O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Nada es como se ve xAudicionesx
Ayer a las 10:49 pm por rarelyworld

» être dans la lune.
Ayer a las 10:36 pm por Ongniel

» Mama's Devil
Ayer a las 9:43 pm por Jules

» this encourages me [sounds baby from jb]
Ayer a las 5:31 pm por mieczyslaw

» something strange
Ayer a las 5:28 pm por mieczyslaw

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Ayer a las 4:13 pm por Carstairs

» trust the unknown
Ayer a las 3:50 pm por chihiro

» feeling ucla's atmosphere.
Ayer a las 3:28 pm por chanyeol.

» Instituto Fénix. (Inscripciones CERRADAS) | N.C.
Ayer a las 3:01 pm por lovesick

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Miér 15 Ene 2014, 12:10 pm

Ya te mado mi ficha
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Miér 15 Ene 2014, 12:36 pm



 


Sophia Lopez



»Nombre completo: Sophia Lopez Alvarado




»Chico & Rol: Austin Mahone/Ella lo odia y El la ama


»Representante:  Jesy Nelson


» ¿Por qué quieres quedar?: Linda ¿sabes? no tengo argumento pero me ha encantado la trama de la sinopsis/prologo y me encantaria queda




»Escrito de tu autoría: (en spoiler, máximo 3)


PLL:


Cuando sepas que me pasa me llamas:
Cuando sepas que me pasa me llamas




Cuando termino la clase me fui hacia el comedor iba demasiado des concentrada y choque con alguien. (definitivamente hoy no es mi día),no alce la cara por que la pena me consumía y no iba a hacerlo pero cuando escuche esa voz que me tranquiliza y levante mi cara lo vi por fin ......




-______ amor de mi vida-Dijo bromeando


-!!Oye¡¡-le dije -Liam te extrañe-le di un beso en la mejilla


-Awwwww me extrañaste-dijo sonriente-Te quiero-dijo de nuevo


-Y yo a ti y si te extrañe-le dije sonrojada


-Lo sabia tórtolos-dijo Louis


-Oye-dijimos a unisono


-Jajajaja-se reía- hasta hablan al mismo tiempo-dijo riéndose


-Que estas loco-dijimos-oye si lo hacemos-nos reíamos




Los chicos me dijeron que habían salido de la ciudad por que necesitaban hacer unas cosas en Londres y estarían fuera un tiempo. En eso siento que me dan un beso en la mejilla me voltee y era Niall .




-Hola chicos-dijo sonriente


-Hola-dijo Liam seco bueno mas bien celoso


-Liam estas celosos-le pregunte


-Si-me dijo


-Liam sabes que se lo dices a _____ ¿verdad?-le dijo Niall


-!!!Q-U-E¡¡¡-Dijo sorprendido

-Bobito-le dije -Tranquilo yo también lo haría-pero que digo 

-Te gustooooo-me dijo 
-Ya quisieras Payne-le dije-bueno chicos tengo que irme bye-les dije y me retire


Camine un tiempo hasta que llegue a un arbusto y vi una rata no soporte el hambre y le chupe la sangre en verdad tenia sed desde un tiempo pero alguien me vio y ese agluies es.......
-
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Oasis ☮ el Miér 15 Ene 2014, 1:34 pm

Hey Dalls, la historia esta muy bonita y me gusto un montón, y sabes quien audicionara? Yo, oh yeah!
Apenas termine mi ficha la enviare.
Besos con sabor a Harry! C: (Si los besos no te llegan es culpa
de la internet)

Pretty Little Liars:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Oasis ☮ el Miér 15 Ene 2014, 2:27 pm




Barbara Rodríguez



»Nombre completo: Barbara Rodríguez Hold


»Chico & Rol: Harry Styles {Hombreriega}


»Representante: Barbara Palvin


» ¿Por qué quieres quedar? Primero que nada, este tipo de historias me parece bonitas, y el rol de la chica «fácil» me gusta, por que todos creen que es "una mala persona", "la malvada de la historia" y la odian, es mi especialidad en los personajes, la historia es algo como personal, simplemente esta historia me agrada y mucho, agrada es poco, me encanta y me gustaria tener alguna oportunidad en ella.


»Escrito de tu autoría:
Si me abres eres sexy:
Una oscura noche en Londres, Jennifer caminaba solitariamente, hacia su trabajo, este era de guardia nocturna, no tenía dinero suficiente como para tomar un taxi así que decidió viajar en metro. Camino rápidamente hacia el subterráneo por miedo a llegar tarde y que la despidieran. Eran cerca de las nueve de la noche y su turno comenzaba a las once en punto.
Ella tenía algo de miedo ya que por la oscuridad de sus túneles se esconden todo tipo de delincuentes, vagabundos y personas de mal vivir que escapando del frío o de la policía, se ocultan en viejas estaciones abandonadas o conductos de ventilación. Al llegar se sentó en una de las bancas libres de la estación.
El cartel luminoso avisaba que el próximo tren tardaría diez minutos en llegar, Jennifer decidió esperar sentada en uno de los bancos junto al andén. El silencio y la soledad de esa estación provocaron lo inevitable y a pesar de sus esfuerzos se durmió y casi sin darse cuenta se recostó en el banco usándolo como si fuera una cama.
Sintió que alguien toco su hombre, rápidamente se dio vuelta para ser quien era. Pero se encontró con una sorpresa, no había absolutamente nadie. Vio como una mujer corría tras su tren y también el de ella.                                                                                  
-¡Deténganse Por favor!- Gritaba inutilmente la mujer. Jennifer miro desentendida la escena.
La mujer de unos veinticinco años tomo asiento junto a Jennifer.
-¿Te puedo ayudar en algo?- Pregunto Jennifer, no solía preocuparse por los demás pero que más daba de seguro iba a perder su empleo y su vida se iría a la mierda.
-Mi hija, mi hija iba en ese tren- dijo la mujer con desesperación.    
- Lo siento- murmuro Jennifer.                                                                        
-Mi hija es una niña inteligente sabrá cómo protegerse, su padre la espera allá… -dijo orgullosa intento sacar una de sus mejores sonrisas, fingidas eso sí.
El silencio era algo incómodo, Jennifer intento romper el hielo charlando.
-Soy Jennifer ¿y tú?- Dijo está chasqueando la lengua silenciosamente, no le agradaba mucho la ida de hablar con desconocidos.
-Natalie- respondió cortésmente.
-¿y tu hija? - Jennifer intento seguir la conversación.
- Mi hija se llama Jennifer- Dijo Natalie mirando fijamente la extraña mueca de Jennifer al escuchar el nombre.    
-Raro...-murmuro en un tono audible solo para ella.                                                                          
El tren que esperaban ambas había llegado, ambas entraron. Jennifer perdió a Natalie de vista entre los vagones, se sentó en su correspondido asiento, segundos después una chica se sentó a su lado.
-Genial creo que este es mi asiento- sonrió una chica un poco más joven que ella.
Jennifer comenzó a mirar un punto fijo en alguna parte del vagón intentando ignorar a la chica.
-Hola soy Megan- Dijo está intentando romper el silencio. Estiro su mano gentilmente.
-Soy Jennifer- Dijo ignorando la mano de la amable chica.
Volvió a mirar el punto fijo. La joven Megan trato de fingir una sonrisa, el silencio era incómodo para Megan así que tomo su ¡Pod y se puso sus auriculares.
Los parpados de Jennifer comenzaron a hacerse pesados, de un segundo para otro Jennifer cayó en un pesado sueño, el tren freno bruscamente lo que hizo que Jennifer despertara abruptamente, miro si estaba la sonriente chica pero al parecer se había ido. Comenzaron a subir nuevamente los pasajeros.
- Señorita necesito su boleto- le dijo amablemente el guarda-tren.
Jennifer estaba algo distraída mirando a la gente por la ventanilla.
- ¡Señorita!- Llamo su atención el hombre.
- ¿Ah?-Dijo Jennifer dando un pequeño salto.
-Necesito su boleto para picar su boleto- Dijo este perdiendo un poco la paciencia. Esta sin nada mas le entrego el boleto.
Entro un chico algo borracho el cual empujo al guarda-tren. Este lo fulmino con la mirada, le entrego el boleto ya picado a Jennifer y siguió con su trabajo.
Jennifer comenzó a observar el lugar y a las personas.
-Ese es mi lugar- dijo arrogantemente quien al parecer era un policía malhumorado.
-Lo siento-Dijo la joven y comenzó a levantarse.
-¡Quítate niña!- exclamo este ya con su paciencia perdida, la tironeo del brazo quitando-la del lugar. Se dejó caer bruscamente en el asiento.
El policía dio un pequeño recorrido por todo el vagón con la mirada, miro al chico que iba borracho pero aun consiente, al verlo bufo.
El chico saco una cámara de su bolsillo y comenzó a observar las imágenes que había tomado ese día, luego de verlas, levanto la cámara tímidamente y comenzó a fotografiar algunas cosas en el metro. El guarda-tren camino hacia él y puso su mano justo en el lente.
-Lo siento amigo no se puede fotografiar aquí- señalo uno de los carteles que lo advertía. El chico guardo su cámara nuevamente en el bolsillo derecho de su sudadera.
Jennifer debía tomar dos trenes para llegar a su trabajo. El tren se detuvo y nuevamente comenzaron a entrar personas. Jennifer comenzó a caminar rápidamente antes de que la puerta se cerrara completamente, cuando estaba por llegar a esta choco con una chica haciendo que cayeran todos los papeles que la otra chica llevaba. Ambas se agacharon para recoger los papeles.

- Lo siento, realmente lo siento- dijo la joven desconocida disculpándose.
- Maldición debía bajar aquí- Murmuro una Jennifer enfadada.
Jennifer recogió algunos papeles y al entregárselos se asombró bastante.
-¿Taylor?- Dijo Jennifer asombrada, una sonrisa comenzó a formarse en su boca.
-¡Jennifer!- Exclamo la chica, se dieron un pequeño abrazo.
-Creí que llegarías mañana- Dijo Jennifer algo incomoda.
-Mi vuelo se  adelantó y tuve que viajar antes- comento Taylor- y ¿A qué se debe que me hayas invitado a tu casa?-dijo está mordiendo su labio para contener una notable sonrisa.
- Bueno, aparte de que eres mi prima también eres mi mejor amiga y bueno me sentía bastante sola en casa-Dijo guiándola hacia los asientos.
-Creo que llegue en un mal momento- susurro Taylor cambiando su sonrisa por una linea recta en sus labios.
-Algo así-Dijo Jennifer- pero no te preocupes, me disculpare con mi jefe luego, ahora iremos a casa- agrego, fingiendo una sonrisa.
Jennifer sabía muy bien que su jefe no pasaría una falta, lo cual hacia que esta se preocupará mucho más.
Llegaron al último recorrido y bajaron rápidamente, caminaron unos cuantos metros cuando, de pronto, sintieron un chirrido de parte del tren, se dieron la vuelta y vieron el segundo exacto en el cual los trenes impactaron.
Jennifer por acto de reflejos tomo a Taylor y la lanzo al suelo junto con ella, las luces se apagaron en todo el lugar.
-¿Que fue eso?-Pregunto Taylor asustada.
-No lo sé- Dijo Jennifer en un murmuro.
Ambas se levantaron del suelo.
-¡Ayuda! Por favor ¡Ayuda!- Comenzó a gritar un hombre desesperado no muy lejos de ellas.
Jennifer y Taylor intentaron ir al rescate del hombre pero no podían ver nada.
-No veo nada Jen-Dijo Taylor algo asustada.
-Usa la luz de tu móvil-Dijo rápidamente Jennifer.
Con la luz del móvil iluminaron todo el camino hacia el hombre, este estaba con el pie izquierdo bajo un escombro. Rápidamente ayudaron a quitárselo de encima, su pierna estaba muy dañada, lo ayudaron a levantarse.
Vieron al chico que hace poco estaba borracho, ahora se veía sobrio, sobrio y asustado, él se acercó rápidamente a ellas. Un fuerte gruñido retumbo en las paredes del subterráneo, no era un gruñido humano eso estaba claro
-¡Oh dios! ¿Que fue eso?- Dijo el chico histericamente.
-¡Jennifer! Tengo miedo, esto es extraño, muy extraño-dijo Taylor completamente asustada.
-¡Las cámaras!-Dijo rápidamente Jennifer chasqueando sus dedos, comenzó a correr hacia la cámara más cercana, todos la siguieron.
Se acercaron a las cámaras, las miraban y hacían gestos esperando que alguien desde algún puesto de control pudiera verla, pero Jennifer sabía que eso era imposible, no había nadie controlando las cámaras porque de estas nos destellaba la pequeña luz en su lado izquierdo que señalaba que estaban en funcionamiento.
Asustados  empezaron a subir las escaleras mecánicas de la estación, ya que estaban apagadas. La parada en la que estaban era una de las más antiguas, viejas y pequeñas de la ciudad por lo que la sensación de agobio y miedo eran mucho más intensas. Al llegar a la salida la peor de sus pesadillas se hizo realidad. Las puertas estaban cerradas y no había nadie en la estación por lo que por más que gritaran nadie podría escucharlos desde la calle.
Además sus teléfonos estaba sin cobertura, esas malditas estaciones casi nunca tenían señal y las puertas de cristal herméticamente cerradas los separaban del exterior aún por unos cuentos metros.
- ¿No tenían los guardias de seguridad que comprobar que nadie quedara dentro de la estación antes de cerrar? - Jennifer sabía muy bien eso ya que ella era guardia. Algo no concretaba en todo esto ¿Cómo podían haber cerrado la estación así como así sabiendo que dos trenes se impactaron de la nada y de seguro habían personas heridas o muertas?
El chico estaba nervioso no podía esperar hasta que a la mañana siguiente abrieran de nuevo el Metro, faltaban más de cinco horas para que se reiniciara el servicio y si llegaba a casa a las 7 de la mañana su padre probablemente lo mataría.
-La estación más cercana está a unos cuantos kilómetros de aquí deberíamos caminar hacia allá y así ¡podríamos salir!-Dijo el hombre de la pierna herida intentando llenar a los jóvenes de esperanzas.
-Excelente idea-agrego Jennifer.
-¡Genial! Caminaremos hacia allá y saldremos de este escalofriante lugar…-Dijo Taylor algo paranoica mirando hacia todos lados.
Caminaron hacia el subterráneo del lugar un silencio casi sepulcral hacía que hasta la más leve de sus pisadas resonaran con el eco de las paredes. Se podían escuchar los chirridos de las ratas y el goteo de algunas zonas en las que parecía que había leves escapes de agua. Siguieron con su camino y en el momento menos pensado.
- ¡Alto!- Exclamo un hombre, el policía, los gritos de las chicas se escucharon al instante.
Luego de hablarles de su plan al hombre siguieron con su camino, sin previo aviso el único objeto que proporcionaba la luz se apagó, Taylor golpeo su celular contra el duro cemento para luego cogerlo a ciegas y guardarlo. Jennifer recordó que en su cinturón colgaba una linterna. La tomo para luego encenderla, pero ahora estaba sola, sola con el policía, los demás habían desaparecido.
-¿Taylor? ¿Chicos?-Pregunto Jennifer iluminando todo a su alrededor.
- ¡No es tiempo para bromas muchachos!-grito el policía enojado.
-No creo que estén bromeando-murmuro Jennifer.
***
-Chicas necesitamos iluminar con algo- Dijo el chico sin detenerse- ¿Chicas? Mierda...-el chico se encontraba solo.
Con la mente aún nublada por el alcohol decidió que lo mejor que podía hacer era caminar por los raíles del tren por si solo hasta la siguiente parada. El camino era oscuro y realmente tétrico pero sabía que su destino no estaba muy lejos y gracias a la luz del flash de su teléfono podría alumbrar el camino.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Viany. el Jue 16 Ene 2014, 7:21 pm

 


Vianey Deacon



»Nombre completo: Vianey Deacon Brown (En todas las NC me llamo igual)


»Chico & Rol: Libre


»Representante: Lucy Hale


» ¿Por qué quieres quedar? Oh bueno amo la idea, me pareció hermosa y diferente. Hace algo de tiempo que no me inscribía en Novelas colectivas de este genero, pero tengo muchas ganas de explotar mi lado romántico XD En serio, me gusto la situación en la que se encuentran todos los personajes y estaría feliz de poder participar.


»Escrito de tu autoría:
Ojos de Cristal:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Ojos de Cristal



Había permanecido en la banca del parque desde las cinco de la tarde, me sentía confundida  e irritada por todo y todos, mis manos aun estaban vendadas y el inmenso ardor de mis quemaduras aun estaba atrapado  en aquella tela blanca, el ambiente era frio, ya había oscurecido desde hacia unos minutos, así que la única fuente de luz eran las viejas lámparas de la calle. Gire mi cabeza hacia la izquierda y luego hacia la derecha, saque un suspiro y me acomode en el asiento.

-¿Qué? –Pregunte de mala gana al chico que había aparecido a mi lado.

-Solo vine a pensar –Contesto mientras miraba hacia el frente, hacia la nada.

-Londres es mas bonito en las noches ¿No te parece? –Dijo seguido de una honda respiración, podía oír como todo el aire iba metiéndose en sus pulmones lentamente y podía ver como su pecho se iba alzando con el progresar de su esfuerzo.

-Lo extrañare todo –Dije finalmente mientras me colocaba mi capucha negra.

-¿Te iras? Pensé que eras más fuerte –Respondió con una pisca de sorpresa en su voz, quería clavarme una espina para que aceptara mi encomienda, ¡Que se pudra!

-Ahórrate tus juegos baratos, no vas a convencerme –Metí mis manos en la bolsa cangurera de mi chamarra, el frio se estaba incrementando.

-No son juegos, pero ya olvídalo, después de todo, no te necesito –Sonreí sarcásticamente y mordí mi labio mientras mi sonrisa se extendía.

-Eres un idiota –Dije calmada para después pararme de la incomoda banca de metal.

-¿Se te entumió el trasero? –Voltee a verlo y rodee los ojos, tal vez era un idiota y mil y un de
adjetivos despreciativos mas, pero definitivamente, el iba ser al que mas extrañaría.

-Cuídate sapo –Dije mientras le sacudía el cabello con mi mano, el la tomo y se levanto.

-No dejes que te venza –Me dijo mientras apretaba mi mano con fuerza- Perdiste una batalla, no la guerra.

Saque mi mano de su agarre lentamente, mordí mi mejilla interior, sentí las lagrimas acumularse en mis pupilas, tome una enorme bocanada de aire y sonreí, pero incluso yo podía sentir mi inútil intento de esconderlo todo.

-Ya es tarde –Dije con una voz aguda por el nudo en mi garganta.

-No, no lo es, no si no quieres –Pude sentir la tristeza en su voz, si no lo conociera bien, podría decir que lloraría.

-Perdón –Susurre con la cabeza baja, di media vuelta y comencé a caminar. Miraba mis pasos, arrastrados y cansados, no me quería ir, pero era lo mejor. No entendía muy bien por que lo hacia, así como no entendía por que no quería hacerlo. *Estúpido miedo* pensé mientras apretaba mis ojos y mis puños, en un débil intento de sentirme fuerte y firme.

-¡No me dejes! –Escuche la varonil voz de mi amigo gritar, el no hacia ese tipo de cosas, no era ese tipo de chico, Luck tenia Razón, yo soy su talón de Aquiles, yo lo estoy matando. Apreté mis labios con fuerza y finalmente las lágrimas salieron de mis ojos.

*Jamás lo haría ojitos de cristal, jamás lo haría*
 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Jue 16 Ene 2014, 8:11 pm

ay, me encantó la trama. veré en estos días cuando dejo mi ficha y el gif. bai;<3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Jue 16 Ene 2014, 9:14 pm

Me gusto mucho la idea. Mas tarde dejo mi ficha :)
Two can keep a secret if one of them is death:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Invitado el Jue 16 Ene 2014, 11:26 pm

 


Heaven Mint



»Nombre completo: Heaven Mint.


»Chico & Rol:  “No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes”.\\ Dylan O'Brien 


»Representante: Adelaide Kane.


» ¿Por qué quieres quedar? Quiero ser parte de esta novela colectiva porque me inspiro mucho a querer escribir sobre una pareja que no comprende sus sentimientos y los dejan a un lado, hasta que se dan cuenta de que sin la otra persona ellos están perdidos.  Realmente el tema me ha encantado; y como estoy de vacaciones, me gustaría darle parte de mi tiempo a esta novela. 

»Escrito de tu autoría: 
#1:
Cinddy me dejo. Mi padre se fue de casa. Mi madre es depresiva. No hay escapatoria.
Lo repetía a cada momento.
 
 Soy el hermano mayos de tres, mis hermanas pequeñas, son gemelas de 10 años. Mi padre se fue de la casa hace más de 4 meses y no ha vuelto, desde entonces mi madre solo ha estado en cama, sin hablar, sin trabajar, como si estuviera muerta. Con 18 años y en mi último año de preparatoria tuve que salir a buscar trabajo. Fue ahí donde encontré a Cinddy. Trabaja en el bar “Foremma” cerca de casa. Cinddy pidió una cerveza y nos quedamos animadamente hablando toda la noche.
 
Cinddy ha sido mi salvación, mi fortaleza para seguir adelante y mantener a mi familia. Pero desafortunadamente, ella no pensaba lo mismo, ya que hace una semana rompimos.
 
-Flash Back-
— ¿Qué rayos te sucede?— me enfurecí, no iba a dejar que me menospreciara de esa forma –. Sos una perra.
—¿Que?—me pego una cachetada produciéndome dolor en la mejilla izquierda—. Eres un idiota
—¿Yo? Yo no te he hecho nada— 
—¿Y yo?— se mostró molesta
 
—Me engañaste— mi cara estaba roja de la furia—. Y encima te vi —le escupí cada palabra con desagrado. Su rostro era el mismísimo ejemplo de petulancia. Realmente no le interesaba escucharme.
 
-Fin del flash back-
Cinddy sigue con el patán de Robert, pero eso ya no interesa. El problema es que las deudas están ahogándome. No se cómo resolver esto. No puedo pagar los libros de primaria de las gemelas, a menos que use la plata de mi secundaria. Creo que ese será mi siguiente paso, dejar la secundaria.
—¡Logan!— Lola me gritaba desde su ventana.
Lola era mi amiga más íntima, crecí con ella y vamos a la misma escuela. Su ventana queda justo al frente de la ventana de mi pieza, tal y como en las películas norteamericanas. Nunca tuve nada sexual con Lola, ya que ella se abrió al mundo a los 16 diciendo que era lesbiana. Ella ahora sale con Linda, su novia .
—¿Te llevo a la escuela?— gracias a dios Lola tenía una camioneta para ayudarme con las compras y el colegio.
—Sí, las gemelas se toman el bus escolar— le avise de antemano.
—En cinco minutos estoy abajo— y cerró con un fuerte estruendo las ventanas.
Termine de preparar mis cosas y baje por las escaleras. No trate de despertar a mi madre, ni siquiera me iba a responder. Abajo las niñas ya estaban preparadas, con sus loncheras en las manos y su mochila colgada al hombro. Les di un beso a cada una en la frente y les dije que corrieran hasta la parada de la esquina, se hacía tarde.
Cuando abrieron la puerta para marcharse Lola ya estaba esperándome en el porche. 
Lola era castaña con ojos marrones oscuros. Tenía el pelo hasta los hombros y un flequillo que tapaba sus cejas. Tenía una figura pequeña, casi frágil. Su sentido del ánimo siempre la acompañaba, y casi nunca se mostraba desconforme con ella misma. Confiaba en todos.
—¿Listo para otro día de diversión?— pregunto emocionada.
—¿Diversión? Sí, claro— Conteste desanimado. Hace mucho no tenía días buenos, menos en la escuela.
Nos subimos a su camioneta blanca. El camino fue silencioso, ninguno de los dos hablábamos, pero estaba muy seguro que la música del camino se deshizo de alguna posible conversación. Escuchar “The Doors” por el mp3 era lo que siempre hacíamos con Lola.
 Llegamos a la escuela a tiempo. Recogí mis libros de geografía del casillero y me encontré con Fred de camino a clases.
 Fred era uno de mis compañeros de estudio. Los dos queríamos entrar a la universidad de Yale, pero después del accidente de casa, dudo que pueda entrar a menos que reciba una beca o algo como un milagro.
 —¿Qué hiciste el fin de semana?— pregunto, giramos a la izquierda para tomar un atajo.
—Trabajo, ¿Tu?—
—Fui a la casa de Nora— Nora era su prima, pero no creo que esté de acuerdo con eso.
 —Ya te dije— le sermoneé—. Es tu prima. ¿Cómo esta ella de acuerdo con eso?
 —Es que soy muy atractivo—y era verdad, Fred era muy sofisticado y tenía un aspecto maduro y británico—.Aparte, es mi prima s-e-g-u-n-d-a.
 —Ajam— espeté entrando al curso

#2:
Cuando todo el timbre de salida, mi mente solo procesaba números. Lola estaba esperándome en la camioneta escuchando su CD de “Coldplay”.
–Necesito que te lleves a las gemelas a cenar– comente subiendo en el carro, luego me acomode y me puse el cinturón de seguridad–. Trabajo hasta tarde–me explique.
–Yo no tengo problema– Arrancó el auto–. Pero Linda también viene a cenar
El resto del viaje hablo sobre su relación y cuanto anhelaba las vacaciones de invierno. Llegamos a casa, baje del carro y me despedí con un movimiento de mano. Sabía que Zoe y Hazzy estaban en casa, ellas solían llegar mas temprano en el bus escolar. Y como tenia razón, estaban viendo tele en la sala.
–Princesas, ¿Han hecho la tarea?– Dejé mis cosas sobre la mesada de la cocina, que tenia una ventana en dirección al living.
–Si, la de matemática fue difícil..–
–Si, el profesor nos dio 10 puntos para resolver– 
Interrumpió Zoe quejándose.
–Hoy van a casa de Lola, asique preparen sus mochilas–  Ordené, mientras sacaba lechuga y condimentos para prepárame un sándwich antes de ir a trabajar.
Las gemelas no protestaron, al contrario, siempre les gusto ir a casa de Lola, así que se apuraron para irse lo más rápido posible y jugar con las muñecas. 
Termine de comer mi emparedado- simplemente delicioso- y cogí una campera y mi billetera. Antes tenía un celular, con el cual hablaba con mis amigos, pero lo tuve que vender para pagar las zapatillas de mis hermanas.
Salimos. Las chicas se fueron solas hasta la casa de Lola, al verlas entrar di media vuelta y me dirigí a la parada del tren. Ya no trabajaba mas en “Foremma” ya que me traía malos recuerdos y la paga era penosa. Ahora trabajaba en “Last meal” un lugar corriente de comida rápida en “down town”.
Mi trabajo en “Last meal” consistía en ser mesero, y si necesitaba mas paga, en los días feriados o domingos hacia de limpieza. Casi siempre necesitaba la paga. Lo único divertido en trabajar en un lugar como “Last meal” era su música. Siempre colocaban Rock indie.
– ¿Cual es su especial?– una chica rubia de ojos espeluznantemente celestes, me brindo una sonrisa.
– ¿Hamburguesas?– *Que chica tan tonta, el restaurante era de comida rápida*
–Bueno, quiero una ensalada– me reí en silencio
– ¿Algo más?– pregunté con la risa aun en mi rostro
–Solo si de postre estas tú– no tenia nada en contra de las personas, pero estas insinuaciones me molestaban.
–No, tengo novio– una risita en lo profundo de mi mente me hizo sonreír. La chica estaba espantada y roja de la vergüenza. Di media vuelta y volví a mi puesto.
La noche paso tan rápida que me sorprendió. Ya era mitad de noche cuando cerraron el lugar. No tenía muchas propinas, pero la rubia contribuyo con 2 dólares. Gracias a ella, mis días no son tan tristes después de todo.
Pase por la casa de Lola, y como sospechaba, las gemelas dormían en el sillón. Salude a Linda al pasar y junto a Lola nos ayudo a llevarlas hasta mi casa. Las recostamos en los sillones y nos despedimos.
—Paso mañana a las 7– yo asentí mientras acomodaba a las niñas. Escuché la puerta cerrar y me alivié de que el día ya allá terminado. Tome un baso de leche de la nevera y lo digerí mientras subía por las escaleras.
Por el pasillo noté un ruido, me di vuelta y me tope con la puerta de mi madre abierta. Seguramente estaba en el baño. No me atreví a llamarla, asi que seguí caminando hasta mi pieza. Localicé mi libro preferido y leí unas cuantas páginas antes de quedarme completamente dormido.

#3:
Sentía una pequeña incomodidad en la mejilla. Me dalia, después el dolor se prolongó a la otra mejilla. Abrí los ojos lentamente, justo en frente de estos me encontré con unos ojos celestes y una pequeña sonrisa. Zoe me tenía agarrado de las mejillas, pellizcándolas como una masa. De repente me alarme.


-Hay que ir a la escuela- me saque de encima a zoe y la deje en el suelo-. Corre a vestirte- le ordené. Corrí a buscar mis pantalones azules. Baje las escaleras hasta la cocina, tome mi mochila y prepare un desayuno rápido.
-Estamos lista-  anunciaron las gemelas a unísono. Les repartí una tostada con dulce y un beso en la frente a cada una y me despedí.  
Lola ya estaba afuera esperándome y las niñas ya se habían marchado a la parada del bus escolar.
-Tarde Lerman- gritó abriéndome la puerta del lado de adentro. Solo moví la cabeza con in gesto de ignorancia.
Salimos lo más rápido que pudimos en dirección al instituto. Llegamos justo a tiempo para el timbre. No alcance a pasar por mi casillero, pero llegue a clase antes que el profesor. Matemáticas era odioso.
-Olviar, 22hrs- me di vuelta algo confundido. Fred estaba sentado en el pupitre de atrás y sostenía su celular.
-¿Qué?-
-Hoy los hermanos Olviar hacen una fiesta- volvió su atención al celular- y nos invitaron.22 hrs
-No se si….-   El profesor interrumpió con un rotundo “Buen día” y luego con un “cállense”. No sabía si ir a la fiesta, probablemente Cinndy fuera con Robert. No  creo soportar eso y más si se besuquean frente mío. Pero ¿Porque eso me detiene? Es decir, ¿porque tengo que quedarme en casa y ella con Robert? Eso no es justo para mi-. Anótame, estoy dentro- le escribí en una nota a Fred y la tire a mis espaldas.
Matemática me dejo con el cerebro seco. Salí al casino, pero antes fui hasta mi casillero.
-Logan- me di media vuelta. Susan estaba apoyada en el loquer de al lado-. ¿Vas hoy a la fiesta?
-Emmm…Si, voy con Fred- Susan compartía algunas materias conmigo, pero nunca habíamos hablado mucho.
-Pásame a buscar a las 9:30 ¿Si?- antes de lograr responder, se fue moviendo su pelo ondulado.
¿Qué pasa si no la busco?. Creería que nada. Cerré mi casillero y  retome mi dirección al casino. Hoy había sopa de verdura. Tome un cuenco chico ya que mi apetito no era grande. Me senté en una mesa vacía al final del establecimiento. Al minuto, Lola ya estaba de a mi lado.
-Biología es lo peor- revolvió su sopa-. Las ranas no son lindas- metí sus dedos en la boca ejemplificando un vomito.
-Si- respondí sin importancia- ¿Hoy vas a Olviar? 
-No se, Linda esta algo engripada…así que….- y tomo dos cucharadas de sopa.
Fred se acercó con su bandeja. El no tomaba sopa, si no que su cuenco tenia helado.
-¿De dónde lo sacaste?- pregunté. Lola asomo la cabeza a la bandeja de Fred, pero su cara se repugno del contenido. Lola era intolerante a la lactosa.
-Las muchachas de la cocina me adoran- sonrió ganador y se sentó junto a Lola-. Amor, hoy estas súper sexy ¿Cuál es tu secreto?- Lola y Fred no se llevaban del todo bien, pero les gustaba molestarse.
-Mi secreto es menstruar, es magnífico- una risita salió de mis labios.
-Para mí es solo una molestia- logro decir Fred.
El resto del día paso lento, pero junto a Fred todo era más o menos soportable.
Cuando llegue a casa, como siempre, las gemelas ya estaban comiendo o haciendo algo. Esta vez estaban comiendo pizza recalentada. Las saludé y fui corriendo a tomarme una ducha. Cuando Salí, me cambie rápido 
Recosté a las niñas antes de irme, cerré con llave las puertas y camine hasta la parada del tren. La noche se hacía calurosa. *Espero que Susan no se enoje*.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Fery. el Vie 17 Ene 2014, 11:36 pm

Hola:)
Soy Fer y me encantó la idea so, audicionaré.
No sé si ir por Niall o por Liam, quizás por éste último. Igual mañana que te deje la ficha te enterarás
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Fery. el Miér 22 Ene 2014, 5:46 pm


Jessamine L. Miller

»Nombre completo: Jessamine L. Miller.
»Chico & Rol: Liam Payne / Los contrarios.
»Representante: Shailene Woodley.
» ¿Por qué quieres quedar? Porque la idea es muy, muy genial. Desde que leí la sinopsis me atrajo mucho y me sentí identificada con el rol de Liam, además creo que no lo he usado a él en ninguna colectiva.
»Escrito de tu autoría:
Capítulo de tu autoría:
Insensitive:



Capítulo 003



Estaba estacionada en una orilla de la avenida, con las ventanas cerradas y el rostro pálido. No podía pensar en otra cosa que no fueran los chicos con armas. Pero cuando menos lo esperé, una figura ya estaba junto al auto, mirándome fijamente. Intenté encontrar alguna respuesta en la expresión de su rostro, pero su cara era indescifrable. De pronto, me habló.

-Baja del auto -me dijo lentamente mientras sentía como mi cuerpo se paralizaba completamente-. Baja ahora mismo o romperé el vidrio y te bajaré yo mismo –amenazó.

Estaba completamente inmóvil, asustada. Quería hacer lo que él me pedía, quería salir de auto, pero mi cuerpo no estaba respondiendo. Lo único que pude hacer fue negar con la cabeza. Me di cuenta que al ver mi respuesta su mirada se encendía como si estuviese furioso, y al parecer, así era. Estaba más que furioso.

-Tienes una última oportunidad, ¿de acuerdo? -me miró fijamente y suspiró-. Baja del auto o te bajaré yo mismo. Supongo que no querrás ver el vidrio de tu lindo auto roto, ¿cierto?

Pero yo seguía inmóvil. ¡Muévete Kiara! Me gritaba a mí misma. ¡Sal ahora del auto! Pero seguía sin realizar movimiento.

Advertí que los chicos que había visto anteriormente -los de cabellos extraños, ropas raras y armas- se acercaban peligrosamente, eran alrededor de seis y no se veían nada contentos. Me sentí aún peor. También me di cuenta que Niall los miraba serio, y después su vista se volvió una vez más a mí. Su rostro estaba más blanco de lo que lo había visto hace unos minutos.

-Chica, ¿no entiendes que debes de bajar ya? -me gritó.

Sin esperar más tiempo, Niall se quitó la camiseta y pude apreciar cada detalle de su anatomía superior. Tenía un abdomen lindo, al parecer había dedicado un buen tiempo al gimnasio, su piel era blanca y aparentemente suave y... Antes de que pudiera seguir fantaseando con su cuerpo entendí porque se quitó la camiseta. Enredó la prenda en su puño y lo siguiente que vi fue el vidrio de mi puerta en mil pedacitos.

Niall abrió la puerta y me jaló fuera del auto. Miré en dirección hacia donde había visto a los chicos y entonces me preocupé más. Venían todos corriendo en nuestra dirección y no se veían precisamente felices. Niall tiró de mí y empezamos a correr en dirección opuesta a ellos. Al pasar corriendo pude ver algunos de los edificios que había sobre esa calle. Bares, Prostíbulos, Moteles y más sitios abandonados, entonces entendí que me había ido a meter a un barrio de mala muerte. En ese instante, mi cuerpo comenzó a moverse.

Corrimos a través de algunas calles mientras los tipos de continuaban siguiéndonos. Agradecí haberme puesto mis converses en lugar de un par de tacones de aguja, ya que hubieran sido solamente un estorbo. Escuché que quienes nos seguían nos gritaban cientos de cosas para que nos detuviéramos pero no hicimos caso.

Encontramos un almacén abierto y entonces entramos en él. Niall cerró la puerta detrás de nosotros. Se quitó la camiseta del puño y la colocó nuevamente en su cuerpo. Ambos nos miramos fijamente por unos minutos y pude ver que en su rostro había cierta molestia.

-Ahora sí, ¿me puedes explicar que estás haciendo aquí? -me preguntó serio.
-Niall yo... –puso su mano frente a mi rostro y me interrumpió.
-¿Cómo es que sabes mi nombre? No recuerdo habértelo dicho.
-Porque no me lo dijiste -susurré mientras dirigía la mirada alrededor del lugar. Efectivamente era un almacén-. Yo misma lo... Descubrí.
-De acuerdo, mira niña... –esta vez fui yo quien interrumpió.
-No soy una niña, y mi nombre es Kiara. Ya te lo había dicho hoy en la escuela -dije algo alterada. ¿En realidad no recordaba mi nombre?
-Kiara -soltó de mala gana con algo de exasperación en su voz-, solamente te lo preguntaré una vez, y quiero que me digas la verdad -suspiró-, ¿qué estás haciendo aquí? ¿Me estabas siguiendo?

Me detuve antes de responder. ¿Tenía algún sentido no decirle la verdad?, ¿le diría que llegué ahí porque lo estaba siguiendo?, ¿le contaría que me sentía frustrada de que él no me hablara? Eso sonaba completamente estúpido y chiflado. Suspiré y entonces hablé, aunque me sorprendí de mi respuesta.

-¿Por qué viniste aquí? -Niall me miró directo a los ojos y después se apartó, caminó hacia una de las esquinas del almacén y exhaló lentamente.
-Vivo cerca –respondió con un encogimiento de hombros.
-¿Cerca? -pregunté horrorizada-. Niall, este lugar es muy feo, está lleno de gente mala y... -me detuve. Alcé la mirada y me vi que él estaba nuevamente frente a mí, examinando mi rostro lentamente con esa única mirada azul suya. De pronto, una esquina de su labio se curvó en una linda sonrisa.
-Discúlpeme princesa, pero como usted dice, éste es un barrio horrible, y sí, está lleno de gente mala, entonces... ¿Quién le asegura que yo no soy de esa gente mala? -me dijo con un tono tan firme que provocó que hasta las puntas del cabello se me levantaran.
-Porque lo veo en tu mirada, eres diferente a los demás, pero no eres malo -respondí más segura de lo que esperaba-, y no soy una princesa.

Esperaba que Niall me gritara o se molestara más de lo que ya estaba, pero para mi sorpresa, lo único que hizo fue soltar una pequeña y sexy risa.

-Aún no respondes la primer pregunta que te hice, ¿por qué me seguías? –repitió.
-Dijiste que solo me lo preguntarías una vez -dije desafiándolo.
-No me retes niña, no te gustará saber que encontrarás con eso, aunque según tú no lo parezca puedo llegar a ser muy peligroso y estoy seguro de que tú no quieres descubrir mi lado malo -dijo mientras sonreía siniestramente, pero aun así, se veía condenadamente sexy.
-¿Y qué te hace pensar que no quiero descubrirlo? -pregunté acercándome a él. ¿Qué rayos estaba haciendo? Me di cuenta en ese instante de que soy una maldita masoquista.
-Eres muy, muy testaruda -susurró en mi oído-. ¿Qué es lo que buscabas siguiéndome? -insistió y se apartó de mí.
-¿Por qué te alejaste de mí a la hora del almuerzo? -dije con cierta molestia en mi voz y evadiendo una vez más su pregunta-. Y no me digas que porque no te gusta hablar a la hora de la comida, eso no te lo cree ni tu gato.
-No tengo gatos.
-Niall, dime la verdad, ¿tan mal te caigo? -pregunté desesperada.
-¿Siempre eres así de directa? -sonrió divertido.
-¡Deja de darle la vuelta a mis preguntas y responde! –grité.

Su rostro se tensó. Por un momento creí que fue a causa de mi grito, pero después me di cuenta de que no era así. A fuera del almacén se escuchaban pasos y voces nada amigables. Miré a Niall, quien ya estaba acercándose para tomarme del brazo.

-Vámonos –espetó.
-¿A dónde?
-¿Podrías dejar de hacer preguntas por un instante?
-No, ¿a dónde vamos? -repetí mientras corríamos hacia el otro lado del almacén en donde había otra puerta.
-A mi departamento -me dijo y abrió la puerta arrastrándonos hacia otra habitación la cual estaba llena de motocicletas. Tomó un casco y me lo entregó, después me hizo una seña para que me subiera.
-No subiré a una motocicleta -dijo decidida.
-Entonces quédate aquí para que te maten -dijo haciendo una seña hacia la puerta donde habíamos entrado. La puerta se estaba abriendo.

Suspiré y me subí a la motocicleta. Niall la encendió y comenzó a moverse, llegamos a otra puerta y por suerte estaba abierta. Salimos a la calle y me topé con que aumentaba la velocidad, así que me vi obligada a aferrarme a Niall para impedirme caer de la moto.

-Entonces, ¿a tu departamento? -grité a través del viento.
-Sí, a mi departamento, niña.

Half a Heart:

Capítulo 1



—¡Mamá! –gritó la chica mientras bajaba corriendo las escaleras de su casa.
—¿Sí? –gritó su madre de vuelta desde la cocina.
—Voy a casa de Zayn, vuelvo más tarde –dijo mientras abría la puerta principal de la casa.
—De acuerdo, solo no llegues tarde.
—¡No lo haré! –dijo y salió de su casa.
El día estaba nublado, pero aun así se podía sentir un aire caluroso.
Alice sonrió y cruzó corriendo la calle, para después entrar al jardín de sus vecinos, sin embargo en cuanto pisó el césped, se resbaló y cayó al suelo ya que estaba recién regado el jardín.
La puerta de entrada se abrió y una sonora carcajada resonó, provocando que Alice mirara en dirección del sonido.
Zayn estaba parado en la puerta mirándola mientras intentaba contener su risa. Después de unos segundos salió y le tendió la mano a la chica. Alice la tomó agradecida.
—¿Acaso tembló en la ciudad, Al? Te llevaste un muy buen golpe –dijo él sonriente mientras ella se ponía de pie. Comenzó a limpiarse la ropa con las manos pero había una gran mancha de lodo en su trasero.
—Muy gracioso Zayn, deberías de pensar en ser comediante.
—Me han dicho eso antes, pero realmente lo que me gusta es la música –la chica le dedicó una mirada asesina y él volvió a reír-. Tranquila, era solo un chiste. Vamos, entremos a la casa.
Ambos caminaron hacia la casa y se dirigieron a la habitación del chico.
Muchas personas ven mal el hecho de que dos adolescentes –hombre y mujer- se encierren en un cuarto solos, pero ellos no le tomaban importancia. Habían sido amigos desde que ambos estaban en el Jardín de niños y su relación nunca había dado para más.
Malik cerró la puerta y ambos se tumbaron en la cama mirando hacia el techo.
Estuvieron en silencio durante un par de minutos, pero no era un silencio incómodo, el silencio para ellos siempre era agradable, sin embargo fue Alice quien se decidió a romperlo.
—¿Listo para el primer día mañana?
Él la miró y sonrió.
Mañana comenzarían el primer día en la Universidad. Ambos irían a la Facultad de Música, aunque con diferentes enfoques.
Ella quería ser directora de una gran orquesta, en cambio él sería maestro de coros en las escuelas para niños especiales.
Desde que eran pequeños habían acordado estudiar ahí. Ambos cumplieron el acuerdo.
—Listo y emocionado –dijo él-. ¿Qué tal tú?
—Nerviosa.
—¿Por qué? –preguntó Zayn y ella se encogió de hombros.
—Nueva escuela, nuevos maestros, nuevas materias… No sé cómo serán las cosas ahora.
—Tranquila, sé que te irá bien. Siempre es así.
Ella se levantó y miró a su amigo. Zayn siempre sabía qué decir para hacerla sentir mejor, él era su punto de apoyo y su fortaleza. Sin él, ella estaría completamente perdida.
—Igual que a ti –dijo Alice y una vez más hubo silencio.
Por su cabeza pasaron cientos de cosas. En cada escena importante de su vida, Zayn había estado con ella y sabía que el paso a la Universidad no sería la excepción.
—No iré a Julliard –comentó de pronto Zayn.
—¿Qué?
—Solamente eso. No iré a Julliard.
—¿Por qué? –preguntó ella sorprendida-. Eres genial Zayn, quizás más tarde te llamarán, yo sé que lo harán, no te desanimes.
—Tú no quieres ir ahí, y no me iré sin ti.
—Oye –dijo ella mientras lo miraba fijamente-, yo no puedo ir porque mis doctores jamás me dejarán salir del país para ir a Julliard, pero no quiero que eso te frene a ti.
La idea de dejarlo partir le dolía, pero sí a Zayn se le presentaba esa oportunidad, Alice jamás se perdonaría si por su culpa él no iba.
Cuando ella tenía 12 años y su desarrollo estaba comenzando cayó en una fuerte anemia. Nadie sabía por qué, pero ella la tenía.
Después de un tiempo, los doctores descubrieron que era a raíz de su menstruación y que necesitaba estar ante constantes cuidados. A pesar de que su alimentación cambió, la anemia nunca abandonó por completo su cuerpo y ella tuvo que aprender a sobrellevarlo. Sin embargo, no podían quitar la alerta ya que si se descuidaba, la anemia podría provocar leucemia, y el cáncer sería su perdición.
—Tranquila –dijo Zayn en un intento de calmarla-. Además, ni siquiera me han llamada. Tal vez no lo hagan.
—Nunca pierdas la esperanza –le susurró la chica.
Zayn la miró fijamente por unos segundos. Ambos se fundieron en un gran abrazo y él le susurró al oído: —Jamás la he perdido.
They Don't Know About Us:
They Don't Know About US


Harry estaba bajando las escaleras con sus maletas entre las manos, cuando de pronto la voz autoritaria de su padre lo detuvo.
—¿A dónde crees que vas? –preguntó su papá interponiéndose entre él y la puerta. El ojiverde se detuvo y contuvo el aliento. Su padre lo descubrió justo cuando huía.
—Me voy, padre –respondió en voz baja pero firmemente. Harry había estado muchos años bajo la sombra de aquél hombre, pero había llegado el fin. Él estaba dispuesto a ser libre esta vez.
—¿Y a dónde? Si se puede saber –le espetó el hombre desafiante. Era más que lógico que esperaba una respuesta congruente de parte de su hijo pero éste evadió el punto central de la pregunta.
—Me voy, y no pienso volver jamás –su papá le interrumpió.
—Sabes perfectamente a qué me refiero, Harry. ¿Con quién te vas?
—Me voy con Sky –dicho esto, el rostro de su padre palideció, pero no cambió su expresión de dureza, estaba muy molesto y jamás permitiría que Harry se fuera de la casa, y más aun sabiendo que se iría para estar con su novia Sky.
—Déjate de juegos hijo –dijo mientras se dejaba caer en un pequeño sofá-. Sabes muy bien que nunca te permitiré marcharte y mucho menos si es para irte con esa… –la voz de Harry resonó en toda la casa cuando interrumpió a su padre.
—¡No te atrevas a insultarla! –Le gritó mientras se acercaba a él para quedar frente a frente-. Sabes muy bien que nada de lo que hagas impedirá que esté con ella, porque la amo con todo mi corazón, la amo como jamás he amado a nadie, y nada podrá cambiar eso, ni siquiera tú –Harry dio dos pasos hacia atrás y tomó sus maletas una vez más, después comenzó a caminar hacia la puerta.
—Sabes bien que nunca me ha gustado tu relación con esa chica –su padre tomó  una copa de vino y la bebió completa mientras miraba con tristeza a su único hijo.
—Por eso me voy. Ni tú ni mi madre entienden lo que siento y mucho menos lo aceptan.
—Haz lo que quieras Harry, pero te advierto una cosa, si te atreves a salir por esa puerta, escúchame bien, te olvidas de esta casa, y no podrás volver nunca más. Mucho menos tendrás el derecho de llamarme padre –amenazó el hombro aún con una chispa de esperanza en los ojos. Él aún esperaba que su hijo cambiara de opinión.
Sin embargo su hijo no le respondió. Harry simplemente caminó hacia la puerta, la abrió  y le dedicó una última frase a su padre. Una frase que el hombre nunca podría olvidar.
—Te amo, pero eso no es suficiente. Necesito vivir y mi vida está al lado de Sky y si la única forma de hacerlo es sin ti, estoy dispuesto a pagar el precio. Hasta nunca -dicho esto abrió su coche y manejó rumbo al lugar acordado con su amada.
(…)
Sky miraba por la ventana hacia la noche. Sus padres se encontraban dormidos, así que debía de darse prisa para salir de la casa sin llamar la atención. Le dolía mucho la idea de tener que dejar a su familia, pero nadie entendía su relación con Harry y por consiguiente tampoco la aceptaban.
Tomó un lápiz y una hoja de papel y se dispuso a escribir una carta para su familia. Una carta que muchas veces había repasado en su mente y que por fin, después de tanto tiempo podría plasmar en papel.
"Queridos mamá y papá:
En estos momentos sé que se estarán preguntado dónde estoy, pero la respuesta no la tendrán nunca, porque sé que si se los digo van a ir a buscarme, y eso es precisamente lo que quiero evitar. No se preocupen por mí, yo estoy bien, y espero que ustedes lo estén también. No se sientan culpables de mi repentina partida, ustedes son muy importantes para mí y los amo con todo mi corazón, pero necesito empezar una nueva vida, en la cual, yo tomaré mis propias decisiones y seré responsable de mis actos.
Quizás algún día recibirán noticias mías. Tengan por seguro que los echaré de menos.
Los ama con todo su corazón, Sky.”
Cuando terminó de escribir tomó sus maletas y dejó la pequeña carta sobre su cama. Salió de la casa y se limpió unas pocas lágrimas que comenzaban a rodear sus mejillas.
Tomó un taxi y le indicó al chofer que la llevara hacia la Torre Eiffel.
A los pocos minutos, ya se encontraba frente aquél bello monumento, y pudo divisar a lo lejos la silueta de su pareja. Cuando ambos hicieron contacto visual corrieron en busca de los brazos del otro.
—Sky, mi amor –susurró él mientras besaba tiernamente sus labios.
—Harry –dijo ella aferrándose a sus brazos e inhalando el aroma tan característico de él.
De pronto, la chica sintió una urgencia terrible de memorizar cada parte de su rostro, de sus brazos, todo de él. Como si fuera la última vez que lo podría hacer.
—Tranquila, linda –Harry tomó el rostro de Sky entre sus manos, quitó un mechón de cabello que le estorbaba en el contacto de sus miradas y la besó tierna pero apasionadamente en los labios-. Todo saldrá bien, te lo juro.
Duraron varios minutos fundidos en el beso, y se separaron para tomar aire, después de esto se abrazaron aferrándose el uno al otro.
El abrazo fue interrumpido debido a que el teléfono de Sky comenzó a sonar, ésta lo miró para verificar de quien era el número y suspiró con tristeza al ver que eran sus padres.
—¿Debería responder?
—No lo hagas, por favor.
Sky miró una vez más el teléfono, queriendo escuchar una vez más la voz de sus padres, pero sabía que después de eso sería aún más difícil decir adiós.
Las llamadas en el teléfono de la chica continuaron, sin embargo después de un par de horas cesaron por fin.
Ambos seguían debajo de la Torre Eiffel, hablando sobre lo que harían ahora que estaban juntos.
—Ya lo tengo pensado Sky, mañana saldremos en el primer vuelo rumbo a Londres, debemos de dejar Francia cuanto antes, sino lo hacemos podríamos ser encontrados.
—De acuerdo, pero, ¿dónde viviremos? –preguntó la castaña con un tono de melancolía en la voz mientras de sus ojos caían unas cuantas lágrimas. Harry lo notó y las limpió antes de que corrieran más abundantemente.
—Rentaremos un departamento, yo trabajaré, no sé cómo ni dónde, pero lo lograremos. Solamente debemos estar juntos mi amor –dijo atrayendo a Sky junto a él.
—Tienes razón, estaré contigo en todo momento, y te apoyaré en lo que necesites. Saldremos de esto juntos Harry –la chica se soltó de sus brazos y juntó sus labios en un pequeño beso-. Me siento mal por nuestras familias.
—Yo también. Pero ellos no nos entienden, no comprenden lo que sentimos.
—Ellos no saben sobre nosotros.
—No, pero eso no nos impedirá ni a ti ni a mí seguir con nuestra relación.
—Claro que no Harry, mi vida está a tu lado.
—Igual la mía, Sky –el ojiverde soltó un suspiro, besó la frente de su novia y tomó entre sus manos las maletas de ambos-. Ahora sube a mi auto, tenemos muchas horas para conducir –le dedicó una tierna sonrisa a Sky y ella asintió para después subir en el auto de Harry.
—Porque ellos no saben de nosotros –susurró Sky mientras le dedicaba una última mirada a la Torre Eiffel. Harry encendió su auto y comenzaron a viajar sin rumbo durante la noche, pero a pesar de eso Harry no se encontraba triste, ya que estaba junto a Sky, la mujer de su vida, y ahora nada ni nadie podría separarlos. Ambos comenzarían una nueva vida juntos y serían felices, sin prejuicios ni culpas. Serían solamente ellos y su amor, justo como lo habían soñado.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Fery. el Miér 22 Ene 2014, 5:48 pm

El gif
Las mentirosas:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Fery. el Miér 22 Ene 2014, 6:05 pm

Mis imágenes
No me había dado cuenta
Mañana las edito para que se vean bien
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuck The Minute I Meet You {N.C| ¡Audiciones Abiertas!

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.