O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Distant stars come in black or red • Pvt
Hoy a las 10:49 am por blackstairs

» Ramé {Pvt}
Hoy a las 10:26 am por cipriano.

» Come Back HS
Hoy a las 6:38 am por Butterfly199225

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Hoy a las 6:37 am por Butterfly199225

» dalí escondía un tigre en el baño
Hoy a las 6:16 am por chihiro

» trust the unknown
Hoy a las 6:06 am por chihiro

» Valley of wolves.
Hoy a las 5:58 am por chihiro

» Extrañas criaturas [Resultados
Ayer a las 7:34 pm por WantToWrite11

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Ayer a las 7:33 pm por WantToWrite11

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Página 2 de 15. Precedente  1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Sáb 11 Ene 2014, 5:49 pm

adjsjdka acabo de llegar, inmediato contesto todoc:
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Sáb 11 Ene 2014, 6:24 pm

Connú. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombre del personaje: Barbara Todds.

Representante: Candice Swanepoel.

Descripción psicológica: Tiene sus ideales claros, y no deja que nadie influya en ellos. Madura e independiente, no le gusta tener que precisar de la ayuda de nadie para hacer algo. De hecho odia que se metan en su vida personas que no están relacionadas con ella. Su paciencia puede bien ser eterna si la encuentras de buen humor, o ser extremadamente difícil si la encuentras en uno de sus días malos. La educación y la cultura con la que cuenta la pequeña Todds, es algo que sirve de base a sus grandes costumbres intelectuales, lo que la ayuda a sobrellevar todo lo que le suceda.

Con el tiempo, ha aprendido a tratar con indiferencia a todo aquél que amenace con destruir su tranquilidad. Sabe que al alterarse no hace más que complacer a quién busca hacerlo, y por eso mismo, siempre intenta abstenerse a ello. Es muy inteligente, y se dedica con pasión a todo aquello que le resulte de interés. Su carácter es muy impredecible, muchas veces se molesta por asuntos que a otra gente suele darle igual, o se muestra indiferente ante lo que otras personas reciben escandalizados. Tiene una mente compleja, que muchas veces, sólo ella sabe comprender. Es increíblemente imposible saber lo que puede pasar por su cabeza, su cabeza es su mayor secreto, es donde guarda miles de cosas que jamás cuenta a nadie, su definición de su personalidad es de ser misteriosa y de que varias veces parece estar en algún otro lugar apartado de la vida real. De hecho pocos pueden decir que de verdad la conocen. De pocas palabras pero de innumerables expresiones, en la mayor parte del tiempo se puede saber lo que ella siente con solo observar las expresiones de su rostro o en sus gestos, pero para eso solo lo conseguiría alguien quien observase mucho y prestase mucha atención a lo que ella hace.

Es una joven vivaz, y por esta razón suele ser tachada de tozuda, pues cuando piensa que las cosas son de una manera, nadie es capaz de sacarle esa idea de la cabeza. Es alguien que defiende sus pensamientos a capa y espada, pero siempre de forma racional. En ocasiones suele tener actitudes algo locas, pero aquello no es más que un plus en su personalidad. Le gustan mucho las bromas, sobre todo si éstas son pesadas. Completamente cándida, Barbara es alguien con quien te sentirías encantado de hablar. Es muy fácil relacionarse con ella, pues es una chica que es capaz de recibir en su vida de buena manera, a personas con diferentes personalidades, diferentes opiniones, y diferentes costumbres a las suyas propias. Es muy tolerante, y de mente muy abierta. Las opiniones de los demás, sean buenas o malas, le dan igual. Ella es como es y no le importa nada más. Pensar en las consecuencias de sus actos es algo que jamás ha hecho, y que no cree que alguna vez sea capaz de comenzar a hacer.


Rol: La fría por su pasado tormentoso.

Chico: Zayn Malik.

Fic/one de tu autoría: Justo en este momento no tengo ninguna fic, pero no me molestaría enviarles un par de capítulos que he estado escribiendo en estos momentos. Lo siento, pero borré mis dos fanfics y no creo retomarlos en unos meses.

well, las personalidades que hay ahí son muchas, muy diversas. Espero que se pueda explicar la bipolaridad o la cantidad de personalidades que puede tener Barbara, y que solo al conocerla se dan cuenta que no es tan fría como parece, o al menos si ella lo quiere. Y bueno, me excedí un poco en ese punto XD

ficha aceptada.

candice es perfecta, la amo con todo mi corazón, tu ficha es maravillosa, ya estas participando ccc:
pd: no hay problema por el escrito, yo si leía uno de tus fics asi que si se que escribes bellísimo, no hay problema por eso (?


Última edición por Mari el Dom 12 Ene 2014, 6:22 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por khaleesi. el Sáb 11 Ene 2014, 7:01 pm

ay, ctm :c que bella hermosa novela :c omg, hola Mari y Gianni <333333333 ctm, tengo debilidad con las vs models, y idk. voy por la manipuladora, creo que idk, utilizaré a Didonato, o Gustavvson, o Anastacia, ya me decido (?) besotes
avatar


Ver perfil de usuario
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Dom 12 Ene 2014, 6:00 am

.Juli. escribió:
AY, AMÉ LA IDEA
Prometí no participar en más nc's, pero me conecto leo dos ideas que están buenisimas, y me tengo que decidir en cual audicionar, y... me decido audicionar en las dos xd ¡Me encantó la idea chicas! Para ambas que no me conocen, me llamo Juliana, díganme Juli  ¡Bueno, chicas, amé la idea! En serio, fantástica. ya veré por quien audicionar :3 No creo quedar, but lo intentaré :3
hola juli, que tierna<33333 nos algra que te haya gustado la idea, significa mucho para nosotras ccccc:  no digas eso bc todas tienen las misma oportunidades asi que creo que deberias intentarlo, saludos   
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Invitado el Dom 12 Ene 2014, 12:15 pm

Me tenta esta idea, es perfecta y además escriben perfecto. Con la sinopsis basta saber que son muy talentosas    bueh, me llamo Marian pero me pueden decir May y al rato les dejo mi audicion hermosas C:  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Dom 12 Ene 2014, 3:14 pm

truelove. escribió:
Comento bc quería decirles que la idea está hermosa<3 but no audicionare porque ya son demasiadas e idk:'c asdbajh aunque estaré al tanto, quién sabe tal vez en algún momento...  aksbdak ilysm<33
TORIE<33333 asfhghjkl me emociona demasiado y estoy segura que a gia tambien que te haya gustado la idea ccc: me haces realmente feliz srsly ay.   no perderé las esperanzas de que audiciones ilytoo<3
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Robin. el Dom 12 Ene 2014, 3:18 pm

Mi ficha esta en la primera pagina!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Dom 12 Ene 2014, 3:20 pm

Denii17 escribió:Mi ficha esta en la primera pagina!
ahora mismo me fijo linda cccc:
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Dom 12 Ene 2014, 3:27 pm

Denii17 escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Nombre del personaje: Lindsay Elizabeth Frayn Harries  

Representante: Adriana Lima 

Descripción psicológica: Lindsay es una chica inteligente, muy inteligente. Desde pequeña siempre ha mostrado una gran capacidad para entender las cosas y para aprender. Sin duda alguna siempre tiene los pies en la tierra, es realista, pero también tiene sus sueños. Obediente y paciente, aunque da problemas. Sabe cuándo tiene que actuar de una forma u otra, y trata de ser paciente, pero su paciencia tiene un límite. Es de las chicas que siempre están serias. Nadie se gana su confianza. Es bastante cortante, no le gusta hablar, no es de las personas que hablan para decir tonterías ni ríen para hacer la gracia. Siempre se ha querido tal y como es, y por nada del mundo cambiaría su forma de ser. Con sólo mirarla, puedes notar en su rostro la frialdad. A veces puede ser algo cortante con sus amores o seres queridos. Le gusta arreglárselas sola, sin nadie de por medio; si le pasa algo o se ha metido en algún lío, no te lo dirá, pues piensa que ella es demasiado grande como para pedir ayudar a las personas.
Cuando se le mete algo en la cabeza, nadie puede sacárselo. Es bastante terca, no admitirá jamás sus errores. Sabe cuidarse ella sola a pesar de su corta edad, y es muy madura, así que actuará como una persona adulta y no como los niños impulsivos y maleducados de hoy en día. Ella no se molestará en fingir que una persona le cae bien, es más, sus únicas amigas son sus compañeras de trabajo-aunque tampoco les tiene toda la confianza y no muestra su afecto hacía ellas-.

En las relaciones amorosas no  muestra su afecto, aunque algo celosa. No le pide al chico con el que está que esté con ella todo el tiempo, pero le molesta por ejemplo, que si sale y se va por ahí de fiesta, no le diga nada y lo haga en secreto. Si su chico sale por ahí, entonces ella también. Si ella no, entonces él tampoco, las cosas justas. A veces es demasiado ingenua, ya que cuando llegas a su corazón ni si quiera se para a pensar un momento si debe ser dulce, simplemente lo ignora, y luego por ello, la rompen.  

Rol: La que no muestra afecto

Chico: Tim Borrmann

Fic/one de tu autoría: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]|[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] 
ficha aceptada.

adriana es una diosa, y me pareció perfecta para el rol<33 tu ficha esta buenisima linda, ya estas participando, suerte(?)
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Dom 12 Ene 2014, 3:30 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:ahsdfhas la idea es totalmente hermosa y genial y única. Al leer el título imaginé que los Ángeles de Victoria escaparían de su vida y se encontrarían con los de 1D en el camino, pero esta idea está mucho mejor.<3 Subiré mi ficha ahora. Iré por la hostil, Astrid Berges, Niall Horan.
asdfghjkl nos alegra que te haya gustado, esperamos tu ficha<3
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Dom 12 Ene 2014, 3:37 pm

Pushi. escribió:ay, ctm :c que bella hermosa novela :c omg, hola Mari y Gianni <333333333 ctm, tengo debilidad con las vs models, y idk. voy por la manipuladora, creo que idk, utilizaré a Didonato, o Gustavvson, o Anastacia, ya me decido (?) besotes
hola push<333 lo siento no se tu nombre u.u nos alegra que te haya gustado la idea<3 asdfghjkl yo tengo una seria obsesión con ellas ;-; esperamos tu ficha ansiosas, a propósito, feliz cumpleaños!!!! ten un lindo día<3
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por prinsloo. el Dom 12 Ene 2014, 3:41 pm

MayCyril escribió:Me tenta esta idea, es perfecta y además escriben perfecto. Con la sinopsis basta saber que son muy talentosas    bueh, me llamo Marian pero me pueden decir May y al rato les dejo mi audicion hermosas C:  
nos alegra demasiado que te guste tanto may<33 muchisimas gracias srsly   esperamos tu ficha linda cccc:
avatar


Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/Mari_Munares

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por khaleesi. el Dom 12 Ene 2014, 5:11 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

♡Nombre del personaje:
Natasha Walker
♡Representante:
Natalia V.
♡Descripción psicológica:
Natasha se ha ganado el nombre de princesa de hielo entre sus compañeras. No solo por su aspecto angelical, sino por la helada que toma lugar en su interior. No es conocida por ser la más simpática, pero ésto sucede solo con los hombres. Ella considera al sexo opuesto como una amenaza para su carrera; como tiene todas las miradas sobre ella, decide apartarlas de una manera no muy disimulada. No quiere ataduras, sin embargo, sabe muy bien acerca de la belleza que posee, y utiliza para su beneficio exclusivo. Revistas, trabajos, muchas veces éstas no han sido más que recompensas de una cita, o algo por el estilo. Solo ha tenido una relación seria, con un magnate de la industria, pero ésta termino al año de duración.
No se siente muy cómoda con las cámaras, pero con el tiempo ha aprendido a lidiar con ellas.
No le gustan las entrevistas, las odia de hecho. Solo porque conoce su posición, y teme que -como ha pasado antes- sus palabras sean malinterpretadas. Sus pensamiento son terreno desconocido, no dice nada que no quiera ser dicho. Nadie sabe lo que puede estar pasando por su cabeza al momento de hablar, pero si tiene intenciones de señalarlo, lo hará.
Puede ser un poco terca, cuando se trata de llevar a cabo las cosas a su manera, pero la inteligencia triunfa, y ella sabe como hacerlo de la mejor manera. Es impaciente, y muy impulsiva. Suele tomar las riendas de cualquier tema pendiente, sin pensar en las consecuencias, o en el fin de éste mismo. No obstante, es la pasión y el empeño lo que la hace destacar la mayoría de las veces. No baja los brazos por ningún motivo, por más destructor que sea.
Es una de las chicas más humildes, y con los pies en la tierra de toda la agencia, aunque muchas veces de otra impresión, totalmente diferente. Sabe aceptar sus errores -aunque cuerte- y es sumamente capaz; sin embargo, muchas veces se ciega por el miedo y la intimidación de las personas ajenas a su entorno. Teme a muchas cosas, pero el rechazo es uno de su temores más fuertes y poderosos. Le ha costado muchos logros, y la ha dejado en un vació donde -solo con la ayuda de otros- pudo salir de éste.
Respecto a sus amistades, una vez que lograste entrar en su círculo de confianza, es muy difícil salir. Tiene buenas amistades, aunque las verdaderas las tiene contadas con la mano. Ella considera a sus amigas como las que la conocen en su totalidad. Con defectos y cualidades, la verdadera Natasha Walker.
♡Rol:
La manipuladora
♡Chico:
Logan Lerman
♡Fic/one de tu autoría:
Escrito:
 La luz del sol a la una de la tarde, era de todo, menos agradable. Claro, excepto si quieres obtener un bronceado que afectara a cada centímetro de tu cuerpo –al menos que no te quites el sostén-, en ese caso sí.

Una suave brisa acariciaba de forma constante mi cara, logrando que un par de cabellos rebeldes hicieran cosquillas en él al moverse. La velocidad era solamente un factor que sumar a la hora de todo el viento que se estampaba. Había querido caminar, y tomar un poco de aire. Relajarme, y distanciarme un poco de todo lo que había sucedido en los últimos días.

Pertenecer a Special A. no era exactamente un pase directo a la tranquilidad. Todo Tomlinson College parecía tener intenciones de querer saber y deducir tu próximo movimiento –desde el más mínimo, como ir al baño; hasta quizás lo más privados, como que nota te sacaste en lenguas extranjeras-.

Claro, que estar en el grupo más privilegiado no te salvaban de los rumores molestos e insistentes. Y muchas veces, éstos corrían más rápido que la propia pólvora quemándose.

Para mi desgracia, uno de los más mediáticos del año pasado, fue que yo estaba saliendo con el hijo de los dueños de Tomlinson College: Louis Tomlinson. Arrogante, asquerosamente simpático, un idiota y mi mayor competencia. O al menos eso creía, porque no teníamos nada que ver. Yo me dedicaba al Tenis, y él se especializaba en fútbol. No había motivo alguno para que ambos nos cruzáramos, sin embargo, siempre algo lo colocaba en mi camino como una piedra enorme el cual no podía saltear.

Nunca tuve algo con él, ni nunca lo tendríamos.

Los bloques de cemento que conformaban la vereda desaparecían por debajo de mis pies. Mi mano se alternaba al costado de mi cuerpo hacia atrás y hacia delante creyendo que eso me daría más velocidad, o al menos el impulso necesario para moverme más rápido.

Si no me apuraba, llegaría tarde.

°°°

La clase de álgebra avanzaba más lento de lo que yo hubiera deseado. El aburrimiento se demostraba claramente en mi posición física: Mi cabeza estaba apoyada en mí mano derecha como si pesara más de lo que mi cuello pudiera sostener, y la izquierda se cerraba alrededor de un lápiz mientras lo golpeaba contra el pupitre.

Las matemáticas nunca habían sido mi primera opción, no obstante, esto no significaba que no fuera buena en ellas.

El profesor terminaba de explicar unas cuentas que tendríamos que hacer para la siguiente clase, cuando la campana anunció el receso tan ansiado.

Todos agarraron sus pertenencias, y corrieron hacia el pasillo para liberarse del encierro del aula.

-¡Emily!- Siento como alguien me llama. Me di la vuelta, y mi mejor amiga trotaba hacia mí con una sonrisa radiante. –Viniste bastante agitada esta mañana ¿No?- Reí por lo bajo, mientras dándole la razón, asentí con la cabeza.

-Quise tomar aire, Sky. Pero…

-Se te hizo tarde- Finalizó por mí. Una vez más, me había quitado las palabras de la boca, gracias a que ella sabía perfectamente como era. –Tendrás que sacarte esa costumbre, amiga.

-Por supuesto que sí- Escuché detrás de mío. No fue necesario agudizar mis oídos para saber con quién estábamos tratando. Bufé por lo bajo, mientras que con una simple mirada le supliqué a Skylar que me ayudara a salir de ésta. No quería hablar, puesto que, es obvio que cuando uno detesta a alguien, hace todo lo posible por mantenerse alejado de él. Al menos en mi caso, yo intentaba eso cuando no estábamos compitiendo.

-Yo tengo cosas que hacer, nos vemos luego Ems- Mi apodo fue lo último que pronunció antes de desaparecer por los pasillos del colegio, dejándome en la completa soledad –trágicamente- con la compañía de Louis. No quería darme vuelta, quería salir corriendo, porque cada encuentro con Louis significaba drama. Drama para mí, drama para cualquiera que fuera testigo de los acontecimientos que creaban nuestras discusiones.

Una vez, ahora que recuerdo, con Louis jugamos al tenis de mesa –mejor conocido vulgarmente como ping pong-. Estábamos empatados 40 a 40, y quedaba solo un minuto para que terminara el receso –sí, gastaba mi tiempo libre en intentos por ganarle a Louis-. En fin, Louis me empezó a desafiar todavía más, y a retarme diciendo que en ese tiro no podría ni llegar a quebrar la muñeca para pegarle con la paleta a la pelota. Mi orgullo estaba por las nubes, y no iba a dejar que mi dignidad se cayera por los suelos –al menos no más-. Así que, sin más tiempo que desperdiciar, golpeé  la pelotita contra la mesa pintada de verde, y posteriormente la golpeé. La lucha estuvo equitativa, ninguno bajaba de nivel, sin embargo una sola mirada de Louis durante el juego fue suficiente para que bajara la guardia. Louis casi me gana, sin embargo yo lo rematé… para peor.

La pelota rebotó y rompió un vidrio, además de noquear a la profesora de lengua y literatura, que estaba a punto de jubilarse.

“Al menos le adelanté las vacaciones” Pensé positivamente. Pero, esa fue una historia para que Louis me la recordara todas la veces que pudiera, con el mensaje subliminal de “Yo soy mejor” entre palabras.

-Ni siquiera sabes de que estábamos hablando- Espeté, animándome a darme vuelta y encararlo. Y ahí estaba de nuevo: Pelo ligeramente alborotado hacia arriba, sonrisa cínica y burlona, y esa mirada… Esos ojos celestes. Mis pensamientos eran automáticamente criticados por mi sub consciente: No podía pensar ningún halago hacia el muchacho que me torturaba de lunes a viernes, y cuando quería, los fines de semana. No obstante, vamos, era casi imposible no notar esos ojos.

-Oh, sí lo sé, Emily- Indicó, ensanchando su sonrisa aún más. –Tarde, de nuevo.

-No llegué tarde-Negué con la cabeza, mientras estrechaba mis ojos. Mis brazos se cruzaron enfrente de mi pecho en señal de protesta.

-Casi- Señaló con su dedo índice. -¿Sabes? La próxima vez que estés en un apuro como ese, podría pasarte a buscar.-Levanté la ceja, y solté una risa irónica. No creía que estuviera dispuesto a hacer un favor como ese, en realidad, ningún favor en general.

-¿Qué es? ¿Alguna clase de broma?- Gruñí. Louis se colocó la mano en el pecho, mientras hacía una mueca de falsa ofensa.

-No- Negó dramáticamente. Mi mirada estudiaba cada centímetro de su rostro, tratando de emplear los métodos que había aprendido en la serie ‘Miénteme’. No pude encontrar ninguna mentira, a diferencia del nerviosismo de un criminal –aunque no sé porque lo consideraba tal- el mantenía firmes sus facciones en estado burlesco. Decidí dejar de “luchar” y giré sobre mi propio eje lista para irme. Sin embargo, una vez más, la voz de Louis me detuvo. –Solo mi intento de caridad- Sus palabras me causaron gracia, y al mismo tiempo una ofensa, y grande.

-¡Sabía que no te podías resistir!- Aclamé mientras estampé mi dedo contra su pecho, pese a eso, Louis no se movió ni un centímetro.

-Culpable- Levantó las manos en señal de paz, pero no había señal de rendición en él –Pero sí, podría traerte alguna vez- Levanté una ceja, sin creer sus palabras. –Serías afortunada. Imagínate bajando del auto de Louis Tomlinson- Mis manos se cernieron alrededor de las riendas de mi mochila, y la subieron ligeramente encima de mi hombro. Una sonrisa auténtica se formó en mi cara, mientras inclinaba sutilmente mi cabeza hacia un costado.

-¿Afortunada?- Inquirí. Louis asintió con su inconfundible egocentrismo, y yo volví a hacer una mueca. Sin esperar a dirigir más palabras a él, o que él me las dirigiera a mí, retrocedí unos pasos y finalmente me di vuelta alejándome de él. –Preferiría que me llevaran al infierno, Louis- Aseguré, seguido de una risa jocosa.

°°°

La limosina me vino a recoger a las siete de la tarde en punto. Nunca tenía por qué quejarme de mi chofer, y al parecer nunca tendría que hacerlo. Walt era una persona muy responsable, y como no, un excelente hombre. Tenía 41 años, más no aparentaba esa edad, sino menos. Sin embargo, él vivía para su pequeño hijo, Ben, y su esposa –que era muy agradable- Jane.

Miraba a través de los vidrios, con la tranquilidad de que no me miraban a mí –ya que eran polarizados-

El viaje se hacía más corto hacia casa. Special A. podía ser un lugar privilegiado, sin embargo, como todo privilegio había que luchar por él. Y así se formaban descansadamente los días agotadores.

Mis ansias por llegar a casa solo era cuestión de comodidad, y no tanto de la necesidad cariñosa que brindaba un hogar. Es más, me sentía sorprendida cada vez que encontraba a alguien dentro de los metros cuadrados que rodeaban mi vivienda.

Mamá y papá trabajaban todo el día, o simplemente llegaban a casa cuando yo ya estaba descansando para ir al siguiente día al instituto; y para colmo, se levantaba bien temprano antes de que siquiera les pudiera decir un pobre “hola”.

No los veía muy a menudo, sin embargo, eso no borraba el hecho de que los quisiera. Dicen que la distancia solo refuerza el amor, pero ese no era mi caso. El amor que yo les tenía era puro agradecimiento por todo lo que me habían otorgado, y lo que habían hecho por mí.

Los extrañaba, si, pero no por eso iba a hacer un berrinche cada vez que se fueran.

Unas rejas enormes se alzaron frente a la vereda mientras la limusina se detenía exactamente al costado.

-¿Si?- Habló alguien a través del comunicador que estaba colocado en el muro que limitaba la entrada de mi casa. Su voz dulce y amable me confirmó que era la única mucama posible en mi casa: Olga.

-Traigo a la señorita Recker- Indicó Walt. Olga emitió un sonido de asentimiento, y posteriormente las puertas se abrieron de forma automática.

Mi transporte recorrió una entrada iluminada por el sol y decorada por unos arbustos. Luego, una fuente redonda se centraba justo en el medio armonizando el ambiente con el sonido producido por la cascada del agua. La limusina recorrió la rotonda producida, y se estacionó justo enfrente de los escalones que luego tendría que subir para llegar a la puerta.

Ni bien tuve la oportunidad, bajé de la limusina y le agradecí a Walt por haberme traído.

Traspasé las puertas de madera, y me encontré con el interior de mi casa.

Una enorme escalera se ajustaba alineada perfectamente, a sus costados nada m{as que porta retratos familiares desde hace años.

-¿Hola?- Pregunté. Nadie contestaba, y si mis predicaciones estaban en lo correcto, nadie iba a contestar.

Caminé escaleras arriba con una velocidad de trote, mientras ansiaba llegar y descansar de una vez por todas.

Divisé mi habitación al final del pasillo, contenta por estar al fin en un lugar privado y tranquilo. Me bañaría, luego me pondría en pijamas y quizás llamaría a Skylar o Hayley, para hablar con ellas o de seguro terminar contando mil y un razones para odiar a Louis Tomlinson.

Recorría el pasillo con ansias, cuando pasé por la habitación de mis padres y escuché el sonido de la aspiradora recorriendo la alfombra. Me volví entonces unos pasos atrás para saludar a Olga, quien se encargaba de esa tarea y muchas más.

-Olga- La llamé, mientras que ella reaccionó y me dedicó una cálida sonrisa.

-Emily, suponía que correrías a tu habitación- Declaró, mientras yo simplemente reí y le otorgué un abrazo.

Olga era una señora de ya avanzada edad. O bueno, no tanto ya que poseía cincuenta primaveras encima. Su pelo canoso se encontraba corto y levemente ondulado, dejando a sus ojos celestes toda la atención de su rostro.

-Sí. Es difícil comenzar después de unas vacaciones, pero bueno…- Suspiré y coloqué mis brazos en forma de jarra. –Ya me acostumbraré. – Olga asintió y rió ante mis palabras.

-Eso espero- Indicó, mientras me señalaba en forma cómplice. Olga suele ser la mayoría de las veces una mamá sustituta para mí, y es lógico, ya que mis papás –como bien saben- no están y ella muchas veces es mi única compañía en casa.

-Me voy a duchar, y quizás me quede el resto del día echada en cama- Aclaré, imitando un gesto bastante holgazán. Ella asintió, mientras yo me empezaba a retirar de la habitación. Pero me tuve que detener a los pocos segundos, en el marco de la puerta, ya que parecía ser que Olga tenía unas palabras más que otorgarme.

-Oh, y Emily- Anunció captando mi atención- Llamó una amigo tuyo- ¿Amigo mío? La información parecía ser bastante sospechosa, ya que, conociendo a mis amigos, ellos llamarían a mi celular antes que a mi casa. Era mucho más rápido y fácil para contactarme.

Fruncí el ceño ante una señal de confusión, y me crucé de brazos.

-¿Amigo?

-Sí, me dijo que tenía que hablar- Prosiguió. No se me ocurría nadie de quien estuviera hablando, por lo que decidí hacerle la pregunta más directa.

-¿Dijo como se llamaba?- Interrogué, esperando ansiosa la respuesta, ya que me intrigaba hasta los nervios.

-Oh, claro que sí, espera que lo recuerde- Olga golpeteó su dedo índice delicadamente contra su pera, haciéndome saber que estaba haciendo un esfuerzo por recordar. Pensé que se iba a dar vencida fácilmente contra la duda, pero no fue necesario, ya que ella misma anunció la identidad. –Si!- Chasqueó los dedos. –Se llamaba Louis. Louis Tomlinson- Si mi quijada no hubiera estado pegada por naturaleza, ésa se hubiera caído fácilmente contra el piso en ofensa. ¿Por qué me llamaría? ¿Qué necesidad de irrumpir mi línea telefónica? Cobré la compostura y nuevamente me dediqué a enfocarme en el castaño que tantas pesadillas me causaba.

-¿Y qué quería?- Indagué, levantando una ceja.

-Dijo que tenía asuntos pendientes contigo, eso nomás- Soltó mi mucama. Respiré hondo, y luego solté el aire comprimido por mi pecho. Parpadeé unas veces, y finalmente luego de unos segundos cortos –pero intensos- de debate, decidí tomar ese baño que tanto ansiaba. El agua significaba relajación, distracción, y calma en el alma. Y en ese momento quizás necesitaría trescientos litros de agua.

-Oh, claro que tenemos asuntos pendientes Olga- Sentencié mientras cruzaba la puerta y agradecía por tener el número de teléfono de Louis entre el marcado rápido. En ocasiones como éstas, servía mucho.



añssdsñdhsflsdfh, espero que esté todo bien y les guste besotes <333
avatar


Ver perfil de usuario
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Invitado el Dom 12 Ene 2014, 6:09 pm

Pushi. escribió:


♡Nombre del personaje:
Natasha Walker
♡Representante:
Natalia V.
♡Descripción psicológica:
Natasha se ha ganado el nombre de princesa de hielo entre sus compañeras. No solo por su aspecto angelical, sino por la helada que toma lugar en su interior. No es conocida por ser la más simpática, pero ésto sucede solo con los hombres. Ella considera al sexo opuesto como una amenaza para su carrera; como tiene todas las miradas sobre ella, decide apartarlas de una manera no muy disimulada. No quiere ataduras, sin embargo, sabe muy bien acerca de la belleza que posee, y utiliza para su beneficio exclusivo. Revistas, trabajos, muchas veces éstas no han sido más que recompensas de una cita, o algo por el estilo. Solo ha tenido una relación seria, con un magnate de la industria, pero ésta termino al año de duración.
No se siente muy cómoda con las cámaras, pero con el tiempo ha aprendido a lidiar con ellas.
No le gustan las entrevistas, las odia de hecho. Solo porque conoce su posición, y teme que -como ha pasado antes- sus palabras sean malinterpretadas. Sus pensamiento son terreno desconocido, no dice nada que no quiera ser dicho. Nadie sabe lo que puede estar pasando por su cabeza al momento de hablar, pero si tiene intenciones de señalarlo, lo hará.
Puede ser un poco terca, cuando se trata de llevar a cabo las cosas a su manera, pero la inteligencia triunfa, y ella sabe como hacerlo de la mejor manera. Es impaciente, y muy impulsiva. Suele tomar las riendas de cualquier tema pendiente, sin pensar en las consecuencias, o en el fin de éste mismo. No obstante, es la pasión y el empeño lo que la hace destacar la mayoría de las veces. No baja los brazos por ningún motivo, por más destructor que sea.
Es una de las chicas más humildes, y con los pies en la tierra de toda la agencia, aunque muchas veces de otra impresión, totalmente diferente. Sabe aceptar sus errores -aunque cuerte- y es sumamente capaz; sin embargo, muchas veces se ciega por el miedo y la intimidación de las personas ajenas a su entorno. Teme a muchas cosas, pero el rechazo es uno de su temores más fuertes y poderosos. Le ha costado muchos logros, y la ha dejado en un vació donde -solo con la ayuda de otros- pudo salir de éste.
Respecto a sus amistades, una vez que lograste entrar en su círculo de confianza, es muy difícil salir. Tiene buenas amistades, aunque las verdaderas las tiene contadas con la mano. Ella considera a sus amigas como las que la conocen en su totalidad. Con defectos y cualidades, la verdadera Natasha Walker.
♡Rol:
La manipuladora
♡Chico:
Logan Lerman
♡Fic/one de tu autoría:
Escrito:
 La luz del sol a la una de la tarde, era de todo, menos agradable. Claro, excepto si quieres obtener un bronceado que afectara a cada centímetro de tu cuerpo –al menos que no te quites el sostén-, en ese caso sí.

Una suave brisa acariciaba de forma constante mi cara, logrando que un par de cabellos rebeldes hicieran cosquillas en él al moverse. La velocidad era solamente un factor que sumar a la hora de todo el viento que se estampaba. Había querido caminar, y tomar un poco de aire. Relajarme, y distanciarme un poco de todo lo que había sucedido en los últimos días.

Pertenecer a Special A. no era exactamente un pase directo a la tranquilidad. Todo Tomlinson College parecía tener intenciones de querer saber y deducir tu próximo movimiento –desde el más mínimo, como ir al baño; hasta quizás lo más privados, como que nota te sacaste en lenguas extranjeras-.

Claro, que estar en el grupo más privilegiado no te salvaban de los rumores molestos e insistentes. Y muchas veces, éstos corrían más rápido que la propia pólvora quemándose.

Para mi desgracia, uno de los más mediáticos del año pasado, fue que yo estaba saliendo con el hijo de los dueños de Tomlinson College: Louis Tomlinson. Arrogante, asquerosamente simpático, un idiota y mi mayor competencia. O al menos eso creía, porque no teníamos nada que ver. Yo me dedicaba al Tenis, y él se especializaba en fútbol. No había motivo alguno para que ambos nos cruzáramos, sin embargo, siempre algo lo colocaba en mi camino como una piedra enorme el cual no podía saltear.

Nunca tuve algo con él, ni nunca lo tendríamos.

Los bloques de cemento que conformaban la vereda desaparecían por debajo de mis pies. Mi mano se alternaba al costado de mi cuerpo hacia atrás y hacia delante creyendo que eso me daría más velocidad, o al menos el impulso necesario para moverme más rápido.

Si no me apuraba, llegaría tarde.

°°°

La clase de álgebra avanzaba más lento de lo que yo hubiera deseado. El aburrimiento se demostraba claramente en mi posición física: Mi cabeza estaba apoyada en mí mano derecha como si pesara más de lo que mi cuello pudiera sostener, y la izquierda se cerraba alrededor de un lápiz mientras lo golpeaba contra el pupitre.

Las matemáticas nunca habían sido mi primera opción, no obstante, esto no significaba que no fuera buena en ellas.

El profesor terminaba de explicar unas cuentas que tendríamos que hacer para la siguiente clase, cuando la campana anunció el receso tan ansiado.

Todos agarraron sus pertenencias, y corrieron hacia el pasillo para liberarse del encierro del aula.

-¡Emily!- Siento como alguien me llama. Me di la vuelta, y mi mejor amiga trotaba hacia mí con una sonrisa radiante. –Viniste bastante agitada esta mañana ¿No?- Reí por lo bajo, mientras dándole la razón, asentí con la cabeza.

-Quise tomar aire, Sky. Pero…

-Se te hizo tarde- Finalizó por mí. Una vez más, me había quitado las palabras de la boca, gracias a que ella sabía perfectamente como era. –Tendrás que sacarte esa costumbre, amiga.

-Por supuesto que sí- Escuché detrás de mío. No fue necesario agudizar mis oídos para saber con quién estábamos tratando. Bufé por lo bajo, mientras que con una simple mirada le supliqué a Skylar que me ayudara a salir de ésta. No quería hablar, puesto que, es obvio que cuando uno detesta a alguien, hace todo lo posible por mantenerse alejado de él. Al menos en mi caso, yo intentaba eso cuando no estábamos compitiendo.

-Yo tengo cosas que hacer, nos vemos luego Ems- Mi apodo fue lo último que pronunció antes de desaparecer por los pasillos del colegio, dejándome en la completa soledad –trágicamente- con la compañía de Louis. No quería darme vuelta, quería salir corriendo, porque cada encuentro con Louis significaba drama. Drama para mí, drama para cualquiera que fuera testigo de los acontecimientos que creaban nuestras discusiones.

Una vez, ahora que recuerdo, con Louis jugamos al tenis de mesa –mejor conocido vulgarmente como ping pong-. Estábamos empatados 40 a 40, y quedaba solo un minuto para que terminara el receso –sí, gastaba mi tiempo libre en intentos por ganarle a Louis-. En fin, Louis me empezó a desafiar todavía más, y a retarme diciendo que en ese tiro no podría ni llegar a quebrar la muñeca para pegarle con la paleta a la pelota. Mi orgullo estaba por las nubes, y no iba a dejar que mi dignidad se cayera por los suelos –al menos no más-. Así que, sin más tiempo que desperdiciar, golpeé  la pelotita contra la mesa pintada de verde, y posteriormente la golpeé. La lucha estuvo equitativa, ninguno bajaba de nivel, sin embargo una sola mirada de Louis durante el juego fue suficiente para que bajara la guardia. Louis casi me gana, sin embargo yo lo rematé… para peor.

La pelota rebotó y rompió un vidrio, además de noquear a la profesora de lengua y literatura, que estaba a punto de jubilarse.

“Al menos le adelanté las vacaciones” Pensé positivamente. Pero, esa fue una historia para que Louis me la recordara todas la veces que pudiera, con el mensaje subliminal de “Yo soy mejor” entre palabras.

-Ni siquiera sabes de que estábamos hablando- Espeté, animándome a darme vuelta y encararlo. Y ahí estaba de nuevo: Pelo ligeramente alborotado hacia arriba, sonrisa cínica y burlona, y esa mirada… Esos ojos celestes. Mis pensamientos eran automáticamente criticados por mi sub consciente: No podía pensar ningún halago hacia el muchacho que me torturaba de lunes a viernes, y cuando quería, los fines de semana. No obstante, vamos, era casi imposible no notar esos ojos.

-Oh, sí lo sé, Emily- Indicó, ensanchando su sonrisa aún más. –Tarde, de nuevo.

-No llegué tarde-Negué con la cabeza, mientras estrechaba mis ojos. Mis brazos se cruzaron enfrente de mi pecho en señal de protesta.

-Casi- Señaló con su dedo índice. -¿Sabes? La próxima vez que estés en un apuro como ese, podría pasarte a buscar.-Levanté la ceja, y solté una risa irónica. No creía que estuviera dispuesto a hacer un favor como ese, en realidad, ningún favor en general.

-¿Qué es? ¿Alguna clase de broma?- Gruñí. Louis se colocó la mano en el pecho, mientras hacía una mueca de falsa ofensa.

-No- Negó dramáticamente. Mi mirada estudiaba cada centímetro de su rostro, tratando de emplear los métodos que había aprendido en la serie ‘Miénteme’. No pude encontrar ninguna mentira, a diferencia del nerviosismo de un criminal –aunque no sé porque lo consideraba tal- el mantenía firmes sus facciones en estado burlesco. Decidí dejar de “luchar” y giré sobre mi propio eje lista para irme. Sin embargo, una vez más, la voz de Louis me detuvo. –Solo mi intento de caridad- Sus palabras me causaron gracia, y al mismo tiempo una ofensa, y grande.

-¡Sabía que no te podías resistir!- Aclamé mientras estampé mi dedo contra su pecho, pese a eso, Louis no se movió ni un centímetro.

-Culpable- Levantó las manos en señal de paz, pero no había señal de rendición en él –Pero sí, podría traerte alguna vez- Levanté una ceja, sin creer sus palabras. –Serías afortunada. Imagínate bajando del auto de Louis Tomlinson- Mis manos se cernieron alrededor de las riendas de mi mochila, y la subieron ligeramente encima de mi hombro. Una sonrisa auténtica se formó en mi cara, mientras inclinaba sutilmente mi cabeza hacia un costado.

-¿Afortunada?- Inquirí. Louis asintió con su inconfundible egocentrismo, y yo volví a hacer una mueca. Sin esperar a dirigir más palabras a él, o que él me las dirigiera a mí, retrocedí unos pasos y finalmente me di vuelta alejándome de él. –Preferiría que me llevaran al infierno, Louis- Aseguré, seguido de una risa jocosa.

°°°

La limosina me vino a recoger a las siete de la tarde en punto. Nunca tenía por qué quejarme de mi chofer, y al parecer nunca tendría que hacerlo. Walt era una persona muy responsable, y como no, un excelente hombre. Tenía 41 años, más no aparentaba esa edad, sino menos. Sin embargo, él vivía para su pequeño hijo, Ben, y su esposa –que era muy agradable- Jane.

Miraba a través de los vidrios, con la tranquilidad de que no me miraban a mí –ya que eran polarizados-

El viaje se hacía más corto hacia casa. Special A. podía ser un lugar privilegiado, sin embargo, como todo privilegio había que luchar por él. Y así se formaban descansadamente los días agotadores.

Mis ansias por llegar a casa solo era cuestión de comodidad, y no tanto de la necesidad cariñosa que brindaba un hogar. Es más, me sentía sorprendida cada vez que encontraba a alguien dentro de los metros cuadrados que rodeaban mi vivienda.

Mamá y papá trabajaban todo el día, o simplemente llegaban a casa cuando yo ya estaba descansando para ir al siguiente día al instituto; y para colmo, se levantaba bien temprano antes de que siquiera les pudiera decir un pobre “hola”.

No los veía muy a menudo, sin embargo, eso no borraba el hecho de que los quisiera. Dicen que la distancia solo refuerza el amor, pero ese no era mi caso. El amor que yo les tenía era puro agradecimiento por todo lo que me habían otorgado, y lo que habían hecho por mí.

Los extrañaba, si, pero no por eso iba a hacer un berrinche cada vez que se fueran.

Unas rejas enormes se alzaron frente a la vereda mientras la limusina se detenía exactamente al costado.

-¿Si?- Habló alguien a través del comunicador que estaba colocado en el muro que limitaba la entrada de mi casa. Su voz dulce y amable me confirmó que era la única mucama posible en mi casa: Olga.

-Traigo a la señorita Recker- Indicó Walt. Olga emitió un sonido de asentimiento, y posteriormente las puertas se abrieron de forma automática.

Mi transporte recorrió una entrada iluminada por el sol y decorada por unos arbustos. Luego, una fuente redonda se centraba justo en el medio armonizando el ambiente con el sonido producido por la cascada del agua. La limusina recorrió la rotonda producida, y se estacionó justo enfrente de los escalones que luego tendría que subir para llegar a la puerta.

Ni bien tuve la oportunidad, bajé de la limusina y le agradecí a Walt por haberme traído.

Traspasé las puertas de madera, y me encontré con el interior de mi casa.

Una enorme escalera se ajustaba alineada perfectamente, a sus costados nada m{as que porta retratos familiares desde hace años.

-¿Hola?- Pregunté. Nadie contestaba, y si mis predicaciones estaban en lo correcto, nadie iba a contestar.

Caminé escaleras arriba con una velocidad de trote, mientras ansiaba llegar y descansar de una vez por todas.

Divisé mi habitación al final del pasillo, contenta por estar al fin en un lugar privado y tranquilo. Me bañaría, luego me pondría en pijamas y quizás llamaría a Skylar o Hayley, para hablar con ellas o de seguro terminar contando mil y un razones para odiar a Louis Tomlinson.

Recorría el pasillo con ansias, cuando pasé por la habitación de mis padres y escuché el sonido de la aspiradora recorriendo la alfombra. Me volví entonces unos pasos atrás para saludar a Olga, quien se encargaba de esa tarea y muchas más.

-Olga- La llamé, mientras que ella reaccionó y me dedicó una cálida sonrisa.

-Emily, suponía que correrías a tu habitación- Declaró, mientras yo simplemente reí y le otorgué un abrazo.

Olga era una señora de ya avanzada edad. O bueno, no tanto ya que poseía cincuenta primaveras encima. Su pelo canoso se encontraba corto y levemente ondulado, dejando a sus ojos celestes toda la atención de su rostro.

-Sí. Es difícil comenzar después de unas vacaciones, pero bueno…- Suspiré y coloqué mis brazos en forma de jarra. –Ya me acostumbraré. – Olga asintió y rió ante mis palabras.

-Eso espero- Indicó, mientras me señalaba en forma cómplice. Olga suele ser la mayoría de las veces una mamá sustituta para mí, y es lógico, ya que mis papás –como bien saben- no están y ella muchas veces es mi única compañía en casa.

-Me voy a duchar, y quizás me quede el resto del día echada en cama- Aclaré, imitando un gesto bastante holgazán. Ella asintió, mientras yo me empezaba a retirar de la habitación. Pero me tuve que detener a los pocos segundos, en el marco de la puerta, ya que parecía ser que Olga tenía unas palabras más que otorgarme.

-Oh, y Emily- Anunció captando mi atención- Llamó una amigo tuyo- ¿Amigo mío? La información parecía ser bastante sospechosa, ya que, conociendo a mis amigos, ellos llamarían a mi celular antes que a mi casa. Era mucho más rápido y fácil para contactarme.

Fruncí el ceño ante una señal de confusión, y me crucé de brazos.

-¿Amigo?

-Sí, me dijo que tenía que hablar- Prosiguió. No se me ocurría nadie de quien estuviera hablando, por lo que decidí hacerle la pregunta más directa.

-¿Dijo como se llamaba?- Interrogué, esperando ansiosa la respuesta, ya que me intrigaba hasta los nervios.

-Oh, claro que sí, espera que lo recuerde- Olga golpeteó su dedo índice delicadamente contra su pera, haciéndome saber que estaba haciendo un esfuerzo por recordar. Pensé que se iba a dar vencida fácilmente contra la duda, pero no fue necesario, ya que ella misma anunció la identidad. –Si!- Chasqueó los dedos. –Se llamaba Louis. Louis Tomlinson- Si mi quijada no hubiera estado pegada por naturaleza, ésa se hubiera caído fácilmente contra el piso en ofensa. ¿Por qué me llamaría? ¿Qué necesidad de irrumpir mi línea telefónica? Cobré la compostura y nuevamente me dediqué a enfocarme en el castaño que tantas pesadillas me causaba.

-¿Y qué quería?- Indagué, levantando una ceja.

-Dijo que tenía asuntos pendientes contigo, eso nomás- Soltó mi mucama. Respiré hondo, y luego solté el aire comprimido por mi pecho. Parpadeé unas veces, y finalmente luego de unos segundos cortos –pero intensos- de debate, decidí tomar ese baño que tanto ansiaba. El agua significaba relajación, distracción, y calma en el alma. Y en ese momento quizás necesitaría trescientos litros de agua.

-Oh, claro que tenemos asuntos pendientes Olga- Sentencié mientras cruzaba la puerta y agradecía por tener el número de teléfono de Louis entre el marcado rápido. En ocasiones como éstas, servía mucho.



añssdsñdhsflsdfh, espero que esté todo bien :AA:y les guste :AA:besotes <333
primero que nada, ¡feliz cumpleaños pusha!  espero que la estés pasando muy bien bb, te amo mucho y lo sabes. <33333. tu ficha es preciosa wn ;-; me gustó muchísimo la descripción psicológica de tu pejota, creo que le va muy bien con el rol que escogiste. y el lerman, deo meo.  aceptada pushón. (?) <33333.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Julianne. el Dom 12 Ene 2014, 8:14 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombre del personaje: Kaylee Ronan

Representante: Douzent Kroes

Descripción psicológica:  Kaylee siempre había tenido una actitud bastante risueña y alegre. Sociable como ninguna otra, sabía como hacer muchos amigos en cuestión de horas. Era buena consejera, y siempre estaba dispuesta a ayudar a los que más la necesitaban. Con su sonrisa resplandeciente, se encargaba de dar vida y alegría a los días de las demás personas, cueste lo que cueste. Porque Kaylee Ronan era de las que les importaba más la felicidad de los demás que la de ella misma.

Dueña de miradas de muchos muchachos, y envidias de muchas de su ciudad, Kaylee conservaba su humildad, y su poco ego, casi nulo. A pesar de estar rodeada de amigos, y ser bastante popular por su apariencia, y amigable personalidad, ella tenía un mejor amigo, Irreemplazable, y que no cambiaría jamás por nada del mundo. Liam Payne. Compartían meriendas, almuerzos, cenas, y noches, y su amistad siempre se iba fortaleciendo. Su actitud confortable, y animadora provocaba algo en él que nadie había logrado; le sacaba sonrisas, risas, y quedaban marcados en los dos, momentos inolvidables, e imposibles de borrar.

Caprichosa, y testaruda como ninguna. Cuando quiere algo lo conseguirá, y no se rendirá hasta conseguirlo. Aunque sus cualidades no coincidan mucho con sus defectos, ella es así. Y casi toda la ciudad de Wolverhampton le consideraba diferente. Además ella había sido de esas niñas que la pubertad había cambiado y ayudado bastante. Aún así su personalidad nunca cambió. Vivaz y alocada, con ganas de vivir, y disfrutar de su vida, como siempre.

En cuanto a los amoríos, no era de tener muchos. Había tenido unos tres en su adolescencia, con el último había entregado su virginidad, lo más preciado para ella en ese momento, para que luego este la rechazará y tratará como un trapo sucio. Liam, y sus demás amigas/amigos se encargaron de unir los pedazos del corazón roto de Kyalee Ronan. Prometió no volver a abrir las piernas hasta el matrimonio, idea que consterno a todos. Liam la apoyó. Como siempre lo hacía.

Él llegó a la fama, y ella también. Ambos sueños se habían cumplido. La mente soñadora de Kaylee no había fallado nunca, y cuando se le dio la oportunidad del modelaje en Victoria Secret, ella no rechazó la oferta. Era su pasión. Posar, que la maquillen, que la vistan, le encantaba, y más si ganaba unos cuantos billetes. Su vida estaba completa. Tenía amigos, felicidad, no necesitaba un chico al lado. No tenía  Liam, pero siendo ambos famosos, no serían difícil un reencuentro.

Pero un día todo cambió. Un suceso provocó que la personalidad de Kaylee cambiará al extremo. Luego de ser una de los ángeles, y llegar a la fama como su mejor amigo, Liam; Kaylee sufrió un hecho que nunca logrará olvidar. En el reencuentro con Liam, él notará el cambio de actitud en su amiga. Y hará lo imposible hasta saber que es lo que ocurrió. La alegre Kaylee había desaparecido, una amargada, fría, sarcástica, antisocial, y insensible había aparecido. Y con ello, una historia difícil de contar.


Rol:  •el que la conoció en la infancia. | la que ya no es la misma chica alegre de antes.

Chico: Liam Payne

Fic/one de tu autoría: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]. Si quieres más pueden pasarse por mi galería :3


Última edición por .Juli. el Vie 17 Ene 2014, 7:44 pm, editado 4 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Runway Angels. | audiciones cerradas. resultados

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 15. Precedente  1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.