O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» cockamamie dreamer ~
Hoy a las 5:45 am por Ritza.

» Nada es como se ve xAudicionesx
Ayer a las 10:49 pm por rarelyworld

» être dans la lune.
Ayer a las 10:36 pm por Ongniel

» Mama's Devil
Ayer a las 9:43 pm por Jules

» this encourages me [sounds baby from jb]
Ayer a las 5:31 pm por mieczyslaw

» something strange
Ayer a las 5:28 pm por mieczyslaw

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Ayer a las 4:13 pm por Carstairs

» trust the unknown
Ayer a las 3:50 pm por chihiro

» feeling ucla's atmosphere.
Ayer a las 3:28 pm por chanyeol.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Página 1 de 19. 1, 2, 3 ... 10 ... 19  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por emotional. el Mar 22 Oct 2013, 10:43 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
I knew you were a trouble


En el famoso bar DroonPiradise, todos los días son de fiesta sin importar nada. Alcohol, música y bailes de entretenimiento son lo que atrae a distintas personas con vidas complicadas a este lugar en busca de una escapatoria o más bien, en busca de olvido aunque sea por unas horas.
Allí es donde la vida junta a un grupo de jóvenes. Ellas de día son unas pero de noches otras. Nadie es lo que muestra realmente. Inclusive ellos. 
No lo han notado, pero el destino ya los ha cruzado en reiteradas ocasiones, sólo que no han prestado atención. 
Si bien se conocen, cuando se ven por primera vez no logran reconocerlas por causa de unas máscaras que ellas se ven obligadas a usar para ocultar su identidad y aumentar aún más el misterio sobre las bellas bailarinas y camareras de ese bar.
Ellos sabían que no debían ir allí.
Ellas sabían que debían tratar de escapar de esa doble vida.
Algo les sucede y ahí es cuando se dan cuenta que el haberse involucrado en la vida del otro fue un problema y que ese problema  deberán enfrentarlo unidos.

-Yo sabía que eras un problema.

Aclaraciones.

~ No se reserva, son audiciones.
~ Compromiso si quedas.
RESPETO. Últimamente, se han presentado varios problemas sobretodo en este tema de audiciones  por lo tanto, exijo respeto para conmigo como para las demás concursantes. Sino respetas esto, daté por eliminada de las audiciones y si llegas a más, sin duda daré aviso a las moderadoras del foro. Yo respeto por lo tanto respetenmé. Luego no digan que no he avisado.
~ Por momento, tengo pensada la nove para siete chicas más además de mí, pero dependerá y por lo tanto, puede cambiar.
~ Busco escritoras no lectoras.
~ En el caso de que una ficha me haya fascinado, la chica dueña de esa ficha quedará automáticamente en la novela y por lo tanto, ella deberá ayudarme a elegir a las demás escritoras.
~ No utilices a DeLov{Demi Lovato} ni Harry Styles o Max Thieriot. ¡They are mine!
~ Nada de escritura wachiturra o incomprensible.
~ Cuando en la ficha se refiere a sobrenombre, quiero decir que ese sería el sobrenombre con el cuál sería conocida en el bar nocturno donde ella trabaja.
~ El código de la ficha se encuentra OCULTO de modo que sino comentas, no podrás verlo.
~ No hay fecha determinada {aún} para cerrar las audiciones.
~ Serán libres de utilizar cualquier famoso. No soló One Direction.
~ Sólo se permite usar la ficha que yo he dado, no otra y sólo desde el momento que sea aceptada, estarás audicionando. Lo único permitido será modificar los colores de está, nada más. No agregues o quites datos.
~ Pido una buena escritura y narración. Nada de links.
~ Demás reglas las daré a las ganadoras.
~ Espero que audicionen.
~ Si tienen dudas para hacer su ficha, hice la mía para que les sirva de guía {en spoiler debajo del código}. Está OCULTO.
~ Por último, ¡Felices audiciones!¡Bienvenidas!

~ Para saber si haz leído las simples reglas que coloque, tan sólo debes colocar un gif sobre la famosa que más admires con su nombre. No importa que sea modelo, cantante, actriz o bailarina. Deberá ir bajo tu ficha.
Código de ficha.







Leer esto. IMPORTANTE:

AVISO: La imágen que coloqué no tiene nada que ver con lo de la novela o bueno, dependerá de ustedes. Pero no encontré otra y bueno, por eso la pusé. Cuando se refiere a sabía que eras un problema, bueno, será porque el chico llevó a su pj a las drogas, anorexia, etc o por el tema que se les ocurra. En mi caso, ante las extorciones por parte de Harry y el temor a que su madre sepa de donde saca ella el dinero para subsistir{en su trabajo no le pagan muy buen salario}, en las horas de trabajo nocturno se refugiará en el alcohol hasta probar las drogas y ahí será cuando conocerá a Max con quién tendrá un romance; No una relación. 
Les recuerdo que los parejas pueden haberse visto e incluso conocerse, sin embargo, no se reconocen debido a que ellas van vestidas de manera muy distinta a la que ellos las conocen en la noche hasta que comienzan a sospechar y terminan sabiendo toda la verdad, queda en ustedes que sucede luego.



Última edición por |LinSmiles~ el Sáb 02 Nov 2013, 3:59 pm, editado 3 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por Invitado el Miér 23 Oct 2013, 6:05 am

Quiero participar! Amé la idea! ♥
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por Zarry HorTomPay :) el Miér 23 Oct 2013, 11:58 am

Preparando ficha para mi Malik...
Ansjmk, amé la idea, enseguida te envío el emepé. Dejaré el gif junto la ficha
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por bomb. el Miér 23 Oct 2013, 12:38 pm

Holis, por aquí yo, Diana, quiero participar pero eh... no sé como ver el codigo de la ficha.... Me explicas, por favor :3
Gracias, amé tu idea.

Att: Diana
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por bomb. el Miér 23 Oct 2013, 12:40 pm

Olvidalo ya lo ví, no me había aparecido ._. Estaré subiendo mi ficha, creo que para la noche :3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por bomb. el Miér 23 Oct 2013, 1:24 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Black Rose


Ebba Zingmark|Edad:18|Irlandesa

Nombre Completo:  Diana Sophia Arckely Degeneres.



Chico 1: Zayn Malik



Chico 2: Tim Pocko



Estado Actual: Soltera



¿Dónde conociste a tu chico "problema"?:  Se conocieron en un campamento al que furon juntas hace cinco veranos, ella no era para nada a como es ahora, además de que tampoco interactuaron mucho entre sí, salvo una "pequeña" broma en el que él y sus amigos, le hicieron a todas las chicas de su cabaña.

¿Cuál será el problema que deberán enfrentar?:  El iba constantemente a la empresa en el que ella trabajaba, lo cual era lógico, era el novio de la hija de la dueña, es decir su jefa, vaya error que cometio al fijarse en el novio de su jefa. Ellos estaban comprometidos, sus padres lo presionaban a casarce con aquella arpia. Su relación tenia que mantenerce a escondidas.

¿Cómo te reconoció tu chico?:  Por sus piercings en el hombligo y las caderas, además del tatuaje en forma de trebol que tenia en la parte baja de su espalda. Acostumbrada a esconderlos bajo su ropa, un día se le olvido y los dejo ver.

Datos importantes:  Trabaja como bailarina y camarera, alternendo en las noches, puesto que necesita el dinero. El color de su antifas es negro, con detalles en plateado.

¿A qué te dedicas de día?:  Si trabaja, en una de las grandes marcas de diseñador, en la linea de producción, especificamente la sección de costura.



Algún escrito por ustedes:
Capitulo *--*:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ŀα Þεqυεñα Ŀιghtωοσd
●9 сαpιtυℓσ:

La mañana siguiente llegó, y con ello el tener que levantarse para otro día de clases. Liam fue el primero en despertarse, y al abrir los ojos se dió cuenta de que se habían quedados dormidos en el sofá, sonrió y miro a su hermana con ternura, cuánta falta le había hecho la pequeña enana engendrosa, como él le decia. Los recuerdos de la noche anterior, de su hermanita llorando, le atormentaron un poco, y no pudo evitar pensar, que hubiese sido de sus demás hermanas. Debía de sentirse feo que te alejaran de tus seres queridos.

- Liam, amor, buenos días.- la voz de su madre lo sacó de sus cavilaciones, el castaño alzó la cabeza y miro a su madre, que aun cargaba su camisón de dormir, y sonrió.

- Buenos días, má.- le respondió él, y la mujer se acercó al sofá, y miro a sus hijos con ternura, beso la frente de su hijo, y6 remoció un poco a la rubia, que estaba acostada sobre él.

- Sol... Bebe... Angie... Buenos días, es hora de levantarse.- Sol soltó un pequeño gruñido, pero terminó por abrir los ojos y levantarse de encima de su hermano. Miro a su madre.

- Bendición, má- pidió la chica y su madre sonrió, era una costumbre de ella, de cuando sus padres vivían.

- Dios te bendiga peque.- le respondió su madre y beso su frente.- Es hora, vayan a arreglarse, o llegaran tarde, y es tu primer día de clase.- dijo Karen, y se perdió en la cocina, Solangel miro a su hermanao mayor y sonrió.

- Buenos Días, Boo.- saludo y Liam le sonrio, beso su mejilla y se levanto del sofá, perdiendose escaleras arriba.


**********************

Selena decidió levantarse después de una noche insufrible, ativorrada de recuerdos tortuosos: de la muerte de sus padres, la perdidas de sus hermanas, la fatidica noche en la que su "padre" la violó, y muchos más recuerdos que le impidieron conciliar el sueño en toda la noche.

Entró al baño, se aceó y vistió con un jean un poco más ajustado de lo normal, y una sudadera ancha de un azul marino, con la inscripción de "VANS!" en llamativas letras blancas, sus converses recogió su cabello en una coleta alta, y finalmente tomó su bolso y bajo. Entró en la cocina y vio a su padre leyendo el periódico.

- Buenos Días.- hablo, y ella no le respondió, siguió de largo y tomo una manzana verde del frutero. - Buenos Días, Selena.- gruño su padre y ella sólo se limitó a darle una mirada gélida. Y siguió con su camino, estaba a punto de salir por la puerta, rumbo a la preparatoria cuando sintio que la jalaron violentamente por la sudadera.

- Te estoy hablando, Selena.- gruño aquel hombre tomandola por lo brazos con muy poca delicadeza.

- Suéltame, me estas lastimando.- chilló ella, y el hombre apretó su mandibula.

- Cuando te hable, quiero que me respondas, si te digo buenos días Selena, tu respondes: "Buenos Días, papá".- gruñó el hombre, y ella frunció el ceño.

- Cómo te atreves a llamarte paá, maldito bastardo.- escupió ella, y Robert frunció aun más el ceño, su rostro se torno rojo como un tomate, y sus ojos brillaron con furía.

- Insolente mocosa.- gruño el hombre setandole una bofetada, El rostro de Selena se defiguró por el dolor del golpe.

- Animal.- chilló ella y se soltó como pudo de su agarre, y salió como alma quien lleva a la diablo de aquella casa.

Llegó a la preparatoria con bastante retarasó, ya que había optado por ir a llorar a un café del centro. Y liego de que se le pasará el coraje por lo asquerosa que era su vida, y tapar con maquillaje su nuevo golpe, se fue a la prepa.

Llegó y el timbre del final de la tercera hora de clase sonó, indicando que era hora del almuerzo. Selena camino por los pasillos hasta su casillero. Una vez ahí dejo lo que no necesitaba y después se encaminó a la cafetería. A qué, no sabía puesto que no tenía hambre. No quería ni mirar alimento alguno, sólo quería poder lanzarce de un puente, o delante de un auto, o del 5° piso de un edificio. ¿Por qué no lo hacía? porque había hecho una promesa, una promesa a sus hermanas y así fuese lo ultimo que hiciese, la cumpliría. Iba distraída sumida en sus pensamientos, cuando sintió que golpeeba el suelo, risas en general llegaron a sus oídos. Y entonces comprendió, un poco tarde, que la había, tumbado a mitad de la cafetería, halzó su cabeza y miro a la rubia teñida con el uniforme de animadoras, viendola de una manera superior con una soda en la mano, soda que tansolo dos segundos después la estaba empapando de pies a cabezas. Más risas se hicieron presentes.

- ¡Ay!, ¡Cómo extralaba los viejos tiempos!.- rió con voz chillona, AMber, la reina de las zorras de aquella institución, Selena la miro con odio, pero no dijo nada. Y la vio tomar un plato de espaguettis de la mesa de al lado. - Así es como deberias estar siempre... entre la basura, ahí, entre los tuyos.- burló, y la gente se rió de sus estúpida broma, Selena apreto los puños con fuerza, ya se estaba artando de aquello, entonces antes de que la rubia artificial pudiera lanzarle el palto de comida encima, una chica rubia la detuvo. Selena abrió los ojos como platos.

La chica era de estatura media, cabellos rubios oscuros, mitad lacio mitad ondulados, unos ojos verdes que denotaban odio hacia la rubia artificial, sus labios estaban fruncidos en una línea dura, y ela era... era... No podía ser cierto.

Se escuchó un murmulló global de sorpresa entre los que estaban ahí, casi toda la preparatoria.

- Te crees mucho haciendo esto.- gruño la rubia; y si Selena aun dudaba de la identidad de aquella chica, ahora, después de haber escuchado su voz, no había otra opción. Un escalofrío le recorrió la espalda.

- ¿Quién eres?- siseó Amber con el ceño fruncido, y zafandose de su agarre. La miro desafiante.

- A tí que te importa.- espetó la rubia de ojos verdes, y a Amber le crujió la mandibula.

- Te enseñare a respetarme niñita.- escupió y derramó una soda encima de la rubia que le había desafiado, la chica soltó una exclamación de sorpresa, y Selena sintió la sangre hervir, antes de darse cuenta ya había llegado hasta su lado. Solangel trató de abalanzarce sobre Amber, pero Selena la detubo con un brazo.

- No, no lo vale, Sol.- le dijo a su hermana y esta la miro furiosa. Selena le dedicó una mira tranquilizadora. Sol bufó y se quedo quieta, Selena se volteó a ver a la rubia artificial, intento barato de baribie. esta sonreía de manera burlona.

- Si, linda, que no ves que es poca cosa. No lo vale.- burlo y Sol trato nuevamente de abalanzarce sobre la rubia, pero Selena la refrenó. - Uh... Con que ruda nos salió la niña.- rió la deserebrada, Selena se estaba conteniendo.

- Zorra.- sisieó la rubia menor, y Amber frunció el ceño.

- ¿Quizás no te quedo claro, quien manda aquí?...- gruño Amber, y la risita sarcastica de Sol se hizo presente.

- No me digas que tú... Porque eso si que seria decadente para esta preparatoria.- escupió, y se escuchó un gran: "Uhhh..." por parte de todos los que observaban aquello.

- Creo que te estaría refiriendo a tí. Tu ropa, tu cabello, esos zapatos. Ese cuerpo de vaca... Si, en definitiva te refieres a tí. Tú eres la patética.- insultó Amber, y Selena estaba cada vez más al borde de abalanzarce sobre la rubia artifical y arrancarle cada una de sus extenciones.

- No se que me da más lastima, si tú, o tus insultos. Eres tan poco creativa. Y tan predecible, eres la típica rubia artificial, que se cree la dueña del instituto solo porque es capitana del equipo de animadoras, y a pasado por la cama de casi todo el equipo de futbol.. Que digo del equipo de futbol, de seguro te has acostado con más de medio instituto.- espeto Sol con rabia en la voz. Amber frunció el ceño. Pero al final soltó una risita.

- Oh, sí. ¿Sabes qué? Disfruté bastante en la cama de tu hermano... Ya sabes, esun graann chico.- dijo con sorna, y Sol frunció el ceño, no se le tiraba encima a la rubia porque el brazo de Selena la tenia contenida. - Me da igual lo que tu pienses de mí. Me rebala lo que una estúpida niñita pueda decir respecto a mí, y más si los insultos vienen de una andrajosa mocosa, que ni siquiera familia propia tiene. - escupió, y Sol la miro con odio. - Ups... Lo siento se me escapo.

- Amber, ya basta.- gruño la voz de Liam, y Amber soltó una risita.

- No te metas Payne.- le espeto la rubia artificial. - ¿Qué se siente?... ¿Qué se siente saber que no tienes una familia propia? ¿Que se siente saber que tus padres no son tus verdaderos padres? ¿Que se siente saber que tus padre te dejaron a tu suerte y que ni siquiera tus hermana mayor te quiso?- Selena miro a su hermana y noto que Sol se estaba quebrando, sabía que estaba roja, consumida por la ira.- ¿Que se siente saber que....?- Amber se vio interrumpida por la sonora bofetada que le propino Selena, sobresaltando a todo el mundo. Amber la miró con rabia.- ¿Qué mierda!.- Selena le estampo otra cachetada por el otro lado. Y se acerco a la rubia descuartizandola con la mirada.

- Escucha, y escuchame bien.- sisieó y la cogió por su falsa melena rubia, tiró de ella y Amber se contociponó hacia atras, los ojos de Selena chispeaban inhumanamente con odio y rencor.

- Durante años, te he permitido humillarme, insultarme, y hacer conmigo lo que se te venga en gana, sólo por llevar la fiesta en paz, por no rebajarme a tu asqueroso nivel, de perra rastrera, de prstituta de esquina.- escupió y sus palabras rebosaban con odio.- Me da igual si te metes conmigo, puedo soportarlo, pero lo que no permito, ni permitiré jamás, es que trates de denigrar a mi hermana.- espetó. Y la subió, inconscientemente su tono de voz por la ira acumulada.- Me tienes harta, comprendes, harta, esto fue lo que derramó el vaso, maldita puta. Mi familia es lo más importante para mí, no conoces nada de mi historia, ni de la de esa niña a la que estas insultando, sabía que eras deserebrada y que tanto tinte para el cabello habia acabdo con la pocas neuronas con las que habías nacido, pero esto... Esto ya es ser inhumana. Sabias que sus padres estan muertos. ¿Quien mierda te crees que eres para meterse con su familia? La conoces si quiera.- chilló, cada vez templaba másl los cabellos de la rubia artificial. La soltó, Amber cayó al suelo y miro a Selena con miedo, la rubia cogió su mochila del piso y se alejo de ella, pero se detuvo y se volteo.

- Acercate de nuevo a ella, acercate de nuevo a mi hermana, y te termino de arrancar esas putas extenciones baratas, de tu deserebrada cabeza. - exclamó con rabia contenida en su voz.- Y ni se te ocurra retarme, porque conocerás de lo que soy capaz. Esto no es nada.- amenazó, y salió de la cafetería por el mismo camino por el que había visto a Payne llevarse a su hermanita, cuando ella atentó contra la barbie deformada.

Selena llegó al pasillo y busco algun rastro que la llevase con su pequeña hermanita. Después de unos cuentos segundos buscando con la mirada por todo lo largo de los pasillos de la prepa, por fin logro encontarla, estaba en el patio trasero pero no estaba sóla, estaba nada más y nada menos que acompañada por el quinteto de idiotas, por excelencia de aquella preparatoria. No le importó, le daba exactamente lo mismo, queria estar con su hermana. Sin darse cuenta ya estaba corriendo hacia ella, dejó caer su mochila al pasar por un lado del moreno, empujó al rubio y al castaño ojiazul, pasando entre ellos, y se freno justo en frente de su hermana, ella estaba abrazada a Liam, estaba sollozando podía escucharla, y sin querer controlarse sus ojos se cristaizaron.



avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por jackson. el Miér 23 Oct 2013, 1:41 pm

Me encanto la idea es tan
El gif lo dejo después ya que estoy en el celular
avatar


Ver perfil de usuario http://mente-nublada.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por Invitado el Miér 23 Oct 2013, 1:52 pm

Oh.Dios
La idea es maravillosa, me encanto por completo y pienso audicionar, espera mi ficha.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por Invitado el Miér 23 Oct 2013, 3:42 pm



Nina Mcjane.


[center]Leighton Meester|21 años|Americana

Nombre Completo:  Claire Marie Tyland Morris. 



Chico 1: Louis Tomlinson.



Chico 2: Chace Crawford



Estado Actual: En pareja.



¿Dónde conociste a tu chico "problema"?:  Se conocieron casualmente en un vuelo hacia Londres, charlaron mucho y el viaje se les hizo corto. Él le pidió su teléfono para volver a verse pero ella se negó, le propuso que se lo daría si volvían a cruzarse en algún sitio. Eso no ocurrió, pero aún así el se juro a si mismo volver a verla como sea, pero apenas sabía su nombre, Claire.

¿Cuál será el problema que deberán enfrentar?:  Ella está comprometida, y él dejó embarazada a quien ahora es su ex novia que quiere recuperarlo a cualquier precio, incluso metiendo al niño de tan solo tres años en medio. Como eso no era suficiente, en el jardín de infantes al cual el pequeño asiste, entra una nueva líder, que divierte a los niños con juegos, canciones y momentos divertidos. Esa chica es Claire.

¿Cómo te reconoció tu chico?:  Al principio le pareció imposible, pero el nunca había olvidado la mirada de claire, sus manos, su sonrisa, sus gestos. Todo eso había quedado guardado como una foto en la memoria de Louis

Datos importantes:  Su trabajo inicial fue detrás de la barra, pero cuando su jefe notó el potencial de la chica le ofreció un considerable aumento al cual Claire no se negó. Su color de antifaz es dorado.

¿A qué te dedicas de día?:En el jardín de infantes .



Algún escrito por ustedes: 
Audicion para una NC:

Martina Cox nació la madrugada del martes número 13 del mes de agosto, 1992. Su llegada no fue hermosa y feliz como la de la mayoría de los bebés. Sino que fue trágica. Su madre murió en el parto por causas que no pudieron determinar. Era una familia muy pequeña y no se hablaban entre todos, por lo que luego de ese día, Martina se quedó  a cargo de su padre y su abuela paterna. 
Su abuela trató de darle la mejor vida posible pese a los problemas económicos que tenían. Le brindaba amor y realmente la amaba, no como su padre, que la consideraba la causa de muerte de la mujer de su vida. Nina, la abuela, intentaba hacer entrar en razón al hombre pero esto no era posible, estaba cegado ante el dolor de su amada esposa.
Así, los años fueron pasando y cuando la pequeña Martina cursaba su primer año de escuela su abuela ya muy mayor falleció. Nunca había sido todo color de rosas para la niña, pero ese día su vida se volvió realmente gris.
Su padre sentía que no le quedaba nada en este mundo por lo que sin importarle entró en el alcohol. A sus 7 años Martina vivía prácticamente sola, su padre la ignoraba por completo. Ella aprendió sola el camino a la escuela siendo empujada a comportarse como alguien mayor, sin disfrutar su infancia. 
Cuando cumplió 12 no pensó que las cosas podrían ir peor pero si lo fueron. Su padre estaba completamente perdido y cada bronca que traía la descargaba con la pobre chica. Ella hubiera preferido que él la siguiera ignorando, pero no. Ahora el maltrato no solo era psicológico, sino que también se volvió físico.
Poco tiempo después el hombre murió en una pelea callejera. La vida de Martina estaba acabada. La enviaron a un reformatorio. Todo era triste, gris y ella, terminó volviéndose igual. Probablemente no fueron los peores años de su vida los que pasó ahí dentro, pero no habían sido nada bueno. 
La joven, ya entrada en la adolescencia era agresiva y sarcástica. No quería a nadie y buscaba cualquier excusa, solo una mala mirada, para comenzar una pelea. Ya no era la nena sumisa de antes, se había cansado de ser la maltratada y por eso ahora lo hacía con los demás, comenzando así a ganarse el respeto de todos en el reformatorio.
Su vida volvió a cambiar cuando cumplió los 18, la echaron a la calle sin importarles si tenía o no a donde ir. La vergüenza se apoderó de ella pero no le quedó otra que pedir dinero para comer, pero fue por poco tiempo. Una noche fría en el subte, Martina intentaba dormir, temblando de frío, un buen hombre se apiadó de ella. Le ofreció un techo y comida al ver a la joven tan sola.
Desde ese momento, Martina Cox, se hizo llamar Nina Fox, queriendo dejar atrás su oscuro pasado. Parecía que las cosas cambiaban y mejoraban de a poco. Consiguió un humilde trabajo, donde ganaba poco y trabajaba mucho pero al menos podía gastar algo de dinero en su propia imagen y el resto dárselo a aquel hombre.
Conoció a un joven de su edad humilde pero de buen corazón. Con él comenzaron una relación afectiva y fue la primera vez desde la muerte de su abuela que volvió a sentirse realmente amada. Eran una hermosa pareja y hacían planes a futuro, de casarse, y vivir juntos para siempre.
Nina volvía tarde de su trabajo cuando sintió disparos en donde ahora era su casa y corrió hacia allí. Cuando llegó vio a su novio de espaldas levantando las manos y suplicando que no lo mataran, pero quien tenía el arma no tuvo piedad y disparó contra él para luego huir corriendo. La última gota de esperanza se fue junto con el amor y no solo eso, en la casa también estaba el hombre, a quien asesinaron como a su novio, a sangre fría.

No quería saber más nada con la vida e intento terminar con esta cortando sus muñecas. Cumplió sus 20 años en el hospital. Luego de un mes de rehabilitación le dieron de alta. Ese día, su vida cambiaría por completo. Un hombre de traje y corbata, muy bien arreglado se acercó a ella ofreciéndole el cielo y la tierra si le permitía ayudarla. ¿Qué más podía perder? Aunque era consciente de que en el mundo que estaba a punto de meterse no era bueno, nada, pero nada podría salirle peor en la vida que hasta ahora.
 



[/center]
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por Zarry HorTomPay :) el Miér 23 Oct 2013, 5:44 pm

Spoiler:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dark Phire.


Kristen Stewart| Diecinueve años| Mineapolitána.
Nombre Completo:  Raise Zephire Chevalier Marechál.
Chico 1: Zayn Malik.
Chico 2: Max Irons.
Estado Actual: Soltera.
¿Dónde conociste a tu chico "problema"?:  Empezó trabajando como stripper en un club que visitaban “grandes empresarios”. Ellos le daban buenas propinas por sus bailes, por sus movimientos sensuales hasta que un día alguno de esos hombres decidió hacerle otra oferta, convertirse en prostituta. Pero el trabajo no era de prostituta de poca monta, era de prostituta de lujo. Ganaría más dinero, tendría la seguridad de su “jefe” que la vigilaría y podría quedarse con los regalos que los clientes le hiciesen. Ella aceptó, pues siempre supo que acabaría metida en ese negocio. Estuvo desde los dieciséis hasta los dieciocho trabajando de prostituta. No era un trabajo que le agradase ya que debía hacer todo lo que su cliente quisiese, pero no estaba para nada mal pagado. Al poco tiempo de cumplir los veinte conoció al hijo de su jefe. Era atractivo y realmente insoportable, él disfrutaba sacando de quicio a Raise y ella siempre tenía algún comentario que decir para callarle la boca. Ese juego pareció divertir al chico ya que compró a Raise, pagó una alta cantidad de dinero para que solo trabajase para él. Ella debía acudir siempre cuando él la llamase y debía hacer todo lo que él le pidiese, eso dañó el orgullo de la muchacha. A ella le dio igual que la hubiese comprado, lo siguió tratando con la misma hostilidad de siempre y eso todavía avivó más la obsesión del chico. La relación entre ambos se volvió insana: Discutían, se acostaban, sexo salvaje, odio, celos, obsesión… Pero él también la hacía sonreír, la hacía sentirse especial y eso confundió a la castaña. En cuanto el contrato del año se acabó, Raise robó una alta cantidad de dinero al chico y se fue.
¿Cuál será el problema que deberán enfrentar?:  Zayn está obsesionado con ella, la quiere solo para él y ella se niega en rotundo. Ella ya dejó su trabajo como prostituta, y aunque su ocupación actual no sea la mejor del mundo, le pagan muy bien y no piensa abandonarlo. Pero Zayn no la deja en paz, siempre tuvo lo que quiso con tan solo pedirlo, por lo que no está acostumbrado a que le digan que no. Ha estado seis meses buscándola. Como su padre es un millonario conocido a nivel mundial, ha podido saber la localización exacta de Raise, Zayn tiene intención de arrastrarla hasta Mineápolis y reclamarla como suya hasta que le pague todo lo que le ha robado.
¿Cómo te reconoció tu chico?:  Un cuerpo como el de Raise no es difícil de olvidar, y más si has estado un año entero toqueteándolo y observando los tatuajes que enmarcan su piel. Además de que la mirada ojiverde de Raise es muy característica, demasiado para el gusto de la muchacha.
Datos importantes:  
▬ Trabaja como bailarina, y siempre lleva una máscara completamente negra, que hace destacar sus ojos. Casi todo el mundo sabe quién es gracias a su máscara, ya que es la única que las lleva negra.
▬ No cree en Dios y el demonio pero si que lo hace en el cielo y el infierno, por esa razón a final de cada mes, va un día a la iglesia y se sienta en un banco a dibujar mientras pide perdón en silencio por sus pecados.
▬ El tatuaje de la serpiente en su espalda la marca como propiedad de Zayn, el hombre que la compró durante un año.

¿A qué te dedicas de día?:Trabaja como dependienta en una tienda de música, bastante reconocida por tener la mayoría de discos de cantantes antiguos.
Algún escrito por ustedes:
All you need is this (?:
La navidad estaba por todas partes. Mirase donde mirase.
Cuando paseaba por las calles, mirando la cara de los niños, éstos corrían libremente por el parque, sin miedo al frío y con la ilusión en sus ojos.
Hacía tiempo que la navidad ya no era una novedad para mí. Sólo era un día más donde estar con la familia pero, tampoco tenía eso. Ahora, estaba sola en un frío apartamento, no me reencontraría con mi familia, hasta fin de año.
Quedaban muy lejos aquellos días de creer en los milagros navideños.
Di varias vueltas en mi pequeño sofá, era día veinticuatro y aquella noche a las doce, muchas familias, parejas, amigos se desearían feliz navidad.  
Miré a mí alrededor y decidí darle un poco de alegría a aquel triste apartamento. Cogí un anorak y salí por aquella puerta. Las tiendas seguían abiertas aunque, hoy cerrarían más pronto. Me acerqué al centro y entré en un pequeño establecimiento de decoraciones.
Estaba vacío, muchas personas iban con prisa a comprar juguetes para sus hijos y comida para su espectacular cena navideña. En caja, había una joven muchacha asiática sonriente que clavaba en mí, sus rasgados ojos.
Cogí algunas decoraciones y un curioso peluche en forma de reno.

–Esta noche es nuestra, pequeño. – Murmuré sonriente a aquel adorable peluche. Él sería mi única compañía en el día de hoy.


Me acerqué a caja y pagué aquellos complementos. Sonreí modestamente y salí con una bolsa que se rompió nada más girar la esquina.

–Maldita suerte la mía…– Suspiré, haciendo de mi bocanada de aire una pequeña nube.

Llevé la bolsa como si fuese una de aquellas bolsas americanas. Abrazada a ella, sentía el suave tacto de aquel pequeño peluche.  
Era tarde, las tiendas ya estaban cerrando. Había salido justo a tiempo para comprar todo aquello. Si hubiese tardado un poco más, no lo hubiese logrado.
Entré en el edificio y, posteriormente,  entré en mi apartamento.  Dejé la bolsa en la mesa y empecé a decorar la habitación. La habitación empezó a tomar un nuevo color, una nueva luz. Sonreí ingenuamente. Sería verdad que la navidad es una época llena de alegría.
Puse aquel curioso peluche en la entrada y le sonreí.

–Espero que Papá Noel se alegre de encontrarte.– Sonreí.  –Aunque, eso no vaya a pasar.–

Me retiré y encendí el televisor. Los canales estaban llenos de programas grabados hace tiempo pero, que se emitían en este día. Era mejor que nada; aunque, a veces, me entraban ganas de coger un DVD y cambiarlos por una película cualquiera.
Mi teléfono empezó a sonar vivazmente. No tenía mucha prisa en cogerlo. Seguramente, era mi madre preguntando por cómo se presentaba aquella noche. Me equivocaba. Su nombre estaba escrito en la pantalla y el móvil empezaba a sonar más fuerte. Una cálida sensación invadió mi corazón. ¿Podría ser posible…?

–¿Zayn?– Descolgué y esperé encontrar su voz.
–¡Por fin contestas!– Una melodiosa y femenina voz sonó desde el otro lado. –¡Soy Eleanor! ¿Qué estás haciendo ahora?–
–¿Eleanor…? ¿Qué haces con el móvil de…?– Muchas preguntas venían a mi cabeza.
–¡Harry!– Gritó. –¡No! Esa bandeja tiene que estar hacía el otro lado. ¡Tiene que estar todo perfecto!

¿Harry? ¿Eleanor? ¿Móvil de Zayn? Poco a poco, las piezas iban encajando y las dudas se disipaban. Se estaban reuniendo para celebrar algo pero, su llamada…

–Perdona...– Habló nuevamente. –¿Qué estabas haciendo?–
–Realmente, no estaba…– Empecé a explicarme.
–¡Oye! Me vas a gastar el dinero de mi teléfono.– Se oyó replicar su fogosa voz. Ahí estaba; él también, Zayn.
–¡Shhht! Dejad de distraerme.– Sentenciaba Eleanor. –Oye, ¿Quieres venir? Vamos a celebrar la navidad en la trastienda de Louis. Lo estamos colocando todo y… ¡Louis dale eso a Zayn, por favor!– Se interrumpía ella misma. –Bueno, ¿Qué me dices?– Pude sentir como su voz transmitía una cálida sonrisa.
–¡Claro que me gustaría ir!– Exclamé. Me hacía mucha ilusión; aunque, se me hacía raro… No es que nos conociéramos mucho pero, fue un noble acto por parte de Eleanor. Sólo tenía un problema. –Pero, … Yo no sé dónde queda esa tienda exactamente.–
–¡Tranquila no hay problema!– Exclamó. Tapó un poco el móvil pero, se le escuchó claramente hablar. –¡Zayn ve a buscarla!–
–¿Qué? ¿Por qué tengo que ir yo?– Se quejaba el moreno. –¡Que vaya Harry!–
–¿Eh?– Exclamó Harry. –Por mí, no hay problema pero, … Estoy ayudando a Louis, Niall y Liam con esto.–
–¡No! Zayn, agarra lo que te dio Louis y ve.– Le ordenó Eleanor. Realmente, era una chica clara y estricta. Muy convincente. Destapó el móvil y volvió a hablarme. –¿Estás? Ahora te mando a Zayn, en media hora está ahí. ¡Zayn espabila!– Exclamó finalmente.  –¡Hasta ahora!–
–Hasta…– No me dio tiempo a acabar la frase. Al otro lado, sólo se oía un repetitivo y molesto sonido. –¿Qué ha pasado?– Me pregunté. Bajé mi teléfono y miré mi reflejo. –¡Oh no! ¡Tengo que arreglarme un poco!–

Fui a mi habitación y revolví todo el armario. No podía ponerme excesivamente elegante, ni tampoco totalmente informal. No sabía que elegir y el reloj, cada vez, marcaba una hora más próxima a la llegada de aquel moreno que hacia temblar mis piernas.
Finalmente, me puse unas medias lanosas grises y recogí un largo jersey negro que caía suavemente de un hombro. El calzado que me acompañaría serían unas cómodas botas altas negras.  
Corrí rápidamente. Fui al baño. Me peiné. Probé miles de peinados pero, me amargué y acabé por volcarme todo el cabello hacía un lado. Me maquillé los ojos más detalladamente de lo que solía hacer e incluso remarqué mis labios con un tono bastante rojizo. Ya estaba lista.

–¡Tiempo récord!– Suspiré. Me senté en el sofá. Esperaba el momento con los nervios a flor de piel. Tenía todo preparado. Sólo tenía que oír el timbre, exclamar un “ya voy” y salir. Pero, a la salida estaría él. Aquel moreno que me tenía loca.

El timbre sonó. Pegué un brinco, recogí las cosas y cogí el telefonillo con el pulso temblando.

–¿Sí?– Pregunté. “¡Estúpida!” murmuró mi consciencia. ¿Para qué preguntaba? Sólo podría ser él.
–Soy yo.– Sentenció algo malhumorado.  –Baja, anda.–
–Voy…– Colgué y me puse una chaqueta gorda. Busqué las llaves en el bolso y abrí la puerta.

La puerta se fue cerrando, poco a poco, puse la llave para cerrarla bien. De repente, ante mis ojos estaba aquel reno de peluche. Sonreí, con una amplia sonrisa.

–Parece ser que los milagros existen después de todo…– Le confesé, figurándoseme que me contestaba con una sonrisa ingenua.

Salí por el portal y ahí estaba. Mirando al cielo estrellado con sus castaños ojos. Las bocanadas de aire de su boca salían lentamente. Oyó la puerta cerrar y miró hacia mí. Su fría mirada se encontró, nuevamente, con la mía. Otra vez, solos. Otra vez, tú y yo.

–Buenas. Disculpa por…– Empecé a tartamudear.
–Toma.– Dictó. Tendiéndome una bolsa. –Eleanor y Danielle me dijeron que era indispensable…– Suspiró molesto. –Que chicas más molestas…– Murmuré.


Abrí aquella bolsa. En ella, había dos graciosos gorros de navidad. Uno simple y el otro con cuernitos de reno incluidos. Me eché a reír ingenuamente, saqué el segundo y comenté.


–¡Son adorables!– Le enseñé a Zayn.
–¡Son horribles!– Exclamó él. Seguí riéndome. –¿Qué te parece tan gracioso?– Preguntó.

Cogí el gorro y me lo puse en la cabeza. Le tendí la bolsa a Zayn y sonreí.


–Sólo te imaginaba con el gorro puesto…– Murmuré y sus cejas fueron frunciéndose. –Pero, no creo que seas capaz de ponértelo.– Le tenté.
–¡Por supuesto que no! No porque no sea capaz. Simplemente, porque me parecen horribles.– Cogióla bolsa y echó a andar. –Venga, vamos.–

Le seguí desde atrás. El joven llevaba un anorak negro y unos pantalones negros. Sus bambas rojas y blancas pero, vislumbré una camisa blanca, tras aquel anorak. Zayn, se había arreglado mínimamente para el momento. Seguramente, Eleanor o Danielle le habrían obligado. Volví a sonreír.
Era mágico pasear por esas calles llenas de ilusión y color con él. Zayn se detuvo en el semáforo para pasar. Yo calculé mal y me golpeé con su espalda, por culpa de mi falta de atención.

–Perdona…– Murmuré. Realmente, era un chico alto y corpulento. Cada vez que lo miraba me gustaba más.


Zayn me miró de reojo, se giró lentamente. Con su mirada me contempló detenidamente. Me eché las manos a la cara y empecé a soplar. Se me había olvidado equiparme unos guantes y empezaba a tenerlas congeladas. El semáforo cambió a verde.

–Ya podemos…– Empecé a murmurar.


Zayn se giró por completo y agarró mi mano. La puso en su cara y la mía cambió de color completamente. Su cálida y fina tez ardía comparada con mis gélidas manos. El chico cerró los ojos y deslizó suavemente su mano junto a la mía.

–Estás helada. Te has arreglado tanto y, no has pensado en unos guantes?– Preguntó con la cara seria.
–No, bueno… Se me pasó por alto y…– Mis ojos fueron descendiendo y clavándose en nuestras entrelazadas manos. –Y...–

Zayn sonrió con su perversa sonrisa. Tiró levemente de mi mano y se la metió en el bolsillo junto a la suya. Echó a andar y yo tras él.

–Vamos, antes de que el semáforo se ponga rojo de nuevo.– Comentó. Andando como siempre. Como si no sucediera nada.

Aquel paso de peatones se me hizo eterno. El semáforo parpadeó, volvió a cambiar de color. Está vez, me sentía más identificada con él. Empecé a sonreír estúpidamente. Era como si el frío no hubiese existido nunca. Debajo de aquella gorda capa de ropa nuestras manos estaban unidas. Su mano cubría la mía sin problema alguno y, la mía, ingenua como yo, empezaba a temblar un poco. El moreno no preguntó el porqué. Seguramente pensaba que era por el frío pero, el culpable era él. Siempre él.
Llegamos al local. Zayn dejó su mano salir y soltó la mía fuera del bolsillo.

–Es aquí.– Dijo. Agarró y picó la cobertura de metal que usaban las tiendas para evitar robos.

La puerta empezó a abrirse. El tiempo que tardó fue suficiente para disfrutar de aquel momento que acababan de regalarme. Eché mi mano a la cara y me acaricié con su dorso. La sonrisa en mi rostro parecía ser permanente.
La calidad esencia y el varonil aroma de Zayn, envolvían aquella pequeña parte de mi cuerpo. Sólo una voz, la suya, pudo despertarme de lo que se me estaba empezando a figurar como un sueño.

–¿Vamos?– Preguntó el moreno.

Lo seguí, pasé por aquella puerta y un chico con el mismo color de ojos que Louis pero, de cabello rubio me sonrió. Se quedó cerrando la puerta y yo seguí a Zayn.

–¡Por fin llegas!– Exclamó Eleanor. –¿Y el gorro?– Agarró su bolsa. –¡Zayn póntelo! ¡Mira ella lo lleva puesto!–


Entré en una trastienda decorada con amor e ilusión. Eleanor le gritaba a Zayn y éste se defendía. Harry sonreía y Louis, Liam, Niall y Danielle se incorporaba a seguir colocando cosas.
Junté mis manos, como dos polos opuestos que se atraían. Mezclando la temperatura de ambas y tapándome la sonrisa con ellas.

–Feliz navidad, pequeña…– Me murmuré, increíblemente feliz.
–¡Oye!– Gritó Zayn, sacándose el anorak. –No te quedes ahí y pasa.– Sentenció.

Asentí con la cabeza y entré en aquel pequeño Edén, lleno de una efímera y curiosa felicidad.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por emotional. el Miér 23 Oct 2013, 5:53 pm

Ahora comenzaré a leer!:3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por emotional. el Miér 23 Oct 2013, 6:04 pm

Ficha:

Esthefania98 escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Black Rose


Ebba Zingmark|Edad:18|Irlandesa

Nombre Completo:  Diana Sophia Arckely Degeneres.



Chico 1: Zayn Malik



Chico 2: Tim Pocko



Estado Actual: Soltera



¿Dónde conociste a tu chico "problema"?:  Se conocieron en un campamento al que furon juntas hace cinco veranos, ella no era para nada a como es ahora, además de que tampoco interactuaron mucho entre sí, salvo una "pequeña" broma en el que él y sus amigos, le hicieron a todas las chicas de su cabaña.

¿Cuál será el problema que deberán enfrentar?:  El iba constantemente a la empresa en el que ella trabajaba, lo cual era lógico, era el novio de la hija de la dueña, es decir su jefa, vaya error que cometio al fijarse en el novio de su jefa. Ellos estaban comprometidos, sus padres lo presionaban a casarce con aquella arpia. Su relación tenia que mantenerce a escondidas.

¿Cómo te reconoció tu chico?:  Por sus piercings en el hombligo y las caderas, además del tatuaje en forma de trebol que tenia en la parte baja de su espalda. Acostumbrada a esconderlos bajo su ropa, un día se le olvido y los dejo ver.

Datos importantes:  Trabaja como bailarina y camarera, alternendo en las noches, puesto que necesita el dinero. El color de su antifas es negro, con detalles en plateado.

¿A qué te dedicas de día?:  Si trabaja, en una de las grandes marcas de diseñador, en la linea de producción, especificamente la sección de costura.



Algún escrito por ustedes:
Capitulo *--*:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ŀα Þεqυεñα Ŀιghtωοσd
●9 сαpιtυℓσ:

La mañana siguiente llegó, y con ello el tener que levantarse para otro día de clases. Liam fue el primero en despertarse, y al abrir los ojos se dió cuenta de que se habían quedados dormidos en el sofá, sonrió y miro a su hermana con ternura, cuánta falta le había hecho la pequeña enana engendrosa, como él le decia. Los recuerdos de la noche anterior, de su hermanita llorando, le atormentaron un poco, y no pudo evitar pensar, que hubiese sido de sus demás hermanas. Debía de sentirse feo que te alejaran de tus seres queridos.

- Liam, amor, buenos días.- la voz de su madre lo sacó de sus cavilaciones, el castaño alzó la cabeza y miro a su madre, que aun cargaba su camisón de dormir, y sonrió.

- Buenos días, má.- le respondió él, y la mujer se acercó al sofá, y miro a sus hijos con ternura, beso la frente de su hijo, y6 remoció un poco a la rubia, que estaba acostada sobre él.

- Sol... Bebe... Angie... Buenos días, es hora de levantarse.- Sol soltó un pequeño gruñido, pero terminó por abrir los ojos y levantarse de encima de su hermano. Miro a su madre.

- Bendición, má- pidió la chica y su madre sonrió, era una costumbre de ella, de cuando sus padres vivían.

- Dios te bendiga peque.- le respondió su madre y beso su frente.- Es hora, vayan a arreglarse, o llegaran tarde, y es tu primer día de clase.- dijo Karen, y se perdió en la cocina, Solangel miro a su hermanao mayor y sonrió.

- Buenos Días, Boo.- saludo y Liam le sonrio, beso su mejilla y se levanto del sofá, perdiendose escaleras arriba.


**********************

Selena decidió levantarse después de una noche insufrible, ativorrada de recuerdos tortuosos: de la muerte de sus padres, la perdidas de sus hermanas, la fatidica noche en la que su "padre" la violó, y muchos más recuerdos que le impidieron conciliar el sueño en toda la noche.

Entró al baño, se aceó y vistió con un jean un poco más ajustado de lo normal, y una sudadera ancha de un azul marino, con la inscripción de "VANS!" en llamativas letras blancas, sus converses recogió su cabello en una coleta alta, y finalmente tomó su bolso y bajo. Entró en la cocina y vio a su padre leyendo el periódico.

- Buenos Días.- hablo, y ella no le respondió, siguió de largo y tomo una manzana verde del frutero. - Buenos Días, Selena.- gruño su padre y ella sólo se limitó a darle una mirada gélida. Y siguió con su camino, estaba a punto de salir por la puerta, rumbo a la preparatoria cuando sintio que la jalaron violentamente por la sudadera.

- Te estoy hablando, Selena.- gruño aquel hombre tomandola por lo brazos con muy poca delicadeza.

- Suéltame, me estas lastimando.- chilló ella, y el hombre apretó su mandibula.

- Cuando te hable, quiero que me respondas, si te digo buenos días Selena, tu respondes: "Buenos Días, papá".- gruñó el hombre, y ella frunció el ceño.

- Cómo te atreves a llamarte paá, maldito bastardo.- escupió ella, y Robert frunció aun más el ceño, su rostro se torno rojo como un tomate, y sus ojos brillaron con furía.

- Insolente mocosa.- gruño el hombre setandole una bofetada, El rostro de Selena se defiguró por el dolor del golpe.

- Animal.- chilló ella y se soltó como pudo de su agarre, y salió como alma quien lleva a la diablo de aquella casa.

Llegó a la preparatoria con bastante retarasó, ya que había optado por ir a llorar a un café del centro. Y liego de que se le pasará el coraje por lo asquerosa que era su vida, y tapar con maquillaje su nuevo golpe, se fue a la prepa.

Llegó y el timbre del final de la tercera hora de clase sonó, indicando que era hora del almuerzo. Selena camino por los pasillos hasta su casillero. Una vez ahí dejo lo que no necesitaba y después se encaminó a la cafetería. A qué, no sabía puesto que no tenía hambre. No quería ni mirar alimento alguno, sólo quería poder lanzarce de un puente, o delante de un auto, o del 5° piso de un edificio. ¿Por qué no lo hacía? porque había hecho una promesa, una promesa a sus hermanas y así fuese lo ultimo que hiciese, la cumpliría. Iba distraída sumida en sus pensamientos, cuando sintió que golpeeba el suelo, risas en general llegaron a sus oídos. Y entonces comprendió, un poco tarde, que la había, tumbado a mitad de la cafetería, halzó su cabeza y miro a la rubia teñida con el uniforme de animadoras, viendola de una manera superior con una soda en la mano, soda que tansolo dos segundos después la estaba empapando de pies a cabezas. Más risas se hicieron presentes.

- ¡Ay!, ¡Cómo extralaba los viejos tiempos!.- rió con voz chillona, AMber, la reina de las zorras de aquella institución, Selena la miro con odio, pero no dijo nada. Y la vio tomar un plato de espaguettis de la mesa de al lado. - Así es como deberias estar siempre... entre la basura, ahí, entre los tuyos.- burló, y la gente se rió de sus estúpida broma, Selena apreto los puños con fuerza, ya se estaba artando de aquello, entonces antes de que la rubia artificial pudiera lanzarle el palto de comida encima, una chica rubia la detuvo. Selena abrió los ojos como platos.

La chica era de estatura media, cabellos rubios oscuros, mitad lacio mitad ondulados, unos ojos verdes que denotaban odio hacia la rubia artificial, sus labios estaban fruncidos en una línea dura, y ela era... era... No podía ser cierto.

Se escuchó un murmulló global de sorpresa entre los que estaban ahí, casi toda la preparatoria.

- Te crees mucho haciendo esto.- gruño la rubia; y si Selena aun dudaba de la identidad de aquella chica, ahora, después de haber escuchado su voz, no había otra opción. Un escalofrío le recorrió la espalda.

- ¿Quién eres?- siseó Amber con el ceño fruncido, y zafandose de su agarre. La miro desafiante.

- A tí que te importa.- espetó la rubia de ojos verdes, y a Amber le crujió la mandibula.

- Te enseñare a respetarme niñita.- escupió y derramó una soda encima de la rubia que le había desafiado, la chica soltó una exclamación de sorpresa, y Selena sintió la sangre hervir, antes de darse cuenta ya había llegado hasta su lado. Solangel trató de abalanzarce sobre Amber, pero Selena la detubo con un brazo.

- No, no lo vale, Sol.- le dijo a su hermana y esta la miro furiosa. Selena le dedicó una mira tranquilizadora. Sol bufó y se quedo quieta, Selena se volteó a ver a la rubia artificial, intento barato de baribie. esta sonreía de manera burlona.

- Si, linda, que no ves que es poca cosa. No lo vale.- burlo y Sol trato nuevamente de abalanzarce sobre la rubia, pero Selena la refrenó. - Uh... Con que ruda nos salió la niña.- rió la deserebrada, Selena se estaba conteniendo.

- Zorra.- sisieó la rubia menor, y Amber frunció el ceño.

- ¿Quizás no te quedo claro, quien manda aquí?...- gruño Amber, y la risita sarcastica de Sol se hizo presente.

- No me digas que tú... Porque eso si que seria decadente para esta preparatoria.- escupió, y se escuchó un gran: "Uhhh..." por parte de todos los que observaban aquello.

- Creo que te estaría refiriendo a tí. Tu ropa, tu cabello, esos zapatos. Ese cuerpo de vaca... Si, en definitiva te refieres a tí. Tú eres la patética.- insultó Amber, y Selena estaba cada vez más al borde de abalanzarce sobre la rubia artifical y arrancarle cada una de sus extenciones.

- No se que me da más lastima, si tú, o tus insultos. Eres tan poco creativa. Y tan predecible, eres la típica rubia artificial, que se cree la dueña del instituto solo porque es capitana del equipo de animadoras, y a pasado por la cama de casi todo el equipo de futbol.. Que digo del equipo de futbol, de seguro te has acostado con más de medio instituto.- espeto Sol con rabia en la voz. Amber frunció el ceño. Pero al final soltó una risita.

- Oh, sí. ¿Sabes qué? Disfruté bastante en la cama de tu hermano... Ya sabes, esun graann chico.- dijo con sorna, y Sol frunció el ceño, no se le tiraba encima a la rubia porque el brazo de Selena la tenia contenida. - Me da igual lo que tu pienses de mí. Me rebala lo que una estúpida niñita pueda decir respecto a mí, y más si los insultos vienen de una andrajosa mocosa, que ni siquiera familia propia tiene. - escupió, y Sol la miro con odio. - Ups... Lo siento se me escapo.

- Amber, ya basta.- gruño la voz de Liam, y Amber soltó una risita.

- No te metas Payne.- le espeto la rubia artificial. - ¿Qué se siente?... ¿Qué se siente saber que no tienes una familia propia? ¿Que se siente saber que tus padres no son tus verdaderos padres? ¿Que se siente saber que tus padre te dejaron a tu suerte y que ni siquiera tus hermana mayor te quiso?- Selena miro a su hermana y noto que Sol se estaba quebrando, sabía que estaba roja, consumida por la ira.- ¿Que se siente saber que....?- Amber se vio interrumpida por la sonora bofetada que le propino Selena, sobresaltando a todo el mundo. Amber la miró con rabia.- ¿Qué mierda!.- Selena le estampo otra cachetada por el otro lado. Y se acerco a la rubia descuartizandola con la mirada.

- Escucha, y escuchame bien.- sisieó y la cogió por su falsa melena rubia, tiró de ella y Amber se contociponó hacia atras, los ojos de Selena chispeaban inhumanamente con odio y rencor.

- Durante años, te he permitido humillarme, insultarme, y hacer conmigo lo que se te venga en gana, sólo por llevar la fiesta en paz, por no rebajarme a tu asqueroso nivel, de perra rastrera, de prstituta de esquina.- escupió y sus palabras rebosaban con odio.- Me da igual si te metes conmigo, puedo soportarlo, pero lo que no permito, ni permitiré jamás, es que trates de denigrar a mi hermana.- espetó. Y la subió, inconscientemente su tono de voz por la ira acumulada.- Me tienes harta, comprendes, harta, esto fue lo que derramó el vaso, maldita puta. Mi familia es lo más importante para mí, no conoces nada de mi historia, ni de la de esa niña a la que estas insultando, sabía que eras deserebrada y que tanto tinte para el cabello habia acabdo con la pocas neuronas con las que habías nacido, pero esto... Esto ya es ser inhumana. Sabias que sus padres estan muertos. ¿Quien mierda te crees que eres para meterse con su familia? La conoces si quiera.- chilló, cada vez templaba másl los cabellos de la rubia artificial. La soltó, Amber cayó al suelo y miro a Selena con miedo, la rubia cogió su mochila del piso y se alejo de ella, pero se detuvo y se volteo.

- Acercate de nuevo a ella, acercate de nuevo a mi hermana, y te termino de arrancar esas putas extenciones baratas, de tu deserebrada cabeza. - exclamó con rabia contenida en su voz.- Y ni se te ocurra retarme, porque conocerás de lo que soy capaz. Esto no es nada.- amenazó, y salió de la cafetería por el mismo camino por el que había visto a Payne llevarse a su hermanita, cuando ella atentó contra la barbie deformada.

Selena llegó al pasillo y busco algun rastro que la llevase con su pequeña hermanita. Después de unos cuentos segundos buscando con la mirada por todo lo largo de los pasillos de la prepa, por fin logro encontarla, estaba en el patio trasero pero no estaba sóla, estaba nada más y nada menos que acompañada por el quinteto de idiotas, por excelencia de aquella preparatoria. No le importó, le daba exactamente lo mismo, queria estar con su hermana. Sin darse cuenta ya estaba corriendo hacia ella, dejó caer su mochila al pasar por un lado del moreno, empujó al rubio y al castaño ojiazul, pasando entre ellos, y se freno justo en frente de su hermana, ella estaba abrazada a Liam, estaba sollozando podía escucharla, y sin querer controlarse sus ojos se cristaizaron.




¡Ficha Aceptada!
Me encanto tu representante. Ebba es hermosa. Tu ficha está perfecta. Me fascino y ni hablar de tu capítulo. ¡Super aceptada!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por emotional. el Miér 23 Oct 2013, 6:10 pm

Ficha:

vicstyles escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nina Mcjane.


[center]Leighton Meester|21 años|Americana

Nombre Completo:  Claire Marie Tyland Morris. 



Chico 1: Louis Tomlinson.



Chico 2: Chace Crawford



Estado Actual: En pareja.



¿Dónde conociste a tu chico "problema"?:  Se conocieron casualmente en un vuelo hacia Londres, charlaron mucho y el viaje se les hizo corto. Él le pidió su teléfono para volver a verse pero ella se negó, le propuso que se lo daría si volvían a cruzarse en algún sitio. Eso no ocurrió, pero aún así el se juro a si mismo volver a verla como sea, pero apenas sabía su nombre, Claire.

¿Cuál será el problema que deberán enfrentar?:  Ella está comprometida, y él dejó embarazada a quien ahora es su ex novia que quiere recuperarlo a cualquier precio, incluso metiendo al niño de tan solo tres años en medio. Como eso no era suficiente, en el jardín de infantes al cual el pequeño asiste, entra una nueva líder, que divierte a los niños con juegos, canciones y momentos divertidos. Esa chica es Claire.

¿Cómo te reconoció tu chico?:  Al principio le pareció imposible, pero el nunca había olvidado la mirada de claire, sus manos, su sonrisa, sus gestos. Todo eso había quedado guardado como una foto en la memoria de Louis

Datos importantes:  Su trabajo inicial fue detrás de la barra, pero cuando su jefe notó el potencial de la chica le ofreció un considerable aumento al cual Claire no se negó. Su color de antifaz es dorado.

¿A qué te dedicas de día?:En el jardín de infantes .



Algún escrito por ustedes: 
Audicion para una NC:

Martina Cox nació la madrugada del martes número 13 del mes de agosto, 1992. Su llegada no fue hermosa y feliz como la de la mayoría de los bebés. Sino que fue trágica. Su madre murió en el parto por causas que no pudieron determinar. Era una familia muy pequeña y no se hablaban entre todos, por lo que luego de ese día, Martina se quedó  a cargo de su padre y su abuela paterna. 
Su abuela trató de darle la mejor vida posible pese a los problemas económicos que tenían. Le brindaba amor y realmente la amaba, no como su padre, que la consideraba la causa de muerte de la mujer de su vida. Nina, la abuela, intentaba hacer entrar en razón al hombre pero esto no era posible, estaba cegado ante el dolor de su amada esposa.
Así, los años fueron pasando y cuando la pequeña Martina cursaba su primer año de escuela su abuela ya muy mayor falleció. Nunca había sido todo color de rosas para la niña, pero ese día su vida se volvió realmente gris.
Su padre sentía que no le quedaba nada en este mundo por lo que sin importarle entró en el alcohol. A sus 7 años Martina vivía prácticamente sola, su padre la ignoraba por completo. Ella aprendió sola el camino a la escuela siendo empujada a comportarse como alguien mayor, sin disfrutar su infancia. 
Cuando cumplió 12 no pensó que las cosas podrían ir peor pero si lo fueron. Su padre estaba completamente perdido y cada bronca que traía la descargaba con la pobre chica. Ella hubiera preferido que él la siguiera ignorando, pero no. Ahora el maltrato no solo era psicológico, sino que también se volvió físico.
Poco tiempo después el hombre murió en una pelea callejera. La vida de Martina estaba acabada. La enviaron a un reformatorio. Todo era triste, gris y ella, terminó volviéndose igual. Probablemente no fueron los peores años de su vida los que pasó ahí dentro, pero no habían sido nada bueno. 
La joven, ya entrada en la adolescencia era agresiva y sarcástica. No quería a nadie y buscaba cualquier excusa, solo una mala mirada, para comenzar una pelea. Ya no era la nena sumisa de antes, se había cansado de ser la maltratada y por eso ahora lo hacía con los demás, comenzando así a ganarse el respeto de todos en el reformatorio.
Su vida volvió a cambiar cuando cumplió los 18, la echaron a la calle sin importarles si tenía o no a donde ir. La vergüenza se apoderó de ella pero no le quedó otra que pedir dinero para comer, pero fue por poco tiempo. Una noche fría en el subte, Martina intentaba dormir, temblando de frío, un buen hombre se apiadó de ella. Le ofreció un techo y comida al ver a la joven tan sola.
Desde ese momento, Martina Cox, se hizo llamar Nina Fox, queriendo dejar atrás su oscuro pasado. Parecía que las cosas cambiaban y mejoraban de a poco. Consiguió un humilde trabajo, donde ganaba poco y trabajaba mucho pero al menos podía gastar algo de dinero en su propia imagen y el resto dárselo a aquel hombre.
Conoció a un joven de su edad humilde pero de buen corazón. Con él comenzaron una relación afectiva y fue la primera vez desde la muerte de su abuela que volvió a sentirse realmente amada. Eran una hermosa pareja y hacían planes a futuro, de casarse, y vivir juntos para siempre.
Nina volvía tarde de su trabajo cuando sintió disparos en donde ahora era su casa y corrió hacia allí. Cuando llegó vio a su novio de espaldas levantando las manos y suplicando que no lo mataran, pero quien tenía el arma no tuvo piedad y disparó contra él para luego huir corriendo. La última gota de esperanza se fue junto con el amor y no solo eso, en la casa también estaba el hombre, a quien asesinaron como a su novio, a sangre fría.

No quería saber más nada con la vida e intento terminar con esta cortando sus muñecas. Cumplió sus 20 años en el hospital. Luego de un mes de rehabilitación le dieron de alta. Ese día, su vida cambiaría por completo. Un hombre de traje y corbata, muy bien arreglado se acercó a ella ofreciéndole el cielo y la tierra si le permitía ayudarla. ¿Qué más podía perder? Aunque era consciente de que en el mundo que estaba a punto de meterse no era bueno, nada, pero nada podría salirle peor en la vida que hasta ahora.
 



[/center]

¡You're inside!
Bueno, ¡You know!  Estás dentro y no tengo que repetirlo:) Ahora deberemos elegir a las demás chicas que escribirán con nosotras.  Igualmente tu ficha esta perfecta y me encanto. Fuiste una de las primeras en mandarme el Mp c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por emotional. el Miér 23 Oct 2013, 6:19 pm

Ficha:

Zarry HorTomPay :) escribió:
Spoiler:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dark Phire.


Kristen Stewart| Diecinueve años| Mineapolitána.
Nombre Completo:  Raise Zephire Chevalier Marechál.
Chico 1: Zayn Malik.
Chico 2: Max Irons.
Estado Actual: Soltera.
¿Dónde conociste a tu chico "problema"?:  Empezó trabajando como stripper en un club que visitaban “grandes empresarios”. Ellos le daban buenas propinas por sus bailes, por sus movimientos sensuales hasta que un día alguno de esos hombres decidió hacerle otra oferta, convertirse en prostituta. Pero el trabajo no era de prostituta de poca monta, era de prostituta de lujo. Ganaría más dinero, tendría la seguridad de su “jefe” que la vigilaría y podría quedarse con los regalos que los clientes le hiciesen. Ella aceptó, pues siempre supo que acabaría metida en ese negocio. Estuvo desde los dieciséis hasta los dieciocho trabajando de prostituta. No era un trabajo que le agradase ya que debía hacer todo lo que su cliente quisiese, pero no estaba para nada mal pagado. Al poco tiempo de cumplir los veinte conoció al hijo de su jefe. Era atractivo y realmente insoportable, él disfrutaba sacando de quicio a Raise y ella siempre tenía algún comentario que decir para callarle la boca. Ese juego pareció divertir al chico ya que compró a Raise, pagó una alta cantidad de dinero para que solo trabajase para él. Ella debía acudir siempre cuando él la llamase y debía hacer todo lo que él le pidiese, eso dañó el orgullo de la muchacha. A ella le dio igual que la hubiese comprado, lo siguió tratando con la misma hostilidad de siempre y eso todavía avivó más la obsesión del chico. La relación entre ambos se volvió insana: Discutían, se acostaban, sexo salvaje, odio, celos, obsesión… Pero él también la hacía sonreír, la hacía sentirse especial y eso confundió a la castaña. En cuanto el contrato del año se acabó, Raise robó una alta cantidad de dinero al chico y se fue.
¿Cuál será el problema que deberán enfrentar?:  Zayn está obsesionado con ella, la quiere solo para él y ella se niega en rotundo. Ella ya dejó su trabajo como prostituta, y aunque su ocupación actual no sea la mejor del mundo, le pagan muy bien y no piensa abandonarlo. Pero Zayn no la deja en paz, siempre tuvo lo que quiso con tan solo pedirlo, por lo que no está acostumbrado a que le digan que no. Ha estado seis meses buscándola. Como su padre es un millonario conocido a nivel mundial, ha podido saber la localización exacta de Raise, Zayn tiene intención de arrastrarla hasta Mineápolis y reclamarla como suya hasta que le pague todo lo que le ha robado.
¿Cómo te reconoció tu chico?:  Un cuerpo como el de Raise no es difícil de olvidar, y más si has estado un año entero toqueteándolo y observando los tatuajes que enmarcan su piel. Además de que la mirada ojiverde de Raise es muy característica, demasiado para el gusto de la muchacha.
Datos importantes:  
▬ Trabaja como bailarina, y siempre lleva una máscara completamente negra, que hace destacar sus ojos. Casi todo el mundo sabe quién es gracias a su máscara, ya que es la única que las lleva negra.
▬ No cree en Dios y el demonio pero si que lo hace en el cielo y el infierno, por esa razón a final de cada mes, va un día a la iglesia y se sienta en un banco a dibujar mientras pide perdón en silencio por sus pecados.
▬ El tatuaje de la serpiente en su espalda la marca como propiedad de Zayn, el hombre que la compró durante un año.

¿A qué te dedicas de día?:Trabaja como dependienta en una tienda de música, bastante reconocida por tener la mayoría de discos de cantantes antiguos.
Algún escrito por ustedes:
All you need is this (?:
La navidad estaba por todas partes. Mirase donde mirase.
Cuando paseaba por las calles, mirando la cara de los niños, éstos corrían libremente por el parque, sin miedo al frío y con la ilusión en sus ojos.
Hacía tiempo que la navidad ya no era una novedad para mí. Sólo era un día más donde estar con la familia pero, tampoco tenía eso. Ahora, estaba sola en un frío apartamento, no me reencontraría con mi familia, hasta fin de año.
Quedaban muy lejos aquellos días de creer en los milagros navideños.
Di varias vueltas en mi pequeño sofá, era día veinticuatro y aquella noche a las doce, muchas familias, parejas, amigos se desearían feliz navidad.  
Miré a mí alrededor y decidí darle un poco de alegría a aquel triste apartamento. Cogí un anorak y salí por aquella puerta. Las tiendas seguían abiertas aunque, hoy cerrarían más pronto. Me acerqué al centro y entré en un pequeño establecimiento de decoraciones.
Estaba vacío, muchas personas iban con prisa a comprar juguetes para sus hijos y comida para su espectacular cena navideña. En caja, había una joven muchacha asiática sonriente que clavaba en mí, sus rasgados ojos.
Cogí algunas decoraciones y un curioso peluche en forma de reno.

–Esta noche es nuestra, pequeño. – Murmuré sonriente a aquel adorable peluche. Él sería mi única compañía en el día de hoy.


Me acerqué a caja y pagué aquellos complementos. Sonreí modestamente y salí con una bolsa que se rompió nada más girar la esquina.

–Maldita suerte la mía…– Suspiré, haciendo de mi bocanada de aire una pequeña nube.

Llevé la bolsa como si fuese una de aquellas bolsas americanas. Abrazada a ella, sentía el suave tacto de aquel pequeño peluche.  
Era tarde, las tiendas ya estaban cerrando. Había salido justo a tiempo para comprar todo aquello. Si hubiese tardado un poco más, no lo hubiese logrado.
Entré en el edificio y, posteriormente,  entré en mi apartamento.  Dejé la bolsa en la mesa y empecé a decorar la habitación. La habitación empezó a tomar un nuevo color, una nueva luz. Sonreí ingenuamente. Sería verdad que la navidad es una época llena de alegría.
Puse aquel curioso peluche en la entrada y le sonreí.

–Espero que Papá Noel se alegre de encontrarte.– Sonreí.  –Aunque, eso no vaya a pasar.–

Me retiré y encendí el televisor. Los canales estaban llenos de programas grabados hace tiempo pero, que se emitían en este día. Era mejor que nada; aunque, a veces, me entraban ganas de coger un DVD y cambiarlos por una película cualquiera.
Mi teléfono empezó a sonar vivazmente. No tenía mucha prisa en cogerlo. Seguramente, era mi madre preguntando por cómo se presentaba aquella noche. Me equivocaba. Su nombre estaba escrito en la pantalla y el móvil empezaba a sonar más fuerte. Una cálida sensación invadió mi corazón. ¿Podría ser posible…?

–¿Zayn?– Descolgué y esperé encontrar su voz.
–¡Por fin contestas!– Una melodiosa y femenina voz sonó desde el otro lado. –¡Soy Eleanor! ¿Qué estás haciendo ahora?–
–¿Eleanor…? ¿Qué haces con el móvil de…?– Muchas preguntas venían a mi cabeza.
–¡Harry!– Gritó. –¡No! Esa bandeja tiene que estar hacía el otro lado. ¡Tiene que estar todo perfecto!

¿Harry? ¿Eleanor? ¿Móvil de Zayn? Poco a poco, las piezas iban encajando y las dudas se disipaban. Se estaban reuniendo para celebrar algo pero, su llamada…

–Perdona...– Habló nuevamente. –¿Qué estabas haciendo?–
–Realmente, no estaba…– Empecé a explicarme.
–¡Oye! Me vas a gastar el dinero de mi teléfono.– Se oyó replicar su fogosa voz. Ahí estaba; él también, Zayn.
–¡Shhht! Dejad de distraerme.– Sentenciaba Eleanor. –Oye, ¿Quieres venir? Vamos a celebrar la navidad en la trastienda de Louis. Lo estamos colocando todo y… ¡Louis dale eso a Zayn, por favor!– Se interrumpía ella misma. –Bueno, ¿Qué me dices?– Pude sentir como su voz transmitía una cálida sonrisa.
–¡Claro que me gustaría ir!– Exclamé. Me hacía mucha ilusión; aunque, se me hacía raro… No es que nos conociéramos mucho pero, fue un noble acto por parte de Eleanor. Sólo tenía un problema. –Pero, … Yo no sé dónde queda esa tienda exactamente.–
–¡Tranquila no hay problema!– Exclamó. Tapó un poco el móvil pero, se le escuchó claramente hablar. –¡Zayn ve a buscarla!–
–¿Qué? ¿Por qué tengo que ir yo?– Se quejaba el moreno. –¡Que vaya Harry!–
–¿Eh?– Exclamó Harry. –Por mí, no hay problema pero, … Estoy ayudando a Louis, Niall y Liam con esto.–
–¡No! Zayn, agarra lo que te dio Louis y ve.– Le ordenó Eleanor. Realmente, era una chica clara y estricta. Muy convincente. Destapó el móvil y volvió a hablarme. –¿Estás? Ahora te mando a Zayn, en media hora está ahí. ¡Zayn espabila!– Exclamó finalmente.  –¡Hasta ahora!–
–Hasta…– No me dio tiempo a acabar la frase. Al otro lado, sólo se oía un repetitivo y molesto sonido. –¿Qué ha pasado?– Me pregunté. Bajé mi teléfono y miré mi reflejo. –¡Oh no! ¡Tengo que arreglarme un poco!–

Fui a mi habitación y revolví todo el armario. No podía ponerme excesivamente elegante, ni tampoco totalmente informal. No sabía que elegir y el reloj, cada vez, marcaba una hora más próxima a la llegada de aquel moreno que hacia temblar mis piernas.
Finalmente, me puse unas medias lanosas grises y recogí un largo jersey negro que caía suavemente de un hombro. El calzado que me acompañaría serían unas cómodas botas altas negras.  
Corrí rápidamente. Fui al baño. Me peiné. Probé miles de peinados pero, me amargué y acabé por volcarme todo el cabello hacía un lado. Me maquillé los ojos más detalladamente de lo que solía hacer e incluso remarqué mis labios con un tono bastante rojizo. Ya estaba lista.

–¡Tiempo récord!– Suspiré. Me senté en el sofá. Esperaba el momento con los nervios a flor de piel. Tenía todo preparado. Sólo tenía que oír el timbre, exclamar un “ya voy” y salir. Pero, a la salida estaría él. Aquel moreno que me tenía loca.

El timbre sonó. Pegué un brinco, recogí las cosas y cogí el telefonillo con el pulso temblando.

–¿Sí?– Pregunté. “¡Estúpida!” murmuró mi consciencia. ¿Para qué preguntaba? Sólo podría ser él.
–Soy yo.– Sentenció algo malhumorado.  –Baja, anda.–
–Voy…– Colgué y me puse una chaqueta gorda. Busqué las llaves en el bolso y abrí la puerta.

La puerta se fue cerrando, poco a poco, puse la llave para cerrarla bien. De repente, ante mis ojos estaba aquel reno de peluche. Sonreí, con una amplia sonrisa.

–Parece ser que los milagros existen después de todo…– Le confesé, figurándoseme que me contestaba con una sonrisa ingenua.

Salí por el portal y ahí estaba. Mirando al cielo estrellado con sus castaños ojos. Las bocanadas de aire de su boca salían lentamente. Oyó la puerta cerrar y miró hacia mí. Su fría mirada se encontró, nuevamente, con la mía. Otra vez, solos. Otra vez, tú y yo.

–Buenas. Disculpa por…– Empecé a tartamudear.
–Toma.– Dictó. Tendiéndome una bolsa. –Eleanor y Danielle me dijeron que era indispensable…– Suspiró molesto. –Que chicas más molestas…– Murmuré.


Abrí aquella bolsa. En ella, había dos graciosos gorros de navidad. Uno simple y el otro con cuernitos de reno incluidos. Me eché a reír ingenuamente, saqué el segundo y comenté.


–¡Son adorables!– Le enseñé a Zayn.
–¡Son horribles!– Exclamó él. Seguí riéndome. –¿Qué te parece tan gracioso?– Preguntó.

Cogí el gorro y me lo puse en la cabeza. Le tendí la bolsa a Zayn y sonreí.


–Sólo te imaginaba con el gorro puesto…– Murmuré y sus cejas fueron frunciéndose. –Pero, no creo que seas capaz de ponértelo.– Le tenté.
–¡Por supuesto que no! No porque no sea capaz. Simplemente, porque me parecen horribles.– Cogióla bolsa y echó a andar. –Venga, vamos.–

Le seguí desde atrás. El joven llevaba un anorak negro y unos pantalones negros. Sus bambas rojas y blancas pero, vislumbré una camisa blanca, tras aquel anorak. Zayn, se había arreglado mínimamente para el momento. Seguramente, Eleanor o Danielle le habrían obligado. Volví a sonreír.
Era mágico pasear por esas calles llenas de ilusión y color con él. Zayn se detuvo en el semáforo para pasar. Yo calculé mal y me golpeé con su espalda, por culpa de mi falta de atención.

–Perdona…– Murmuré. Realmente, era un chico alto y corpulento. Cada vez que lo miraba me gustaba más.


Zayn me miró de reojo, se giró lentamente. Con su mirada me contempló detenidamente. Me eché las manos a la cara y empecé a soplar. Se me había olvidado equiparme unos guantes y empezaba a tenerlas congeladas. El semáforo cambió a verde.

–Ya podemos…– Empecé a murmurar.


Zayn se giró por completo y agarró mi mano. La puso en su cara y la mía cambió de color completamente. Su cálida y fina tez ardía comparada con mis gélidas manos. El chico cerró los ojos y deslizó suavemente su mano junto a la mía.

–Estás helada. Te has arreglado tanto y, no has pensado en unos guantes?– Preguntó con la cara seria.
–No, bueno… Se me pasó por alto y…– Mis ojos fueron descendiendo y clavándose en nuestras entrelazadas manos. –Y...–

Zayn sonrió con su perversa sonrisa. Tiró levemente de mi mano y se la metió en el bolsillo junto a la suya. Echó a andar y yo tras él.

–Vamos, antes de que el semáforo se ponga rojo de nuevo.– Comentó. Andando como siempre. Como si no sucediera nada.

Aquel paso de peatones se me hizo eterno. El semáforo parpadeó, volvió a cambiar de color. Está vez, me sentía más identificada con él. Empecé a sonreír estúpidamente. Era como si el frío no hubiese existido nunca. Debajo de aquella gorda capa de ropa nuestras manos estaban unidas. Su mano cubría la mía sin problema alguno y, la mía, ingenua como yo, empezaba a temblar un poco. El moreno no preguntó el porqué. Seguramente pensaba que era por el frío pero, el culpable era él. Siempre él.
Llegamos al local. Zayn dejó su mano salir y soltó la mía fuera del bolsillo.

–Es aquí.– Dijo. Agarró y picó la cobertura de metal que usaban las tiendas para evitar robos.

La puerta empezó a abrirse. El tiempo que tardó fue suficiente para disfrutar de aquel momento que acababan de regalarme. Eché mi mano a la cara y me acaricié con su dorso. La sonrisa en mi rostro parecía ser permanente.
La calidad esencia y el varonil aroma de Zayn, envolvían aquella pequeña parte de mi cuerpo. Sólo una voz, la suya, pudo despertarme de lo que se me estaba empezando a figurar como un sueño.

–¿Vamos?– Preguntó el moreno.

Lo seguí, pasé por aquella puerta y un chico con el mismo color de ojos que Louis pero, de cabello rubio me sonrió. Se quedó cerrando la puerta y yo seguí a Zayn.

–¡Por fin llegas!– Exclamó Eleanor. –¿Y el gorro?– Agarró su bolsa. –¡Zayn póntelo! ¡Mira ella lo lleva puesto!–


Entré en una trastienda decorada con amor e ilusión. Eleanor le gritaba a Zayn y éste se defendía. Harry sonreía y Louis, Liam, Niall y Danielle se incorporaba a seguir colocando cosas.
Junté mis manos, como dos polos opuestos que se atraían. Mezclando la temperatura de ambas y tapándome la sonrisa con ellas.

–Feliz navidad, pequeña…– Me murmuré, increíblemente feliz.
–¡Oye!– Gritó Zayn, sacándose el anorak. –No te quedes ahí y pasa.– Sentenció.

Asentí con la cabeza y entré en aquel pequeño Edén, lleno de una efímera y curiosa felicidad.

¡Ficha Aceptada!
Te juro que tu ficha es demasiado perfecta.  La forma en que escribes es increíble. Me encanto!  Además las descripciones que haz dado sobre como se conocieron, el problema que deberán enfrentar y los datos extras, son fascinantes. Sin dudas está aceptada. Amé tu forma de escribir y ni hablar de tu escrito. 


Última edición por |LinSmiles~ el Miér 23 Oct 2013, 6:23 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por Invitado el Miér 23 Oct 2013, 6:20 pm

|LinSmiles~ escribió:
Ficha:

vicstyles escribió:


Nina Mcjane.


[center]Leighton Meester|21 años|Americana

Nombre Completo:  Claire Marie Tyland Morris. 



Chico 1: Louis Tomlinson.



Chico 2: Chace Crawford



Estado Actual: En pareja.



¿Dónde conociste a tu chico "problema"?:  Se conocieron casualmente en un vuelo hacia Londres, charlaron mucho y el viaje se les hizo corto. Él le pidió su teléfono para volver a verse pero ella se negó, le propuso que se lo daría si volvían a cruzarse en algún sitio. Eso no ocurrió, pero aún así el se juro a si mismo volver a verla como sea, pero apenas sabía su nombre, Claire.

¿Cuál será el problema que deberán enfrentar?:  Ella está comprometida, y él dejó embarazada a quien ahora es su ex novia que quiere recuperarlo a cualquier precio, incluso metiendo al niño de tan solo tres años en medio. Como eso no era suficiente, en el jardín de infantes al cual el pequeño asiste, entra una nueva líder, que divierte a los niños con juegos, canciones y momentos divertidos. Esa chica es Claire.

¿Cómo te reconoció tu chico?:  Al principio le pareció imposible, pero el nunca había olvidado la mirada de claire, sus manos, su sonrisa, sus gestos. Todo eso había quedado guardado como una foto en la memoria de Louis

Datos importantes:  Su trabajo inicial fue detrás de la barra, pero cuando su jefe notó el potencial de la chica le ofreció un considerable aumento al cual Claire no se negó. Su color de antifaz es dorado.

¿A qué te dedicas de día?:En el jardín de infantes .



Algún escrito por ustedes: 
Audicion para una NC:

Martina Cox nació la madrugada del martes número 13 del mes de agosto, 1992. Su llegada no fue hermosa y feliz como la de la mayoría de los bebés. Sino que fue trágica. Su madre murió en el parto por causas que no pudieron determinar. Era una familia muy pequeña y no se hablaban entre todos, por lo que luego de ese día, Martina se quedó  a cargo de su padre y su abuela paterna. 
Su abuela trató de darle la mejor vida posible pese a los problemas económicos que tenían. Le brindaba amor y realmente la amaba, no como su padre, que la consideraba la causa de muerte de la mujer de su vida. Nina, la abuela, intentaba hacer entrar en razón al hombre pero esto no era posible, estaba cegado ante el dolor de su amada esposa.
Así, los años fueron pasando y cuando la pequeña Martina cursaba su primer año de escuela su abuela ya muy mayor falleció. Nunca había sido todo color de rosas para la niña, pero ese día su vida se volvió realmente gris.
Su padre sentía que no le quedaba nada en este mundo por lo que sin importarle entró en el alcohol. A sus 7 años Martina vivía prácticamente sola, su padre la ignoraba por completo. Ella aprendió sola el camino a la escuela siendo empujada a comportarse como alguien mayor, sin disfrutar su infancia. 
Cuando cumplió 12 no pensó que las cosas podrían ir peor pero si lo fueron. Su padre estaba completamente perdido y cada bronca que traía la descargaba con la pobre chica. Ella hubiera preferido que él la siguiera ignorando, pero no. Ahora el maltrato no solo era psicológico, sino que también se volvió físico.
Poco tiempo después el hombre murió en una pelea callejera. La vida de Martina estaba acabada. La enviaron a un reformatorio. Todo era triste, gris y ella, terminó volviéndose igual. Probablemente no fueron los peores años de su vida los que pasó ahí dentro, pero no habían sido nada bueno. 
La joven, ya entrada en la adolescencia era agresiva y sarcástica. No quería a nadie y buscaba cualquier excusa, solo una mala mirada, para comenzar una pelea. Ya no era la nena sumisa de antes, se había cansado de ser la maltratada y por eso ahora lo hacía con los demás, comenzando así a ganarse el respeto de todos en el reformatorio.
Su vida volvió a cambiar cuando cumplió los 18, la echaron a la calle sin importarles si tenía o no a donde ir. La vergüenza se apoderó de ella pero no le quedó otra que pedir dinero para comer, pero fue por poco tiempo. Una noche fría en el subte, Martina intentaba dormir, temblando de frío, un buen hombre se apiadó de ella. Le ofreció un techo y comida al ver a la joven tan sola.
Desde ese momento, Martina Cox, se hizo llamar Nina Fox, queriendo dejar atrás su oscuro pasado. Parecía que las cosas cambiaban y mejoraban de a poco. Consiguió un humilde trabajo, donde ganaba poco y trabajaba mucho pero al menos podía gastar algo de dinero en su propia imagen y el resto dárselo a aquel hombre.
Conoció a un joven de su edad humilde pero de buen corazón. Con él comenzaron una relación afectiva y fue la primera vez desde la muerte de su abuela que volvió a sentirse realmente amada. Eran una hermosa pareja y hacían planes a futuro, de casarse, y vivir juntos para siempre.
Nina volvía tarde de su trabajo cuando sintió disparos en donde ahora era su casa y corrió hacia allí. Cuando llegó vio a su novio de espaldas levantando las manos y suplicando que no lo mataran, pero quien tenía el arma no tuvo piedad y disparó contra él para luego huir corriendo. La última gota de esperanza se fue junto con el amor y no solo eso, en la casa también estaba el hombre, a quien asesinaron como a su novio, a sangre fría.

No quería saber más nada con la vida e intento terminar con esta cortando sus muñecas. Cumplió sus 20 años en el hospital. Luego de un mes de rehabilitación le dieron de alta. Ese día, su vida cambiaría por completo. Un hombre de traje y corbata, muy bien arreglado se acercó a ella ofreciéndole el cielo y la tierra si le permitía ayudarla. ¿Qué más podía perder? Aunque era consciente de que en el mundo que estaba a punto de meterse no era bueno, nada, pero nada podría salirle peor en la vida que hasta ahora.
 



[/center]

¡You're inside!
Bueno, ¡You know!  Estás dentro y no tengo que repetirlo:) Ahora deberemos elegir a las demás chicas que escribirán con nosotras.  Igualmente tu ficha esta perfecta y me encanto. Fuiste una de las primeras en mandarme el Mp c:
Awww amo saber que ya soy parte de esta nove! Voy a poner el link de las audiciones en mi firma para que audicionen mas chicas! Ya sabe, lo que necesites, me lo pides ;)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: I knew you were a trouble|Nc| R E S U L T A D O S.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 19. 1, 2, 3 ... 10 ... 19  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.