O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 7:03 am por Andy Belmar.

» Instituto Fénix | Fichas
Ayer a las 11:16 pm por lovesick

» Guerra de Sexos
Ayer a las 10:07 pm por mieczyslaw

» Seriéfilo
Ayer a las 9:49 pm por Asclepio.

» être dans la lune.
Ayer a las 9:23 pm por Ongniel

» dream maker, you heart breaker
Ayer a las 9:15 pm por moon river

» Nada es como se ve xAudicionesx
Ayer a las 9:12 pm por rarelyworld

» daydreamin'. ♡
Ayer a las 9:08 pm por bwiyomi.

» Carne nueva.
Ayer a las 8:39 pm por rarelyworld

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Stuck. el Mar 17 Dic 2013, 1:54 pm

RESULTADOS!!! Los esperare ansiosamente!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por bomb. el Mar 17 Dic 2013, 7:03 pm

TAMA!!!!!!! LO SIENTO EN VERDAD, HE SIDO MUY DISTRAIDA!

Lo siento, en unos minutos subo mi ficha, lo que pasa es que he estado muy distraida, y pues estamos areglando la casa por la navidad y blablabl{a y entonces estoy haciendo un mural en mi cuarto y pues... Lo siento en serio ._.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Tamy_MISLLA el Mar 17 Dic 2013, 7:39 pm

Esthefania98 escribió:TAMA!!!!!!! LO SIENTO EN VERDAD, HE SIDO MUY DISTRAIDA!

Lo siento, en unos minutos subo mi ficha, lo que pasa es que he estado muy distraida, y pues estamos areglando la casa por la navidad y blablabl{a y entonces estoy haciendo un mural en mi cuarto y pues... Lo siento en serio ._.


Esta bien mientras sea en la fecha acordada porque el 19 voy a dar los resultados, solo puedo esperar hasta esa fecha :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por bomb. el Mar 17 Dic 2013, 8:27 pm

Ficha *-*:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Rose Black


Nombre de la representante: Anasophia Robb




Apodos: Blackie, Black, Boo, Bubbles, Ro.




Edad: 17 años




Historia: Rose proviene de una familia grande, muy grande, es la tercera hija de los 3 hijos que tuvieron MarieAnne Di Louretthi y Robert Black, sus hermanos son: Emilio Black, es primer hijo y tiene 25 años, Lorenzo, es el siguiente de 19 años, luego viene ella, luego vienen los gemelos Daniela y Daniel de 15 años de edad, luego viene Ethan de 12 años, Louise de 8 años, Prim de 5, y Bobbie de 12 mesesde nacido, sí son una familia grande. Al ser una familia tan grande, siempre han sido muy unidos, sus padres son declase media, así que le han dado lo que necesita, nunca le ha faltado nada, se crió en un lugar lleno de amor, gritos y llanto de bebes. al ser de las hermanas mayores es muy responsable y cuidadosa, siempre anda detrás de sus hermanos y casi nunca esta en paz, lo cual a veces es un poco frustrante. Y aunque ama a su familia a veces desearía hacerla desapaecer y tener un poco de privacidad para ella misma, sus mejores amigas son un desastre. son unas chicas demasiado locas, a pesar de ser muy diferentes las unas con las otras siempre se apoyan en todo y si tres se unden se unden todas. son muy unidas y tienen cientos de historias y anecdotas de sus desatrosas aventuras.  Y lo que muchos no saben ni siquiera sus amigas es que ella desde muy pequeña padece de una enfermedad muy peligrosa, por lo cual siempre tiene que tomar sus anti psicóticos o sino se la verá muy mal. A eso de los 8 años le diagnosticaron inicios de bipolaridad, una enfermedad que ocasiona cambios bruscos en su estados de ánimos, sus amigas creen que se debe a su hiperactiva forma de ser, pero la realidad es que ésta se debe a su enfermedad. Sus familiares la apoyan mucho, y tratan de que este en un ambiente libre de estres, o preocupaciones, o situaciones muy apremiantes que le puedan causar perder el control, ella jamás ha hablado de eso con sus amigas pues teme que la dejen porque crean que está "loca"... Ya le ha pasado antes, las personas se alejan cuando se entaran de algo así.





Curiosidades:

+ Le gusta salir a caminar bajo la lluvia.
+ Odia la oscuridad, sus primeros ataque siempre fueron de noche.
+ No le gusta estar sola.
+ Siempre teme salirse de control.
+ Ama leer y Dibujar.
+ Es una chica muy artítica, ha encontrado gran paz en ellos, hace desde danza hasta arte urbano/ callejero.
+ Ama andar en Skate y es buena en ello.
+ Es alérgica al chocolate y al maní.
+  Es hidrofóbica. (Le tiene miedo al agua, no sabe nadar)





Chico y Rol: Louis Tomlinson| Bipolaridad.





Un capitulo u One Shot en spoiler de tu autoria:
Cartas Bajo la Luna NC:


Capítulo 03.



           El cielo está oscuro, no hay luna, no hay estrella; afuera no se escucha nada, ni el pasar de los autos, ni el susurrar del viento, ni el tintineo de una gota de agua solitaria. Todo está callado, en calma, en una profunda y muy pacífica calma.

           En la soledad de su cuarto, a mitad de la noche, Diana observaba por la ventana el pacífico y solitario vecindario, imaginando cómo se sentiría si algún día él se fijara en ella. Fantaseaba despierta con sus ojos, sus preciosos ojos azules, de un azul profundo, una mirada sincera y casi siempre risueña. Con sus perfectos, finos y muy rosados labios, que pintaban siempre una sonrisa en su rostro. Una sonrisa contagiosa, una sonrisa que era, redundantemente, su razón para sonreír. Suspiró y camino hacía su mesita de noche, abrió la gabetita y de ahí sacó un librito, un pequeño librito de encuadernadura de cuero marron, con un broche que solo podía abrirse con un dije que ella mantenía siempre en su poder. Se fue a sentar de nuevo al alfeizar de su ventada y volvió a mirar hacía afuera, volvió a imaginar su rostro: sus ojos, su sonrisa, la manera en la que batia sus pestañas al parpadear, o se le marcaban esas pequeñas arruguitas en las comisuras de sus labios al sonreír. Abrío el librito, tomo la pluma que siempre había dentro y empezó a bosquejear. Pintaba lo que por sus ojos tan distraídamente pasaban, con una pequeña sonrisa inconsciente en sus abios, agrego otro dibujo de su rostro a su, ya tan amplia, colección. Miro por ultima vez su obra de arte y sonrió, su lápiz no le hacía justicia, sus dibujos nunca quedanban ni la mitad de hermosos de lo que él era.


{xxx}



                 I need a Superhero sonó a todo volumen en la habitación de la castaña indicandole, para su mala suerte, que ya era hora de levantarse para ir al instituto. La chica suspiró y de un manotazo calló el odioso aparato destroza sueños, se arrastró fuera de la cama con pereza y entró al baño. Abrió la llave del grifo y espero unos pocos minutos a que el agua se templara, entro bajo el chorro de agua y dejo que esta la despertara y se llevara consigo los rastros de sueño y pereza que le quedaban. Salió de la ducha y camino fuera del baño envuelta en una toalla azul marina, caminó hacía su closet y lo abrió, miro su ropa por una fracción de segundos y sin darle mucha importancia tomo unos jeans oscuros y desgastados, una blusa ancha de hombro caído negra con una estampa de los Guns N' Roses, unas conver's igual, o, incluso aún más desgastadas que sus jeans, dejó sus cabellos castaños y ondulados sueltos para que se secaran, tomó su mochila y bajó. Miró a su alrededor y suspiró.

- Sola otra vez...-  murmuró para sí misma; entró a la cocina y tomo una manzana, ese sería su desayuno, camino hasta la puerta y antes de salir por completo de su casa tomó su skate y miro hacía atrás.- Que tengas lindo día soledad.- comentó a la nada y partió sobre su tabla hacía el purgatorio al cual llamaban: "preparatoria".



{xxx}

            Con la mirada perdída la chica miraba por la ventana mientras el profesor McGonagall explicaba su muy aburrida clase de historía. Diana volvió a sacar su librito de bocetos y lo abrió hasta llegar a la primera hoja en blanco, tomó su pluma y volvió a dibujar. La tinta manchaba el papel con trazos finos y otros más gruesos. Creando formas y figuras de distintos tamaños. El golpe seco de la mano del profesor sobre su escritorio la hizo alzar la vista. McGonagall estaba justo en frente de ella con el ceño fruncido y el rostro rojo de la rabia.

- Señorita Arckeley, si le parece más importante andar tonteando con sus dibujos: ¿Qué carrizos hace en mi clase?- espetó el profesor furioso, la chica cerró su libro y miró apenada al profesor.

- Lo siento...- murmuro a pena audible, la mirada de todos estaba sobre ella.  El profesor frunció aún más su ceño.

- ¿Qué dijo?- exclamo con un tono rudo y muy molesto. Ella se encogió en su asiento, totalmente intimidada por el anciano. Ella negó con la cabeza.

- Profesor...- dijo una voz masculina inconfundible para la chica, y ella se negó a alzar la vista hacía él. Mcgonagall se volteo a ver al chico rubio y de ojos azules que le había llamado.

- ¿Qué quiere joven Felton?- preguntó este de mala gana. Quitando su atención de la castaña. El chico frunció los labios.

- No entendí lo que explico.- murmuró y la clase rió, el profesor soltó una maldición y cuando todos volvieron a sus respectivas actividades fue que ella se digno a mirar al chico de ojos azules que la había salvado de una inminente muerte ante el profesor.  Él estaba de espaldas, no la veía y así lo prefería ella, 3 años enamorada de un chico que jamás notó su existencia. 3 años admirando su forma de ser, la manera en que actua con sus amigos y en que trata a sus novias. 3 años anhelando que él la mire, que le hable, que de una manera mágica y muy poco probable el se fije en ella y le corresponda el amor que ella siente hacía el; ¡porque es amor!. a pesar de que él no la conozca, y nunca haya mantenido una conversación de más de dos monosilábicos con él, ella sabía, y vaya que sabía, que lo amaba, lo amaba profunda e incondicionalmente. Porque enamorarse sola era lo peor y más puro que podía haber.



{xxx}




           Era la hora del receso y ella caminó hasta la biblioteca, su guarida, su escondite; donde ninguno de los idiotas que tenía por compañeros podía fastidiarla y/o molestarla, ese era su lugar favorito en toda la preparatoria. En la biblioteca ella podía estar tranquila, podía escuchar su música, podía dibujar, podía pensar, podía desahogarse sin ser molestada, o sin tener que soportar las burlas de los demás chicos. Caminó hasta su sección favorita, la de libros antiguos, y se sento en un sillón mullido que ahí había y prácticamente sus iniciales casi tenía. suspiró y tomó sus audífonos, los conectó a su Ipod y empezó a escuchar música. Love me for me de Cher Lloyd terminaba de reproducirse y empezaba Waiting for Superman de Daughtry.  Ella se dejó llevar por la melodía y sacó una carpeta de pinza y en la hoja azulada en blanco que estaba al inició empezo a escribir una carta, una carta que jamás sería leída por su destinatario, una carta sin razón de ser, una carta llena de palabras que la inculparian de sus sentimientos respecto a él, si algún día alguien la leía. Dejó fluir sus pensamientos y sus sentimientos en lindos versos, dejo que su corazón hablara por ella, y que expresara en pequeñas frases todo lo que se negaba a admitir en voz alta. Un poema, uno que era solo para él, y sería leído solo por ella. La campana que anunciaba el inicio del segundo periódo de clases, ella guardó sus cosas, y se levantó de su asiento y partió a su clase. Iba tranquila por los pasillos, distraída, como siempre, chocó con alguien cayéndosele todas sus cosas al suelo.

- Fijate Imbécil.- gruñó esa voz chillona que tanto conocía, alzó su mirada y sen encontro con amberly, la típica chica hueca y vacía, maliciosa y cruel, capitana del equipo de las porristas.

- Lo siento.- murmuró ella muy bajito y la chica soltó un bufido.

- Inútil.- gruñó y se alejó por el pasillo, el segundo timbre que anunciaba la entrada a clases sonó y Diana se apresurpo a recoger sus cosas y entre el apuro y la multitud de estudiantes no se dio cuenta de que le faltó algo por recoger.... algo muy importante. Salió corrindo a su siguiente clase.



{xxx}




                  La hora de  saida había llegado y Tom iba camino a su casillero, se movía por los pasillos llenos de chicos, reunidos en grupos, o en sus casilleros recogiendo y guardando sus cosas para irse a casa. Llego al suyo y lo abrió, guardó un par de libros y sacó otro par de él. Estaba distraído y sumido en sus muy vagos pensamientos, y no se dio cuenta de que a sus pies había un sobre de color lila con su nombre y un corazón. Un chico de ojos cafés y cabello castaño llegó a su lado.

- ¡Hey Tom! - lo saludó, Tomo se giró y miro a su amigo, le sonrió.

- ¿Qué hay hermano? - preguntó y chocaron las manos, el chico se encogió de hombros.

- Nada nuevo bro.- dijo el chico castaño y entonces se fijó en el sobrecito.- Hey, bro. - llamó la atención de Felton, el rubio lo miro.

- ¿Qué pasa?- preguntó este ultimo viendo a su amigo, el castaño señalo el sobre lila.

- Se te cayó eso - dijo y Tom bajó su mirada, frunció el ceño y se agachó para recoger el sobrecito, hizo una mueca de confusión.

- ¿Lo has tirado ahorita? - preguntó el rubio mirando a su amigo, este negó con la cabeza. Y él lo miro desconfiado.

- No, lo juro. - argumentó el castaño y el rubio lo miro midiendolo. Este alzó sus manos en sinónimo de paz, Tom asintió y volvió a mirara el sobrecito. La letra que ponía su nombre en tinta negra era cursiva, y muy bonita, en definitiva tenía que ser de una chica.

- Creo que a alguien le salió una admiradora secreta.- burló su amigo, Tom lo fulminó con la mirada y el chico rió.

- No seas estúpido de seguro es una broma.- dijo y guardó la notita en su mochila.- Vamo, tengo que ir a casa, mamá me espera con la enana.- dijo el rubio cerrando su casillero y empezando a andar, el castaño se puso a su par.

- ¿No la piensas leer?- preguntó curioso, Tom lo miro y negó con la cabeza.

- No aquí, y menos contigo cerca.- respondió y el castaño se hizo en ofendido, el rubio rió, y al llegar a la salida del edificio se despidieron y cada cual se fue por su lado.


                 Tom llegó a su casa saludo a su madre y besó la mejilla de su hermanita, ayudó a la primera con un par de cosas, y luego subió a su habitación para hacer sus deberes del día siguiente. al abrir su mochila y sacar uno de sus libros lo primero que salió de esta fue el sobrecito lila, voló por el aire y se ocultó debajo de la cama, Tom suspiró y se agachó, lo sacó de ahí y se sento en su cama dejando la nota sobre su mesita de noche, y empezó a hacer sus deberes.


                      La noche llegó y Tom después de ducharse, cenar y darle la buenas noches tanto a su madre como a su hermanita, se fue a acostar,  entonces fue a apagar la luz de su mesita cuando vió el sobre sobre ella, suspiró, ya no podía postergarlo más, en primera porque no quería dejarlo para otro día, y en segundo porque había una parte de él al cual le daba mucha curiosidad saber si aquello era una simple broma o era en serio.

Abrió el sobre y sacó de él la notita perfectamente doblada de color azul claro,  la acercó para su rostro y se dió cuenta de que de esta se desprendia un olor, la llevó hatsa su nariz y aspiró, era perfume. Perfume de chica, un perfume muy rico a decir verdad, olía a una mezcla entre chocolate y fresa... Leyó la carta.








Lun, 23 de Noviembre de 2013
Tom Felton ♡




             El cielo está nublado al igual que mi mente. Mis pensamientos son confusos y muy difusos, no tengo nada claro, y no estoy segura de nada. No tengo nada que me ate a esta vida, ni tampoco una razón para seguir soportandolo todo. soy sólo una chica que no puede consigo misma Pero ¿a ti qué te importa eso? Tú... Tú eres tan perfecto, tan diferente a todos los demás... Desde que te ví super por tu sonrisa simpática y sincera que no eras como los demás imbéciles de esta preparatoria, me atrapaste desde un principio, me has dejado sin habla. Te has apoderado de todo mi ser, y es que eres tan importante para mí que no puedo pasar una noche sin escrbir para ti y sólo por ti. Mis cuadernos te aman, al igualq ue mi corazón y todo mi ser. ¿Cuántos dibujos no tengo tuyos? ¿Cuántas veces no me han reprendido en clase por andar distraída pensando en ti? Suspirando por tí. Te veo todo el tiempo, cuando estamos en el mismo salón, cuando estás en la cefetería con tus amigos, incluso cuando estás en los pasillos, no hay día en que no te observe. No puedo evitarlo. Quizás creas que soy una enferma y que te acoso, pero... no es así. si lo hiciera probablemente ya te hubieses dado cuenta, no eres tan distraído. Amo como eres y como haces reír a todos los demás, no sabes cuanto desearía que lo hiceras conmigo, pero jamás hemos pasado de un monosilábico y sabes, es triste, y duele, duele mucho porque yo estoy aquí en mi rincón apartados de todos escribiendo de tí, y tu estas con tus amigos e incluso una que otra chica sin saber ni si quiera que existo. Me has destruido y al mismo tiempo salvado, ¿confuso no?... ¿Tienes idea de cuanto duele verte con alguien más? Qué el motivo de tus sonrisas es para alguien más, que el objeto de tu amor sea alguien más; no tienes idea cuanto me ha dolido tener que verte con alguna novia. Pero sabes qué, no importa. aún que muera de dolor, nadie podrá amarte tanto como yo... Lo cual es trsite porque mereces ser amado de una manera tan incondicional como en la que yo lo hago, sin esperar nada a cambio. Te amo aun sabiendo que jamás te fijarías en mí, porque ¿Quién se fija en una chica que es completamente invisible para todo los demás? te daré la respuesta que sé que sabes: Nadie. ¿Sabes? No sé ni para que me molesto en escribir esto, quizás es para desahogarme, quizás es porque una parte de mí espera que algundía quizás encuentres una de mis cartas y puedas saber que a pesar de todo siempre hubo una chica, una chica lo suficientemente estúpida como para enamorarse de tí por más de tres años consecutivos. Pero siendo realista sé que nunca, ¡jamás! tendría el valor para entregarte o hacerte llegar alguna de está cartas tan puras y sinceras con todos mis sentimientos. Porque simplemente tu eres totalmente inalcansable para mí. Así qué... No sé que estoy haciendo con esto. ¿Amar duele tanto? ¿Enamorarte puede dolerte hasta tal punto de querer sangrar y alegrarte hasta tal punto de querer sonreír siempre?


Siempre tuya y sólo tuya:
Tu chica anónima
 

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por bomb. el Mar 17 Dic 2013, 8:31 pm

Oops! Se me olvidó:

Lucho *-* Sexy Lucho *-*:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Fery. el Mar 17 Dic 2013, 9:25 pm

Espero que aún no hayas cerrado las audiciones Tamy... ¿Aún puedo dejar mi ficha?
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Tamy_MISLLA el Miér 18 Dic 2013, 7:41 am

NandhitaDeHoran escribió:Espero que aún no hayas cerrado las audiciones Tamy... ¿Aún puedo dejar mi ficha?

Si, las cierro el 19, osea mañana, a las 18 hs argentina, si la icha esta antes de esa fecha y hora esta dentro :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Tamy_MISLLA el Miér 18 Dic 2013, 12:33 pm

Esthefania98 escribió:
Ficha *-*:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Rose Black


Nombre de la representante: Anasophia Robb




Apodos: Blackie, Black, Boo, Bubbles, Ro.




Edad: 17 años




Historia: Rose proviene de una familia grande, muy grande, es la tercera hija de los 3 hijos que tuvieron MarieAnne Di Louretthi y Robert Black, sus hermanos son: Emilio Black, es primer hijo y tiene 25 años, Lorenzo, es el siguiente de 19 años, luego viene ella, luego vienen los gemelos Daniela y Daniel de 15 años de edad, luego viene Ethan de 12 años, Louise de 8 años, Prim de 5, y Bobbie de 12 mesesde nacido, sí son una familia grande. Al ser una familia tan grande, siempre han sido muy unidos, sus padres son declase media, así que le han dado lo que necesita, nunca le ha faltado nada, se crió en un lugar lleno de amor, gritos y llanto de bebes. al ser de las hermanas mayores es muy responsable y cuidadosa, siempre anda detrás de sus hermanos y casi nunca esta en paz, lo cual a veces es un poco frustrante. Y aunque ama a su familia a veces desearía hacerla desapaecer y tener un poco de privacidad para ella misma, sus mejores amigas son un desastre. son unas chicas demasiado locas, a pesar de ser muy diferentes las unas con las otras siempre se apoyan en todo y si tres se unden se unden todas. son muy unidas y tienen cientos de historias y anecdotas de sus desatrosas aventuras.  Y lo que muchos no saben ni siquiera sus amigas es que ella desde muy pequeña padece de una enfermedad muy peligrosa, por lo cual siempre tiene que tomar sus anti psicóticos o sino se la verá muy mal. A eso de los 8 años le diagnosticaron inicios de bipolaridad, una enfermedad que ocasiona cambios bruscos en su estados de ánimos, sus amigas creen que se debe a su hiperactiva forma de ser, pero la realidad es que ésta se debe a su enfermedad. Sus familiares la apoyan mucho, y tratan de que este en un ambiente libre de estres, o preocupaciones, o situaciones muy apremiantes que le puedan causar perder el control, ella jamás ha hablado de eso con sus amigas pues teme que la dejen porque crean que está "loca"... Ya le ha pasado antes, las personas se alejan cuando se entaran de algo así.





Curiosidades:

+ Le gusta salir a caminar bajo la lluvia.
+ Odia la oscuridad, sus primeros ataque siempre fueron de noche.
+ No le gusta estar sola.
+ Siempre teme salirse de control.
+ Ama leer y Dibujar.
+ Es una chica muy artítica, ha encontrado gran paz en ellos, hace desde danza hasta arte urbano/ callejero.
+ Ama andar en Skate y es buena en ello.
+ Es alérgica al chocolate y al maní.
+  Es hidrofóbica. (Le tiene miedo al agua, no sabe nadar)





Chico y Rol: Louis Tomlinson| Bipolaridad.





Un capitulo u One Shot en spoiler de tu autoria:
Cartas Bajo la Luna NC:


Capítulo 03.



           El cielo está oscuro, no hay luna, no hay estrella; afuera no se escucha nada, ni el pasar de los autos, ni el susurrar del viento, ni el tintineo de una gota de agua solitaria. Todo está callado, en calma, en una profunda y muy pacífica calma.

           En la soledad de su cuarto, a mitad de la noche, Diana observaba por la ventana el pacífico y solitario vecindario, imaginando cómo se sentiría si algún día él se fijara en ella. Fantaseaba despierta con sus ojos, sus preciosos ojos azules, de un azul profundo, una mirada sincera y casi siempre risueña. Con sus perfectos, finos y muy rosados labios, que pintaban siempre una sonrisa en su rostro. Una sonrisa contagiosa, una sonrisa que era, redundantemente, su razón para sonreír. Suspiró y camino hacía su mesita de noche, abrió la gabetita y de ahí sacó un librito, un pequeño librito de encuadernadura de cuero marron, con un broche que solo podía abrirse con un dije que ella mantenía siempre en su poder. Se fue a sentar de nuevo al alfeizar de su ventada y volvió a mirar hacía afuera, volvió a imaginar su rostro: sus ojos, su sonrisa, la manera en la que batia sus pestañas al parpadear, o se le marcaban esas pequeñas arruguitas en las comisuras de sus labios al sonreír. Abrío el librito, tomo la pluma que siempre había dentro y empezó a bosquejear. Pintaba lo que por sus ojos tan distraídamente pasaban, con una pequeña sonrisa inconsciente en sus abios, agrego otro dibujo de su rostro a su, ya tan amplia, colección. Miro por ultima vez su obra de arte y sonrió, su lápiz no le hacía justicia, sus dibujos nunca quedanban ni la mitad de hermosos de lo que él era.


{xxx}



                 I need a Superhero sonó a todo volumen en la habitación de la castaña indicandole, para su mala suerte, que ya era hora de levantarse para ir al instituto. La chica suspiró y de un manotazo calló el odioso aparato destroza sueños, se arrastró fuera de la cama con pereza y entró al baño. Abrió la llave del grifo y espero unos pocos minutos a que el agua se templara, entro bajo el chorro de agua y dejo que esta la despertara y se llevara consigo los rastros de sueño y pereza que le quedaban. Salió de la ducha y camino fuera del baño envuelta en una toalla azul marina, caminó hacía su closet y lo abrió, miro su ropa por una fracción de segundos y sin darle mucha importancia tomo unos jeans oscuros y desgastados, una blusa ancha de hombro caído negra con una estampa de los Guns N' Roses, unas conver's igual, o, incluso aún más desgastadas que sus jeans, dejó sus cabellos castaños y ondulados sueltos para que se secaran, tomó su mochila y bajó. Miró a su alrededor y suspiró.

- Sola otra vez...-  murmuró para sí misma; entró a la cocina y tomo una manzana, ese sería su desayuno, camino hasta la puerta y antes de salir por completo de su casa tomó su skate y miro hacía atrás.- Que tengas lindo día soledad.- comentó a la nada y partió sobre su tabla hacía el purgatorio al cual llamaban: "preparatoria".



{xxx}

            Con la mirada perdída la chica miraba por la ventana mientras el profesor McGonagall explicaba su muy aburrida clase de historía. Diana volvió a sacar su librito de bocetos y lo abrió hasta llegar a la primera hoja en blanco, tomó su pluma y volvió a dibujar. La tinta manchaba el papel con trazos finos y otros más gruesos. Creando formas y figuras de distintos tamaños. El golpe seco de la mano del profesor sobre su escritorio la hizo alzar la vista. McGonagall estaba justo en frente de ella con el ceño fruncido y el rostro rojo de la rabia.

- Señorita Arckeley, si le parece más importante andar tonteando con sus dibujos: ¿Qué carrizos hace en mi clase?- espetó el profesor furioso, la chica cerró su libro y miró apenada al profesor.

- Lo siento...- murmuro a pena audible, la mirada de todos estaba sobre ella.  El profesor frunció aún más su ceño.

- ¿Qué dijo?- exclamo con un tono rudo y muy molesto. Ella se encogió en su asiento, totalmente intimidada por el anciano. Ella negó con la cabeza.

- Profesor...- dijo una voz masculina inconfundible para la chica, y ella se negó a alzar la vista hacía él. Mcgonagall se volteo a ver al chico rubio y de ojos azules que le había llamado.

- ¿Qué quiere joven Felton?- preguntó este de mala gana. Quitando su atención de la castaña. El chico frunció los labios.

- No entendí lo que explico.- murmuró y la clase rió, el profesor soltó una maldición y cuando todos volvieron a sus respectivas actividades fue que ella se digno a mirar al chico de ojos azules que la había salvado de una inminente muerte ante el profesor.  Él estaba de espaldas, no la veía y así lo prefería ella, 3 años enamorada de un chico que jamás notó su existencia. 3 años admirando su forma de ser, la manera en que actua con sus amigos y en que trata a sus novias. 3 años anhelando que él la mire, que le hable, que de una manera mágica y muy poco probable el se fije en ella y le corresponda el amor que ella siente hacía el; ¡porque es amor!. a pesar de que él no la conozca, y nunca haya mantenido una conversación de más de dos monosilábicos con él, ella sabía, y vaya que sabía, que lo amaba, lo amaba profunda e incondicionalmente. Porque enamorarse sola era lo peor y más puro que podía haber.



{xxx}




           Era la hora del receso y ella caminó hasta la biblioteca, su guarida, su escondite; donde ninguno de los idiotas que tenía por compañeros podía fastidiarla y/o molestarla, ese era su lugar favorito en toda la preparatoria. En la biblioteca ella podía estar tranquila, podía escuchar su música, podía dibujar, podía pensar, podía desahogarse sin ser molestada, o sin tener que soportar las burlas de los demás chicos. Caminó hasta su sección favorita, la de libros antiguos, y se sento en un sillón mullido que ahí había y prácticamente sus iniciales casi tenía. suspiró y tomó sus audífonos, los conectó a su Ipod y empezó a escuchar música. Love me for me de Cher Lloyd terminaba de reproducirse y empezaba Waiting for Superman de Daughtry.  Ella se dejó llevar por la melodía y sacó una carpeta de pinza y en la hoja azulada en blanco que estaba al inició empezo a escribir una carta, una carta que jamás sería leída por su destinatario, una carta sin razón de ser, una carta llena de palabras que la inculparian de sus sentimientos respecto a él, si algún día alguien la leía. Dejó fluir sus pensamientos y sus sentimientos en lindos versos, dejo que su corazón hablara por ella, y que expresara en pequeñas frases todo lo que se negaba a admitir en voz alta. Un poema, uno que era solo para él, y sería leído solo por ella. La campana que anunciaba el inicio del segundo periódo de clases, ella guardó sus cosas, y se levantó de su asiento y partió a su clase. Iba tranquila por los pasillos, distraída, como siempre, chocó con alguien cayéndosele todas sus cosas al suelo.

- Fijate Imbécil.- gruñó esa voz chillona que tanto conocía, alzó su mirada y sen encontro con amberly, la típica chica hueca y vacía, maliciosa y cruel, capitana del equipo de las porristas.

- Lo siento.- murmuró ella muy bajito y la chica soltó un bufido.

- Inútil.- gruñó y se alejó por el pasillo, el segundo timbre que anunciaba la entrada a clases sonó y Diana se apresurpo a recoger sus cosas y entre el apuro y la multitud de estudiantes no se dio cuenta de que le faltó algo por recoger.... algo muy importante. Salió corrindo a su siguiente clase.



{xxx}




                  La hora de  saida había llegado y Tom iba camino a su casillero, se movía por los pasillos llenos de chicos, reunidos en grupos, o en sus casilleros recogiendo y guardando sus cosas para irse a casa. Llego al suyo y lo abrió, guardó un par de libros y sacó otro par de él. Estaba distraído y sumido en sus muy vagos pensamientos, y no se dio cuenta de que a sus pies había un sobre de color lila con su nombre y un corazón. Un chico de ojos cafés y cabello castaño llegó a su lado.

- ¡Hey Tom! - lo saludó, Tomo se giró y miro a su amigo, le sonrió.

- ¿Qué hay hermano? - preguntó y chocaron las manos, el chico se encogió de hombros.

- Nada nuevo bro.- dijo el chico castaño y entonces se fijó en el sobrecito.- Hey, bro. - llamó la atención de Felton, el rubio lo miro.

- ¿Qué pasa?- preguntó este ultimo viendo a su amigo, el castaño señalo el sobre lila.

- Se te cayó eso - dijo y Tom bajó su mirada, frunció el ceño y se agachó para recoger el sobrecito, hizo una mueca de confusión.

- ¿Lo has tirado ahorita? - preguntó el rubio mirando a su amigo, este negó con la cabeza. Y él lo miro desconfiado.

- No, lo juro. - argumentó el castaño y el rubio lo miro midiendolo. Este alzó sus manos en sinónimo de paz, Tom asintió y volvió a mirara el sobrecito. La letra que ponía su nombre en tinta negra era cursiva, y muy bonita, en definitiva tenía que ser de una chica.

- Creo que a alguien le salió una admiradora secreta.- burló su amigo, Tom lo fulminó con la mirada y el chico rió.

- No seas estúpido de seguro es una broma.- dijo y guardó la notita en su mochila.- Vamo, tengo que ir a casa, mamá me espera con la enana.- dijo el rubio cerrando su casillero y empezando a andar, el castaño se puso a su par.

- ¿No la piensas leer?- preguntó curioso, Tom lo miro y negó con la cabeza.

- No aquí, y menos contigo cerca.- respondió y el castaño se hizo en ofendido, el rubio rió, y al llegar a la salida del edificio se despidieron y cada cual se fue por su lado.


                 Tom llegó a su casa saludo a su madre y besó la mejilla de su hermanita, ayudó a la primera con un par de cosas, y luego subió a su habitación para hacer sus deberes del día siguiente. al abrir su mochila y sacar uno de sus libros lo primero que salió de esta fue el sobrecito lila, voló por el aire y se ocultó debajo de la cama, Tom suspiró y se agachó, lo sacó de ahí y se sento en su cama dejando la nota sobre su mesita de noche, y empezó a hacer sus deberes.


                      La noche llegó y Tom después de ducharse, cenar y darle la buenas noches tanto a su madre como a su hermanita, se fue a acostar,  entonces fue a apagar la luz de su mesita cuando vió el sobre sobre ella, suspiró, ya no podía postergarlo más, en primera porque no quería dejarlo para otro día, y en segundo porque había una parte de él al cual le daba mucha curiosidad saber si aquello era una simple broma o era en serio.

Abrió el sobre y sacó de él la notita perfectamente doblada de color azul claro,  la acercó para su rostro y se dió cuenta de que de esta se desprendia un olor, la llevó hatsa su nariz y aspiró, era perfume. Perfume de chica, un perfume muy rico a decir verdad, olía a una mezcla entre chocolate y fresa... Leyó la carta.








Lun, 23 de Noviembre de 2013
Tom Felton ♡




             El cielo está nublado al igual que mi mente. Mis pensamientos son confusos y muy difusos, no tengo nada claro, y no estoy segura de nada. No tengo nada que me ate a esta vida, ni tampoco una razón para seguir soportandolo todo. soy sólo una chica que no puede consigo misma Pero ¿a ti qué te importa eso? Tú... Tú eres tan perfecto, tan diferente a todos los demás... Desde que te ví super por tu sonrisa simpática y sincera que no eras como los demás imbéciles de esta preparatoria, me atrapaste desde un principio, me has dejado sin habla. Te has apoderado de todo mi ser, y es que eres tan importante para mí que no puedo pasar una noche sin escrbir para ti y sólo por ti. Mis cuadernos te aman, al igualq ue mi corazón y todo mi ser. ¿Cuántos dibujos no tengo tuyos? ¿Cuántas veces no me han reprendido en clase por andar distraída pensando en ti? Suspirando por tí. Te veo todo el tiempo, cuando estamos en el mismo salón, cuando estás en la cefetería con tus amigos, incluso cuando estás en los pasillos, no hay día en que no te observe. No puedo evitarlo. Quizás creas que soy una enferma y que te acoso, pero... no es así. si lo hiciera probablemente ya te hubieses dado cuenta, no eres tan distraído. Amo como eres y como haces reír a todos los demás, no sabes cuanto desearía que lo hiceras conmigo, pero jamás hemos pasado de un monosilábico y sabes, es triste, y duele, duele mucho porque yo estoy aquí en mi rincón apartados de todos escribiendo de tí, y tu estas con tus amigos e incluso una que otra chica sin saber ni si quiera que existo. Me has destruido y al mismo tiempo salvado, ¿confuso no?... ¿Tienes idea de cuanto duele verte con alguien más? Qué el motivo de tus sonrisas es para alguien más, que el objeto de tu amor sea alguien más; no tienes idea cuanto me ha dolido tener que verte con alguna novia. Pero sabes qué, no importa. aún que muera de dolor, nadie podrá amarte tanto como yo... Lo cual es trsite porque mereces ser amado de una manera tan incondicional como en la que yo lo hago, sin esperar nada a cambio. Te amo aun sabiendo que jamás te fijarías en mí, porque ¿Quién se fija en una chica que es completamente invisible para todo los demás? te daré la respuesta que sé que sabes: Nadie. ¿Sabes? No sé ni para que me molesto en escribir esto, quizás es para desahogarme, quizás es porque una parte de mí espera que algundía quizás encuentres una de mis cartas y puedas saber que a pesar de todo siempre hubo una chica, una chica lo suficientemente estúpida como para enamorarse de tí por más de tres años consecutivos. Pero siendo realista sé que nunca, ¡jamás! tendría el valor para entregarte o hacerte llegar alguna de está cartas tan puras y sinceras con todos mis sentimientos. Porque simplemente tu eres totalmente inalcansable para mí. Así qué... No sé que estoy haciendo con esto. ¿Amar duele tanto? ¿Enamorarte puede dolerte hasta tal punto de querer sangrar y alegrarte hasta tal punto de querer sonreír siempre?


Siempre tuya y sólo tuya:
Tu chica anónima
 





                                                Ficha Aceptada
                                  Me alegra que participaras :) Suerte
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Fery. el Miér 18 Dic 2013, 6:24 pm

Ok:) Ahora mismo empiezo a hacerla.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Fery. el Miér 18 Dic 2013, 9:12 pm

Kiara J. Miller.



Nombre: Kiara J. Miller.
Apodos: Chia, Ki.
Representante: Acacia Clark.
Edad: 18 años.
Historia: Cuando Kiara tenía solamente cuatro años, su padre se marchó de la casa, dejándola solamente en manos de su madre, una mujer preocupada más por su apariencia física que por su unica hija.
Desde entonces, ella tuvo que empezar a ser autosuficiente y maduró más rápido de lo normal.
A los 10 años, tuvo su primer novio, pero él la dejó unas cuantas semanas argumentando que ella "no era lo suficientemente guapa".
Eso rompió el corazón de la pequeña y le dejó una huella permanente.
Después de eso, se obsesionó con querer ser "bonita" y comenzó a seguir dietas estrictas y comer cosas light tal y como lo hacía su mamá.
Sin embargo, el contar calorías y comer solamente cosas "saludables" se volvió su obsesión. Con el tiempo ya no le bastaba solamente con las dietas, sino que también comenzó a tomar lacsantes y a vomitar para conseguir más facilmente el cuerpo que tanto deseaba.
Su mamá nunca notó que su hija tenía problemas ya que la mujer solamente se preocupaba por ella y sus conquistas semanales.
Fue una chica que ingresó a la misma escuela que Kiara cuando tenían 15 quien la encontró una ocasión vomitando en el baño, ya que ella no se podía controlar y devolvía el estómago en cualquier lugar.
Micca era el nombre de la chica, y se convirtió en su mejor e inseparable amiga, ayudandola a salir de esa terrible enfermedad.
Le costó mucho superar la Anorexia y la Bulimia, pero lo logró.
Estuvo a punto de tener un par de recaidas, pero con la ayuda de Micca a logrado salir adelante.
Curiosidades:
—Su color favorito es el azul.
—Ama cantar.
—Odia las mentiras.
—Su talento secreto es tocar el piano.
—Tiene un gato que se llama "Rudolf".
—Su dedo meñique del pie izquierdo es más largo que el derecho.
—No ha tenido un novio desde los 10 años.
Rol: |Harry Styles||Ex-bulímica|
Capítulo o One Shot:

|Insensitive|Niall y Tú|:

Capítulo 3:


Estaba estacionada en una orilla de la avenida, con las ventanas cerradas y el rostro pálido. No podía pensar en otra cosa que no fueran los chicos con armas. Pero cuando menos lo esperé, una figura ya estaba junto al auto, mirándome fijamente. Intenté encontrar alguna respuesta en la expresión de su rostro, pero su cara era indescifrable. De pronto, me habló.

-Baja del auto -me dijo lentamente mientras sentía como mi cuerpo se paralizaba completamente-. Baja ahora mismo o romperé el vidrio y te bajaré yo mismo –amenazó.

Estaba completamente inmóvil, asustada. Quería hacer lo que él me pedía, quería salir de auto, pero mi cuerpo no estaba respondiendo. Lo único que pude hacer fue negar con la cabeza. Me di cuenta que al ver mi respuesta su mirada se encendía como si estuviese furioso, y al parecer, así era. Estaba más que furioso.

-Tienes una última oportunidad, ¿de acuerdo? -me miró fijamente y suspiró-. Baja del auto o te bajaré yo mismo. Supongo que no querrás ver el vidrio de tu lindo auto roto, ¿cierto?

Pero yo seguía inmóvil. ¡Muévete _____! Me gritaba a mí misma. ¡Sal ahora del auto! Pero seguía sin realizar movimiento.

Advertí que los chicos que había visto anteriormente -los de cabellos extraños, ropas raras y armas- se acercaban peligrosamente, eran alrededor de seis y no se veían nada contentos. Me sentí aún peor. También me di cuenta que Niall los miraba serio, y después su vista se volvió una vez más a mí. Su rostro estaba más blanco de lo que lo había visto hace unos minutos.

-Chica, ¿no entiendes que debes de bajar ya? -me gritó.

Sin esperar más tiempo, Niall se quitó la camiseta y pude apreciar cada detalle de su anatomía superior. Tenía un abdomen lindo, al parecer había dedicado un buen tiempo al gimnasio, su piel era blanca y aparentemente suave y... Antes de que pudiera seguir fantaseando con su cuerpo entendí porque se quitó la camiseta. Enredó la prenda en su puño y lo siguiente que vi fue el vidrio de mi puerta en mil pedacitos.

Niall abrió la puerta y me jaló fuera del auto. Miré en dirección hacia donde había visto a los chicos y entonces me preocupé más. Venían todos corriendo en nuestra dirección y no se veían precisamente felices. Niall tiró de mí y empezamos a correr en dirección opuesta a ellos. Al pasar corriendo pude ver algunos de los edificios que había sobre esa calle. Bares, Prostíbulos, Moteles y más sitios abandonados, entonces entendí que me había ido a meter a un barrio de mala muerte. En ese instante, mi cuerpo comenzó a moverse.

Corrimos a través de algunas calles mientras los tipos de continuaban siguiéndonos. Agradecí haberme puesto mis converses en lugar de un par de tacones de aguja, ya que hubieran sido solamente un estorbo. Escuché que quienes nos seguían nos gritaban cientos de cosas para que nos detuviéramos pero no hicimos caso.

Encontramos un almacén abierto y entonces entramos en él. Niall cerró la puerta detrás de nosotros. Se quitó la camiseta del puño y la colocó nuevamente en su cuerpo. Ambos nos miramos fijamente por unos minutos y pude ver que en su rostro había cierta molestia.

-Ahora sí, ¿me puedes explicar que estás haciendo aquí? -me preguntó serio.
-Niall yo... –puso su mano frente a mi rostro y me interrumpió.
-¿Cómo es que sabes mi nombre? No recuerdo habértelo dicho.
-Porque no me lo dijiste -susurré mientras dirigía la mirada alrededor del lugar. Efectivamente era un almacén-. Yo misma lo... Descubrí.
-De acuerdo, mira niña... –esta vez fui yo quien interrumpió.
-No soy una niña, y mi nombre es _______. Ya te lo había dicho hoy en la escuela -dije algo alterada. ¿En realidad no recordaba mi nombre?
-_______ -soltó de mala gana con algo de exasperación en su voz-, solamente te lo preguntaré una vez, y quiero que me digas la verdad -suspiró-, ¿qué estás haciendo aquí? ¿Me estabas siguiendo?

Me detuve antes de responder. ¿Tenía algún sentido no decirle la verdad?, ¿le diría que llegué ahí porque lo estaba siguiendo?, ¿le contaría que me sentía frustrada de que él no me hablara? Eso sonaba completamente estúpido y chiflado. Suspiré y entonces hablé, aunque me sorprendí de mi respuesta.

-¿Por qué viniste aquí? -Niall me miró directo a los ojos y después se apartó, caminó hacia una de las esquinas del almacén y exhaló lentamente.
-Vivo cerca –respondió con un encogimiento de hombros.
-¿Cerca? -pregunté horrorizada-. Niall, este lugar es muy feo, está lleno de gente mala y... -me detuve. Alcé la mirada y me vi que él estaba nuevamente frente a mí, examinando mi rostro lentamente con esa única mirada azul suya. De pronto, una esquina de su labio se curvó en una linda sonrisa.
-Discúlpeme princesa, pero como usted dice, éste es un barrio horrible, y sí, está lleno de gente mala, entonces... ¿Quién le asegura que yo no soy de esa gente mala? -me dijo con un tono tan firme que provocó que hasta las puntas del cabello se me levantaran.
-Porque lo veo en tu mirada, eres diferente a los demás, pero no eres malo -respondí más segura de lo que esperaba-, y no soy una princesa.

Esperaba que Niall me gritara o se molestara más de lo que ya estaba, pero para mi sorpresa, lo único que hizo fue soltar una pequeña y sexy risa.

-Aún no respondes la primer pregunta que te hice, ¿por qué me seguías? –repitió.
-Dijiste que solo me lo preguntarías una vez -dije desafiándolo.
-No me retes niña, no te gustará saber que encontrarás con eso, aunque según tú no lo parezca puedo llegar a ser muy peligroso y estoy seguro de que tú no quieres descubrir mi lado malo -dijo mientras sonreía siniestramente, pero aun así, se veía condenadamente sexy.
-¿Y qué te hace pensar que no quiero descubrirlo? -pregunté acercándome a él. ¿Qué rayos estaba haciendo? Me di cuenta en ese instante de que soy una maldita masoquista.
-Eres muy, muy testaruda -susurró en mi oído-. ¿Qué es lo que buscabas siguiéndome? -insistió y se apartó de mí.
-¿Por qué te alejaste de mí a la hora del almuerzo? -dije con cierta molestia en mi voz y evadiendo una vez más su pregunta-. Y no me digas que porque no te gusta hablar a la hora de la comida, eso no te lo cree ni tu gato.
-No tengo gatos.
-Niall, dime la verdad, ¿tan mal te caigo? -pregunté desesperada.
-¿Siempre eres así de directa? -sonrió divertido.
-¡Deja de darle la vuelta a mis preguntas y responde! –grité.

Su rostro se tensó. Por un momento creí que fue a causa de mi grito, pero después me di cuenta de que no era así. A fuera del almacén se escuchaban pasos y voces nada amigables. Miré a Niall, quien ya estaba acercándose para tomarme del brazo.

-Vámonos –espetó.
-¿A dónde?
-¿Podrías dejar de hacer preguntas por un instante?
-No, ¿a dónde vamos? -repetí mientras corríamos hacia el otro lado del almacén en donde había otra puerta.
-A mi departamento -me dijo y abrió la puerta arrastrándonos hacia otra habitación la cual estaba llena de motocicletas. Tomó un casco y me lo entregó, después me hizo una seña para que me subiera.
-No subiré a una motocicleta -dijo decidida.
-Entonces quédate aquí para que te maten -dijo haciendo una seña hacia la puerta donde habíamos entrado. La puerta se estaba abriendo.

Suspiré y me subí a la motocicleta. Niall la encendió y comenzó a moverse, llegamos a otra puerta y por suerte estaba abierta. Salimos a la calle y me topé con que aumentaba la velocidad, así que me vi obligada a aferrarme a Niall para impedirme caer de la moto.

-Entonces, ¿a tu departamento? -grité a través del viento.
-Sí, a mi departamento, niña.
|Prólogo|Cartas Bajo la Luna|NC|:
Prólogo



El reloj marcaba las 2:17 a.m. y la chica aún seguía despierta.
Con un suspiro cansado, tomó la hoja en la cual había estado escribiendo y la hizo una pequeña pelota. Con una puntería precisa, la arrojó al cesto de basura.
Miró debajo de su escritorio y tomó una nueva hoja de papel. La sexta hoja en menos de 2 horas.
Hace seis hojas, ella había comenzado a escribir una carta, que por cierto, jamás entregaría.
Era ya una rutina.
Antes de dormir, siempre tomaba una hoja, su pluma y se sentaba detrás de su escritorio para escribirle una carta a la persona que ocupaba su corazón. No obstante, las cartas nunca eran leídas por su destinatario, ya que ella se encargaba de guardarlas dentro de una caja.
Muchos se preguntarán, ¿para qué escribir una carta que jamás será leído por nadie más que el autor? Bueno, déjenme responderles con otra pregunta, ¿saben qué se siente amar a una persona y no ser correspondido?
Ella no podía soportar las consecuencias que traería revelar sus sentimientos, así que se conformaba con escribir cartas y soñar que eran leídas, y por supuesto, correspondidas.
Después de algunos minutos, la tinta volvió a ser expuesta ante el papel y ella continuó escribiendo. Cuando la terminó, la leyó por última vez y la guardó dentro de su sobre.
Poniéndose de pie, tomó la caja en la cual estaban el resto de las cartas y guardó ahí una nueva pieza de la colección.
En el instante que estuvo en su cama y cayó a dormir ella soñó. Soñó la respuesta que tanto anhelaba, siendo la luna que iluminaba su alma la confidente de las palabras recibidas.
|They Don't Know About Us|Harry Styles y Tú|One Shot|:

Harry estaba bajando las escaleras con sus maletas entre las manos, cuando de pronto la voz autoritaria de su padre lo detuvo.
—¿A dónde crees que vas? –preguntó su papá interponiéndose entre él y la puerta. El ojiverde se detuvo y contuvo el aliento. Su padre lo descubrió justo cuando huía.
—Me voy, padre –respondió en voz baja pero firmemente. Harry había estado muchos años bajo la sombra de aquél hombre, pero había llegado el fin. Él estaba dispuesto a ser libre esta vez.
—¿Y a dónde? Si se puede saber –le espetó el hombre desafiante. Era más que lógico que esperaba una respuesta congruente de parte de su hijo pero éste evadió el punto central de la pregunta.
—Me voy, y no pienso volver jamás –su papá le interrumpió.
—Sabes perfectamente a qué me refiero, Harry. ¿Con quién te vas?
—Me voy con Sky –dicho esto, el rostro de su padre palideció, pero no cambió su expresión de dureza, estaba muy molesto y jamás permitiría que Harry se fuera de la casa, y más aun sabiendo que se iría para estar con su novia Sky.
—Déjate de juegos hijo –dijo mientras se dejaba caer en un pequeño sofá-. Sabes muy bien que nunca te permitiré marcharte y mucho menos si es para irte con esa… –la voz de Harry resonó en toda la casa cuando interrumpió a su padre.
—¡No te atrevas a insultarla! –Le gritó mientras se acercaba a él para quedar frente a frente-. Sabes muy bien que nada de lo que hagas impedirá que esté con ella, porque la amo con todo mi corazón, la amo como jamás he amado a nadie, y nada podrá cambiar eso, ni siquiera tú –Harry dio dos pasos hacia atrás y tomó sus maletas una vez más, después comenzó a caminar hacia la puerta.
—Sabes bien que nunca me ha gustado tu relación con esa chica –su padre tomó  una copa de vino y la bebió completa mientras miraba con tristeza a su único hijo.
—Por eso me voy. Ni tú ni mi madre entienden lo que siento y mucho menos lo aceptan.
—Haz lo que quieras Harry, pero te advierto una cosa, si te atreves a salir por esa puerta, escúchame bien, te olvidas de esta casa, y no podrás volver nunca más. Mucho menos tendrás el derecho de llamarme padre –amenazó el hombro aún con una chispa de esperanza en los ojos. Él aún esperaba que su hijo cambiara de opinión.
Sin embargo su hijo no le respondió. Harry simplemente caminó hacia la puerta, la abrió  y le dedicó una última frase a su padre. Una frase que el hombre nunca podría olvidar.
—Te amo, pero eso no es suficiente. Necesito vivir y mi vida está al lado de Sky y si la única forma de hacerlo es sin ti, estoy dispuesto a pagar el precio. Hasta nunca -dicho esto abrió su coche y manejó rumbo al lugar acordado con su amada.
(…)
Sky miraba por la ventana hacia la noche. Sus padres se encontraban dormidos, así que debía de darse prisa para salir de la casa sin llamar la atención. Le dolía mucho la idea de tener que dejar a su familia, pero nadie entendía su relación con Harry y por consiguiente tampoco la aceptaban.
Tomó un lápiz y una hoja de papel y se dispuso a escribir una carta para su familia. Una carta que muchas veces había repasado en su mente y que por fin, después de tanto tiempo podría plasmar en papel.
"Queridos mamá y papá:
En estos momentos sé que se estarán preguntado dónde estoy, pero la respuesta no la tendrán nunca, porque sé que si se los digo van a ir a buscarme, y eso es precisamente lo que quiero evitar. No se preocupen por mí, yo estoy bien, y espero que ustedes lo estén también. No se sientan culpables de mi repentina partida, ustedes son muy importantes para mí y los amo con todo mi corazón, pero necesito empezar una nueva vida, en la cual, yo tomaré mis propias decisiones y seré responsable de mis actos.
Quizás algún día recibirán noticias mías. Tengan por seguro que los echaré de menos.
Los ama con todo su corazón, Sky.”
Cuando terminó de escribir tomó sus maletas y dejó la pequeña carta sobre su cama. Salió de la casa y se limpió unas pocas lágrimas que comenzaban a rodear sus mejillas.
Tomó un taxi y le indicó al chofer que la llevara hacia la Torre Eiffel.
A los pocos minutos, ya se encontraba frente aquél bello monumento, y pudo divisar a lo lejos la silueta de su pareja. Cuando ambos hicieron contacto visual corrieron en busca de los brazos del otro.
—Sky, mi amor –susurró él mientras besaba tiernamente sus labios.
—Harry –dijo ella aferrándose a sus brazos e inhalando el aroma tan característico de él.
De pronto, la chica sintió una urgencia terrible de memorizar cada parte de su rostro, de sus brazos, todo de él. Como si fuera la última vez que lo podría hacer.
—Tranquila, linda –Harry tomó el rostro de Sky entre sus manos, quitó un mechón de cabello que le estorbaba en el contacto de sus miradas y la besó tierna pero apasionadamente en los labios-. Todo saldrá bien, te lo juro.
Duraron varios minutos fundidos en el beso, y se separaron para tomar aire, después de esto se abrazaron aferrándose el uno al otro.
El abrazo fue interrumpido debido a que el teléfono de Sky comenzó a sonar, ésta lo miró para verificar de quien era el número y suspiró con tristeza al ver que eran sus padres.
—¿Debería responder?
—No lo hagas, por favor.
Sky miró una vez más el teléfono, queriendo escuchar una vez más la voz de sus padres, pero sabía que después de eso sería aún más difícil decir adiós.
Las llamadas en el teléfono de la chica continuaron, sin embargo después de un par de horas cesaron por fin.
Ambos seguían debajo de la Torre Eiffel, hablando sobre lo que harían ahora que estaban juntos.
—Ya lo tengo pensado Sky, mañana saldremos en el primer vuelo rumbo a Londres, debemos de dejar Francia cuanto antes, sino lo hacemos podríamos ser encontrados.
—De acuerdo, pero, ¿dónde viviremos? –preguntó la castaña con un tono de melancolía en la voz mientras de sus ojos caían unas cuantas lágrimas. Harry lo notó y las limpió antes de que corrieran más abundantemente.
—Rentaremos un departamento, yo trabajaré, no sé cómo ni dónde, pero lo lograremos. Solamente debemos estar juntos mi amor –dijo atrayendo a Sky junto a él.
—Tienes razón, estaré contigo en todo momento, y te apoyaré en lo que necesites. Saldremos de esto juntos Harry –la chica se soltó de sus brazos y juntó sus labios en un pequeño beso-. Me siento mal por nuestras familias.
—Yo también. Pero ellos no nos entienden, no comprenden lo que sentimos.
—Ellos no saben sobre nosotros.
—No, pero eso no nos impedirá ni a ti ni a mí seguir con nuestra relación.
—Claro que no Harry, mi vida está a tu lado.
—Igual la mía, Sky –el ojiverde soltó un suspiro, besó la frente de su novia y tomó entre sus manos las maletas de ambos-. Ahora sube a mi auto, tenemos muchas horas para conducir –le dedicó una tierna sonrisa a Sky y ella asintió para después subir en el auto de Harry.
—Porque ellos no saben de nosotros –susurró Sky mientras le dedicaba una última mirada a la Torre Eiffel. Harry encendió su auto y comenzaron a viajar sin rumbo durante la noche, pero a pesar de eso Harry no se encontraba triste, ya que estaba junto a Sky, la mujer de su vida, y ahora nada ni nadie podría separarlos. Ambos comenzarían una nueva vida juntos y serían felices, sin prejuicios ni culpas. Serían solamente ellos y su amor, justo como lo habían soñado.

If We Were Boys:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Bueno, espero no haber omitido nada en la ficha. Si por descuido me faltó algo dime y lo cambio, ¿va?
Kisses xx.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/cliffxrdfeer

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Invitado el Miér 18 Dic 2013, 9:37 pm

ahhhhh!!! audicionare para zayn       ame la idea
muy original
ya te mando mi fichita
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Invitado el Jue 19 Dic 2013, 7:02 am

Hoy es jueves    
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Tamy_MISLLA el Jue 19 Dic 2013, 8:10 am

NandhitaDeHoran escribió:
Kiara J. Miller.



Nombre: Kiara J. Miller.
Apodos: Chia, Ki.
Representante: Acacia Clark.
Edad: 18 años.
Historia: Cuando Kiara tenía solamente cuatro años, su padre se marchó de la casa, dejándola solamente en manos de su madre, una mujer preocupada más por su apariencia física que por su unica hija.
Desde entonces, ella tuvo que empezar a ser autosuficiente y maduró más rápido de lo normal.
A los 10 años, tuvo su primer novio, pero él la dejó unas cuantas semanas argumentando que ella "no era lo suficientemente guapa".
Eso rompió el corazón de la pequeña y le dejó una huella permanente.
Después de eso, se obsesionó con querer ser "bonita" y comenzó a seguir dietas estrictas y comer cosas light tal y como lo hacía su mamá.
Sin embargo, el contar calorías y comer solamente cosas "saludables" se volvió su obsesión. Con el tiempo ya no le bastaba solamente con las dietas, sino que también comenzó a tomar lacsantes y a vomitar para conseguir más facilmente el cuerpo que tanto deseaba.
Su mamá nunca notó que su hija tenía problemas ya que la mujer solamente se preocupaba por ella y sus conquistas semanales.
Fue una chica que ingresó a la misma escuela que Kiara cuando tenían 15 quien la encontró una ocasión vomitando en el baño, ya que ella no se podía controlar y devolvía el estómago en cualquier lugar.
Micca era el nombre de la chica, y se convirtió en su mejor e inseparable amiga, ayudandola a salir de esa terrible enfermedad.
Le costó mucho superar la Anorexia y la Bulimia, pero lo logró.
Estuvo a punto de tener un par de recaidas, pero con la ayuda de Micca a logrado salir adelante.
Curiosidades:
—Su color favorito es el azul.
—Ama cantar.
—Odia las mentiras.
—Su talento secreto es tocar el piano.
—Tiene un gato que se llama "Rudolf".
—Su dedo meñique del pie izquierdo es más largo que el derecho.
—No ha tenido un novio desde los 10 años.
Rol: |Harry Styles||Ex-bulímica|
Capítulo o One Shot:

|Insensitive|Niall y Tú|:

Capítulo 3:


Estaba estacionada en una orilla de la avenida, con las ventanas cerradas y el rostro pálido. No podía pensar en otra cosa que no fueran los chicos con armas. Pero cuando menos lo esperé, una figura ya estaba junto al auto, mirándome fijamente. Intenté encontrar alguna respuesta en la expresión de su rostro, pero su cara era indescifrable. De pronto, me habló.

-Baja del auto -me dijo lentamente mientras sentía como mi cuerpo se paralizaba completamente-. Baja ahora mismo o romperé el vidrio y te bajaré yo mismo –amenazó.

Estaba completamente inmóvil, asustada. Quería hacer lo que él me pedía, quería salir de auto, pero mi cuerpo no estaba respondiendo. Lo único que pude hacer fue negar con la cabeza. Me di cuenta que al ver mi respuesta su mirada se encendía como si estuviese furioso, y al parecer, así era. Estaba más que furioso.

-Tienes una última oportunidad, ¿de acuerdo? -me miró fijamente y suspiró-. Baja del auto o te bajaré yo mismo. Supongo que no querrás ver el vidrio de tu lindo auto roto, ¿cierto?

Pero yo seguía inmóvil. ¡Muévete _____! Me gritaba a mí misma. ¡Sal ahora del auto! Pero seguía sin realizar movimiento.

Advertí que los chicos que había visto anteriormente -los de cabellos extraños, ropas raras y armas- se acercaban peligrosamente, eran alrededor de seis y no se veían nada contentos. Me sentí aún peor. También me di cuenta que Niall los miraba serio, y después su vista se volvió una vez más a mí. Su rostro estaba más blanco de lo que lo había visto hace unos minutos.

-Chica, ¿no entiendes que debes de bajar ya? -me gritó.

Sin esperar más tiempo, Niall se quitó la camiseta y pude apreciar cada detalle de su anatomía superior. Tenía un abdomen lindo, al parecer había dedicado un buen tiempo al gimnasio, su piel era blanca y aparentemente suave y... Antes de que pudiera seguir fantaseando con su cuerpo entendí porque se quitó la camiseta. Enredó la prenda en su puño y lo siguiente que vi fue el vidrio de mi puerta en mil pedacitos.

Niall abrió la puerta y me jaló fuera del auto. Miré en dirección hacia donde había visto a los chicos y entonces me preocupé más. Venían todos corriendo en nuestra dirección y no se veían precisamente felices. Niall tiró de mí y empezamos a correr en dirección opuesta a ellos. Al pasar corriendo pude ver algunos de los edificios que había sobre esa calle. Bares, Prostíbulos, Moteles y más sitios abandonados, entonces entendí que me había ido a meter a un barrio de mala muerte. En ese instante, mi cuerpo comenzó a moverse.

Corrimos a través de algunas calles mientras los tipos de continuaban siguiéndonos. Agradecí haberme puesto mis converses en lugar de un par de tacones de aguja, ya que hubieran sido solamente un estorbo. Escuché que quienes nos seguían nos gritaban cientos de cosas para que nos detuviéramos pero no hicimos caso.

Encontramos un almacén abierto y entonces entramos en él. Niall cerró la puerta detrás de nosotros. Se quitó la camiseta del puño y la colocó nuevamente en su cuerpo. Ambos nos miramos fijamente por unos minutos y pude ver que en su rostro había cierta molestia.

-Ahora sí, ¿me puedes explicar que estás haciendo aquí? -me preguntó serio.
-Niall yo... –puso su mano frente a mi rostro y me interrumpió.
-¿Cómo es que sabes mi nombre? No recuerdo habértelo dicho.
-Porque no me lo dijiste -susurré mientras dirigía la mirada alrededor del lugar. Efectivamente era un almacén-. Yo misma lo... Descubrí.
-De acuerdo, mira niña... –esta vez fui yo quien interrumpió.
-No soy una niña, y mi nombre es _______. Ya te lo había dicho hoy en la escuela -dije algo alterada. ¿En realidad no recordaba mi nombre?
-_______ -soltó de mala gana con algo de exasperación en su voz-, solamente te lo preguntaré una vez, y quiero que me digas la verdad -suspiró-, ¿qué estás haciendo aquí? ¿Me estabas siguiendo?

Me detuve antes de responder. ¿Tenía algún sentido no decirle la verdad?, ¿le diría que llegué ahí porque lo estaba siguiendo?, ¿le contaría que me sentía frustrada de que él no me hablara? Eso sonaba completamente estúpido y chiflado. Suspiré y entonces hablé, aunque me sorprendí de mi respuesta.

-¿Por qué viniste aquí? -Niall me miró directo a los ojos y después se apartó, caminó hacia una de las esquinas del almacén y exhaló lentamente.
-Vivo cerca –respondió con un encogimiento de hombros.
-¿Cerca? -pregunté horrorizada-. Niall, este lugar es muy feo, está lleno de gente mala y... -me detuve. Alcé la mirada y me vi que él estaba nuevamente frente a mí, examinando mi rostro lentamente con esa única mirada azul suya. De pronto, una esquina de su labio se curvó en una linda sonrisa.
-Discúlpeme princesa, pero como usted dice, éste es un barrio horrible, y sí, está lleno de gente mala, entonces... ¿Quién le asegura que yo no soy de esa gente mala? -me dijo con un tono tan firme que provocó que hasta las puntas del cabello se me levantaran.
-Porque lo veo en tu mirada, eres diferente a los demás, pero no eres malo -respondí más segura de lo que esperaba-, y no soy una princesa.

Esperaba que Niall me gritara o se molestara más de lo que ya estaba, pero para mi sorpresa, lo único que hizo fue soltar una pequeña y sexy risa.

-Aún no respondes la primer pregunta que te hice, ¿por qué me seguías? –repitió.
-Dijiste que solo me lo preguntarías una vez -dije desafiándolo.
-No me retes niña, no te gustará saber que encontrarás con eso, aunque según tú no lo parezca puedo llegar a ser muy peligroso y estoy seguro de que tú no quieres descubrir mi lado malo -dijo mientras sonreía siniestramente, pero aun así, se veía condenadamente sexy.
-¿Y qué te hace pensar que no quiero descubrirlo? -pregunté acercándome a él. ¿Qué rayos estaba haciendo? Me di cuenta en ese instante de que soy una maldita masoquista.
-Eres muy, muy testaruda -susurró en mi oído-. ¿Qué es lo que buscabas siguiéndome? -insistió y se apartó de mí.
-¿Por qué te alejaste de mí a la hora del almuerzo? -dije con cierta molestia en mi voz y evadiendo una vez más su pregunta-. Y no me digas que porque no te gusta hablar a la hora de la comida, eso no te lo cree ni tu gato.
-No tengo gatos.
-Niall, dime la verdad, ¿tan mal te caigo? -pregunté desesperada.
-¿Siempre eres así de directa? -sonrió divertido.
-¡Deja de darle la vuelta a mis preguntas y responde! –grité.

Su rostro se tensó. Por un momento creí que fue a causa de mi grito, pero después me di cuenta de que no era así. A fuera del almacén se escuchaban pasos y voces nada amigables. Miré a Niall, quien ya estaba acercándose para tomarme del brazo.

-Vámonos –espetó.
-¿A dónde?
-¿Podrías dejar de hacer preguntas por un instante?
-No, ¿a dónde vamos? -repetí mientras corríamos hacia el otro lado del almacén en donde había otra puerta.
-A mi departamento -me dijo y abrió la puerta arrastrándonos hacia otra habitación la cual estaba llena de motocicletas. Tomó un casco y me lo entregó, después me hizo una seña para que me subiera.
-No subiré a una motocicleta -dijo decidida.
-Entonces quédate aquí para que te maten -dijo haciendo una seña hacia la puerta donde habíamos entrado. La puerta se estaba abriendo.

Suspiré y me subí a la motocicleta. Niall la encendió y comenzó a moverse, llegamos a otra puerta y por suerte estaba abierta. Salimos a la calle y me topé con que aumentaba la velocidad, así que me vi obligada a aferrarme a Niall para impedirme caer de la moto.

-Entonces, ¿a tu departamento? -grité a través del viento.
-Sí, a mi departamento, niña.
|Prólogo|Cartas Bajo la Luna|NC|:
Prólogo



El reloj marcaba las 2:17 a.m. y la chica aún seguía despierta.
Con un suspiro cansado, tomó la hoja en la cual había estado escribiendo y la hizo una pequeña pelota. Con una puntería precisa, la arrojó al cesto de basura.
Miró debajo de su escritorio y tomó una nueva hoja de papel. La sexta hoja en menos de 2 horas.
Hace seis hojas, ella había comenzado a escribir una carta, que por cierto, jamás entregaría.
Era ya una rutina.
Antes de dormir, siempre tomaba una hoja, su pluma y se sentaba detrás de su escritorio para escribirle una carta a la persona que ocupaba su corazón. No obstante, las cartas nunca eran leídas por su destinatario, ya que ella se encargaba de guardarlas dentro de una caja.
Muchos se preguntarán, ¿para qué escribir una carta que jamás será leído por nadie más que el autor? Bueno, déjenme responderles con otra pregunta, ¿saben qué se siente amar a una persona y no ser correspondido?
Ella no podía soportar las consecuencias que traería revelar sus sentimientos, así que se conformaba con escribir cartas y soñar que eran leídas, y por supuesto, correspondidas.
Después de algunos minutos, la tinta volvió a ser expuesta ante el papel y ella continuó escribiendo. Cuando la terminó, la leyó por última vez y la guardó dentro de su sobre.
Poniéndose de pie, tomó la caja en la cual estaban el resto de las cartas y guardó ahí una nueva pieza de la colección.
En el instante que estuvo en su cama y cayó a dormir ella soñó. Soñó la respuesta que tanto anhelaba, siendo la luna que iluminaba su alma la confidente de las palabras recibidas.
|They Don't Know About Us|Harry Styles y Tú|One Shot|:

Harry estaba bajando las escaleras con sus maletas entre las manos, cuando de pronto la voz autoritaria de su padre lo detuvo.
—¿A dónde crees que vas? –preguntó su papá interponiéndose entre él y la puerta. El ojiverde se detuvo y contuvo el aliento. Su padre lo descubrió justo cuando huía.
—Me voy, padre –respondió en voz baja pero firmemente. Harry había estado muchos años bajo la sombra de aquél hombre, pero había llegado el fin. Él estaba dispuesto a ser libre esta vez.
—¿Y a dónde? Si se puede saber –le espetó el hombre desafiante. Era más que lógico que esperaba una respuesta congruente de parte de su hijo pero éste evadió el punto central de la pregunta.
—Me voy, y no pienso volver jamás –su papá le interrumpió.
—Sabes perfectamente a qué me refiero, Harry. ¿Con quién te vas?
—Me voy con Sky –dicho esto, el rostro de su padre palideció, pero no cambió su expresión de dureza, estaba muy molesto y jamás permitiría que Harry se fuera de la casa, y más aun sabiendo que se iría para estar con su novia Sky.
—Déjate de juegos hijo –dijo mientras se dejaba caer en un pequeño sofá-. Sabes muy bien que nunca te permitiré marcharte y mucho menos si es para irte con esa… –la voz de Harry resonó en toda la casa cuando interrumpió a su padre.
—¡No te atrevas a insultarla! –Le gritó mientras se acercaba a él para quedar frente a frente-. Sabes muy bien que nada de lo que hagas impedirá que esté con ella, porque la amo con todo mi corazón, la amo como jamás he amado a nadie, y nada podrá cambiar eso, ni siquiera tú –Harry dio dos pasos hacia atrás y tomó sus maletas una vez más, después comenzó a caminar hacia la puerta.
—Sabes bien que nunca me ha gustado tu relación con esa chica –su padre tomó  una copa de vino y la bebió completa mientras miraba con tristeza a su único hijo.
—Por eso me voy. Ni tú ni mi madre entienden lo que siento y mucho menos lo aceptan.
—Haz lo que quieras Harry, pero te advierto una cosa, si te atreves a salir por esa puerta, escúchame bien, te olvidas de esta casa, y no podrás volver nunca más. Mucho menos tendrás el derecho de llamarme padre –amenazó el hombro aún con una chispa de esperanza en los ojos. Él aún esperaba que su hijo cambiara de opinión.
Sin embargo su hijo no le respondió. Harry simplemente caminó hacia la puerta, la abrió  y le dedicó una última frase a su padre. Una frase que el hombre nunca podría olvidar.
—Te amo, pero eso no es suficiente. Necesito vivir y mi vida está al lado de Sky y si la única forma de hacerlo es sin ti, estoy dispuesto a pagar el precio. Hasta nunca -dicho esto abrió su coche y manejó rumbo al lugar acordado con su amada.
(…)
Sky miraba por la ventana hacia la noche. Sus padres se encontraban dormidos, así que debía de darse prisa para salir de la casa sin llamar la atención. Le dolía mucho la idea de tener que dejar a su familia, pero nadie entendía su relación con Harry y por consiguiente tampoco la aceptaban.
Tomó un lápiz y una hoja de papel y se dispuso a escribir una carta para su familia. Una carta que muchas veces había repasado en su mente y que por fin, después de tanto tiempo podría plasmar en papel.
"Queridos mamá y papá:
En estos momentos sé que se estarán preguntado dónde estoy, pero la respuesta no la tendrán nunca, porque sé que si se los digo van a ir a buscarme, y eso es precisamente lo que quiero evitar. No se preocupen por mí, yo estoy bien, y espero que ustedes lo estén también. No se sientan culpables de mi repentina partida, ustedes son muy importantes para mí y los amo con todo mi corazón, pero necesito empezar una nueva vida, en la cual, yo tomaré mis propias decisiones y seré responsable de mis actos.
Quizás algún día recibirán noticias mías. Tengan por seguro que los echaré de menos.
Los ama con todo su corazón, Sky.”
Cuando terminó de escribir tomó sus maletas y dejó la pequeña carta sobre su cama. Salió de la casa y se limpió unas pocas lágrimas que comenzaban a rodear sus mejillas.
Tomó un taxi y le indicó al chofer que la llevara hacia la Torre Eiffel.
A los pocos minutos, ya se encontraba frente aquél bello monumento, y pudo divisar a lo lejos la silueta de su pareja. Cuando ambos hicieron contacto visual corrieron en busca de los brazos del otro.
—Sky, mi amor –susurró él mientras besaba tiernamente sus labios.
—Harry –dijo ella aferrándose a sus brazos e inhalando el aroma tan característico de él.
De pronto, la chica sintió una urgencia terrible de memorizar cada parte de su rostro, de sus brazos, todo de él. Como si fuera la última vez que lo podría hacer.
—Tranquila, linda –Harry tomó el rostro de Sky entre sus manos, quitó un mechón de cabello que le estorbaba en el contacto de sus miradas y la besó tierna pero apasionadamente en los labios-. Todo saldrá bien, te lo juro.
Duraron varios minutos fundidos en el beso, y se separaron para tomar aire, después de esto se abrazaron aferrándose el uno al otro.
El abrazo fue interrumpido debido a que el teléfono de Sky comenzó a sonar, ésta lo miró para verificar de quien era el número y suspiró con tristeza al ver que eran sus padres.
—¿Debería responder?
—No lo hagas, por favor.
Sky miró una vez más el teléfono, queriendo escuchar una vez más la voz de sus padres, pero sabía que después de eso sería aún más difícil decir adiós.
Las llamadas en el teléfono de la chica continuaron, sin embargo después de un par de horas cesaron por fin.
Ambos seguían debajo de la Torre Eiffel, hablando sobre lo que harían ahora que estaban juntos.
—Ya lo tengo pensado Sky, mañana saldremos en el primer vuelo rumbo a Londres, debemos de dejar Francia cuanto antes, sino lo hacemos podríamos ser encontrados.
—De acuerdo, pero, ¿dónde viviremos? –preguntó la castaña con un tono de melancolía en la voz mientras de sus ojos caían unas cuantas lágrimas. Harry lo notó y las limpió antes de que corrieran más abundantemente.
—Rentaremos un departamento, yo trabajaré, no sé cómo ni dónde, pero lo lograremos. Solamente debemos estar juntos mi amor –dijo atrayendo a Sky junto a él.
—Tienes razón, estaré contigo en todo momento, y te apoyaré en lo que necesites. Saldremos de esto juntos Harry –la chica se soltó de sus brazos y juntó sus labios en un pequeño beso-. Me siento mal por nuestras familias.
—Yo también. Pero ellos no nos entienden, no comprenden lo que sentimos.
—Ellos no saben sobre nosotros.
—No, pero eso no nos impedirá ni a ti ni a mí seguir con nuestra relación.
—Claro que no Harry, mi vida está a tu lado.
—Igual la mía, Sky –el ojiverde soltó un suspiro, besó la frente de su novia y tomó entre sus manos las maletas de ambos-. Ahora sube a mi auto, tenemos muchas horas para conducir –le dedicó una tierna sonrisa a Sky y ella asintió para después subir en el auto de Harry.
—Porque ellos no saben de nosotros –susurró Sky mientras le dedicaba una última mirada a la Torre Eiffel. Harry encendió su auto y comenzaron a viajar sin rumbo durante la noche, pero a pesar de eso Harry no se encontraba triste, ya que estaba junto a Sky, la mujer de su vida, y ahora nada ni nadie podría separarlos. Ambos comenzarían una nueva vida juntos y serían felices, sin prejuicios ni culpas. Serían solamente ellos y su amor, justo como lo habían soñado.

If We Were Boys:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Bueno, espero no haber omitido nada en la ficha. Si por descuido me faltó algo dime y lo cambio, ¿va?
Kisses xx.



Ficha Aceptada
Me alegra que te haya gustado la idea :)
Ya estas participando, Suerte :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Tamy_MISLLA el Jue 19 Dic 2013, 8:12 am

andreita1122 escribió:ahhhhh!!! audicionare para zayn       ame la idea
muy original
ya te mando mi fichita

Gracias, me alegro que te guste, esta bien puedes dejarla mientras sea en el tiempo que especifique, si es despues ya no entra en la seleccion :o me siento importante jajajajajajajaja
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Tamy_MISLLA el Jue 19 Dic 2013, 8:13 am

vicstyles escribió:Hoy es jueves    

Siiiiiiiiii Jueves, ahora me encuentro viendo mas o menos a quienes voy a elegir, a la tarde lo paso a la pagina porque estare medio ocupada :( Bueno nos vemos a la tardeeee, ¿porque estiraba la ultima letra? ajajajajajjajjajaa
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: if we were boys (N.C One Direction) Audiciones Cerradas. Resultados publicados

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.