O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» cσdєs Ꮧ&Ᏸ|html
Hoy a las 8:32 pm por Jones.

» Revolution.{Codes]
Hoy a las 8:29 pm por Jones.

» hwa yang yeon hwa {youth}.
Hoy a las 8:54 am por chanyeol.

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Hoy a las 5:11 am por Keniia Joanna

» Half-Cold Half-Hot
Hoy a las 4:46 am por Kurisu

» − After the rain, a rainbow will come.
Hoy a las 4:33 am por Asclepio.

» cockamamie dreamer ~
Hoy a las 4:29 am por Asclepio.

» Me, myself and I.
Hoy a las 1:27 am por CNCOwner.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 12:51 am por Jones.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Página 2 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 30, 2013 3:18 am

Hola, me llamo Mirian pero dime como quieras.
Oh por deoh, me encantó la idea. Ya te dejo mi ficha, linda. *-*
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 30, 2013 3:27 am



# Nombre completo:Emily Russell.
# Representante:Selena Gomez.
# Pareja:Zayn Malik.
# Capítulo o OS de vuestra autoría:
Prólogo:
Todo alrededor de ella estaba oscuro, todo era un profundo silencio, ni su propia voz resonaba en aquel extraño lugar. De pronto árboles empezaron a salir del suelo, parecía que llevaban varios años allí, pero no. Instantáneamente empezó a correr como si fuera de vida o muerte, aunque verdaderamente lo sentía así. Lo extraño era que ningún ser humano la perseguía en esos momentos, pero ella juraba que sí había alguien detrás de la oscuridad. De pronto otra vez no había nada alrededor, los árboles habían desaparecido y ella ya no corría más. Había alguien llamándola por su nombre, su voz era conocida pero su mente no recordaba a quién. Abrió los ojos y se encontraba en su habitación, con la respiración exageradamente acelerada y los latidos del corazón resonaban en su mente. Después de unos minutos de repasar esa pesadilla que venía teniendo hacía semana logró calmarse y reconciliar el sueño.  

La tenue luz del sol traspasaba la fina cortina de color salmón que se encontraba cubriendo los vidrios de la ventaba que se encontraba al lateral de ella. Fue abriendo lentamente sus ojos para acostumbrase a aquella luz, y cuando los abrió apagó la alarma ya que el ruido que producía aquel aparato era un tanto molesto. Se sentó en la calentita y confortante cama estirando sus brazos hacía arriba. Se levantó lentamente y se encamino hacía el baño para darse una ducha, así se relajaría un poco, aunque siendo sincera eso no la relajaba mucho. Más bien la relajaba leer un buen libro mientras escuchaba música y un rico café a su lado, ese exquisito olor era una de las cosas más relajantes para ella. Después de eso, se puso la vestimenta de su colegio que consistía de una remera blanca con un pequeño escudo verde situado en la parte derecha arriba, un Jean azul y sus zapatillas negras. Dejó su pelo suelto y apenas se puso un poco de rimel y delineador de color negro y, en sus labios, un labial de color rosa pálido. Después de terminar de arreglarse bajó las escaleras pacientemente y una vez allí abajo se encamino directo a la cocina encontrándose sobre la mesa su desayuno. Lo comió tranquilamente, una vez terminado se fue a cepillar sus dientes, no sin antes no haberle dado el último sorbo a su vaso de jugo de naranja.

Los demás autos pasaban a lado de ella ferozmente, como si todos se hubiesen levantado después de una hora prevista y llegaban tarde a sus respectivos trabajos o como ella a la escuela. Las bocinas sonaban una detrás de la otra más el ruido de la música que cada uno tenía en un sus autos y el calor que hacía parecía una bomba de tiempo. Su cabeza ya empezaba a molestarle  otra vez con los dolores y -para peor- en el colegio tendría que aguantarse los gritos de todos, a las estúpidas zorreando al primero que pasé frente de ellas, los insultos dirigidos hacía ella y varias cosas más. Y eso que recién comenzaba la semana, parecía que ayer recién fue viernes. No pudo disfrutar nada de su fin de semana, ya que estuvo encerrada la mayor parte del día en su habitación estudiando para los exámenes finales que se venían bastantes difíciles para ella.

Una vez que llegó a su destino apagó el motor del auto y salió de el poniéndole seguro. Entró al colegio y se dirigió hacía su casillero para tomar los libros de biología, economía y geografía. Los guardó en su mochila y cuando se dio la vuelta divisó a unos pasos a Nina; su mejor amiga.

—¡Nina!— Le gritó llamando su atención aquella cabellera pelirroja de su amiga la notó y fue corriendo hacia ella.

—Hey, Mack. —Le dio un beso en la mejilla —Hasta que llegas mujer.—Dijo soltando una pequeña risa lo que produjo que Elle también lo hiciera.

—El trafico estaba tan... —Dijo moviendo sus manos —liviano—.Finalizó la oración con un toque sarcástico en su voz.

—Oh, te entiendo perfectamente. —Dicho esto las dos lanzaron una carcajada un tanto escandalosa obteniendo algunas miradas.

—Bueno, ¿vamos al salón? —Espetó elevando sus cejas.

—Sí, no quiero que ocupen nuestro lugar.—Dijo haciendo una mueca.

—Uhm... —Murmuró como si no hubiese prestado atención a lo dicho.

—Hay... ya tenía que aparecer Romeo —Anunció burlándose mientras enfatizaba la última palabra.

—Cállate, ah no cierto que tú como no tienes ningún Romeo te burlas de mí —Respondió, un tanto enfadada.

—Dios, solo era una broma mujer —Suspiro y prosiguió— no era para que te lo tomaras a mal, ¿perdón? —. Alegó mientras la miraba como se relajaba.

—No importa, fue. Perdóname tú a mí... —Dijo mientras negaba con la cabeza— no me levante del todo bien, no sé qué me pasa... es solo que... — Espetó mientras movía sus manos y negaba.

—Esta bien... te entiendo, sólo hagamos que esto no ha sucedido y ya. —Sonrío y tomo su mano para transmitirle confianza.

—Gracias... —Susurró tomando fuerte la mano de su amiga.

En la transcurso hacia el salón ninguna de las dos pronunció alguna palabra. Mack estaba pensando en su "Romeo" y otras cosas que tendría que desahogarse con Nina, ya no podía seguir aguantando todo en su pequeño corazón. Mientras que Nina estaba con su celular, como siempre. Mack también lo utilizaba pero no con tanta frecuencia. Su amiga ya estaba un tanto viciada con eso. Una vez que llegaron al salón se sentaron contra la pared delante de todo como lo hacían habitualmente.

Después de una rato el timbre sonó y los demás entraron, al rato, el profesor también lo hizo. La clase pasó lentamente y fue muy aburrida al igual que las demás, excepto en economía que tenía que compartir la clase con Francisco y por eso era su favorita, aunque también estaba Marcie, su estúpida novia, y por ello en parte también odiaba esa materia, aunque no le daba mucha importancia a ella. Siempre tenía que refregar en la cara de todos que Francisco era su novio y eso le daba repulsión porque ni siquiera se amaban y eso le daba una gran impotencia. Cuando Marcie insultaba a alguien Francisco nunca se reía porque él -aunque salga con una víbora- era bueno.  

A la salida Mack estaba un tanto distraída que no notó cuando chocó contra un chico, dudosa levantó la vista y para su suerte se había chocado con él, por un momento sintió que no existía nada más que ellos dos, pero después volvió a la realidad -obligada- cuando escuchó la voz de Marcie. Cuando se iba a disculpar él se le adelanto susurrándole un "Perdón, Mack" y dicho esto se fue. Podría tener la fama de chico malo pero era muy educado y eso le encantaba, también cuando pronunciaba -de esos dulces labios que anhelaba algún día besar- su nombre. Suspiro, y aspiro aquel perfume que tanto le encantaba, ese perfume tan varonil que producía a sus hormonas volverse totalmente locas. Sonrío y se dirigió a su auto para irse a su casa.

Al llegar a su hogar notó un auto azul perlado frente a su casa, y ese auto sólo podría ser perteneciente a una persona. Ya de anticipación se escuchaban los gritos desde allí afuera. Estacionó su auto y caminó hacía hacia la puerta y sus manos con temor tomaron el picaporte abriendo para encontrase con aquella persona que hace tanto no veía y tanto temor le tenía su...
OS:
Maldigo el día el cual conocí esa mujer, esa maldita mujer arruinó mi vida. Creí en su amor, en sus promesas; en todo. Como un total enamorado. Llorando, por ella, de nuevo. Recordando sus palabras de "amor incondicional", claro.

Y cada vez más lágrimas resbalan por mi mejilla. No por tristeza, sino por la decepción que me he llevado. La ayudé en su adicción, le di mi casa, comida, ¡amor! todo para que estuviera bien y solamente me lo pagó de la peor manera.
Sin un "por qué", solamente un papel que decía "Lo siento. No me busques". ¿Lo siento? por dios, que caradura.

Ya habían pasado dos meses de lo sucedido. Todavía no logro superarlo. Cada vez me destrozo más. Mis amigos han intentado sacarme de aquí, para conocer nuevas chicas, pero no puedo. Solamente salgo para ir a mi trabajo.

1 año atrás...

Las frías calles de Nueva York traspasaban el poco abrigo que llevaba. Las calles movidas como siempre y los autos con sus pasajeros un poco alocados por llegar a sus casas después de una dura jornada de trabajo.
Unas cuadras más alejadas, por donde nadie caminaba a esas horas de la noche, escuche un ruido como si alguien hubiese tosido. Me acerque hasta el lugar proveniente de aquel sonido. Me había encontrado con una chica, pelo marrón, ojos azules; muy linda. Pero su ropa estaba descuidad y ella también lo estaba. Así que me anime a preguntarle:
-¿Estas bien? - Fue lo único que mis labios pronunciaron.
Ella levanto su vista lentamente hacía mi - s-s-si - pronunció tartamudeando por causa del frío.
- Se que soy un extraño para ti, pero, ¿Quieres hospedarte en mi casa? por esta noche, hace mucho frío te vas a enfermar, trabajo en el hospital a unas cuadras de aquí - Dije lo más cálido posible para que no me tenga miedo, ya he pasado por estas situaciones, solo que las llevaba al hospital no a mi casa.

Me miro un tanto extrañada por lo dicho, claro un extraño que venga y le diga que se hospede en su casa, es un tanto raro.
Como vi que no iba responder me acerque despacio y me senté frente de ella.

-Toma- le dije y me saque mi chaqueta poniéndola sobre los hombros de ella para proporcionarle un poco de calor.
-Gracias- Me dijo en un susurro mientras se la aferraba al cuerpo.
-¿Cuántos años tienes? - pregunte mirándola fijamente.
-veintiséis ¿tú? - me sorprendí, ya que hasta ahora no me había preguntado nada.
-Treinta- Sonreí delicadamente y ella también lo hizo.
-¿Qué haces acá, sola? - Tuve que preguntarle, la duda ya me mataba. Ella agacho la miraba y supuse que no querría contarlo. - Si no quiere decirme esta bien, te entiendo.
-No, esta bien te digo - dio un largo suspiro- Mis padres se enteraron que yo... - cerro los ojos dejando escapar una lágrima - que yo me drogaba - Lo dijo en un pequeño susurro que apenas escuche, pero entendí.
-Oh... lo siento- dije mirando el suelo.
-N-no importa- me sonrío y miro para otro lado- ¿cómo te llamas?
-Stefan, ¿tú?- dije jugando con los dedos de mi mano.
-Willow - dijo con su fina voz.

Hablamos por unos minutos más y cuando obtuve su confianza le pregunte si quería ir a mi casa. Acepto, pero solamente por esa noche.
Ella me contó varias cosas sobre su vida y yo de la mía. Finalmente acepto hospedarse por un tiempo. Yo en ese tiempo aproveche para ayudarla con su adicción.
Sin darnos cuenta o mejor dicho sin darme cuenta me fui enamorando de su sonrisa, de sus ojos; de ella.
Ella me había dicho que sentía algo por mi y yo también se dije lo que sentía. Así que decidimos darnos una oportunidad mutuamente, podría decirse que era una relación sólida y cálida.
Ya habían pasado unos cinco o seis meses y esa noche tenía planeado hacer una cena especial porque ese día cumplíamos tres meses de estar juntos. Pero me lleve una no grata sorpresa...

-¡Willow! ¿dónde estas?- la había buscado en casi toda la casa pero no había señal o rastro de ella, y eso era raro, ya que ella me decía si salía o cualquier cosa. Me dirigí hacía mi habitación y allí encontré lo que parecía ser una carta o un papel con un escrito sobre la cama, lo tome y la empecé a leer...

Termine de leerla y me senté sobre la cama, las lagrimas empezaban a resbalar por mi mejilla. Ella se había ido. Me dejo. Simplemente no sabía que pensar, no escribió algo coherente del por qué se fue así.

Actualidad...

Sólo recordar eso me hacía peor. Me ponía muy mal.
Tomé mi chaqueta y salí a caminar para respirar un poco de aire. Ya me estaba ahogando.
Solo queda volver a mi vida, y olvidarme de ella. Solo eso.
Iba tan concentrado en mis pensamientos que no me di cuenta cuando choque contra un chica. No podía ser ella, no podía ser Willow. Cuando levantó su vista y me vio palideció, como si hubiese visto un fantasma o mejor dicho alguien a quien no querría volver a ver más. Quería hablar con ella, pero solo dijo "Lo siento por todo, te amo" y se fue corriendo. Otra vez se había ido, y me dejo con una nueva angustia.

No me decidía a cuál de los dos poner, así que puse los dos, espero que te guste.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por LittleMuffin el Sáb Nov 30, 2013 12:53 pm

paularamirez escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

# Nombre completo: Francesca Lambert
# Representante: Shay Mitchell
# Pareja: Harry Styles
# Capítulo o OS de vuestra autoría: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



Pd: te dejo los links bc el spoiler ultimamente me sale mal.
Personajes reservados.

Me encanta como escribes, ¡escribes hermoso! pero debo decirte que deberevisar el tema de las tildes pero-por lo general- me han gustado los escritos y tienes buena técnica so...¡estás dentro!<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por LittleMuffin el Sáb Nov 30, 2013 12:56 pm

Frazer. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

# Nombre completo: Tessa Bucket.
# Representante: Bárbara Palvin.
# Pareja: Ash Stymest. 
# Capítulo o OS de vuestra autoría: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


iba a hacer harbara, pero pau me ganó.  igual, ash y bárbara son mi nuevo ship<33. perdona si no te pongo el one en spoiler pero honestamente no sirve. cc: 
Personajes reservados.


¡Estás dentro! No se porqué dices que tu OS está horrible cuando-personalmente- me ha encantado. Controlas las tildes, la gramática y la sintaxis. No se que más se puede pedir así que...¡Estás dentro!<3
PD: Ash ajsdkasdhskjhaj es tan cute<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por LittleMuffin el Sáb Nov 30, 2013 1:01 pm

Esthefania98 escribió:Hola, me llamo Dian y pues me encanto tu idea, y me gustaría participar sooo.. Aquí esta mi ficha :3





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

# Nombre completo: Ángel Di Louretti
# Representante: Demi Lovato
# Pareja: Niall Horan
# Capítulo o OS de vuestra autoría:

Ábreme:

My Little Dark Secret

¿Cuánto tiempo puedes mantener un secreto? ¿Cuánto tiempo puedes callar una verdad que te persigue? ¿Cómo decir la verdad, cuando llevas tanto tiempo mintiendo??


Dicen que es mejor hablar con la verdad a decir una mentira.
La verdad es algo relativo.
Los secretos no so amigos de nadie. Pero a veces son la mejor opción.
¿Que pasaría si en tu vida has tomado malas decisiones?
¿Y si esas decisiones afectaran a alguien más?
Cometemos errores. Todos lo hacemos, algunos peores que otros.
Sin embargo, llega un punto en el cual no puedes seguir escapando.
Llega la hora en que hables, en que digas la verdad y emiendes todos esos errores cometidos en el pasado.


- ¿Qué está pasando Sky?- preguntó Liam con preocupación.
- ¿Por qué te enviaron eso? - cuestionó el rubio con el ceño fruncido. Yo no respondía.
- ¿Quién es Rosa Blanca?- preguntó Tati, mi mejor amiga.
- ¡Habla de una maldita vez!- me gritaron todos. Los miré con pena, y dolor. Tendría que partir.
- Los quiero chicos, ¿Ok? ¿Lo comprenden?- murmuré y los miré - Tengo cosas que solucionar.- agregué mientras cogía una mochila y aventaba un par de cosas en ella.- Antiguas deudas que soldar. Por favor cuiden a Hannah, y cuidense ustedes.- dije y los miré desde la puerta.- No hablen con extraños, no descuiden a Hannah, por lo que más quieran. Traten de no salir solos en la noche.- sus miradas era confundidas y molestas.
- ¿Qué está pasando?- preguntó Zayn con el ceño fruncido.
- Los quiero. Regresaré pronto.- murmuré, aunque no estaba muy segura de eso. Parti dejándolos con la palabra en la voca, y con lágrimas cayendo por mis mejillas. subi mi auto y me fui.
Rosa Blanca está de regreso.







Personajes no reservados.


Sinceramente, me parecería injusto aceptar a alguien que no se con exactitud si su manera de escribir es regular. Opino que tu escrito es demasiado corto para poderlo aceptar y, además, tiene fallos gramaticales y bastantes fallos ortográficos así que te pediría que-por favor- pusieses un escrito más largo porque de momento está denegado.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por LittleMuffin el Sáb Nov 30, 2013 1:05 pm

Miry escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

# Nombre completo:Emily Russell.
# Representante:Selena Gomez.
# Pareja:Zayn Malik.
# Capítulo o OS de vuestra autoría:
Prólogo:
Todo alrededor de ella estaba oscuro, todo era un profundo silencio, ni su propia voz resonaba en aquel extraño lugar. De pronto árboles empezaron a salir del suelo, parecía que llevaban varios años allí, pero no. Instantáneamente empezó a correr como si fuera de vida o muerte, aunque verdaderamente lo sentía así. Lo extraño era que ningún ser humano la perseguía en esos momentos, pero ella juraba que sí había alguien detrás de la oscuridad. De pronto otra vez no había nada alrededor, los árboles habían desaparecido y ella ya no corría más. Había alguien llamándola por su nombre, su voz era conocida pero su mente no recordaba a quién. Abrió los ojos y se encontraba en su habitación, con la respiración exageradamente acelerada y los latidos del corazón resonaban en su mente. Después de unos minutos de repasar esa pesadilla que venía teniendo hacía semana logró calmarse y reconciliar el sueño.  

La tenue luz del sol traspasaba la fina cortina de color salmón que se encontraba cubriendo los vidrios de la ventaba que se encontraba al lateral de ella. Fue abriendo lentamente sus ojos para acostumbrase a aquella luz, y cuando los abrió apagó la alarma ya que el ruido que producía aquel aparato era un tanto molesto. Se sentó en la calentita y confortante cama estirando sus brazos hacía arriba. Se levantó lentamente y se encamino hacía el baño para darse una ducha, así se relajaría un poco, aunque siendo sincera eso no la relajaba mucho. Más bien la relajaba leer un buen libro mientras escuchaba música y un rico café a su lado, ese exquisito olor era una de las cosas más relajantes para ella. Después de eso, se puso la vestimenta de su colegio que consistía de una remera blanca con un pequeño escudo verde situado en la parte derecha arriba, un Jean azul y sus zapatillas negras. Dejó su pelo suelto y apenas se puso un poco de rimel y delineador de color negro y, en sus labios, un labial de color rosa pálido. Después de terminar de arreglarse bajó las escaleras pacientemente y una vez allí abajo se encamino directo a la cocina encontrándose sobre la mesa su desayuno. Lo comió tranquilamente, una vez terminado se fue a cepillar sus dientes, no sin antes no haberle dado el último sorbo a su vaso de jugo de naranja.

Los demás autos pasaban a lado de ella ferozmente, como si todos se hubiesen levantado después de una hora prevista y llegaban tarde a sus respectivos trabajos o como ella a la escuela. Las bocinas sonaban una detrás de la otra más el ruido de la música que cada uno tenía en un sus autos y el calor que hacía parecía una bomba de tiempo. Su cabeza ya empezaba a molestarle  otra vez con los dolores y -para peor- en el colegio tendría que aguantarse los gritos de todos, a las estúpidas zorreando al primero que pasé frente de ellas, los insultos dirigidos hacía ella y varias cosas más. Y eso que recién comenzaba la semana, parecía que ayer recién fue viernes. No pudo disfrutar nada de su fin de semana, ya que estuvo encerrada la mayor parte del día en su habitación estudiando para los exámenes finales que se venían bastantes difíciles para ella.

Una vez que llegó a su destino apagó el motor del auto y salió de el poniéndole seguro. Entró al colegio y se dirigió hacía su casillero para tomar los libros de biología, economía y geografía. Los guardó en su mochila y cuando se dio la vuelta divisó a unos pasos a Nina; su mejor amiga.

—¡Nina!— Le gritó llamando su atención aquella cabellera pelirroja de su amiga la notó y fue corriendo hacia ella.

—Hey, Mack. —Le dio un beso en la mejilla —Hasta que llegas mujer.—Dijo soltando una pequeña risa lo que produjo que Elle también lo hiciera.

—El trafico estaba tan... —Dijo moviendo sus manos —liviano—.Finalizó la oración con un toque sarcástico en su voz.

—Oh, te entiendo perfectamente. —Dicho esto las dos lanzaron una carcajada un tanto escandalosa obteniendo algunas miradas.

—Bueno, ¿vamos al salón? —Espetó elevando sus cejas.

—Sí, no quiero que ocupen nuestro lugar.—Dijo haciendo una mueca.

—Uhm... —Murmuró como si no hubiese prestado atención a lo dicho.

—Hay... ya tenía que aparecer Romeo —Anunció burlándose mientras enfatizaba la última palabra.

—Cállate, ah no cierto que tú como no tienes ningún Romeo te burlas de mí —Respondió, un tanto enfadada.

—Dios, solo era una broma mujer —Suspiro y prosiguió— no era para que te lo tomaras a mal, ¿perdón? —. Alegó mientras la miraba como se relajaba.

—No importa, fue. Perdóname tú a mí... —Dijo mientras negaba con la cabeza— no me levante del todo bien, no sé qué me pasa... es solo que... — Espetó mientras movía sus manos y negaba.

—Esta bien... te entiendo, sólo hagamos que esto no ha sucedido y ya. —Sonrío y tomo su mano para transmitirle confianza.

—Gracias... —Susurró tomando fuerte la mano de su amiga.

En la transcurso hacia el salón ninguna de las dos pronunció alguna palabra. Mack estaba pensando en su "Romeo" y otras cosas que tendría que desahogarse con Nina, ya no podía seguir aguantando todo en su pequeño corazón. Mientras que Nina estaba con su celular, como siempre. Mack también lo utilizaba pero no con tanta frecuencia. Su amiga ya estaba un tanto viciada con eso. Una vez que llegaron al salón se sentaron contra la pared delante de todo como lo hacían habitualmente.

Después de una rato el timbre sonó y los demás entraron, al rato, el profesor también lo hizo. La clase pasó lentamente y fue muy aburrida al igual que las demás, excepto en economía que tenía que compartir la clase con Francisco y por eso era su favorita, aunque también estaba Marcie, su estúpida novia, y por ello en parte también odiaba esa materia, aunque no le daba mucha importancia a ella. Siempre tenía que refregar en la cara de todos que Francisco era su novio y eso le daba repulsión porque ni siquiera se amaban y eso le daba una gran impotencia. Cuando Marcie insultaba a alguien Francisco nunca se reía porque él -aunque salga con una víbora- era bueno.  

A la salida Mack estaba un tanto distraída que no notó cuando chocó contra un chico, dudosa levantó la vista y para su suerte se había chocado con él, por un momento sintió que no existía nada más que ellos dos, pero después volvió a la realidad -obligada- cuando escuchó la voz de Marcie. Cuando se iba a disculpar él se le adelanto susurrándole un "Perdón, Mack" y dicho esto se fue. Podría tener la fama de chico malo pero era muy educado y eso le encantaba, también cuando pronunciaba -de esos dulces labios que anhelaba algún día besar- su nombre. Suspiro, y aspiro aquel perfume que tanto le encantaba, ese perfume tan varonil que producía a sus hormonas volverse totalmente locas. Sonrío y se dirigió a su auto para irse a su casa.

Al llegar a su hogar notó un auto azul perlado frente a su casa, y ese auto sólo podría ser perteneciente a una persona. Ya de anticipación se escuchaban los gritos desde allí afuera. Estacionó su auto y caminó hacía hacia la puerta y sus manos con temor tomaron el picaporte abriendo para encontrase con aquella persona que hace tanto no veía y tanto temor le tenía su...
OS:
Maldigo el día el cual conocí esa mujer, esa maldita mujer arruinó mi vida. Creí en su amor, en sus promesas; en todo. Como un total enamorado. Llorando, por ella, de nuevo. Recordando sus palabras de "amor incondicional", claro.

Y cada vez más lágrimas resbalan por mi mejilla. No por tristeza, sino por la decepción que me he llevado. La ayudé en su adicción, le di mi casa, comida, ¡amor! todo para que estuviera bien y solamente me lo pagó de la peor manera.
Sin un "por qué", solamente un papel que decía "Lo siento. No me busques". ¿Lo siento? por dios, que caradura.

Ya habían pasado dos meses de lo sucedido. Todavía no logro superarlo. Cada vez me destrozo más. Mis amigos han intentado sacarme de aquí, para conocer nuevas chicas, pero no puedo. Solamente salgo para ir a mi trabajo.

1 año atrás...

Las frías calles de Nueva York traspasaban el poco abrigo que llevaba. Las calles movidas como siempre y los autos con sus pasajeros un poco alocados por llegar a sus casas después de una dura jornada de trabajo.
Unas cuadras más alejadas, por donde nadie caminaba a esas horas de la noche, escuche un ruido como si alguien hubiese tosido. Me acerque hasta el lugar proveniente de aquel sonido. Me había encontrado con una chica, pelo marrón, ojos azules; muy linda. Pero su ropa estaba descuidad y ella también lo estaba. Así que me anime a preguntarle:
-¿Estas bien? - Fue lo único que mis labios pronunciaron.
Ella levanto su vista lentamente hacía mi - s-s-si - pronunció tartamudeando por causa del frío.
- Se que soy un extraño para ti, pero, ¿Quieres hospedarte en mi casa? por esta noche, hace mucho frío te vas a enfermar, trabajo en el hospital a unas cuadras de aquí - Dije lo más cálido posible para que no me tenga miedo, ya he pasado por estas situaciones, solo que las llevaba al hospital no a mi casa.

Me miro un tanto extrañada por lo dicho, claro un extraño que venga y le diga que se hospede en su casa, es un tanto raro.
Como vi que no iba responder me acerque despacio y me senté frente de ella.

-Toma- le dije y me saque mi chaqueta poniéndola sobre los hombros de ella para proporcionarle un poco de calor.
-Gracias- Me dijo en un susurro mientras se la aferraba al cuerpo.
-¿Cuántos años tienes? - pregunte mirándola fijamente.
-veintiséis ¿tú? - me sorprendí, ya que hasta ahora no me había preguntado nada.
-Treinta- Sonreí delicadamente y ella también lo hizo.
-¿Qué haces acá, sola? - Tuve que preguntarle, la duda ya me mataba. Ella agacho la miraba y supuse que no querría contarlo. - Si no quiere decirme esta bien, te entiendo.
-No, esta bien te digo - dio un largo suspiro- Mis padres se enteraron que yo... - cerro los ojos dejando escapar una lágrima - que yo me drogaba - Lo dijo en un pequeño susurro que apenas escuche, pero entendí.
-Oh... lo siento- dije mirando el suelo.
-N-no importa- me sonrío y miro para otro lado- ¿cómo te llamas?
-Stefan, ¿tú?- dije jugando con los dedos de mi mano.
-Willow - dijo con su fina voz.

Hablamos por unos minutos más y cuando obtuve su confianza le pregunte si quería ir a mi casa. Acepto, pero solamente por esa noche.
Ella me contó varias cosas sobre su vida y yo de la mía. Finalmente acepto hospedarse por un tiempo. Yo en ese tiempo aproveche para ayudarla con su adicción.
Sin darnos cuenta o mejor dicho sin darme cuenta me fui enamorando de su sonrisa, de sus ojos; de ella.
Ella me había dicho que sentía algo por mi y yo también se dije lo que sentía. Así que decidimos darnos una oportunidad mutuamente, podría decirse que era una relación sólida y cálida.
Ya habían pasado unos cinco o seis meses y esa noche tenía planeado hacer una cena especial porque ese día cumplíamos tres meses de estar juntos. Pero me lleve una no grata sorpresa...

-¡Willow! ¿dónde estas?- la había buscado en casi toda la casa pero no había señal o rastro de ella, y eso era raro, ya que ella me decía si salía o cualquier cosa. Me dirigí hacía mi habitación y allí encontré lo que parecía ser una carta o un papel con un escrito sobre la cama, lo tome y la empecé a leer...

Termine de leerla y me senté sobre la cama, las lagrimas empezaban a resbalar por mi mejilla. Ella se había ido. Me dejo. Simplemente no sabía que pensar, no escribió algo coherente del por qué se fue así.

Actualidad...

Sólo recordar eso me hacía peor. Me ponía muy mal.
Tomé mi chaqueta y salí a caminar para respirar un poco de aire. Ya me estaba ahogando.
Solo queda volver a mi vida, y olvidarme de ella. Solo eso.
Iba tan concentrado en mis pensamientos que no me di cuenta cuando choque contra un chica. No podía ser ella, no podía ser Willow. Cuando levantó su vista y me vio palideció, como si hubiese visto un fantasma o mejor dicho alguien a quien no querría volver a ver más. Quería hablar con ella, pero solo dijo "Lo siento por todo, te amo" y se fue corriendo. Otra vez se había ido, y me dejo con una nueva angustia.

No me decidía a cuál de los dos poner, así que puse los dos, espero que te guste.
Personajes reservados.


¡Por dios Miry! Me encanta como escribes, lo haces de una manera muy....delicada pero a la vez segura¿me entiendes? idk...la ortografía está genial y lo mismo digo de la gramática y la sintaxis. ¡Enhorabuena, estás dentro!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por bomb. el Sáb Nov 30, 2013 3:52 pm

Linda ya edite mi ficha, espero, ahora si, poder quedar :3 Esta en mi primer comentario.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por LittleMuffin el Sáb Nov 30, 2013 5:30 pm

Esthefania98 escribió:Linda ya edite mi ficha, espero, ahora si, poder quedar :3 Esta en mi primer comentario.
Personajes no reservados.

Lo siento linda, resulta que no es el tipo de escritura que andaba buscando pero quiero que sepas que no me gustaría que te entristecieras por esto porque hay muchas audiciones y tiempo para rectificar<3 Igualmente, gracias por pasarte<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 30, 2013 5:31 pm

Yo quiero, luego te dejo todo. XD
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por LittleMuffin el Sáb Nov 30, 2013 5:34 pm

¡Nea! escribió:Yo quiero, luego te dejo todo. XD
Ok lo espero :P 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por Kida el Sáb Nov 30, 2013 5:37 pm

hola yo quiero!! esperame.. besos

___________________________________________

Lost in the light
and I don't know
what night is
avatar


Ver perfil de usuario
--------
--------

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 30, 2013 5:41 pm

Vale, gracias por reservarlos. Suelen decirme lo de las tildes, y ya eh comenzado a corregirlo.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por Kida el Sáb Nov 30, 2013 5:44 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

# Nombre completo: Jocelyn Fellon Mills
# Representante: Leighton Meester
# Pareja: Liam Payne
# Capítulo o OS de vuestra autoría:


The game of love-sinopsis:

The game of love
Love is a game in wich one always cheats.


Algunas veces suceden cosas que son inexplicables, cosas que por más que intentamos entenderlas no encontramos alguna explicación lógica. Pero es parte de la vida, las desilusiones, los desamores, los engaños. Entiendo esa parte, es una parte del ciclo, yo lo entiendo, pero mi corazón no. ¿Por qué él no lo hace? ¿Por qué el no entiende, e insiste en seguir atormentando todos y cada uno de mis pensamientos?

Él te ama, esa es la razón. Mi corazón te ama, y sé que yo también, por más que lo niegue, por más que me duela, por más de todo lo que hayas hecho, te amo. Pero eso no importa, de nada sirve darte mi amor si sé que vas a destrozarlo de nuevo. De nada sirve amarte si no me correspondes, y ya lo he comprobado. Te di todo lo que pedías, me adapté a tus necesidades y a tus gustos, te amé como nadie más lo ha hecho, y de todas maneras te resultó muy fácil engañarme.

No creas que te lo estoy recriminando, no serviría de nada de todas maneras, el daño ya esta hecho, un daño, que con solo saber que me amabas de la misma manera de la que yo te amo, hubiera quedado olvidado. No puedes esperar que actúe como si nada hubiera pasado, pero tampoco espero que te importe. Lo único que quiero es seguir adelante, pero si no saco todo lo que siento, todo lo que tengo encerrado en mi pecho, nunca podré hacerlo. Te amaba, me engañaste; te di mi amor, lo destrozaste; cambié por ti y me rechazaste. Si no eras feliz, nada más tenías que decirlo; si necesitabas más, lo hubieras pedido; si ya no me querías, me lo hubieras informado.

Pero lograré seguir adelante, tal vez no olvidarte, pero si recordarte como parte de mi pasado y dejarte allí. Recordarte como un amor que no duró, pero fue verdadero de mi parte. Pero dejarte como eso, un recuerdo, una enseñanza. Me enamoraré, seré feliz de nuevo, seré más fuerte, para que él día que te arrepientas de tus acciones, ya no esté ahí, esperando y actuando acorde a tus decisiones. Para que cuando vuelvas, acepte tu disculpa, pero no acepte de nuevo la relación.

En el juego del amor unos pierden y otros ganan, creo que esta vez te tocó perder.

the game of love-Primer capítulo:

Capítulo 01


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Isabella Phillips | Londres

Preciosa, despierta. Escuché en un susurro. Una leve brisa erizó mi oído. El olor del café recién hecho inundaba mis fosas nasales, deleitándome con su olor. Abrí levemente mis ojos, la luz entraba por los grandes ventanales y la fría brisa común de Londres se colaba por las rendijas de ellas, enviando un escalofrío por todo mi cuerpo. Intenté sentarme pero un brazo en mi cintura me lo impidió, manteniéndome en mi lugar. Bueno días preciosa. Susurró nuevamente, provocando que una sonrisa se posara en mi rostro, y cerré los ojos de nuevos, queriendo descansar aunque sea unos minutos más entre sus brazos y olvidar la noche anterior.

-Bella, vamos, despierta. –rió y comenzó a depositar cálidos besos en mi mejilla.
-No quiero- me acurruqué más entre sus brazos.
-Llegaremos tarde el trabajo- comentó tomando un mechón de mi cabello entre sus dedos y apartándolo de mi rostro.
-Llegarás- corregí- yo tengo una hora más para descansar.
-Media hora- abrí nuevamente mis ojos y pude ver que ya estaba listo para ir a trabajar.
-¿Qué hora es?
-Las siete- respondió acariciando mi rostro.
-¿No deberías estar en el trabajo ya? Llegarás tarde- recuperé la compostura y apartando su brazo me senté en la cama. Tallé mis ojos y un bostezo escapó de mi boca.
-Ya me iba, quería despedirme primero, y te traje el desayuno- señaló la mesa de noche al lado de la cama. Ahí se encontraba una bandeja que contenía un café, un par de tostadas y una rosa que descansaba al lado de la comida.
-Gracias Noah. – volví mi mirada hacia él. Tomó mi rostro en sus manos y depositó un beso en mis labios, un beso lento y lleno de ternura.
-No tienes por qué agradecer. Te amo Bella, cuídate, cualquier cosa me llamas ¿De acuerdo?- Asentí, y luego de susurrarle un te amo salió por la puerta de la habitación.

Escuché sus pasos alejarse hasta cerrar finalmente la puerta del apartamento. Ahora me encontraba sola, el silencio reinaba en el apartamento, dejando que mis pensamientos fueran los únicos que me atormentaran. Volví mi vista a la bandeja y me quedé unos minutos observando la rosa. Una única lágrima resbaló por mi mejilla antes de caer en los mismos recuerdos de la noche anterior.

“*-¿Dónde estás? ¿Por qué no contestas amor? Estoy preocupada, se supone que nos veríamos hace una hora para ver la película. Llámame apenas escuches este mensaje. Te amo.- corté la llamada y tiré los boletos que se encontraban en mi mano a la basura. *

No sabía que pasaba, él nunca me había dejado plantada antes. Antes de poder siquiera pensar donde me dirigía, mis pies ya habían tomado camino hacia su casa. Titiritaba a causa de la fría noche y mis pies dolían. ‘Debí tomar el autobús.’ Caminé las pocas calles que quedaban hasta su casa y al estar en frente de ella golpeé la puerta. Unos minutos después, donde sentía que el frío se calaba por mis huesos, la puerta se abrió, pero en vez de ver a su madre o a alguna de sus hermanas, enfrente de mí se encontraba una muchacha. Su pelo azabache estaba despeinado, y no utilizaba nada más que una camiseta de mi novio y sus bragas. Mis ojos se cristalizaron y cualquier pregunta que ella hiciera era hábilmente ignorada por mis oídos.

La puerta comenzó a cerrarse pero antes de cerrarse completamente, él bajo por las escaleras de su casa, y sus ojos se encontraron con los míos, en el momento en que la primera lágrima resbalaba por mi mejilla, segundos antes de que la puerta se cerrara. Miré por unos segundos la puerta de caoba antes de dar media vuelta y alejarme de ella. Quería correr, alejarme de ahí, pero mis pies parecían no querer escucharme. Caminaba a pasos lentos hasta que un agarre en mi brazo me detuvo y me obligó a dar media vuelta, haciendo que por segunda vez en la noche sus ojos se encontraran con los míos.

-Diablos Bella, ¿Acaso no escuchas, llevo metros gritando tu nombre?-lo miraba incrédula, las palabras no saldrían de mi boca, ya que si lo hacían las demás lágrimas que luchaba por contener saldrían ahí mismo, y no quería que él me viera llorar.- Estás fría.
-¿Cómo si te importara?-solté mi brazo del suyo pero antes de poder voltear e irme me agarró de nuevo.
-Me importa- levanté la ceja incrédula –En serio me importa- se iba a quitar su chaqueta, lo detuve con un gesto.
-No te molestes- mi tono de voz era inexpresivo.
-Bella- comenzó- lo siento.
-¿Te arrepientes?-luego de unos segundos, que me parecieron eternos, respondió.
-No- esa simple palabra destrozó el poco autocontrol que podía mantener, esa palabra permitió que las lágrimas resbalaran libremente por mis mejillas. Esa palabra, terminó por destrozar mi corazón.
-Entonces déjame en paz Liam, no me molestes, olvídate que existo y olvídate de que alguna vez fui tu novia, ahora, no dejes que estorbe, ve, vuelve con ella que te debe estar esperando.- Logré decir entrecortadamente. Intentó limpiar mis lágrimas pero aparté mi rostro antes de que hiciera contacto con su piel.- Solo, solo olvídate de mí. – Terminé de decir para salir corriendo, olvidando sus llamados y la protesta de mis pies, sólo corría.”


Limpié la lágrima que había resbalado por mi mejilla. De nuevo no. No tenía la menor idea por que soñaba con él de nuevo, creía haber olvidado eso. ‘Cinco años deberían ser suficientes, pero ¿por qué lo recuerdo? ¿Por qué ahora?’ Aparté cualquier pensamiento y me concentré únicamente en la rosa de nuevo. ‘Amo a Noah, lo amo’. Cerré los ojos y suspiré. Retiré las sabanas y salí de la cama, tomé el café en mis manos y caminé a pasos lentos hasta el ventanal. La vista era impresionante. Las grisáceas nubes características de Londres permanecían, pero de igual manera los gigantescos edificios opacaban cualquier oscuridad. Tomé un pequeño sorbo mientras contemplaba la vista, una vista que podía admirar gracias a Noah. Él me lo había dado todo, y lo amaba, no podía pensar en otra cosa ahora, no podía y no quería.

Terminé el café y me dirigí al cuarto de baño, pasando antes a la cocina para guardar las tostadas ya que el nudo que tenía en el estómago no me dejaría comer. Ya en el baño, retiré la camisola de seda y entré en la ducha, permitiendo que la lluvia artificial eliminara cualquier rastro de ese y otros recuerdos, permitiéndome olvidar. Unos minutos después salí, me envolví en una toalla y caminé a la habitación.

Me vestí con unos pantalones tubo color crema, una blusa turquesa holgada de manga larga y unas zapatillas del mismo color. Caminé de nuevo al baño, lavé mis dientes, me maquillé de la manera más sencilla posible y peiné mi cabello, dejándolo suelto. Volví a la habitación y tomé mi celular que estaba en la mesa de noche, al lado derecho de la rosa. Sonreí inconscientemente y tomé el teléfono para dirigirme a la sala. Agarré el bolso gris que se encontraba reposando en el sillón y mi abrigo que colgaba del perchero. Salí del apartamento, lo cerré y tomé el ascensor para bajar al vestíbulo.

Me despedí del portero y tomé el primer taxi para que me llevara a la primaria Dale West. El auto avanzaba lentamente a través del tráfico matutino. Unos minutos después paraba frente de la primaria. Le pagué al chofer, le agradecí por sus servicios y bajé del auto. Caminé a paso lento a la entrada, admirando cada detalle, normalmente, venir aquí y enseñarle a los niños, compartir con ellos, siempre me animaba, pero hoy me encontraba más dispersa de lo normal.

En el camino a mi aula, saludé a los diferentes estudiantes y profesores que se cruzaban por mi camino. La primaria enseñaba a niños de seis a doce años, por ser una de las más jóvenes, me correspondía la enseñanza de los más pequeños y no podía haber nada mejor, amaba mi trabajo. Abrí la puerta y fui recibida por un coro de gritos, bienvenidas y abrazos. Luego de risas y saludos, cada uno se dirigió a su lugar para dar comienzo con la clase.

El trabajo que les di no era muy difícil, nada más tenían que dibujar su animal favorito y cuando terminaran, expondrían el dibujo en la clase para decir por qué escogieron ese animal. Los niños reían mientras dibujaban, ajenos a las preocupaciones, ajenos al dolor, solo felices por las pequeñas cosas de la vida. Sonreí al panorama, por eso amaba a los niños, se ven tan libres, tan llenos de vida, sin preocuparles que pueda pasar después, incluso la simple tarea de dibujar era toda una aventura para ellos.

El resto de las primeras clases pasó normal y rápido entre risas y juegos. Ya eran las 10:25 a.m y todavía me encontraba inquieta, ‘¿Por qué?’. Busqué entre mis cosas mi teléfono y aproveché que los niños estaban en receso para salir a hacer una llamada, la primaria no era muy grande por lo que el único lugar callado era la entrada. Salí y marqué el número tan conocido, solo ella podía ayudarme ahora. Esperé, pero no obtuve respuesta. Busqué en la agenda el número de su secretaria y llamé de nuevo. Charlotte repitió el saludo introductorio y luego hablé.

*-Hola Charlie soy Bella, ¿Me podrías comunicar con Vale?-
-Hola Bella, ahora está con un paciente, ¿Te parece si le digo que te llame después?- habló del otro lado del teléfono.
-Claro no hay problema. Gracias de todas maneras*

Miré mi teléfono unos segundos después de cortar la llamada, necesitaba despejarme antes de volver a entrar. Tomé aire y miré al cielo.

-¿Bella?- preguntaron a mis espaldas, me volví como acto reflejo y por un momento deseé no haberlo hecho.
-Liam.


___________________________________________

Lost in the light
and I don't know
what night is
avatar


Ver perfil de usuario
--------
--------

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por Kristy Malik *-* el Sáb Nov 30, 2013 6:01 pm

Por Dios, que amo como escribes. Tienes tu no se qué *-*
Dentro de un tantito más te dejo mi ficha ¿Vale?



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por Kristy Malik *-* el Sáb Nov 30, 2013 6:25 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nombre Completo: Cristina L' Voutierie.
Representante: Jasmine Villegas.
Pareja: Justin Bieber.
Capítulo o OS  de vuestra autoría:
Código:
"Cada persona cambia si se lo propone. La mayoría cambia por amor"

Me veo atrapado en su exquisita fragancia y en esos labios tan lindos ¿Qué si quería cancelar la apuesta? No, para nada. Ni por todo el dinero del mundo. No me haría nada de mal echarme un polvo con una chica tan inocente como ____. Claro que tendría cuidado en todo: en mis movimientos, en mis caricias. A pesar de sentirme un estúpido, y consciente de que lo soy, noestaría nada bien dejarla sin su inocencia y que no lo haya disfrutado para nada.Mi celular vibra, obligándome a separarme de sus embriagadores labios. Saco mi celular del bolsillo y miro el mensaje entrante:Mi celular vibra, obligándome a separarme de sus embriagadores labios. Saco mi celular del bolsillo y miro el mensaje entrante:
De: *NÚMERO PRIVADO*
Para: Zayn Malik
Así que con chica ¿eh?
Frunzo el ceño y ____ me mira confundida.
_ ¿Pasa algo?_ pregunta preocupada e ensimismada por lo que podría haber cambiado mi conducta. Finjo una sonrisa, que al parecer la convence, porque me devuelve el gesto.
_No…es solo que Harry quería saber si estaba bien. Eso es todo_ ella asiente, no muy convencida. Pero olvida el tema y me tomo por los hombros, toma mis manos y las posiciona en su cintura. Sonrío picaronamente y ella hace lo mismo. Seguimos bailando, mientras nuestros cuerpos se apegan más el uno del otro, como si ella fuera el metal y yo el imán. Bajo mis manos por su cadera y luego la bajo a su trasero. Ella se sobresalta, y se separa repentinamente.
_Lo siento ¿me sobrepase?_ ella me sonríe apenada y luego se me acerca y vuelve a mis brazos.
_ No, lo siento. Es que no estoy muy acostumbrada a… que me toquen_ musita apenas. Reparto pequeños y tiernos besos en el compartimiento curvo de su hombro y siento como se estremece. Sonrío jovialmente en su hombro, sintiendo como todos los vellos de su piel se erizan. Veo un moratón situado más abajo del antebrazo y frunzo el ceño.
_ ¿Quién te hizo esto?_ pregunto, tomando su brazo delicadamente.
_ Tú_ susurra. Cierro los ojos con fuerza. Sí, yo lo había hecho. Mierda.
_Lo siento_ musito_ Vamos_ Tomo mis cosas y la jalo del brazo, cuidando no lastimarla. Se la había hecho no hace muy poco…2 semanas, debo tener cuidado con como la trato y como trato a su brazo.
Camino al auto y la subo en el copiloto, le abrocho el cinturón y después me sitúo en el piloto. Enciendo el motor y arranco, mientras miro el moratón.
_ ¿Fuiste a algún médico?_ pregunto, impasible, sin quitar la vista de la fría acera. Ella niega.
_ Zayn, sólo es un golpe_ susurra.
_Sólo un golpe_ digo con sarcasmo.
_ Bien_ dice resentida y voltea su vista a la ventanilla.
_ ¿Estás molesta conmigo?_ pregunto después de un rato incómodo.
_NO, CLARO QUE NO_ dice también con notable sarcasmo. Se alisa el vestido y no deja ni una arruga en este, dejándolo implacable.
_Bien_ digo seco. Se voltea y me mira atemorizada.
_ No vuelvas a ser el de antes. Por favor_ se me quiebra el alma al ver como llora en silencio, aparco el auto al lado de la carretera, me desabrocho mi cinturón, me acerco a ella y la beso. Sus mejillas empapadas chocan contra las mías y eso solo me hace sentirme más idiota… más mierda.
Odio todo. El juego, mi decisión, a Justin, la apuesta, mi aceptación, a ella… a mí. Había cometido el peor error de mi vida, sin darme cuenta de nada. Y sobre todo: odio estar enamorado de ella. Me separo de ella y la abrazo con todas mis fuerzas.
_Lo siento_ susurro reiteradas veces_ Lo siento tanto.
 Me abraza y siento su confusión en sus brazos temblorosos.
_Desearía tanto que me odiaras_ musito. Se separa bruscamente y agacho mi mirada. Me toma por la barbilla suavemente y me obliga a mirarla.
_ ¿Por qué dices eso?_ pregunta asustada.
_ No te merezco.
_No me digas eso nunca más_ me ordena. Yo asiento sin ganas_ Vamos_ vuelve a ordenarme.
Enciendo el motor, pongo en primera, aflojo el embrague y piso a fondo el acelerador. Salimos disparados. Freno de golpe. Me mira asustada. No. No puedo arriesgarme a perderle como perdí a Perrie. No me pregunta nada, y me siento aliviado.
§§§       
Bien. Llegamos a su casa. Me invita a pasar. Acepto asintiendo y entro al gran espacio, me siento en uno de los sofás de la sala con el permiso de ella y sube arriba. Después de unos 5 minutos baja aún vestida pero sin nada de maquillaje. Preciosa.
_ Te ves preciosa_ se sonroja y la tomo de las caderas. Me acerco y la beso. Me sigue el beso con algo de torpeza, pero luego me llega a seguir. Me separo y le miro, para luego volver a besarle pero esta vez con más intensidad. Se solidifica, dejando un dulce exquisito en nuestras bocas. Me mira anhelante, como pidiéndome más. Reparto suaves besos por su cuello, pero esta vez lo mordisqueo con fuerza, provocando gemidos y jadeos de parte de ____. Le  miro impaciente y excitado. La apego más a mi cuerpo y bajo lentamente el cierre de su cremallera. La cargo en brazos y me dirijo a su habitación, la cual me señala. Abro la puerta y me dirijo rápidamente a la cama, donde la dejo tendida.
 Termino de quitarle el vestido y paseo mis manos por su piel.Su cuerpo tiembla, dando a entender que está nerviosa. La jalo de las piernas y la atraigo hasta mí. Me acerco a su rostro, el cual esta enrojecido por los besos, y sus labios hinchados delatan con cuanta vehemencia ha hecho para hinchar los míos. Le miro intensamente, y ella me devuelve la mirada con la misma intensidad. Vuelvo a besarle y mis manos se dirigen al broche del sujetador. Lo deshago en mis manos con facilidad y boto el sujetador lejos de nosotros. Veo el filamento de sus pechos y eso hace que mis instintos se aceleren al igual que los palpitares de mi corazón y la respiración agitada por las acciones ‘no santas’ que estamos a punto de hacer.
Código:
"i didn't forget it where I belong"


Última edición por Kristy Malik *-* el Sáb Nov 30, 2013 7:20 pm, editado 2 veces



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where You Belong.{NC}¡Inscripciones cerrades!

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.