O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» fallen angels [muro]
Ayer a las 11:41 pm por jackson.

» The Selection
Ayer a las 10:37 pm por Asclepio.

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Ayer a las 9:56 pm por Keniia Joanna

» bitter battlefield.{muro interactivo.
Ayer a las 7:53 pm por blackstairs

» Coffee at morning
Ayer a las 7:52 pm por peraulata

» bitter battlefield.{fichas/expedientes.
Ayer a las 7:51 pm por blackstairs

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 5:51 pm por yagmur.

» The Breakfast Club - Novela colectiva - Inscripciones abiertas.
Ayer a las 4:08 pm por Carstairs

» o p h e l i a
Ayer a las 3:09 pm por wylan

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Jue 21 Nov 2013, 8:59 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Vive la vida Loca



La vida de estas chicas era fiesta, fiesta y más fiesta; todo era sexo; alcohol y como ella los llamaban Party Hard.
Ellos libros, biblioteca y estudios.
Son tan diferentes... algunas de ellas porristas otras eran rockeras, y ellos unos Nerts totales.
Ropas cortas y escotadas, Ropa tapadas y largas.
Algo más diferente puede haber?
Explicaciones



Todas las chicas deben de tener 19 obligatoriamente, los chicos igual obligatorio.
También es obligatorio que las chicas sean las fiesteras.


Reglas




- Son audiciones, no se reservan


- Buenas ortografía nada de idioma wachiturro


- Si leíste hasta acá pon un gif de Pretty Little Liars


- No pueden elegir a Logan Lerman ni a Kaya Scodelario.


- Quiero chicas comprometidas nada de solo participar y dejar la nove estancada.


- Solo podrán usar la ficha de Abajo otra ni piensen que lo aceptare.






Ficha
{hide}




avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por AbrilTomlinson el Vie 22 Nov 2013, 1:13 pm

Ire por el hazza , ahora te dejo ficha :3 , me encanto la idea c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por AbrilTomlinson el Vie 22 Nov 2013, 1:42 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Summer Bowman
 


PB:Emily Didonato
Chico:Harry Styles
One shot o Cap de tu autoria {spoiler} :



BLANCOY NEGRO♥ONESHOT♥:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Blanco y Negro

FRASE LARGA




 [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]NARRA HARRY [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Aparté unas de las cortinas mirando el exterior, la tormentosa lluvia aún seguía y parecía que no tenía intención de detenerse.

Escuché unos pasos provenientes de las escaleras y de inmediato dirigí mi vista hasta esa dirección. Resonando los tacones negros a cada paso en que tomaba un escalón  luciendo sus largas piernas vestidas con unas transparentes medías oscuras, una falda corta de cuero negro y una blusa blanca con un estampado de picas de las cartas pocker que colgaba de sus hombros.



-Tardaste demasiado -Siseó mi buen amigo cansado de esperar al levantarse del sillón que conformaba parte de su sala.


-Tranquilo, ya estoy aquí -Recalcó con astio al tiempo en que se colocaba una chamarra gris a juego con su atuendo.


Mientras acomodaba su cabello que ondulado caía en cascada, por primera vez notó mis ojos puestos en ella, es que realmente me parecía atractiva la forma en que lucía que me era inevitable no hechizarme con su apariencia.


-Y tú deja de mirarme de esa forma, me das asco -Murmuró para mí enarcando a la perfección la ceja izquierda.


-Tranquila mocosa, ni que fueras la gran cosa -Resoplé fingiendo total desinterés.


-Por favor, sí babeas por mí.


-Ya quisieras, la mocosas como tú no me ponen -puntualicé -si tuvieras algo de más clase o una mejor personalidad tal vez lo consideraría.


-No gracias, a mí ni me interesan los idiotas como tú.


-¡Ya basta lo dos! -Ordenó Louis para detener lo que iniciaba con nuestra normal guerra de insultos -___, ¿no puedes pasar un día sin tener que pelear con Harry? -Se dirigió a su hermana, que por la expresión que reflejo su rostro era seguro cuan le cabreaba que este la reprimiera frente a mí.


-Es tú culpa por tener un amigo imbécil. Como sea, tan solo vamonos.


Ella caminó frente a nosotros y tomando un paraguas que colgaba a un lado de la puerta se dispuso a salir. Ambos salimos tras ella de la misma manera, cada uno utilizando un paraguas para evitar mojarnos mientras subíamos al auto. ___, por su parte, se acomodó en la parte trasera del coche al momento en que revisaba su maquillaje por el espejo retrovisor, yo subí en el asiento del copiloto y Louis tomó el volante de su auto.


Habíamos acordado salir como cada fin de semana solíamos hacerlo, bailar e ir por unos tragos pero la pesadita de la hermana menor de Louis había insistido en que la lleváramos con nosotros, que ella quedaría con sus amigas en verse allá en el bar y no nos sería de molestia  lo único que buscaba era un aventón para llegar al lugar. Aunque solo interactuaríamos unos momentos era suficiente para armar una peleas de gritos entre nosotros. No me soporta y admito que el sentimiento es mutuo.


Tal como lo dijo ella pasaba la noche con sus amigas, se divertía bailando en su circulo, era la que más destacaba, la forma en que se movía era tentadora, meneaba sus caderas de un lado a otro con sensualidad, levantaba los brazos de forma alegre dejándose llevar por el ritmo candente de la música.



Desde el taburete frente a la barra donde me encontraba sentado admiraba de hito en hito su perfecta persona.


Ya entrado con un par de tragos, solo pasaba la noche observándola  era suficiente para mí pero la realidad era que no solo era yo quien la miraba, varios buitres asechaban a su alrededor con la intención de devorarla acompañados con sus miradas lascivas, eso era lo que más aborrecía.


El rato fue tranquilo, bebí solo un par de copas y charle con unas cuantas chicas lejos de buscar algo más con ellas, y Louis, estaba ahogado en alcohol, se divirtió más de la cuenta porque su estado lucía por de más deplorable.


-Es hora de irnos -Llamé a ___ que bebía en la barra junto a sus amigas -Louis está muy borracho.


Me miró y como un milagro no soltó ningún reproche, se despidió de sus amigas y salio delante de mí seguida de un Louis tambaleante que con esfuerzo lograba permanecer de pie.


Esta vez fue ___ la que tomó el asiento del copiloto, su hermano se quedo en la parte de atrás y yo decidí llevar el auto.


Tras el trayecto a casa de los hermanos acompañado de balbuceos sin sentido por parte de mi amigo llegamos, estacioné el auto y apagué el motor, bajé de este y lo rodee para ayudar a Louis a bajar, pasé unos de sus brazos por mis hombros y le pedí que se apoyase en mí para entrar, ___ tomo la molestia de abrir la puerta de su casa y seguido continuamos a la habitación de su hermano. Lo deposite en su cama ya dormitando, como buen amigo tuve la calma de quitarle las zapatillas, para cuando hice eso este yacía ya dormido en un profundo sueño. ___ y yo salimos de la habitación, ella cerró la puerta.


-Bien pues, yo me voy. -Cuando me disponía a irme ella sujetó mi mano cosa que me sorprendió.


-Ven un momento -Jaló de mi hasta llevarme a su habitación.


Entramos a la pieza, ella cerró la puerta tras de sí, se deshizo de su chaqueta dejándola caer al piso. De un mueble cerca de ella tomó un pequeño control remoto, presionó uno de los botones señalando un par de bocinas conectadas a su Ipod y la música comenzó a sonar.


-Baila conmigo -Pidió acercándose hasta donde me encontraba. Envolvió sus brazos en mi cuello y apoyo su frente sobre mi hombro derecho -En toda la noche no bailaste conmigo -susurró desilusionada.


-¿Cómo esperabas que lo hiciera? -Tomé su delgada cintura con mis brazos -Louis podía vernos -comencé a moverme junto a ella y pude sentir su sonrisa contra mi cuerpo.


No deslizamos en un ritmo apacible a corde con la canción, sentía el calor de su delgado cuerpo contra el mío, su respiración chocar contra mi cuello mientras que la magia del momento nos consumía. Ahí estábamos  perdidos al tranquilo ritmo de la canción Just the way you are. de Bruno Mars


-Harry...-susurró levantando su mirada y clavandola en mis ojos -No me hiciste caso, ¿No te gusto como me veía?


-¿De qué estás hablando? Estuve toda la noche mirándote  ni siquiera lo notaste, y por su puesto, te veías hermosa -Sus labios se curvaron.


Rozó su mejilla contra la mía, exhalo y con lentitud desendio a mi boca sin tocarme aún -Bésame -pidió cerrando los ojos.


Fue entonces que nuestras bocas se cruzaron en un dulce beso, primero fueron un par de toques húmedos  solo nuestros labios, seguido arremetí sin dudar con mi lengua su boca topandome de lleno con la suya, enredé mis manos en su cabeza sujetándola y Aprisionándola más a mí buscando un beso más salvaje.


Perdiéndome en esa boca adictiva, es esos labios suaves al tiempo en que ella tiraba de mi cabello provocandome un ligero dolor que se sentía exquisito.


Al separarme ___  respiraba agitada, sus mejillas se pintaron de carmín intenso dándole color a su cara.


Sin dejar de mirarme tomó la orilla de su blusa con ambas manos y la levanto pasándola por sus hombros hasta liberarse de ella, seguido la arrojo al suelo para continuar con su falda, destrabo el botón que se hallaba en el lado izquierdo de su cadera, bajo el cierre y esta sola resbalo por sus piernas, salio de ella y prosiguió con sus medias quedando frente a mí con un sujetador oscuro de encaje y unas bragas a juego del mismo modelo.



-Harry... -Las palmas de sus manos viajaron por mi pecho, subieron hasta mis hombros al momento en que acercaba su boca a mí oído, sentí su respiración caliente, después modio mi oreja y tiró de ella -Fóllame.


Al instante sentí la sangre hervir, la excitación en un veloz aumento y la molesta presión de la tela sobre mi entrepierna.


Sin titubear abracé su cintura llevándola contra mi cuerpo, ella gimió por lo brusca que resulto mi acción.


Besé sus labios con vehemencia  nuestras lenguas se rozaban buscando más placer, baje mis manos hasta sus nalgas apretándolas con fuerza, ella volvió a gemir ahogándose en el beso. Mientras que seguía moldeando su trasero me restregaba en ella buscando satisfacerme, casi podía sentir en el tacto de mi duro pene, aún sobre las telas, la humedad que existía en su entrepierna.


Corté el beso -Vamos -murmuré con desesperó alzándola a lo que ella abrazo mis caderas con sus piernas. Caminé hasta la cama donde la solté para volver a besarla.


Bese su vientre, baje mis labios hasta sus bragas, deslice mi lengua por debajo del elástico probando su piel mientras que con uno de mis dedos acariciaba sobre la prenda de arriba a abajo distinguiendo la humedad. Ella gemía y eso me mataba.


-Estás mojada para mí -Levante la mirada. ___ me veía totalmente perdida apoyándose en sus antebrazos para observar mis acciones -Me encanta.


Retiré con mis dedos las bragas pasándolas por sus piernas, mismas que abrí para poder admirar con mayor comodidad su sexo, pegajoso y rosado.


Sujeté sus muslos para evitar que ella cerrase las piernas y me acerque a su intimidad para poder provarla, pasé mi lengua por su hendidura degustando el sabor de su morbo, ella gimió fuerte, continué lamiendo pasando mi lengua por todos lados, Complaciendola al mismo tiempo en que saciaba mi propio deseo de devorarla. Mi mente se nublaba queriendo comerla aún más.


Adentre mis dedos indice y pulgar en su vagina, metiendo y sacando con facilidad causa de su gran deseo. Me di cuenta de sus manos sobre mi cabeza empujándome más y noté el movimiento de su pelvis buscando el encuentro de mi boca y su sexo.


-¿Se siente bien? -Pregunté al verla retorcerse.


-Sí... sí... Continúa por favor... -Suplicó con voz ronca.


Me ví en la tarea de proseguir, lamí su hinchado clítoris, ella gimió tan fuerte que me llego a preocupar que pudiera despertar a Louis pero en el estado etílico en que se encontraba eso me parecía casi imposible.


Mis dedos seguían dentro de ella, sentía el calor de su cuerpo, metía y sacaba, los movía dentro una y otra vez. Succionaba sus labios, torturaba su clítoris a sabiendas de que estaba al límite.


-Harry... Mhm... Harry!..


-Vamos, dámelo...


Una, dos, tres lamidas, chupe fuerte y mordí su botón al instante en que el orgasmo feroz la consumía. Los dedos de los pies le retorcieron, su cuerpo tembló ante tal magnitud que debió haber disfrutado. Me levante lamiendo de mis labios el resto de su rico orgasmo.


-Mierda -Farfulló moviéndose a un lado para estirase a la cajonera al lado de su cama, abrió el primer cajón he introdujo su mano, de entre un montón de ropa saco un pequeño paquete de aluminio -Toma -lo extendió hacía mí -Te necesito dentro ahora.


Sonreí complacido, tome el paquete que me ofrecía, al fin libere mi pene de la opresión de las tenas y lo envolví con el condón. Me colé entre sus piernas sujetando mi falo ansioso y me hundí en su ser siendo gustosamente recibido.


-Dios ___  -Mascullé alucinado siendo deliciosamente oprimido.


Agarre su brasier y lo levante sin tomar la molestia de quitarlo debidamente  dejé sus senos al aire y encanto me dispuse a lamer uno de sus pezones iniciando el movimiento de mis caderas. Mordí el duro pezón, lamí y succione excitado mientras que una y otra vez arremetía contra ella.


___  chillaba más que complacida y yo me sentía enloquecer ante la magnitud del placer que recibía  Adentro, afuera, resbaladizo, humedo.


Así continuo durante un rato, nuestros cuerpos se agitaban sincronizados, ella movía sus caderas hacía mí en busca de más y yo encantado le daba lo que quería.


-Más...más... -Pidio jadeante sujetandome fuerte.


Ya lo sentía, la vibración en mi cuerpo, el estremecer de mi piel, el placer.


-Me vengo...


Me aferre con fuerza a sus hombros y poseso me enterré más duro en su ser, gemía, gemía para mí y me sentía enloquecer ante ella, ante su ser, ante su cuerpo, todo mezclado me volvía loco.


Tan duro embestí cayendo en un intenso orgasmo. ___  enredo sus piernas en mi y provo el suyo propio mientras que yo me corría fuerte y jadeando contra su cuello.


Maravillados hicimos el amor con la música de Bruno Mars como fondo


**

-¿Qué tú no tienes casa? Porque parece que te la pasas metido aquí -De nuevo esa manía de levantar su ceja mientras me inspecionaba en la sala de su casa.


-Tranquila que no vengo a verte a tí -Aclaré.


-Gracias a Dios no lo haces -Se burló.


-¡___ ya callaté! la cabeza me esta matando y todavía tengo que soportar que fastidies a Harry -Replicó Louis que se encontraba sentado frente a mí masajeando su sien.


-¿Que yo lo fastidio? ¡Es él quien me fastidía! -Chilló señalandome.


-Ya ya -Se levanto mi amigo caminando fuera de la sala dejandonos atrás -A veces creo que más que odiarlo te gusta -murmuró fuera de la pieza -Ahora vuelvo, tengo que orinar.


-¿¡Qué me gusta?! ¡No jodas! -Fingio gran molestía.


Volteo su mirada hacía mí, rápidamente se acerco aprovechando la ausencía de su hermano y susurrando a mi oido -Te adoro - paso fugazmente sus labios sobre los mios, alejandose con una sonrisa maliciosa abandono el lugar


Ya sé, soy un mal amigo Louis, pero te conosco más que a nadie y sé que sí supieras que tu querida y adorada hermana menor y yo estamos lejos de odiarnos como es que te hacemos creer, no estarías muy contento.
GIF♥:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por AbrilTomlinson el Vie 22 Nov 2013, 10:21 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Spark. el Vie 22 Nov 2013, 2:34 pm

Hola! Me llamo Angie tengo 14 años y soy de España.
Me suenas de haberte visto por el foro :scratch:
ahora dejo mi ficha ^^
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Invitado el Vie 22 Nov 2013, 2:38 pm

Hola, en un rato te dejo mi ficha. Es que estoy desde mi tablet.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Spark. el Vie 22 Nov 2013, 4:38 pm

PLL:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Alex Colleman


PB: Liz Gillies
Chico: Niall Horan
One shot o Cap de tu autoria:

Fuckin' Perfect | Narrado en 3a persona:
Capítulo 03.


─ ¡Adiós, señor McGire! – Exclamó Angie con una sonrisa mientras iba comiendo sus chuches de colores.
─ ¡Adiós, chica gominola!
Así la conocían en su barrio. Siempre que paseaba las mañanas de los  días festivos, la acompañaba una pequeña bolsa rosa llena de pequeñas bolitas de gominolas de colores. Eran sus favoritas, y estaban llenas de droga, la cual era diferente dependiendo el color exterior de la chuche escogida.
Aparentemente podía parecer una niña bien y pija, tonta y distraída, aunque eso era a causa de los mágicos polvos. Por la noche era diferente.
Angie llegó al estudio que compartía con Jennifer, su compañera de hazañas. Des de que sus padres descubrieron lo que realmente hacía su preciosa hija, le ofrecieron cambiar o se marcharía de casa, y directamente eligió lo segundo.
─ ¿Conseguiste más ropa? – Preguntó la morena a su pelirroja amiga obteniendo una respuesta afirmativa de su parte. La ropa la cogían de los contenedores que había detrás de la Iglesia.
Llegadas las diez de la noche, Angie cambió sus ropas por otras más oscuras, los botines marrones por unos negros, y sus chuches por una botella de vodka rumbo a la mejor –y más lejana- discoteca de la ciudad donde la conocían como Angel, Angel White.
Se acabó la botella a mitad de camino, y a duras penas llegó a la disco donde el guardia la dejó pasar pese a no cumplir la edad permitida.
Entró y fue directa a la barra donde se puso a charlar con el camarero, Mark, quien la conocía des de corta edad.
Angel dejó de prestarle atención cuando un chico, muy diferente de los que por aquí vagaban, se acercó a la barra para pedir dos chupitos, vodka y una Coca-Cola. «Qué raro…» Pensó Angie.
Casi nunca nadie pedía nada que no fuese alcohol, cosa que también extrañó a Mark pero a ese chico no pareció importarle.
El desconocido hizo una especie de seña a sus amigos mientras él le daba un trago a la Coca-Cola que había pedido. Angie empezó a caminar para dirigirse a los servicios chocándose con él en el camino.
─ Perdón... – Dijo ella visiblemente borracha obteniendo una mirada aparentemente de desaprobación por parte del chico.
La chica siguió caminando hacía el servicio y él empezó a seguirla. Al salir, encontró al chico enfrente.
─ Hola, chico-cola, ¿me acompañas a por un poco de vodka? – Dijo ella casi sin sostenerse sola.
─ No, claro que no. Donde te acompañaré será a tu casa. ¿Te acuerdas de tu dirección? – Preguntó aunque ya se imaginaba la respuesta.
─ ¡Pff…! ¡Ni siquiera me acuerdo de mi nombre! Creo que empezaba por “A”. ¿O era por “N”?...
– Angel soltó una pequeña risa e hizo un amago de caerse pero él la agarró a tiempo. Con la chica apoyada en su hombro, se dirigió hacia la barra para haber si conseguía algo de información del camarero acerca de la chica.
─ Se llama Angel White, vive a dos manzanas de la iglesia del pueblo, enfrente de un estanco. – Le contestó. «Mierda, eso está bastante lejos.»
Le pidió el coche a su mejor amigo, Jordan y le dijo que era una conocida, lo cual le extrañó puesto que des de hace tres años no se relacionaba con gente que se alcoholizara demasiado. Cuando superó su problema se prometió a si mismo que nunca volvería a beber, y llevaba treinta y seis meses seco.
Angie se pasó todo el camino haciendo preguntas que él no contestaba, y mirando por la ventana contemplando las calles vacías. Al llegar, ayudó a Angie salir del coche.
─ No necesito ayuda, estoy borracha no paralítica. – Contestó seria aunque seguidamente se puso a reír.
Ella picó al timbre, y nadie abrió. El castaño observó como una chica pelirroja se asomaba pero no se acercaba a la puerta.
─ Mierda. Estará con Mike. – Dijo sentándose en el escalón e intentando encontrar una mejor posición. ─ Tendré que esperar aquí hasta que se vaya…
Era una auténtica desconocida pero tampoco iba a dejar que se quedase sola aguantando el frío de las heladas calles de esa ciudad inglesa.
─ Vamos, te vienes conmigo. – Le dijo no del todo convencido.
─ Pero ni siquiera sé tu nombre. – Habló Angie mirándole con los ojos entrecerrados.
─ ¿Para qué decírtelo si mañana no te acordarás? – Preguntó irónico pero ella seguía mirándole.  ─ Liam, me llamo Liam. Ahora vamos a mi casa.
Aish… Si es que soy atractiva hasta borracha. – Exclamó ella y seguidamente cayó en los brazos de Morfeo.
As long as you love me | Narrado en 1a persona:
Harry Styles | Carrie Nielsen

Capítulo O6


Escuché ruidos en el pasillo. James, mi hermano pequeño seguro ya estaba correteando y jugando con sus coches de juguete consiguiendo despertarme todas las mañanas. Hoy no tenía ganas de ir a la universidad por lo que fingí no encontrarme bien.

Me puse mis zapatillas de conejo y agarré mi bata rosa, la cual estaba detrás de la puerta,  para bajar hasta llegar a la cocina donde se encontraban mis padres tomando el café de las mañanas.

No se me daba mal fingir estar mala puesto que no era la primera vez que lo hacía. No era una chica que tuviese fiebre fácilmente así que solo tenía que encoger los ojos y aguantar con un semblante serio hasta que mis padres se fuesen a trabajar y dejasen a James en la escuela.
Conseguí salirme con la mía y esperé hasta que mis padres se fuesen para vestirme. Esta vez quería hacerme la aventurera y dirigirme al centro de la ciudad.

Vivía muy apartada y pocas veces podía pasearme sola por el centro puesto que por allá era donde encontrabas los diferentes grupos sociales y cualquier cosa que para mis prójimos fuese “malo para la reputación tanto mía como de la familia Nielsen”. Odiaba esa frase.

Me decidí por unos tejanos pitillo oscuros, un sweater negro y una chaqueta de cuero negra. Las converse desgastadas, el pañuelo rojo con calaveras negras y el gorro gris eran de Alexandra, una antigua amiga que se lo dejo aquí el ultimo día que vino. Mi padre la echó casi “a patadas” y salió corriendo con las zapatillas de estar por casa. Desde ese día no he vuelto a verla.
Eran las diez de la mañana y, como dije antes, vivía apartada pero con paso acelerado tampoco tardaría mucho en llegar a la ciudad. Cogí las llaves -que casi me las olvido- y partí rumbo a mi destino.

Sobre las once menos cuarto llegué y lo primero que hice fue ir a un Starbucks y pedir un simple café no muy cargado para llevar. Pagué lo que tenía que pagar y me di una vuelta por el centro comercial de enfrente. Era una chica y tenía mis necesidades, aunque ahora mismo no podía cargar con bolsas. No, no era por miedo de romperme una uña, sino por miedo de poder “levantar sospechas”. No era la típica chica creída de alta sociedad, pero quería curiosear por las partes más bajas, y no podía ir con bolsas de tiendas de marca y perfumes caros.
Salí de allí prometiéndome volver otra vez a escondidas y revisando la hora para llegar antes que mis padres. Las doce y media.

Continué mi aventura y me paré en una tienda de tatuajes, “Tattooland”. «Qué original…» pensé con sarcasmo y entré para curiosear. Lo sé, soy muy cotilla.

─ ¿Quieres algún tatuaje en especial, guapa? – Me preguntó el tatuador el cual estaba marcado por cientos de dibujos en su cuerpo.
─ No, gracias. Solo miraba. – Le sonreí y me acercó un cuaderno lleno de distintos diseños y me fijé en una frase cualquiera escrita con una letra cursiva preciosa. Ya sabía dónde venir para mi primer tatuaje -si es que perdí mi miedo a las agujas-.
─ Adiós… - Me despedí y al salir por la puerta me choqué con un chico. Iba vestido completamente de negro y solo diferencié unos profundos ojos verdes.
─ ¡Mira por dónde vas, niñata! – Exclamó él.
─ Tienes la misma culpa que yo, imbécil. – Contesté y seguí calle abajo.

Minutos más tarde me empecé a sentir observada. Me giré y vi al chico de antes con tres más a sus espaldas. Lo primero que se me pasó por la cabeza fue correr, pero intenté aguantarme las ganas y avanzar algo más a ver si se me ocurría una idea mejor.
Poco más tarde, aún con ellos detrás, un hombre salió de un restaurante y la bombilla se me encendió.
Aligeré el paso y entré en el. Noté que ellos hacían lo mismo y rápido reaccioné.

─ Perdone, ¿este restaurante tiene alguna puerta trasera? – Pregunté amable y rápidamente. Él se dio cuenta de lo que pasaba y se apresuró a señalarme lo que pedía mientras hacía una señal a uno de los camareros para que se acercasen a ese grupito.
Yo salí corriendo sin mirar atrás. Corrí calle abajo sin parar. Me faltaba el aire pero en eso no pensaba, hasta que tropecé y caí al suelo.  

Se me notaba una respiración entrecortada y el pie me dolía bastante. La calle estaba desierta y no sabía dónde me encontraba. Me levanté y caminé apoyando poco a poco el pie derecho. Miré la hora. Dos menos veinte. Mierda, falta poco para que lleguen mis padres y yo perdida por no sé dónde.

Seguí caminando hasta que me senté en la entrada de un edificio aparentemente abandonado. Cuando ya estaba relajada pensando en cómo salir de allí, escuché unas voces masculinas.

─ ¡Pero estos chicos no se cansan nunca! – Mascullé y me levanté. Aceleré el paso y corrí como pude.
─ ¡Allí está! – Mierda.

Corrí como pude pero consiguieron alcanzarme. Uno de ellos me agarró del brazo aunque no con mucha fuerza. No quise resistirme puesto que no tenía salida así que deseé que cayese un ángel del cielo, aunque creo que eso era aún más imposible.

─ Bueno, bueno, bueno… - Empezó el chico con el que choqué. ─ Eres rápida e inteligente, pero no más que nosotros. – Presumió.
─ No seas capullo. Me hice daño en el pie, por eso conseguisteis encontrarme. – Le devolví.
─ Deberías cuidar esa boca, no queda bien que chicas como tu hablen tan mal. – Ironizó. Yo solo rodé los ojos. ─ Pero no te preocupes, eso puedo solucionarlo yo mismo. – Después de que esas palabras saliesen por su boca, él se acercó lentamente a mí. Yo giré mi cara pero él me la agarró fuertemente para que no pudiese girarme.
─ ¡Suéltame, cerdo! – Exclamé fuertemente deseando que alguien me escuchase.
─ Sigue soñando preciosa…
─ Ha dicho que la sueltes, Edward. – Escuché de repente. El chico de ojos verdes, el cual parecía llamarse Edward, se giró y pude ver a un chico de pelo castaño algo rizado apoyado en una de las esquinas del callejón. Creo que estuvo allí la mayor parte del tiempo…

─ Styles, Styles, Styles… ¡Cuánto tiempo sin verte! ¿Cómo te ha ido la vida? – Exclamó irónico mientras se acercaba a ese chico, el cual espero sea mi salvación.
─ No me vengas con tonterías, ¿quieres? – Y seguido de eso, el tal Styles le pegó un puñetazo en la nariz a Edward –lo supe porque al caer al suelo tenía tapada esa extremidad de su cara-.

Dos de los “amigos” de Edward se acercaron al castaño pero él se defendió rápidamente. Cuando acabó con ellos, se acercó a mí, y el otro chico que me tenía sujeta hasta ahora, se apartó para defenderse. Le metió un puñetazo pero Styles se lo devolvió, me agarró del brazo y lo estiró para salir corriendo. Lo intenté pero no pude evitar soltar un quejido. Él me miró y yo le señalé el pie con mi vista. Vio la converse desabrochada y se colocó para que pudiese subirme a su espalda. Yo me lo pensé, pero al ver como los otros se levantaban del suelo, reaccioné e hice lo que Styles me señaló.
Corrió una calle arriba conmigo a cuestas hasta llegar a una moto negra. Se montó y yo me coloqué detrás. Arrancó y por fin se dignó a preguntar.

─ ¿Estás bien?
─ Sí. Gracias – Mascullé.
─ No me las des. – Replicó. ─ Si no hubiese aparecido, ahora mismo te estarían violando. – Habló tranquilamente.
Mi piel se puso de punta al pensarlo y me agarré más a su cintura. Él sonrió ante ese gesto y yo rápidamente aflojé.
─ Lo siento.

Me preguntó dónde vivía y después de pensármelo, le dije mi ‘dirección’: «Avenida Colligston, Nº 69». Él no pudo evitar soltar una risa al escuchar el número. Quien no…

Cuando llegamos, bajé de la moto y le di las gracias con la mirada. Él me la devolvió y en ese momento me fijé en sus ojos. También eran verdes al igual que los de ese tal Edward, pero más claros y tenía una sonrisa tierna, aunque no le gustaba demostrarla por lo que pude observar.
Caminé y caminé y cuando escuché la moto arrancar de nuevo, empecé a correr calle arriba para llegar lo antes posible.
Me dolía el pie, pero eso ahora mismo no me importaba, solo esperaba que mis padres no se hubiesen dado cuenta de mi ausencia al llegar, puesto que ya eran las tres y media de la tarde -suerte que en días de cada día comemos a las cuatro-.

Al llegar, corrí hacia la parte trasera y entré por la puerta del pequeño jardín. Mi perro Tobi saltó encima de mí y yo como pude salí corriendo hacía la pequeña puerta del garaje para coger una escalera. La coloqué justamente para que quedase en frente del balcón de la habitación de mis padres. Cuando ya estuve en el balcón, dejé la escalera como estaba esperando que James no saliese ahora al jardín.

Ya dentro, fui como pude a mi habitación y antes de entrar, escuché las voces de mis padres preguntándose por mí. Agarré la bata que dejé encima de mi cama, me la puse y me tapé con las sabanas de manera que no se viese la ropa que llevaba puesta. Tonta de mí se me olvidó sacarme las converse así que me encogí para que no se notase.

─ Hola, cariño. ¿Cómo te encuentras? ¡Uff, estás sudando! – Exclamó todo de golpe mi querida madre. Yo fingí encontrarme muy mal y le dije si podía ir al lavabo. En vez de ir al servicio, fui a la habitación de invitados la cual estaba en una de las esquinas de la casa así que una ventana daba al jardín trasero y un pequeño balcón a la vista principal. Miré primero como estaba la escalera, y vi como mi padre la guardaba en su sitio. Supongo no sospecharía.

Cuando fui al pequeño balcón, pude observar como un chico apoyado en una moto y bastante cerca miraba hacía mi dirección.

Mierda, Styles me ha seguido.
Bueno, ya me medio presenté antes. Yoa mo PLL, sobretodo Aria :amor:
Te puse dos capítulos, depende de como anrraremos en la novels si es que quedo, son los dos más nuevos que tengo xD ¡Adiós!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Vie 22 Nov 2013, 6:18 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Summer Bowman
 


PB:Porrista
Chico:Harry Styles
One shot o Cap de tu autoria {spoiler} :



BLANCOY NEGRO♥ONESHOT♥:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Blanco y Negro

FRASE LARGA




 [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]NARRA HARRY [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Aparté unas de las cortinas mirando el exterior, la tormentosa lluvia aún seguía y parecía que no tenía intención de detenerse.

Escuché unos pasos provenientes de las escaleras y de inmediato dirigí mi vista hasta esa dirección. Resonando los tacones negros a cada paso en que tomaba un escalón  luciendo sus largas piernas vestidas con unas transparentes medías oscuras, una falda corta de cuero negro y una blusa blanca con un estampado de picas de las cartas pocker que colgaba de sus hombros.



-Tardaste demasiado -Siseó mi buen amigo cansado de esperar al levantarse del sillón que conformaba parte de su sala.


-Tranquilo, ya estoy aquí -Recalcó con astio al tiempo en que se colocaba una chamarra gris a juego con su atuendo.


Mientras acomodaba su cabello que ondulado caía en cascada, por primera vez notó mis ojos puestos en ella, es que realmente me parecía atractiva la forma en que lucía que me era inevitable no hechizarme con su apariencia.


-Y tú deja de mirarme de esa forma, me das asco -Murmuró para mí enarcando a la perfección la ceja izquierda.


-Tranquila mocosa, ni que fueras la gran cosa -Resoplé fingiendo total desinterés.


-Por favor, sí babeas por mí.


-Ya quisieras, la mocosas como tú no me ponen -puntualicé -si tuvieras algo de más clase o una mejor personalidad tal vez lo consideraría.


-No gracias, a mí ni me interesan los idiotas como tú.


-¡Ya basta lo dos! -Ordenó Louis para detener lo que iniciaba con nuestra normal guerra de insultos -___, ¿no puedes pasar un día sin tener que pelear con Harry? -Se dirigió a su hermana, que por la expresión que reflejo su rostro era seguro cuan le cabreaba que este la reprimiera frente a mí.


-Es tú culpa por tener un amigo imbécil. Como sea, tan solo vamonos.


Ella caminó frente a nosotros y tomando un paraguas que colgaba a un lado de la puerta se dispuso a salir. Ambos salimos tras ella de la misma manera, cada uno utilizando un paraguas para evitar mojarnos mientras subíamos al auto. ___, por su parte, se acomodó en la parte trasera del coche al momento en que revisaba su maquillaje por el espejo retrovisor, yo subí en el asiento del copiloto y Louis tomó el volante de su auto.


Habíamos acordado salir como cada fin de semana solíamos hacerlo, bailar e ir por unos tragos pero la pesadita de la hermana menor de Louis había insistido en que la lleváramos con nosotros, que ella quedaría con sus amigas en verse allá en el bar y no nos sería de molestia  lo único que buscaba era un aventón para llegar al lugar. Aunque solo interactuaríamos unos momentos era suficiente para armar una peleas de gritos entre nosotros. No me soporta y admito que el sentimiento es mutuo.


Tal como lo dijo ella pasaba la noche con sus amigas, se divertía bailando en su circulo, era la que más destacaba, la forma en que se movía era tentadora, meneaba sus caderas de un lado a otro con sensualidad, levantaba los brazos de forma alegre dejándose llevar por el ritmo candente de la música.



Desde el taburete frente a la barra donde me encontraba sentado admiraba de hito en hito su perfecta persona.


Ya entrado con un par de tragos, solo pasaba la noche observándola  era suficiente para mí pero la realidad era que no solo era yo quien la miraba, varios buitres asechaban a su alrededor con la intención de devorarla acompañados con sus miradas lascivas, eso era lo que más aborrecía.


El rato fue tranquilo, bebí solo un par de copas y charle con unas cuantas chicas lejos de buscar algo más con ellas, y Louis, estaba ahogado en alcohol, se divirtió más de la cuenta porque su estado lucía por de más deplorable.


-Es hora de irnos -Llamé a ___ que bebía en la barra junto a sus amigas -Louis está muy borracho.


Me miró y como un milagro no soltó ningún reproche, se despidió de sus amigas y salio delante de mí seguida de un Louis tambaleante que con esfuerzo lograba permanecer de pie.


Esta vez fue ___ la que tomó el asiento del copiloto, su hermano se quedo en la parte de atrás y yo decidí llevar el auto.


Tras el trayecto a casa de los hermanos acompañado de balbuceos sin sentido por parte de mi amigo llegamos, estacioné el auto y apagué el motor, bajé de este y lo rodee para ayudar a Louis a bajar, pasé unos de sus brazos por mis hombros y le pedí que se apoyase en mí para entrar, ___ tomo la molestia de abrir la puerta de su casa y seguido continuamos a la habitación de su hermano. Lo deposite en su cama ya dormitando, como buen amigo tuve la calma de quitarle las zapatillas, para cuando hice eso este yacía ya dormido en un profundo sueño. ___ y yo salimos de la habitación, ella cerró la puerta.


-Bien pues, yo me voy. -Cuando me disponía a irme ella sujetó mi mano cosa que me sorprendió.


-Ven un momento -Jaló de mi hasta llevarme a su habitación.


Entramos a la pieza, ella cerró la puerta tras de sí, se deshizo de su chaqueta dejándola caer al piso. De un mueble cerca de ella tomó un pequeño control remoto, presionó uno de los botones señalando un par de bocinas conectadas a su Ipod y la música comenzó a sonar.


-Baila conmigo -Pidió acercándose hasta donde me encontraba. Envolvió sus brazos en mi cuello y apoyo su frente sobre mi hombro derecho -En toda la noche no bailaste conmigo -susurró desilusionada.


-¿Cómo esperabas que lo hiciera? -Tomé su delgada cintura con mis brazos -Louis podía vernos -comencé a moverme junto a ella y pude sentir su sonrisa contra mi cuerpo.


No deslizamos en un ritmo apacible a corde con la canción, sentía el calor de su delgado cuerpo contra el mío, su respiración chocar contra mi cuello mientras que la magia del momento nos consumía. Ahí estábamos  perdidos al tranquilo ritmo de la canción Just the way you are. de Bruno Mars


-Harry...-susurró levantando su mirada y clavandola en mis ojos -No me hiciste caso, ¿No te gusto como me veía?


-¿De qué estás hablando? Estuve toda la noche mirándote  ni siquiera lo notaste, y por su puesto, te veías hermosa -Sus labios se curvaron.


Rozó su mejilla contra la mía, exhalo y con lentitud desendio a mi boca sin tocarme aún -Bésame -pidió cerrando los ojos.


Fue entonces que nuestras bocas se cruzaron en un dulce beso, primero fueron un par de toques húmedos  solo nuestros labios, seguido arremetí sin dudar con mi lengua su boca topandome de lleno con la suya, enredé mis manos en su cabeza sujetándola y Aprisionándola más a mí buscando un beso más salvaje.


Perdiéndome en esa boca adictiva, es esos labios suaves al tiempo en que ella tiraba de mi cabello provocandome un ligero dolor que se sentía exquisito.


Al separarme ___  respiraba agitada, sus mejillas se pintaron de carmín intenso dándole color a su cara.


Sin dejar de mirarme tomó la orilla de su blusa con ambas manos y la levanto pasándola por sus hombros hasta liberarse de ella, seguido la arrojo al suelo para continuar con su falda, destrabo el botón que se hallaba en el lado izquierdo de su cadera, bajo el cierre y esta sola resbalo por sus piernas, salio de ella y prosiguió con sus medias quedando frente a mí con un sujetador oscuro de encaje y unas bragas a juego del mismo modelo.



-Harry... -Las palmas de sus manos viajaron por mi pecho, subieron hasta mis hombros al momento en que acercaba su boca a mí oído, sentí su respiración caliente, después modio mi oreja y tiró de ella -Fóllame.


Al instante sentí la sangre hervir, la excitación en un veloz aumento y la molesta presión de la tela sobre mi entrepierna.


Sin titubear abracé su cintura llevándola contra mi cuerpo, ella gimió por lo brusca que resulto mi acción.


Besé sus labios con vehemencia  nuestras lenguas se rozaban buscando más placer, baje mis manos hasta sus nalgas apretándolas con fuerza, ella volvió a gemir ahogándose en el beso. Mientras que seguía moldeando su trasero me restregaba en ella buscando satisfacerme, casi podía sentir en el tacto de mi duro pene, aún sobre las telas, la humedad que existía en su entrepierna.


Corté el beso -Vamos -murmuré con desesperó alzándola a lo que ella abrazo mis caderas con sus piernas. Caminé hasta la cama donde la solté para volver a besarla.


Bese su vientre, baje mis labios hasta sus bragas, deslice mi lengua por debajo del elástico probando su piel mientras que con uno de mis dedos acariciaba sobre la prenda de arriba a abajo distinguiendo la humedad. Ella gemía y eso me mataba.


-Estás mojada para mí -Levante la mirada. ___ me veía totalmente perdida apoyándose en sus antebrazos para observar mis acciones -Me encanta.


Retiré con mis dedos las bragas pasándolas por sus piernas, mismas que abrí para poder admirar con mayor comodidad su sexo, pegajoso y rosado.


Sujeté sus muslos para evitar que ella cerrase las piernas y me acerque a su intimidad para poder provarla, pasé mi lengua por su hendidura degustando el sabor de su morbo, ella gimió fuerte, continué lamiendo pasando mi lengua por todos lados, Complaciendola al mismo tiempo en que saciaba mi propio deseo de devorarla. Mi mente se nublaba queriendo comerla aún más.


Adentre mis dedos indice y pulgar en su vagina, metiendo y sacando con facilidad causa de su gran deseo. Me di cuenta de sus manos sobre mi cabeza empujándome más y noté el movimiento de su pelvis buscando el encuentro de mi boca y su sexo.


-¿Se siente bien? -Pregunté al verla retorcerse.


-Sí... sí... Continúa por favor... -Suplicó con voz ronca.


Me ví en la tarea de proseguir, lamí su hinchado clítoris, ella gimió tan fuerte que me llego a preocupar que pudiera despertar a Louis pero en el estado etílico en que se encontraba eso me parecía casi imposible.


Mis dedos seguían dentro de ella, sentía el calor de su cuerpo, metía y sacaba, los movía dentro una y otra vez. Succionaba sus labios, torturaba su clítoris a sabiendas de que estaba al límite.


-Harry... Mhm... Harry!..


-Vamos, dámelo...


Una, dos, tres lamidas, chupe fuerte y mordí su botón al instante en que el orgasmo feroz la consumía. Los dedos de los pies le retorcieron, su cuerpo tembló ante tal magnitud que debió haber disfrutado. Me levante lamiendo de mis labios el resto de su rico orgasmo.


-Mierda -Farfulló moviéndose a un lado para estirase a la cajonera al lado de su cama, abrió el primer cajón he introdujo su mano, de entre un montón de ropa saco un pequeño paquete de aluminio -Toma -lo extendió hacía mí -Te necesito dentro ahora.


Sonreí complacido, tome el paquete que me ofrecía, al fin libere mi pene de la opresión de las tenas y lo envolví con el condón. Me colé entre sus piernas sujetando mi falo ansioso y me hundí en su ser siendo gustosamente recibido.


-Dios ___  -Mascullé alucinado siendo deliciosamente oprimido.


Agarre su brasier y lo levante sin tomar la molestia de quitarlo debidamente  dejé sus senos al aire y encanto me dispuse a lamer uno de sus pezones iniciando el movimiento de mis caderas. Mordí el duro pezón, lamí y succione excitado mientras que una y otra vez arremetía contra ella.


___  chillaba más que complacida y yo me sentía enloquecer ante la magnitud del placer que recibía  Adentro, afuera, resbaladizo, humedo.


Así continuo durante un rato, nuestros cuerpos se agitaban sincronizados, ella movía sus caderas hacía mí en busca de más y yo encantado le daba lo que quería.


-Más...más... -Pidio jadeante sujetandome fuerte.


Ya lo sentía, la vibración en mi cuerpo, el estremecer de mi piel, el placer.


-Me vengo...


Me aferre con fuerza a sus hombros y poseso me enterré más duro en su ser, gemía, gemía para mí y me sentía enloquecer ante ella, ante su ser, ante su cuerpo, todo mezclado me volvía loco.


Tan duro embestí cayendo en un intenso orgasmo. ___  enredo sus piernas en mi y provo el suyo propio mientras que yo me corría fuerte y jadeando contra su cuello.


Maravillados hicimos el amor con la música de Bruno Mars como fondo


**

-¿Qué tú no tienes casa? Porque parece que te la pasas metido aquí -De nuevo esa manía de levantar su ceja mientras me inspecionaba en la sala de su casa.


-Tranquila que no vengo a verte a tí -Aclaré.


-Gracias a Dios no lo haces -Se burló.


-¡___ ya callaté! la cabeza me esta matando y todavía tengo que soportar que fastidies a Harry -Replicó Louis que se encontraba sentado frente a mí masajeando su sien.


-¿Que yo lo fastidio? ¡Es él quien me fastidía! -Chilló señalandome.


-Ya ya -Se levanto mi amigo caminando fuera de la sala dejandonos atrás -A veces creo que más que odiarlo te gusta -murmuró fuera de la pieza -Ahora vuelvo, tengo que orinar.


-¿¡Qué me gusta?! ¡No jodas! -Fingio gran molestía.


Volteo su mirada hacía mí, rápidamente se acerco aprovechando la ausencía de su hermano y susurrando a mi oido -Te adoro - paso fugazmente sus labios sobre los mios, alejandose con una sonrisa maliciosa abandono el lugar


Ya sé, soy un mal amigo Louis, pero te conosco más que a nadie y sé que sí supieras que tu querida y adorada hermana menor y yo estamos lejos de odiarnos como es que te hacemos creer, no estarías muy contento.
GIF♥:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha Casi - Aceptada
 

Toda tu ficha esta bien solo te pido que cambies el PB por el nombre de tu representante :3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Vie 22 Nov 2013, 6:29 pm

Angel Of Darkness escribió:
PLL:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Alex Colleman


PB: Liz Gillies
Chico: Niall Horan
One shot o Cap de tu autoria:

Fuckin' Perfect | Narrado en 3a persona:
Capítulo 03.


─ ¡Adiós, señor McGire! – Exclamó Angie con una sonrisa mientras iba comiendo sus chuches de colores.
─ ¡Adiós, chica gominola!
Así la conocían en su barrio. Siempre que paseaba las mañanas de los  días festivos, la acompañaba una pequeña bolsa rosa llena de pequeñas bolitas de gominolas de colores. Eran sus favoritas, y estaban llenas de droga, la cual era diferente dependiendo el color exterior de la chuche escogida.
Aparentemente podía parecer una niña bien y pija, tonta y distraída, aunque eso era a causa de los mágicos polvos. Por la noche era diferente.
Angie llegó al estudio que compartía con Jennifer, su compañera de hazañas. Des de que sus padres descubrieron lo que realmente hacía su preciosa hija, le ofrecieron cambiar o se marcharía de casa, y directamente eligió lo segundo.
─ ¿Conseguiste más ropa? – Preguntó la morena a su pelirroja amiga obteniendo una respuesta afirmativa de su parte. La ropa la cogían de los contenedores que había detrás de la Iglesia.
Llegadas las diez de la noche, Angie cambió sus ropas por otras más oscuras, los botines marrones por unos negros, y sus chuches por una botella de vodka rumbo a la mejor –y más lejana- discoteca de la ciudad donde la conocían como Angel, Angel White.
Se acabó la botella a mitad de camino, y a duras penas llegó a la disco donde el guardia la dejó pasar pese a no cumplir la edad permitida.
Entró y fue directa a la barra donde se puso a charlar con el camarero, Mark, quien la conocía des de corta edad.
Angel dejó de prestarle atención cuando un chico, muy diferente de los que por aquí vagaban, se acercó a la barra para pedir dos chupitos, vodka y una Coca-Cola. «Qué raro…» Pensó Angie.
Casi nunca nadie pedía nada que no fuese alcohol, cosa que también extrañó a Mark pero a ese chico no pareció importarle.
El desconocido hizo una especie de seña a sus amigos mientras él le daba un trago a la Coca-Cola que había pedido. Angie empezó a caminar para dirigirse a los servicios chocándose con él en el camino.
─ Perdón... – Dijo ella visiblemente borracha obteniendo una mirada aparentemente de desaprobación por parte del chico.
La chica siguió caminando hacía el servicio y él empezó a seguirla. Al salir, encontró al chico enfrente.
─ Hola, chico-cola, ¿me acompañas a por un poco de vodka? – Dijo ella casi sin sostenerse sola.
─ No, claro que no. Donde te acompañaré será a tu casa. ¿Te acuerdas de tu dirección? – Preguntó aunque ya se imaginaba la respuesta.
─ ¡Pff…! ¡Ni siquiera me acuerdo de mi nombre! Creo que empezaba por “A”. ¿O era por “N”?...
– Angel soltó una pequeña risa e hizo un amago de caerse pero él la agarró a tiempo. Con la chica apoyada en su hombro, se dirigió hacia la barra para haber si conseguía algo de información del camarero acerca de la chica.
─ Se llama Angel White, vive a dos manzanas de la iglesia del pueblo, enfrente de un estanco. – Le contestó. «Mierda, eso está bastante lejos.»
Le pidió el coche a su mejor amigo, Jordan y le dijo que era una conocida, lo cual le extrañó puesto que des de hace tres años no se relacionaba con gente que se alcoholizara demasiado. Cuando superó su problema se prometió a si mismo que nunca volvería a beber, y llevaba treinta y seis meses seco.
Angie se pasó todo el camino haciendo preguntas que él no contestaba, y mirando por la ventana contemplando las calles vacías. Al llegar, ayudó a Angie salir del coche.
─ No necesito ayuda, estoy borracha no paralítica. – Contestó seria aunque seguidamente se puso a reír.
Ella picó al timbre, y nadie abrió. El castaño observó como una chica pelirroja se asomaba pero no se acercaba a la puerta.
─ Mierda. Estará con Mike. – Dijo sentándose en el escalón e intentando encontrar una mejor posición. ─ Tendré que esperar aquí hasta que se vaya…
Era una auténtica desconocida pero tampoco iba a dejar que se quedase sola aguantando el frío de las heladas calles de esa ciudad inglesa.
─ Vamos, te vienes conmigo. – Le dijo no del todo convencido.
─ Pero ni siquiera sé tu nombre. – Habló Angie mirándole con los ojos entrecerrados.
─ ¿Para qué decírtelo si mañana no te acordarás? – Preguntó irónico pero ella seguía mirándole.  ─ Liam, me llamo Liam. Ahora vamos a mi casa.
Aish… Si es que soy atractiva hasta borracha. – Exclamó ella y seguidamente cayó en los brazos de Morfeo.
As long as you love me | Narrado en 1a persona:
Harry Styles | Carrie Nielsen

Capítulo O6


Escuché ruidos en el pasillo. James, mi hermano pequeño seguro ya estaba correteando y jugando con sus coches de juguete consiguiendo despertarme todas las mañanas. Hoy no tenía ganas de ir a la universidad por lo que fingí no encontrarme bien.

Me puse mis zapatillas de conejo y agarré mi bata rosa, la cual estaba detrás de la puerta,  para bajar hasta llegar a la cocina donde se encontraban mis padres tomando el café de las mañanas.

No se me daba mal fingir estar mala puesto que no era la primera vez que lo hacía. No era una chica que tuviese fiebre fácilmente así que solo tenía que encoger los ojos y aguantar con un semblante serio hasta que mis padres se fuesen a trabajar y dejasen a James en la escuela.
Conseguí salirme con la mía y esperé hasta que mis padres se fuesen para vestirme. Esta vez quería hacerme la aventurera y dirigirme al centro de la ciudad.

Vivía muy apartada y pocas veces podía pasearme sola por el centro puesto que por allá era donde encontrabas los diferentes grupos sociales y cualquier cosa que para mis prójimos fuese “malo para la reputación tanto mía como de la familia Nielsen”. Odiaba esa frase.

Me decidí por unos tejanos pitillo oscuros, un sweater negro y una chaqueta de cuero negra. Las converse desgastadas, el pañuelo rojo con calaveras negras y el gorro gris eran de Alexandra, una antigua amiga que se lo dejo aquí el ultimo día que vino. Mi padre la echó casi “a patadas” y salió corriendo con las zapatillas de estar por casa. Desde ese día no he vuelto a verla.
Eran las diez de la mañana y, como dije antes, vivía apartada pero con paso acelerado tampoco tardaría mucho en llegar a la ciudad. Cogí las llaves -que casi me las olvido- y partí rumbo a mi destino.

Sobre las once menos cuarto llegué y lo primero que hice fue ir a un Starbucks y pedir un simple café no muy cargado para llevar. Pagué lo que tenía que pagar y me di una vuelta por el centro comercial de enfrente. Era una chica y tenía mis necesidades, aunque ahora mismo no podía cargar con bolsas. No, no era por miedo de romperme una uña, sino por miedo de poder “levantar sospechas”. No era la típica chica creída de alta sociedad, pero quería curiosear por las partes más bajas, y no podía ir con bolsas de tiendas de marca y perfumes caros.
Salí de allí prometiéndome volver otra vez a escondidas y revisando la hora para llegar antes que mis padres. Las doce y media.

Continué mi aventura y me paré en una tienda de tatuajes, “Tattooland”. «Qué original…» pensé con sarcasmo y entré para curiosear. Lo sé, soy muy cotilla.

─ ¿Quieres algún tatuaje en especial, guapa? – Me preguntó el tatuador el cual estaba marcado por cientos de dibujos en su cuerpo.
─ No, gracias. Solo miraba. – Le sonreí y me acercó un cuaderno lleno de distintos diseños y me fijé en una frase cualquiera escrita con una letra cursiva preciosa. Ya sabía dónde venir para mi primer tatuaje -si es que perdí mi miedo a las agujas-.
─ Adiós… - Me despedí y al salir por la puerta me choqué con un chico. Iba vestido completamente de negro y solo diferencié unos profundos ojos verdes.
─ ¡Mira por dónde vas, niñata! – Exclamó él.
─ Tienes la misma culpa que yo, imbécil. – Contesté y seguí calle abajo.

Minutos más tarde me empecé a sentir observada. Me giré y vi al chico de antes con tres más a sus espaldas. Lo primero que se me pasó por la cabeza fue correr, pero intenté aguantarme las ganas y avanzar algo más a ver si se me ocurría una idea mejor.
Poco más tarde, aún con ellos detrás, un hombre salió de un restaurante y la bombilla se me encendió.
Aligeré el paso y entré en el. Noté que ellos hacían lo mismo y rápido reaccioné.

─ Perdone, ¿este restaurante tiene alguna puerta trasera? – Pregunté amable y rápidamente. Él se dio cuenta de lo que pasaba y se apresuró a señalarme lo que pedía mientras hacía una señal a uno de los camareros para que se acercasen a ese grupito.
Yo salí corriendo sin mirar atrás. Corrí calle abajo sin parar. Me faltaba el aire pero en eso no pensaba, hasta que tropecé y caí al suelo.  

Se me notaba una respiración entrecortada y el pie me dolía bastante. La calle estaba desierta y no sabía dónde me encontraba. Me levanté y caminé apoyando poco a poco el pie derecho. Miré la hora. Dos menos veinte. Mierda, falta poco para que lleguen mis padres y yo perdida por no sé dónde.

Seguí caminando hasta que me senté en la entrada de un edificio aparentemente abandonado. Cuando ya estaba relajada pensando en cómo salir de allí, escuché unas voces masculinas.

─ ¡Pero estos chicos no se cansan nunca! – Mascullé y me levanté. Aceleré el paso y corrí como pude.
─ ¡Allí está! – Mierda.

Corrí como pude pero consiguieron alcanzarme. Uno de ellos me agarró del brazo aunque no con mucha fuerza. No quise resistirme puesto que no tenía salida así que deseé que cayese un ángel del cielo, aunque creo que eso era aún más imposible.

─ Bueno, bueno, bueno… - Empezó el chico con el que choqué. ─ Eres rápida e inteligente, pero no más que nosotros. – Presumió.
─ No seas capullo. Me hice daño en el pie, por eso conseguisteis encontrarme. – Le devolví.
─ Deberías cuidar esa boca, no queda bien que chicas como tu hablen tan mal. – Ironizó. Yo solo rodé los ojos. ─ Pero no te preocupes, eso puedo solucionarlo yo mismo. – Después de que esas palabras saliesen por su boca, él se acercó lentamente a mí. Yo giré mi cara pero él me la agarró fuertemente para que no pudiese girarme.
─ ¡Suéltame, cerdo! – Exclamé fuertemente deseando que alguien me escuchase.
─ Sigue soñando preciosa…
─ Ha dicho que la sueltes, Edward. – Escuché de repente. El chico de ojos verdes, el cual parecía llamarse Edward, se giró y pude ver a un chico de pelo castaño algo rizado apoyado en una de las esquinas del callejón. Creo que estuvo allí la mayor parte del tiempo…

─ Styles, Styles, Styles… ¡Cuánto tiempo sin verte! ¿Cómo te ha ido la vida? – Exclamó irónico mientras se acercaba a ese chico, el cual espero sea mi salvación.
─ No me vengas con tonterías, ¿quieres? – Y seguido de eso, el tal Styles le pegó un puñetazo en la nariz a Edward –lo supe porque al caer al suelo tenía tapada esa extremidad de su cara-.

Dos de los “amigos” de Edward se acercaron al castaño pero él se defendió rápidamente. Cuando acabó con ellos, se acercó a mí, y el otro chico que me tenía sujeta hasta ahora, se apartó para defenderse. Le metió un puñetazo pero Styles se lo devolvió, me agarró del brazo y lo estiró para salir corriendo. Lo intenté pero no pude evitar soltar un quejido. Él me miró y yo le señalé el pie con mi vista. Vio la converse desabrochada y se colocó para que pudiese subirme a su espalda. Yo me lo pensé, pero al ver como los otros se levantaban del suelo, reaccioné e hice lo que Styles me señaló.
Corrió una calle arriba conmigo a cuestas hasta llegar a una moto negra. Se montó y yo me coloqué detrás. Arrancó y por fin se dignó a preguntar.

─ ¿Estás bien?
─ Sí. Gracias – Mascullé.
─ No me las des. – Replicó. ─ Si no hubiese aparecido, ahora mismo te estarían violando. – Habló tranquilamente.
Mi piel se puso de punta al pensarlo y me agarré más a su cintura. Él sonrió ante ese gesto y yo rápidamente aflojé.
─ Lo siento.

Me preguntó dónde vivía y después de pensármelo, le dije mi ‘dirección’: «Avenida Colligston, Nº 69». Él no pudo evitar soltar una risa al escuchar el número. Quien no…

Cuando llegamos, bajé de la moto y le di las gracias con la mirada. Él me la devolvió y en ese momento me fijé en sus ojos. También eran verdes al igual que los de ese tal Edward, pero más claros y tenía una sonrisa tierna, aunque no le gustaba demostrarla por lo que pude observar.
Caminé y caminé y cuando escuché la moto arrancar de nuevo, empecé a correr calle arriba para llegar lo antes posible.
Me dolía el pie, pero eso ahora mismo no me importaba, solo esperaba que mis padres no se hubiesen dado cuenta de mi ausencia al llegar, puesto que ya eran las tres y media de la tarde -suerte que en días de cada día comemos a las cuatro-.

Al llegar, corrí hacia la parte trasera y entré por la puerta del pequeño jardín. Mi perro Tobi saltó encima de mí y yo como pude salí corriendo hacía la pequeña puerta del garaje para coger una escalera. La coloqué justamente para que quedase en frente del balcón de la habitación de mis padres. Cuando ya estuve en el balcón, dejé la escalera como estaba esperando que James no saliese ahora al jardín.

Ya dentro, fui como pude a mi habitación y antes de entrar, escuché las voces de mis padres preguntándose por mí. Agarré la bata que dejé encima de mi cama, me la puse y me tapé con las sabanas de manera que no se viese la ropa que llevaba puesta. Tonta de mí se me olvidó sacarme las converse así que me encogí para que no se notase.

─ Hola, cariño. ¿Cómo te encuentras? ¡Uff, estás sudando! – Exclamó todo de golpe mi querida madre. Yo fingí encontrarme muy mal y le dije si podía ir al lavabo. En vez de ir al servicio, fui a la habitación de invitados la cual estaba en una de las esquinas de la casa así que una ventana daba al jardín trasero y un pequeño balcón a la vista principal. Miré primero como estaba la escalera, y vi como mi padre la guardaba en su sitio. Supongo no sospecharía.

Cuando fui al pequeño balcón, pude observar como un chico apoyado en una moto y bastante cerca miraba hacía mi dirección.

Mierda, Styles me ha seguido.
Bueno, ya me medio presenté antes. Yoa mo PLL, sobretodo Aria :amor:
Te puse dos capítulos, depende de como anrraremos en la novels si es que quedo, son los dos más nuevos que tengo xD ¡Adiós!
Ficha Aceptada
 
Esta bellisimo tus cap
Yo amo a Hanna adoro su historia *O*
Estan muy buenos tus caps
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Vie 22 Nov 2013, 6:32 pm

Angel Of Darkness escribió:Hola! Me llamo Angie tengo 14 años y soy de España.
Me suenas de haberte visto por el foro :scratch:
ahora dejo mi ficha ^^
Yo tambien te he visto creo que en unas NC's
Yo tengo 15 y son britanica más especifica Londres
Ya la revise
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por AbrilTomlinson el Vie 22 Nov 2013, 10:23 pm

Ficha editada cariño , losiento esque me confundi , en otro nc me dijieron que ponga el rol y ahora me dices que el pb es nombre del representante , tenia esa pequeña duda :3 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Spark. el Sáb 23 Nov 2013, 5:22 am

gracias por aceptarla
Eso sí, de chicos mi favorito es Toby
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Invitado el Sáb 23 Nov 2013, 8:35 pm

Dallas Galaxy Lavigne
 

PB:Acacia Clark
Chico:Louis Tomlinson
One shot o Cap de tu autoria:
Prólogo de "Little White Lies":
Prólogo

Nothing Good Ever Happens After 2:00.AM .


La casa de Harmony era un total desastre, claro que iba a serlo, con locos adolescentes con las hormonas alborotadas, alcohol y cigarros a montones, luces de colores por todos lados que podrían marear a cualquiera y las bocinas del equipo de sonido estaban a un sonido tan fuerte que probablemente pudo haber roto muchas cosas al ritmo de la canción “Summer of 69”.
Alissa había dicho que volvería temprano a casa, y lo hubiera hecho, de no ser por la botella de tequila importado de México que Kate y otros chicos se encontraban devorando en ese preciso momento se cruzara en su exitoso recorrido, hasta ese momento.
Eran las dos de la mañana y la mayoría de las personas en la fiesta estaban bastante ebrias, incluyendo Kate y Harmony, las mejores amigas de Alissa. Si todos estaban ebrios, ¿Por qué ella no? De hecho olvido lo que iba a hacer antes de que la botella de una de sus bebidas favoritas apareciera.
Una copa, tras otra, y muchas más hicieron que Alissa comenzara a hacer cosas que ella nunca haría estando sobria.
—Buddy you’re a boy make a big noise. Playin’ in the Street gonna be a big man some day. You got mud on yo’face. You big disgrace. Kickin’ your can all over the place— Kate comenzó a cantar, no muy bien, el exceso de alcohol hacia que desafinara un poco.
Todos comenzaron a golpear las mesas con sus manos hasta obtener el ritmo de la canción de “We Will Rock You”
Usualmente Alissa no haría estas cosas pero en esos momentos el alcohol era más grande que su voluntad, así que se subió a la mesa con su rubia amiga.
—We Will We Will rock you. We Will We Will rock you—Cantaron ambas al unísono.
La mamá de Alissa siempre decía que nada bueno pasaba después de las dos mañana. Kate la contradecía, demasiado, a decir verdad, su teoría era que los recuerdos más divertidos se hacían después de esas horas. La pobre muchacha ya no sabía a quién creerle. A su madre; la mujer que casi nunca a estaba, o a su mejor amiga; una chica loca, fiestera y que le gustaba llevarle la contraria a todos. Las opciones no eran muy concretas.
Tal vez la teoría de la progenitora de Alissa cierta, pues esa noche después de las dos de la mañana no pasarían cosas muy buenas, al menos no para ella.
Entonces se acercó, Matt Jacobs, un chico guapo, pero materialista, detestable, mujeriego y sobre todo odioso.
—Hola, Alissa.
—Ah, hola, Matt—Dijo Alissa con un deje de sequedad y desagrado en su voz.
—Vamos, Ali, tu sabes que me amas.
— ¡No!
—Tu y yo, cita, el próximo viernes— A Matt le gustaba Alissa, ese no era un secreto, desde hace bastante quería invitarla a salir, ella se negaba, pero ahora, no aceptaría un “No” por respuesta.
A la castaña se le ocurrió la mejor idea que alguien podría tener, estando en ese estado.
—Es que…Ya estoy saliendo con alguien—Dijo firmemente
Y esa, fue la primera mentira de muchas, demasiadas más.

✖ By Charlie.
 

Leí las reglas.:

Aquí mi ficha, perdón por la tardanza.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Sáb 23 Nov 2013, 9:04 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Summer Bowman
 


PB:Emily Didonato
Chico:Harry Styles
One shot o Cap de tu autoria {spoiler} :



BLANCOY NEGRO♥ONESHOT♥:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Blanco y Negro

FRASE LARGA




 [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]NARRA HARRY [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Aparté unas de las cortinas mirando el exterior, la tormentosa lluvia aún seguía y parecía que no tenía intención de detenerse.

Escuché unos pasos provenientes de las escaleras y de inmediato dirigí mi vista hasta esa dirección. Resonando los tacones negros a cada paso en que tomaba un escalón  luciendo sus largas piernas vestidas con unas transparentes medías oscuras, una falda corta de cuero negro y una blusa blanca con un estampado de picas de las cartas pocker que colgaba de sus hombros.



-Tardaste demasiado -Siseó mi buen amigo cansado de esperar al levantarse del sillón que conformaba parte de su sala.


-Tranquilo, ya estoy aquí -Recalcó con astio al tiempo en que se colocaba una chamarra gris a juego con su atuendo.


Mientras acomodaba su cabello que ondulado caía en cascada, por primera vez notó mis ojos puestos en ella, es que realmente me parecía atractiva la forma en que lucía que me era inevitable no hechizarme con su apariencia.


-Y tú deja de mirarme de esa forma, me das asco -Murmuró para mí enarcando a la perfección la ceja izquierda.


-Tranquila mocosa, ni que fueras la gran cosa -Resoplé fingiendo total desinterés.


-Por favor, sí babeas por mí.


-Ya quisieras, la mocosas como tú no me ponen -puntualicé -si tuvieras algo de más clase o una mejor personalidad tal vez lo consideraría.


-No gracias, a mí ni me interesan los idiotas como tú.


-¡Ya basta lo dos! -Ordenó Louis para detener lo que iniciaba con nuestra normal guerra de insultos -___, ¿no puedes pasar un día sin tener que pelear con Harry? -Se dirigió a su hermana, que por la expresión que reflejo su rostro era seguro cuan le cabreaba que este la reprimiera frente a mí.


-Es tú culpa por tener un amigo imbécil. Como sea, tan solo vamonos.


Ella caminó frente a nosotros y tomando un paraguas que colgaba a un lado de la puerta se dispuso a salir. Ambos salimos tras ella de la misma manera, cada uno utilizando un paraguas para evitar mojarnos mientras subíamos al auto. ___, por su parte, se acomodó en la parte trasera del coche al momento en que revisaba su maquillaje por el espejo retrovisor, yo subí en el asiento del copiloto y Louis tomó el volante de su auto.


Habíamos acordado salir como cada fin de semana solíamos hacerlo, bailar e ir por unos tragos pero la pesadita de la hermana menor de Louis había insistido en que la lleváramos con nosotros, que ella quedaría con sus amigas en verse allá en el bar y no nos sería de molestia  lo único que buscaba era un aventón para llegar al lugar. Aunque solo interactuaríamos unos momentos era suficiente para armar una peleas de gritos entre nosotros. No me soporta y admito que el sentimiento es mutuo.


Tal como lo dijo ella pasaba la noche con sus amigas, se divertía bailando en su circulo, era la que más destacaba, la forma en que se movía era tentadora, meneaba sus caderas de un lado a otro con sensualidad, levantaba los brazos de forma alegre dejándose llevar por el ritmo candente de la música.



Desde el taburete frente a la barra donde me encontraba sentado admiraba de hito en hito su perfecta persona.


Ya entrado con un par de tragos, solo pasaba la noche observándola  era suficiente para mí pero la realidad era que no solo era yo quien la miraba, varios buitres asechaban a su alrededor con la intención de devorarla acompañados con sus miradas lascivas, eso era lo que más aborrecía.


El rato fue tranquilo, bebí solo un par de copas y charle con unas cuantas chicas lejos de buscar algo más con ellas, y Louis, estaba ahogado en alcohol, se divirtió más de la cuenta porque su estado lucía por de más deplorable.


-Es hora de irnos -Llamé a ___ que bebía en la barra junto a sus amigas -Louis está muy borracho.


Me miró y como un milagro no soltó ningún reproche, se despidió de sus amigas y salio delante de mí seguida de un Louis tambaleante que con esfuerzo lograba permanecer de pie.


Esta vez fue ___ la que tomó el asiento del copiloto, su hermano se quedo en la parte de atrás y yo decidí llevar el auto.


Tras el trayecto a casa de los hermanos acompañado de balbuceos sin sentido por parte de mi amigo llegamos, estacioné el auto y apagué el motor, bajé de este y lo rodee para ayudar a Louis a bajar, pasé unos de sus brazos por mis hombros y le pedí que se apoyase en mí para entrar, ___ tomo la molestia de abrir la puerta de su casa y seguido continuamos a la habitación de su hermano. Lo deposite en su cama ya dormitando, como buen amigo tuve la calma de quitarle las zapatillas, para cuando hice eso este yacía ya dormido en un profundo sueño. ___ y yo salimos de la habitación, ella cerró la puerta.


-Bien pues, yo me voy. -Cuando me disponía a irme ella sujetó mi mano cosa que me sorprendió.


-Ven un momento -Jaló de mi hasta llevarme a su habitación.


Entramos a la pieza, ella cerró la puerta tras de sí, se deshizo de su chaqueta dejándola caer al piso. De un mueble cerca de ella tomó un pequeño control remoto, presionó uno de los botones señalando un par de bocinas conectadas a su Ipod y la música comenzó a sonar.


-Baila conmigo -Pidió acercándose hasta donde me encontraba. Envolvió sus brazos en mi cuello y apoyo su frente sobre mi hombro derecho -En toda la noche no bailaste conmigo -susurró desilusionada.


-¿Cómo esperabas que lo hiciera? -Tomé su delgada cintura con mis brazos -Louis podía vernos -comencé a moverme junto a ella y pude sentir su sonrisa contra mi cuerpo.


No deslizamos en un ritmo apacible a corde con la canción, sentía el calor de su delgado cuerpo contra el mío, su respiración chocar contra mi cuello mientras que la magia del momento nos consumía. Ahí estábamos  perdidos al tranquilo ritmo de la canción Just the way you are. de Bruno Mars


-Harry...-susurró levantando su mirada y clavandola en mis ojos -No me hiciste caso, ¿No te gusto como me veía?


-¿De qué estás hablando? Estuve toda la noche mirándote  ni siquiera lo notaste, y por su puesto, te veías hermosa -Sus labios se curvaron.


Rozó su mejilla contra la mía, exhalo y con lentitud desendio a mi boca sin tocarme aún -Bésame -pidió cerrando los ojos.


Fue entonces que nuestras bocas se cruzaron en un dulce beso, primero fueron un par de toques húmedos  solo nuestros labios, seguido arremetí sin dudar con mi lengua su boca topandome de lleno con la suya, enredé mis manos en su cabeza sujetándola y Aprisionándola más a mí buscando un beso más salvaje.


Perdiéndome en esa boca adictiva, es esos labios suaves al tiempo en que ella tiraba de mi cabello provocandome un ligero dolor que se sentía exquisito.


Al separarme ___  respiraba agitada, sus mejillas se pintaron de carmín intenso dándole color a su cara.


Sin dejar de mirarme tomó la orilla de su blusa con ambas manos y la levanto pasándola por sus hombros hasta liberarse de ella, seguido la arrojo al suelo para continuar con su falda, destrabo el botón que se hallaba en el lado izquierdo de su cadera, bajo el cierre y esta sola resbalo por sus piernas, salio de ella y prosiguió con sus medias quedando frente a mí con un sujetador oscuro de encaje y unas bragas a juego del mismo modelo.



-Harry... -Las palmas de sus manos viajaron por mi pecho, subieron hasta mis hombros al momento en que acercaba su boca a mí oído, sentí su respiración caliente, después modio mi oreja y tiró de ella -Fóllame.


Al instante sentí la sangre hervir, la excitación en un veloz aumento y la molesta presión de la tela sobre mi entrepierna.


Sin titubear abracé su cintura llevándola contra mi cuerpo, ella gimió por lo brusca que resulto mi acción.


Besé sus labios con vehemencia  nuestras lenguas se rozaban buscando más placer, baje mis manos hasta sus nalgas apretándolas con fuerza, ella volvió a gemir ahogándose en el beso. Mientras que seguía moldeando su trasero me restregaba en ella buscando satisfacerme, casi podía sentir en el tacto de mi duro pene, aún sobre las telas, la humedad que existía en su entrepierna.


Corté el beso -Vamos -murmuré con desesperó alzándola a lo que ella abrazo mis caderas con sus piernas. Caminé hasta la cama donde la solté para volver a besarla.


Bese su vientre, baje mis labios hasta sus bragas, deslice mi lengua por debajo del elástico probando su piel mientras que con uno de mis dedos acariciaba sobre la prenda de arriba a abajo distinguiendo la humedad. Ella gemía y eso me mataba.


-Estás mojada para mí -Levante la mirada. ___ me veía totalmente perdida apoyándose en sus antebrazos para observar mis acciones -Me encanta.


Retiré con mis dedos las bragas pasándolas por sus piernas, mismas que abrí para poder admirar con mayor comodidad su sexo, pegajoso y rosado.


Sujeté sus muslos para evitar que ella cerrase las piernas y me acerque a su intimidad para poder provarla, pasé mi lengua por su hendidura degustando el sabor de su morbo, ella gimió fuerte, continué lamiendo pasando mi lengua por todos lados, Complaciendola al mismo tiempo en que saciaba mi propio deseo de devorarla. Mi mente se nublaba queriendo comerla aún más.


Adentre mis dedos indice y pulgar en su vagina, metiendo y sacando con facilidad causa de su gran deseo. Me di cuenta de sus manos sobre mi cabeza empujándome más y noté el movimiento de su pelvis buscando el encuentro de mi boca y su sexo.


-¿Se siente bien? -Pregunté al verla retorcerse.


-Sí... sí... Continúa por favor... -Suplicó con voz ronca.


Me ví en la tarea de proseguir, lamí su hinchado clítoris, ella gimió tan fuerte que me llego a preocupar que pudiera despertar a Louis pero en el estado etílico en que se encontraba eso me parecía casi imposible.


Mis dedos seguían dentro de ella, sentía el calor de su cuerpo, metía y sacaba, los movía dentro una y otra vez. Succionaba sus labios, torturaba su clítoris a sabiendas de que estaba al límite.


-Harry... Mhm... Harry!..


-Vamos, dámelo...


Una, dos, tres lamidas, chupe fuerte y mordí su botón al instante en que el orgasmo feroz la consumía. Los dedos de los pies le retorcieron, su cuerpo tembló ante tal magnitud que debió haber disfrutado. Me levante lamiendo de mis labios el resto de su rico orgasmo.


-Mierda -Farfulló moviéndose a un lado para estirase a la cajonera al lado de su cama, abrió el primer cajón he introdujo su mano, de entre un montón de ropa saco un pequeño paquete de aluminio -Toma -lo extendió hacía mí -Te necesito dentro ahora.


Sonreí complacido, tome el paquete que me ofrecía, al fin libere mi pene de la opresión de las tenas y lo envolví con el condón. Me colé entre sus piernas sujetando mi falo ansioso y me hundí en su ser siendo gustosamente recibido.


-Dios ___  -Mascullé alucinado siendo deliciosamente oprimido.


Agarre su brasier y lo levante sin tomar la molestia de quitarlo debidamente  dejé sus senos al aire y encanto me dispuse a lamer uno de sus pezones iniciando el movimiento de mis caderas. Mordí el duro pezón, lamí y succione excitado mientras que una y otra vez arremetía contra ella.


___  chillaba más que complacida y yo me sentía enloquecer ante la magnitud del placer que recibía  Adentro, afuera, resbaladizo, humedo.


Así continuo durante un rato, nuestros cuerpos se agitaban sincronizados, ella movía sus caderas hacía mí en busca de más y yo encantado le daba lo que quería.


-Más...más... -Pidio jadeante sujetandome fuerte.


Ya lo sentía, la vibración en mi cuerpo, el estremecer de mi piel, el placer.


-Me vengo...


Me aferre con fuerza a sus hombros y poseso me enterré más duro en su ser, gemía, gemía para mí y me sentía enloquecer ante ella, ante su ser, ante su cuerpo, todo mezclado me volvía loco.


Tan duro embestí cayendo en un intenso orgasmo. ___  enredo sus piernas en mi y provo el suyo propio mientras que yo me corría fuerte y jadeando contra su cuello.


Maravillados hicimos el amor con la música de Bruno Mars como fondo


**

-¿Qué tú no tienes casa? Porque parece que te la pasas metido aquí -De nuevo esa manía de levantar su ceja mientras me inspecionaba en la sala de su casa.


-Tranquila que no vengo a verte a tí -Aclaré.


-Gracias a Dios no lo haces -Se burló.


-¡___ ya callaté! la cabeza me esta matando y todavía tengo que soportar que fastidies a Harry -Replicó Louis que se encontraba sentado frente a mí masajeando su sien.


-¿Que yo lo fastidio? ¡Es él quien me fastidía! -Chilló señalandome.


-Ya ya -Se levanto mi amigo caminando fuera de la sala dejandonos atrás -A veces creo que más que odiarlo te gusta -murmuró fuera de la pieza -Ahora vuelvo, tengo que orinar.


-¿¡Qué me gusta?! ¡No jodas! -Fingio gran molestía.


Volteo su mirada hacía mí, rápidamente se acerco aprovechando la ausencía de su hermano y susurrando a mi oido -Te adoro - paso fugazmente sus labios sobre los mios, alejandose con una sonrisa maliciosa abandono el lugar


Ya sé, soy un mal amigo Louis, pero te conosco más que a nadie y sé que sí supieras que tu querida y adorada hermana menor y yo estamos lejos de odiarnos como es que te hacemos creer, no estarías muy contento.
GIF♥:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha Aceptada

Estas participando
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Sáb 23 Nov 2013, 9:07 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dallas Galaxy Lavigne
 

PB:Acacia Clark
Chico:Louis Tomlinson
One shot o Cap de tu autoria:
Prólogo de "Little White Lies":
Prólogo

Nothing Good Ever Happens After 2:00.AM .


La casa de Harmony era un total desastre, claro que iba a serlo, con locos adolescentes con las hormonas alborotadas, alcohol y cigarros a montones, luces de colores por todos lados que podrían marear a cualquiera y las bocinas del equipo de sonido estaban a un sonido tan fuerte que probablemente pudo haber roto muchas cosas al ritmo de la canción “Summer of 69”.
Alissa había dicho que volvería temprano a casa, y lo hubiera hecho, de no ser por la botella de tequila importado de México que Kate y otros chicos se encontraban devorando en ese preciso momento se cruzara en su exitoso recorrido, hasta ese momento.
Eran las dos de la mañana y la mayoría de las personas en la fiesta estaban bastante ebrias, incluyendo Kate y Harmony, las mejores amigas de Alissa. Si todos estaban ebrios, ¿Por qué ella no? De hecho olvido lo que iba a hacer antes de que la botella de una de sus bebidas favoritas apareciera.
Una copa, tras otra, y muchas más hicieron que Alissa comenzara a hacer cosas que ella nunca haría estando sobria.
—Buddy you’re a boy make a big noise. Playin’ in the Street gonna be a big man some day. You got mud on yo’face. You big disgrace. Kickin’ your can all over the place— Kate comenzó a cantar, no muy bien, el exceso de alcohol hacia que desafinara un poco.
Todos comenzaron a golpear las mesas con sus manos hasta obtener el ritmo de la canción de “We Will Rock You”
Usualmente Alissa no haría estas cosas pero en esos momentos el alcohol era más grande que su voluntad, así que se subió a la mesa con su rubia amiga.
—We Will We Will rock you. We Will We Will rock you—Cantaron ambas al unísono.
La mamá de Alissa siempre decía que nada bueno pasaba después de las dos mañana. Kate la contradecía, demasiado, a decir verdad, su teoría era que los recuerdos más divertidos se hacían después de esas horas. La pobre muchacha ya no sabía a quién creerle. A su madre; la mujer que casi nunca a estaba, o a su mejor amiga; una chica loca, fiestera y que le gustaba llevarle la contraria a todos. Las opciones no eran muy concretas.
Tal vez la teoría de la progenitora de Alissa cierta, pues esa noche después de las dos de la mañana no pasarían cosas muy buenas, al menos no para ella.
Entonces se acercó, Matt Jacobs, un chico guapo, pero materialista, detestable, mujeriego y sobre todo odioso.
—Hola, Alissa.
—Ah, hola, Matt—Dijo Alissa con un deje de sequedad y desagrado en su voz.
—Vamos, Ali, tu sabes que me amas.
— ¡No!
—Tu y yo, cita, el próximo viernes— A Matt le gustaba Alissa, ese no era un secreto, desde hace bastante quería invitarla a salir, ella se negaba, pero ahora, no aceptaría un “No” por respuesta.
A la castaña se le ocurrió la mejor idea que alguien podría tener, estando en ese estado.
—Es que…Ya estoy saliendo con alguien—Dijo firmemente
Y esa, fue la primera mentira de muchas, demasiadas más.

✖ By Charlie.
 

Leí las reglas.:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Aquí mi ficha, perdón por la tardanza.
Ficha Aceptada

Estas participando
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vive la vida Loca || NC || Audiciones abiertas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.