O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Extrañas criaturas [Resultados
Ayer a las 7:34 pm por WantToWrite11

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Ayer a las 7:33 pm por WantToWrite11

» Survive. (Audiciones abiertas.)
Ayer a las 7:18 pm por shaoi.

» trust the unknown
Ayer a las 6:18 pm por chihiro

» Valley of wolves.
Ayer a las 6:01 pm por hypatia.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 4:32 pm por yagmur.

» MY POWER |Celyn|
Ayer a las 4:13 pm por peraulata

» Guerra de Sexos; muro.
Ayer a las 3:03 pm por roman.

» EL NERD | HS |
Ayer a las 1:52 pm por TecnoPanda2419

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Converse. el Vie 22 Nov 2013, 3:26 pm

AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Summer Rumsfeld


√ Nombre chica: Lauren Jauregui ~~ Summer Rumsfeld
√ Nombre chico: Josh Hutcherson ~~
√ Papel de tus personajes:La chica es ciega.
√ Escrito de tu autoría:

CAPÍTULO:
CAPÍTULO 15 (PARTE 2).
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 45



HARRY POV’S.
Estaba esperando a ____ en el aeropuerto después de haber dado una reunión muy importante tanto que llegué con el tiempo justo y no pude ni cambiarme de ropa. Estaba nervioso por su llegada, no quería imaginarme lo desgastada que estaría y tampoco quería imaginarme todas las veces que nos pelearíamos y la irritación que se llevaría cuando pasará esta semana, porque quería hacérsela inolvidable… costará lo que me costará.


Estaba sumido en mis pensamientos y miraba constantemente a todos lados esperando por ella, hasta que la vi. Estaba muy muy delgada, sus ojos reflejaban la adicción al igual que sus ojeras, no tenían ese brillo que recuerdo. Llevaba su pelo en un moño y odiaba eso porque me encantaba cuando llevaba suelta su melena semi-rizada. ¿Dónde estaba la chica de mis sueños? Aunque realmente yo le destrocé muchos de ellos. La camisa de los Rollings que tanto le gustaba y le quedaba perfecta ahora le sobraba por todos lados y sus mallas negras, estaban tan desgatadas… al igual que sus típicas converse algo en lo que no había cambiado. Entonces me acerqué ella con cautela… quería abrazarla pero reprimí mi impulso y simplemente pronuncié su nombre y en contestación solo obtuve una mala mirada de su parte y también un pisotón después de pasar por mi lado.


Vuelve _____.


¿_____? ¿Solo mi nombre? ¿Es todo lo que podía decir? Acababa de pisar Francia y ya íbamos mal así que no me quiero imaginar todo el tiempo que este aquí…


Yo no le dirigí la palabra, subí mi mirada y mi cabeza al frente y di un paso fuerte y malhumorado con la mala suerte que pise el zapato Louis Vuitton de mi queridísimo Harry, yo me hice la desentendida y seguí mientras arrastraba mi maleta, pero entonces noté su mano con la mía y después como él cogía mi maleta.
-  Tengo que explicarte tantas cosas ____ - me dijo mientras andábamos hacia la salida del aeropuerto.
- No quiero que ni si quiera me hables – le contesté – así que no hay nada de que hablar, ¿de acuerdo?


Él me miró un poco desconcertado, pero no se daba por vencido pronto.


- Pequeña furiosa – dijo y se rio entre dientes – necesitas dormir.
- Dormí todo el vuelvo – respondí con el mismo tono de voz – lo que me da dolor de cabeza es tu presencia – proseguí – no quiero hablar contigo más.
 
Él me dio un vistazo y rio por mis palabras y yo le sonreí falsamente para rematar ya que sabía que él odiaba eso y conseguí mi propósito ya que la sonrisa pícara de Harry desapareció.


Fuera del aeropuerto nos esperaba una limusina de color negra, algo grande y la verdad parecía muy lujosa. De allí salió un nombre que supongo que sería el chófer y cargo mis maletas. Yo iba a coger el mango de la puerta para subir pero él se adelantó  y me abrió la puerta y me invitó a pasar, yo pasé y me senté, me puse el cinturón y dirigí mi mirada a la ventanilla pero entonces él dijo mientras apoyaba su palma de la mano encima de la mía.


- Prefiero una guerra contigo a un futuro sin ti.


Sentí un escalofrío en todo mi ser, pero me resigné y aparté mi mano de mala gana. Él tan cabezota como siempre esta vez la puso sobre mi pierna, yo lo miré con una mirada fulminante y se le escapó una carcajada de esos hermosos labios, yo intenté no sonreír por eso pero seguro que se me marcó mi famoso hoyuelo por mucho que no quisiera, porque él no aparto su mano pero si dejo de mirarme. Tampoco protesté porque sé que lo haría peor la próxima vez.


Cuando llegamos y me bajé del coche me quedé muy impresionada ya que me encontré con una parcela grandísima, parecía de película. Tenía un gran jardín rodeándola, muy bien cuidado y recién cortado y como no contaba con una piscina de largas dimensiones, la casa parecía la última sacada del mercado moderna y con grandes ventanales… para mi gusto era perfecta. Creía que iba a ser una casa más formal y chapada a la antigua, peor era todo lo contrario... esta derrochaba juventud y lujo. También me fije en los coches que había allí aparcado Porsche Cayman S. de color rojo y otro audi R8
Harry sacó mis maletas y las cargó el hasta la entrada, la limusina desapareció por la cancela que se había abierto y ahora se cerraba luego de que esta desapareciera.
Harry abrió la puerta y me invitó a entrar. El exterior no era nada comparado con el interior… no me quería quedar boquiabierta por darle el gusto a Harry. Todo estaba perfectamente colocado en su lugar y la decoración era impecable. Había muchos cuadros… que seguro tenían que valer una fortuna, al igual que todo el inmueble que había allí.


Él se dirigió a las escaleras y empezó a subirlas, luego giró a la derecha y abrió una de las puertas pasó dejo las maletas, me dejo pasar y luego se fue sin decir nada. 
CAPÍTULO:


Capítulo 1.


Otro día más, otro lunes aburrido, otra vez Savannah tendría que escuchar el sonido del molestoso despertador a las 7:00 en punto de la mañana y preguntarse cuan de aburrido será su día, aburrido y solitario.

Le dio al play a su reproductor de música y la morena se dejó  llevar por los versos de Jessie J en ‘Who You Are’. Le llegaba al fondo de su alma, la describía. Ella se preguntaba porque porque no podían aceptar su forma de ser, ¿Por qué realmente no le agradaba a nadie? ¿Por qué nadie quedaba con ella los viernes por la tarde, por qué nadie le pedía su número de teléfono?

Se miró al espejo…  se podía apreciar a una chica normal con unas converse viejas y desgastadas, un pantalón vaquero oscuro igual de gastado y la primera camisa que cogía de su ropero. En sus dientes estaban aquellos pequeños hierros llamados ‘brackets’ para poder corregir estos. Un pelo alborotado y recogido con unos rizos desbocados que resaltaba que ni ella misma podía controlar,  alguien que no tiene la talla 34, ni la 40. ¿Por qué nadie mira su interior?

Arregló su maleta con los libros que necesitaría en el día y se dirigió hacia la cocina para dejar de pensar en la misma idea que todos los días pasaba por su mente. Allí estaba su madre, Ivy tomándose su café rutinario de las mañanas, le dio los buenos días con un cálido beso en su mejilla. La quería tanto… su mejor amiga.

{…}

‘’A veces es difícil seguir a tu corazón. Llorar no significa que has perdido, todos tenemos moratones’’



Entró justamente cuando tocaba el timbre que era el que marcaba el inicio de las clases. Savannah se aferró a la mochila y pasó por el pasillo amontonado de gente, donde miraban despectivamente… la superioridad volaba por los aires. En cambio la suya estaba por el suelo, la morena se escabulló a su primera clase… francés.

- Vous comprenez? – dijo el profesor después de estar media hora hablando e escribiendo en la pizarra.

¿Qué mierda iba a entender? Se sentaba en la última fila, donde ella no veía la pizarra y ni si quiera lo escuchaba bien… aunque realmente tampoco entendía mucho lo que decía, tampoco podía coger apuntes. Sí, ella es la invisible… pero no de la clase; de todos los sitios que te puedas imaginar. Estaba desesperada, incómoda y se sentía mal consigo misma recordando el primer día que entró en esta clase ya que se cambió de latín a francés. Cuando la vieron todos decían: ¿es nueva?, otros contestaban ¿qué dices? Es solo Savannah Strick.

Se sentó al lado de una chica que parecía agradable con un pelo castaño; su apariencia parecía de diosa griega y sus increíbles ojos fulminaron al instante que Savannah dejó su estuche y archivador en la mesa.

-H..hola – logró decir la chica.
-¿De dónde saliste? – dijo mientras la escaneaba con sus ojos grisáceos – vete por donde viniste troll rarito.

Ella pensó: ''Tierra trágame,esa chica ya me tiene fichada para el fin de la historia. Bien Savannah.''

Eso hizo que un nudo en la garganta de la chica apareciera y no la dejara hablar, ni esbozar una simple palabra. Ella tampoco hizo el ademán de hacerlo, solo cogió sus cosas y echó otras de sus frías miradas y se puso en la otra esquina de la clase, donde llegó un chico de pelo castaño y liso, un poco despeinado y le plantó un beso foraz y ella se dejó hacer hasta que los interrumpió la entrada del profesor.

-Señorita Clove y Tomlinson, dejen los besuqueos para más tarde – la clase mantuvo silencio y el profesor empezó a hablar en francés.

Y así era día por día, su mirada acosadora y llena de odio, un odio que ni ella misma sabía de donde venía si Savannah  ni siquiera hablaba y se las pasaba sumergida en los libros, ellos eran su leal refugio.

Bajó del séptimo cielo que se encontraba gracias al retinteo del bolígrafo del profesor.

- ¿Otra vez en las musarañas, señorita Strick? – dijo el hombre canoso, repeinado con gomina y con aire de jodedor de mañanas.
- No, señor Russo – dijo esta mientras miraba su cuaderno, sin subir la mirada.

Él dio un último golpe a la mesa donde ella se encontraba con su bolígrafo y se volvió, para observar a los demás alumnos trabajando su materia.

{...}

Era la última clase del día y los pasillos seguían aun más amontonados, todos daban codazos y intentaban hacer hueco para poder llegar a punto a las clases. Eso no hacía buena combinación con la patosa de Savannah, siempre estaba en el suelo y esta no iba a ser una excepción.

Solo noto como la empujaron y se chocó con alguien, tirando todos los apuntes que llevaba en sus manos. Los papeles volaron y fueron pisoteados por los demás.

Alzó su mirada y se encontró con...



Dios... ya tengo ideas en mi mente dskgljlkdsj
Espero que te guste, bs xx.
Ficha aceptada
 
Realmente escribes muy bien, ya estás audicionando, chau.
Muchas gracias cielo, solo soy una principiante(?)
Espero resultados impaciente
Besooooos, xx.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por tobias. el Sáb 23 Nov 2013, 9:57 am

luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Summer Rumsfeld


√ Nombre chica: Lauren Jauregui ~~ Summer Rumsfeld
√ Nombre chico: Josh Hutcherson ~~
√ Papel de tus personajes:La chica es ciega.
√ Escrito de tu autoría:

CAPÍTULO:
CAPÍTULO 15 (PARTE 2).
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 45



HARRY POV’S.
Estaba esperando a ____ en el aeropuerto después de haber dado una reunión muy importante tanto que llegué con el tiempo justo y no pude ni cambiarme de ropa. Estaba nervioso por su llegada, no quería imaginarme lo desgastada que estaría y tampoco quería imaginarme todas las veces que nos pelearíamos y la irritación que se llevaría cuando pasará esta semana, porque quería hacérsela inolvidable… costará lo que me costará.


Estaba sumido en mis pensamientos y miraba constantemente a todos lados esperando por ella, hasta que la vi. Estaba muy muy delgada, sus ojos reflejaban la adicción al igual que sus ojeras, no tenían ese brillo que recuerdo. Llevaba su pelo en un moño y odiaba eso porque me encantaba cuando llevaba suelta su melena semi-rizada. ¿Dónde estaba la chica de mis sueños? Aunque realmente yo le destrocé muchos de ellos. La camisa de los Rollings que tanto le gustaba y le quedaba perfecta ahora le sobraba por todos lados y sus mallas negras, estaban tan desgatadas… al igual que sus típicas converse algo en lo que no había cambiado. Entonces me acerqué ella con cautela… quería abrazarla pero reprimí mi impulso y simplemente pronuncié su nombre y en contestación solo obtuve una mala mirada de su parte y también un pisotón después de pasar por mi lado.


Vuelve _____.


¿_____? ¿Solo mi nombre? ¿Es todo lo que podía decir? Acababa de pisar Francia y ya íbamos mal así que no me quiero imaginar todo el tiempo que este aquí…


Yo no le dirigí la palabra, subí mi mirada y mi cabeza al frente y di un paso fuerte y malhumorado con la mala suerte que pise el zapato Louis Vuitton de mi queridísimo Harry, yo me hice la desentendida y seguí mientras arrastraba mi maleta, pero entonces noté su mano con la mía y después como él cogía mi maleta.
-  Tengo que explicarte tantas cosas ____ - me dijo mientras andábamos hacia la salida del aeropuerto.
- No quiero que ni si quiera me hables – le contesté – así que no hay nada de que hablar, ¿de acuerdo?


Él me miró un poco desconcertado, pero no se daba por vencido pronto.


- Pequeña furiosa – dijo y se rio entre dientes – necesitas dormir.
- Dormí todo el vuelvo – respondí con el mismo tono de voz – lo que me da dolor de cabeza es tu presencia – proseguí – no quiero hablar contigo más.
 
Él me dio un vistazo y rio por mis palabras y yo le sonreí falsamente para rematar ya que sabía que él odiaba eso y conseguí mi propósito ya que la sonrisa pícara de Harry desapareció.


Fuera del aeropuerto nos esperaba una limusina de color negra, algo grande y la verdad parecía muy lujosa. De allí salió un nombre que supongo que sería el chófer y cargo mis maletas. Yo iba a coger el mango de la puerta para subir pero él se adelantó  y me abrió la puerta y me invitó a pasar, yo pasé y me senté, me puse el cinturón y dirigí mi mirada a la ventanilla pero entonces él dijo mientras apoyaba su palma de la mano encima de la mía.


- Prefiero una guerra contigo a un futuro sin ti.


Sentí un escalofrío en todo mi ser, pero me resigné y aparté mi mano de mala gana. Él tan cabezota como siempre esta vez la puso sobre mi pierna, yo lo miré con una mirada fulminante y se le escapó una carcajada de esos hermosos labios, yo intenté no sonreír por eso pero seguro que se me marcó mi famoso hoyuelo por mucho que no quisiera, porque él no aparto su mano pero si dejo de mirarme. Tampoco protesté porque sé que lo haría peor la próxima vez.


Cuando llegamos y me bajé del coche me quedé muy impresionada ya que me encontré con una parcela grandísima, parecía de película. Tenía un gran jardín rodeándola, muy bien cuidado y recién cortado y como no contaba con una piscina de largas dimensiones, la casa parecía la última sacada del mercado moderna y con grandes ventanales… para mi gusto era perfecta. Creía que iba a ser una casa más formal y chapada a la antigua, peor era todo lo contrario... esta derrochaba juventud y lujo. También me fije en los coches que había allí aparcado Porsche Cayman S. de color rojo y otro audi R8
Harry sacó mis maletas y las cargó el hasta la entrada, la limusina desapareció por la cancela que se había abierto y ahora se cerraba luego de que esta desapareciera.
Harry abrió la puerta y me invitó a entrar. El exterior no era nada comparado con el interior… no me quería quedar boquiabierta por darle el gusto a Harry. Todo estaba perfectamente colocado en su lugar y la decoración era impecable. Había muchos cuadros… que seguro tenían que valer una fortuna, al igual que todo el inmueble que había allí.


Él se dirigió a las escaleras y empezó a subirlas, luego giró a la derecha y abrió una de las puertas pasó dejo las maletas, me dejo pasar y luego se fue sin decir nada. 
CAPÍTULO:


Capítulo 1.


Otro día más, otro lunes aburrido, otra vez Savannah tendría que escuchar el sonido del molestoso despertador a las 7:00 en punto de la mañana y preguntarse cuan de aburrido será su día, aburrido y solitario.

Le dio al play a su reproductor de música y la morena se dejó  llevar por los versos de Jessie J en ‘Who You Are’. Le llegaba al fondo de su alma, la describía. Ella se preguntaba porque porque no podían aceptar su forma de ser, ¿Por qué realmente no le agradaba a nadie? ¿Por qué nadie quedaba con ella los viernes por la tarde, por qué nadie le pedía su número de teléfono?

Se miró al espejo…  se podía apreciar a una chica normal con unas converse viejas y desgastadas, un pantalón vaquero oscuro igual de gastado y la primera camisa que cogía de su ropero. En sus dientes estaban aquellos pequeños hierros llamados ‘brackets’ para poder corregir estos. Un pelo alborotado y recogido con unos rizos desbocados que resaltaba que ni ella misma podía controlar,  alguien que no tiene la talla 34, ni la 40. ¿Por qué nadie mira su interior?

Arregló su maleta con los libros que necesitaría en el día y se dirigió hacia la cocina para dejar de pensar en la misma idea que todos los días pasaba por su mente. Allí estaba su madre, Ivy tomándose su café rutinario de las mañanas, le dio los buenos días con un cálido beso en su mejilla. La quería tanto… su mejor amiga.

{…}

‘’A veces es difícil seguir a tu corazón. Llorar no significa que has perdido, todos tenemos moratones’’



Entró justamente cuando tocaba el timbre que era el que marcaba el inicio de las clases. Savannah se aferró a la mochila y pasó por el pasillo amontonado de gente, donde miraban despectivamente… la superioridad volaba por los aires. En cambio la suya estaba por el suelo, la morena se escabulló a su primera clase… francés.

- Vous comprenez? – dijo el profesor después de estar media hora hablando e escribiendo en la pizarra.

¿Qué mierda iba a entender? Se sentaba en la última fila, donde ella no veía la pizarra y ni si quiera lo escuchaba bien… aunque realmente tampoco entendía mucho lo que decía, tampoco podía coger apuntes. Sí, ella es la invisible… pero no de la clase; de todos los sitios que te puedas imaginar. Estaba desesperada, incómoda y se sentía mal consigo misma recordando el primer día que entró en esta clase ya que se cambió de latín a francés. Cuando la vieron todos decían: ¿es nueva?, otros contestaban ¿qué dices? Es solo Savannah Strick.

Se sentó al lado de una chica que parecía agradable con un pelo castaño; su apariencia parecía de diosa griega y sus increíbles ojos fulminaron al instante que Savannah dejó su estuche y archivador en la mesa.

-H..hola – logró decir la chica.
-¿De dónde saliste? – dijo mientras la escaneaba con sus ojos grisáceos – vete por donde viniste troll rarito.

Ella pensó: ''Tierra trágame,esa chica ya me tiene fichada para el fin de la historia. Bien Savannah.''

Eso hizo que un nudo en la garganta de la chica apareciera y no la dejara hablar, ni esbozar una simple palabra. Ella tampoco hizo el ademán de hacerlo, solo cogió sus cosas y echó otras de sus frías miradas y se puso en la otra esquina de la clase, donde llegó un chico de pelo castaño y liso, un poco despeinado y le plantó un beso foraz y ella se dejó hacer hasta que los interrumpió la entrada del profesor.

-Señorita Clove y Tomlinson, dejen los besuqueos para más tarde – la clase mantuvo silencio y el profesor empezó a hablar en francés.

Y así era día por día, su mirada acosadora y llena de odio, un odio que ni ella misma sabía de donde venía si Savannah  ni siquiera hablaba y se las pasaba sumergida en los libros, ellos eran su leal refugio.

Bajó del séptimo cielo que se encontraba gracias al retinteo del bolígrafo del profesor.

- ¿Otra vez en las musarañas, señorita Strick? – dijo el hombre canoso, repeinado con gomina y con aire de jodedor de mañanas.
- No, señor Russo – dijo esta mientras miraba su cuaderno, sin subir la mirada.

Él dio un último golpe a la mesa donde ella se encontraba con su bolígrafo y se volvió, para observar a los demás alumnos trabajando su materia.

{...}

Era la última clase del día y los pasillos seguían aun más amontonados, todos daban codazos y intentaban hacer hueco para poder llegar a punto a las clases. Eso no hacía buena combinación con la patosa de Savannah, siempre estaba en el suelo y esta no iba a ser una excepción.

Solo noto como la empujaron y se chocó con alguien, tirando todos los apuntes que llevaba en sus manos. Los papeles volaron y fueron pisoteados por los demás.

Alzó su mirada y se encontró con...



Dios... ya tengo ideas en mi mente dskgljlkdsj
Espero que te guste, bs xx.
Ficha aceptada
 
Realmente escribes muy bien, ya estás audicionando, chau.
Muchas gracias cielo, solo soy una principiante(?)
Espero resultados impaciente
Besooooos, xx.
Para ser principiante lo haces bien, los resultados aún no sé cuándo los subiré.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Converse. el Sáb 23 Nov 2013, 10:21 am

AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Summer Rumsfeld


√ Nombre chica: Lauren Jauregui ~~ Summer Rumsfeld
√ Nombre chico: Josh Hutcherson ~~
√ Papel de tus personajes:La chica es ciega.
√ Escrito de tu autoría:

CAPÍTULO:
CAPÍTULO 15 (PARTE 2).
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 45



HARRY POV’S.
Estaba esperando a ____ en el aeropuerto después de haber dado una reunión muy importante tanto que llegué con el tiempo justo y no pude ni cambiarme de ropa. Estaba nervioso por su llegada, no quería imaginarme lo desgastada que estaría y tampoco quería imaginarme todas las veces que nos pelearíamos y la irritación que se llevaría cuando pasará esta semana, porque quería hacérsela inolvidable… costará lo que me costará.


Estaba sumido en mis pensamientos y miraba constantemente a todos lados esperando por ella, hasta que la vi. Estaba muy muy delgada, sus ojos reflejaban la adicción al igual que sus ojeras, no tenían ese brillo que recuerdo. Llevaba su pelo en un moño y odiaba eso porque me encantaba cuando llevaba suelta su melena semi-rizada. ¿Dónde estaba la chica de mis sueños? Aunque realmente yo le destrocé muchos de ellos. La camisa de los Rollings que tanto le gustaba y le quedaba perfecta ahora le sobraba por todos lados y sus mallas negras, estaban tan desgatadas… al igual que sus típicas converse algo en lo que no había cambiado. Entonces me acerqué ella con cautela… quería abrazarla pero reprimí mi impulso y simplemente pronuncié su nombre y en contestación solo obtuve una mala mirada de su parte y también un pisotón después de pasar por mi lado.


Vuelve _____.


¿_____? ¿Solo mi nombre? ¿Es todo lo que podía decir? Acababa de pisar Francia y ya íbamos mal así que no me quiero imaginar todo el tiempo que este aquí…


Yo no le dirigí la palabra, subí mi mirada y mi cabeza al frente y di un paso fuerte y malhumorado con la mala suerte que pise el zapato Louis Vuitton de mi queridísimo Harry, yo me hice la desentendida y seguí mientras arrastraba mi maleta, pero entonces noté su mano con la mía y después como él cogía mi maleta.
-  Tengo que explicarte tantas cosas ____ - me dijo mientras andábamos hacia la salida del aeropuerto.
- No quiero que ni si quiera me hables – le contesté – así que no hay nada de que hablar, ¿de acuerdo?


Él me miró un poco desconcertado, pero no se daba por vencido pronto.


- Pequeña furiosa – dijo y se rio entre dientes – necesitas dormir.
- Dormí todo el vuelvo – respondí con el mismo tono de voz – lo que me da dolor de cabeza es tu presencia – proseguí – no quiero hablar contigo más.
 
Él me dio un vistazo y rio por mis palabras y yo le sonreí falsamente para rematar ya que sabía que él odiaba eso y conseguí mi propósito ya que la sonrisa pícara de Harry desapareció.


Fuera del aeropuerto nos esperaba una limusina de color negra, algo grande y la verdad parecía muy lujosa. De allí salió un nombre que supongo que sería el chófer y cargo mis maletas. Yo iba a coger el mango de la puerta para subir pero él se adelantó  y me abrió la puerta y me invitó a pasar, yo pasé y me senté, me puse el cinturón y dirigí mi mirada a la ventanilla pero entonces él dijo mientras apoyaba su palma de la mano encima de la mía.


- Prefiero una guerra contigo a un futuro sin ti.


Sentí un escalofrío en todo mi ser, pero me resigné y aparté mi mano de mala gana. Él tan cabezota como siempre esta vez la puso sobre mi pierna, yo lo miré con una mirada fulminante y se le escapó una carcajada de esos hermosos labios, yo intenté no sonreír por eso pero seguro que se me marcó mi famoso hoyuelo por mucho que no quisiera, porque él no aparto su mano pero si dejo de mirarme. Tampoco protesté porque sé que lo haría peor la próxima vez.


Cuando llegamos y me bajé del coche me quedé muy impresionada ya que me encontré con una parcela grandísima, parecía de película. Tenía un gran jardín rodeándola, muy bien cuidado y recién cortado y como no contaba con una piscina de largas dimensiones, la casa parecía la última sacada del mercado moderna y con grandes ventanales… para mi gusto era perfecta. Creía que iba a ser una casa más formal y chapada a la antigua, peor era todo lo contrario... esta derrochaba juventud y lujo. También me fije en los coches que había allí aparcado Porsche Cayman S. de color rojo y otro audi R8
Harry sacó mis maletas y las cargó el hasta la entrada, la limusina desapareció por la cancela que se había abierto y ahora se cerraba luego de que esta desapareciera.
Harry abrió la puerta y me invitó a entrar. El exterior no era nada comparado con el interior… no me quería quedar boquiabierta por darle el gusto a Harry. Todo estaba perfectamente colocado en su lugar y la decoración era impecable. Había muchos cuadros… que seguro tenían que valer una fortuna, al igual que todo el inmueble que había allí.


Él se dirigió a las escaleras y empezó a subirlas, luego giró a la derecha y abrió una de las puertas pasó dejo las maletas, me dejo pasar y luego se fue sin decir nada. 
CAPÍTULO:


Capítulo 1.


Otro día más, otro lunes aburrido, otra vez Savannah tendría que escuchar el sonido del molestoso despertador a las 7:00 en punto de la mañana y preguntarse cuan de aburrido será su día, aburrido y solitario.

Le dio al play a su reproductor de música y la morena se dejó  llevar por los versos de Jessie J en ‘Who You Are’. Le llegaba al fondo de su alma, la describía. Ella se preguntaba porque porque no podían aceptar su forma de ser, ¿Por qué realmente no le agradaba a nadie? ¿Por qué nadie quedaba con ella los viernes por la tarde, por qué nadie le pedía su número de teléfono?

Se miró al espejo…  se podía apreciar a una chica normal con unas converse viejas y desgastadas, un pantalón vaquero oscuro igual de gastado y la primera camisa que cogía de su ropero. En sus dientes estaban aquellos pequeños hierros llamados ‘brackets’ para poder corregir estos. Un pelo alborotado y recogido con unos rizos desbocados que resaltaba que ni ella misma podía controlar,  alguien que no tiene la talla 34, ni la 40. ¿Por qué nadie mira su interior?

Arregló su maleta con los libros que necesitaría en el día y se dirigió hacia la cocina para dejar de pensar en la misma idea que todos los días pasaba por su mente. Allí estaba su madre, Ivy tomándose su café rutinario de las mañanas, le dio los buenos días con un cálido beso en su mejilla. La quería tanto… su mejor amiga.

{…}

‘’A veces es difícil seguir a tu corazón. Llorar no significa que has perdido, todos tenemos moratones’’



Entró justamente cuando tocaba el timbre que era el que marcaba el inicio de las clases. Savannah se aferró a la mochila y pasó por el pasillo amontonado de gente, donde miraban despectivamente… la superioridad volaba por los aires. En cambio la suya estaba por el suelo, la morena se escabulló a su primera clase… francés.

- Vous comprenez? – dijo el profesor después de estar media hora hablando e escribiendo en la pizarra.

¿Qué mierda iba a entender? Se sentaba en la última fila, donde ella no veía la pizarra y ni si quiera lo escuchaba bien… aunque realmente tampoco entendía mucho lo que decía, tampoco podía coger apuntes. Sí, ella es la invisible… pero no de la clase; de todos los sitios que te puedas imaginar. Estaba desesperada, incómoda y se sentía mal consigo misma recordando el primer día que entró en esta clase ya que se cambió de latín a francés. Cuando la vieron todos decían: ¿es nueva?, otros contestaban ¿qué dices? Es solo Savannah Strick.

Se sentó al lado de una chica que parecía agradable con un pelo castaño; su apariencia parecía de diosa griega y sus increíbles ojos fulminaron al instante que Savannah dejó su estuche y archivador en la mesa.

-H..hola – logró decir la chica.
-¿De dónde saliste? – dijo mientras la escaneaba con sus ojos grisáceos – vete por donde viniste troll rarito.

Ella pensó: ''Tierra trágame,esa chica ya me tiene fichada para el fin de la historia. Bien Savannah.''

Eso hizo que un nudo en la garganta de la chica apareciera y no la dejara hablar, ni esbozar una simple palabra. Ella tampoco hizo el ademán de hacerlo, solo cogió sus cosas y echó otras de sus frías miradas y se puso en la otra esquina de la clase, donde llegó un chico de pelo castaño y liso, un poco despeinado y le plantó un beso foraz y ella se dejó hacer hasta que los interrumpió la entrada del profesor.

-Señorita Clove y Tomlinson, dejen los besuqueos para más tarde – la clase mantuvo silencio y el profesor empezó a hablar en francés.

Y así era día por día, su mirada acosadora y llena de odio, un odio que ni ella misma sabía de donde venía si Savannah  ni siquiera hablaba y se las pasaba sumergida en los libros, ellos eran su leal refugio.

Bajó del séptimo cielo que se encontraba gracias al retinteo del bolígrafo del profesor.

- ¿Otra vez en las musarañas, señorita Strick? – dijo el hombre canoso, repeinado con gomina y con aire de jodedor de mañanas.
- No, señor Russo – dijo esta mientras miraba su cuaderno, sin subir la mirada.

Él dio un último golpe a la mesa donde ella se encontraba con su bolígrafo y se volvió, para observar a los demás alumnos trabajando su materia.

{...}

Era la última clase del día y los pasillos seguían aun más amontonados, todos daban codazos y intentaban hacer hueco para poder llegar a punto a las clases. Eso no hacía buena combinación con la patosa de Savannah, siempre estaba en el suelo y esta no iba a ser una excepción.

Solo noto como la empujaron y se chocó con alguien, tirando todos los apuntes que llevaba en sus manos. Los papeles volaron y fueron pisoteados por los demás.

Alzó su mirada y se encontró con...



Dios... ya tengo ideas en mi mente dskgljlkdsj
Espero que te guste, bs xx.
Ficha aceptada
 
Realmente escribes muy bien, ya estás audicionando, chau.
Muchas gracias cielo, solo soy una principiante(?)
Espero resultados impaciente
Besooooos, xx.
Para ser principiante lo haces bien, los resultados aún no sé cuándo los subiré.
Tomate tu tiempo(?)
Esperaremos mientras, así que no te preocupes:3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por tobias. el Sáb 23 Nov 2013, 4:14 pm

luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Summer Rumsfeld


√ Nombre chica: Lauren Jauregui ~~ Summer Rumsfeld
√ Nombre chico: Josh Hutcherson ~~
√ Papel de tus personajes:La chica es ciega.
√ Escrito de tu autoría:

CAPÍTULO:
CAPÍTULO 15 (PARTE 2).
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 45



HARRY POV’S.
Estaba esperando a ____ en el aeropuerto después de haber dado una reunión muy importante tanto que llegué con el tiempo justo y no pude ni cambiarme de ropa. Estaba nervioso por su llegada, no quería imaginarme lo desgastada que estaría y tampoco quería imaginarme todas las veces que nos pelearíamos y la irritación que se llevaría cuando pasará esta semana, porque quería hacérsela inolvidable… costará lo que me costará.


Estaba sumido en mis pensamientos y miraba constantemente a todos lados esperando por ella, hasta que la vi. Estaba muy muy delgada, sus ojos reflejaban la adicción al igual que sus ojeras, no tenían ese brillo que recuerdo. Llevaba su pelo en un moño y odiaba eso porque me encantaba cuando llevaba suelta su melena semi-rizada. ¿Dónde estaba la chica de mis sueños? Aunque realmente yo le destrocé muchos de ellos. La camisa de los Rollings que tanto le gustaba y le quedaba perfecta ahora le sobraba por todos lados y sus mallas negras, estaban tan desgatadas… al igual que sus típicas converse algo en lo que no había cambiado. Entonces me acerqué ella con cautela… quería abrazarla pero reprimí mi impulso y simplemente pronuncié su nombre y en contestación solo obtuve una mala mirada de su parte y también un pisotón después de pasar por mi lado.


Vuelve _____.


¿_____? ¿Solo mi nombre? ¿Es todo lo que podía decir? Acababa de pisar Francia y ya íbamos mal así que no me quiero imaginar todo el tiempo que este aquí…


Yo no le dirigí la palabra, subí mi mirada y mi cabeza al frente y di un paso fuerte y malhumorado con la mala suerte que pise el zapato Louis Vuitton de mi queridísimo Harry, yo me hice la desentendida y seguí mientras arrastraba mi maleta, pero entonces noté su mano con la mía y después como él cogía mi maleta.
-  Tengo que explicarte tantas cosas ____ - me dijo mientras andábamos hacia la salida del aeropuerto.
- No quiero que ni si quiera me hables – le contesté – así que no hay nada de que hablar, ¿de acuerdo?


Él me miró un poco desconcertado, pero no se daba por vencido pronto.


- Pequeña furiosa – dijo y se rio entre dientes – necesitas dormir.
- Dormí todo el vuelvo – respondí con el mismo tono de voz – lo que me da dolor de cabeza es tu presencia – proseguí – no quiero hablar contigo más.
 
Él me dio un vistazo y rio por mis palabras y yo le sonreí falsamente para rematar ya que sabía que él odiaba eso y conseguí mi propósito ya que la sonrisa pícara de Harry desapareció.


Fuera del aeropuerto nos esperaba una limusina de color negra, algo grande y la verdad parecía muy lujosa. De allí salió un nombre que supongo que sería el chófer y cargo mis maletas. Yo iba a coger el mango de la puerta para subir pero él se adelantó  y me abrió la puerta y me invitó a pasar, yo pasé y me senté, me puse el cinturón y dirigí mi mirada a la ventanilla pero entonces él dijo mientras apoyaba su palma de la mano encima de la mía.


- Prefiero una guerra contigo a un futuro sin ti.


Sentí un escalofrío en todo mi ser, pero me resigné y aparté mi mano de mala gana. Él tan cabezota como siempre esta vez la puso sobre mi pierna, yo lo miré con una mirada fulminante y se le escapó una carcajada de esos hermosos labios, yo intenté no sonreír por eso pero seguro que se me marcó mi famoso hoyuelo por mucho que no quisiera, porque él no aparto su mano pero si dejo de mirarme. Tampoco protesté porque sé que lo haría peor la próxima vez.


Cuando llegamos y me bajé del coche me quedé muy impresionada ya que me encontré con una parcela grandísima, parecía de película. Tenía un gran jardín rodeándola, muy bien cuidado y recién cortado y como no contaba con una piscina de largas dimensiones, la casa parecía la última sacada del mercado moderna y con grandes ventanales… para mi gusto era perfecta. Creía que iba a ser una casa más formal y chapada a la antigua, peor era todo lo contrario... esta derrochaba juventud y lujo. También me fije en los coches que había allí aparcado Porsche Cayman S. de color rojo y otro audi R8
Harry sacó mis maletas y las cargó el hasta la entrada, la limusina desapareció por la cancela que se había abierto y ahora se cerraba luego de que esta desapareciera.
Harry abrió la puerta y me invitó a entrar. El exterior no era nada comparado con el interior… no me quería quedar boquiabierta por darle el gusto a Harry. Todo estaba perfectamente colocado en su lugar y la decoración era impecable. Había muchos cuadros… que seguro tenían que valer una fortuna, al igual que todo el inmueble que había allí.


Él se dirigió a las escaleras y empezó a subirlas, luego giró a la derecha y abrió una de las puertas pasó dejo las maletas, me dejo pasar y luego se fue sin decir nada. 
CAPÍTULO:


Capítulo 1.


Otro día más, otro lunes aburrido, otra vez Savannah tendría que escuchar el sonido del molestoso despertador a las 7:00 en punto de la mañana y preguntarse cuan de aburrido será su día, aburrido y solitario.

Le dio al play a su reproductor de música y la morena se dejó  llevar por los versos de Jessie J en ‘Who You Are’. Le llegaba al fondo de su alma, la describía. Ella se preguntaba porque porque no podían aceptar su forma de ser, ¿Por qué realmente no le agradaba a nadie? ¿Por qué nadie quedaba con ella los viernes por la tarde, por qué nadie le pedía su número de teléfono?

Se miró al espejo…  se podía apreciar a una chica normal con unas converse viejas y desgastadas, un pantalón vaquero oscuro igual de gastado y la primera camisa que cogía de su ropero. En sus dientes estaban aquellos pequeños hierros llamados ‘brackets’ para poder corregir estos. Un pelo alborotado y recogido con unos rizos desbocados que resaltaba que ni ella misma podía controlar,  alguien que no tiene la talla 34, ni la 40. ¿Por qué nadie mira su interior?

Arregló su maleta con los libros que necesitaría en el día y se dirigió hacia la cocina para dejar de pensar en la misma idea que todos los días pasaba por su mente. Allí estaba su madre, Ivy tomándose su café rutinario de las mañanas, le dio los buenos días con un cálido beso en su mejilla. La quería tanto… su mejor amiga.

{…}

‘’A veces es difícil seguir a tu corazón. Llorar no significa que has perdido, todos tenemos moratones’’



Entró justamente cuando tocaba el timbre que era el que marcaba el inicio de las clases. Savannah se aferró a la mochila y pasó por el pasillo amontonado de gente, donde miraban despectivamente… la superioridad volaba por los aires. En cambio la suya estaba por el suelo, la morena se escabulló a su primera clase… francés.

- Vous comprenez? – dijo el profesor después de estar media hora hablando e escribiendo en la pizarra.

¿Qué mierda iba a entender? Se sentaba en la última fila, donde ella no veía la pizarra y ni si quiera lo escuchaba bien… aunque realmente tampoco entendía mucho lo que decía, tampoco podía coger apuntes. Sí, ella es la invisible… pero no de la clase; de todos los sitios que te puedas imaginar. Estaba desesperada, incómoda y se sentía mal consigo misma recordando el primer día que entró en esta clase ya que se cambió de latín a francés. Cuando la vieron todos decían: ¿es nueva?, otros contestaban ¿qué dices? Es solo Savannah Strick.

Se sentó al lado de una chica que parecía agradable con un pelo castaño; su apariencia parecía de diosa griega y sus increíbles ojos fulminaron al instante que Savannah dejó su estuche y archivador en la mesa.

-H..hola – logró decir la chica.
-¿De dónde saliste? – dijo mientras la escaneaba con sus ojos grisáceos – vete por donde viniste troll rarito.

Ella pensó: ''Tierra trágame,esa chica ya me tiene fichada para el fin de la historia. Bien Savannah.''

Eso hizo que un nudo en la garganta de la chica apareciera y no la dejara hablar, ni esbozar una simple palabra. Ella tampoco hizo el ademán de hacerlo, solo cogió sus cosas y echó otras de sus frías miradas y se puso en la otra esquina de la clase, donde llegó un chico de pelo castaño y liso, un poco despeinado y le plantó un beso foraz y ella se dejó hacer hasta que los interrumpió la entrada del profesor.

-Señorita Clove y Tomlinson, dejen los besuqueos para más tarde – la clase mantuvo silencio y el profesor empezó a hablar en francés.

Y así era día por día, su mirada acosadora y llena de odio, un odio que ni ella misma sabía de donde venía si Savannah  ni siquiera hablaba y se las pasaba sumergida en los libros, ellos eran su leal refugio.

Bajó del séptimo cielo que se encontraba gracias al retinteo del bolígrafo del profesor.

- ¿Otra vez en las musarañas, señorita Strick? – dijo el hombre canoso, repeinado con gomina y con aire de jodedor de mañanas.
- No, señor Russo – dijo esta mientras miraba su cuaderno, sin subir la mirada.

Él dio un último golpe a la mesa donde ella se encontraba con su bolígrafo y se volvió, para observar a los demás alumnos trabajando su materia.

{...}

Era la última clase del día y los pasillos seguían aun más amontonados, todos daban codazos y intentaban hacer hueco para poder llegar a punto a las clases. Eso no hacía buena combinación con la patosa de Savannah, siempre estaba en el suelo y esta no iba a ser una excepción.

Solo noto como la empujaron y se chocó con alguien, tirando todos los apuntes que llevaba en sus manos. Los papeles volaron y fueron pisoteados por los demás.

Alzó su mirada y se encontró con...



Dios... ya tengo ideas en mi mente dskgljlkdsj
Espero que te guste, bs xx.
Ficha aceptada
 
Realmente escribes muy bien, ya estás audicionando, chau.
Muchas gracias cielo, solo soy una principiante(?)
Espero resultados impaciente
Besooooos, xx.
Para ser principiante lo haces bien, los resultados aún no sé cuándo los subiré.
Tomate tu tiempo(?)
Esperaremos mientras, así que no te preocupes:3
Yo creo que la próxima semana, idk.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Converse. el Sáb 23 Nov 2013, 4:45 pm

AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Summer Rumsfeld


√ Nombre chica: Lauren Jauregui ~~ Summer Rumsfeld
√ Nombre chico: Josh Hutcherson ~~
√ Papel de tus personajes:La chica es ciega.
√ Escrito de tu autoría:

CAPÍTULO:
CAPÍTULO 15 (PARTE 2).
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 45



HARRY POV’S.
Estaba esperando a ____ en el aeropuerto después de haber dado una reunión muy importante tanto que llegué con el tiempo justo y no pude ni cambiarme de ropa. Estaba nervioso por su llegada, no quería imaginarme lo desgastada que estaría y tampoco quería imaginarme todas las veces que nos pelearíamos y la irritación que se llevaría cuando pasará esta semana, porque quería hacérsela inolvidable… costará lo que me costará.


Estaba sumido en mis pensamientos y miraba constantemente a todos lados esperando por ella, hasta que la vi. Estaba muy muy delgada, sus ojos reflejaban la adicción al igual que sus ojeras, no tenían ese brillo que recuerdo. Llevaba su pelo en un moño y odiaba eso porque me encantaba cuando llevaba suelta su melena semi-rizada. ¿Dónde estaba la chica de mis sueños? Aunque realmente yo le destrocé muchos de ellos. La camisa de los Rollings que tanto le gustaba y le quedaba perfecta ahora le sobraba por todos lados y sus mallas negras, estaban tan desgatadas… al igual que sus típicas converse algo en lo que no había cambiado. Entonces me acerqué ella con cautela… quería abrazarla pero reprimí mi impulso y simplemente pronuncié su nombre y en contestación solo obtuve una mala mirada de su parte y también un pisotón después de pasar por mi lado.


Vuelve _____.


¿_____? ¿Solo mi nombre? ¿Es todo lo que podía decir? Acababa de pisar Francia y ya íbamos mal así que no me quiero imaginar todo el tiempo que este aquí…


Yo no le dirigí la palabra, subí mi mirada y mi cabeza al frente y di un paso fuerte y malhumorado con la mala suerte que pise el zapato Louis Vuitton de mi queridísimo Harry, yo me hice la desentendida y seguí mientras arrastraba mi maleta, pero entonces noté su mano con la mía y después como él cogía mi maleta.
-  Tengo que explicarte tantas cosas ____ - me dijo mientras andábamos hacia la salida del aeropuerto.
- No quiero que ni si quiera me hables – le contesté – así que no hay nada de que hablar, ¿de acuerdo?


Él me miró un poco desconcertado, pero no se daba por vencido pronto.


- Pequeña furiosa – dijo y se rio entre dientes – necesitas dormir.
- Dormí todo el vuelvo – respondí con el mismo tono de voz – lo que me da dolor de cabeza es tu presencia – proseguí – no quiero hablar contigo más.
 
Él me dio un vistazo y rio por mis palabras y yo le sonreí falsamente para rematar ya que sabía que él odiaba eso y conseguí mi propósito ya que la sonrisa pícara de Harry desapareció.


Fuera del aeropuerto nos esperaba una limusina de color negra, algo grande y la verdad parecía muy lujosa. De allí salió un nombre que supongo que sería el chófer y cargo mis maletas. Yo iba a coger el mango de la puerta para subir pero él se adelantó  y me abrió la puerta y me invitó a pasar, yo pasé y me senté, me puse el cinturón y dirigí mi mirada a la ventanilla pero entonces él dijo mientras apoyaba su palma de la mano encima de la mía.


- Prefiero una guerra contigo a un futuro sin ti.


Sentí un escalofrío en todo mi ser, pero me resigné y aparté mi mano de mala gana. Él tan cabezota como siempre esta vez la puso sobre mi pierna, yo lo miré con una mirada fulminante y se le escapó una carcajada de esos hermosos labios, yo intenté no sonreír por eso pero seguro que se me marcó mi famoso hoyuelo por mucho que no quisiera, porque él no aparto su mano pero si dejo de mirarme. Tampoco protesté porque sé que lo haría peor la próxima vez.


Cuando llegamos y me bajé del coche me quedé muy impresionada ya que me encontré con una parcela grandísima, parecía de película. Tenía un gran jardín rodeándola, muy bien cuidado y recién cortado y como no contaba con una piscina de largas dimensiones, la casa parecía la última sacada del mercado moderna y con grandes ventanales… para mi gusto era perfecta. Creía que iba a ser una casa más formal y chapada a la antigua, peor era todo lo contrario... esta derrochaba juventud y lujo. También me fije en los coches que había allí aparcado Porsche Cayman S. de color rojo y otro audi R8
Harry sacó mis maletas y las cargó el hasta la entrada, la limusina desapareció por la cancela que se había abierto y ahora se cerraba luego de que esta desapareciera.
Harry abrió la puerta y me invitó a entrar. El exterior no era nada comparado con el interior… no me quería quedar boquiabierta por darle el gusto a Harry. Todo estaba perfectamente colocado en su lugar y la decoración era impecable. Había muchos cuadros… que seguro tenían que valer una fortuna, al igual que todo el inmueble que había allí.


Él se dirigió a las escaleras y empezó a subirlas, luego giró a la derecha y abrió una de las puertas pasó dejo las maletas, me dejo pasar y luego se fue sin decir nada. 
CAPÍTULO:


Capítulo 1.


Otro día más, otro lunes aburrido, otra vez Savannah tendría que escuchar el sonido del molestoso despertador a las 7:00 en punto de la mañana y preguntarse cuan de aburrido será su día, aburrido y solitario.

Le dio al play a su reproductor de música y la morena se dejó  llevar por los versos de Jessie J en ‘Who You Are’. Le llegaba al fondo de su alma, la describía. Ella se preguntaba porque porque no podían aceptar su forma de ser, ¿Por qué realmente no le agradaba a nadie? ¿Por qué nadie quedaba con ella los viernes por la tarde, por qué nadie le pedía su número de teléfono?

Se miró al espejo…  se podía apreciar a una chica normal con unas converse viejas y desgastadas, un pantalón vaquero oscuro igual de gastado y la primera camisa que cogía de su ropero. En sus dientes estaban aquellos pequeños hierros llamados ‘brackets’ para poder corregir estos. Un pelo alborotado y recogido con unos rizos desbocados que resaltaba que ni ella misma podía controlar,  alguien que no tiene la talla 34, ni la 40. ¿Por qué nadie mira su interior?

Arregló su maleta con los libros que necesitaría en el día y se dirigió hacia la cocina para dejar de pensar en la misma idea que todos los días pasaba por su mente. Allí estaba su madre, Ivy tomándose su café rutinario de las mañanas, le dio los buenos días con un cálido beso en su mejilla. La quería tanto… su mejor amiga.

{…}

‘’A veces es difícil seguir a tu corazón. Llorar no significa que has perdido, todos tenemos moratones’’



Entró justamente cuando tocaba el timbre que era el que marcaba el inicio de las clases. Savannah se aferró a la mochila y pasó por el pasillo amontonado de gente, donde miraban despectivamente… la superioridad volaba por los aires. En cambio la suya estaba por el suelo, la morena se escabulló a su primera clase… francés.

- Vous comprenez? – dijo el profesor después de estar media hora hablando e escribiendo en la pizarra.

¿Qué mierda iba a entender? Se sentaba en la última fila, donde ella no veía la pizarra y ni si quiera lo escuchaba bien… aunque realmente tampoco entendía mucho lo que decía, tampoco podía coger apuntes. Sí, ella es la invisible… pero no de la clase; de todos los sitios que te puedas imaginar. Estaba desesperada, incómoda y se sentía mal consigo misma recordando el primer día que entró en esta clase ya que se cambió de latín a francés. Cuando la vieron todos decían: ¿es nueva?, otros contestaban ¿qué dices? Es solo Savannah Strick.

Se sentó al lado de una chica que parecía agradable con un pelo castaño; su apariencia parecía de diosa griega y sus increíbles ojos fulminaron al instante que Savannah dejó su estuche y archivador en la mesa.

-H..hola – logró decir la chica.
-¿De dónde saliste? – dijo mientras la escaneaba con sus ojos grisáceos – vete por donde viniste troll rarito.

Ella pensó: ''Tierra trágame,esa chica ya me tiene fichada para el fin de la historia. Bien Savannah.''

Eso hizo que un nudo en la garganta de la chica apareciera y no la dejara hablar, ni esbozar una simple palabra. Ella tampoco hizo el ademán de hacerlo, solo cogió sus cosas y echó otras de sus frías miradas y se puso en la otra esquina de la clase, donde llegó un chico de pelo castaño y liso, un poco despeinado y le plantó un beso foraz y ella se dejó hacer hasta que los interrumpió la entrada del profesor.

-Señorita Clove y Tomlinson, dejen los besuqueos para más tarde – la clase mantuvo silencio y el profesor empezó a hablar en francés.

Y así era día por día, su mirada acosadora y llena de odio, un odio que ni ella misma sabía de donde venía si Savannah  ni siquiera hablaba y se las pasaba sumergida en los libros, ellos eran su leal refugio.

Bajó del séptimo cielo que se encontraba gracias al retinteo del bolígrafo del profesor.

- ¿Otra vez en las musarañas, señorita Strick? – dijo el hombre canoso, repeinado con gomina y con aire de jodedor de mañanas.
- No, señor Russo – dijo esta mientras miraba su cuaderno, sin subir la mirada.

Él dio un último golpe a la mesa donde ella se encontraba con su bolígrafo y se volvió, para observar a los demás alumnos trabajando su materia.

{...}

Era la última clase del día y los pasillos seguían aun más amontonados, todos daban codazos y intentaban hacer hueco para poder llegar a punto a las clases. Eso no hacía buena combinación con la patosa de Savannah, siempre estaba en el suelo y esta no iba a ser una excepción.

Solo noto como la empujaron y se chocó con alguien, tirando todos los apuntes que llevaba en sus manos. Los papeles volaron y fueron pisoteados por los demás.

Alzó su mirada y se encontró con...



Dios... ya tengo ideas en mi mente dskgljlkdsj
Espero que te guste, bs xx.
Ficha aceptada
 
Realmente escribes muy bien, ya estás audicionando, chau.
Muchas gracias cielo, solo soy una principiante(?)
Espero resultados impaciente
Besooooos, xx.
Para ser principiante lo haces bien, los resultados aún no sé cuándo los subiré.
Tomate tu tiempo(?)
Esperaremos mientras, así que no te preocupes:3
Yo creo que la próxima semana, idk.
  A question:
¿Los personajes pueden ser familiares como primos o algo así o tienen que ser completos desconocidos?
Soy una pesada, I know t.t
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por tobias. el Dom 24 Nov 2013, 2:38 pm

luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Summer Rumsfeld


√ Nombre chica: Lauren Jauregui ~~ Summer Rumsfeld
√ Nombre chico: Josh Hutcherson ~~
√ Papel de tus personajes:La chica es ciega.
√ Escrito de tu autoría:

CAPÍTULO:
CAPÍTULO 15 (PARTE 2).
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 45



HARRY POV’S.
Estaba esperando a ____ en el aeropuerto después de haber dado una reunión muy importante tanto que llegué con el tiempo justo y no pude ni cambiarme de ropa. Estaba nervioso por su llegada, no quería imaginarme lo desgastada que estaría y tampoco quería imaginarme todas las veces que nos pelearíamos y la irritación que se llevaría cuando pasará esta semana, porque quería hacérsela inolvidable… costará lo que me costará.


Estaba sumido en mis pensamientos y miraba constantemente a todos lados esperando por ella, hasta que la vi. Estaba muy muy delgada, sus ojos reflejaban la adicción al igual que sus ojeras, no tenían ese brillo que recuerdo. Llevaba su pelo en un moño y odiaba eso porque me encantaba cuando llevaba suelta su melena semi-rizada. ¿Dónde estaba la chica de mis sueños? Aunque realmente yo le destrocé muchos de ellos. La camisa de los Rollings que tanto le gustaba y le quedaba perfecta ahora le sobraba por todos lados y sus mallas negras, estaban tan desgatadas… al igual que sus típicas converse algo en lo que no había cambiado. Entonces me acerqué ella con cautela… quería abrazarla pero reprimí mi impulso y simplemente pronuncié su nombre y en contestación solo obtuve una mala mirada de su parte y también un pisotón después de pasar por mi lado.


Vuelve _____.


¿_____? ¿Solo mi nombre? ¿Es todo lo que podía decir? Acababa de pisar Francia y ya íbamos mal así que no me quiero imaginar todo el tiempo que este aquí…


Yo no le dirigí la palabra, subí mi mirada y mi cabeza al frente y di un paso fuerte y malhumorado con la mala suerte que pise el zapato Louis Vuitton de mi queridísimo Harry, yo me hice la desentendida y seguí mientras arrastraba mi maleta, pero entonces noté su mano con la mía y después como él cogía mi maleta.
-  Tengo que explicarte tantas cosas ____ - me dijo mientras andábamos hacia la salida del aeropuerto.
- No quiero que ni si quiera me hables – le contesté – así que no hay nada de que hablar, ¿de acuerdo?


Él me miró un poco desconcertado, pero no se daba por vencido pronto.


- Pequeña furiosa – dijo y se rio entre dientes – necesitas dormir.
- Dormí todo el vuelvo – respondí con el mismo tono de voz – lo que me da dolor de cabeza es tu presencia – proseguí – no quiero hablar contigo más.
 
Él me dio un vistazo y rio por mis palabras y yo le sonreí falsamente para rematar ya que sabía que él odiaba eso y conseguí mi propósito ya que la sonrisa pícara de Harry desapareció.


Fuera del aeropuerto nos esperaba una limusina de color negra, algo grande y la verdad parecía muy lujosa. De allí salió un nombre que supongo que sería el chófer y cargo mis maletas. Yo iba a coger el mango de la puerta para subir pero él se adelantó  y me abrió la puerta y me invitó a pasar, yo pasé y me senté, me puse el cinturón y dirigí mi mirada a la ventanilla pero entonces él dijo mientras apoyaba su palma de la mano encima de la mía.


- Prefiero una guerra contigo a un futuro sin ti.


Sentí un escalofrío en todo mi ser, pero me resigné y aparté mi mano de mala gana. Él tan cabezota como siempre esta vez la puso sobre mi pierna, yo lo miré con una mirada fulminante y se le escapó una carcajada de esos hermosos labios, yo intenté no sonreír por eso pero seguro que se me marcó mi famoso hoyuelo por mucho que no quisiera, porque él no aparto su mano pero si dejo de mirarme. Tampoco protesté porque sé que lo haría peor la próxima vez.


Cuando llegamos y me bajé del coche me quedé muy impresionada ya que me encontré con una parcela grandísima, parecía de película. Tenía un gran jardín rodeándola, muy bien cuidado y recién cortado y como no contaba con una piscina de largas dimensiones, la casa parecía la última sacada del mercado moderna y con grandes ventanales… para mi gusto era perfecta. Creía que iba a ser una casa más formal y chapada a la antigua, peor era todo lo contrario... esta derrochaba juventud y lujo. También me fije en los coches que había allí aparcado Porsche Cayman S. de color rojo y otro audi R8
Harry sacó mis maletas y las cargó el hasta la entrada, la limusina desapareció por la cancela que se había abierto y ahora se cerraba luego de que esta desapareciera.
Harry abrió la puerta y me invitó a entrar. El exterior no era nada comparado con el interior… no me quería quedar boquiabierta por darle el gusto a Harry. Todo estaba perfectamente colocado en su lugar y la decoración era impecable. Había muchos cuadros… que seguro tenían que valer una fortuna, al igual que todo el inmueble que había allí.


Él se dirigió a las escaleras y empezó a subirlas, luego giró a la derecha y abrió una de las puertas pasó dejo las maletas, me dejo pasar y luego se fue sin decir nada. 
CAPÍTULO:


Capítulo 1.


Otro día más, otro lunes aburrido, otra vez Savannah tendría que escuchar el sonido del molestoso despertador a las 7:00 en punto de la mañana y preguntarse cuan de aburrido será su día, aburrido y solitario.

Le dio al play a su reproductor de música y la morena se dejó  llevar por los versos de Jessie J en ‘Who You Are’. Le llegaba al fondo de su alma, la describía. Ella se preguntaba porque porque no podían aceptar su forma de ser, ¿Por qué realmente no le agradaba a nadie? ¿Por qué nadie quedaba con ella los viernes por la tarde, por qué nadie le pedía su número de teléfono?

Se miró al espejo…  se podía apreciar a una chica normal con unas converse viejas y desgastadas, un pantalón vaquero oscuro igual de gastado y la primera camisa que cogía de su ropero. En sus dientes estaban aquellos pequeños hierros llamados ‘brackets’ para poder corregir estos. Un pelo alborotado y recogido con unos rizos desbocados que resaltaba que ni ella misma podía controlar,  alguien que no tiene la talla 34, ni la 40. ¿Por qué nadie mira su interior?

Arregló su maleta con los libros que necesitaría en el día y se dirigió hacia la cocina para dejar de pensar en la misma idea que todos los días pasaba por su mente. Allí estaba su madre, Ivy tomándose su café rutinario de las mañanas, le dio los buenos días con un cálido beso en su mejilla. La quería tanto… su mejor amiga.

{…}

‘’A veces es difícil seguir a tu corazón. Llorar no significa que has perdido, todos tenemos moratones’’



Entró justamente cuando tocaba el timbre que era el que marcaba el inicio de las clases. Savannah se aferró a la mochila y pasó por el pasillo amontonado de gente, donde miraban despectivamente… la superioridad volaba por los aires. En cambio la suya estaba por el suelo, la morena se escabulló a su primera clase… francés.

- Vous comprenez? – dijo el profesor después de estar media hora hablando e escribiendo en la pizarra.

¿Qué mierda iba a entender? Se sentaba en la última fila, donde ella no veía la pizarra y ni si quiera lo escuchaba bien… aunque realmente tampoco entendía mucho lo que decía, tampoco podía coger apuntes. Sí, ella es la invisible… pero no de la clase; de todos los sitios que te puedas imaginar. Estaba desesperada, incómoda y se sentía mal consigo misma recordando el primer día que entró en esta clase ya que se cambió de latín a francés. Cuando la vieron todos decían: ¿es nueva?, otros contestaban ¿qué dices? Es solo Savannah Strick.

Se sentó al lado de una chica que parecía agradable con un pelo castaño; su apariencia parecía de diosa griega y sus increíbles ojos fulminaron al instante que Savannah dejó su estuche y archivador en la mesa.

-H..hola – logró decir la chica.
-¿De dónde saliste? – dijo mientras la escaneaba con sus ojos grisáceos – vete por donde viniste troll rarito.

Ella pensó: ''Tierra trágame,esa chica ya me tiene fichada para el fin de la historia. Bien Savannah.''

Eso hizo que un nudo en la garganta de la chica apareciera y no la dejara hablar, ni esbozar una simple palabra. Ella tampoco hizo el ademán de hacerlo, solo cogió sus cosas y echó otras de sus frías miradas y se puso en la otra esquina de la clase, donde llegó un chico de pelo castaño y liso, un poco despeinado y le plantó un beso foraz y ella se dejó hacer hasta que los interrumpió la entrada del profesor.

-Señorita Clove y Tomlinson, dejen los besuqueos para más tarde – la clase mantuvo silencio y el profesor empezó a hablar en francés.

Y así era día por día, su mirada acosadora y llena de odio, un odio que ni ella misma sabía de donde venía si Savannah  ni siquiera hablaba y se las pasaba sumergida en los libros, ellos eran su leal refugio.

Bajó del séptimo cielo que se encontraba gracias al retinteo del bolígrafo del profesor.

- ¿Otra vez en las musarañas, señorita Strick? – dijo el hombre canoso, repeinado con gomina y con aire de jodedor de mañanas.
- No, señor Russo – dijo esta mientras miraba su cuaderno, sin subir la mirada.

Él dio un último golpe a la mesa donde ella se encontraba con su bolígrafo y se volvió, para observar a los demás alumnos trabajando su materia.

{...}

Era la última clase del día y los pasillos seguían aun más amontonados, todos daban codazos y intentaban hacer hueco para poder llegar a punto a las clases. Eso no hacía buena combinación con la patosa de Savannah, siempre estaba en el suelo y esta no iba a ser una excepción.

Solo noto como la empujaron y se chocó con alguien, tirando todos los apuntes que llevaba en sus manos. Los papeles volaron y fueron pisoteados por los demás.

Alzó su mirada y se encontró con...



Dios... ya tengo ideas en mi mente dskgljlkdsj
Espero que te guste, bs xx.
Ficha aceptada
 
Realmente escribes muy bien, ya estás audicionando, chau.
Muchas gracias cielo, solo soy una principiante(?)
Espero resultados impaciente
Besooooos, xx.
Para ser principiante lo haces bien, los resultados aún no sé cuándo los subiré.
Tomate tu tiempo(?)
Esperaremos mientras, así que no te preocupes:3
Yo creo que la próxima semana, idk.
  A question:
¿Los personajes pueden ser familiares como primos o algo así o tienen que ser completos desconocidos?
Soy una pesada, I know t.t
Haha, no me molesta. Pues depende de ti, pero de preferencia que no se conozcan.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por tobias. el Dom 24 Nov 2013, 2:38 pm

luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
AnaPaulaHoran escribió:
luzmariasweet escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Summer Rumsfeld


√ Nombre chica: Lauren Jauregui ~~ Summer Rumsfeld
√ Nombre chico: Josh Hutcherson ~~
√ Papel de tus personajes:La chica es ciega.
√ Escrito de tu autoría:

CAPÍTULO:
CAPÍTULO 15 (PARTE 2).
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 45



HARRY POV’S.
Estaba esperando a ____ en el aeropuerto después de haber dado una reunión muy importante tanto que llegué con el tiempo justo y no pude ni cambiarme de ropa. Estaba nervioso por su llegada, no quería imaginarme lo desgastada que estaría y tampoco quería imaginarme todas las veces que nos pelearíamos y la irritación que se llevaría cuando pasará esta semana, porque quería hacérsela inolvidable… costará lo que me costará.


Estaba sumido en mis pensamientos y miraba constantemente a todos lados esperando por ella, hasta que la vi. Estaba muy muy delgada, sus ojos reflejaban la adicción al igual que sus ojeras, no tenían ese brillo que recuerdo. Llevaba su pelo en un moño y odiaba eso porque me encantaba cuando llevaba suelta su melena semi-rizada. ¿Dónde estaba la chica de mis sueños? Aunque realmente yo le destrocé muchos de ellos. La camisa de los Rollings que tanto le gustaba y le quedaba perfecta ahora le sobraba por todos lados y sus mallas negras, estaban tan desgatadas… al igual que sus típicas converse algo en lo que no había cambiado. Entonces me acerqué ella con cautela… quería abrazarla pero reprimí mi impulso y simplemente pronuncié su nombre y en contestación solo obtuve una mala mirada de su parte y también un pisotón después de pasar por mi lado.


Vuelve _____.


¿_____? ¿Solo mi nombre? ¿Es todo lo que podía decir? Acababa de pisar Francia y ya íbamos mal así que no me quiero imaginar todo el tiempo que este aquí…


Yo no le dirigí la palabra, subí mi mirada y mi cabeza al frente y di un paso fuerte y malhumorado con la mala suerte que pise el zapato Louis Vuitton de mi queridísimo Harry, yo me hice la desentendida y seguí mientras arrastraba mi maleta, pero entonces noté su mano con la mía y después como él cogía mi maleta.
-  Tengo que explicarte tantas cosas ____ - me dijo mientras andábamos hacia la salida del aeropuerto.
- No quiero que ni si quiera me hables – le contesté – así que no hay nada de que hablar, ¿de acuerdo?


Él me miró un poco desconcertado, pero no se daba por vencido pronto.


- Pequeña furiosa – dijo y se rio entre dientes – necesitas dormir.
- Dormí todo el vuelvo – respondí con el mismo tono de voz – lo que me da dolor de cabeza es tu presencia – proseguí – no quiero hablar contigo más.
 
Él me dio un vistazo y rio por mis palabras y yo le sonreí falsamente para rematar ya que sabía que él odiaba eso y conseguí mi propósito ya que la sonrisa pícara de Harry desapareció.


Fuera del aeropuerto nos esperaba una limusina de color negra, algo grande y la verdad parecía muy lujosa. De allí salió un nombre que supongo que sería el chófer y cargo mis maletas. Yo iba a coger el mango de la puerta para subir pero él se adelantó  y me abrió la puerta y me invitó a pasar, yo pasé y me senté, me puse el cinturón y dirigí mi mirada a la ventanilla pero entonces él dijo mientras apoyaba su palma de la mano encima de la mía.


- Prefiero una guerra contigo a un futuro sin ti.


Sentí un escalofrío en todo mi ser, pero me resigné y aparté mi mano de mala gana. Él tan cabezota como siempre esta vez la puso sobre mi pierna, yo lo miré con una mirada fulminante y se le escapó una carcajada de esos hermosos labios, yo intenté no sonreír por eso pero seguro que se me marcó mi famoso hoyuelo por mucho que no quisiera, porque él no aparto su mano pero si dejo de mirarme. Tampoco protesté porque sé que lo haría peor la próxima vez.


Cuando llegamos y me bajé del coche me quedé muy impresionada ya que me encontré con una parcela grandísima, parecía de película. Tenía un gran jardín rodeándola, muy bien cuidado y recién cortado y como no contaba con una piscina de largas dimensiones, la casa parecía la última sacada del mercado moderna y con grandes ventanales… para mi gusto era perfecta. Creía que iba a ser una casa más formal y chapada a la antigua, peor era todo lo contrario... esta derrochaba juventud y lujo. También me fije en los coches que había allí aparcado Porsche Cayman S. de color rojo y otro audi R8
Harry sacó mis maletas y las cargó el hasta la entrada, la limusina desapareció por la cancela que se había abierto y ahora se cerraba luego de que esta desapareciera.
Harry abrió la puerta y me invitó a entrar. El exterior no era nada comparado con el interior… no me quería quedar boquiabierta por darle el gusto a Harry. Todo estaba perfectamente colocado en su lugar y la decoración era impecable. Había muchos cuadros… que seguro tenían que valer una fortuna, al igual que todo el inmueble que había allí.


Él se dirigió a las escaleras y empezó a subirlas, luego giró a la derecha y abrió una de las puertas pasó dejo las maletas, me dejo pasar y luego se fue sin decir nada. 
CAPÍTULO:


Capítulo 1.


Otro día más, otro lunes aburrido, otra vez Savannah tendría que escuchar el sonido del molestoso despertador a las 7:00 en punto de la mañana y preguntarse cuan de aburrido será su día, aburrido y solitario.

Le dio al play a su reproductor de música y la morena se dejó  llevar por los versos de Jessie J en ‘Who You Are’. Le llegaba al fondo de su alma, la describía. Ella se preguntaba porque porque no podían aceptar su forma de ser, ¿Por qué realmente no le agradaba a nadie? ¿Por qué nadie quedaba con ella los viernes por la tarde, por qué nadie le pedía su número de teléfono?

Se miró al espejo…  se podía apreciar a una chica normal con unas converse viejas y desgastadas, un pantalón vaquero oscuro igual de gastado y la primera camisa que cogía de su ropero. En sus dientes estaban aquellos pequeños hierros llamados ‘brackets’ para poder corregir estos. Un pelo alborotado y recogido con unos rizos desbocados que resaltaba que ni ella misma podía controlar,  alguien que no tiene la talla 34, ni la 40. ¿Por qué nadie mira su interior?

Arregló su maleta con los libros que necesitaría en el día y se dirigió hacia la cocina para dejar de pensar en la misma idea que todos los días pasaba por su mente. Allí estaba su madre, Ivy tomándose su café rutinario de las mañanas, le dio los buenos días con un cálido beso en su mejilla. La quería tanto… su mejor amiga.

{…}

‘’A veces es difícil seguir a tu corazón. Llorar no significa que has perdido, todos tenemos moratones’’



Entró justamente cuando tocaba el timbre que era el que marcaba el inicio de las clases. Savannah se aferró a la mochila y pasó por el pasillo amontonado de gente, donde miraban despectivamente… la superioridad volaba por los aires. En cambio la suya estaba por el suelo, la morena se escabulló a su primera clase… francés.

- Vous comprenez? – dijo el profesor después de estar media hora hablando e escribiendo en la pizarra.

¿Qué mierda iba a entender? Se sentaba en la última fila, donde ella no veía la pizarra y ni si quiera lo escuchaba bien… aunque realmente tampoco entendía mucho lo que decía, tampoco podía coger apuntes. Sí, ella es la invisible… pero no de la clase; de todos los sitios que te puedas imaginar. Estaba desesperada, incómoda y se sentía mal consigo misma recordando el primer día que entró en esta clase ya que se cambió de latín a francés. Cuando la vieron todos decían: ¿es nueva?, otros contestaban ¿qué dices? Es solo Savannah Strick.

Se sentó al lado de una chica que parecía agradable con un pelo castaño; su apariencia parecía de diosa griega y sus increíbles ojos fulminaron al instante que Savannah dejó su estuche y archivador en la mesa.

-H..hola – logró decir la chica.
-¿De dónde saliste? – dijo mientras la escaneaba con sus ojos grisáceos – vete por donde viniste troll rarito.

Ella pensó: ''Tierra trágame,esa chica ya me tiene fichada para el fin de la historia. Bien Savannah.''

Eso hizo que un nudo en la garganta de la chica apareciera y no la dejara hablar, ni esbozar una simple palabra. Ella tampoco hizo el ademán de hacerlo, solo cogió sus cosas y echó otras de sus frías miradas y se puso en la otra esquina de la clase, donde llegó un chico de pelo castaño y liso, un poco despeinado y le plantó un beso foraz y ella se dejó hacer hasta que los interrumpió la entrada del profesor.

-Señorita Clove y Tomlinson, dejen los besuqueos para más tarde – la clase mantuvo silencio y el profesor empezó a hablar en francés.

Y así era día por día, su mirada acosadora y llena de odio, un odio que ni ella misma sabía de donde venía si Savannah  ni siquiera hablaba y se las pasaba sumergida en los libros, ellos eran su leal refugio.

Bajó del séptimo cielo que se encontraba gracias al retinteo del bolígrafo del profesor.

- ¿Otra vez en las musarañas, señorita Strick? – dijo el hombre canoso, repeinado con gomina y con aire de jodedor de mañanas.
- No, señor Russo – dijo esta mientras miraba su cuaderno, sin subir la mirada.

Él dio un último golpe a la mesa donde ella se encontraba con su bolígrafo y se volvió, para observar a los demás alumnos trabajando su materia.

{...}

Era la última clase del día y los pasillos seguían aun más amontonados, todos daban codazos y intentaban hacer hueco para poder llegar a punto a las clases. Eso no hacía buena combinación con la patosa de Savannah, siempre estaba en el suelo y esta no iba a ser una excepción.

Solo noto como la empujaron y se chocó con alguien, tirando todos los apuntes que llevaba en sus manos. Los papeles volaron y fueron pisoteados por los demás.

Alzó su mirada y se encontró con...



Dios... ya tengo ideas en mi mente dskgljlkdsj
Espero que te guste, bs xx.
Ficha aceptada
 
Realmente escribes muy bien, ya estás audicionando, chau.
Muchas gracias cielo, solo soy una principiante(?)
Espero resultados impaciente
Besooooos, xx.
Para ser principiante lo haces bien, los resultados aún no sé cuándo los subiré.
Tomate tu tiempo(?)
Esperaremos mientras, así que no te preocupes:3
Yo creo que la próxima semana, idk.
  A question:
¿Los personajes pueden ser familiares como primos o algo así o tienen que ser completos desconocidos?
Soy una pesada, I know t.t
Haha, no me molesta. Pues depende de ti, pero de preferencia que no se conozcan.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por tobias. el Dom 24 Nov 2013, 8:09 pm

mariistyles, necesito tu escrito para poder dar resultados.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Invitado el Dom 24 Nov 2013, 9:55 pm

JAJAJA me largo una semana y cierran audiciones
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Converse. el Lun 25 Nov 2013, 7:05 am

RESULTADOOOOOOOS  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Spark. el Lun 25 Nov 2013, 8:12 am

AI WAN RESULS NAU BICOS AI AM DESESPEREITET.
ahqueinglésmásperfect.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Converse. el Lun 25 Nov 2013, 8:23 am

AI SEI DE SEAM
No se si se entendió(?) Lo intenté.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Spark. el Lun 25 Nov 2013, 8:31 am

jajaja, en mi idoma sería ai sei de seim
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Converse. el Lun 25 Nov 2013, 8:36 am

Angel Of Darkness escribió:jajaja, en mi idoma sería ai sei de seim
Está mejor como tú dices JAJA soy una principiante(?) i'm sorry.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Spark. el Lun 25 Nov 2013, 9:01 am

no te preocupes, yo te enseñaré(? xDD
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito verte para amarte {audiciones cerradas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.