O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ♡ snow flower.
Ayer a las 11:31 pm por sagittarius

» S E R E N D I P I T Y (Park Jimin) A.A
Ayer a las 10:57 pm por -Sty-

» the code; audiciones abiertas
Ayer a las 10:45 pm por chihiro

» Proyecto muggle (Inscripciones abiertas)
Ayer a las 10:19 pm por JaquelineZamm

» Sisa's poems
Ayer a las 9:10 pm por CNCOwner.

» cokehq cay {muro interactivo.
Ayer a las 9:04 pm por Asclepio.

» H A U N T E D
Ayer a las 8:52 pm por Ingrid B.

» surrender
Ayer a las 8:51 pm por o'callaghan

» Survive.
Ayer a las 8:38 pm por changkyun.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 3:58 pm

pamm182 escribió:
paularamirez escribió:
pamm182 escribió:
paularamirez escribió:
pamm182 escribió:Emily Roger(marginada) | Emmy Rossum | Louis Tomlinson ( popular)
El lucho es todo tuyo Pam, se como escribes.
¿Cómo sabes como escribo? O.o :o
El lucho es mioooo wiiiiiii.
So yo leo the weeding planer, bueno recién la empiezo a leer, pero cada vez que la empiezo a leer, mi hermano me interrumpe.
I can not believe it! Tengo otra lectoraaaa ^^  :ah:
Si..... y desde ahora una nueva stalker 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:03 pm

Eeeh, justamente estoy en busca de una novela colectiva... me presento, y dejo los requisitos que pediste Pau (¿te puedo nombrar así?).
Mi nombre es Mariella (se pronuncia Mariela y puedes llamarme como gustes), tengo 15 años y soy de México Me gustaría participar, PORQUE MUERO POR ENTRAR A UNA NC.

Anne Cooper (Marginada)|Janet Devlin|Niall Horan(Popular)

CAPÍTULO:

CAPÍTULO 1
the beginning


Abrí los ojos como los seres de ultratumba en medio de una película de terror y me incorporo apoyada en el respaldo de la cama, refregando mis ojos con pereza. Sé que el tema musical maraquero y la vibración de mi iPhone pasó hace  más de media hora y que  mis cinco minutos me jodieron (nuevamente) mi mañana del Lunes. Me levanté de la cama a trompicones, enredada en mi sábana y abriendo la puerta de mi alcoba, mi dedo meñique del pie choca con alguna parte y siento como mi dolor sobrepasa mi estupidez. Aúllo como una ibécil mientras enciendo el grifo de la regadera y me desvisto, quedando en mi menudo cuerpo desnudo y pegajoso por el sudor. El sol atraviesa cualquier parte y calienta todo a su paso como un tornado. Es asqueroso y extremoso, el invierno es intenso y el verano también. Estamos en pleno comienzo, saludando a Marzo para que nos joda con la primavera y nos llene de mosquitos y moscas detestablemente repugnantes. Acabo mi ducha en menos de lo que espero, toda mojada y me meto en mi ropa interior, mis vaqueros desgastados y mi viejo polerón tejido naranja (mi favorito). Son más de las ocho de la mañana, no me alcanza para pasar a Starbucks y complacer mi falta de sueño con un poco de cafeína. Cierro la puerta del apartamento con el pelo escurriéndome la ropa y las botas negras estilo militar desabrochadas. Lucho con el bonche de papeles dentro de mi maletín mientras trato de arreglar la correa de mi bolsa. Los siguientes diez minutos, me encuentro trepada en el bus, oliendo axilas y bañándome de nuevo en sudor. Frunzo la nariz, no se siente el aire entre tantos cuerpos apretados y lo único que deseo es que el chofer avance de una maldita vez. Gimo y enrosco las mangas hasta los codos, pasando el dorso de la mano por mi frente sudada. Agradezco el no llevar maquillaje ahora, pareciera una versión de Maléfica en tiempos de hambre. Ugh. Quiero comida, mi estómago insaciable gruñe y lo apaciguo mentalmente. Y ahora mismo desearía ser Aurora para dormir y dormir y dormir y volver a dormir. Salpico a todos en mi camino, empujando y tambaleándome mientras el camión frena y me bajo por los escalones. Me he retrasado por 32 minutos, sé que Phil querrá arrancarme los cabellos por llegar tan tarde, pero a ninguno de los dos le conviene que  deje de trabajar en el Journal. Abro la puerta ahumada (que es tremendamente pesada) y siento el frío del aire acondicionado volverme  a  la vida. Sonrío satisfecha y camino por el recibidor.

-Hola Katie -saludo a la secretaria que siempre  está tecleando en su computador y, sinceramente, no sé si trabaja como esclava por su gusto o se pilla por el Twitter. No la culpo, ella no tiene cosas tan importantes que hacer, más que sonreír como si le entregaran un pastel de chocolate lleno de ricos y deliciosos carbohidratos. Se acomoda sus gafas Ralph Lauren estilo maestra de vídeos porno por el puente de la nariz y me esboza una sonrisa de millón de dólares con sus lindos labios con carmín rojo.
-Buenos días Sam -asiento en respuesta y me monto dentro del elevador hasta el piso 6. Siento como el corazón me aterriza en el centro del estómago cuando el ascensor da una sacudida y escucho el tenue ping que  marca mi llegada. Las puertas de acero se abren y encuentro en el piso de Redacción a Marilú pegando un bonche de post-its de colores por todas las superficies de su cubículo y acomodando un montón de fotos. Llego hasta mi escritorio, donde dejo mis pertenencias y hundo mi trasero en la mullida silla acolchonada de rueditas.
-Buenas noches -ironiza mi mejor amiga, pasándose un mechón de su cabello castaño detrás de las orejas. Suelto una carcajada y paso los dedos por mi cabello.
-No es culpa mía que Phil se descargue contigo todas las mañanas -voltea por un minuto, fulminándome con sus bellos ojos color chocolate y vuelvo a reír- Bien, es mi culpa, pero me he matado durante  mi noche de insomnio redactando algunos artículos que me había encargado -me excuso, poniendo las manos al aire con un deje de disculpa. Sé que Philibert es un desgraciado manipulador cuando se lo propone y que se cabrea cuando llego tarde; pero ¿Es culpa mía querer complacerlo con artículos de calidad? Tal vez... pero le conviene.
-Deberías de empezar a preocuparte por tí Samantha, cuando tengamos veinticinco te verás como una cuarentona, y no es que insulte la edad de mi madre, pero en lugar de ligar con chicos sexys terminarás quedándote con un hombre de mediana edad... con indicios de calvicie y una barriga -me encogo de hombros y enciendo el CPU de mi ordenador.
-Me importa una mierda Lu, quiero ganar dinero cueste  lo que cueste, no quiero volver a caer en la vida que vivía durante mi formación... no sabes lo espantoso que es ser pobre, y pensar que el mundo está lleno de gente que no puede conseguir ni una migaja de pan me pone enferma -negué con la cabeza. Marilú sonrió tristemente y se sentó en su silla, apoyando los codos sobre sus rodillas.
-Sé que no es fácil Sam -dice en voz baja. Suspiro pesadamente y nos sonreímos- ¿Qué tal todo en casa este fin de semana? -pregunta más animada, sé que odia que hable de mis problemas, preocupaciones y demonios; pero suelo ser así de insoportable. Quiero avanzar, dar un paso y no retroceder. Le hago una mueca de "sé a lo que te refieres" y me rueda los ojos de manera exagerada.
-Bien -me recargo en el respaldo y ella se arrastra hasta mi cubículo, colocándose a mi lado y cerniendo sus brazos sobre el escritorio- El sábado dormí como hasta las cuatro de la tarde, Harry llegó del bufete unas horas después y mi madre llegó como hasta las nueve y el domingo fue más de comer pizza y ver películas por la TV, créeme que tanto ver televisión me quito el sueño -hago una mueca de tristeza y me suelta una risita- ¿Cómo te fue a tí? -le pregunto moviendo el mouse y escribiendo mi contraseña en el campo del correo electrónico de la empresa.
-Lo usual -se encoge de hombros- Mi madre y su obsesión por el trabajo; salí con Louis el sábado a comprar unas cosas y el domingo me dediqué a limpiar mi alcoba... nada importante en la vida de Marilú Heller -resopló risueña. Le sonrío cómplice y ella me da un golpetazo en el hombro.
-Sé que mi hermano y tu se quieren dar el lote desde que se conocieron -me burlo con una cara pervertida. Lu vuelve a torcer los ojos enfadada y bufa como una cría- Pero sigamos con que todo va normal y que no se desnudan con la mirada cuando se ven...
-Eres una pesada -resopla, volviéndose y colocándose en su cubículo.
-Lo sé -sonrío cínicamente y comienzo a pasar los ojos por mis correos nuevos- Una pesada muy sabia que dice la verdad...
-Agh -exclama, reanudando sus labores.

Comienzo a contestar todos lo que puedo y a limpiar mi bandeja de entrada. Sé que Marilú está de mal humor porque no me ha mandado uno de sus correos bromistas, diciéndome alguna estupidez. Siempre se molesta cuando le digo cosas así de Harry, pero ¿por qué hacerse tontos? Desde que tengo memoria, ambos se miran y se sonrojan. No tiene nada de malo, si mi hermano dejara de salir con esas rubiecillas descerebradas con las que suele enrollarse y se dedicara a una relación seria con mi mejor amiga, le compro un Mustang último modelo. Pero no. Ambos siguen con sus relaciones temporales como un par de gigolós sin control. Me encogo de hombros y edito algunos de mis reportes... recordando el día en que conocí a Lu en el patio del secundario. Yo era una cría pija y fea. Muy alta, muy delgada y muy torpe. Mi cabello lacio lo llevaba más corto que ahora y mis pobladas cejas se salían de su órbita. Nunca me gustaron mis labios (que son enormes) y mucho menos mi no-desarrollado cuerpo. Acababa de ingresar al colegio, el mejor colegio de Brooklyn. Todos los niños pijos de la alta sociedad cursaban allí, presumiendo y cagándose en ellos mismos. Yo siempre fui una niña madura, inteligente y pobre. Vivir con una madre soltera y un medio hermano en los Estados Unidos no era fácil desde ese entonces; y vivir en unos apartamentos en la zona más barata era lo más económico. Sin embargo, cursar en una escuela de prestigio, fue lo que mi madre siempre quiso y por lo que se esforzó. Acabe siendo una niña solitaria e ignorada por todos (exceptuando a un idiota de tercer año) y a la hermosa, morena y despampanante Marilú. Ella odiaba a todos (como yo) y aun que ella fuera una persona más alegre, loca y extrovertida, nos convertimos en hermanas inseparables. Nos graduamos del secundario, de la preparatoria y egresamos juntas de la Universidad, en la misma carrera. Y por si queda alguna duda, amo a esa mujer con todo mi ser.

-Bennet -me sobresalto con la grave y cantarina voz de Phil. Quien sostiene un folder entre sus manos, golpetea el suelo con su zapatilla deportiva y se apoya en una sola pierna. Despierto de mi ensoñación y dejo de teclear en el ordenador para mirarle. Me descoloco mis gafas, que son exclusivamente para no joderme la vista y sonrío lo más dulce que puedo. El me dedica una de sus sonrisas de: "vengo a joderte el día, perra".
-Thomas -respondo cordialmente. El odia que le llamen por su apellido, por lo cual me revuelve los ojos y tiende su mano. Tomo el papeleo, ojeando las imágenes que Lu ha seleccionado, unas hojas de la entrevista y algunos datos e investigaciones.
-Quiero que me prepares un reporte del ferri que se ha hundido esta mañana en el Hudson, antes de las dos de la tarde Samantha -asiento- Sorpréndeme, tenemos que ganar la primicia -vuelvo a asentir y el suelta un suspiro. Da media vuelta con un paso medio gay y se encierra en su cascarón. Suelto todo el aire de los pulmones y comienzo a marcar lo más importante de todo, escribiéndolo rápidamente en el computador. Queda tan solo una hora para que sean las dos y aun tengo que corregir algunas cosas. Diez minutos después le mando el archivo a mi jefe y me bebo una botella de agua. Exhausta. Escribir una noticia es llenar toda una hoja del periódico y contando con el malhumor de Phil, sé que se dedicará a leerlo hasta con lupa para verificar que lo he hecho bien (como siempre), no es que sea presumida, pero sé que soy buena en mi trabajo. Me levanto de mi escritorio para hacer pis y arreglarme la cara. Termino colocándome loción, maquillaje, mascara y rubor. Saliendo del sanitario me encuentro a Louis inclinado en su escritorio, tecleando unas cosas en su cámara profesional. Le pellizco el trasero; toda insolente posible y el se vuelve sorprendido y risueño a envolverme en un abrazo furtivo. Sé que se alegra de verme, Louis es mi mejor amigo hace casi un año y es imposible  no amarlo. No era de las personas que creían en una amistad hombre-mujer, pero me enrolle con él una noche, en una fiesta alocada de Universitarios en estado de ebriedad. No era ni soy tonta. Louis es un encanto y está bueno, y contando con el exceso de alcohol que se encontraba en mi organismo, me desperté desnuda y con resaca en una habitación de hotel. Juré por mi dignidad que jamás le volverá a ver, pero llegamos al Journal a pedir trabajo, nos aceptaron y me encontré con que llevaba algunos meses laborando para la empresa de Phil. Y, creo que por cosa del destino, se convirtió en una de las personas más importantes para mí. Nosotras.
-Oh, es bueno verte Sammy -me dice cariñoso. Brindándome cariño y hermandad. Lo apapacho y me resguardo como un cachorro en su pecho. Huele condenadamente bien.
-Oh, galletita -le olisquee por doquier- Te podría oler todo el día -suelta una risa muy Louis Tomlinson y me contagia con su maldito buen humor. Olvido que mi mejor amiga está cabreada, que me estoy muriendo de sueño y hambre y que Phil se pondrá como el mismísimo diablo si no me encuentra en mi sitio.
-Ya bomboncito, sé que me amas, pero si pasa Katie me hará olvidarme de la cita que tenemos hoy después del trabajo -dice con su voz de bromista. Aun que sé que es verdad. Katie es unos años mayor que nosotros, pero es muy guapa. Me separo de él con una mueca de asco.
-Ugh -exclamo. Momentos después nos armamos de carcajadas, llamando la atención de todos y me sonrojo. Lou me sonríe de ese modo en el que, a una mujer normal, se le cayeran las bragas y yo le devuelvo el gesto apenada. No soy infalible, pero tampoco me abro de piernas con tan solo eso. Ya lo hice una vez.

***
Llego a casa, aventando mis cosas a la mesa del comedor y en minutos, estoy con mi pijama, desmaquillada, a oscuras tendida en el sofá; viendo televisión mientras me como una caja de Sushi que he pedido vía  teléfonica. Mi noticia fue publicada tal como la redacté y no hay nada que me haga más feliz. Mañana procuraré llegar temprano, no quiero joderle el día a Marilú. Y aun que acabamos bien (como todas nuestras tontas peleas) es mi mejor amiga y quiero que se la pase bien. Suspiro, enrollada en mi aura. Perezosa y comelona. La puerta principal se abre de par en par, escucho las risas de Harry y mi madre desde el recibidor. Las luces comienzan a encenderse con sinfonía y mis ojos reclaman con histeria.
-Hey -gruño como un perro. Entrecerrando y tallando mis ojos.
-Hola Sam -saluda mi hermano, abalanzándose contra mí y aplastándome con su larguirucho y trabajado cuerpo. El también huele de maravilla y luce condenadamente bien en ese ajustado traje de vestir. Le envuelvo con mis brazos y le besuqueo el rostro.
-Ay mi Harry precioso -digo entre besos mientras él lucha contra mí, risueño y molesto. Veo a mamá de soslayo sonreír melancólica y el corazón se me inflma de felicidad. Sé que April Cox está orgullosa de sus hijos. Y es por que siempre nos lo dice. Y nosotros estamos orgullosos de ella. Me carcajeo, envolviendo su torso con mis piernas y colgándome de él. Se levanta del sofá sin saco ni corbata, con el cabello más desordenado y su querida hermana colgándole. Me rodea con sus brazos y nos abrazamos los tres- Hola mami.
-Hola -dice con amor. Dándome un sonoro beso en la mejilla- He leído tu noticia, te quedo fabulosa -me dice con orgullo. Sorío tímidamente, tocando el suelo con mis pies y yendo a la cocina por una lata de jugo de manzana.
-Gracias -le digo. Comenzamos a charlar un rato mientras prepara la cena. Harry sale con su pantalón de chándal y su torso desnudo a unirse a la plática. Mi madre inauguró un restaurant hace dos años en el centro de la ciudad y le está yendo genial. Harry se graduó en Derecho hace casi tres años y los salarios que se aportan a la casa son muy altos. El apartamento en el que siempre hemos vivido, luce como un penthouse. Muebles y pintura nueva, adornos contemporáneos y todo los lujos que una familia de ya adultos quiere. TV, Computadoras, Cable e Internet. Además de los servicios, claro. Casi dando las diez, todo está limpio y me hundo en mi cama. Cerrando los ojos y dejándome vencer por un muy cómodo sueño. Aurora, sé que ahora me envidias.

Cosa uaaapa:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:06 pm

HoranNovelsMS escribió:
Eeeh, justamente estoy en busca de una novela colectiva... me presento, y dejo los requisitos que pediste Pau (¿te puedo nombrar así?).
Mi nombre es Mariella (se pronuncia Mariela y puedes llamarme como gustes), tengo 15 años y soy de México :AA:Me gustaría participar, PORQUE MUERO POR ENTRAR A UNA NC.

Anne Cooper (Marginada)|Janet Devlin|Niall Horan(Popular)

CAPÍTULO:

CAPÍTULO 1
the beginning


Abrí los ojos como los seres de ultratumba en medio de una película de terror y me incorporo apoyada en el respaldo de la cama, refregando mis ojos con pereza. Sé que el tema musical maraquero y la vibración de mi iPhone pasó hace  más de media hora y que  mis cinco minutos me jodieron (nuevamente) mi mañana del Lunes. Me levanté de la cama a trompicones, enredada en mi sábana y abriendo la puerta de mi alcoba, mi dedo meñique del pie choca con alguna parte y siento como mi dolor sobrepasa mi estupidez. Aúllo como una ibécil mientras enciendo el grifo de la regadera y me desvisto, quedando en mi menudo cuerpo desnudo y pegajoso por el sudor. El sol atraviesa cualquier parte y calienta todo a su paso como un tornado. Es asqueroso y extremoso, el invierno es intenso y el verano también. Estamos en pleno comienzo, saludando a Marzo para que nos joda con la primavera y nos llene de mosquitos y moscas detestablemente repugnantes. Acabo mi ducha en menos de lo que espero, toda mojada y me meto en mi ropa interior, mis vaqueros desgastados y mi viejo polerón tejido naranja (mi favorito). Son más de las ocho de la mañana, no me alcanza para pasar a Starbucks y complacer mi falta de sueño con un poco de cafeína. Cierro la puerta del apartamento con el pelo escurriéndome la ropa y las botas negras estilo militar desabrochadas. Lucho con el bonche de papeles dentro de mi maletín mientras trato de arreglar la correa de mi bolsa. Los siguientes diez minutos, me encuentro trepada en el bus, oliendo axilas y bañándome de nuevo en sudor. Frunzo la nariz, no se siente el aire entre tantos cuerpos apretados y lo único que deseo es que el chofer avance de una maldita vez. Gimo y enrosco las mangas hasta los codos, pasando el dorso de la mano por mi frente sudada. Agradezco el no llevar maquillaje ahora, pareciera una versión de Maléfica en tiempos de hambre. Ugh. Quiero comida, mi estómago insaciable gruñe y lo apaciguo mentalmente. Y ahora mismo desearía ser Aurora para dormir y dormir y dormir y volver a dormir. Salpico a todos en mi camino, empujando y tambaleándome mientras el camión frena y me bajo por los escalones. Me he retrasado por 32 minutos, sé que Phil querrá arrancarme los cabellos por llegar tan tarde, pero a ninguno de los dos le conviene que  deje de trabajar en el Journal. Abro la puerta ahumada (que es tremendamente pesada) y siento el frío del aire acondicionado volverme  a  la vida. Sonrío satisfecha y camino por el recibidor.

-Hola Katie -saludo a la secretaria que siempre  está tecleando en su computador y, sinceramente, no sé si trabaja como esclava por su gusto o se pilla por el Twitter. No la culpo, ella no tiene cosas tan importantes que hacer, más que sonreír como si le entregaran un pastel de chocolate lleno de ricos y deliciosos carbohidratos. Se acomoda sus gafas Ralph Lauren estilo maestra de vídeos porno por el puente de la nariz y me esboza una sonrisa de millón de dólares con sus lindos labios con carmín rojo.
-Buenos días Sam -asiento en respuesta y me monto dentro del elevador hasta el piso 6. Siento como el corazón me aterriza en el centro del estómago cuando el ascensor da una sacudida y escucho el tenue ping que  marca mi llegada. Las puertas de acero se abren y encuentro en el piso de Redacción a Marilú pegando un bonche de post-its de colores por todas las superficies de su cubículo y acomodando un montón de fotos. Llego hasta mi escritorio, donde dejo mis pertenencias y hundo mi trasero en la mullida silla acolchonada de rueditas.
-Buenas noches -ironiza mi mejor amiga, pasándose un mechón de su cabello castaño detrás de las orejas. Suelto una carcajada y paso los dedos por mi cabello.
-No es culpa mía que Phil se descargue contigo todas las mañanas -voltea por un minuto, fulminándome con sus bellos ojos color chocolate y vuelvo a reír- Bien, es mi culpa, pero me he matado durante  mi noche de insomnio redactando algunos artículos que me había encargado -me excuso, poniendo las manos al aire con un deje de disculpa. Sé que Philibert es un desgraciado manipulador cuando se lo propone y que se cabrea cuando llego tarde; pero ¿Es culpa mía querer complacerlo con artículos de calidad? Tal vez... pero le conviene.
-Deberías de empezar a preocuparte por tí Samantha, cuando tengamos veinticinco te verás como una cuarentona, y no es que insulte la edad de mi madre, pero en lugar de ligar con chicos sexys terminarás quedándote con un hombre de mediana edad... con indicios de calvicie y una barriga -me encogo de hombros y enciendo el CPU de mi ordenador.
-Me importa una mierda Lu, quiero ganar dinero cueste  lo que cueste, no quiero volver a caer en la vida que vivía durante mi formación... no sabes lo espantoso que es ser pobre, y pensar que el mundo está lleno de gente que no puede conseguir ni una migaja de pan me pone enferma -negué con la cabeza. Marilú sonrió tristemente y se sentó en su silla, apoyando los codos sobre sus rodillas.
-Sé que no es fácil Sam -dice en voz baja. Suspiro pesadamente y nos sonreímos- ¿Qué tal todo en casa este fin de semana? -pregunta más animada, sé que odia que hable de mis problemas, preocupaciones y demonios; pero suelo ser así de insoportable. Quiero avanzar, dar un paso y no retroceder. Le hago una mueca de "sé a lo que te refieres" y me rueda los ojos de manera exagerada.
-Bien -me recargo en el respaldo y ella se arrastra hasta mi cubículo, colocándose a mi lado y cerniendo sus brazos sobre el escritorio- El sábado dormí como hasta las cuatro de la tarde, Harry llegó del bufete unas horas después y mi madre llegó como hasta las nueve y el domingo fue más de comer pizza y ver películas por la TV, créeme que tanto ver televisión me quito el sueño -hago una mueca de tristeza y me suelta una risita- ¿Cómo te fue a tí? -le pregunto moviendo el mouse y escribiendo mi contraseña en el campo del correo electrónico de la empresa.
-Lo usual -se encoge de hombros- Mi madre y su obsesión por el trabajo; salí con Louis el sábado a comprar unas cosas y el domingo me dediqué a limpiar mi alcoba... nada importante en la vida de Marilú Heller -resopló risueña. Le sonrío cómplice y ella me da un golpetazo en el hombro.
-Sé que mi hermano y tu se quieren dar el lote desde que se conocieron -me burlo con una cara pervertida. Lu vuelve a torcer los ojos enfadada y bufa como una cría- Pero sigamos con que todo va normal y que no se desnudan con la mirada cuando se ven...
-Eres una pesada -resopla, volviéndose y colocándose en su cubículo.
-Lo sé -sonrío cínicamente y comienzo a pasar los ojos por mis correos nuevos- Una pesada muy sabia que dice la verdad...
-Agh -exclama, reanudando sus labores.

Comienzo a contestar todos lo que puedo y a limpiar mi bandeja de entrada. Sé que Marilú está de mal humor porque no me ha mandado uno de sus correos bromistas, diciéndome alguna estupidez. Siempre se molesta cuando le digo cosas así de Harry, pero ¿por qué hacerse tontos? Desde que tengo memoria, ambos se miran y se sonrojan. No tiene nada de malo, si mi hermano dejara de salir con esas rubiecillas descerebradas con las que suele enrollarse y se dedicara a una relación seria con mi mejor amiga, le compro un Mustang último modelo. Pero no. Ambos siguen con sus relaciones temporales como un par de gigolós sin control. Me encogo de hombros y edito algunos de mis reportes... recordando el día en que conocí a Lu en el patio del secundario. Yo era una cría pija y fea. Muy alta, muy delgada y muy torpe. Mi cabello lacio lo llevaba más corto que ahora y mis pobladas cejas se salían de su órbita. Nunca me gustaron mis labios (que son enormes) y mucho menos mi no-desarrollado cuerpo. Acababa de ingresar al colegio, el mejor colegio de Brooklyn. Todos los niños pijos de la alta sociedad cursaban allí, presumiendo y cagándose en ellos mismos. Yo siempre fui una niña madura, inteligente y pobre. Vivir con una madre soltera y un medio hermano en los Estados Unidos no era fácil desde ese entonces; y vivir en unos apartamentos en la zona más barata era lo más económico. Sin embargo, cursar en una escuela de prestigio, fue lo que mi madre siempre quiso y por lo que se esforzó. Acabe siendo una niña solitaria e ignorada por todos (exceptuando a un idiota de tercer año) y a la hermosa, morena y despampanante Marilú. Ella odiaba a todos (como yo) y aun que ella fuera una persona más alegre, loca y extrovertida, nos convertimos en hermanas inseparables. Nos graduamos del secundario, de la preparatoria y egresamos juntas de la Universidad, en la misma carrera. Y por si queda alguna duda, amo a esa mujer con todo mi ser.

-Bennet -me sobresalto con la grave y cantarina voz de Phil. Quien sostiene un folder entre sus manos, golpetea el suelo con su zapatilla deportiva y se apoya en una sola pierna. Despierto de mi ensoñación y dejo de teclear en el ordenador para mirarle. Me descoloco mis gafas, que son exclusivamente para no joderme la vista y sonrío lo más dulce que puedo. El me dedica una de sus sonrisas de: "vengo a joderte el día, perra".
-Thomas -respondo cordialmente. El odia que le llamen por su apellido, por lo cual me revuelve los ojos y tiende su mano. Tomo el papeleo, ojeando las imágenes que Lu ha seleccionado, unas hojas de la entrevista y algunos datos e investigaciones.
-Quiero que me prepares un reporte del ferri que se ha hundido esta mañana en el Hudson, antes de las dos de la tarde Samantha -asiento- Sorpréndeme, tenemos que ganar la primicia -vuelvo a asentir y el suelta un suspiro. Da media vuelta con un paso medio gay y se encierra en su cascarón. Suelto todo el aire de los pulmones y comienzo a marcar lo más importante de todo, escribiéndolo rápidamente en el computador. Queda tan solo una hora para que sean las dos y aun tengo que corregir algunas cosas. Diez minutos después le mando el archivo a mi jefe y me bebo una botella de agua. Exhausta. Escribir una noticia es llenar toda una hoja del periódico y contando con el malhumor de Phil, sé que se dedicará a leerlo hasta con lupa para verificar que lo he hecho bien (como siempre), no es que sea presumida, pero sé que soy buena en mi trabajo. Me levanto de mi escritorio para hacer pis y arreglarme la cara. Termino colocándome loción, maquillaje, mascara y rubor. Saliendo del sanitario me encuentro a Louis inclinado en su escritorio, tecleando unas cosas en su cámara profesional. Le pellizco el trasero; toda insolente posible y el se vuelve sorprendido y risueño a envolverme en un abrazo furtivo. Sé que se alegra de verme, Louis es mi mejor amigo hace casi un año y es imposible  no amarlo. No era de las personas que creían en una amistad hombre-mujer, pero me enrolle con él una noche, en una fiesta alocada de Universitarios en estado de ebriedad. No era ni soy tonta. Louis es un encanto y está bueno, y contando con el exceso de alcohol que se encontraba en mi organismo, me desperté desnuda y con resaca en una habitación de hotel. Juré por mi dignidad que jamás le volverá a ver, pero llegamos al Journal a pedir trabajo, nos aceptaron y me encontré con que llevaba algunos meses laborando para la empresa de Phil. Y, creo que por cosa del destino, se convirtió en una de las personas más importantes para mí. Nosotras.
-Oh, es bueno verte Sammy -me dice cariñoso. Brindándome cariño y hermandad. Lo apapacho y me resguardo como un cachorro en su pecho. Huele condenadamente bien.
-Oh, galletita -le olisquee por doquier- Te podría oler todo el día -suelta una risa muy Louis Tomlinson y me contagia con su maldito buen humor. Olvido que mi mejor amiga está cabreada, que me estoy muriendo de sueño y hambre y que Phil se pondrá como el mismísimo diablo si no me encuentra en mi sitio.
-Ya bomboncito, sé que me amas, pero si pasa Katie me hará olvidarme de la cita que tenemos hoy después del trabajo -dice con su voz de bromista. Aun que sé que es verdad. Katie es unos años mayor que nosotros, pero es muy guapa. Me separo de él con una mueca de asco.
-Ugh -exclamo. Momentos después nos armamos de carcajadas, llamando la atención de todos y me sonrojo. Lou me sonríe de ese modo en el que, a una mujer normal, se le cayeran las bragas y yo le devuelvo el gesto apenada. No soy infalible, pero tampoco me abro de piernas con tan solo eso. Ya lo hice una vez.

***
Llego a casa, aventando mis cosas a la mesa del comedor y en minutos, estoy con mi pijama, desmaquillada, a oscuras tendida en el sofá; viendo televisión mientras me como una caja de Sushi que he pedido vía  teléfonica. Mi noticia fue publicada tal como la redacté y no hay nada que me haga más feliz. Mañana procuraré llegar temprano, no quiero joderle el día a Marilú. Y aun que acabamos bien (como todas nuestras tontas peleas) es mi mejor amiga y quiero que se la pase bien. Suspiro, enrollada en mi aura. Perezosa y comelona. La puerta principal se abre de par en par, escucho las risas de Harry y mi madre desde el recibidor. Las luces comienzan a encenderse con sinfonía y mis ojos reclaman con histeria.
-Hey -gruño como un perro. Entrecerrando y tallando mis ojos.
-Hola Sam -saluda mi hermano, abalanzándose contra mí y aplastándome con su larguirucho y trabajado cuerpo. El también huele de maravilla y luce condenadamente bien en ese ajustado traje de vestir. Le envuelvo con mis brazos y le besuqueo el rostro.
-Ay mi Harry precioso -digo entre besos mientras él lucha contra mí, risueño y molesto. Veo a mamá de soslayo sonreír melancólica y el corazón se me inflma de felicidad. Sé que April Cox está orgullosa de sus hijos. Y es por que siempre nos lo dice. Y nosotros estamos orgullosos de ella. Me carcajeo, envolviendo su torso con mis piernas y colgándome de él. Se levanta del sofá sin saco ni corbata, con el cabello más desordenado y su querida hermana colgándole. Me rodea con sus brazos y nos abrazamos los tres- Hola mami.
-Hola -dice con amor. Dándome un sonoro beso en la mejilla- He leído tu noticia, te quedo fabulosa -me dice con orgullo. Sorío tímidamente, tocando el suelo con mis pies y yendo a la cocina por una lata de jugo de manzana.
-Gracias -le digo. Comenzamos a charlar un rato mientras prepara la cena. Harry sale con su pantalón de chándal y su torso desnudo a unirse a la plática. Mi madre inauguró un restaurant hace dos años en el centro de la ciudad y le está yendo genial. Harry se graduó en Derecho hace casi tres años y los salarios que se aportan a la casa son muy altos. El apartamento en el que siempre hemos vivido, luce como un penthouse. Muebles y pintura nueva, adornos contemporáneos y todo los lujos que una familia de ya adultos quiere. TV, Computadoras, Cable e Internet. Además de los servicios, claro. Casi dando las diez, todo está limpio y me hundo en mi cama. Cerrando los ojos y dejándome vencer por un muy cómodo sueño. Aurora, sé que ahora me envidias.

Cosa uaaapa:
Hola Mari te dire asi desde ahora claro que me puedes decir pau y el Nialler es todo tuyo.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:14 pm

¿como es que nadie ha ido por harry?
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:15 pm

Por poco me voy por Harold piernas sexys Styles, pero Nialler es mi crush #1 xd
Esperemos que pronto tenga participación, aun que también falta Zayn.
Gracias por dejarme participar Pau :sersi: 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:17 pm

La Paui tiene razon...Harry marginado esta en busca de niñas populares.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:17 pm

Uh, la idea de Harry Marcel marginado está genial
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:18 pm

Oh ¿ustedes se imaginan al haroldo de marginado? yo no .-.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:19 pm

Yo no xD es dificil imaginarlo, aun que viéndolo como Marcel, puede ser xD
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:20 pm

G
paularamirez escribió:Oh ¿ustedes se imaginan al haroldo de marginado? yo no .-.
AY yo si!!!! Es marginado sexy que hsta las mas populares no se resisten.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:25 pm

Concuerdo con Pam, se vería taaaan caliente... aun que... si yo lo hubiese agarrado tomaría el papel de Popular él, ya que, me lo imagino con chaquetas de mezclilla o cuero, pantalones tubo y con autos geniales o moto y aksjaksjaks.
Dejen voy por el bote baba
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:35 pm

Oohhhh Paui mejor cambio a mi emmy por popular y a Louis por marginado. Puedo? Me dejas?
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:38 pm

Hablando de Harry el avy y firma de Mari es taan asdlhsfl  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:41 pm

Polly Tyland (Popular)|Cara Delevigne|Harry Styles (Marginado)




Espero no llegar tarde para Harold! El foro y yo no estamos teniendo un buen día hoy, por lo que no te puedo dejar el cap completo pero acá te va una parte.





cap:

Desde que tengo memoria, he visto incontable cantidad de amaneceres en Colonia, pero siempre me pregunté si en todos los lados serían iguales.
Mamá me dice que sí, ella sí ha ido a la ciudad, ha viajado a Argentina, pero yo siempre he estado acá. Amo donde vivo, pero amaría un día verme obligada a volver. Siempre soñé con conocer el mundo, siempre quise ser independiente y ver más allá de las simples cosas, y es día a día lo que intento. No hay muchos jóvenes en el pueblo, solo turistas y en verano. El invierno es un poco triste, tengo que pedalear kilómetros para llegar al liceo
y eso es de las cosas que más me gustan. Más de una vez he visto mochileros en las rutas y siempre soñé con serlo. Por eso, el deseo que pedí cuando soplé mis diecinueve velas fué salir de mi pueblo en busca de amaneceres.
El despertador sonó a las seis treinta a.m era sábado y no tenía porque estar puesto, pero lo estaba, si hay algo que me gusta es sentirlo y saber que puedo volver a dormir.
 
-Apagá esa porquería nena-
 
-Shh, seguí durmiendo Nikki-
 
Apagué el despertador y me levanté al baño, sentí un almohadón pegar en mi espalda pero lo ignoré, Nicole era así.
Estaba por volver a la cama cuando empezó a entrar luz por mi ventana. No lo dudé, me abrigué, calcé y salí de la casa en total silencio a ver el amanecer. La luz era cada vez más fuerte, mi película favorita desde chica es ‘’El rey león’’ comienza con un amanecer, para mí, una inteligente metáfora que indica el comienzo de algo nuevo. En un amanecer todo cambia, algo empieza y siempre hay oportunidades. El sol ya había salido, encandilaban sus fuertes rayos que hacían ver el pasto del jardín con un brillo único. Ya era suficiente, volví a la cama llena de paz y armonía.
 
-Señorita peace and love ¿Podrías dejar de despertarme a las seis de la mañana? Dormí pésimo por tu culpa-
 
Se sentó a la mesa junto a nosotros para desayunar.
 
-Sí claro, por eso roncabas cuando volví-
 
Reí probando mi café con leche.
 
-No te banco hoy, no me hables-
 
Cuando Nicole se levantaba así era insoportable, ignorarla sería lo mejor.
 
-Mar, hoy con tu papá vamos a salir ¿Venís?-
 
-Me encantaría, pero tengo mucho que estudiar y tengo ganas de caminar un rato sola-
 
-Está bien-
 
Se levantaron ambos de la mesa. Papá me dio un beso en la frente y mamá solo alborotó mi pelo.
 
-Dejen limpia la cocina-
 
-Sí má-
 
Respondimos al unísono y miré a Nikki.
 
-¿Qué?-
 
Preguntó de mala gana.
 
-Que no te soporto cuando te levantás así, pero no me vas a arruinar el día-
 
Respiré profundo y me levanté a lavar mi taza.
 
-Tendrías que haber nacido en los sesenta, me estresás-
 
Se levantó y se fue, dejando todas sus migas y su taza sobre la mesa, que fastidio me daba cuando hacía eso, como si fuese su esclava.
 
-No soy tu sirvienta nena-
 
No ganaba nada con quejarme, no iba a darme bolilla, opté por lavar y limpiar antes de buscar mi mochila y salir de la casa.
El frío me abrazó, pero el sol estaba radiante, a lo lejos divisé un carro tirado por caballos que venía muy rápido hacia mí.
 
-Buen día-
 
Saludé a Pepe, el veterano de la zona, abuelo, le decimos. Es un señor que sabe y conoce mucho acerca de todo, puede responderte una pregunta de la primera guerra mundial tanto como el último cd de Rihanna. Es querido por todos por acá, por supuesto incluyéndome.
 
-Buen día señorita ¿A dónde va tan temprano?-
 
-A caminar don Pepe, voy a buscar algún lugar donde haya solcito para leer y tal vez, si la inspiración llega, escribir algo-
 
-Me parece bien ¿Te arrimo a algún lado?-
 
-No no es necesario muchas gracias-
 
-Entonces adiós señorita, que tenga un buen día-
 
-Gracias igualmente-
 
Sonreí y lo ví irse con su carro y sus hermosos caballos. Yo soy la primera en defender a los animales, y me encanta don Pepe porque tiene a sus caballos en perfecto estado.
Empecé a caminar por la Avenida Artigas para llegar directo a la rambla costanera, por donde paso cada mañana para ir a trabajar. Se lo hermoso que es el paisaje pero nunca me cansaría de verlo.
De repente, sin saber el porqué, me puse a pensar que pasaría si yo me fuese de casa. Nose porque me lo cuestioné, pero viendo las hermosas costas de mi querida Colonia se me ocurrió que tal vez sería una buena idea conocer más de mi hermoso país.
Caminando, despacio me enamoré de la idea de poder salir de mi casa a conocer nuevos lugares ¿Porqué no? Soy grande, tengo trabajo, ahorros y ganas, muchas ganas de sentirme libre.
Ví una moto pasar con quien supuse era un hombre que llevaba un gran mochila y sobre de dormir. Indudablemente iba al camping por eso pensé
¿Porqué no empezar por algo cerca? Si podía sobrevivir sola en un camping, que se que lo haría ¿Porqué no? Podría ser el comienzo de un largo viaje por quien sabe donde.



Última edición por vicstyles el Dom 20 Oct 2013, 4:49 pm, editado 1 vez
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 4:44 pm

Ayyyyy ya sé, ayer que vi las fotos estaba en el pleno orgasmo viendolas y llega mi mamá como:
 "Ándele, mocosa caliente, ¿qué está viendo?"
Y yo como :llama: "A Haroldo, duh"
Uf, en el fondo de mi iPod tengo a Harry, el abdomen, así como el avy pero solo la mariposa y entonces primero me quedo con cara de babosa admirando la vista XDDD
¡Narry es mi crush!
Y Madi, amo tu avy también... ¿Es Maia Mitchell la de tu firma? Mi mejor amiga, el Domingo pasado me quitó la película en el pleno auge :( es una perra...
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Marginados|Inscripciones Cerradas|nc|Muro interactivo puesto

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.