O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» y por eso rompimos
Hoy a las 1:11 pm por chihiro

» Sun and Moon
Hoy a las 12:45 pm por Karasuno

» Cuenta de 100 en 100 hasta llegar a 10.000
Hoy a las 12:42 pm por Karasuno

» ¿Que estas comiendo?
Hoy a las 12:41 pm por Karasuno

» Amo cuando
Hoy a las 12:40 pm por Karasuno

» Me molesta... -Juegos
Hoy a las 12:38 pm por Karasuno

» Guerra de Sexos; muro.
Hoy a las 12:36 pm por california.

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 12:32 pm por Karasuno

» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 12:30 pm por Karasuno

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Rumplestiltskin. el Miér 11 Dic 2013, 8:46 pm

[spoiler= Por Cami] por [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] Hoy a las 9:31 pm


Coraline Jones escribió:Hola, bellas. Bueno, yo había audicionado en el otro tema xDD
Supongo que dejaré las mismas fichas.


Gif chulo de The Beatles:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Fichas:


Astrid Dupree
No es envidia, es un simple decir


• Nombre completo: Astrid Charlotte Dupree
• Descripción psicológica: Astrid es una chica un tanto “rara”, apartada, solitaria y fría. Es una persona obstinada, soberbia y codiciosa, tal y como un pequeño de 3 años, Astrid desea todo para ella, incluso cosas que no son materiales, su manía por desear algo que no tiene y quisiera tener llega a tal punto de causar el mal con tal de obtenerlo, aunque simplemente sea imposible; por ejemplo el tener la nariz de alguna chica que vea caminando. No habla demasiado por el hecho de que odia su voz, cuando se siente amenazada tiende a erguirse y esconderse de los demás. Es una profesionista a la hora de joderles la vida a las personas en cuestión de trabajos escolares y ese tipo de cosas o incluso en el trabajo, todo por ser la mejor, es en lo único que se siente envidiada y no viceversa. Piensa demasiado las cosas antes de hacerlas, inclusive sí camina o no lo hace, todo debe estar calculado para que no salga de su control. Tiene la extraña manía de coleccionar relojes, porque es lo único que puede ser certero, aquél reloj en su muñeca y los cientos que cuelgan en un muro escondido de su habitación. Al momento de mantener una conversación su expresión corporal dice “aléjate de mí, perra” se le ve distante y ansiosa, porque realmente se encuentra de ese modo. No es tan partidaria de sonreír en cada momento que pasa alguna estupidez, sí lo hace es porque realmente el sentimiento que provoca la sonrisa está presente, de otra forma simplemente no lo hace es por pura hipocresía. Es muy honesta, aunque la verdad de eso es que le gusta herir los sentimientos de los demás para así poder sentirse mejor con ella misma. Todo se trata de ella, como un maldito narcisista que vive para sí mismo.

• Historia: La familia Dupree, emigrada del centro de Italia, es una familia rígida y estirada de alta sociedad. Con bastantes prejuicios a cualquier persona que se le cruce por el camino, incluso la pequeña Astrid. Los Dupree cuentan con cinco integrantes en la familia contando a papá y mamá Dupree. Alan, un hombre frío y al parecer sin sentimientos es la cabeza familiar; Diana, la madre exigente y estirada; Loren, el médico e hijo mayor; Bianca, la abogada y Astrid, la tonta e ingenua a la que sus padres ponen más presión. Desde niña, la más pequeña de los Dupree ha vivido oprimida por una familia que “quiere lo mejor para ella”. Ahí no importan los sentimientos, no importa la amistad, no importa nada; sí puedes ver vencido al prójimo eres bienvenido, si no puedes buscar tus maletas e irte a la calle.
Cualquiera que viviera fuera del ambiente familiar podría asegurar que se trata de la familia perfecta y adinerada que posee una gran cantidad de modales y valores, pero del otro lado la vista es totalmente diferente. La opresión es asfixiante y vivirla te deja sin emociones o expresión alguna, con la excepción de que dentro del juego Dupree, todo se vale… Incluso romper las reglas divinas y jugar con los pecados capitales.

• Capitulo de una NC: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



Zayn Malik
Para agradas hay que empatizar


• Nombre completo: Zayn Jawaad Malik
• Descripción psicológica: Se trata de un chico agradable y amistoso. Zayn es una persona en la que se puede confiar plenamente, pareciera que es un tonto narcisista y peleonero, mas las apariencias llegan a engañar bastante bien.
Al momento de ser solidario se lleva el primer lugar, una sonrisa siempre anima a los demás y él tiene bastantes sonrisas hermosas para regalar, pero ojo, primero hay que ver a quién. Es una persona activa y creativa en todo lo que se propone. Es tan perseverante que para algunas personas llega a ser un “enfadoso” optimista que desborda arcoíris por los ojos, aunque a pesar de esto, no siempre fue así y muchas veces sus “momentos” llegan a presentarse en él.

• Historia: Su vida ha sido tan larga que es difícil explicarla en tan pocas palabras. Zayn no fue tan “bendecido” al momento de nacer, su familia se trataba de saqueadores y asesinos, en su mayoría. Sin embargo, algo en él lo hacía especial.
Su adolescencia fue un torbellino lleno de persecuciones y robos, el chico era algo así como un “anticristo” en su momento, a pesar de que nunca asesinó a una persona, cometió robo tantas veces que perdió la cuenta después de llegar a mil, “no robarás”.
Pero, ¿qué se puede hacer sí tu cuerpo pide hambre? ¿Morir sólo por no tener dinero? Pues al parecer sí. Sin embargo, la vida da muchas vueltas y la de él dio un giro de 180 grados, todo comenzó en un saqueo que se realizaría a uno de los sultanes corruptos que “gobernaban” en la fecha. Todo estaba planeado y arreglado. El joven, quien cumplía la mayoría de edad, integraba el grupo de saqueadores.
La noche era fría al igual que los corazones de sus compañeros y familiares, caminaron hasta el palacio lleno de pecado en inmundicia. Treparon por uno de los muros hasta llegar al salón lleno de riquezas, llenaron sus bolsillos y se dispusieron a salir del lugar, mas uno de los guardias los sorprendió. De inmediato llamó a los demás quienes acudieron ante la advertencia de los ladrones y como lo haría cualquier persona, los ladrones corrieron arrastrando a Zayn con ellos, el chico, por primera vez se encontraba asustado por ser perseguido, se preguntaba el por qué pero la respuesta no venía. Sus ojos se giraron para ver a sus perseguidores; éstos cargaban cuchillas con el afán de asesinarlos. Cuando se veía que por fin se saldrían con la suya, algo imprevisto ocurrió, una mujer iba entrando topándose con los ladrones y al verla metida en su camino, la mujer fue acuchillada y tirada a su suerte. El chico, topó la mirada con la mujer que sangraba en el suelo y algo dentro de él lo frenó de golpe, los demás ni se dignaron a animarlo a seguir corriendo porque para ese momento él era un obstáculo. El joven corrió hacia la mujer, la tomó en sus brazos y la observó a los ojos, bien podría ser su madre. Se preguntó sí ella tendría hijos y también se imaginó como su hijos, sintió el dolor que vivió en el momento en que su madre fue asesinada y sin evitarlo de sus ojos rodaron lágrimas.
Ver a la mujer ahí lo hizo ponerse en el lugar de los posibles hijos de la misma y fue cuando ese algo “especial” surgió en él, pero sin darse cuenta del tiempo que corrió ahí, el joven que ahora lucía diferente en todos los aspectos, fue acorralado y asesinado. Después de sentir un gran dolor, todo fue tranquilo. Abrió los ojos y se encontraba en algún lugar del desierto, pero ahora todo era diferente, sin aquellos sentimientos que amargaban su alma, sin hambre ni sed, sin pecado alguno.




Pues ahí están xDD
Cami, te extrañé ;n;
Besotes a ambas [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Ficha aceptada

Amé tus fichas, Jen <3 Te voy a pedir, por favor, que saques la historia del personaje masculino porque eso lo veremos bien luego cuando expliquemos las misiones de los chicos y todo eso(?).
Yo también te extrañé :'c Fue una *inserte blasfemia aquí* alejarse del foro y perder contacto contigo y las demás. Espero que puedan perdonarme [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Besos, ¡Y mucha suerte!]/spoiler]

Listo, creo que tan sólo copié y pegué xDD
En fin, no hay nada qué perdonar porque no hiciste nada malo, lo bueno es que regresaste y tendremos más contacto :)
Espero estés muy bien y gracias :DD

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario
   
   

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Cami el Lun 30 Dic 2013, 1:41 pm

avatar


Ver perfil de usuario http://sweetchild-ofmine.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Rumplestiltskin. el Lun 30 Dic 2013, 1:54 pm


___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario
   
   

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por demons. el Lun 30 Dic 2013, 3:06 pm

¡hola! me llamo maia, pero en el foro me llaman may.
la idea me ha gustado mucho, y pienso audicionar. el rol de louis me tienta, la pregunta es: la gula, debe considerarse solo para la comida y bebida, ¿o para cualquier otra cosa?
hasta que contesten mi pregunta, les dejo esto:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Kurisu el Lun 30 Dic 2013, 3:15 pm

Y como siempre sigo a May (? me atreví a audicionar había estado en el tema anterior pero bueno nunca me resisto a esta idea así que bueno pronto dejo mis ficha y el gif de los Beatles
Saludos

___________________________________________

'Cause tonight I'm feeling like an astronaut, Sending SOS from this tiny box, To the lonely people
that the world forgot, Are you out there?, 'Cause you're all I've got?
avatar


Ver perfil de usuario https://maschxnny.tumblr.com/
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Cami el Jue 02 Ene 2014, 1:33 pm

GreenSky♥️ escribió:¡hola! me llamo maia, pero en el foro me llaman may.
la idea me ha gustado mucho, y pienso audicionar. el rol de louis me tienta, la pregunta es: la gula, debe considerarse solo para la comida y bebida, ¿o para cualquier otra cosa?
hasta que contesten mi pregunta, les dejo esto:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Hola, May. Bienvenida a nuestra nc c:
Para cualquier otra cosa; buscamos que des rienda suelta a tu imaginación con el personaje que elijas(?)
Lindo gif
avatar


Ver perfil de usuario http://sweetchild-ofmine.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Cami el Jue 02 Ene 2014, 1:33 pm

.Steph. escribió:Y como siempre sigo a May (? me atreví a audicionar :A:había estado en el tema anterior pero bueno nunca me resisto a esta idea   así que bueno pronto dejo mis ficha y el gif de los Beatles
Saludos

¡Steph! Me alegro de que te hayas pasado. Esperamos tus fichas, querida <33
avatar


Ver perfil de usuario http://sweetchild-ofmine.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por demons. el Vie 24 Ene 2014, 12:21 pm

que irresponsable soy, maldición(?)
oh, entonces consideraré a la gula como el deseo de más y más, como la ambición y esas cosas ahq.
esperen mi ficha, gracias<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por moondust. el Vie 24 Ene 2014, 6:21 pm

¡Hey, chicas! ¿Que tal? ¿Saben algo? sonara cliché pero, ¡ame la idea! c:
Y... Voy a audicionar. Literalmente casi acabo de volver, ya me aburria sin escribir D:
Estuve pasenadome un rato por el foro, todas las zonas de este. Hasta que llegue al lugar donde pase tanto tiempo, Inscripciones de NC.
Espero que les guste que participe, (y olviden mi aburridisisima historia), les dejare mi ficha entre hoy al domingo.

PD: Me llamo Michelle, diganme como quieran :D
PDD: ¡Perdonen si no las conozco y no me acuerdo! Ya han crecido mucho, me enorgullecen (?... En fin, yo se que las conosco e.e
Besos, de nutella! (¡ando muy poco inspirada en dulces! raro ._.)

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://thewanderingmoondust.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Mess. el Vie 24 Ene 2014, 11:05 pm

Fichaas <3:

Sussie Herondale
El problema no soy yo, es el empleo.[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Nombre completo: Susanne Herondale
Descripción psicológica: Todo aquel que conoce a Sussie, sabe que la chica posee una energía desbordante que se malgasta. Le gusta vivir la vida loca y no tomar responsabilidades que la puedan llevar a cierto nivel de "estrés". Es extrovertida, no teme a decir lo que piensa y no medita sus palabras antes de decirlas, lo que muchas veces puede llegar a dañar a quien vaya dirigida la opinión. La chica ha pasado por una serie de empleos, los cuales no duran mas de la semana, la razón: La chica posee un nivel de pereza impresionante. Susanne está consciente que todo ese enrollo de que no le vendría nada mal un empleo estable, es una "tontería" de sus padres ya que la chica malcriada no necesita dinero, lo tiene todo como quiere y cuando lo quiere. No ha nacido el ser que haga a Susanne mover un solo dedo, llevada a sus ideas, siempre se ha negado a acatar ordenes, sobre todo las que impliquen en ella un mínimo esfuerzo físico y su palabra es ley. Infantil y alocada, no se toma las cosas enserio, otorgándole un nivel de madurez inferior al que debería poseer. 
Historia: Definitivamente se puede decir que Susanne Herondale ha nacido en cuna de oro. Hija única, siempre recibió cariño, atención y mimos de sobra, lo que más tarde tendría su consecuencia: Una chiquilla malcriada que todo lo recibe en bandeja sin necesidad de mover un solo dedo. Cualquiera podría catalogar su vida como la vida ideal de toda persona, sin embargo, me atrevería a decir que se equivocan. Susanne siempre tuvo todo lo material pero ese amor de padres tan anhelado por los niños jamás se manifestó, un padre que viaja constantemente y una madre ejecutiva que está siempre atenta a su Iphone para una atención 24/7 a todos sus clientes. Los padres de Susanne sabían que el estilo de vida que habían decidido llevar, no les iba a permitir criar a un pequeño o pequeña como se era debido, aún así se arriesgaron con un hijo y único heredero de una vasta fortuna. Debido a sus ausencias y la constante demanda de atención por parte de la niña, la señora y el señor Herondale decidieron llenar la casa de personas desconocidas para que se preocuparan del cuidado de la niña y así amortiguar su ausencia, sin embargo, a  Sussie le afectó enormemente, desde desarrollar una anorexia desde los once a los quince años, hasta meterse en constantes problemas a lo largo de su periodo escolar. Preocupados por la indomable personalidad de su hija, sus padres están buscando enderezar una rama que creció curva y que se ve muy difícil de arreglar. Decididos a enmendar su error, quieren buscar que Sussie entre a la Universidad y consiga un trabajo en el que dure al menos, un periodo de un mes. Sí, Susanne tiene todo lo material, pero no por nada la frase "no todo lo que brilla es oro" es tan conocida y tan cierta. 
Capitulo de una NC: 
Click:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Capítulo Uno



“I shake through the wreckage for signs of life, scrolling through the paragraphs clicking through the photographs; I wish I could make sense of what we do burning down the capitals, the wisest of the animals. Who are you? What are you living for? ...”

El despertador comenzó a sonar a su horario habitual, siete de la mañana en punto. Como era de costumbre, dejé que la música sonara mientras miraba al techo ya despierta tres minutos antes de que el despertador comenzara a sonar. Era una extraña manía que tenía y como era habitual, también sabía que mis padres comenzarían a protestar por el ruido. 
 - ¡Jenna! – Gritaba mi padre desde su habitación – ¡apaga esa cosa! ¡Tus hermanos duermen! - gritaba las mismas palabras que todos los días, tanto así que parecían un discurso matutino. 
Esperé unos cuantos minutos más para apagar la alarma me gustaba hacer enojar a mi padre. El no era un hombre bueno con mamá. Tenía una mujer y yo lo sabía. Sé que el sonido del despertador no molestaba a mis hermanos ni a mi madre, es por eso que lo dejaba sonar un buen rato. Mi madre siempre me daba en el gusto y eso no me gustaba. Puede sonar ilógico, ya que a la mayoría le gustaría que sus padres les dieran el favor en todo, sin embargo, para mí era un tortura, sentía que lo hacía por lástima y para más encima eso provocaba peleas con mi padre, quien siempre buscaba la ocasión perfecta para generar una discusión con mamá y así excusarse para salir de la casa fingiendo enojo, siendo que lo hacía para encontrarse con su amante. – Jenna Marie Rathbone, apaga eso en este momento si no quieres que me levante en este mismo momento – dijo el hombre enfurecido. Vaya, eso era nuevo, nunca me había llamado por mi nombre completo. Odiaba que lo despertara por la mañana, pero a mí me daba lo mismos.
Me giré apoyándome de costado para tomar mi teléfono celular para apagar la alarma, “Perfect Symmetry” de Keane que ya iba por el segundo estribillo. 
Me tiré a la cama nuevamente mirando al techo con mi cuerpo completamente extendido y relajado. Me llevé las manos a los ojos, me restregué los ojos apretándolos fuertemente y luego abrí los ojos bruscamente para encontrar el efecto que buscaba: las pelusas de mil colores que se proyectaban sobre el techo blanco de mi habitación. Repetí la acción tres veces y luego me dispuse a levantarme. De seguro mi madre estaría esperándome con el desayuno listo, como todas las mañanas, sentada sobre la mesa esperando a que bajara y me lo comiera TODO para luego volver a la cama. Nunca pasaba. Me negaba a comer todo el revoltijo que mi madre preparaba ¡parecía un banquete para siete personas! Me vestí con mi clásico poleron tres tallas más grande que el mío – necesitaba cubrir los kilos que tenía demás – esta vez era de color gris, me puse shorts de mezclilla – los cuales prácticamente no se notaban ya que el poleron los tapaba – mis converse blancas y unas medias negras para intentar cubrir mis muslos que habían engordado a tal punto de casi no dejar espacio entre ellos. Me até el cabello en una cola alta, tomé mi bolso y salí de mi habitación arrastrando los pies. 
- ¡Buenos días nena! – exclamó mi madre con una “felicidad” desbordante, fruto de cinismo. La mire apenada. Había llorado. Sus ojos estaban rodeados por círculos oscuros y hundidos, mientras que sus ojos estaban hinchados y rojos. Me acerqué a la mesa con los puños apretados. Miré el montón de comida sobre la mesa y una oleada de nauseas me invadieron. Habían dos waffles, un sándwich de pan integral con lechuga, tomate y jamón de pavo, una banana y un jugo de naranja recién exprimido. – espero que te guste el desayuno que te he preparado – me sonrió de medio lado. 
- ¿enciendes la t.v mamá? – le dije desviando el tema. Ella me miró resignada y encendió la televisión que había en la cocina. Justo en ese momento aproveché de tomar un trozo de waffle y envolverlo en servilleta para meterlo al bolsillo de mi pantalón. Tomé jugo de naranja y di un mordisco a mi sándwich. Me fui desasiendo de los waffles poco a poco mientras mi madre observaba la televisión. Cuando solo quedo un trozo de Waffle, un poquito de jugo de naranja – casi nada – y la mayor parte del sándwich decidí que ya era suficiente para dejar contenta a mamá.
- estoy lista, mamá – dije tratando de sonar lo más segura posible, si notaba mi nerviosismo, sabría que algo le ocultaba. 
-pero casi no has probado tu sándwich, amor – me miró con el ceño fruncido. 
-no, en realidad prefiero envolverlo y llevarlo al instituto, ¿no te molesta, verdad? – pregunté tratando de que quedara conforme – además ya estoy satisfecha – agregué. Mi madre suspiró resignada y tomó el sándwich para envolverlo. Sabía perfectamente que no había ni una opción de que probara el sándwich en el instituto. 
Caminé rápidamente a la salida en cuanto me tendió el envoltorio, no quería enfrentarme a sus interrogatorios.
-Jenna, espera – dijo siguiéndome al living cuando estaba a punto de abrir la puerta y largarme. Mierda. - ¿serías tan amable de mostrarme lo que tienes en los bolsillos de tus pantalones? – dijo cruzándose de brazos. Sentí el sudor frío aparecer en mi frente y un escalofrío recorrer cada una de mis vertebras de arriba abajo. Me había pillado, ahora tendría que buscar más tips para una técnica de “como disimular la no ingesta de alimentos” 
- no tengo nada, mamá – le dije girando el pomo de la puerta para comenzar a salir. Ella se acercó rápidamente y forcejeó conmigo hasta que pudo meter una de sus manos a mis bolsillos y sacar unas cuantas servilletas con waffles. Me miró seriamente y negó con su cabeza. – Hasta cuando, Jenna- dijo mientras sus ojos se inundaban de lágrimas. - ¡hasta cuando! – gritó apoyándose en el sillón – te doy mi atención las veinticuatro horas del día, te llevo a psicólogos, nutricionistas, centros de integración, terapias ocupacionales, ¡gasto hasta lo que no tenemos para que mejores tu salud! – exclamó llorando mientras se dejaba caer en el sillón sin fuerzas. Un nudo se formó en mi garganta y mis ojos comenzaron a picar. “Lo siento, mamá” pensé. - ¿Qué quieres, Jenn? ¿quieres que tome medidas más drásticas? – amenazó perdiendo los estribos - ¿quieres que te interne? ¿eso es lo que quieres? – gritó nuevamente - ¿no te bastó con estar internada una semana y media en el hospital? ¡Te juegas la vida día a día! – sollozó – ya no puedo más, Jenna – otro sollozo. Mi madre apoyó su cabeza en sus manos apoyadas en sus rodillas, mientras se tiraba el cabello, un acto de máxima desesperación en mi madre. Las lágrimas se escaparon de mis ojo inundando mis mejillas, me dolía verla así, pero no podía hacer nada, no QUERÍA hacer algo – lo peor es que no pones de tu parte – dijo sin mirarme siguiendo es la misma posición. Abrí la puerta de la entrada y antes de irme me giré para murmurar un “lo siento” para luego salir de la caza dando un portazo. 
Me limpié las lágrimas y en el camino al instituto boté los residuos de comida que quedaban en mis bolsillos, me repugnaban, me daban asco. 
Llegué al instituto antes de que el timbre sonara. En el camino me encontré con mi mejor amiga, Kendall, una chica coreana que había llegado hace un tiempo a instituto. 
-¡Jenn! – gritó la chica corriendo por el pasillo en mi dirección – al fin te encuentro, ¿a que no adivinas? – dijo mi amiga llegando a mi lado emocionada, me dio pena no poder contagiarme con su alegría. “K” [se pronuncia Key] era una chica que encontraba que todo en la vida era bello y que la tristeza era algo que uno mismo se buscaba, sin embargo, ella no tendría de que preocuparse en su vida, Kendall tenía la familia perfecta.
-¿tiene que ver con Gabriel? – pregunté tratando de sonar intrigada, era obvio que se trataba de él, mi amiga “enamorada” de ese chico, más bien, obsesionada.
-¡sí! ¿Cómo lo supiste? – dijo emocionada. Abrí mi boca para soltar un “siempre se trata de él, Kendall” pero la cerré inmediatamente, no le iba a romper la ilusión. 
-pues… desbordas alegría – mentí casi sin mentir, en realidad ella desbordaba alegría.
- es que es inevitable – dijo dando saltitos – estaba en mi casillero cambiando los libros y de pronto alguien me tocó el hombro y… y… ¡era él! – gritó emocionada. 
- eso es asombroso, “K”, realmente me alegro por ti – le sonreí, en realidad me sentía bien de verla tan contenta, Kendall era una excelente chica y se merecía todo lo bueno que le había pasado, le estaba pasando y le iba a pasar.
- Bieber se acercó a mí para preguntarme donde estaba Lavender Prince – dijo sonriente. En ese momento me dieron ganas de zarandearla para que entendiera que eso no era motivo para emocionarse o hacerse ilusiones.
- aamm… - abrí y cerré la boca nuevamente tratando de encontrar las palabras precisas para decir y no causarle daño – Kendall… - comencé, aún no estaba segura de lo que le diría pero tenía que bajarla de aquella nube donde se había subido. – creo que comprendes que el hecho que te haya preguntado por Lavender no significa que está coqueteando contigo, ¿verdad? – le dije con gesto de lástima al ver como poco a poco su sonrisa se borraba. 
-pero… ¿porqué fue tan amable conmigo? – preguntó frunciendo el ceño.
- lo hizo por cortesía, nena – le dije apretando su rostro derecho para darle cariño. Es injusto que una chica tan amable, hermosa y simpática no fuera correspondida por el chico que amaba desde hace  ya unos años. 
- creo que él jamás se podrá interesar en mí, ¿verdad? – dijo con gesto deprimido. Era tan extraño verla deprimida, estaba demasiado acostumbrada a verla sacándole sonrisas al mundo y repartiendo amor y cariño. 
- claro que sí, “K”, solo hazte notar – le alenté – háblale, invítalo a salir, toma tú la iniciativa – agregué. 
-no, es imposible que se vaya a fijar en mí – sonrió con rabia – soy diferente y a nadie le gusta la gente diferente – finalizó.
- no digas eso, “K”- la reproché – yo te adoro por cómo eres y por quién eres, no me interesa que seas diferente, para mí eres igual a todos – le alenté, pero eso no sirvió para que su expresión apenada se borrara de su rostro. En ese momento no sabía qué hacer. Es primera vez que veía a Kendall de esa manera y no me gustaba para nada. De pronto, el chico por el que mi amiga suspiraba, apareció por el pasillo doblando desde pasillo donde estaba el conservatorio de música caminando para el lado contrario donde estábamos Kendall y yo. Fue allí cuando una idea loca se vino a mi cabeza. Sin embargo, por más loca que pudiera resultar mi idea – sin mencionar lo furiosa que se pondría Kendall por hacer aquello – lo haría. 
- ¡hey!... Gabriel, ¿verdad? – pregunté al chico corriendo a su lado para alcanzarlo.
- Jenna, ¿Qué haces? – susurró “K” furiosa al ver que la tomaba de la muñeca para arrastrarla en dirección donde se iba el chico. – no Jenna, olvídalo – me regañó tratando de frenarme. Tarde, muy tarde para retractarse ya que el chico se giraba hacia nosotras. 
- ¿sucede algo, Rathbone? – preguntó amablemente el chico. Vaya, sabía mi apellido, yo pensaba que él no tenía idea de quienes tenía por compañeros de clases.
- no es nada solo… ¿te ha tocado con Lavender Prince en el laboratorio de química? – pregunté tratando de sonar lo más natural posible. 
-así es – afirmó.
-bueno, la cosa es que yo quería ser con lavender, pero mi amiga, Kendall, quedaría sola- le explique  te molesta si cambiamos de pareja, me refiero a, Lavender y yo, tú y Kendall – le sonreí tratando de parecerle lo bastante simpática para que el chico accediera. Cuando el chico abrió y cerró la boca al no tener palabra, sinceramente pensé que se negaría, pero luego sonrió mirando a Kendall
- claro, si Lee no tiene problema – dijo llamando a mi amiga por su apellido. Suspiré aliviada.
- yoo… - comenzó a decir Kendall completamente nerviosa al ver que Gabriel y yo la mirábamos atentamente. - ¿sabes mi apellido? – preguntó de pronto sorprendida como si recientemente se hubiera dado cuenta de que Bieber la había llamado por su apellido. A veces Kendall podría parecer una chica poco despierta…
-claro que lo sé, estamos en el mismo salón, ¿recuerdas? – el chico le sonrió de medio lado, como si el comentario de “K” le hubiera causado gracia. 
-bueno, entonces está hecho – le sonreí – muchas gracias por el cambio, Gabriel – le agradecí tomando a mi embobada amiga de la muñeca para comenzar a arrastrarla hacia una de las únicas clases que coincidían, Matemáticas. 
- de nada, Rathbone – respondió amablemente – nos vemos, Kendall – agregó susurrando el nombre de mi mejor amiga, la cual comenzó a apretar mi mano hasta estrangularla.
- adiós, Gabriel  - sonrió “K”.
Cuando el chico se despidió con un gesto de la mano me di cuenta que tenia una de las paletas que mi amiga solía dejar pegada a su casillero. Sinceramente no sé como nadie se daba cuenta que era ella.
- no puedo creer que sigas haciendo esa estupidez – le dije rodando los ojos cuando nos habíamos alejado lo suficiente de Gabriel como para que no pudiera escucharnos – digo, Kendall, ha calculado alguna vez cuanto gastas mensual al comprar todas esos caramelos? – le pregunté frunciendo el seño, la chica se puso colorada al instante. 
-me da lo mismo – respondió riendo. 
- estás obsesionada, Kendall Lee – me reí en su cara.
- obsesionada no, Jenna Marie Rathbone, Enamorada – contraatacó remarcando la última palabra para luego suspirar.
-estás loca – le sonreí antes de que entráramos a mi peor pesadilla, la clase de Matemáticas con Romilda Vane. 
 

 
- La jornada de clases dio por terminada y todo los estudiantes se apresuraron para salir rápidamente, sin embargo yo no tenía intención de correr a casa, es más, tampoco podía volver corriendo a casa ya que tenía clases con la psicóloga del instituto, Candace Fitzyerald.
Caminé por los pasillos tranquilamente ya que había aguardado unos cuantos minutos en la sala de clases esperando a que la sala se vaciara. Para llegar a la oficina de Fitzyerald, tenía que entrar obligadamente a la oficina del directorio ya que allí se encontraba el despacho de la psicóloga. Entré cuidadosamente tratando de que la maldita puerta donde estaba la secretaria del establecimiento, no se golpeara muy fuerte al cerrarse como solía pasar. Sin embargo, sin querer, solté la puerta de un golpe y me quedé estática en el lugar. Allí había un chico. Un chico de piel tostada y limpia, ojos color azul cielo intensos, cabello castaño, labios medianamente gruesos y nariz perfecta. Alto y delgado. Un chico que me miró atentamente de pies a cabeza como si hubiera visto un fantasma. Un chico que conocía perfectamente. Ese chico era Danniel Tomlinson, el chico que me intimidaba y se burlaba de mí durante la primaria por haber tenido sobrepeso, el causante de mi actual infierno, el porqué de mi lucha diaria contra mi supuesta “enfermedad”. Por un momento, los fantasmas y las pesadillas del pasado me invadieron, haciéndome estremecer de la cabeza a los pies.
En ese momento no supe que hacer, no sabía si salir de la oficina o si quedarme y hacer que no le conocía, probablemente ni se recordaba de mí. De pronto, la secretaria, salió de uno de los despachos.
-Muy bien, Señor Tomlinson, aquí tiene su comprobante de matrícula – dijo la secretaria entregándole una serie de papeles – también sus horarios y su acta de traslado de institución escolar – siguió explicando la rubia – no olvide que su tutor debe venir a firmar los documentos que faltan, puede iniciar mañana – finalizó la mujer sentándose nuevamente en su silla. 
- gracias – dijo el chico en tono frío. Su voz había madurado al igual que su cuerpo, me preguntaba si también habría madurado mentalmente. 
- ¡oh! Jenna, cariño – dijo la mujer al percatarse de mi presencia y el chico abrió los ojos a tope al escuchar mi nombre y deseé que Annie no hubiera mencionado mi nombre. Aquella mujer era un amor, siempre trataba a los estudiantes con la mayor dulzura posible. Algunas veces me preguntaba si acaso ella era la madre perdida de Kendall, sus personalidades eran muy similares. Espabilé rápidamente, tragué saliva, relajé la mandíbula, la cual había tensado al escuchar mi nombre salir de los labios de la secretaria y aclaré mi garganta para que mi voz sonara seria y fría. 
- hola Annie – le salude por el nombre y me acerqué insegura hasta apoyarme sobre la mesa de la mujer.
-¿Qué se te ofrece cariño? – preguntó la mujer. 
-vengo a entrevista con Candice – respondí mirando de reojo al chico que mantenía su mirada fija en mí.
- pasa, está en su despacho- me indicó.
Respondí con un simple “gracias” y salí disparada al despacho de Candice. 
- pero si aquí tenemos a mi paciente favorita – exclamó la mujer. 
-Hola Candice – dije sentándome en la silla sin ganas pero acelerada por el reencuentro con Tomlinson. 
-bien, vamos al grano – dijo la mujer sacando una ficha con mi nombre - no estás intentando suicidarte, ¿verdad? – preguntó directa. A veces me preguntaba en qué lugar había conseguido su título de psicóloga, sinceramente. 
- n… no – dije entrecerrando el entrecejo, de todas maneras no me sorprendían sus preguntas, siempre eran casi las misma, con ciertas variaciones.
- ¿estás comiendo? – preguntó sonriéndome.
-sí… - respondí insegura.
-¿crees que estás superando tu enfermedad, cariño? - ¡Qué no tenía una puta enfermedad!
-completamente – fingí. 
-muy bien, hemos terminado, Jenn, nos vemos la próxima semana- dijo mostrando sus dientes en una sonrisa. 
Me levanté con el ceño fruncido, esta vez, la “sesión” había terminado antes de lo usual. No es que hubiera sido mucha la diferencia entre esta y las otras “sesiones” pero esta había sido realmente corta. Cuando estuve en la entrada con la puerta abierta me giré para preguntarle si es que era verdad que la sesión había acabado, pero antes de que pudiera hablar, la mujer habló.
- sí, Jenna, terminamos, puedes irte – dijo sin quitar su sonrisa de su rostro y haciendo un gesto queriendo decir “vete, nena, vete de una vez”. Salí sin protestar.
  …………
 
- hey, Danna, ¿podrías apagar eso? – dije arrugando el entrecejo al sentir el olor a porro inundándome la nariz mientras estaba tirada en mi cama con la cabeza colgando – recuerda que mi madre entra a la habitación cada un minutos – dije exagerando.
- no debería preocuparte- dijo la chica rubia – no creo que se moleste, es más, yo creo que se alegraría de saber que algo ha pasado por tu boca que no sea desde dentro de tu cuerpo – dijo la chica. 
- Danna…- la regañó Ángel, mi prima, quién era su mejor amiga. Mis tíos habían venido a visitar a mi madre ya que ella había llamado a la madre de Ángel, su cuñada, pidiéndole compañía durante la tarde. Mi madre se llevaba mucho mejor con su cuñada que con su propio hermano debido a que este último se había enojado con mamá cuando ella se vino a Inglaterra para casarse con papá y había huido de Grecia, su país natal. Danna, a diferencia de mí, asumía que tenía problemas alimenticios, mientras que yo me negaba a hacerlo. 
- vale, lo siento – dijo la chica apagando el porro. 
-ahora dime, Jenn… ¿qué es lo taaan grave que te ha sucedido para no querer volver al instituto? – preguntó mi prima. Suspiré derrotada al recordar a Tomlinson.   
- mi peor pesadilla ha vuelto a aparecer – exclamé girándome sobre la cama y apoyándome sobre los codos, Ángel estaba a mi derecha y Ángel a mi izquierda, ambas sentadas en el suelo – Danniel Tomlinson ha vuelto…- finalicé resignada. 
 

Liam Payne
Si sigues así, no llegarás a ningún lado
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombre completo: Liam Payne
• Descripción psicológica: Liam es todo lo contrario a Sussie, es un chico comprometido con el mundo laboral poseedor de  un expediente  impecable con el que siempre termina siendo el que se queda con los puestos de trabajo. Si hay algo que lo caracteriza, es su responsabilidad, su espíritu emprendedor y compromiso.  Liam es un chico esforzado ya que la vida no se la ha puesto fácil. Detesta las "hijas de papi" como Susanne ya que no saben de esfuerzo ni sacrificios, lo cuál, según Liam, te convierte en automáticamente peso muerto: inútil y sin remedio. La forma de ser de Liam, le ha otorgado la etiqueta de "el chico oficina" serio y maniático por el trabajo.


The Beatles, Sir:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Holaaa!! demás está decir que las extrañaba u_u y cuando ví este tema me dije que no podía quedarme sin intentarlo y aquiiii me tieeeenen!! las tres con tres minutos de la madrugada, todos en casa durmiendo y yo aquí sin dormirme hasta terminar la ficha hehehe espero que les guste   
avatar


Ver perfil de usuario http://s-k-i-n--and--b-o-n-e-s.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Cami el Sáb 25 Ene 2014, 10:14 am

GreenSky♥ escribió:que irresponsable soy, maldición(?)
oh, entonces consideraré a la gula como el deseo de más y más, como la ambición y esas cosas ahq.
esperen mi ficha, gracias<3

La esperamos con ansias, querida <3
avatar


Ver perfil de usuario http://sweetchild-ofmine.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Cami el Sáb 25 Ene 2014, 10:15 am

Michie <3 escribió:¡Hey, chicas! ¿Que tal? ¿Saben algo? sonara cliché pero, ¡ame la idea! c:
Y... Voy a audicionar. Literalmente casi acabo de volver, ya me aburria sin escribir D:
Estuve pasenadome un rato por el foro, todas las zonas de este. Hasta que llegue al lugar donde pase tanto tiempo, Inscripciones de NC.
Espero que les guste que participe, (y olviden mi aburridisisima historia), les dejare mi ficha entre hoy al domingo.

PD: Me llamo Michelle, diganme como quieran :D
PDD: ¡Perdonen si no las conozco y no me acuerdo! Ya han crecido mucho, me enorgullecen (?... En fin, yo se que las conosco e.e
Besos, de nutella! (¡ando muy poco inspirada en dulces! raro ._.)

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Michie <3 Tal vez Kande te conozca, pues si yo lo hago no lo recuerdo (aunque, bueno, tengo memoria a corto plazo xd). Me alegra que hayas decidido volver a escribir y espero tus fichas con ansias, querida
avatar


Ver perfil de usuario http://sweetchild-ofmine.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Cami el Sáb 25 Ene 2014, 10:19 am

Melissa escribió:
Fichaas <3:

Sussie Herondale
El problema no soy yo, es el empleo.[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Nombre completo: Susanne Herondale
Descripción psicológica: Todo aquel que conoce a Sussie, sabe que la chica posee una energía desbordante que se malgasta. Le gusta vivir la vida loca y no tomar responsabilidades que la puedan llevar a cierto nivel de "estrés". Es extrovertida, no teme a decir lo que piensa y no medita sus palabras antes de decirlas, lo que muchas veces puede llegar a dañar a quien vaya dirigida la opinión. La chica ha pasado por una serie de empleos, los cuales no duran mas de la semana, la razón: La chica posee un nivel de pereza impresionante. Susanne está consciente que todo ese enrollo de que no le vendría nada mal un empleo estable, es una "tontería" de sus padres ya que la chica malcriada no necesita dinero, lo tiene todo como quiere y cuando lo quiere. No ha nacido el ser que haga a Susanne mover un solo dedo, llevada a sus ideas, siempre se ha negado a acatar ordenes, sobre todo las que impliquen en ella un mínimo esfuerzo físico y su palabra es ley. Infantil y alocada, no se toma las cosas enserio, otorgándole un nivel de madurez inferior al que debería poseer. 
Historia: Definitivamente se puede decir que Susanne Herondale ha nacido en cuna de oro. Hija única, siempre recibió cariño, atención y mimos de sobra, lo que más tarde tendría su consecuencia: Una chiquilla malcriada que todo lo recibe en bandeja sin necesidad de mover un solo dedo. Cualquiera podría catalogar su vida como la vida ideal de toda persona, sin embargo, me atrevería a decir que se equivocan. Susanne siempre tuvo todo lo material pero ese amor de padres tan anhelado por los niños jamás se manifestó, un padre que viaja constantemente y una madre ejecutiva que está siempre atenta a su Iphone para una atención 24/7 a todos sus clientes. Los padres de Susanne sabían que el estilo de vida que habían decidido llevar, no les iba a permitir criar a un pequeño o pequeña como se era debido, aún así se arriesgaron con un hijo y único heredero de una vasta fortuna. Debido a sus ausencias y la constante demanda de atención por parte de la niña, la señora y el señor Herondale decidieron llenar la casa de personas desconocidas para que se preocuparan del cuidado de la niña y así amortiguar su ausencia, sin embargo, a  Sussie le afectó enormemente, desde desarrollar una anorexia desde los once a los quince años, hasta meterse en constantes problemas a lo largo de su periodo escolar. Preocupados por la indomable personalidad de su hija, sus padres están buscando enderezar una rama que creció curva y que se ve muy difícil de arreglar. Decididos a enmendar su error, quieren buscar que Sussie entre a la Universidad y consiga un trabajo en el que dure al menos, un periodo de un mes. Sí, Susanne tiene todo lo material, pero no por nada la frase "no todo lo que brilla es oro" es tan conocida y tan cierta. 
Capitulo de una NC: 
Click:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Capítulo Uno



“I shake through the wreckage for signs of life, scrolling through the paragraphs clicking through the photographs; I wish I could make sense of what we do burning down the capitals, the wisest of the animals. Who are you? What are you living for? ...”

El despertador comenzó a sonar a su horario habitual, siete de la mañana en punto. Como era de costumbre, dejé que la música sonara mientras miraba al techo ya despierta tres minutos antes de que el despertador comenzara a sonar. Era una extraña manía que tenía y como era habitual, también sabía que mis padres comenzarían a protestar por el ruido. 
 - ¡Jenna! – Gritaba mi padre desde su habitación – ¡apaga esa cosa! ¡Tus hermanos duermen! - gritaba las mismas palabras que todos los días, tanto así que parecían un discurso matutino. 
Esperé unos cuantos minutos más para apagar la alarma me gustaba hacer enojar a mi padre. El no era un hombre bueno con mamá. Tenía una mujer y yo lo sabía. Sé que el sonido del despertador no molestaba a mis hermanos ni a mi madre, es por eso que lo dejaba sonar un buen rato. Mi madre siempre me daba en el gusto y eso no me gustaba. Puede sonar ilógico, ya que a la mayoría le gustaría que sus padres les dieran el favor en todo, sin embargo, para mí era un tortura, sentía que lo hacía por lástima y para más encima eso provocaba peleas con mi padre, quien siempre buscaba la ocasión perfecta para generar una discusión con mamá y así excusarse para salir de la casa fingiendo enojo, siendo que lo hacía para encontrarse con su amante. – Jenna Marie Rathbone, apaga eso en este momento si no quieres que me levante en este mismo momento – dijo el hombre enfurecido. Vaya, eso era nuevo, nunca me había llamado por mi nombre completo. Odiaba que lo despertara por la mañana, pero a mí me daba lo mismos.
Me giré apoyándome de costado para tomar mi teléfono celular para apagar la alarma, “Perfect Symmetry” de Keane que ya iba por el segundo estribillo. 
Me tiré a la cama nuevamente mirando al techo con mi cuerpo completamente extendido y relajado. Me llevé las manos a los ojos, me restregué los ojos apretándolos fuertemente y luego abrí los ojos bruscamente para encontrar el efecto que buscaba: las pelusas de mil colores que se proyectaban sobre el techo blanco de mi habitación. Repetí la acción tres veces y luego me dispuse a levantarme. De seguro mi madre estaría esperándome con el desayuno listo, como todas las mañanas, sentada sobre la mesa esperando a que bajara y me lo comiera TODO para luego volver a la cama. Nunca pasaba. Me negaba a comer todo el revoltijo que mi madre preparaba ¡parecía un banquete para siete personas! Me vestí con mi clásico poleron tres tallas más grande que el mío – necesitaba cubrir los kilos que tenía demás – esta vez era de color gris, me puse shorts de mezclilla – los cuales prácticamente no se notaban ya que el poleron los tapaba – mis converse blancas y unas medias negras para intentar cubrir mis muslos que habían engordado a tal punto de casi no dejar espacio entre ellos. Me até el cabello en una cola alta, tomé mi bolso y salí de mi habitación arrastrando los pies. 
- ¡Buenos días nena! – exclamó mi madre con una “felicidad” desbordante, fruto de cinismo. La mire apenada. Había llorado. Sus ojos estaban rodeados por círculos oscuros y hundidos, mientras que sus ojos estaban hinchados y rojos. Me acerqué a la mesa con los puños apretados. Miré el montón de comida sobre la mesa y una oleada de nauseas me invadieron. Habían dos waffles, un sándwich de pan integral con lechuga, tomate y jamón de pavo, una banana y un jugo de naranja recién exprimido. – espero que te guste el desayuno que te he preparado – me sonrió de medio lado. 
- ¿enciendes la t.v mamá? – le dije desviando el tema. Ella me miró resignada y encendió la televisión que había en la cocina. Justo en ese momento aproveché de tomar un trozo de waffle y envolverlo en servilleta para meterlo al bolsillo de mi pantalón. Tomé jugo de naranja y di un mordisco a mi sándwich. Me fui desasiendo de los waffles poco a poco mientras mi madre observaba la televisión. Cuando solo quedo un trozo de Waffle, un poquito de jugo de naranja – casi nada – y la mayor parte del sándwich decidí que ya era suficiente para dejar contenta a mamá.
- estoy lista, mamá – dije tratando de sonar lo más segura posible, si notaba mi nerviosismo, sabría que algo le ocultaba. 
-pero casi no has probado tu sándwich, amor – me miró con el ceño fruncido. 
-no, en realidad prefiero envolverlo y llevarlo al instituto, ¿no te molesta, verdad? – pregunté tratando de que quedara conforme – además ya estoy satisfecha – agregué. Mi madre suspiró resignada y tomó el sándwich para envolverlo. Sabía perfectamente que no había ni una opción de que probara el sándwich en el instituto. 
Caminé rápidamente a la salida en cuanto me tendió el envoltorio, no quería enfrentarme a sus interrogatorios.
-Jenna, espera – dijo siguiéndome al living cuando estaba a punto de abrir la puerta y largarme. Mierda. - ¿serías tan amable de mostrarme lo que tienes en los bolsillos de tus pantalones? – dijo cruzándose de brazos. Sentí el sudor frío aparecer en mi frente y un escalofrío recorrer cada una de mis vertebras de arriba abajo. Me había pillado, ahora tendría que buscar más tips para una técnica de “como disimular la no ingesta de alimentos” 
- no tengo nada, mamá – le dije girando el pomo de la puerta para comenzar a salir. Ella se acercó rápidamente y forcejeó conmigo hasta que pudo meter una de sus manos a mis bolsillos y sacar unas cuantas servilletas con waffles. Me miró seriamente y negó con su cabeza. – Hasta cuando, Jenna- dijo mientras sus ojos se inundaban de lágrimas. - ¡hasta cuando! – gritó apoyándose en el sillón – te doy mi atención las veinticuatro horas del día, te llevo a psicólogos, nutricionistas, centros de integración, terapias ocupacionales, ¡gasto hasta lo que no tenemos para que mejores tu salud! – exclamó llorando mientras se dejaba caer en el sillón sin fuerzas. Un nudo se formó en mi garganta y mis ojos comenzaron a picar. “Lo siento, mamá” pensé. - ¿Qué quieres, Jenn? ¿quieres que tome medidas más drásticas? – amenazó perdiendo los estribos - ¿quieres que te interne? ¿eso es lo que quieres? – gritó nuevamente - ¿no te bastó con estar internada una semana y media en el hospital? ¡Te juegas la vida día a día! – sollozó – ya no puedo más, Jenna – otro sollozo. Mi madre apoyó su cabeza en sus manos apoyadas en sus rodillas, mientras se tiraba el cabello, un acto de máxima desesperación en mi madre. Las lágrimas se escaparon de mis ojo inundando mis mejillas, me dolía verla así, pero no podía hacer nada, no QUERÍA hacer algo – lo peor es que no pones de tu parte – dijo sin mirarme siguiendo es la misma posición. Abrí la puerta de la entrada y antes de irme me giré para murmurar un “lo siento” para luego salir de la caza dando un portazo. 
Me limpié las lágrimas y en el camino al instituto boté los residuos de comida que quedaban en mis bolsillos, me repugnaban, me daban asco. 
Llegué al instituto antes de que el timbre sonara. En el camino me encontré con mi mejor amiga, Kendall, una chica coreana que había llegado hace un tiempo a instituto. 
-¡Jenn! – gritó la chica corriendo por el pasillo en mi dirección – al fin te encuentro, ¿a que no adivinas? – dijo mi amiga llegando a mi lado emocionada, me dio pena no poder contagiarme con su alegría. “K” [se pronuncia Key] era una chica que encontraba que todo en la vida era bello y que la tristeza era algo que uno mismo se buscaba, sin embargo, ella no tendría de que preocuparse en su vida, Kendall tenía la familia perfecta.
-¿tiene que ver con Gabriel? – pregunté tratando de sonar intrigada, era obvio que se trataba de él, mi amiga “enamorada” de ese chico, más bien, obsesionada.
-¡sí! ¿Cómo lo supiste? – dijo emocionada. Abrí mi boca para soltar un “siempre se trata de él, Kendall” pero la cerré inmediatamente, no le iba a romper la ilusión. 
-pues… desbordas alegría – mentí casi sin mentir, en realidad ella desbordaba alegría.
- es que es inevitable – dijo dando saltitos – estaba en mi casillero cambiando los libros y de pronto alguien me tocó el hombro y… y… ¡era él! – gritó emocionada. 
- eso es asombroso, “K”, realmente me alegro por ti – le sonreí, en realidad me sentía bien de verla tan contenta, Kendall era una excelente chica y se merecía todo lo bueno que le había pasado, le estaba pasando y le iba a pasar.
- Bieber se acercó a mí para preguntarme donde estaba Lavender Prince – dijo sonriente. En ese momento me dieron ganas de zarandearla para que entendiera que eso no era motivo para emocionarse o hacerse ilusiones.
- aamm… - abrí y cerré la boca nuevamente tratando de encontrar las palabras precisas para decir y no causarle daño – Kendall… - comencé, aún no estaba segura de lo que le diría pero tenía que bajarla de aquella nube donde se había subido. – creo que comprendes que el hecho que te haya preguntado por Lavender no significa que está coqueteando contigo, ¿verdad? – le dije con gesto de lástima al ver como poco a poco su sonrisa se borraba. 
-pero… ¿porqué fue tan amable conmigo? – preguntó frunciendo el ceño.
- lo hizo por cortesía, nena – le dije apretando su rostro derecho para darle cariño. Es injusto que una chica tan amable, hermosa y simpática no fuera correspondida por el chico que amaba desde hace  ya unos años. 
- creo que él jamás se podrá interesar en mí, ¿verdad? – dijo con gesto deprimido. Era tan extraño verla deprimida, estaba demasiado acostumbrada a verla sacándole sonrisas al mundo y repartiendo amor y cariño. 
- claro que sí, “K”, solo hazte notar – le alenté – háblale, invítalo a salir, toma tú la iniciativa – agregué. 
-no, es imposible que se vaya a fijar en mí – sonrió con rabia – soy diferente y a nadie le gusta la gente diferente – finalizó.
- no digas eso, “K”- la reproché – yo te adoro por cómo eres y por quién eres, no me interesa que seas diferente, para mí eres igual a todos – le alenté, pero eso no sirvió para que su expresión apenada se borrara de su rostro. En ese momento no sabía qué hacer. Es primera vez que veía a Kendall de esa manera y no me gustaba para nada. De pronto, el chico por el que mi amiga suspiraba, apareció por el pasillo doblando desde pasillo donde estaba el conservatorio de música caminando para el lado contrario donde estábamos Kendall y yo. Fue allí cuando una idea loca se vino a mi cabeza. Sin embargo, por más loca que pudiera resultar mi idea – sin mencionar lo furiosa que se pondría Kendall por hacer aquello – lo haría. 
- ¡hey!... Gabriel, ¿verdad? – pregunté al chico corriendo a su lado para alcanzarlo.
- Jenna, ¿Qué haces? – susurró “K” furiosa al ver que la tomaba de la muñeca para arrastrarla en dirección donde se iba el chico. – no Jenna, olvídalo – me regañó tratando de frenarme. Tarde, muy tarde para retractarse ya que el chico se giraba hacia nosotras. 
- ¿sucede algo, Rathbone? – preguntó amablemente el chico. Vaya, sabía mi apellido, yo pensaba que él no tenía idea de quienes tenía por compañeros de clases.
- no es nada solo… ¿te ha tocado con Lavender Prince en el laboratorio de química? – pregunté tratando de sonar lo más natural posible. 
-así es – afirmó.
-bueno, la cosa es que yo quería ser con lavender, pero mi amiga, Kendall, quedaría sola- le explique  te molesta si cambiamos de pareja, me refiero a, Lavender y yo, tú y Kendall – le sonreí tratando de parecerle lo bastante simpática para que el chico accediera. Cuando el chico abrió y cerró la boca al no tener palabra, sinceramente pensé que se negaría, pero luego sonrió mirando a Kendall
- claro, si Lee no tiene problema – dijo llamando a mi amiga por su apellido. Suspiré aliviada.
- yoo… - comenzó a decir Kendall completamente nerviosa al ver que Gabriel y yo la mirábamos atentamente. - ¿sabes mi apellido? – preguntó de pronto sorprendida como si recientemente se hubiera dado cuenta de que Bieber la había llamado por su apellido. A veces Kendall podría parecer una chica poco despierta…
-claro que lo sé, estamos en el mismo salón, ¿recuerdas? – el chico le sonrió de medio lado, como si el comentario de “K” le hubiera causado gracia. 
-bueno, entonces está hecho – le sonreí – muchas gracias por el cambio, Gabriel – le agradecí tomando a mi embobada amiga de la muñeca para comenzar a arrastrarla hacia una de las únicas clases que coincidían, Matemáticas. 
- de nada, Rathbone – respondió amablemente – nos vemos, Kendall – agregó susurrando el nombre de mi mejor amiga, la cual comenzó a apretar mi mano hasta estrangularla.
- adiós, Gabriel  - sonrió “K”.
Cuando el chico se despidió con un gesto de la mano me di cuenta que tenia una de las paletas que mi amiga solía dejar pegada a su casillero. Sinceramente no sé como nadie se daba cuenta que era ella.
- no puedo creer que sigas haciendo esa estupidez – le dije rodando los ojos cuando nos habíamos alejado lo suficiente de Gabriel como para que no pudiera escucharnos – digo, Kendall, ha calculado alguna vez cuanto gastas mensual al comprar todas esos caramelos? – le pregunté frunciendo el seño, la chica se puso colorada al instante. 
-me da lo mismo – respondió riendo. 
- estás obsesionada, Kendall Lee – me reí en su cara.
- obsesionada no, Jenna Marie Rathbone, Enamorada – contraatacó remarcando la última palabra para luego suspirar.
-estás loca – le sonreí antes de que entráramos a mi peor pesadilla, la clase de Matemáticas con Romilda Vane. 
 

 
- La jornada de clases dio por terminada y todo los estudiantes se apresuraron para salir rápidamente, sin embargo yo no tenía intención de correr a casa, es más, tampoco podía volver corriendo a casa ya que tenía clases con la psicóloga del instituto, Candace Fitzyerald.
Caminé por los pasillos tranquilamente ya que había aguardado unos cuantos minutos en la sala de clases esperando a que la sala se vaciara. Para llegar a la oficina de Fitzyerald, tenía que entrar obligadamente a la oficina del directorio ya que allí se encontraba el despacho de la psicóloga. Entré cuidadosamente tratando de que la maldita puerta donde estaba la secretaria del establecimiento, no se golpeara muy fuerte al cerrarse como solía pasar. Sin embargo, sin querer, solté la puerta de un golpe y me quedé estática en el lugar. Allí había un chico. Un chico de piel tostada y limpia, ojos color azul cielo intensos, cabello castaño, labios medianamente gruesos y nariz perfecta. Alto y delgado. Un chico que me miró atentamente de pies a cabeza como si hubiera visto un fantasma. Un chico que conocía perfectamente. Ese chico era Danniel Tomlinson, el chico que me intimidaba y se burlaba de mí durante la primaria por haber tenido sobrepeso, el causante de mi actual infierno, el porqué de mi lucha diaria contra mi supuesta “enfermedad”. Por un momento, los fantasmas y las pesadillas del pasado me invadieron, haciéndome estremecer de la cabeza a los pies.
En ese momento no supe que hacer, no sabía si salir de la oficina o si quedarme y hacer que no le conocía, probablemente ni se recordaba de mí. De pronto, la secretaria, salió de uno de los despachos.
-Muy bien, Señor Tomlinson, aquí tiene su comprobante de matrícula – dijo la secretaria entregándole una serie de papeles – también sus horarios y su acta de traslado de institución escolar – siguió explicando la rubia – no olvide que su tutor debe venir a firmar los documentos que faltan, puede iniciar mañana – finalizó la mujer sentándose nuevamente en su silla. 
- gracias – dijo el chico en tono frío. Su voz había madurado al igual que su cuerpo, me preguntaba si también habría madurado mentalmente. 
- ¡oh! Jenna, cariño – dijo la mujer al percatarse de mi presencia y el chico abrió los ojos a tope al escuchar mi nombre y deseé que Annie no hubiera mencionado mi nombre. Aquella mujer era un amor, siempre trataba a los estudiantes con la mayor dulzura posible. Algunas veces me preguntaba si acaso ella era la madre perdida de Kendall, sus personalidades eran muy similares. Espabilé rápidamente, tragué saliva, relajé la mandíbula, la cual había tensado al escuchar mi nombre salir de los labios de la secretaria y aclaré mi garganta para que mi voz sonara seria y fría. 
- hola Annie – le salude por el nombre y me acerqué insegura hasta apoyarme sobre la mesa de la mujer.
-¿Qué se te ofrece cariño? – preguntó la mujer. 
-vengo a entrevista con Candice – respondí mirando de reojo al chico que mantenía su mirada fija en mí.
- pasa, está en su despacho- me indicó.
Respondí con un simple “gracias” y salí disparada al despacho de Candice. 
- pero si aquí tenemos a mi paciente favorita – exclamó la mujer. 
-Hola Candice – dije sentándome en la silla sin ganas pero acelerada por el reencuentro con Tomlinson. 
-bien, vamos al grano – dijo la mujer sacando una ficha con mi nombre - no estás intentando suicidarte, ¿verdad? – preguntó directa. A veces me preguntaba en qué lugar había conseguido su título de psicóloga, sinceramente. 
- n… no – dije entrecerrando el entrecejo, de todas maneras no me sorprendían sus preguntas, siempre eran casi las misma, con ciertas variaciones.
- ¿estás comiendo? – preguntó sonriéndome.
-sí… - respondí insegura.
-¿crees que estás superando tu enfermedad, cariño? - ¡Qué no tenía una puta enfermedad!
-completamente – fingí. 
-muy bien, hemos terminado, Jenn, nos vemos la próxima semana- dijo mostrando sus dientes en una sonrisa. 
Me levanté con el ceño fruncido, esta vez, la “sesión” había terminado antes de lo usual. No es que hubiera sido mucha la diferencia entre esta y las otras “sesiones” pero esta había sido realmente corta. Cuando estuve en la entrada con la puerta abierta me giré para preguntarle si es que era verdad que la sesión había acabado, pero antes de que pudiera hablar, la mujer habló.
- sí, Jenna, terminamos, puedes irte – dijo sin quitar su sonrisa de su rostro y haciendo un gesto queriendo decir “vete, nena, vete de una vez”. Salí sin protestar.
  …………
 
- hey, Danna, ¿podrías apagar eso? – dije arrugando el entrecejo al sentir el olor a porro inundándome la nariz mientras estaba tirada en mi cama con la cabeza colgando – recuerda que mi madre entra a la habitación cada un minutos – dije exagerando.
- no debería preocuparte- dijo la chica rubia – no creo que se moleste, es más, yo creo que se alegraría de saber que algo ha pasado por tu boca que no sea desde dentro de tu cuerpo – dijo la chica. 
- Danna…- la regañó Ángel, mi prima, quién era su mejor amiga. Mis tíos habían venido a visitar a mi madre ya que ella había llamado a la madre de Ángel, su cuñada, pidiéndole compañía durante la tarde. Mi madre se llevaba mucho mejor con su cuñada que con su propio hermano debido a que este último se había enojado con mamá cuando ella se vino a Inglaterra para casarse con papá y había huido de Grecia, su país natal. Danna, a diferencia de mí, asumía que tenía problemas alimenticios, mientras que yo me negaba a hacerlo. 
- vale, lo siento – dijo la chica apagando el porro. 
-ahora dime, Jenn… ¿qué es lo taaan grave que te ha sucedido para no querer volver al instituto? – preguntó mi prima. Suspiré derrotada al recordar a Tomlinson.   
- mi peor pesadilla ha vuelto a aparecer – exclamé girándome sobre la cama y apoyándome sobre los codos, Ángel estaba a mi derecha y Ángel a mi izquierda, ambas sentadas en el suelo – Danniel Tomlinson ha vuelto…- finalicé resignada. 
 

Liam Payne
Si sigues así, no llegarás a ningún lado
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombre completo: Liam Payne
• Descripción psicológica: Liam es todo lo contrario a Sussie, es un chico comprometido con el mundo laboral poseedor de  un expediente  impecable con el que siempre termina siendo el que se queda con los puestos de trabajo. Si hay algo que lo caracteriza, es su responsabilidad, su espíritu emprendedor y compromiso.  Liam es un chico esforzado ya que la vida no se la ha puesto fácil. Detesta las "hijas de papi" como Susanne ya que no saben de esfuerzo ni sacrificios, lo cuál, según Liam, te convierte en automáticamente peso muerto: inútil y sin remedio. La forma de ser de Liam, le ha otorgado la etiqueta de "el chico oficina" serio y maniático por el trabajo.


The Beatles, Sir:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Holaaa!! demás está decir que las extrañaba u_u y cuando ví este tema me dije que no podía quedarme sin intentarlo y aquiiii me tieeeenen!! las tres con tres minutos de la madrugada, todos en casa durmiendo y yo aquí sin dormirme hasta terminar la ficha hehehe espero que les guste   

Ficha aceptada

Hola, querida <3 Me alegro de que hayas querido participar. Mucha suerte
avatar


Ver perfil de usuario http://sweetchild-ofmine.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por moondust. el Dom 26 Ene 2014, 12:38 am

Edito.
Edito:
Katherine Sky
La envidia es siempre una pasion bajo, que arrastra tras si las peores pasiones.


• Nombre completo: Katherine Haley Sky.
• Descripción psicológica:
Es una chica bastante cerrada, siempre creo un ego imposible de romper, lo cual quiere decir que ella se cree el ser humano más perfecto del mundo, y nadie la hará bajar de esa nube donde está, no el gusta que se metan en su vida, y tampoco el gusta meterse en la vida de los demás, a menos de que sea para fastidiar.
Es una chica que tiende a ser perfeccionista y competitiva, no le gusta que las cosas le salgan mal, por eso suele concentrase en lo que está haciendo para darlo por terminado perfectamente, y a parte no le gusta que la gente le gané en cosas, no importa que sea, cualquier cosa, le molesta.
Es un poco amargada en cuanto a la gente bromista, y más que nada a la gente bromista estúpida, ya que esas personas suelen bromear sobre su aspecto, su personalidad, forma de ser y cosas así y eso hace que su humor explote y le diga todo lo que piense sobre el en menos de nada, por eso suele estar muy apartada a ese tipo de personas.

Muchos la consideran una chica ruda. Suele ser una chica con muchas caras, puede ser alguien contigo, pero puede ser otra persona completamente diferente con alguien más, y le gusta ser así, porque en realidad nadie nunca logrará conocerla, ni nadie logrará ablandar su duro corazón.

• Historia:
• Capitulo de una NC:


-----


Javadd
Trata de ver las cosas desde el punto de vista de los demas.


• Nombre completo: Javadd
• Descripción psicológica:


Última edición por Michie <3 el Dom 26 Ene 2014, 9:33 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario http://thewanderingmoondust.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Kurisu el Dom 26 Ene 2014, 11:34 am

Alisson Conrad
Olvida el pasado, trata de vivir el presente


• Nombre completo: Alisson Marie Conrad
• Descripción psicológica: Edito
• Historia: Edito
• Capitulo de una NC: Edito


Louis Tomlinson
No me importa que suceda, las cosas siempre tienen que pasar


• Nombre completo: Louis William Tomlinson
• Descripción psicológica: Edito

Edito a la vuelta

Gif :

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

___________________________________________

'Cause tonight I'm feeling like an astronaut, Sending SOS from this tiny box, To the lonely people
that the world forgot, Are you out there?, 'Cause you're all I've got?
avatar


Ver perfil de usuario https://maschxnny.tumblr.com/
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: El solsticio del verano {audiciones abiertas}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.