O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» être dans la lune.
Hoy a las 8:47 pm por Ongniel

» Nada es como se ve xAudicionesx
Hoy a las 8:08 pm por rarelyworld

» insert title here; pvt
Hoy a las 7:53 pm por blackstairs

» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 2:05 pm por Celyn

» Life’s too short to even care at all
Hoy a las 1:55 pm por Ariel.

» Sun and Moon
Hoy a las 1:02 pm por Karasuno

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 1:02 pm por Karasuno

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 12:36 pm por AngelMalfoy

» un paso adelante.
Hoy a las 12:07 pm por deutch.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Dom 17 Nov 2013, 1:25 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Sin Salida


[/color]

El viaje que comenzó como la aventura de sus vida, pronto se convertirá en su peor pesadilla, cuando descubran que se hayan sin salida. Todo comienza con una simple reservacion en una lujosa casa de vacaciones al norte de Londres, en una zona tranquila y alejada del ajetreo de la ciudad; pero pronto en ella comienzan a suceder acontecimientos inexplicables y espeluznantes  para los jóvenes, quienes deciden marcharse del lugar. Solo que no podrán marcharse hasta que la casa decida dejarlos ir.




Rules



{#}Son inscripciones audiciones, no se reservan.

{#}Nada de peleas, por favor si no aceptamos su incripción no nos odien a nosotras si denegamos su inscripción.

{#}Esta idea fue hecha por Frankie, la dos contribuimos en está NC.

{#}No pueden elegir a Logan Lerman ni a Ashley Benson - Míos - y tampoco a Harry Styles y Kendall Jenner - Frankie -

{#}Si han leido hasta acá pongan un GIF de un villano *O*



Reservas


Ariana Grande y Logan Lerman - Kissha Schmidt

Kendall Jenner y Harry Styles - small_frankie

Taylor Momsen y Jamie Campbell - Winter.

Shay Mitchell y Zayn Malik - paularamirez

Claire Holt y Dylan O'Brien - teamCATS

Marina Diamandis y Luke Hemmings - My Sweet Perrie

Cara Delevingne y Louis Tomlinson - vicstyles

Lily Collins y Niall Horan - Priscilla.-




Explicacion


Para los que no han entendido la NC se trata de chicos y chicas hacen un viaje a una casa que parece normal pero en realidad esta embrujada :A:Y la casa no los deja salir.



Bienvenidos


Esta idea fue de Frankie que la creamos junta spero ella dio la raiz y de lo que se trataba la historia.

Soy Kissha pero llamenme Kiss :A:Como lo explique muy pero muy bien que Frankie me dio la idea y por eso la loveo (?

Audicionen Bitches



Fichas (hide)




Última edición por Kissha Schmidt el Dom 17 Nov 2013, 7:15 pm, editado 5 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Winter. el Dom 17 Nov 2013, 2:12 pm

Ahora mismo te dejo mi ficha! Audicionaré para Taylor Momsen y Jamie Cambelle
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Winter. el Dom 17 Nov 2013, 2:32 pm


Lzzy y Jamie


Chico: Jamie Campbell Bower
Nombre de PJ: Elizabeth W. Swan
Representante de tu PJ: Taylor Momsen
Spoiler Fic de tu autoria:
″Midnight″:

Prólogo
primera parte.



Su piel es brillante, por el sudor que recorre su frágil cuerpo y se esconde en el escote en forma de V. Tiene las mejillas sonrosadas, pero no se sabe si es por el calor que se encarga de bañar el ambiente o la mirada penetrante y seductora que le lanza el chico de ojos verdes desde una de las esquinas poco iluminadas de Midnight. Una sonrisa coqueta curva sus labios hacía arriba, mientras su dedo índice —el que tiene un tatuaje en uno de los lados—, rodea la boca del vaso manchado de pintalabios rojos. Ella se cree perfecta, quizá porque ha nacido con la combinación ojos azules y cabello rubio que le dá la apariencia de una Barbie recién sacada de la caja de plástico del Toy R′ Us o a lo mejor porque puede tener al hombre que desee con sólo aletear sus largas pestañas. Cruza sus piernas —kilómetricas como carreteras— y entreabre la poca, sensualemente a la vez que el sudor le pega a la piel el vestido rojo que se ha puesto esa noche y le remarca los senos redondos. Sus tacones negros chocan contra la barra del taburete y ella parece meditar durante unos instantes su jugada, lanzando al mismo tiempo una mirada azulada de reojo al chico de los ojos verdes que no ha perdido el contacto visual en ningún momento. Él tiene la pinta de querer acabar rápido, echar un simple polvo y cazar a la otra, en un sentido totalmente distinto al que piensa la pobre marginada que contempla atenta la jugada de coqueteo que han empleado ambos, como si se tratará de un entretenido partido de tenis muy igualado.

Ilusa —no recuerda ni su propio nombre—, siente envidia por la confianza inquebrantable que desprende la rubia de abajo. Todo en ella es sexy, incluso la forma en la que se pone en pie y hace un pequeño gesto al lavabo vacío. Ilusa sabe muy bien que está desocupado, debido a que ella ha tenido que hacerle una visita hace poco, por culpa de los incontables vasos de alcohol que se ha tomado para eliminar un frágil recuerdo de su pasado. A la chica, le ha atraído la atención el brevaje de color azul eléctrico del que sale humo, hasta tal punto que ha tomado tantos que ya no es capaz de distinguir el dos del tres. Está borracha, como una cuba y permanece sentada obedientemente en uno de los sofás negros y mullidos que se encuentran en la segunda planta de la discoteca, cerca de la residencia VIP. Hace caso a su mejor amiga —también ha olvidado su nombre—, que es la que le ha dicho que se mantenga quieta por qué va a llamar a un taxi, para que lleve a los tres a la universidad. La tercera persona es un chico, bastante atractivo, al que han conocido en la cola para entrar en la discoteca. Éste, se ha ido a por un poco de agua, para despejar a Ilusa.

La rubia se pone en pie, y camina meneando sus caderas de manera provocativa, ganándose varias miradas depredadoras de sexo masculinas. El chico de los ojos verdes la sigue, y ambos se meten en el baño. Ilusa pierde la emoción de la escena, sintiéndose apenada debido a que ya se esperaba eso. Decepcionada aparta la mirada, y se coloco un trozo de pelo sudoroso de la cara, poniéndolo detrás de la oreja. Los mechones se le escapan de la coleta alta con la que ha entrado, y ahora el sudor le transforma la piel suave en biscosa. Ilusa se balancea en el sofá, al escuchar una canción que le gusta. Su mente de ebria no la deja pensar con capacidades suficientes para darse cuenta de que es mala idea que baje las escaleras y se ponga a bailar pero como he dicho antes, está borracha y los borrachos no saben pensar. Se pone en pie, con una sonrisa sudorosa en la cara, y se tambalea a los lados. Clava las uñas en el brazo del sofá, se intenta poner en pie y tranquiliza. Cuando ve que puede serenarse y pasar inadvertida, baja las escaleras con entusiasmo y se pone a bailar al ritmo de la música. Debería de temer por su seguridad, porque cabe la posibilidad de que pierda el equilibrio y sea aplastada por la masa en movimiento, como les suele pasar a las cucarachas.

Una gota cae del techo, rueda por la fina piel de Ilusa y muere en la comisura de su labio. Curiosa, su lengua lame la gota y le encuentra un sabor hierro que le gusta, extrañamente. Una gota más cae del techo y mientras baila —una rara convinación de movimientos con la cadera y descensos raudos al suelo—, su cabeza se echa hacía atrás y la boca se abre lo suficiente para que lo que llueve del techo entre en su boca. Se ha vuelto adicta a ello. Le gusta el sabor del líquido en su boca, y el regustillo amargo que inunda su paladar con fuerza. Una sonrisa frágil se dibuja en sus labios, al sentir la vigésima gota en la punta de la lengua. Abre un ojo, lentamente. Lo primero que ve es negro. Un montón de negro en su visión que la marea lentamente, junto a flashes de color violeta malteado. Después, se distingue una mano pálida, y algunos mechones de cabello rubio claros. Una cuerda... Ilusa abre el otro ojo, incapaz de visualizar con total claridad y un escalofrío de puro terror —asco, repulsión y adrenalina— recorre su espina dorsal, haciéndola temblar.

Su piel se ha vuelto verde, o de un tono parecido, y se ve enferma. Abre la boca, y pega un chillido agudo, el cual hace que el DJ deje de pinchar música y todas las personas que se encuentran en la pista le lancen miradas envenenadas debido a que les han chafado la fiesta. Ilusa no se dá cuenta de la atención que acaba de llamar y si lo sabe, parece no importarle ya que sigue contemplando en la oscuridad del techo lo que la ha asustado. Una chica que se encuentra cerca suya también mira hacía arriba, curiosa. Lo que ve la deja traumatizada.

—¡Un cadáver!

Una marea de ojos se dirigen hacía arriba, y luego se escuchan millones de gritos y sonidos desagradables. Lo que cuelga de una de las gruesas cuerdas marrones es el cuerpo moribundo y delgado de la rubia a la que Ilusa ha estado admirando en el anonimato toda la noche. Ella se encuentra con la soga alrededor del cuello, y los ojos azules abiertos y carentes de color. Un fino hilillo de sangre roja recorre su cenicienta piel, hacía abajo, y sus labios estan abiertos en un signo de exclamación que hace pensar a Ilusa que quizá la pillaron por sorpresa. Ilusa se inclina hacía abajo, y siente la bilis ascender con rápidez hacía la laringe, y luego vomita todo lo que se encuentra en el caes que es su estómago. No está bien, claro que no está bien. Hay un cadáver sobre su cabeza, y lo peor de todo es que lo que ha estado bebiendo, es la sangre de la rubia muerta. Ilusa no sabe que hacer, está mareada. Los puntillos negros manchan su visión y pierde el equilibrio hacía atrás. Ella se ha desmayado.


″Te sorprenderás c::

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Small_Frankie el Dom 17 Nov 2013, 4:23 pm

Holisss...Frankie reportandose...espero  audicionen sino me ire a llorar al rincon...
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por TeamCATS el Dom 17 Nov 2013, 4:46 pm

HOLAS... Kir... en un rato te dejo todo... PD: Voy a buscar otro capi... PD2: Me tocan a Claire o a Dylan y   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Dom 17 Nov 2013, 5:34 pm

Winter. escribió:

Lzzy y Jamie


Chico: Jamie Campbell Bower
Nombre de PJ: Elizabeth W. Swan
Representante de tu PJ: Taylor Momsen
Spoiler Fic de tu autoria:
″Midnight″:

Prólogo
primera parte.




Su piel es brillante, por el sudor que recorre su frágil cuerpo y se esconde en el escote en forma de V. Tiene las mejillas sonrosadas, pero no se sabe si es por el calor que se encarga de bañar el ambiente o la mirada penetrante y seductora que le lanza el chico de ojos verdes desde una de las esquinas poco iluminadas de Midnight. Una sonrisa coqueta curva sus labios hacía arriba, mientras su dedo índice —el que tiene un tatuaje en uno de los lados—, rodea la boca del vaso manchado de pintalabios rojos. Ella se cree perfecta, quizá porque ha nacido con la combinación ojos azules y cabello rubio que le dá la apariencia de una Barbie recién sacada de la caja de plástico del Toy R′ Us o a lo mejor porque puede tener al hombre que desee con sólo aletear sus largas pestañas. Cruza sus piernas —kilómetricas como carreteras— y entreabre la poca, sensualemente a la vez que el sudor le pega a la piel el vestido rojo que se ha puesto esa noche y le remarca los senos redondos. Sus tacones negros chocan contra la barra del taburete y ella parece meditar durante unos instantes su jugada, lanzando al mismo tiempo una mirada azulada de reojo al chico de los ojos verdes que no ha perdido el contacto visual en ningún momento. Él tiene la pinta de querer acabar rápido, echar un simple polvo y cazar a la otra, en un sentido totalmente distinto al que piensa la pobre marginada que contempla atenta la jugada de coqueteo que han empleado ambos, como si se tratará de un entretenido partido de tenis muy igualado.

Ilusa —no recuerda ni su propio nombre—, siente envidia por la confianza inquebrantable que desprende la rubia de abajo. Todo en ella es sexy, incluso la forma en la que se pone en pie y hace un pequeño gesto al lavabo vacío. Ilusa sabe muy bien que está desocupado, debido a que ella ha tenido que hacerle una visita hace poco, por culpa de los incontables vasos de alcohol que se ha tomado para eliminar un frágil recuerdo de su pasado. A la chica, le ha atraído la atención el brevaje de color azul eléctrico del que sale humo, hasta tal punto que ha tomado tantos que ya no es capaz de distinguir el dos del tres. Está borracha, como una cuba y permanece sentada obedientemente en uno de los sofás negros y mullidos que se encuentran en la segunda planta de la discoteca, cerca de la residencia VIP. Hace caso a su mejor amiga —también ha olvidado su nombre—, que es la que le ha dicho que se mantenga quieta por qué va a llamar a un taxi, para que lleve a los tres a la universidad. La tercera persona es un chico, bastante atractivo, al que han conocido en la cola para entrar en la discoteca. Éste, se ha ido a por un poco de agua, para despejar a Ilusa.

La rubia se pone en pie, y camina meneando sus caderas de manera provocativa, ganándose varias miradas depredadoras de sexo masculinas. El chico de los ojos verdes la sigue, y ambos se meten en el baño. Ilusa pierde la emoción de la escena, sintiéndose apenada debido a que ya se esperaba eso. Decepcionada aparta la mirada, y se coloco un trozo de pelo sudoroso de la cara, poniéndolo detrás de la oreja. Los mechones se le escapan de la coleta alta con la que ha entrado, y ahora el sudor le transforma la piel suave en biscosa. Ilusa se balancea en el sofá, al escuchar una canción que le gusta. Su mente de ebria no la deja pensar con capacidades suficientes para darse cuenta de que es mala idea que baje las escaleras y se ponga a bailar pero como he dicho antes, está borracha y los borrachos no saben pensar. Se pone en pie, con una sonrisa sudorosa en la cara, y se tambalea a los lados. Clava las uñas en el brazo del sofá, se intenta poner en pie y tranquiliza. Cuando ve que puede serenarse y pasar inadvertida, baja las escaleras con entusiasmo y se pone a bailar al ritmo de la música. Debería de temer por su seguridad, porque cabe la posibilidad de que pierda el equilibrio y sea aplastada por la masa en movimiento, como les suele pasar a las cucarachas.

Una gota cae del techo, rueda por la fina piel de Ilusa y muere en la comisura de su labio. Curiosa, su lengua lame la gota y le encuentra un sabor hierro que le gusta, extrañamente. Una gota más cae del techo y mientras baila —una rara convinación de movimientos con la cadera y descensos raudos al suelo—, su cabeza se echa hacía atrás y la boca se abre lo suficiente para que lo que llueve del techo entre en su boca. Se ha vuelto adicta a ello. Le gusta el sabor del líquido en su boca, y el regustillo amargo que inunda su paladar con fuerza. Una sonrisa frágil se dibuja en sus labios, al sentir la vigésima gota en la punta de la lengua. Abre un ojo, lentamente. Lo primero que ve es negro. Un montón de negro en su visión que la marea lentamente, junto a flashes de color violeta malteado. Después, se distingue una mano pálida, y algunos mechones de cabello rubio claros. Una cuerda... Ilusa abre el otro ojo, incapaz de visualizar con total claridad y un escalofrío de puro terror —asco, repulsión y adrenalina— recorre su espina dorsal, haciéndola temblar.

Su piel se ha vuelto verde, o de un tono parecido, y se ve enferma. Abre la boca, y pega un chillido agudo, el cual hace que el DJ deje de pinchar música y todas las personas que se encuentran en la pista le lancen miradas envenenadas debido a que les han chafado la fiesta. Ilusa no se dá cuenta de la atención que acaba de llamar y si lo sabe, parece no importarle ya que sigue contemplando en la oscuridad del techo lo que la ha asustado. Una chica que se encuentra cerca suya también mira hacía arriba, curiosa. Lo que ve la deja traumatizada.

—¡Un cadáver!

Una marea de ojos se dirigen hacía arriba, y luego se escuchan millones de gritos y sonidos desagradables. Lo que cuelga de una de las gruesas cuerdas marrones es el cuerpo moribundo y delgado de la rubia a la que Ilusa ha estado admirando en el anonimato toda la noche. Ella se encuentra con la soga alrededor del cuello, y los ojos azules abiertos y carentes de color. Un fino hilillo de sangre roja recorre su cenicienta piel, hacía abajo, y sus labios estan abiertos en un signo de exclamación que hace pensar a Ilusa que quizá la pillaron por sorpresa. Ilusa se inclina hacía abajo, y siente la bilis ascender con rápidez hacía la laringe, y luego vomita todo lo que se encuentra en el caes que es su estómago. No está bien, claro que no está bien. Hay un cadáver sobre su cabeza, y lo peor de todo es que lo que ha estado bebiendo, es la sangre de la rubia muerta. Ilusa no sabe que hacer, está mareada. Los puntillos negros manchan su visión y pierde el equilibrio hacía atrás. Ella se ha desmayado.


″Te sorprenderás c:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Inscripcion Aceptada


Gracias, estas en las reservas.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Invitado el Dom 17 Nov 2013, 5:41 pm

Kish, amor mio, ya te dejo la audicion-reserva.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Dom 17 Nov 2013, 5:45 pm

paularamirez escribió:Kish, amor mio, ya te dejo la audicion-reserva.
Te espero querida
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Invitado el Dom 17 Nov 2013, 5:46 pm


Sam y Zayn


Chico: Zayn Malik
Nombre de PJ: Samantha Miller
Representante de tu PJ: Shay Mitchell
Spoiler Fic de tu autoria: 
O.S:
Llovía mucho, el viento era fuerte, y la oscuridad cada vez se hacía más grande al son del crepúsculo. Su ropa se pegaba a su pequeño cuerpo, mientras sus verdosos ojos se cristalizaban cada vez más, sus piernas temblaban por el frio y flaqueaban de vez en cuando, pero ella no dejaba de correr. Mientras corría, toco su frente y noto que estaba sudando frio, y cada vez se sentía más débil.
A lo lejos lograba escuchar los gritos y vitoreo de la gente de Salem. Aquella ferocidad y emoción por atraparla, la asusto, y la obligo a correr más rápido de lo que ya estaba corriendo, pero llego a un punto en el que quedo en su perdición.


Sus manos se pasaron desesperadas por las rejas de aquel cementerio, sintió un pequeño ardor en sus manos apenas toco las varillas. Las brujas no podían entrar en los cementerios, en especial en Halloween, aquel terreno ya era tierra santa. Cada vez los pasos se hacían más fuerte, y los gritos también. Ellos la querían, ellos querían a la bruja.


-Dios te bendiga, querida- el cura toco su rubia cabellera con cariño, pero ella hizo un fuerte movimiento que obligo al cura a sacar su mano de la cabeza de la chica. Dos grandes hombres, de barbas castañas y ojos verdosos, la cogieron de los brazos y la llevaron a la fuerza hacia el centro del gran bosque de Salem. Entre las personas logro divisar a su madre, las lágrimas en el rostro de su madre eran evidentes, al igual que la tristeza que irradiaban sus ojos.


Ella iba a gritar por un poco de ayuda, pero su madre se anticipó a su grito. Su madre alzo su dedo índice y lo aplasto en sus labios, pidiendo que callara, pidiendo que guardara su secreto. A pesar de que las brujas no fuesen las mejores personas del mundo, había algo que ellas tenían que los humanos no, lealtad, fallarle a una bruja era peor que intentar matarla.


Sintió como ataron sus manos, después sus piernas, y por ultimo ataron su torso al seco tronco de un gran roble. Ella tenía los ojos cerrados, había visto como les pasaba esto a tantos pueblerinos inocentes, que ya podía sentir la gasolina pasar por su cuerpo.


-¿Por qué hacen esto?- el grito ahogado salió de su garganta, con una voz ronca y profunda, debido a todo el llanto que había salido de sus ojos. Todo el mundo la ignoro y prosiguieron a echarle por su cuerpo un gran bote de gasolina casera, para después tirar un pequeño fosforo, la cual prendió el gran fuego.


-Dios bendiga este cuerpo endemoniado- comenzó el cura. La rubia sintió su cuerpo arder y comenzó a moverse de forma desesperada intentando salir de su fuerte agarre- Dios, salva esta alma, hija de lucifer y hermana de los seis demonios. Dale tu perdón a esta bruja de salem- dijo el cura mientras la chica ahogaba sus gritos de histeria y dolor.
El viejo y arrugado hombre cerro aquel pequeño y viejo libro. Miro a sus pequeños nietos y sonrió con ternura al ver como estos temblaban de miedo.


-¿Eso fue verdad abuelo?- le pregunto asustado el pequeño.


-Nadie lo sabe querido. Salem guarda muchos secretos- le contesto el hombre parándose de aquel cómodo asiento verde. Camino de forma recta hacia la pequeña puerta del sótano de su gran casa a las afueras de Salem. Dejo el polvoriento libro sobre la mesa y camino hasta una pequeña mesita que se encontraba cubierta por una sabana de color rojo sangre. Con su arrugada mano quito la gran sabana, y sonrió al ver la cabeza tan conocida para él, con su cabellera rubia y su piel quemada. Miro con asombro y orgullo aquella cabeza, la cabeza de aquella hermosa joven, la cabeza de una de las brujas de Salem.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Dom 17 Nov 2013, 5:55 pm

paularamirez escribió:

Sam y Zayn


Chico: Zayn Malik
Nombre de PJ: Samantha Miller
Representante de tu PJ: Shay Mitchell
Spoiler Fic de tu autoria: 
O.S:
Llovía mucho, el viento era fuerte, y la oscuridad cada vez se hacía más grande al son del crepúsculo. Su ropa se pegaba a su pequeño cuerpo, mientras sus verdosos ojos se cristalizaban cada vez más, sus piernas temblaban por el frio y flaqueaban de vez en cuando, pero ella no dejaba de correr. Mientras corría, toco su frente y noto que estaba sudando frio, y cada vez se sentía más débil.
A lo lejos lograba escuchar los gritos y vitoreo de la gente de Salem. Aquella ferocidad y emoción por atraparla, la asusto, y la obligo a correr más rápido de lo que ya estaba corriendo, pero llego a un punto en el que quedo en su perdición.


Sus manos se pasaron desesperadas por las rejas de aquel cementerio, sintió un pequeño ardor en sus manos apenas toco las varillas. Las brujas no podían entrar en los cementerios, en especial en Halloween, aquel terreno ya era tierra santa. Cada vez los pasos se hacían más fuerte, y los gritos también. Ellos la querían, ellos querían a la bruja.


-Dios te bendiga, querida- el cura toco su rubia cabellera con cariño, pero ella hizo un fuerte movimiento que obligo al cura a sacar su mano de la cabeza de la chica. Dos grandes hombres, de barbas castañas y ojos verdosos, la cogieron de los brazos y la llevaron a la fuerza hacia el centro del gran bosque de Salem. Entre las personas logro divisar a su madre, las lágrimas en el rostro de su madre eran evidentes, al igual que la tristeza que irradiaban sus ojos.


Ella iba a gritar por un poco de ayuda, pero su madre se anticipó a su grito. Su madre alzo su dedo índice y lo aplasto en sus labios, pidiendo que callara, pidiendo que guardara su secreto. A pesar de que las brujas no fuesen las mejores personas del mundo, había algo que ellas tenían que los humanos no, lealtad, fallarle a una bruja era peor que intentar matarla.


Sintió como ataron sus manos, después sus piernas, y por ultimo ataron su torso al seco tronco de un gran roble. Ella tenía los ojos cerrados, había visto como les pasaba esto a tantos pueblerinos inocentes, que ya podía sentir la gasolina pasar por su cuerpo.


-¿Por qué hacen esto?- el grito ahogado salió de su garganta, con una voz ronca y profunda, debido a todo el llanto que había salido de sus ojos. Todo el mundo la ignoro y prosiguieron a echarle por su cuerpo un gran bote de gasolina casera, para después tirar un pequeño fosforo, la cual prendió el gran fuego.


-Dios bendiga este cuerpo endemoniado- comenzó el cura. La rubia sintió su cuerpo arder y comenzó a moverse de forma desesperada intentando salir de su fuerte agarre- Dios, salva esta alma, hija de lucifer y hermana de los seis demonios. Dale tu perdón a esta bruja de salem- dijo el cura mientras la chica ahogaba sus gritos de histeria y dolor.
El viejo y arrugado hombre cerro aquel pequeño y viejo libro. Miro a sus pequeños nietos y sonrió con ternura al ver como estos temblaban de miedo.


-¿Eso fue verdad abuelo?- le pregunto asustado el pequeño.


-Nadie lo sabe querido. Salem guarda muchos secretos- le contesto el hombre parándose de aquel cómodo asiento verde. Camino de forma recta hacia la pequeña puerta del sótano de su gran casa a las afueras de Salem. Dejo el polvoriento libro sobre la mesa y camino hasta una pequeña mesita que se encontraba cubierta por una sabana de color rojo sangre. Con su arrugada mano quito la gran sabana, y sonrió al ver la cabeza tan conocida para él, con su cabellera rubia y su piel quemada. Miro con asombro y orgullo aquella cabeza, la cabeza de aquella hermosa joven, la cabeza de una de las brujas de Salem.
Inscripcion Aceptada



Mi amor, mi vida sabes que amo como escribes verdad?
Estas re-aceptada
Ahora mismo te pongo en reservas, cuidado con mi negro.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por TeamCATS el Dom 17 Nov 2013, 6:09 pm


Claire y Dylan


Chico: Dylan O'Brien
Nombre de PJ: Kirtash Targaryen
Representante de tu PJ: Claire Holt
Spoiler Fic de tu autoria:


fñlrdgvadfr:



Sentada en su sofá de cuero blanco agarró el control de la televisión y apuntó con él. No había nada interesante a la noche, siempre los mismos programas sobre la vida modelo humana o vagas comedias demasiado repetitivas para su gusto.
Luego de pasar varios canales tiró el control al otro lado del sillón y se paró lentamente, como si tuviera correas de metal en los tobillos. Su casa era grande, más de lo que necesitaba para vivir sola. Al pasar por el hall de entrada estaba el Living, con sillones blancos en frente de un hogar inmenso. La cocina estaba del lado opuesto, hacia la derecha,. Esta era moderna y estaba repleta de artefactos de última tecnología que ni ella sabía usar.  Si subías unas escaleras dobles de roble blanco tenías su habitación, tan grande como para contener un guardarropas mas grande que el Living mismo y un baño privado.
Fue a la cocina y de la heladera sacó una lata de Sprite. El ruido de su celular la hizo espabilar mas.
-Hola.- Dijo contestando su Galexy Chat.
-Hola Mell, ¿Paso en quince minutos?.- Dijo su mejor amiga, Arranie o como a ella le gustaba llamarla, Kia.
-Claro, solo me tengo que cambiar.- Le dijo mirando su pijama de Juego de Tronos, obviamente no podía salir así a la calle.
-No tardes mucho.- Contestó sarcástica ya que sabía cuanto tardaba en cambiarse.
Al colgar Melissa dejó la gaseosa en el desayunador y miró por la ventana de la cocina que daba al jardín de invierno. Era una noche templada, las nubes cubrían una parte mínima del cielo, el resto eran estrellas camufladas por las luces de la gran ciudad. 
Un ruido la sacó de sus pensamientos. La puerta se había abierto y pudo oir unos pasos que se dirigían al living. Sin pensarlo dos veces serpentear su lengua para, de alguna forma, llamar al veneno. Si, no siempre estaba presente, solo cuando ella quería.
Se acercó al marco de la cocina con la sigileza que una víbora representaba y pudo ver una sombra acercándose y mostró los colmillos para que el veneno salga disparado hacia el intruso.
-¡Casi me matas!.- Exclamó Arranie. La chica tenía el cabello rubio hasta la cintura. Su tez era blanca pero bronceada ya que amaba estar al sol los días de verano y sus ojos eran dos zafiros brillantes.
-La recalcada osa que te parió Kia.- Dijo tranquilizándose mientras su lengua volvía a ser normal y el veneno acumulado bajaba por su garganta.
-¿Todavía no te cambiaste?.- Dijo señalando su atuendo en forma desaprobadora.- 
-¿Qué? A mi me encanta.- Dijo la chica para defenderse.- Otra cosa ¿Por qué tienes las llaves de mi casa? 
-¿No te acuerdas hace un mes?.- Contestó Arranie señalando con el dedo incide la puerta. Ahora la memoria se le refrescaba. Había olvidado sus llaves dentro de la casa y cuando quiso entrar no pudo. Intentó todo, hasta entrar por la ventana, lo que fue su peor idea al quedarse trabada.
-No fue mi culpa.- Comentó Lissa.- La ventana era muy pequeña.
-O tal vez tu culo demasiado grande.- Dijo en forma acusadora.
-¡Hey! No te metas con mi culo, el pobre se merece respeto.- Contestó ofendida.
-Ya, no importa. Cámbiate.- 
Melissa no le contestó y subió las escaleras a paso apurado. Al llegar al baño abrió el agua caliente y se comenzó a desvestir.- No hay tiempo, me aburro.- Le llegó el mensaje telepático de su amiga. Nadie sabe ni el como ni  el porque de su telapatía. Solo runcionaba con ellas dos, era como un vínculo que las mantenía unidas. Podían sentir sus emociones y pensamientos.
Bufó para sus adentros y cerró el agua para ir al vestidor. De allí eligió un vestido negro fruncido apretado al cuerpo. Bastante corto, ese era su estilo. De paso escogió unos tacones cerrados con tachas y un collar plateado que le hacía juego con las pulseras de oro blanco.
Al bajar vio la cara de aprobación de su Parabatai, como se decían, un término que expresaba que eran mas que hermanas. Arranie por su parte vestía una mini falda blanca y un top con tachas doradas y tacones del mismo color. 
Eran el día y la noche pero un deseo las mantenía unidas. El de ver a los humanos bajo el control de los mutantes.
-¿Vamos?.- Preguntó Kia sonriente.
-Si, pero manejo yo.- Contestó sacando le las llaves de la mano. Como respuesta solo recibió una risa corta y baja.
Estacionaron en una calle angosta donde no había nadie. Su amiga la miró con el entrecejo fruncido.
-¿Que?.- Le preguntó Mell imitando su acción.
-Sácate las pulseras, te las vas a ensuciar.- Le dijo señalandolas.
-Si claro, como si voy a tocar la sangre.- Dijo asqueada por ese pensamiento.
-Solo digo.- Comentó encogiéndose de hombros.
Caminaron hasta la avenida. Esta estaba llena de clubes nocturnos y generalmente estaban todos llenos. Decidieron ir a uno llamado Pandemonium, había mucha gente haciendo fila para entrar. Cuando quisieron atravesar la puerta un guardia las detuvo.
-No pueden entrar señoritas.- Dijo el hombre. Este rondaba en los veinticinco años, era moreno y tenía unos ojos cafés grandes. Si algo odiaba era que le nieguen algo y mas un humano. Melissa agarró la barbilla del chico y sus ojos se transformaron a un verde mucho mas intenso. Por otra parte, las pupilas del guardia de dilataron.
-Perdón, pasen.- Dijo como un robot al permitirles el paso.
-Eres una genia Mell.- Dijo Arranie y chocaron las palmas.- Siempre amé eso.
-Es lo bueno de ser una Vípera.- Le contestó guiñándole un ojo. Antes de adentrarse al club dio paso al veneno en su lengua y con ella recorrió una de sus uñas mas largas. Se giró hacia el guardia con la uña chorreando de veneno mortal y se lo inyectó en el centro de la parte trasera del cuello.
-¿Que hiciste?.- Le preguntó su amiga confusa.
-Nada, solo le puse veneno en una arteria que conduce al cerebro.- Sopesando las probabilidades agregó.- En una unos minutos empiezan los síntomas y en menos de dos horas estará muerto ya que todas sus neuronas se quemarán.


Siempre hacían los mismo todas las noches. Salían y coqueteaban con los humanos para apartarlos del grupo y llevarlos a un lugar solitario, oscuro. Los hombres a los cuales llevaban solo pensaban en que iban a tener una noche divertida pero no se esperaban morir. Eso le pasó a Luke, un chico de pelo negro y piel blanca, los ojos le brillaban de lujuria cuando Mell lo acorraló contra la pared. Tenía la respiración entre cortada.
Ella solo sonrió al ver que todos los humanos eran iguales. 
-¿Sabes lo que va a pasar ahora?.- Le preguntó rodeando el cuello del chico con los brazos. Sintió los dientes salir y el veneno corriendo por la garganta.- Vas a morir .- Sus ojos se abrieron mucho, casi se les salen de órbita. Melissa se abalanzó sobre su cuello para clavarle los colmillos en él y matarlo pero solo consiguió aire. Luke no estaba. Se giró alarmada y vio a un chico alto y tonificado. Era de tez bronceada y ojos azules como los de su amiga. Su pelo rubio estaba despeinado.
-Corre.- Le susurró al chico que estaba temblando de miedo, no hacía mal. Sin pensarlo corrió y no miró atrás.
¿Cómo se atrevía a salvar a ese idiota? Su furia creció y lanzó el veneno acumulado en su boca. El rubio esquivó la gran parte pero unas gotas salpicaron su cuello poniendo a carne viva la carne. Milésima de segundo después el tóxico estaba quemando toda los músculos. Los ojos del chico cambiaron, estaban rojos de la furia.  Lissa no lo creía, era un mutante. Rápidamente se acercó a el y lo besó, esa era la única cura para su veneno. 
-Kia, nos vamos.- Le dijo mentalmente a su amiga. 
la hemorragia del rubio había parado y sus músculos se volvían a su estado original. Percibió a Arranie antes de verla. Estiró los brazos y le guiñó al mutante justo antes de que su amiga la transportara a su casa. No, no es transportación la palabra adecuada, corrió si. Arranie puede correr a la velocidad de la luz tan bien como si creara ilusiones ópticas, otra mutación de su parte.


Presidente Snow:




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Invitado el Dom 17 Nov 2013, 6:13 pm

Ame la idea! ya te envio mi audicion-inscripcion (?
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Invitado el Dom 17 Nov 2013, 6:24 pm

jhkdsjhdksj Me encanto la idea, ya te dejo todo.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Kissha Schmidt el Dom 17 Nov 2013, 6:33 pm

TeamCATS escribió:

Claire y Dylan


Chico: Dylan O'Brien
Nombre de PJ: Kirtash Targaryen
Representante de tu PJ: Claire Holt
Spoiler Fic de tu autoria:


fñlrdgvadfr:



Sentada en su sofá de cuero blanco agarró el control de la televisión y apuntó con él. No había nada interesante a la noche, siempre los mismos programas sobre la vida modelo humana o vagas comedias demasiado repetitivas para su gusto.
Luego de pasar varios canales tiró el control al otro lado del sillón y se paró lentamente, como si tuviera correas de metal en los tobillos. Su casa era grande, más de lo que necesitaba para vivir sola. Al pasar por el hall de entrada estaba el Living, con sillones blancos en frente de un hogar inmenso. La cocina estaba del lado opuesto, hacia la derecha,. Esta era moderna y estaba repleta de artefactos de última tecnología que ni ella sabía usar.  Si subías unas escaleras dobles de roble blanco tenías su habitación, tan grande como para contener un guardarropas mas grande que el Living mismo y un baño privado.
Fue a la cocina y de la heladera sacó una lata de Sprite. El ruido de su celular la hizo espabilar mas.
-Hola.- Dijo contestando su Galexy Chat.
-Hola Mell, ¿Paso en quince minutos?.- Dijo su mejor amiga, Arranie o como a ella le gustaba llamarla, Kia.
-Claro, solo me tengo que cambiar.- Le dijo mirando su pijama de Juego de Tronos, obviamente no podía salir así a la calle.
-No tardes mucho.- Contestó sarcástica ya que sabía cuanto tardaba en cambiarse.
Al colgar Melissa dejó la gaseosa en el desayunador y miró por la ventana de la cocina que daba al jardín de invierno. Era una noche templada, las nubes cubrían una parte mínima del cielo, el resto eran estrellas camufladas por las luces de la gran ciudad. 
Un ruido la sacó de sus pensamientos. La puerta se había abierto y pudo oir unos pasos que se dirigían al living. Sin pensarlo dos veces serpentear su lengua para, de alguna forma, llamar al veneno. Si, no siempre estaba presente, solo cuando ella quería.
Se acercó al marco de la cocina con la sigileza que una víbora representaba y pudo ver una sombra acercándose y mostró los colmillos para que el veneno salga disparado hacia el intruso.
-¡Casi me matas!.- Exclamó Arranie. La chica tenía el cabello rubio hasta la cintura. Su tez era blanca pero bronceada ya que amaba estar al sol los días de verano y sus ojos eran dos zafiros brillantes.
-La recalcada osa que te parió Kia.- Dijo tranquilizándose mientras su lengua volvía a ser normal y el veneno acumulado bajaba por su garganta.
-¿Todavía no te cambiaste?.- Dijo señalando su atuendo en forma desaprobadora.- 
-¿Qué? A mi me encanta.- Dijo la chica para defenderse.- Otra cosa ¿Por qué tienes las llaves de mi casa? 
-¿No te acuerdas hace un mes?.- Contestó Arranie señalando con el dedo incide la puerta. Ahora la memoria se le refrescaba. Había olvidado sus llaves dentro de la casa y cuando quiso entrar no pudo. Intentó todo, hasta entrar por la ventana, lo que fue su peor idea al quedarse trabada.
-No fue mi culpa.- Comentó Lissa.- La ventana era muy pequeña.
-O tal vez tu culo demasiado grande.- Dijo en forma acusadora.
-¡Hey! No te metas con mi culo, el pobre se merece respeto.- Contestó ofendida.
-Ya, no importa. Cámbiate.- 
Melissa no le contestó y subió las escaleras a paso apurado. Al llegar al baño abrió el agua caliente y se comenzó a desvestir.- No hay tiempo, me aburro.- Le llegó el mensaje telepático de su amiga. Nadie sabe ni el como ni  el porque de su telapatía. Solo runcionaba con ellas dos, era como un vínculo que las mantenía unidas. Podían sentir sus emociones y pensamientos.
Bufó para sus adentros y cerró el agua para ir al vestidor. De allí eligió un vestido negro fruncido apretado al cuerpo. Bastante corto, ese era su estilo. De paso escogió unos tacones cerrados con tachas y un collar plateado que le hacía juego con las pulseras de oro blanco.
Al bajar vio la cara de aprobación de su Parabatai, como se decían, un término que expresaba que eran mas que hermanas. Arranie por su parte vestía una mini falda blanca y un top con tachas doradas y tacones del mismo color. 
Eran el día y la noche pero un deseo las mantenía unidas. El de ver a los humanos bajo el control de los mutantes.
-¿Vamos?.- Preguntó Kia sonriente.
-Si, pero manejo yo.- Contestó sacando le las llaves de la mano. Como respuesta solo recibió una risa corta y baja.
Estacionaron en una calle angosta donde no había nadie. Su amiga la miró con el entrecejo fruncido.
-¿Que?.- Le preguntó Mell imitando su acción.
-Sácate las pulseras, te las vas a ensuciar.- Le dijo señalandolas.
-Si claro, como si voy a tocar la sangre.- Dijo asqueada por ese pensamiento.
-Solo digo.- Comentó encogiéndose de hombros.
Caminaron hasta la avenida. Esta estaba llena de clubes nocturnos y generalmente estaban todos llenos. Decidieron ir a uno llamado Pandemonium, había mucha gente haciendo fila para entrar. Cuando quisieron atravesar la puerta un guardia las detuvo.
-No pueden entrar señoritas.- Dijo el hombre. Este rondaba en los veinticinco años, era moreno y tenía unos ojos cafés grandes. Si algo odiaba era que le nieguen algo y mas un humano. Melissa agarró la barbilla del chico y sus ojos se transformaron a un verde mucho mas intenso. Por otra parte, las pupilas del guardia de dilataron.
-Perdón, pasen.- Dijo como un robot al permitirles el paso.
-Eres una genia Mell.- Dijo Arranie y chocaron las palmas.- Siempre amé eso.
-Es lo bueno de ser una Vípera.- Le contestó guiñándole un ojo. Antes de adentrarse al club dio paso al veneno en su lengua y con ella recorrió una de sus uñas mas largas. Se giró hacia el guardia con la uña chorreando de veneno mortal y se lo inyectó en el centro de la parte trasera del cuello.
-¿Que hiciste?.- Le preguntó su amiga confusa.
-Nada, solo le puse veneno en una arteria que conduce al cerebro.- Sopesando las probabilidades agregó.- En una unos minutos empiezan los síntomas y en menos de dos horas estará muerto ya que todas sus neuronas se quemarán.


Siempre hacían los mismo todas las noches. Salían y coqueteaban con los humanos para apartarlos del grupo y llevarlos a un lugar solitario, oscuro. Los hombres a los cuales llevaban solo pensaban en que iban a tener una noche divertida pero no se esperaban morir. Eso le pasó a Luke, un chico de pelo negro y piel blanca, los ojos le brillaban de lujuria cuando Mell lo acorraló contra la pared. Tenía la respiración entre cortada.
Ella solo sonrió al ver que todos los humanos eran iguales. 
-¿Sabes lo que va a pasar ahora?.- Le preguntó rodeando el cuello del chico con los brazos. Sintió los dientes salir y el veneno corriendo por la garganta.- Vas a morir .- Sus ojos se abrieron mucho, casi se les salen de órbita. Melissa se abalanzó sobre su cuello para clavarle los colmillos en él y matarlo pero solo consiguió aire. Luke no estaba. Se giró alarmada y vio a un chico alto y tonificado. Era de tez bronceada y ojos azules como los de su amiga. Su pelo rubio estaba despeinado.
-Corre.- Le susurró al chico que estaba temblando de miedo, no hacía mal. Sin pensarlo corrió y no miró atrás.
¿Cómo se atrevía a salvar a ese idiota? Su furia creció y lanzó el veneno acumulado en su boca. El rubio esquivó la gran parte pero unas gotas salpicaron su cuello poniendo a carne viva la carne. Milésima de segundo después el tóxico estaba quemando toda los músculos. Los ojos del chico cambiaron, estaban rojos de la furia.  Lissa no lo creía, era un mutante. Rápidamente se acercó a el y lo besó, esa era la única cura para su veneno. 
-Kia, nos vamos.- Le dijo mentalmente a su amiga. 
la hemorragia del rubio había parado y sus músculos se volvían a su estado original. Percibió a Arranie antes de verla. Estiró los brazos y le guiñó al mutante justo antes de que su amiga la transportara a su casa. No, no es transportación la palabra adecuada, corrió si. Arranie puede correr a la velocidad de la luz tan bien como si creara ilusiones ópticas, otra mutación de su parte.


Presidente Snow:




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Inscripcion Aceptada

Reservada
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Invitado el Dom 17 Nov 2013, 6:35 pm


Kathleen & Luke


Chico: Luke Hemmings
Nombre de PJ: Kathleen Kruspe
Representante de tu PJ: Marina Diamandis
Spoiler Fic de tu autoria:

Cap:
Arrugo la hoja de papel que estaba sobre mi escritorio hasta que se convierte en una pequeña pelota arrugada de papel. Cuando la arrojo al cesto de la basura, suelto un suspiro aunque no recordaba estar contenido el aliento.

¿Qué tan difícil podía ser escribir una nota que hablé lo mucho que odio esa vida? Mi cesto de basura desborda de hojas a medio escribir con tinta negra y caligrafía Torcida.

Con las pocas fuerzas que tengo consigo levantarme de la silla frente del escritorio consigo levantarme de la silla frente al escritorio mientras mis dedos trazan los bordes de los cortes en mis muñecas. Los que más resaltan en mi pálida piel  son los de anoche, de un rojo escarlata Brillante, haciendo juego con una de nueva pulsera morada de moretones en cada muñeca.

Ya al estar parada camine sin fuerza hasta la puerta de madera gastada, con mi mano agarre ese helado bronce  con forma de pelota.

Al dar leve tirón en la perilla siento un aire invade mi rostro haciendo que cerrara los ojos por una segundo para luego abrirlos, saque mi cara vi la pared blanca para que luego mi mirada observara el piso. Hasta que siento unos pasos subiendo por las escaleras haciendo que yo diera un leve salto.

Los pasos pasaron de largo, yo solo di mi último vistazo al piso para luego diera un suspiro. Camine con lentitud  para no hacer ningún ruido.

Camine de puntitas hasta las escaleras, mire de reojo a la habitación de mi padre, siento un el único sonido es de mi respiración la cual estaba entre cortada. Miro las escaleras por última vez y me decido abajar.

Al posicionar mi pie en ese pedazo de madera ciento, un frio recorrió mi cuerpo  al tocar ese pedazo de madera, baje casi corriendo hasta que siento que alguien se mueve haciendo que yo me diera vuelta pero no era nada.

Camine con lentitud hasta la cocina siento un silencio profundo haciendo que una electricidad recorriera mi cuerpo. Camine de puntitas hasta el refrigerador, posicione mi mano para abrirlo hasta que el sonido del teléfono me hace saltar de susto corro hasta el teléfono no quería que mi padre se levantara.

—¿Buenas? — Dijo nerviosa.

—¿Jessie?, Linda ¿cómo estás? — escuche del otro lado de la línea.

—hmm…Bien, ¿con quién hablo? —Pregunte altiro.

—Habla katie, ¿esta tú padre? —Hablo, dios que sínica.

—eh, no. —dije con nervios, no quería despertar a mi padre.

—bueno, chao linda. —Colgó, suspire y deje el  teléfono en donde lo había sacado. Mire las escaleras para luego ver la puerta de la cocina.

Camine hasta la cocina nuevamente, agarre un caja en donde hay se encontraban unos fósforos para ser exacta solo habían dos, pase uno en el azufre haciendo que el fosforo se encendiera una pequeña llama de un claro color entre naranja y azul pálido, lo puse en mechero para luego unas cuantas llamas salieran. Agarre la tetera y lo puse en mechero.

Me puse una taza en la mesa, café, y el azúcar. Un pito invadió mis oídos haciendo que yo diera vuelta para sacar la tetera, al sacar la tetera abro la tapita que hay en un extremo del objeto para luego un humo saliera ese humo que al tocarlo sientes un ardor fuerte, me serví agua para luego dejar la tetera en el mechero.

Me senté agarro el café abro la tapa de plástico para luego meter mi cuchara sacando una gran cantidad de café para luego ese gran cantidad cayera en el agua caliente de mi taza. Estaba tomando mi café amargo luego de dejar la taza en la mesa me puse a ver mis cortas de mi muñeca, Tengo mis razones de por qué.

Al terminar de tomar ese amargo café deje la taza en lava loza para luego marchar a mi habitación, se podría decir que fui corriendo por que había sentido a mi padre levantarse por lo cual eso me asusto mucho.

Cerré mi habitación despacio para no hacer mucho ruido hasta que siento unos paso, era mi padre, pero esos pasos señalaban de que el estaba bajando, hasta un portazo se escuche abajo haciendo que yo viera altero de la ventana para ver si se iba, y así fue, se fue capaz a donde, ni me importaba lo única que quiera era que se fuera lo más lejos y me deje, ¡sí que sería feliz!

Ni hablar de esa cosa que se hace llamar madre, vieja sínica que lo único que sabe es estar hay de fácil por los hombres más ricos de todo alemania. Nunca la veía pero igual gracia a ella tengo lo que tengo y tengo para comer, Igual a mi padre, bueno el es un gran empresario de alemania, pero nunca lo veo y al verlo lo unico que hace es gritarme.

Camine hasta el baño para bañarme tenía que lavarme me sentía sucia tenia asco de mi misma. Maldigo el día en que mi padre me tuvo.

Salí de la ducha para luego envolverme en ese toalla áspera, Salí del baño claro sin antes estar sentada en la taza del baño con una hoja de Gillette que había pasado por mis muslos, dios ni te imaginas las marcas feas que tenía, ya al volverme a lavarme mis muslos me puse mi pijama.

Mire por última vez mi escritorio y cerré mis ojos para luego ver todo color negro.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Salida || Inscripciones Abiertas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.