O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» daydreamin'. ♡
Hoy a las 1:00 am por bwiyomi.

» Struck whit me ↯
Hoy a las 12:41 am por Stark.

» new rules ♡ muro interactivo
Ayer a las 11:11 pm por Stark.

» S E R E N D I P I T Y (Park Jimin) A.A
Ayer a las 10:48 pm por Andy Belmar.

» Cuenta hasta 10 y manda un beso. |4|
Ayer a las 10:46 pm por Andy Belmar.

» ¿Que estas comiendo?
Ayer a las 10:46 pm por Andy Belmar.

» ~Odio Cuando......
Ayer a las 10:45 pm por Andy Belmar.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Ayer a las 10:41 pm por Andy Belmar.

» Who is Andrea?
Ayer a las 10:35 pm por Saeran

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Sáb 16 Nov 2013, 9:49 pm

In the land of monsters


Una de las reuniones más importantes del Olimpo terminó con el único propósito que serviría para acabar con ésas criaturas malévolas que provocaban destrucción. Zeus —uno de los tres héroes— había proclamado la aparente solución, que en la opinión de cada uno arrasaría con la oscuridad. 
—El mostrar cobardía no es propio de ninguno de nosotros, y sin embargo lo hacemos al no corregirlos. 
Tenía conocimiento que su plan podría tener resultados favorables como destructivos, aquellos seres a los que asignaría  no tenían idea de cómo controlarse a sí mismos, ¿cómo se supondría que detendrían al mal? La incógnita del siglo. Nadie tuvo la bastante confianza como para aceptarlo, pero ninguno de ellos mandaba y debían acceder. 
Si fuera una película de cualquier clase, el susto que se pegarían al descubrir una carta en su buzón. Algo que muchísimas personas considerarían normal, pero no ellos. Después de todo, no se acercaban a la normalidad. Tenían poderes de pura fantasía, eran individuos de la más antiquísima mitología; lo que nadie creía. 
Pero, dicho anteriormente, ése papel era su pasaje al futuro de un verdadero temerario —porque al menos por el momento no se acercaban a tal título— y no lo desperdiciarían. El poderoso Zeus los perseguiría, una maldición caería en su persona si lo tomaban como un juego. El porvenir se encontraba en sus manos, si no cumplían podrían olvidarse de su existencia. 
El dios del rayo había asignado a ésos jóvenes en un lugar recurrido, poblado donde pasaran desapercibido: California. Ninguno entendió porque justo allí, pero era ahí donde se encontraban los infernales, a la espera de su llegada. Y justamente, éstos tenían un punto fuerte a su favor: su experiencia.
Porque, ¿quién ganaría cuando se enfrentaban con idiotas inexpertos? Si tenían que aprender para no morir en el intento, lo harían. Y si caían, se olvidarían de todo.


rules.


»son inscripciones, pero nosotras evaluaremos mediante un capítulo si se reservará. 
»no se admite ni una palabra acerca de favoritismo, si se eligen a las chicas es por su manera de redactar, y adaptarse a la colectiva. 
»una de las cosas más importantes, dos mejor dicho: respeto y responsabilidad. si no tienes tiempo, no audiciones.
»buena ortografía por favor, nadie escribe perfecto pero hay palabras con diferentes significados, y para una mejor leída es necesario usar correctamente tildes, comas, signos, etcétera. recomendado utilizar algún corrector online o word. 
»el máximo de personajes es de cuatro. más abajo habrá una lista de las criaturas que existirán en la trama.
»si no se ha entendido, más abajo estarán las aclaraciones.
»si has leído hasta aquí, coloca en spoiler un gif de freya mavor y bárbara palvin. 
»¡diviértanse! c:


lista.


terrestres:
»elfos.
»lincántropos 
»ninfas
»sátiro
»troll
»unicornio.


voladores:
»dragones
»estirge
»fénix
»pegaso


acuáticos:
»hipocampo
»ondina
»sirena


subterráneo:
»contemplador
»drow
»enano


interplanares:
»elementales
»genios
»pesadilla
»sombra


artificiales:
»gárgola 
»homúnculo


aclaraciones.

bueno, dicho arriba si alguna no ha entendido con exactitud la trama de la colectiva, se los explicaré lo más fácil que pueda. sus personajes se verán envueltos en california, creo que éso se entiende, respecto a las criaturas tales pejotas se convierten en algunas de éstas, aunque no sepan controlarlo. si alguna tiene una duda, se verá en el muro mas si es de vital importancia, díganla aquí. conclusión: sus personajes son criaturas bc se convierten, que deben luchar contra los infernales. bien y mal.

reservados.



c. corinth{sirena}, billy unger{contemplador}, phoebe tonkin{pegaso}, nick roux{sátiro}.{vicky}

cara delevingne{fénix}, louis tomlinson{dragón}, lily collins{ninfa}, logan lerman{genio}. {gianni}
crystal reed {dragón}, josh hutcherson {pesadilla}.{mia}

sky ferreira {unicornio} | robbie kay {pesadilla}. {leila}

liam payne {troll}, lucy hale{ninfa}. {may}
zayn malik {sombra}, shay mitchell {sirena}. {pau}



holi, somos vicky y gianni(?) gracias por las aclaraciones, duh. vinna is here<3, les presentamos ésta colectiva mitológica. la verdad, estamos bastantes ilusionadas bc ansiamos empezarla y que les interese, ¡diviértanse! si parece complejo, no duden en preguntarcccccc: ily<3.


Última edición por Frazer. el Jue 21 Nov 2013, 4:38 pm, editado 7 veces
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Sáb 16 Nov 2013, 10:12 pm

esperando. 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por demons. el Sáb 16 Nov 2013, 10:20 pm

¡giaaaaaaaans! ¡viiiiiiiiiiiiiiiiicky!
ahquenoconozco a vicky.
eh, bueno, soy la may, hola, me estoy presentando, eh, hola.
omg, me enamoré :ala:ah.
voy a audicionar o seaduh.
o sea, la idea es perfecta, perfectísima |?|
*inserte gif de la palvin y la mavor.*
la paja y vianna rlz
so, esperen mi ficha


Última edición por GreenSky♥ el Sáb 16 Nov 2013, 10:24 pm, editado 1 vez (Razón : quería ser primera xd)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por disappear. el Dom 17 Nov 2013, 10:53 am

kjdsfskd ya las subistes vinna<33333 ilysm<33333 bueno, entonces esperamos que les guste la idea<3333 May, yo soy vicky:cc
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Dom 17 Nov 2013, 10:56 am


asdfghj Eh amado la idea, realmente hermosa. Voy a intentar inscribirme, but no soy tan buena (?.
Ahque me llamo Paula, y bueno, eh amado la idea, amo toda idea que tenga que ver con dioses del olimpo.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Bloom. el Dom 17 Nov 2013, 11:12 am

 
Hols... Soy Bloom.
Amo esta clase de novelas y me encantaría estar en esta *-* Ya te dejo mis reservaciones para ver si me dejan estar aca  
PD: Estoy medio ausente por que estoy castigada pero si quedo... Para ese entonces ya no tendré castigo ;) 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Bloom. el Dom 17 Nov 2013, 11:23 am

|Dylan O'Brien||Sombra||Holland Roden||Ninfa||Francisco Lashowski||Licantropo|

Miss Jackson |Cap 3|:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capitulo #003
La felicidad de Charlotte era aún más grande que la rabia que sentía por lo anteriormente pasado con Moon. Tener una misión importante era algo genial para ella, de esa manera se podría distraer por un buen rato ensuciando sus manos de muerte.
 
Miro que Emily se había ido pero poco le importo. Volteo hacia enfrente y miro a Amelia dándole una sonrisa victoriosa.
 
- ¿Que debemos hacer? - Pregunto la morena con impaciencia. Ella sabía que era algo importante pero ¿qué era eso tan importante? ¿Era algo más importante que las demás misiones que les habían dado antes?
 
- Mañana se les darán las instrucciones a todas y repito; Lleguen temprano - Decía. Charlotte revoloteo los ojos pero asintió para hacer como si fuera a acatar órdenes. Volteo hacia Paula.
 
- Nos vemos mañana - Dijo, se puso los lentes de sol negros que traía colgados en su escote para salir tranquilamente. 
 
Se levantó del asiento y le dio una sonrisa cínica a Moon para luego irse haciendo sonar fuertemente sus tacones de aguja negros contra el frió suelo. Salió por la puerta principal de la edificación gris y camino por la calle perdiéndose en el mar de gente, humo y ruido de la ciudad. Un golpe en hombro la saco de su trance mientras caía en el pavimento.
 
- Lo siento. ¿Te hice daño? - Esa era una voz masculina y dulce la cual hizo que Charlotte volteara hacia arriba con enfado. Lo observo por poco tiempo detallando sus facciones varoniles. Era un chico joven, rubio y apuesto pero nada de otro mundo para Charlotte.
 
- Solo me tiraste al suelo pero no es nada importante - Dijo con sarcasmo mientras miraba los ojos verdes del hombre. Se levantó del suelo y con brusquedad aparto al chico mientras se iba.
 
- ¡Lo siento! - Grito desde atrás el joven de unos 20 años.
 
Pero Charlotte hizo caso omiso y siguió su camino a su pequeño departamento con amargura nuevamente solo por haber chocado con ese chico.
 
El joven no pensaba igual. Charlotte le había parecido hermosa pero brusca por lo que siguió caminando con su placa en mano. Pasos decididos se marcaban en el asfalto mientras caminaba. El chico caminaba con la cabeza en alto hasta llegar a las escaleras del edificio en el que trabajaba; "Departamento de Policías de Nueva York" estaba escrito en un gran cartel sobre la puerta principal.

- ¡Colton! - Gritaron desde dentro. El joven respondió por ese nombre.

Un nombre curioso... Colton. 

Welcome to Bloomy Hills |Cap 8|:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capitulo 8 (2/3) "Muerte"

- ¿Que dijiste? - Pregunto con credulidad el vivo. La muerta solo subió la mirada y en el momento en el cual iba a hablar llegaron los demás muertos.

- Lydia. Sube al auto - Ordeno Max sonando la alarma de la camioneta de su hermano mayor. 

Lydia hizo caso y se sentó en el asiento de copiloto. Estaba disgustada, no le gustaba que su novio le diera ordenes en ninguna situacion. 
Crystal entro en el auto y se sento en el medio de los asientos traseros.

- ¿Te agrada? - Pregunto la chica de cabello negro.

- Un poco - Se limito a contestar Lydia. 

Los chicos entraron al auto y por supuesto los gemelos se sentaron a los lados de Crystal apartándola de Luke quien estaba apretado contra la puerta cerrada. Los gemelos miraron a Crystal por un momento.

- Dejen de mirarme - Ordeno con seriedad siquiera mirándolos. Ellos hicieron caso al instante y se intercambiaron miradas las cuales se movieron hasta el vivo haciendo que se intimidara. 

Lydia observaba lo que pasaba atrás desde el retrovisor.

- Déjenlo - Ordeno la rubia con autoridad y la voz firme como si defendiera algo que fuera suyo. Inmediatamente sintió la mirada de Max en ella y volteo hacia el - ¿Manejaras o lo hago yo? - Dijo secamente.

Al muerto no le quedo nada mas que manejar de vuelta pensando en el que le había pasado a Lydia. Ella era la persona que mejor lo trataba en Bloomy Hills pero ahora... ¿El era solo un muerto mas para ella?

***



 Pasaron horas hasta que llegaron a Midtown, Atlanta. Eran las nueve de la mañana y el vivo estaba dormido mientras que los muertos se encontraban hablando. 

- ¿Y si le jugamos una broma al de piel caliente? - Finn lucia bastante entusiasmado con su propia idea. Jake sonrió maliciosamente.

- Hagan eso en Bloomy Hills. Ya llegamos - Comento Max riendo, le gustaba la idea de hacer que se mojara los pantalones de miedo o algo por el estilo - Despiertenlo - Dijo apagando el auto. Se bajo de este y paso al otro lado, con caballerosidad le abrió a Lydia y ella le dedico una linda sonrisa y un beso cálido y dulce en la mejilla dándole tranquilidad al muerto.

Los gemelos se bajaron y pelearon por ver quien iba a ayudar a Crystal a bajar. Mientras eso, ella trataba de despertar a su ex.

- Luke. Llegamos - Decía como si fuera una madre cariñosa - Luke - Dijo solo un poco mas fuerte mientras movía al brazo del vivo un poco.

Por fin despertó.

- ¿De verdad voy con ustedes? - Pregunto desorientado y adormilado mientras miraba a la muerta. Ella sonrió tenuemente y asintió.

- Si Luke... Apúrate - Dijo y termino por salir del auto. Fue escoltada por los gemelos mientras solo podía pensar en su ex vivo. Suspiro y se quedo parada enfrente de la puerta a un lado de Lydia.

- Si agarran a Luke... Moriremos muertos - Cometo Lydia mirando la puerta de hierro que tenia un pequeño cartel gastado; "#3". Suspiro pesadamente. 

- Si - Fue lo único que dijo Crystal. 

Luke bajo del auto y como un zombie camino hasta los muertos. Por la luz del sol pudo verlos aun mejor. Sus pieles blancas en contraste con el negro de la sombra de sus huesos. Los ojos claros sin vida de las chicas y los ojos oscuros sin vida de los chicos. El cabello opaco pero hermoso. La ropa de la paleta del negro y el blanco. 

- ¿Que tanto miras vivito? - Bromeo Finn.

- Nada - Negó Luke - Bueno... Solo que yo me veo un poco mejor que ustedes. Despues de todo son fantasmitas - Comento bromeando pero la broma no fue tomada muy bien por ninguno de los muertos, hasta se podía percibir que les daba tristeza 

- ¿Fantasmas? Eso no existe - Dijo Lydia riendo nerviosamente. Trataba de cambiar un poco de tema solo que no le salia bien. 

- Nosotros somos "vivos post mortem". No somos fantasmas - Dijo Max con una seriedad que asustaria a cualquiera.

Crystal opto por quedarse callada y solo mirar a la puerta.

- ¿Que tienes? - Le pregunto Finn.

- Solo pensaba en que seria mejor quedarnos acá... - Dijo y seguidamente se rió de si misma por tan absurda idea - Olvida lo que dije - Le comento mirándolo sonriente. Crystal sin avisar abrió la puerta que dio paso al aire frió.

Luke volteo inmediatamente al sentir un frió ,ridículamente acogedor, que lo cubría.

- ¿Es por allá? - Le pregunto a Lydia y ella asintió. Le tomo la mano como si Luke fuera su hijo pequeño y lo guió por el umbral. El se sentía perdido y desorientado. Cuando vio el pasillo azulado y sucio lleno de puertas oscuras y viejas. Se quedo petrificado... Todo era cierto y esto no era una broma bien elaborada.

- Bienvenido a Bloomy Hills, Luke - Dijo Lydia calidamente. Le dio un beso en la mejilla y camino con rapidez por el pasillo.

Las mejillas del vivo se enrojecieron. Se dibujo una sonrisa boba en su rostro pero la borro cuando vio a Max fulminarlo con su mirada. Los demás muertos venían atrás y Jake cerro la puerta detrás de ellos.

- Hogar dulce hogar - Comento Jake sonriente mientras pasaba a todos y caminaba atrás de Lydia. 

Finn lo siguió y al alcanzarlo, justo como un niño, lo golpeo en la cabeza y salio corriendo mientras era perseguido por su hermano, el que golpeo. Las risas invadían la sucursal y Max no pudo resistirse a perseguir a ambos gemelos y eso fue lo que hizo dejando solas a las dos muertas con Luke.

- Inmaduros - Susurro Lydia. 

- Si - Le dijo Crystal riendo con levedad. Ahora las dos muertas estaban juntas y dejaban atras al vivo quien solo miraba a su alrededor. 

Lydia miro hacia atrás y miro la ropa del vivo. Un pantalón desgastado de jean y una camiseta blanca con un logo rojo cubierto por la sudadera negra que traía desde hace rato. 

- Asi no engañara a nadie - Secretio con Crystal.

- Dale ropa de tu padre en el momento en el que lleguen a tu casa - Opino sonriente. Lydia asintió.

*** 

Pasada media hora todos los muertos estaban frente al auto que los había traído al llegar. 

- Luke y yo iremos caminando a mi casa. No es muy lejos - Dijo seria como de costumbre. 

- Pero... - La voz de Max era débil. Bajo la cabeza y sintió el sonar de los tacones de su novia caminar hacia el. La mano de Lydia le hizo subir el mentón para así poder recibir un beso dulce y suave.

- Te amo - Lydia le dijo sonriente. Se aparto de el y camino por delante de Luke - Muévete - Le ordeno. 

- Si señora - Dijo Luke mientras la seguía. Miraba a su alrededor. Habían casa de colores vivos pero eran tétricas dado el ambiente lleno de arboles secos y plantas muertas. Las aceras y calles eran perfectas y veías a muertos caminando felizmente por ellas. 
En el trayecto vio algunas tiendas; de ropa, muebles, electrónicos.. Pero no un supermercado. 

Al llegar a la mansión. Lydia abrió la puerta e hizo ingresar a Luke dentro de su casa. 

- Silencio - Le dijo mientras tomaba su mano.

Caminaron por la gran sala de piso de madera oscura y paredes tapizadas, hasta llegar a las escaleras.

Hacían un ruido infernal pero las subieron con rapidez. 

- Listo... Ve para haya  - Lydia le señalo un cuarto y Luke no dudo en ir para haya.

Camino un poco y abrió la puerta. Paso la mano por la pared que encontró y se topo con el encendedor de la luz. Lo pulso y el cuarto se ilumino. 
Estaba lleno de cosas negras, la cama era blanca pero las sabanas grises. Camino hacia el interior y vio en una pared un cuadro que enmarcaba una foto de un par de vivos... Una niña rubia y un hombre de unos treinta años. 

'Lydia y su padre' Pensó. 

Siguió caminando al rededor y se paro a mirar un espejo que tenia pagado notas y fotos. Lydia estaba en la mayoría, lo que convertía esa habitación en la de ella. 

- Ponte esto - Dijo Lydia saliendo prácticamente de la nada. Luke se dio la vuelta y la miro mientras dejaba un pantalón gris, una camisa negra y un chaleco negro sobre la cama.

- Es un poco... Excéntrico - Comento no muy contento mientras se hacia para atrás.

- Entonces te devuelvo a la tierra de los vivos y puedo seguir con mi vida muerta normal - Dijo molesta. Se dio la vuelta con la idea de marcharse del cuarto pero Luke la detuvo tomandola del brazo y acercandola a el.

- No quise molestarte - Dijo Luke mientras le soltaba el brazo y la tomaba por las caderas. 

Lydia se aparto de Luke con rapidez. 

- ¿Sabes quien es Maximiliano? - Pregunto - Mi novio - Pronuncio molesta mientras tomaba la situación anterior como coqueteo. 

Salio de su propio cuarto a dios sabe donde.

Luke se quedo solo y perdido... El suponía que le gustaba a Lydia. 
Opto por quedarse callado y hacerle caso a la muerta. Tomo la ropa que había en la cama e intercambio la que traía puesta por esa. Se paro frente al espejo y se miro, se parecía a un muerto solo que el no lo estaba... No aun.

Sentía tanto miedo en ese instante. De verdad parecía muerto.

- ¡Lydia! - Grito horrorizado.
Gif´s:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por |Bloomy| el Dom 17 Nov 2013, 2:42 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Dom 17 Nov 2013, 11:27 am

Hola, como mi marida se inscribe yo tambien, sajsfiasjfijsafjasif orita les dejo lo requerido
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Sunrise. el Dom 17 Nov 2013, 11:32 am

dios, gía, tus ideas me matan, siempre. además es de la mitología griega, plz
idk, ahora te dejo lo que me piden (?)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Sunrise. el Dom 17 Nov 2013, 12:08 pm

crystal reed {dragón}, josh hutcherson {pesadilla}.

cap:
Capitulo uno


Beezus Donovan.|| Percy Jackson.


Una tormenta amenazaba con desatarse en el oscuro cielo. La castaña vagaba por las calles vacilante, como si no encontrara su rumbo. Desconcertada, solo dejaba que sus pies la guiaran, disfrutaba de su pequeño momento de relajación. Las calles de Manhattan se encontraban vacías, algo bastante infrecuente en 'La ciudad eterna'.
Beezus tenia el presentimiento de que algo sucedería. ¿Acaso era la hora?, ¿había llegado el momento de volver? No podía saberlo, pero sin duda no le gustaba para nada.
Una ventisca hizo que sintiera más frió de lo que esperaba sentir. El cielo comenzaba a hacer ruidos extraños, lo que hizo que alzara la vista hacia el. Percibió una extraña presencia en los bosques de Long Island, sabia que algo estaba detrás de ella. Se volvió en si, observando a todo su alrededor, pero nada, simplemente, nada. Apuro el paso.
Conocía ese camino, lo conocía como si fuera la palma de su mano, se dirigía al campamento.
La chaqueta negra que vestía, hacia que no se notara la ballesta que llevaba debajo de ella, y si las circunstancias lo requerían, no dudaría en usarla.
Por el ovillo del ojo, pudo contemplar como una gran sombra se movía rápidamente entre los arboles, quien quiera que sea, no se salvaría de su flecha. El sonido de una rama romperse la alarmo más de lo que podía.
Con una velocidad impresionante, se bajo la cremallera de su chaqueta, saco su arco y apunto hacia atrás. Ella fue rápida, pero más fue la criatura que la asechaba.
Beezus no mostró miedo al tenerla justo al frente de ella, no debía mostrarse débil en presencia de animal tan grade y fuerte.
Contemplo su dorso fornido y sus escamas de metal. El Dragón, que hace años se había extraviado, aseguro la morena.
Bajo su arma, no iba a dispararle a tal majestuosidad, y si lo hacia, simplemente su flecha se haría añicos al impactar con tan duro metal. La primera sonrisa del día se escapo de sus labios.

—Hola, amigo. —saludo al dragón de color oro como si nada. El animal ladeo la cabeza, no comprendía el por que ella no solo corría espantada. La sonrisa de Beezus se hizo aun más grande, mostrando sus blancos y perfectos dientes. La morena trato de acercarse a la criatura, pero se aparto inmediatamente. Le gruño como si fuera su enemigo. —No tengas miedo, no pienso hacerte daño. —volvió a tratar tener contacto físico con el y esta vez no se aparto. Acaricio su cabeza y el ronroneo como si fuera un hermoso gato que le estuvieran haciendo cosquillas.
La risa de Bee alegro más al dragón. Poco a poco, con la criatura distraída, fue lentamente subiéndose a su lomo; cuando el dragón se dio cuenta, Bea ya estaba sobre el. Pero al estar allí arriba, cayo en la cuenta de que el no tenia alas. —¿No tienes alas?, ¿que dragón no tiene alas? —inquirió algo confundida. Yo, dijo una voz en su cabeza. La morena puso los ojos en blanco más que sorprendida; el animal la había hablado. No literalmente, claro esta, pero si podía comunicarse con la mente. No todos pueden escucharme, volvió a hablar. Los únicos que pueden hacerlo son los hijos de Hefesto, mejor dicho, los bendecidos de Hefesto. Tienes suerte, pequeña Donovan, para ser hija de el eres demasiado hermosa. Bee sonrió nuevamente.

—Sabes mi nombre. —aseguro con un brillo especial en sus ojos. —¿Que tal si me llevas al campamento? Puedo buscar herramientas y tratar de arreglarte. —ofreció amable, algo que nunca hacia Beezus.
Me alegra que seamos amigos; pero pienso llevarte a un lugar mejor, luego marcharemos para el campamento, la voz de la gran criatura sonó algo triste al decir campamento, pero aun así, con sus rápidos pies, comenzó a correr.
Se adentraron más en el bosque, pasaron varios instantes hasta que se toparon con un muro.

—¿Te das cuenta de que no va a correrse, verdad? —el dragón apunto con la cabeza el muro. Tienes que tocarlo, aviso. El animal se acerco más para que Beezus no tenga que bajarse de el y ella presiono el ladrillo que señalo. Cuando toda su mano aplastaba la pared miles de luces en forma de grietas salieron de el, la pared se abrió mágicamente, como si fuera un pasadizo. Se adentraron a la cueva por un sendero de antorchas hasta llegar a una sala que parecía no haberse visitado hace mucho tiempo. Planos, herramientas, armas, un sofá y una gran manta que parecía ser donde la criatura descansaba.

—Es increíble. —confeso asombrada. Es mi antiguo hogar, contó. —Una pregunta —pauso. —, ¿tienes nombre? —pregunto curiosa. La criatura solo se limito a negar con la cabeza. —Te llamare Absolem. —decidió como si no fuera nada importante. Exploro el lugar y encontró una caja de herramientas para arreglar a su nuevo amigo. Las alas, anuncio, con sus ojos rojos logro una luz incandescente que señalaba hacia arriba. Y me gusta Absolem, aseguro perspicaz.

—Tenemos trabajo que hacer, Absolem.

{...}

Después de una larga noche tratando, Beezus se quedo dormida en el lomo de Absolem, lo cual no le molesto para nada al dragón de metal.
En el momento que ella abrió los ojos, ya no se encontraban en la cueva. Entorno la vista y pudo observar como una gran cantidad de campistas la miraban perplejos. Volvió a recuperar sus cinco sentidos y sintió que estaba apoyada en su amigo de la noche anterior. Trato de hablar, pero un grito hizo que le doliera más la cabeza.

—¡No disparen! —grito un muchacho castaño. —La trajo viva. —anuncio a los demás.



Percy se sacudía intranquilamente recostado. Se revolcaba por una lado, por el otro, y tenia razones; soñaba con una guerra.
Destrucción, destrucción era lo único que veía. Su ciudad se encontraba en llamas y ruinas, se desplomaba. Las torres caían, y quien sabe cuantas personas podría haber en aquel establecimiento, refugiándose. Un gran dolor en el pecho le pego como si una espada lo atravesara, giro a su derecha y vio como una muchacha de pelo oscuro le ardía la piel a causa del fuego. Una de las cosas que más odiaba, era eso, el fuego.
El agua y el fuego eran simplemente todo y absolutamente lo contrario. Se podría decir que el agua es hielo, el hielo es frió y el fuego es calor; tenia mucha derivación, pero así era, el fuego y el agua no podían estar juntos, era imposible.
Tenia bajo su mirada a la chica que parecía resistirse al calor. Daba gritos desgarradores, pidiendo ayuda, y el solo se quedaba ahí, parado mirándola como todo un bobo.
Había enfrentado a miles de monstruos desde que tenia menos de nueve años, pero no podía ayudar a la pobre joven que ya no podía mantenerse de pie.

Finalmente sus ojos se abrieron debido a que varios gritos colectivos se oían fuera de su cabaña. Se levanto del sofá, ¿se había quedado dormido sobre el? Si, así fue. Siempre que dormía en el tenia pesadillas, se reprimió a si mismo no volver a cometer ese error.

Abrió las grandes puertas y salio al aire libre. Aunque no era un día de mucho disfrutar, ya que el día estaba nublado y varios rayos caían desde el cielo. Se pregunto si a Daphne le sucedía algo malo.
Enfoco su mirada y se impacto al ver a un gran dragón de metal en medio del bosque y los campistas lo rodeaban. Liam y Niall lo llamaron para que se les acercara.

—¿Que diablos esta pasando? —pregunto enfadado, al igual de confundido.

—El Dragón, el que se había perdido hace varios años a vuelto, pero no regreso solo. —contesto Liam. Percy solo lo miro más confuso aun.

—Observa quien esta sobre el. —le aviso el rubio, dándole unas palmaditas en la espalda, señalando con la otra mano libre a la morena. Jackson trato de estirarse, haciendo puntas de pie, pero solo logro observar una silueta encapuchada. —Nuevo  verano, nuevas compañeras, nueva casería, ¿no crees? —el ojiazul solo se limito a no responder y prestarle más atención a la persona misteriosa. Se saco la capucha con las manos, dejando ver su hermoso rostro, acompañado con un cabello largo y castaño oscuro; la muchacha parecía estar algo desconcertada.

—¡Todos a sus trabajos, muchachos! ¡A entrenar! —grito Quiron echando a los chicos.

—Indignados. —exclamaron los dos aliados de Percy, comenzando a caminar. El castaño se quedo algo embobado con la belleza de tal chica, pero por alguna extraña razón le parecía conocida.

{...}


Ya preparado para el ''trabajo'' con su armadura, Perceus merodeaba entre los arboles; era hora de la clase de Fred, y aprovechaba el camino para pensar. Pensar sobre su vida, sobre como seria ser un chico normal, sobre estar con su madre.
No se dio cuanta, cuando ya se encontraba cerca de todos sus compañeros esperándolo. Corrió hacia ellos y se quedo parado con ellos.
El cíclope de Fredward apareció entre las sombras, nadie lo había visto y hasta algunos se asustaron al hacerlo. Fred sonrió.

—Buen día, muchachos. Como ya la mayoría sabrá, yo soy Fred, su profesor de esgrima, más bien les enseñare a usar la espada y daga. Estoy casi seguro que los nuevos se sorprenderán al ver estas piernas de cabra. —movió sus patas peludas, haciendo que todos bajaron la mirada hacia ellas. —En fin, ¿algún voluntario que quiera empezar con la clase? —nadie levanto la mano o mascullo un ''yo''. El cíclope rubio suspiro irritado. —Lo tomare como un no, sera mejor que yo los elija, porque sino no terminamos más. Jackson, —llamo al ojiazul. —hace mucho tiempo que no lo intentas, ¿crees que tengas la valentía para pelear, hijo de Poseidon? —inquirió no tan amable, lo que a Percy le molesto más de lo que debía, pero solo le dedico una mirada amenazadora. —Donovan, creo que deberías demostrar si eres tan temible al igual que tu Dragón. —un grito desgarrador se hoyo desde la lejanía. —Arriba, hija de Hefesto. —la morena levanto la vista, quizá Fredward no se dio cuenta, pero Percy logro ver unas pequeñas llamas reflejadas en sus ojos, al hacerlo se exalto.
El miedo que tuvo pudo sentirse en la zona, la chica apellidada Donovan, sonrio.

—Cuando quieran. —mascullo Fred.

Los dos se sacaron los cascos y los arrojaron al aire, dejando ver sus rostros completamente, sin ninguna mascara.

—Así que, ¿hija de Hefesto? —inquirió tratando de mostrar su fachada. La morena levanto la ceja derecha.

—Beezus Donovan, para nada encantada. —lo recorrió con la mirada como un gesto totalmente desagradable, como si el fuera un asco. —Y creo que tu eres Percy Jackson, si es que no me equivoco.
Percy sonrio sutil.

—El mismo. —saco de su bolsillo un simple bolígrafo, Beezus lo miro algo confundida, lo que hizo que la sonrisa del castaño se agrandara, sintiéndose más temido. —¿Lista para ser una perdedora?

—¿En que momento cambiamos de papel? —pregunto con ironía. Varios compañeros que admiraban el ''show'' rieron.
Apretó el pequeño botón del bolígrafo azul y el resorte hizo que saliera una hoja de espada.

—Linda hoja. —se sorprendió Fred.

Por su lado Bee tomo nada más ni nada menos que una moneda, una rara moneda de bronce, como la piel de Absolem. La arrojo hacia arriba, cerro los ojos, y cuando la moneda cayo en su mano, inmediatamente, como si fuera un rayo, se convirtió en una espada. Percy se quedo sin aliento.
Beezus aprovecho que estaba distraído y dio su primer golpe, con la punta de su hoja corto la mejilla de Jackson, lo que lo enfureció. Percy contraataco y le dejo una grieta de herida en el brazo, ella gimió del dolor. Se preocupo por si le había hecho demasiado daño y le pregunto si se encontraba bien. Un buen truco para tumbarlo en el suelo y robarle la espada. La sonrisa de la morena más bien parecía una mueca cruel.

—Perdiste, héroe.

shot:


jake abel

human sparkle

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

El bosque era frondoso y oscuro. Ni siquiera la luna podía divisarse; sin duda me arrepentía de haber entrado aquí. Sentí la presencia de alguien, sentí que me observaban, hasta pude sentir su respiración en mi cuello, una sensación realmente desagradable. El crujido de una rama romperse hizo que me percatara. Me largue a correr, era lo único que mi instinto logro hacer en estas circunstancias.
Otra vez los mismos pasos alterados; siguiéndome. Mis piernas pedían a gritos que parara, pero por mas que quiera no lo hacia, seguramente por que no quería morir.
El miedo siempre fue un arma poderosa, el miedo podía controlarme y esa cosa lo sabia. Siquiera sabia de quien o que huía, pero si sabia que no me perseguían para algo bueno. Todavía no puedo comprender el por que, pero con lo torpe que soy gire mi cabeza hacia atrás. Quería por lo menos saber como era, quería por lo menos ver sus ojos, aunque sabia que estaban llenos de maldad. Al hacer ese intento tan absurdo, para mi desgracia, tropecé y caí en un charco de agua donde el impacto fue tan fuerte que me dejo inconsciente. Pero antes de que todo se volviera completamente oscuro logre verlo de pies a cabeza, logre mi deseo tan inservible. Logre mirarlo directamente a sus ojos negros y profundos y desde ese momento jamas volví a ser la misma y nunca podre sacar esa imagen tan repugnante de mi cabeza.

{...}

Desperté desconcertada, no lograba recordar mucho, la verdad solo recordaba la caída. Arranque un poco de césped verde en el que me encontraba tirada con mis manos. ¿Donde estaba? ¿Acaso no había tropezado? Comenzaba a desesperarme cuando, otra vez, sentí una presencia. No la misma, pero aun así me aterraba. Estaba tan asustada que no caí en la cuenta de que un brazo abrazaba mi cadera.
Mi cabeza dio media vuelta, en la dirección donde estaba el desconocido. No pude ver su rostro, pero si asegurar de que era rubio.
Comencé a temblar pensando lo peor. Era imposible que fuera él, de seguro me estaba viendo loca. Él comenzó a moverse; comenzó a despertarse.
El corazón casi mas se me sale del pecho, quise gritar, pero solo salio un aullido; no respire cuando levanto la vista adormilada y pude jurar que nuestras miradas se conectaron por un instante. Una sonrisa sincera nació en sus labios.
Mis lagrimas comenzaron a caer por mi mejilla y me aleje lo mas rápido que pude de el; acorralándome sola en un rincón en la gran cueva oscura que solo en la punta la luz podía entrar.

—Mel... —sentí mucho mas dolor cuando el dijo mi nombre. Negaba con la cabeza. Me negaba rotundamente a aceptar que el estaba aquí, frente a mi.

—No, no, no, no —repetía y repetía. Era una completa locura que el estuviera vivo. Eso era imposible. —Tu no eres real —susurre.

—Mel, por favor...

—¡No! —grite desesperada. —Tu no existes —me le acerque y comencé a golpear su pecho. —No existes —tomo mis muñecas, tratando de pararme, y lo hizo.

—Para, Mel —dijo suave juntando nuestras narices.

—Me perseguiste en mis sueños, me dejaste sola y prometiste que me cuidarías —hice una pausa. —Tu no eres Jake —conteste con voz ahogada.

—Se que hice las cosas mal, pero ahora estoy aquí para arreglarlo —Él también comenzó a llorar. —Estoy aquí para espantar a todo lo que te hace mal y ya no alejarme de ti —por mas que no era de mi agrado, tenia que admitirlo; le creía cada palabra que salia de su boca.

—Pero ¿por que, Jake? —inquirí. —¿Por que ahora? —volví a preguntar con la voz rota.

—Por que dicen que no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes —confeso con extremada sinceridad. Tenia el impulso de besarlo; quería besarlo, hasta me imaginaba que él tenía el mismo deseo. Trataba de controlarme, pero no pude y se que él tampoco. Juntamos nuestros labios. En serio lo necesitaba. Había extrañado tanto sus besos, sus besos tan dulces, tan románticos; de los que a veces podían volverse intensos, brutos, pero pasionales. ¿Acaso esto era una castigo o un regalo? ¿Acaso hice algo malo o la vida hizo este milagro? No lo se, ni me importaba saberlo en ese momento.

El beso, como dije que podía serlo, se intensifico. Era inevitable no seguirle el paso. Sus manos se posaron en mi cadera, otra vez, haciendo que mi piel se erizara. Yo coloque las mías en su nuca, cada vez podía sentirlo más.
Fue cayendo sobre mi con dulzura y cautela, para no lastimarme, mientras se sostenía con su codo apoyado en el suelo.

Poco a poco, la situación fue haciéndose más importante. Fue como un sueño, jamas me había imaginado que el podría hacerlo con tanto amor. En ocasiones se volvía salvaje, pero aun así era perfecto. No fue solo sexo, no fue solo algo de una noche; esto fue hacer el amor. Como nadie me lo habría hecho.

{...}

Abrí los ojos, mas que confundida. Sentí como si me ahogaba, por que realmente lo hacia, no podía respirar. Hasta que caí en la cuenta de que estaba bajo el agua. Patalee y me eleve hacia la superficie gracias a los movimientos de mis brazos.
Respire hondo como pude; aire, por fin aire.
Esto no podía ser posible, ¿donde estaba?, ¿lo de Jake fue solo un sueño?, ¿pero por que no estoy tirada en el mismo charco? Miles de preguntas que no tendrían respuesta, o eso creía.
Nade hasta la orilla de aquel río, ¿esto era posible? Me estaba volviendo loca, sin duda. Pero se sentía tan real, tan tangible, parecía que estaba en el mundo real y no en mis sueños, ni pesadillas. Seguí pensando, haciéndome todo un lió en mi cabeza, cuando un aullido se escucho.

Y ahí fue cuando por fin comprendí, ahí fue cuando por fin recordé, ahí fue cuando por fin le creí. Fue un destello humano; destello, pero aun así real.
Me levante y saque la daga que Jake me había regalado antes de marcharse un tiempo atrás; no me iba a rendir ahora, tenia las esperanzas de volver a verlo, tenia esperanzas de salvarlo y encontrarlo con vida.

palvin and mavor:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Dom 17 Nov 2013, 12:22 pm

sky ferreira {unicornio} | robbie kay {pesadilla}

OS :



Mejores Amigas



—¿Mejores amigas?— Dijo la pelirroja enderezando su dedo meñique
—Mejores amigas— Aseguro la rubia



— Ariana, no lo hagas — Rogaba la castaña tomando de la mano a su mejor amiga haciendo que esta se detuviese.
— Acacia... nunca sabrás si el siente algo por ti.
— Pero y si...
— ¡Pero nada!— La pelorroja tomo la mano de la oji-verde haciendo que esta la mire a los ojos — Tu eres hermosa, que nadie te haga pensar lo contrario
Se soltaron y Acacia miro a su amiga, la abrazo y empezo a llorar en su hombro, atrás de ellas dos venían dos chicos, uno azabache y uno castaño. El azabache separo a las chicas y abrazo a la castaña, la pelirroja sonrió victoriosa.



— Recuerdas ese día  La oji-verde empezó a llorar  El día en el que nos hicimos mejores amigas  Porque nunca lo olvidaré.
La pelirroja había durado 3 semanas en cama, ya que un día al bajar las escaleras, piso mal y cayó de ellas, golpeándose en la cabeza. La rubia iba todos los días ha verla, dejando atrás a Logan, su novio, el cual le decía que dejará a Ariana, ya que no podían hacer nada los doctores por ella. Nunca perdió su fe en que su mejor amiga, su hermana volviera en sí.
— Ariana...  Tomo con delicadeza su mano  Por favor si me escuchas, despierta...  Sintió un nudo en su garganta  Te necesito...  Dejo caer su cabeza en la camilla y volvió a sollozar. 

— ¡Ariana! — La chica empezo a correr hacia su mejor amiga que estaba en la sala de estar en su casa. 
— ¡Acacia! — La pelirroja solo la veía divertida, pero sin reírse. Una vez que la rubia llego a donde estaba su amiga, se abrazaron  como si fuera lo único que quedará en ese momento. Desde el día en el que Acacia lloró y le pidió eso a Ariana, la chica fue mejorando hasta tal punto de mejorarse tan pronto que la dieron de alta a la media semana. Los padres de ambas chicas no le querían avisar a Acacia, porque con la emoción hubiera afectado a Ariana. 
— Te he extrañado, cariño — Susurro la ahora castaña en el cabello de la rubia.





— Acacia... — La rubia se levanto de la piedra y se quedo parada en esta.

— ¿Si Ariana? — La pelirroja
— Aquí frente el mar, — al decir apunto al mar que estaba frente ellas— Quiero volver a renovar nuestros votos de amigas — La rubia rió al oír eso de su amiga.— ¿Mejores amigas? — Dijo como aquella vez levantando su meñique
— Mejores Amigas — dijo cerrando la rubia uniendo los meñiques.

skins {prologo:


Prologo





Las frías calles de Bristol, autos, autobuses y ciclistas transitan sus calles. En un edificio, para ser exactos una escuela, las clases son dadas por maestros que son de excelente calidad, en las clases todos son ordinarios, tranquilos, trabajadores. Pero dentro y fuera de la escuela son distintos, dentro de ella son unos angelitos, chicos y chicas bien portados, pero fuera de este solo hay fiestas, alcohol, sexo, drogas y demás cosas.  Aunque, algunos se demuestran como son en la vida real en ese instituto.  Ese grupo es los de los populares, que esta conformado por diversos chicos y chicas que lo que hacen fuera del instituto, también lo hacen en el. Pero dentro de esos grupos, puede haber amoríos, odios y conflictos, porque aunque no lo crean, las personas tienen distintas capaz de piel.


skins {capitulo:


Effy Stonem





Abrí lentamente mis ojos, la luz del sol penetraba mis ojos, quité las sábanas que me cubrían y camine a la ducha. Entré a mi baño y me vi en el espejo, estaba hecha un desastre, tenía unas enormes ojeras alrededor de mis ojos  lo que hacía que estoy se volvieran más claros. Intente alisarme el cabello, el cual estaba más desastroso que mi cara. Salí del baño mientras escuchaba como mi padre le gritaba a Tony, eso ya es todos los días. Camine a mi ropero y tome unos jeans negros un poco rasgados, una blusa de tirantes blanca, una blusa de cuadros, mi ropa interior y mis vans negras. Camine nuevamente a el baño, abrí la regadera y espere a que el agua se templara, quité mi ropa, completamente, entré a la ducha y el agua fría recorría mi cuerpo. Moje mi cabello y en este eche shampoo y talle. Después de esto, eche acondicionador e igual que el cabello lo talle y enjuague. Eche un poco de jabón corporal en una tela y empece a tallarme, me enjuague y cerré el agua. Tomé mi toalla que estaba en la taza del baño y cubrí mi cuerpo con ella. Me vestí completamente y baje a comer, pero como vi que no había nadie, tome mi mochila y salí a la calle. Espere a que pasará el bus y una vez que paso, subí en el y me senté. Coloque mis audífonos y saque mi libro de física, no había terminado el trabajo.
—¿Esta ocupado?—Dijo un chico que se puso a mi lado, negué con la cabeza y me corrí a el lugar que estaba a mi lado. —Gracias
—No hay porque—Dije un poco tímida, en realidad ese chico si que es apuesto. Especialmente por esos jeans de mezclilla y su camiseta a cuadros.
—¡Effy!—Gritó mi mejor amiga acompañada de mi hermano.—¿Donde estabas?—dijo acercándose a mi-.
—¿En mi casa?—dije curiosa
—Yo estaba ahí y no te vi—dijo mi hermano
—¿Tal vez porque estabas ocupado discutiendo con papá?—dije como si fuera lo más obvio
—Disculpen—dijo el chico que estaba a mi lado—Creo que aquí estoy de sobra. —dijo y se fue
—¿Quien era el?—dijo divertida mi amiga viendo el trasero del chico al caminar
—¡Cyrie!—gritamos Tony y yo.
—¿Que?¿No te gusto o si?—en realidad no lo se ese chico es guapo y también sexy... ¡¿pero que mierda dices Effy?!
—Claro que no, no es mi tipo.—Dije volviendo a ver por la ventana.

perfección:





Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Dom 17 Nov 2013, 12:27 pm

Mitología griega, ¿dónde? asiofjuwgiogo amo la mitología griega es tan.. afuajhiofuajd Vale Gia, tengo una pregunta ¿se supone que nuestros personajes se convierten en algo de esa lista que habéis puesto, no? afiaujifa

gifs:

Más tarde os dejo las cosas cc:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Invitado el Dom 17 Nov 2013, 3:01 pm

créditos a vicky too.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por demons. el Dom 17 Nov 2013, 4:29 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
liam payne {troll | lucy hale {ninfa.


Capítulo Uno || Puros:

Destiny Tomlinson.



Capítulo 18


Narra Destiny


Miro por la ventana sin vidrio por unos segundos. Era una noche lluviosa y oscura, y todos dormían. Niall durmió cerca mío esta noche, ya que yo era la única de nosotros que no lo había regañado por pasar una noche afuera.
Ahora, dormía como un tronco.
Medité unos segundos si debía hacerlo, o si era la peor idea del mundo.
Pero mi autocontrol siempre fue muy malo.
Salté por ese hueco con habilidad, y sin mirar atrás, me dispuse a vagar por las destruidas calles de lo que antes pudo haber sido un hermoso lugar.

-No deberías estar aquí-susurró una voz, y me sobresalte.

Logan se apoyó en un árbol y me miró divertido. Me había pillado a la noche, afuera de la Barbería, ¿que explicación podría darle?

-Lo... lo se-tartamudeé, y mis mejillas se encendieron.
-¿Y entonces?-se me acercó más-. ¿Por qué estás aquí?

Era una pregunta que ni yo podía contestarme. ¿Quería tomar aire fresco? ¿Quería escapar? No, en realidad no.

-Quería ver la Cúpula.
-¿La extrañas?-me preguntó sincero.
-No lo sé-le dije, de igual manera
-¿Que recuerdas de las Detonaciones?-me preguntó, cambiando el tema, de alguna forma.

Tomé aire, y medité si debía decírselo.
Por desgracia, ya había abierto la boca para hablar.

-Estábamos corriendo hacia la Cúpula, cuando mi oso de peluche cayó al suelo. Mis hermanos, mi padre y yo entramos a la Cúpula, pero mi madre corrió a buscarlo. Lo cogió, se incorporó y me sonrió, para proceder a estallar junto con todo lo que nos rodeaba-le hablé sin titubear, aunque con voz quebrada, a punto de llorar.

Yo no era tan valiente como él, de modo que rompería en sollozos en cualquier momento, y no tendría a mi madre para consolarme.
Y de repente, me abrazó. No dijo nada, quizás porque no sabía que decir, pero no hizo falta. Ese abrazo fue el mejor consuelo que podría haberme dado.
Limpié esa lágrima que resbaló por mi mejilla sin permiso, y decidí que esto no se quedaría así, de ninguna forma.

-¿Y tú? ¿Que recuerdas de las Detonaciones?-contraataqueé.

Él me respondió sin miedo ni ninguna otra emoción en la voz.

-Estaba discutiendo con mi mamá. Estábamos en la cocina, mientras ella me regañaba por haber tratado mal a mi hermano mayor, diciéndole que era un estúpido. Un segundo antes de que todo sucediera, recuerdo que la miré a los ojos, y le espeté: “Te odio.” Luego, voló en pedazos, y con ella mi oportunidad de pedirle perdón.

Me quedé muda. Una historia tan horrible, tan cruel y tan... me pareció tan real. ¿Quizás por que lo era?

-Lo último que le dije fue eso-susurró, continuando, y por lo visto, terminando.

Yo no iba a forzarlo a hablar, y tampoco quería que lo hiciera. Su expresión era atormentada, sus ojos celestes se negaban a mirarme, y en ellos solo había dolor.
Se formó un pequeño silencio, en el que los dos pensábamos que decirle al otro. Logan siempre se las había apañado solo contra el mundo, siempre salió a defender a sus hermanas y luchó porque a ellas no les pasara nada, nunca.
Y lo hizo solo.
No necesité que me lo dijera, lo adiviné sola. Estaba tan necesitado de... cariño. Por lo que deduje, cuando lo tuvo no lo aceptó, y es un error que cargaría durante toda su vida.
Eran unas historias distintas, pero tan similares a la vez...
No lo abracé, porque sabía que él nunca dejaría que lo hiciciera. Siempre tenía que fingir ser fuerte, o serlo, en todo momento.
Pero sí lo miré con ternura, y con una pequeña sonrisa forzada, hablé:

-Tienes que dejar de atormentarte por el pasado, nada fue tu culpa-le aseguré.

Ese consejo me serviria a mi también, ¿no? Es lo que mis hermanos llevan diciéndome toda mi vida, y yo nunca les creí.
Pero ahora me vi reflejada en el sufrimiento de Logan, y lo comprendí: no puedo modificar el pasado.
El sol estaba asomándose, poco a poco, pero lo hacía. Los dos sabíamos que sus hermanas madrugaban, de modo que debíamos volver allí lo antes posible.

-Debemos entrar-dijo, tendiéndome la mano para ayudar a que me levantara.

Me incorporé con su ayuda, pero jaló de mi demasiado fuerte y me levanté de un salto, quedando pegada a él, y casi haciéndolo caer.
Nuestros cuerpos estaban literalmente unidos, y nuestros labios estaban a punto de rozarse. Me moría de ganas por que lo hicieran.
Una sonrisa pícara asomó en nuestos labios a medida que nos acercábamos aún más si se podía. Tenía ganas de suplicarme que me besara de una buena vez, pero no quería sonar desesperada.
Vamos, vamos...

-Eh, bueno..., chicos, tienen que entrar-dijo Marie, incómoda.


Narra Logan.


Marie nos había atrapado. Oh, que fallo más tonto. ¿Como no supuse que ella nos encontraría? Siempre se despierta antes que todos y sale al río a buscar agua.
Le dije a Destiny que entrara, y acompañé a Marie en la larga caminata hasta el río.

-Eh...-comencé, sin saber que decir.
-No hace falta que digas nada, Logan-aseguró.

No se veía enfadada, ni en actitud defensiva como solía estar, y eso me calmó, al menos.
Para llegar al río teníamos que seguir un sendero de tierra en el medio del bosque. Era algo arriesgado ya que la ORS solía pasar por ahí, pero no teníamos opción.
Cuando llegamos le pasé la gran jarra en la que pondríamos el agua y ella se sentó de cuclillas sobre la tierra apenas húmeda.
Parecía que quería decirme algo, y no sabía por donde empezar.
Yo tenía una relación especial con Marie, la conocí desde que era pequeño, ya que éramos vecinos. Nuestros padres eran muy amigos,
Cuando quiere, Marie no es lo que parece.

-Logan, si en serio te gusta arriésgate-me dijo por fin.

¿Se refería a Destiny?

-Pensaba que los puros no te caían bien-comenté.

La lluvia había permitido que el río se llenase un poco más de lo habitual, por lo que ella se pudo dar el lujo de enjuagar primero la jarra varias veces, antes de comenzar a llenar el recipiente con agua.

-Y eso es verdad. Pero me parece que ella es diferente. No es como sus hermanos-continuó.
-No todos los puros son iguales. Nosotros pensamos que a ellos nunca les faltó nada, pero ellos perdieron a su madre en las Detonaciones.
-¿Pretendes decir que ellos sufrieron tanto como nosotros?-sacudió la cabeza-. Solo voy a decirte que esa niña tiene algo especial, y que si en serio te gusta... podrías luchar por ella.
-¿A que te refieres con luchar?-entrecerré los ojos sin comprender.

Extendió una mano hacia mí, para que le diera la tapa de la enorme jarra. Era más fácil llevar el agua tapada, ya intentamos una vez traerla sin tapa y el agua caía por todas partes.

-¿No has visto a sus hermanos? La mayoría son todos unos engreídos, que se creen superiores en todos los aspectos. Nunca permitirían que su hermanita esté con un “miserable”-dijo en tono burlón, y una sonrisa socarrona jugueteó en mis labios.
-¿La mayoría? ¿Eso quiere decir que le hechaste el ojo a alguno?-le pregunté pícaro.

Me lanzó una mirada asesina y me hubiera pegado de no ser porque llevaba la jarra en las manos.

-No.
-Vamos... ¿Que te parece Niall?-arriesgué.
-¿El rubio? Ni hablar-descartó.
-Está bien, está bien, ¿Que opinas del que tiene rulos?-insistí, esforzandome para que se molestara, como suele hacerlo.

Porque verla enojada suele divertirme mucho.

-¿Harry?-hizo un gesto de asco-. Es el más presumido de todos.
-¿Y el moreno? ¿Zayn?

En ese momento se quedó muda, y supe que había dado en el blanco.
Bueno, quizá no estuviera loca por él, pero al menos el chico la atraía un poco y con eso yo era feliz.

-No está mal-reconoció a regañadientes.

[…]

-¿Quienes faltan?-preguntó Marie, recuperando su mal humor característico, al entrar en la Barbería y ver que no eramos la misma cantidad de siempre.
-Beth y Harry fueron al Mercado-comentó Sarah-. Ya deberían haber vuelto.
-Saben que es mala idea que ellos salgan, sobre todo durante el día. A ellos los persiguen tanto o más que a nosotros y no saben cuidarse tan bien-dije, intentando decirlo con sutileza.

Los hermanos de Destiny me dirigieron una mirada algo hostil, pero no respondieron. ¿Por qué no? Quizá todos tuvieron una conversación mientras Marie y yo no estábamos.

-Él insistió en que tenía que tomar aire fresco-dijo Ken, escondiendo una sonrisa y un tono burlón.
-¿Que te da tanta gracia?-preguntó Zayn de repente, en dirección a Ken.

Lo miramos confundido.

-Yo no me he reído-aclaró, con obviedad.

Niall puso una mano en el pecho del moreno para impedir que este realice alguna acción precipitada.
Zayn respiro hondo, y tuve que contenerme para no explotar en risas frente a su cara. Puros tenían que ser.
Tendría que hablar con mis hermanas. Podríamos llegar a un acuerdo y echarlos...
“Solo voy a decirte que esa niña tiene algo especial, y que si en serio te gusta... podrías luchar por ella.”

-Debemos calmarnos-habló el rubio articulando de más las palabras, para que todos lo entendiéramos.
-Estoy calmado-aseguró Zayn.
-Sí, claro-murmuró Marie.
-Chicos-nos llamó Scar, pero nadie le hizo caso.
-¿Que pretendes decirme con eso que has dicho?-el moreno entrecerró los ojos de manera amenazante, debido a que la había escuchado.
-Tranquilo, muñeco-se burló Marie.
-¡No le hables así a mi hermano!-espetó Louis, e hice crujir mis nudillos.
-Y tú no le hables así a mi hermana-le dije con mucha razón.

Louis se incorporó del suelo y se enfrentó a mí.

-Te voy a hacer picadillo, niño de papá-le aseguré.

En ese instante Destiny se puso justo en el medio de los dos, y articuló sin hablar en dirección hacia mí: “Logan, por favor.”
Ella sabía que sus hermanos eran unos estúpidos, y me pedía compasión. Si fuera otra persona simplemente la apartaría de mi camino y aplastaría a su hermano como si fuera un insecto, pero ella era Destiny, y no podía decirle que no.
Me alejé de allí, todavía en posición de ataque.

-¡Chicos!-Beth y Harry entraron de golpe a la Barbería. Lucían agitados y traían raíces en la mano. ¿Que pasaba que estaba tan mal? La mirada preocupada de mi hermana me alertó que si había un peligro real-. La ORS ya viene.


Capítulo Dos || Guerra de Familias:

Capítulo 5

Destiny Smith


[left]La música sonaba a todo volúmen y mi cuerpo se movía al compás de ella. Era maravilloso.
Era deprimente darse cuenta de que lo único que podía calmarme era eso.
Tenía unas inmensas ganas de faltar al psicólogo, pero mi padre me degollaría si se enterara.
Apagué todo, guardé cada cosa en su lugar, y con nostalgia (y enfado) me despedí del único lugar en la Tierra que podría hacerme feliz.
Antes de salir me quité la calza negra que usaba y la cambié por unos shorts de jean cortos. Mi remera sin mangas negra fue sustituida por una estampada en tonos oscuros.
El psicólogo quedaba a dos cuadras del salón de baile, por lo que caminé con rapidez y toqué la puerta del lugar.

-Pase, señorita Smith-habló la doctora Jones.

Abrí la puerta del consultorio. Un aroma a violetas perfumaba el ambiente y el aire acondicionado hacía que el lugar pareciera una heladera.
Nancy Jones era una mujer delgada, tanto que se le podían ver los huesos de las manos cuando escribía tu nombre en la lista de asistencias. Era alta, sobre todo su cuello, que podía confundirse con los de las jirafas.
Tenía cabello negro como el azabache y unos ojos verdes parecidos a los de un mismísimo gato.
Realmente, una muejer escalofriante.

-Me han comentado que te irás de viaje-dijo ella con disgusto en la voz.
-Sí.

Su voz era amarga, disgustante, y helaba la sangre.

-Debo decir que me hubiera gustado escucharlo de tu boca.
-No me gusta hablar de eso-respondí cortante.

Y no mentía.

-¿Por que?-me presionó ella.
-¿Por que qué?-repliqué enfadada.

La verdad es que me enojaba todo el tiempo por cualquier cosa. Lo admito.
Pero así es mi forma de ser... y no quiero cambiar.

-¿Va a ese viaje alguien que no quieras ver?-inquirió con firmeza.
-No es de su incumbencia-respondí con brutalidad.
-¿Va algún chico?-insistió.
-No lo sé-mentí.

Obviamente iban chicos. Además de mis hermanos, iban los Scott. Los odiaba a todos por igual.
Bueno, quizá no a todos.
Había un chico al que odiaba muchísimo más que a los demás de esa familia. Era tan salvaje, se había enfrentado en peleas en la escuela más de diez veces y lo peor es que siempre ganaba. Tenía el ego hasta las nubes y detestaba eso.

-Yo creo que si sabes-aseguró.
-¿Está intentando hacerme enojar?-le grité.
-Si te dijera que sí ¿que pasaría?-me desafió.

Apreté los puños bajo la mesa y la miré a esos ojos de hielo.
Su mano huesuda anotó algo en su cuaderno, y sin dejarme ver que era, lo cerró.

-¿Que pasaría?-repitió con más intensidad.
-¡No lo sé!-exploté.

Me miró con los ojos entornados. Se puso unos pequeños anteojos cuadrados, y sin dejar de mirarme por encima de ellos, volvió a abrir y garabatear cosas en su cuaderno.

-Que decepcionante, la verdad-confesó.

La miré con una mezcla de ira y sorpresa y le dije entrecortadamente:

-¿Ya... puedo... irme?

{…}

-Destiny, prométeme que te comportarás-pidió mi padre con tono serio.
-¿Y por qué solo yo?-cuestioné enfadada.

Siempre era así.
“Destiny, compórtate” “Destiny, no hagas un escándalo”
¡Como si yo fuera la única!

-Admitámoslo, eres la más problemática, Des-dijo Lia.

Aunque los demás no dijeron nada, me aseguré mentalmente que les dieron la razón.

-Ya, ya, lo prometo. ¿Ya pueden dejar de fastidiarme?
-Solo prométeme que no causaras ningún tipo de problemas-rogó.
-Lo prometo.

{…}

El aire de Canadá era frío, como el consultorio de la doctora Jones. Llegamos a algo así como un hotel, donde íbamos a hospedarnos.
Puse mis cosas en una determinada habitación. Como teníamos que compartirlas, dormiría con Zayn, y desgraciadamene, con Logan.
Sí, el muchacho que se peleaba con todo el mundo en la secundaria.

-Maldición-murmuré cuando entramos al cuarto con Zayn.
-Tranquila, me tienes a mi-dijo.
-Se cuidarme sola-dije en tono obvio.

Logan Scott descansaba sobre la única cama doble de la habitación. Escuchaba música (rock) a todo volúmen. No hace falta recalcar que sin auriculares.
Nos quedamos inmóviles. Zayn y yo no sabíamos que decir, pero él parecía no darse cuenta de nuestra presencia.

-¿Ya te adueñaste de la cama doble?-le espeté.

Giró su cabeza y realizó una mueca irónica.

-El que llega primero se lo queda, muñeca.

Apreté con fuerza los puños, y creo que Zayn intentaba no hacer lo mismo.

-Existe la cortesía, ¿sabías?-dijo mi hermano.
-Sí, pero con ustedes nunca la aplicaría.

La miré incrédula.
¿Yo iba a tener que comportarme frente a un idiota como ese?
Miro mi mandíbula y puños apretados y sonrió con desdén.

-¿Te hice enojar, muñeca?

“-Solo prométeme que no causaras ningún tipo de problemas-rogó.
-Lo prometo.”

-No-dije a duras penas.
-Ahora deja de hacerte la reina de la habitación.

Zayn puso las manos en mi cintura para impedir que me abalanzara hacia aquel idiota.
Menos mal, porque si no ya sería Scott muerto.

-Yo se que es un idiota, pero lo prometiste-me susurró en el oído.

Solté el aire de la forma que la doctora Jones me enseñó.
“Aspira despacio y suelta un poco rápido”
Me encaminé hasta la cama común y Zayn se puso en una cama paralela a la mía, en iguales condiciones.
Ordené mis cosas y me tumbé en la cama, a intentar descansar.
Obviamente, con la música de ese inútil sonando a todo volúmen no podía.

-¡Detén esa estúpida música!-le grité.
-¿Quien va a obligarme?

Zayn había salido a tomar aire, y resultaba tentador seguirlo, pero no lo hice.

-Quizá yo-me acerqué despacio hacia él.
-¿Sabes, nena? Yo voy al mismo psicólogo que tú-confesó.

¿Qué?

-¿Y por qué nunca te vi allí?-inquirí.
-Seguramente tienes problemas de vista-aseguró.

Le lancé una mirada asesina y él sonrió. Parecía que le divirtiese verme enojada.
Como la doctora Jones.

-Y por lo que veo, tambien de ira-continuó él.
-No soy la única-me defendí, subiendo cada vez más y más mi tono.
-¿Tú me ves gritando?-preguntó divertido.

Lancé un sonido de furia y me tiré en mi cama, boca abajo. Hundí la cabeza en mi almohada.
Pude escuchar su risa y un silbido.

-Puedes ser una enojona, pero tienes un trasero fabuloso-dijo, obviamente, mirando mi cuerpo.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por kai. el Dom 17 Nov 2013, 4:41 pm

Amelie Brennan/Kaya Scodelario{Pesadilla// Kyuhyun{Sombra

Mi puto internet anda lento y no te puedo poner los gif de Freya y de Barbara.



Insanity:
[/b]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Joan Cooper




Moon miraba al vacío y murmuraba cosas sin sentido mientras estaba recostada en su cama, no podía dormir cada vez que cerraba los ojos las voces amanezantes le gritaban pero estas no eran las demás lo sabia bien, eran voces que solo querían dañarla y no podía evitarlo. Se volvió a acomodar y se quedo mirando al techo, hace tres días que no dormía, la cabeza le dolía a mares y las demás estaban molestas. Entonces cuando creyó que pasaría la cuarta noche sin dormir asintió como algo en su interior la hacia retroceder, comenzó a ver puntos blancos a su alrededor y escuchar una voz fuerte y clara.

Es mi turno de jugar, Moon.

Antes que se pudiera quejar ya no estaba allí. Su lugar fue tomado por Luna que suspiraba por el cambio en el ambiente, el frío la ataco y el cuerpo se le hizo pesado, estaba cansada.
Se sentó en la orilla de la cama y miro a su alrededor, todo por un segundo le pareció extraño y desconocido pero luego de adaptarse a la oscuridad de la habitación comprendió donde estaba, se encontraba en su cuarto en el Hospital de Cumberland, al examinar la habitación hubiera imaginado que allí vivían por lo menos cuatro personas pero realmente solo vivía una, la pobre Joan Cooper.
Luna se levanto de la cama y camino un poco hasta que sintió la pronto caería dormida pero sabia que las pesadillas de Moon no las dejaría dormir a ninguna antes de poder darle mas vueltas al asunto se le ocurrió algo simple y particular: Pastillas para dormir. Comenzó a golpear la puerta de la habitación como si estuviera desquiciada, aunque realmente lo estaba, hasta que esta fue abierta por una joven morena con el cabello corto y rizado, la reconoció casi de inmediato era la enfermera mas manipulable del lugar, Kate.

— Joan guarda silencio, los demás quieren dormir. — Kate la miro cansada, Luna sonrío para sus adentros creía que ella Joan.

— No p-puedo dormir. — Luna trato de sonar lo mas parecida a Joan.— C-creo que tengo insomnio. —

La morena suspiro y miro por una ultima vez la chica para salir de la habitación.  Luna mientras esperaba escucha la voz de alguien mas en su cabeza.

Esto esta mal.

No es mi problema, Andromeda.

Nos ira mal.

No me importa solo quiero dormir.

Andromeda siguió hablando pero Luna solo la ignoro mientras esperaba a Kate, a los pocos minutos la castaña apareció con dos vasos uno pequeño que contenía dos pastillas y no uno mas grande que contenía agua. ¿Porque dos pastillas? Antes que ella misma pudiérase detenerse su cerebro comenzó a atar cabo solos, desde secuestros hasta violaciones.

—  ¿Porque hay dos pastillas? — Había mucho mas segura que Joan, tal vez demasiado.

— Una la manda el Dr. Jones y la otra es para dormir. —

Chica maldijo entre dientes de sus dos médicos el que menos le agradaba era el Dr. Jones el Doctos Alfred Jones, lo detestaba, lo odiaba, lo... lo... aborrecía. El era una persona muy difícil de manipular y de hacerle creer todas sus mentiras además que creía que las chicas eran unos conejillos de indias.

— ¿Para que es? —

— Es una nueva droga, eso dice el. —

— No la quiero. —

Kate miro sorprendida a la chica, luego de analizar un poco las cosas comprendió que quien hablaba no era Joan era otra chica. La tomo de la cara casi obligándola a tragar las pastillas.
Luna trato de apartar las manos de la enfermera de su cara pero no pudo y lo siguiente que sintió fue su cabeza caer en su almohada.

●●●

Joan despertó por el sonido de la puerta abriéndose, miro a su alrededor analizando a la persona que la había abierto, era Karime una joven rubia y con ojos verdes, la rubio hizo que se levantara y se cambiara su ropa por una bata, algo incomoda para Joan quien había crecido con unos padres conservadores,  la habitación donde se encontraba era de un color gris con algunos toques blancos, todas las habitaciones en el ala de Trastornos de la identidad eran así principalmente porque los encargados del lugar creen que los afecta en la personalidad de los residentes. Joan se sentó en una silla también gris mientras se alistaba el cabello, ese tan simple hecho hacia que las personalidades pelearan de como querían llevarlo pero a Joan no le interesaba solo se lo dejo suelto como costumbre.

— Buenos Días, Joan. — La voz de Karime era algo molesta para Joan y no entendía porque. — Hoy tienes consulta con el Doctor Kirkland. —

— ¿Q-que cosa, Karime? —

— Asi como lo escuchas. —

Joan se quedo pensando por un rato, el Dr. Kirkland era el encargado de analizar los trastornos que sus propias personalidades tenían, por este simple hecho su recuperación era mas lenta de lo normal y tendría que pasar mas tiempo en el infierno. Salio de sus pensamientos cuando Karime le paso dos vasos uno con agua y otro lleno de pastillas, sin pensarlo mucho tomo el vaso con pastillas y las trago con ayuda del agua.

— Buena niña, esta es una de las razones que apuesto por ti. —

Decidió ignorar el comentario de su encargada quien tomaba todos los instrumentos y los guardaba para después dirigirle una mirada a la chica para que la siguiera, Joan se levanto y comenzó a caminar tras ella ignorando a los demás pacientes, tardo un poco de tiempo para darse cuenta que no iban al consultorio del Dr. Kirkland, maldijo entre dientes cuando entendió que se dirigían la sala común solo había estado en este lugar una vez y había sido el día de su llegada junto con el Doctor Mogen, aun recordaba ese día como si fuera ayer o bueno las demás se lo habían contado pero eso es otra historia.
Se sentó en un lugar habían sin dirigirle la mirada a nadie y solo mirando al auditorio.

— ¡Éste mes he venido de nuevo, y con nuevos residentes y compañeros!   — Exclamó y Joan se tapo los oídos, sabia que a la mayoría de sus personalidades odiaban esa estupida y monótona voz. — ¡Los Doctores Frey y Humming, estarán aquí los próximos meses tratándolos, y... Ellos crearán el nuevo protocolo que se dará en éste lugar!

Joan abrió los ojos sorprendida, eso significaba que el Dr. Kirkland se iría... antes que se pudiera dar cuenta, ya estaba  hiperventilando y estaba próxima de sufrir un ataque de pánico pero antes que este llegara alguien más tomo lugar.

Andromeda suspiro cuando logro transformarse, sintiéndose aliviada que Joan no hubiera sufrido el ataque pero antes que pudiera hacer algo Karime le tocaba el hombro para que fueran a su consulta. And la siguió por el largo pasillo hasta la oficina del Dr. Kirkland. Entro sin tocar la puerta y se sentó en una de las sillas.

— Se educada. — Comento el hombre rubio mientras guardaba algunas cosas en cajas.

— Se va. —

— Sí, lo se. — Comento sin alzar la vista de la caja que estaba enzima de su escritorio. — Andromeda, ¿Dejarías salir a Galaxy? —

And rodó los ojos mientras miraba al vacio y llamaba a la pequeña niña en su interior, aquella que suele peinarlas con dos coletas y que aun cree en las hadas y monstruos tenebrosos.
Galaxy sonrío con un aire de inocencia cuando logro el control del cuerpo, hace un tiempo que no lo conseguía, noto que se encontraba en el consultorio de Arthur, su doctor y se según ella su único amigo, estaba esperando este momento para poder contarle todo lo que sabia y podía hacer.

— Muy bien, Gaia. — Kirkland se sentó frente a la chica con una pequeña sonrisa. — ¿Algo nuevo? —

— Las Hadas me han dicho un secreto. — Comento entusiasmada la niña en cuerpo de joven. — ¡Puedo respirar bajo el agua! —

— No, Gaia no puedes hacerlo. —

— Si puedo se lo mostrare. —

Antes que alguien pudiera detenerla, la chica salio corriendo hacia el partió esquivando enfermeros y enfermos,  sin importarle nada en absoluto, tan solo queriendo mostrarle a Arthur que ella podía respirar bajo el agua. Cuando llego a la puerta del patio la abrió con la llave que las hadas le habían robado a Arthur y se había enfadado con ellas pero luego las había perdonado cuando le habían revelado su gran secreto, apenas llego a las pequeñas rejas que protegían a los residentes de la piscina la salto y fue cuando se me tío a esta sumergiéndose completa. Pudo escuchar las voces de las hadas diciéndole que respirara, que podía hacerlo.

Y lo hizo.

Todo se volvió oscuro para ella.
[b]
One Shot:

Beginning.
El comienzo de Elizabeth Holmes[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]






Una pequeña niña de apenas 4 años jugaba con unos bloques en el piso de la comisaria de Ciudad Juarez, recientemente sus familia había sido asesinada y la única testigo había sido la pobre niña. Desde que había sido traída a este lugar no había pronunciado ni una sola palabra y no mostraba signo de querer hacerlo. Maria Valencia era el nombre de esta pequeña, su familia había sido dueños de una empresa muy grande pero debido a los muchos enemigos de su padre, todos estaban muertos.
Escucho la puerta abrirse pero no presto la mas mínima atención simplemente sigue jugando con los bloques, pudo escuchar a varias personas hablando y por lo menos dos utilizaban el ingles. Una utilizaba el ingles que Maria conocía el del norte, ella lo entendía bastante bien gracias a que su madre se lo había enseñado; la otra persona utilizaba un ingles con un acento muy peculiar, Maria lo entendía pero utilizaba palabras desconocidas para ella. Un hombre con expresión algo seria se acerco a ella luego de mirarla por unos segundos sonrió.
- ¿Me entiendes? -Fue la simple pregunta que el hombre le hizo. Maria solo asintió con la cabeza. - Soy Sherlock Holmes.- Comento el hombre.- ¿Cual es tu nombre?-
Maria dudo durante unos minutos si decirle o no, durante ese tiempo Sherlock la miro fijamente poniendo ligeramente nerviosa a la niña.
-No.-Fue lo único que la pequeña pudo decir.-No te diré.- Agrego.
Sherlock asintió y se retiro.


●●●


Sherlock volvió todos los días después de ese tratando de ganarse su confianza, mientras la niña seguía negando decirle su nombre el se negaba a que la policía le dijera quien era, así que le comenzó a decir Elizabeth. Al poco tiempo la niña se comenzó a acostumbrar y ya no permitía que la llamaran Maria, esa niña ya no existía ahora era Elizabeth.
-Así que, ¿Tampoco hoy me dirás tu nombre?- Pregunto el hombre con el cabello rizado.
-Me llamo Elizabeth.-Contesto naturalmente.
-Tu otro nombre.-
-Maria.-Dijo en un pequeño susurro.  Sherlock sonrió se había ganado la confianza de la pequeña. Ahora tenia que saber lo que había pasado.
Luego de una serie de preguntas planificadas por Sherlock hizo la gran pregunta.
- ¿Que paso esa noche?-
Las lágrimas se asomaron en la cara de la niña mientras relataba la historia, como se había escondo en la alacena y como había visto morir a sus padres y a su hermana frente a ella.
El caso se fue a juicio y encerraron a los matones que habían acabado con la familia de Maria.

Sherlock se encontraba en el aeropuerto, en pocas horas su vuelo saldría para Londres, el caso de la pequeña Valencia había hace pocos días y no tenia nada que hacer en México así que volvería a su hogar durante un momento se pregunto que pasaría con la niña pero rápidamente lo olvido y se reprendió a si mismo, los sentimientos solo idiotizaban a las personas. Solo teléfono sonó cuando solo faltaban dos horas para abordar.
-Señor Holmes.-Reconoció un fuerte acento latino en la persona que la hablaba del otro lado de la linea.- Tenemos un problema.

Maria tenia miedo, le habían vendado los ojos y se encontraba en algún sótano por la humedad que sentía. Podía escuchar las voces de enojo de las personas que la tenían cautivas y la mayoría de lo que decían eran insultos hacia ella. En un principio se había tratado de soltar de las cuerdas que la sujetaban a la silla pero eran demasiado ajustadas no podía zafarse de ellas.
-La pequeña cree que vivirá.- Hablo la voz de un hombre, mientras sentía algo frió en la sien. Fue allí cuando comenzó a sollozar.
Sherlock había deducido lo más rápido que había podido, donde se habían llevado a Maria, ahora se encontraban en una casa entre los limites de México y Estados Unidos, aparente no había nadie pero aun así él entro a la casa.
Maria escucho un sonido a su izquierda donde sentía el objeto frio, allí su llanto se hizo mas fuerte. Pero de un momento a otro no sintió lo frió en la sien, solo pudo escuchar a los sujetos caer al piso y quejarse, alguien le desato las manos y las piernas para luego quitarle la banda de los ojos. Lo ultimo que vio fue un par de ojos azules antes de caer desmayada.


●●●


Maria despertó en la comisaria con la mirada penetrante de Sherlock. Ella solamente se sentó en el sillón donde dormía para mirarlo también. Pudo notar que no había podido dormir y por los restos de cigarrillos en su saco que había estado fumando.
-No es seguro México para ti.- Fue lo único que el hombre dijo.
-No tengo a donde ir.-
-Vendras conmigo, Elizabeth Holmes.-

Slenderman:


Día 004
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Andromeda caminaba soltando maldiciones en ruso y en aleman, se tropezaba cada cinco minutos haciendo que la imagen de la cámara temblara también. Su compañero Damian iba unos metros más adelanté de ella, tal como And lo había dejado en claro "Tu ve adelanté, yo grabare"
Damián no lo había protestado, realmente no habían hablado en todo el caminó y Andromeda solo veía un trozo de papel que parecía ser una foto pero por el momento no era algo realmente importante.

-Me aburro.- Comentó Damian sin voltear atrás.

Andromeda lo ignoró completamente mientras seguía su caminó con la cámara en alto.

-Me aburro.- Repitió Damián aun más fuerte.

-Me alegro.- Comentó And sin prestarle atención.

Damián paro asiendo que la chica que venía detrás de el chocara.

-Auch.-

-Me aburro.-

-¿Te aburre estar apunto de morir en manos de una creepypasta?-

Los dos callaron cuando escucharon un grito al voltear se encontraron con niño que suplicaba por ayuda no pasaría de los 6 años, tenia un cabello rubio y ojos violeta. And quedo en shock durante un segundo extrañamente ese niño se parecía a uno de sus hermanos. El niño se detuvo cuando casi tenia a los dos jovenes enfrente, mirandolos con miedo.

-No me hagan daño.- La voz del niño era sueve pero aun así tenía un tinte de miedo.

-No lo haremos.- Antes de que Damián podiera decir algo And se había adelantado.- Toma la camara.- Le comentó a Damián para poder cargar al niño.

Los tres siguieron caminando, And cargando al niño, Damián seguía llendo adelante mientras grababa y podía escuchar las voces del niño y And hablando ruso. No sabía que hora era pero podía imaginar que debía ser de madrugada, se preguntó así mismo a que hora podría dormir.

-Vamos a descansar.- La voz de Andromeda lo saco de sus pensamientos.

-No podemos parar.-

-Tu no cargas a un niño.-

Damián paró y se sentó en el piso apoyando su espalda en un árbol y pudo observar que And hacía lo mismo, el niño se sentó juntó a ella para seguir hablando como si nada. Damián se preguntó como ellos no parecían estar preocupados, un asesino con poderes sobrenaturales parecía seguirlos y sin importar que siempre los encontraba. Aun tenía la cámara en alto y comenzo a mirar atravez de ella tenía la visión nocturna activa por lo que todo se podía ver con una coloración verde, pero para sorpresa de Damián algo blanco brillo en la imagen, se levanto lentamente para acercarse a ese cuadro encontrándose con una nota.


Don't follow the picture.
[b]

Damián dudo por un segundo, ninguno tenía en ese momento una foto, a menos que el papel de Andromeda...

Al levantar la vista pudo ver a And correr por algo, el niño la seguía muy de cerca, gritar su nombre ya no era una opción.  

Corrió detras de ellos para tratar de detenerlos pero cuando llego a un claro pudo ver a And agachada recogiendo algo sin notar la figura frente a ella.


Andromeda sonrió por fin había podido atrapar la foto de su familia,  cuando levantó la vista se encontró con alguien con traje de ejecutivo, entonces supo que estaba muerta.

Slenderman estiró la mano y la apretó en el cuello de Andromeda mientras el niño de nombre Vanya y Damián miraban incrédulos. Vanya se lanzo hacía la criatura para poder salvar a And.

And trató de soltar un " No te acerques, Vanya" pero no pudo lo único que salía de su boca eran quejidos. El niño siguió acercándose hasta que fue atravesado por uno de los tentáculos de Slenderman.

Andromeda quiso gritar pero por la presión de su cuello no pudo, su vista se ponía borrosa su tiempo estaba contado. Damián tenia que hacer algo no podía permitir que la chica terminará como el niño. Tomó una piedra del piso y se la lanzó a Slenderman una idea estupida si lo tomas en cuenta pero había funcionado Andromeda había caído al suelo en un sonido seco cuando la criatura la soltó.

Ahora la atención de Slender estaba en Damián, tenía que hacer algo antes de que se acercará lo suficiente para matarlo pero era demaciado tarde o... temprano quizas, el sol se veía en el horizonte Slender ya no estaba.
avatar


Ver perfil de usuario http://kyukyung.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: in the land of monsters. {inscripciones abiertas}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.