O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 4:08 pm por Celyn

» death path
Hoy a las 3:40 pm por Andy Belmar.

» Reminders of reality
Hoy a las 3:29 pm por Stark.

» The Lonely Hearts Club.
Hoy a las 3:25 pm por hypatia.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 2:44 pm por Jones.

» Guerra de Sexos; muro.
Hoy a las 2:31 pm por jackson.

» dark wings, dark words.
Hoy a las 1:06 pm por hypatia.

» multimedia hearts.
Hoy a las 9:12 am por hypatia.

» I'm a little dysfunctional, Don't you know?
Hoy a las 2:35 am por roman.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Página 2 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Fery. el Lun 30 Dic 2013, 7:25 pm

Esthefania98 escribió:Fer! Holu! aquí me aparecí yo....
Estoy constantemente stalkeandote bc... Idk, se te ocurren ideas mega genialosas so... Audicionaré sólo una dudis: ¿Elegirás a cinco chicas de cada rol o qué? es que creo que me enredé en esa parte. Disculpa mi torpeza.

Te loveo.

Att: Di.

PD: Te toca en carta bajo la luna, yo sólo te recuerdo.
Di
¡Que hermoso tenerte por acá!
¿Me stalkeas? Aee deeeos, ¡tengo alguien que me stalkea! Te amo aún más de lo que ya te amaba
No, solo una. Las otras cuatro las pondrá la chica que quede elegida, por ejemplo, quien quede en bondad inventará a cuatro chicas que competirán contra ella y así.
Creo que necesito agregar eso en "Aclaraciones"   
Yo también te loveo mucho Di
Lo sé, lo sé, es que mi creatividad se fue al caño con esta ene cé y por eso no he subido, pero ya mismo termino el cap y lo subo.
En un ratito acepto tu ficha.
Kisses xx.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Fery. el Lun 30 Dic 2013, 7:27 pm

|Bloomy| escribió:Tengo que dejar mi ficha  
Tranqui, yo espero
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Walters. el Lun 30 Dic 2013, 8:25 pm

Creo que ya está mi ficha ^^ cualquier cosa que falte o que deba arreglar me avisas xD
La página me odia ;( por eso no aparece ninguna de las fotos de antes :/



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

|Skyler Grimm|

Representantes: Justine Ezarik y Connor Franta
Rol de la chica: Coraje
Capítulo de tu autoría:
Capítulo:


Capítulo 1 - Parte 1
El lobo pensó para si, "que tierna criatura, que bocado más suculento"

Las campanas que anuncian el receso de la universidad empiezan a sonar, y con ello, una estudiante de la institución  vestida con una sudadero roja, unos pantaloncillos deportivos negros y unas Nike de color rosado especiales para correr; sale de la gran estructura de ladrillo rojizo oscuro. Se coloca sus audífonos y deja la música inundar sus oídos.

"Sweet dreams are made of this
Who I'm I to desagree?
I travel the world and the seven seas
Everybody is looking for something"

Empieza a correr mientras guarda su reproductor de música en el bolsillo trasero de su pantalón, llega a la esquina de la calle y dobla a la derecha evitando chocar con un señor que caminaba tranquilamente por ahí. Sigue corriendo hasta llegar al bosque.
Se adentra entre los frondosos árboles del lugar y toma el sendero de siempre, sale a correr cada día y ya sabe el recorrido de memoria, así que cierra los ojos un momento mientras escucha la letra de la canción.

"Some of them want to use you
Some of them want to get use by you
Some of them want to abuse you
Some of them want to be abused"

Abre los ojos otra vez y divisa el cartel de madera pasar por su lado que dice: "TALON CREEK" junto con una flecha hacia arriba y bajo ella la inscripción "SWEETBRIAR TRIAL" con una flecha hacia el lado derecho, indicando un sendero separado que va en descenso, pero como siempre, ella toma el sendero alto. No se detiene y doble en una esquina, llegando a un lugar un poco más despejado de los árboles, pero con un pequeño tramo de pasto y flores, entre ellas, sobresale una pequeña figura de cerámica de un gnomo pintado a mano.
La chica deja de correr y mira con confusión a todos lados, preguntándose de dónde había salido el peculiar muñeco. Camina lentamente hacia él y se agacha para tomarlo, lo envuelve entre sus manos y frunce el ceño, lo gira entre sus dedos en todas direcciones, para ver si es que dice un nombre o algo. Nada.
De repente siente en sus brazos clavarse algo con fuerza, son garras que se entierran en su piel y la tiran hacia el suelo, algo salta sobre ella y la chica solo atina a gritar e intentar alejarse, su  sangre empieza a correr y a esparcirse con rapidez por los árboles entre los cuales cayeron ella y su atacante. Sus gritos desgarradores aumentan y de la nada se convierten en gemidos agonizantes, que se acaban al momento de que su asesino decide terminar con su vida, de una manera no muy linda.
Partes de su ropa atrapadas en las ramas de los arbustos, y partes de su cuerpo escondidos bajo ellos, pero con la sangre aún brotando de sus extremidades yacientes en el verde césped, que ahora toma un color diferente. Un fuerte rugido hace que todas las aves que allí habían, se alejen volando, y la música continúa sonando en aquel reproductor atrapado en el agujero de un tronco caído.



****************************************



- Hey, Zayn, ¿Qué haces?

Harry sonríe al momento de salir de la tienda y caminar hacia su amigo, que al verlo levanta la cámara en sus manos y toma unas cuantas fotos de él con una pequeña caja en su mano, una caja con un anillo muy especial allí dentro.

- Probar el nuevo equipo y sacarte unas cuantas fotos mientras aún eres joven.- Responde el moreno simplemente, y fotografía una vez más al rizado.
- Malik, que seas un año mayor que yo no significa que no seas joven.- Ríe el ojiverde.- Además voy a casarme una vez, no cuatro.
- Ahora que estás con ______ eres uno de esos tipos que busca su "Y vivieron felices para siempre", ¿No?- Zayn guarda la cámara en su estuche y abre la puerta de su auto, para luego guardar el valioso objeto en el asiento de atrás.
- Oh sí.- Asiente y suspira, apoyando su espalda en un lado del automóvil.
- Ya, deja de pensar en ella que si no te vas a poner a babear todo mi auto y no quiero secar baba de Harry de mi asiento de cuero.- El moreno frunce el ceño fingiendo molestia y mira al rizado, que suelta una risita.


El castaño suelta una risita y desvía la mirada hacia al frente, topándose con dos chicas  que hablan animadamente mientras caminan hacia un lindo auto rojo deportivo, le llama la atención una de ellas, la chica rubia de ojos azules y con un buen proporcionado cuerpo que está vestida con un típico conjunto de trabajo y sostiene un café en su mano  izquierda; tiene una falda tubo negra, un blazer negro cubriendo una blanca camisa de cuello con detalles, y unos tacones negros con la parte de atrás roja.

- Hey, detective, ¿Qué estás mirando?- Pregunta Zayn al notar que su amigo y compañero no deja de observar a la joven.- Acabas de comprar un anillo de compromiso.- Le recuerda divertido, encarnando una ceja.
- No es eso lo que estoy mirando, Malik. Esa chica...- La señala con su mentón.- Viste Armani, gana sumas de seis cifras, conduce un BMW, y está enamorada de uno de los socios más antiguos de su estudio.- La señala disimuladamente, ella se despide de la chica con la que habla, pero la castaña que la acompaña le dice algo más y se aleja hacia su auto estacionado en otra calle.- Sólo trae problemas, Zayn.
- ¿Por qué no solo le miras el culo como todos?- El moreno niega con la cabeza  guardándose una risa y rodea su auto negro, listo para entrar en él luego de revisar que un sargento de la policía --su personal amigo asiático, Wu-- les enviara una dirección a la que deben ir.
- No puedo.- Exclama Harry en respuesta, y vuelve a mirar a la chica cerca de ellos, con una sonrisa.
- Vamos, Harry, tenemos un llamado.

La chica se percata de la fija mirada del rizado sobre ella, así que le sonríe y le guiña un ojo de manera casual, pasando desapercibida por todos menos por él; el castaño la ve alejarse, y cuando la coqueta sonrisa de ella se ensancha al ver que no deja de observarla, su rostro empieza a cambiar.
Su cabello rubio pierde su color quedando de un lila algo blanquecino, sus ojos azules se  transforman en oscuras cuencas vacías, su blanca piel que parecía de porcelana se llena de manchas oscuras  la parte baja de su rostro, y sus labios desaparecen, al mismo tiempo que la piel de una de sus mejillas se desgarra; dejando ver unos desaliñados dientes. Harry parpadea una vez, su sonrisa desaparece y ve el rostro de la chica volver a como era antes; ella lo mira con nerviosismo, desvía la mirada y hace una mueca mientras se aleja con rapidez hasta llegar a su auto y desaparecer de su vista.


"Debe ser sólo mi imaginación... Ne he dormido bien últimamente, debe ser por el cansancio..." Se dice mentalmente, pero una parte de él, está segura de que lo que vio era real.



****************************************



Sus pasos y los del hombre a su lado son firmes, pisan algunas ramas caídas mientras caminan a través del bosque, Harry y Zayn escuchando atentamente lo que el señor de la brigada de la seguridad del bosque les dice.

- Un excursionista hizo la denuncia, dijo haber visto algo muy feo. No sabía de qué estaba hablando hasta que me enseñó esto.- Señala unos arbustos, Harry frunce el ceño y se agacha para ver mejor.

Relame sus labios y hace una mueca al ver parte de una persona apoyado en un árbol, justo bajo un arbusto, quita unas ramas que obstruyen su visión y se topa también con algunos retazos de tela.

- El resto de ella está fuera del sendero.- Señala el bosque, ambos detectives lo miran y él les hace una seña para que lo sigan.
- ¿Cómo sabe que es mujer?- Pregunta el rizado viendo muchos trozos de ropa roja atrapados en las ramas de los arboles.
 - Pues por esto.- El hombre camina a un árbol y quita unas ramas que cubren un pequeño agujero, en el que encuentran una zapatilla.
- Unas Nike de mujer.- Murmura Zayn frunciendo los labios.
- ¿Qué tipo de animal pudo hacer esto?- Susurra Harry para si.
- Normalmente se sabe por las huellas.- Le responde el señor.- Un oso, un puma, un lobo...
- ¿Y cuál es este?- Cuestiona el moreno, metiendo sus manos en los bolsillos de su chaqueta negra de cuero.
- Ahí es donde se pone interesante.- Revela el hombre mirando atentamente el piso, como si buscara algo.- Esta es la única huella que encontramos.- Aleja unas hojas de una planta de sobre el piso y señala una marca de zapato.
- ¡Hey, hay una huella de bota aquí! ¡Vamos a necesitar un calco!- Grita Harry a los policías que los acompañan.
- ¡Ya va!- Le responde Wu, el asiático de la policía de Portland; Harry se acerca a él.
- Llama a la central de seguridad del bosque y avisa que ahora es nuestro caso.- Dice Zayn al hombre que los acompañaba, el señor asiente y el moreno le da una palmada suave en el hombro.
- Es similar a lo que pasó hace un mes en Mountain Creek Falls.- Le dice el rizado a su compañero una vez que lo alcanza caminando a través de los árboles.
- Siempre el mismo asunto: Un lince rojo.- Responde Zayn sin mirarlo.
- Sí, pero ese lince no ocupaba botas.-Niega con la cabeza y acomoda sus rulos.
- ¿Escuchas algo?- Le pregunta el moreno mirando hacia un tronco.
- ¿Qué?- Harry ni siquiera se gira.
- Música.

El chico de cabello azabache camina hacia unos árboles y pasa por debajo de la cinta amarilla de restricción, se agacha frente a un tronco caído e introduce su mano en el agujero de ahí, saca un guante de su bolsillo y cubre un objeto con él, para luego tomarlo y revisarlo. 


- Hey, tenemos un iPod aquí.- Dice Zayn, presiona un botón para ver lo que reproduce en este momento.
- ¿Qué canción es?- Pregunta Harry, agachándose a su lado.
- Sweet Dreams, de Eurythmics.- Responde el moreno.- Una de sus mejores, debo admitir. Ya sabes, "Sweet dreams are made of this, who I'm I to desagree?".- Tararea con simpleza.
- No sabía que podías cantar.- Bromea el rizado. Palmea el hombro de su compañero y se levanta del suelo.- Llevemos esto al precinto.
- Voy detrás de ti.- Murmura Zayn guardando el reproductor en una bolsa de evidencia, se la lanza a Harry --quien lo esperaba fuera de la cinta-- y él la guarda en su bolsillo.



********************************************



- Mientras esperamos el ADN, será mejor comprobar el archivo de depredadores en esa área.- Comienza el rizado mientras abre la puerta de la estación policial con su compañero al lado, le entrega el iPod aún envolsado y el moreno sonríe.
- Estamos ampliando el radar de búsqueda.
- Absolutamente.- Suben las escaleras rápidamente y doblan hacia la derecha.- También  tenemos que revisar el caso de Mountain Creek Falls.
- Vas a tener trabajo. Yo comprobaré las huellas dactilares en el reproductor.- Zayn sonríe y dobla otra vez hacia la derecha, Harry sigue caminando por ese pasillo.- Vuelvo en un minuto, no me extrañes.

El castaño se adentra en la oficina en la que se encuentran sus escritorios y se da cuenta de que hay un chico esposado a una silla sentado frente a un policía, el chico no parece muy mayor, tiene expansiones en ambas orejas y algo de barba crece en su mentón, sus brazos están llenos de tatuajes y está vestido con unas zapatillas desgastadas, un polerón gris y unos jeans azules. Sus ojos son grises y Harry se queda viéndolos solo porque sí,  cuando ve las pupilas alargarse y oscurecer un poco, su rostro se alarga y su boca se agranda, sus dientes se convierten en colmillos y un siseo sale por entremedio de ellos, con una lengua bífida y angosta. El rizado choca con alguien, por lo que aleja la mirada del chico y se topa con el sargento Wu cargando una carpeta color café.

- Perdón, Harry. Supongo que debería haberme puesta la bolsa de aire hoy.- Bromea caminando a la oficina de su jefe, el castaño frunce el ceño y vuelve su vista al chico esposado, su rostro vuelve a la normalidad y gira su cabeza a otro lado, luego de tragar saliva algo asustado. 



"No es nada, tan solo es mi imaginación, es solo eso..." Intenta convencerse, pero le resulta muy complicado. Camina a su escritorio y se siente en la silla frente a él, suspira y levanta la mirada hacia el monitor de su computador, para luego comenzar a teclear  algunas cosas. Abre unos cuantos archivos y una que otra página de internet, cuando siente un brazo posarse en su hombro.

- Zayn, ¿Tan rápido volviste?- Pregunta asombrado.
- Sí, me encontré con Jamie ahí abajo y me preguntó si podía buscar las confidencias del  ADN ya que no tenía nada que hacer y yo sí, así que le entregué el iPod y él quedó en venir a dejarme el reporte de lo que encontrara aquí.- Se encoge de hombros y se sienta cómodamente en su silla frente a su escritorio, el cual está situado justo al lado que el de Harry.
- Eres un flojo.- Ríe el rizado.
- Solo aproveché la oportunidad.- Muerde su lengua para evitar una sonrisa, pero no le funciona.- ¿Has encontrado algo hasta ahora?
- Bueno, según los registros de la brigada del bosque hay unos... Veintitrés depredadores en un radio de ocho kilómetros a la redonda de la escena del crimen.- Dice echando su cabeza hacia atrás.
- ¿Eso es bueno?
- No si ninguno ataca con la violencia que vimos en la mañana. 


Ambos fruncen los labios  y se miran el uno al otro, justo cuando llega el sargento Wu a su lado, los mira encarnando una ceja y se encoge de hombros.

- Lamento  interrumpir su juego de miradas profundas, pero acaban de reportar a una persona desparecida.- Anuncia, ambos chicos giran su mirada hacia él.- Hoy en la mañana una estudiante universitaria salió a correr y nunca regresó.


Harry y Zayn vuelven a mirarse, al parecer pensando lo mismo. Se levantan de sus asientos y recogen sus celulares, ya que estaban sobre sus escritorios. Empiezan a caminar a través de la gran habitación, pero se detienen al escuchar la voz de sargento otra vez.

- Tengo el número de la chica.- Exclama Wu, ambos vuelven hacia él, el adulto les entrega una hoja con varios números anotados.- No es nada, ni se molesten en agradecer mi ayuda, chicos.
- Gracias, Wu.- Murmuran ambos, Harry saca su celular y llaman a ese número.
- ¿Hola?- Contesta una universitaria.
- Hola, ¿Señorita Jones? Detectives Malik y Styles aquí. ¿Usted acaba de reportar a una persona desaparecida, no?- Cuestiona Zayn, luego de relamer sus labios.
- Sí, sí. Una amiga, yo, eh... Ella salió a las 7:30 esta mañana, y yo estoy un poco preocupada porque siempre vuelve antes de las 8:30.- Tartamudea.
- Cuando cortemos la llamada, ¿Podría ser tan amable de enviarnos una foto de su amiga?- Pregunta Harry.
- Sí, claro...- Asiente, dudosa. 
- ¿Sabe usted qué tipo de zapatillas llevaba?- Interroga el moreno, interesado.
- Unas Nike rosadas.- Responde.
- Gracias por todo, señorita Jones.
- No es nada, detectives.
- ¿Saben? Estaba esperando que le dijeran "hoy encontramos a su amiga muerta", ¿Por qué no lo hicieron?- Dice Wu luego de que cortaran la llamada.
- Eso se dice frente a frente.- Harry niega con la cabeza.
- Bueno, yo solo tenía curiosidad.- Levanta las manos fingiendo inocencia y se va de allí.
- ¿Ya te llegó la foto?- Pregunta Zayn al rizado.
- Eh... Sí.- Abre el archivo y frunce los labios.- Busquemos su ID.


Se sientan otra vez en su escritorios y descargan la imagen a los computadores para encontrar las coincidencias de identificación de la chica, buscan por lo menos por unos minutos, escuchando murmullos de distintas voces a su alrededor, viendo las personas  ir y venir de un lado a otro por el precinto. Cuando al fin la encuentran, se sientan uno al lado del otro.

- No puedo creer que esta sea la chica que vimos hoy en la mañana.- Murmura Harry.
- Sylive Oster, identificación positiva.- Dice Zayn con seriedad.- Por lo menos ya sabemos quién es.
- Sí, pero no sabemos que hacer ahora.- El rizado sonríe agriamente.
- Sólo espero que su muerte haya sido rápida.- Susurra el moreno.- Vámonos de aquí.
- Buena idea, ha sido un día muy largo.- Toma su chaqueta de sobre el escritorio y se la coloca, dejando caer una pequeña cajita sobre la mesa.
- ¡La gran noche!- Exclama Zayn, tomando el aterciopelado paquete entre sus dedos.- No la cagues, Romeo.- Se lo lanza.- Suerte con tu Juliette.
- Tú y tus chistes aburridos.- Niega con la cabeza al recordar que el segundo nombre de ______ es Juliette.- Nos vemos mañana, bro'.
- Hasta mañana.



*******************************************



Harry estaciona el auto frente a su casa, suspira y sale del automóvil dejando cerradas las puertas con seguro, todo por precaución. Camina tranquilamente hacia la entrada y la abre, se adentra en la casa y cierra detrás de si, con una sonrisa creciendo en su rostro.
Enciende la luz de la sala y deja su chaqueta sobre el sillón.


- ¿______?- Exclama, llamando a su novia.

No escucha respuesta, por lo que frunce el ceño y piensa en que no es posible que ella no haya llegado a casa aún. Camina hacia la cocina lentamente y se asoma por la puerta entreabierta. Ahí distingue una figura no muy alta, que en una de sus manos empuña un largo y filoso cuchillo, por el que chorrea un líquido rojo. Su sangre se congela y entra por completo a la cocina, haciendo que aquella persona se gira rápidamente y lo contemple con expresión nula.
Y no era ______.

¿Por qué quieres quedar?: Porque la trama me encantó, y me quedé con muchísimas ganas de escribir, además de que en el transcurso de la nove puede que me lleguen varias ideas y no me gustaría dejarlas solamente en mi cabeza, estoy dispuesta a terminar esta novela.
Color de tu princesa (no tiene que ser el que venía en el rol y tampoco importa que se repita).: Verde.


Última edición por Im reader bitches el Miér 01 Ene 2014, 4:22 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Fery. el Lun 30 Dic 2013, 8:59 pm

Vale, espero tu ficha
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Carl´s® el Mar 31 Dic 2013, 7:51 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Carol Rose Hallwood
Representantes: Avril Lavigne e Ian Somerhalder.
Rol de la chica: Valentía.
Capítulo de tu autoría: 
Capítulo:

Enemies or not? 

Cuando por fin despertó Sky, le lancé una pequeña mochila.
─ ¿Qué es esto? ─Preguntó confundida. 
─ ¿Tanto estar encerrada te afectó? ─Bromeé y me miró mal─ Es una mochila, nos vamos de paseo.
─ ¿Qué pasó con todo tu discurso de ayer de que no me dejarás salir jamás y eso? ─Me miro con desconfianza.
─Lo cierto es que tenías razón. ─Mi amiga alzó una ceja─ Debo dejarte salir de ves en cuanto, y que aprendas a defenderte. Toma lo necesario, nos iremos lejos de aquí.
─ ¿Por qué? ─Me miro atentamente.
─Porque aquí no puedes obtener buena caza. ─Mentí sin problemas─ En otros lugares hay variedad, y te servirá para practicar.
Es obvio que la convencí. Sonrío satisfecha y fue a tomar lo necesario. Yo tome una pequeña mochila y puse, sin que ella lo notara, algunos de sus libros preferidos, no regresaríamos en una larga temporada. Sé que nadie sabe dónde estamos, pero no me arriesgaré, se trata de su seguridad. 
Cuando por fin todo estuvo listo, nos marchamos. El perro nos siguió fielmente a ambas. Una vez fuera el sol hirió mis ojos, pero Sky estaba muy contenta por salir, notaba como quería gritar y correr por ahí. Me recordaba mucho a una niña pequeña, sonreí. 
─Deberíamos ir por el este. ─Enlacé su brazo con el mío, como solíamos caminar por el instituto─ ¿Recuerdas las fresas que te traje aquella vez? Las robé en un huerto por el sur, los que cuidaban ahí se asustaron cuando llegué. Pero en ese tiempo aún eran flexibles, así que se los cambié por algunas semillas que me encontré por ahí…  
Seguí contando algunas cuantas historias, a Sky le gustaban las historias que le contaba, así que cada que podía se las contaba, me encantaban los gestos que ponía y como reía a veces. Me siento bien al hacerla reír. Creo que Sky es la única pura, la que aún tiene algo de esa humanidad que a muchos le quitaron desde esta guerra. Y prefiero que siga así, intocable, pura, sincera, no la imagino matando gente a dos por tres. 
─Carol, estoy cansada. ─Y al mismo tiempo que dijo eso se le salió un bostezo. Miré a ambos lados─ ¿Podemos descansar? 
─Aún no ─Contesté─ Caminemos un poco más ¿sí?
─Pero estoy cansada. ─Se quejó─ ¿No podemos dormir aquí? 
─Está bien ─Accedí, para que no sospeche─ Pero subamos a un árbol.
Ella asintió y la ayudé a trepar uno, después subí detrás de ella, junto con Loki, que no pesaba tanto… Debe tener mucha hambre.
Después de unas horas, Sky ya se había dormido, y me quedé a hacer la guardia, con miedo a que alguien se presentara y nos atacara. Pero después el sueño me ganó. Creo que fue toda la adrenalina que gasté con los del hospital, y porque dormí muy poco y desde eso no he dormido demasiado. Como sea, lo que sé es que caí en un profundo sueño.
Desperté demasiado temprano, por el sonido de algo moviéndose, miré a mi lado y Sky no estaba, tampoco Loki. Baje rápidamente y la encontré a unos cuantos metros de donde dormimos, se llevó todas nuestras cosas con ella y estaba practicando con su arco.
─Hey. ─Le dije y ella se volvió sobresaltada─ Me asusté cuando no estabas cuando me desperté.
─Me desperté hace rato. ¿Sabes? Y me puse a pensar. ─Esto no es bueno, me miro acusadoramente y prosiguió, yo ni siquiera me moví─ Que después de darme esa… droga, pensaba que estaría encerrada por siempre en ése instituto. Pero después sales con la inesperada sorpresa de que nos vamos para que me ayudes a cazar y eso. Después de darme esa droga y justamente después de que te hayas escapado. Y llegaste también con una herida, pero me dices que no te atacó nadie. Pero no creo que esa herida se deba solo al perro. Entonces justo después de eso dices que tenemos que dar un paseo… No soy tonta ¿sabías? ¿Por qué nos fuimos de ahí? Mejor dicho: ¿De quién escapamos? 
Sky era muy lista, sabía eso, y que lo acabaría descubriendo. Pero esperaba que cuando lo descubriría, ya estuviéramos muy lejos. 
─ ¡Y no me digas que es para protegerme! Que te juro que ya me cansé de esa estúpida excusa. ─Estaba roja de la rabia, que me dio ganas de reírme, pero no lo hice.
─Cielo ─La llamé por su apodo que usaba cuando se molestaba conmigo─ No podíamos estar ahí. Tal vez no vayan a buscarnos, pero no podía correr el riesgo de seguir ahí, era demasiado peligroso. 
─ ¿Vayan? ─Se tomó del cabello presa del pánico─ ¿Quieres decir que son muchos? Oh dios. ¿En qué te metiste ahora?
─Lo hice para defenderme. No  hubo ningún muerto, tranquila.─ Se ponía sensible cuando se enteraba de una muerte.
─ ¿TRANQUILA? ¡PODÍAS MORIR! ─Me gritó, yo permanecí con mi postura relajada─ ¡TU JAMÁS ENTIENDES! ¿Has pensado que sería de mi si tú…
Pero en ese momento Loki ladró, y escuché pasos, viniendo, directamente hacia nosotras. Vi en los ojos de Sky su miedo, y también mi miedo, el miedo de que le pase algo.
─Vamos, Sky. ─Le di un pequeño empujoncito para que corra, y así lo hizo, y yo corrí detrás de ella. 
Escuchaba los pasos acercándose cada vez más, pero seguía corriendo sin mirar atrás, al parecer no nos habían visto, porque no sentía el sonido de algún arma o algo por el estilo. Así que seguí corriendo. No sé cuándo, ni como perdí a Sky, pero en ese instante me detuve y subí rápidamente a un árbol para que nadie me viera. Ví el cabello de un chico debajo del árbol donde estaba, y en ese momento oí el grito de mi amiga.
No sabía qué hacer, así que esperé a que el chico se acercará, y recé para que haya calculado bien. Después me lancé encima de él. Sentí un dolor en mis costados, creo que se me rompió una costilla, pero no me importo porque después lo voltee y lo primero que ví fueron sus ojos azules.
─ ¿Dónde está? ─Presioné mi cuchillo sobre su cuello.
─ ¿De qué hablas? ─El chico se hizo el rudote y me contestó con brusquedad. Es obvio que sí vio a Sky. Le hice un pequeño corte y el gimió.
─Cuidado como me hablas, niñito. Dime dónde está y te suelto. ─Lo amenacé.
─Si te lo digo no resultará ─Me presumió─ Somos muchos, y ustedes dos.
─Perfecto. ─Me levanté y desgarré mi blusa y lo use para hacerle un nudo a sus muñecas─ En ese caso, veamos cuanto te aprecian. 
Jalé su cabello castaño hasta que gritó lo bastante fuerte. En unos minutos llegarían aquí.
No esperé demasiado, de inmediato todos fueron a mí encuentro. Y ahí me sorprendí de lo que encontré. El morocho, su amiga, y su amigo ¿Liam? Mis conocidos del hospital. Me miraron mal, al igual que los demás, a quienes no conocía, ni me interesa conocer. 
─Suéltalo. ─Dijo el morocho. Rodé los ojos, que comentario más… patético. 
─Devuélvanme a la chica. ─Les dije, pero miré exclusivamente al rapado, Liam. Tenía la impresión que él era como… el más serio de todos ellos.
Una chica, alta y con el cabello color chocolate, llegó corriendo hacia nosotros y se aproximó hacía Louis gritándole. Pero un chico ruloso la atrapó antes de que llegara.
─ ¡LOUIS! ─Gritó la chica─ ¡Maldita sea! ¡Mátenla y ya! 
─Tranquila, que no te escucho. ─Le dije bruscamente─ No se me haría difícil matar a tú chico antes de que alguien me mate. Así que, me podrían matar, pero lo perderían. Razonen, por favor.
Sabían que tenía razón, por lo que se miraron entre sí. El ruloso tratando de calmar a la de cabello chocolate, porque se veía que me quería clavar una flecha o algo, se parecen en algo, deben ser hermanos. Al ver que todos se calman, prosigo:
─Bajen sus armas. Solo quiero a la chica. ─No puedo arriesgarme que descubran que es mi mejor amiga, podría ser peligroso─ Dénmela y yo les daré a su chico. Considérenlo como un trato.
─ ¿Cómo sabemos que podemos confiar en ti? ─Preguntó una chica, a la que disparé en el hospital─ Digo, ya me disparaste una vez ¿por qué confiar en ti?
─Buena pregunta. Pues mira, yo estoy confiando en ustedes en que me devolverán a la chica. Además soy lista, no me iré de aquí a menos de que me la devuelvan. Y ustedes no se irán a menos que les devuelva a… ¿Cómo se llama? ¿Louis?
─Somos más, podríamos acabar contigo rápidamente. ─Repuso el morocho.
─Es verdad. ─Admití─ Pero no soy tonta. Si veo algún movimiento sospechoso de alguno puedo clavarle mi cuchillo a su amigo, en el corazón. Así que me tendrán muerta… Pero también a su amigo.
Todos se dieron por vencidos, sabían que tenía razón. Entonces el morocho se fue, después de unos minutos regresó con mi amiga, amordazada. 
─Tráemela. ─Ordenó. El morocho miró a… Liam, y el asintió. Se acercó lentamente a mí, hasta que me dio a mi amiga. Cuando la tuve en mis brazos, relajé mis músculos, pero no bajé la guardia. 
─Ahora danos a mi hermano. ─Su hermana volvió a hablar. 
─Perdón, pero no confío en ustedes. ─Todos se quedaron con la boca abierta─ Me voy a ir de aquí. Y si me siguen mato a su amigo. Lo dejaré en el camino, lejos de aquí, la podrán encontrar, pero si oigo que me siguen… No duraré en matarlo.
Me fui alejando de ellos, llevando al chico y a mi amiga conmigo. Muy pronto los dejé de ver, pero no voltee para dejarles más fácil matarle. Cuando recorrí como un kilómetro, bajé al chico, Louis, y deje que respirara, después me arrodillé a lado de él y él se alejó de mí
─Tranquilo, no te haré daño. ─Dije con la cara más seria que tuve─ Quiero curarte.
Me voltee quitándole a mí amiga lo que la ataba, el chico no se movió porque creo que lo lastimé cuando me lancé encima de él. Cuando por fin estuvo liberada la abracé y ella me correspondió.
─Carol… ─Sollozo. Le acaricié el cabello.
─Tranquila. Todo está bien, estamos bien. ─Le acaricié el cabello hasta que se durmió. Me volví hacía el chico, que nos miraba atentamente.
─Lamento lo que sucedió. ─Le dije─ Solo quería recuperar a mi amiga. No podía dejarla ahí.
─Te entiendo. ─Respondió. Nos miramos seriamente por unos minutos, hasta que decidí comenzar a curarlo, lo más rápido que pude, para así poder escapar.
─Tú relación entre tu hermana y tú, me recuerdan a la mía y la de mi hermana. ─Empezó a decirme─ Pero no durará ¿sabes? 
─ ¿Durará qué? ─Pregunté, sin darle mucha importancia, mientras lo seguía curando. 
─Intentar protegerla. ­─Eso capturó mi atención, y lo miré─ En algún momento no lo tolerará y tratará de hacerlo por sí sola, ya no te permitirá protegerla. Evitarlo no lo hará imposible.
Me miro como si fuera su amiga, como si quisiera compadecerme. Tenía razón. Pero mientras yo viva no pasará nada de eso.
─No quiero ofenderte. ─Dije levantándome y dirigiéndome hacia mi amiga─. Pero saldé mis cuentas, ya te curé, y no me interesa tu amistad. Ahora me voy antes de que alguno de tus amigos me ataque.
─No son tan malos. ─Me contestó─ Serían buenos contigo si…
─No estoy dispuesta a convivir con ellos. ─Respondí y desperté a Sky─ Me odian, y mejor que sea así. Normalmente decepciono aunque no quiero. Es mejor que me odien.
Louis me miró irme con Sky, no hacia preguntas. De seguro estaba cansada, iríamos a la primera casa que encontremos. 
Cuando habíamos recorrido unos cuantos kilómetros, Sky , que tenía cara de estar a punto de desmayarse, se paró de golpe, al igual que yo: encontramos a Loki.
─ ¡Ahí estas! ─Suspiré. Pensé que lo había perdido para siempre. 
Loki ladró y se lanzó hacia nosotras y ambas le permitimos que nos babee la cara, nos estábamos riendo juntas. Hasta que oí el grito de Sky. 
─ ¿Sky? ─Me arrodillé junto a ella y sentí que no podía respirar, alguien le había lanzado una flecha. 
Miré por todos lados, pero por la noche no veía tan bien, este día ya me había acostumbrado a la luz del día. Hasta que sentí algo que se me clavaba en mi piel, y sentí ardor y dolor en esa parte. Me caí a lado de mi amiga respirando con dificultad.
─Llévenselas. ─Ordenó la voz del morocho: Zayn. 
Sentí unos brazos cargarme, no me permitiría desmayarme, me mantendría despierta, y vería que no le hagan nada a mi amiga. Respiraba con dificultad y mi cabeza me dolía. No pude cumplir mi promesa, y me desmayé.
 

 
Me desperté en una habitación, al parecer antiguamente era de una niña. Me dolía la cabeza, y vi que mi herida estaba curada.
─Saldé mis deudas. ─Miré hacia un lado y ahí estaba Louis viéndome serio─ Silencio, no les gusta que esté aquí, creen que debería odiarte.
─ ¿Y no lo haces? ─Alcé una ceja─ Así que ahora soy una prisionera. Y me dan en lugar de una celda, una habitación. Que considerados.
─La verdad es que es lo único que tenemos. ─Sonrió de lado.
─ ¿Sabes? Pensaba despertar algo así como en una fosa, una celda, algo encerrado. Pero ahí está la puerta ─Señalé la puerta─ Y ahí la ventana.
─Están cerradas, y la ventana esta con barrotes. Así que puedes considerarlo como una cárcel. ─Bromeó.
─Así lo considero, pero con estilo. ─Rodé los ojos─ Pensé que éramos amigos, ¿ayudaste a mi secuestro, Luchito?
─Bueno, tu dijiste que no querías amigos. Y no, no ayudé a tu secuestro, cuando desperté, me dijeron que estabas aquí. ─Se encogió de hombros, y luego de unos segundos río─ Estás secuestrada, llena de una casa de personas que quieren matarte, ¿y estás tan tranquila?
─Bueno, encontraré la manera de escapar. ─Le sonreí.
─ ¿Por qué me lo cuentas? ─Me miró desconfiado.
─Es confuso ¿verdad? ─Me levanté, dejándolo aún más confundido.
─ ¿Quieres usar el baño? ─Me preguntó levantándose igual que yo. Pensé un momento, así podría ver donde estaba Sky, necesitaba verla.
─Claro, tengo que polvearme la nariz. ¿Así se dice? ─Ambos reímos─ Te estás riendo con la persona que básicamente te amenazó con matarte. ¿y estás tan tranquilo?
─Que graciosa. ─Murmuró abriendo la puerta.
─Podría escaparme de ti fácilmente ¿sabes? ─Le dije sin importancia.
─Pero no lo harás. ─Dijo dirigiéndome hacia un pasillo.
─ ¿Cómo sabes qué no? ─Dije mirándolo mal. Odiaba que me tuvieran tanta confianza, me hacía sentir muy amigable. Sí, eso es algo malo para mí. 
─Es confuso ¿verdad? ─Me respondió de la misma manera. Rodé los ojos─ Llegamos. 
Pasé sin dirigirle la palabra y cuando entré al baño no me lo pude creer.
─ ¡No es verdad! ─Me tapé la boca para no reírme.
El baño es como el que tenía antes de todo esto. Tenían una ducha y a un lado estaban una pila de jabones y shampo. Como si no hubiera alguna guerra fuera. Empecé a carcajearme sin parar. 
─Yo muriendo fuera y ellos viviendo como princesas y princesos. ─Murmuré tomando una toalla y todo lo necesario. Después tomé una ducha.
 

 
Me miré en el espejo, era notable el cambio. Toda la suciedad de hace tiempo se fue cuando me tallé bien, y mi cabello ya no esta tan revuelto, ahora está con un poco de brillo y está más suave. Me veo casi como cuando estaba antes de todo esto.
─No debes acostumbrarte. ─Le dije a la desconocida del espejo─ No te quedarás por mucho tiempo.
Tomé mis cosas de ahí, y vi que había algo de ropa a un lado. Lo único que arruinaba mi cara, después de tanto tiempo, por fin clara y dejaba mi piel al descubierto, era la ropa sucia que traía. Pero no me atreví a tomar esa ropa. Y salí rápidamente de ahí.
Al salir me volví para cerrar la puerta y cuando voltee me choqué con alguien. Inmediatamente lo bloquee y lo tiré.  No era Louis, no sé porque él me dejó sola. Definitivamente hacía mal en confiar tanto en mí.
─No pierdes tu tiempo, eh. ─Era Liam.
─Pensé que ibas a atacarme. ─Me defendí mirándolo.
─No bajas la guardia ¿verdad? ─Se levantó, pero se tocaba el brazo, creo que ahí lo herí. 
─No cuando hay una casa llena de tantas personas dispuestas a matarme. ─Confesé encogiéndome de hombros.
Abrió la boca para defenderse, pero inmediatamente la cerró. Estiro una mano hacia mi rostro. Con mi pulso acelerado, antes de que me toque el rostro, aparté su mano y retrocedí un paso. El río.
─No te iba a hacer daño. Es solo que te ves tan diferente… No sabía que tus ojos eran verdes. No son del todo verdes ¿o sí? ─Me preguntó. Iba a contestarle algo sarcástico, pero su curiosidad se veía tan sincera…
─Es porque no me veías la cara. Pero no me culpes, no todos tienen un baño de cinco estrellas ahí fuera. ─Al final no me contuve. 
─No lo usamos siempre. Nosotros ahorramos el agua. Como todas nuestras cosas. ─Contestó serio. Creo que lo ofendí.
─Como sea, puedes librarte de mí cuando quieras. ─Debo admitir que me dolió lo que dijo, sutilmente me había dicho que estorbo.
Me dirigí hacia un pasillo, tenía la intención de ir a mí celda. Me comportaría, al menos por ahora. Sentí que agarraban mi brazo, me volví y vi a Liam mirándome.
─ ¿Qué…? ─ Pero él me miraba serio. Levantó su mano y la acercó a mi rostro, muy despacio lo acarició. Yo lo miraba sorprendida, pero él no me miraba. Empecé a reír.
─ ¡Suéltame! ─Aparté su brazo de mí y me volví rápidamente─ ¿Qué crees que hacías? 
─Yo… ─Decía confundido. Parecía que no sabía dónde se encontraba. Volví a reírme.
─No te bastará con coquetear conmigo ─Le informé, ahora sería─ No soy fácil, princesito.
Y sin importarme nada, fui hacia mi pequeña prisión. Al llegar me encerré en él. No sería fácil salir de ahí. Pero no importaba, nadie confiaba en mí. Solo necesitaba buscar a Sky. Pero me prometí algo, les haría la vida imposible a los de aquí. Hasta el punto de hartarlos y que me dejen salir. 


Sonreí mientras veía como caía la noche por la ventana. Ay, Carol, eres tan odiosa.

¿Por qué quieres quedar?:Creo que ya te había dicho(?) Yo ya leí Divergente y la Selección y ambas me encantaron y me hicieron gritar y desesperarme y...  ¡AHH!,  cuando ví el título de tu nc inmediatamente pensé en el libro y lo abrí, me emocioné aún más cuando leí todo y me dije a mi misma que tenía que audicionar. Y pues aquí estoy con mi humilde ficha(?  :niña:  Espero quedar porque amé la trama de tu nc. Te prometo ser responsable ah. Bueno, espero los resultados   :shimi:   
Color de tu princesa: Rojo.


avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Carl´s® el Mar 31 Dic 2013, 7:53 pm

¡Ya estaaa mi ficha! 
Espero que te guste :eaea: 
P.D: ¡Feliz año nuevo! (?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Fery. el Miér 01 Ene 2014, 1:42 pm

Esthefania98 escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Skyler Van Allen


Representantes:Kendall Jenner y Zayn Malik.
Rol de la chica:Valentia.
Capítulo de tu autoría:
Cap.:

I Capitulo.
Grecia
-Bienvenidos alumnos, al Internado Internacional Le Rosey, para algunos es el primer año en esta institución, pero para muchos otros es el último año, en el Le Rosey empezaran su aventura de aprendizaje y…- el discurso de la directora, la Señorita Benedetti, se vio interrumpido debido a mi estrepitosa irrupción en el auditorio.
- ¡Ahora!- grite, y un balde de agua helada cayó sobre la directora, empapándola de pies a cabeza. El auditorio estalló en carcajadas provenientes de los alumnos, no tarde mucho en reunirme con mis amigos, Franco y Katrin, estábamos parados justo al frente de la puerta de entrada, y debido a que los tres estábamos en el último curso, decidimos que la victima perfecta para celebrarlo sería la directora.
- ¡Señorita Liberatori, Señorita Bianchi y Señor Bianco!, A mi oficina, ¡¡Ahora!!- grito la señorita Benedetti, desde el podio, poco a poco las risas de los alumnos fueron cediendo – ¡SILENCIO! – sentenció, y toda bulla o risa que habían en el auditorio ceso – Que no me oyeron trió de delincuentes, a mi oficina ¡¡AHORA!! – volvió a gritar, se bajo del escenario, y se dirigió hacia donde nosotros nos encontrábamos, nos miro con desprecio, y nos hizo señas para que avanzáramos, mire a mi alrededor, todas las miradas del auditorio estaban enfrascadas en nosotros tres, mire con detenimiento, recayendo en unos ojos verdes turquesas, que llamaron toda mi atención, sabía muy bien quién era el propietario de esa mirada burlona, y odiosamente provocativa, pues había estudiado con él desde que tengo memoria, el propietario de aquellos ojos era nada más y nada menos que Santiago Rossi, “el chico más popular y deseado del instituto”, su sonrisa burlona, era la viva muestra de su avives, como lo detestaba, desvié mi mirada y empecé a caminar encabezando la marcha  hasta la dirección.
Llegamos al despacho de la Señorita Benedetti, y ella se dirigió a su escritorio, se sentó y nos examino a cada uno con la mirada.
-Esto ya es inaceptable. – Nos dijo más calmada, se levanto y apoyo sus manos en el escritorio inclinándose hacia el frente – Sus bromitas a inicio de año ya no me sorprenden… pero esto es una falta muy grave.- nos dijo frunciendo el ceño, mire a mis amigos, sus caras eran de fastidio igual que la mía, el sermón que estaba a punto de darnos la Señorita Benedetti lo habíamos escuchado muchas veces, y siempre era igual, nunca nos castigaban, solo nos regañaban pues nuestros padres eran de las familias más importantes de Suiza, cuando la directora termino con su monologo sobre lo impertinente que éramos,  salimos de la dirección. Nos desplazábamos por los pasillos mientras reíamos, por estupideces que Franco decía.
- Esto ha sido Épico – exclamo Katrin Bianchi, mi mejor amiga, una adorable chica de cabello ondulado, negro, tez clara, y de unos ojos verde esmeralda, nariz pequeña y porrona, de labios carnosos, de contextura normal, cintura pequeña, y curvas pronunciadas.
- Pagaría lo que fuese por volver a ver la cara que puso la Señorita Benedetti – se burlo Franco Bianco, mi mejor amigo, y confidente, ese chico alto, delgado, de cabello castaño claro, ojos azul turquesa, hipnotízate, sonrisa chistosa, y labios delgados. Era la mejor persona que había conocido en mi vida. Me reí conjunto a mis amigos.
- Vale, vale… Ha sido la mejor broma – dije yo sonriente, y ellos asintieron, seguimos caminando entre rizas y bromas, hasta que llegamos a los dormitorios, ahí nos separamos, Franco agarró por su lado y nosotras por el nuestro. , llegamos a nuestra habitación, la cual era exageradamente grande para nuestro gusto, era del tamaño de un mini apartamento prácticamente, tenía dos escritorios, dos tocadores, dos camas matrimoniales, un baño interno, dos closet, un televisor pantalla plana, un equipo de sonido, una mesita de noche a cada lado de cada cama, y un ventanal con una muy preciosa vista al bosque frontal del internado, nuestras maletas estaban en el medio de la habitación esperando a que desempacáramos, mire a Katrin y note que su reacción fue entre el asco y el horror, pues para rematar la habitación estaba pintada de un horroroso rosa Barbie, las camas estaban tendidas con unos cobertores de flores y corazoncitos rojos, rosas y fucsias, y todo era extremadamente femenino, era como si un unicornio hubiese vomitado en la habitación.
- Te juro que odio el color de esta habitación- me dijo Katrin volteando a verme, su expresión era de asco y repulsión, cerramos la puerta detrás de nosotras.
- Manos a la obra, hay mucho que hacer- le dije, todos los años, debido al exceso de feminismo en la habitación, nosotras siempre redecorábamos nuestra habitación a nuestro estilo.
Empezamos por desaparecer ese horrendo color rosa de las paredes, cubriéndolo con negro y violeta, luego proseguimos con los vomitivos cobertores, Katrin le puso uno violeta oscuro, con franjas blancas a su cama, y yo le puse uno negro con estrellas blancas ala mía, y así seguimos hasta desaparecer todo y cada uno de los accesorios decorativos súper femeninos de nuestra habitación, terminamos y era ya tarde en la noche, estábamos exhaustas pero orgullosas de nuestro trabajo, tome mis efectos personales y los acomode en el baño, para luego tomar un largo y relajante baño de agua caliente, salí y tome un short negro y un sweater blanco manga larga  del closet me vestí y me senté frente al tocador, agarre con la toalla y empecé a secarme y acomodarme cada uno de mis rizos zanahoria, cuando termine, me metí en la cama y no tarde mucho en quedarme dormida…
Me desperté agitada y asustada, estaba sudando y todo el cuerpo me dolía, como si lo que hubiese soñado hubiese sido realidad, no me podía concentrar ni calmarme, los recuerdos de esa horrible pesadilla no se iban de mi cabeza…
… “Me encontraba en uno de los tantos bosques del Internado, era de noche y hacia frio, no me movía, no podía, tenía un mal presentimiento, mi mente me decía que me fuera, que corriera, pero mi cuerpo no respondía, algo me anclaba a ese lugar, como si una parte de mi muriese, entonces una escena llamo mi atención, al otro lado del claro justo frente a mi estaban una sombra y Santiago en una especie de lucha que él iba perdiendo, entonces la sombra en un movimiento envió a Santiago contra un árbol, su cuerpo choco con este, se oyó un crujido y Santiago cayó al piso, en ese momento algo se quebró en mi interior.
¾  ¡NO! – Grite, mi garganta me ardió, entonces la sombra se volteo hacia donde yo estaba, y Santiago alzo la cabeza.
¾  Grecia… ¡¡Corre!!... ¡¡Corre!! – me gritaba Santiago tratando de levantarse, la sombra cada vez estaba más cerca de mí, a medida que se fue acercando me di cuenta de que era la silueta de un hombre encapuchado, no reaccione hasta que este estuvo frente a mí.
¾  Alma pura y fiel. Inconscientemente te entregaste, al renunciar al paraíso para poder salvar a tu amado. La pureza de tu alma, te hace relevante, yo te ordeno Oscurezcas, que la codicia y el ansia de poder guíen tu vida como guiaron la de él, hasta que ya no seas apta de regresar al paraíso.- Ordeno la silueta del hombre con una voz sobre natural, sus palabras eran como pequeñas navajas clavándose en mi ser, con cada palabra que decía y cada movimiento extraño que hacía con las manos me debilitaba, me sentía morir,  empecé a contorsionarme, sentía que algo o alguien trataba de poseerme, de adentrarse en mi ser, y no era algo bueno.
¾  ¡Grecia!... ¡NO!... ¡No lo permitas!... ¡No lo dejes Entrar! – dijo Santiago con voz débil, el moría de apoco y una gran parte de mi moría con él.  No lo permitiría. No tenía idea de lo que hacía solo me deje llevar por mi instinto, de pronto una especie de estallido divino, surgió de mi ser, y fue ahí cuando escuche el chillido de mil almas en pena, aquel hombre aterrador desapareció, y yo caí al piso, me levante con torpeza, estaba sudada y adolorida, me sentía desfallecer y no sé cómo pero saque fuerzas para llegar hasta donde yacía el cuerpo desfallecido de Santiago, me arrodille a su lado, tome su rostro en mis manos, su respiración era muy lenta, y estaba pálido, no sabía qué hacer, o por lo menos no con exactitud, no podría llevarle hasta la enfermería, y tampoco podría buscar ayuda, pues no podía irme de su lado, no lo dejaría, sin saber porque, le abrasé y susurre a su oído.
¾  Parte de mi alma, aquella que cayó ante las incitaciones del mal, no me dejes ahora, todavía te puedes salvar, no le entregues tu alma al mal, pues me entregas a mí también. Alma pura y fiel, marcada con más de un don, divida en dos, él cayó y yo renuncie por amor, ayúdame a salvarle Por favor. – Dije y mis lagrimas cayeron en su pecho, no entendía que pasaba, y mucho menos porque había dicho eso, pero lo había hecho, y lo que le siguió me confundió mas, una aureola blanca nos envolvió a los dos, y de ahí todo se vuelve borroso, solo recuerdo que mi cuerpo dejo de pesar… Y desperté.
Salí de mi cama y me coloque las conver’s camine, hasta la ventana, la abrí y salí al pequeño balcón, el frio viento de la noche me golpeo en la cara, esa sensación de vacío y muerte me llenaba, tenía que salir, me escurrí por la puerta del cuarto y recorrí de manera sigilosa los pasillos del dormitorio, cada vez iba más rápido, hasta que llego un punto en el que estaba corriendo, no entendía por qué, pero sentía que algo me llamaba, salí por la puerta trasera del dormitorio, encarando el pequeño bosque que conectaba con el dormitorio masculino, me quede parada, viendo hacia su interior, no tenía un buen presentimiento, cada vez esa sensación de muerte se hacía más palpable, sin hacerle caso a lo que mi mente decía salí corriendo, adentrándome en el bosque, hasta que llegue a una especie de claro, y me frene en seco, reconocía ese lugar, una sensación de horrible deja vú me inundaba, era el mismo lugar de mi pesadilla, mi mente me decía que, ¿qué hacia?… que me fuera… que saliera corriendo,  pero mi cuerpo no respondía, no me movía, mi mente estaba nublada por la preocupación, la angustia y el miedo, mi vista se volvió borrosa debido a mis lagrima, pero igual me di cuenta que justo en frente mío, al otro lado del claro se encontraban aquel hombre de mis sueños, enfrentado en una lucha con Santiago, en la cual al igual que en mi sueño él iba perdiendo.
Entonces la sombra en un movimiento envió a Santiago contra un árbol, su cuerpo choco con este, se oyó un crujido y Santiago cayó al piso, en ese momento algo se quebró en mi interior.
¾  ¡NO! – Grite, mi garganta ardió, entonces la sombra se volteo hacia donde yo estaba, y Santiago alzo la cabeza.
¾  Grecia… ¡¡Corre!!... ¡¡Corre!! – me gritaba Santiago tratando de levantarse, mis pies no respondían, era como si estuviese anclada al suelo, la sombra cada vez estaba más cerca de mí, no reaccione hasta que este estuvo frente a mí.
¾  Alma pura y fiel. Inconscientemente te entregaste, al renunciar al paraíso para poder salvar a tu amado. Tu pureza te hace relevante, yo te ordeno Oscurezcas, que la codicia y el ansia de poder guíen tu vida como guiaron la de él, hasta que ya no seas capaz de regresar al paraíso.- Ordeno la silueta del hombre con una voz sobre natural, sus palabras eran como pequeñas navajas clavándose en mi ser, con cada palabra que decía y cada movimiento extraño que hacía con las manos me debilitaba, me sentía morir,  empecé a contorsionarme, sentía que algo o alguien trataba de poseerme, de adentrarse en mi ser, y no era algo bueno.
¾  ¡Grecia!... ¡NO!... ¡No lo permitas!... ¡No lo dejes Entrar! – dijo Santiago con voz débil, el moría de apoco y una gran parte de mi moría con él.  No lo permitiría. Tenía una ligera idea de lo que hacía solo me deje llevar por mi instinto, de pronto una especie de estallido divino, surgió de mi ser, y fue ahí cuando escuche el chillido de mil almas en pena, aquel hombre aterrador desapareció, y yo caí al piso, me levante con torpeza, estaba sudada y adolorida, me sentía desfallecer, pero saque fuerzas para llegar hasta donde yacía el cuerpo inerte y casi sin vida de Santiago, me arrodille a su lado, tome su rostro en mis manos, su respiración era muy lenta, y estaba pálido, sabía qué hacer, o por lo tenía una pequeña idea, le abrasé y susurre a su oído.
¾  Parte de mi alma, aquella que cayó ante las incitaciones del mal, no me dejes ahora, todavía te puedes salvar, no le entregues tu alma al mal, pues me entregas a mí también. Alma pura y fiel, marcada con más de un don, divida en dos, él cayó y yo renuncie por amor, ayúdame a salvarle Por favor. – Dije y mis lagrimas cayeron en su pecho, no entendía muy bien lo que pasaba, mejor dicho no entendía nada, no sabía porque de pronto me sentía como si no pudiese vivir sin Santiago cuando toda la vida le e detestado, por su actitud de rebelde y peligroso, por no tomarse nada enserio, y ser así tan vanidoso y codicioso, entonces una aureola blanca nos envolvió a ambos, y de ahí todo esta borroso, solo sé que mi cuerpo dejo de pesar.
¿Por qué quieres quedar?Porque me encantó la idea. En general es eso, y pues es genial porque amé divergente y la selección y leí el titulo y me quedé como qué ¡Oh, Fuck! Se ve genial! y así pues...
Color de tu princesa:Negro.
[/center]
Ficha Aceptada

Di, tu ficha está aceptada bc te loveo mucho.
Nah, no es cierto, sí te loveo pero no la acepté por eso, la acepté porque me gustó mucho.
Por cierto, te inscribiste en el "Taller de Escritura", ¿verdad? ¡Yo soy administradora! No sé qué chicas me van a tocar porque de eso se encarga Ale, pero igual me da mucho gusto que estés por ahí.
Si llegan más chicas daré resultados, pero a como van las cosas lo más probable es que cancele las audiciones y la haga una novela de 1D, aún no lo sé muy bien.
Gracias por tu ficha. Te deseo mucha suerte.
Kisses xx.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Fery. el Miér 01 Ene 2014, 1:47 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Carol Rose Hallwood
Representantes: Avril Lavigne e Ian Somerhalder.
Rol de la chica: Valentía.
Capítulo de tu autoría: 
Capítulo:

Enemies or not? 

Cuando por fin despertó Sky, le lancé una pequeña mochila.
─ ¿Qué es esto? ─Preguntó confundida. 
─ ¿Tanto estar encerrada te afectó? ─Bromeé y me miró mal─ Es una mochila, nos vamos de paseo.
─ ¿Qué pasó con todo tu discurso de ayer de que no me dejarás salir jamás y eso? ─Me miro con desconfianza.
─Lo cierto es que tenías razón. ─Mi amiga alzó una ceja─ Debo dejarte salir de ves en cuanto, y que aprendas a defenderte. Toma lo necesario, nos iremos lejos de aquí.
─ ¿Por qué? ─Me miro atentamente.
─Porque aquí no puedes obtener buena caza. ─Mentí sin problemas─ En otros lugares hay variedad, y te servirá para practicar.
Es obvio que la convencí. Sonrío satisfecha y fue a tomar lo necesario. Yo tome una pequeña mochila y puse, sin que ella lo notara, algunos de sus libros preferidos, no regresaríamos en una larga temporada. Sé que nadie sabe dónde estamos, pero no me arriesgaré, se trata de su seguridad. 
Cuando por fin todo estuvo listo, nos marchamos. El perro nos siguió fielmente a ambas. Una vez fuera el sol hirió mis ojos, pero Sky estaba muy contenta por salir, notaba como quería gritar y correr por ahí. Me recordaba mucho a una niña pequeña, sonreí. 
─Deberíamos ir por el este. ─Enlacé su brazo con el mío, como solíamos caminar por el instituto─ ¿Recuerdas las fresas que te traje aquella vez? Las robé en un huerto por el sur, los que cuidaban ahí se asustaron cuando llegué. Pero en ese tiempo aún eran flexibles, así que se los cambié por algunas semillas que me encontré por ahí…  
Seguí contando algunas cuantas historias, a Sky le gustaban las historias que le contaba, así que cada que podía se las contaba, me encantaban los gestos que ponía y como reía a veces. Me siento bien al hacerla reír. Creo que Sky es la única pura, la que aún tiene algo de esa humanidad que a muchos le quitaron desde esta guerra. Y prefiero que siga así, intocable, pura, sincera, no la imagino matando gente a dos por tres. 
─Carol, estoy cansada. ─Y al mismo tiempo que dijo eso se le salió un bostezo. Miré a ambos lados─ ¿Podemos descansar? 
─Aún no ─Contesté─ Caminemos un poco más ¿sí?
─Pero estoy cansada. ─Se quejó─ ¿No podemos dormir aquí? 
─Está bien ─Accedí, para que no sospeche─ Pero subamos a un árbol.
Ella asintió y la ayudé a trepar uno, después subí detrás de ella, junto con Loki, que no pesaba tanto… Debe tener mucha hambre.
Después de unas horas, Sky ya se había dormido, y me quedé a hacer la guardia, con miedo a que alguien se presentara y nos atacara. Pero después el sueño me ganó. Creo que fue toda la adrenalina que gasté con los del hospital, y porque dormí muy poco y desde eso no he dormido demasiado. Como sea, lo que sé es que caí en un profundo sueño.
Desperté demasiado temprano, por el sonido de algo moviéndose, miré a mi lado y Sky no estaba, tampoco Loki. Baje rápidamente y la encontré a unos cuantos metros de donde dormimos, se llevó todas nuestras cosas con ella y estaba practicando con su arco.
─Hey. ─Le dije y ella se volvió sobresaltada─ Me asusté cuando no estabas cuando me desperté.
─Me desperté hace rato. ¿Sabes? Y me puse a pensar. ─Esto no es bueno, me miro acusadoramente y prosiguió, yo ni siquiera me moví─ Que después de darme esa… droga, pensaba que estaría encerrada por siempre en ése instituto. Pero después sales con la inesperada sorpresa de que nos vamos para que me ayudes a cazar y eso. Después de darme esa droga y justamente después de que te hayas escapado. Y llegaste también con una herida, pero me dices que no te atacó nadie. Pero no creo que esa herida se deba solo al perro. Entonces justo después de eso dices que tenemos que dar un paseo… No soy tonta ¿sabías? ¿Por qué nos fuimos de ahí? Mejor dicho: ¿De quién escapamos? 
Sky era muy lista, sabía eso, y que lo acabaría descubriendo. Pero esperaba que cuando lo descubriría, ya estuviéramos muy lejos. 
─ ¡Y no me digas que es para protegerme! Que te juro que ya me cansé de esa estúpida excusa. ─Estaba roja de la rabia, que me dio ganas de reírme, pero no lo hice.
─Cielo ─La llamé por su apodo que usaba cuando se molestaba conmigo─ No podíamos estar ahí. Tal vez no vayan a buscarnos, pero no podía correr el riesgo de seguir ahí, era demasiado peligroso. 
─ ¿Vayan? ─Se tomó del cabello presa del pánico─ ¿Quieres decir que son muchos? Oh dios. ¿En qué te metiste ahora?
─Lo hice para defenderme. No  hubo ningún muerto, tranquila.─ Se ponía sensible cuando se enteraba de una muerte.
─ ¿TRANQUILA? ¡PODÍAS MORIR! ─Me gritó, yo permanecí con mi postura relajada─ ¡TU JAMÁS ENTIENDES! ¿Has pensado que sería de mi si tú…
Pero en ese momento Loki ladró, y escuché pasos, viniendo, directamente hacia nosotras. Vi en los ojos de Sky su miedo, y también mi miedo, el miedo de que le pase algo.
─Vamos, Sky. ─Le di un pequeño empujoncito para que corra, y así lo hizo, y yo corrí detrás de ella. 
Escuchaba los pasos acercándose cada vez más, pero seguía corriendo sin mirar atrás, al parecer no nos habían visto, porque no sentía el sonido de algún arma o algo por el estilo. Así que seguí corriendo. No sé cuándo, ni como perdí a Sky, pero en ese instante me detuve y subí rápidamente a un árbol para que nadie me viera. Ví el cabello de un chico debajo del árbol donde estaba, y en ese momento oí el grito de mi amiga.
No sabía qué hacer, así que esperé a que el chico se acercará, y recé para que haya calculado bien. Después me lancé encima de él. Sentí un dolor en mis costados, creo que se me rompió una costilla, pero no me importo porque después lo voltee y lo primero que ví fueron sus ojos azules.
─ ¿Dónde está? ─Presioné mi cuchillo sobre su cuello.
─ ¿De qué hablas? ─El chico se hizo el rudote y me contestó con brusquedad. Es obvio que sí vio a Sky. Le hice un pequeño corte y el gimió.
─Cuidado como me hablas, niñito. Dime dónde está y te suelto. ─Lo amenacé.
─Si te lo digo no resultará ─Me presumió─ Somos muchos, y ustedes dos.
─Perfecto. ─Me levanté y desgarré mi blusa y lo use para hacerle un nudo a sus muñecas─ En ese caso, veamos cuanto te aprecian. 
Jalé su cabello castaño hasta que gritó lo bastante fuerte. En unos minutos llegarían aquí.
No esperé demasiado, de inmediato todos fueron a mí encuentro. Y ahí me sorprendí de lo que encontré. El morocho, su amiga, y su amigo ¿Liam? Mis conocidos del hospital. Me miraron mal, al igual que los demás, a quienes no conocía, ni me interesa conocer. 
─Suéltalo. ─Dijo el morocho. Rodé los ojos, que comentario más… patético. 
─Devuélvanme a la chica. ─Les dije, pero miré exclusivamente al rapado, Liam. Tenía la impresión que él era como… el más serio de todos ellos.
Una chica, alta y con el cabello color chocolate, llegó corriendo hacia nosotros y se aproximó hacía Louis gritándole. Pero un chico ruloso la atrapó antes de que llegara.
─ ¡LOUIS! ─Gritó la chica─ ¡Maldita sea! ¡Mátenla y ya! 
─Tranquila, que no te escucho. ─Le dije bruscamente─ No se me haría difícil matar a tú chico antes de que alguien me mate. Así que, me podrían matar, pero lo perderían. Razonen, por favor.
Sabían que tenía razón, por lo que se miraron entre sí. El ruloso tratando de calmar a la de cabello chocolate, porque se veía que me quería clavar una flecha o algo, se parecen en algo, deben ser hermanos. Al ver que todos se calman, prosigo:
─Bajen sus armas. Solo quiero a la chica. ─No puedo arriesgarme que descubran que es mi mejor amiga, podría ser peligroso─ Dénmela y yo les daré a su chico. Considérenlo como un trato.
─ ¿Cómo sabemos que podemos confiar en ti? ─Preguntó una chica, a la que disparé en el hospital─ Digo, ya me disparaste una vez ¿por qué confiar en ti?
─Buena pregunta. Pues mira, yo estoy confiando en ustedes en que me devolverán a la chica. Además soy lista, no me iré de aquí a menos de que me la devuelvan. Y ustedes no se irán a menos que les devuelva a… ¿Cómo se llama? ¿Louis?
─Somos más, podríamos acabar contigo rápidamente. ─Repuso el morocho.
─Es verdad. ─Admití─ Pero no soy tonta. Si veo algún movimiento sospechoso de alguno puedo clavarle mi cuchillo a su amigo, en el corazón. Así que me tendrán muerta… Pero también a su amigo.
Todos se dieron por vencidos, sabían que tenía razón. Entonces el morocho se fue, después de unos minutos regresó con mi amiga, amordazada. 
─Tráemela. ─Ordenó. El morocho miró a… Liam, y el asintió. Se acercó lentamente a mí, hasta que me dio a mi amiga. Cuando la tuve en mis brazos, relajé mis músculos, pero no bajé la guardia. 
─Ahora danos a mi hermano. ─Su hermana volvió a hablar. 
─Perdón, pero no confío en ustedes. ─Todos se quedaron con la boca abierta─ Me voy a ir de aquí. Y si me siguen mato a su amigo. Lo dejaré en el camino, lejos de aquí, la podrán encontrar, pero si oigo que me siguen… No duraré en matarlo.
Me fui alejando de ellos, llevando al chico y a mi amiga conmigo. Muy pronto los dejé de ver, pero no voltee para dejarles más fácil matarle. Cuando recorrí como un kilómetro, bajé al chico, Louis, y deje que respirara, después me arrodillé a lado de él y él se alejó de mí
─Tranquilo, no te haré daño. ─Dije con la cara más seria que tuve─ Quiero curarte.
Me voltee quitándole a mí amiga lo que la ataba, el chico no se movió porque creo que lo lastimé cuando me lancé encima de él. Cuando por fin estuvo liberada la abracé y ella me correspondió.
─Carol… ─Sollozo. Le acaricié el cabello.
─Tranquila. Todo está bien, estamos bien. ─Le acaricié el cabello hasta que se durmió. Me volví hacía el chico, que nos miraba atentamente.
─Lamento lo que sucedió. ─Le dije─ Solo quería recuperar a mi amiga. No podía dejarla ahí.
─Te entiendo. ─Respondió. Nos miramos seriamente por unos minutos, hasta que decidí comenzar a curarlo, lo más rápido que pude, para así poder escapar.
─Tú relación entre tu hermana y tú, me recuerdan a la mía y la de mi hermana. ─Empezó a decirme─ Pero no durará ¿sabes? 
─ ¿Durará qué? ─Pregunté, sin darle mucha importancia, mientras lo seguía curando. 
─Intentar protegerla. ­─Eso capturó mi atención, y lo miré─ En algún momento no lo tolerará y tratará de hacerlo por sí sola, ya no te permitirá protegerla. Evitarlo no lo hará imposible.
Me miro como si fuera su amiga, como si quisiera compadecerme. Tenía razón. Pero mientras yo viva no pasará nada de eso.
─No quiero ofenderte. ─Dije levantándome y dirigiéndome hacia mi amiga─. Pero saldé mis cuentas, ya te curé, y no me interesa tu amistad. Ahora me voy antes de que alguno de tus amigos me ataque.
─No son tan malos. ─Me contestó─ Serían buenos contigo si…
─No estoy dispuesta a convivir con ellos. ─Respondí y desperté a Sky─ Me odian, y mejor que sea así. Normalmente decepciono aunque no quiero. Es mejor que me odien.
Louis me miró irme con Sky, no hacia preguntas. De seguro estaba cansada, iríamos a la primera casa que encontremos. 
Cuando habíamos recorrido unos cuantos kilómetros, Sky , que tenía cara de estar a punto de desmayarse, se paró de golpe, al igual que yo: encontramos a Loki.
─ ¡Ahí estas! ─Suspiré. Pensé que lo había perdido para siempre. 
Loki ladró y se lanzó hacia nosotras y ambas le permitimos que nos babee la cara, nos estábamos riendo juntas. Hasta que oí el grito de Sky. 
─ ¿Sky? ─Me arrodillé junto a ella y sentí que no podía respirar, alguien le había lanzado una flecha. 
Miré por todos lados, pero por la noche no veía tan bien, este día ya me había acostumbrado a la luz del día. Hasta que sentí algo que se me clavaba en mi piel, y sentí ardor y dolor en esa parte. Me caí a lado de mi amiga respirando con dificultad.
─Llévenselas. ─Ordenó la voz del morocho: Zayn. 
Sentí unos brazos cargarme, no me permitiría desmayarme, me mantendría despierta, y vería que no le hagan nada a mi amiga. Respiraba con dificultad y mi cabeza me dolía. No pude cumplir mi promesa, y me desmayé.
 

 
Me desperté en una habitación, al parecer antiguamente era de una niña. Me dolía la cabeza, y vi que mi herida estaba curada.
─Saldé mis deudas. ─Miré hacia un lado y ahí estaba Louis viéndome serio─ Silencio, no les gusta que esté aquí, creen que debería odiarte.
─ ¿Y no lo haces? ─Alcé una ceja─ Así que ahora soy una prisionera. Y me dan en lugar de una celda, una habitación. Que considerados.
─La verdad es que es lo único que tenemos. ─Sonrió de lado.
─ ¿Sabes? Pensaba despertar algo así como en una fosa, una celda, algo encerrado. Pero ahí está la puerta ─Señalé la puerta─ Y ahí la ventana.
─Están cerradas, y la ventana esta con barrotes. Así que puedes considerarlo como una cárcel. ─Bromeó.
─Así lo considero, pero con estilo. ─Rodé los ojos─ Pensé que éramos amigos, ¿ayudaste a mi secuestro, Luchito?
─Bueno, tu dijiste que no querías amigos. Y no, no ayudé a tu secuestro, cuando desperté, me dijeron que estabas aquí. ─Se encogió de hombros, y luego de unos segundos río─ Estás secuestrada, llena de una casa de personas que quieren matarte, ¿y estás tan tranquila?
─Bueno, encontraré la manera de escapar. ─Le sonreí.
─ ¿Por qué me lo cuentas? ─Me miró desconfiado.
─Es confuso ¿verdad? ─Me levanté, dejándolo aún más confundido.
─ ¿Quieres usar el baño? ─Me preguntó levantándose igual que yo. Pensé un momento, así podría ver donde estaba Sky, necesitaba verla.
─Claro, tengo que polvearme la nariz. ¿Así se dice? ─Ambos reímos─ Te estás riendo con la persona que básicamente te amenazó con matarte. ¿y estás tan tranquilo?
─Que graciosa. ─Murmuró abriendo la puerta.
─Podría escaparme de ti fácilmente ¿sabes? ─Le dije sin importancia.
─Pero no lo harás. ─Dijo dirigiéndome hacia un pasillo.
─ ¿Cómo sabes qué no? ─Dije mirándolo mal. Odiaba que me tuvieran tanta confianza, me hacía sentir muy amigable. Sí, eso es algo malo para mí. 
─Es confuso ¿verdad? ─Me respondió de la misma manera. Rodé los ojos─ Llegamos. 
Pasé sin dirigirle la palabra y cuando entré al baño no me lo pude creer.
─ ¡No es verdad! ─Me tapé la boca para no reírme.
El baño es como el que tenía antes de todo esto. Tenían una ducha y a un lado estaban una pila de jabones y shampo. Como si no hubiera alguna guerra fuera. Empecé a carcajearme sin parar. 
─Yo muriendo fuera y ellos viviendo como princesas y princesos. ─Murmuré tomando una toalla y todo lo necesario. Después tomé una ducha.
 

 
Me miré en el espejo, era notable el cambio. Toda la suciedad de hace tiempo se fue cuando me tallé bien, y mi cabello ya no esta tan revuelto, ahora está con un poco de brillo y está más suave. Me veo casi como cuando estaba antes de todo esto.
─No debes acostumbrarte. ─Le dije a la desconocida del espejo─ No te quedarás por mucho tiempo.
Tomé mis cosas de ahí, y vi que había algo de ropa a un lado. Lo único que arruinaba mi cara, después de tanto tiempo, por fin clara y dejaba mi piel al descubierto, era la ropa sucia que traía. Pero no me atreví a tomar esa ropa. Y salí rápidamente de ahí.
Al salir me volví para cerrar la puerta y cuando voltee me choqué con alguien. Inmediatamente lo bloquee y lo tiré.  No era Louis, no sé porque él me dejó sola. Definitivamente hacía mal en confiar tanto en mí.
─No pierdes tu tiempo, eh. ─Era Liam.
─Pensé que ibas a atacarme. ─Me defendí mirándolo.
─No bajas la guardia ¿verdad? ─Se levantó, pero se tocaba el brazo, creo que ahí lo herí. 
─No cuando hay una casa llena de tantas personas dispuestas a matarme. ─Confesé encogiéndome de hombros.
Abrió la boca para defenderse, pero inmediatamente la cerró. Estiro una mano hacia mi rostro. Con mi pulso acelerado, antes de que me toque el rostro, aparté su mano y retrocedí un paso. El río.
─No te iba a hacer daño. Es solo que te ves tan diferente… No sabía que tus ojos eran verdes. No son del todo verdes ¿o sí? ─Me preguntó. Iba a contestarle algo sarcástico, pero su curiosidad se veía tan sincera…
─Es porque no me veías la cara. Pero no me culpes, no todos tienen un baño de cinco estrellas ahí fuera. ─Al final no me contuve. 
─No lo usamos siempre. Nosotros ahorramos el agua. Como todas nuestras cosas. ─Contestó serio. Creo que lo ofendí.
─Como sea, puedes librarte de mí cuando quieras. ─Debo admitir que me dolió lo que dijo, sutilmente me había dicho que estorbo.
Me dirigí hacia un pasillo, tenía la intención de ir a mí celda. Me comportaría, al menos por ahora. Sentí que agarraban mi brazo, me volví y vi a Liam mirándome.
─ ¿Qué…? ─ Pero él me miraba serio. Levantó su mano y la acercó a mi rostro, muy despacio lo acarició. Yo lo miraba sorprendida, pero él no me miraba. Empecé a reír.
─ ¡Suéltame! ─Aparté su brazo de mí y me volví rápidamente─ ¿Qué crees que hacías? 
─Yo… ─Decía confundido. Parecía que no sabía dónde se encontraba. Volví a reírme.
─No te bastará con coquetear conmigo ─Le informé, ahora sería─ No soy fácil, princesito.
Y sin importarme nada, fui hacia mi pequeña prisión. Al llegar me encerré en él. No sería fácil salir de ahí. Pero no importaba, nadie confiaba en mí. Solo necesitaba buscar a Sky. Pero me prometí algo, les haría la vida imposible a los de aquí. Hasta el punto de hartarlos y que me dejen salir. 


Sonreí mientras veía como caía la noche por la ventana. Ay, Carol, eres tan odiosa.

¿Por qué quieres quedar?:Creo que ya te había dicho(?) Yo ya leí Divergente y la Selección y ambas me encantaron y me hicieron gritar y desesperarme y...  ¡AHH!,  cuando ví el título de tu nc inmediatamente pensé en el libro y lo abrí, me emocioné aún más cuando leí todo y me dije a mi misma que tenía que audicionar. Y pues aquí estoy con mi humilde ficha(?  :niña:  Espero quedar porque amé la trama de tu nc. Te prometo ser responsable ah. Bueno, espero los resultados   :shimi:   
Color de tu princesa: Rojo.


Ficha Aceptada

Holu
Ya acepté tu ficha, me encantó.
Usaste como pg a mi Avril hermosa... Y con el perfecto Ian :lloro:
Es genial que hayas leído los dos libros, yo me terminé la trilogía de Divergent y son mis libros favoritos Solamente he leído el primero de La Selección, leeré el segundo cuando salga el tercero
En fin, amé tu redacción y ortografía.
Gracias por tomar en cuenta la ene cé y te deseo muchísima suerte.
Kisses xx.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Invitado el Miér 01 Ene 2014, 5:48 pm

Quiero participar, pero aun no decido si ir por Verde o Amarillo.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Bloom. el Miér 01 Ene 2014, 6:46 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Harriet R. Tirpirst
Representantes: Emily Rudd y Tim Borrmann.
Rol de la chica: Vanidad.
Capítulo de tu autoría: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] Creo que es más fácil dejar la galería :fry : 
¿Por qué quieres quedar?: La idea es genial querida! Es muy genial y punto . Realmente adoro tus ideas querida ;) Feri Feri, es simplemente genial... Y deseo quedar porque la idea me parece extremadamente genial   
Color de tu princesa: DarkMagenta
Rosa...:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por |Bloomy| el Miér 01 Ene 2014, 6:58 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Bloom. el Miér 01 Ene 2014, 6:47 pm

Se me olvido que Colt es tuyo ._. Wait x'D
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Fery. el Miér 01 Ene 2014, 7:20 pm

|Bloomy| escribió:Se me olvido que Colt es tuyo ._. Wait x'D
Seeep, tú tienes a Tim ¬¬'
Mañana acepto las fichas ^^'
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Carl´s® el Miér 01 Ene 2014, 10:42 pm

NandhitaDeHoran escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Carol Rose Hallwood
Representantes: Avril Lavigne e Ian Somerhalder.
Rol de la chica: Valentía.
Capítulo de tu autoría: 
Capítulo:

Enemies or not? 

Cuando por fin despertó Sky, le lancé una pequeña mochila.
─ ¿Qué es esto? ─Preguntó confundida. 
─ ¿Tanto estar encerrada te afectó? ─Bromeé y me miró mal─ Es una mochila, nos vamos de paseo.
─ ¿Qué pasó con todo tu discurso de ayer de que no me dejarás salir jamás y eso? ─Me miro con desconfianza.
─Lo cierto es que tenías razón. ─Mi amiga alzó una ceja─ Debo dejarte salir de ves en cuanto, y que aprendas a defenderte. Toma lo necesario, nos iremos lejos de aquí.
─ ¿Por qué? ─Me miro atentamente.
─Porque aquí no puedes obtener buena caza. ─Mentí sin problemas─ En otros lugares hay variedad, y te servirá para practicar.
Es obvio que la convencí. Sonrío satisfecha y fue a tomar lo necesario. Yo tome una pequeña mochila y puse, sin que ella lo notara, algunos de sus libros preferidos, no regresaríamos en una larga temporada. Sé que nadie sabe dónde estamos, pero no me arriesgaré, se trata de su seguridad. 
Cuando por fin todo estuvo listo, nos marchamos. El perro nos siguió fielmente a ambas. Una vez fuera el sol hirió mis ojos, pero Sky estaba muy contenta por salir, notaba como quería gritar y correr por ahí. Me recordaba mucho a una niña pequeña, sonreí. 
─Deberíamos ir por el este. ─Enlacé su brazo con el mío, como solíamos caminar por el instituto─ ¿Recuerdas las fresas que te traje aquella vez? Las robé en un huerto por el sur, los que cuidaban ahí se asustaron cuando llegué. Pero en ese tiempo aún eran flexibles, así que se los cambié por algunas semillas que me encontré por ahí…  
Seguí contando algunas cuantas historias, a Sky le gustaban las historias que le contaba, así que cada que podía se las contaba, me encantaban los gestos que ponía y como reía a veces. Me siento bien al hacerla reír. Creo que Sky es la única pura, la que aún tiene algo de esa humanidad que a muchos le quitaron desde esta guerra. Y prefiero que siga así, intocable, pura, sincera, no la imagino matando gente a dos por tres. 
─Carol, estoy cansada. ─Y al mismo tiempo que dijo eso se le salió un bostezo. Miré a ambos lados─ ¿Podemos descansar? 
─Aún no ─Contesté─ Caminemos un poco más ¿sí?
─Pero estoy cansada. ─Se quejó─ ¿No podemos dormir aquí? 
─Está bien ─Accedí, para que no sospeche─ Pero subamos a un árbol.
Ella asintió y la ayudé a trepar uno, después subí detrás de ella, junto con Loki, que no pesaba tanto… Debe tener mucha hambre.
Después de unas horas, Sky ya se había dormido, y me quedé a hacer la guardia, con miedo a que alguien se presentara y nos atacara. Pero después el sueño me ganó. Creo que fue toda la adrenalina que gasté con los del hospital, y porque dormí muy poco y desde eso no he dormido demasiado. Como sea, lo que sé es que caí en un profundo sueño.
Desperté demasiado temprano, por el sonido de algo moviéndose, miré a mi lado y Sky no estaba, tampoco Loki. Baje rápidamente y la encontré a unos cuantos metros de donde dormimos, se llevó todas nuestras cosas con ella y estaba practicando con su arco.
─Hey. ─Le dije y ella se volvió sobresaltada─ Me asusté cuando no estabas cuando me desperté.
─Me desperté hace rato. ¿Sabes? Y me puse a pensar. ─Esto no es bueno, me miro acusadoramente y prosiguió, yo ni siquiera me moví─ Que después de darme esa… droga, pensaba que estaría encerrada por siempre en ése instituto. Pero después sales con la inesperada sorpresa de que nos vamos para que me ayudes a cazar y eso. Después de darme esa droga y justamente después de que te hayas escapado. Y llegaste también con una herida, pero me dices que no te atacó nadie. Pero no creo que esa herida se deba solo al perro. Entonces justo después de eso dices que tenemos que dar un paseo… No soy tonta ¿sabías? ¿Por qué nos fuimos de ahí? Mejor dicho: ¿De quién escapamos? 
Sky era muy lista, sabía eso, y que lo acabaría descubriendo. Pero esperaba que cuando lo descubriría, ya estuviéramos muy lejos. 
─ ¡Y no me digas que es para protegerme! Que te juro que ya me cansé de esa estúpida excusa. ─Estaba roja de la rabia, que me dio ganas de reírme, pero no lo hice.
─Cielo ─La llamé por su apodo que usaba cuando se molestaba conmigo─ No podíamos estar ahí. Tal vez no vayan a buscarnos, pero no podía correr el riesgo de seguir ahí, era demasiado peligroso. 
─ ¿Vayan? ─Se tomó del cabello presa del pánico─ ¿Quieres decir que son muchos? Oh dios. ¿En qué te metiste ahora?
─Lo hice para defenderme. No  hubo ningún muerto, tranquila.─ Se ponía sensible cuando se enteraba de una muerte.
─ ¿TRANQUILA? ¡PODÍAS MORIR! ─Me gritó, yo permanecí con mi postura relajada─ ¡TU JAMÁS ENTIENDES! ¿Has pensado que sería de mi si tú…
Pero en ese momento Loki ladró, y escuché pasos, viniendo, directamente hacia nosotras. Vi en los ojos de Sky su miedo, y también mi miedo, el miedo de que le pase algo.
─Vamos, Sky. ─Le di un pequeño empujoncito para que corra, y así lo hizo, y yo corrí detrás de ella. 
Escuchaba los pasos acercándose cada vez más, pero seguía corriendo sin mirar atrás, al parecer no nos habían visto, porque no sentía el sonido de algún arma o algo por el estilo. Así que seguí corriendo. No sé cuándo, ni como perdí a Sky, pero en ese instante me detuve y subí rápidamente a un árbol para que nadie me viera. Ví el cabello de un chico debajo del árbol donde estaba, y en ese momento oí el grito de mi amiga.
No sabía qué hacer, así que esperé a que el chico se acercará, y recé para que haya calculado bien. Después me lancé encima de él. Sentí un dolor en mis costados, creo que se me rompió una costilla, pero no me importo porque después lo voltee y lo primero que ví fueron sus ojos azules.
─ ¿Dónde está? ─Presioné mi cuchillo sobre su cuello.
─ ¿De qué hablas? ─El chico se hizo el rudote y me contestó con brusquedad. Es obvio que sí vio a Sky. Le hice un pequeño corte y el gimió.
─Cuidado como me hablas, niñito. Dime dónde está y te suelto. ─Lo amenacé.
─Si te lo digo no resultará ─Me presumió─ Somos muchos, y ustedes dos.
─Perfecto. ─Me levanté y desgarré mi blusa y lo use para hacerle un nudo a sus muñecas─ En ese caso, veamos cuanto te aprecian. 
Jalé su cabello castaño hasta que gritó lo bastante fuerte. En unos minutos llegarían aquí.
No esperé demasiado, de inmediato todos fueron a mí encuentro. Y ahí me sorprendí de lo que encontré. El morocho, su amiga, y su amigo ¿Liam? Mis conocidos del hospital. Me miraron mal, al igual que los demás, a quienes no conocía, ni me interesa conocer. 
─Suéltalo. ─Dijo el morocho. Rodé los ojos, que comentario más… patético. 
─Devuélvanme a la chica. ─Les dije, pero miré exclusivamente al rapado, Liam. Tenía la impresión que él era como… el más serio de todos ellos.
Una chica, alta y con el cabello color chocolate, llegó corriendo hacia nosotros y se aproximó hacía Louis gritándole. Pero un chico ruloso la atrapó antes de que llegara.
─ ¡LOUIS! ─Gritó la chica─ ¡Maldita sea! ¡Mátenla y ya! 
─Tranquila, que no te escucho. ─Le dije bruscamente─ No se me haría difícil matar a tú chico antes de que alguien me mate. Así que, me podrían matar, pero lo perderían. Razonen, por favor.
Sabían que tenía razón, por lo que se miraron entre sí. El ruloso tratando de calmar a la de cabello chocolate, porque se veía que me quería clavar una flecha o algo, se parecen en algo, deben ser hermanos. Al ver que todos se calman, prosigo:
─Bajen sus armas. Solo quiero a la chica. ─No puedo arriesgarme que descubran que es mi mejor amiga, podría ser peligroso─ Dénmela y yo les daré a su chico. Considérenlo como un trato.
─ ¿Cómo sabemos que podemos confiar en ti? ─Preguntó una chica, a la que disparé en el hospital─ Digo, ya me disparaste una vez ¿por qué confiar en ti?
─Buena pregunta. Pues mira, yo estoy confiando en ustedes en que me devolverán a la chica. Además soy lista, no me iré de aquí a menos de que me la devuelvan. Y ustedes no se irán a menos que les devuelva a… ¿Cómo se llama? ¿Louis?
─Somos más, podríamos acabar contigo rápidamente. ─Repuso el morocho.
─Es verdad. ─Admití─ Pero no soy tonta. Si veo algún movimiento sospechoso de alguno puedo clavarle mi cuchillo a su amigo, en el corazón. Así que me tendrán muerta… Pero también a su amigo.
Todos se dieron por vencidos, sabían que tenía razón. Entonces el morocho se fue, después de unos minutos regresó con mi amiga, amordazada. 
─Tráemela. ─Ordenó. El morocho miró a… Liam, y el asintió. Se acercó lentamente a mí, hasta que me dio a mi amiga. Cuando la tuve en mis brazos, relajé mis músculos, pero no bajé la guardia. 
─Ahora danos a mi hermano. ─Su hermana volvió a hablar. 
─Perdón, pero no confío en ustedes. ─Todos se quedaron con la boca abierta─ Me voy a ir de aquí. Y si me siguen mato a su amigo. Lo dejaré en el camino, lejos de aquí, la podrán encontrar, pero si oigo que me siguen… No duraré en matarlo.
Me fui alejando de ellos, llevando al chico y a mi amiga conmigo. Muy pronto los dejé de ver, pero no voltee para dejarles más fácil matarle. Cuando recorrí como un kilómetro, bajé al chico, Louis, y deje que respirara, después me arrodillé a lado de él y él se alejó de mí
─Tranquilo, no te haré daño. ─Dije con la cara más seria que tuve─ Quiero curarte.
Me voltee quitándole a mí amiga lo que la ataba, el chico no se movió porque creo que lo lastimé cuando me lancé encima de él. Cuando por fin estuvo liberada la abracé y ella me correspondió.
─Carol… ─Sollozo. Le acaricié el cabello.
─Tranquila. Todo está bien, estamos bien. ─Le acaricié el cabello hasta que se durmió. Me volví hacía el chico, que nos miraba atentamente.
─Lamento lo que sucedió. ─Le dije─ Solo quería recuperar a mi amiga. No podía dejarla ahí.
─Te entiendo. ─Respondió. Nos miramos seriamente por unos minutos, hasta que decidí comenzar a curarlo, lo más rápido que pude, para así poder escapar.
─Tú relación entre tu hermana y tú, me recuerdan a la mía y la de mi hermana. ─Empezó a decirme─ Pero no durará ¿sabes? 
─ ¿Durará qué? ─Pregunté, sin darle mucha importancia, mientras lo seguía curando. 
─Intentar protegerla. ­─Eso capturó mi atención, y lo miré─ En algún momento no lo tolerará y tratará de hacerlo por sí sola, ya no te permitirá protegerla. Evitarlo no lo hará imposible.
Me miro como si fuera su amiga, como si quisiera compadecerme. Tenía razón. Pero mientras yo viva no pasará nada de eso.
─No quiero ofenderte. ─Dije levantándome y dirigiéndome hacia mi amiga─. Pero saldé mis cuentas, ya te curé, y no me interesa tu amistad. Ahora me voy antes de que alguno de tus amigos me ataque.
─No son tan malos. ─Me contestó─ Serían buenos contigo si…
─No estoy dispuesta a convivir con ellos. ─Respondí y desperté a Sky─ Me odian, y mejor que sea así. Normalmente decepciono aunque no quiero. Es mejor que me odien.
Louis me miró irme con Sky, no hacia preguntas. De seguro estaba cansada, iríamos a la primera casa que encontremos. 
Cuando habíamos recorrido unos cuantos kilómetros, Sky , que tenía cara de estar a punto de desmayarse, se paró de golpe, al igual que yo: encontramos a Loki.
─ ¡Ahí estas! ─Suspiré. Pensé que lo había perdido para siempre. 
Loki ladró y se lanzó hacia nosotras y ambas le permitimos que nos babee la cara, nos estábamos riendo juntas. Hasta que oí el grito de Sky. 
─ ¿Sky? ─Me arrodillé junto a ella y sentí que no podía respirar, alguien le había lanzado una flecha. 
Miré por todos lados, pero por la noche no veía tan bien, este día ya me había acostumbrado a la luz del día. Hasta que sentí algo que se me clavaba en mi piel, y sentí ardor y dolor en esa parte. Me caí a lado de mi amiga respirando con dificultad.
─Llévenselas. ─Ordenó la voz del morocho: Zayn. 
Sentí unos brazos cargarme, no me permitiría desmayarme, me mantendría despierta, y vería que no le hagan nada a mi amiga. Respiraba con dificultad y mi cabeza me dolía. No pude cumplir mi promesa, y me desmayé.
 

 
Me desperté en una habitación, al parecer antiguamente era de una niña. Me dolía la cabeza, y vi que mi herida estaba curada.
─Saldé mis deudas. ─Miré hacia un lado y ahí estaba Louis viéndome serio─ Silencio, no les gusta que esté aquí, creen que debería odiarte.
─ ¿Y no lo haces? ─Alcé una ceja─ Así que ahora soy una prisionera. Y me dan en lugar de una celda, una habitación. Que considerados.
─La verdad es que es lo único que tenemos. ─Sonrió de lado.
─ ¿Sabes? Pensaba despertar algo así como en una fosa, una celda, algo encerrado. Pero ahí está la puerta ─Señalé la puerta─ Y ahí la ventana.
─Están cerradas, y la ventana esta con barrotes. Así que puedes considerarlo como una cárcel. ─Bromeó.
─Así lo considero, pero con estilo. ─Rodé los ojos─ Pensé que éramos amigos, ¿ayudaste a mi secuestro, Luchito?
─Bueno, tu dijiste que no querías amigos. Y no, no ayudé a tu secuestro, cuando desperté, me dijeron que estabas aquí. ─Se encogió de hombros, y luego de unos segundos río─ Estás secuestrada, llena de una casa de personas que quieren matarte, ¿y estás tan tranquila?
─Bueno, encontraré la manera de escapar. ─Le sonreí.
─ ¿Por qué me lo cuentas? ─Me miró desconfiado.
─Es confuso ¿verdad? ─Me levanté, dejándolo aún más confundido.
─ ¿Quieres usar el baño? ─Me preguntó levantándose igual que yo. Pensé un momento, así podría ver donde estaba Sky, necesitaba verla.
─Claro, tengo que polvearme la nariz. ¿Así se dice? ─Ambos reímos─ Te estás riendo con la persona que básicamente te amenazó con matarte. ¿y estás tan tranquilo?
─Que graciosa. ─Murmuró abriendo la puerta.
─Podría escaparme de ti fácilmente ¿sabes? ─Le dije sin importancia.
─Pero no lo harás. ─Dijo dirigiéndome hacia un pasillo.
─ ¿Cómo sabes qué no? ─Dije mirándolo mal. Odiaba que me tuvieran tanta confianza, me hacía sentir muy amigable. Sí, eso es algo malo para mí. 
─Es confuso ¿verdad? ─Me respondió de la misma manera. Rodé los ojos─ Llegamos. 
Pasé sin dirigirle la palabra y cuando entré al baño no me lo pude creer.
─ ¡No es verdad! ─Me tapé la boca para no reírme.
El baño es como el que tenía antes de todo esto. Tenían una ducha y a un lado estaban una pila de jabones y shampo. Como si no hubiera alguna guerra fuera. Empecé a carcajearme sin parar. 
─Yo muriendo fuera y ellos viviendo como princesas y princesos. ─Murmuré tomando una toalla y todo lo necesario. Después tomé una ducha.
 

 
Me miré en el espejo, era notable el cambio. Toda la suciedad de hace tiempo se fue cuando me tallé bien, y mi cabello ya no esta tan revuelto, ahora está con un poco de brillo y está más suave. Me veo casi como cuando estaba antes de todo esto.
─No debes acostumbrarte. ─Le dije a la desconocida del espejo─ No te quedarás por mucho tiempo.
Tomé mis cosas de ahí, y vi que había algo de ropa a un lado. Lo único que arruinaba mi cara, después de tanto tiempo, por fin clara y dejaba mi piel al descubierto, era la ropa sucia que traía. Pero no me atreví a tomar esa ropa. Y salí rápidamente de ahí.
Al salir me volví para cerrar la puerta y cuando voltee me choqué con alguien. Inmediatamente lo bloquee y lo tiré.  No era Louis, no sé porque él me dejó sola. Definitivamente hacía mal en confiar tanto en mí.
─No pierdes tu tiempo, eh. ─Era Liam.
─Pensé que ibas a atacarme. ─Me defendí mirándolo.
─No bajas la guardia ¿verdad? ─Se levantó, pero se tocaba el brazo, creo que ahí lo herí. 
─No cuando hay una casa llena de tantas personas dispuestas a matarme. ─Confesé encogiéndome de hombros.
Abrió la boca para defenderse, pero inmediatamente la cerró. Estiro una mano hacia mi rostro. Con mi pulso acelerado, antes de que me toque el rostro, aparté su mano y retrocedí un paso. El río.
─No te iba a hacer daño. Es solo que te ves tan diferente… No sabía que tus ojos eran verdes. No son del todo verdes ¿o sí? ─Me preguntó. Iba a contestarle algo sarcástico, pero su curiosidad se veía tan sincera…
─Es porque no me veías la cara. Pero no me culpes, no todos tienen un baño de cinco estrellas ahí fuera. ─Al final no me contuve. 
─No lo usamos siempre. Nosotros ahorramos el agua. Como todas nuestras cosas. ─Contestó serio. Creo que lo ofendí.
─Como sea, puedes librarte de mí cuando quieras. ─Debo admitir que me dolió lo que dijo, sutilmente me había dicho que estorbo.
Me dirigí hacia un pasillo, tenía la intención de ir a mí celda. Me comportaría, al menos por ahora. Sentí que agarraban mi brazo, me volví y vi a Liam mirándome.
─ ¿Qué…? ─ Pero él me miraba serio. Levantó su mano y la acercó a mi rostro, muy despacio lo acarició. Yo lo miraba sorprendida, pero él no me miraba. Empecé a reír.
─ ¡Suéltame! ─Aparté su brazo de mí y me volví rápidamente─ ¿Qué crees que hacías? 
─Yo… ─Decía confundido. Parecía que no sabía dónde se encontraba. Volví a reírme.
─No te bastará con coquetear conmigo ─Le informé, ahora sería─ No soy fácil, princesito.
Y sin importarme nada, fui hacia mi pequeña prisión. Al llegar me encerré en él. No sería fácil salir de ahí. Pero no importaba, nadie confiaba en mí. Solo necesitaba buscar a Sky. Pero me prometí algo, les haría la vida imposible a los de aquí. Hasta el punto de hartarlos y que me dejen salir. 


Sonreí mientras veía como caía la noche por la ventana. Ay, Carol, eres tan odiosa.

¿Por qué quieres quedar?:Creo que ya te había dicho(?) Yo ya leí Divergente y la Selección y ambas me encantaron y me hicieron gritar y desesperarme y...  ¡AHH!,  cuando ví el título de tu nc inmediatamente pensé en el libro y lo abrí, me emocioné aún más cuando leí todo y me dije a mi misma que tenía que audicionar. Y pues aquí estoy con mi humilde ficha(?  :niña:  Espero quedar porque amé la trama de tu nc. Te prometo ser responsable ah. Bueno, espero los resultados   :shimi:   
Color de tu princesa: Rojo.


Ficha Aceptada

Holu
Ya acepté tu ficha, me encantó.
Usaste como pg a mi Avril hermosa... Y con el perfecto Ian :lloro:
Es genial que hayas leído los dos libros, yo me terminé la trilogía de Divergent y son mis libros favoritos :A:Solamente he leído el primero de La Selección, leeré el segundo cuando salga el tercero
En fin, amé tu redacción y ortografía.
Gracias por tomar en cuenta la ene cé y te deseo muchísima suerte.
Kisses xx.
Si, a ambos los amo  Me encanta que te haya encantado(?) 
Yo solo he leído Divergente porque no ha llegado aquí (o no lo he visto) Insurgente   El primero y el segundo de La Selección los leí porque me enganché mucho con la historia  Y también espero el tercero ansiosísima  
¿En serio? Gracias.
No hay de qué, la idea es genial, ¡Besos!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Fery. el Miér 01 Ene 2014, 10:50 pm

Im reader bitches escribió:Creo que ya está mi ficha ^^ cualquier cosa que falte o que deba arreglar me avisas xD
La página me odia ;( por eso no aparece ninguna de las fotos de antes :/



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

|Skyler Grimm|

Representantes: Justine Ezarik y Connor Franta
Rol de la chica: Coraje
Capítulo de tu autoría:
Capítulo:


Capítulo 1 - Parte 1
El lobo pensó para si, "que tierna criatura, que bocado más suculento"

Las campanas que anuncian el receso de la universidad empiezan a sonar, y con ello, una estudiante de la institución  vestida con una sudadero roja, unos pantaloncillos deportivos negros y unas Nike de color rosado especiales para correr; sale de la gran estructura de ladrillo rojizo oscuro. Se coloca sus audífonos y deja la música inundar sus oídos.

"Sweet dreams are made of this
Who I'm I to desagree?
I travel the world and the seven seas
Everybody is looking for something"

Empieza a correr mientras guarda su reproductor de música en el bolsillo trasero de su pantalón, llega a la esquina de la calle y dobla a la derecha evitando chocar con un señor que caminaba tranquilamente por ahí. Sigue corriendo hasta llegar al bosque.
Se adentra entre los frondosos árboles del lugar y toma el sendero de siempre, sale a correr cada día y ya sabe el recorrido de memoria, así que cierra los ojos un momento mientras escucha la letra de la canción.

"Some of them want to use you
Some of them want to get use by you
Some of them want to abuse you
Some of them want to be abused"

Abre los ojos otra vez y divisa el cartel de madera pasar por su lado que dice: "TALON CREEK" junto con una flecha hacia arriba y bajo ella la inscripción "SWEETBRIAR TRIAL" con una flecha hacia el lado derecho, indicando un sendero separado que va en descenso, pero como siempre, ella toma el sendero alto. No se detiene y doble en una esquina, llegando a un lugar un poco más despejado de los árboles, pero con un pequeño tramo de pasto y flores, entre ellas, sobresale una pequeña figura de cerámica de un gnomo pintado a mano.
La chica deja de correr y mira con confusión a todos lados, preguntándose de dónde había salido el peculiar muñeco. Camina lentamente hacia él y se agacha para tomarlo, lo envuelve entre sus manos y frunce el ceño, lo gira entre sus dedos en todas direcciones, para ver si es que dice un nombre o algo. Nada.
De repente siente en sus brazos clavarse algo con fuerza, son garras que se entierran en su piel y la tiran hacia el suelo, algo salta sobre ella y la chica solo atina a gritar e intentar alejarse, su  sangre empieza a correr y a esparcirse con rapidez por los árboles entre los cuales cayeron ella y su atacante. Sus gritos desgarradores aumentan y de la nada se convierten en gemidos agonizantes, que se acaban al momento de que su asesino decide terminar con su vida, de una manera no muy linda.
Partes de su ropa atrapadas en las ramas de los arbustos, y partes de su cuerpo escondidos bajo ellos, pero con la sangre aún brotando de sus extremidades yacientes en el verde césped, que ahora toma un color diferente. Un fuerte rugido hace que todas las aves que allí habían, se alejen volando, y la música continúa sonando en aquel reproductor atrapado en el agujero de un tronco caído.



****************************************



- Hey, Zayn, ¿Qué haces?

Harry sonríe al momento de salir de la tienda y caminar hacia su amigo, que al verlo levanta la cámara en sus manos y toma unas cuantas fotos de él con una pequeña caja en su mano, una caja con un anillo muy especial allí dentro.

- Probar el nuevo equipo y sacarte unas cuantas fotos mientras aún eres joven.- Responde el moreno simplemente, y fotografía una vez más al rizado.
- Malik, que seas un año mayor que yo no significa que no seas joven.- Ríe el ojiverde.- Además voy a casarme una vez, no cuatro.
- Ahora que estás con ______ eres uno de esos tipos que busca su "Y vivieron felices para siempre", ¿No?- Zayn guarda la cámara en su estuche y abre la puerta de su auto, para luego guardar el valioso objeto en el asiento de atrás.
- Oh sí.- Asiente y suspira, apoyando su espalda en un lado del automóvil.
- Ya, deja de pensar en ella que si no te vas a poner a babear todo mi auto y no quiero secar baba de Harry de mi asiento de cuero.- El moreno frunce el ceño fingiendo molestia y mira al rizado, que suelta una risita.


El castaño suelta una risita y desvía la mirada hacia al frente, topándose con dos chicas  que hablan animadamente mientras caminan hacia un lindo auto rojo deportivo, le llama la atención una de ellas, la chica rubia de ojos azules y con un buen proporcionado cuerpo que está vestida con un típico conjunto de trabajo y sostiene un café en su mano  izquierda; tiene una falda tubo negra, un blazer negro cubriendo una blanca camisa de cuello con detalles, y unos tacones negros con la parte de atrás roja.

- Hey, detective, ¿Qué estás mirando?- Pregunta Zayn al notar que su amigo y compañero no deja de observar a la joven.- Acabas de comprar un anillo de compromiso.- Le recuerda divertido, encarnando una ceja.
- No es eso lo que estoy mirando, Malik. Esa chica...- La señala con su mentón.- Viste Armani, gana sumas de seis cifras, conduce un BMW, y está enamorada de uno de los socios más antiguos de su estudio.- La señala disimuladamente, ella se despide de la chica con la que habla, pero la castaña que la acompaña le dice algo más y se aleja hacia su auto estacionado en otra calle.- Sólo trae problemas, Zayn.
- ¿Por qué no solo le miras el culo como todos?- El moreno niega con la cabeza  guardándose una risa y rodea su auto negro, listo para entrar en él luego de revisar que un sargento de la policía --su personal amigo asiático, Wu-- les enviara una dirección a la que deben ir.
- No puedo.- Exclama Harry en respuesta, y vuelve a mirar a la chica cerca de ellos, con una sonrisa.
- Vamos, Harry, tenemos un llamado.

La chica se percata de la fija mirada del rizado sobre ella, así que le sonríe y le guiña un ojo de manera casual, pasando desapercibida por todos menos por él; el castaño la ve alejarse, y cuando la coqueta sonrisa de ella se ensancha al ver que no deja de observarla, su rostro empieza a cambiar.
Su cabello rubio pierde su color quedando de un lila algo blanquecino, sus ojos azules se  transforman en oscuras cuencas vacías, su blanca piel que parecía de porcelana se llena de manchas oscuras  la parte baja de su rostro, y sus labios desaparecen, al mismo tiempo que la piel de una de sus mejillas se desgarra; dejando ver unos desaliñados dientes. Harry parpadea una vez, su sonrisa desaparece y ve el rostro de la chica volver a como era antes; ella lo mira con nerviosismo, desvía la mirada y hace una mueca mientras se aleja con rapidez hasta llegar a su auto y desaparecer de su vista.


"Debe ser sólo mi imaginación... Ne he dormido bien últimamente, debe ser por el cansancio..." Se dice mentalmente, pero una parte de él, está segura de que lo que vio era real.



****************************************



Sus pasos y los del hombre a su lado son firmes, pisan algunas ramas caídas mientras caminan a través del bosque, Harry y Zayn escuchando atentamente lo que el señor de la brigada de la seguridad del bosque les dice.

- Un excursionista hizo la denuncia, dijo haber visto algo muy feo. No sabía de qué estaba hablando hasta que me enseñó esto.- Señala unos arbustos, Harry frunce el ceño y se agacha para ver mejor.

Relame sus labios y hace una mueca al ver parte de una persona apoyado en un árbol, justo bajo un arbusto, quita unas ramas que obstruyen su visión y se topa también con algunos retazos de tela.

- El resto de ella está fuera del sendero.- Señala el bosque, ambos detectives lo miran y él les hace una seña para que lo sigan.
- ¿Cómo sabe que es mujer?- Pregunta el rizado viendo muchos trozos de ropa roja atrapados en las ramas de los arboles.
 - Pues por esto.- El hombre camina a un árbol y quita unas ramas que cubren un pequeño agujero, en el que encuentran una zapatilla.
- Unas Nike de mujer.- Murmura Zayn frunciendo los labios.
- ¿Qué tipo de animal pudo hacer esto?- Susurra Harry para si.
- Normalmente se sabe por las huellas.- Le responde el señor.- Un oso, un puma, un lobo...
- ¿Y cuál es este?- Cuestiona el moreno, metiendo sus manos en los bolsillos de su chaqueta negra de cuero.
- Ahí es donde se pone interesante.- Revela el hombre mirando atentamente el piso, como si buscara algo.- Esta es la única huella que encontramos.- Aleja unas hojas de una planta de sobre el piso y señala una marca de zapato.
- ¡Hey, hay una huella de bota aquí! ¡Vamos a necesitar un calco!- Grita Harry a los policías que los acompañan.
- ¡Ya va!- Le responde Wu, el asiático de la policía de Portland; Harry se acerca a él.
- Llama a la central de seguridad del bosque y avisa que ahora es nuestro caso.- Dice Zayn al hombre que los acompañaba, el señor asiente y el moreno le da una palmada suave en el hombro.
- Es similar a lo que pasó hace un mes en Mountain Creek Falls.- Le dice el rizado a su compañero una vez que lo alcanza caminando a través de los árboles.
- Siempre el mismo asunto: Un lince rojo.- Responde Zayn sin mirarlo.
- Sí, pero ese lince no ocupaba botas.-Niega con la cabeza y acomoda sus rulos.
- ¿Escuchas algo?- Le pregunta el moreno mirando hacia un tronco.
- ¿Qué?- Harry ni siquiera se gira.
- Música.

El chico de cabello azabache camina hacia unos árboles y pasa por debajo de la cinta amarilla de restricción, se agacha frente a un tronco caído e introduce su mano en el agujero de ahí, saca un guante de su bolsillo y cubre un objeto con él, para luego tomarlo y revisarlo. 


- Hey, tenemos un iPod aquí.- Dice Zayn, presiona un botón para ver lo que reproduce en este momento.
- ¿Qué canción es?- Pregunta Harry, agachándose a su lado.
- Sweet Dreams, de Eurythmics.- Responde el moreno.- Una de sus mejores, debo admitir. Ya sabes, "Sweet dreams are made of this, who I'm I to desagree?".- Tararea con simpleza.
- No sabía que podías cantar.- Bromea el rizado. Palmea el hombro de su compañero y se levanta del suelo.- Llevemos esto al precinto.
- Voy detrás de ti.- Murmura Zayn guardando el reproductor en una bolsa de evidencia, se la lanza a Harry --quien lo esperaba fuera de la cinta-- y él la guarda en su bolsillo.



********************************************



- Mientras esperamos el ADN, será mejor comprobar el archivo de depredadores en esa área.- Comienza el rizado mientras abre la puerta de la estación policial con su compañero al lado, le entrega el iPod aún envolsado y el moreno sonríe.
- Estamos ampliando el radar de búsqueda.
- Absolutamente.- Suben las escaleras rápidamente y doblan hacia la derecha.- También  tenemos que revisar el caso de Mountain Creek Falls.
- Vas a tener trabajo. Yo comprobaré las huellas dactilares en el reproductor.- Zayn sonríe y dobla otra vez hacia la derecha, Harry sigue caminando por ese pasillo.- Vuelvo en un minuto, no me extrañes.

El castaño se adentra en la oficina en la que se encuentran sus escritorios y se da cuenta de que hay un chico esposado a una silla sentado frente a un policía, el chico no parece muy mayor, tiene expansiones en ambas orejas y algo de barba crece en su mentón, sus brazos están llenos de tatuajes y está vestido con unas zapatillas desgastadas, un polerón gris y unos jeans azules. Sus ojos son grises y Harry se queda viéndolos solo porque sí,  cuando ve las pupilas alargarse y oscurecer un poco, su rostro se alarga y su boca se agranda, sus dientes se convierten en colmillos y un siseo sale por entremedio de ellos, con una lengua bífida y angosta. El rizado choca con alguien, por lo que aleja la mirada del chico y se topa con el sargento Wu cargando una carpeta color café.

- Perdón, Harry. Supongo que debería haberme puesta la bolsa de aire hoy.- Bromea caminando a la oficina de su jefe, el castaño frunce el ceño y vuelve su vista al chico esposado, su rostro vuelve a la normalidad y gira su cabeza a otro lado, luego de tragar saliva algo asustado. 



"No es nada, tan solo es mi imaginación, es solo eso..." Intenta convencerse, pero le resulta muy complicado. Camina a su escritorio y se siente en la silla frente a él, suspira y levanta la mirada hacia el monitor de su computador, para luego comenzar a teclear  algunas cosas. Abre unos cuantos archivos y una que otra página de internet, cuando siente un brazo posarse en su hombro.

- Zayn, ¿Tan rápido volviste?- Pregunta asombrado.
- Sí, me encontré con Jamie ahí abajo y me preguntó si podía buscar las confidencias del  ADN ya que no tenía nada que hacer y yo sí, así que le entregué el iPod y él quedó en venir a dejarme el reporte de lo que encontrara aquí.- Se encoge de hombros y se sienta cómodamente en su silla frente a su escritorio, el cual está situado justo al lado que el de Harry.
- Eres un flojo.- Ríe el rizado.
- Solo aproveché la oportunidad.- Muerde su lengua para evitar una sonrisa, pero no le funciona.- ¿Has encontrado algo hasta ahora?
- Bueno, según los registros de la brigada del bosque hay unos... Veintitrés depredadores en un radio de ocho kilómetros a la redonda de la escena del crimen.- Dice echando su cabeza hacia atrás.
- ¿Eso es bueno?
- No si ninguno ataca con la violencia que vimos en la mañana. 


Ambos fruncen los labios  y se miran el uno al otro, justo cuando llega el sargento Wu a su lado, los mira encarnando una ceja y se encoge de hombros.

- Lamento  interrumpir su juego de miradas profundas, pero acaban de reportar a una persona desparecida.- Anuncia, ambos chicos giran su mirada hacia él.- Hoy en la mañana una estudiante universitaria salió a correr y nunca regresó.


Harry y Zayn vuelven a mirarse, al parecer pensando lo mismo. Se levantan de sus asientos y recogen sus celulares, ya que estaban sobre sus escritorios. Empiezan a caminar a través de la gran habitación, pero se detienen al escuchar la voz de sargento otra vez.

- Tengo el número de la chica.- Exclama Wu, ambos vuelven hacia él, el adulto les entrega una hoja con varios números anotados.- No es nada, ni se molesten en agradecer mi ayuda, chicos.
- Gracias, Wu.- Murmuran ambos, Harry saca su celular y llaman a ese número.
- ¿Hola?- Contesta una universitaria.
- Hola, ¿Señorita Jones? Detectives Malik y Styles aquí. ¿Usted acaba de reportar a una persona desaparecida, no?- Cuestiona Zayn, luego de relamer sus labios.
- Sí, sí. Una amiga, yo, eh... Ella salió a las 7:30 esta mañana, y yo estoy un poco preocupada porque siempre vuelve antes de las 8:30.- Tartamudea.
- Cuando cortemos la llamada, ¿Podría ser tan amable de enviarnos una foto de su amiga?- Pregunta Harry.
- Sí, claro...- Asiente, dudosa. 
- ¿Sabe usted qué tipo de zapatillas llevaba?- Interroga el moreno, interesado.
- Unas Nike rosadas.- Responde.
- Gracias por todo, señorita Jones.
- No es nada, detectives.
- ¿Saben? Estaba esperando que le dijeran "hoy encontramos a su amiga muerta", ¿Por qué no lo hicieron?- Dice Wu luego de que cortaran la llamada.
- Eso se dice frente a frente.- Harry niega con la cabeza.
- Bueno, yo solo tenía curiosidad.- Levanta las manos fingiendo inocencia y se va de allí.
- ¿Ya te llegó la foto?- Pregunta Zayn al rizado.
- Eh... Sí.- Abre el archivo y frunce los labios.- Busquemos su ID.


Se sientan otra vez en su escritorios y descargan la imagen a los computadores para encontrar las coincidencias de identificación de la chica, buscan por lo menos por unos minutos, escuchando murmullos de distintas voces a su alrededor, viendo las personas  ir y venir de un lado a otro por el precinto. Cuando al fin la encuentran, se sientan uno al lado del otro.

- No puedo creer que esta sea la chica que vimos hoy en la mañana.- Murmura Harry.
- Sylive Oster, identificación positiva.- Dice Zayn con seriedad.- Por lo menos ya sabemos quién es.
- Sí, pero no sabemos que hacer ahora.- El rizado sonríe agriamente.
- Sólo espero que su muerte haya sido rápida.- Susurra el moreno.- Vámonos de aquí.
- Buena idea, ha sido un día muy largo.- Toma su chaqueta de sobre el escritorio y se la coloca, dejando caer una pequeña cajita sobre la mesa.
- ¡La gran noche!- Exclama Zayn, tomando el aterciopelado paquete entre sus dedos.- No la cagues, Romeo.- Se lo lanza.- Suerte con tu Juliette.
- Tú y tus chistes aburridos.- Niega con la cabeza al recordar que el segundo nombre de ______ es Juliette.- Nos vemos mañana, bro'.
- Hasta mañana.



*******************************************



Harry estaciona el auto frente a su casa, suspira y sale del automóvil dejando cerradas las puertas con seguro, todo por precaución. Camina tranquilamente hacia la entrada y la abre, se adentra en la casa y cierra detrás de si, con una sonrisa creciendo en su rostro.
Enciende la luz de la sala y deja su chaqueta sobre el sillón.


- ¿______?- Exclama, llamando a su novia.

No escucha respuesta, por lo que frunce el ceño y piensa en que no es posible que ella no haya llegado a casa aún. Camina hacia la cocina lentamente y se asoma por la puerta entreabierta. Ahí distingue una figura no muy alta, que en una de sus manos empuña un largo y filoso cuchillo, por el que chorrea un líquido rojo. Su sangre se congela y entra por completo a la cocina, haciendo que aquella persona se gira rápidamente y lo contemple con expresión nula.
Y no era ______.

¿Por qué quieres quedar?: Porque la trama me encantó, y me quedé con muchísimas ganas de escribir, además de que en el transcurso de la nove puede que me lleguen varias ideas y no me gustaría dejarlas solamente en mi cabeza, estoy dispuesta a terminar esta novela.
Color de tu princesa (no tiene que ser el que venía en el rol y tampoco importa que se repita).: Verde.
Ficha Aceptada

Discúlpame por no aceptarla antes, es que no había visto que ya habías editado el mensaje
Amé completamente tu ficha, necesito que me pases el link del capítulo que dejaste porque ya me enganchó
La historia es genial. En serio me encantó.
Te deseo muchísima suerte. Gracias por tu ficha.
Kisses xx.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Fery. el Miér 01 Ene 2014, 10:55 pm

|Bloomy| escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Harriet R. Tirpirst
Representantes: Emily Rudd y Tim Borrmann.
Rol de la chica: Vanidad.
Capítulo de tu autoría: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] Creo que es más fácil dejar la galería :fry : 
¿Por qué quieres quedar?: La idea es genial querida! Es muy genial y punto . Realmente adoro tus ideas querida ;) Feri Feri, es simplemente genial... Y deseo quedar porque la idea me parece extremadamente genial   
Color de tu princesa: DarkMagenta
Rosa...:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha Aceptada

Tu ficha
Aee, elegiste a Emily y a Tim como Vanidad. Imagínate a la Emily de vanidosa y a Tim como un hermoso príncipe vanidoso. Pos me muero bien muerta
La verdad no leí nada porque, bueno, te leo en Bloomy Hills, en Currents y en Demonio (para abreviar el nombre).
Además, el color de tu princesa
Vale, sobre decir que está aceptada la ficha, pero tú sabes, protocolo.
Gracias por la ficha, te deseo mucha suerte.
Kisses xx.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: The Perfect Princess|N.C.{Audiciones Cerradas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.