O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Instituto Fénix | Fichas
Ayer a las 11:16 pm por lovesick

» Guerra de Sexos
Ayer a las 10:07 pm por mieczyslaw

» Seriéfilo
Ayer a las 9:49 pm por Asclepio.

» être dans la lune.
Ayer a las 9:23 pm por Ongniel

» dream maker, you heart breaker
Ayer a las 9:15 pm por moon river

» Nada es como se ve xAudicionesx
Ayer a las 9:12 pm por rarelyworld

» daydreamin'. ♡
Ayer a las 9:08 pm por bwiyomi.

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Ayer a las 8:49 pm por lovesick

» Carne nueva.
Ayer a las 8:39 pm por rarelyworld

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

the circus {resultados.

Página 4 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 30 Oct 2013, 6:08 pm

GreenSky♥️ escribió:Gracias por aceptar mi audición
De nada linda<3 Me gustó mucho
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por LiamPayne el Miér 30 Oct 2013, 6:28 pm

Irlanda Calder

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

#} Chica: Irlanda
{#} Rol: cama elástica.
{#} Representante: Jade Thirlwall
{#} Chico: Harry Styles
{#} Rol: Trapecista
{#} Escrito: Te dejo el cap.
Cap :
Capítulo 23 

Alice dormía tranquilamente a mi lado mi brazo derecho  aferrado a su cintura la observe un momento su respiración era tranquila y pausada, Logro calmarla después de dejar de llorar. 

No podía dormir en todo lo que iba de noche, las palabras de alice rondaban en mi cabeza impidiéndome poder mantener los ojos cerrados. 


El simple hecho de imaginar por lo que tuvo que pasar me erizaba la piel, pero sin duda el peor sentimiento que pude haber percibido o más bien imaginado fue pensar en que lo que pasó alice podría pasarle a mi hija a mi pequeña emma.

Saque rápido ese maldito pensamiento de mi cabeza no quería imaginarme eso, no podría imaginar a algún maldito poniéndole las manos encima. 

Observe hacía la ventana la noche estaba estrellada hace mucho que el cielo no se veía así tan despejado y sin un cambio de clima recurrente. 

De la mesita de noche tome mi teléfono observe la hora 01:30 de la madrugada se mostraba en la pantalla, suspire con un poco de frustración quería dormir estaba cansado pero no podía había algo que me lo impedía. 

Con cuidado y sin provocar que alice despertara saque mi brazo que cubría su cuerpo, tenía que hablar con alguien y ¿qué mejor que mi mejor amigo? zayn sabría que decirme o como calmarme en todo esto, comencé a teclear sobre la pantalla el mensaje. 

"¿Estas despierto? espero que así sea necesito hablar contigo contarte algo, necesito a mi mejor amigo "

Espere paciente unos minutos observando hacía algún punto fijo de la habitación, esperando la respuesta de zayn unos minutos después la pantalla de mi teléfono se ilumino mostrando la respuesta de mi amigo

"Agradece que aún estoy despierto estos balances me dejan hasta la madrugada despierto ¿Que ha pasado?"

"Alice me ha contado algo de su pasado que ahora no puedo sacar de mi cabeza "

"¿Qué? ¿Acaso Fue Darck en su juventud? "

"Ella fue violada Zayn por uno de los socios de su padre"

"¿¡QUE!? Joder Harry por poco me caigo de la silla donde estoy sentado ¿qué te ha contado? "

"Todo, ese es el motivo de por qué no le gusta ir a las cenas de los socios a casa de sus padres le recuerda eso... y me confeso que después de que la violaron ningún hombre la había tocado excepto yo "

"Eso quiere decir que te tiene la confianza suficiente incluso más que eso, Harry esto te demuestra que ella de verdad está enamorada de ti "

"Lose zayn yo la amo y esto me ha dejado mal, pero ahora siento el instinto de protegerla..., pero hay algo más "

"¿Algo más? "

"Lo que alice me dijo me ha dejado pensando, y tengo un maldito miedo de que esto le pueda pasar a Emma. "

"Oh Hazza no tienes que pensar así a pesar de que no la has visto nosotros conocemos a ______ ella jamás dejaría que algo le pasara, tienes que estar tranquilo y no pensar en cosas así porque te haces daño a ti mismo"

"Creó que tienes razón y gracias por hacerme recordar a _______ Eh! "

"Oh vamos Harry ya han pasado cinco años tú tienes tu vida construida junto a alice ¿No estarás pensando en ____ aún? sé que emma los une pero esa no es excusa"

"No es eso, solo que no quería que ella saliera al tema eso es todo, pero bueno siempre tendremos una hija que nos una pero como dices nada más. "

"Tranquilo viejo sabes que puedes confiar en mi si quieres hablar de algo estoy siempre disponible para ti ahora descansa mañana es viernes último día de trabajo se viene el fin de semana así que te aconsejo que lleves a alice a algún lugar solo los dos " 

"Me has dado una buena idea Malik, Descansa también tu hablamos mañana te quiero Bro "

"También yo Hermano (Esto ha sonado muy gay ) Adiós Styles "


Bloquee la pantalla del móvil mientras me incorporaba en la cama, acomode mi cuerpo al suave colchón y mi cabeza sobre la almohada, zayn tiene razón no debo atormentarme con pensamientos negativos, sé que ______ cuida bien de ella donde sea que estén sé que es así





Abrí mis ojos lentamente estirando mi cuerpo entre medio de las cómodas y calientes sabanas de la cama talle mis ojos para poder mirar hacía el alrededor de la habitación, una línea de sol se colaba entre las cortinas tome el teléfono para poder ver la hora, se me hacía muy extraño que la luz este tan fuerte a esta hora de la mañana, Cuando la pantalla se ilumino maldije en voz Baja ¡ Me había quedado dormido ! eran las 11:00 de la mañana y no estaba en mi oficina, Rápidamente marque el número de Greta para ver si todo estaba en orden 

—Oficina de contaduría del señor Styles Buenos Días—Contesto amablemente de la otra línea greta.

—Greta soy yo harry 

—Oh señor Styles ¿Está Usted Bien? 

—Si solo me he quedado dormido, ¿Ha pasado algo en la oficina?

—No nada la junta que tenía para esta tarde se pospuso hasta el lunes así que podría irse temprano hoy.

—No creo que sea necesario que valla entonces.

—No señor Styles, quédese en casa descanse 

—Esta bien greta nos vemos el lunes que descanse

—También usted señor styles hasta luego 


Corté la llamada luego de eso por lo menos no tendría que ir a la empresa y eso era una gran ayuda, lentamente me levante de la cama para dirigirme al armario me daría una ducha y saldría a hacer un par de cosas. 


— ¿Entonces llevara una docena de rosas violetas verdad señor? —Pregunto el florista mientras me observaba hablar por teléfono —

—Si por favor —Respondí tapando el parlante del teléfono — Así es una reservación hoy por la noche si a las 21:00 estará bien muchas gracias adiós.


Tenía planeada una velada romántica para alice esta noche, quería hacerla sentir bien hacerla ver cuánto la amaba, guarde el teléfono en mi bolsillo mientras cancelaba el valor de las flores escribí un mensaje en la tarjeta y salí de la florería hasta el auto lo puse en marcha esta vez camino a la empresa de alice. 

Llegue a la recepción del edificio sosteniendo entre mis manos el hermoso ramo de flores, más una bolsa que contenía una caja de chocolates me acerque a la recepcionista quien hablaba animadamente por teléfono espere a que cortara para poder hablarle.

—Buenos días 

—Buenos días ¿En qué puedo ayudarlo?

—Soy el novio de Alice Mackenzi ¿ella está en su despacho? 

—Oh si ella si se encuentra ¿quiere que le avise que está aquí?

—Me gustaría hablar con su secretaría por favor 

Ella asintió mientras marcaba rápidamente un número me paso el teléfono a mí para poder hablar, el plan era así ella le entregaría las cosas que le tengo a Alice le daría la tarjeta y luego esperare a su llamada, quería que todo salga perfecto para esta noche pero algo dentro de mi conciencia me decía que hacía todo esto por su confesión ¿Era seguro que hacía esto por amor? o ¿solo lo hacía por la confesión de anoche?
No lo sé realmente no lo sé.-





avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por ¡Mica! el Jue 31 Oct 2013, 9:40 am

.Danni. escribió:
Mica! escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Verushka Thompson-(Olivia Holt)-contorsionista. Niall Horan-escapismo
Capitulo:

Capitulo 005
Donna Sky.
No vine al mundo para complacer a nadie.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Eran las 6:00 am cuando Lila, mi mamá, comenzó a tocar mi puerta para que me levantara. ¿Cuándo va a entender que me importa un bledo la escuela y que quiero dejar de ir a ese asqueroso y horrible lugar?

Al quinto llamado me levante regañadientes de la cama y me dirigí al baño. Me observe lo fea que era por unos minutos para luego entrar en la ducha. El agua estaba hirviendo, tanto que probablemente me haya quemado. Me envolví en mi toalla negra y salí al afuera.

En el pasillo me encontré con Marcus, el novio de Lila. Lo aborrecía, era un tipo alto y con pinta de galán. Odiaba como me miraba, siempre lo hacia de la misma forma, empezaba por los pies e iba subiendo lentamente a la cabeza y cuando nos mirábamos a los ojos se relamía los labios. Esta vez no fue la excepción. Fastidiada y avergonzada acelere el paso a mi recamara.

Busque en mi guardarropa hasta que encontré mi largo y viejo vestido gris, lo amaba. Me coloque la ropa interior y luego el vestido. A continuación busque una campera deportiva blanca y mis Converse del mismo color.

Estudie mi aspecto en el espejo de cuerpo completo que estaba ubicado en la parte derecha de la habitación. Fea, gorda.

-¡Que gorda estas!-dijo esa voz en mi cabeza-Estas echa una chancha-ya no lo soportaba, tome un marcador de mi escritorio y comencé escribir en el espejo. Al terminar todos mis defectos estaba allí. Todo lo que yo sentía estaba allí. Las lágrimas amenazaban con salir de mis ojos, no las deje.

No me preocupe en peinarme, tome un par de libros y mi ejemplar de Romeo y Julieta, antes de bajar las escaleras hacia la cocina. Lila estaba junto con Marcus desayunando tostadas con jugo de naranja, me ofreció pero rápidamente negué con la cabeza, ya llevaba tres días sin comer y no iba a romper mi régimen justo ahora. Ella insistió así que para complacerla tome una manzana de la canasta y rápidamente me encamine hacia el instituto. A los pocos metros tire la manzana, me iba a tentar y no iba poder parar.

Ya en instituto fui a mi casillero, intercambie un par de libros y me dirigí a mi primer clase. Como siempre era la primera en el salón, me senté en un banco del fondo y comencé a leer.

Romeo y Julieta es una de mis obras favoritas desde siempre, esa apasionada historia hace que este fuera de este mundo. Pero eso solamente dura unos momentos antes de que, por ejemplo, te tiren una malteada en la cabeza.

Cuando vi a ese chico entrar con la malteada estaba casi segura de que me la iba a arrojar encima. Pero extrañamente no fue así, él solamente se sentó en asiento enfrente de mí. No lo había visto nunca en esta clase.

-A de ser nuevo- pensé.

Las siguientes clases fueron rápidas y extrañamente no paso nada. No hubo bebidas en mi pelo, ni insultos.

A la hora del almuerzo no fui a la cafetería. Seria raro verme leer sin nada en mi bandeja, sin contar que la comida en estos momentos me atraía más que antes. Mi estomago rugía y me sentía mareada, pero no hice caso.

Comencé a pasear por los pasillos esperando la llamada de Lila. No tengo muy buena relación con mi madre, esto comenzó cuando me negué a seguir participando en concursos de belleza. Ella se alejo de mi, hizo su vida y ya casi no me habla. Somos dos desconocidas que vivimos en la misma casa, pero todos los días a la hora del almuerzo me llama para saber como estoy, después de todo todavía sigo siendo su hija.

Estaba en el último piso del instituto cuando el pequeño aparato tecnológico comenzó a vibrar. Atendí.

-Hola Lila-salude.
-Hola Donna, ¿Cómo esta yendo tu día?-pregunto.
-Bien, ahora tengo una clase a la tarde y luego voy a la librería, llego como a las nueve-informe. Hace seis meses que trabajo en una librería del centro, es un trabajo de medio tiempo para tener mi propio dinero ya que Lila no se ocupaba de darme ni un centavo para mis cosas, y no gana poco, ella es administrativa en una clínica privada su sueldo tendría que mantenernos a ambas y también podría dejarnos darnos algunos gustos, como el colegio al que voy.
-Esta bien, yo no creo que llegue temprano, tuve un percance con unos papeles y los tengo que volver a hacer-suspiro-quiero que comas antes de irte a dormir, por favor-suplico.
-Okay, voy a comer. Si estoy dormida no me despiertes.-aclare. No me molestaba que entrara a mi dormitorio, pero todavía no había borrado las palabras del espejo y prefería que no las viera.
-Bueno, chau-se despidió.
-Chao-la imite. Así eran nuestras conversaciones. Triste, pero ella lo prefirió así.

El molesto sonido del timbre hizo eco en los pasillos vacios para anunciar el comienzo de una nueva hora. Comencé a bajar rápido las escaleras, hoy no había pasado nada pero no iba a tentar mi suerte. Busque en mi casillero mi carpeta de arte y me dirigí al salón de donde se impartía esta materia.

El profesor comenzó su clase como siempre, esta vez teníamos que hacer un retrato de cómo nos veíamos a nosotros mismos. Difícil.

Tome una hoja y un lápiz. Comencé.

Habían pasado alrededor de 15 minutos cuando el mismo chico de mi primera clase entro. Esta vez lo estudie mejor. Alto, delgado, de cabello castaño y ojos hermosos. El fue hasta el escritorio del profesor e intercambiaron algunas palabras. Me limite a bajar la cabeza cuando dirigió su mirada al salón en busca de un asiento libre. Se sentó en la otra punta y abrió su carpeta.

La hora paso rápido, el profesor nos encargo terminar el dibujo para la próxima clase cuando sonó el timbre. Rápidamente deje la carpeta en mi casillero y salí corriendo hacia mi trabajo.

Eran las 14:50 cuando llegue a la librería. Deje mis cosas en un estante vacio y me dispuse a atender.
La tarde paso rápido y sin ningún acontecimiento digno de su mención. Ya casi había terminado un nuevo libro y me estaba por retirar cuando entro un chico alto y castaño. El chico de la clase de arte. Este se puso a ver algunos libros, tardo varios minutos y ya había pasado la hora de cierre cuando me dirigí a él.

-Señor, por favor no se demore, tengo que cerrar-dijo en tono respetuoso. El muchacho se dio vuelta, me miro y hablo.
-Si, perdón.-se disculpo-Es que, no se cual llevar. Tal vez vuelva mañana.-se dio vuelta y emprendió camino hacia la puerta cuando se volvió a dirigir a mi-Tu eres la chica de la clase de arte... ¿Cierto?-pregunto sonriendo.
-Si, soy yo-dije, tratando de no ser tan cortante como lo hago con el resto de las personas.
-Eres callada ¿Verdad? Bueno, no te culpo. Por cierto, soy Liam ¿Y tú?
-Donna.
-Okay, nos vemos Donna-se despidió.
-Adiós-dije cuando ya se había marchado.

audición aceptada

Me gustó mucho el capítulo, Mica :AA:Suerte linda<3
Gracias, cruzo los dedos!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por demons. el Jue 31 Oct 2013, 4:11 pm

djehsj ¿sabes cuando darás resultados?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por Invitado el Jue 31 Oct 2013, 5:13 pm

Holis♥! Soy Mia, ame tu idea y aquí te dejo mi capitulo con todo lo que pediste,XOXO.♥

Contorsionista. | Perrie Edwards. | Niall Horan.

Capitulo:
Capitulo 1
Mia Frost | Niall Horan
Koni


Mi vista se fijó en el horizonte, el sol comenzaba a meterse y la luna, junto a las estrellas, comenzaba a apoderarse del cielo que se tornaba de un azul marino. Recargue ambos codos sobre el barandal del balcón y una brisa helada provoco que me estremeciera y bajara las mangas de mi suéter color beige, di un largo suspiro lleno de frustración e impaciencia y me dedique a esperar.
Los minutos pasaban y yo perdía la esperanza de que el llegará. Era mi cumpleaños y Niall había prometido hacer todo lo posible por venir, pero al parecer, no lo había logrado, aunque no me extrañaba, siempre había un motivo por el cual no podíamos estar juntos.


― No vendrá -Dijo una voz masculina detrás mío- Mia.
― Eso no lo sabes -Corregí, sin mirarlo a la cara- el día aún no termina.


Mi hermano soltó una pequeña risa inofensiva ante mi terco optimismo y se posiciono a mi lado, pasando su brazo izquierdo por mi hombro. James era el único que aceptaba, o más bien, soportaba mi relación con Niall. En cambio mis padres y mi otro hermano, todo lo contrario, ellos aborrecían la idea de que una Frost mantuviera una relación con un chico de clase baja. Todos en esa estúpida familia eran iguales, frívolos y sin sentimientos, interesados solo en lo social y en el dinero, James y yo éramos las tristes excepciones.


― Mamá esta histérica porque te rehúsas a bajar a la fiesta -Hablo James después de una larga pausa.
― Ella sabe la razón por la que no quiero estar ahí -Conteste con resentimiento- si no está mi prometido no vale la pena.
― Como tú lo dijiste hermanita, el vendrá -Dijo con seguridad besando mi frente.
― Acabas de decir que no lo hará -Recordé algo confundida.
― En este caso trato de ser optimista por ti, además, me encantaría ver la cara de Edward cuando note la presencia de su cuñado no deseado en la fiesta -El rio un poco- lástima que si lo ve lo mata.
― Ni siquiera lo pienses  -Hable alterada- francamente, estoy perdiendo las esperanzas de que algún día él y yo podamos ser felices.
― ¡Vamos Mia! Estamos hablando de Niall, el chico que soporta los malos comentarios de la familia y además, es capaz de brincar una barda de cuatro metros y espantar a los gorilas que tenemos por guardias, solo para verte a ti -Dijo abrazándome- ¡Hasta yo quiero uno así!
― Siempre sabes cómo hacerme sonreír Jamie.
― Jamie es nombre de niña -Se quejó.
― Es un apodo, de cariño -Corregí- no seas macho.
― ¿Soy hembra? -Pregunto, dramático.
― ¡James!
― Esta bien, me calmo, uno que trata de portarse bien con su hermana, trayéndole a su novio a la fiesta y tu poniéndome apodos de...
― ¡Trajiste a Niall! -Grite entusiasmada, pero después tape mi boca por miedo a que alguien me hubiera escuchado.
― Ah eso venia -Contesto- a decírtelo.
― ¿Y porque no lo hiciste desde el principio? -Pregunte golpeando su pecho algo enojada.
― Me cambiaste el tema -Respondió encogiéndose de hombros.
― ¡Yo no te...! -Pare de hablar, no tenía ganas de discutir- ¿Donde esta?
― Afuera, escondido en los arbustos -Informo- más vale que te apures porque si papá lo encuentra no dudara en sacar la escopeta.
― Gracias James, eres el mejor.


Tome la única chaqueta que colgaba del perchero en la puerta del armario y salí de mi habitación lo más rápido que mis pies pudieron permitirme. A lo lejos cuando me encontraba corriendo por el pasillo pude escuchar que James gritaba algo, oh más bien advertía algo, pero estaba tan entusiasmada y apurada en llegar a donde Niall me esperaba que no le presté atención.
Ah pasos torpes y escondiéndome de los invitados que estaban en una de las estancias de la casa, con miedo a que mi madre o mi padre me descubrieran, pude salir al jardín delantero, acto seguido me adentre en los enormes arbustos que cubrían los ventanales de la entrada y al llegar a mi destino comencé a buscar a Niall con la mirada.


― Niall -Lo llame en susurro- ¡Niall!


El corazón se me cayó a los pies cuando sentí que alguien me tomaba del tobillo y me arrojaba al suelo rodeándome con ambos brazos, pero la tranquilidad volvió cuando escuche su voz, esa dulce voz que hacía que mi corazón latiera como un loco cada vez que la escuchaba.


― Si no te agachas te verán y tendré que irme –Advirtió- por cierto, feliz cumpleaños.


Una sonrisa de tonta enamorada se formó en mi rostro y levante la mirada. Ahí se encontraba Niall, detrás de mí, observándome fijamente con la misma expresión con que yo lo observaba a él.


― Creí que no vendrías -Dije girándome y abrazándolo lo más fuerte que pude.
― Como crees que iba a dejarte sola en tu cumpleaños, te dije que llegaría, cumplí mi palabra.
― Te amo.
― Y yo a ti.


Juntamos nuestras frentes y sonreímos, eran pocas las ocasiones que podíamos vernos desde que les anunciamos a mis padres nuestro compromiso y ellos se pusieron como locos. Ese mismo día me prohibieron seguir viendo a Niall y me ordenaron terminar con la relación, pero yo me rehusé, desde entonces hemos sabido aprovechar el poco tiempo que tenemos para vernos.


― Te traje un regalo –Anuncio, sacando una pequeña caja de su pantalón.
― Niall, no era necesario, con tu presencia me basta.
― Solo ábrelo.


Tome la pequeña caja entre mis manos y le quite el moño que la cubría. Tan solo la abrí mis ojos, estos se iluminaron: era un reluciente anillo de compromiso con un enorme diamante incrustado en él, sentí que mis mejillas comenzaban a mojarse y mire a Niall, debió haberle costado meses de trabajo, este tomo mi mano y lo coloco en mi dedo dándole un beso al final.


― Ahora podemos decir que es oficial –Anuncio- con esto quiero que sepas que no dejare que nadie nos separe. Les demostrare a tus padres que valgo la pena.
― No lo necesitas –Dije secando mis lágrimas- con que yo sepa que me amas me conformo.


Nos abrazamos de nuevo y segundos después, pase mis manos a su cuello para acercarlo más a mí, estuvimos a puntos de besarnos cuando un fuerte grito nos sobresaltó a ambos, grite en mi interior, rogando que no fuera quien creía que era pero al parecer solo logre invocarlo.


― ¡ELIZABETH! -Grito mi padre azotando la puerta de la entrada y acercándose peligrosamente.
― Esto no es bueno -Dije levantándome del suelo- escóndete antes de que te vea.
― No Mia, no voy a huir, tus padres tienen que entender que...


No pudo terminar su frase porque cayo nuevamente al suelo, gracias a un brutal golpe que mi padre le dio en la mandíbula, quise acercarme pero un fuerte brazo me tomo por la cintura y me levanto por el aire impidiendo que me acercara a Niall.


― ¡Niall! -Grite espantada al notar que no se movía- ¡SUÉLTAME EDWARD! -Rogué forcejeando.
― ¿Cómo te atreves a regresar a mi casa después de la advertencia que te di? -Pregunto mi padre, esta vez, dándole una patada en el estómago.
― ¡No lo lastimes!
― ¡Cállate! -Ordeno.
― ¿La llevo adentro papá? -Pregunto Edward.
― No -Le contesto- quiero que vea lo que le are a este malnacido por haberme desobedecido.
― ¡POR FAVOR, NO! -Suplique con lágrimas en los ojos- ¡PAPÁ NO LE HAGAS NADA!


Ah pesar de mis gritos y suplicas no me escucho, siguió pateando a Niall en el estómago y golpeando su rostro. Mis ojos estaban viendo una completa masacre, y lo peor de todo era que a mi hermano y a mi padre parecía divertirles.


― ¡No vuelvas a acercarte a mi casa, ni a mi hija! ¡¿Escuchaste?! -Pregunto, a lo cual no recibió respuesta, cosa que lo enfureció más y le costó a Niall otra patada en el rostro- ¡No te escuche!


No resistí más ver como golpeaban a mi prometido frente a mis ojos y con el tacón de mis botas le di a Edward una patada justo en la entrepierna, este me tiro al suelo preso por el dolor y yo me arrastre hasta Niall tomándolo en mis brazos. Estaba desecho y su nariz, ojos y boca sangraban con exageración al igual que las heridas en sus brazos.


― Todo va a estar bien amor -Comencé a decirle, pero las lágrimas no me dejaban hablar con claridad- solo no te duermas, quédate conmigo.
― Edward, levántate del suelo, Mia, entra a la casa, los guardias se encargaran de sacar a esta escoria de aquí -Ordeno.
― Déjame llevarlo a un hospital -Suplique.
― ¡Ah la casa dije!
― ¡No papá!
― ¡Ah mí me obedeces! ¡Levántate Edward y llévate a Mia.


Como pudo, mi hermano saco fuerzas para levantarse, quitarme las botas y tomarme en brazos. Este en contra de mi voluntad me llevo hacia la casa donde los invitados de mi madre veían la escena atentos, pasamos por la estancia y todas las miradas se posaron en mí ya que lloraba y gritaba sin importarme absolutamente nada más que Niall.
Edward me llevo hasta la biblioteca por órdenes de mi madre y me soltó, al instante me paré y comencé a darle golpes a la puerta para poder salir.


― ¡BASTA MIA! -Grito Edward tratando de detenerme- Mamá está furiosa, tus invitados vieron todo el show que montaste.
― ¡LOS ODIO A TODOS! –Grite lo más fuerte que pude con toda la intención de ser escuchada y causarle más vergüenza a mi madre.


De pronto la puerta se abrió y James entro a la biblioteca, trate de salir pero Edward fue más rápido y cerró la puerta con llave. Derrotada me tumbe en uno de los sillones y lleve ambas manos a mi rostro para continuar llorando, James se acercó a mí y me abrazo.


― Fue horrible -Comencé a hablar- papá lo golpeo y Niall sangraba por todas partes.
― Jamás los dejaran en paz si no huyes con el Mia -Propuso James.
― ¡Que tonterías le estas diciendo! -Inquirió Edward alejando a James de mí- ¡¿Cómo puedes...?!
― ¡No es ninguna tontería Edward! -Se defendió- ¡Lo único que están logrando es que Mia los odie!
― Lo hacemos por su bien.
― Si claro, ¿Por su bien golpearon a Niall?, desde cuando te crees el hermano sobreprotector.


La puerta se abrió de nuevo, interrumpiendo la pelea entre mis hermanos, eran mis padres y no venían justamente a hablar con serenidad. Tampoco yo, así que furiosa y cegada por el enojo tome fuerzas y le di una fuerte cachetada, recibiendo una yo casi al mismo tiempo por parte de mi madre.


― ¡¿Qué te pasa Elizabeth?! -Grito ofendida- ¡No sabes la vergüenza que pase gracias a ti con todos tus invitados!
― ¡Te denunciare Finnick Frost! -Le grite a mi padre ignorando por completo el comentario de mamá- ¡Esto no se va a quedar así!
― ¡Ah mí no me vas a amenazar! -Me contestó.
― ¡Demasiado tarde!, me da repugnancia ser tu hija. Eres un ser humano vil y sin sentimientos ¡Que solo se preocupa por sus propios intereses! -Dije con rencor y odio en mis palabras- ¡¿Dónde está Niall?!
― Donde debe de estar -Hablo Edward- en la calle.


El simple comentario que salió de los labios de mi hermano hizo que la sangre me hirviera y tomara uno de los libros estrellándoselo tan fuerte en la cara que estaba segura que le rompí la nariz.


― Un día de estos voy a desaparecer -Aclare mirando a mi padre ya que mi madre había ido en rescate de Edward quien estaba tirado en el piso con la mano en la nariz- y ese será el día en el que todos ustedes se arrepientan de todo el daño que me han hecho.


Salí de la biblioteca a paso rápido, dejando a toda mi familia detrás y subí las escaleras para llegar a mi habitación. Sin siquiera saberlo James comenzó a perseguirme, pero no lo deje entrar, cerré la puerta con seguro y como pude moví uno de los muebles para tapar la entrada.
Tenía que hacer esto rápido, iba a irme, no quería estar ni un minuto más en esta casa, tome mi celular y note que tenía cinco llamadas pérdidas de Niall, sin pensarlo dos veces marque su número.


― Amor, ¿estás bien?, ¿te hicieron algo? -Pregunto preocupado, en su voz se podía escuchar el dolor que sentía.
― Me iré de la casa Niall -Respondí- no pienso quedarme ni un minuto más, me iré contigo.
― ¿Estas segura?
― ¿No quieres?
― Nada me haría más feliz.
― Entonces, quédate donde estas, dame 10 minutos para salir de la propiedad, después te llevaré a un hospital -Ordene.
― Te amo Mia.
― Y yo a ti.


Apague el celular y me dirige al baño para arrojarlo al escusado, así se mojaba y dejaba de servir, ya no tendrían como localizarme. Salí del baño y abrí el armario, tomé una mochila y metí un poco de ropa, en el espacio que quedo guarde un poco de dinero que tenía ahorrado para alguna emergencia, después me coloque unos tenis y la mochila, salí al balcón y mire mi habitación, esta sería la última vez que estaría en este lugar, no lo extrañaría mucho ya que no pensaba regresar. Me pase al otro lado del balcón y de repente alguien comenzó a tratar de abrir la puerta.


― Mia, abre, soy James -Pidió- solo quiero hablar contigo.
― Te voy a extrañar hermano -Le dije en tono de despedida.
― ¡¿Que estás diciendo?! ¡Mia Elizabeth Frost! -Grito alterado- ¡No hagas una locura!
― Adiós James.


Cerré los ojos para tomar valor y salté.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por demons. el Sáb 02 Nov 2013, 9:52 am

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 02 Nov 2013, 10:07 am

Y bueno, como la Prisc no se puede resistir, va a audicionar. Me encanto la idea. Amo ese cortometraje. Lloro cada vez que lo veo, por que es tan inspirador, me dan ganas de seguir adelante y te das cuenta que el mundo no se acaba con un problema, el mundo sigue y vos también deberías hacer lo mismo.
Ok, me fui de tema.
Ya te dejo todo linda.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por .wonderwall. el Sáb 02 Nov 2013, 10:10 am

No Priiiis :( Ahora no tendré oportunidad ninguna :(
avatar


Ver perfil de usuario http://tumblr.com/itsellyberry

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por Spark. el Sáb 02 Nov 2013, 10:18 am

suerte qu eno audicione para niall :happuy:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por .wonderwall. el Sáb 02 Nov 2013, 10:30 am

Yo si audicioné para Niall y voy a llorar porque no voy a quedar :lloro:
avatar


Ver perfil de usuario http://tumblr.com/itsellyberry

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 02 Nov 2013, 10:40 am



Tessa Foster

Tessanne Foster{Contorsionista{Lily Collins | Niall Horan{escapismo

By Prisc



Me haces bien:
 
Prologo


“Un esquizofrénico es una persona que ya tiene una tendencia natural para ausentarse de este mundo, hasta que un hecho-grave o superficial, dependiendo de cada caso hace que  cree una realidad solo para el. El caso puede evolucionar hasta un punto en que el paciente te ausenta totalmente de la realidad, que llamamos catatota, o por el contrario puede ir mejorando y permitir que el paciente trabaje y desarrolle una vida prácticamente normal. Depende tan solo de un factor: el ambiente. ”- Verónica decide morir, Pablo Coelho.

“Veinticinco, veinticuatro, veintitrés, veintidós, veintiuno, veinte…”. La castaña contaba los minutos para marcharse de ese horrible lugar. Había pasado tres años de su vida concurriendo a esas monótonas sesiones con su psicólogo en aquella oficina gris que solo contaba con un gran ventanal, dos amplios sillones negros y una biblioteca repleta de libros, algo viejos y polvorientos.
Estaba aburrida. Nunca había logrado entender como el joven de no mas de veintiocho años podía llevar una vida tan organizada y meticulosamente planeada.
Se podía identificar que era un hombre estructurado de familia adinerada, seguramente casado, y con uno o dos hijos. Su psicólogo no era la persona mas divertida del mundo, al igual que sus sesiones no eran tan gratas como las de la Doctora Smith, su psiquiatra.
Pero la había ayudado, ese hombre que estaba sentado frente a ella, observándola, con una mano sobre su pierna, sujetando un anotador y una lapicera, y la otra alrededor de su barbilla, con su dedo índice cruzándole los labios, la había ayudado.

-Aun faltan un par de minutos Coraline… Entiendo que consideres que ya estas curada, es una patología muy común… Pero tu madre…-

-Mi madre cree que aun es conveniente que asista para afinar asperezas-lo interrumpió la castaña con voz suave y algo pausada- Se cual es su opinión, ella misma se encarga de dejarme bien en claro que mi locura ha afectado su vida hasta el punto de llegar a corromper su matrimonio, con mi padre…-continuo, fijando su vista en algún punto indeterminado en la pared.

-Ya hemos hablado acerca de eso Cora-dijo su psicólogo.- Creí que habíamos dejado en claro que lo que te paso debe quedar en el pasado…  Ni tu ni nadie podrá remediarlo-

-Lo se.-susurro Coraline mordiéndose el labio inferior para seguir conectada con esa realidad que todo el mundo compartía, pero que para ella solo era un pasatiempo, luego de su sesión, probablemente volvería a su realidad, esa donde se sentía segura.-Pero mi madre se encarga de recordármelo todos los días, ¿Usted no puede hablar con ella?-pregunto.

-¿Y que quieres que le diga, Cora?-pregunto el psicólogo escribiendo rápidamente cada palabra que salía por la boca de la castaña junto con alguna que otra observación que luego lo ayudarían a analizar su progreso.
Si algo estaba seguro era que su comportamiento era influenciado, en gran parte, por su madre.
Susan, no era no persona mal. Simplemente no había podido perdonar a su hija por cosas que, como bien sabia, no había hecho intencionalmente. Pero la odio y el rencor que sintió en ese momento la cegó, desquitándose con Coraline.

-No lo se… Que ya me ha dado el alta-respondió Coraline haciendo una mueca que bien podía interpretarse como sonrisa, pero que no lo era del todo, aun se podía ver el dolor detrás de sus ojos.

-No puedo hacer eso… Eres tu la que debe decirle cuando parar.-dijo el, observando como la castaña ponía los ojos en blanco.

-¿A usted le parece fácil?-soltó Coraline sin prestarle atención a la pequeña sonrisa que surcaba los labios de su psicólogo.

-¿Fácil?-repitió el- Debemos primero analizar su significado. Es una palabra muy amplia que debe ser usada con respeto… Depende de quien lo mire sera mas o menos fácil, Cora... Por ejemplo, para algunos amar es fácil, pero hay quienes, pasan su vida buscando a quien amar, a su alma gemela o a un gran amigo con quien compartir momentos y nunca lo consiguen... Y eso, no es por falta de sentimientos o por que no sean seres humanos... Ese "algo" llamado destino lo quiso así... Y ellos no tienen otra opción mas que aceptarlo.... Por eso, fácil, no es la palabra que yo usaría Coraline.-explico el hombre parándose de su asiento para servirse un poco de café que lo esperaba, caliente, sobre una pequeña mesa a la orilla de la puerta de entrada.

-Entonces… ¿Qué palabra usaría?-pregunto la castaña, volviendo a repasar lo minutos que le faltaban para salir corriendo de ese lugar.

-Preparado… Yo me preguntaría si ya estoy preparado-le respondió dando un sorbo a su café.

-¿Estoy preparada para ponerle un limite a mi madre?-dijo ella pensando seriamente en las palabras que el hombro le había dicho- No, no estoy preparada… Aun no.

-¿Entonces?-

-¿Entonces, que?-

-Entonces por que sigues quejándote de tus secciones semanales conmigo, si aun no eres capaz de enfrentar a tu propia madre…-le respondió el, quitándole las palabras de la boca a la castaña, que ya sabia de antemano cual seria su respuesta.
En esos tres años había llegado a analizar al joven hombre mas que a cualquier otra persona. No lo conocía… ¡Por supuesto que no lo conocía!, pero ella podía ver a través de sus ojos azules cuando el estaba alegre o triste, e incluso cual seria el rumbo de su conversación.

-¿Cree usted que seré capaz de encontrar a mi alma gemela?-pregunto la castaña cambiando de tema. Esa pregunta le había quedado rondado en su mente luego que el mencionara la palabra "amor", además, Cora ya estaba cansada del mismo discurso. No quería hablar de su madre, ni de su pasado.

-¿Es fácil para ti el amor?-respondió el psicólogo, aun de pie frente a la puerta. Cora advirtió que esas serian las ultimas palabras que cruzarían por esa semana. El reloj ya había marcado las cuatro en punto y sus sesión acababa de terminar.

-Yo amo a alguien-soltó la castaña, esta vez formando una verdadera sonrisa.

-Afortunada seas Coraline, no hay nada mas saludable en esta vida que al amor…-

-¿Pero usted cree que alguien pueda llegar a amarme? Soy una esquizofrenia en pleno proceso de rehabilitación… Es casi imposible-hablo Cora, recordando las palabras que su madre le había dicho en mas de una ocasión sobre amar y ser amada.

-Cualquier ser en este mundo que posea sentimiento es libre de amar Coraline… Y ya te he dicho que no me trates de usted, me haces sentir viejo, y solo tengo seis años mas que vos…-dijo el joven, revisando su reloj pulsera para asegurarse que aun le quedaban un par de minutos para llegar a la importante reunión planificada por su prometida desde, hacia ya, un mes.

-Lo siento, Niall. No volverá a pasar, lo prometo-dijo la castaña, poniéndose de pie para despedirse de su psicólogo hasta la siguiente semana.
El joven, rubio y de grandes ojos azules del color del cielo luego de una tormenta, le abrió la puerta a su ultima paciente. Coraline, la joven que había llegado hasta su consultorio un frió día de invierno, inmersa en su propia realidad intentando salir adelante luego de su traumática experiencia.
"Ayuda", fue lo primero que escucho salir de sus labios, y automáticamente, Niall Horan entendió que ella lo necesitaba.  

Me haces bien:
 
Capitulo 1


Deje mi alma presa en el pasado, mientras mi cuerpo vaga en este presente incierto en busca de un futuro mejor.


El frío viento de esa noche de verano entraba por la habitación de la pequeña Coraline interrumpiendo sus sueños.
Se sentía indefensa en ese gran cuarto de paredes rosas, cama con dosel, y millones de juguetes que su madre le compraba a diario para hacerla sentir mejor.
Pero lo que nadie entendía, era que la pequeña solo necesitaba el amor de su padre. Solo eso.
Como la noche anterior, la anterior a esa, y todas las noches desde hacia ya un año, su padres discutían en la planta baja, inconscientes de que su hija de apenas doce años los estaba escuchando, culpándose a si misma por ser la causante de todas sus discusiones.
“Eso es lo que dice mi padre”, se repitió una vez mas, cerrando sus ojos mientras se escurría una pequeña lagrima. “Es mi culpa, todo esto es mi culpa”. Presiono sus pequeñas manos sobre sus oídos tratando de callar a su propia mente, pero no tuvo suerte.
Ella tenia la culpa.
Coraline sintió como unos fuertes pasos subían las escaleras y se aproximaban hacia ella.
“Otra vez no”, sollozo la pequeña haciéndose un ovillo para protegerse de lo que iba a suceder.
La puerta blanca se abrió de par en par dejando ver a su progenitor. A su maldito y borracho progenitor.  

-Déjala  Norbert, te lo pido por favor… ¡Déjala!-grito su madre detrás de el mientras hacia fuerza para detener al hombre de casi cuarenta años.

-No te metas en esto, Susan-logro articular el hombre mirando a la  niña que se hacia mas y mas pequeña sobre su cama.

-Norbert, ¡es tu hija!-insistió la mujer intentado detenerlo. El hombre giro sobre si mismo tomando entre sus manos el cuello de su esposa. En un rápido y ágil movimiento la mujer colisiono contra la pared del pasillo y callo al suelo casi inconsciente.

-Es mi hija…-susurro entrando a la habitación para luego cerrar la puerta, que tenia detrás de el, con llave. Coraline ahogo un grito ante la acción de su padre. No quería enfrentase a eso nuevamente.

-No papá, no…-dijo casi en un susurro llevando sus rodilla hasta su pecho aun mas. Por mas que quisiera, no podía huir. Ya lo había intentado una vez, y su suerte empeoro aun mas.

-Shhh-la callo el hombre aproximándose hasta su cama- Te prometo que todo va a estar bien.


La castaña despertó agitada en esa gran cama con dosel y con lagrimas en su rostro. Otra vez había soñado con su progenitor, con ese hombre que la había llevado a aislarse del mundo y hasta de su propia familia.
Casi sin pensarlo, se levanto de su cama y corrió hasta las latas de pintura que había sobre lo que antes supo ser un escritorio.
Su cuarto había cambiado, y mucho. Las paredes ya no eran rosas, grande manchas de colores las cubrían dejándole a Coraline un recordatorio de todos su ataques de nervios, pero sobre todo, de cada pesadilla donde Norbert se hacia presente.
El único mobiliario que había en la habitación era la cama, un pequeño ropero, y el escritorio… tapado por potes de pintura, pinceles y las demás cosa que ella utilizaba a diario para plasmar su arte.
Cora tomo un pincel entre sus manos y lo unto en la pintura negra, para luego llevarlo hacia la pared mas cercana y perderse en cada trazo que iba dando a medida que una nueva figura se formaba. Se sentía sucia, desesperada… adolorida, al igual que todas esas noche en la que se enfrentaba a su padre.
Las lagrimas no dejaban de caer por sus mejillas a medida que avanzaba dejando rastros de su horrible pesadilla. Su mano viajaba por la pared que utilizaba como lienzo y a medida que de pintaba sentía como su peso se alivianaba y volvía a ser la misma Coraline… o lo que quedaba de ella.
La castaña se sobre salto al sentir un ruido seco en la puerta. Dejo caer el pincel volviendo a la realidad. Su madre la estaba llamando.

-Coraline… Ya es tarde. Debes estar a las nueve en el negocio… ¡Te quedan quince minutos!-grito Susan desde el otro lado de la puerta. Rápidamente Cora se limpio las lagrimas que humedecían sus mejillas y comenzó a juntar sus cosas para prepararse para su trabajo.
Louis Tomlinson había sido muy generoso en dejarla trabajar en su tienda de música. Casi la mitad de la cuidad la había rechazado solo por conocer su historia, sin mencionar sus antecedentes en la Clínica Psiquiátrica de New Porland. Coraline estaría eternamente agradecida con el.
Giro sobre sus talones y camino hacia su pequeño armario donde guardaba las pocas prendas que se había comprado después de salir de ese horrible lugar donde solo usaba batas y camisones blancos.  
Corrió los cuadros que obstruían el paso, deteniéndose a observarlos atentamente. Ninguno de ellos le gustaban. Aun no había alcanzado la perfección. Coraline sabia que aun le faltaba algo.
La simetría del rostro estaba perfecta al igual que el tono de piel. El cabello alborotado, pero a su vez refinado y profesional eran del color exacto, lo sabia. Pero los ojos… Aun no había conseguido encontrar ese color azul… Ese que solo se encuentra entre el limite de una tormenta y el arco iris. Esos ojos aun no eran nada parecidos a los de el.  

-¡Apúrate Coraline!-volvió a gritar su madre, esta vez desde la planta baja.

-Enseguida bajo-se limito de decir ella dejando de lado los cuadros.
Se puso una remera blanca y una camisa a cuadros junto con un par de jeans negro y algo desgastados. Acomodo un poco su cabello y se cepillo los dientes para luego bajar corriendo las escaleras para buscar sus converse negras que su madre había puesto a lavar.
Una vez lista, salio al patio trasero en busca de su vieja bicicleta que se madre le había comprado para que pudiera trasladarse hacia su trabajo.
Amaba sentir el sol sobre su rostro o como el viento jugaba con su cabello. Eso la hacia sentir viva, y que todavía había una esperanza.
Llego en un abrir y cerrar de ojos hasta Tomlinson’s, el negocio de música donde trabajaba y donde estaba su único y mejor amigo. Encadeno la bicicleta a uno de los árboles que estaban afuera del local y saludo desde afuera a su amigo que comenzaba a levantar la persiana de la ventana.
Soltó un largo y pesado suspiro levantando la mirada hacia el enorme edificio que estaba en frente donde asistía semanalmente a sus sesiones con Niall, su psicólogo… y salvador. Sonrío al darse cuenta que solo le quedaban dos días para volverlo a ver. A pesar que se aburría demasiado en ese lugar, el simple hecho de que el estuviese ahí escuchándola, le hacia bien.

-¡No piensas entrar?-dijo Louis abriéndole la puerta.

-En un segundo-le contesto ella terminando de asegurar su bicicleta.

-Este será un gran día-exclamo su amigo mientra acomodaba un par de cajas que obstruían el paso. El local no era muy gran, pero Louis se había encargado que luciera lo suficientemente bien para atraer a los clientes.

-¿Por qué lo dices?-pregunto Coraline colocándose la ridícula gorra que Louis le hacia usar como uniforme.

-Por que estamos en temporada de verano. Todos los chicos están de vacaciones y no tendrán nada que hacer mas que venir a comprar un par de discos…-explico el chico sonriente.

-Oh-soltó Coraline sin darle mucha importancia a sus palabras. Louis podía ser su amigo, pero muchas veces era mas inmaduro que ella misma.-Yo que pensaba no esforzarme tanto-comento haciendo reír al castaño.

-Pues… No tendrás suerte hoy… ¡Mira, ya llego el primer cliente!-soltó irónico dándole un empujoncito para que se acercara a la chica rubia que acaba de entrar. Coraline soltó un bufido y de mala gana camino hacia ella.

-¿En que te puedo ayudar?-pregunto la chica haciendo el intento de su mejor sonrisa.

-Estaba buscando el nuevo disco de Coldplay… No es para, se lo quiero regalar a alguien muy importante para mi, así que estoy desesperada… De verdad necesito encontrarlo…-dijo la rubia rápidamente y con una voz un tanto chillona para Coraline.

-Claro… Podrás encontrarlo en la sección de 12. Creo que llego un pedido el otro día-dijo Coraline de la mejor manera posible. Esa chica le producía nauseas.
Observo como la rubia contorneo sus cadera hacia el lugar atenta a cada numero que tenían escritos los estantes llenos de discos, hasta que finalmente llego. Paso el dedo entre ellos buscando el indicado y cuando lo encontró soltó un pequeño grito de victoria. Camino de vuelta hacia Coraline que se encontraba detrás de un pequeño mostrador y le sonrío con gratitud.

-Lo encontré-dijo feliz.

-Que bueno.. ¿Vas a llegarlo?-pregunto la castaña.

-Por supuesto que si no sabes hace cuanto lo estoy buscando…-

-Son veinte dólares- la interrumpió Coraline tecleando un par de números en la caja registradora. La rubia saco de su fina billetera el dinero y se lo dio a Coraline. La castaña lo acepto y luego metió el CD en una bolsa roja con el logo del lugar, para luego dárselo a ella. Quería deshacerse de ella lo mas rápido posible. Hasta su perfume la empalagaba.

-Gracias y que tengas un buen día, Coraline- dijo ella agarrando el paquete.
¿Quién era esa mujer, y como la conocía?, se pregunto la castaña observando atentamente como se marchaba del negocio moviendo sus caderas al copas de sus tacones negros.
Lo único que sabia era que no le agradaba, para nada.  

Prologo. NC.:
By 'Mily.♡

Prologo


El doctor Joseph Robertson, psicólogo reconocido, se encontraba devastado. Su hijo, su pequeño y único hijo.  
¿Qué iban a pensar de el ahora? Si no había sido capaz de rescatar a sus propio hijo ¿Cómo iba a poder rescatar a sus pacientes?
Se dejo caer en el sillón de cuero negro de la biblioteca, que también utilizaba como escritorio, con un vaso de whisky, a medio tomar, descansando en su mano.
Había pasado dos años desde que su hijo había entrado en el vicio de las drogas, y el, como padre y profesional se había encargado de devolverlo a la vida.
Lo llevo a los mejores especialistas, a las mejores instituciones. Pago terapias carísimas, y hasta el mismo intervino, todo por salvarlo.
Pensó que lo había hecho, que lo había logrado. Hasta hace un mes atrás…
Su hijo nunca había abandonado esa vida, el seguía no solo consumiendo, sino también cometiendo delitos para conseguir un par de píldoras.
A sus veintiún años había sido condenado a ocho años de prisión, luego que la policía lo arrestara por comenzar una pelea callejera, que termino sacando al descubierto la verdadera identidad de Matthew Robertson, su hijo.
Joseph se encontraba tan ensimismado en su pensamiento que no se percato de la presencia de su esposa en la habitación.
Molly lo miraba con el ceño fruncido apoyada en el lumbral de la puerta. Su esposo había estado así desde que la sentencia de su hijo, y la mujer no lo lograba entender.

-Dijiste que lo volverías a tomar, Joseph…-le reprocho su esposa. El hombre, cansado de su actitud, dejo el vaso sobre la pequeña mesita ratona que tenia enfrente.

-¿Y que quieres que haga? ¿Quieres que haga como si nada hubiese pasado? ¿Quieres que actúe como vos?-pregunto Joseph con exasperación.

-Yo no actúo como si nada hubiese pasado… También es mi hijo-respondió la mujer.

-Pues… No parece-
-Es lo mejor, Joseph…-

-¿Lo mejor? ¡Ahí adentro lo van a tratar de la peor manera! ¿Cuándo va a abrir los ojos?-soltó el hombre levantándose de golpe. Molly mantenía la misma postura tranquila, mientra el dolor se reflejaba en su rostro.

-Es mejor que lo castiguen ahí adentro antes que lo terminen matando acá afuera… O peor aun, que se muera por una sobredosis-dijo Molly mirando seriamente a su esposo, que parecía desorientado.

-Molly…-

-Ser cocientes de todo lo que perdimos o podemos perder incrementa nuestra ganas de salir adelante, Joe.. Y vos mas que nadie debería saberlo…-se limito a decir.

-¿Que?-

-Que prefiero que este en la cárcel, antes que termine en un cajón muerto Joseph... Es la única manera que tenemos para que el se de cuenta de lo que estaba haciendo... ¿No funciona así en la psicología? Es como hacer terapia...-dijo la mujer. El doctor Robertson miro sorprendió a su esposa. Nunca, en sus veinte años de casados, ella se había metido con su profesión o había hecho algún comentario que se le relacionara.... y aunque le costase admitirlo, tenia razón.
Sus palabras eran tan sabias que sintió admiración por ella. El, el psicólogo reconocido, no había sido capaz de entenderlo hasta ahora... O quizás su dolor lo había impedido.

-Como una terapia-repitió, caminando hacia su esposa que lo miraba como si fuera un loco. El hombre la tomo pos la cintura y le planto un apasionado beso en los labios-Eres un genio, ¿Lo sabias?-soltó, liberándola de sus brazos para luego caminar hasta su escritorio y sentarse tras el mismo en su silla de cuero.

-¿Acaso te volviste loco Joseph?-pregunto Molly sorprendida. Su esposo levanto la mirada y negó con la cabeza para luego volver a su tarea. Había comenzado a escribir teorías que podrían servirle como argumentos cuando lo presentara ante el Ministerio.-La comida estará en una hora-se limito a decir su esposa, aun sin entender que le pasaba. Salio de la habitación, dejándolo solo con sus pensamientos.

-Como una terapia-volvió a repetir.
Su objetivo en cada una de sus terapias era justamente esa: Hacerles ver a sus pacientes cual era su error, o hacia donde debían dirigirse. Eso debía hacer ahora.
No ganaría nada quedándose de brazos cruzados durante ocho largos años, tampoco podrida revertir el hecho de que su hijo se encontrara preso. Quizás podría hacer otra cosa... Ayudar.
Si era capaz de salvar a los adolescentes descarrilados que estaban tirando sus vidas a la basura, seria capaz de perdonarse a si mismo por no haber podido salvar a su propio hijo. Les demostraría que la vida no era como ellos creían.
La droga, el alcohol, y la violencia no eran el camino. Y la única forma era haciéndolos caer. Porque después de todo, uno nunca sabe lo que tiene, hasta que lo pierde.

-Buenas noches Peter, tengo algo importante que decirte...-dijo Joseph luego de haber marcado el numero de su amigo y colega. La terapia de shock seria su próximo experimento.

Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 02 Nov 2013, 10:41 am

No digan eso, todas tienen la oportunidad. Ademas, hay mucha competencia para el... Eso me da miedo, pero me arriesgo, por que despues de todo, no pierdo nada.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 02 Nov 2013, 10:50 am

¿Por que me haces esto?  Otra NC   
Me vas a matar con esta idea, lo haras.  Yo... yo... quiero audicionar pero me da miedo por que esta Ana banana y audicionado por el Harreh, y yo tambien quiero  
Ahque audicionare de todas maneras, la idea esta bonita como para no audicionar.
Utilizare el ship mas perfecto del mundo. HARBARA.    Los amo   Te amo a ti   Ahque, espera mi audicion  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por Invitado el Sáb 02 Nov 2013, 10:51 am

Y la Prisc esta aqui   
Uhm ¿Foster? Uhm ¿De donde me suena ese apellido?    
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por .wonderwall. el Sáb 02 Nov 2013, 10:52 am

Pero pero, tu escribes muy bieeen :lloro:
avatar


Ver perfil de usuario http://tumblr.com/itsellyberry

Volver arriba Ir abajo

Re: the circus {resultados.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.