O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» surrender
Hoy a las 8:22 pm por o'callaghan

» Badlands | Novela Colectiva.
Hoy a las 7:45 pm por roman.

» tropical night.
Hoy a las 7:24 pm por changkyun.

» Mover y Borrar Temas |12|
Hoy a las 7:07 pm por mili_directioner<3

» dalí escondía un tigre en el baño
Hoy a las 7:05 pm por chihiro

» One Shoot's & Fake Texts. Pedidos Abiertos.
Hoy a las 6:48 pm por mili_directioner<3

» dramarama [extras]
Hoy a las 6:30 pm por changkyun.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 6:24 pm por Andy Belmar.

» Shut up!
Hoy a las 6:09 pm por Rumplestiltskin.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

One Year With You {nc} { resultados}

Página 3 de 27. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 15 ... 27  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por ceonella. el Sáb 07 Dic 2013, 11:04 am

Ay yo quiero. 
Soy Camille, hola.   ahq. Bueno no sé, me encanta THG<3 la Jenni toda una loquilla. 
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ahora te paso la fisha.

___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Dic 2013, 11:09 am

Priscilla.- escribió:
Spoiler:




  • Lily Collins {Charlotte Harlen {La tímida.


  • Niall Horan {El chico malo, frió y distante.



Spoiler:
Runaways:


Capítulo 004
Charlie Harlen
Por: Priscilla.-|| Prisc.


Tan fría, tan sucia... Charlotte necesitaba escapar.
"Estuviste maravillosa Lottie", le susurraron al oído y ella solo quería levantar de la cama y correr, como si el mismísimo demonio la estuviese persiguiendo.  Pero estaba atada, y no podía moverse por mas que quisiera.
Lottie, ese era el sobrenombre que le había puesto su padre cuando la mando a la calle a conseguir dinero.
Una lagrima negra rodó en su mejilla producto del excesivo maquillaje con el que disfrazaba su cara cada noche, evitando, así, ser descubierta. Aunque Charlie sabia que todo el barrio, y la mitad de la cuidad sabían quien se escondía atrás de esas medias de red, botas hasta la rodilla negra, dos centímetros por debajo de su trasero y el cautivante top rojo.
La castaña sintió como el hombre de no mas de treinta años se levantaba de la cama y comenzaba a ponerse su ropa. Dejo caer otra lagrima mas y esta vez fue por el odio que le tenia a su padre.
El la había obligado, el era la única soga que la mantenía cautiva en ese asqueroso trabajo.
Ademas de la madre de Nirvana, Charlie también se prostituía para conseguir dinero, y no era por puro placer, por que cada vez se sentía mas vacía y menos mujer. Lo hacia por que de lo contrario, el la mataría.
La castaña había recibido mas de un golpe cuando intentaba discutir con su padre. "No quiero esto... No lo haré", había dicho luego de regresar a su casa, la primera vez que había hecho algo así, y lo único que recibió fue una paliza y un pase gratis al hospital con la escusa de haberse caído en la tina, aunque es su casa no tuviese una.
Pero la realidad era que ya se le habían acabado las escusas, y no sabia cual diría ese mismo día cuando regresara a casa. Quizás, esta vez no iría al medico para que curara sus heridas, lo haría sola, y luego las maquillaría... Si, eso haría.
La puerta de la habitación del hotel barato se cerro de golpe, luego de que el hombre saliera a través de ella, para continuar con su vida, mientras que la de Charlie se caía a pedazos.
Atrajo sus pierna hacia su pecho y lloro... Lloro como cada noche.
Su vida no era si. Ella solía tener una familia feliz. Su padre y su madre se amaban, o eso pensaba ella, hasta que su madre se marcho con otro hombre, dejándolos solos.
Joseph cayo en la depresión, y lamentablemente, el alcohol fue su única salida. Eso y el odio inevitable a su hija. Charlie sabia que era por el parecido que tenia con su madre y fue esa la principal cusa por el cual la empujo a esa vida. Debía pagar... por su madre.
Adolorida, se levanto y comenzó a vestirse, como pudo. Sus manos temblaban y no era por el frío. El miedo se estaba apoderando de su cuerpo. No había conseguido suficiente dinero, y su padre le había pedido cierta cantidad antes de salir. Apenas tenia la mitad, lo que significaba uno o dos golpes mas.
Podrían entrar por la ventana, y esconderse en su habitación... Eso haría.


***


La calle estaba totalmente vacía, por suerte. Eran tan solo las siete de la mañana cuando sus pies se detuvieron frente a su pequeña y descolorida casa. Su ventana se encontraba milagrosamente abierta, y eso la alegraba.
Camino hasta la reseca enredadera que se alzaba a un costado de su casa, para comenzar a subir hasta el techo del porche y de ahí, caminar hasta su ventana.
Se saco las botas y las tiro dentro de su habitación para luego entrar ella sin hacer ningún ruido.
Soltó todo el aire de sus pulmones cuando piso el suelo, y corrió hasta su puerta para asegurarla con llave. Estaría bien hasta la noche y quizás ahí podría reunir lo que su padre necesitaba.
No había sido su culpa. Ella solo se había sentado en el mismo bar, a la misma hora, y solo había conseguido dos hombres en toda la noche. Ya no era lo mismo que antes, ella era distinta, se notaba si infelicidad en su cara y hasta le costaba fingir.
Se quito el pequeño vestido negro que había usado esa noche, remplazandolo por su pijama.
Las medias de red estaba rotas, y debía comprar otras. Pero eso lo resolvería cuando despertara.
Camino hacia la ventana para cerrar las cortinas cuando se percato que su vecino la estaba mirando.
Niall Horan conocía su secreto, mas que nadie. Desde que había comenzado a hacer eso, y luego de que el rubio la encontrara sentada afuera de su casa con las botas, el vestido, el maquillaje excesivo, y las medias, el salia de su casa cada día, a las seis en punto, a esperarla... o eso creía Charlie, mientras fumaba uno o dos cigarrillos.
El rubio le sonrió mientras daba una ultima calada y arrojaba el cigarro a la calle. Levanto la mano en forma de saludo y luego se perdió dentro de su casa. Quizás si la esperaba.


***


Un fuerte ruido en la puerta interrumpió el sueño de la castaña pasado el medio día. Era su odioso padre exigiendo una respuesta que ella nunca daría. Solo se dedico a seguir durmiendo, despertándose seis horas mas tarde.  Tenia hambre y dolor de cabeza.
Ya no había golpes y por lo que pudo escuchar, la casa estaba en silencio.
Eran casi las ocho de la noche, y probablemente su padre estaría aun en su trabajo o borracho.
Abrió la puerta con cuidado y camino hasta las escalera, para asegurarse de que no estuviese tirado en el sofá, y cuando estuvo segura, bajo. Camino hasta la cocina, y comenzó a revolver las estanterías en busca de comida.
El calendario marcaba el numero y mes equivocado, pero Charlie era mas que consciente del día que era. Nirvana se había cansado de repetirlo, hasta que ella le dijo que estaba loca y que no había forma que eso fuera funcionara.
Huir era la solución, si, pero solo eran unos pobres adolescentes marginados que no llegarían ni a la frontera, ya que serian capturados mucho antes y Charlie ya tenia suficiente con su vida, como para aguantar a su padre aun mas enojado.
Cocino un par de huevos revueltos y un par de tostadas. Eso estaría bien por un tiempo y una vez que termino, limpio cualquier tipo de  evidencia antes de volver a subir para darse un buen baño.
Amaba dejar que el agua cayera por su cuerpo relajando coda musculo, llevándose cualquier suciedad consigo, sobretodo la de su alma. Pero no podía darse el lujo de  quedarse ahí para siempre. Su padre volvería en cualquier momento.
Cerro el grifo antes de salir de la ducha. Volvió a enfundarse en su pijama ya que no le veía sentido ponerse otra cosa, cuando faltaban solo dos horas para volver a ponerse esa ropa apretada, ademas, de que su vida social se había reducido a nada, y para Charlie era mejor si. No quería tener que explicarle a alguien mas su falta de sueño, o los moretones y cortes en su piel.
El espejo reflejaba un monstruo, un cuerpo si vida, y totalmente desecho. Su rostro era el de una mujer de mas de treinta año, aunque solo tuviese dieciocho. Seco una lagrima solitaria y luego comenzó a limpiar el resto del maquillaje que aun yacía sobre su piel. Deseaba ser libre de una maldita vez.
Abrió la puerta rápidamente en cuanto termino, decidida a regresar a su habitación, pero vio a su padre parado frente a esta con el ceño fruncido y el típico brillo en los ojos que no le gustaba para nada a Charlie. El pie de si padre fue mas rápido que ella posicionándose entre el marco y la puerta, cuando la castaña intento volver a cerrar la puerta. Y a quien quería engañar... No podía luchar contra el. Era mas fuerte, y le quedo mas que claro cuando el la empujo haciendo que se tropezara y cayera dentro de la ducha, para poder entrar.

-¿Donde esta el dinero Lottie?-pregunto su padre. Ahí estaba de nuevo ese maldito apodo. Charlie no respondió.- Lottie, ¿donde esta el dinero?-volvió a preguntar, separando las palabras de una manera tan perversa, que hizo que Charle sintiera miedo.

-No lo tengo-respondió en un susurro, llevándose las rodillas hasta su pecho para protegerse.

-¿Que?-pregunto Joseph, aunque sabia que había escuchado a la perfección.

-No lo tengo-repitió ella, solo un poco mas fuerte.

-¡Mierda Lottie!-soltó, golpeando su puño en los azulejos del baño- ¡Te advertí! ¡Te dije que necesitaba el dinero para pagar la hipoteca de la casa!-soltó, mientras la tomaba con fuerza por un brazo y la alzaba. Charlie temió que lo hubiese dislocado.- ¿Que quieres? ¡¿Quieres que nos quedemos en la calle?! ¡¿Es eso lo que quieres?!-le grito, zamarreando a la chica que ya tenia las lagrimas a medio camino.

-Lo siento, no fue mi intención... El bar no estaba tan lleno como otras noches-dijo como escusa Charlie, con desesperación. Le estaba haciendo daño.

-Me vale una mierda tus escusas... Tendrías que haberte quitado la ropa y haberles hecho un baile sobre una de las mesas... ¡No lo se! Tendrías que haberlo intentado-

-Lo intente, de verdad lo intente-

-¡Pero no lo suficiente, Lottie!-

-¡Que no me llames así!-grito la castaña, enfrentando a su padre, a quien le brillaron los ojos de odio.
Joseph la empujo sobre el lavado haciendo que el rostro de la chica impactara contra este y luego cayera al suelo, de nuevo.

-Te diré como se me de la gana-soltó el, alzándola, para arrastrarla fuera del baño, por el pasillo, ignorando por completo la sangre en el rostro de su hija. La metió dentro de su habitación, soltándola sobre su cama.- Espero que esta noche puedas juntar lo que te he pedido- soltó Joe- Se útil Lottie, no como tu la zorra de tu madre- dicho esto, salió cerrando la puerta detrás de el y Charlie lloro, sintiendo el sabor metálico de la sangre en su labio.
Se levanto como pudo, y arrastro sus pies hasta el pequeño espejo que tenia colgado sobre una de las paredes. Un pequeño tajo cortaba su labio inferior, y otro, un poco mas grande y abierto, una de sus cejas. Posiblemente, en un par de horas le dolería todo, y eso se vería peor.
Limpio sus herida, buscando una buena escusa para faltar a su trabajo, aunque se ganara otra paliza, no se sentía de ánimos para fingir. Pero no era una opción dentro de su vida. Su padre no lo permitiría ni loco, ni borracho. Nada la salvaría, excepto.. huir.
El plan de Nirvana se le vino a la cabeza, y por primera vez después de haberle dicho que estaba loca, pensó que la chica era un maldito genio. Que importaba todo lo demás, cuando ella estaba muriendo en vida.
Corrió hasta el pequeño armario que tenia en su pequeña habitación y saco una mochila roja, para luego comenzar a guardar las pocas prendar presentables que tenia. Estaba decidió, así todo eso fuera una maldita broma por parte de Nirvana, ella huiría. Escaparía de su vida, y la su padre para construir una mejor, en algún lugar, lejos.
Un perfume, una foto de su madre y ella cuando eran felices y el sobre con dinero que guardaba bajo el colchón para que su padre no descubriera que se quedaba con las propinas, y algún que otro interés, entraron a la perfección. Solo necesitaba algo de comida para sobrevivir un par de días.
Cambio su pijama por un par de jeans rotos y descoloridos, y un poleron negro que ocultaba todas las marcas y cortes en su piel, antes de bajar para recoger todo lo que había en la despensa.
Su padre estaba viendo fútbol cuando paso detrás de el, hacia la cocina. Tomo todo lo que pudo antes de salir por la puerta trasera. Se pregunto que diría su padre cuando no la encontrara en su habitación, que diría cuando a la mañana siguiente no regresara, ¿La buscaría? Posiblemente, no. Ahora si podría odiarla todo lo que quisiera, ya que le estaba dando una buena razón. Lo estaba dejando, como su madre.
El claro se encontraba solo a cuatro cuadras de su casa, y por lo visto estaba llegando tarde. Los chicos estaban subiendo a la vieja y oxidada camioneta, que según Nirvana le prestarían para huir.
La castaña acelero el paso llegando hasta el grupo. No se molesto en presentarse ni anunciar su llegada. Nirvana había dicho que podían ir los que quisieran, y por lo visto se lo habían tomado muy a pecho.

-Que bueno que viniste-susurraron a su espalda. Charlie no conocía esa voz, pero aun así le resultada familiar. Antes que pudiera girar para ver quien era, el dueño de la voz se paro a su lado, dejando ver sus brillantes ojos azules que inundaron de paz a Charlotte.

-Pero...-

-Ya no importa... seremos libres-la interrumpió. "¿Que demonios hacia Niall Horan ahí? Tenia una vida perfecta. Familia perfecta, casa perfecta, hasta el era perfecto", se pregunto Charlie, cayendo ante la  hermosa sonrisa que el rubio le estaba regalando.
Nivana sonrió al verla y luego subió a la camioneta seguida por otra chica.

-Vamos Charlie, seamos libres...-dijo Niall tomando su muñeca para ayudarla a subir. Ocuparon los últimos asientos y, aunque la castaña hubiese preferido no tenerlo cerca, el se sentó junto a ella.
Lo que paso a continuación, Charlie no lo recuerda. Solo dijo su nombre, por que los demás lo hicieron, y propuso una regla. Pero después no volvió a abrir la boca. Quería salir de ahí, y no entendía por que Niall Horan se estaba preocupando por ella. Era demasiado estúpido, como lo que estaba a punto de hacer. Quizás debía bajarse e ir por su cuenta... Seria lo mejor.
Hizo un ademan para levantarse, pero la mano de Niall hizo que volviera a hundirse en el sillón, justo cuando Nirvana cerraba las puertas, y un chico desconocido encendía la camioneta, hacia un destino incierto.

-Estarás bien Charlie, ya no mas...-susurro Niall, mientras ella veía la carretera pasar a través de los vidrios sucios de la camioneta. "Estaría bien", se auto-convenció. Por lo menos, muchísimo mejor que ahora.


Sigue: NewNormal


Padres Solteros {Cap 3:

Capítulo 3



► By; Priscilla.-

Posiblemente esto no iba a funcionar. Por mas que siguiera intentado, no podía  encontrar el atuendo adecuado para mi primer día de trabajo, y realmente quería dar una buena impresión. No podían permitir que me echaran al segundo día como mi anterior trabajo.
Los Horan eran una familia bien, tenían dinero de sobra... Su casa extremadamente grande y el monto que me iban a pagar por ser la niñera del pequeño Elliot lo demostraban. Y si no necesitara ese dinero para pagar las cuentas que ya tenia en rojo de tantos meses adeudados, y sobretodo, poder cómprame la cámara fotográfica que necesitaba para mi curso, no hubiese aceptado.
Necesitaba lucir acorde... A la situación, y a la mujer que me había contratado. Estirada, elegante, sofistica, y todo lo contrario a mi.
El vestido color crema ajustado a la cintura con una fina cinta negra no estaban a la altura de la rubia alta de hermosa sonrisa que me había citado para revisar los últimos detalles.
Suspire resignada, y me puse unas bailarías a juego que me había regalado mi padre  la Navidad pasada, intentando convencerme a mi misma sobre que eso era lo mejor que podía hacer.
Arrastre mis pies hasta la cocina para prepararme una buena taza de café. A pesar que había insistido, Allison, una de mi mejores amigas y compañera, me había obligado a salir la noche anterior con la intención de festejar mi nuevo trabajo, y como buena obstinada que era, había aceptado a pagarme todo lo que yo consumiera si salía con ella.
Ahora, mis parpados pesaban y reclamaban una buena dosis de café con urgencia, aunque posiblemente deberia estar almozando en este momento.
Una vez lista, tome mi bolso, y salí disparaba de mi pequeño departamento, del cual pronto me echarían sino conseguía pagar la deuda a final de mes.

-¡Sam!-soltó el portero cuando llegue a la planta baja, luego de bajar tres piso por las escaleras gracias a mi fobia inexplicable a los ascensores.

-Robert, juro que pagare la renta... Solo dame tiempo, estoy a punto de ir a mi nuevo trabajo. La paga es muy buena, y a fin de mes podré pagarte la mayor parte de lo que te debo, esta vez será definitivo. No me echaran esta vez. Lo prometo-dije rápidamente, mientras corría rápidamente hacia las puertas que daban a la cochera, intentado evadir cualquier conversación con el hombre que ya me había sentenciado.
Mi viejo y destartalado Volsbagen rojo se encontraba a unos pocos metros, esperando para llevarme directo a mi salvación. Nuevamente, no era el mejor auto en el mundo, pero era mío, totalmente mío. Lo había comprado con los ahorros que había obtenido gracias a mi trabajo de verano, hace ya dos años. Papá no se podía dar el lujo de comprarme un auto, y tampoco iba a permitir que se desviviera para conseguirme uno. Este era perfecto. Todo lo que quería y  necesitaba.
Luego de media hora, estacione frente a la lujosa casa con hermosos jardines y caminos adoquinados. Era tan hermosa por fuera como por dentro. Los espacios eran grandes, modernos y acogedores. Tenían una enorme chimenea que invitaba a cualquiera a acurrucarse en frente bebiendo una enorme taza de chocolate caliente, y una cocina que era el placer de cualquier chef. Mi padre la amaría de seguro.
Una hermosa castaña salio disparada de la puerta principal hasta el convertible que estaba estacionado en el camino frente al garaje, antes que decidiera bajarme. Por su cara, estaba enojada. Demasiado diría yo...

-Te arrepentirás Horan, te juro que te vas a arrepentir.-grito ella mientras se subía a su lujoso auto y salía del camino para perderse en la calle como si estuviese huyendo del mismísimo diablo. ¿Que rayos estaba pasando?
Respire hondo, y me baje del auto, intentando lucir lo mas tranquila posible. Venia a trabajar, solo eso. La vida de esa familia no me interesaba en lo absoluto, salvo el pequeño Elliot. A el cuidaría, e intentaría permanecer lo mas alejada posible de sus padres. Ese era mi objetivo.
Camine hasta la entrada, repasando mentalmente mi cronograma. Hoy tenia una clase en cuanto terminara con mi turno. Se suponía que el señor Horan llegaría su casa alrededor de la cinco de la tarde, y mi clase comenzaría a las seis. Tendría el tiempo suficiente. Todo saldría perfecto y mi vida volvería a ser normal.
La puerta seguía abierta para cuando llegue hasta ella. Un hombre joven, demasiado joven se encontraba apoyado en el marco, con una enorme sonrisa de satisfacción en su rostro. Su cabello rubio, alborotado y húmedo, hacían resaltar aun mas sus ojos azules que pasaron de mirar a la chica de vestido escotado a mi. Eran tan profundos que tranquilamente, podías perderte en ellos. Unos de sus perfiles estaba salpicado por pequeños lunares que se extendían hasta su cuello. Llevaba puesto unos pantalones de chándal grises y una bata negra atada a su cintura. Parecía recién salido de la ducha.  

-Por fin llegaste-su voz interrumpió mi análisis detallado de su persona haciendo de dirigiera mi mirada directamente a sus labios, tan rosados y perfectos. "Detente Samantha", me regañe mentalmente. Pensar eso no era correcto.-Pensé que Candy me había mentido- Su prima era la que me había contratado. Ella me explico la situación, me mostró la casa, y acordó el pago... El señor Horan era tan hermoso como ella, y posiblemente, Elliot no se quedaría atrás.

-Samantha Miller-me presente extendiendo mi mano en forma de saludo.

-Se quien eres-dijo, ignorando por completo mi mano. La deje caer para que volviera a su lugar original, intentando con todas mis fuerzas no sentir vergüenza... El hombre me estaba humillando.-Niall Horan-se presento, para luego ingresar a la casa, haciendo una seña con su mano para que lo siguiera.- Siéntate, ponte cómoda, mientras yo subo a cambiarme-dijo antes de cerrar la puerta de entraba y comenzar a subir las escaleras hasta el segundo piso.
Me deje caer en uno de los sillones de la sala mientras que esperaba que el mi nuevo jefe con problemas de caballerosidad bajara de su habitación, ya vestido y presentable para poder mantener una conversación coherente sobre lo que debía y no, hacer. Niall Horan no era la persona que me había descrito Candy en uno de nuestro encuentros. El no se parecía nada al modelo de empresario recto... Esto seria difícil. Con un jefe como el todo podía suceder.
Deje que mi mente vagara por la habitación, posiblemente una de mi preferidas en toda la casa, para despejarme un poco y dejar de pensar. Eso podría dañar mi salud mental.
Los sillones de cuero negro combinaban perfectamente con la mesa ratona del centro, circular y de vibro, pulido en las esquinas evitando así, que nadie se cortara con la misma. Un par de cuadros descansaban sobre la chimenea. Puede distinguir a Niall y Candy en algunos... Y por supuesto al pequeño Elliot. Los pisos eran de madera oscura y un enorme ventanal cubría una de las paredes por completo dejando ver el jardín delantero. Esa habitación era simplemente hermosa y relajante. Excepto por...
¡Oh mi Dios! ¿Que se suponía que era eso?
Me removí en mi asiento intentando agudizar la vista hacia la parte trasera de uno de los sillones. Un pequeño objeto de encaje  rojo se encontraba tirado resaltando sobre el piso oscuro. ¿Que clase de pervertido era Niall Horan?
-Oh-lo escuche decir mientras caminaba hasta la prenda para levantarla y meterla en su bolsillo. Se había vestido, por suerte, con un traje gris y camisa blanca.
Mi cara de asco era notable, lo puede notar por la enorme sonrisa arrogante que se había dibujado en sus labios.-Anabella se toma muy enserio nuestra relación... Esto no es demasiado importante Samantha, deja de mirarme así, lo que haga o deje de haber no es de tu incumbencia-soltó. Por supuesto que no era de mi incumbencia pero que mas podía hacer ante eso ¡Habían tenido sexo en la sala! Estaba completamente loco.
-¿Y Elliot?-me limite a decir, cambiando rápidamente de tema antes que mis neuronas explotaran.

-Esta en el jardín. Mi prima lo traerá en unos minutos. A partir de mañana sera tu obligación ir a retirarlo del jardín de niños... te daré la dirección luego. No me gustan las irresponsabilidades, que lleguen fuera de hora, ni las faltas de respeto... Mantente fuera de eso y conservaras el trabajo-Dios, ya lo odiaba. Cinco minutos junto a ese hombre eran suficientes para darme cuenta de lo frío que era. Asentí en forma de respuesta, incapaz de dejar salir ninguna palabra de mi boca. Mi lengua era demasiado terca cuando se lo proponía y posiblemente dejara salir un par de verdades que me mandarían directo a la  calle como la castaña de vestido escodado y dueña de las bragas que me había cruzado minutos antes- Una cosa mas, no te vallas hasta que llegue... No quiero que Elliot se quede solo en ningún momento, y mi trabajo es algo demandante-dijo, para luego caminar hacia la puerta de salida, agitando sus laves en su mano. Ya deseaba ver al pequeño y sostenerlo entre mis brazos para darle todo el amor y cariño. Yo no había tenido una madre, pero mi padre se había encargado de mimarnos por parte de los dos. Pero Elliot no tenia esa misma suerte. Ese hombre no era capaz de amar... Se notaba.  
Solté un suspiro de alivio, como si hubiese estado conteniendo la respiración durante todo este tiempo. Definitivamente este trabajo seria difícil.

-Veo que ya conociste a mi primo-dijo Candy haciéndome sobresaltar. Llevaba una par de bolsas de comestibles en una de sus manos y en la otra a un pequeño niño que se escondía detrás de sus largas piernas.

-Si, creo que ya conocí a Niall Horan-

-No dejes que te intimide, es así con todo el mundo. A veces me da pena... pero es demasiado terco para entender. Solo mantente en el limite y todo saldrá bien... Ya lo veras-explico Candy, dejando las bolsas sobre una pequeña mesa que se encontraba junto a la puerta.

-Eso espero, realmente necesito el trabajo-ella sabia cual era mi situación, había tenido que explicarlo en una de las tantas entrevistas.

-Lo se... Samantha, déjame presentarte a Elliot, el pequeño hombre de la casa-dijo ella dando un paso hacia el costado dejando ver al niño. Me acerque para poder verlo mejor.
Elliot Horan tenia los mismo ojos que su padre, tan azules y tan profundos, pero a diferencia de los de el, estos eran inocentes y brillaban con esperanza y alegría. Una hermosa sonrisa se formo en su rostro mientras yo caminaba hacia el.

-Hola Elliot. Mi nombre es Samantha, pero puedes decirme Sam...-dije agachándome un poco para quedar a su altura. Era realmente adorable, y ya lo amaba sin conocerlo. No me importaba cuan revoltoso o maleducado pudiese ser, ese niño tenia algo que me recordaba a mi misma a su edad.

-Elliot, ella te cuidara. Vendrá todos los días y se quedara contigo hasta que tu papá llegue del trabajo-le explico Candy. Ella me había contado que desde que la ultima niñera había renunciado, ella había sido la que tenia que cuidarlo. Pero ya no podía hacerlo. Había empezado la Universidad y eso le quitaba mucho tiempo.

-Espero que no llevemos bien-dije sin poder despegar mis ojos del niño. Quería protegerlo. Necesitaba hacerlo.
Sentí los pequeños brazitos enroscarse alrededor de mi cuello, mientras que su pequeña cabeza se escondía en mi pecho.

-Mi papi trae a muchas mamis a casa ¿o no tía Candy?-pregunto el pequeño- Pero tu eres la mas hermosa... Espero que papi no se enoje contigo rápido, quiero que seas mi mami siempre-dijo Elliot escondiéndose aun mas entre mis brazos.
La vulnerabilidad del pequeño me hizo sentir un nudo en la garganta. Ese pequeño necesitaba amor. Mucho amor... Y yo quería dárselo.

-Voy a mostrarte mi habitación mami... Veras que soy ordenado y que me porto bien, seguro que querrás quedarte entonces... No soy malo y me lavo los dientes antes de dormir-dijo Elliot, saliendo de mi abrazo para comenzar a subir las escaleras, no si antes asegurarse que lo seguía.-¿Puedes quedarte? Yo quiero que te quedes...-

-Me quedare Elliot, yo voy a cuidarte pequeño...-

-¿Es muy pronto para decirte que te amo?-pregunto inocentemente. Mire a Candy que ya estaba lista para irse, no sin antes regalarme una sonrisa y agitar su mano derecha en forma de saludo.

-Te diré algo Elliot-dije, volviendo mi vista hacia el pequeño. Escuche la puerta cerrarse detrás nuestro y el auto de Candy arrancar- Nunca es demasiado temprano o demasiado tarde para amar- Nuevamente, sus brazos se enroscaron en mi cuellos mientras que susurraba un pequeño y dulce "te amo".
Elliot Horan acababa de hacerme sonreír con dos simples palabras, luego de que su padre me atacara con su frió temperamento.

► Sigue; holiscrayolis

Padres Solteros {Cap 5:

Capítulo 5



► By; Priscilla.-

Samantha era por sobretodas las cosas, una chica responsable. Podía ser torpe, despistada, tonta y hasta infantil, pero cuando la castaña tenia que cumplir con algo-y mas aun, cuando su estadía en Londres estaba en juego- ella seguía las instrucciones al pie de la letra sin protestar. Aunque eso la llevara a faltar a sus clases.
Niall ya debía estar ahí, eran mas de las siete de la tarde y el debía haber regresado y ella haberse despedido de Elliot hasta el día siguiente para irse a sus clases. Pero no era así.
Ahora, se encontraba vigilando un pollo que había puesto a cocinar para que el pequeño comiera algo nutritivo antes de irse a su cama.
Elliot le había contado que su padre era un buen cocinero, pero que había abandonado el habito cuando comenzó a llevar "mamis" a su casa y por consiguiente el pequeño solo se alimentaba con porciones de pizza, macarrones con queso, hamburguesas y papas fritas. "¿Que clase de comida era esa?", había pensado Sam mientras el pequeño de ojos azules le enumeraba todas las comidas chatarras y saludables que Sam solo podía imaginarse.
Así que, luego de jugar a las escondidas, chapotear en la enorme pileta que poseía la residencia-donde Elliot obligo a Sam a que le prometiera que traería su maya al día siguiente para que lo llevara a la parte mas onda y nadaran juntos-, darse una ducha, y cocinar galletas, habían decidido, juntos, cual seria el menú del día.
Pollo con verduras asadas al horno le habría parecido una buena idea a Sam, y sorprendentemente, a Elliot también. El pequeño se moría por probar el "vegetal naranja brillante", el cual Sam le había dicho que se llamaba zanahoria.

-¿Cuanto falta?-pregunto Elliot, sentado sobre la isla de granito negro que se encontraba justo en medio de una enorme cocina, decorada con colores negros, blancos, y terracotas. Todo ahí estaba perfectamente ordenado, organizado, diseñado, y todo combinada tan bien que dolía.
Sam se preguntaba si el señor Horan había metido su nariz en eso, o había sido alguien mas. No podía entender como una persona tan desorganizada consigo misma, era capaz de tener una casa como esa.

-Solo unos minutos mas-dijo la castaña mirando por encima de su hombro al pequeño quien tenia un brillo expectante en los ojos. Le sonrió y el le devolvió la sonrisa metiéndose aun mas en la piel de Samantha, que en solo un par de horas había llegado a amar a ese niño a pesar del odio que estaba comenzando a sentir por su padre.

-Huele rico-soltó Elliot, relamiéndose su labio inferior mientras masajeaba su estomago.
"¿Cuando había sido la ultima vez que había probado comida de verdad?", se pregunto la castaña, sacando la fuente del horno. se seco la frente con su mano y luego se las lavo para comenzar a servirle al pequeño.
Elliot estaba demasiado ansioso, y gracias a las porciones de pizza vieja y dura que había dentro de la heladera, Sam, decidió que él, no había probado buena comida en días, probablemente, meses, y a diferencia de ella, que había reducido su dieta a sanwuches de mantequilla de maní y jalea y algún que otro plato de espaguetis por su escasees de dinero, el podía, y debía comer esos alimentos a diario. Estaba en una edad de pleno crecimiento, y había aprendido de su hermano, que necesitaba proteínas y vitaminas para crecer sin complicaciones.
Sam coloco un plato con un trozo de pollo y varios vegetales, ya cortados, sobre la isla, para luego alzar al pequeño y acomodarlo frente a este, sobre un taburete, para que comenzara a comer.
Con una rapidez sorprendente, Elliot llevo los alimentos a su boca con ayuda de su pequeño tenedor rojo.

-Mami, esto está delicioso-dijo saboreando un pedazo de pollo. Sam rió, siendo consiente que esa era la décimo tercera vez que le decía "Mami", en la ultima hora.-¿Crees que puedes hacer esto todos los días?-pregunto Elliot masticando "el vegetal naranja brillante".

-Si, creo que puedo hacerte esto, y mucho mas... Debes alimentarte correctamente si quieres ser un hombre fuerte-respondió ella, sentándose junto a el. La felicidad del pequeño rubio, siendo inconsciente de que su padre desaparecía por horas y lo dejaba abandonado con una completa desconocida, la cautivaba.

-Mi papi me dice que solo soy un niño pequeño...-dijo Elliot con inocencia.

-Y lo eres, pero algun día seras un hombre fuerte e inteligente... y para eso necesitas terminar de comer todos los alimentos de tu plato-respondio Sam. El pequeño miro su plato, y sus ojos brillaron como si eso fuese la solución a sus problemas.

-¿Como mi papi?-pregunto. "No, ojala que no seas como tu padre", penso ella de inmediato.

-Mucho mejor-se limito a responder. No debía involucrar al niño dentro del odio eterno que le tenia a es hombre que la habia recibido en bata y una prenda intima en la sala.

-¡Si! Asi podre ganarle siempre a los videojuegos-solto el pequeño, mientras continuaba llevandose a la boca cada trozo de comida, decidido a vaciar el plato. Sam rio y  luego beso la mejilla del pequeño, para luego levantarse de un salto y comenzar a limpiar la cocina.
Volvio a meter la fuente en el horno, por si su padre queria comer algo luego, y lavo los utencillos que habia utlizado para realizar la comida. Limpio la mesada, y cuando se giro para preguntarle a Elliot si ya habia terminado, se encontro con una enorme sonrisa por parte del pequeño que lamia sus dedos, totalmente satisfecho.

-¿Terminaste?-pregunto ella. El pequeño asintio, y se bajo del taburete de un salto para llevar su plato vacio al fregadero. Al parecer, estaba dispuesto a lavarlo también.- Déjamelo a mi, pequeño hombre-le dijo Sam, abriendo el grifo para dejar el agua correr.

-No, yo puedo-respondio el, quitandole la esponja. Sus manitas apenas llegaban a la mesada, y tenia que hacer punta de pies cada vez que enjuagaba el jabon de su plato. Pero lo hizo, y sin quererlo, Sam se sintio orgullosa. Estaba mas que claro que él, no seria como su padre.

-¿Que quieres hacer ahora, pequeño hombre?-le pregunto Sam, llevándose las manos a las caderas, mientras una enorme sonrisa se formaba en su rostro.

-¿No es muy tarde ya?-pregunto él. Sam miro el reloj que colgaba la pared que marcaba las ocho y media. Su padre se habia retrasado demasiado. ¿Le habria pasado algo?, se pregunto la castaña. Normalmente todas las empresas de la cuidad estaban abiertas hasta las ochos. Pero él era el jefe...

-¿A que hora sabes irte a dormir?-pregunto, olvidándose de sus pensamientos.

-A las nueve papá me obliga dormir-respondio Elliot-Aunque el se queda despierto hasta la medianoche... El no sabe, pero lo he visto varias veces-comentó. Sam ahogo un grito, modiendose el labio inferior con fuerza. "¿Que habia visto exactamente ese pequeño?" "¿Que tal si presencio alguno de sus encuentros sexuales en el sofa de la sala?", penso Sam. "Dios, ese hombre esta realmente mal".

-Entonces creo que sera mejor que vayas a la cama. Te contare un cuento, y mientras...- un ruido en la puerta interrumpio a la castaña. Elliot salio corriendo antes de que Sam pudiese decir otra cosa, y ella corrió detrás de el.
Niall se encontraba de pie frente a la puerta, justo detrás de una morena, alta, curvilínea y sofisticada, mientras le retiraba el abrigo negro que llevaba puesto sobre un pequeño vestido negro, para luego colgarlo en el armario que había en la entrada.

-¡Papi!-grito el pequeño corriendo a los brazos de su padre.

-Hola campeon, ¿Como estuvo tu dia? ¿Comiste ya?-pregunto Niall, alzando a su hijo. La morena abrió los ojos muy grandes, aunque Sam no supo si estaba sorprendida por el pequeño, o por ella.

-Claro que si. Sam es una exelente cocinera... me gusta mucho esta mami, papi-respondio el, abrazando fuerte a su padre. A Samantha se le partió el alma. El necesitaba su padre, y él simplemente caía con otra mujer a su casa. Era demasiado insensible.

-¿Sam?-pregunto el rubio, frunciendo el ceño- Oh, mierda.... Samantha-soltó levantando la mirada para encontrarse con la castaña al pie de las escaleras.- De verdad lo siento, no me di cuenta que hora era y...-Niall dejo de hablar cuando vio a la chica caminar hasta el sofá para recoger su cartera y su abrigo.- Juro que te pagare las horas extras-explico, bajando a su hijo. Pero Sam no quería absolutamente nada. Y menos de un hombre como el. Si tan solo supiera el daño que le estaba haciendo a su hijo, si tan solo supiera...

-Esta bien, señor Horan. Debo irme.-se limito a responder la castaña. Sam camino hasta Elliot, y beso su frente para luego abrir la puerta, y salir al jardi delantero. Su auto aun se encontraba en el mismo lugar esperando por ella.

-Oye Samantha, espera, necesito hablar contigo...-Niall, había salido también, cerrando la puerta detrás de el.-Dime cuanto dinero quieres, cuanto debo pagarte por las horas extras-

-De verdad tengo que irme... Se me hizo demasiado tarde, perdí todas mis clases, y no quiero conducir por la cuidad a esta hora, realmente, podríamos dejarlo para mañana-explico ella, sin darle otra opción. Giro sobre sus talones y comenzó a caminar hasta su auto, pero la mano de Niall sobre su brazo la detuvo.

-¿Que quieres decir con eso?-pregunto con el ceño fruncido. Sam puedo ver las grandes ojeras que había formado debajo de sus ojos, tan azules y profundos, pero sobretodo, pudo sentir el olor a whisky en su aliento.

-¿Sabe que no es buen ejemplo para su hijo que llegue a su casa tomado y con una mujer en sus brazos?- pregunto Sam, aunque inmediatamente se arrepintió de haber dejado salir eso de su boca.

-¿Y a ti que carajo te importa lo que yo haga o deje de hacer?-soltó el. El cansancio en su mirada había sido reemplazado rápidamente por la rabia, y Sam tuvo miedo por primera vez. La presión en su brazo se incrementaba, y ella solo quería irse.

-Solo digo... No esta bien- tartamudeó.

-¿Y vas a enseñarme tu, como debo criar a mi hijo?-preguntó el. Su tono de voz era cada vez mas bajo, y lleno de odio.

-No, pero su hijo necesita otro ejemplo...-

-Se lo dije cuando entro a mi casa esta mañana... No me gusta que se metan en mi vida. Pero creo que no le quedo claro-

-Pues entonces veo la obligación de renunciar a esto-soltó ella, nuevamente, hablando antes de pensar.

-¿Eso es lo que quiere?-preguntó el.

-Si, eso quiero-respondio ella- Y no se moleste en pagarme. Solo fue una perdida de tiempo... lo lamento mucho por Elliot. Despídame de el-dijo ella, soltando su agarre, para comenzar a caminar hacia su auto.

-Vete a la mierda- escucho que susurraba el rubio a su espalda, pero no es inmuto siquiera. Estaba demasiado paralizada como para responderle. Esa escena había triado a colación un momento de recuerdos... Recuerdos que solo ella y su hermano sabían, y que haba jurado mantener bajo siete llaves, por siempre.
Niall Horan era el típico padre soltero que necesitaba que lo ataran a una silla, y lo obligaran a ver mas allá de un par de pechos, donde su hijo de solo cuatro años esperaba por su amor y cariño y eso a Sam le molestaba demasiado. Niall le recordaba a su madre de cierto modo y traía al presente su triste pasado.
La castaña entró a su auto y se maldijo inmediatamente por haber perdido esa oportunidad tan buena. Aunque claro estaba que no había sido su culpa. Ese hombre era demasiado exasperante.
Soltando todo el aire de sus pulmones, se convenció que eso era lo mejor. Solo debía llegar a su departamento, tomar una taza de té, e irse a dormir, para levantarse temprano al día siguiente y comenzar a buscar trabajo, de nuevo.  Aunque estaba segura que extrañaría Elliot, demasiado.

► Sigue: holiscrayolis

Audicion Aceptada

Ame realmente los capítulos, estuvieron hermosos. Llore con el de Runaways, pobre Charlie, ella no se merece eso. Esta de mas decir que esta aceptada, y amo tu escritura.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Dic 2013, 11:10 am

El gif es demasiado csukfhuqiebfioqubfi si me entiendes? jajajaj es buena la idea de la organización,  xd
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Dic 2013, 11:11 am

CamiiBeliberStyles escribió:Ay yo quiero. 
Soy Camille, hola.   ahq. Bueno no sé, me encanta THG<3 la Jenni toda una loquilla. 
Spoiler:
Ahora te paso la fisha.

Asdfghj amo tu nombre, y el gif que pusiste. Espero tu audicion.


Pd: amo tu firma, y ¡Pasaste de pagina!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por pinkfloyd. el Sáb 07 Dic 2013, 11:13 am

Ay, nena! me encanta tú idea. Definitivamente, audicionar esta en mi lista de cosas que hacer. Y, sí o sea, tengo una lista de cosas que hacer, idk. ¡entonces... aquí está!


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Augustus Turner: El chico reflexivo. Marina Vainavi: La chica reservada.


ME OFREZCO COMO TRIBUTO PARA AUDICIONAR:

Y la gente levanta sus manos... [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Pequeño texto:
Y ahí estaba yo, como un completo loco, hablándole a mi taza de café, contándole mis sueños frustrados y esperanzas rotas. Mis planes a futuro contigo, mis ideales sobre cómo formar nuestra familia. Platicándole cómo es que te conocí y la ropa que usabas el día que te vi partir.

- Ella era preciosa, lo puedo jurar. Tenía una boca que... ¡Dios mío! Te hacías adicto a ella. Y unos ojos... esos bellos ojos marrones, negros de noche, oscuros como la boca de un lobo furioso. Un cabello sedoso, incluso cuando despertaba en las mañanas, todo despeinado, era perfecto.

Y me siento aun más loco porque siento que me escucha y que su cálido aliento es una señal reconfortante para hacerme sentir que alguien está ahí.

- Lamentablemente, eso me hace un adicto -pause mi tonta charla con el café y susurre-. Demonios, ¿desde cuando hablo con una taza de café?

Cuando reparé en lo extraño que me veía juré no hablar más con mi café. Se lo conté a mi taza de té y se rió de mí. Será mejor que intente una charla con los libros que me regalaste. Ellos reciben mis lágrimas y después de un rato las hacen desaparecer.

Ahora solo espero dejar de pensar en ti para que mi almohada no se moleste de nuevo conmigo.


Última edición por SheThinksSheIsInBarbados. el Sáb 07 Dic 2013, 11:22 am, editado 3 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Dic 2013, 11:14 am

Gracias por aceptarme Pau
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Dic 2013, 11:27 am

SheThinksSheIsInBarbados. escribió:Ay, nena! me encanta tú idea. Definitivamente, audicionar esta en mi lista de cosas que hacer. Y, sí o sea, tengo una lista de cosas que hacer, idk. ¡entonces... aquí está!



Augustus Turner: El chico reflexivo. Marina Vainavi: La chica reservada.


ME OFREZCO COMO TRIBUTO PARA AUDICIONAR:

Y la gente levanta sus manos...

Pequeño texto:
Y ahí estaba yo, como un completo loco, hablándole a mi taza de café, contándole mis sueños frustrados y esperanzas rotas. Mis planes a futuro contigo, mis ideales sobre cómo formar nuestra familia. Platicándole cómo es que te conocí y la ropa que usabas el día que te vi partir.

- Ella era preciosa, lo puedo jurar. Tenía una boca que... ¡Dios mío! Te hacías adicto a ella. Y unos ojos... esos bellos ojos marrones, negros de noche, oscuros como la boca de un lobo furioso. Un cabello sedoso, incluso cuando despertaba en las mañanas, todo despeinado, era perfecto.

Y me siento aun más loco porque siento que me escucha y que su cálido aliento es una señal reconfortante para hacerme sentir que alguien está ahí.

- Lamentablemente, eso me hace un adicto -pause mi tonta charla con el café y susurre-. Demonios, ¿desde cuando hablo con una taza de café?

Cuando reparé en lo extraño que me veía juré no hablar más con mi café. Se lo conté a mi taza de té y se rió de mí. Será mejor que intente una charla con los libros que me regalaste. Ellos reciben mis lágrimas y después de un rato las hacen desaparecer.

Ahora solo espero dejar de pensar en ti para que mi almohada no se moleste de nuevo conmigo.
 Audición Aceptada

Ame, enserio, tu escrito estuvo hermoso. Esa taza de té, no debería reírse de el . No se, pero me recordó al sombrerero loco, y eso me encanta. Esta de mas decir que estas aceptada, y que amo como escribes.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Dic 2013, 11:28 am

Priscilla.- escribió:Gracias por aceptarme Pau
De nada <3  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por chihiro el Sáb 07 Dic 2013, 11:34 am

¡Hey! si yo se que me esperabas verdad?
Pues JÁ i'm here! -okno estoy demasiado mal de la cabeza me parece a mi-
Bueno acabo de escribir un cap y unas cosas, para luego dejarte mi fichita. De paso me pensaré por quien ir, hazza está muy solicitado, así que ya veré por quien voy ;) 

gif precioso de un momento espectacular:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

___________________________________________




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[i] love your voice,
is a sweet music to my ears.
our conexion is the eternal fire
nothing can't break us,
'cause you and [i] are
the most powerful superpower.
avatar


Ver perfil de usuario http://lachicaimposible.tumblr.com
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por ceonella. el Sáb 07 Dic 2013, 11:36 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Isabelle Lex Lydon: La popular.  Eric Dylan Harrison: El raro.
¡Gracias! a mi me gusta un poquis mi nombre xd. Espero que este todo bien, creo que ya nos vimos en varias ene ce's (?) y bueno nada, yo también amo mi firma.   Hayley tan hermosa, ¿no es adorable? La shipeo en todo, TODO. xd pero hoy use a la Elle, bien sesi.
Spoiler:

mini shot:

»White lips, pale face, breathing in snowflakes. Burnt lungs, sour taste. Light's gone, day's end, struggling to pay rent. Long nights, strange men.«

El día comenzaba frío pero acogedor a la vez, una tasa de café no vendría mal a nadie. Para llegar tarde a la escuela solo por haber pasado a tomar café, no era difícil y de echo no importaba. Sonrisa para complacer a los demás y una serena caminata para demostrar confianza, era la típica rutina de un adolescente inseguro o con la idea en la cabeza de seguir la moda, seguir el caso de los demás pero aún así no importaba, siempre había algo que lo iba a arruinar, siempre. Sumale a eso las amistades, las fiestas, las relaciones, todos los "problemas" que uno no cree que son problemas. No tengo creencias pero creo, mire al espejo y salí de aquel baño donde hubo más llantos que en cualquier película de terror con una trama sospechosa. La noche pasada me dijeron que sentirse bien causaba la arrogancia y otros sentimientos que no quería mencionar, pero ¿por qué luego se quejan? ¿por qué luego ven a alguien triste y se burlan de él? o de ella. ¿Quieren confianza o no?
Ya no era muy estúpido que uno quiera lograr complacer a otro, ¿a quién le importa? Yo solo vivo a la mejor manera posible, mientras sea de mi agrado, mi razón de ser idiota no contaba en que lo sea, tal vez mentía. Aún así gracias por comprender mi filosofía, o como otros le dicen, "deja de decir idioteces"

Capítulo; Sexto sentido NC:

Taissa Farmiga & Evan Peters. {american horror story}
Capítulo 1.
Ya era tiempo de estar al frente de la escuela, no quise ir y no voy a ir. Deambular por las calles frías con la música de unos aparatos en mis oídos era el único paraíso al que podría llegar. La música de los Beatles era mi única pasión, mis dudas eran claras obviamente. ¿Cómo cuatro hombres pudieron hacer feliz a millones de personas? Contándome a mi. Unas personas en mi oído diciendo que 'el sol va a llegar' y dos más con 'esta bien'. Muchas de esas palabras no me entraban, mi vida no es la de una chica perfecta y nunca lo va a ser, pero aquella música sacó una sonrisa en mi -sonreí ante esto- lo cual yo pensé imposible.

Aquí en Liverpool, las gente venía y pasaba, corría o caminaba, una ciudad de puertos ¿qué creen que podría pasar? Recapacité un poco, hoy no iba a decepcionar a mi padre, aunque me odie. Unos pasos más, pequeñas cuadras, solo eso. Lo que me gustaba de esta ciudad, era la poca tranquilidad, pero no eso, si no que cuando uno encuentra la tranquilidad se siente algo, algo. Espero que me entiendan o tal vez soy la única que siente eso.

Si llego a la escuela, debería soportar las burlas, cualquiera sabe que si no eres un mariscal de campo, una porrista, o tu novio es genial, no tienes derecho a ser quien deberías ser. Imaginen, una escuela llena de falsedad. Esa escuela es a la que voy yo. Caminar sola por esos pasillos mal lustrados no era mi problema, claro que no pero aún así no quería estar en ese lugar. No me siento yo misma, no no y no. La otra vez una chica, una idiota para mi, tuvo un accidente. Rachel Boston para más "información. Ella es la típica rubia que no respeta las relaciones de los demás. Ella estaba ahí almorzando cuando llega a mi mesa, claramente yo estaba sola, comenzó a balbucear estupideces. Acabo con mi paciencia y solo pensaba en mi cabeza 'que le pasaría si.. ¿Qué le paso? Murió, como si yo apretara mi muñeca para que aquel liquido rojo que todos tenemos, salga, ¿me dolía? No, pero a ella sí, tanto que parecía como si le pusieran sal en la lastimadura. Estaba claro, me lastimaba, no dolía, pero a ella le costaba la vida. 

Unas calles más y llegue a casa, una casa tan vieja que parecía el hotel de 'Sicosis'. De dos pisos pero aún así asquerosa, de fuera era como el hotel 'Dacota' parecía sacada del Mago de Oz, pero ocultaba secretos, como todo. Lo único que quería era descansar en ves de estar en la "cárcel". Me acosté en el sillón y fue ahí que llego mi papá, su cara era el calco de un papel blanco, muy blanco. El alcohol salía de su boca, el cigarrillo en la mano y el puño pegado a la pared. En realidad él no era muy viejo, tiene 25.


-Maldita sea, creo que saben lo que pasó- me dijo mientras me veía cómodamente en un sillón horrible.
-¿Qué mataste a mamá?-
-¡Fuiste tu idiota! Ahora ven -me tomo del brazo muy fuerte, lastimaba.
-Suéltame, ahora-
-Sabes que maldita perra, ve a caminar por ahí y déjame solo, ¿qué tal si vas a ver a tu pequeño psicópata?
-Tate no es así papá- bajé la mirada hacía mis pies con un nudo en la garganta.
-¿lo conoces?
-Claro, desde hace..-me interrumpe-
-Mira, le llegas a contar algo, y te mato con mis propias manos ¿entendido?
-Sí..
-Ve a ver a tu amor -su sonrisa falsa otra ves-
-Él no es mi amor.
-¿Crees que no los vigilo? Sé como te acuestas con él, las palabras que se dicen, no soy idiota -dejarme callada era lo que quería-
Esta completamente loco ¿por qué? Mató a mi madre, no entiendo porque siempre me culpa a mi. Él sabe algo que yo no, nunca me lo dijo. Desde aquel día {26/05/2013} me sentí distinta y él definitivamente sabe que es.


Narra Tate:
Me encontraba yendo para casa, mi casa. Vivía solo, lo cual levantaba las sospechas de muchos, me tratan como loco y puedo asegurar que soy la persona más paciente en el mundo, ¿o estoy mintiendo? Mi preocupación se elevó cuando Taissa, o como yo le digo Tai, no fue a la escuela. Vive al frente de mi, nos conocemos desde hace mucho. Su padre esta loco, odia que este con ella, pero es obvio que eso no me va a separar de ella. Sé mucho de ella, pero ella de mi no. Al llegar a mi casa, sonreí al ver a Vi en la ventana de arriba, tiene una llave que le regalé, le sonreí. Pasé la llave por la cerradura y entré. Deje todo en la sala, mi casa por fuera era como la de Tai, pero le dí un toque mio por dentro. Subí al piso de más arriba, como un ático, nuestro lugar favorito. 

-¡Tate! -corrió y me abrazó-
-¡Princesa! ¿Que onda?
-Tengo muchas cosas para contarte -muestra esos hermosos dientes-


ficha de new year:


Isa Duff

Nombre Completo: Isabella Maria Jules Duff.
Descripción Psicológica: Isabella es una chica muy simpática y con un carácter muy sobresaliente. Es muy artística e imaginativa, sus ídolos los son todo. Ella toma de ejemplo personas que admira tanto en las acciones como en la voz. Es muy sarcástica y brillante pero puede que a veces cuando hacen brillar su estrella, ella se vuelve una sola contra todos. Causa su arrogancia, pero después de todo es buena chica.  es un poco perfeccionista y quiere todo a la par.
En la amistad, da concejos de buena lección pero también sufre celos a cualquier relato de una amiga , en si es envidiosa cuando puede. Es muy segura de si misma tanto que no cree en el fracaso y si le pasa puede desmoronarse mucho. Es muy graciosa por cada estupidez que diga, es una persona que sabe reírse de uno mismo. 
La música convierte en su personalidad, algo natural y original, cada situación con un poco de humor y música es lo que la favorece en cualquier estado. Su forma de ver a la vida es imaginativo y positivo, la realidad suele lastimarla. No suele ser directa y es muy inocente, es muy fácil manipularla pero causa ternura. Casi siempre se encariña muy rápido si sabe que con esa persona muchas cosas pasaran o si de verdad le importa la relación que se lleva a cabo.
Historia: Isabella Duff nació un 9 de Noviembre en un hospital de Meridian Mississipi, su madre {Anne Duff} tenía solo 16 años cuando la tuvo en brazos para luego firmar papeles de adopción ya que nadie aceptaría a la bebé. Isabella vivió con su padre adoptivo llamado Richard Knoxville, quien era viticultor y músico, tenía su propia granja siendo viudo. Creció acompañada de la música indie, el rock, el blues y country. Su banda favorita era CCR, cual también era favorita de la ex esposa de Richard. Su infancia era perfecta hasta los 4 años, donde conoció a su padre biológico, un criminal llamado Nick Jules quien la quería devuelta a pesar de todo, pero nunca la tuvo. Su vida comenzaba a caer por la ausencia de amor y el desconocimiento de aquel hombre que la buscaba, lo conocía pero no sabía quién era. Richard fue cayendo en alcohol y ya no apreciaba la vida tanto como antes, así que decidieron dejar a la familia y a la granja a cargo del mejor amigo de Richard, Johnny quien iba a adoptar a Isabella antes de enterarse de que iba a ser padre después de tanto tiempo intentando serlo, tiene cierto agrado y admiración a Isabella tanto como ella hacía a él. 
Luego de todas las amenazas de Nick, viajaron a New York donde Isabella comenzó la escuela y su padre la música y una panadería. Ya a los 7 años, la pequeña tenía admiración por la música que tocaba su padre por lo cual lo acompañaba a cada concierto en aquellos bares, donde no faltaba alguna sonrisa. Richard se caso con Lydia, una mujer que servía en el bar y escribía poesía, al principio la amistad entre Isa y ella no era muy buena pero en ciertos momentos lo era. Isabella mostró cierta impresión a las figuras de distintos musicales, una de las más queridas, Barbra Streisand, a la cual quiere mucho. Comenzó canto y teatro donde allí se encariño mucho con su maestra. Ya a los 12 fue a una escuela donde las burlas no faltaban por ser parte de distintos grupos de arte y música. En uno de ellos conoció a sus dos mejores y únicos amigos, Louis Tomlinson y Elle Fanning. 
La vida le fue bien, linda y tierna suerte, hasta que su padre volvió con la esperanza de tenerla con sigo. En la adolescencia las adicciones no tardaron en aparecer, como fumar y drogarse, algo frío en ella había, peleas comenzaron a existir en su vida. Y para más dolor, Richard murió por causas que ni la policía puede saber, ya no había vida en Isabella. Vivir con Lydia se le hacía imposible así que se mudo a la casa de Louis, quien siempre la tenía de brazos abiertos, se graduó de la secundaría con Louis, Elle y su nuevo amigo, Chris Drew. Los cuatro soñadores alquilaron un departamento en Brooklyn y practican para poder ganar un espacio en alguna universidad de teatro o música. 

time traveler's, N.C:

Capítulo 03


Me levanté por culpa de mi alarma, la ventana abierta dejaba salir algunos rayos que lastimaban mis ojos por lo imprevisto. No me importaba, hoy era el día, hoy era el jodido día. Tanto por esperar, aquí se presentaba, la fiesta de mis sueños. Imaginen, soy un chico que tiene chicas todos los días, amo comer, beber, fumar, ¿qué es lo que más quiero? Fiestas mis amigos, y una echa por mi es lo mejor, es como ser un rey por un día, un día. 
rey por un día, princesa por amanecer,
rey por un día en una correa de cuero.
rey por un día, princesa por amanecer,
la espera justa hasta todos los individuos.

Me prepare para ir a la casa de Justin, ¿quién? [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] perras. Amigo desde los 6, compañero de travesuras, y chicas, socio. Díganle dios griego, cuerpo azteca, como quieran, pero ese morocho es mio chicas. Somos como nuestros enemigos, Harry 'idiota' Styles y Louis 'das miedo' Tomnlinson. Somos mejores, o eso es lo que creo yo. 
Aún así faltaban nueve horas para la fiesta, y como soy un simple vago, no quise ir a lo de Justin.
•••

¡Dios mio! Esto es lo más aburrido que he echo en mi vida, ¡osea nada! Prendí un cigarrillo y salí a caminar por las veredas de California, las frescas veredas. Saludar chicas, rapear por diversión, terminar el cigarrillo, fue lo que hice durante un tiempo. 
Me encontré con unos adultos, familias, protestando por cierta razón cual no entendía. ¿Quién protesta en Sábado? Tenían carteles con fotos antiguas, banderas de EE.UU, nombraban una tal 'Betsy Ross' y las palabras 'libertad' 'guerra', cosas así. Era las típicas personas que me odian, que odian que este con sus hijas y que odian lo que cantó, me odian a mi. Yo solo sonreía mientras miraban con confusión, pues no soy una persona que suele estar en lugares como estos.
La verdad no me quedaba mucho por hacer, solo reflexioné lo que iba a pasar en unas horas, la jodida fiesta. Estoy seguro de que iba a ser mejor que aquella película, todo lo que un chico como yo deseaba. Además posiblemente muera -reí ante esto- pero no me importaba, viví al límite hasta ahora y en esta fiesta lo iba a pasar mejor que en Navidad, mejor que cuando mi madre me obligo a comer pizza porque según el doctor, eso debía hacer. No importara que muriera, dios, ¡la iba a pasar genial!
Mirando hacia el futuro no hay vuelta atrás, 
si me caigo si me muero, 
Sé que la vivió al máximo, si me caigo si me muero, 
Sé que vivió de las balas que faltan. 
•••
Ya eran las 19:00 y corrí hacía la casa de Justin con todas las cosas, vasos rojos, bebidas, de todo. Llegue y el estaba sentado cual vago en el sillón con dos chicas, no era de sorprenderse, así somos.
-Travis! -saludo entre nosotros- ¿todo bien?
-Sí todo bien y veo que tu también. -mire a las chicas-
-Sí, oye ahora van a traer lo que falta de comida, atiende.
-Claro.
Apenas del dato de Justin tocaron el timbre, como me dijo fui a abrirlo. La chica con la que me encontré parecía sacada del cielo, se parecía a esas personas antiguas de las fotos de la protestas de hace poco. Era hermosa, se veía insegura y más con esa ropa, la notaba tensa e incomoda. Lo sonreí mientras me apoyaba en la puerta, recibí el pedido pero no paraba de mirarla. Era preciosa y debía estar en la fiesta.
Canciones:
{King for a Day, Green Day}
{Persuit of Happines, Kid Cudi}


___________________________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La infelicidad no tiene medida hasta que te topas con alguien feliz. Ahí sí, con ese referente podes saber cuan feliz eres. —[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://franceslennon.tumblr.com/
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Dic 2013, 11:42 am

ZoeAnneThompson escribió:¡Hey! si yo se que me esperabas verdad?
Pues JÁ i'm here! -okno estoy demasiado mal de la cabeza me parece a mi-
Bueno acabo de escribir un cap y unas cosas, para luego dejarte mi fichita. De paso me pensaré por quien ir, hazza está muy solicitado, así que ya veré por quien voy ;) 

gif precioso de un momento espectacular:



Ya me decepcionaba de que mi esposa no se pasara por aquí
Espero tu ficha  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Dic 2013, 11:45 am

CamiiBeliberStyles escribió:
Isabelle Lex Lydon: La popular.  Eric Dylan Harrison: El raro.
¡Gracias! a mi me gusta un poquis mi nombre xd. Espero que este todo bien, creo que ya nos vimos en varias ene ce's (?) y bueno nada, yo también amo mi firma.   Hayley tan hermosa, ¿no es adorable? La shipeo en todo, TODO. xd pero hoy use a la Elle, bien sesi.
Spoiler:

mini shot:

»White lips, pale face, breathing in snowflakes. Burnt lungs, sour taste. Light's gone, day's end, struggling to pay rent. Long nights, strange men.«

El día comenzaba frío pero acogedor a la vez, una tasa de café no vendría mal a nadie. Para llegar tarde a la escuela solo por haber pasado a tomar café, no era difícil y de echo no importaba. Sonrisa para complacer a los demás y una serena caminata para demostrar confianza, era la típica rutina de un adolescente inseguro o con la idea en la cabeza de seguir la moda, seguir el caso de los demás pero aún así no importaba, siempre había algo que lo iba a arruinar, siempre. Sumale a eso las amistades, las fiestas, las relaciones, todos los "problemas" que uno no cree que son problemas. No tengo creencias pero creo, mire al espejo y salí de aquel baño donde hubo más llantos que en cualquier película de terror con una trama sospechosa. La noche pasada me dijeron que sentirse bien causaba la arrogancia y otros sentimientos que no quería mencionar, pero ¿por qué luego se quejan? ¿por qué luego ven a alguien triste y se burlan de él? o de ella. ¿Quieren confianza o no?
Ya no era muy estúpido que uno quiera lograr complacer a otro, ¿a quién le importa? Yo solo vivo a la mejor manera posible, mientras sea de mi agrado, mi razón de ser idiota no contaba en que lo sea, tal vez mentía. Aún así gracias por comprender mi filosofía, o como otros le dicen, "deja de decir idioteces"

Capítulo; Sexto sentido NC:

Taissa Farmiga & Evan Peters. {american horror story}
Capítulo 1.
Ya era tiempo de estar al frente de la escuela, no quise ir y no voy a ir. Deambular por las calles frías con la música de unos aparatos en mis oídos era el único paraíso al que podría llegar. La música de los Beatles era mi única pasión, mis dudas eran claras obviamente. ¿Cómo cuatro hombres pudieron hacer feliz a millones de personas? Contándome a mi. Unas personas en mi oído diciendo que 'el sol va a llegar' y dos más con 'esta bien'. Muchas de esas palabras no me entraban, mi vida no es la de una chica perfecta y nunca lo va a ser, pero aquella música sacó una sonrisa en mi -sonreí ante esto- lo cual yo pensé imposible.

Aquí en Liverpool, las gente venía y pasaba, corría o caminaba, una ciudad de puertos ¿qué creen que podría pasar? Recapacité un poco, hoy no iba a decepcionar a mi padre, aunque me odie. Unos pasos más, pequeñas cuadras, solo eso. Lo que me gustaba de esta ciudad, era la poca tranquilidad, pero no eso, si no que cuando uno encuentra la tranquilidad se siente algo, algo. Espero que me entiendan o tal vez soy la única que siente eso.

Si llego a la escuela, debería soportar las burlas, cualquiera sabe que si no eres un mariscal de campo, una porrista, o tu novio es genial, no tienes derecho a ser quien deberías ser. Imaginen, una escuela llena de falsedad. Esa escuela es a la que voy yo. Caminar sola por esos pasillos mal lustrados no era mi problema, claro que no pero aún así no quería estar en ese lugar. No me siento yo misma, no no y no. La otra vez una chica, una idiota para mi, tuvo un accidente. Rachel Boston para más "información. Ella es la típica rubia que no respeta las relaciones de los demás. Ella estaba ahí almorzando cuando llega a mi mesa, claramente yo estaba sola, comenzó a balbucear estupideces. Acabo con mi paciencia y solo pensaba en mi cabeza 'que le pasaría si.. ¿Qué le paso? Murió, como si yo apretara mi muñeca para que aquel liquido rojo que todos tenemos, salga, ¿me dolía? No, pero a ella sí, tanto que parecía como si le pusieran sal en la lastimadura. Estaba claro, me lastimaba, no dolía, pero a ella le costaba la vida. 

Unas calles más y llegue a casa, una casa tan vieja que parecía el hotel de 'Sicosis'. De dos pisos pero aún así asquerosa, de fuera era como el hotel 'Dacota' parecía sacada del Mago de Oz, pero ocultaba secretos, como todo. Lo único que quería era descansar en ves de estar en la "cárcel". Me acosté en el sillón y fue ahí que llego mi papá, su cara era el calco de un papel blanco, muy blanco. El alcohol salía de su boca, el cigarrillo en la mano y el puño pegado a la pared. En realidad él no era muy viejo, tiene 25.


-Maldita sea, creo que saben lo que pasó- me dijo mientras me veía cómodamente en un sillón horrible.
-¿Qué mataste a mamá?-
-¡Fuiste tu idiota! Ahora ven -me tomo del brazo muy fuerte, lastimaba.
-Suéltame, ahora-
-Sabes que maldita perra, ve a caminar por ahí y déjame solo, ¿qué tal si vas a ver a tu pequeño psicópata?
-Tate no es así papá- bajé la mirada hacía mis pies con un nudo en la garganta.
-¿lo conoces?
-Claro, desde hace..-me interrumpe-
-Mira, le llegas a contar algo, y te mato con mis propias manos ¿entendido?
-Sí..
-Ve a ver a tu amor -su sonrisa falsa otra ves-
-Él no es mi amor.
-¿Crees que no los vigilo? Sé como te acuestas con él, las palabras que se dicen, no soy idiota -dejarme callada era lo que quería-
Esta completamente loco ¿por qué? Mató a mi madre, no entiendo porque siempre me culpa a mi. Él sabe algo que yo no, nunca me lo dijo. Desde aquel día {26/05/2013} me sentí distinta y él definitivamente sabe que es.


Narra Tate:
Me encontraba yendo para casa, mi casa. Vivía solo, lo cual levantaba las sospechas de muchos, me tratan como loco y puedo asegurar que soy la persona más paciente en el mundo, ¿o estoy mintiendo? Mi preocupación se elevó cuando Taissa, o como yo le digo Tai, no fue a la escuela. Vive al frente de mi, nos conocemos desde hace mucho. Su padre esta loco, odia que este con ella, pero es obvio que eso no me va a separar de ella. Sé mucho de ella, pero ella de mi no. Al llegar a mi casa, sonreí al ver a Vi en la ventana de arriba, tiene una llave que le regalé, le sonreí. Pasé la llave por la cerradura y entré. Deje todo en la sala, mi casa por fuera era como la de Tai, pero le dí un toque mio por dentro. Subí al piso de más arriba, como un ático, nuestro lugar favorito. 

-¡Tate! -corrió y me abrazó-
-¡Princesa! ¿Que onda?
-Tengo muchas cosas para contarte -muestra esos hermosos dientes-


ficha de new year:


Isa Duff

Nombre Completo: Isabella Maria Jules Duff.
Descripción Psicológica: Isabella es una chica muy simpática y con un carácter muy sobresaliente. Es muy artística e imaginativa, sus ídolos los son todo. Ella toma de ejemplo personas que admira tanto en las acciones como en la voz. Es muy sarcástica y brillante pero puede que a veces cuando hacen brillar su estrella, ella se vuelve una sola contra todos. Causa su arrogancia, pero después de todo es buena chica.  es un poco perfeccionista y quiere todo a la par.
En la amistad, da concejos de buena lección pero también sufre celos a cualquier relato de una amiga , en si es envidiosa cuando puede. Es muy segura de si misma tanto que no cree en el fracaso y si le pasa puede desmoronarse mucho. Es muy graciosa por cada estupidez que diga, es una persona que sabe reírse de uno mismo. 
La música convierte en su personalidad, algo natural y original, cada situación con un poco de humor y música es lo que la favorece en cualquier estado. Su forma de ver a la vida es imaginativo y positivo, la realidad suele lastimarla. No suele ser directa y es muy inocente, es muy fácil manipularla pero causa ternura. Casi siempre se encariña muy rápido si sabe que con esa persona muchas cosas pasaran o si de verdad le importa la relación que se lleva a cabo.
Historia: Isabella Duff nació un 9 de Noviembre en un hospital de Meridian Mississipi, su madre {Anne Duff} tenía solo 16 años cuando la tuvo en brazos para luego firmar papeles de adopción ya que nadie aceptaría a la bebé. Isabella vivió con su padre adoptivo llamado Richard Knoxville, quien era viticultor y músico, tenía su propia granja siendo viudo. Creció acompañada de la música indie, el rock, el blues y country. Su banda favorita era CCR, cual también era favorita de la ex esposa de Richard. Su infancia era perfecta hasta los 4 años, donde conoció a su padre biológico, un criminal llamado Nick Jules quien la quería devuelta a pesar de todo, pero nunca la tuvo. Su vida comenzaba a caer por la ausencia de amor y el desconocimiento de aquel hombre que la buscaba, lo conocía pero no sabía quién era. Richard fue cayendo en alcohol y ya no apreciaba la vida tanto como antes, así que decidieron dejar a la familia y a la granja a cargo del mejor amigo de Richard, Johnny quien iba a adoptar a Isabella antes de enterarse de que iba a ser padre después de tanto tiempo intentando serlo, tiene cierto agrado y admiración a Isabella tanto como ella hacía a él. 
Luego de todas las amenazas de Nick, viajaron a New York donde Isabella comenzó la escuela y su padre la música y una panadería. Ya a los 7 años, la pequeña tenía admiración por la música que tocaba su padre por lo cual lo acompañaba a cada concierto en aquellos bares, donde no faltaba alguna sonrisa. Richard se caso con Lydia, una mujer que servía en el bar y escribía poesía, al principio la amistad entre Isa y ella no era muy buena pero en ciertos momentos lo era. Isabella mostró cierta impresión a las figuras de distintos musicales, una de las más queridas, Barbra Streisand, a la cual quiere mucho. Comenzó canto y teatro donde allí se encariño mucho con su maestra. Ya a los 12 fue a una escuela donde las burlas no faltaban por ser parte de distintos grupos de arte y música. En uno de ellos conoció a sus dos mejores y únicos amigos, Louis Tomlinson y Elle Fanning. 
La vida le fue bien, linda y tierna suerte, hasta que su padre volvió con la esperanza de tenerla con sigo. En la adolescencia las adicciones no tardaron en aparecer, como fumar y drogarse, algo frío en ella había, peleas comenzaron a existir en su vida. Y para más dolor, Richard murió por causas que ni la policía puede saber, ya no había vida en Isabella. Vivir con Lydia se le hacía imposible así que se mudo a la casa de Louis, quien siempre la tenía de brazos abiertos, se graduó de la secundaría con Louis, Elle y su nuevo amigo, Chris Drew. Los cuatro soñadores alquilaron un departamento en Brooklyn y practican para poder ganar un espacio en alguna universidad de teatro o música. 

time traveler's, N.C:

Capítulo 03


Me levanté por culpa de mi alarma, la ventana abierta dejaba salir algunos rayos que lastimaban mis ojos por lo imprevisto. No me importaba, hoy era el día, hoy era el jodido día. Tanto por esperar, aquí se presentaba, la fiesta de mis sueños. Imaginen, soy un chico que tiene chicas todos los días, amo comer, beber, fumar, ¿qué es lo que más quiero? Fiestas mis amigos, y una echa por mi es lo mejor, es como ser un rey por un día, un día. 
rey por un día, princesa por amanecer,
rey por un día en una correa de cuero.
rey por un día, princesa por amanecer,
la espera justa hasta todos los individuos.

Me prepare para ir a la casa de Justin, ¿quién? Justin Bieber perras. Amigo desde los 6, compañero de travesuras, y chicas, socio. Díganle dios griego, cuerpo azteca, como quieran, pero ese morocho es mio chicas. Somos como nuestros enemigos, Harry 'idiota' Styles y Louis 'das miedo' Tomnlinson. Somos mejores, o eso es lo que creo yo. 
Aún así faltaban nueve horas para la fiesta, y como soy un simple vago, no quise ir a lo de Justin.
•••

¡Dios mio! Esto es lo más aburrido que he echo en mi vida, ¡osea nada! Prendí un cigarrillo y salí a caminar por las veredas de California, las frescas veredas. Saludar chicas, rapear por diversión, terminar el cigarrillo, fue lo que hice durante un tiempo. 
Me encontré con unos adultos, familias, protestando por cierta razón cual no entendía. ¿Quién protesta en Sábado? Tenían carteles con fotos antiguas, banderas de EE.UU, nombraban una tal 'Betsy Ross' y las palabras 'libertad' 'guerra', cosas así. Era las típicas personas que me odian, que odian que este con sus hijas y que odian lo que cantó, me odian a mi. Yo solo sonreía mientras miraban con confusión, pues no soy una persona que suele estar en lugares como estos.
La verdad no me quedaba mucho por hacer, solo reflexioné lo que iba a pasar en unas horas, la jodida fiesta. Estoy seguro de que iba a ser mejor que aquella película, todo lo que un chico como yo deseaba. Además posiblemente muera -reí ante esto- pero no me importaba, viví al límite hasta ahora y en esta fiesta lo iba a pasar mejor que en Navidad, mejor que cuando mi madre me obligo a comer pizza porque según el doctor, eso debía hacer. No importara que muriera, dios, ¡la iba a pasar genial!
Mirando hacia el futuro no hay vuelta atrás, 
si me caigo si me muero, 
Sé que la vivió al máximo, si me caigo si me muero, 
Sé que vivió de las balas que faltan. 
•••
Ya eran las 19:00 y corrí hacía la casa de Justin con todas las cosas, vasos rojos, bebidas, de todo. Llegue y el estaba sentado cual vago en el sillón con dos chicas, no era de sorprenderse, así somos.
-Travis! -saludo entre nosotros- ¿todo bien?
-Sí todo bien y veo que tu también. -mire a las chicas-
-Sí, oye ahora van a traer lo que falta de comida, atiende.
-Claro.
Apenas del dato de Justin tocaron el timbre, como me dijo fui a abrirlo. La chica con la que me encontré parecía sacada del cielo, se parecía a esas personas antiguas de las fotos de la protestas de hace poco. Era hermosa, se veía insegura y más con esa ropa, la notaba tensa e incomoda. Lo sonreí mientras me apoyaba en la puerta, recibí el pedido pero no paraba de mirarla. Era preciosa y debía estar en la fiesta.
Canciones:
{King for a Day, Green Day}
{Persuit of Happines, Kid Cudi}

Ficha Aceptada



Assdfgh Hayley y Elle son hermosas <3
Lei el de Time Travelers y el shot, mas no el de sexto sentido por que quiero leerlo cuando el tema ya este  asdfghj estas mas que aceptada.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Brooks. el Sáb 07 Dic 2013, 11:52 am

no tengo posibilidad de quedar :c todas escriben tan hermoso :c
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Invitado el Sáb 07 Dic 2013, 11:54 am

@Brooks. escribió:no tengo posibilidad de quedar :c todas escriben tan hermoso :c
Callate, tu escribes hermoso y punto  todas tienen posibilidad.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por LesleyCB el Sáb 07 Dic 2013, 12:01 pm

Holiiiiiiiiiiiii vengo a audicionar bc' me encanto tu idea Pau es tan PER-FECT (leeroy mode on), por cierto me llamo Less un gusto!


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Rol chica: La Chica Rara. || Rol chico: El Mujeriego Popular.
Lesley Charlotte Dovreb || Nialler Horan.
Mi Escrito:





-Aquí hay otro- dijo Sophie, la hermana menor de Danielle, mientras introducía el disco en el reproductor.

 

“Video-diario número 52. ¿Ustedes saben que se siente tener a muchas personas a tu alrededor pero sentirte como alguien invisible? Mi vida es una miseria, ni siquiera sé cómo es que llego a cambiar demasiado. Todo era perfecto antes. Sé que he cometido mil estupideces anteriormente pero creo que cada persona merece una segunda oportunidad. He mentido, he robado, he juzgado, fui bulímica, tengo cicatrices en mi muñeca recientes y anteriores, he hecho miles de cosas de las cuales no tengo ni idea del porque las he hecho. Hable con la psicóloga, parece que alguien por fin me comprende, y no saben el alivio que se siente conocer a alguien que te diga que te entiende, pero luego me puse a pensar, ella es una psicóloga, esa es su profesión, ese es su trabajo, hacer sentir mejor a las personas, y vuelvo a caer en lo mismo. Mis padres se comportan como unos malditos sobreprotectores, tengo dieciocho años y no permiten que salga a solas con mi novio, piensan que aun soy aquella niña chiquita que necesita de sus manos para cruzar una calle. Los odio. Ustedes se preguntaran ¿Cómo puedes odiar a tus propios padres, si ellos te dieron la vida? Tal vez haya sido así, pero nadie nunca lo entenderá, me han hecho la vida imposible, se creen la típica familia perfecta sacada de una foto de revista o de una serie de televisión, yo que sé, el chiste es que eso si es posible, ellos sin duda han sido la principal razón por la cual haya huido. Mis amigas, vaya amigas que tenía. Sin duda las más hipócritas, de las cuales solo les conviene tu amistad cuando la necesitan, cuando quieren una ayuda o un favor. Las odio maldita sea, se creen tan populares, se creen que todo saben, pero son las peores personas que he conocido, desgraciadamente ahí seguía yo, como perro detrás del hueso. Mi novio, el cual pensé que era el que me entendía en todo y que al final no era cierto, el cual me engaño dos veces y lo deje pasar, el cual hacía de mi vida a su gusto, el cual me culpaba de todo y se justificaba en mi actitud, el cual no me permitía hablar con nadie, o mejor dicho no hablaba con nadie porque quería saber todo lo que dije, todo lo que me dijeron, etc. A veces me siento como una vil idiota por seguir ahí, a su lado, a pesar de todo lo que me hizo, pero desgraciadamente me di cuenta demasiado tarde, me engaño otra vez con su ex novia. Esta es mi vida, mi estúpida vida, ¿Qué suertuda soy verdad? Dirán que estoy tan idiota, y si lo estoy. Pero todo eso ya no importa, este es mi último video-diario. Hoy por fin descansare en paz. No me despediré de nadie. Simplemente diré que si algún día llegan a encontrar este video, ahora sabrán todo lo que sentía y por fin saque de mi interior. Mis demonios que no me dejaban vivir mi vida en paz. Hoy dejare que ellos ganen y así me podre ir finalmente y descansar. No me extrañen porque ni no lo hacían cuando estaba viva ¿Cómo sabré que lo hacen cuando ya no este? Mi nombre es Danielle Robb. Y esta fue mi vida.”
THG<3:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Year With You {nc} { resultados}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 27. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 15 ... 27  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.