O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por Frey. el Lun 13 Ene 2014, 9:15 pm

Ahorita subo mi fichita ahorita :3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por ceonella. el Lun 13 Ene 2014, 9:20 pm

Sisi esta bien :')

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por Frey. el Lun 13 Ene 2014, 10:03 pm

Lucy Wheeler & Devin Oliver





Rol: El cantante fanático de SWS | La guitarrista fanática de la música en general.
Nombre de los personajes:  Lucy Wheeler & Devin Oliver (No pude cambiar su nombre, es demasiado perfecto.-.)
Representantes: Kristen Stewart & Devin Oliver
Edad: 16 & 17 años
Capítulo o shot de tu autoría: 
♡ Escrito de mi autoría:
Capítulo "004"
Dia de la cosecha, distrito 13. Frey Castronovo [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Por un momento me agradaba mirar hacia el horizonte. Tratar de recordar los momentos de la rebelión como si yo hubiera estado ahí, como si yo hubiera ayudado a liberar a Panem… aunque fuera solo por un pequeño tiempo.
     No tenía permitido a estar aquí. De hecho nadie lo tenía, más que los agentes de la paz y el alcalde Anthony. 
     Solo eran pedazos de escombros, muros caídos y algunos deteriorados… amaba venir a este lugar. 
     
—Sabes que no debes de estar aquí
      No tenía que siquiera mirarlo para saber quién era. Ni siquiera le dedique una mirada, solo quería estar lejos de todos y de todo antes de que comenzara la cosecha. 
     —¡Frey! —lo escuchaba gritar mi nombre mientras corría detrás de mí—. ¿Realmente crees que es el día para ignorarme? 
     —Puede ser una buena opción
     Ahora ya no estaba detrás de mí, sino a un lado. Turner miraba a su alrededor como si en algún momento alguien le fuera a dar un tiro en la cabeza, por eso odiaba que me buscara.
     —No sé por qué te gusta venir a este lugar —observaba con desprecio los escombros y los arboles sin hojas, solo troncos y ramas.
     —Es lo único que queda de la rebelión, es lo único que nos queda de libertad —se podía notar la nostalgia en mi voz
     —Deberías mejor enfocarte en lo que puede ser en un futuro, y preocuparte por las acciones que tomas. 
     —¿Para qué? Turner, nos tratan como sus mascotas… además de que todo el Capitolio jamás nos quita el ojo de encima, como si fuéramos una gran hazaña 
     —Debes entender que después de dos rebeliones en el mismo punto de reunión, debe de haber mucho cuidado en ese aspecto 
     —Es simplemente injusto… 
     —No creo que el Capitolio haya sido justo alguna vez, Frey




Miraba mi reflejo frente al espejo, aún sigo sin creer que me tenga que arreglar tanto para este maldito día. No hacía nada especial, simplemente miraba mi reflejo en aquel gran espejo. 
     —Te ves muy hermosa —escuche la voz de Turner cerca de la puerta
     —¿Cómo fue? 
     —¿Qué? 
     —Cuando cumpliste diecinueve, cuando supiste que tu nombre seria borrado de la urna… que ya no irías a la los Juegos 
     Me quede en shock, simplemente pensando que a mí solo me faltaban dos años más para que eso me sucediera a mi… claro, si no salía elegida.
     —No te negare que si me dio un alivio pero solo por un rato
     —¿Por qué no todo el tiempo? 
     —Por qué tu nombre seguiría saliendo
     No evite poder mostrar una sonrisa cuando dijo eso, aunque peleáramos casi todo el tiempo… es mi hermano y siempre va a estar ahí para mí como yo para él. Únicamente nos tenemos mutuamente. Nadie más.
     —Te queda el negro, resalta tus ojos
     Era cierto. Aquel vestido hacia que mis ojos claros fueran más visibles y mi cabello lucia más rubio de lo normal también dejando que aquellos mechones oscuros se hicieron notar un poco más,
     —La hija de alcalde Anthony Castronovo tiene que verse bien ante las miradas del Capitolio y de los otros distritos… —dije mientras imitaba la grave y molesta voz de mi padre 
     —… la imagen lo es casi todo, después viene la lealtad a Panem. Algo que mis hijos deben reflejar —siguió mi comentario mientras lo imitábamos bastante bien.
     En apariencia, éramos los hijos perfectos. Podríamos dar una gran imagen al Capitolio. Pero nuestra reputación no era la mejor. Turner apenas era conocido, y eso solo por qué es hijo del alcalde; en cambio mi nombre no dejaba de sonar por todo el distrito. A cada rato formaba unos pequeños disturbios. 
     Bajo la manga de mi vestido era muy visible un gran moretón que tenia de hace unos días. Un pequeño encuentro con un agente de la paz. Casi me matan, si no hubiera sido por mi padre. Quería dar su punto de padre protector aunque yo sabía que era para su reputación. 
     —Tengo miedo, Turner
     —Ahí voy a estar, Frey




Las filas eran interminables y los rostros de miedo abundaban en todos los que estábamos en la cosecha. Los agentes de la paz eran más malévolos cada vez más, tal vez por el único hecho de que somos del trece.
     El pinchazo aun me ardía y una niña que estaba frente a mí no avanzaba. La tome de los hombros por un leve momento y ella volteo aterrada y con su rostro lleno de lágrimas.
     
—Tranquila
     —Quiero ir con mi mama —lloraba y lloraba la pequeña castaña
     —Escucha —me hinque frente a ella tratando de tranquilizarla—. Solo quédate callada, no hagas nada y te prometo que volverás con tu mama
     Un agente de la paz me levanto y casi me lanzo hacia donde estaban las chicas de mi edad mientras la pequeña niña se quitaba las lágrimas de los ojos lo más rápido que pudo.
     Por un momento me vi en ella. Me vi cuando solo tenía nueve. Me vi cuando el cuerpo de mi madre estaba sin vida, en el suelo de la plaza. Me vi cuando le dije a mi padre que quería ir con ella. Me vi cuando quería ir con mi difunta madre.
     Mi padre se arrimó al micrófono y comenzó a parlotear sobre el discurso que daba todos los años. Específicamente nos hablaba de cómo ni el sinsajo, ni el símbolo de la rebelión, ni la chica en llamas pudo contra el Capitolio. 
     Ahora paso Cornelius Lagler a anunciar a los desafortunados de este año.
     —Las damas primero —dijo (según él) muy caballeroso.
     Su mano había entrado a la urna y mis ojos se cerraron de pronto. No quería ni siquiera ver sus labios cerca del micrófono. Mi respiración comenzaba a tensarse.
     —Raiza Roslan
     Por un momento volví a la tranquilidad aunque ese momento fue demasiado corto. La pequeña castaña que había estado llorando frente a mí, pidiendo por su madre ahora avanzaba hacia el escenario. 
     ¿Acaso podría vivir yo con ese recuerdo de sus lágrimas  frente a mí? ¿Llorando en la arena por su madre? No. No creo que pueda vivir con eso. 
     —¡Soy voluntaria! ¡Soy voluntaria como tributo!
     Camine lo más rápido pero tratando de conservar la tranquilidad. La niña me veía desentendida pero me abrazo por un milisegundo. 
     —Ahora ve con tu mama
     La niña solo siguió corriendo. Mientras yo trataba de contener las lágrimas. Cornelius me esperaba alegremente y en el rostro de mi padre había la sonrisa más grande que jamás había visto.
     —Creo que no necesitas presentación pero debemos de decir que la hija menor del alcalde Castronovo es ahora parte de Los Juegos del Hambre.
     Pude fijarme solo en un rostro. El de mi hermano. Lleno de lágrimas y tratando de portar la postura adecuada, al igual que yo.
     —Ahora los caballeros —Tomo nuevamente el nombre pero ahora no había casi nada que me importara. Mi hermano ya no estaba ahí—. Cameron Bennet
     Tal vez una o dos veces lo abre visto pero jamás cruce palabra alguna con él.
     Ojos aguados. Como los míos. 
     Podía escuchar la voz de mi padre en mi cabeza, diciendo “Estoy orgulloso de que vayas a Los Juegos del Hambre a morir como te mereces”
     —¡Y los tributos del distrito trece son Freya Castronovo y Cameron Bennet!


Rock N' Roll!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por anamelissap el Jue 16 Ene 2014, 12:03 am

Hellooo  voy a audicionar para el tercer rol.
La idea está genial! :3 
Y casi me da un ataque cardiaco cuando vi Green Day, Imagine Dragons y Coldplay juntos  
Voy a escoger personajes y te dejaré mi ficha :3
avatar


Ver perfil de usuario http://letyesterdaybe.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por anamelissap el Jue 16 Ene 2014, 1:11 am

.

Ginevra Müller & Ivo Crane






Rol:El baterista fanático de Green Day | La cantante fanática de Imagine Dragons y Coldplay.
Nombre de los personajes: Ginevra Müller & Ivo Crane
Representantes: Nina Dobrev & Dylan O'Brien
Edad: 17 & 19
Capítulo o shot de tu autoría:

Escrito :A:
How to Save a Life

Estaba cansado de escuchar a mi madre y Brandon pelear. Nunca se detenían y… sólo habían pasado dos semanas desde la boda. Quería llamar a nuestro abogado para obtener nuevos papeles de divorcio, esta vez para el esposo número… cinco. Podría dejarlos sigilosamente en la mesa del comedor y tal vez mi madre los encontraría durante una de las constantes discusiones matutinas. Con suerte los firmaría, y al fin podría echar a Brandon a la calle.

Ja-ja.


No sucederá.


Toda mi vida mi madre me había obligado a vivir con sus conquistas, tratarlos bien―no era muy bueno en eso― y tragarme las ganas de querer salir corriendo de ese infierno. Además, el gran idiota, que se creía mi padre, pasaba las tardes burlándose de mí por nunca haber traído una chica a la casa.


No, no soy homosexual.


Luego de gritarle a mi madre que estaba estudiando y que no necesitaba los gritos para  concentrarme, pude tener un poco de paz. Cualquier madre se hubiera disculpado con su hijo y hubiera plantado un beso en su mejilla, pero mi madre es demasiado especial.


Me puse de pie. Debía bajar y preparar mi cena ya que en esa casa nadie se preocupaba por cenar juntos, preparar la comida a los demás o siquiera comprar una verdura.


Cuando llegué a la cocina, había un pavo dentro del horno y un gran desorden. Lo crean o no, mi madre estaba cocinando.


Mi mentón de seguro llegó hasta manto de la Tierra, porque mi queridísima progenitora se acercó a mí y dijo:


―Hijo, cierra la boca y baja tus cejas. Tu frente será un desastre y tendrás que usar
 Botox a los 25 años―Durante el primer segundo, pensé que tenía una madre normal, pero…no. Nunca la tendré.

― ¿Qué es todo esto? ―Indagué para olvidar el tema del…eh… ¿Votón?
―Esto es una cena―Obviamente, madre―. Hoy somos sólo tú y yo― Oh, qué bien. Había echado a Brandon de la casa.
― ¿Y Brandon? ―Estaba preparado para declarar ese día como el quinto mejor en mi vida. El primero fue cuando dejó a Gerardo; el segundo, a Daniel; el tercero, a…no recuerdo su nombre; etcétera.
―Está buscando mi anillo de compromiso―Genial. Gracias por interrumpir mi fantasía―. Lo llevó a una joyería en Sydney para agregarle un nuevo diamante.
―No me interesa―Afirmé mientras movía mis pies hacia el comedor. Si ella quería preparar la cena, yo no la iba a ayudar.

Al rato, llegó al comedor con dos platos de comida, un vino, una copa, y un vaso de agua.


Tengo 18 años, pero gracias por no considerarlo. Hubiera sido bueno tener una copa de vino para distraerme.


―Edmund llamó mientras hacías tus deberes―mencionó mientras cortaba un pedazo de pavo y lo llevaba a su boca―, quería que lo llamaras cuando no estuvieras ocupado.


Edmund era mi mejor amigo. Él vivía en Austria, yo en Australia. Y para las personas que no saben geografía, entre Australia y Austria hay unas 9 920 millas de distancia. Demasiada distancia, lo sé.


― ¿Y por qué mierda no me dijiste? ―Repliqué mientras me ponía de pie.

―Él dijo “Cuando no esté ocupado”. Estás ocupado, Thomas―Recalcó mientras me obligaba a sentarme con la mirada. Obedecí físicamente y me senté, pero verbalmente, no pensaba quedarme callado.
― ¿Ocupado con qué? ¿Cenando contigo? No cenamos juntos desde que apareció Daniel. ¡No tengo ni el más mínimo interés en estar aquí!―Grité antes de clavar mi tenedor en el pedazo de pavo que había en mi plato. Ni siquiera me gusta el pavo y mi madre no lo sabía.
― Dame una oportunidad. ¿Sí?
― ¿Hablas en serio? ―Inquirí  mientras miraba el plato con repugnancia. ¿Era capaz de pedir una oportunidad?―. Ni siquiera me gusta el pavo, mamá. 
―Sé que no te gusta, Thomas, pero busqué una manera de cambiarle el sabor. Pruébalo―Excusa barata.
―No―Dije mientras tomaba mi vaso de agua―ahora vacío― y lo llenaba de vino―. Y para tu información, puedo tomar vino.
―Pruébalo, Thomas.
―No.
―Hazlo.
―No―Y luego llega el momento en el que tu madre te mira y no puedes desafiarla. Tuve que obedecer―. Está bien.

Sabía asqueroso.


Me levanté de la silla y lancé mi plato hacia la pared. No me castigaron, sólo me decomisaron mi computadora por una semana.


Cuando al fin pude entrar a internet, no vi a Edmund en ninguna red social, pero dejó un mensaje en mi correo el día anterior. Decía:


“Tú madre habló conmigo hace una semana. Le recomendé pasar una noche a solas contigo. Fue muy linda conmigo y agradeció mi consejo. Espero que lo haya seguido. Ojalá yo hubiera tenido una madre como ella.


¿Sabes, Thomas? Hay cosas que no sabes de mí. Cosas como que soy huérfano y vivo en un orfanato. Cosas como que cumplo 18 años mañana y no tengo dinero para pagar mis estudios. Cosas como que ya no tengo ganas de vivir. Quería hablar contigo sobre eso para saber si podía viajar a Australia y vivir con tu familia sólo mientras conseguía un poco de dinero para estudiar.


Ya acabó mi tiempo para usar el internet de este orfanato. Empaqué mis cosas; sin embargo, no pienso llevarlas a donde voy. No quiero vivir en la calle. Así que espero que tengas una buena vida y que seas feliz. Yo trataré de serlo en el infierno… Gracias por ser mi único y mejor amigo, muchas gracias.”


Una lágrima se resbaló por mi mejilla al leer las últimas oraciones. Si no hubiera tratado mal a mi madre, ella no me hubiera decomisado mi computadora, y hubiera podido decirle a Edmund que podía vivir con nosotros.

Millones de recuerdos transitaron mi mente: El inexistente parecido que tenía con su “madre”, quien de seguro era la dueña del orfanato; lo incómodo que estaba cuando hablaba de mi enorme familia; lo mucho que odiaba la fecha de su cumpleaños―años después, supe que ese era el día que había sido abandonado en la puerta del orfanato―.


Si no hubiera sido un patán, hubiera podido salvarlo.

GIF:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Última edición por anamelissap el Jue 16 Ene 2014, 2:34 am, editado 4 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://letyesterdaybe.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por Pevensie el Jue 16 Ene 2014, 1:24 am

Holuuuuuuuu, ya participo
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por Pevensie el Jue 16 Ene 2014, 1:47 am




Carrie Edwards y Luke Anderson





Rol:El baterista fanático de Green Day | La cantante fanática de Imagine Dragons y Coldplay.
Nombre de los personajes: Carrie Edwards y Luke Anderson
Representantes: Annashopia Robb y Harry Styles
Edad: 16 años y 19 años
Capítulo o shot de tu autoría:
Caap:
“Heather, no! – Gritó Marie, mi madre, mientras sentía cómo mis manos apretaban el gatillo”
Me desperté luego de una horrible pesadilla. Cada mañana comenzaba con aquella sensación de miedo y angustia que había sentido ese día, el recuerdo siempre volvía y mis ganas de llorar aumentaban. Jamás había querido matarlo, pero había sido un accidente. ¿Quién iba a pensar que una persona podría caminar justo hacia la bala? ¿Por qué debía pasar justo por ahí?
Me levanté de la cama y caminé hacia el tocador. Mi cara, como siempre, pálida y ojerosa. Jamás había tenido color en las mejillas y había nacido prácticamente con bolsas bajo mis ojos. Caminé hacia el baño y me di una larga ducha fría. En mi mente, se repetían los gritos mientras mis sollozos se habían audibles.
“- Asesina, lo has matado – Gritaba mi llorosa madre”
Salí de la ducha, más nerviosa que antes. Era mi primer día en la nueva ciudad, y no sabía cómo me recibiría la gente. ¿Se enterarían alguna vez de que tienen como vecina a una asesina? No, pero yo no era considerada una joven peligrosa ¿o sí?
De repente, escuché una voz que me hizo sonreír. La voz que me había salvado en varias ocasiones y que iluminaba mis mañanas más oscuras.
- Heather, ¿dónde estás? – Escuché como Harry cerraba la puerta y dejaba unas bolsas en el recibidor.
- En el cuarto. – Dije, mientras comenzaba a vestirme. Escuché como la puerta se abría y unos brazos fornidos me abrazaban. Era él, lo sabía. – No te había escuchado salir, pensé que te vería al despertar.
- Lo siento, ángel. Salí a comprar donuts para el desayuno, quería que me acompañaras pero te veías tan linda durmiendo que no quise molestarte. – Depositó un suave beso en mi cuello y me di vuelta, abrazándolo más fuerte. Sus brazos se tensaron al sentir mi desesperado apretón. - ¿Has vuelto a tener otra pesadilla, Heather?
- Sí, pero es siempre la misma. – Comenté, me solté de sus brazos y me dirigí hacia la cocina. Jamás le había contado mis pesadillas, pero él ya sabía cuáles eran mis recuerdos. Harry había estado presente, él había visto todo.
- No me esquives, sabes que debemos hablar de eso. – Sentí sus pasos caminando detrás de mí, me estaba siguiendo y lo sabía pero yo no necesitaba hablar del tema. Yo necesitaba que me haga olvidar todo y me diga que las cosas irían bien. –Sé que no quieres hablar, pero algún día debemos dejarlo ir.
- No puedo dejarlo ir, Harry. Soy prófuga de la justicia y eso no lo olvidará la policía. Si me encuentran, iré presa y tú lo sabes. Así que no me pidas que me olvide de mi problema porque no pasará. Y lo sabes. – Sabía que no debía gritarle ni ponerme nerviosa, pero me molestaba mucho que siempre me dijera que debía olvidarlo. ¿Cómo puedo olvidar algo de lo que me arrepiento? ¿Cómo puedo olvidar su sonrisa, antes de morir? ¿Cómo puedo olvidar los gritos desgarradores de mi madre? ¿Cómo puedo olvidarme de haber asesinado a mi hermano? – Para ti, todo es fácil. Steve no era tu hermano, era el mío y jamás podré olvidarme de él.
- No era mi hermano, pero lo quería como tal. – Estaba provocando su ira, y lo sabía. Agarró mis muñecas y me empujó contra la pared. Esto iba a terminar mal, podía presentirlo. - ¿Crees que no me arrepiento de haberte dado ese arma? La culpa es tanto tuya como mía, y no puedes cambiarlo. Algún día debes dejarlo ir, aunque sea doloroso.
- Tú me diste el arma, pero yo apreté el gatillo. Es mi culpa, mi problema. – Comenté mientras luchaba por soltarme, me estaba empezando a cansar de estas discusiones matinales. – Ahora suéltame, ya me estoy cansando.
- No te soltaré hasta que entiendas, y lo harás por las buenas o por las malas. Tú elijes, ángel – Dijo mientras me colocaba un mechón de pelo detrás de la oreja.
- Tú debes entender que es difícil y siempre lo será. Tú no sabes lo que es escuchar a tus padres gritándote “basura”, ya no me reconocen como su hija. Ahora sólo soy una fulana que mató a su hijo, sólo eso.
- Ángel, no llores. - Me estrechó entre sus brazos, donde me sentía protegida. Harry era la única persona que me hacía sentir segura con sólo abrazarme. Comencé a sollozar mientras escuchaba su voz diciéndome que todo estaría bien.
- Gracias – Comenté mientras me secaba las lágrimas y me separaba de la seguridad de sus brazos. Antes de irme, agarró mi brazo y me di vuelta para encontrarme con sus dulces labios sobre los míos. - ¿Prometes que todo estará bien?
- Te lo prometo, ángel. – Volvimos a juntar nuestros labios, haciendo que el momento sea agradable y re confortable.
                                          ___________________________________________
Ángel, cada vez que me llamaba así mi corazón se aceleraba. Era un apodo que me había puesto en la secundaria, cuando nos conocimos. Ese día había sido mágico, había sentido la chispa desde el primer momento en que lo había visto. Era mi mejor amigo y nada cambiara eso, ni mis sentimientos.
                                        _____________________________________

Debía conseguir trabajo, pero prefería esperar a que la tormenta cesara. Me miré al espejo por última vez, y salí. Harry me esperaba sentado en el sillón blanco del living, mientras miraba su reloj. Caminé hacia su lado y me senté.
- Hoy, conocerás a unos amigos. – Me miró a los ojos y agarró mi mano, dándome seguridad.
- No estoy muy segura de esto, Harry. – Le dije mientras comenzábamos a pararnos. Él quería que tuviera nuevos amigos, pero yo no estaba segura de compartir el mismo deseo.
- Tranquila, les caerás bien. – Depositó un pequeño y dulce beso en la comisura derecha de mis labios, él confiaba en mí y yo confiaba en él.
 
OS Parte 1 "Nota de Suicidio:
Caminaba sin rumbo alguno por las desoladas calles de mi ciudad. Me dirigía hacia mi destino. El cielo estaba nublado y había una gran ventisca. Mi mente se concentraba en estar en blanco. No quería pensar en nadie. No podría hacerlo, llevaba demasiado tiempo tratando de buscar una solución. Pero no había salida, era como el carrusel. Sólo que sin niños felices, ni deslumbrantes caballos en los cuales uno se podía sentar. Una vez que entrabas no salías. Tanto tiempo sentado escuchando como todos se mofaban de mí, y yo sin hacer nada. Insultos, golpes y demás cosas que me llevaron a esta situación. Mis padres me despreciaban y mis hermanos me molestaban. En un momento llegué a pensar que era adoptada, pero era demasiado parecida a mi madre como para poder serlo. Mi pequeña hermana y mi hermano mayor, dos terremotos andantes. Ella me sacaba cosas, mientras que él me ignoraba. Mis compañeros eran los peores, me molestaban por ser diferente. La sociedad en sí te impulsa a ser una copia idéntica de los demás, pero yo tengo otros ideales y pensamientos. Soy libre en todos los aspectos, mientras que ellos no. Me acusan de monja, chupa medias y demás cosas por ser buena alumna. Ya no hay salida, no dejaré que nadie me convenza de hacer lo contrario. Me cansé de auto-flagelarme, quería una solución fácil y menos dolorosa. Múltiples cortes se hallaban en mis brazos y piernas. Todo esto por la mierda que había a mí alrededor, pero no todo causado por mis compañeros y mi familia sino por él. Mi primer amor, mi primer beso, mi primera vez, mi primer novio, Liam Payne. Todavía recuerdo el día que lo conocí, se veía tan guapo con su chaqueta de cuero y sus jeans. Pero todo fue una simple ilusión. La típica historia del popular y la nerd, como la dama y el vagabundo. Dos clases distintas, dos estatus distintos. Pensaba que juntos podríamos derribar ese prototipo de alumnado, pero me equivoca. Sólo era un rufián, un sin vergüenza, un asqueroso manipulador. La primera vez, la recuerdo como si fuera ayer. Segada por la emoción me dejé llevar, sin darme cuenta de que me estaban filmando. Los días de vacaciones de invierno habían pasado lentos y agotadores sin sus llamadas, ni sus visitas. Lo esperaba como una esposa que espera que su marido vuelva de la guerra. Recuerdo haber terminado las vacaciones con una sonrisa, él me había enviado un mensaje. Me declaraba su amor, pero eran sólo palabrerías. Llegar al instituto fue lo peor que pude hacer, me hubiera quedado en la cama ese día. Las risas se escuchaban por el pasillo. Estaba acostumbrada a que se rían de mí, pero no tanto como ese día. Comencé a ver muchas personas reunidas en el sector de audio-vídeo. Recuerdo verlo con una sonrisa burlona. Les estaba enseñando el vídeo de mi primera vez haciendo el amor con él, aunque creo que sólo fue sexo. “Gané la apuesta” gritaba triunfante por el pasillo. Le pedí una explicación, a lo que él contesto “cariño, no quiero nada contigo. Era una puesta, fuiste difícil de conseguir monjita”. Mis lágrimas caían a montones. Es hasta el día de hoy que lo sigo viendo, se enamoró de otra chica. Pura coincidencia que fuera mi hermana, pero así es la vida.


Asdasdasd:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por Drama♥Queen el Jue 16 Ene 2014, 5:03 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Jue 16 Ene 2014, 2:50 am

¡OMAIGA!    ¡Necesito audicionar!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Jue 16 Ene 2014, 3:43 am

Miranda Shay y Max Irons







Rol: El guitarrista fanático de los Beatles | La cantante fanática del punk.
Nombre de los personajes: Miranda Shay y Max Irons.
Representantes: Lily Collins y Max Irons.
Edad: 20 años.
Capítulo o shot de tu autoría:
Spoiler:
Abrí los ojos y Harry ya no estaba a mi lado. Mi única compañía era la lluvia, que caía torrencialmente y golpeaba la ventanilla del auto con violencia. En cualquier momento comenzaría a granizar y nuestra cita se arruinaría por completo.
—Piensa positivo Lizzie, piensa positivo —me dije a mi misma inhalando y exhalando.
Abroche mi abrigo e intente hacerme bolita en el asiento de copiloto. Hacía tanto frio dentro del auto que me castañeaban los dientes y podía ver las venas de mis brazos con claridad. Como medida desesperada por entrar en calor frote mis manos y sople aire caliente sobre ellas, pero aun así la corriente helada que entraba por los orificios de las puertas me rodeaba y opte por cruzarme de brazos. Un foco se prendió sobre mi cabeza e intente acercarme para encender la calefacción cuando escuche un grito proveniente de fuera que me hizo empalidecer.
— ¡Suéltame!
Era la voz de Harry, y no se escuchaba muy lejos, ¿Acaso se había metido en algún problema? En definitiva no me quedaría a esperar la respuesta. Salí del auto sin importar la lluvia y arroje mis zapatillas dentro del auto para que no se llenaran de lodo. Las enromes gotas heladas que caían de las nubes golpeaban mi rostro y hacia tanto frío que podía ver mi aliento mientras corría descalza por el asfalto. Pero eso no me importaba, necesitaba encontrar a Harry y saber porque había gritado de esa manera.
— ¡Harry! —chille, esperando respuesta.
— ¡Entra al auto Elizabeth! —me ordeno a lo lejos, comencé a seguir su voz.
— ¡¿Dónde estás?! —grite mientras corría en círculos.
— ¡No ven…!
Paro de hablar como si algo o alguien lo hubiera interrumpido y yo me desespere. ¿Por qué demonios habíamos parado en este lugar en primer lugar?, tantos lugares para cargar combustible y a mi novio se le ocurrió uno lejos de cualquier rastro de civilización. Seguí corriendo a ciegas ya que la lluvia no me permitía observar el camino con claridad, hasta que no muy lejos pude divisar un chico de espaldas con un paraguas en mano.
—Harry…
Mi voz se cortó y la sonrisa en mis labios se desvaneció en el momento que él se giró para mirarme y yo pude ver a una chica colgada de su cuello con sus labios pegados en los de mi novio.
—Elizabeth —dijo mi nombre, arrojándole el paraguas a la castaña que lo acompañaba.
— ¿Para eso paramos aquí? —pregunte cuando las saladas lágrimas comenzaron a  bajar por mis mejillas— ¿Para encontrarte con ella mientras yo esperaba en el auto?
—No es lo que parece —dijo, mientras se acercaba— yo te prepare una cita, aquí mismo y te deje en el auto para verificar que la lluvia…
— ¡No estoy ciega, yo sé lo que vi! —Grite con furia— no… ¡No vuelvas a buscarme jamás Harry!
Di la media vuelta decidida a seguir mi camino pero el tomo mi brazo con tanta fuerza que la presión comenzó a lastimarme.
—Déjame explicarte, Elise es…
—Vamos Harry, dile lo que en verdad somos —interrumpió la recién nombrada mientras se acercaba a nosotros— nos hemos estado divirtiendo mucho a tus espaldas, Lizzie.
La chica dijo mi sobrenombre con tanta burla y malicia en su tono de voz que me entraron unas inmensas ganas de desquitar todo mi odio hacia ella y romperle la nariz, pero no dejaría que el enojo me transformara. Mire a Harry, este me observaba desesperado y empapado por la lluvia.
—Aléjate de mí.
Me solté de su agarre y corrí, corrí lo más rápido que pude para que no pudiera alcanzarme. El sonido de su voz gritando mi nombre a lo lejos me taladraba el oído, pero no pensaba volver, pesaba más el orgullo que el amor.


PD: El capitulo es corto, pero es porque nunca e publicado un fic y eso es lo único que pude exprimir de mi cerebro a las 3:40 de la madrugada. Si necesitas algo mas largo tu dime y yo lo corrijo.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por ceonella. el Jue 16 Ene 2014, 10:49 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:.






Dánika & Joshua







Rol: Ambos cantantes
Nombre de los personajes: Dánika Mellark y Joshua Petterson
Representantes: Noel Birdy y Damian McGinty
Edad: 18 y 20 años.
Capítulo o shot de tu autoría:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Abreme :
Hola :33 Esta es la ficha que dejaste en hide, si quieres que ponga las fichas de los personajes avisame y a ver si le falta algo :)
Supongo que las otras fichas deben llevar lo que lleva una ficha normal. Cualquier cosa luego las pongo por si acaso. Bye :)
Aceptada!

Esta muy bien ficha, amé el prologo, so capaz que me pase, esta genial, aún así tiene algunas faltas pero son pequeñas, podemos arreglarlas. Suerte, ya estas audicionando :)

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por ceonella. el Jue 16 Ene 2014, 10:52 pm

MariajoseMercyForever escribió:
Summer Urie & Louis Lewis


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Rol: Ambos cantantes.
Nombre de los personajes: Summer Urie Way & Louis Lewis Drew.
Representantes: Frida G. & Louis Tomlinson.
Edad: 20 & 22 años
Capítulo o shot de tu autoría: 
escrito:
El día era soleado, los pájaros volaban y tarareaban una alegría melodía. Pero en cambio, ese día fue perfecto para su entierro, era el día de su cumpleaños número diecinueve al igual como su aniversario de tres gloriosos años junto aquel chico de cabello castaño, rizado y de ojos verdosos. ¿Coincidencia? Tal vez, nadie lo sabe.
 
Muchos sentimientos encontrados, los rostros que se podían visualizar expresaban una pequeña sonrisa en sus rostros, lágrimas o seriedad absoluta. En especial había un rostro que combinaba todas aquellas características a la perfección, no se sabía si estaba feliz o decaído, era una confusión total hacia los demás. 
 
Su porte expresaba elegancia y sutileza ya que sus brazos hacían colocados detrás de él, en su espalda con sus manos entrelazadas, vestía completamente de pies a cabeza de un color gris, era el único de ese color. Su vista estaba fija en aquel sarcófago color rojo chillante que se encontraba a un lado del taburete con un marco tamaño grande que contenía la última foto que le fue tomada a Molly Devonne Payne Smith. 
 
Observaba todo sigilosamente, excluido de todos. Desde que puso pie en aquel salón silencioso no se ha atrevido a ver la imagen de su hermana recostada en aquella caja en la cual permanecerá hasta la eternidad. Sufre en silencio, su compañera de toda la vida le había sido arrebatada de sus brazos -literalmente- cuando el más necesitaba de ella.
 
Su mente procesaba cada una de las cosas ocurridas en los últimos dos meses, todo parecía irreal e ilógico, nada coincidía. Su vista fue vagando en cada uno de los rincones de aquel frio lugar, sin embargo, todos estaba presentes, familiares y amigos cercanos, todos, excepto el. Harold Edward Styles Cox. 
 
Sus ojos estaban cerrados momentáneamente respirando una, dos y tres veces profundamente. La brisa del aire acondicionado caía directamente en su rostro, tomo el pedestal del micrófono entre sus manos colocándolas a su gusto o como mejor cómodo se sintiera. 
 
Las luces se apagaron y el reflector solo lo iluminaba a él, a nadie más. El compas de la música comenzó a invadir en sus oídos a la vez que abría sus ojos lentamente, sus pupilas estaban vacías, sin ese brillo que tanto le caracterizaba, dilatas y rojizos. Una imagen bastante desaliñada por su parte, pero nada de eso le importaba, lo único que anhelaba era sacar a flote todos sus sentimientos, por el, por ella…
 
En su mente automáticamente todos los espectadores desaparecieron dejándolo solo junto con su dolor, a como avanzaba la canción su voz era más brusca, ronca y sentimental. Lo necesitaba, la necesitaba. Al finalizar las últimas estrofas de la canción, miro una vez más hacia el frente y sus ojos completamente confundidos… la miraron. Lucia neutral, en paz y completamente hermosa. Como la recordaba.
 
Una sonrisa muy poco visible se reflejo en su áspero rostro pero que al instante fue borrada al encender por completo todas las luces del recinto, dando a ver y a pensar que su mente le jugó un mal sabor de boca. Sin decir más bajo por las escaleras y por último, la salida.
 
Y todos se preguntaran: ¿Por qué el castaño no está en el funeral de la chica? 
 
Su respectiva era que el no necesitaba estar en aquel lugar para despedirla, ya que el aun se negaba rotundamente su perdida. Primer paso: La negación. Su corazón más que nada le gritaba con todas sus fuerzas que ella aun seguía con vida, con él. Pero su cerebro y mente le decían lo contrario… era tanta su frustración que su única salida fue ir a cantar especialmente para ella, para sacar a flote sus sentimientos, desahogarse por completo.
 
No podría presentarse en aquel lugar, claro que no podría; en cuando entrara se derrumbaría por completo y una de sus debilidades era el ser tan sensible, algo que ama y odia a la vez. Pero qué clase de novio, amigo e incluso hermano seria si no se presentase… no era sencillo, aun no estaba listo para esas clases des situaciones o dichas escenas. 
 
Nadie le enseño como enfrentarse a tales situaciones, nadie le advirtió que esta sería una de sus consecuencias, nadie, absolutamente nadie le previno lo que vendría en un futuro. Le temía a lo que podría convertirse sin aquel apoyo incondicional que le brindaba, el sabe que nadie es indispensable en esta vida pero todos necesitan de esa persona, de ese propósito por el ser mejor persona o querer levantarse por las mañanas solo para verla una vez más.
 
Harry lo tenía claro o eso suponía el. Sus ojos comenzaron a causar un ardor terriblemente molesto y se sentía demasiado cansado, bastante. Se acerco con cautela a una cafetería y sin más ni menos se acomodo en una de las mesas exteriores del establecimiento, al hacer espera de un mesero tomo su celular y pudo notar como en las redes sociales navegaba su recién acto en el recinto anterior.
 
La noticia del inesperado pero ya previsto fallecimiento de Molly se esparció tan rápido como el viento y su celular se llenaba cada vez más de notificaciones de pésames o pregunta incoherentes que no tenía el mínimo interés en leer o contestar. El último mensaje que recibió fue de Liam preguntándole en donde se encontraba y si estaba con bien. El castaño suspiro y apunto de contestarle el mensaje, sin previo aviso o permiso tomaron asiento enfrente de él en la mesa que Harold ocupaba.
— Harry Styles, así que los chismes son ciertos ah —Expreso sin conciencia alguna aquel chico de cabellos rubios.

El incomodo se acomodo mejor en su asiento y contesto. — ¿Disculpa, te conozco?

— No, pero yo a ti si —Sonrió — Lo bastante —Finalizo con un levantamiento de hombros restándole la debida importancia.
otro escrito:
Era sin duda alguna un día muy agitado para los empleados del restaurante “Julie’s” ya que al ser sábado por la noche es cuando más personas acuden a dicho local, se sentía el estrés y sobre todo la presión en ellos, sus vistas a cada cinco minutos se dirigían hacia aquel gran reloj, implorando que las manecillas del reloj llegaran al número once.

Poco a poco los clientes se retiraban del restaurante más que satisfechos y fue más que un gran alivio al igual como un gran respiro para los empleados, pero no para todos terminaba su trabajo, sino que aun faltaba la limpieza en el local, siendo un trabajo aun más cansado.

Los desafortunados en hacer aquella ardua tarea fueron tres personas, que por nombres les pertenecía como: Louis Tomlinson, Zayn Malik y Liam Payne. Los tres se miraron sabiendo lo que se les avecinaba, suspiraron cansadamente y cada quien comenzó a realizar diferentes actividades.

Liam se sentía fastidiado, cansado, harto, sin paciencia y con los nervios de punta. Realmente no se sentía con ánimos de convivir con sus amigos como solían hacerlo antes y por supuesto que ellos lo notaban. Desde hace varios meses su carácter comenzó a cambiar repentinamente, algo extrañamente inexplicable.

Louis y Zayn miraban sobre el rabillo del ojo como Liam limpiaba frenéticamente las meses del otro extremo del restaurante, se notaba su amargura a metros y sobre todo a Louis le molestaba aquella absurda e inmadura actitud de su amigo, claro, si es que aun lo eran. Zayn se sentía nervioso y sobre todo incomodo con aquella tensión entre ellos.

El moreno realmente cansado de la situación, se tomo de valor, dejo de un lado a su amigo y camino hacia donde se encontraba Liam, comenzando a recoger vasos y demás platos o cubiertos. Al igual como tomaba un gran bocado de aire, carraspeo un poco y prosiguió para finalmente hablar.

— ¿Te encuentras bien, Liam?

El castaño al escuchar la repentina voz de Zayn no dudo en sobresaltarse un poco, lo miro por unos segundos y nuevamente dirigió su vista a aquella mesa que limpiaba, limitándose solo asentir con la cabeza.

— Te conocemos, sabemos que mientes —Continuo Louis con aquella conversación.

Al escucharlo nuevamente, sus nervios explotaron que por ende lanzo con fuerza el pedazo de tela húmeda contra la mesa provocando que un sonido hueco se escuchara entre ellos, aquel par, sorprendidos miraron a Liam, notando que su respiración estaba agitada.

— Solo... no estoy de humor —Contesto con voz áspera.

— Si, créeme lo notamos... —Louis rodó los ojos mostrando obviedad. 

— ¿Qué es lo que te sucede? Nos preocupas, hermano.

El castaño rendido, suspiro y decidió que les contaría sus agonías ya que sabía perfectamente que no cederían tan fácil al rendirse, aquellos eran tan tercos y aun mas unidos, así que sabía que jamás les podría ganar.

Los chicos por reflejo tomaron dos sillas que yacían detrás de ellos, al sentarse en ellas, Liam los miro con el ceño fruncido refiriéndose al acto anterior que realizaron, ya que a veces les tenía miedo por tal sincronización que poseían en diferentes ocasiones, una de ellas, la de ahora.

— ¡Suelta la sopa, Payne! —Exigió desesperado Zayn con tanto suspenso en el aire.

— Es solo que... ¡estoy harto de tener distintos trabajos y con un sueldo de mierda! —Respondió despeinando su cabello ligeramente.

— Sabes perfectamente que hoy en día es difícil encontrar un empleo con lo que nos especializamos en la universidad —Dijo el moreno de manera razonable.

— ¡Lose! Pero ustedes no tienen que hacer lo que yo hago para sobrevivir...

El castaño observo como Louis iba a protestar contra lo que dijo hace unos segundos, pero este fue más rápido que por ende termino interrumpiéndolo.

— Y no trates de negarlo, Louis, sabes perfectamente bien que estoy en lo correcto —Expreso señalándolo con su dedo índice.

— ¡Eso te sucede por quererte independizar de tus padres! —Argumento Louis.

— ¡Disculpa por querer dejar de ser un mantenido como ustedes!

— ¡Si sigues con esa estúpida actitud terminaras solo como un maldito perro, Liam!

Después de aquellos los tres quedaron en silencio, no incomodo pero tampoco tranquilo, sino neutral. Cada quien tenía su vista perdida en diferentes puntos del restaurante, hundidos en sus más profundos pensamientos.

 — ¡Lo tengo! —Expreso el moreno levantándose de su asiento repentinamente.

Louis y Liam sobresaltados compartieron una mirada de confusión ante la repentina expresión de Zayn. El chico se miraba emocionado y como todo un genio con una gran idea que nadie se la podría sacar de la cabeza, al ver las caras de confusión de sus amigos prosiguió en contarles dicha idea.

— Nosotros te podemos ayudar económicamente, lo necesitas —Dijo con una gran ilusión. 

— Estoy de acuerdo con Zayn —Continuo Louis.

Esperanzados de que su amigo aceptara, el castaño se hundió nuevamente en sus pensamientos, indignado y sobre todo ofendido. Estaba sobre todo contra sus principios aceptar aquello, su orgullo al igual no se lo permitiría. Su rostro se tenso y sintió como sus dientes rechinaban entre ellos, clavo sus uñas en sus muñecas y respondió.

— Gracias, pero no necesito de su caridad —Respondió bruscamente, a tal grado que hasta el se sorprendió de ello.

Los chicos se quedaron expectantes a tal respuesta, el moreno desilusionado y el oji azul más que indignado, sentía como su sangre hervía al igual como se incorporaba de su asiento con sus manos hechos puños, su paciencia había sido acabada.

— ¡Perfecto! Como no necesitas de nuestra “caridad”, no creo que tengas problemas con terminar de limpiar lo restante tu solo —Escupió aquellas palabras con veneno.

— Sabes Liam, enserio que terminaras solo y créeme, nosotros no estaremos ahí para verlo... —Dijo Zayn con pena.

gif:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
muere con semejante gif  
Aceptada!

Pliz esto esta perfecto Mari mía<33, ese gif :$ ahq. Me encantaron los escritos lml, todo esta perfecto. Suerte, ya estas audicionando.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por ceonella. el Jue 16 Ene 2014, 10:54 pm

Kirk escribió:
Lucy Wheeler & Devin Oliver





Rol: El cantante fanático de SWS | La guitarrista fanática de la música en general.
Nombre de los personajes:  Lucy Wheeler & Devin Oliver (No pude cambiar su nombre, es demasiado perfecto.-.)
Representantes: Kristen Stewart & Devin Oliver
Edad: 16 & 17 años
Capítulo o shot de tu autoría: 
♡ Escrito de mi autoría:
Capítulo "004"
Dia de la cosecha, distrito 13. Frey Castronovo [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Por un momento me agradaba mirar hacia el horizonte. Tratar de recordar los momentos de la rebelión como si yo hubiera estado ahí, como si yo hubiera ayudado a liberar a Panem… aunque fuera solo por un pequeño tiempo.
     No tenía permitido a estar aquí. De hecho nadie lo tenía, más que los agentes de la paz y el alcalde Anthony. 
     Solo eran pedazos de escombros, muros caídos y algunos deteriorados… amaba venir a este lugar. 
     
—Sabes que no debes de estar aquí
      No tenía que siquiera mirarlo para saber quién era. Ni siquiera le dedique una mirada, solo quería estar lejos de todos y de todo antes de que comenzara la cosecha. 
     —¡Frey! —lo escuchaba gritar mi nombre mientras corría detrás de mí—. ¿Realmente crees que es el día para ignorarme? 
     —Puede ser una buena opción
     Ahora ya no estaba detrás de mí, sino a un lado. Turner miraba a su alrededor como si en algún momento alguien le fuera a dar un tiro en la cabeza, por eso odiaba que me buscara.
     —No sé por qué te gusta venir a este lugar —observaba con desprecio los escombros y los arboles sin hojas, solo troncos y ramas.
     —Es lo único que queda de la rebelión, es lo único que nos queda de libertad —se podía notar la nostalgia en mi voz
     —Deberías mejor enfocarte en lo que puede ser en un futuro, y preocuparte por las acciones que tomas. 
     —¿Para qué? Turner, nos tratan como sus mascotas… además de que todo el Capitolio jamás nos quita el ojo de encima, como si fuéramos una gran hazaña 
     —Debes entender que después de dos rebeliones en el mismo punto de reunión, debe de haber mucho cuidado en ese aspecto 
     —Es simplemente injusto… 
     —No creo que el Capitolio haya sido justo alguna vez, Frey




Miraba mi reflejo frente al espejo, aún sigo sin creer que me tenga que arreglar tanto para este maldito día. No hacía nada especial, simplemente miraba mi reflejo en aquel gran espejo. 
     —Te ves muy hermosa —escuche la voz de Turner cerca de la puerta
     —¿Cómo fue? 
     —¿Qué? 
     —Cuando cumpliste diecinueve, cuando supiste que tu nombre seria borrado de la urna… que ya no irías a la los Juegos 
     Me quede en shock, simplemente pensando que a mí solo me faltaban dos años más para que eso me sucediera a mi… claro, si no salía elegida.
     —No te negare que si me dio un alivio pero solo por un rato
     —¿Por qué no todo el tiempo? 
     —Por qué tu nombre seguiría saliendo
     No evite poder mostrar una sonrisa cuando dijo eso, aunque peleáramos casi todo el tiempo… es mi hermano y siempre va a estar ahí para mí como yo para él. Únicamente nos tenemos mutuamente. Nadie más.
     —Te queda el negro, resalta tus ojos
     Era cierto. Aquel vestido hacia que mis ojos claros fueran más visibles y mi cabello lucia más rubio de lo normal también dejando que aquellos mechones oscuros se hicieron notar un poco más,
     —La hija de alcalde Anthony Castronovo tiene que verse bien ante las miradas del Capitolio y de los otros distritos… —dije mientras imitaba la grave y molesta voz de mi padre 
     —… la imagen lo es casi todo, después viene la lealtad a Panem. Algo que mis hijos deben reflejar —siguió mi comentario mientras lo imitábamos bastante bien.
     En apariencia, éramos los hijos perfectos. Podríamos dar una gran imagen al Capitolio. Pero nuestra reputación no era la mejor. Turner apenas era conocido, y eso solo por qué es hijo del alcalde; en cambio mi nombre no dejaba de sonar por todo el distrito. A cada rato formaba unos pequeños disturbios. 
     Bajo la manga de mi vestido era muy visible un gran moretón que tenia de hace unos días. Un pequeño encuentro con un agente de la paz. Casi me matan, si no hubiera sido por mi padre. Quería dar su punto de padre protector aunque yo sabía que era para su reputación. 
     —Tengo miedo, Turner
     —Ahí voy a estar, Frey




Las filas eran interminables y los rostros de miedo abundaban en todos los que estábamos en la cosecha. Los agentes de la paz eran más malévolos cada vez más, tal vez por el único hecho de que somos del trece.
     El pinchazo aun me ardía y una niña que estaba frente a mí no avanzaba. La tome de los hombros por un leve momento y ella volteo aterrada y con su rostro lleno de lágrimas.
     
—Tranquila
     —Quiero ir con mi mama —lloraba y lloraba la pequeña castaña
     —Escucha —me hinque frente a ella tratando de tranquilizarla—. Solo quédate callada, no hagas nada y te prometo que volverás con tu mama
     Un agente de la paz me levanto y casi me lanzo hacia donde estaban las chicas de mi edad mientras la pequeña niña se quitaba las lágrimas de los ojos lo más rápido que pudo.
     Por un momento me vi en ella. Me vi cuando solo tenía nueve. Me vi cuando el cuerpo de mi madre estaba sin vida, en el suelo de la plaza. Me vi cuando le dije a mi padre que quería ir con ella. Me vi cuando quería ir con mi difunta madre.
     Mi padre se arrimó al micrófono y comenzó a parlotear sobre el discurso que daba todos los años. Específicamente nos hablaba de cómo ni el sinsajo, ni el símbolo de la rebelión, ni la chica en llamas pudo contra el Capitolio. 
     Ahora paso Cornelius Lagler a anunciar a los desafortunados de este año.
     —Las damas primero —dijo (según él) muy caballeroso.
     Su mano había entrado a la urna y mis ojos se cerraron de pronto. No quería ni siquiera ver sus labios cerca del micrófono. Mi respiración comenzaba a tensarse.
     —Raiza Roslan
     Por un momento volví a la tranquilidad aunque ese momento fue demasiado corto. La pequeña castaña que había estado llorando frente a mí, pidiendo por su madre ahora avanzaba hacia el escenario. 
     ¿Acaso podría vivir yo con ese recuerdo de sus lágrimas  frente a mí? ¿Llorando en la arena por su madre? No. No creo que pueda vivir con eso. 
     —¡Soy voluntaria! ¡Soy voluntaria como tributo!
     Camine lo más rápido pero tratando de conservar la tranquilidad. La niña me veía desentendida pero me abrazo por un milisegundo. 
     —Ahora ve con tu mama
     La niña solo siguió corriendo. Mientras yo trataba de contener las lágrimas. Cornelius me esperaba alegremente y en el rostro de mi padre había la sonrisa más grande que jamás había visto.
     —Creo que no necesitas presentación pero debemos de decir que la hija menor del alcalde Castronovo es ahora parte de Los Juegos del Hambre.
     Pude fijarme solo en un rostro. El de mi hermano. Lleno de lágrimas y tratando de portar la postura adecuada, al igual que yo.
     —Ahora los caballeros —Tomo nuevamente el nombre pero ahora no había casi nada que me importara. Mi hermano ya no estaba ahí—. Cameron Bennet
     Tal vez una o dos veces lo abre visto pero jamás cruce palabra alguna con él.
     Ojos aguados. Como los míos. 
     Podía escuchar la voz de mi padre en mi cabeza, diciendo “Estoy orgulloso de que vayas a Los Juegos del Hambre a morir como te mereces”
     —¡Y los tributos del distrito trece son Freya Castronovo y Cameron Bennet!


Rock N' Roll!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Aceptada!

No hay mucho que decir, esta perfecto, me encanto el escrito, Frey   y el gif lml. Suerte, estas audicionando.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por ceonella. el Jue 16 Ene 2014, 10:56 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:.

Ginevra Müller & Ivo Crane






Rol:El baterista fanático de Green Day | La cantante fanática de Imagine Dragons y Coldplay.
Nombre de los personajes: Ginevra Müller & Ivo Crane
Representantes: Nina Dobrev & Dylan O'Brien
Edad: 17 & 19
Capítulo o shot de tu autoría:

Escrito :
How to Save a Life

Estaba cansado de escuchar a mi madre y Brandon pelear. Nunca se detenían y… sólo habían pasado dos semanas desde la boda. Quería llamar a nuestro abogado para obtener nuevos papeles de divorcio, esta vez para el esposo número… cinco. Podría dejarlos sigilosamente en la mesa del comedor y tal vez mi madre los encontraría durante una de las constantes discusiones matutinas. Con suerte los firmaría, y al fin podría echar a Brandon a la calle.

Ja-ja.


No sucederá.


Toda mi vida mi madre me había obligado a vivir con sus conquistas, tratarlos bien―no era muy bueno en eso― y tragarme las ganas de querer salir corriendo de ese infierno. Además, el gran idiota, que se creía mi padre, pasaba las tardes burlándose de mí por nunca haber traído una chica a la casa.


No, no soy homosexual.


Luego de gritarle a mi madre que estaba estudiando y que no necesitaba los gritos para  concentrarme, pude tener un poco de paz. Cualquier madre se hubiera disculpado con su hijo y hubiera plantado un beso en su mejilla, pero mi madre es demasiado especial.


Me puse de pie. Debía bajar y preparar mi cena ya que en esa casa nadie se preocupaba por cenar juntos, preparar la comida a los demás o siquiera comprar una verdura.


Cuando llegué a la cocina, había un pavo dentro del horno y un gran desorden. Lo crean o no, mi madre estaba cocinando.


Mi mentón de seguro llegó hasta manto de la Tierra, porque mi queridísima progenitora se acercó a mí y dijo:


―Hijo, cierra la boca y baja tus cejas. Tu frente será un desastre y tendrás que usar
 Botox a los 25 años―Durante el primer segundo, pensé que tenía una madre normal, pero…no. Nunca la tendré.

― ¿Qué es todo esto? ―Indagué para olvidar el tema del…eh… ¿Votón?
―Esto es una cena―Obviamente, madre―. Hoy somos sólo tú y yo― Oh, qué bien. Había echado a Brandon de la casa.
― ¿Y Brandon? ―Estaba preparado para declarar ese día como el quinto mejor en mi vida. El primero fue cuando dejó a Gerardo; el segundo, a Daniel; el tercero, a…no recuerdo su nombre; etcétera.
―Está buscando mi anillo de compromiso―Genial. Gracias por interrumpir mi fantasía―. Lo llevó a una joyería en Sydney para agregarle un nuevo diamante.
―No me interesa―Afirmé mientras movía mis pies hacia el comedor. Si ella quería preparar la cena, yo no la iba a ayudar.

Al rato, llegó al comedor con dos platos de comida, un vino, una copa, y un vaso de agua.


Tengo 18 años, pero gracias por no considerarlo. Hubiera sido bueno tener una copa de vino para distraerme.


―Edmund llamó mientras hacías tus deberes―mencionó mientras cortaba un pedazo de pavo y lo llevaba a su boca―, quería que lo llamaras cuando no estuvieras ocupado.


Edmund era mi mejor amigo. Él vivía en Austria, yo en Australia. Y para las personas que no saben geografía, entre Australia y Austria hay unas 9 920 millas de distancia. Demasiada distancia, lo sé.


― ¿Y por qué mierda no me dijiste? ―Repliqué mientras me ponía de pie.

―Él dijo “Cuando no esté ocupado”. Estás ocupado, Thomas―Recalcó mientras me obligaba a sentarme con la mirada. Obedecí físicamente y me senté, pero verbalmente, no pensaba quedarme callado.
― ¿Ocupado con qué? ¿Cenando contigo? No cenamos juntos desde que apareció Daniel. ¡No tengo ni el más mínimo interés en estar aquí!―Grité antes de clavar mi tenedor en el pedazo de pavo que había en mi plato. Ni siquiera me gusta el pavo y mi madre no lo sabía.
― Dame una oportunidad. ¿Sí?
― ¿Hablas en serio? ―Inquirí  mientras miraba el plato con repugnancia. ¿Era capaz de pedir una oportunidad?―. Ni siquiera me gusta el pavo, mamá. 
―Sé que no te gusta, Thomas, pero busqué una manera de cambiarle el sabor. Pruébalo―Excusa barata.
―No―Dije mientras tomaba mi vaso de agua―ahora vacío― y lo llenaba de vino―. Y para tu información, puedo tomar vino.
―Pruébalo, Thomas.
―No.
―Hazlo.
―No―Y luego llega el momento en el que tu madre te mira y no puedes desafiarla. Tuve que obedecer―. Está bien.

Sabía asqueroso.


Me levanté de la silla y lancé mi plato hacia la pared. No me castigaron, sólo me decomisaron mi computadora por una semana.


Cuando al fin pude entrar a internet, no vi a Edmund en ninguna red social, pero dejó un mensaje en mi correo el día anterior. Decía:


“Tú madre habló conmigo hace una semana. Le recomendé pasar una noche a solas contigo. Fue muy linda conmigo y agradeció mi consejo. Espero que lo haya seguido. Ojalá yo hubiera tenido una madre como ella.


¿Sabes, Thomas? Hay cosas que no sabes de mí. Cosas como que soy huérfano y vivo en un orfanato. Cosas como que cumplo 18 años mañana y no tengo dinero para pagar mis estudios. Cosas como que ya no tengo ganas de vivir. Quería hablar contigo sobre eso para saber si podía viajar a Australia y vivir con tu familia sólo mientras conseguía un poco de dinero para estudiar.


Ya acabó mi tiempo para usar el internet de este orfanato. Empaqué mis cosas; sin embargo, no pienso llevarlas a donde voy. No quiero vivir en la calle. Así que espero que tengas una buena vida y que seas feliz. Yo trataré de serlo en el infierno… Gracias por ser mi único y mejor amigo, muchas gracias.”


Una lágrima se resbaló por mi mejilla al leer las últimas oraciones. Si no hubiera tratado mal a mi madre, ella no me hubiera decomisado mi computadora, y hubiera podido decirle a Edmund que podía vivir con nosotros.

Millones de recuerdos transitaron mi mente: El inexistente parecido que tenía con su “madre”, quien de seguro era la dueña del orfanato; lo incómodo que estaba cuando hablaba de mi enorme familia; lo mucho que odiaba la fecha de su cumpleaños―años después, supe que ese era el día que había sido abandonado en la puerta del orfanato―.


Si no hubiera sido un patán, hubiera podido salvarlo.

GIF:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Aceptada!

Esta todo más que bien, amé el escritor y no sé por qué pero tu ship me enamoro  , el gif, todo esta perfecto. Suerte, estas audicionando

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por ceonella. el Jue 16 Ene 2014, 10:59 pm

Drama♥️Queen escribió:


Carrie Edwards y Luke Anderson





Rol:El baterista fanático de Green Day | La cantante fanática de Imagine Dragons y Coldplay.
Nombre de los personajes: Carrie Edwards y Luke Anderson
Representantes: Annashopia Robb y Harry Styles
Edad: 16 años y 19 años
Capítulo o shot de tu autoría:
Caap:
“Heather, no! – Gritó Marie, mi madre, mientras sentía cómo mis manos apretaban el gatillo”
Me desperté luego de una horrible pesadilla. Cada mañana comenzaba con aquella sensación de miedo y angustia que había sentido ese día, el recuerdo siempre volvía y mis ganas de llorar aumentaban. Jamás había querido matarlo, pero había sido un accidente. ¿Quién iba a pensar que una persona podría caminar justo hacia la bala? ¿Por qué debía pasar justo por ahí?
Me levanté de la cama y caminé hacia el tocador. Mi cara, como siempre, pálida y ojerosa. Jamás había tenido color en las mejillas y había nacido prácticamente con bolsas bajo mis ojos. Caminé hacia el baño y me di una larga ducha fría. En mi mente, se repetían los gritos mientras mis sollozos se habían audibles.
“- Asesina, lo has matado – Gritaba mi llorosa madre”
Salí de la ducha, más nerviosa que antes. Era mi primer día en la nueva ciudad, y no sabía cómo me recibiría la gente. ¿Se enterarían alguna vez de que tienen como vecina a una asesina? No, pero yo no era considerada una joven peligrosa ¿o sí?
De repente, escuché una voz que me hizo sonreír. La voz que me había salvado en varias ocasiones y que iluminaba mis mañanas más oscuras.
- Heather, ¿dónde estás? – Escuché como Harry cerraba la puerta y dejaba unas bolsas en el recibidor.
- En el cuarto. – Dije, mientras comenzaba a vestirme. Escuché como la puerta se abría y unos brazos fornidos me abrazaban. Era él, lo sabía. – No te había escuchado salir, pensé que te vería al despertar.
- Lo siento, ángel. Salí a comprar donuts para el desayuno, quería que me acompañaras pero te veías tan linda durmiendo que no quise molestarte. – Depositó un suave beso en mi cuello y me di vuelta, abrazándolo más fuerte. Sus brazos se tensaron al sentir mi desesperado apretón. - ¿Has vuelto a tener otra pesadilla, Heather?
- Sí, pero es siempre la misma. – Comenté, me solté de sus brazos y me dirigí hacia la cocina. Jamás le había contado mis pesadillas, pero él ya sabía cuáles eran mis recuerdos. Harry había estado presente, él había visto todo.
- No me esquives, sabes que debemos hablar de eso. – Sentí sus pasos caminando detrás de mí, me estaba siguiendo y lo sabía pero yo no necesitaba hablar del tema. Yo necesitaba que me haga olvidar todo y me diga que las cosas irían bien. –Sé que no quieres hablar, pero algún día debemos dejarlo ir.
- No puedo dejarlo ir, Harry. Soy prófuga de la justicia y eso no lo olvidará la policía. Si me encuentran, iré presa y tú lo sabes. Así que no me pidas que me olvide de mi problema porque no pasará. Y lo sabes. – Sabía que no debía gritarle ni ponerme nerviosa, pero me molestaba mucho que siempre me dijera que debía olvidarlo. ¿Cómo puedo olvidar algo de lo que me arrepiento? ¿Cómo puedo olvidar su sonrisa, antes de morir? ¿Cómo puedo olvidar los gritos desgarradores de mi madre? ¿Cómo puedo olvidarme de haber asesinado a mi hermano? – Para ti, todo es fácil. Steve no era tu hermano, era el mío y jamás podré olvidarme de él.
- No era mi hermano, pero lo quería como tal. – Estaba provocando su ira, y lo sabía. Agarró mis muñecas y me empujó contra la pared. Esto iba a terminar mal, podía presentirlo. - ¿Crees que no me arrepiento de haberte dado ese arma? La culpa es tanto tuya como mía, y no puedes cambiarlo. Algún día debes dejarlo ir, aunque sea doloroso.
- Tú me diste el arma, pero yo apreté el gatillo. Es mi culpa, mi problema. – Comenté mientras luchaba por soltarme, me estaba empezando a cansar de estas discusiones matinales. – Ahora suéltame, ya me estoy cansando.
- No te soltaré hasta que entiendas, y lo harás por las buenas o por las malas. Tú elijes, ángel – Dijo mientras me colocaba un mechón de pelo detrás de la oreja.
- Tú debes entender que es difícil y siempre lo será. Tú no sabes lo que es escuchar a tus padres gritándote “basura”, ya no me reconocen como su hija. Ahora sólo soy una fulana que mató a su hijo, sólo eso.
- Ángel, no llores. - Me estrechó entre sus brazos, donde me sentía protegida. Harry era la única persona que me hacía sentir segura con sólo abrazarme. Comencé a sollozar mientras escuchaba su voz diciéndome que todo estaría bien.
- Gracias – Comenté mientras me secaba las lágrimas y me separaba de la seguridad de sus brazos. Antes de irme, agarró mi brazo y me di vuelta para encontrarme con sus dulces labios sobre los míos. - ¿Prometes que todo estará bien?
- Te lo prometo, ángel. – Volvimos a juntar nuestros labios, haciendo que el momento sea agradable y re confortable.
                                          ___________________________________________
Ángel, cada vez que me llamaba así mi corazón se aceleraba. Era un apodo que me había puesto en la secundaria, cuando nos conocimos. Ese día había sido mágico, había sentido la chispa desde el primer momento en que lo había visto. Era mi mejor amigo y nada cambiara eso, ni mis sentimientos.
                                        _____________________________________

Debía conseguir trabajo, pero prefería esperar a que la tormenta cesara. Me miré al espejo por última vez, y salí. Harry me esperaba sentado en el sillón blanco del living, mientras miraba su reloj. Caminé hacia su lado y me senté.
- Hoy, conocerás a unos amigos. – Me miró a los ojos y agarró mi mano, dándome seguridad.
- No estoy muy segura de esto, Harry. – Le dije mientras comenzábamos a pararnos. Él quería que tuviera nuevos amigos, pero yo no estaba segura de compartir el mismo deseo.
- Tranquila, les caerás bien. – Depositó un pequeño y dulce beso en la comisura derecha de mis labios, él confiaba en mí y yo confiaba en él.
 
OS Parte 1 "Nota de Suicidio:
Caminaba sin rumbo alguno por las desoladas calles de mi ciudad. Me dirigía hacia mi destino. El cielo estaba nublado y había una gran ventisca. Mi mente se concentraba en estar en blanco. No quería pensar en nadie. No podría hacerlo, llevaba demasiado tiempo tratando de buscar una solución. Pero no había salida, era como el carrusel. Sólo que sin niños felices, ni deslumbrantes caballos en los cuales uno se podía sentar. Una vez que entrabas no salías. Tanto tiempo sentado escuchando como todos se mofaban de mí, y yo sin hacer nada. Insultos, golpes y demás cosas que me llevaron a esta situación. Mis padres me despreciaban y mis hermanos me molestaban. En un momento llegué a pensar que era adoptada, pero era demasiado parecida a mi madre como para poder serlo. Mi pequeña hermana y mi hermano mayor, dos terremotos andantes. Ella me sacaba cosas, mientras que él me ignoraba. Mis compañeros eran los peores, me molestaban por ser diferente. La sociedad en sí te impulsa a ser una copia idéntica de los demás, pero yo tengo otros ideales y pensamientos. Soy libre en todos los aspectos, mientras que ellos no. Me acusan de monja, chupa medias y demás cosas por ser buena alumna. Ya no hay salida, no dejaré que nadie me convenza de hacer lo contrario. Me cansé de auto-flagelarme, quería una solución fácil y menos dolorosa. Múltiples cortes se hallaban en mis brazos y piernas. Todo esto por la mierda que había a mí alrededor, pero no todo causado por mis compañeros y mi familia sino por él. Mi primer amor, mi primer beso, mi primera vez, mi primer novio, Liam Payne. Todavía recuerdo el día que lo conocí, se veía tan guapo con su chaqueta de cuero y sus jeans. Pero todo fue una simple ilusión. La típica historia del popular y la nerd, como la dama y el vagabundo. Dos clases distintas, dos estatus distintos. Pensaba que juntos podríamos derribar ese prototipo de alumnado, pero me equivoca. Sólo era un rufián, un sin vergüenza, un asqueroso manipulador. La primera vez, la recuerdo como si fuera ayer. Segada por la emoción me dejé llevar, sin darme cuenta de que me estaban filmando. Los días de vacaciones de invierno habían pasado lentos y agotadores sin sus llamadas, ni sus visitas. Lo esperaba como una esposa que espera que su marido vuelva de la guerra. Recuerdo haber terminado las vacaciones con una sonrisa, él me había enviado un mensaje. Me declaraba su amor, pero eran sólo palabrerías. Llegar al instituto fue lo peor que pude hacer, me hubiera quedado en la cama ese día. Las risas se escuchaban por el pasillo. Estaba acostumbrada a que se rían de mí, pero no tanto como ese día. Comencé a ver muchas personas reunidas en el sector de audio-vídeo. Recuerdo verlo con una sonrisa burlona. Les estaba enseñando el vídeo de mi primera vez haciendo el amor con él, aunque creo que sólo fue sexo. “Gané la apuesta” gritaba triunfante por el pasillo. Le pedí una explicación, a lo que él contesto “cariño, no quiero nada contigo. Era una puesta, fuiste difícil de conseguir monjita”. Mis lágrimas caían a montones. Es hasta el día de hoy que lo sigo viendo, se enamoró de otra chica. Pura coincidencia que fuera mi hermana, pero así es la vida.


Asdasdasd:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Aceptada!

Esta ficha esta más que aceptada, amé el escrito, la Heather, es largo y cúl  el gif lml, todo esta bien. Suerte, estas audicionando.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por ceonella. el Jue 16 Ene 2014, 11:03 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Miranda Shay y Max Irons







Rol: El guitarrista fanático de los Beatles | La cantante fanática del punk.
Nombre de los personajes: Miranda Shay y Max Irons.
Representantes: Lily Collins y Max Irons.
Edad: 20 años.
Capítulo o shot de tu autoría:
Spoiler:
Abrí los ojos y Harry ya no estaba a mi lado. Mi única compañía era la lluvia, que caía torrencialmente y golpeaba la ventanilla del auto con violencia. En cualquier momento comenzaría a granizar y nuestra cita se arruinaría por completo.
—Piensa positivo Lizzie, piensa positivo —me dije a mi misma inhalando y exhalando.
Abroche mi abrigo e intente hacerme bolita en el asiento de copiloto. Hacía tanto frio dentro del auto que me castañeaban los dientes y podía ver las venas de mis brazos con claridad. Como medida desesperada por entrar en calor frote mis manos y sople aire caliente sobre ellas, pero aun así la corriente helada que entraba por los orificios de las puertas me rodeaba y opte por cruzarme de brazos. Un foco se prendió sobre mi cabeza e intente acercarme para encender la calefacción cuando escuche un grito proveniente de fuera que me hizo empalidecer.
— ¡Suéltame!
Era la voz de Harry, y no se escuchaba muy lejos, ¿Acaso se había metido en algún problema? En definitiva no me quedaría a esperar la respuesta. Salí del auto sin importar la lluvia y arroje mis zapatillas dentro del auto para que no se llenaran de lodo. Las enromes gotas heladas que caían de las nubes golpeaban mi rostro y hacia tanto frío que podía ver mi aliento mientras corría descalza por el asfalto. Pero eso no me importaba, necesitaba encontrar a Harry y saber porque había gritado de esa manera.
— ¡Harry! —chille, esperando respuesta.
— ¡Entra al auto Elizabeth! —me ordeno a lo lejos, comencé a seguir su voz.
— ¡¿Dónde estás?! —grite mientras corría en círculos.
— ¡No ven…!
Paro de hablar como si algo o alguien lo hubiera interrumpido y yo me desespere. ¿Por qué demonios habíamos parado en este lugar en primer lugar?, tantos lugares para cargar combustible y a mi novio se le ocurrió uno lejos de cualquier rastro de civilización. Seguí corriendo a ciegas ya que la lluvia no me permitía observar el camino con claridad, hasta que no muy lejos pude divisar un chico de espaldas con un paraguas en mano.
—Harry…
Mi voz se cortó y la sonrisa en mis labios se desvaneció en el momento que él se giró para mirarme y yo pude ver a una chica colgada de su cuello con sus labios pegados en los de mi novio.
—Elizabeth —dijo mi nombre, arrojándole el paraguas a la castaña que lo acompañaba.
— ¿Para eso paramos aquí? —pregunte cuando las saladas lágrimas comenzaron a  bajar por mis mejillas— ¿Para encontrarte con ella mientras yo esperaba en el auto?
—No es lo que parece —dijo, mientras se acercaba— yo te prepare una cita, aquí mismo y te deje en el auto para verificar que la lluvia…
— ¡No estoy ciega, yo sé lo que vi! —Grite con furia— no… ¡No vuelvas a buscarme jamás Harry!
Di la media vuelta decidida a seguir mi camino pero el tomo mi brazo con tanta fuerza que la presión comenzó a lastimarme.
—Déjame explicarte, Elise es…
—Vamos Harry, dile lo que en verdad somos —interrumpió la recién nombrada mientras se acercaba a nosotros— nos hemos estado divirtiendo mucho a tus espaldas, Lizzie.
La chica dijo mi sobrenombre con tanta burla y malicia en su tono de voz que me entraron unas inmensas ganas de desquitar todo mi odio hacia ella y romperle la nariz, pero no dejaría que el enojo me transformara. Mire a Harry, este me observaba desesperado y empapado por la lluvia.
—Aléjate de mí.
Me solté de su agarre y corrí, corrí lo más rápido que pude para que no pudiera alcanzarme. El sonido de su voz gritando mi nombre a lo lejos me taladraba el oído, pero no pensaba volver, pesaba más el orgullo que el amor.


PD: El capitulo es corto, pero es porque nunca e publicado un fic y eso es lo único que pude exprimir de mi cerebro a las 3:40 de la madrugada. Si necesitas algo mas largo tu dime y yo lo corrijo.
Semi-Aceptada

Esta bien, aún así me gusto mucho el escrito, Harry no   yo a esa hora también, mi cerebro es solo un nmosquito,   . Esta todo perfecto salvo que no pusiste el gif para que pueda saber que leíste las reglas, ponlo y te acepto completamente.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: I am the dreamer, be a Piano Man {audiciones cerradas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.