O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» tropical night.
Hoy a las 8:07 am por changkyun.

» S E R E N D I P I T Y (Park Jimin) A.A
Hoy a las 8:00 am por Someone

» Proyecto muggle (Inscripciones abiertas)
Hoy a las 5:36 am por Andy Belmar.

» Estado:...
Hoy a las 5:35 am por Andy Belmar.

» Cuenta hasta diez y dilo sin respeto (2)
Hoy a las 5:34 am por Andy Belmar.

» Que estás escuchando ....
Hoy a las 5:33 am por Andy Belmar.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 5:32 am por Andy Belmar.

» the code; audiciones abiertas
Hoy a las 5:08 am por wang.

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 1:00 am por bwiyomi.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por demons. el Dom 17 Nov 2013, 5:01 pm

sory vicky D:
yo te conocía como la que never dies
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por disappear. el Dom 17 Nov 2013, 5:37 pm

ldknslk lo supuse :¬¬:
sadjask no hay problema igual May<3333
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Lun 18 Nov 2013, 3:32 pm

plz, inscripciones abiertas.  ahora respondo todo.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por demons. el Mar 19 Nov 2013, 9:48 am

lalal.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 20 Nov 2013, 4:56 pm

GreenSky♥️ escribió:¡giaaaaaaaans! ¡viiiiiiiiiiiiiiiiicky!
ahquenoconozco a vicky.
eh, bueno, soy la may, hola, me estoy presentando, eh, hola.
omg, me enamoré :ala:ah.
voy a audicionar o seaduh.
o sea, la idea es perfecta, perfectísima |?|
*inserte gif de la palvin y la mavor.*
la paja y vianna rlz
so, esperen mi ficha
maaaaaaaaaaaaay<3, ósea plz, imposible resistirte(?) ayno. idk, *imaginando unos gifs sensuales* ahque  ya, con que digas vianna rulz está cúl, aunque es vinna.  pero es lo mismo, pero no(?) me callo, ay. ily<333, esperamos tu capítulocc:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 20 Nov 2013, 4:58 pm

paularamirez escribió:
asdfghj Eh amado la idea, realmente hermosa. Voy a intentar inscribirme, but no soy tan buena (?.
Ahque me llamo Paula, y bueno, eh amado la idea, amo toda idea que tenga que ver con dioses del olimpo.
holi, paula<3, omg qué bueno que quieras audicionarcc: nunca digas que no eres buena bc no tienes la menor ideaccc: lo eres y punto. ay. yo también amo la mitología, so, esperamos tu capítulo baicc:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 20 Nov 2013, 5:00 pm

|Bloomy| escribió:
 
Hols... Soy Bloom.
Amo esta clase de novelas y me encantaría estar en esta *-* Ya te dejo mis reservaciones para ver si me dejan estar aca  
PD: Estoy medio ausente por que estoy castigada pero si quedo... Para ese entonces ya no tendré castigo ;) 
holi, bloom.  tu nombre me hace acordar al club winx.  ay, ay. aw, qué bueno que te gustecc: claro, ya la vemos y te decimosc: 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 20 Nov 2013, 5:05 pm

|Bloomy| escribió:
|Dylan O'Brien||Sombra||Holland Roden||Ninfa||Francisco Lashowski||Licantropo|

Miss Jackson |Cap 3|:

Capitulo #003
La felicidad de Charlotte era aún más grande que la rabia que sentía por lo anteriormente pasado con Moon. Tener una misión importante era algo genial para ella, de esa manera se podría distraer por un buen rato ensuciando sus manos de muerte.
 
Miro que Emily se había ido pero poco le importo. Volteo hacia enfrente y miro a Amelia dándole una sonrisa victoriosa.
 
- ¿Que debemos hacer? - Pregunto la morena con impaciencia. Ella sabía que era algo importante pero ¿qué era eso tan importante? ¿Era algo más importante que las demás misiones que les habían dado antes?
 
- Mañana se les darán las instrucciones a todas y repito; Lleguen temprano - Decía. Charlotte revoloteo los ojos pero asintió para hacer como si fuera a acatar órdenes. Volteo hacia Paula.
 
- Nos vemos mañana - Dijo, se puso los lentes de sol negros que traía colgados en su escote para salir tranquilamente. 
 
Se levantó del asiento y le dio una sonrisa cínica a Moon para luego irse haciendo sonar fuertemente sus tacones de aguja negros contra el frió suelo. Salió por la puerta principal de la edificación gris y camino por la calle perdiéndose en el mar de gente, humo y ruido de la ciudad. Un golpe en hombro la saco de su trance mientras caía en el pavimento.
 
- Lo siento. ¿Te hice daño? - Esa era una voz masculina y dulce la cual hizo que Charlotte volteara hacia arriba con enfado. Lo observo por poco tiempo detallando sus facciones varoniles. Era un chico joven, rubio y apuesto pero nada de otro mundo para Charlotte.
 
- Solo me tiraste al suelo pero no es nada importante - Dijo con sarcasmo mientras miraba los ojos verdes del hombre. Se levantó del suelo y con brusquedad aparto al chico mientras se iba.
 
- ¡Lo siento! - Grito desde atrás el joven de unos 20 años.
 
Pero Charlotte hizo caso omiso y siguió su camino a su pequeño departamento con amargura nuevamente solo por haber chocado con ese chico.
 
El joven no pensaba igual. Charlotte le había parecido hermosa pero brusca por lo que siguió caminando con su placa en mano. Pasos decididos se marcaban en el asfalto mientras caminaba. El chico caminaba con la cabeza en alto hasta llegar a las escaleras del edificio en el que trabajaba; "Departamento de Policías de Nueva York" estaba escrito en un gran cartel sobre la puerta principal.

- ¡Colton! - Gritaron desde dentro. El joven respondió por ese nombre.

Un nombre curioso... Colton. 

Welcome to Bloomy Hills |Cap 8|:

Capitulo 8 (2/3) "Muerte"

- ¿Que dijiste? - Pregunto con credulidad el vivo. La muerta solo subió la mirada y en el momento en el cual iba a hablar llegaron los demás muertos.

- Lydia. Sube al auto - Ordeno Max sonando la alarma de la camioneta de su hermano mayor. 

Lydia hizo caso y se sentó en el asiento de copiloto. Estaba disgustada, no le gustaba que su novio le diera ordenes en ninguna situacion. 
Crystal entro en el auto y se sento en el medio de los asientos traseros.

- ¿Te agrada? - Pregunto la chica de cabello negro.

- Un poco - Se limito a contestar Lydia. 

Los chicos entraron al auto y por supuesto los gemelos se sentaron a los lados de Crystal apartándola de Luke quien estaba apretado contra la puerta cerrada. Los gemelos miraron a Crystal por un momento.

- Dejen de mirarme - Ordeno con seriedad siquiera mirándolos. Ellos hicieron caso al instante y se intercambiaron miradas las cuales se movieron hasta el vivo haciendo que se intimidara. 

Lydia observaba lo que pasaba atrás desde el retrovisor.

- Déjenlo - Ordeno la rubia con autoridad y la voz firme como si defendiera algo que fuera suyo. Inmediatamente sintió la mirada de Max en ella y volteo hacia el - ¿Manejaras o lo hago yo? - Dijo secamente.

Al muerto no le quedo nada mas que manejar de vuelta pensando en el que le había pasado a Lydia. Ella era la persona que mejor lo trataba en Bloomy Hills pero ahora... ¿El era solo un muerto mas para ella?

***



 Pasaron horas hasta que llegaron a Midtown, Atlanta. Eran las nueve de la mañana y el vivo estaba dormido mientras que los muertos se encontraban hablando. 

- ¿Y si le jugamos una broma al de piel caliente? - Finn lucia bastante entusiasmado con su propia idea. Jake sonrió maliciosamente.

- Hagan eso en Bloomy Hills. Ya llegamos - Comento Max riendo, le gustaba la idea de hacer que se mojara los pantalones de miedo o algo por el estilo - Despiertenlo - Dijo apagando el auto. Se bajo de este y paso al otro lado, con caballerosidad le abrió a Lydia y ella le dedico una linda sonrisa y un beso cálido y dulce en la mejilla dándole tranquilidad al muerto.

Los gemelos se bajaron y pelearon por ver quien iba a ayudar a Crystal a bajar. Mientras eso, ella trataba de despertar a su ex.

- Luke. Llegamos - Decía como si fuera una madre cariñosa - Luke - Dijo solo un poco mas fuerte mientras movía al brazo del vivo un poco.

Por fin despertó.

- ¿De verdad voy con ustedes? - Pregunto desorientado y adormilado mientras miraba a la muerta. Ella sonrió tenuemente y asintió.

- Si Luke... Apúrate - Dijo y termino por salir del auto. Fue escoltada por los gemelos mientras solo podía pensar en su ex vivo. Suspiro y se quedo parada enfrente de la puerta a un lado de Lydia.

- Si agarran a Luke... Moriremos muertos - Cometo Lydia mirando la puerta de hierro que tenia un pequeño cartel gastado; "#3". Suspiro pesadamente. 

- Si - Fue lo único que dijo Crystal. 

Luke bajo del auto y como un zombie camino hasta los muertos. Por la luz del sol pudo verlos aun mejor. Sus pieles blancas en contraste con el negro de la sombra de sus huesos. Los ojos claros sin vida de las chicas y los ojos oscuros sin vida de los chicos. El cabello opaco pero hermoso. La ropa de la paleta del negro y el blanco. 

- ¿Que tanto miras vivito? - Bromeo Finn.

- Nada - Negó Luke - Bueno... Solo que yo me veo un poco mejor que ustedes. Despues de todo son fantasmitas - Comento bromeando pero la broma no fue tomada muy bien por ninguno de los muertos, hasta se podía percibir que les daba tristeza 

- ¿Fantasmas? Eso no existe - Dijo Lydia riendo nerviosamente. Trataba de cambiar un poco de tema solo que no le salia bien. 

- Nosotros somos "vivos post mortem". No somos fantasmas - Dijo Max con una seriedad que asustaria a cualquiera.

Crystal opto por quedarse callada y solo mirar a la puerta.

- ¿Que tienes? - Le pregunto Finn.

- Solo pensaba en que seria mejor quedarnos acá... - Dijo y seguidamente se rió de si misma por tan absurda idea - Olvida lo que dije - Le comento mirándolo sonriente. Crystal sin avisar abrió la puerta que dio paso al aire frió.

Luke volteo inmediatamente al sentir un frió ,ridículamente acogedor, que lo cubría.

- ¿Es por allá? - Le pregunto a Lydia y ella asintió. Le tomo la mano como si Luke fuera su hijo pequeño y lo guió por el umbral. El se sentía perdido y desorientado. Cuando vio el pasillo azulado y sucio lleno de puertas oscuras y viejas. Se quedo petrificado... Todo era cierto y esto no era una broma bien elaborada.

- Bienvenido a Bloomy Hills, Luke - Dijo Lydia calidamente. Le dio un beso en la mejilla y camino con rapidez por el pasillo.

Las mejillas del vivo se enrojecieron. Se dibujo una sonrisa boba en su rostro pero la borro cuando vio a Max fulminarlo con su mirada. Los demás muertos venían atrás y Jake cerro la puerta detrás de ellos.

- Hogar dulce hogar - Comento Jake sonriente mientras pasaba a todos y caminaba atrás de Lydia. 

Finn lo siguió y al alcanzarlo, justo como un niño, lo golpeo en la cabeza y salio corriendo mientras era perseguido por su hermano, el que golpeo. Las risas invadían la sucursal y Max no pudo resistirse a perseguir a ambos gemelos y eso fue lo que hizo dejando solas a las dos muertas con Luke.

- Inmaduros - Susurro Lydia. 

- Si - Le dijo Crystal riendo con levedad. Ahora las dos muertas estaban juntas y dejaban atras al vivo quien solo miraba a su alrededor. 

Lydia miro hacia atrás y miro la ropa del vivo. Un pantalón desgastado de jean y una camiseta blanca con un logo rojo cubierto por la sudadera negra que traía desde hace rato. 

- Asi no engañara a nadie - Secretio con Crystal.

- Dale ropa de tu padre en el momento en el que lleguen a tu casa - Opino sonriente. Lydia asintió.

*** 

Pasada media hora todos los muertos estaban frente al auto que los había traído al llegar. 

- Luke y yo iremos caminando a mi casa. No es muy lejos - Dijo seria como de costumbre. 

- Pero... - La voz de Max era débil. Bajo la cabeza y sintió el sonar de los tacones de su novia caminar hacia el. La mano de Lydia le hizo subir el mentón para así poder recibir un beso dulce y suave.

- Te amo - Lydia le dijo sonriente. Se aparto de el y camino por delante de Luke - Muévete - Le ordeno. 

- Si señora - Dijo Luke mientras la seguía. Miraba a su alrededor. Habían casa de colores vivos pero eran tétricas dado el ambiente lleno de arboles secos y plantas muertas. Las aceras y calles eran perfectas y veías a muertos caminando felizmente por ellas. 
En el trayecto vio algunas tiendas; de ropa, muebles, electrónicos.. Pero no un supermercado. 

Al llegar a la mansión. Lydia abrió la puerta e hizo ingresar a Luke dentro de su casa. 

- Silencio - Le dijo mientras tomaba su mano.

Caminaron por la gran sala de piso de madera oscura y paredes tapizadas, hasta llegar a las escaleras.

Hacían un ruido infernal pero las subieron con rapidez. 

- Listo... Ve para haya  - Lydia le señalo un cuarto y Luke no dudo en ir para haya.

Camino un poco y abrió la puerta. Paso la mano por la pared que encontró y se topo con el encendedor de la luz. Lo pulso y el cuarto se ilumino. 
Estaba lleno de cosas negras, la cama era blanca pero las sabanas grises. Camino hacia el interior y vio en una pared un cuadro que enmarcaba una foto de un par de vivos... Una niña rubia y un hombre de unos treinta años. 

'Lydia y su padre' Pensó. 

Siguió caminando al rededor y se paro a mirar un espejo que tenia pagado notas y fotos. Lydia estaba en la mayoría, lo que convertía esa habitación en la de ella. 

- Ponte esto - Dijo Lydia saliendo prácticamente de la nada. Luke se dio la vuelta y la miro mientras dejaba un pantalón gris, una camisa negra y un chaleco negro sobre la cama.

- Es un poco... Excéntrico - Comento no muy contento mientras se hacia para atrás.

- Entonces te devuelvo a la tierra de los vivos y puedo seguir con mi vida muerta normal - Dijo molesta. Se dio la vuelta con la idea de marcharse del cuarto pero Luke la detuvo tomandola del brazo y acercandola a el.

- No quise molestarte - Dijo Luke mientras le soltaba el brazo y la tomaba por las caderas. 

Lydia se aparto de Luke con rapidez. 

- ¿Sabes quien es Maximiliano? - Pregunto - Mi novio - Pronuncio molesta mientras tomaba la situación anterior como coqueteo. 

Salio de su propio cuarto a dios sabe donde.

Luke se quedo solo y perdido... El suponía que le gustaba a Lydia. 
Opto por quedarse callado y hacerle caso a la muerta. Tomo la ropa que había en la cama e intercambio la que traía puesta por esa. Se paro frente al espejo y se miro, se parecía a un muerto solo que el no lo estaba... No aun.

Sentía tanto miedo en ese instante. De verdad parecía muerto.

- ¡Lydia! - Grito horrorizado.
Gif´s:



holi de nuevo<3, bueno lo hemos hablado con vicky y hemos llegado a una conclusión. si bien escribís precioso bc todas lo haces, hemos observado ciertas faltas de tildes, ortografía, etc. eso se puede arreglar con el tiempo pero, la novela no será compleja pero sí detallista, y eso es lo que buscamos. bueno, que los capítulos sean más largos y prolijos, aún así son consejos para ticccc: perdón por no elegirte, pero esperamos que leas la novela, ¡no creas nada! escribís muy lindo. <3.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 20 Nov 2013, 5:06 pm

O'shea. escribió:
dios, gía, tus ideas me matan, siempre. además es de la mitología griega, plz
idk, ahora te dejo lo que me piden (?)
primera, e s a f i r m a.  y lo otro, no es sólo mi idea bc es de vicky too. cccccccc: claro, lo esperamosc:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 20 Nov 2013, 5:09 pm

Zayn Malik {Sombra} Shay Mitchell {Sirena}

O.S:
Llovía mucho, el viento era fuerte, y la oscuridad cada vez se hacía más grande al son del crepúsculo. Su ropa se pegaba a su pequeño cuerpo, mientras sus verdosos ojos se cristalizaban cada vez más, sus piernas temblaban por el frió y flaqueaban de vez en cuando, pero ella no dejaba de correr. Mientras corría, toco su frente y noto que estaba sudando frió, y cada vez se sentía más débil.


A lo lejos lograba escuchar los gritos y vitoreo de la gente de Salem. Aquella ferocidad y emoción por atraparla, la asusto, y la obligo a correr más rápido de lo que ya estaba corriendo, pero llego a un punto en el que quedo en su perdición.


Sus manos se pasaron desesperadas por las rejas de aquel cementerio, sintió un pequeño ardor en sus manos apenas toco las varillas. Las brujas no podían entrar en los cementerios, en especial en Halloween, aquel terreno ya era tierra santa. Cada vez los pasos se hacían más fuerte, y los gritos también. Ellos la querían, ellos querían a la bruja.


-Dios te bendiga, querida- el cura toco su rubia cabellera con cariño, pero ella hizo un fuerte movimiento que obligo al cura a sacar su mano de la cabeza de la chica. Dos grandes hombres, de barbas castañas y ojos verdosos, la cogieron de los brazos y la llevaron a la fuerza hacia el centro del gran bosque de Salem. Entre las personas logro divisar a su madre, las lágrimas en el rostro de su madre eran evidentes, al igual que la tristeza que irradiaban sus ojos.


Ella iba a gritar por un poco de ayuda, pero su madre se anticipó a su grito. Su madre alzo su dedo índice y lo aplasto en sus labios, pidiendo que callara, pidiendo que guardara su secreto. A pesar de que las brujas no fuesen las mejores personas del mundo, había algo que ellas tenían que los humanos no, lealtad, fallarle a una bruja era peor que intentar matarla.


Sintió como ataron sus manos, después sus piernas, y por ultimo ataron su torso al seco tronco de un gran roble. Ella tenía los ojos cerrados, había visto como les pasaba esto a tantos pueblerinos inocentes, que ya podía sentir la gasolina pasar por su cuerpo.


-¿Por qué hacen esto?- el grito ahogado salió de su garganta, con una voz ronca y profunda, debido a todo el llanto que había salido de sus ojos. Todo el mundo la ignoro y prosiguieron a echarle por su cuerpo un gran bote de gasolina casera, para después tirar un pequeño fosforo, la cual prendió el gran fuego.


-Dios bendiga este cuerpo endemoniado- comenzó el cura. La rubia sintió su cuerpo arder y comenzó a moverse de forma desesperada intentando salir de su fuerte agarre- Dios, salva esta alma, hija de lucifer y hermana de los seis demonios. Dale tu perdón a esta bruja de salem- dijo el cura mientras la chica ahogaba sus gritos de histeria y dolor.


El viejo y arrugado hombre cerro aquel pequeño y viejo libro. Miro a sus pequeños nietos y sonrió con ternura al ver como estos temblaban de miedo.


-¿Eso fue verdad abuelo?- le pregunto asustado el pequeño.


-Nadie lo sabe querido. Salem guarda muchos secretos- le contesto el hombre parándose de aquel cómodo asiento verde. Camino de forma recta hacia la pequeña puerta del sótano de su gran casa a las afueras de Salem. Dejo el polvoriento libro sobre la mesa y camino hasta una pequeña mesita que se encontraba cubierta por una sabana de color rojo sangre. Con su arrugada mano quito la gran sabana, y sonrió al ver la cabeza tan conocida para él, con su cabellera rubia y su piel quemada. Miro con asombro y orgullo aquella cabeza, la cabeza de aquella hermosa joven, la cabeza de una de las brujas de Salem.

Los Marginados:
__¡James! __  El sonoro grito de mi madre se hizo presente en mi habitación. La puerta se abrió de golpe y dejo ver a mi enfada madre, pues ¿Cómo lo sabía?, además de que estaba roja de la furia, siempre me llamaba por mi segundo nombre cuando estaba enfadada.


__  ¿Que hice ahora? __ La pregunta salió de mi boca sin razón alguna; solía decir estupideces cuando estaba nervioso, y ese momento no era la excepción.

__ Si vas a tener relaciones con una chica, por favor, no dejes los condones en el piso del baño__ mi madre me tiro sin descaro alguno el condón usado, literalmente, en la cara. Me miro mal, y salió por la puerta de mi habitación.

__ Lo siento__ Grite al aire.

Me levante de la cama con el condón en la mano, me dirigí al baño, y tire el preservativo en el tacho de basura. Me desvestí, y me adentre en la ducha. Después de quince minutos Salí de mi baño, pues mis duchas no duraban mucho. Abrí mi armario y escogí lo primero que encontré, una camisa negra manga corta, unos zapatos del mismo color, y unos simples jeans.

Baje al living principal de mi casa, en donde cogí las llaves de mi auto. Me adentre en mi gran Ford Ranger color azul marino, y me dirigí a la casa de mi mejor amigo. Me estacione a las afueras de la casa de Zayn, y le di dos pitadas a la bocina. Espere cinco minutos hasta que mi moreno amigo salió de su casa.

__ ¿Por qué siempre te demoras tanto? __ Zayn se vio en el pequeño espejo de la parte de arriba del auto, viro su rostro, y me dio una sonrisa amarga.

__ Esto__ el señalo su rostro con su dedo índice__ No se consigue en cinco minutos, entiéndelo Liam__ Instintivamente solté una gran carcajada. Ser vanidoso era lo de Zayn.

 __ Eres un imbécil__ Me reí de nuevo, y arranque el auto, para dirigirme al colegio.

{***}
High Time School es uno de los colegios más reconocidos en Europa, y un laberinto por completo. Recuerdo que cuando entramos en esta preparatoria Zayn y yo éramos invisibles, hasta que un día, por pura casualidad, le guste a Lisa Koffman, una de las chicas más popular del colegio, lo que me volvió a mi popular.

__ ¡Li, Li! __ La chillona voz de mi novia me llamo a lo lejos. Di una sonrisa torcida, y me vire para saludarla.  Ella se me tiro encima, y me dio uno de esos apasionados besos que ella daba, a todo el mundo. Yo sabía que Lisa era una perra total, pero la popularidad lo vale todo.

__ Lisa, amor ¿Cómo estás? __ intente sonar lo más interesado, pues no quería una pelea, porque una pelea con Lisa Koffman, significaba muerte social.

__ Muy bien, ayer fui de compras con Mel……__ en ese mismo instante, fue cuando deje de escuchar a Lisa; en realidad nunca la escuchaba, todo el tiempo fingía. Es realmente facial engañar a una chica como Lisa, con unos simples asentimientos y unos “Ok” “Que bien” y “Eso es asombroso”, puedes engañarla por completo.

__ ¿Y tú qué hiciste? __ La pregunta de Lisa me saco de mis pensamientos.

<>

__ Cena familiar__ mentí.

__ Qué bien__ El timbre del comienzo de la primera hora sonó. Gracias a dios__ Bueno, nos vemos más tarde Li__ Ella me volvió a besar, y después se fue. Deje salir todo el aire contenido, se había ido, todo estaba mejor ahora.

{***}
El receso era tal vez la cosa que menos odiaba de este lugar, pues aquellos cuarenta y cinco minutos de descanso, eran los únicos que teníamos en todo el día. Abrí la puerta de la cafetería, y me encontré con que todo el mundo me observaba, como siempre.

Camine a la fila para recoger mi comida, cada vez que me acercaba más la fila se abría aún más, hasta que me encontré a mí mismo cogiendo mi almuerzo. Lo bueno de ser popular, es que te tratan como rey. Deje mi bandeja en la mesa de mármol plomo, y me senté junto a todos mis conocidos.

__ Te reto a que le tires toda tu soda a la chica Mellark__ Vire mi rostro, y observe la última mesa. Ivette Mellark se encontraba devorando un sándwich junto a Amelia, su mejor amiga. Esa chica era demasiado linda como para ser amiga de ese monstruo.

__ Hecho__ Saque a Lisa de mis piernas, y con la soda en mi mano, me dirigí a la mesa de Mellark. Puse la gaseosa arriba de su cabeza, y la vertí lentamente, hasta dejarla empapada de la bebida. Sus ojos se cristalizaron, y una sonrisa torcida apareció en mi rostro. Ella se levantó, y salió corriendo.

<>

__Eres un maldito imbécil, Payne__ Amelia se paró, y persiguió a la chica Mellark. Y yo, por primera vez, me sentí culpable.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 20 Nov 2013, 5:10 pm

O'shea. escribió:crystal reed {dragón}, josh hutcherson {pesadilla}.

cap:
Capitulo uno


Beezus Donovan.|| Percy Jackson.


Una tormenta amenazaba con desatarse en el oscuro cielo. La castaña vagaba por las calles vacilante, como si no encontrara su rumbo. Desconcertada, solo dejaba que sus pies la guiaran, disfrutaba de su pequeño momento de relajación. Las calles de Manhattan se encontraban vacías, algo bastante infrecuente en 'La ciudad eterna'.
Beezus tenia el presentimiento de que algo sucedería. ¿Acaso era la hora?, ¿había llegado el momento de volver? No podía saberlo, pero sin duda no le gustaba para nada.
Una ventisca hizo que sintiera más frió de lo que esperaba sentir. El cielo comenzaba a hacer ruidos extraños, lo que hizo que alzara la vista hacia el. Percibió una extraña presencia en los bosques de Long Island, sabia que algo estaba detrás de ella. Se volvió en si, observando a todo su alrededor, pero nada, simplemente, nada. Apuro el paso.
Conocía ese camino, lo conocía como si fuera la palma de su mano, se dirigía al campamento.
La chaqueta negra que vestía, hacia que no se notara la ballesta que llevaba debajo de ella, y si las circunstancias lo requerían, no dudaría en usarla.
Por el ovillo del ojo, pudo contemplar como una gran sombra se movía rápidamente entre los arboles, quien quiera que sea, no se salvaría de su flecha. El sonido de una rama romperse la alarmo más de lo que podía.
Con una velocidad impresionante, se bajo la cremallera de su chaqueta, saco su arco y apunto hacia atrás. Ella fue rápida, pero más fue la criatura que la asechaba.
Beezus no mostró miedo al tenerla justo al frente de ella, no debía mostrarse débil en presencia de animal tan grade y fuerte.
Contemplo su dorso fornido y sus escamas de metal. El Dragón, que hace años se había extraviado, aseguro la morena.
Bajo su arma, no iba a dispararle a tal majestuosidad, y si lo hacia, simplemente su flecha se haría añicos al impactar con tan duro metal. La primera sonrisa del día se escapo de sus labios.

—Hola, amigo. —saludo al dragón de color oro como si nada. El animal ladeo la cabeza, no comprendía el por que ella no solo corría espantada. La sonrisa de Beezus se hizo aun más grande, mostrando sus blancos y perfectos dientes. La morena trato de acercarse a la criatura, pero se aparto inmediatamente. Le gruño como si fuera su enemigo. —No tengas miedo, no pienso hacerte daño. —volvió a tratar tener contacto físico con el y esta vez no se aparto. Acaricio su cabeza y el ronroneo como si fuera un hermoso gato que le estuvieran haciendo cosquillas.
La risa de Bee alegro más al dragón. Poco a poco, con la criatura distraída, fue lentamente subiéndose a su lomo; cuando el dragón se dio cuenta, Bea ya estaba sobre el. Pero al estar allí arriba, cayo en la cuenta de que el no tenia alas. —¿No tienes alas?, ¿que dragón no tiene alas? —inquirió algo confundida. Yo, dijo una voz en su cabeza. La morena puso los ojos en blanco más que sorprendida; el animal la había hablado. No literalmente, claro esta, pero si podía comunicarse con la mente. No todos pueden escucharme, volvió a hablar. Los únicos que pueden hacerlo son los hijos de Hefesto, mejor dicho, los bendecidos de Hefesto. Tienes suerte, pequeña Donovan, para ser hija de el eres demasiado hermosa. Bee sonrió nuevamente.

—Sabes mi nombre. —aseguro con un brillo especial en sus ojos. —¿Que tal si me llevas al campamento? Puedo buscar herramientas y tratar de arreglarte. —ofreció amable, algo que nunca hacia Beezus.
Me alegra que seamos amigos; pero pienso llevarte a un lugar mejor, luego marcharemos para el campamento, la voz de la gran criatura sonó algo triste al decir campamento, pero aun así, con sus rápidos pies, comenzó a correr.
Se adentraron más en el bosque, pasaron varios instantes hasta que se toparon con un muro.

—¿Te das cuenta de que no va a correrse, verdad? —el dragón apunto con la cabeza el muro. Tienes que tocarlo, aviso. El animal se acerco más para que Beezus no tenga que bajarse de el y ella presiono el ladrillo que señalo. Cuando toda su mano aplastaba la pared miles de luces en forma de grietas salieron de el, la pared se abrió mágicamente, como si fuera un pasadizo. Se adentraron a la cueva por un sendero de antorchas hasta llegar a una sala que parecía no haberse visitado hace mucho tiempo. Planos, herramientas, armas, un sofá y una gran manta que parecía ser donde la criatura descansaba.

—Es increíble. —confeso asombrada. Es mi antiguo hogar, contó. —Una pregunta —pauso. —, ¿tienes nombre? —pregunto curiosa. La criatura solo se limito a negar con la cabeza. —Te llamare Absolem. —decidió como si no fuera nada importante. Exploro el lugar y encontró una caja de herramientas para arreglar a su nuevo amigo. Las alas, anuncio, con sus ojos rojos logro una luz incandescente que señalaba hacia arriba. Y me gusta Absolem, aseguro perspicaz.

—Tenemos trabajo que hacer, Absolem.


{...}


Después de una larga noche tratando, Beezus se quedo dormida en el lomo de Absolem, lo cual no le molesto para nada al dragón de metal.
En el momento que ella abrió los ojos, ya no se encontraban en la cueva. Entorno la vista y pudo observar como una gran cantidad de campistas la miraban perplejos. Volvió a recuperar sus cinco sentidos y sintió que estaba apoyada en su amigo de la noche anterior. Trato de hablar, pero un grito hizo que le doliera más la cabeza.

—¡No disparen! —grito un muchacho castaño. —La trajo viva. —anuncio a los demás.



Percy se sacudía intranquilamente recostado. Se revolcaba por una lado, por el otro, y tenia razones; soñaba con una guerra.
Destrucción, destrucción era lo único que veía. Su ciudad se encontraba en llamas y ruinas, se desplomaba. Las torres caían, y quien sabe cuantas personas podría haber en aquel establecimiento, refugiándose. Un gran dolor en el pecho le pego como si una espada lo atravesara, giro a su derecha y vio como una muchacha de pelo oscuro le ardía la piel a causa del fuego. Una de las cosas que más odiaba, era eso, el fuego.
El agua y el fuego eran simplemente todo y absolutamente lo contrario. Se podría decir que el agua es hielo, el hielo es frió y el fuego es calor; tenia mucha derivación, pero así era, el fuego y el agua no podían estar juntos, era imposible.
Tenia bajo su mirada a la chica que parecía resistirse al calor. Daba gritos desgarradores, pidiendo ayuda, y el solo se quedaba ahí, parado mirándola como todo un bobo.
Había enfrentado a miles de monstruos desde que tenia menos de nueve años, pero no podía ayudar a la pobre joven que ya no podía mantenerse de pie.

Finalmente sus ojos se abrieron debido a que varios gritos colectivos se oían fuera de su cabaña. Se levanto del sofá, ¿se había quedado dormido sobre el? Si, así fue. Siempre que dormía en el tenia pesadillas, se reprimió a si mismo no volver a cometer ese error.

Abrió las grandes puertas y salio al aire libre. Aunque no era un día de mucho disfrutar, ya que el día estaba nublado y varios rayos caían desde el cielo. Se pregunto si a Daphne le sucedía algo malo.
Enfoco su mirada y se impacto al ver a un gran dragón de metal en medio del bosque y los campistas lo rodeaban. Liam y Niall lo llamaron para que se les acercara.

—¿Que diablos esta pasando? —pregunto enfadado, al igual de confundido.

—El Dragón, el que se había perdido hace varios años a vuelto, pero no regreso solo. —contesto Liam. Percy solo lo miro más confuso aun.

—Observa quien esta sobre el. —le aviso el rubio, dándole unas palmaditas en la espalda, señalando con la otra mano libre a la morena. Jackson trato de estirarse, haciendo puntas de pie, pero solo logro observar una silueta encapuchada. —Nuevo  verano, nuevas compañeras, nueva casería, ¿no crees? —el ojiazul solo se limito a no responder y prestarle más atención a la persona misteriosa. Se saco la capucha con las manos, dejando ver su hermoso rostro, acompañado con un cabello largo y castaño oscuro; la muchacha parecía estar algo desconcertada.

—¡Todos a sus trabajos, muchachos! ¡A entrenar! —grito Quiron echando a los chicos.

—Indignados. —exclamaron los dos aliados de Percy, comenzando a caminar. El castaño se quedo algo embobado con la belleza de tal chica, pero por alguna extraña razón le parecía conocida.


{...}



Ya preparado para el ''trabajo'' con su armadura, Perceus merodeaba entre los arboles; era hora de la clase de Fred, y aprovechaba el camino para pensar. Pensar sobre su vida, sobre como seria ser un chico normal, sobre estar con su madre.
No se dio cuanta, cuando ya se encontraba cerca de todos sus compañeros esperándolo. Corrió hacia ellos y se quedo parado con ellos.
El cíclope de Fredward apareció entre las sombras, nadie lo había visto y hasta algunos se asustaron al hacerlo. Fred sonrió.

—Buen día, muchachos. Como ya la mayoría sabrá, yo soy Fred, su profesor de esgrima, más bien les enseñare a usar la espada y daga. Estoy casi seguro que los nuevos se sorprenderán al ver estas piernas de cabra. —movió sus patas peludas, haciendo que todos bajaron la mirada hacia ellas. —En fin, ¿algún voluntario que quiera empezar con la clase? —nadie levanto la mano o mascullo un ''yo''. El cíclope rubio suspiro irritado. —Lo tomare como un no, sera mejor que yo los elija, porque sino no terminamos más. Jackson, —llamo al ojiazul. —hace mucho tiempo que no lo intentas, ¿crees que tengas la valentía para pelear, hijo de Poseidon? —inquirió no tan amable, lo que a Percy le molesto más de lo que debía, pero solo le dedico una mirada amenazadora. —Donovan, creo que deberías demostrar si eres tan temible al igual que tu Dragón. —un grito desgarrador se hoyo desde la lejanía. —Arriba, hija de Hefesto. —la morena levanto la vista, quizá Fredward no se dio cuenta, pero Percy logro ver unas pequeñas llamas reflejadas en sus ojos, al hacerlo se exalto.
El miedo que tuvo pudo sentirse en la zona, la chica apellidada Donovan, sonrio.

—Cuando quieran. —mascullo Fred.

Los dos se sacaron los cascos y los arrojaron al aire, dejando ver sus rostros completamente, sin ninguna mascara.

—Así que, ¿hija de Hefesto? —inquirió tratando de mostrar su fachada. La morena levanto la ceja derecha.

—Beezus Donovan, para nada encantada. —lo recorrió con la mirada como un gesto totalmente desagradable, como si el fuera un asco. —Y creo que tu eres Percy Jackson, si es que no me equivoco.
Percy sonrio sutil.

—El mismo. —saco de su bolsillo un simple bolígrafo, Beezus lo miro algo confundida, lo que hizo que la sonrisa del castaño se agrandara, sintiéndose más temido. —¿Lista para ser una perdedora?

—¿En que momento cambiamos de papel? —pregunto con ironía. Varios compañeros que admiraban el ''show'' rieron.
Apretó el pequeño botón del bolígrafo azul y el resorte hizo que saliera una hoja de espada.

—Linda hoja. —se sorprendió Fred.

Por su lado Bee tomo nada más ni nada menos que una moneda, una rara moneda de bronce, como la piel de Absolem. La arrojo hacia arriba, cerro los ojos, y cuando la moneda cayo en su mano, inmediatamente, como si fuera un rayo, se convirtió en una espada. Percy se quedo sin aliento.
Beezus aprovecho que estaba distraído y dio su primer golpe, con la punta de su hoja corto la mejilla de Jackson, lo que lo enfureció. Percy contraataco y le dejo una grieta de herida en el brazo, ella gimió del dolor. Se preocupo por si le había hecho demasiado daño y le pregunto si se encontraba bien. Un buen truco para tumbarlo en el suelo y robarle la espada. La sonrisa de la morena más bien parecía una mueca cruel.

—Perdiste, héroe.

shot:


jake abel

human sparkle



El bosque era frondoso y oscuro. Ni siquiera la luna podía divisarse; sin duda me arrepentía de haber entrado aquí. Sentí la presencia de alguien, sentí que me observaban, hasta pude sentir su respiración en mi cuello, una sensación realmente desagradable. El crujido de una rama romperse hizo que me percatara. Me largue a correr, era lo único que mi instinto logro hacer en estas circunstancias.
Otra vez los mismos pasos alterados; siguiéndome. Mis piernas pedían a gritos que parara, pero por mas que quiera no lo hacia, seguramente por que no quería morir.
El miedo siempre fue un arma poderosa, el miedo podía controlarme y esa cosa lo sabia. Siquiera sabia de quien o que huía, pero si sabia que no me perseguían para algo bueno. Todavía no puedo comprender el por que, pero con lo torpe que soy gire mi cabeza hacia atrás. Quería por lo menos saber como era, quería por lo menos ver sus ojos, aunque sabia que estaban llenos de maldad. Al hacer ese intento tan absurdo, para mi desgracia, tropecé y caí en un charco de agua donde el impacto fue tan fuerte que me dejo inconsciente. Pero antes de que todo se volviera completamente oscuro logre verlo de pies a cabeza, logre mi deseo tan inservible. Logre mirarlo directamente a sus ojos negros y profundos y desde ese momento jamas volví a ser la misma y nunca podre sacar esa imagen tan repugnante de mi cabeza.


{...}


Desperté desconcertada, no lograba recordar mucho, la verdad solo recordaba la caída. Arranque un poco de césped verde en el que me encontraba tirada con mis manos. ¿Donde estaba? ¿Acaso no había tropezado? Comenzaba a desesperarme cuando, otra vez, sentí una presencia. No la misma, pero aun así me aterraba. Estaba tan asustada que no caí en la cuenta de que un brazo abrazaba mi cadera.
Mi cabeza dio media vuelta, en la dirección donde estaba el desconocido. No pude ver su rostro, pero si asegurar de que era rubio.
Comencé a temblar pensando lo peor. Era imposible que fuera él, de seguro me estaba viendo loca. Él comenzó a moverse; comenzó a despertarse.
El corazón casi mas se me sale del pecho, quise gritar, pero solo salio un aullido; no respire cuando levanto la vista adormilada y pude jurar que nuestras miradas se conectaron por un instante. Una sonrisa sincera nació en sus labios.
Mis lagrimas comenzaron a caer por mi mejilla y me aleje lo mas rápido que pude de el; acorralándome sola en un rincón en la gran cueva oscura que solo en la punta la luz podía entrar.

—Mel... —sentí mucho mas dolor cuando el dijo mi nombre. Negaba con la cabeza. Me negaba rotundamente a aceptar que el estaba aquí, frente a mi.

—No, no, no, no —repetía y repetía. Era una completa locura que el estuviera vivo. Eso era imposible. —Tu no eres real —susurre.

—Mel, por favor...

—¡No! —grite desesperada. —Tu no existes —me le acerque y comencé a golpear su pecho. —No existes —tomo mis muñecas, tratando de pararme, y lo hizo.

—Para, Mel —dijo suave juntando nuestras narices.

—Me perseguiste en mis sueños, me dejaste sola y prometiste que me cuidarías —hice una pausa. —Tu no eres Jake —conteste con voz ahogada.

—Se que hice las cosas mal, pero ahora estoy aquí para arreglarlo —Él también comenzó a llorar. —Estoy aquí para espantar a todo lo que te hace mal y ya no alejarme de ti —por mas que no era de mi agrado, tenia que admitirlo; le creía cada palabra que salia de su boca.

—Pero ¿por que, Jake? —inquirí. —¿Por que ahora? —volví a preguntar con la voz rota.

—Por que dicen que no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes —confeso con extremada sinceridad. Tenia el impulso de besarlo; quería besarlo, hasta me imaginaba que él tenía el mismo deseo. Trataba de controlarme, pero no pude y se que él tampoco. Juntamos nuestros labios. En serio lo necesitaba. Había extrañado tanto sus besos, sus besos tan dulces, tan románticos; de los que a veces podían volverse intensos, brutos, pero pasionales. ¿Acaso esto era una castigo o un regalo? ¿Acaso hice algo malo o la vida hizo este milagro? No lo se, ni me importaba saberlo en ese momento.

El beso, como dije que podía serlo, se intensifico. Era inevitable no seguirle el paso. Sus manos se posaron en mi cadera, otra vez, haciendo que mi piel se erizara. Yo coloque las mías en su nuca, cada vez podía sentirlo más.
Fue cayendo sobre mi con dulzura y cautela, para no lastimarme, mientras se sostenía con su codo apoyado en el suelo.

Poco a poco, la situación fue haciéndose más importante. Fue como un sueño, jamas me había imaginado que el podría hacerlo con tanto amor. En ocasiones se volvía salvaje, pero aun así era perfecto. No fue solo sexo, no fue solo algo de una noche; esto fue hacer el amor. Como nadie me lo habría hecho.


{...}


Abrí los ojos, mas que confundida. Sentí como si me ahogaba, por que realmente lo hacia, no podía respirar. Hasta que caí en la cuenta de que estaba bajo el agua. Patalee y me eleve hacia la superficie gracias a los movimientos de mis brazos.
Respire hondo como pude; aire, por fin aire.
Esto no podía ser posible, ¿donde estaba?, ¿lo de Jake fue solo un sueño?, ¿pero por que no estoy tirada en el mismo charco? Miles de preguntas que no tendrían respuesta, o eso creía.
Nade hasta la orilla de aquel río, ¿esto era posible? Me estaba volviendo loca, sin duda. Pero se sentía tan real, tan tangible, parecía que estaba en el mundo real y no en mis sueños, ni pesadillas. Seguí pensando, haciéndome todo un lió en mi cabeza, cuando un aullido se escucho.

Y ahí fue cuando por fin comprendí, ahí fue cuando por fin recordé, ahí fue cuando por fin le creí. Fue un destello humano; destello, pero aun así real.
Me levante y saque la daga que Jake me había regalado antes de marcharse un tiempo atrás; no me iba a rendir ahora, tenia las esperanzas de volver a verlo, tenia esperanzas de salvarlo y encontrarlo con vida.

palvin and mavor:

reservados, aceptados.
bueno, lo miré con vicky y llegamos a la conclusión...(?) ahporquehablabaasí; bueno, ya dicho estás más que aceptada mia, nos gustó, maravilló muchísimo tu redacción, tienes una ortografía impecable, en fin...increíble. además, es un escrito acerca de la mitología griega y con éso sé que sabes manejarte en ése ámbito. ccc: en minutos reservo a tus personajes.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Bloom. el Miér 20 Nov 2013, 5:13 pm

*suspira* Me pasa mucho lo de los tildes y ortografia ;-;  Me entristece no quedar pero sin duda sere lectora y dare mucho apoyo psicologico (?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por demons. el Miér 20 Nov 2013, 5:15 pm

matame.
perdón D:
vinna rlz, vinna rlz.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 20 Nov 2013, 5:16 pm

leila.hunter escribió:sky ferreira {unicornio} | robbie kay {pesadilla}

OS :



Mejores Amigas



—¿Mejores amigas?— Dijo la pelirroja enderezando su dedo meñique
—Mejores amigas— Aseguro la rubia



— Ariana, no lo hagas — Rogaba la castaña tomando de la mano a su mejor amiga haciendo que esta se detuviese.
— Acacia... nunca sabrás si el siente algo por ti.
— Pero y si...
— ¡Pero nada!— La pelorroja tomo la mano de la oji-verde haciendo que esta la mire a los ojos — Tu eres hermosa, que nadie te haga pensar lo contrario
Se soltaron y Acacia miro a su amiga, la abrazo y empezo a llorar en su hombro, atrás de ellas dos venían dos chicos, uno azabache y uno castaño. El azabache separo a las chicas y abrazo a la castaña, la pelirroja sonrió victoriosa.



— Recuerdas ese día  La oji-verde empezó a llorar  El día en el que nos hicimos mejores amigas  Porque nunca lo olvidaré.
La pelirroja había durado 3 semanas en cama, ya que un día al bajar las escaleras, piso mal y cayó de ellas, golpeándose en la cabeza. La rubia iba todos los días ha verla, dejando atrás a Logan, su novio, el cual le decía que dejará a Ariana, ya que no podían hacer nada los doctores por ella. Nunca perdió su fe en que su mejor amiga, su hermana volviera en sí.
— Ariana...  Tomo con delicadeza su mano  Por favor si me escuchas, despierta...  Sintió un nudo en su garganta  Te necesito...  Dejo caer su cabeza en la camilla y volvió a sollozar. 

— ¡Ariana! — La chica empezo a correr hacia su mejor amiga que estaba en la sala de estar en su casa. 
— ¡Acacia! — La pelirroja solo la veía divertida, pero sin reírse. Una vez que la rubia llego a donde estaba su amiga, se abrazaron  como si fuera lo único que quedará en ese momento. Desde el día en el que Acacia lloró y le pidió eso a Ariana, la chica fue mejorando hasta tal punto de mejorarse tan pronto que la dieron de alta a la media semana. Los padres de ambas chicas no le querían avisar a Acacia, porque con la emoción hubiera afectado a Ariana. 
— Te he extrañado, cariño — Susurro la ahora castaña en el cabello de la rubia.





— Acacia... — La rubia se levanto de la piedra y se quedo parada en esta.

— ¿Si Ariana? — La pelirroja
— Aquí frente el mar, — al decir apunto al mar que estaba frente ellas— Quiero volver a renovar nuestros votos de amigas — La rubia rió al oír eso de su amiga.— ¿Mejores amigas? — Dijo como aquella vez levantando su meñique
— Mejores Amigas — dijo cerrando la rubia uniendo los meñiques.

skins {prologo:


Prologo





Las frías calles de Bristol, autos, autobuses y ciclistas transitan sus calles. En un edificio, para ser exactos una escuela, las clases son dadas por maestros que son de excelente calidad, en las clases todos son ordinarios, tranquilos, trabajadores. Pero dentro y fuera de la escuela son distintos, dentro de ella son unos angelitos, chicos y chicas bien portados, pero fuera de este solo hay fiestas, alcohol, sexo, drogas y demás cosas.  Aunque, algunos se demuestran como son en la vida real en ese instituto.  Ese grupo es los de los populares, que esta conformado por diversos chicos y chicas que lo que hacen fuera del instituto, también lo hacen en el. Pero dentro de esos grupos, puede haber amoríos, odios y conflictos, porque aunque no lo crean, las personas tienen distintas capaz de piel.


skins {capitulo:


Effy Stonem





Abrí lentamente mis ojos, la luz del sol penetraba mis ojos, quité las sábanas que me cubrían y camine a la ducha. Entré a mi baño y me vi en el espejo, estaba hecha un desastre, tenía unas enormes ojeras alrededor de mis ojos  lo que hacía que estoy se volvieran más claros. Intente alisarme el cabello, el cual estaba más desastroso que mi cara. Salí del baño mientras escuchaba como mi padre le gritaba a Tony, eso ya es todos los días. Camine a mi ropero y tome unos jeans negros un poco rasgados, una blusa de tirantes blanca, una blusa de cuadros, mi ropa interior y mis vans negras. Camine nuevamente a el baño, abrí la regadera y espere a que el agua se templara, quité mi ropa, completamente, entré a la ducha y el agua fría recorría mi cuerpo. Moje mi cabello y en este eche shampoo y talle. Después de esto, eche acondicionador e igual que el cabello lo talle y enjuague. Eche un poco de jabón corporal en una tela y empece a tallarme, me enjuague y cerré el agua. Tomé mi toalla que estaba en la taza del baño y cubrí mi cuerpo con ella. Me vestí completamente y baje a comer, pero como vi que no había nadie, tome mi mochila y salí a la calle. Espere a que pasará el bus y una vez que paso, subí en el y me senté. Coloque mis audífonos y saque mi libro de física, no había terminado el trabajo.
—¿Esta ocupado?—Dijo un chico que se puso a mi lado, negué con la cabeza y me corrí a el lugar que estaba a mi lado. —Gracias
—No hay porque—Dije un poco tímida, en realidad ese chico si que es apuesto. Especialmente por esos jeans de mezclilla y su camiseta a cuadros.
—¡Effy!—Gritó mi mejor amiga acompañada de mi hermano.—¿Donde estabas?—dijo acercándose a mi-.
—¿En mi casa?—dije curiosa
—Yo estaba ahí y no te vi—dijo mi hermano
—¿Tal vez porque estabas ocupado discutiendo con papá?—dije como si fuera lo más obvio
—Disculpen—dijo el chico que estaba a mi lado—Creo que aquí estoy de sobra. —dijo y se fue
—¿Quien era el?—dijo divertida mi amiga viendo el trasero del chico al caminar
—¡Cyrie!—gritamos Tony y yo.
—¿Que?¿No te gusto o si?—en realidad no lo se ese chico es guapo y también sexy... ¡¿pero que mierda dices Effy?!
—Claro que no, no es mi tipo.—Dije volviendo a ver por la ventana.

perfección:





reservados, aceptados.
holi, leila<3. bueno, con vicky leímos todo y de verdad nos gustó mucho. casi no tienes errores, además de que tu escritura es hermosa cccccccccccc: so, ya te los reservo beibi<3.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 20 Nov 2013, 5:17 pm

Helenna escribió:
Mitología griega, ¿dónde? asiofjuwgiogo amo la mitología griega es tan.. afuajhiofuajd Vale Gia, tengo una pregunta ¿se supone que nuestros personajes se convierten en algo de esa lista que habéis puesto, no? afiaujifa

gifs:

Más tarde os dejo las cosas cc:
holi, hele cc: qué bueno que te guste, omg. sí, sí, se convierten en alguna criatura de la lista, y esperamos el capítulo. c: bai.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.