O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 4:08 pm por Celyn

» death path
Hoy a las 3:40 pm por Andy Belmar.

» Reminders of reality
Hoy a las 3:29 pm por Stark.

» The Lonely Hearts Club.
Hoy a las 3:25 pm por hypatia.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 2:44 pm por Jones.

» Guerra de Sexos; muro.
Hoy a las 2:31 pm por jackson.

» dark wings, dark words.
Hoy a las 1:06 pm por hypatia.

» multimedia hearts.
Hoy a las 9:12 am por hypatia.

» I'm a little dysfunctional, Don't you know?
Hoy a las 2:35 am por roman.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Página 4 de 28. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 16 ... 28  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por holiscrayolis el Lun 04 Nov 2013, 8:39 pm



Jodie Williams.

Jodie Amelia Williams {Shailene Woodley. | Liam Payne.


Capítulo.:

Me asomé por la ventana de mi habitación, el cielo estaba lleno de nubes grises, creo que hoy me la pasaría sólo en casa, Finn no se encontraba porque estaba en otra de sus aventuras con chicas que, por supuesto, no eran su novia. Aun no comprendo por qué hacía eso, mientras yo sufría por tener sólo a una, él ya la tenía y no la apreciaba.  
Era obvio que no iba a salir porque estaba a punto de llover, o al menos que quisiera enfermarme, pero todavía soy muy joven para morir, tengo muchas cosas por hacer, como besar a Dani y confesarle todo el amor que siento por ella.
Se preguntaran, ¿quién rayos es Danielle?, pues ella es nada más y nada menos que mi mejor amiga. Y otra pregunta muy común es, ¿por qué no te le declaras?, la respuesta es simple, tiene novio, un estúpido novio, y no lo insulto nada más porque es novio de la chica de mis sueños, sino porque el tipo la ha estado engañado y haciendo de menos desde hace meses pero ella—como cualquier chica enamorada— no quiere terminar con él porque ignora todos sus defectos.  Y como siempre tengo que estar ahí para ella, como todo mejor amigo.
Después de cinco minutos mi predicción se cumplió y empezó a caer una tormenta con relámpagos  y truenos, como siempre Dani llegó a mi mente, ella le temía a los truenos.
Oí que tocaban el timbre de la casa pero, ¿quién podría ser?

Finn, mmm… no lo creo, él siempre llega a la mañana siguiente.

Danielle, tampoco lo creo, de seguro ha de estar besuqueándose con su amado novio, iugh, asco, ni me los quiero imaginar.

Me aproximé a la puerta de mi hogar, dudé un poco en abrir, que tal si era un ladrón o a lo mejor sería una mujer sexy que me quería violar. Me reí de mí mismo por aquella ocurrencia.

Pienso que si será Finn.

Al fin abrí la puerta y para mi mayor sorpresa no era la cara de Finn la que estaba frente a mí en estos instantes. Era mi mamá que estaba toda mojada… nah mentira, sólo los quería dejar en suspenso. Ok, ya pues, sí, como ya lo habían imaginado, era Dani.

— ¿Qué hace aquí? —. Fue lo primero que se coló por mis pensamientos.

Un segundo después me encontraba mojado y con una Danielle llorando en mis brazos. No dudé en rodearla para que pudiera tranquilizarse.

Se separó un poco de mí y pude observarla mejor, traía su cabello enmarañado y su maquillaje desparramado por toda su cara.

— Perdón, ya te mojé todo—. Dijo con su mirada en el suelo.
— Hey, no es nada. De todos modos me veo más sexy mojado.
Vi que en su rostro se dibujó una pequeña sonrisa.
—  Engreído.
— Así me quieres—. Ella se carcajeo y yo sonreí porque pude sacarle una risa.
— Cállate y cierra la puerta si no quieres que se siga metiendo el agua a tu casa.

Me empujó hacia la entrada para que hiciera lo que había mandado.

— Mandona—. Mascullé mientras cerraba la puerta.
— Idiota.

Nos volteamos a ver y luego no reímos, nunca nos peleábamos en serio, excepto esa vez, cuando teníamos diez años le rompí un brazo a su oso de peluche, no me habló por dos meses, hasta que le pedí perdón dándole un nuevo oso.

Después de un rato me acordé de que ella no se encontraba en buenas condiciones.

— ¿Qué te parece si mejor vamos a mi cuarto para que te puedas quitar todo lo mojado? — Sugerí—. Porque así pareces una bruja.

Me dio un golpe en el hombro y volvimos a reír. Nos encaminamos hacía mi habitación.

— Ya sabes dónde está el baño, tienes que tomar una ducha para que no agarres un resfriado y yo busco algo para ti porque no puedes usar esas fachas.
— Hay Jack, siempre preocupándote por mí. — hizo voz de niña chiquita y me apretujó los dos cachetes.
— Si, si, como digas, ahora metete al baño porque yo también me tengo que cambiar de ropa gracias a ALGUIEN.

Ella sólo soltó una pequeña risita y se dirigió al baño.
Media hora después me encontraba acostado en mi cama, ella salió con una toalla amarrada en su cuerpo. ¡Ay dios!, se veía muy sexy. Me quedé embobado viéndola hasta que su risa me interrumpió.

— ¿Y tú qué vez? — Dijo bruscamente, exaltándome. — ¡Ah, ya sé! Es que admiras mi hermosura.
Hizo una pose “sexy” y los dos soltamos una carcajada.
— Bueno pues, ¿y la ropa? — interrumpió.
— Está en la cama, ¿no la has visto?

Ella negó con la cabeza. Me tuve que parar, agarré su cabeza y la giré hacía donde se encontraba la ropa.

— Ciega.
— Ya pues, ahorita salgo. —Tomó la ropa entre sus brazos y se volvió a meter.

Volví a acostarme en mi cama, estaba muy cansado de no hacer nada. Sí, a veces soy muy flojo y hoy es un día de esos.
Salió ya con una playera MÍA, que le quedaba un poco debajo de las rodillas.

Se lanzó encima de mí y empezamos a empujarnos hasta que ella me tiró al suelo.
Se comenzó a reír de mí y eso provocó que yo también lo hiciera.

— Ya pues basta.
Me paré y otra vez me acosté. Los dos nos pusimos serios.
— ¿Puedo preguntarte algo?
— Ya lo estás haciendo. — Soltó una risa, yo sólo rodee los ojos.
Aún tenía la duda de por qué había llegado a mi casa en plena lluvia.
— Bueno, otra.
— Claro.
— ¿Por qué viniste a mi casa si estaba lloviendo? — Ella odiaba mojarse, pero al parecer hoy era la excepción.

Al oír estas palabras de inmediato cambió la expresión de su rostro y se empezaron a cristalizar sus ojos.

— Sólo pasaron cosas. — dijo cortante y esquivó mi mirada, y entonces fue ahí donde supe que algo estaba mal.
— Con George, ¿verdad?

Lo presentía, confirmé mi sospecha cuando ella asintió y se quebró.
La abracé, era lo mejor que podía hacer en estos momentos.
Ella se separó un poco y me contó lo que había sucedido.

— Llegué unos minutos tarde a nuestra cita en la plaza y se puso histérico. —Ella paró de contarme, yo no dije nada. — Luego dijo que se buscaría otra más responsable. — Continúo. — Y se subió a su coche arrancando a toda velocidad.
Salieron varias lágrimas de sus ojos, yo se las sequé con mis dedos.
— Comenzó a llover y lo primero que se me ocurrió fue venir aquí. Espero que no te haya molestado. — Sonrió levemente.
— Claro que no me molesté. — Y en realidad no me había molestado. — Fue lo mejor que pudiste haber hecho.
— Aun así perdóname. — Y de nuevo comenzó a llorar—. Sabes, a veces siento que no soy nada—. Absorbió los mocos que tenía en su nariz mientras seguía sollozando—. Y luego me pregunto, ¿no soy lo suficiente para él?

Sólo me limité a abrazarla, no me juzguen, yo no soy muy bueno consolando, ni para nada de esas cosas cursis, ella más que nadie lo sabe, aunque también ella es la que me está cambiando sin darse cuenta.

Me correspondió el abrazo y yo sólo le daba leves caricias en la espalda para que se tranquilizara pero creo que no funcionaba porque cada vez sollozaba más fuerte.

— No te preocupes Dani, no importa lo que él piense o lo que sea que pase entre ustedes dos, yo siempre estaré aquí para ti—. Murmuré mientras seguía acariciando su espalda, ella acomodó su cabeza en mi pecho.

Después de un minuto ella levantó su cabeza y unió nuestras frentes, dirigí mi vista inmediatamente a sus labios, sentía unas inmensas ganas de besarla pero no lo haría, sólo soy su amigo y tengo que respetar eso. Volví mi mirada a sus hermosos ojos azules.

— Lo prometes—. Se separó un poco de mí y alzó su meñique arrimándolo un poco hacia mí. Sin dudar uní nuestros dedos. Era nuestro símbolo de que no romperíamos una promesa y era claro que no lo haría, ella confiaba en mí y no la defraudaría.
— Lo prometo.

Ella se lanzó a mis brazos y nos fundimos en un largo abrazo. Después de un rato ella se separó un poco y se acomodó a un lado de mí, debajo de mi brazo. Luego susurró algo que me gustó mucho oír aunque deseaba que fueran otras palabras no muy diferentes.

— Por eso te quiero —. Y al terminar de decir esto cerró los ojos y se quedó profundamente dormida en mis brazos.
Pero yo te amo—. Mascullé entre dientes para que no me entendiera, aunque estaba seguro de que ni siquiera me escuchó porque su respiración ya era tranquila y pausada, eso significaba que estaba durmiendo.

Por un instante me quedé admirando su belleza, besé su frente, y cerré mis ojos tranquilo y feliz por dormir al lado de la persona que amo.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por holiscrayolis el Lun 04 Nov 2013, 8:40 pm

Y con mi audición paso de página.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por demons. el Lun 04 Nov 2013, 8:45 pm

Ya mando mi audición!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por Harold el Miér 06 Nov 2013, 2:32 am

¡Audicionen! ¡audicionen! Solo digo.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por blake. el Miér 06 Nov 2013, 10:51 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Yo primero le dije Rochi :meh:
Sólo digo
Jackie marcando territorio. Ily a lot.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por blake. el Miér 06 Nov 2013, 10:51 am

.Beautiful. escribió:
¡Audicionen! ¡audicionen! Solo digo.
Dices bien, yo digo igual lol
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por Invitado el Miér 06 Nov 2013, 11:42 am

Audiciones hermosas, es totalmente gratis
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por Vicky. el Miér 06 Nov 2013, 11:55 am

¡Holi!
Bueno, creo que no me conocen, mai neim is Victoria, y sí es muy obvio por mi nombre de usuario. XD
Pueden llamarme como quieran :)
Quiero decirles que su idea me ha encantado.
El slogan «nadie entra, nadie sale». Omg!
Bueno, en un ratito les dejo la ficha, y el gif también debido a que estoy desde el teléfono.
Besos.
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por • B r o o k ✌ el Miér 06 Nov 2013, 3:08 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:


Jodie Williams.

Jodie Amelia Williams {Shailene Woodley. | Liam Payne.


Capítulo.:

Me asomé por la ventana de mi habitación, el cielo estaba lleno de nubes grises, creo que hoy me la pasaría sólo en casa, Finn no se encontraba porque estaba en otra de sus aventuras con chicas que, por supuesto, no eran su novia. Aun no comprendo por qué hacía eso, mientras yo sufría por tener sólo a una, él ya la tenía y no la apreciaba.  
Era obvio que no iba a salir porque estaba a punto de llover, o al menos que quisiera enfermarme, pero todavía soy muy joven para morir, tengo muchas cosas por hacer, como besar a Dani y confesarle todo el amor que siento por ella.
Se preguntaran, ¿quién rayos es Danielle?, pues ella es nada más y nada menos que mi mejor amiga. Y otra pregunta muy común es, ¿por qué no te le declaras?, la respuesta es simple, tiene novio, un estúpido novio, y no lo insulto nada más porque es novio de la chica de mis sueños, sino porque el tipo la ha estado engañado y haciendo de menos desde hace meses pero ella—como cualquier chica enamorada— no quiere terminar con él porque ignora todos sus defectos.  Y como siempre tengo que estar ahí para ella, como todo mejor amigo.
Después de cinco minutos mi predicción se cumplió y empezó a caer una tormenta con relámpagos  y truenos, como siempre Dani llegó a mi mente, ella le temía a los truenos.
Oí que tocaban el timbre de la casa pero, ¿quién podría ser?

Finn, mmm… no lo creo, él siempre llega a la mañana siguiente.

Danielle, tampoco lo creo, de seguro ha de estar besuqueándose con su amado novio, iugh, asco, ni me los quiero imaginar.

Me aproximé a la puerta de mi hogar, dudé un poco en abrir, que tal si era un ladrón o a lo mejor sería una mujer sexy que me quería violar. Me reí de mí mismo por aquella ocurrencia.

Pienso que si será Finn.

Al fin abrí la puerta y para mi mayor sorpresa no era la cara de Finn la que estaba frente a mí en estos instantes. Era mi mamá que estaba toda mojada… nah mentira, sólo los quería dejar en suspenso. Ok, ya pues, sí, como ya lo habían imaginado, era Dani.

— ¿Qué hace aquí? —. Fue lo primero que se coló por mis pensamientos.

Un segundo después me encontraba mojado y con una Danielle llorando en mis brazos. No dudé en rodearla para que pudiera tranquilizarse.

Se separó un poco de mí y pude observarla mejor, traía su cabello enmarañado y su maquillaje desparramado por toda su cara.

— Perdón, ya te mojé todo—. Dijo con su mirada en el suelo.
— Hey, no es nada. De todos modos me veo más sexy mojado.
Vi que en su rostro se dibujó una pequeña sonrisa.
—  Engreído.
— Así me quieres—. Ella se carcajeo y yo sonreí porque pude sacarle una risa.
— Cállate y cierra la puerta si no quieres que se siga metiendo el agua a tu casa.

Me empujó hacia la entrada para que hiciera lo que había mandado.

— Mandona—. Mascullé mientras cerraba la puerta.
— Idiota.

Nos volteamos a ver y luego no reímos, nunca nos peleábamos en serio, excepto esa vez, cuando teníamos diez años le rompí un brazo a su oso de peluche, no me habló por dos meses, hasta que le pedí perdón dándole un nuevo oso.

Después de un rato me acordé de que ella no se encontraba en buenas condiciones.

— ¿Qué te parece si mejor vamos a mi cuarto para que te puedas quitar todo lo mojado? — Sugerí—. Porque así pareces una bruja.

Me dio un golpe en el hombro y volvimos a reír. Nos encaminamos hacía mi habitación.

— Ya sabes dónde está el baño, tienes que tomar una ducha para que no agarres un resfriado y yo busco algo para ti porque no puedes usar esas fachas.
— Hay Jack, siempre preocupándote por mí. — hizo voz de niña chiquita y me apretujó los dos cachetes.
— Si, si, como digas, ahora metete al baño porque yo también me tengo que cambiar de ropa gracias a ALGUIEN.

Ella sólo soltó una pequeña risita y se dirigió al baño.
Media hora después me encontraba acostado en mi cama, ella salió con una toalla amarrada en su cuerpo. ¡Ay dios!, se veía muy sexy. Me quedé embobado viéndola hasta que su risa me interrumpió.

— ¿Y tú qué vez? — Dijo bruscamente, exaltándome. — ¡Ah, ya sé! Es que admiras mi hermosura.
Hizo una pose “sexy” y los dos soltamos una carcajada.
— Bueno pues, ¿y la ropa? — interrumpió.
— Está en la cama, ¿no la has visto?

Ella negó con la cabeza. Me tuve que parar, agarré su cabeza y la giré hacía donde se encontraba la ropa.

— Ciega.
— Ya pues, ahorita salgo. —Tomó la ropa entre sus brazos y se volvió a meter.

Volví a acostarme en mi cama, estaba muy cansado de no hacer nada. Sí, a veces soy muy flojo y hoy es un día de esos.
Salió ya con una playera MÍA, que le quedaba un poco debajo de las rodillas.

Se lanzó encima de mí y empezamos a empujarnos hasta que ella me tiró al suelo.
Se comenzó a reír de mí y eso provocó que yo también lo hiciera.

— Ya pues basta.
Me paré y otra vez me acosté. Los dos nos pusimos serios.
— ¿Puedo preguntarte algo?
— Ya lo estás haciendo. — Soltó una risa, yo sólo rodee los ojos.
Aún tenía la duda de por qué había llegado a mi casa en plena lluvia.
— Bueno, otra.
— Claro.
— ¿Por qué viniste a mi casa si estaba lloviendo? — Ella odiaba mojarse, pero al parecer hoy era la excepción.

Al oír estas palabras de inmediato cambió la expresión de su rostro y se empezaron a cristalizar sus ojos.

— Sólo pasaron cosas. — dijo cortante y esquivó mi mirada, y entonces fue ahí donde supe que algo estaba mal.
— Con George, ¿verdad?

Lo presentía, confirmé mi sospecha cuando ella asintió y se quebró.
La abracé, era lo mejor que podía hacer en estos momentos.
Ella se separó un poco y me contó lo que había sucedido.

— Llegué unos minutos tarde a nuestra cita en la plaza y se puso histérico. —Ella paró de contarme, yo no dije nada. — Luego dijo que se buscaría otra más responsable. — Continúo. — Y se subió a su coche arrancando a toda velocidad.
Salieron varias lágrimas de sus ojos, yo se las sequé con mis dedos.
— Comenzó a llover y lo primero que se me ocurrió fue venir aquí. Espero que no te haya molestado. — Sonrió levemente.
— Claro que no me molesté. — Y en realidad no me había molestado. — Fue lo mejor que pudiste haber hecho.
— Aun así perdóname. — Y de nuevo comenzó a llorar—. Sabes, a veces siento que no soy nada—. Absorbió los mocos que tenía en su nariz mientras seguía sollozando—. Y luego me pregunto, ¿no soy lo suficiente para él?

Sólo me limité a abrazarla, no me juzguen, yo no soy muy bueno consolando, ni para nada de esas cosas cursis, ella más que nadie lo sabe, aunque también ella es la que me está cambiando sin darse cuenta.

Me correspondió el abrazo y yo sólo le daba leves caricias en la espalda para que se tranquilizara pero creo que no funcionaba porque cada vez sollozaba más fuerte.

— No te preocupes Dani, no importa lo que él piense o lo que sea que pase entre ustedes dos, yo siempre estaré aquí para ti—. Murmuré mientras seguía acariciando su espalda, ella acomodó su cabeza en mi pecho.

Después de un minuto ella levantó su cabeza y unió nuestras frentes, dirigí mi vista inmediatamente a sus labios, sentía unas inmensas ganas de besarla pero no lo haría, sólo soy su amigo y tengo que respetar eso. Volví mi mirada a sus hermosos ojos azules.

— Lo prometes—. Se separó un poco de mí y alzó su meñique arrimándolo un poco hacia mí. Sin dudar uní nuestros dedos. Era nuestro símbolo de que no romperíamos una promesa y era claro que no lo haría, ella confiaba en mí y no la defraudaría.
— Lo prometo.

Ella se lanzó a mis brazos y nos fundimos en un largo abrazo. Después de un rato ella se separó un poco y se acomodó a un lado de mí, debajo de mi brazo. Luego susurró algo que me gustó mucho oír aunque deseaba que fueran otras palabras no muy diferentes.

— Por eso te quiero —. Y al terminar de decir esto cerró los ojos y se quedó profundamente dormida en mis brazos.
Pero yo te amo—. Mascullé entre dientes para que no me entendiera, aunque estaba seguro de que ni siquiera me escuchó porque su respiración ya era tranquila y pausada, eso significaba que estaba durmiendo.

Por un instante me quedé admirando su belleza, besé su frente, y cerré mis ojos tranquilo y feliz por dormir al lado de la persona que amo.
Ficha Aceptada


Ame tu capítulo esta todo sersi Suerte :bye:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por • B r o o k ✌ el Miér 06 Nov 2013, 3:09 pm

Vicky2001 escribió:¡Holi!
Bueno, creo que no me conocen, mai neim is Victoria, y sí es muy obvio por mi nombre de usuario. XD
Pueden llamarme como quieran :)
Quiero decirles que su idea me ha encantado.
El slogan «nadie entra, nadie sale». Omg!
Bueno, en un ratito les dejo la ficha, y el gif también debido a que estoy desde el teléfono.
Besos.
Claro hermosa! esperamos tú audición :amor:
PD: siempre me a gustado el nombre Victoria pero así completo se me hace todo bello :niña:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por Vicky. el Miér 06 Nov 2013, 4:09 pm



Lauren Adams

Lauren Clarisse Adams {Lauren Jauregui | Louis Tomlinson


Capítulo:

Capítulo O25.

Svitlana Wyclif - Drew Roy { el dragón }


Corrió y por más que lo intentó no lo logró, a pesar de que muchas Alices han tomado cariño al lugar, ella no podía, tenía que volver a casa, aduciendo que; “por más dura que fuera la vida allá no era tan ‘estúpida’ como la de allí”. El la alcanzó rápido, aunque logró escapársele por más de quince minutos: ¡nuevo record!

Se encontraba en un árbol, recostada en el tronco, en los jardines del rey rojo, él no lo sabía, pero debía estar cerca de Drew, obligatoriamente. Pensando simples maneras de salir de allí, ninguna lógica, el dragón siempre arruinaba sus intentos fallidos de escapar. Por más lindo que fuera el dragón, era muy molesto y estricto, cosa que le molestaba. Jugaba con su cabello, mirando un punto fijo.

A simple vista pudo divisar al rey rojo, estaba preocupado, lo demostraba, también alterado, e incluso aterrado. Raro en él, nunca lo había visto preocupado y mucho menos, triste, sus ojos lo delataban. ¿Por qué estaba aterrado?, se paró y se acercó un poco más. Este le estaba gritando a… casi todo el mundo.

Caminó esperando enterarse un poco más de la situación. El rey ya se había marchado, había estado con alguien más, aburrida, caminó un poco más allá, no planeaba escaparse otra vez, por más divertido que fuera ver al dragón molesto, quería saber porque el rey estaba así. Vio motas de sangre, pequeñas, pero reconocibles fácilmente, hacían un camino hasta llegar a un gran charco, estaba aterrada por la situación.

Escuchó no tan lejos quejidos, de una voz chillona y molesta.
Pensó que lo más seguro era una flor, seguramente habían visto que había ocurrido. Preguntarles sería interesante.

Se acercó y vio a la flor brotando ¿lágrimas?

— ¡Que linda estas hoy! – alagó a la flor.

— Verdad que sí – contestó, olvidando que hacer tan solo segundos lloraba.

— Y… ¿Qué ha pasado de nuevo? – preguntó fingiendo amabilidad.

— Como te parece que una de las Alices ha intentado matar a Eleanor. – Afirmó – Se dice que esta poseída por… alguien.

— ¿A?, ¿cómo que poseída? – frunció el entrecejo – ¿por quién?, ¿quién intentó asesinarla?

— Creo que es mejor que yo me vaya – hablo nerviosamente.

— ¡Pero si no tienes pies! – dijo aún más confundida Svitlana.

— Tienes razón. – miró hacia el suelo y dijo: – En ese caso, es mejor que tú te vayas. – Svitlana insatisfecha por la información dada se marchó.

Pensó y llego a la conclusión de que tenía que ser Perrie, aparte de ser la única con la que realmente ha entablado una conversación por más de tres minutos, la locura que escucho el otro día la lleva a sospechar, además de ser la más demente de todas, y para finalizar el comportamiento de esta chica.

Pero, da igual.

Después de todo, no conoce a Eleanor.

No ha entablado una conversación con ella.

No sabe cómo se comporta.

Quizás hizo enojar a Perrie.

Quizás no fue ella. Pues, tampoco ha entablado una relación con las otras Alices.

Tal vez son malas.

Tal vez no.

Pero, las flores no mienten, tal vez sí, pero el charco de líquido rojo, dice que si es verdad. Atentaron contra su vida. Y quería averiguar porque alguien querría hacer eso.

Igual, ella siempre se entera de última.

Pero, ¿para qué meterse en asuntos ajenos?, ella sólo quiere salir de allí.

Bueno, por simple curiosidad.

Pero como dicen por allí “la curiosidad mató al gato”.

¿Y sí por entrometerse en asuntos ajenos, le hacen daño?

Pero existía la pequeña posibilidad, aunque grande a la vez, de que todo fuera un mal sueño.

Y no le pasaría nada.

Quizás.

Sí, solo quizás.

Pero, ella es muy curiosa.

No se resistiría a esto.

Como siempre su mente le hacía un cuestionario, un molesto cuestionario.

En la mente de Lana, todo es un problema y una cosa lleva a la otra.

Como siempre, tenía que enterarse de lo que no le convenía.

Se sentó en el mismo lugar por un rato largo.

Uno muy largo.



{*}



— ¿Por qué te molestas Alice? – preguntó el.

— ¡Ahhh! ¡Aun no lo entiendes! ¡Y por vigésima vez! ¡Mi nombre no es Alice! – grito exaltada.

— ¿Qué? – frunció el ceño. Ignorando el problema con el nombre.

— ¡Me quiero ir de este maldito lugar! – él levanto las cejas por la mala palabra de la chica – ¡y estoy segura de que tú sabes cómo!

— No lo sé.

— No te creo.

— Pues… me da igual. – ella comenzó a llorar de desesperación. Si esto era real, ¿qué haría?, corrió, salió de la pequeña casa de Drew y se adentró en el bosque.

Estaba todo oscuro, era de noche, había ruidos extraños, pero no le importó, quería salir con urgencia de allí.

Ella no es el tipo de persona al que le cuentas un chiste y se ríe, ella es el tipo de persona que te pone mala cara y te hace una seña obscena. Un prototipo de persona “aguafiestas”.

Vio muchos animales, empezaba a asustarse.

Pero no, Svitlana Wyclif es valiente y no regresaría a casa.

También muy orgullosa.

Perdón no a su casa, a la del dragón.

Era raro que ella llorara, ella nunca se pone muy triste, ni muy enojada, permanece en un estado neutral.

No lloraba desde la boda de su padre.

Y eso le hacía enfurecer, estaba cambiando, y eso le asustaba.

Aún seguía corriendo, miraba hacia atrás repetidas veces.

Tropezó, y se desmayó.

«Despertó en un lugar bastante pintoresco; lleno de color y armonía. Flores parlantes por allí, flores parlantes por allá. Extrañas criaturas por allí, extraña criaturas por allá. Locuras por allí, locuras por allá. Sin duda era Wonderland. Lana se maldijo por no despertar aun de la “pesadilla”.

Se encontraba en el mismo bosque en el que estaba antes, sólo, que era de día, además se veía más lleno de luz, de felicidad. Más colorido.

Prosiguió a levantarse, ¿ahora qué haría?

Camino un poco más allá y vio a una pequeña niña de una cabellera rubia rizada. Una linda cara.
Caminaba sola por el bosque sin ningún destino. La niña se detuvo. Miró hacia los lados y siguió su camino firmemente.

Svitlana no se dejaba de preguntar quién era ella.


¿Será la Alice de la que todos hablan?


¿Ella?


¿Pero si era la Alice para que buscarían otra?


Seguramente no lo es.


Intentó hablarle pero fue inútil.


La niña la ignoraba.
O tal vez no.


Dejó de intentarlo y la siguió durante un rato.


Se veía perdida y sin destino alguno.

Hasta que se topó con Tweedledee y Tweedledum.

— ¡Pero que hombrecitos tan raros! – habló la joven. – Tweedledee y Tweedledum – leyó las camisetas de los gemelos.

— ¡Si crees que somos de mentiras paga por vernos! – habló uno.

— ¡Si crees que somos de a deberás tienes que hablarnos! – dijo el otro.

— ¡Es lógico! – dijeron al unísono levantando el dedo índice izquierdo.

— Bueno, pues mucho gusto en conocerlos, y… ¡adiós!

— ¡Adiós es lo último!

Después de un rato la pequeña siguió su camino.
Llegó a una pequeña casita, donde vivía el conejo, que al parecer, es a quien perseguía.


— ¿¡Pero Mariana que estás haciendo aquí!? – exclamo el conejo.

— ¿Mariana? – frunció ligeramente el ceño.

— ¡Anda trae mis guantes!, ¡pronto, pronto! ¿Qué no oyes?

La rubia subió las escaleras, mientras, Lana por alguna razón seguía expectante a lo que hacía ella, sin perderla un segundo de vista.

— ¿Si yo fuera un conejo?, ¿Dónde guardaría mis guantes? – se preguntó a sí misma.

Abriendo los cajones encontró un montón de galletas, que decían “cómeme” y otras “agarra uno”.


Se comió solo un trozo.


De la nada, comenzó a crecer y crecer.


El conejo blanco solo empezó a gritar:


— ¡Socorro! ¡Un monstruo!

Mientras Alice no cabía en la casa.

De ahí llego la tortuga. Y un par de locuras más empezaron a ocurrir.
Allí también conoció al el dragón quien ofreció su ayuda para sacarla de allí.


Después de eso, conoció a las flores. Quienes fueron un poco odiosas con la niña.


Solo un poco más adelante conoció a la oruga.


Y después de un rato muy largo, conoció a Cheshire, quien le dejó un poco asustada.


Él le indicó un camino, llegando a toparse con el sombrerero loco y a la liebre, quienes le cayeron mejor que los personajes anteriores.


Y así fue conociendo poco a poco cada personaje de Wonderland.
Svitlana no hizo más que verla, sin articular palabra alguna.»

Despertó sobresaltada, y, no se encontraba en el bosque en donde anteriormente se había caído.

¿Dónde estaba?


Gifs:
1:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

2:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por demons. el Miér 06 Nov 2013, 8:22 pm



Brooklyn Evans

Brooklyn Marie Evans {Lucy Hale | Louis Tomlinson



And I can't stop:

Destiny Tomlinson.



Capítulo 18


Narra Destiny


Miro por la ventana sin vidrio por unos segundos. Era una noche lluviosa y oscura, y todos dormían. Niall durmió cerca mío esta noche, ya que yo era la única de nosotros que no lo había regañado por pasar una noche afuera.
Ahora, dormía como un tronco.
Medité unos segundos si debía hacerlo, o si era la peor idea del mundo.
Pero mi autocontrol siempre fue muy malo.
Salté por ese hueco con habilidad, y sin mirar atrás, me dispuse a vagar por las destruidas calles de lo que antes pudo haber sido un hermoso lugar.

-No deberías estar aquí-susurró una voz, y me sobresalte.

Logan se apoyó en un árbol y me miró divertido. Me había pillado a la noche, afuera de la Barbería, ¿que explicación podría darle?

-Lo... lo se-tartamudeé, y mis mejillas se encendieron.
-¿Y entonces?-se me acercó más-. ¿Por qué estás aquí?

Era una pregunta que ni yo podía contestarme. ¿Quería tomar aire fresco? ¿Quería escapar? No, en realidad no.

-Quería ver la Cúpula.
-¿La extrañas?-me preguntó sincero.
-No lo sé-le dije, de igual manera
-¿Que recuerdas de las Detonaciones?-me preguntó, cambiando el tema, de alguna forma.

Tomé aire, y medité si debía decírselo.
Por desgracia, ya había abierto la boca para hablar.

-Estábamos corriendo hacia la Cúpula, cuando mi oso de peluche cayó al suelo. Mis hermanos, mi padre y yo entramos a la Cúpula, pero mi madre corrió a buscarlo. Lo cogió, se incorporó y me sonrió, para proceder a estallar junto con todo lo que nos rodeaba-le hablé sin titubear, aunque con voz quebrada, a punto de llorar.

Yo no era tan valiente como él, de modo que rompería en sollozos en cualquier momento, y no tendría a mi madre para consolarme.
Y de repente, me abrazó. No dijo nada, quizás porque no sabía que decir, pero no hizo falta. Ese abrazo fue el mejor consuelo que podría haberme dado.
Limpié esa lágrima que resbaló por mi mejilla sin permiso, y decidí que esto no se quedaría así, de ninguna forma.

-¿Y tú? ¿Que recuerdas de las Detonaciones?-contraataqueé.

Él me respondió sin miedo ni ninguna otra emoción en la voz.

-Estaba discutiendo con mi mamá. Estábamos en la cocina, mientras ella me regañaba por haber tratado mal a mi hermano mayor, diciéndole que era un estúpido. Un segundo antes de que todo sucediera, recuerdo que la miré a los ojos, y le espeté: “Te odio.” Luego, voló en pedazos, y con ella mi oportunidad de pedirle perdón.

Me quedé muda. Una historia tan horrible, tan cruel y tan... me pareció tan real. ¿Quizás por que lo era?

-Lo último que le dije fue eso-susurró, continuando, y por lo visto, terminando.

Yo no iba a forzarlo a hablar, y tampoco quería que lo hiciera. Su expresión era atormentada, sus ojos celestes se negaban a mirarme, y en ellos solo había dolor.
Se formó un pequeño silencio, en el que los dos pensábamos que decirle al otro. Logan siempre se las había apañado solo contra el mundo, siempre salió a defender a sus hermanas y luchó porque a ellas no les pasara nada, nunca.
Y lo hizo solo.
No necesité que me lo dijera, lo adiviné sola. Estaba tan necesitado de... cariño. Por lo que deduje, cuando lo tuvo no lo aceptó, y es un error que cargaría durante toda su vida.
Eran unas historias distintas, pero tan similares a la vez...
No lo abracé, porque sabía que él nunca dejaría que lo hiciciera. Siempre tenía que fingir ser fuerte, o serlo, en todo momento.
Pero sí lo miré con ternura, y con una pequeña sonrisa forzada, hablé:

-Tienes que dejar de atormentarte por el pasado, nada fue tu culpa-le aseguré.

Ese consejo me serviria a mi también, ¿no? Es lo que mis hermanos llevan diciéndome toda mi vida, y yo nunca les creí.
Pero ahora me vi reflejada en el sufrimiento de Logan, y lo comprendí: no puedo modificar el pasado.
El sol estaba asomándose, poco a poco, pero lo hacía. Los dos sabíamos que sus hermanas madrugaban, de modo que debíamos volver allí lo antes posible.

-Debemos entrar-dijo, tendiéndome la mano para ayudar a que me levantara.

Me incorporé con su ayuda, pero jaló de mi demasiado fuerte y me levanté de un salto, quedando pegada a él, y casi haciéndolo caer.
Nuestros cuerpos estaban literalmente unidos, y nuestros labios estaban a punto de rozarse. Me moría de ganas por que lo hicieran.
Una sonrisa pícara asomó en nuestos labios a medida que nos acercábamos aún más si se podía. Tenía ganas de suplicarme que me besara de una buena vez, pero no quería sonar desesperada.
Vamos, vamos...

-Eh, bueno..., chicos, tienen que entrar-dijo Marie, incómoda.


Narra Logan.


Marie nos había atrapado. Oh, que fallo más tonto. ¿Como no supuse que ella nos encontraría? Siempre se despierta antes que todos y sale al río a buscar agua.
Le dije a Destiny que entrara, y acompañé a Marie en la larga caminata hasta el río.

-Eh...-comencé, sin saber que decir.
-No hace falta que digas nada, Logan-aseguró.

No se veía enfadada, ni en actitud defensiva como solía estar, y eso me calmó, al menos.
Para llegar al río teníamos que seguir un sendero de tierra en el medio del bosque. Era algo arriesgado ya que la ORS solía pasar por ahí, pero no teníamos opción.
Cuando llegamos le pasé la gran jarra en la que pondríamos el agua y ella se sentó de cuclillas sobre la tierra apenas húmeda.
Parecía que quería decirme algo, y no sabía por donde empezar.
Yo tenía una relación especial con Marie, la conocí desde que era pequeño, ya que éramos vecinos. Nuestros padres eran muy amigos,
Cuando quiere, Marie no es lo que parece.

-Logan, si en serio te gusta arriésgate-me dijo por fin.

¿Se refería a Destiny?

-Pensaba que los puros no te caían bien-comenté.

La lluvia había permitido que el río se llenase un poco más de lo habitual, por lo que ella se pudo dar el lujo de enjuagar primero la jarra varias veces, antes de comenzar a llenar el recipiente con agua.

-Y eso es verdad. Pero me parece que ella es diferente. No es como sus hermanos-continuó.
-No todos los puros son iguales. Nosotros pensamos que a ellos nunca les faltó nada, pero ellos perdieron a su madre en las Detonaciones.
-¿Pretendes decir que ellos sufrieron tanto como nosotros?-sacudió la cabeza-. Solo voy a decirte que esa niña tiene algo especial, y que si en serio te gusta... podrías luchar por ella.
-¿A que te refieres con luchar?-entrecerré los ojos sin comprender.

Extendió una mano hacia mí, para que le diera la tapa de la enorme jarra. Era más fácil llevar el agua tapada, ya intentamos una vez traerla sin tapa y el agua caía por todas partes.

-¿No has visto a sus hermanos? La mayoría son todos unos engreídos, que se creen superiores en todos los aspectos. Nunca permitirían que su hermanita esté con un “miserable”-dijo en tono burlón, y una sonrisa socarrona jugueteó en mis labios.
-¿La mayoría? ¿Eso quiere decir que le hechaste el ojo a alguno?-le pregunté pícaro.

Me lanzó una mirada asesina y me hubiera pegado de no ser porque llevaba la jarra en las manos.

-No.
-Vamos... ¿Que te parece Niall?-arriesgué.
-¿El rubio? Ni hablar-descartó.
-Está bien, está bien, ¿Que opinas del que tiene rulos?-insistí, esforzandome para que se molestara, como suele hacerlo.

Porque verla enojada suele divertirme mucho.

-¿Harry?-hizo un gesto de asco-. Es el más presumido de todos.
-¿Y el moreno? ¿Zayn?

En ese momento se quedó muda, y supe que había dado en el blanco.
Bueno, quizá no estuviera loca por él, pero al menos el chico la atraía un poco y con eso yo era feliz.

-No está mal-reconoció a regañadientes.

[…]

-¿Quienes faltan?-preguntó Marie, recuperando su mal humor característico, al entrar en la Barbería y ver que no eramos la misma cantidad de siempre.
-Beth y Harry fueron al Mercado-comentó Sarah-. Ya deberían haber vuelto.
-Saben que es mala idea que ellos salgan, sobre todo durante el día. A ellos los persiguen tanto o más que a nosotros y no saben cuidarse tan bien-dije, intentando decirlo con sutileza.

Los hermanos de Destiny me dirigieron una mirada algo hostil, pero no respondieron. ¿Por qué no? Quizá todos tuvieron una conversación mientras Marie y yo no estábamos.

-Él insistió en que tenía que tomar aire fresco-dijo Ken, escondiendo una sonrisa y un tono burlón.
-¿Que te da tanta gracia?-preguntó Zayn de repente, en dirección a Ken.

Lo miramos confundido.

-Yo no me he reído-aclaró, con obviedad.

Niall puso una mano en el pecho del moreno para impedir que este realice alguna acción precipitada.
Zayn respiro hondo, y tuve que contenerme para no explotar en risas frente a su cara. Puros tenían que ser.
Tendría que hablar con mis hermanas. Podríamos llegar a un acuerdo y echarlos...
“Solo voy a decirte que esa niña tiene algo especial, y que si en serio te gusta... podrías luchar por ella.”

-Debemos calmarnos-habló el rubio articulando de más las palabras, para que todos lo entendiéramos.
-Estoy calmado-aseguró Zayn.
-Sí, claro-murmuró Marie.
-Chicos-nos llamó Scar, pero nadie le hizo caso.
-¿Que pretendes decirme con eso que has dicho?-el moreno entrecerró los ojos de manera amenazante, debido a que la había escuchado.
-Tranquilo, muñeco-se burló Marie.
-¡No le hables así a mi hermano!-espetó Louis, e hice crujir mis nudillos.
-Y tú no le hables así a mi hermana-le dije con mucha razón.

Louis se incorporó del suelo y se enfrentó a mí.

-Te voy a hacer picadillo, niño de papá-le aseguré.

En ese instante Destiny se puso justo en el medio de los dos, y articuló sin hablar en dirección hacia mí: “Logan, por favor.”
Ella sabía que sus hermanos eran unos estúpidos, y me pedía compasión. Si fuera otra persona simplemente la apartaría de mi camino y aplastaría a su hermano como si fuera un insecto, pero ella era Destiny, y no podía decirle que no.
Me alejé de allí, todavía en posición de ataque.

-¡Chicos!-Beth y Harry entraron de golpe a la Barbería. Lucían agitados y traían raíces en la mano. ¿Que pasaba que estaba tan mal? La mirada preocupada de mi hermana me alertó que si había un peligro real-. La ORS ya viene.

And I won't stop:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

A pesar de que se que no quedaré, vale la pena intentar(?)
Eeeeeen fin, mi audición está ahí *nomedigas*
No se lo que digo, bai.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por holiscrayolis el Miér 06 Nov 2013, 9:17 pm

flowerpower24 escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Yo primero le dije Rochi :meh:
Sólo digo
Jackie marcando territorio. Ily a lot.
Es que mi instinto me dijo que tenía que hacerlo :meh:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por demons. el Jue 07 Nov 2013, 5:25 pm

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the Dome {Audiciones Abiertas |NC|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 28. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 16 ... 28  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.