corría rápidamente mirando mi reloj cada de vez en cuando para comprobar que si llegaría y chocando con las personas pidiéndoles disculpas. Sentía mi cabello moverse de un lado hacia el otro. Mi rostro congelarse. Mis labios resecarse por el aire frío de la cuidad. Y mi aliento cansado y tibio al salir por mi boca. Caen pequeños copos de nieve blanca desde el cielo nublado a el suelo resbaladizo. Esta terminándose el mes e iniciando el mes de todas las fiestas de navidad. Y con ellas el clima aún más frío. 
Finalmente llegue a mi adorado destino. Después de 15 minutos cansada y agitada. Con mis piernas adoloridas, mi cara sonrojada. Pude notar en el vidrio de un mostrador de la joyería  mi cabello hecho completamente un desastre sin forma. Y mi ropa desarreglada. De inmediato pase mis manos tratando de hacer que mi cabello luzca de alguna forma decente si se podía. Y arreglando mis prendas poniéndolas cada una en su lugar como debe de ser. Vi como una empleada se acercaba a mi. 

Después del típico sermón de bienvenida. Le pedí que me mostrara las argollas de compromiso. Cualquier persona normal solo iría a recogerlas porque ya las pidió con anticipación. Pero había un problema que olvide pedirlas. Lo se soy un poco olvidadiza como las demás personas. Nada grave. Ya lo eh comprobado. 
Al final elegí un par de argollas doradas con un relieve muy sobresaliente. Tenía decorados varios tribales alrededor saliendo de ellos pequeñas hojas. Son lindos demasiado hermosos. Guarde el estuche donde venían estos en mi bolso y me dirigí hacia la puerta de la joyería dando pasos acompañados con saltitos como si fuera la niña de hace diez años. Si puedo ser un poco infantil algunas veces pero estoy contenta. 

Seguí haciendo eso unos pasos mas después de salir hasta que en un movimiento que hice con mi cabeza hacia un lado me encontré con unos ojos los cuales no distinguí el color ya que estaban mirando desde el otro lado de la calle. Era un chico y alto eso lo pude notar muy claro. Tenia su cabello rubio y me miraba detenidamente con una gran sonrisa formándose en su rostro pálido al notar el como me detuve de mi caminata de la felicidad para mirarlo. 
Al momento de sonreírme me asusto un poco porque yo no lo conocía y esa sonrisa no creo que sea de felicidad. ¿Tal vez era una sonrisa sádica y planeaba secuestrarme?. Si eso era.

Luego de unos segundos de permanecer así mirándonos mutuamente desde ambos lados de la calle el dio unos pasos caminando hacía mi sin apartar su mirada de la mía ni un segundo. Si, me quería secuestrar y no quitaba su mirada para no perderme de vista. Pero tuvo que hacerlo al escuchar el sonido del claxon de un auto aproximarse hacia el. Giró para mirar el auto que casi golpeaba. Y no perdí mi tiempo, aproveche ese momento para caminar lo más rápido posible alejándome de el lugar. 
Mientras giraba en una esquina mire sobre mis hombros para asegurarme que no estuviera siguiéndome. No lo hacía solo vi que regreso al mismo lado de la calle y miraba hacia sus costados.

<3':



El hasta luego y un hola.

¿Sabes?, ya no eh pensado en ti demasiado como a el principio, torturándome cada día por el no tenerte conmigo. Pero ahora todo es diferente, muy diferente. Encontré a alguien que me guío hacia la salida de este laberinto de oscuridad que era mi vida, al fin pude encontrarla. La verdad es que pensé y creí que siempre viviría lamentándome por tu partida tan repentina de este mundo. Como no creerlo así, si cada día por la mañana me levantaba y no estabas a mi lado. 
A causa de eso me volví una persona fría, pesimista, malhumorada, amargada, insensible y es mejor que ya no te siga contando está lista interminable que me caracterizaba porque seguramente estarías demasiado decepcionado de mi. Pero cambie James, volvió esa chica a la cual le decías cuanto la amabas por ser como es, por ser solo ella. Volví a tener una sonrisa verdaderamente sincera que salió desde el fondo de mi ser, gracias a el. 
El es un gran chico que estuvo para mi y no se rindió aún sabiendo como era, sabiendo que podría ser muy complicado que esta testaruda chica al menos le dirigiera la palabra, lo escuchara cuando me hablaba o al menos lo mirara. El sabía todo eso, pero yo no sabía que el podría incluso ser mucho mas testarudo que yo y que nunca se rendía con lo que quería. A veces me recordaba a ti. Tu eras así un gran luchador cuando te lo proponías y cuando en verdad deseabas algo con todas tus fuerzas. 

Te amo James, lo sabías perfectamente. Te extrañare James, por siempre y para siempre. Fuiste y serás mi primer amor adolescente, así sera por siempre aunque tu no estés. Pero llego el momento en el que tengo que empezar a vivir de nuevo con alguien que me apoya incondicionalmente y me hace feliz. Que logró hacer que responda estoy bien, con un "estoy bien" de verdad. 
Te digo hasta luego, y me despido así porque creo que algún día, en algún momento nos volveremos a encontrar, solo tu y yo. 

Me inclino y dejo el pequeño ramo de flores sobre la fría y dura tablilla de concreto que tiene gravado el nombre de el "James Cowell". Vuelvo a mi posición inicial y la miró de arriba hacia abajo, de un lado a el otro detalladamente como siempre lo hago cuando vengo aquí. Suspiro fuertemente y limpio un lágrima que salió por mi ojo con los dedos de mi mano. Miro hacia el cielo azul con escasas nubes blancas en el. Cierro mis ojos, respiro tranquilamente y comienzo a sentir el viento sobre mi piel y el cabello dando golpes en mi rostro. Después de estar así por algunos segundos empiezo a caminar hacia mi auto para salir de aquí e ir directo a el pequeño apartamento donde vivo. 
Mientras conduzco y observo el paisaje, vienen recuerdos a mi mente, recuerdos de esos momentos que vivimos juntos los dos. 

**
—Debería besarte justo ahora.— Me dijo mientras estaba arriba de mi después de que caímos a el suelo.
—¿Y porque deberías hacerlo?.—Le pregunté casi en un susurro con sus labios cercas de los míos. 
—Porque si no lo hago ahora se que me arrepentiré después.—Y así lo hizo, acercó su rostro cortando la poca distancia que nos separaba y me besó. 
**
—Es mentira lo que me dicen, todos son unos mentirosos.—Grité devastada a Charlie y Regina que me abrazaban para no terminar en el suelo.—No puede ser verdad,. ¡Es mentira, el regresará!. Me lo prometió. Me dijo que volvería, el no puede romper su promesa, ¡no puede!.—Sentí los brazos de Regina rodearme fuerte y a Charlie dándome su mano. 
**

Escuche una unos golpes, giré mi rostro y estaba Matt tocando el vidrio de la ventana del auto. Estaba en la entrada del edificio donde está mi apartamento. No me di cuenta cuando ni como llegue aquí. Le sonreí a Niall y salí del auto. 

—¿A dónde fuiste?.—Preguntó mientras me tomaba de la mano y caminábamos hacia adentro. 
—Fui a visitar a James.— Lo miré y tenía el seño fruncido y su rostro se miraba confuso.—La tumba de James.—Le aclaré mientras subíamos por el ascensor.—Fui a despedirme de el. Estoy volviendo a comenzar Matt, contigo a mi lado. Ya no quiero seguir viviendo en mi hoyo oscuro de tristeza.
—Y yo quiero que empieces a disfrutar de nuevo la vida que hay fuera de tu hoyo.—Me sonrío y yo le devolví el gesto. Salimos del ascensor y caminamos hacia la puerta con el numero catorce en ella. 
—Quieres que cocine algo para ti.—Saqué la llave de mi bolso y la coloque en la cerradura. Me miro no muy convencido por mi propuesta.
—Prefiero llevarte a comer y después dar un paseo. ¿Qué te parece?.— Abrí la puerta.
—Me parece perfe…

No puede estar pasando esto. No debería, es imposible. ¿Como es que está aquí dentro, frente a mí?. Estoy confundida, no puedo dejar de mirarlo, no creo que sea posible. Tal vez sea una alucinación mía el verlo ahí de pie, mirándome fijamente a los ojos mientras yo hago lo mismo. 
Otra vez  puedo ver sus ojos verdes, su rostro, su cuerpo. Todo de el esta frente a mi y no puedo creerlo. Comienzo a caminar hacia el viéndolo más y más cerca. Mis ojos no me están mintiendo, realmente está aquí. 
Me detengo quedando frente a el. Me sonríe y ahora estoy convencida de que está aquí, que regresó como lo prometió.

—Hola.

Aceptada

escribes muy bien, really, pero te recomendaría que te fijaras en algunos tildes y que no pusieras punto después de los signos de interrogación. so, ya estás audicionando.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por tobias. el Miér 22 Ene 2014, 4:34 pm

NandhitaDeHoran escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Kiara A. Miller

»Nombre completo del pj: Kiara Alisson Miller.
»Representante: Emily Rudd.
»Chico: Dylan O'Brien.
»Rol: La hija de la mejor amiga de su madre.
»Escrito de tu autoría:
Insanity House {nc:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Capitulo 003: Hiboux

Hiboux terminó de leer Romeo y Julieta por catorceava vez en su vida.
El final seguía persiguiéndolo como cada vez que leí sus últimas páginas. E interminablemente se hacía la misma pregunta: “¿Por qué Julieta? ¿Por qué?”. Él no podía entender completamente el significado de aquella palabra. Amor.
Jamás lo había experimentado, quizás Amado le podría explicar, después de todo la taxonomía de su nombre venía de aquella palabra. Amor.
Guerras y Amor
. Por todos los libros que había leído, había llegado a la conclusión de que aquello iba de la mano, el por qué aún le era una magnifica incógnita que esperaba llegar a entender pronto.
Hiboux tenía la costumbre de despertar muy temprano, por lo regular era el primero en la casa, sin embargo no se levantaba tan rápido, sino que se ponía a leer algún libro o a terminar algún acertijo que encontrara entre sus cajones. A veces, tomaba su tablero de ajedrez y se enfrentaba a sí mismo en una batalla que podía durar más de dos horas.
Procuraba siempre levantarse cuando las agresiones de Crow Nuit hacia el pobre Biely se hacían presentes.
No obstante, en esta ocasión no fueron los chillidos de Cuervo lo que lo obligaron a ponerse en pie, sino la voz cantarina de Prince cuando entró a su habitación sin permiso.
—¡Hiboux, qué bueno que estés despierto!
—Adelante Prince –dijo con sarcasmo-. Puedes pasar.
—¡Olvida las formalidades! –respondió el otro cada segundo más alegre-. Migthy nos llama a todos a la sala en una reunión de emergencia.
—¿Reunión de emergencia? –Hiboux comenzó a imaginar qué le habría hecho Cuervo a Biely o Amado, pero hizo a un lado esas ideas ya que Prince era amigo de estos dos y si algo les hubiera pasado no estaría tan feliz-. Prince, ¿qué sucede?
—Tú eres el sabelotodo aquí, no yo –contraatacó Prince momentáneamente interesado en el aspecto de sus uñas.
—De acuerdo –dijo con un resoplido-. Estoy ahí en un par de minutos.
Prince sonrió de oreja a oreja y salió de la habitación acomodándose la corona que adornaba día con día su cabeza.
Hiboux se levantó de la cama sin molestarse en cambiarse el pijama.
Mientras se estiraba, observó su habitación y sonrió.
Su cama era grande, muy grande. Junto a ella había un pequeño buró con una lámpara de noche sobre él. Esa lámpara era su confidente cada que él se quedaba hasta tarde leyendo o escribiendo. Su ropa se encontraba dentro de un espacioso armario y junto a él había un espejo del tamaño de su cuerpo.
Junto a la pared, había un escritorio con un par de cajones, que usaba para guardar sus lápices y plumas.
Y su librero, su tan querido librero, abarcaba toda una pared de su habitación. Él quería sus libros tanto como Prince a sus joyas o Biely a la paz. En su librero había casi 600 libros. La última vez que los contó eran 578, pero cada que él releía 10 libros, uno nuevo aparecía mágicamente en su colección.
Como en toda la casa, no habían ventanas.
Él era feliz ahí, no necesitaba nada más. Pero tenía que admitir que necesitaba conocer en el mundo que se encontraba en el exterior. Tenía que saber cómo eran los árboles verdes que algunos autores describían en sus libros, necesitaba admirar la belleza del cielo o el maravilloso brillo de las estrellas.
Por eso, cada semana hacía exploraciones de la casa. Medía el lugar y diseñaba planes para salir, sin embargo todos resultaban fallidos. Quizás había una clave que reunir, pero…
Escuchó a lo lejos los gritos de Crow Nuit y recordó que Migthy había convocado una reunión. Dejó salir un suspiro y se quitó sus lentes de lectura.
Con paso ligero, abandonó su habitación y se acercó a sus compañeros. Miró fijamente a Mighty y se dio cuenta que lucía más grande que de costumbre. Quizás todos eran de la misma edad, pero hoy el encargado de la casa se veía un poco mayor, tal vez por el cansancio o las presiones y responsabilidades que lo agobiaban.
—¿Para qué nos necesitas, Migthy? –preguntó Biely tan agradable como siempre. Hiboux solía compararlo con un conejito, aunque nunca había visto uno de verdad. Alicia en el País de las Maravillas solía describirlos como seres dulces y abrazables.
—Tiene razón la niña, sargento –comentó Cuervo ganando miradas desaprobatorias por parte de todos. Él rodó los ojos y continuó con voz sarcástica:- ¿A qué se debe el honor de su presencia?
—¿Podrías ponerte serio por una vez? –le dijo Hiboux tratando de calmar las cosas antes de que empeoraran. La duda de por qué se había convocado una reunión lo carcomía y no le gusta tener dudas de nada.
—Por supuesto –rebatió Cuervo y con una fingida y dulce voz añadió:-, defensor de los débiles.
—Nueva gente vendrá –declaró Migthy ganándose la atención de todos-. Y nos ayudarán a salir de aquí.
Un silencio sepulcral se instaló en toda la casa. Por primera vez en mucho tiempo lo único que se podía escuchar eran sus respiraciones. Hiboux, harto de eso decidió romperlo.
—¿Qué quieres decir con “nos ayudarán a salir”, y quiénes serán esas personas que vengan? –preguntó con el ceño fruncido.
—Lamentablemente, mi querido Hiboux, no te puedo dar una respuesta concreta para eso. Yo tampoco sé mucho. Hoy en la mañana, Prince encontró un papel en la cocina que decía “Cuiden de la llegada de las inquilinas. Ellas los ayudarán a salir de su hogar” –Hiboux pudo escuchar el suspiro de Amado con la palabra “inquilinas” y el gruñido por parte de Cuervo cuando se pronunció “hogar”.
—Entonces –dijo Biely-. ¿Serán chicas quienes nos ayuden?
—Eso es lo que parece –dijo Migthy categórico.
—¿Y cómo nos ayudarán? –habló por primera vez Amado.
—Hiboux lo debe de saber –dijo Prince arreglando las joyas que colgaban de su cuello-. Él es el genio aquí.
Todas las miradas se posaron en el chico, pero su cerebro estaba trabajando demasiado lento. ¿Chicas? ¿Con ellos? ¿Por qué unas chicas los ayudarían a salir de la casa?
—Lo siento –declaró Hiboux mientras bajaba la mirada-. No lo sé –Hiboux estaba a punto de hacer una pregunta, pero fue Amado quien finalmente la expuso.
—Bueno, ¿y cuándo llegarán ellas?
Insensitive:



Capítulo 003


Estaba estacionada en una orilla de la avenida, con las ventanas cerradas y el rostro pálido. No podía pensar en otra cosa que no fueran los chicos con armas. Pero cuando menos lo esperé, una figura ya estaba junto al auto, mirándome fijamente. Intenté encontrar alguna respuesta en la expresión de su rostro, pero su cara era indescifrable. De pronto, me habló.

-Baja del auto -me dijo lentamente mientras sentía como mi cuerpo se paralizaba completamente-. Baja ahora mismo o romperé el vidrio y te bajaré yo mismo –amenazó.

Estaba completamente inmóvil, asustada. Quería hacer lo que él me pedía, quería salir de auto, pero mi cuerpo no estaba respondiendo. Lo único que pude hacer fue negar con la cabeza. Me di cuenta que al ver mi respuesta su mirada se encendía como si estuviese furioso, y al parecer, así era. Estaba más que furioso.

-Tienes una última oportunidad, ¿de acuerdo? -me miró fijamente y suspiró-. Baja del auto o te bajaré yo mismo. Supongo que no querrás ver el vidrio de tu lindo auto roto, ¿cierto?

Pero yo seguía inmóvil. ¡Muévete Kiara! Me gritaba a mí misma. ¡Sal ahora del auto! Pero seguía sin realizar movimiento.

Advertí que los chicos que había visto anteriormente -los de cabellos extraños, ropas raras y armas- se acercaban peligrosamente, eran alrededor de seis y no se veían nada contentos. Me sentí aún peor. También me di cuenta que Niall los miraba serio, y después su vista se volvió una vez más a mí. Su rostro estaba más blanco de lo que lo había visto hace unos minutos.

-Chica, ¿no entiendes que debes de bajar ya? -me gritó.

Sin esperar más tiempo, Niall se quitó la camiseta y pude apreciar cada detalle de su anatomía superior. Tenía un abdomen lindo, al parecer había dedicado un buen tiempo al gimnasio, su piel era blanca y aparentemente suave y... Antes de que pudiera seguir fantaseando con su cuerpo entendí porque se quitó la camiseta. Enredó la prenda en su puño y lo siguiente que vi fue el vidrio de mi puerta en mil pedacitos.

Niall abrió la puerta y me jaló fuera del auto. Miré en dirección hacia donde había visto a los chicos y entonces me preocupé más. Venían todos corriendo en nuestra dirección y no se veían precisamente felices. Niall tiró de mí y empezamos a correr en dirección opuesta a ellos. Al pasar corriendo pude ver algunos de los edificios que había sobre esa calle. Bares, Prostíbulos, Moteles y más sitios abandonados, entonces entendí que me había ido a meter a un barrio de mala muerte. En ese instante, mi cuerpo comenzó a moverse.

Corrimos a través de algunas calles mientras los tipos de continuaban siguiéndonos. Agradecí haberme puesto mis converses en lugar de un par de tacones de aguja, ya que hubieran sido solamente un estorbo. Escuché que quienes nos seguían nos gritaban cientos de cosas para que nos detuviéramos pero no hicimos caso.

Encontramos un almacén abierto y entonces entramos en él. Niall cerró la puerta detrás de nosotros. Se quitó la camiseta del puño y la colocó nuevamente en su cuerpo. Ambos nos miramos fijamente por unos minutos y pude ver que en su rostro había cierta molestia.

-Ahora sí, ¿me puedes explicar que estás haciendo aquí? -me preguntó serio.
-Niall yo... –puso su mano frente a mi rostro y me interrumpió.
-¿Cómo es que sabes mi nombre? No recuerdo habértelo dicho.
-Porque no me lo dijiste -susurré mientras dirigía la mirada alrededor del lugar. Efectivamente era un almacén-. Yo misma lo... Descubrí.
-De acuerdo, mira niña... –esta vez fui yo quien interrumpió.
-No soy una niña, y mi nombre es Kiara. Ya te lo había dicho hoy en la escuela -dije algo alterada. ¿En realidad no recordaba mi nombre?
-Kiara -soltó de mala gana con algo de exasperación en su voz-, solamente te lo preguntaré una vez, y quiero que me digas la verdad -suspiró-, ¿qué estás haciendo aquí? ¿Me estabas siguiendo?

Me detuve antes de responder. ¿Tenía algún sentido no decirle la verdad?, ¿le diría que llegué ahí porque lo estaba siguiendo?, ¿le contaría que me sentía frustrada de que él no me hablara? Eso sonaba completamente estúpido y chiflado. Suspiré y entonces hablé, aunque me sorprendí de mi respuesta.

-¿Por qué viniste aquí? -Niall me miró directo a los ojos y después se apartó, caminó hacia una de las esquinas del almacén y exhaló lentamente.
-Vivo cerca –respondió con un encogimiento de hombros.
-¿Cerca? -pregunté horrorizada-. Niall, este lugar es muy feo, está lleno de gente mala y... -me detuve. Alcé la mirada y me vi que él estaba nuevamente frente a mí, examinando mi rostro lentamente con esa única mirada azul suya. De pronto, una esquina de su labio se curvó en una linda sonrisa.
-Discúlpeme princesa, pero como usted dice, éste es un barrio horrible, y sí, está lleno de gente mala, entonces... ¿Quién le asegura que yo no soy de esa gente mala? -me dijo con un tono tan firme que provocó que hasta las puntas del cabello se me levantaran.
-Porque lo veo en tu mirada, eres diferente a los demás, pero no eres malo -respondí más segura de lo que esperaba-, y no soy una princesa.

Esperaba que Niall me gritara o se molestara más de lo que ya estaba, pero para mi sorpresa, lo único que hizo fue soltar una pequeña y sexy risa.

-Aún no respondes la primer pregunta que te hice, ¿por qué me seguías? –repitió.
-Dijiste que solo me lo preguntarías una vez -dije desafiándolo.
-No me retes niña, no te gustará saber que encontrarás con eso, aunque según tú no lo parezca puedo llegar a ser muy peligroso y estoy seguro de que tú no quieres descubrir mi lado malo -dijo mientras sonreía siniestramente, pero aun así, se veía condenadamente sexy.
-¿Y qué te hace pensar que no quiero descubrirlo? -pregunté acercándome a él. ¿Qué rayos estaba haciendo? Me di cuenta en ese instante de que soy una maldita masoquista.
-Eres muy, muy testaruda -susurró en mi oído-. ¿Qué es lo que buscabas siguiéndome? -insistió y se apartó de mí.
-¿Por qué te alejaste de mí a la hora del almuerzo? -dije con cierta molestia en mi voz y evadiendo una vez más su pregunta-. Y no me digas que porque no te gusta hablar a la hora de la comida, eso no te lo cree ni tu gato.
-No tengo gatos.
-Niall, dime la verdad, ¿tan mal te caigo? -pregunté desesperada.
-¿Siempre eres así de directa? -sonrió divertido.
-¡Deja de darle la vuelta a mis preguntas y responde! –grité.

Su rostro se tensó. Por un momento creí que fue a causa de mi grito, pero después me di cuenta de que no era así. A fuera del almacén se escuchaban pasos y voces nada amigables. Miré a Niall, quien ya estaba acercándose para tomarme del brazo.

-Vámonos –espetó.
-¿A dónde?
-¿Podrías dejar de hacer preguntas por un instante?
-No, ¿a dónde vamos? -repetí mientras corríamos hacia el otro lado del almacén en donde había otra puerta.
-A mi departamento -me dijo y abrió la puerta arrastrándonos hacia otra habitación la cual estaba llena de motocicletas. Tomó un casco y me lo entregó, después me hizo una seña para que me subiera.
-No subiré a una motocicleta -dijo decidida.
-Entonces quédate aquí para que te maten -dijo haciendo una seña hacia la puerta donde habíamos entrado. La puerta se estaba abriendo.

Suspiré y me subí a la motocicleta. Niall la encendió y comenzó a moverse, llegamos a otra puerta y por suerte estaba abierta. Salimos a la calle y me topé con que aumentaba la velocidad, así que me vi obligada a aferrarme a Niall para impedirme caer de la moto.

-Entonces, ¿a tu departamento? -grité a través del viento.
-Sí, a mi departamento, niña.
Half a Heart:

Capítulo 1


—¡Mamá! –gritó la chica mientras bajaba corriendo las escaleras de su casa.
—¿Sí? –gritó su madre de vuelta desde la cocina.
—Voy a casa de Zayn, vuelvo más tarde –dijo mientras abría la puerta principal de la casa.
—De acuerdo, solo no llegues tarde.
—¡No lo haré! –dijo y salió de su casa.
El día estaba nublado, pero aun así se podía sentir un aire caluroso.
Alice sonrió y cruzó corriendo la calle, para después entrar al jardín de sus vecinos, sin embargo en cuanto pisó el césped, se resbaló y cayó al suelo ya que estaba recién regado el jardín.
La puerta de entrada se abrió y una sonora carcajada resonó, provocando que Alice mirara en dirección del sonido.
Zayn estaba parado en la puerta mirándola mientras intentaba contener su risa. Después de unos segundos salió y le tendió la mano a la chica. Alice la tomó agradecida.
—¿Acaso tembló en la ciudad, Al? Te llevaste un muy buen golpe –dijo él sonriente mientras ella se ponía de pie. Comenzó a limpiarse la ropa con las manos pero había una gran mancha de lodo en su trasero.
—Muy gracioso Zayn, deberías de pensar en ser comediante.
—Me han dicho eso antes, pero realmente lo que me gusta es la música –la chica le dedicó una mirada asesina y él volvió a reír-. Tranquila, era solo un chiste. Vamos, entremos a la casa.
Ambos caminaron hacia la casa y se dirigieron a la habitación del chico.
Muchas personas ven mal el hecho de que dos adolescentes –hombre y mujer- se encierren en un cuarto solos, pero ellos no le tomaban importancia. Habían sido amigos desde que ambos estaban en el Jardín de niños y su relación nunca había dado para más.
Malik cerró la puerta y ambos se tumbaron en la cama mirando hacia el techo.
Estuvieron en silencio durante un par de minutos, pero no era un silencio incómodo, el silencio para ellos siempre era agradable, sin embargo fue Alice quien se decidió a romperlo.
—¿Listo para el primer día mañana?
Él la miró y sonrió.
Mañana comenzarían el primer día en la Universidad. Ambos irían a la Facultad de Música, aunque con diferentes enfoques.
Ella quería ser directora de una gran orquesta, en cambio él sería maestro de coros en las escuelas para niños especiales.
Desde que eran pequeños habían acordado estudiar ahí. Ambos cumplieron el acuerdo.
—Listo y emocionado –dijo él-. ¿Qué tal tú?
—Nerviosa.
—¿Por qué? –preguntó Zayn y ella se encogió de hombros.
—Nueva escuela, nuevos maestros, nuevas materias… No sé cómo serán las cosas ahora.
—Tranquila, sé que te irá bien. Siempre es así.
Ella se levantó y miró a su amigo. Zayn siempre sabía qué decir para hacerla sentir mejor, él era su punto de apoyo y su fortaleza. Sin él, ella estaría completamente perdida.
—Igual que a ti –dijo Alice y una vez más hubo silencio.
Por su cabeza pasaron cientos de cosas. En cada escena importante de su vida, Zayn había estado con ella y sabía que el paso a la Universidad no sería la excepción.
—No iré a Julliard –comentó de pronto Zayn.
—¿Qué?
—Solamente eso. No iré a Julliard.
—¿Por qué? –preguntó ella sorprendida-. Eres genial Zayn, quizás más tarde te llamarán, yo sé que lo harán, no te desanimes.
—Tú no quieres ir ahí, y no me iré sin ti.
—Oye –dijo ella mientras lo miraba fijamente-, yo no puedo ir porque mis doctores jamás me dejarán salir del país para ir a Julliard, pero no quiero que eso te frene a ti.
La idea de dejarlo partir le dolía, pero sí a Zayn se le presentaba esa oportunidad, Alice jamás se perdonaría si por su culpa él no iba.
Cuando ella tenía 12 años y su desarrollo estaba comenzando cayó en una fuerte anemia. Nadie sabía por qué, pero ella la tenía.
Después de un tiempo, los doctores descubrieron que era a raíz de su menstruación y que necesitaba estar ante constantes cuidados. A pesar de que su alimentación cambió, la anemia nunca abandonó por completo su cuerpo y ella tuvo que aprender a sobrellevarlo. Sin embargo, no podían quitar la alerta ya que si se descuidaba, la anemia podría provocar leucemia, y el cáncer sería su perdición.
—Tranquila –dijo Zayn en un intento de calmarla-. Además, ni siquiera me han llamada. Tal vez no lo hagan.
—Nunca pierdas la esperanza –le susurró la chica.
Zayn la miró fijamente por unos segundos. Ambos se fundieron en un gran abrazo y él le susurró al oído: —Jamás la he perdido.

Sexy

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Aceptada

sabes que amo como escribes so obviamente estás re aceptada y vas por hijo de la mejor amiga de su madre
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por loubricante. el Miér 22 Ene 2014, 5:09 pm

omg. Yo quiero audicionaré... ahí te dejaré el gif bc ahora el internet no está funcionando bien y eso :/ hjfgnj, me encantó.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por tobias. el Miér 22 Ene 2014, 6:10 pm

Maggie. escribió:
omg. Yo quiero :A:audicionaré... ahí te dejaré el gif bc ahora el internet  no está funcionando bien y eso :/ hjfgnj, me encantó.
maggie me alegro de que te haya gustado so espero tu ficha y el gif
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: padres solteros | resultados.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.