O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» être dans la lune.
Hoy a las 8:51 pm por Ongniel

» A Match Made In a University | 1D
Hoy a las 8:21 pm por Stark.

» Instituto Fénix | Fichas
Hoy a las 5:20 pm por Carstairs

» .Look at the flowers.
Hoy a las 4:46 pm por yagmur.

» we're foxes ; m.i.
Hoy a las 4:32 pm por yagmur.

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 2:50 pm por bwiyomi.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 1:48 pm por AngelMalfoy

» Sun and Moon
Hoy a las 1:46 pm por Karasuno

» Que estás escuchando ....
Hoy a las 1:36 pm por Karasuno

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Página 4 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por happy drug. el Mar 15 Oct 2013, 10:09 am

Soy yo o la Nina hizo Nucy (?)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por happy drug. el Mar 15 Oct 2013, 10:09 am

Te pase de página esposa cccc':
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por Invitado el Mar 15 Oct 2013, 12:18 pm

EUEDES escribió:La vic fue por el lucho :meh:  Además fue por uno de mis ships favoritos.
I'm sorry  es que el Lusho es demasiado sensualon  pensé que era la única que shippeaba Louighton(? notese que acabo de inventar el nombre en fin, suerte linda! Sos muy buena escribiendo
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por totoro. el Mar 15 Oct 2013, 2:18 pm

Kalglan escribió:puedo participar?(soy un chico)
Hola chico¿) ammm, sí puedes. Por supuesto, no soy feminista o algo así. Espero tu ficha.
Y por cierto, tu firma es perfecta lsdkjfdlfkj.


Última edición por Auditore el Mar 15 Oct 2013, 2:28 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por totoro. el Mar 15 Oct 2013, 2:20 pm

Zarry HorTomPay :) escribió:¡Beeeea! Todas tus historias me encantan, y lo sabes
Audicionaré por Zayn, afhsk, y ya sé con qué chica Espera mi ficha  
Aida, hi. Gracias por decir eso, audiciona por el DJ Malik entonces, espero tu ficha fichosa.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por totoro. el Mar 15 Oct 2013, 2:24 pm

Mica! escribió:
Spoiler:
-Imagen de tu representante:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

-Pack: La fotógrafa || Olivia Holt ||Niall Horan.

-Nombre completo:Dylan Brown

-Edad:20 años.

-Descripción física:Dylan es la mas bajita de todas sus hermanas, mide alrededor de 1,55, esta muy conforme con su cuerpo, es una chica curvilínea, con bastante pecho y trasero. Su cabello largo y ondulado, tiene un flequillo al costado. El color de este es rubio y es bastante sedoso. Tiene tez blanca con un ligero toque de bronceado el cual se nota mas en sus brazos y piernas. Este color logra un toque angelical en su rostro el que lo completa con sus ojos. Estos son grandes y adornados con largas y ligeramente rizadas pestañas. Su color es especial, un marrón algo claro pero no llega al café y siempre tienen un brillo especial que transmite ternura. Tiene labios carnosos y rosados los cuales llaman la atención. Su cara es curva con costados redondeados gracias a sus mejillas las cuales están pequeñamente coloreadas ya que vive sonrojada. Tiene una nariz pequeña y refinada. Piernas algo largas y delgadas, por lo general están sedosas y brillantes.

-Descripción psicológica:Se puede decir que Dylan es una chica especial. Es muy extrovertida e impulsiva, actúa de modo muy natural en todos los momentos y siempre dice algo en el momento menos indicado. Desde pequeña trata de llamar la atención, según su nana tenia el complejo de hija del medio. Vengativa, desconfiada y un poco malévola podrían ser palabras para describirla. Es perseverante. No socializa mucho. La gente siempre la juzga, pero ella hace caso omiso a sus criticas. Nunca ha tenido novio. Dylan muestra una fachada de chica mala, aunque para las pocas personas que verdaderamente la conocen, es un pan de Dios. Tiene un modo muy especial de ver la vida, su lema es "Para mi, el miedo no existe". También es muy directa y si ella cree en algo nada ni nadie la va a hacer cambiar de opinión.

-Historia:Dylan creció como la tercer de cinco hijas del desastroso matrimonio Brown. Ella no tiene muchos recuerdos de su infancia, según la psicóloga a la que fue hace algún tiempo, esta bloqueando recuerdos dolorosos. Para ella su vida comienza desde que salio de Gatilin, su pueblo. Comenzó el instituto, junto a sus hermanas luego de haberse mudado. En la clase era la chica rara que siempre estaba perdida en sus pensamientos. Su vida cambio un poco una navidad cuando recibió su primera cámara. Desde ese momento nadie la puede despegar de ella, la llamo Sam, fue su vida y todavía la conserva y utiliza para ocasiones especiales. Al semestre siguiente entro al periódico escolar. Desde entonces tuvo muy claro lo que quería, amaba la fotografía, amaba como un aparato podía capturar un hermoso momento, como podía volver a ver ese momento cuantas veces quisiera. A partir de ahí asistió a mucho cursos de fotografía, con los cuales se fue perfeccionando. Pero no cabía duda, ella había nacido con el don. Su manera de sostener la cámara, la posición en la que se ponía al tomar una foto, era increíble.

-Capítulo de una novela o Shot de tu autoría:
Capitulo:

Capitulo 005
Donna Sky.
No vine al mundo para complacer a nadie.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Eran las 6:00 am cuando Lila, mi mamá, comenzó a tocar mi puerta para que me levantara. ¿Cuándo va a entender que me importa un bledo la escuela y que quiero dejar de ir a ese asqueroso y horrible lugar?

Al quinto llamado me levante regañadientes de la cama y me dirigí al baño. Me observe lo fea que era por unos minutos para luego entrar en la ducha. El agua estaba hirviendo, tanto que probablemente me haya quemado. Me envolví en mi toalla negra y salí al afuera.

En el pasillo me encontré con Marcus, el novio de Lila. Lo aborrecía, era un tipo alto y con pinta de galán. Odiaba como me miraba, siempre lo hacia de la misma forma, empezaba por los pies e iba subiendo lentamente a la cabeza y cuando nos mirábamos a los ojos se relamía los labios. Esta vez no fue la excepción. Fastidiada y avergonzada acelere el paso a mi recamara.

Busque en mi guardarropa hasta que encontré mi largo y viejo vestido gris, lo amaba. Me coloque la ropa interior y luego el vestido. A continuación busque una campera deportiva blanca y mis Converse del mismo color.

Estudie mi aspecto en el espejo de cuerpo completo que estaba ubicado en la parte derecha de la habitación. Fea, gorda.

-¡Que gorda estas!-dijo esa voz en mi cabeza-Estas echa una chancha-ya no lo soportaba, tome un marcador de mi escritorio y comencé escribir en el espejo. Al terminar todos mis defectos estaba allí. Todo lo que yo sentía estaba allí. Las lágrimas amenazaban con salir de mis ojos, no las deje.

No me preocupe en peinarme, tome un par de libros y mi ejemplar de Romeo y Julieta, antes de bajar las escaleras hacia la cocina. Lila estaba junto con Marcus desayunando tostadas con jugo de naranja, me ofreció pero rápidamente negué con la cabeza, ya llevaba tres días sin comer y no iba a romper mi régimen justo ahora. Ella insistió así que para complacerla tome una manzana de la canasta y rápidamente me encamine hacia el instituto. A los pocos metros tire la manzana, me iba a tentar y no iba poder parar.

Ya en instituto fui a mi casillero, intercambie un par de libros y me dirigí a mi primer clase. Como siempre era la primera en el salón, me senté en un banco del fondo y comencé a leer.

Romeo y Julieta es una de mis obras favoritas desde siempre, esa apasionada historia hace que este fuera de este mundo. Pero eso solamente dura unos momentos antes de que, por ejemplo, te tiren una malteada en la cabeza.

Cuando vi a ese chico entrar con la malteada estaba casi segura de que me la iba a arrojar encima. Pero extrañamente no fue así, él solamente se sentó en asiento enfrente de mí. No lo había visto nunca en esta clase.

-A de ser nuevo- pensé.

Las siguientes clases fueron rápidas y extrañamente no paso nada. No hubo bebidas en mi pelo, ni insultos.

A la hora del almuerzo no fui a la cafetería. Seria raro verme leer sin nada en mi bandeja, sin contar que la comida en estos momentos me atraía más que antes. Mi estomago rugía y me sentía mareada, pero no hice caso.

Comencé a pasear por los pasillos esperando la llamada de Lila. No tengo muy buena relación con mi madre, esto comenzó cuando me negué a seguir participando en concursos de belleza. Ella se alejo de mi, hizo su vida y ya casi no me habla. Somos dos desconocidas que vivimos en la misma casa, pero todos los días a la hora del almuerzo me llama para saber como estoy, después de todo todavía sigo siendo su hija.

Estaba en el último piso del instituto cuando el pequeño aparato tecnológico comenzó a vibrar. Atendí.

-Hola Lila-salude.
-Hola Donna, ¿Cómo esta yendo tu día?-pregunto.
-Bien, ahora tengo una clase a la tarde y luego voy a la librería, llego como a las nueve-informe. Hace seis meses que trabajo en una librería del centro, es un trabajo de medio tiempo para tener mi propio dinero ya que Lila no se ocupaba de darme ni un centavo para mis cosas, y no gana poco, ella es administrativa en una clínica privada su sueldo tendría que mantenernos a ambas y también podría dejarnos darnos algunos gustos, como el colegio al que voy.
-Esta bien, yo no creo que llegue temprano, tuve un percance con unos papeles y los tengo que volver a hacer-suspiro-quiero que comas antes de irte a dormir, por favor-suplico.
-Okay, voy a comer. Si estoy dormida no me despiertes.-aclare. No me molestaba que entrara a mi dormitorio, pero todavía no había borrado las palabras del espejo y prefería que no las viera.
-Bueno, chau-se despidió.
-Chao-la imite. Así eran nuestras conversaciones. Triste, pero ella lo prefirió así.

El molesto sonido del timbre hizo eco en los pasillos vacios para anunciar el comienzo de una nueva hora. Comencé a bajar rápido las escaleras, hoy no había pasado nada pero no iba a tentar mi suerte. Busque en mi casillero mi carpeta de arte y me dirigí al salón de donde se impartía esta materia.

El profesor comenzó su clase como siempre, esta vez teníamos que hacer un retrato de cómo nos veíamos a nosotros mismos. Difícil.

Tome una hoja y un lápiz. Comencé.

Habían pasado alrededor de 15 minutos cuando el mismo chico de mi primera clase entro. Esta vez lo estudie mejor. Alto, delgado, de cabello castaño y ojos hermosos. El fue hasta el escritorio del profesor e intercambiaron algunas palabras. Me limite a bajar la cabeza cuando dirigió su mirada al salón en busca de un asiento libre. Se sentó en la otra punta y abrió su carpeta.

La hora paso rápido, el profesor nos encargo terminar el dibujo para la próxima clase cuando sonó el timbre. Rápidamente deje la carpeta en mi casillero y salí corriendo hacia mi trabajo.

Eran las 14:50 cuando llegue a la librería. Deje mis cosas en un estante vacio y me dispuse a atender.
La tarde paso rápido y sin ningún acontecimiento digno de su mención. Ya casi había terminado un nuevo libro y me estaba por retirar cuando entro un chico alto y castaño. El chico de la clase de arte. Este se puso a ver algunos libros, tardo varios minutos y ya había pasado la hora de cierre cuando me dirigí a él.

-Señor, por favor no se demore, tengo que cerrar-dijo en tono respetuoso. El muchacho se dio vuelta, me miro y hablo.
-Si, perdón.-se disculpo-Es que, no se cual llevar. Tal vez vuelva mañana.-se dio vuelta y emprendió camino hacia la puerta cuando se volvió a dirigir a mi-Tu eres la chica de la clase de arte... ¿Cierto?-pregunto sonriendo.
-Si, soy yo-dije, tratando de no ser tan cortante como lo hago con el resto de las personas.
-Eres callada ¿Verdad? Bueno, no te culpo. Por cierto, soy Liam ¿Y tú?
-Donna.
-Okay, nos vemos Donna-se despidió.
-Adiós-dije cuando ya se había marchado.

Holaa!!:
Holaa!Linda me encanto tu idea!Aqui te dejo mi sexy ficha. Espero que te guste.
PD: Cuando das los resultados.
Hola, gracias por amar mi idea, me haces muy felíz. Me encantó tu SEXY ficha. Suerte :A:Los resultados idk, cuando mi esposa suba la ficha y esperaré a que se inscriban más chicas:)


Última edición por Auditore el Mar 15 Oct 2013, 2:29 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por totoro. el Mar 15 Oct 2013, 2:26 pm

EUEDES escribió: Alguien me nombro (?). Ahque, no Nina no tomes a lucho, is mine   
Esposa mía cccc: hoy término la ficha fichuda, la hice con mucho amor solo para ti<333.
Owww la espero entonces, si es con mucho amor entonces la amaré el doble.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por totoro. el Mar 15 Oct 2013, 2:29 pm

EUEDES escribió:Te pase de página esposa cccc':
Gracias esposa c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por Invitado el Mar 15 Oct 2013, 3:36 pm

Well, mi ficha está terminada en la página 3  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por totoro. el Mar 15 Oct 2013, 3:44 pm

vicstyles escribió:Well, mi ficha está terminada en la página 3  
Ya la leí, está hermosa, tu capítulo fue Suerte
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por Zarry HorTomPay :) el Mar 15 Oct 2013, 3:58 pm

Ya terminé mi ficha, ahskahk, espero que te guste

All you need is this (?:
Pasa el ratón por la imagen para ver unicornios en la ficha (?:


Raise Z. Chevalier.
Nombre complete:
Raise Zephire Chevalier Marechál.
Apodos:
Rai, Zephi.
Edad:
Veintitrés años.
Rol:
La camarera.
Chico:
Zayn Malik.
Representante:
Kristen Stewart.


físico
La belleza es algo tan subjetivo que la propia tarea de plasmarla en palabras se magnifica, ni con el más rico de los vocabularios se podría describir todo aquello que provoca ese extraño magnetismo que posee Raise, traspasa los límites de lo que me es conocido, y aun así haré el esfuerzo de acercaros los secretos de este bonito envoltorio lleno de sorpresas. Ella no es una muñeca, no, ni tiene un rostro esculpido por los dioses, ni sus ojos despiden ese destello distintivo de un ángel... No, su atractivo reside en lo exótico de su rostro. De madre inglesa con ascendencia hispana y padre alemán, Raise tiene recorriendo en sus venas la sangre de diversas culturas diferentes entre sí que se unieron en su día para darla a luz. Y es que ella podría ser una particular niñita. Con sus diecinueve años, encierra gran cantidad de secretos en esos ojos verdes, casi transparentes, aquellos que le proporcionan ese perfil de falsa inocencia. Envueltos por largas pestañas rizadas, éstos tienen la capacidad de iluminarse u oscurecerse según el estado de ánimo de Raise, por eso, siendo una chica escasa de palabras, sus ojos la delatan, te cuentan todo aquello que ella prefiere guardar bajo candado en su interior y por eso, son su mayor atractivo. Eso sin olvidarnos de sus carnosos y rosados labios, gruesos. Con esa manía suya de humedecérselos con la lengua, logra hacerlos ver aún más brillantes y seductores. Te hacen preguntarte si aún siguen puros, si han tenido ya su primer beso o si ese color se debe a que saben a fresa o a cereza... O como algo tan encantador puede emitir palabras y frases tan viperinas como hirientes... También sorprende el ver tan escasas sonrisas sinceras siendo enmarcadas por esa boca. ¿Por qué tan seria? Pues porque ella no tiene razones para dedicarte una de sus sonrisas. Su rostro visiblemente anguloso se ve enmarcado por una melena que podría compararse con la de un león, rebelde, cada mechón decide su lugar y revolotea allá donde él decida, pero si algo llama la atención de su pelo es ese tono oscuro como la caoba que contrasta con la palidez de su piel.. Igual el aspecto que este pelo le confiere no es el más elegante, pero le da igual, es seductor y le ayuda a transmitir algo más de esa rebeldía innata que la destaca. Raise ama llevar su melena al viento, suelta, ondeando a su alrededor y abrazando su cuerpo de mil y una formas. Aunque no es raro verla con un recogido, ella prefiere tener su pelo libre, cayendo cual cascada de chocolate sobre sus hombros. Y bueno... Que más... ¡Ah sí! ¿Cómo olvidarnos de su cuerpo? Y es que diecinueve años no explican como un cuerpo tan joven puede delimitar unas curvas tan pronunciadas y deliciosas. Ya puede decirse que sus genes han sido casi gloriosos por permitirle disfrutar de tan codiciada silueta, porque ella come, come como si no tuviera fondo y su figura permanece intacta. Buen metabolismo... Suertuda. Pero además de ser alta y esbelta, mantiene unas largas y torneadas piernas que bien podrían ser el quebradero de cabeza de más de uno. Esta chica tiene sus buenas armas, y las aprovecha, de eso no cabe duda. No precisa ni de maquillaje para realzar las facciones de su rostro ni ropa de marca o extremadamente sugerente para destacar sus atributos, su estilo es sencillo y aun así le sienta como anillo al dedo porque irradia confianza en sí misma. Eso no quiere decir que no se arregle, de hecho, cada vez le da más importancia a su fondo de armario y porque no decirlo, a su espejo, narcisista en potencia. Y se siente a gusto con su físico, eso se nota y se envidia.

personalidad
Calla, observa y aprende. Eso es lo primero que hace Raise cuando conoce a alguien nuevo, lo estudia y lo analiza en silencio observando sus puntos débiles y sus puntos fuertes. Lo observa para ver si hay algo en esa persona que pueda beneficiarla a ella de alguna forma y si es así entonces adopta una personalidad que la vaya a acercar a esa persona. Es una mujer con una personalidad distinta para cada individuo, depende de la persona a la que le preguntes sobre Raise te dirá una cosa u otra. Lleva toda su vida adaptándose a los demás para conseguir lo que ella quiere. ¿Cómo es ella realmente? Es lo que la gente conoce como una persona solitaria y mala. Desde muy pequeña entendió que nadie iba a regalarle nada, que si quería algo tendría que lograrlo por ella misma sin importar a cuantos tuviese que pisotear o llevarse por delante. Los demás le importan más bien poco, solo se preocupa por ella misma. Es manipuladora, una de esas que consiguen convencerte de hacer cosas que tu juraste no hacer jamás sin que te des cuenta. Te usará para su propósito y cuando no le sirvas para nada más te tirará como si fueses poco más que una colilla. Es más, ella ve a las personas como eso, cigarrillos que se consumen poco a poco y cuando llegan a la colilla es hora de deshacerse de ellos. La mayoría, por no decir todas las veces que muestra bondad, amabilidad y demás sentimientos parecidos son mentira. Ella no es buena, ni dulce ni adorable. Son solo características que se inventa para camelarse a la gente. Independiente. Todo lo que tiene es porque ella lo ha conseguido de una forma u otra sin ayuda de nadie. Es una mujer extremadamente orgullosa por lo que nunca pide ayuda y nunca la escucharás suplicar ya que si tuviese que hacer cualquiera de las dos cosas se vería obligada a tragarse su propio orgullo y seguramente se acabaría atragantando. No pide perdón pues realmente encuentra esa palabra una pérdida de tiempo y un insulto a la humanidad ¿De qué te sirve pedir perdón después de haber hecho las cosas? Una vez haces algo por mucho que pidas perdón no va a cambiar así que es una estupidez pedirlo. Es cabezota, caprichosa e insistente. Cuando se obsesiona con algo o con alguien hará todo lo que esté en su mano y más para conseguirlo. Le darán igual los obstáculos que aparezcan en su camino, simplemente los destruirá y seguirá adelante tan tranquila. También le encanta llamar la atención y es que adora que la gente la mire por la calle, que la deseen, la envidien y la odien. Ama que hablen de ella y le da igual si lo hacen para bien o para mal. Tiene una seguridad y confianza en ella misma realmente envidiable y pocas son las personas que alguna vez han llegado a humillarla. Vengativa. Ella no cree en la palabra perdón así que una vez hayas hecho algo que la haya cabreado ya no hay vuelta atrás. Puedes disculparte un millón de veces, puedes prometerle que no volverá a pasar que ella no te escuchará. Una vez hayas enfadado a Raise ya puedes estar preparado para una guerra de la que posiblemente tú saldrás perdiendo. Buscará tu debilidad, lo que más te va a doler que destruya y aunque le lleve años ten por seguro que lo hará. Odia que la controlen, que le digan lo que debe o no debe hacer, que la aconsejen sobre cualquier tema. Desprecia a las personas que tienen poder sobre ella. Amor es una palabra desconocida para ella, es un sentimiento que nadie ha mostrado por ella jamás y que ella nunca ha sentido. Nadie le ha dicho te quiero, o un te necesito, nunca. Comprende la lujuria, el deseo, el odio, la furia… Pero no el amor. Le parece un sentimiento que te vuelve débil, que te deja expuesto a los demás dándoles oportunidades para hacerte daño. Le encanta seducir, ver como los hombres, esos que aseguran ser mejor que las mujeres, caen a sus pies con tan solo un par de caricias y palabras adecuadas. Le encanta jugar con ellos, excitarlos y luego simplemente irse dejándolos con todo el calentón, adora la cara que se les queda cuando hace eso. Hay algunos aspectos de la personalidad de Raise que muestra en todas su "actuaciones". Siempre es extrovertida, alocada y le encanta ser el centro de atención. Su nivel del ridículo es casi inexistente por eso es bastante difícil hacerla sentir avergonzada.

historia
Concebida en un motel de mala muerte hace dieciocho años. Su “madre” era una joven promiscua que estaba empezando a ser alguien en el mundo del teatro y su “padre” un macarra que se acostaba cada noche con una mujer distinta. En cuanto la mujer se enteró de su embarazo decidió que iba a darlo en adopción y el hombre estuvo completamente de acuerdo pues ninguno de los dos quería un hijo en sus vidas. Fue dada en adopción nada más nacer, ninguno de sus “padres” quiso verla. Nacida en Minneapolis y dada en adopción siendo tan solo un bebé recién nacido lo más normal es que alguien la hubiese adoptado, que alguien se hubiese hecho cargo de la pequeña criatura que no tenía a nadie que le diese amor y cariño pero no fue así. No fue adoptada, estuvo viviendo en un orfanato de monjas hasta los doce años, compartiendo dormitorio con un montón de niños más, yendo a colegios cutres y metiéndose en peleas con el resto de huérfanos casi a diario. Se convirtió en una chica independiente, capaz de pisotear y golpear a cualquiera que se interpusiese entre ella y sus metas/caprichos. Nunca necesitó a nadie que la defendiese, si alguien se metía con ella, ella respondía con fuertes puñetazos. A partir de los doce empezó a ir a casas de acogida de las cuales se fugaba. Ninguna de esas “familias” que la acogió la quería, tan solo la dejaban vivir allí para cobrar el dinero que el Estado les daba, todas esas familias la trataron mal, le daban poca comida y algunas incluso llegaron a golpearla, pero ella siempre se defendió. Desde muy joven se vio involucrada en carreras ilegales, tráfico de droga y trabajos semejantes. A los dieciséis años simplemente la echaron a la calle y le dijeron que a partir de ese momento tenía que buscarse ella la vida, lo que no resultó ningún problema ya que es lo que llevaba haciendo toda su vida. Empezó trabajando como stripper en un club que visitaban “grandes empresarios”. Ellos le daban buenas propinas por sus bailes, por sus movimientos sensuales hasta que un día alguno de esos hombres decidió hacerle otra oferta, convertirse en prostituta. Pero el trabajo no era de prostituta de poca monta, era de prostituta de lujo. Ganaría más dinero, tendría la seguridad de su “jefe” que la vigilaría y podría quedarse con los regalos que los clientes le hiciesen. Ella aceptó, pues siempre supo que acabaría metida en ese negocio. Estuvo desde los diecisiete hasta los diecinueve trabajando de prostituta. No era un trabajo que le agradase ya que debía hacer todo lo que su cliente quisiese, pero no estaba para nada mal pagado. Al poco tiempo de cumplir los dieciocho conoció al hijo de su jefe. Era atractivo y realmente insoportable, él disfrutaba sacando de quicio a Raise y ella siempre tenía algún comentario que decir para callarle la boca. Ese juego pareció divertir al chico ya que compró a Raise, pagando una alta cantidad de dinero para que solo trabajase para él. Ella debía acudir siempre cuando él la llamase y debía hacer todo lo que él le pidiese, eso dañó el orgullo de la muchacha. A ella le dio igual que la hubiese comprado, lo siguió tratando con la misma hostilidad de siempre y eso todavía avivó más la obsesión del chico. La relación entre ambos se volvió insana: Discutían, se acostaban, odio, celos, obsesión… Pero él también la hacía sonreír, la hacía sentirse especial y eso confundió a la castaña. En cuanto el contrato del año se acabó, Raise se marchó como si nunca hubiese estado allí. Así fue como llegó hasta aquí, la ciudad de sus sueños, pero sin dinero para comprar algo conque alimentarse. En un bar, conoció a Zayn Malik, un hombre multimillonario, atractivo e irremediablemente mujeriego. Al estar completamente borracha, terminó conversando con él, contándole absolutamente toda su vida, incluido que prácticamente era pobre. Él le ofreció trabajo en uno de sus restaurantes, y aunque apenas ganara lo que merecía, Raise aceptó sin rechistar. Lleva dos años en el mismo sitio, aunque no todo es de color rosa, ahora vienen las dificultades, necesita pagar el alquiler de su piso, más unas cuantas deudas del banco, necesita un ascenso inmediatamente, y así se lo comunicó a su jefe. Pero, ¿Y si Zayn le ofreciera un trato para ascender, en el que el cuerpo de Raise estuviera en juego?

you can't have better tomorrow,
if you keep thinking about yesterday.
template by [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Shot tan suensuel como yo (?:
La navidad estaba por todas partes. Mirase donde mirase. 
Cuando paseaba por las calles, mirando la cara de los niños, éstos corrían libremente por el parque, sin miedo al frío y con la ilusión en sus ojos. 
Hacía tiempo que la navidad ya no era una novedad para mí. Sólo era un día más donde estar con la familia pero, tampoco tenía eso. Ahora, estaba sola en un frío apartamento, no me reencontraría con mi familia, hasta fin de año.
Quedaban muy lejos aquellos días de creer en los milagros navideños.
Di varias vueltas en mi pequeño sofá, era día veinticuatro y aquella noche a las doce, muchas familias, parejas, amigos se desearían feliz navidad.  
Miré a mí alrededor y decidí darle un poco de alegría a aquel triste apartamento. Cogí un anorak y salí por aquella puerta. Las tiendas seguían abiertas aunque, hoy cerrarían más pronto. Me acerqué al centro y entré en un pequeño establecimiento de decoraciones.
Estaba vacío, muchas personas iban con prisa a comprar juguetes para sus hijos y comida para su espectacular cena navideña. En caja, había una joven muchacha asiática sonriente que clavaba en mí, sus rasgados ojos. 
Cogí algunas decoraciones y un curioso peluche en forma de reno. 

–Esta noche es nuestra, pequeño. – Murmuré sonriente a aquel adorable peluche. Él sería mi única compañía en el día de hoy. 


Me acerqué a caja y pagué aquellos complementos. Sonreí modestamente y salí con una bolsa que se rompió nada más girar la esquina. 

–Maldita suerte la mía…– Suspiré, haciendo de mi bocanada de aire una pequeña nube.

Llevé la bolsa como si fuese una de aquellas bolsas americanas. Abrazada a ella, sentía el suave tacto de aquel pequeño peluche.  
Era tarde, las tiendas ya estaban cerrando. Había salido justo a tiempo para comprar todo aquello. Si hubiese tardado un poco más, no lo hubiese logrado.
Entré en el edificio y, posteriormente,  entré en mi apartamento.  Dejé la bolsa en la mesa y empecé a decorar la habitación. La habitación empezó a tomar un nuevo color, una nueva luz. Sonreí ingenuamente. Sería verdad que la navidad es una época llena de alegría. 
Puse aquel curioso peluche en la entrada y le sonreí.

–Espero que Papá Noel se alegre de encontrarte.– Sonreí.  –Aunque, eso no vaya a pasar.–

Me retiré y encendí el televisor. Los canales estaban llenos de programas grabados hace tiempo pero, que se emitían en este día. Era mejor que nada; aunque, a veces, me entraban ganas de coger un DVD y cambiarlos por una película cualquiera.
Mi teléfono empezó a sonar vivazmente. No tenía mucha prisa en cogerlo. Seguramente, era mi madre preguntando por cómo se presentaba aquella noche. Me equivocaba. Su nombre estaba escrito en la pantalla y el móvil empezaba a sonar más fuerte. Una cálida sensación invadió mi corazón. ¿Podría ser posible…?

–¿Zayn?– Descolgué y esperé encontrar su voz.
–¡Por fin contestas!– Una melodiosa y femenina voz sonó desde el otro lado. –¡Soy Eleanor! ¿Qué estás haciendo ahora?–
–¿Eleanor…? ¿Qué haces con el móvil de…?– Muchas preguntas venían a mi cabeza. 
–¡Harry!– Gritó. –¡No! Esa bandeja tiene que estar hacía el otro lado. ¡Tiene que estar todo perfecto!

¿Harry? ¿Eleanor? ¿Móvil de Zayn? Poco a poco, las piezas iban encajando y las dudas se disipaban. Se estaban reuniendo para celebrar algo pero, su llamada…

–Perdona...– Habló nuevamente. –¿Qué estabas haciendo?–
–Realmente, no estaba…– Empecé a explicarme.
–¡Oye! Me vas a gastar el dinero de mi teléfono.– Se oyó replicar su fogosa voz. Ahí estaba; él también, Zayn.
–¡Shhht! Dejad de distraerme.– Sentenciaba Eleanor. –Oye, ¿Quieres venir? Vamos a celebrar la navidad en la trastienda de Louis. Lo estamos colocando todo y… ¡Louis dale eso a Zayn, por favor!– Se interrumpía ella misma. –Bueno, ¿Qué me dices?– Pude sentir como su voz transmitía una cálida sonrisa.
–¡Claro que me gustaría ir!– Exclamé. Me hacía mucha ilusión; aunque, se me hacía raro… No es que nos conociéramos mucho pero, fue un noble acto por parte de Eleanor. Sólo tenía un problema. –Pero, … Yo no sé dónde queda esa tienda exactamente.–
–¡Tranquila no hay problema!– Exclamó. Tapó un poco el móvil pero, se le escuchó claramente hablar. –¡Zayn ve a buscarla!–
–¿Qué? ¿Por qué tengo que ir yo?– Se quejaba el moreno. –¡Que vaya Harry!–
–¿Eh?– Exclamó Harry. –Por mí, no hay problema pero, … Estoy ayudando a Louis, Niall y Liam con esto.–
–¡No! Zayn, agarra lo que te dio Louis y ve.– Le ordenó Eleanor. Realmente, era una chica clara y estricta. Muy convincente. Destapó el móvil y volvió a hablarme. –¿Estás? Ahora te mando a Zayn, en media hora está ahí. ¡Zayn espabila!– Exclamó finalmente.  –¡Hasta ahora!–
–Hasta…– No me dio tiempo a acabar la frase. Al otro lado, sólo se oía un repetitivo y molesto sonido. –¿Qué ha pasado?– Me pregunté. Bajé mi teléfono y miré mi reflejo. –¡Oh no! ¡Tengo que arreglarme un poco!–

Fui a mi habitación y revolví todo el armario. No podía ponerme excesivamente elegante, ni tampoco totalmente informal. No sabía que elegir y el reloj, cada vez, marcaba una hora más próxima a la llegada de aquel moreno que hacia temblar mis piernas.
Finalmente, me puse unas medias lanosas grises y recogí un largo jersey negro que caía suavemente de un hombro. El calzado que me acompañaría serían unas cómodas botas altas negras.  
Corrí rápidamente. Fui al baño. Me peiné. Probé miles de peinados pero, me amargué y acabé por volcarme todo el cabello hacía un lado. Me maquillé los ojos más detalladamente de lo que solía hacer e incluso remarqué mis labios con un tono bastante rojizo. Ya estaba lista.

–¡Tiempo récord!– Suspiré. Me senté en el sofá. Esperaba el momento con los nervios a flor de piel. Tenía todo preparado. Sólo tenía que oír el timbre, exclamar un “ya voy” y salir. Pero, a la salida estaría él. Aquel moreno que me tenía loca.

El timbre sonó. Pegué un brinco, recogí las cosas y cogí el telefonillo con el pulso temblando.

–¿Sí?– Pregunté. “¡Estúpida!” murmuró mi consciencia. ¿Para qué preguntaba? Sólo podría ser él.
–Soy yo.– Sentenció algo malhumorado.  –Baja, anda.–
–Voy…– Colgué y me puse una chaqueta gorda. Busqué las llaves en el bolso y abrí la puerta.

La puerta se fue cerrando, poco a poco, puse la llave para cerrarla bien. De repente, ante mis ojos estaba aquel reno de peluche. Sonreí, con una amplia sonrisa.

–Parece ser que los milagros existen después de todo…– Le confesé, figurándoseme que me contestaba con una sonrisa ingenua.

Salí por el portal y ahí estaba. Mirando al cielo estrellado con sus castaños ojos. Las bocanadas de aire de su boca salían lentamente. Oyó la puerta cerrar y miró hacia mí. Su fría mirada se encontró, nuevamente, con la mía. Otra vez, solos. Otra vez, tú y yo.

–Buenas. Disculpa por…– Empecé a tartamudear.
–Toma.– Dictó. Tendiéndome una bolsa. –Eleanor y Danielle me dijeron que era indispensable…– Suspiró molesto. –Que chicas más molestas…– Murmuré.


Abrí aquella bolsa. En ella, había dos graciosos gorros de navidad. Uno simple y el otro con cuernitos de reno incluidos. Me eché a reír ingenuamente, saqué el segundo y comenté.


–¡Son adorables!– Le enseñé a Zayn. 
–¡Son horribles!– Exclamó él. Seguí riéndome. –¿Qué te parece tan gracioso?– Preguntó.

Cogí el gorro y me lo puse en la cabeza. Le tendí la bolsa a Zayn y sonreí.


–Sólo te imaginaba con el gorro puesto…– Murmuré y sus cejas fueron frunciéndose. –Pero, no creo que seas capaz de ponértelo.– Le tenté.
–¡Por supuesto que no! No porque no sea capaz. Simplemente, porque me parecen horribles.– Cogióla bolsa y echó a andar. –Venga, vamos.–

Le seguí desde atrás. El joven llevaba un anorak negro y unos pantalones negros. Sus bambas rojas y blancas pero, vislumbré una camisa blanca, tras aquel anorak. Zayn, se había arreglado mínimamente para el momento. Seguramente, Eleanor o Danielle le habrían obligado. Volví a sonreír. 
Era mágico pasear por esas calles llenas de ilusión y color con él. Zayn se detuvo en el semáforo para pasar. Yo calculé mal y me golpeé con su espalda, por culpa de mi falta de atención.

–Perdona…– Murmuré. Realmente, era un chico alto y corpulento. Cada vez que lo miraba me gustaba más.


Zayn me miró de reojo, se giró lentamente. Con su mirada me contempló detenidamente. Me eché las manos a la cara y empecé a soplar. Se me había olvidado equiparme unos guantes y empezaba a tenerlas congeladas. El semáforo cambió a verde. 

–Ya podemos…– Empecé a murmurar. 


Zayn se giró por completo y agarró mi mano. La puso en su cara y la mía cambió de color completamente. Su cálida y fina tez ardía comparada con mis gélidas manos. El chico cerró los ojos y deslizó suavemente su mano junto a la mía.

–Estás helada. Te has arreglado tanto y, no has pensado en unos guantes?– Preguntó con la cara seria.
–No, bueno… Se me pasó por alto y…– Mis ojos fueron descendiendo y clavándose en nuestras entrelazadas manos. –Y...–

Zayn sonrió con su perversa sonrisa. Tiró levemente de mi mano y se la metió en el bolsillo junto a la suya. Echó a andar y yo tras él.

–Vamos, antes de que el semáforo se ponga rojo de nuevo.– Comentó. Andando como siempre. Como si no sucediera nada.

Aquel paso de peatones se me hizo eterno. El semáforo parpadeó, volvió a cambiar de color. Está vez, me sentía más identificada con él. Empecé a sonreír estúpidamente. Era como si el frío no hubiese existido nunca. Debajo de aquella gorda capa de ropa nuestras manos estaban unidas. Su mano cubría la mía sin problema alguno y, la mía, ingenua como yo, empezaba a temblar un poco. El moreno no preguntó el porqué. Seguramente pensaba que era por el frío pero, el culpable era él. Siempre él.
Llegamos al local. Zayn dejó su mano salir y soltó la mía fuera del bolsillo.

–Es aquí.– Dijo. Agarró y picó la cobertura de metal que usaban las tiendas para evitar robos.

La puerta empezó a abrirse. El tiempo que tardó fue suficiente para disfrutar de aquel momento que acababan de regalarme. Eché mi mano a la cara y me acaricié con su dorso. La sonrisa en mi rostro parecía ser permanente. 
La calidad esencia y el varonil aroma de Zayn, envolvían aquella pequeña parte de mi cuerpo. Sólo una voz, la suya, pudo despertarme de lo que se me estaba empezando a figurar como un sueño.

–¿Vamos?– Preguntó el moreno. 

Lo seguí, pasé por aquella puerta y un chico con el mismo color de ojos que Louis pero, de cabello rubio me sonrió. Se quedó cerrando la puerta y yo seguí a Zayn.

–¡Por fin llegas!– Exclamó Eleanor. –¿Y el gorro?– Agarró su bolsa. –¡Zayn póntelo! ¡Mira ella lo lleva puesto!–


Entré en una trastienda decorada con amor e ilusión. Eleanor le gritaba a Zayn y éste se defendía. Harry sonreía y Louis, Liam, Niall y Danielle se incorporaba a seguir colocando cosas.
Junté mis manos, como dos polos opuestos que se atraían. Mezclando la temperatura de ambas y tapándome la sonrisa con ellas.

–Feliz navidad, pequeña…– Me murmuré, increíblemente feliz.
–¡Oye!– Gritó Zayn, sacándose el anorak. –No te quedes ahí y pasa.– Sentenció.

Asentí con la cabeza y entré en aquel pequeño Edén, lleno de una efímera y curiosa felicidad.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por totoro. el Mar 15 Oct 2013, 4:03 pm

Zarry HorTomPay :) escribió:Ya terminé mi ficha, ahskahk, espero que te guste

All you need is this (?:
Pasa el ratón por la imagen para ver unicornios en la ficha (?:


Raise Z. Chevalier.
Nombre complete:
Raise Zephire Chevalier Marechál.
Apodos:
Rai, Zephi.
Edad:
Veintitrés años.
Rol:
La camarera.
Chico:
Zayn Malik.
Representante:
Kristen Stewart.


físico
La belleza es algo tan subjetivo que la propia tarea de plasmarla en palabras se magnifica, ni con el más rico de los vocabularios se podría describir todo aquello que provoca ese extraño magnetismo que posee Raise, traspasa los límites de lo que me es conocido, y aun así haré el esfuerzo de acercaros los secretos de este bonito envoltorio lleno de sorpresas. Ella no es una muñeca, no, ni tiene un rostro esculpido por los dioses, ni sus ojos despiden ese destello distintivo de un ángel... No, su atractivo reside en lo exótico de su rostro. De madre inglesa con ascendencia hispana y padre alemán, Raise tiene recorriendo en sus venas la sangre de diversas culturas diferentes entre sí que se unieron en su día para darla a luz. Y es que ella podría ser una particular niñita. Con sus diecinueve años, encierra gran cantidad de secretos en esos ojos verdes, casi transparentes, aquellos que le proporcionan ese perfil de falsa inocencia. Envueltos por largas pestañas rizadas, éstos tienen la capacidad de iluminarse u oscurecerse según el estado de ánimo de Raise, por eso, siendo una chica escasa de palabras, sus ojos la delatan, te cuentan todo aquello que ella prefiere guardar bajo candado en su interior y por eso, son su mayor atractivo. Eso sin olvidarnos de sus carnosos y rosados labios, gruesos. Con esa manía suya de humedecérselos con la lengua, logra hacerlos ver aún más brillantes y seductores. Te hacen preguntarte si aún siguen puros, si han tenido ya su primer beso o si ese color se debe a que saben a fresa o a cereza... O como algo tan encantador puede emitir palabras y frases tan viperinas como hirientes... También sorprende el ver tan escasas sonrisas sinceras siendo enmarcadas por esa boca. ¿Por qué tan seria? Pues porque ella no tiene razones para dedicarte una de sus sonrisas. Su rostro visiblemente anguloso se ve enmarcado por una melena que podría compararse con la de un león, rebelde, cada mechón decide su lugar y revolotea allá donde él decida, pero si algo llama la atención de su pelo es ese tono oscuro como la caoba que contrasta con la palidez de su piel.. Igual el aspecto que este pelo le confiere no es el más elegante, pero le da igual, es seductor y le ayuda a transmitir algo más de esa rebeldía innata que la destaca. Raise ama llevar su melena al viento, suelta, ondeando a su alrededor y abrazando su cuerpo de mil y una formas. Aunque no es raro verla con un recogido, ella prefiere tener su pelo libre, cayendo cual cascada de chocolate sobre sus hombros. Y bueno... Que más... ¡Ah sí! ¿Cómo olvidarnos de su cuerpo? Y es que diecinueve años no explican como un cuerpo tan joven puede delimitar unas curvas tan pronunciadas y deliciosas. Ya puede decirse que sus genes han sido casi gloriosos por permitirle disfrutar de tan codiciada silueta, porque ella come, come como si no tuviera fondo y su figura permanece intacta. Buen metabolismo... Suertuda. Pero además de ser alta y esbelta, mantiene unas largas y torneadas piernas que bien podrían ser el quebradero de cabeza de más de uno. Esta chica tiene sus buenas armas, y las aprovecha, de eso no cabe duda. No precisa ni de maquillaje para realzar las facciones de su rostro ni ropa de marca o extremadamente sugerente para destacar sus atributos, su estilo es sencillo y aun así le sienta como anillo al dedo porque irradia confianza en sí misma. Eso no quiere decir que no se arregle, de hecho, cada vez le da más importancia a su fondo de armario y porque no decirlo, a su espejo, narcisista en potencia. Y se siente a gusto con su físico, eso se nota y se envidia.

personalidad
Calla, observa y aprende. Eso es lo primero que hace Raise cuando conoce a alguien nuevo, lo estudia y lo analiza en silencio observando sus puntos débiles y sus puntos fuertes. Lo observa para ver si hay algo en esa persona que pueda beneficiarla a ella de alguna forma y si es así entonces adopta una personalidad que la vaya a acercar a esa persona. Es una mujer con una personalidad distinta para cada individuo, depende de la persona a la que le preguntes sobre Raise te dirá una cosa u otra. Lleva toda su vida adaptándose a los demás para conseguir lo que ella quiere. ¿Cómo es ella realmente? Es lo que la gente conoce como una persona solitaria y mala. Desde muy pequeña entendió que nadie iba a regalarle nada, que si quería algo tendría que lograrlo por ella misma sin importar a cuantos tuviese que pisotear o llevarse por delante. Los demás le importan más bien poco, solo se preocupa por ella misma. Es manipuladora, una de esas que consiguen convencerte de hacer cosas que tu juraste no hacer jamás sin que te des cuenta. Te usará para su propósito y cuando no le sirvas para nada más te tirará como si fueses poco más que una colilla. Es más, ella ve a las personas como eso, cigarrillos que se consumen poco a poco y cuando llegan a la colilla es hora de deshacerse de ellos. La mayoría, por no decir todas las veces que muestra bondad, amabilidad y demás sentimientos parecidos son mentira. Ella no es buena, ni dulce ni adorable. Son solo características que se inventa para camelarse a la gente. Independiente. Todo lo que tiene es porque ella lo ha conseguido de una forma u otra sin ayuda de nadie. Es una mujer extremadamente orgullosa por lo que nunca pide ayuda y nunca la escucharás suplicar ya que si tuviese que hacer cualquiera de las dos cosas se vería obligada a tragarse su propio orgullo y seguramente se acabaría atragantando. No pide perdón pues realmente encuentra esa palabra una pérdida de tiempo y un insulto a la humanidad ¿De qué te sirve pedir perdón después de haber hecho las cosas? Una vez haces algo por mucho que pidas perdón no va a cambiar así que es una estupidez pedirlo. Es cabezota, caprichosa e insistente. Cuando se obsesiona con algo o con alguien hará todo lo que esté en su mano y más para conseguirlo. Le darán igual los obstáculos que aparezcan en su camino, simplemente los destruirá y seguirá adelante tan tranquila. También le encanta llamar la atención y es que adora que la gente la mire por la calle, que la deseen, la envidien y la odien. Ama que hablen de ella y le da igual si lo hacen para bien o para mal. Tiene una seguridad y confianza en ella misma realmente envidiable y pocas son las personas que alguna vez han llegado a humillarla. Vengativa. Ella no cree en la palabra perdón así que una vez hayas hecho algo que la haya cabreado ya no hay vuelta atrás. Puedes disculparte un millón de veces, puedes prometerle que no volverá a pasar que ella no te escuchará. Una vez hayas enfadado a Raise ya puedes estar preparado para una guerra de la que posiblemente tú saldrás perdiendo. Buscará tu debilidad, lo que más te va a doler que destruya y aunque le lleve años ten por seguro que lo hará. Odia que la controlen, que le digan lo que debe o no debe hacer, que la aconsejen sobre cualquier tema. Desprecia a las personas que tienen poder sobre ella. Amor es una palabra desconocida para ella, es un sentimiento que nadie ha mostrado por ella jamás y que ella nunca ha sentido. Nadie le ha dicho te quiero, o un te necesito, nunca. Comprende la lujuria, el deseo, el odio, la furia… Pero no el amor. Le parece un sentimiento que te vuelve débil, que te deja expuesto a los demás dándoles oportunidades para hacerte daño. Le encanta seducir, ver como los hombres, esos que aseguran ser mejor que las mujeres, caen a sus pies con tan solo un par de caricias y palabras adecuadas. Le encanta jugar con ellos, excitarlos y luego simplemente irse dejándolos con todo el calentón, adora la cara que se les queda cuando hace eso. Hay algunos aspectos de la personalidad de Raise que muestra en todas su "actuaciones". Siempre es extrovertida, alocada y le encanta ser el centro de atención. Su nivel del ridículo es casi inexistente por eso es bastante difícil hacerla sentir avergonzada.

historia
Concebida en un motel de mala muerte hace dieciocho años. Su “madre” era una joven promiscua que estaba empezando a ser alguien en el mundo del teatro y su “padre” un macarra que se acostaba cada noche con una mujer distinta. En cuanto la mujer se enteró de su embarazo decidió que iba a darlo en adopción y el hombre estuvo completamente de acuerdo pues ninguno de los dos quería un hijo en sus vidas. Fue dada en adopción nada más nacer, ninguno de sus “padres” quiso verla. Nacida en Minneapolis y dada en adopción siendo tan solo un bebé recién nacido lo más normal es que alguien la hubiese adoptado, que alguien se hubiese hecho cargo de la pequeña criatura que no tenía a nadie que le diese amor y cariño pero no fue así. No fue adoptada, estuvo viviendo en un orfanato de monjas hasta los doce años, compartiendo dormitorio con un montón de niños más, yendo a colegios cutres y metiéndose en peleas con el resto de huérfanos casi a diario. Se convirtió en una chica independiente, capaz de pisotear y golpear a cualquiera que se interpusiese entre ella y sus metas/caprichos. Nunca necesitó a nadie que la defendiese, si alguien se metía con ella, ella respondía con fuertes puñetazos. A partir de los doce empezó a ir a casas de acogida de las cuales se fugaba. Ninguna de esas “familias” que la acogió la quería, tan solo la dejaban vivir allí para cobrar el dinero que el Estado les daba, todas esas familias la trataron mal, le daban poca comida y algunas incluso llegaron a golpearla, pero ella siempre se defendió. Desde muy joven se vio involucrada en carreras ilegales, tráfico de droga y trabajos semejantes. A los dieciséis años simplemente la echaron a la calle y le dijeron que a partir de ese momento tenía que buscarse ella la vida, lo que no resultó ningún problema ya que es lo que llevaba haciendo toda su vida. Empezó trabajando como stripper en un club que visitaban “grandes empresarios”. Ellos le daban buenas propinas por sus bailes, por sus movimientos sensuales hasta que un día alguno de esos hombres decidió hacerle otra oferta, convertirse en prostituta. Pero el trabajo no era de prostituta de poca monta, era de prostituta de lujo. Ganaría más dinero, tendría la seguridad de su “jefe” que la vigilaría y podría quedarse con los regalos que los clientes le hiciesen. Ella aceptó, pues siempre supo que acabaría metida en ese negocio. Estuvo desde los diecisiete hasta los diecinueve trabajando de prostituta. No era un trabajo que le agradase ya que debía hacer todo lo que su cliente quisiese, pero no estaba para nada mal pagado. Al poco tiempo de cumplir los dieciocho conoció al hijo de su jefe. Era atractivo y realmente insoportable, él disfrutaba sacando de quicio a Raise y ella siempre tenía algún comentario que decir para callarle la boca. Ese juego pareció divertir al chico ya que compró a Raise, pagando una alta cantidad de dinero para que solo trabajase para él. Ella debía acudir siempre cuando él la llamase y debía hacer todo lo que él le pidiese, eso dañó el orgullo de la muchacha. A ella le dio igual que la hubiese comprado, lo siguió tratando con la misma hostilidad de siempre y eso todavía avivó más la obsesión del chico. La relación entre ambos se volvió insana: Discutían, se acostaban, odio, celos, obsesión… Pero él también la hacía sonreír, la hacía sentirse especial y eso confundió a la castaña. En cuanto el contrato del año se acabó, Raise se marchó como si nunca hubiese estado allí. Así fue como llegó hasta aquí, la ciudad de sus sueños, pero sin dinero para comprar algo conque alimentarse. En un bar, conoció a Zayn Malik, un hombre multimillonario, atractivo e irremediablemente mujeriego. Al estar completamente borracha, terminó conversando con él, contándole absolutamente toda su vida, incluido que prácticamente era pobre. Él le ofreció trabajo en uno de sus restaurantes, y aunque apenas ganara lo que merecía, Raise aceptó sin rechistar. Lleva dos años en el mismo sitio, aunque no todo es de color rosa, ahora vienen las dificultades, necesita pagar el alquiler de su piso, más unas cuantas deudas del banco, necesita un ascenso inmediatamente, y así se lo comunicó a su jefe. Pero, ¿Y si Zayn le ofreciera un trato para ascender, en el que el cuerpo de Raise estuviera en juego?

you can't have better tomorrow,
if you keep thinking about yesterday.
template by [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Shot tan suensuel como yo (?:
La navidad estaba por todas partes. Mirase donde mirase. 
Cuando paseaba por las calles, mirando la cara de los niños, éstos corrían libremente por el parque, sin miedo al frío y con la ilusión en sus ojos. 
Hacía tiempo que la navidad ya no era una novedad para mí. Sólo era un día más donde estar con la familia pero, tampoco tenía eso. Ahora, estaba sola en un frío apartamento, no me reencontraría con mi familia, hasta fin de año.
Quedaban muy lejos aquellos días de creer en los milagros navideños.
Di varias vueltas en mi pequeño sofá, era día veinticuatro y aquella noche a las doce, muchas familias, parejas, amigos se desearían feliz navidad.  
Miré a mí alrededor y decidí darle un poco de alegría a aquel triste apartamento. Cogí un anorak y salí por aquella puerta. Las tiendas seguían abiertas aunque, hoy cerrarían más pronto. Me acerqué al centro y entré en un pequeño establecimiento de decoraciones.
Estaba vacío, muchas personas iban con prisa a comprar juguetes para sus hijos y comida para su espectacular cena navideña. En caja, había una joven muchacha asiática sonriente que clavaba en mí, sus rasgados ojos. 
Cogí algunas decoraciones y un curioso peluche en forma de reno. 

–Esta noche es nuestra, pequeño. – Murmuré sonriente a aquel adorable peluche. Él sería mi única compañía en el día de hoy. 


Me acerqué a caja y pagué aquellos complementos. Sonreí modestamente y salí con una bolsa que se rompió nada más girar la esquina. 

–Maldita suerte la mía…– Suspiré, haciendo de mi bocanada de aire una pequeña nube.

Llevé la bolsa como si fuese una de aquellas bolsas americanas. Abrazada a ella, sentía el suave tacto de aquel pequeño peluche.  
Era tarde, las tiendas ya estaban cerrando. Había salido justo a tiempo para comprar todo aquello. Si hubiese tardado un poco más, no lo hubiese logrado.
Entré en el edificio y, posteriormente,  entré en mi apartamento.  Dejé la bolsa en la mesa y empecé a decorar la habitación. La habitación empezó a tomar un nuevo color, una nueva luz. Sonreí ingenuamente. Sería verdad que la navidad es una época llena de alegría. 
Puse aquel curioso peluche en la entrada y le sonreí.

–Espero que Papá Noel se alegre de encontrarte.– Sonreí.  –Aunque, eso no vaya a pasar.–

Me retiré y encendí el televisor. Los canales estaban llenos de programas grabados hace tiempo pero, que se emitían en este día. Era mejor que nada; aunque, a veces, me entraban ganas de coger un DVD y cambiarlos por una película cualquiera.
Mi teléfono empezó a sonar vivazmente. No tenía mucha prisa en cogerlo. Seguramente, era mi madre preguntando por cómo se presentaba aquella noche. Me equivocaba. Su nombre estaba escrito en la pantalla y el móvil empezaba a sonar más fuerte. Una cálida sensación invadió mi corazón. ¿Podría ser posible…?

–¿Zayn?– Descolgué y esperé encontrar su voz.
–¡Por fin contestas!– Una melodiosa y femenina voz sonó desde el otro lado. –¡Soy Eleanor! ¿Qué estás haciendo ahora?–
–¿Eleanor…? ¿Qué haces con el móvil de…?– Muchas preguntas venían a mi cabeza. 
–¡Harry!– Gritó. –¡No! Esa bandeja tiene que estar hacía el otro lado. ¡Tiene que estar todo perfecto!

¿Harry? ¿Eleanor? ¿Móvil de Zayn? Poco a poco, las piezas iban encajando y las dudas se disipaban. Se estaban reuniendo para celebrar algo pero, su llamada…

–Perdona...– Habló nuevamente. –¿Qué estabas haciendo?–
–Realmente, no estaba…– Empecé a explicarme.
–¡Oye! Me vas a gastar el dinero de mi teléfono.– Se oyó replicar su fogosa voz. Ahí estaba; él también, Zayn.
–¡Shhht! Dejad de distraerme.– Sentenciaba Eleanor. –Oye, ¿Quieres venir? Vamos a celebrar la navidad en la trastienda de Louis. Lo estamos colocando todo y… ¡Louis dale eso a Zayn, por favor!– Se interrumpía ella misma. –Bueno, ¿Qué me dices?– Pude sentir como su voz transmitía una cálida sonrisa.
–¡Claro que me gustaría ir!– Exclamé. Me hacía mucha ilusión; aunque, se me hacía raro… No es que nos conociéramos mucho pero, fue un noble acto por parte de Eleanor. Sólo tenía un problema. –Pero, … Yo no sé dónde queda esa tienda exactamente.–
–¡Tranquila no hay problema!– Exclamó. Tapó un poco el móvil pero, se le escuchó claramente hablar. –¡Zayn ve a buscarla!–
–¿Qué? ¿Por qué tengo que ir yo?– Se quejaba el moreno. –¡Que vaya Harry!–
–¿Eh?– Exclamó Harry. –Por mí, no hay problema pero, … Estoy ayudando a Louis, Niall y Liam con esto.–
–¡No! Zayn, agarra lo que te dio Louis y ve.– Le ordenó Eleanor. Realmente, era una chica clara y estricta. Muy convincente. Destapó el móvil y volvió a hablarme. –¿Estás? Ahora te mando a Zayn, en media hora está ahí. ¡Zayn espabila!– Exclamó finalmente.  –¡Hasta ahora!–
–Hasta…– No me dio tiempo a acabar la frase. Al otro lado, sólo se oía un repetitivo y molesto sonido. –¿Qué ha pasado?– Me pregunté. Bajé mi teléfono y miré mi reflejo. –¡Oh no! ¡Tengo que arreglarme un poco!–

Fui a mi habitación y revolví todo el armario. No podía ponerme excesivamente elegante, ni tampoco totalmente informal. No sabía que elegir y el reloj, cada vez, marcaba una hora más próxima a la llegada de aquel moreno que hacia temblar mis piernas.
Finalmente, me puse unas medias lanosas grises y recogí un largo jersey negro que caía suavemente de un hombro. El calzado que me acompañaría serían unas cómodas botas altas negras.  
Corrí rápidamente. Fui al baño. Me peiné. Probé miles de peinados pero, me amargué y acabé por volcarme todo el cabello hacía un lado. Me maquillé los ojos más detalladamente de lo que solía hacer e incluso remarqué mis labios con un tono bastante rojizo. Ya estaba lista.

–¡Tiempo récord!– Suspiré. Me senté en el sofá. Esperaba el momento con los nervios a flor de piel. Tenía todo preparado. Sólo tenía que oír el timbre, exclamar un “ya voy” y salir. Pero, a la salida estaría él. Aquel moreno que me tenía loca.

El timbre sonó. Pegué un brinco, recogí las cosas y cogí el telefonillo con el pulso temblando.

–¿Sí?– Pregunté. “¡Estúpida!” murmuró mi consciencia. ¿Para qué preguntaba? Sólo podría ser él.
–Soy yo.– Sentenció algo malhumorado.  –Baja, anda.–
–Voy…– Colgué y me puse una chaqueta gorda. Busqué las llaves en el bolso y abrí la puerta.

La puerta se fue cerrando, poco a poco, puse la llave para cerrarla bien. De repente, ante mis ojos estaba aquel reno de peluche. Sonreí, con una amplia sonrisa.

–Parece ser que los milagros existen después de todo…– Le confesé, figurándoseme que me contestaba con una sonrisa ingenua.

Salí por el portal y ahí estaba. Mirando al cielo estrellado con sus castaños ojos. Las bocanadas de aire de su boca salían lentamente. Oyó la puerta cerrar y miró hacia mí. Su fría mirada se encontró, nuevamente, con la mía. Otra vez, solos. Otra vez, tú y yo.

–Buenas. Disculpa por…– Empecé a tartamudear.
–Toma.– Dictó. Tendiéndome una bolsa. –Eleanor y Danielle me dijeron que era indispensable…– Suspiró molesto. –Que chicas más molestas…– Murmuré.


Abrí aquella bolsa. En ella, había dos graciosos gorros de navidad. Uno simple y el otro con cuernitos de reno incluidos. Me eché a reír ingenuamente, saqué el segundo y comenté.


–¡Son adorables!– Le enseñé a Zayn. 
–¡Son horribles!– Exclamó él. Seguí riéndome. –¿Qué te parece tan gracioso?– Preguntó.

Cogí el gorro y me lo puse en la cabeza. Le tendí la bolsa a Zayn y sonreí.


–Sólo te imaginaba con el gorro puesto…– Murmuré y sus cejas fueron frunciéndose. –Pero, no creo que seas capaz de ponértelo.– Le tenté.
–¡Por supuesto que no! No porque no sea capaz. Simplemente, porque me parecen horribles.– Cogióla bolsa y echó a andar. –Venga, vamos.–

Le seguí desde atrás. El joven llevaba un anorak negro y unos pantalones negros. Sus bambas rojas y blancas pero, vislumbré una camisa blanca, tras aquel anorak. Zayn, se había arreglado mínimamente para el momento. Seguramente, Eleanor o Danielle le habrían obligado. Volví a sonreír. 
Era mágico pasear por esas calles llenas de ilusión y color con él. Zayn se detuvo en el semáforo para pasar. Yo calculé mal y me golpeé con su espalda, por culpa de mi falta de atención.

–Perdona…– Murmuré. Realmente, era un chico alto y corpulento. Cada vez que lo miraba me gustaba más.


Zayn me miró de reojo, se giró lentamente. Con su mirada me contempló detenidamente. Me eché las manos a la cara y empecé a soplar. Se me había olvidado equiparme unos guantes y empezaba a tenerlas congeladas. El semáforo cambió a verde. 

–Ya podemos…– Empecé a murmurar. 


Zayn se giró por completo y agarró mi mano. La puso en su cara y la mía cambió de color completamente. Su cálida y fina tez ardía comparada con mis gélidas manos. El chico cerró los ojos y deslizó suavemente su mano junto a la mía.

–Estás helada. Te has arreglado tanto y, no has pensado en unos guantes?– Preguntó con la cara seria.
–No, bueno… Se me pasó por alto y…– Mis ojos fueron descendiendo y clavándose en nuestras entrelazadas manos. –Y...–

Zayn sonrió con su perversa sonrisa. Tiró levemente de mi mano y se la metió en el bolsillo junto a la suya. Echó a andar y yo tras él.

–Vamos, antes de que el semáforo se ponga rojo de nuevo.– Comentó. Andando como siempre. Como si no sucediera nada.

Aquel paso de peatones se me hizo eterno. El semáforo parpadeó, volvió a cambiar de color. Está vez, me sentía más identificada con él. Empecé a sonreír estúpidamente. Era como si el frío no hubiese existido nunca. Debajo de aquella gorda capa de ropa nuestras manos estaban unidas. Su mano cubría la mía sin problema alguno y, la mía, ingenua como yo, empezaba a temblar un poco. El moreno no preguntó el porqué. Seguramente pensaba que era por el frío pero, el culpable era él. Siempre él.
Llegamos al local. Zayn dejó su mano salir y soltó la mía fuera del bolsillo.

–Es aquí.– Dijo. Agarró y picó la cobertura de metal que usaban las tiendas para evitar robos.

La puerta empezó a abrirse. El tiempo que tardó fue suficiente para disfrutar de aquel momento que acababan de regalarme. Eché mi mano a la cara y me acaricié con su dorso. La sonrisa en mi rostro parecía ser permanente. 
La calidad esencia y el varonil aroma de Zayn, envolvían aquella pequeña parte de mi cuerpo. Sólo una voz, la suya, pudo despertarme de lo que se me estaba empezando a figurar como un sueño.

–¿Vamos?– Preguntó el moreno. 

Lo seguí, pasé por aquella puerta y un chico con el mismo color de ojos que Louis pero, de cabello rubio me sonrió. Se quedó cerrando la puerta y yo seguí a Zayn.

–¡Por fin llegas!– Exclamó Eleanor. –¿Y el gorro?– Agarró su bolsa. –¡Zayn póntelo! ¡Mira ella lo lleva puesto!–


Entré en una trastienda decorada con amor e ilusión. Eleanor le gritaba a Zayn y éste se defendía. Harry sonreía y Louis, Liam, Niall y Danielle se incorporaba a seguir colocando cosas.
Junté mis manos, como dos polos opuestos que se atraían. Mezclando la temperatura de ambas y tapándome la sonrisa con ellas.

–Feliz navidad, pequeña…– Me murmuré, increíblemente feliz.
–¡Oye!– Gritó Zayn, sacándose el anorak. –No te quedes ahí y pasa.– Sentenció.

Asentí con la cabeza y entré en aquel pequeño Edén, lleno de una efímera y curiosa felicidad.

¿por qué tus fichas siempre tienen que ser tan perfectas?  
Y el shot me encantó lo amé en especial el final dlkfjdslkfjdhlfkjh  Suerte linda
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por Invitado el Mar 15 Oct 2013, 6:17 pm

Ficha:


Max Lodge
Jeremy Irvine

Nombre completo: Maximiliam Lodge
Apodos: Maxi.
Edad: 23 años.
Pack: Diseñador grafico y pintor.
Nacionalidad: Italiano
Chica: Chloe Moretz
 

 

Descripción psicológica

 según mis amigos soy la personas mas confiable que hay. Digo las cosas en la cara (tratando que tampoco duela lo que digo). soy muy muy sensible creeme lo soy, soy tan sensible que lloro leyendo libros. Me duelen mas las palabras que los golpes... no me gusta pelear, no pierdo la paciencia rapido, pues los deportes, no me gusta mucho, pero el béisbol si.... A veces tengo problemas con mi yo interior y a causa de eso lloro, Soy inteligente y sabio. Me gusta dar consejos
 


 

Historia

Nací en Toscana, Italia. Mi vida siempre ha sido tranquila, pero siempre hay momentos que marcas… Era un joven que tenías muchos sueños: el arte (actuación, pintura, dibujo, canto…) desde pequeño fui muy hablador, llegaban momentos en que no podía dejar de hablar…. A los 17 años decidí empezar mi gran sueño: viajar por el mundo y estudiar arte… A veces pienso que la gente no me comprende, como si no encagara en este lugar, por eso mi amor al arte. Fue muy difícil dejar a mis padres y hermano y hermana pero quería cumplir mi sueño.


Otros Datos

Virtudes: caballeroso, respetuoso
Defectos: Critico demasiado
Gustos: las castañas, Me gusta, amo, adoro leer. Es una obsesión. Siempre llevo un libro… en mi bolsa además de anteojos para leer, uno o mas libros, un cuaderno, lápices, plumas, colores y en mi mano mi guitarra que estoy aprendiendo a tocarla.
Disgustos: la television, las personas hipocritas, no me gusta la carne
Miedos/Fobias: el adios
Debilidades: las cosquillas
Otras cosas: -Canto (no por presumir pero muy bien).
-Escribo canciones
-Toco el piano (un poco)
-Se pintar y dibujar
-No me llaman la atención los deportes
-hablo inglés, italiano y español. Y entiendo 4 idiomas. Estoy aprediendo feances
-No veo mucha televisión
-Duermo mucho… creo que ya
Me visto un estilo indie/hipster, me gusta el pop y rock alternativo. Me gustan las mujeres castañas.
-Mas o menos asi me visto, pero averigua mas… 
Aqui
Aqui
Aqui
Aqui
Creado por Frozen •



Desiciones:
Ese 16 de octubre se cumplirían 4 años desde que Hermione lo dejo, como había intentado olvidarla, no había podido olvidar su piel, su aroma, como olvidar a la dueña de su alma. Después de tanto tiempo no la culpaba, en un principio se sentía dolido y abandonado… era cierto él no podía dejar a Ginny y mucho menos a su hijo, como pudo aguantar tanto… como él que la amaba pudo dejar ella se convirtiera en su amante.


Como olvidar el último día que la vio, él llego al departamento que fue testigo de tantas noches, de tantos momentos… 
-Ya estoy aquí, amor.-dijo Harry dejando las cosas a una mesa cercana. 
-Prométeme una cosa antes que nada - dijo una Hermione saliendo del cuarto. 
-Te prometo lo que quieras, amor.- 
-Respetaras mi decisión- Dijo ella con una sonrisa. 
-me asustas, que quieres que te prometa- 
-no has dicho que prometes respetar mi decisión.- Dijo con una sonrisa. 
-Yo Harry Potter te lo prometo y juro a ti Hermione Granger, que respetare tu decisión cual sea que tomes- dijo Harry poniendo su mano en su corazón y sonriendo. 
-Sabes hoy me encontré con tu esposa, hizo gala de la felicidad que comparten. Me ha dicho que esta embarazada. Felicidades!!!. - dijo Hermione arreglándose el cabello en una coleta de caballo, conforme iba hablando la sonrisa de Harry se borraba. 
- Herm.. yo no..- 
-Lo sabias desde hace dos meses; además, me dijo de que quieres cambiarte de casa. Me pensabas dejar, ¿verdad?- 
-Nunca, te amo demasiado, no podría vivir sin ti- 
-Sabes algo me dice que ella lo sabe, cada vez que me decía que estaban felizmente casados volteaba a verme fijamente esperando mi reacción- dijo Hermione dándole la espalda, para que no notará las lagrimas que corrían por sus mejillas. 
-La voy a dejar- 
- Ya no digas nada, no hay nada que decir, tanto tu como yo sabemos que no la dejaras- 
-No la amo- 
-No la amas, pero amas a tu hijo- 
-Te amo- 
-Me amas, pero no has podido decirle que ya no la amas.- 
-La dejare- 
-Nunca te pedí que la dejaras, en un principio me conformaba con ser la otra; sin embargo, tú me has dicho tantas veces que la vas a dejar que me he hecho ilusiones una y otra vez y son las mismas veces que se ha roto mi corazón, por que nunca llegará ese día- 
- Lo hare- 
-No lo harás, si no lo hiciste cuando no tenias hijos, ahora menos- 
-Herm…- 
-Hoy me iré, me alejare; voy a ser feliz lejos de ti. Ya no quiero esperar en las noches por tu presencia, ya no quiero sentir celos cada vez que te vas, ya no quiero aparentar en las reuniones que no te había visto en meses cuando has estado en mi cama toda la tarde. 
- La dejare- 
-No la dejaras, Harry.- dijo Hermione, poniéndose el abrigo- Te juro que seré feliz como lo serás tú, encontrare alguien que me ame, que me haga sentir como tu lo haces, sin sentir la culpa que luego siento.- 
-No me dejes- dijo Harry tomando a Hermione entre su brazos- Te amo, no puedes amar a otro.- dijo Harry robándole un beso. Hermione se soltó y empezó a ponerse sus guantes. 
- No te dejo, Harry; nunca estuviste conmigo. No se puedes dejar algo que nunca tuviste- Dijo Hermione volviendo a mirar a Harry- 
-No amaras a nadie como lo has hecho conmigo, eres el amor de mi vida -Por dentro Harry se maldecía por a ver dicho esas palabras, ella merecía ser feliz, pero no a lado de otro, solo podía ser de él… la amaba tanto, que no podía concebir la vida sin ella. 
-Soy el amor de tu vida y esperas un hijo con tu esposa- dijo con una risa sarcástica. 
- Te amo y me amas- 
-Por este amor que siento por ti te digo que me tengo que alejar, no he dejado que seas feliz- 
-Soy feliz estando a tu lado- 
-Yo no soy feliz cuando estas con ella, cuando sales en los periódicos con ella, cuando me la encuentro y me cuanta de su fantástico matrimonio o cuando nuestros amigos en común me cuentan de la pareja perfecta que hacen; sabes cuando ellos están hablando yo solo quiero gritarles que solo eres feliz cuando estas conmigo, que con ella solo aparentas. Que cuando le haces el amor, piensas en mi… que cuando la besas me besas a mi… sin embargo sabes que es lo que hago… sonrió y les digo que soy afortunada de ser su amiga. Cada vez que lo hago una parte de mi muere. Ya no quiero seguir así- 
-La dejare y seremos felices- 
-No, Harry. Ya no puedo seguir aquí, me han ofrecido un trabajo fuera y lo he aceptado. - 
-No puedes, yo la dejare- 
-No la dejaste cuando era el momento preciso… yo me iré Harry, sabes este amor que siento me hace daño, me hiere.- Las lagrimas querían salir - Quiero encontrar a alguien que me haga vibrar con su cercanía, que me robe el alma en cada beso, que me lleve a conocer el cielo con sus caricias sin sentir la culpa que siento. Te sacare de mi alma, te lo juro.- y se encamino a la puerta, al tomar la manija de la puerta se volteo y le dijo- no olvides la promesa de aceptar mi decisión, mi decisión es esta "alejarme, he irme de tu lado para hacer una vida donde sea feliz".- salió y desapareció.


El tiempo paso, sin embargo él cada año regresaba al mismo departamento con la esperanza de que ella volviera que le diera una oportunidad. No la había podido olvidar, como hacerlo si se había llevado su alma.


Nunca la busco, muchas veces estaba en la puerta de su casa listo para salir pero recordaba esa promesa que le hizo. Innumerables veces regreso junto a su esposa, arrepintiéndose de la decisión que no pudo tomar a tiempo, amaba a su hijo, pero muchas veces no era suficiente. 
Ese 16 de octubre como en los tres años anteriores volvía a su casa, al entrar respiro el aroma de ella, se estaba volviendo loco no cabía duda, al entrar a su sala la vio, por que estaba en su sala?????. Estaba volteada le daba la espalda, Ginny le vio e inmediatamente dijo: 
-Harry que bueno que llegaste, mira quien esta aquí nuestra Hermione!!- 
El se quedo ahí, que podía decir… ella se voltio y le dedico una sonrisa, volvió a estremecerse ante su presencia, se sintió vivo, hace cuanto que no sentía entrar el aire a sus pulmones. 
-Regresaste- 
-Hola Harry!!!- 
-Harry, que mal educado eres!!, que no te da gusto verla? 
-Que? Claro que me alegra, ha pasado mucho tiempo!!-Se acerca y la abraza, al sentir su cabello, su cuerpo y aroma… que bien se sentía. Solo atino a decirle al oído- No te he olvidado, TE AMO - 
Una voz de pronto los interrumpió: 
Hermione se separo 
-Casi me pierdo en esta casa!, ah.. HOLA! - dijo el hombre extendiendo su mano, Hermione se separo de su lado y se coloco al lado del hombre al que pertenecía la voz. 
-Mucho gusto, Soy Harry Potter- 
- ah, es él- dijo el hombre mirando a Hermione, ella solo asintió - mucho justo quería conocer al hombre que ha cuidado a mi Herm, gracias. Me presento soy Ian Parker, esposo de Hermnione- 
-QUE!!!- Grito Ginny -Por que no nos dijiste cuando se enteren los demás le tengo que llamar a Luna ¿cuando fue?, ¿por que nos avisaste?, ¿cuanto tiempo llevan de casados?- 
-Ginny tranquila esto no es para informar al mundo mágico, llevamos dos años de casados, tres de conocernos y no les avise por que todo fue tan mágico, tan rápido.- 
-Deja que le diga a mi mamá, va querer conocer a Ian de inmediato, les organizaremos una comida, Por que se quedarán ¿verdad?- 
-De hecho no nos quedaremos mucho tiempo, en si venimos solamente a firmar unos documentos para vender el departamento y regresaremos a nuestra casa, Ian tiene que trabajar y yo también, además con eso del embarazo quiero estar cerca de mis papas.- 
Harry se había perdido en la conversación solo escuchaba a lo lejos las exclamaciones de su esposa, ella esta casada no le pertenencia.
-Embarazada?- lo dijo sin emoción, sabiendo en el fondo de su corazón que esas palabras terminarían de matar a su corazón. 
-Si tengo cuatro meses, lo esperamos tanto…- Dijo por fin Hermione con una sonrisa que iluminaba su rostro- por cierto, Qué hora es?- 
-Las 5:30, es hora de irnos- dijo Ian levantándose. 
-Es cierto-dijo Hermione levantándose y dándole un abrazo a su amiga- Ginny que bueno fue verte, nos tenemos que ir. Con eso del embarazo tenemos que hacer todo más difícil. Harry me alegra que estés bien- dijo Finalmente a Harry sin poder acercarse a él. El niño que vivió no podía hacer nada para detener al amor de su vida, así como había llegado se iba sin razón, él se quedo en el marco de la puerta de su casa… de su cárcel, solo viendo como ella volvía a partir para nunca volver. 
Ginny salió al patio a despedir a la pareja, al regresar se acerca a un lado de su marido y le susurra al oído 
-Ella te pudo olvidar, es feliz… déjala ir. Confórmate con lo que tienes, fue tu decisión- siguió su camino rumbo a la cocina. 
Se quedo ahi, tratando de justificar su elección y resignardose a seguir en su jaula. 


Última edición por Kalglan el Mar 15 Oct 2013, 7:05 pm, editado 3 veces
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por Zarry HorTomPay :) el Mar 15 Oct 2013, 6:31 pm

Kalglan, stalkeé tu ficha y el capítulo que pusiste es 99% Cincenta sombras de Grey y el 1% cambio de nombres :meh:
No soy nadie para meterme pero, ahskak, soy gran fan de Grey y pues soy la mejor o sea 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por happy drug. el Mar 15 Oct 2013, 6:32 pm

Kalglan, tu representante is perfect. Amo a ese hombre! desde que lo vi en now is good fue tan kldsjfaklsfj   y la chloe
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo atrapar a un millonario |Resultados puestos|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.