O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» être dans la lune.
Hoy a las 2:16 pm por Ongniel

» time to float.
Hoy a las 2:04 pm por buffay.

» Red Valley | A.Abiertas |
Hoy a las 1:56 pm por ItssLottie

» stargirl;
Hoy a las 1:47 pm por yagmur.

» Heroes. (Colectiva)
Hoy a las 1:15 pm por yagmur.

» .Look at the flowers.
Hoy a las 12:35 pm por yagmur.

» dark wings, dark words.
Hoy a las 11:47 am por hypatia.

» oh captain, my captain.
Hoy a las 10:09 am por hypatia.

» Carne nueva.
Hoy a las 2:21 am por rarelyworld

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Página 3 de 32. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 17 ... 32  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Lun 20 Ene 2014, 7:11 am

Paula.- escribió:oh rach, la idea es perfecta  
me encanta eso, siempre me gustaron estas tramas, es ese no se que que amo de estas tramas, you know, hare shiam, y tal vez Trian, idk, esperad mi inscripcion.
Da gracias a Trassú que ella fue la genia en encontrarla. Tenemos algo en común, a mí también me gustan este tipo de tramas. No era necesario que dijeras que harás Shiam plz. Yo sé que tú sieeeempre haces ese ship hermoso, ah. Ya la he visto, pero más tarde se la acepta o se la deniega, y todo lo demás.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Lun 20 Ene 2014, 7:13 am

flowerpower24 escribió:¡Holi Rachy! Juré inscribirme en todos tus proyectos, so aquí estoy lol.
Ya sabes cómo escribo, so me gustaría reservar a Ashton Irwin y Cher Lloyd. Creo que reservaré a alguien más pero todavía no sé a quién sos. De momento esos y viendo tramas igual añado otra pareja.
De momento, reservame a Luke Hemmings por sí las dudas XD
Hola Rochy. ¿Enserio? No te creí capaz de jurar todo eso, entonces eres cúl. Últimamente vas mucho por ese ship Más tarde se te acepta o deniega, y todo lo demás.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Lun 20 Ene 2014, 7:14 am

flowerpower24 escribió:Nunca te pongo caps bc siempre escribo desde mi iPod no porque sea una vaga que también lol
Soy igual que tú. Yo en cambio paso en el i pad o en RL móvil, XD
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por aurelia. el Lun 20 Ene 2014, 8:02 am

hola chicas<3. me encantó la idea, está genial  no tengo novelas aquí en el foro, pero dejaré un escrito de mi autoría. ahora no puedo dejarlo, así que más tarde lo hago<3
avatar


Ver perfil de usuario https://www.goodreads.com/user/show/65153777-maddalena

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por impasse el Lun 20 Ene 2014, 10:58 am


Colton Haynes, Sky Ferreira, Ashley Smith, Hunter Parrish.

capítulo de unforsaken:

Gran parte del último pedazo cuerdo que persistía en su mente colgaba de un fino hilo, la joven se encontraba entre dos polos, su subconsciente le gritaba que se quede quieta mientras que su accionar le hacía caso omiso a su petición. Desgraciadamente no tenía un control alguno sobre su cuerpo, sus pies se encaminaban por si mismos hacia el balcón. Aquellos se frotaban contra la alfombra esparcida por la habitación, sus lentos pasos se tornaron un martirio, su mente se encontraba eufórica e histérica. Abrió ambas puertas de vidrio y la brisa proveniente del mar chocó contra sus facciones haciéndola pestañear consecutivamente, un escalofrío recorrió su espina dorsal.
—Detente—se ordeno en vano apretando sus dientes.
Gruñidos feroces se escuchaban del otro lado, saltando contra la pared en espera de su próxima presa, se dice que su amo disfrutaba arrojarle carne cruda desde exactamente el mismo lugar. Otros chismes que han rondado sobre el pueblo eran que él mismo dedicó su tiempo completo con el propósito de amaestrarlos y tenerlos bajo su dominio, no podría ser tan difícil de creer si conocieras a ésta persona con su inigualable don. El comentario que más puede llegar a fascinarle es que muchos piensan que es un diablo, el mal reencarnado en un joven de diecinueve años.  En el momento inminente en que ella saltara, sería destrozada por aquellas fieras, sin dejar rastro alguno. Sin embargo la caída por si misma era equivalente a una muerte segura, las cartas no estaban a favor de Christine.
El chirrido de la puerta fue lo próximo a oír, la habitación se encontraba cernida en un tenso silencio. Christine se sentía condenada al abismo que él fue capaz de trazarle. La respiración de Edward era lo único que se escuchaba, se encontraba detrás de ella. El rostro de la muchacha, impregnado en lágrimas, deslizándose por sus mejillas, algunas lograban caer al piso.  Edward logró silenciarla besando la parte trasera de su cuello, Christine estaba asustada, estremeciéndose bajo los besos de éste. Sabía a la perfección el efecto que le producían sus besos, sabía cuando cruzaron por primera vez miradas, que ya no tendría que buscar un amor.
—Resérvate tus suplicas, cariño. Sabes que no funcionarán conmigo—hizo una pausa y rió como si se acordara de un chiste gracioso—oh, cierto que no puedes hablar. ¿El gato te comió la lengua?
La risa cínica del castaño hacía eco en la cabeza de ella. Estaba obligada a mantener su boca cerrada por alguna fuerza sobrenatural, hasta que sintió a su boca un tanto más liviana. No podía mentir, se sentía decepcionada. Se negaba a considerar el simple hecho de que la maldad haya tomado su alma.
— ¿Por qué me estás haciendo esto?—susurró débilmente.
Y de repente todo sonido alguno cesó por completo, el rostro de Edward se tornó frío y siniestro, negó con la cabeza mirando al piso.
—No, te equivocas—se paro enfrente de ella y tomo su mandíbula, apretándola —no te estaría haciendo esto si no te hubieses metido en temas que no te incumben. Pero no me hiciste caso, te dije que no te metas conmigo, todo esto es tú maldita culpa.  
Los ojos de Edward se volvieron un verde oscuro, enarcó una ceja mirándola con exasperación y la soltó. Se cruzó sobre sus brazos y dirigió su mirada a los lobos, estaban tan furiosos como él.
—Intenté protegerte, de enserio, lo hice Christine—dejo a su vista perdida entre los arboles a la vez que hablaba sin emoción—Pude haberte amado, por supuesto si no hubieses sido tan idiota.
—Lo siento tanto, lo siento Ed. Este no eres tú, por favor—suplico mientras sollozaba.  
—Es tarde para rogar.
Clavó su mirada en ella, lucía como un perro asustado. Edward lo pensó una y otra vez, intentando averiguar qué hacer con ella porque a pesar recapacitarlo, cada vez se iba enredando más en sus pensamientos. No veía una opción correcta, ¿qué pasaría si la dejase vivir? ¿Huiría o correría a sus brazos?
Una alternativa remota paso por su mente. ¿Qué tal si ella contaba todo? No iban a creerle, una persona del prestigio social de Edward y su respetable familia serían incapaces de hacer una atrocidad semejante. Pero entre la comunidad se encontraban algunas ovejas negras esperando el momento indicado para atacar y acabar la farsa Winston. No podía arriesgarse, tenía que decidir.
—¿No me amas, Edward? ¿No lo haces? —los ojos de Christine entrecerrados y su rostro rojo por las lágrimas.
—Aunque quiera, no puedo hacerlo y es algo que debes comprender. No está bien. —se apunta a si mismo con su dedo índice—soy una amenaza para ti, ¿estás consiente que de por poco no te mato?
—Sí, lo sé y estoy consciente de eso, tus actos no son más que viles trucos. Eres capaz de mentir por la gente que amas y lo siento pero no creo ninguna de tus amenazas, yo te amo y tú me amas—sus ojos afligidos buscaron su mirada—no seas un cobarde y admítelo de una maldita vez.
Dejo de llorar  y tomo una postura más firme, en éste momento él lucía como una presa asustada al borde del llanto. Repentinamente Christine pudo moverse y se acerco a él sin dudarlo, tomo su rostro entre sus manos y juntó sus frentes.
— ¿Quién te está manipulando? —no respondió. —dime Edward, ¿quién te obliga a hacer esto?
Se encontraba temblando debajo de su tacto, bajo su armadura que aparentaba ser indestructible, se escondía un niño asustado quién necesitaba comprensión y confianza, era débil y nadie debía saberlo.
—Tengo que ponerte a salvo, tenemos que irnos—la observo y rozó sus labios—ahora—susurró.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Lun 20 Ene 2014, 1:45 pm

Me han gustado varios escritos Pero esperaremos si vienen algunas chicas más y entonces aceptaremos o denegaremos, u know(? :3333 Gracias por el interés de todas<33
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por impasse el Mar 21 Ene 2014, 8:33 am

Genial
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por bigtimerush. el Mar 21 Ene 2014, 10:31 am

hey girls ♡ ♡ soy mey y me ha fascinado la idea, en serio un gusto ♡ tengo este tema en supervisados desde hacía ya tiempo, pero no me animaba a comentar bc ustedes saben, no sé, el odio premeditado y eso. anyway, su idea está más qué hermosa, y la sinopsis está maravillosa. espero que no haya mucha competencia ;-;
supongo que tengo que dejar capítulos y eso (?) pero será después bc los nuevos, están en la laptop y ahora estoy desde la pc grande, ah. so, nos leemos pronto :)
saludos;♡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Mar 21 Ene 2014, 11:29 am

me siento mal por solo contestar unos pocos comentarios puede que más tarde comenzemos a aceptar oooo... lamentablemente denegar, esa es la peor parte :c
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Mar 21 Ene 2014, 11:31 am

Oh, y por cierto... bienvenidas a todas. Hay realmente buenas escritoras, eso si lo digo c:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por LittleMuffin el Mar 21 Ene 2014, 11:51 am

¡Hellou! ¡Rach!   ¡Trassú!  Me encanta la adaptación ibaadecirideabutquedaríafeoxd ahora os dejo todo lo que habéis pedido, ¿si? <3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por LittleMuffin el Mar 21 Ene 2014, 11:56 am

Rita Ora||Dylan O'brien||Perrie Edwards||Grant Gustin


OS||Ziall||:

Bye.





Sentía que no podía ganar pero algo me decía que tampoco podía perder. También sabía que no podía luchar por lo que quería pues no me quedaba fuerza suficiente para aquello. También sabía que no podía culparle siempre ya que tarde o temprano me daría cuenta de que no podía estar sin ella.
Estaba perdido, completamente desesperado, y ni siquiera podía esforzarme por encontrar la salida. Oía a mi cerebro ordenar que me moviera pero mis piernas seguían allí, quietas, rebelándose de la lógica.
Oía pitidos, el tictac del reloj de la pálida pared, mi respiración constante y el chocar de los lápices sobre las libretas. Sorprendentemente, ni siquiera los gritos provenientes del segundo piso podían despertarme de aquel interminable trance. Si sólo…Si sólo supiera porqué. Escuché mi nombre indefinidas veces pero yo seguía en mi mundo de cuestiones y lo único que buscaba eran respuestas. ¿Por qué, pequeña? ¿Por qué?

-¡Señor Horan, atienda a clase!-Gritó la estruendosa voz de la profesora de física.
-Lo siento.-Respondí, mientras intentaba comprender la cantidad de números y operaciones que cubrían la pizarra.
-Que sea la última vez-.Asentí con dificultad mientras apuntaba los resultados.

Tan sólo habían pasado cuatro días desde la tragedia y al parecer nadie se había percatado de ello. ¿En serio? Cabía la posibilidad de que tal vez decidieron dejarlo correr y no pensar en ello. Y a decir verdad, yo también debería hacerlo, pasar página.
¡¿Pero en que estaba pensando?! Era mi mejor amiga y no podía dejarla tirada tan fácilmente. No otra vez.
Mis pasos retumbaban por los interminables pasillos repletos de adolescentes, como yo, con las hormonas a cien. Ya podrían comerse los unos a los otros en la calle ¿no? Es igual de público a fin de cuentas.
Posé mi mirada en el reloj  de la entrada para poder ver la hora. Debía darme prisa si quería llegar a tiempo así que apresuré mi caminar con la esperanza de no perder una cosa más.

-Siempre a tiempo-.Me comentó el conductor, divertido, mientras le entregaba el dinero para una tarjeta simple. En otra ocasión hubiese contestado con una ligera sonrisa pero en aquel instante no estaba de humor.-Lo siento mucho-.Comentó apenado mientras me dedicaba a negar con la cabeza.
-No tienes que disculparte si no has hecho nada-.Contesté en un tono frío. Yo no era así pero las circunstancias me obligaban a ello. Me entregó la tarjeta y dio un largo suspiro.
-¿No sabes porque lo hizo?
-No, aún no-.Agaché la cabeza. Él sabía que era mi manera de indicar que me sentía incómodo.
-Bueno,-se encogió de hombros, –si necesitas alguien con quien hablar ya sabes que aquí tienes un conductor regordete que se aburre demasiado-.De manera extraña, una risita con el escudo de un suspiro salió de mis labios.
-Gracias, Sergio.  Eso haré.

Sentarme al lado de la ventana había perdido su encanto. Observar a través de ella también. Ya no me entretenía buscar los coches rojos y amarillos ya que mi vida se había vuelto de un monótono gris. Una niebla de tristeza cubría mi vista y me cegaba de la felicidad del exterior. Ni siquiera dibujar me entretenía ya que el resultado se había convertido en un folio en blanco sin nada que contar ni descifrar. Definitivamente, esto se había vuelto un muro de depresión y me costaba distinguir lo que era real y lo que  era una de mis pocas fantasías.
En aquel episodio de mi vida pensaba, cuando me permitía hacerlo, que lo acabaría olvidando pero desde ese instante yo sabía que algo tan repentino me dejaría marcado. Y para colmo, aquellas palabras venenosas no ayudaban.

-Hasta mañana, Xavier-.Se despidió el conductor de mí.
-Hasta mañana.
Caminé por aquel barrio barcelonés de asquerosos ricachones con la mirada gacha. A veces detestaba ser uno de esos y a veces detestaba que ella también lo fuese. Me fijé en los números de las casas, uno por uno. Hasta que llegué a mi destino. Observé la hora en mi móvil-Justo a tiempo-pensé. Llamé al timbre.
-Niall, gracias por venir-.Dijo, gentil, la Señora Balmes. Aunque sus labios insinuaran una sonrisa, sabía de antemano que sus ojos no decían lo mismo.-Pasa cariño.
-Bueno… ¿Por qué me han  llamado con tanta prisa?-Miré a la pareja.-Casi me caigo por las escaleras del instituto para poder llegar aquí.-Sus rostros seguían serios a pesar de mi pésimo intento de liberar tensiones.
-Hemos encontrado esto en el cuarto de Laia-.Me contestó el Señor Balmes con su tensa voz. A pesar de ello, su mano temblaba mientras me entregaba un sobre que llevaba escrito mi nombre. Tragué saliva pues no sabía si quería leerlo.-No lo hemos abierto, si es eso lo que te preocupa. Pone tu nombre, no el nuestro.-Les miré y cogí la carta.
-¿Les importa si la leo en otra parte?-Pregunté con un hilo de voz. Ellos negaron con la cabeza.
-Claro que no-.Contestaron ellos con una mueca de pena en sus caras. Tragué saliva y me levanté del cómodo sofá de cuero negro.
-Luego vuelvo y les doy la carta, tienen el mismo derecho a leerla. Se trata de vuestra hija-.Ellos asintieron con ligereza y yo salí de aquella casa. Me daba igual ir andando pues ya sabía el lugar donde leerla.

No me importaba el caminar durante una hora para llegar a aquel lugar pues valía la pena hacer el esfuerzo. A pesar del temblor en las manos y los dedos palpando el sobre me había decidido a no abrirla hasta llegar allí. 
En estos momentos se supone que debería de estar lleno de dudas sobre el contenido de dicha carta pero las palpitaciones rápidas de mi corazón y el suceso posterior a este día me hacían sospechar que el contenido tendría algo que ver y las dudas se desvanecían con facilidad como si se tratase de una ligera niebla. 
A medida que iba acercándome, apresuraba el paso pues el simple hecho de saber que es de ella me llenaba de esperanza suficiente como para tener energía para toda la vida. Ella era la única que sabía mi secreto y es por eso que al mismo tiempo que mi energía subía mi corazón se estrujaba al saber que la persona que mejor me entendía se había ido.
Al llegar al lugar no pude desviar la atención de aquella imagen que recientemente había visto y un sentimiento de odio hacía mi mismo me invadió de repente. ¿Por qué no hice nada? ¿Por qué me quedé allí parado sin siquiera apartarla de aquel lugar hacía el que se dirigía? Y encima, ver aquel frío puente de hormigón sólo hacía que estropear las cosas.
Una duda volvió a invadirme… ¿Quería leerla? Decidí dejar que los pocos pasos hasta la barandilla del puente decidiesen por mí. Respiré profundamente y después conté mentalmente hasta el tercer número. Justo entonces, mis dedos se posicionaron aguantando el folio con la tinta corrida. Era obvio que había estado llorando mientras escribía. Cerré los ojos y fijé mi vista en el contenido.

Querido, Niall:
Ya sé que me odiaras por esto, que no me querrás ver nunca más o que tal vez oír mi nombre te entren ganas de estrujarme pero lamentablemente no podrás hacerlo pues he decidido marcharme. Y si, para siempre. Quiero hacer un viaje que no tendrá marcha atrás.
Sé que no tendrás dudas a lo que me refiero pues pienso dejar la carta de manera que mis padres la encuentren después de lo ocurrido pues no quiero que nada me pare. Niall eres…la mejor persona que he conocido en toda mi vida y a la que más quiero. Eres…simplemente no hay palabras para describir lo mucho que me importas.                                                                                  
Eres el único que me comprende y el único que sabe lo fastidioso que es convivir con gente estúpida y eso me ha dejado marca. Tranquilo, no son tus sonrisas tiernas ni tus chistes malos los que me han llevado a esta decisión y tampoco las charlas tontas con mi madre sobre cosméticos o famosos que en su vida llegará a conocer o las horas que mi padre se pasa trabajando fuera de casa. Sino los comentarios de los demás.                                                                                                                                    
Ya sé que para ti ahora seré una egoísta y que pensarás que solo pienso en mi, y de hecho tendrás razón en ello pero no quiero que eso haga que dejes de leer esto.                                       
Llevo toda mi vida escuchando que no soy perfecta y que soy demasiado “machurro” como para tener amigas pero… ¡Me gusta mucho el mundo de la moda! ¡Y tú lo sabes! Así que el hecho de que no me guste maquillarme no me convierte en un chico. También llevo escuchando por parte de mi familia que debí ser abortada pues mis padres eran muy jóvenes cuando nací. Llevo escuchando por parte de mis abuelos que no les importo nada y de parte de los del instituto lo mismo así que he pensado que si me iba nadie se acabaría dando cuenta. Y apuesto lo que sea a que no me he equivocado. Sé que yo a ti te importo y a mis padres igual
pero hemos tenido esta charla millones de veces y sabes perfectamente que es mejor no vivir que vivir siendo odiada pues en la segunda opción te conviertes en un estorbo. Yo…simplemente lo siento mucho, por todo. Pero sobretodo lo siento mucho porque es una decisión que ya está tomada.
Te quiere,
Laia.

No sabía si era impotencia u odio lo que estaba sintiendo en aquel instante pero las ganas de ir al instituto, hacerles pagar a los imbéciles por esto y el saber que no debía hacerlo hicieron que una gota de perla  recorriese mi rostro. Arrugué la dichosa carta en una bola y la aguanté en mi mano derecha pero me sentía tan débil en aquel instante que la dejé caer al suelo junto a mí. Me senté con las piernas recogidas a la altura del pecho y mi cabeza entre ellas. Si esto era una pesadilla quería despertar pues el sufrimiento era máximo en aquel momento. Más lágrimas amenazaban con caer pero ni siquiera me iba a molestar por secarlas.
Lo irónico era que me desesperaba saber la respuesta pero ahora que la sabía me sentía vacío. Me detesté por unos instantes por haber leído la carta pero luego me calmé pues el resultado de no haberla leído hubiese sido yo encerrado en un psiquiátrico carcomido por la culpa.

-Hola.-Dijo una voz masculina. -Se te ha caído esto-. Y ahí fue cuando giré la cabeza y me encontré con los ojos más bonitos que jamás había visto. Eran de un color ámbar tan especial que hasta el menos cotilla del mundo se pararía a mirar. Su cabello era negro azabache y estaba subido en un ligero tupé. Sus rasgos eran marcados y en su rostro se podía apreciar una barba de tres días. El atractivo chico iba vestido con una  camisa a cuadros de color rojo desabrochada que dejaba ver una camiseta básica de color blanco, unos pantalones ajustados negros y  unas deportivas oscuras. Era una persona alta, metro ochenta como mínimo y su cuerpo estaba trabajado. El chico de nombre desconocido sostenía una bola de papel que minutos antes yo mismo había arrojado con la esperanza de olvidar.
Sonreí de costado mientras tendía mi mano para coger el arrugado papel.-Gracias. Por cierto, me llamo Niall.
-Zayn-.Me contestó sonriente.

Y en ese instante Hey Jude de The Beatles apareció en mi mente como si fuese la banda sonora de aquel instante pues en vez de coger una canción triste y hacerla mejor él había conseguido que mi mala racha se hiciese mejor.

Y justo entonces me agradecí el no haber decidido no leer la carta pues nunca le hubiese conocido y veinte años después no estaría casado ni cuidaría de dos preciosos gemelos. Tampoco hubiese tomado la decisión de mudarme a Nueva York y tampoco hubiese encontrado trabajo en el New York Times. Y lo peor de todo; nunca hubiese encontrado al amor verdadero. No sin él.

Y entonces comprendí al destino pues por fin entendí porqué cuando una puerta se cierra otra se abre.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por Viany. el Mar 21 Ene 2014, 5:24 pm

Bueno pues... ¡Hola! hace mucho que no me paso por aqui (presentacion)  :BAM:  XD
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por Oblivion. el Mar 21 Ene 2014, 6:17 pm

ghfg  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por aurelia. el Mar 21 Ene 2014, 7:48 pm

bueno, creo que a Daddario ya la pidieron :meh: así que tendré que usar mi segunda opción (?). que quede claro que alex es mía, eh.

Alex Pettyfer | Rosie T. | Theo James | Nina A. 
Escrito:

Abrí los ojos en cuanto sentí un flash centellando por toda mi cara. Coloqué una almohada en mi cara, refunfuñando, sin desear ver las caras burlistas de aquellas mujercitas a las que llamaba amigas. Sentí una presión en mi pierna, haciendo que gritara de dolor, y a la vez hice que aquel peso saliera disparado de mis piernas.

— Lo siento —se disculpó una voz chillona.

Saqué la almohada de un tirón y la lancé en dirección hacia aquel dúo de chicas. Una de ellas soltó una carcajada, mientras la otra se peinaba el cabello ahora desordenado por el impacto de la almohada.

— ¿Por qué me la has tirado a mí? —preguntó Amanda—. Fue ella la que colocó su gigante trasero en tu pierna.

— No importa quien haya sido, ambas son unas idiotas —respondí mientras colocaba mis zapatillas.

— Mon, ¿Sabes qué hora es? ¿Sabes que planes tienes para la noche?

— ¿No? —entrecerré mis ojos, tratando de recordar que había hoy.

— Son las siete de la tarde, y tienes una cita con Lucas —recordó Amanda por mí.

¡La cita con Lucas! Se me había olvidado por completo. Era una de las últimas citas que debía cumplir para finalizar con el proyecto, y se me había olvidado. Observé mi tenida y refunfuñé. Estaba vestida con una polera de flores ahora arrugada por mi siesta, combinada con unos pantalones celestes muy apretados.

— Annie, ¿Serías capaz de buscar alguna tenida adecuada para hoy?

Sonrió, mostrando una hilera de dientes blancos y derechos. A diferencia de mí, Anastasia tenía una linda melena rubia, que combinaba con sus ojos azules, labios rosados y su perfecta tenida. Amanda era más sencilla en el ámbito de vestimenta, pero aun así sus ojos color avellana y su cabellera castaña llamaban la atención de los hombres.

Mientras Annie buscaba en mi armario y tiraba ropa encima de mi cama, Amanda me hablaba sobre un muchacho que conocía. Me sentía terriblemente mal por no escuchar ninguna palabra que pronunciaba su boca, pero mi mente estaba en un universo lleno de citas ridículas y extrañas. ¿Cuánto tiempo había pasado desde la primera cita? No tenía la menor idea, o no quería saberlo. En el último tiempo me había decepcionado por la poca cantidad de chicos buenos que pisaban la Tierra. Y con buenos me refiero a que no sean mujeriegos, porque debía decir que los mujeriegos eran bastante graciosos a veces.

— ¿Me estás escuchando?

— Claro —respondí, pero mi voz no sonó convincente.

Amy hizo una mueca de tristeza y se recostó de espaldas. Yo sólo me quedé ahí, en el borde de mi cama, esperando que todo aquel infierno de las citas terminara de una vez por todas. Escuche voces en la primera planta de mi hogar, pero no hice caso a la conversación que llevaban. Agarré la cámara con la que había despertado, y vi la fotografía que Annie —o quizá Amy—, había sacado. Salía horrenda, y por esa misma razón reí. Mis ojos salían tan abiertos como si tuviera una araña en mi cara, y mis labios salían fruncidos.

— ¡¿Quién diablos me ha sacado esta foto?! —exclamé, haciéndome pasar por enojada, aunque sólo quería estallar en risas.

— ¿Qué foto? —preguntó una voz irreconocible desde la puerta de mi habitación.

Annie se colocó tan blanca como un papel, mientras que Amanda se había sentado de golpe y sonreía fingidamente. Di gracias al cielo porque la puerta estuviera del lado contrario hacia donde estaba mirando, porque claramente mi rostro estaba más rojo que las rosas del mismo color.

— Lucas —la voz de Amy tembló—, ¿Quién te ha dejado entrar?

— Oh, ya sabes, la mamá de Monse…

¿Por qué no había terminado la frase? No entendía, pero no quería darme la vuelta. Annie me agarró del brazo, tirándome hacia el baño que se encontraba en mi habitación. Lo último que vi antes de que Annie cerrara la puerta fue un Lucas desesperado tratando de sacar un par de manos que se posaban en sus ojos.

— Danos las gracias por eso —ella indicó hacia a mi habitación.

— ¿Gracias? ¿Has dejado que Amy coloque las manos en sus ojos y les debo agradecer? Juro que este ha sido uno de los momentos más incómodos de mi vida.

— Estábamos haciéndote un favor. Ahora, péinate, cepíllate los dientes, y colócate esto —tiró un par de prendas hacia mis brazos.

Salió del baño, dejándome sola con una blusa color morado sin mangas y unos shorts blancos, los cuales eran cortos y ajustados. Me apuré en vestirme, la idea de dejar a Lucas allí afuera con dos monstruos no era muy linda, menos aun cuando uno de esos monstruos le había tapado la cara con sus manos. Suspiré frente del espejo, mis dientes estaban lavados, y ahora cepillaba mi cabello castaño, el cual estaba tan enredado que de vez en cuando soltaba unos grititos por el tacto del cepillo contra los nudos ubicados en mis mechones.

— ¿Te demorarás mucho? —preguntó Amy, tocando la puerta.

— No —coloqué el cepillo en el mueble—. Ahora voy.

Abrí la puerta y vi a Amy con una sonrisa tan grande que me asusté. Miré disimuladamente hacia donde estaba Lucas, y sonreí levemente. ¿Era ese el efecto de tipos como aquel? Porque, yo no era mucho de sonreír. Lucas era muy conocido en el instituto, y tenía esa facha de soy un mujeriego, no te acerques si no quieres salir herida. Yo si tenía miedo de salir herida, pero una cita no tenía nada de malo, ni triste, ni nada, ¿O sí?

— Hola —saludó el cuándo se encontró con mi mirada—. Te he esperado, ¿Estás lista?

Su sonrisa me dejó embobada, aunque sus ojos cafés también lo hicieron, al igual que su cabello rubio tan bien peinado y brillante… Quería decirle algo como “¡Seguro!”, pero lo único que salió de mi boca fue algo tan estúpido como taparle los ojos con las manos.

— Te ves sexy —dije, para luego pensar lo que había dicho.

Todos se echaron a reír, excepto él, que ocultaba una risa tapándose la mano con la boca. Me sonrojé y caminé lentamente hacia él.

— Bien, hasta luego chicas —el sonrío.

— ¡Hasta luego! —exclamó Amanda, mientras que Annie aún se reía.



El clima afuera estaba frío, y había maldecido no haber traído un chaleco. Ahora, dentro de una cafetería y con la chaqueta de Lucas en mis hombros, el calor nuevamente se había incorporado en mi cuerpo. Ya habíamos pedido dos cafés, cuando Lucas comenzó a entablar una conversación.

— No sabía que tus amigas fueran tan simpáticas —dijo con una sonrisa en su boca.

— Oh, bueno… —traté de disculparme por el suceso que había pasado con Amy, pero preferí atacar—. ¿Sabes? No tenía idea de que trajeras chicas a cafeterías.

— ¿Por qué dices eso? —preguntó, haciéndose el dolido—, ¿Crees que llevo chicas a fiestas?

— Pues si —asentí, dudando un poco—. Eres Lucas, el que se ha llevado al instituto entero a la cama.

— Puede ser, puede ser —se encogió de hombros—. ¿Te han dicho alguna vez que eres distinta a las demás chicas?

Dejé el café en la mesa, ¿A qué se refería con eso? ¿Era un halago, o una forma de herir? Suponía que era lo segundo.

— ¿A qué te refieres con distinta?

— No, no me malinterpretes, por favor, no lo hagas.

— Entonces, dime a que te refieres. Soy curiosa, y no me detendré hasta que me respondas.

— Me refiero a que, eres la única chica que me ha gustado de verdad —explicó, tomando de su café.

Me quedé mirando la mesa. Dudaba sobre si debía creerle o no, pues, después de todo, era un mujeriego experto, podría cazar miles de chicas con eso. Lamentablemente, eso no funcionaría conmigo, y si funcionaba, no sería tan fácil como las demás. Al instante después quise retractar mis palabras. Al referirme a las demás, me refería a Annie y Amy, ya que ambas habían estado en una cama cualquiera junto a Lucas.

— No te creo.

— Pues deberías hacerlo.

— Si quieres que lo crea, deberás demostrarlo, y no necesariamente con tres o cuatro horas de sexo. Eso no funciona conmigo.

— Lo demostraré —clavó su mirada en mí.

— Requerirá tiempo, dedicación, y… —me había quedado sin palabras.

— Haré todo lo posible, todo lo posible para que te des cuenta de que no soy un monstruo como todos dicen.

— ¿Quieres hacer esto para salvar tu reputación? —pregunté asqueada.

— No, quiero hacer esto porque eres la única chica que me ha hecho sentir cosas nuevas.

— ¿Cosas nuevas?

— Desde los diez años —susurró, haciendo una mueca de tristeza.

— Nos conocimos a los diez, es imposible que gustaras de mí a esa edad.

— Yo no aseguraría eso tan rápido —él tomó mi mano—. Era un pequeño, no me interesaban las chicas, pero me interesabas tú.

— Oh no, oh no —hice que soltara mi mano—, estás intentando jugar conmigo, se nota a millas.

— No estoy jugando contigo —replicó, algo enojado.

— Pero pareciera que si lo estuvieras haciendo.

— Tú eres la exagerada que piensa cada un segundo que alguien se te acercará y te violará.

— No es así, tu no me conoces —le miré enfurecida—. Soy como soy, si no te gusta, puedes irte.

— ¿Irme? Te he dicho que me gustas, Monserrat.

— ¡No te puedo creer! —exclamé fuertemente—. Jugaste con mis dos amigas, las metiste en tu cama, eres un cerdo repugnante.

— Y dime, ¿No eres tú algo parecido por hacer este proyecto de citas? —preguntó enfurecido, al borde de colapsar.

— Imbécil, eres un imbécil.

No reaccioné mal, no hice nada más que pararme e irme de allí. Esta cita había sido la peor de todas, y había tenido citas muy raras.

— ¡Monserrat! —gritó Lucas, detrás de mí.

Di la vuelta justo cuando él se había dado por vencido. Me miró, con algo parecido a una mirada de disculpas.

— Perdón.

— ¿Se supone que debería perdonarte?

— Tú me has llamado cerdo repugnante —él se encogió de hombros.

— Porque lo eres —contesté.

Se acercó a mí, se acercó tanto que podía sentir su respiración mezclarse con la mía. Oh, oh, ¿Me iba a dar un beso? Suponía que eso haría. Mi corazón latía fuertemente, ordenando a mis instintos que quisiera agarrarlo del cabello y besarlo, pero al parecer mi cerebro era más fuerte. Me separé bruscamente de él justo cuando nuestros labios rozaron.

— Sigues siendo un cerdo repugnante, y si realmente estás enamorado de mí, debes demostrarlo.

Y esa fue la manera en que comencé la aventura con Lucas, el rubio más descarado y repugnante del mundo.  

avatar


Ver perfil de usuario https://www.goodreads.com/user/show/65153777-maddalena

Volver arriba Ir abajo

Re: Bellanova University} Inscripciones cerradas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 32. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 17 ... 32  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.