O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Página 3 de 15. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Invitado el Dom 12 Ene 2014, 8:16 pm

oh, dios, Juli, ¡has cogido a Doutzen! Es una de mis modelos favoritas y es hermosa.<3 buena elección con Liam :3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Invitado el Dom 12 Ene 2014, 8:24 pm

Definitivamente voy a audicionar. En un rato mando todo. Tengo que decir a quien voy a usar
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Invitado el Dom 12 Ene 2014, 9:39 pm


Nombre del personaje: Alaska Elizabeth Brennan.  

Representante: Behati P.

Descripción psicológica: Fría como el hielo mismo, Alaska parece ser el nombre apropiado para esta chica. Sus padres no se equivocaron en lo absoluto al llamarla así, ya que ella suele ser la antagonista de cualquier historia. No sabe de amor, ni de dulzura. Alaska es hostil, dura, y rencorosa.
Puedes juzgarla, pero ella hará oídos sordos a tus palabras y las utilizara como escalera para seguir ascendiendo en su exitosa carrera.  No sabe lo que es perder, gana todo lo que desea, utilizando como arma su belleza natural.
Inteligente y calculadora, nunca da un paso en falso. Sabe lo que le conviene y lo que no. En un mundo como en el que ella vive, debe estar atenta y prepara para cualquier cosa. Es por eso que se mantiene bajo su coraza todo el tiempo.
Si logras ser amigo de Alaska, ganaras su confianza y lealtad. Ella no traiciona a sus amigos, pero sobretodo, se abre ante ellos dejando ver a la pequeña y dulce mujer que habita en ella. Pero si se meten con ella, los hará sufrir. Se vengara hasta obtener lo que realmente quiere.
No conoce el significado de la palabra “no”. Su encantos la han llevado mas allá de lo que podía imaginar, convirtiendo en una persona codiciosa. Lo que ella quiere, debe tenerlo. Su mal genio no permitirá otra cosa.
No cree en el amor. Son puros cuentos de hadas para Alaska. Por lo que se dedica a mantener relaciones de una sola noche, con tipos que nunca en su vida volverá a ver. O eso espera.
Tiene poca paciencia y es fácil de irritar. Mantiene una vida solitaria a causa de eso, y por lo general, no suele contar sus secretos a nadie.
Alaska es todo un misterio que nadie quiere descubrir.


Rol: La hostil.

Chico:  Niall Horan

Fic/one de tu autoría:  Dejo links.
- Does he know? {fic
- Runaway{cap NC
- Runaway{cap NC



Última edición por Priscilla.- el Mar 21 Ene 2014, 8:30 pm, editado 2 veces
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Julianne. el Dom 12 Ene 2014, 11:02 pm

Connú. escribió:oh, dios, Juli, ¡has cogido a Doutzen! Es una de mis modelos favoritas y es hermosa.<3 buena elección con Liam :3

connú<3 jfhsdjkf siiii. Te soy sincera? no conocía a ninguna angel, a excepción de barb y cara, y bueno, busque, y ella me pareció muy bonita, y con belleza natural supongo :3 Liam, bueno a él si lo conocía xd ¡Son preciosos!<3 Candy también es muy perfecta :3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Invitado el Lun 13 Ene 2014, 9:59 am

ahora respondo.  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Lun 13 Ene 2014, 8:39 pm

audicionen

avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por impasse el Lun 13 Ene 2014, 8:41 pm

Hola chicas, quiero decirles que me encanta como ha quedado la trama y que audicionaré. Para empezar me llamo Berenice, soy proveniente de Argentina y tengo catorce años. Conozco a Gia que es un amor, ah. Pero no a Mari so... hola y es gusto conocerte al fin bc escuché a personas nombrarte pero nunca te pude conocer.<3
Iré por el que le tiene miedo a las relaciones y la hostil o el insensible y la manipuladora. Usaré a mi bebé, Anna Speckhart.
aprovechodepasoqueesunatramaconmodelos
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Lun 13 Ene 2014, 8:57 pm

Bere. escribió:Hola chicas, quiero decirles que me encanta como ha quedado la trama y que audicionaré. Para empezar me llamo Berenice, soy proveniente de Argentina y tengo catorce años. Conozco a Gia que es un amor, ah. Pero no a Mari so... hola y es gusto conocerte al fin bc escuché a personas nombrarte pero nunca te pude conocer.<3
Iré por el que le tiene miedo a las relaciones y la hostil o el insensible y la manipuladora. Usaré a mi bebé, Anna Speckhart.
aprovechodepasoqueesunatramaconmodelos
hola beree<3 nos alegra que te guste la idea significa mucho c: oh plz eres "bere" ahsjssjkl yo siempre te veo por aqui y alla en el foro pero no te conocía u.u ASJSKDKSLA quien hablaba de mi? ;-;  igual es un gusto conocerte<3 yo soy maria isabel, pero llamame mari y tengo quince, esperamos tu ficha, saludos cccc: 
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Oblivion. el Lun 13 Ene 2014, 9:32 pm

Ame la idea! por cierto hola chicas!  como se les puede ocurrir semejantes ideas? es perfecto todo  me siento emocionada &  ame el rol del hostil y la que no muestra afecto sdaknfads perfecto para mi(? en un momento les dejo la ficha, bellas.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Oblivion. el Lun 13 Ene 2014, 11:30 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombre del personaje: Summer Urie.

Representante: Frida G.

Descripción psicológica: 
Summer, suele ser complicada o especial al momento de conocerla, ya que es una persona que no se deja intimidar ante nadie, posee un carácter fuerte, posesivo y nada delicado para una dama como ella se suele recordar tantas veces. Las cosas por las que ha pasado por su vida han provocado que se orille a la desdicha pura. No suele demostrar sus sentimientos hacia las demás personas ya que se siente vulnerable, solo aquellos de su gran confianza -que en realidad son muy pocos- podrían llegar a conocerla pero lamentablemente eso tampoco es fácil de obtener.
Orgullosa hasta el cansancio, gracias a él ha proseguido con la cabeza muy en alto los años que lleva de carrera como modelo. No se ha dejado vencer por nadie y cada vez mejorando en todo, claramente no permitiría que todos sus esfuerzos se fueran por la borda. Aunque todos sepan que el orgullo es malo como el veneno, eso a ella le importa muy poco si es que nada, sabe que no es bueno guardarse todos aquellos desagradables sentimientos dentro de ella, porque tarde o temprano, explotaría. Si pudiera le haría un gran altar a ese ser que tanto le ha ayudado.
El enojo, su debilidad. Lo odia cono todo su ser y es que al enojarse fácilmente le hace perder toda huella de dulzura, ternura o lindura en su rostro. Después de ello no se limita a sus palabras por ningún motivo, te dice las palabras sin pensarlo al ser cegada por la rabia que le invade el cuerpo haciendo de ella como un títere. Suele arrepentirse de aquello pero jamás escucharas de sus labios aceptarlo o pedir alguna disculpa, ahí es cuando su orgullo vuelve actuar por ella.
Urie es realmente apasionada con lo que en verdad le gusta que es: el modelar ante las cámaras o ya sea ante las pasarelas. Sacrifico mucho hasta llegar a donde está hoy en día  como dejar a su familia a una edad tan corta, los rechazos, las caídas, las ingenuidades, etc. Pero todo aquello solo la hizo fortalecer psicológica mente y agradece eternamente el no perder nunca la fe.
En el tema de los sentimientos es un total asco, una repugnancia según ella. No pone la suficiente atención hacia la que fuera su pareja, suele contradecirlas simplemente por fastidio y diversión para ella, al igual como pleitos casi a diarios. Terminaba estresada, con dolor de cabeza y demás cosas. Siempre es ella quien termina las relaciones, sin rodeos y sin lagrimas de consuelo, nada de ello le sensibilizaba aunque sea un poco.
Posee un humor terrible, si es que no asqueroso, pero que a la vez le hace lucir adorable e inocente, una clara ventaja en ella. Es muy distraída con todo lo que le rodea, si aun no pierde la cabeza es porque la tiene pegada justamente en su cuerpo. Risa encantadora pero escuchada muy pocas veces, para ser exactos las podría contar con una sola mano, su sonrisa -nunca sincera- un gran atributo al igual como sus ojos que suele usar seguidamente. El baile es una pasión increíble para ella, que en sus momentos libre práctica mucho, al estar desconectada con el mundo comienza a realizar expresiones ante un espejo inconscientemente. Un tanto especial y única, Summer Urie.


Rol: La que no muestra afecto.

Chico: Nicholas Hoult.

Fic/one de tu autoría: 
Spoiler:
El día era soleado, los pájaros volaban y tarareaban una alegría melodía. Pero en cambio, ese día fue perfecto para su entierro, era el día de su cumpleaños número diecinueve al igual como su aniversario de tres gloriosos años junto aquel chico de cabello castaño, rizado y de ojos verdosos. ¿Coincidencia? Tal vez, nadie lo sabe.
 
Muchos sentimientos encontrados, los rostros que se podían visualizar expresaban una pequeña sonrisa en sus rostros, lágrimas o seriedad absoluta. En especial había un rostro que combinaba todas aquellas características a la perfección, no se sabía si estaba feliz o decaído, era una confusión total hacia los demás. 
 
Su porte expresaba elegancia y sutileza ya que sus brazos hacían colocados detrás de él, en su espalda con sus manos entrelazadas, vestía completamente de pies a cabeza de un color gris, era el único de ese color. Su vista estaba fija en aquel sarcófago color rojo chillante que se encontraba a un lado del taburete con un marco tamaño grande que contenía la última foto que le fue tomada a Molly Devonne Payne Smith. 
 
Observaba todo sigilosamente, excluido de todos. Desde que puso pie en aquel salón silencioso no se ha atrevido a ver la imagen de su hermana recostada en aquella caja en la cual permanecerá hasta la eternidad. Sufre en silencio, su compañera de toda la vida le había sido arrebatada de sus brazos -literalmente- cuando el más necesitaba de ella.
 
Su mente procesaba cada una de las cosas ocurridas en los últimos dos meses, todo parecía irreal e ilógico, nada coincidía. Su vista fue vagando en cada uno de los rincones de aquel frio lugar, sin embargo, todos estaba presentes, familiares y amigos cercanos, todos, excepto el. Harold Edward Styles Cox. 
 
Sus ojos estaban cerrados momentáneamente respirando una, dos y tres veces profundamente. La brisa del aire acondicionado caía directamente en su rostro, tomo el pedestal del micrófono entre sus manos colocándolas a su gusto o como mejor cómodo se sintiera. 
 
Las luces se apagaron y el reflector solo lo iluminaba a él, a nadie más. El compas de la música comenzó a invadir en sus oídos a la vez que abría sus ojos lentamente, sus pupilas estaban vacías, sin ese brillo que tanto le caracterizaba, dilatas y rojizos. Una imagen bastante desaliñada por su parte, pero nada de eso le importaba, lo único que anhelaba era sacar a flote todos sus sentimientos, por el, por ella…
 
En su mente automáticamente todos los espectadores desaparecieron dejándolo solo junto con su dolor, a como avanzaba la canción su voz era más brusca, ronca y sentimental. Lo necesitaba, la necesitaba. Al finalizar las últimas estrofas de la canción, miro una vez más hacia el frente y sus ojos completamente confundidos… la miraron. Lucia neutral, en paz y completamente hermosa. Como la recordaba.
 
Una sonrisa muy poco visible se reflejo en su áspero rostro pero que al instante fue borrada al encender por completo todas las luces del recinto, dando a ver y a pensar que su mente le jugó un mal sabor de boca. Sin decir más bajo por las escaleras y por último, la salida.
 
Y todos se preguntaran: ¿Por qué el castaño no está en el funeral de la chica? 
 
Su respectiva era que el no necesitaba estar en aquel lugar para despedirla, ya que el aun se negaba rotundamente su perdida. Primer paso: La negación. Su corazón más que nada le gritaba con todas sus fuerzas que ella aun seguía con vida, con él. Pero su cerebro y mente le decían lo contrario… era tanta su frustración que su única salida fue ir a cantar especialmente para ella, para sacar a flote sus sentimientos, desahogarse por completo.
 
No podría presentarse en aquel lugar, claro que no podría; en cuando entrara se derrumbaría por completo y una de sus debilidades era el ser tan sensible, algo que ama y odia a la vez. Pero qué clase de novio, amigo e incluso hermano seria si no se presentase… no era sencillo, aun no estaba listo para esas clases des situaciones o dichas escenas. 
 
Nadie le enseño como enfrentarse a tales situaciones, nadie le advirtió que esta sería una de sus consecuencias, nadie, absolutamente nadie le previno lo que vendría en un futuro. Le temía a lo que podría convertirse sin aquel apoyo incondicional que le brindaba, el sabe que nadie es indispensable en esta vida pero todos necesitan de esa persona, de ese propósito por el ser mejor persona o querer levantarse por las mañanas solo para verla una vez más.
 
Harry lo tenía claro o eso suponía el. Sus ojos comenzaron a causar un ardor terriblemente molesto y se sentía demasiado cansado, bastante. Se acerco con cautela a una cafetería y sin más ni menos se acomodo en una de las mesas exteriores del establecimiento, al hacer espera de un mesero tomo su celular y pudo notar como en las redes sociales navegaba su recién acto en el recinto anterior.
 
La noticia del inesperado pero ya previsto fallecimiento de Molly se esparció tan rápido como el viento y su celular se llenaba cada vez más de notificaciones de pésames o pregunta incoherentes que no tenía el mínimo interés en leer o contestar. El último mensaje que recibió fue de Liam preguntándole en donde se encontraba y si estaba con bien. El castaño suspiro y apunto de contestarle el mensaje, sin previo aviso o permiso tomaron asiento enfrente de él en la mesa que Harold ocupaba.
— Harry Styles, así que los chismes son ciertos ah —Expreso sin conciencia alguna aquel chico de cabellos rubios.

El incomodo se acomodo mejor en su asiento y contesto. — ¿Disculpa, te conozco?

— No, pero yo a ti si —Sonrió — Lo bastante —Finalizo con un levantamiento de hombros restándole la debida importancia.
Spoiler:
— Hermano... —Escucho detrás de la bocina del celular la voz agitada y temblorosa de Liam. — Le dispararon a Molly, está perdiendo mucha sangre —Finalizo rompiendo completamente en llanto. — La están llevando a Center Hospital.

Harold al escuchar las desgarradoras palabras de su amigo entro en completo pánico y sin previo aviso corrió del local de la panadería en el que trabaja -propiedad de su abuela- sin tomarse el tiempo de quitarse el delantal.

Adrenalina era lo que su cuerpo poseía en esos momentos, la velocidad del automóvil era tan alta que estuvo a punto de chocar dos veces consecutivos ya que los semáforos en rojo los ignoraba por completo, su mente lo único que almacenaba era la salud de su chica, sólo eso. Lágrimas desesperadas comenzaban a brotar de sus ojos y con la manga de su camisa las borro bruscamente.

Al llegar, corrió lo más que pudo hasta la recepción y de ahí desplazarse hasta la sala de emergencias donde se encontraba Liam. Al verlo, se paralizo por completo. El chico tenía sus manos temblorosas junto con un color rojizo al igual como su camisa con manchas, caminaba desesperadamente de un lado a otro y con su rostro completo de lágrimas.

Una horrible escena, no cabía duda de ello. Ambos al verse se abrazaron fuertemente compartiendo el dolor y sufrimiento que sentían en esos precisos momentos, lo necesitaban. Liam al estar un poco mejor estable se aclaró su garganta listo para cualquier explicación que le pidiese el rizado. 

El chico suspiro pesadamente a la vez que se despeinaba un poco su cabello. — Trataron de asaltarnos y... —Liam fue interrumpido por el oji-verde.

— Ella se opuso —Finalizo murmurando y Liam solo asintió cabizbajo con su cabeza.

— El sujeto le disparó... —Su voz comenzó a temblar. — Y se fue corriendo —Una nueva lágrima recorrió por su mejilla.

Tres horas y después cinco sin nuevas noticias de la chica, desesperación, impotencia y dolor era lo único que sentían y la agonía los invadía poco a poco agobiandolos cada vez más, provocando que perdieran la poca cordura y paciencia que les quedaba. 

El doctor, por fin decidió darles las nuevas noticias, los últimos estudios dieron resultados no muy agradables y que por ende era necesario darles por saber a sus conocidos. Se acerco lentamente y de manera cautelosa, ambos se mantenían distantes y hundidos en sus más profundos pensamientos, pero al ver a dicho doctor rápidamente se acercaron a él.

— No les mentiré —Menciono sin rodeos el doctor. — La señorita tuvo una gran hemorragia que fue difícil de detener, no obtuvimos los resultados deseados y lamentablemente cayó en un coma —Hizo una pausa y prosiguió. — Lo sentimos mucho... 

Al entrar a la habitación junto con Liam, sintió como sus rodillas temblaban al verla recostada en la camilla y totalmente débil, sostenía su frágil, delicada y fría mano a la vez que miraba cada centímetro de su pálido y demacrado rostro pero ante sus ojos aún lucía hermosa como aquel día de invierno en la que la conoció.

Una vez más, lágrimas invadían su rostro. Su labio inferior temblaba cada vez que trataba de pronunciar palabra alguna, por lo cual, decidió permanecer en silencio. Liam en cambio cubría su rostro con ambas manos maldiciendo en voz baja el no poder a ver reaccionado a tiempo, ya que las cosas serían completamente diferentes, sólo tal vez el debería estar en aquella camilla.

— No quiero perderla... —Hablo finalmente Harry. — No quiero perder a Molly

Liam lo miro con pena y dolor. — No te preocupes hermano... Todo va a estar bien —Coloco su mano en el hombro de Harry en manera de apoyo.

Harold despertó agitado y con la frente llena de sudor, trato de regular su respiración inhalando y exhalando repetitivamente. Fijó su vista en el reloj que se encontraba en su mesa de noche, este indicaba exactamente las tres de la madrugada; una vez más soñó el horrible día que marco su vida por completo, un día más sin la chica que tanto amo en su vida.

Sus ojos se cristalizaron avisando que lágrimas se avecinaban, por ende, cerró fuertemente sus ojos pero sus esfuerzos fueron en vano ya que rápidamente varias lágrimas resbalaron por sus ambas mejillas derrotándolo plenamente, haciendo que se recostara nuevamente y que ahogara un terrible sollozo contra su almohada. Con furia, la aventó contra la pared.

— Valla, no quisiera ser esa almohada —Contesto burlonamente el chico de cabellos rubios.

Harry miro rápidamente de donde provenía aquella voz. El Rubio descansaba en el pequeño puff con una guitarra entre sus manos a la vez que la afinaba con extrema concentración, el castaño entre cerro sus ojos pensando si lo que miraba era cierto o producto de su imaginación.

— Y tranquilo soy real... No producto de tu imaginación —Se dignó a mirarlo con sus profundos ojos azules. — Ya deberías de estar acostumbrado a mirarme ¿No crees? 

— No, no debería —Menciono el castaño con su voz un poco ronca y profunda.

— Lo que deberías de hacer es dejar de soñar con ella, también dejarte de agobiar por su muerte — Dijo con  notable frustración.

Harry al escucharlo su enojo aumentó más provocando que se incorporara de su cama. — Es algo que no es de tu incumbencia —Su mandíbula se tensó al acercarse hasta donde estaba su invitado.

El chico igual se incorporó de su asiento y con una gran sonrisa dijo — Lo es y lo sabes —Término guiñándole su ojo derecho.

El de ojos verdosos estuvo a punto de golpearlo fuertemente pero cuando reacciono el ya no se encontraba en ningún rincón de su habitación. Una vez más le jugaba el mismo truco. Frustrado pateo fuertemente el puff haciendo que rodara unos cuantos centímetros, volvió a su cama y cerró sus ojos una vez más.

— Solo quisiera que estuvieras aquí, junto a mi, solo eso... —Susurro con un destello de dolor en su voz.
Spoiler:
El chico jugaba nerviosamente con sus manos, podía sentir un ligero líquido entre ellas, algo llamado sudor. Sus pasos eran lentos e indecisos, por más que pensaba y analizaba las cosas aun no entendía el motivo del llamado de su jefe hacia su oficina. Solamente una vez ha pisado aquella oficina amplia y de cuatro paredes, el día que lo contrato el Sr. Hamilton.

El Sr. Hamilton dueño de la empresa editorial “The Times” que es publicado diariamente en el Reino Unido. Liam Payne, uno de sus columnistas más jóvenes trabajadores en la sección de industrias, más especifico en el banco y financiamiento. Su trabajo era más que satisfactorio para el Sr. Hamilton, pero como en todo buen negocio se necesitan sus pequeños ajustes.

A medio camino hacia la oficina de su jefe dejo de caminar repentinamente, los nervios lo carcomían vivo y no tenía un buen presentimiento de ello. Estaba pensando en la posibilidad de dar media vuelta y regresar con su trabajo, decir que no le llego el recado y ahorrarse cualquier discurso que le diera su jefe.

Pero pensó... que tal si son puras alucinaciones suyas y no hay nada del qué preocuparse, tal vez y le era llamado para un aumento de sueldo o su columna tal vez se extendería el doble del que tenía. Froto sus manos a la vez que tomaba un gran bocado de aire y prosiguió con su camino tratando de pensar en positivo dejando la agonía de un lado.

Al estar enfrente de aquella gran puerta no pudo contener sus nervios y sus barreras cayeron una por una, camino de un lado a otro con su mirada en el suelo pensando cualquier absurda idea que se le pasara por la mente. La secretaria de su jefe, Sarah, le observaba de una manera peculiar que el castaño no pudo descifrar. Se tomo de valor y toco con delicadeza aquella puerta, segundos después escucho un ronco y áspero “Adelante”.

— ¿Me llamaba Sr. Hamilton? —Cuestiono después de adentrarse a la oficina.

— Así es Sr. Payne. Tome asiento, por favor.

Acto seguido Liam asintió con su cabeza y se dirigió sigilosamente al asiento de cuero cuyo color era negro, al tomar asiento, sus miradas se cruzaron. El Sr. Hamilton posiciono sus manos entrelazadas encima del escritorio y aclaro su garganta dispuesto a hablar. 

— Usted ha rendido un trabajo realmente satisfactorio, en verdad me sorprende, ya que al ser uno de mis columnistas más jóvenes no se esperaría demasiado.

— Dejare los rodeos de un lado y simplemente se lo diré. La empresa necesita un recorte del personal y lamentablemente usted está en ellos, esta despedido Sr. Payne.

Anonadado, no ingería bien aquellas palabras que le dijo. ¿Despedido? No podía ser despedido, no ahora que las cuentas se despedían de él.

— Sr. Hamilton con todo respeto, pero usted no me puede despedir. Tengo una hija que mantener... —Dijo con una pisca de desesperación en su voz.

— Lo único que puedo hacer por usted es darle una carta de recomendación, lo lamento mucho. Puede pasar con mi secretaria para recoger su liquidación.

El castaño rápidamente salió de la editorial, se sentía asfixiado y necesitaba de aire fresco para aclarar sus ideas. Camino hacia el estacionamiento y al encontrar su automóvil se recargo en el, despeino su cabello claramente desesperado y miro hacia la nada. 

Después de unos minutos tomo su celular y marco aquel numero que tanto se sabía de memoria al derecho y al revés.

— ¿Mama?... recogeré a Charlotte en media hora.

— ¿Tan rápido? Tu hora de salida no es hasta dentro de tres horas Liam, ¿Qué sucede? —Contesto sin comprender en lo absoluto. 

— Después te explico, nos vemos mama.

Al cortar la llamada pudo observar la hermosa fotografía de su hija Charlotte, en ella sonreía por primera vez. Liam esbozo una pequeña sonrisa y se propuso conseguir un nuevo trabajo, no importa de qué o con quien, solo quería lo mejor para su pequeña.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Miér 15 Ene 2014, 9:48 am

ya respondo cccc:
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por khaleesi. el Miér 15 Ene 2014, 10:12 am

ajsjajdjMercyMariaJose utilizaste a mai Frida que bella
mi ship con ella es LouisxFrida ;---; se ven hermosos :c
avatar


Ver perfil de usuario
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Miér 15 Ene 2014, 10:48 am

MariajoseMercyForever escribió:Ame la idea! por cierto hola chicas!  como se les puede ocurrir semejantes ideas? es perfecto todo  me siento emocionada &  ame el rol del hostil y la que no muestra afecto sdaknfads perfecto para mi(? en un momento les dejo la ficha, bellas.
holii cccc: nos alegra mucho que te haya gustado awww<333 esperamos tu ficha linda, saludos c:
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Julianne. el Miér 15 Ene 2014, 11:01 am

debo completar :meh:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Miér 15 Ene 2014, 11:06 am

MariajoseMercyForever escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombre del personaje: Summer Urie.

Representante: Frida G.

Descripción psicológica: 
Summer, suele ser complicada o especial al momento de conocerla, ya que es una persona que no se deja intimidar ante nadie, posee un carácter fuerte, posesivo y nada delicado para una dama como ella se suele recordar tantas veces. Las cosas por las que ha pasado por su vida han provocado que se orille a la desdicha pura. No suele demostrar sus sentimientos hacia las demás personas ya que se siente vulnerable, solo aquellos de su gran confianza -que en realidad son muy pocos- podrían llegar a conocerla pero lamentablemente eso tampoco es fácil de obtener.
Orgullosa hasta el cansancio, gracias a él ha proseguido con la cabeza muy en alto los años que lleva de carrera como modelo. No se ha dejado vencer por nadie y cada vez mejorando en todo, claramente no permitiría que todos sus esfuerzos se fueran por la borda. Aunque todos sepan que el orgullo es malo como el veneno, eso a ella le importa muy poco si es que nada, sabe que no es bueno guardarse todos aquellos desagradables sentimientos dentro de ella, porque tarde o temprano, explotaría. Si pudiera le haría un gran altar a ese ser que tanto le ha ayudado.
El enojo, su debilidad. Lo odia cono todo su ser y es que al enojarse fácilmente le hace perder toda huella de dulzura, ternura o lindura en su rostro. Después de ello no se limita a sus palabras por ningún motivo, te dice las palabras sin pensarlo al ser cegada por la rabia que le invade el cuerpo haciendo de ella como un títere. Suele arrepentirse de aquello pero jamás escucharas de sus labios aceptarlo o pedir alguna disculpa, ahí es cuando su orgullo vuelve actuar por ella.
Urie es realmente apasionada con lo que en verdad le gusta que es: el modelar ante las cámaras o ya sea ante las pasarelas. Sacrifico mucho hasta llegar a donde está hoy en día  como dejar a su familia a una edad tan corta, los rechazos, las caídas, las ingenuidades, etc. Pero todo aquello solo la hizo fortalecer psicológica mente y agradece eternamente el no perder nunca la fe.
En el tema de los sentimientos es un total asco, una repugnancia según ella. No pone la suficiente atención hacia la que fuera su pareja, suele contradecirlas simplemente por fastidio y diversión para ella, al igual como pleitos casi a diarios. Terminaba estresada, con dolor de cabeza y demás cosas. Siempre es ella quien termina las relaciones, sin rodeos y sin lagrimas de consuelo, nada de ello le sensibilizaba aunque sea un poco.
Posee un humor terrible, si es que no asqueroso, pero que a la vez le hace lucir adorable e inocente, una clara ventaja en ella. Es muy distraída con todo lo que le rodea, si aun no pierde la cabeza es porque la tiene pegada justamente en su cuerpo. Risa encantadora pero escuchada muy pocas veces, para ser exactos las podría contar con una sola mano, su sonrisa -nunca sincera- un gran atributo al igual como sus ojos que suele usar seguidamente. El baile es una pasión increíble para ella, que en sus momentos libre práctica mucho, al estar desconectada con el mundo comienza a realizar expresiones ante un espejo inconscientemente. Un tanto especial y única, Summer Urie.


Rol: La que no muestra afecto.

Chico: Nicholas Hoult.

Fic/one de tu autoría: 
Spoiler:
El día era soleado, los pájaros volaban y tarareaban una alegría melodía. Pero en cambio, ese día fue perfecto para su entierro, era el día de su cumpleaños número diecinueve al igual como su aniversario de tres gloriosos años junto aquel chico de cabello castaño, rizado y de ojos verdosos. ¿Coincidencia? Tal vez, nadie lo sabe.
 
Muchos sentimientos encontrados, los rostros que se podían visualizar expresaban una pequeña sonrisa en sus rostros, lágrimas o seriedad absoluta. En especial había un rostro que combinaba todas aquellas características a la perfección, no se sabía si estaba feliz o decaído, era una confusión total hacia los demás. 
 
Su porte expresaba elegancia y sutileza ya que sus brazos hacían colocados detrás de él, en su espalda con sus manos entrelazadas, vestía completamente de pies a cabeza de un color gris, era el único de ese color. Su vista estaba fija en aquel sarcófago color rojo chillante que se encontraba a un lado del taburete con un marco tamaño grande que contenía la última foto que le fue tomada a Molly Devonne Payne Smith. 
 
Observaba todo sigilosamente, excluido de todos. Desde que puso pie en aquel salón silencioso no se ha atrevido a ver la imagen de su hermana recostada en aquella caja en la cual permanecerá hasta la eternidad. Sufre en silencio, su compañera de toda la vida le había sido arrebatada de sus brazos -literalmente- cuando el más necesitaba de ella.
 
Su mente procesaba cada una de las cosas ocurridas en los últimos dos meses, todo parecía irreal e ilógico, nada coincidía. Su vista fue vagando en cada uno de los rincones de aquel frio lugar, sin embargo, todos estaba presentes, familiares y amigos cercanos, todos, excepto el. Harold Edward Styles Cox. 
 
Sus ojos estaban cerrados momentáneamente respirando una, dos y tres veces profundamente. La brisa del aire acondicionado caía directamente en su rostro, tomo el pedestal del micrófono entre sus manos colocándolas a su gusto o como mejor cómodo se sintiera. 
 
Las luces se apagaron y el reflector solo lo iluminaba a él, a nadie más. El compas de la música comenzó a invadir en sus oídos a la vez que abría sus ojos lentamente, sus pupilas estaban vacías, sin ese brillo que tanto le caracterizaba, dilatas y rojizos. Una imagen bastante desaliñada por su parte, pero nada de eso le importaba, lo único que anhelaba era sacar a flote todos sus sentimientos, por el, por ella…
 
En su mente automáticamente todos los espectadores desaparecieron dejándolo solo junto con su dolor, a como avanzaba la canción su voz era más brusca, ronca y sentimental. Lo necesitaba, la necesitaba. Al finalizar las últimas estrofas de la canción, miro una vez más hacia el frente y sus ojos completamente confundidos… la miraron. Lucia neutral, en paz y completamente hermosa. Como la recordaba.
 
Una sonrisa muy poco visible se reflejo en su áspero rostro pero que al instante fue borrada al encender por completo todas las luces del recinto, dando a ver y a pensar que su mente le jugó un mal sabor de boca. Sin decir más bajo por las escaleras y por último, la salida.
 
Y todos se preguntaran: ¿Por qué el castaño no está en el funeral de la chica? 
 
Su respectiva era que el no necesitaba estar en aquel lugar para despedirla, ya que el aun se negaba rotundamente su perdida. Primer paso: La negación. Su corazón más que nada le gritaba con todas sus fuerzas que ella aun seguía con vida, con él. Pero su cerebro y mente le decían lo contrario… era tanta su frustración que su única salida fue ir a cantar especialmente para ella, para sacar a flote sus sentimientos, desahogarse por completo.
 
No podría presentarse en aquel lugar, claro que no podría; en cuando entrara se derrumbaría por completo y una de sus debilidades era el ser tan sensible, algo que ama y odia a la vez. Pero qué clase de novio, amigo e incluso hermano seria si no se presentase… no era sencillo, aun no estaba listo para esas clases des situaciones o dichas escenas. 
 
Nadie le enseño como enfrentarse a tales situaciones, nadie le advirtió que esta sería una de sus consecuencias, nadie, absolutamente nadie le previno lo que vendría en un futuro. Le temía a lo que podría convertirse sin aquel apoyo incondicional que le brindaba, el sabe que nadie es indispensable en esta vida pero todos necesitan de esa persona, de ese propósito por el ser mejor persona o querer levantarse por las mañanas solo para verla una vez más.
 
Harry lo tenía claro o eso suponía el. Sus ojos comenzaron a causar un ardor terriblemente molesto y se sentía demasiado cansado, bastante. Se acerco con cautela a una cafetería y sin más ni menos se acomodo en una de las mesas exteriores del establecimiento, al hacer espera de un mesero tomo su celular y pudo notar como en las redes sociales navegaba su recién acto en el recinto anterior.
 
La noticia del inesperado pero ya previsto fallecimiento de Molly se esparció tan rápido como el viento y su celular se llenaba cada vez más de notificaciones de pésames o pregunta incoherentes que no tenía el mínimo interés en leer o contestar. El último mensaje que recibió fue de Liam preguntándole en donde se encontraba y si estaba con bien. El castaño suspiro y apunto de contestarle el mensaje, sin previo aviso o permiso tomaron asiento enfrente de él en la mesa que Harold ocupaba.
— Harry Styles, así que los chismes son ciertos ah —Expreso sin conciencia alguna aquel chico de cabellos rubios.

El incomodo se acomodo mejor en su asiento y contesto. — ¿Disculpa, te conozco?

— No, pero yo a ti si —Sonrió — Lo bastante —Finalizo con un levantamiento de hombros restándole la debida importancia.
Spoiler:
— Hermano... —Escucho detrás de la bocina del celular la voz agitada y temblorosa de Liam. — Le dispararon a Molly, está perdiendo mucha sangre —Finalizo rompiendo completamente en llanto. — La están llevando a Center Hospital.

Harold al escuchar las desgarradoras palabras de su amigo entro en completo pánico y sin previo aviso corrió del local de la panadería en el que trabaja -propiedad de su abuela- sin tomarse el tiempo de quitarse el delantal.

Adrenalina era lo que su cuerpo poseía en esos momentos, la velocidad del automóvil era tan alta que estuvo a punto de chocar dos veces consecutivos ya que los semáforos en rojo los ignoraba por completo, su mente lo único que almacenaba era la salud de su chica, sólo eso. Lágrimas desesperadas comenzaban a brotar de sus ojos y con la manga de su camisa las borro bruscamente.

Al llegar, corrió lo más que pudo hasta la recepción y de ahí desplazarse hasta la sala de emergencias donde se encontraba Liam. Al verlo, se paralizo por completo. El chico tenía sus manos temblorosas junto con un color rojizo al igual como su camisa con manchas, caminaba desesperadamente de un lado a otro y con su rostro completo de lágrimas.

Una horrible escena, no cabía duda de ello. Ambos al verse se abrazaron fuertemente compartiendo el dolor y sufrimiento que sentían en esos precisos momentos, lo necesitaban. Liam al estar un poco mejor estable se aclaró su garganta listo para cualquier explicación que le pidiese el rizado. 

El chico suspiro pesadamente a la vez que se despeinaba un poco su cabello. — Trataron de asaltarnos y... —Liam fue interrumpido por el oji-verde.

— Ella se opuso —Finalizo murmurando y Liam solo asintió cabizbajo con su cabeza.

— El sujeto le disparó... —Su voz comenzó a temblar. — Y se fue corriendo —Una nueva lágrima recorrió por su mejilla.

Tres horas y después cinco sin nuevas noticias de la chica, desesperación, impotencia y dolor era lo único que sentían y la agonía los invadía poco a poco agobiandolos cada vez más, provocando que perdieran la poca cordura y paciencia que les quedaba. 

El doctor, por fin decidió darles las nuevas noticias, los últimos estudios dieron resultados no muy agradables y que por ende era necesario darles por saber a sus conocidos. Se acerco lentamente y de manera cautelosa, ambos se mantenían distantes y hundidos en sus más profundos pensamientos, pero al ver a dicho doctor rápidamente se acercaron a él.

— No les mentiré —Menciono sin rodeos el doctor. — La señorita tuvo una gran hemorragia que fue difícil de detener, no obtuvimos los resultados deseados y lamentablemente cayó en un coma —Hizo una pausa y prosiguió. — Lo sentimos mucho... 

Al entrar a la habitación junto con Liam, sintió como sus rodillas temblaban al verla recostada en la camilla y totalmente débil, sostenía su frágil, delicada y fría mano a la vez que miraba cada centímetro de su pálido y demacrado rostro pero ante sus ojos aún lucía hermosa como aquel día de invierno en la que la conoció.

Una vez más, lágrimas invadían su rostro. Su labio inferior temblaba cada vez que trataba de pronunciar palabra alguna, por lo cual, decidió permanecer en silencio. Liam en cambio cubría su rostro con ambas manos maldiciendo en voz baja el no poder a ver reaccionado a tiempo, ya que las cosas serían completamente diferentes, sólo tal vez el debería estar en aquella camilla.

— No quiero perderla... —Hablo finalmente Harry. — No quiero perder a Molly

Liam lo miro con pena y dolor. — No te preocupes hermano... Todo va a estar bien —Coloco su mano en el hombro de Harry en manera de apoyo.

Harold despertó agitado y con la frente llena de sudor, trato de regular su respiración inhalando y exhalando repetitivamente. Fijó su vista en el reloj que se encontraba en su mesa de noche, este indicaba exactamente las tres de la madrugada; una vez más soñó el horrible día que marco su vida por completo, un día más sin la chica que tanto amo en su vida.

Sus ojos se cristalizaron avisando que lágrimas se avecinaban, por ende, cerró fuertemente sus ojos pero sus esfuerzos fueron en vano ya que rápidamente varias lágrimas resbalaron por sus ambas mejillas derrotándolo plenamente, haciendo que se recostara nuevamente y que ahogara un terrible sollozo contra su almohada. Con furia, la aventó contra la pared.

— Valla, no quisiera ser esa almohada —Contesto burlonamente el chico de cabellos rubios.

Harry miro rápidamente de donde provenía aquella voz. El Rubio descansaba en el pequeño puff con una guitarra entre sus manos a la vez que la afinaba con extrema concentración, el castaño entre cerro sus ojos pensando si lo que miraba era cierto o producto de su imaginación.

— Y tranquilo soy real... No producto de tu imaginación —Se dignó a mirarlo con sus profundos ojos azules. — Ya deberías de estar acostumbrado a mirarme ¿No crees? 

— No, no debería —Menciono el castaño con su voz un poco ronca y profunda.

— Lo que deberías de hacer es dejar de soñar con ella, también dejarte de agobiar por su muerte — Dijo con  notable frustración.

Harry al escucharlo su enojo aumentó más provocando que se incorporara de su cama. — Es algo que no es de tu incumbencia —Su mandíbula se tensó al acercarse hasta donde estaba su invitado.

El chico igual se incorporó de su asiento y con una gran sonrisa dijo — Lo es y lo sabes —Término guiñándole su ojo derecho.

El de ojos verdosos estuvo a punto de golpearlo fuertemente pero cuando reacciono el ya no se encontraba en ningún rincón de su habitación. Una vez más le jugaba el mismo truco. Frustrado pateo fuertemente el puff haciendo que rodara unos cuantos centímetros, volvió a su cama y cerró sus ojos una vez más.

— Solo quisiera que estuvieras aquí, junto a mi, solo eso... —Susurro con un destello de dolor en su voz.
Spoiler:
El chico jugaba nerviosamente con sus manos, podía sentir un ligero líquido entre ellas, algo llamado sudor. Sus pasos eran lentos e indecisos, por más que pensaba y analizaba las cosas aun no entendía el motivo del llamado de su jefe hacia su oficina. Solamente una vez ha pisado aquella oficina amplia y de cuatro paredes, el día que lo contrato el Sr. Hamilton.

El Sr. Hamilton dueño de la empresa editorial “The Times” que es publicado diariamente en el Reino Unido. Liam Payne, uno de sus columnistas más jóvenes trabajadores en la sección de industrias, más especifico en el banco y financiamiento. Su trabajo era más que satisfactorio para el Sr. Hamilton, pero como en todo buen negocio se necesitan sus pequeños ajustes.

A medio camino hacia la oficina de su jefe dejo de caminar repentinamente, los nervios lo carcomían vivo y no tenía un buen presentimiento de ello. Estaba pensando en la posibilidad de dar media vuelta y regresar con su trabajo, decir que no le llego el recado y ahorrarse cualquier discurso que le diera su jefe.

Pero pensó... que tal si son puras alucinaciones suyas y no hay nada del qué preocuparse, tal vez y le era llamado para un aumento de sueldo o su columna tal vez se extendería el doble del que tenía. Froto sus manos a la vez que tomaba un gran bocado de aire y prosiguió con su camino tratando de pensar en positivo dejando la agonía de un lado.

Al estar enfrente de aquella gran puerta no pudo contener sus nervios y sus barreras cayeron una por una, camino de un lado a otro con su mirada en el suelo pensando cualquier absurda idea que se le pasara por la mente. La secretaria de su jefe, Sarah, le observaba de una manera peculiar que el castaño no pudo descifrar. Se tomo de valor y toco con delicadeza aquella puerta, segundos después escucho un ronco y áspero “Adelante”.

— ¿Me llamaba Sr. Hamilton? —Cuestiono después de adentrarse a la oficina.

— Así es Sr. Payne. Tome asiento, por favor.

Acto seguido Liam asintió con su cabeza y se dirigió sigilosamente al asiento de cuero cuyo color era negro, al tomar asiento, sus miradas se cruzaron. El Sr. Hamilton posiciono sus manos entrelazadas encima del escritorio y aclaro su garganta dispuesto a hablar. 

— Usted ha rendido un trabajo realmente satisfactorio, en verdad me sorprende, ya que al ser uno de mis columnistas más jóvenes no se esperaría demasiado.

— Dejare los rodeos de un lado y simplemente se lo diré. La empresa necesita un recorte del personal y lamentablemente usted está en ellos, esta despedido Sr. Payne.

Anonadado, no ingería bien aquellas palabras que le dijo. ¿Despedido? No podía ser despedido, no ahora que las cuentas se despedían de él.

— Sr. Hamilton con todo respeto, pero usted no me puede despedir. Tengo una hija que mantener... —Dijo con una pisca de desesperación en su voz.

— Lo único que puedo hacer por usted es darle una carta de recomendación, lo lamento mucho. Puede pasar con mi secretaria para recoger su liquidación.

El castaño rápidamente salió de la editorial, se sentía asfixiado y necesitaba de aire fresco para aclarar sus ideas. Camino hacia el estacionamiento y al encontrar su automóvil se recargo en el, despeino su cabello claramente desesperado y miro hacia la nada. 

Después de unos minutos tomo su celular y marco aquel numero que tanto se sabía de memoria al derecho y al revés.

— ¿Mama?... recogeré a Charlotte en media hora.

— ¿Tan rápido? Tu hora de salida no es hasta dentro de tres horas Liam, ¿Qué sucede? —Contesto sin comprender en lo absoluto. 

— Después te explico, nos vemos mama.

Al cortar la llamada pudo observar la hermosa fotografía de su hija Charlotte, en ella sonreía por primera vez. Liam esbozo una pequeña sonrisa y se propuso conseguir un nuevo trabajo, no importa de qué o con quien, solo quería lo mejor para su pequeña.

ficha aceptada.

la personalidad de summer es maravillosa<3 tu ficha esta muy bien, linda, suerte (?)
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 15. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.