O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» être dans la lune.
Hoy a las 4:08 pm por Ongniel

» .Look at the flowers.
Hoy a las 2:57 pm por CNCOwner.

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 2:50 pm por bwiyomi.

» A Match Made In a University | 1D
Hoy a las 2:11 pm por hypatia.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 1:48 pm por AngelMalfoy

» Sun and Moon
Hoy a las 1:46 pm por Karasuno

» Que estás escuchando ....
Hoy a las 1:36 pm por Karasuno

» Cuenta de 100 en 100 hasta llegar a 10.000
Hoy a las 1:35 pm por Karasuno

» Caught in a lie.-pvt
Hoy a las 1:29 pm por Karasuno

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por ¡Mica! el Lun 14 Oct 2013, 6:35 pm

paularamirez escribió:Ok. Mica eh amado con mi vida la idea y me gustaría que me reservaras a Ivette Winter y representante Shay Mitchell en el grupo de los nerds y ah Louis Tomlinson en el grupo de los populares

fic:

 Capitulo 1 
Paula Smith[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



Los rayos del sol se aprovecharon de nuevo de mi olvidadiza mente; chocando de una manes fuerte-y fastidiosa- en mi cara. Pestañee varias veces antes de que mi vista se acostumbrara al sol.

Me levante de forma perezosa y cerré la ventana junto con las persianas; me estire mientras bostezaba, realmente anoche había dormido mal. Me dirigí a paso lento hacia mi ducha, me despoje de toda mi ropa y en segundos ya estaba debajo de la lluvia artificial.

Las duchas sin duda siempre han sido mi escape de todo; de mi familia, del instituto, de mí.  El agua estaba helada, justo como necesitaba mi cuerpo para levantarse de una buena vez, porque para serles sinceras estaba a punto de caerme. 

Salí de la ducha y me envolví la toalla por el cuerpo, me seque el cabello con la secadora eléctrica y salí del baño con el cabello ya seco; pase al lado del espejo y no pude evitar detenerme y pararme frente a él.

Deje que la toalla callera al piso y comencé a observar el reflejo del espejo; muchos decían que  soy muy delgada, pero eso no es lo que yo veía frente al espejo; yo veía una bola de grasa sin futuro en frente de ese espejo. Agache mi cabeza intentando no llorar y me volví a poner  la toalla.
Me coloque un gran sweater negro, unos jeans ajustados, unas van rojas y me hice una coleta alta; baje con mi mochila en la espalda esperando que mis padres se encontraran en casa, pero no estaban.

Note un pequeño papel adhesivo pegado a la refrigeradora, lo cogí y lo leí “No estaremos en casa hasta en la noche, tienes suficiente dinero para subsistir el resto del día; que tengas un buen día, se le quiere- Mama”. 

Respiro con alivio; salgo de la casa sin desayunar-como siempre- y me monto en mi pequeño caracola blanco que incluso un triciclo podría derrumbarlo y dejarlo-mas-arruinado.
………………………………………….

“Inhala y exhala” son las únicas palabras que en esos momentos mi cerebro podía procesar; me encontraba estaciona frente al instituto, repitiéndome por undécima vez las mismas palabras del día; las únicas palabras que los nervios no me impedían procesar.

Me baje del auto, me coloque la mochila en la espalda y comencé a caminar a paso lento hacia la entrada del instituto; juagaba nerviosamente con mis manos mientras caminaba a la entrada; “Que Nicole no esté en la entrada por favor” rogué a todos los dioses que conocía, pero la suerte estuvo en mi contra; de nuevo.

Querida al fin llegaste- exclamo con su típica voz chillona mientras cogía un mechón de mi castaño cabello, al instante le arrebate mi mechón de su mano de una manes brusca- ¡Huy! La gatita se enfadó- exclamo de tono burlesco mientras se reía con sus amigas.

Con permiso- pedí de forma amable mientras me hacía paso entre Clara y su grupo de perras  “amigas”.

Entro por las grandes puertas del Harrow School; eh estudiado en el Harrow school desde que tengo uso de memoria, okey tal vez este exagerando un poco. El Harrow School es una gran escuela ubicada en el centro de Londres, su estructura era muy medieval, pero mesclada con lo moderno. Sin duda podría poner a este lugar como uno de los más bonitos en los que había estado; lo único que dañaba el lugar eran las personas que lo habitaban.

Los murmullos se hicieron presentes apenas traspase la puerta. “Llego huesitos” “Su sweater no puede ser más feo” “Nunca nadie le hará caso” esos eran varios de los murmullos que escuchaba mientras caminaba hacia mi casillero, pero los murmullos se volvieron gritos e insultos hacia mi persona.

Ellos tienen razón- me recordó mi cerebro; no debería escucharlo, pero sus palabras eran más fuertes que mi razonamiento. Cerré de forma brusca y fuerte mi casillero y camine- más bien corrí- hacia el baño.

Cogí un poco de agua en mis manos  y la esparcí por mi rostro, intentando que las lágrimas que salían de mis ojos desaparecieran, pero no lo hicieron; ellas seguían esparciéndose por mi cara, mientras los sollozos de mi parte se volvían más fuertes, y de pronto me encontraba sentada en el piso del baño.

Abrase mis piernas y oculte mi rostro en ellas; todos los insultos que me dijeron, simplemente retumbaban en mi cabeza sin fin, sin una pisca de comprensión o tolerancia.

Todo es cierto- me recalco mi cerebro; era impresionante que yo sea mi mayor enemigo, no Nicole, no las personas-en general-, era yo. El timbre que indicaba que ya debíamos entrar a clases sonó; me levante de forma cansada y me mire en el espejo, fatal como siempre.

Suspire frustrada mientras arreglaba mi ondulado cabello y me lavaba- de nuevo- las lágrimas de mi cara, respire varias veces mientras me tranquilizaba, lo menos que quería era que Nicole sacara provecho de mi debilidad.

Nunca había llorado en público o en frente de ella; ya era suficiente con que me insultara y denigrara diario, era pero para mí que Nicole se enterara de que realmente me dolía todo lo que decía de mí.
Revisé el reloj de mi muñeca ¡8:15! ¿Cuánto tiempo me quede viendo al espejo?, al parecer mucho. Salí corriendo del baño, pero el impacto de mi cuerpo con otro me hizo caer, pero al parecer a la otra persona ni le movió un pelo.

Mi cabeza palpitaba y dolía mucho; subí mi cabeza y me encontré con la mirada de desprecio y asco de Zayn Malik el mariscal de futball americano del colegio; el humanoide más popular del colegio y también el más patán e idiota

Ten más cuidado, inepta- exclamo de una forma desagradable mientras arreglaba su chaqueta de cuero; yo por mi parte no podía decir nada si quería que mi subsistencia en este colegio fuese peor de lo que ya era, por lo que lo único que me quedaba hacer era disculparme sin razón alguna.
L.o s..ient..o- tartamudee mi disculpa mientras me levantaba del piso.

Además de anti-social también tartamuda ¡Ja!- dijo de forma arrogante y absurda mientras salía de manera triunfadora por el pasillo. Revise mi reloj ¡8:25! ¡Genial! No solo me habían humillado-de nuevo- sino que también me perdería la clase del señor O’Connor; aunque lo último no suena tan mal, nunca eh sido- ni seré nunca- buena en historia.

Salí al patio y lo primero que note fue a una chica sentada en un banco con las manos en su cara; la chica tenía el cabello lacio largo, negro y sus puntas estaban teñidas de color azul, sus labios eran entre finos y gruesos, sus ojos eran oscuros y muy intensos y de piel canela; muy linda a mi parecer.
¿Te encuentras bien?- pregunte sentándome junto a ella; esta se sobresaltó un poco y comenzó a secarse las lágrimas con los dedos.

Si me encuentro bien- me aseguro dándome una sonrisa falsa; le creería, por el momento.
¿Segura?- volví a preguntar insistentemente.

Si- me volví a afirmar- Soy Jessie, Jessie Blake- se presentó mientras estiraba su mano.

Paula, Paula Smith- me presente yo también 

¡Reservados linda!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por ¡Mica! el Lun 14 Oct 2013, 6:36 pm

Estado: Esperando a unas sexys chicas que quieran inscribirse.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por Invitado el Lun 14 Oct 2013, 7:23 pm

holap, xD dios eh de amar tu idea!! ya te dejo todo...
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por Invitado el Lun 14 Oct 2013, 7:43 pm

Deciret Kruspe {miranda kerr} rol: la clase normal.
luke hemmings es del rol: los populares
Jack harries es del rol : Los solitarios

Capitulo:


Capitulo 005
Krishna Landers



Siento que algo me ilumina el rostro haciéndome que me moviera a un lado luego siento la ruidosa alarma, lo cual hace que gruñera. Busco con mi mano la ruidosa alarma, al encontrarla trato de apagarla pero no pude así que con mi mano arrastre hasta el cable y ya al encontrar el enchufe de un tirón saco el cable haciendo que ya el ruido parara.
-Krishna Levante! .-Escuche a mi madre.
-Mierda mama déjame dormir!.
-Krishna Cuantas veces te he dicho que no me digas así.-Dijo entrando a mi cuarto.
-Si no lo haga que.-Dije aun con los ojos cerrados.
-Krishna Por favor.
-Ya ya, Me levanto pero sal.
Solo escuche la puerta cerrarse me levante de mala gana y me fui a buscar algo que ponerme, Me puse lo primero que vi.
Baje a tomar desayuno y veo a mi madre de mala gana y me siento a comer algo, aunque no tenía muchas ganas de comer.
-Y como dormiste, Hija?.-Dijo mi madre tratando ser amable.
-Con los ojos cerrados.-Dije obvia.
Ella no dijo nada más, yo solo seguí comiendo.

(...)
I am watching the rise and fall of my salvation
There's so much shit around me
Such a lack of compassion
Cantaba sin ganas sentada en el piso de mi cuarto llorando.
I thought it would be fun and games
*it would be fun and games*
Instead it's all the same
*it's all the same*
I want something to do
Need to feel sickness
In You
Seguía cantando hasta que unos golpes de la puerta se escucharon. Me limpie las lagrimas y abrí la puerta. Al abrí la puerta vi a mi madre, ¿Qué hacía aquí? Debía estar en el trabajo.
-Te acordaste que tienes una hija.-Dije de mala gana.
-Hija por favor.-Dijo.- Tengo que decirte algo.
-Que.-Dije Aun de mala gana.
-Krishna deja esa maldita actitud!.-Dije en tono alto.
-Que, que quieres decirme.-Dije ya irritada.
-Sabes me iré a trabajo ya se pasó la hora en la noche te digo.-Dijo y salio de mi cuarto, dejándome de sola en la casa.
Me puse a llora sin saber el por qué.

(...)
Estaba dibujando garabatos hasta que siento que la puerta principal de la casa de abre era mi madre.
Yo estaba en el piso sabiendo que tenía la mesa de centro y la mesa del comedor.
Mi madre me miro en forma tierna, yo solo le dedique una sonrisa.
-Ahora que  me dirás lo que me querías decir? .-Dije con una sonrisa.
-Amo esa sonrisa, Bueno veo que estas muy rara con tu actitud….y eh pensado  en enviar a un centro de rehabilitación….-Dijo mirando el piso y luego a mi.
-Mama deja las bromas.-Dije nerviosa.
-No estoy de bromas hija, Es más mañana te vas. Hoy hice los papeleos y todo asi que mañana mismo te vas.-Dije en tono serio.
-Siempre cagandome la onda.-Dije parándome.-¿Quieres que empaque las cosa?.
Vi como ella asintió.
-Te odio.-Dije dejando mi cuaderno en la mesa y me fui corriendo a mi cuarto.

(...)
-Vamos hija levántate.-Dijo mi madre.
-Deja de molestar lo único que haces es estorbar mi vida.
-Hija, lo hago por tu bien.
-Chao me tengo que vestir.-Dije echándola.
No escuche su voz, me levante pase mis manos la cara y me levante.
Me puse unos jens y una polera larga color negro, y unas zapatillas. No era la gran cosa.
Baje no quise nada Guarde lo último y más importante; Audífonos & Mi Cuaderno.

(...)
Estaba leyendo un libro muy bueno, El lobo estepario. Estaba entretenida hasta que siento que el auto para.
-Dios…-Dije en susurro.
Baje del auto y veo muchas chicas, baje mis maletas y me despido de mi madre de buenas forma; Abrazo, beso  y un –Te quiero que estés bien-

Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por campbell. el Mar 15 Oct 2013, 10:49 am

Hello girls.. Me presento, Mely-15 añitos-Argentina, Bs As- Una amor de persona y creadora de esta trama, veo que les ha gustado y han reservado sus personajes, eso es bueno, no tenia planeado nada y gracias a Miki, bueno esta la idea..

Espero que sigan audicionando ya que faltan todavía llenar grupos, queremos empezarla y terminarla ya que tenemos grandes ideas y bueno, gracias y, vamos chicas sigan apareciendo y reservando sus personajes!!!

Las adoro mucho por haber apreciado el trabajo que hicimos con Mica, y... FELIZ CUMPLEAÑOS atrasado MIKIII y a tu hermano tambien!!!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por Invitado el Mar 15 Oct 2013, 10:51 am

Me fascino tu idea. Ya me voy a la escuela, cuando regrese te dejo toooooooooodo. :)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por Invitado el Mar 15 Oct 2013, 10:58 am

Skandar Keynes| Skandar Keynes|Populares 
Kaya Scodelario| Effy Stonem | Emo
Fic:


Capitulo 001 Un día en la casa Stonem.



—Effy despierta—Gritó mi "madre"—¡Ya!
Quité las sabanas de mi cuerpo, me senté sobre mi cama y me levante perezosa. Camine a mi gran ropero y agarre esto {Clik}. Abrí la puerta del baño y abrí la regadera. Encendi mi Ipod con mi grupo favorito: Arctic Monkeys. El agua ya estaba templada y me duche. Coloque una toalla en mi cuerpo y mire mi espejo, esas enormes ojeras se volvían a poner en mis ojos. Me vestí ha excepción de los tenis. Miré mi recamara desde la puerta del baño, estaba horrendo. Empece a recoger la ropa del suelo, los libros y comida con moho. Abrí mi puerta y salí, baje las escaleras y abrí la alacena de abajo de ellas. Tomé el trapeador y una tina. Subí y trapee mi cuarto. Miré mi horario. Primera a sexta compartiría clases con Skandar.
—Hola—Dijo Jennifer—¿Que haces?
—No vez, limpió mi cuarto. —Dije como si fuera lo más obvio.
—Que no se te olvide que hoy viene la familia Keynes...
—Deaaaj ¿era hoy?
—Si.—Dijo sonriente— Mamá dice que bajes a comer.
—Esa tipeja—Dije apuntando al piso— No es mi madre. La mía esta 3 metros bajo tierra.
Salió corriendo. Odiaba decir eso, peor no era más que la verdad. Me maquille, con un delineador negro bajo mis ojos. Tomé mis tenis y los puse. A punto de bajar tome mi mochila y baje.
—Hasta que al fin baja la señorita perfección.—Dijo George, mis hermanas rieron, mi padre tenía la mirada en el periódico así que le saque el dedo de en medio.
—Effy siéntate a mi lado—Dijo Margareth
—No, Margareth— Me senté a lado de Katy, mi hermana mayor.
—No me digas Margareth, dime mamá
—Quisieras serlo— Bufé
—Effy, basta.— Dijo mi padre, miré mi plato y en el estaba tocino y huevo. Katy bajo la cabeza. mi comida estaba en la pared.
—¿Porque hiciste eso?—Dijo esa.
—Soy vegetariana, no como carne, ni nada derivado a ellos.
—Déjame te traigo fruta—Dijo Zooey. Salió y yo tomé de mi jugo.
—Patrick es una consentida. No debió haber hecho eso.—Susurro
—¿Se supone que eres mi madre no?, debes de saber que soy vegetariana.
—Effy ... cállate
—¡Papá! ¡Podría ser tu hija! —Dije apuntando a la rubia oxigenada.—¿No vez que es un año más grande que Zooey y más pequeña que Katy?
—Effy sal...
—¡Púdrete! ¡Tu y toda tu p*ta!
Salí y tome mis llaves, subí a mi auto, sin pensar que ese día estaría la mayor parte de las clases con Skandar Keynes. 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por November. el Mar 15 Oct 2013, 11:06 am

Hola c: soy Jo, y bueno ame con todo la idea so.. quiero reservar así que dejo esto por aquí :


Jo Katherine Taylor Alcaraz|Barbara Palvin| Populares {segunda rama} 


Josh Hutcherson| Nerds 


Capítulo:
 
 Capítulo 3  
Jo Taylor 




 Me desperte con un dolor de cabeza tremendo, mire mi celular  y me levante pesadamente de mi amor; mi cama. Me mire en  el espejo y repase cada parte de mi rostro facciones, ojos, labios incluso los hoyuelos casi invisibles que se formaban en mi mejillas al sonreír ¿no comprendo como mi papá dice que soy identica a mi madre? mi madre era una persona hermosa, sociable y ¿yo? bien, yo soy una adolescente con esquizofrenia que necesita estar completamente drogada para poder ser "normal" o bueno eso intento ya que no tengo amigos o amigas mi único amigo es mi hermano Edward. 


-Hey..!.- gritó mi hermano mientras yo me secaba el cabello 
-¿Que quieres?.- dije malhumorada, necesito mis pastillas 
-Alguien amaneció de malas.- se sentó en la esquina de mi cama
-Necesito mis pastillas.- rodé los ojos y toque mi cabeza.- ¿Puedes traérmelas por favor? 
-Claro, ahora vuelvo.- asentí con la cabeza y seguí secando mi cabello.

Después de un rato Edward regresó con una bandeja llena de comida y mis pastillas rodé los ojos y él sonrío. 
-No quería desayunar solo así qué.- puso la charola en la mesita de noche y me dio las pastillas y un vaso de jugo de naranja.
-y Papá?.- pregunté mientras tomaba un Hot Cake 
-Trabajo.- rodó los ojos y miro su reloj de mano 
-Sabes que te amo pero.- me interrumpió 
-Se te hace tarde?.- dijo levantando la charola 
-Así es.- tome mi mochila y le bese la mejilla


Mi padre es el típico hombre que cree que con darle todo a sus hijos y cumplir sus caprichos por más estúpidos que sean ellos jamás se alejarán de él, sinceramente eso se me hace algo completamente tonto e inecesario ya que bueno el dinero no lo es todo. 


Subí a mi auto, y me dirige directamente a la escuela el prestigiado colegio "Harrow School" donde ser bonita, con buen cuerpo y Zorra serás popular. ¿Bonito no? *noten el sarcasmo*.

Me estacioné en el primer lugar que vi libre y corrí ya que me había perdido historia, una clase que sinceramente detesto y bien me alegro de haber llegado tarde. Al salir del auto choco con la persona mas agradable de la escuela *mas sarcasmo* 

-¿Por que no te fijas por donde caminas loquita?.- ok? eso dolió
-Simple por que no quiero- contesté encogiéndome de hombros y ahí mis voces interiores comenzaron a gritar y sugerir cosas como "Golpealo" "Quemalo" entre otras.

Mire la hora y se me hacia tarde para matemáticas así que corrí como loca *mas de lo que ya estoy* dejando tirado a el tipo amable *amo mi sarcasmo* y sin querer le tire sus cosas a un par de chicas que realmente jamás había visto quise disculparme en ese momento pero, mi estado de animo simplemente no me dejara hacerlo y si digo algo ahora será algo hiriente y no quiero herirlas. 

-No estamos en una maratón de atletismo.- reclamó muy enfada-
-Mira desconocida no sabes con quien te estas metiendo.- respondí encarnando una ceja aún indignada e intentando calmar mis demonios 
-Tú no sabes acaso no ha oído de las Blake.- ese apellido me sonaba 
-Blake- repetí- a tu eres una más de esas popularista que andan de ofrecidas.- ella me miró -
Ni loca.- contestó-
-Loca tu abuela- grité y una chica solo nos miraba con atención.
-Mira no sé qué te pasa pero soy Jessie Blake del grupo que odia a las populares y apartada.- se presentó 
-Yo soy Paula Smith –sonrió tímidamente – pertenezco al grupo de las apartadas por completa 
-Soy Jo Katherine Taylor pero me pueden decir Kate soy del grupo de las apartadas y a ustedes no les he visto.- me presenté y me calme un poco
-Llevo en este infierno desde mis 11 años-
-Pero porque no te hemos visto.- cuestiono Paula-
-Problemas- alzó los hombros.- 
-Llegamos tarde a la clase de Matemática.- Paula dijo haciendome indignarme -
-Que chiquito es el mundo a esa clase iba cuando choque con ustedes- sonreí ellas se mirarón y bueno yo maldecí en voz baja ¿otra clase? de haber sabido me quedo a desayunar con Edward. 
-Wow! tu si que eres bipolar.- dijo Jessie 
-Ah?.- conteste muy confundida 
- Sí digo, hace 1 minuto estabas sonriendo y ahora maldices en voz baja.- sonreí de lado
-¿Oigan?.- pregunto Paula 
-¿Que sucede?.- 
-¿Qué le pasa a esa chica?.- dijo en voz baja, Jessie y yo miramos hacía en frente y había una chica sentada en el suelo con la cabeza gacha y al parecer llorando. 
Nos acercamos y ella levanto la mirada, una chica de cabellera negra azabache y de unos ojos azules con pequeños toques de gris, como los mios, que ahora estaban rojos e hinchados con unas ojeras impresionantes y al parecer de días.
-¿que tienes hermosa?.- pregunté tiernamente 
-Cosas, problemas.- contestó fríamente 
-Soy Jessie Blake del club de las que odia a las populares y apartada.- Estiro una mano hacía la tierna chica y nos miro 
-Ah, yo soy Jo Katherine, pero solo dime Jo o Kat solo soy apartada.- dije sonriendo 
-Y yo soy Paula Smith pertenezco al grupo de las apartadas por completa.- 
-Lucy.- susurro muy bajito y timidamente.- Lucy Stark- dijo esta vez mas fuerte y firme 
-Un gusto.- dijimos al mismo tiempo Jessie, Paula y yo
-¿Que no se supone que deben de estar en clase?.- la chica se limpìo las lagrimas que tenía en sus rosadas mejillas 
-Bien, perdimos Matemáticas gracias a mi.- dije haciendo una mueca 
-Fue un accidente.- aclaro Jessie 

La chica sonrío y bueno por primera vez no le grité a todas ni las insulte ni las pensé en matar Gran avance, sonreí en mis adentros creo que por primera vez siento lo que es tener amigas y no sentirme tan sola. 


Si necesitas algo mas solo dime (?) x3
Beshos 
Jo xx 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por Invitado el Mar 15 Oct 2013, 11:24 am

Amé profundamente la idea! Puedo reservar a Logan Henderson en el grupo de los payasos y a Leighton Meester en el grupo de los solitarios? Debajo dejo mi fic.


mi cap.:

Desde que tengo memoria, he visto incontable cantidad de amaneceres en Colonia, pero siempre me pregunté si en todos los lados serían iguales.
Mamá me dice que sí, ella sí ha ido a la ciudad, ha viajado a Argentina, pero yo siempre he estado acá. Amo donde vivo, pero amaría un día verme obligada a volver. Siempre soñé con conocer el mundo, siempre quise ser independiente y ver más allá de las simples cosas, y es día a día lo que intento. No hay muchos jóvenes en el pueblo, solo turistas y en verano. El invierno es un poco triste, tengo que pedalear kilómetros para llegar al liceo
y eso es de las cosas que más me gustan. Más de una vez he visto mochileros en las rutas y siempre soñé con serlo. Por eso, el deseo que pedí cuando soplé mis diecinueve velas fué salir de mi pueblo en busca de amaneceres.
El despertador sonó a las seis treinta a.m era sábado y no tenía porque estar puesto, pero lo estaba, si hay algo que me gusta es sentirlo y saber que puedo volver a dormir.
 
-Apagá esa porquería nena-
 
-Shh, seguí durmiendo Nikki-
 
Apagué el despertador y me levanté al baño, sentí un almohadón pegar en mi espalda pero lo ignoré, Nicole era así.
Estaba por volver a la cama cuando empezó a entrar luz por mi ventana. No lo dudé, me abrigué, calcé y salí de la casa en total silencio a ver el amanecer. La luz era cada vez más fuerte, mi película favorita desde chica es ‘’El rey león’’ comienza con un amanecer, para mí, una inteligente metáfora que indica el comienzo de algo nuevo. En un amanecer todo cambia, algo empieza y siempre hay oportunidades. El sol ya había salido, encandilaban sus fuertes rayos que hacían ver el pasto del jardín con un brillo único. Ya era suficiente, volví a la cama llena de paz y armonía.
 
-Señorita peace and love ¿Podrías dejar de despertarme a las seis de la mañana? Dormí pésimo por tu culpa-
 
Se sentó a la mesa junto a nosotros para desayunar.
 
-Sí claro, por eso roncabas cuando volví-
 
Reí probando mi café con leche.
 
-No te banco hoy, no me hables-
 
Cuando Nicole se levantaba así era insoportable, ignorarla sería lo mejor.
 
-Mar, hoy con tu papá vamos a salir ¿Venís?-
 
-Me encantaría, pero tengo mucho que estudiar y tengo ganas de caminar un rato sola-
 
-Está bien-
 
Se levantaron ambos de la mesa. Papá me dio un beso en la frente y mamá solo alborotó mi pelo.
 
-Dejen limpia la cocina-
 
-Sí má-
 
Respondimos al unísono y miré a Nikki.
 
-¿Qué?-
 
Preguntó de mala gana.
 
-Que no te soporto cuando te levantás así, pero no me vas a arruinar el día-
 
Respiré profundo y me levanté a lavar mi taza.
 
-Tendrías que haber nacido en los sesenta, me estresás-
 
Se levantó y se fue, dejando todas sus migas y su taza sobre la mesa, que fastidio me daba cuando hacía eso, como si fuese su esclava.
 
-No soy tu sirvienta nena-
 
No ganaba nada con quejarme, no iba a darme bolilla, opté por lavar y limpiar antes de buscar mi mochila y salir de la casa.
El frío me abrazó, pero el sol estaba radiante, a lo lejos divisé un carro tirado por caballos que venía muy rápido hacia mí.
 
-Buen día-
 
Saludé a Pepe, el veterano de la zona, abuelo, le decimos. Es un señor que sabe y conoce mucho acerca de todo, puede responderte una pregunta de la primera guerra mundial tanto como el último cd de Rihanna. Es querido por todos por acá, por supuesto incluyéndome.
 
-Buen día señorita ¿A dónde va tan temprano?-
 
-A caminar don Pepe, voy a buscar algún lugar donde haya solcito para leer y tal vez, si la inspiración llega, escribir algo-
 
-Me parece bien ¿Te arrimo a algún lado?-
 
-No no es necesario muchas gracias-
 
-Entonces adiós señorita, que tenga un buen día-
 
-Gracias igualmente-
 
Sonreí y lo ví irse con su carro y sus hermosos caballos. Yo soy la primera en defender a los animales, y me encanta don Pepe porque tiene a sus caballos en perfecto estado.
Empecé a caminar por la Avenida Artigas para llegar directo a la rambla costanera, por donde paso cada mañana para ir a trabajar. Se lo hermoso que es el paisaje pero nunca me cansaría de verlo.
De repente, sin saber el porqué, me puse a pensar que pasaría si yo me fuese de casa. Nose porque me lo cuestioné, pero viendo las hermosas costas de mi querida Colonia se me ocurrió que tal vez sería una buena idea conocer más de mi hermoso país.
Caminando, despacio me enamoré de la idea de poder salir de mi casa a conocer nuevos lugares ¿Porqué no? Soy grande, tengo trabajo, ahorros y ganas, muchas ganas de sentirme libre.
Ví una moto pasar con quien supuse era un hombre que llevaba un gran mochila y sobre de dormir. Indudablemente iba al camping por eso pensé
¿Porqué no empezar por algo cerca? Si podía sobrevivir sola en un camping, que se que lo haría ¿Porqué no? Podría ser el comienzo de un largo viaje por quien sabe donde.
 
-¿¡Qué!? Decime ¿En que estabas pensando Martina?-
 
-Mamá no es para tanto, soy mayor de edad, quiero ser independiente y vivir en un camping-
 
-Hija, eso es anormal, a los camping se va de paseo, te vas a agarrar una pulmonía ahora en invierno-
 
-Mamá te estoy avisando acerca de la desición que tomé, no es una pregunta-
 
Jamás le había gritado ni faltado el respeto a mamá por lo que no iba a empezar a hacerlo ahora, por eso me contuve de cualquier loco impulso y me encerré en mi cuarto-
 
-¿Qué hacés nena?-
 
Preguntó Nikki tirada desde la cama.
 
-Te voy a hacer feliz, me voy de casa-
 
Abrí mi sector del ropero para seleccionar la mejor ropa, lo más útil, necesario y abrigado.
 
-No sos graciosa, sabelo-
 
Rió irónica por lo que preferí ignorarla y seguir con lo mío. Eso hasta que mamá abrió la puerta sin previo aviso volviendo a querer frenarme.
 
-Martina no te podés ir de tu casa a un camping ¿Estás loca? Mirame cuando te hablo- 
 
Pidió al ver que la ignoraba.
 
-¿Entonces es enserio?-
 
Preguntó Nikki quedando sentada en la cama con cara de preocupación. Al parecer hasta me tiene cariño.
 
-Claro que es enserio, solo que mamá no quiere creerlo-
 
Crucé frente a ella hacia el baño en busca de mi cepillo de dientes y peine.
 
-Es una locura Martu-
 
Acotó mi hermana.
 
-Lo sé-
 
Dije con tranquilidad y terminé de guardar cosas por lo que cerré la valija y miré a Nicole.
 
-Pero como nunca salí a hacer locuras con mi familia voy a empezar a hacerlas sola-
 
Nicole se quedó callada al ver la cara de enojo de mamá.
 
-¿Es un reclamo?-
 
Preguntó mi madre.
 
-No, para nada, estoy diciendo lo que siento y pienso-
 
Salí del cuarto con la valija.
 
-Martina vos cruzás esa puerta y no volves a entrar ¿Escuchaste?-
 
-Que conste que vos lo dijiste-
 
Me encogí de hombros y salí al frente para subir a mi bicicleta.
 
-Martina no estoy jugando-
 
El tono de voz de mamá iba en aumento.
 
-Yo tampoco má, cuando llegue te hago saber-
 
Empecé a pedalear dejando mi casa atrás y a mi familia anonadada.
Pensaba una despedida diferente, pero no me dejó opción de que fuera así.
Por eso, dejé caer una lágrima por mi mejilla, pero ya no iba a dar marcha atrás solo pedalearía hacia adelante, en busca de mi vida.
La gente dentro del camping era contada con los dedos de una mano. Tal como dijo mamá, es anormal venir a un camping en invierno, no para mí.
Entré a la recepción siendo atendida por un señor mayor.
 
-¿En que puedo ayudarla señorita?-
 
-¿Tiene cabañas disponibles?-
 
-Sí ¿Con cuantas camas?-
 
-Solo una-
 
¿Es para usted?-
 
-Si-
 
-Que jovencita-
 
Exclamó mientras bajo el mostrador buscaba la llave.
 
-No hay mucha gente ¿No?-
 
-Alojado no hay nadie, vienen en carpas a pasar el día ¿Que la trae sola por acá? Si se puede saber, claro-
 
Me entregó la llave, la cabaña número siete, mi favorito.
 
-Vengo en busca de mi independencia- 
 
Sonreí.
Todavía me sentía un poco mal por como me fuí de casa, mis ojos vidriosos lo dejaban en evidencia.
 
-¿Puedo hacer algo por usted?-
 
-Con cobrarme es suficiente-
 
Pedí sin perder mi amabilidad.
 
-Por supuesto ¿Cuántos días?-
 
-Anóteme una semana por ahora-
 
Me dijo el costo entregué el dinero y me despedí.
 
-Muchas gracias, hasta luego-
 
-Adiós señorita, estamos a sus ordenes-
 
-Gracias-
 
Dije ya desde afuera y con mi llave en mano subí a la bicicleta en busca de la cabaña siete.
Para mi suerte se encontraba cerca del río, era un lugar alejado y tranquilo solo para mí.
Por fuera parecía una casita de muñecas. Era un quincho con paredes blancas, la puerta y marco de las ventanas en madera oscura. También tenía un pequeño sendero de piedra rodeado por pasto descuidado y quemado por el frío.
Por dentro era más pequeña todavía, al entrar a los lados había dos puertas.
Un el mini baño, con solo inodoro y pileta más las canillas del duchero sin cortina, ni mampara ni nada.
En frente, una cocina y heladera pequeña con un mueble colgante como lacena. Luego, era todo habitación, cama de una plaza contra la pared una mesa con dos sillas y un mantel lleno de polvo al igual que el ropero que era bastante espacioso. Una lámpara en la mesita de luz y a los pies de la cama una televisión radio de esas antiquísimas. Lo primero que hice fue abrir las ventanas. No había pensado en la tierra que podría haber, por lo que no llevé nada para limpiar, no había opción más que pedirle al conserje algo para higienizar mi nuevo hogar.
La valija quedó sobre la cama y decidí esta vez caminar para conocer bien el camino.
Abrí la puerta y sonaron las campanitas que advertían la presencia de alguien.
 
-Señorita ¿En que la puedo ayudar?-
 
Era el mismo señor que hace un rato, amable como la primera vez.
 
-Quería pedirle si no podría prestarme algún producto de limpieza y un trapo. Yo mañana trabajo y voy a comprar todo lo necesario. Pero hoy vine sin nada-
 
-Pero por supuesto, discúlpeme que no le ofrecí-
 
-No hay problema-
 
Sonreí y el señor se perdió tras la cortina de tela. Sentí las campanas nuevamente y voltee a ver.
 
-Buenas tardes-
 
-Buenas-
 
Respondió el muchacho, llevaba una chaqueta de cuero, pantalones con flecos a los lados y un casco en mano. Ojos verdes, pelo castaño y una sonrisa blanca y perfecta.
 
-¿Sos de por acá?-
 
Preguntó.
 
-Si ¿Puedo ayudarte en algo?-
 
-Tengo que llegar a la iglesia y no tengo idea como-
 
-Es re fácil, seguís todo por la rambla hasta la avenida General Flores y enseguida te vas a dar cuenta-
 
-Muchas gracias ¿Hace mucho que vivís acá? Me parece que sabés mucho-
 
Reí.
 
-Nací acá y sí, te puedo guiar a cualquier parte de la ciudad. Mi bicicleta y yo la conocemos de memoria-
 
-Woow, podrías ser mi guía turística-
 
-Imposible, acabo de llegar al camping y tengo todo desordenado, pero si querés mañana después de las seis podemos vernos-
 
-Me encantaría-
 
Justo cuando estábamos cruzando miradas en el mejor momento de la charla aparece el señor con un balde, trapo y productos de limpieza.
 
-Le agradezco mucho señor-
 
Agarré las cosas.
 
-Podés llamarme Cacho, todos por acá me dicen así-
 
-Soy Martina-
 
Estiré mi mano con una sonrisa para estrecharla con la de él.
 
-Y me voy, nos vemos-
 
Saludé a ambos y salí con el balde hacia mi cabaña nuevamente.
 
-¡Martina!-
 
Sentí mi nombre y voltee a ver.
 
-Rambla costanera, General Flores, es fácil-
 
Sonreí ya que pensé que se había olvidado.
 
-No, no es eso-
 
-¿Entonces?-
 
-Quería preguntarte si aceptas ir conmigo mañana a la iglesia. Es el casamiento de un amigo, hoy es el último ensayo-
 
Lo pensé, era raro que un chico me invitase a salir y ni siquiera sabía su nombre.
 
-Podría aceptar si primero me decís tu nombre-
 
-Enzo, soy de capital y ando paseando un poco por el país-
 
-¿Enserio? Yo me fuí de casa porque quiero hacer lo mismo-
 
-Te llevo a donde quieras-
 
-No te ofendas pero preferiría conocerte mejor-
 
-Entiendo ¿Nos vemos mañana? Es a las siete-
 
-No te prometo nada, si voy te busco-
 
-Está bien. Ojalá nos veamos denuevo-
 
Sonrió.
 
-Sí-
 
Mordí mi labio inferior demostrando cierta vergüenza que me provocaba estar frente a un chico tan directo como Enzo.
 
-Adiós-
 
Saludé y seguí mi rumbo, por supuesto con la cabeza puesta en el hombre que acababa de conocer.
 
Estaba dejando todo impecable, empecé por lo alto y terminé por el piso que quedó brillante al igual que cada mueble. Cerré las ventanas luego de que todo el polvo salió y admiré mi nuevo hogar.
 
-Soy independiente-
 
Sonreí hasta con un poco de emoción. Sentía que al fin comenzaba a vivir mi vida. Pese a eso iba a ser raro no dormir en casa.
Prendí la vieja televisión para sentirme un poco acompañada y decidí llamar a mamá.
 
-Martina al fin ¿Dónde estás?-
 
-Hola mamá, estoy bien, quería avisarte eso y que no voy a dormir a casa de hoy en más-
 
-Hija tu padre también te pide que vuelvas-
 
-Por favor, no dramaticen estoy bien, alquilé un lugarcito y estoy calentita bajo techo-
 
-Hasta tu hermana está preocupada, volvé-
 
-Mamá solo quería avisarte que estoy genial, los quiero mucho, adiós-
 
No quería ser así de grosera con mi mamá, pero apagué el celular y me metí a la ducha, pese al frío gracias a la limpieza había entrado en calor.
Bajo la ducha pensaba en mi futuro pero solo veía una nube blanca, nose que quiero para mi vida. Creo que viajar y vivir el presente me hará darme cuenta para que soy buena.
Solo demoré unos cinco minutos, me sequé mi largo pelo envolviéndolo en una toalla al igual que mi cuerpo. Comencé a vestirme sin apuro y pensé en que no había comido nada. No tenía secador, por lo que escurrí mi pelo lo más que pude y lo dejé suelto para que se secase.
 
Salí, cerré con llave y subí a mi bici solo con plata en el bolsillo en busca de algún lugar donde comer.
Pedalee hasta el Hipódromo donde hay un restaurante y que yo supiera era el lugar más cercano. Igual esto sería una excepción, no todos los días viviría a comida de restaurante, fideos, arroz y sopas sería lo más variado de mi menú.
Me puse a pensar en que mi imagen no era la mejor para ir a un lugar así, ví entrar a señoras de vestido y hombres de traje, mientras yo parecía una pordiosera con jeans y championes.
 
-¿La puedo ayudar en algo señorita?-
 
-Sí, quería comer algo-
 
-Ya le traigo-
 
Dijo dándose la vuelta pero lo frené.
 
-Espere señor, no vengo a pedir comida, vengo a pagar por cenar-
 
-Discúlpeme si la ofendí
 
Se sintió culpable, su voz y mirada lo dejaron en evidencia.
 
-No se preocupe, no debe ver gente como yo todos los días-
 
Sonreí para dejarle en claro que todo estaba bien.
 
-Lo siento pero no la puedo dejar pasar con ese atuendo-
 
Se lamentó.
 
-Pero yo estoy por relevar, podemos pasar por la cocina-
 
-¿Enserio?-
 
-Si claro. Augusto, mucho gusto-
 
Estiró su mano.
 
-Martina-
 
Sonreí respondiendo al saludo.
Rato después nos encontrábamos en la cocina del enorme Hipódromo.
Hasta la cocina era de lujo. Los pisos y azulejos brillaban, al igual que todas las hoyas y cubiertos.
 
-La verdad esta cocina no tiene nada que envidiarle el restaurante del hipódromo-
 
Dije mientras comía una pata de pollo, estaba tentada a agarrarla con la mano pero no quería que Augusto pensase que soy una salvaje. Eso hasta que él lo hizo.
 
-Si es verdad y podés comer como quieras sin que nadie te mirare raro-
 
-Exacto-
 
Sonreí y ahora sin miedo agarré la pata con la mano para terminar de comerla.
 
-¿Donde vivís?-
 
Le pregunté.
 
-Soy de acá, vivo cerca de la iglesia de San Benito ¿Vos?-
 
-En este momento estoy viviendo en el camping de acá-
 
-Woow que valiente ¿Y eso porqué? Si se puede saber-
 
-Por nada en especial, simplemente tenía hambre de independencia y me fuí de casa-
 
Estaba cenando con un extraño, era el segundo que cruzaba el día de hoy, pero me sentía tan bien que parecía que los conociera de toda la vida.
Terminamos de comer y ya se hacía tarde.
 
-Llevate esto-
 
Me dió más comida en una bandeja la cual acepté.
 
-Gracias te debo una-
 
-No hay de que-
 
Sonrió.
 
-¿Te llevo?-
 
-No gracias, vine en bici-
 
-Cierto, bueno te acompaño-
 
-Dale-
 
Salimos por la puerta de atrás hasta que nos frenó un señor con mala cara.
 
-¿Este quien es?-
 
Le pregunté por lo bajo.
 
-¿Usted quien es?-
 
Preguntó el hombre de traje y peinado con gomina hacia atrás.
 
-Soy...-
 
-Vino a buscar a trabajo-
 
Acotó enseguida a Augusto.
 
-Está bien, venga mañana después de la una-
 
No me dejó ni responder que ya se había ido.
 
-Es el jefe-
 
-Si lo noté ¿Pero porqué le dijiste eso?-
 
-Porque sino me echaba por entrar con alguien a la cocina-
 
-¿Pusiste en riesgo tu trabajo por una desconocida?-
 
Pregunté sorprendida.
 
-Una desconocida que me cayó muy bien-
 
-Vos también-
 
Lo saludé con un beso en la mejilla y monté mi bicicleta.
 
-Gracias por todo-
 
-¿Nos vemos mañana?-
 
Preguntó.
 
-Sí, después de la una-
 
Sonreí y comencé a pedalear rumbo al camping.
 
Por las noches se volvía más frío y el viento soplaba fuerte por la rambla.
Siempre a lo lejos se veía alguna luz de barcos o boyas que hacían reflejo en el agua volviéndolo un paisaje mágico.
Llegué a “casa” lavé mis manos, dientes y me acosté sobre el colchón.
Tapé mi cuerpo con ropa porque no había llevado sábanas. Entre pensamientos y reflexiones nose a que hora pero me quedé dormida.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por campbell. el Mar 15 Oct 2013, 12:56 pm

My Sweet Perrie escribió:Deciret Kruspe {miranda kerr} rol: la clase normal.
luke hemmings es del rol: los populares
Jack harries es del rol : Los solitarios

Capitulo:


Capitulo 005
Krishna Landers



Siento que algo me ilumina el rostro haciéndome que me moviera a un lado luego siento la ruidosa alarma, lo cual hace que gruñera. Busco con mi mano la ruidosa alarma, al encontrarla trato de apagarla pero no pude así que con mi mano arrastre hasta el cable y ya al encontrar el enchufe de un tirón saco el cable haciendo que ya el ruido parara.
-Krishna Levante! .-Escuche a mi madre.
-Mierda mama déjame dormir!.
-Krishna Cuantas veces te he dicho que no me digas así.-Dijo entrando a mi cuarto.
-Si no lo haga que.-Dije aun con los ojos cerrados.
-Krishna Por favor.
-Ya ya, Me levanto pero sal.
Solo escuche la puerta cerrarse me levante de mala gana y me fui a buscar algo que ponerme, Me puse lo primero que vi.
Baje a tomar desayuno y veo a mi madre de mala gana y me siento a comer algo, aunque no tenía muchas ganas de comer.
-Y como dormiste, Hija?.-Dijo mi madre tratando ser amable.
-Con los ojos cerrados.-Dije obvia.
Ella no dijo nada más, yo solo seguí comiendo.

(...)
I am watching the rise and fall of my salvation
There's so much shit around me
Such a lack of compassion
Cantaba sin ganas sentada en el piso de mi cuarto llorando.
I thought it would be fun and games
*it would be fun and games*
Instead it's all the same
*it's all the same*
I want something to do
Need to feel sickness
In You
Seguía cantando hasta que unos golpes de la puerta se escucharon. Me limpie las lagrimas y abrí la puerta. Al abrí la puerta vi a mi madre, ¿Qué hacía aquí? Debía estar en el trabajo.
-Te acordaste que tienes una hija.-Dije de mala gana.
-Hija por favor.-Dijo.- Tengo que decirte algo.
-Que.-Dije Aun de mala gana.
-Krishna deja esa maldita actitud!.-Dije en tono alto.
-Que, que quieres decirme.-Dije ya irritada.
-Sabes me iré a trabajo ya se pasó la hora en la noche te digo.-Dijo y salio de mi cuarto, dejándome de sola en la casa.
Me puse a llora sin saber el por qué.

(...)
Estaba dibujando garabatos hasta que siento que la puerta principal de la casa de abre era mi madre.
Yo estaba en el piso sabiendo que tenía la mesa de centro y la mesa del comedor.
Mi madre me miro en forma tierna, yo solo le dedique una sonrisa.
-Ahora que  me dirás lo que me querías decir? .-Dije con una sonrisa.
-Amo esa sonrisa, Bueno veo que estas muy rara con tu actitud….y eh pensado  en enviar a un centro de rehabilitación….-Dijo mirando el piso y luego a mi.
-Mama deja las bromas.-Dije nerviosa.
-No estoy de bromas hija, Es más mañana te vas. Hoy hice los papeleos y todo asi que mañana mismo te vas.-Dije en tono serio.
-Siempre cagandome la onda.-Dije parándome.-¿Quieres que empaque las cosa?.
Vi como ella asintió.
-Te odio.-Dije dejando mi cuaderno en la mesa y me fui corriendo a mi cuarto.

(...)
-Vamos hija levántate.-Dijo mi madre.
-Deja de molestar lo único que haces es estorbar mi vida.
-Hija, lo hago por tu bien.
-Chao me tengo que vestir.-Dije echándola.
No escuche su voz, me levante pase mis manos la cara y me levante.
Me puse unos jens y una polera larga color negro, y unas zapatillas. No era la gran cosa.
Baje no quise nada Guarde lo último y más importante; Audífonos & Mi Cuaderno.

(...)
Estaba leyendo un libro muy bueno, El lobo estepario. Estaba entretenida hasta que siento que el auto para.
-Dios…-Dije en susurro.
Baje del auto y veo muchas chicas, baje mis maletas y me despido de mi madre de buenas forma; Abrazo, beso  y un –Te quiero que estés bien-

RESERVADOS..

Un consejito, cuenta mas, no te quedes, escribes bien pero cuéntame mas que es interesante y te lo guardas mucho.. Mica luego edita para saber que son tuyos!!!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por campbell. el Mar 15 Oct 2013, 12:58 pm

leila.hunter escribió:Skandar Keynes| Skandar Keynes|Populares 
Kaya Scodelario| Effy Stonem | Emo
Fic:


Capitulo 001 Un día en la casa Stonem.



—Effy despierta—Gritó mi "madre"—¡Ya!
Quité las sabanas de mi cuerpo, me senté sobre mi cama y me levante perezosa. Camine a mi gran ropero y agarre esto {[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]}. Abrí la puerta del baño y abrí la regadera. Encendi mi Ipod con mi grupo favorito: Arctic Monkeys. El agua ya estaba templada y me duche. Coloque una toalla en mi cuerpo y mire mi espejo, esas enormes ojeras se volvían a poner en mis ojos. Me vestí ha excepción de los tenis. Miré mi recamara desde la puerta del baño, estaba horrendo. Empece a recoger la ropa del suelo, los libros y comida con moho. Abrí mi puerta y salí, baje las escaleras y abrí la alacena de abajo de ellas. Tomé el trapeador y una tina. Subí y trapee mi cuarto. Miré mi horario. Primera a sexta compartiría clases con Skandar.
—Hola—Dijo Jennifer—¿Que haces?
—No vez, limpió mi cuarto. —Dije como si fuera lo más obvio.
—Que no se te olvide que hoy viene la familia Keynes...
—Deaaaj ¿era hoy?
—Si.—Dijo sonriente— Mamá dice que bajes a comer.
—Esa tipeja—Dije apuntando al piso— No es mi madre. La mía esta 3 metros bajo tierra.
Salió corriendo. Odiaba decir eso, peor no era más que la verdad. Me maquille, con un delineador negro bajo mis ojos. Tomé mis tenis y los puse. A punto de bajar tome mi mochila y baje.
—Hasta que al fin baja la señorita perfección.—Dijo George, mis hermanas rieron, mi padre tenía la mirada en el periódico así que le saque el dedo de en medio.
—Effy siéntate a mi lado—Dijo Margareth
—No, Margareth— Me senté a lado de Katy, mi hermana mayor.
—No me digas Margareth, dime mamá
—Quisieras serlo— Bufé
—Effy, basta.— Dijo mi padre, miré mi plato y en el estaba tocino y huevo. Katy bajo la cabeza. mi comida estaba en la pared.
—¿Porque hiciste eso?—Dijo esa.
—Soy vegetariana, no como carne, ni nada derivado a ellos.
—Déjame te traigo fruta—Dijo Zooey. Salió y yo tomé de mi jugo.
—Patrick es una consentida. No debió haber hecho eso.—Susurro
—¿Se supone que eres mi madre no?, debes de saber que soy vegetariana.
—Effy ... cállate
—¡Papá! ¡Podría ser tu hija! —Dije apuntando a la rubia oxigenada.—¿No vez que es un año más grande que Zooey y más pequeña que Katy?
—Effy sal...
—¡Púdrete! ¡Tu y toda tu p*ta!
Salí y tome mis llaves, subí a mi auto, sin pensar que ese día estaría la mayor parte de las clases con Skandar Keynes. 
RESERVADOS..

Nena, un lindo consejo, en esta novela necesitamos que no pongas links, que describas mas como son las cosas.. solo eso. Luego Mica edita!!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por campbell. el Mar 15 Oct 2013, 1:02 pm

jo kat c: :3 escribió:Hola c: soy Jo, y bueno ame con todo la idea so.. quiero reservar así que dejo esto por aquí :


Jo Katherine Taylor Alcaraz|Barbara Palvin| Populares {segunda rama} 


Josh Hutcherson| Nerds 


Capítulo:
 
 Capítulo 3  
Jo Taylor 




 Me desperte con un dolor de cabeza tremendo, mire mi celular  y me levante pesadamente de mi amor; mi cama. Me mire en  el espejo y repase cada parte de mi rostro facciones, ojos, labios incluso los hoyuelos casi invisibles que se formaban en mi mejillas al sonreír ¿no comprendo como mi papá dice que soy identica a mi madre? mi madre era una persona hermosa, sociable y ¿yo? bien, yo soy una adolescente con esquizofrenia que necesita estar completamente drogada para poder ser "normal" o bueno eso intento ya que no tengo amigos o amigas mi único amigo es mi hermano Edward. 


-Hey..!.- gritó mi hermano mientras yo me secaba el cabello 
-¿Que quieres?.- dije malhumorada, necesito mis pastillas 
-Alguien amaneció de malas.- se sentó en la esquina de mi cama
-Necesito mis pastillas.- rodé los ojos y toque mi cabeza.- ¿Puedes traérmelas por favor? 
-Claro, ahora vuelvo.- asentí con la cabeza y seguí secando mi cabello.

Después de un rato Edward regresó con una bandeja llena de comida y mis pastillas rodé los ojos y él sonrío. 
-No quería desayunar solo así qué.- puso la charola en la mesita de noche y me dio las pastillas y un vaso de jugo de naranja.
-y Papá?.- pregunté mientras tomaba un Hot Cake 
-Trabajo.- rodó los ojos y miro su reloj de mano 
-Sabes que te amo pero.- me interrumpió 
-Se te hace tarde?.- dijo levantando la charola 
-Así es.- tome mi mochila y le bese la mejilla


Mi padre es el típico hombre que cree que con darle todo a sus hijos y cumplir sus caprichos por más estúpidos que sean ellos jamás se alejarán de él, sinceramente eso se me hace algo completamente tonto e inecesario ya que bueno el dinero no lo es todo. 


Subí a mi auto, y me dirige directamente a la escuela el prestigiado colegio "Harrow School" donde ser bonita, con buen cuerpo y Zorra serás popular. ¿Bonito no? *noten el sarcasmo*.

Me estacioné en el primer lugar que vi libre y corrí ya que me había perdido historia, una clase que sinceramente detesto y bien me alegro de haber llegado tarde. Al salir del auto choco con la persona mas agradable de la escuela *mas sarcasmo* 

-¿Por que no te fijas por donde caminas loquita?.- ok? eso dolió
-Simple por que no quiero- contesté encogiéndome de hombros y ahí mis voces interiores comenzaron a gritar y sugerir cosas como "Golpealo" "Quemalo" entre otras.

Mire la hora y se me hacia tarde para matemáticas así que corrí como loca *mas de lo que ya estoy* dejando tirado a el tipo amable *amo mi sarcasmo* y sin querer le tire sus cosas a un par de chicas que realmente jamás había visto quise disculparme en ese momento pero, mi estado de animo simplemente no me dejara hacerlo y si digo algo ahora será algo hiriente y no quiero herirlas. 

-No estamos en una maratón de atletismo.- reclamó muy enfada-
-Mira desconocida no sabes con quien te estas metiendo.- respondí encarnando una ceja aún indignada e intentando calmar mis demonios 
-Tú no sabes acaso no ha oído de las Blake.- ese apellido me sonaba 
-Blake- repetí- a tu eres una más de esas popularista que andan de ofrecidas.- ella me miró -
Ni loca.- contestó-
-Loca tu abuela- grité y una chica solo nos miraba con atención.
-Mira no sé qué te pasa pero soy Jessie Blake del grupo que odia a las populares y apartada.- se presentó 
-Yo soy Paula Smith –sonrió tímidamente – pertenezco al grupo de las apartadas por completa 
-Soy Jo Katherine Taylor pero me pueden decir Kate soy del grupo de las apartadas y a ustedes no les he visto.- me presenté y me calme un poco
-Llevo en este infierno desde mis 11 años-
-Pero porque no te hemos visto.- cuestiono Paula-
-Problemas- alzó los hombros.- 
-Llegamos tarde a la clase de Matemática.- Paula dijo haciendome indignarme -
-Que chiquito es el mundo a esa clase iba cuando choque con ustedes- sonreí ellas se mirarón y bueno yo maldecí en voz baja ¿otra clase? de haber sabido me quedo a desayunar con Edward. 
-Wow! tu si que eres bipolar.- dijo Jessie 
-Ah?.- conteste muy confundida 
- Sí digo, hace 1 minuto estabas sonriendo y ahora maldices en voz baja.- sonreí de lado
-¿Oigan?.- pregunto Paula 
-¿Que sucede?.- 
-¿Qué le pasa a esa chica?.- dijo en voz baja, Jessie y yo miramos hacía en frente y había una chica sentada en el suelo con la cabeza gacha y al parecer llorando. 
Nos acercamos y ella levanto la mirada, una chica de cabellera negra azabache y de unos ojos azules con pequeños toques de gris, como los mios, que ahora estaban rojos e hinchados con unas ojeras impresionantes y al parecer de días.
-¿que tienes hermosa?.- pregunté tiernamente 
-Cosas, problemas.- contestó fríamente 
-Soy Jessie Blake del club de las que odia a las populares y apartada.- Estiro una mano hacía la tierna chica y nos miro 
-Ah, yo soy Jo Katherine, pero solo dime Jo o Kat solo soy apartada.- dije sonriendo 
-Y yo soy Paula Smith pertenezco al grupo de las apartadas por completa.- 
-Lucy.- susurro muy bajito y timidamente.- Lucy Stark- dijo esta vez mas fuerte y firme 
-Un gusto.- dijimos al mismo tiempo Jessie, Paula y yo
-¿Que no se supone que deben de estar en clase?.- la chica se limpìo las lagrimas que tenía en sus rosadas mejillas 
-Bien, perdimos Matemáticas gracias a mi.- dije haciendo una mueca 
-Fue un accidente.- aclaro Jessie 

La chica sonrío y bueno por primera vez no le grité a todas ni las insulte ni las pensé en matar Gran avance, sonreí en mis adentros creo que por primera vez siento lo que es tener amigas y no sentirme tan sola. 


Si necesitas algo mas solo dime (?) x3
Beshos 
Jo xx 
SEMI-RESERVADOS..

El grupo de los nerds esta cerrado, solo quedan disponibles los payasos y los emos, tu chica esta reservada.. solo cambia eso si quieres que te los reserve!!
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por campbell. el Mar 15 Oct 2013, 1:06 pm

vicstyles escribió:Amé profundamente la idea! Puedo reservar a Logan Henderson en el grupo de los payasos y a Leighton Meester en el grupo de los solitarios? Debajo dejo mi fic.


mi cap.:

Desde que tengo memoria, he visto incontable cantidad de amaneceres en Colonia, pero siempre me pregunté si en todos los lados serían iguales.
Mamá me dice que sí, ella sí ha ido a la ciudad, ha viajado a Argentina, pero yo siempre he estado acá. Amo donde vivo, pero amaría un día verme obligada a volver. Siempre soñé con conocer el mundo, siempre quise ser independiente y ver más allá de las simples cosas, y es día a día lo que intento. No hay muchos jóvenes en el pueblo, solo turistas y en verano. El invierno es un poco triste, tengo que pedalear kilómetros para llegar al liceo
y eso es de las cosas que más me gustan. Más de una vez he visto mochileros en las rutas y siempre soñé con serlo. Por eso, el deseo que pedí cuando soplé mis diecinueve velas fué salir de mi pueblo en busca de amaneceres.
El despertador sonó a las seis treinta a.m era sábado y no tenía porque estar puesto, pero lo estaba, si hay algo que me gusta es sentirlo y saber que puedo volver a dormir.
 
-Apagá esa porquería nena-
 
-Shh, seguí durmiendo Nikki-
 
Apagué el despertador y me levanté al baño, sentí un almohadón pegar en mi espalda pero lo ignoré, Nicole era así.
Estaba por volver a la cama cuando empezó a entrar luz por mi ventana. No lo dudé, me abrigué, calcé y salí de la casa en total silencio a ver el amanecer. La luz era cada vez más fuerte, mi película favorita desde chica es ‘’El rey león’’ comienza con un amanecer, para mí, una inteligente metáfora que indica el comienzo de algo nuevo. En un amanecer todo cambia, algo empieza y siempre hay oportunidades. El sol ya había salido, encandilaban sus fuertes rayos que hacían ver el pasto del jardín con un brillo único. Ya era suficiente, volví a la cama llena de paz y armonía.
 
-Señorita peace and love ¿Podrías dejar de despertarme a las seis de la mañana? Dormí pésimo por tu culpa-
 
Se sentó a la mesa junto a nosotros para desayunar.
 
-Sí claro, por eso roncabas cuando volví-
 
Reí probando mi café con leche.
 
-No te banco hoy, no me hables-
 
Cuando Nicole se levantaba así era insoportable, ignorarla sería lo mejor.
 
-Mar, hoy con tu papá vamos a salir ¿Venís?-
 
-Me encantaría, pero tengo mucho que estudiar y tengo ganas de caminar un rato sola-
 
-Está bien-
 
Se levantaron ambos de la mesa. Papá me dio un beso en la frente y mamá solo alborotó mi pelo.
 
-Dejen limpia la cocina-
 
-Sí má-
 
Respondimos al unísono y miré a Nikki.
 
-¿Qué?-
 
Preguntó de mala gana.
 
-Que no te soporto cuando te levantás así, pero no me vas a arruinar el día-
 
Respiré profundo y me levanté a lavar mi taza.
 
-Tendrías que haber nacido en los sesenta, me estresás-
 
Se levantó y se fue, dejando todas sus migas y su taza sobre la mesa, que fastidio me daba cuando hacía eso, como si fuese su esclava.
 
-No soy tu sirvienta nena-
 
No ganaba nada con quejarme, no iba a darme bolilla, opté por lavar y limpiar antes de buscar mi mochila y salir de la casa.
El frío me abrazó, pero el sol estaba radiante, a lo lejos divisé un carro tirado por caballos que venía muy rápido hacia mí.
 
-Buen día-
 
Saludé a Pepe, el veterano de la zona, abuelo, le decimos. Es un señor que sabe y conoce mucho acerca de todo, puede responderte una pregunta de la primera guerra mundial tanto como el último cd de Rihanna. Es querido por todos por acá, por supuesto incluyéndome.
 
-Buen día señorita ¿A dónde va tan temprano?-
 
-A caminar don Pepe, voy a buscar algún lugar donde haya solcito para leer y tal vez, si la inspiración llega, escribir algo-
 
-Me parece bien ¿Te arrimo a algún lado?-
 
-No no es necesario muchas gracias-
 
-Entonces adiós señorita, que tenga un buen día-
 
-Gracias igualmente-
 
Sonreí y lo ví irse con su carro y sus hermosos caballos. Yo soy la primera en defender a los animales, y me encanta don Pepe porque tiene a sus caballos en perfecto estado.
Empecé a caminar por la Avenida Artigas para llegar directo a la rambla costanera, por donde paso cada mañana para ir a trabajar. Se lo hermoso que es el paisaje pero nunca me cansaría de verlo.
De repente, sin saber el porqué, me puse a pensar que pasaría si yo me fuese de casa. Nose porque me lo cuestioné, pero viendo las hermosas costas de mi querida Colonia se me ocurrió que tal vez sería una buena idea conocer más de mi hermoso país.
Caminando, despacio me enamoré de la idea de poder salir de mi casa a conocer nuevos lugares ¿Porqué no? Soy grande, tengo trabajo, ahorros y ganas, muchas ganas de sentirme libre.
Ví una moto pasar con quien supuse era un hombre que llevaba un gran mochila y sobre de dormir. Indudablemente iba al camping por eso pensé
¿Porqué no empezar por algo cerca? Si podía sobrevivir sola en un camping, que se que lo haría ¿Porqué no? Podría ser el comienzo de un largo viaje por quien sabe donde.
 
-¿¡Qué!? Decime ¿En que estabas pensando Martina?-
 
-Mamá no es para tanto, soy mayor de edad, quiero ser independiente y vivir en un camping-
 
-Hija, eso es anormal, a los camping se va de paseo, te vas a agarrar una pulmonía ahora en invierno-
 
-Mamá te estoy avisando acerca de la desición que tomé, no es una pregunta-
 
Jamás le había gritado ni faltado el respeto a mamá por lo que no iba a empezar a hacerlo ahora, por eso me contuve de cualquier loco impulso y me encerré en mi cuarto-
 
-¿Qué hacés nena?-
 
Preguntó Nikki tirada desde la cama.
 
-Te voy a hacer feliz, me voy de casa-
 
Abrí mi sector del ropero para seleccionar la mejor ropa, lo más útil, necesario y abrigado.
 
-No sos graciosa, sabelo-
 
Rió irónica por lo que preferí ignorarla y seguir con lo mío. Eso hasta que mamá abrió la puerta sin previo aviso volviendo a querer frenarme.
 
-Martina no te podés ir de tu casa a un camping ¿Estás loca? Mirame cuando te hablo- 
 
Pidió al ver que la ignoraba.
 
-¿Entonces es enserio?-
 
Preguntó Nikki quedando sentada en la cama con cara de preocupación. Al parecer hasta me tiene cariño.
 
-Claro que es enserio, solo que mamá no quiere creerlo-
 
Crucé frente a ella hacia el baño en busca de mi cepillo de dientes y peine.
 
-Es una locura Martu-
 
Acotó mi hermana.
 
-Lo sé-
 
Dije con tranquilidad y terminé de guardar cosas por lo que cerré la valija y miré a Nicole.
 
-Pero como nunca salí a hacer locuras con mi familia voy a empezar a hacerlas sola-
 
Nicole se quedó callada al ver la cara de enojo de mamá.
 
-¿Es un reclamo?-
 
Preguntó mi madre.
 
-No, para nada, estoy diciendo lo que siento y pienso-
 
Salí del cuarto con la valija.
 
-Martina vos cruzás esa puerta y no volves a entrar ¿Escuchaste?-
 
-Que conste que vos lo dijiste-
 
Me encogí de hombros y salí al frente para subir a mi bicicleta.
 
-Martina no estoy jugando-
 
El tono de voz de mamá iba en aumento.
 
-Yo tampoco má, cuando llegue te hago saber-
 
Empecé a pedalear dejando mi casa atrás y a mi familia anonadada.
Pensaba una despedida diferente, pero no me dejó opción de que fuera así.
Por eso, dejé caer una lágrima por mi mejilla, pero ya no iba a dar marcha atrás solo pedalearía hacia adelante, en busca de mi vida.
La gente dentro del camping era contada con los dedos de una mano. Tal como dijo mamá, es anormal venir a un camping en invierno, no para mí.
Entré a la recepción siendo atendida por un señor mayor.
 
-¿En que puedo ayudarla señorita?-
 
-¿Tiene cabañas disponibles?-
 
-Sí ¿Con cuantas camas?-
 
-Solo una-
 
¿Es para usted?-
 
-Si-
 
-Que jovencita-
 
Exclamó mientras bajo el mostrador buscaba la llave.
 
-No hay mucha gente ¿No?-
 
-Alojado no hay nadie, vienen en carpas a pasar el día ¿Que la trae sola por acá? Si se puede saber, claro-
 
Me entregó la llave, la cabaña número siete, mi favorito.
 
-Vengo en busca de mi independencia- 
 
Sonreí.
Todavía me sentía un poco mal por como me fuí de casa, mis ojos vidriosos lo dejaban en evidencia.
 
-¿Puedo hacer algo por usted?-
 
-Con cobrarme es suficiente-
 
Pedí sin perder mi amabilidad.
 
-Por supuesto ¿Cuántos días?-
 
-Anóteme una semana por ahora-
 
Me dijo el costo entregué el dinero y me despedí.
 
-Muchas gracias, hasta luego-
 
-Adiós señorita, estamos a sus ordenes-
 
-Gracias-
 
Dije ya desde afuera y con mi llave en mano subí a la bicicleta en busca de la cabaña siete.
Para mi suerte se encontraba cerca del río, era un lugar alejado y tranquilo solo para mí.
Por fuera parecía una casita de muñecas. Era un quincho con paredes blancas, la puerta y marco de las ventanas en madera oscura. También tenía un pequeño sendero de piedra rodeado por pasto descuidado y quemado por el frío.
Por dentro era más pequeña todavía, al entrar a los lados había dos puertas.
Un el mini baño, con solo inodoro y pileta más las canillas del duchero sin cortina, ni mampara ni nada.
En frente, una cocina y heladera pequeña con un mueble colgante como lacena. Luego, era todo habitación, cama de una plaza contra la pared una mesa con dos sillas y un mantel lleno de polvo al igual que el ropero que era bastante espacioso. Una lámpara en la mesita de luz y a los pies de la cama una televisión radio de esas antiquísimas. Lo primero que hice fue abrir las ventanas. No había pensado en la tierra que podría haber, por lo que no llevé nada para limpiar, no había opción más que pedirle al conserje algo para higienizar mi nuevo hogar.
La valija quedó sobre la cama y decidí esta vez caminar para conocer bien el camino.
Abrí la puerta y sonaron las campanitas que advertían la presencia de alguien.
 
-Señorita ¿En que la puedo ayudar?-
 
Era el mismo señor que hace un rato, amable como la primera vez.
 
-Quería pedirle si no podría prestarme algún producto de limpieza y un trapo. Yo mañana trabajo y voy a comprar todo lo necesario. Pero hoy vine sin nada-
 
-Pero por supuesto, discúlpeme que no le ofrecí-
 
-No hay problema-
 
Sonreí y el señor se perdió tras la cortina de tela. Sentí las campanas nuevamente y voltee a ver.
 
-Buenas tardes-
 
-Buenas-
 
Respondió el muchacho, llevaba una chaqueta de cuero, pantalones con flecos a los lados y un casco en mano. Ojos verdes, pelo castaño y una sonrisa blanca y perfecta.
 
-¿Sos de por acá?-
 
Preguntó.
 
-Si ¿Puedo ayudarte en algo?-
 
-Tengo que llegar a la iglesia y no tengo idea como-
 
-Es re fácil, seguís todo por la rambla hasta la avenida General Flores y enseguida te vas a dar cuenta-
 
-Muchas gracias ¿Hace mucho que vivís acá? Me parece que sabés mucho-
 
Reí.
 
-Nací acá y sí, te puedo guiar a cualquier parte de la ciudad. Mi bicicleta y yo la conocemos de memoria-
 
-Woow, podrías ser mi guía turística-
 
-Imposible, acabo de llegar al camping y tengo todo desordenado, pero si querés mañana después de las seis podemos vernos-
 
-Me encantaría-
 
Justo cuando estábamos cruzando miradas en el mejor momento de la charla aparece el señor con un balde, trapo y productos de limpieza.
 
-Le agradezco mucho señor-
 
Agarré las cosas.
 
-Podés llamarme Cacho, todos por acá me dicen así-
 
-Soy Martina-
 
Estiré mi mano con una sonrisa para estrecharla con la de él.
 
-Y me voy, nos vemos-
 
Saludé a ambos y salí con el balde hacia mi cabaña nuevamente.
 
-¡Martina!-
 
Sentí mi nombre y voltee a ver.
 
-Rambla costanera, General Flores, es fácil-
 
Sonreí ya que pensé que se había olvidado.
 
-No, no es eso-
 
-¿Entonces?-
 
-Quería preguntarte si aceptas ir conmigo mañana a la iglesia. Es el casamiento de un amigo, hoy es el último ensayo-
 
Lo pensé, era raro que un chico me invitase a salir y ni siquiera sabía su nombre.
 
-Podría aceptar si primero me decís tu nombre-
 
-Enzo, soy de capital y ando paseando un poco por el país-
 
-¿Enserio? Yo me fuí de casa porque quiero hacer lo mismo-
 
-Te llevo a donde quieras-
 
-No te ofendas pero preferiría conocerte mejor-
 
-Entiendo ¿Nos vemos mañana? Es a las siete-
 
-No te prometo nada, si voy te busco-
 
-Está bien. Ojalá nos veamos denuevo-
 
Sonrió.
 
-Sí-
 
Mordí mi labio inferior demostrando cierta vergüenza que me provocaba estar frente a un chico tan directo como Enzo.
 
-Adiós-
 
Saludé y seguí mi rumbo, por supuesto con la cabeza puesta en el hombre que acababa de conocer.
 
Estaba dejando todo impecable, empecé por lo alto y terminé por el piso que quedó brillante al igual que cada mueble. Cerré las ventanas luego de que todo el polvo salió y admiré mi nuevo hogar.
 
-Soy independiente-
 
Sonreí hasta con un poco de emoción. Sentía que al fin comenzaba a vivir mi vida. Pese a eso iba a ser raro no dormir en casa.
Prendí la vieja televisión para sentirme un poco acompañada y decidí llamar a mamá.
 
-Martina al fin ¿Dónde estás?-
 
-Hola mamá, estoy bien, quería avisarte eso y que no voy a dormir a casa de hoy en más-
 
-Hija tu padre también te pide que vuelvas-
 
-Por favor, no dramaticen estoy bien, alquilé un lugarcito y estoy calentita bajo techo-
 
-Hasta tu hermana está preocupada, volvé-
 
-Mamá solo quería avisarte que estoy genial, los quiero mucho, adiós-
 
No quería ser así de grosera con mi mamá, pero apagué el celular y me metí a la ducha, pese al frío gracias a la limpieza había entrado en calor.
Bajo la ducha pensaba en mi futuro pero solo veía una nube blanca, nose que quiero para mi vida. Creo que viajar y vivir el presente me hará darme cuenta para que soy buena.
Solo demoré unos cinco minutos, me sequé mi largo pelo envolviéndolo en una toalla al igual que mi cuerpo. Comencé a vestirme sin apuro y pensé en que no había comido nada. No tenía secador, por lo que escurrí mi pelo lo más que pude y lo dejé suelto para que se secase.
 
Salí, cerré con llave y subí a mi bici solo con plata en el bolsillo en busca de algún lugar donde comer.
Pedalee hasta el Hipódromo donde hay un restaurante y que yo supiera era el lugar más cercano. Igual esto sería una excepción, no todos los días viviría a comida de restaurante, fideos, arroz y sopas sería lo más variado de mi menú.
Me puse a pensar en que mi imagen no era la mejor para ir a un lugar así, ví entrar a señoras de vestido y hombres de traje, mientras yo parecía una pordiosera con jeans y championes.
 
-¿La puedo ayudar en algo señorita?-
 
-Sí, quería comer algo-
 
-Ya le traigo-
 
Dijo dándose la vuelta pero lo frené.
 
-Espere señor, no vengo a pedir comida, vengo a pagar por cenar-
 
-Discúlpeme si la ofendí
 
Se sintió culpable, su voz y mirada lo dejaron en evidencia.
 
-No se preocupe, no debe ver gente como yo todos los días-
 
Sonreí para dejarle en claro que todo estaba bien.
 
-Lo siento pero no la puedo dejar pasar con ese atuendo-
 
Se lamentó.
 
-Pero yo estoy por relevar, podemos pasar por la cocina-
 
-¿Enserio?-
 
-Si claro. Augusto, mucho gusto-
 
Estiró su mano.
 
-Martina-
 
Sonreí respondiendo al saludo.
Rato después nos encontrábamos en la cocina del enorme Hipódromo.
Hasta la cocina era de lujo. Los pisos y azulejos brillaban, al igual que todas las hoyas y cubiertos.
 
-La verdad esta cocina no tiene nada que envidiarle el restaurante del hipódromo-
 
Dije mientras comía una pata de pollo, estaba tentada a agarrarla con la mano pero no quería que Augusto pensase que soy una salvaje. Eso hasta que él lo hizo.
 
-Si es verdad y podés comer como quieras sin que nadie te mirare raro-
 
-Exacto-
 
Sonreí y ahora sin miedo agarré la pata con la mano para terminar de comerla.
 
-¿Donde vivís?-
 
Le pregunté.
 
-Soy de acá, vivo cerca de la iglesia de San Benito ¿Vos?-
 
-En este momento estoy viviendo en el camping de acá-
 
-Woow que valiente ¿Y eso porqué? Si se puede saber-
 
-Por nada en especial, simplemente tenía hambre de independencia y me fuí de casa-
 
Estaba cenando con un extraño, era el segundo que cruzaba el día de hoy, pero me sentía tan bien que parecía que los conociera de toda la vida.
Terminamos de comer y ya se hacía tarde.
 
-Llevate esto-
 
Me dió más comida en una bandeja la cual acepté.
 
-Gracias te debo una-
 
-No hay de que-
 
Sonrió.
 
-¿Te llevo?-
 
-No gracias, vine en bici-
 
-Cierto, bueno te acompaño-
 
-Dale-
 
Salimos por la puerta de atrás hasta que nos frenó un señor con mala cara.
 
-¿Este quien es?-
 
Le pregunté por lo bajo.
 
-¿Usted quien es?-
 
Preguntó el hombre de traje y peinado con gomina hacia atrás.
 
-Soy...-
 
-Vino a buscar a trabajo-
 
Acotó enseguida a Augusto.
 
-Está bien, venga mañana después de la una-
 
No me dejó ni responder que ya se había ido.
 
-Es el jefe-
 
-Si lo noté ¿Pero porqué le dijiste eso?-
 
-Porque sino me echaba por entrar con alguien a la cocina-
 
-¿Pusiste en riesgo tu trabajo por una desconocida?-
 
Pregunté sorprendida.
 
-Una desconocida que me cayó muy bien-
 
-Vos también-
 
Lo saludé con un beso en la mejilla y monté mi bicicleta.
 
-Gracias por todo-
 
-¿Nos vemos mañana?-
 
Preguntó.
 
-Sí, después de la una-
 
Sonreí y comencé a pedalear rumbo al camping.
 
Por las noches se volvía más frío y el viento soplaba fuerte por la rambla.
Siempre a lo lejos se veía alguna luz de barcos o boyas que hacían reflejo en el agua volviéndolo un paisaje mágico.
Llegué a “casa” lavé mis manos, dientes y me acosté sobre el colchón.
Tapé mi cuerpo con ropa porque no había llevado sábanas. Entre pensamientos y reflexiones nose a que hora pero me quedé dormida.
SEMI-RESERVADOS..

Tu chico esta reservado, pero la chica no ya que en el grupo que me pides esta lleno.. Si quieres que aun te los reserve solo cámbialo, quedan disponibles los grupos de los emo y los payasos pero ya a Logan tienes ahí.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/stylinsonandpalik

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por Invitado el Mar 15 Oct 2013, 1:13 pm

Mely Payne escribió:
vicstyles escribió:Amé profundamente la idea! Puedo reservar a Logan Henderson en el grupo de los payasos y a Leighton Meester en el grupo de los solitarios? Debajo dejo mi fic.


mi cap.:

Desde que tengo memoria, he visto incontable cantidad de amaneceres en Colonia, pero siempre me pregunté si en todos los lados serían iguales.
Mamá me dice que sí, ella sí ha ido a la ciudad, ha viajado a Argentina, pero yo siempre he estado acá. Amo donde vivo, pero amaría un día verme obligada a volver. Siempre soñé con conocer el mundo, siempre quise ser independiente y ver más allá de las simples cosas, y es día a día lo que intento. No hay muchos jóvenes en el pueblo, solo turistas y en verano. El invierno es un poco triste, tengo que pedalear kilómetros para llegar al liceo
y eso es de las cosas que más me gustan. Más de una vez he visto mochileros en las rutas y siempre soñé con serlo. Por eso, el deseo que pedí cuando soplé mis diecinueve velas fué salir de mi pueblo en busca de amaneceres.
El despertador sonó a las seis treinta a.m era sábado y no tenía porque estar puesto, pero lo estaba, si hay algo que me gusta es sentirlo y saber que puedo volver a dormir.
 
-Apagá esa porquería nena-
 
-Shh, seguí durmiendo Nikki-
 
Apagué el despertador y me levanté al baño, sentí un almohadón pegar en mi espalda pero lo ignoré, Nicole era así.
Estaba por volver a la cama cuando empezó a entrar luz por mi ventana. No lo dudé, me abrigué, calcé y salí de la casa en total silencio a ver el amanecer. La luz era cada vez más fuerte, mi película favorita desde chica es ‘’El rey león’’ comienza con un amanecer, para mí, una inteligente metáfora que indica el comienzo de algo nuevo. En un amanecer todo cambia, algo empieza y siempre hay oportunidades. El sol ya había salido, encandilaban sus fuertes rayos que hacían ver el pasto del jardín con un brillo único. Ya era suficiente, volví a la cama llena de paz y armonía.
 
-Señorita peace and love ¿Podrías dejar de despertarme a las seis de la mañana? Dormí pésimo por tu culpa-
 
Se sentó a la mesa junto a nosotros para desayunar.
 
-Sí claro, por eso roncabas cuando volví-
 
Reí probando mi café con leche.
 
-No te banco hoy, no me hables-
 
Cuando Nicole se levantaba así era insoportable, ignorarla sería lo mejor.
 
-Mar, hoy con tu papá vamos a salir ¿Venís?-
 
-Me encantaría, pero tengo mucho que estudiar y tengo ganas de caminar un rato sola-
 
-Está bien-
 
Se levantaron ambos de la mesa. Papá me dio un beso en la frente y mamá solo alborotó mi pelo.
 
-Dejen limpia la cocina-
 
-Sí má-
 
Respondimos al unísono y miré a Nikki.
 
-¿Qué?-
 
Preguntó de mala gana.
 
-Que no te soporto cuando te levantás así, pero no me vas a arruinar el día-
 
Respiré profundo y me levanté a lavar mi taza.
 
-Tendrías que haber nacido en los sesenta, me estresás-
 
Se levantó y se fue, dejando todas sus migas y su taza sobre la mesa, que fastidio me daba cuando hacía eso, como si fuese su esclava.
 
-No soy tu sirvienta nena-
 
No ganaba nada con quejarme, no iba a darme bolilla, opté por lavar y limpiar antes de buscar mi mochila y salir de la casa.
El frío me abrazó, pero el sol estaba radiante, a lo lejos divisé un carro tirado por caballos que venía muy rápido hacia mí.
 
-Buen día-
 
Saludé a Pepe, el veterano de la zona, abuelo, le decimos. Es un señor que sabe y conoce mucho acerca de todo, puede responderte una pregunta de la primera guerra mundial tanto como el último cd de Rihanna. Es querido por todos por acá, por supuesto incluyéndome.
 
-Buen día señorita ¿A dónde va tan temprano?-
 
-A caminar don Pepe, voy a buscar algún lugar donde haya solcito para leer y tal vez, si la inspiración llega, escribir algo-
 
-Me parece bien ¿Te arrimo a algún lado?-
 
-No no es necesario muchas gracias-
 
-Entonces adiós señorita, que tenga un buen día-
 
-Gracias igualmente-
 
Sonreí y lo ví irse con su carro y sus hermosos caballos. Yo soy la primera en defender a los animales, y me encanta don Pepe porque tiene a sus caballos en perfecto estado.
Empecé a caminar por la Avenida Artigas para llegar directo a la rambla costanera, por donde paso cada mañana para ir a trabajar. Se lo hermoso que es el paisaje pero nunca me cansaría de verlo.
De repente, sin saber el porqué, me puse a pensar que pasaría si yo me fuese de casa. Nose porque me lo cuestioné, pero viendo las hermosas costas de mi querida Colonia se me ocurrió que tal vez sería una buena idea conocer más de mi hermoso país.
Caminando, despacio me enamoré de la idea de poder salir de mi casa a conocer nuevos lugares ¿Porqué no? Soy grande, tengo trabajo, ahorros y ganas, muchas ganas de sentirme libre.
Ví una moto pasar con quien supuse era un hombre que llevaba un gran mochila y sobre de dormir. Indudablemente iba al camping por eso pensé
¿Porqué no empezar por algo cerca? Si podía sobrevivir sola en un camping, que se que lo haría ¿Porqué no? Podría ser el comienzo de un largo viaje por quien sabe donde.
 
-¿¡Qué!? Decime ¿En que estabas pensando Martina?-
 
-Mamá no es para tanto, soy mayor de edad, quiero ser independiente y vivir en un camping-
 
-Hija, eso es anormal, a los camping se va de paseo, te vas a agarrar una pulmonía ahora en invierno-
 
-Mamá te estoy avisando acerca de la desición que tomé, no es una pregunta-
 
Jamás le había gritado ni faltado el respeto a mamá por lo que no iba a empezar a hacerlo ahora, por eso me contuve de cualquier loco impulso y me encerré en mi cuarto-
 
-¿Qué hacés nena?-
 
Preguntó Nikki tirada desde la cama.
 
-Te voy a hacer feliz, me voy de casa-
 
Abrí mi sector del ropero para seleccionar la mejor ropa, lo más útil, necesario y abrigado.
 
-No sos graciosa, sabelo-
 
Rió irónica por lo que preferí ignorarla y seguir con lo mío. Eso hasta que mamá abrió la puerta sin previo aviso volviendo a querer frenarme.
 
-Martina no te podés ir de tu casa a un camping ¿Estás loca? Mirame cuando te hablo- 
 
Pidió al ver que la ignoraba.
 
-¿Entonces es enserio?-
 
Preguntó Nikki quedando sentada en la cama con cara de preocupación. Al parecer hasta me tiene cariño.
 
-Claro que es enserio, solo que mamá no quiere creerlo-
 
Crucé frente a ella hacia el baño en busca de mi cepillo de dientes y peine.
 
-Es una locura Martu-
 
Acotó mi hermana.
 
-Lo sé-
 
Dije con tranquilidad y terminé de guardar cosas por lo que cerré la valija y miré a Nicole.
 
-Pero como nunca salí a hacer locuras con mi familia voy a empezar a hacerlas sola-
 
Nicole se quedó callada al ver la cara de enojo de mamá.
 
-¿Es un reclamo?-
 
Preguntó mi madre.
 
-No, para nada, estoy diciendo lo que siento y pienso-
 
Salí del cuarto con la valija.
 
-Martina vos cruzás esa puerta y no volves a entrar ¿Escuchaste?-
 
-Que conste que vos lo dijiste-
 
Me encogí de hombros y salí al frente para subir a mi bicicleta.
 
-Martina no estoy jugando-
 
El tono de voz de mamá iba en aumento.
 
-Yo tampoco má, cuando llegue te hago saber-
 
Empecé a pedalear dejando mi casa atrás y a mi familia anonadada.
Pensaba una despedida diferente, pero no me dejó opción de que fuera así.
Por eso, dejé caer una lágrima por mi mejilla, pero ya no iba a dar marcha atrás solo pedalearía hacia adelante, en busca de mi vida.
La gente dentro del camping era contada con los dedos de una mano. Tal como dijo mamá, es anormal venir a un camping en invierno, no para mí.
Entré a la recepción siendo atendida por un señor mayor.
 
-¿En que puedo ayudarla señorita?-
 
-¿Tiene cabañas disponibles?-
 
-Sí ¿Con cuantas camas?-
 
-Solo una-
 
¿Es para usted?-
 
-Si-
 
-Que jovencita-
 
Exclamó mientras bajo el mostrador buscaba la llave.
 
-No hay mucha gente ¿No?-
 
-Alojado no hay nadie, vienen en carpas a pasar el día ¿Que la trae sola por acá? Si se puede saber, claro-
 
Me entregó la llave, la cabaña número siete, mi favorito.
 
-Vengo en busca de mi independencia- 
 
Sonreí.
Todavía me sentía un poco mal por como me fuí de casa, mis ojos vidriosos lo dejaban en evidencia.
 
-¿Puedo hacer algo por usted?-
 
-Con cobrarme es suficiente-
 
Pedí sin perder mi amabilidad.
 
-Por supuesto ¿Cuántos días?-
 
-Anóteme una semana por ahora-
 
Me dijo el costo entregué el dinero y me despedí.
 
-Muchas gracias, hasta luego-
 
-Adiós señorita, estamos a sus ordenes-
 
-Gracias-
 
Dije ya desde afuera y con mi llave en mano subí a la bicicleta en busca de la cabaña siete.
Para mi suerte se encontraba cerca del río, era un lugar alejado y tranquilo solo para mí.
Por fuera parecía una casita de muñecas. Era un quincho con paredes blancas, la puerta y marco de las ventanas en madera oscura. También tenía un pequeño sendero de piedra rodeado por pasto descuidado y quemado por el frío.
Por dentro era más pequeña todavía, al entrar a los lados había dos puertas.
Un el mini baño, con solo inodoro y pileta más las canillas del duchero sin cortina, ni mampara ni nada.
En frente, una cocina y heladera pequeña con un mueble colgante como lacena. Luego, era todo habitación, cama de una plaza contra la pared una mesa con dos sillas y un mantel lleno de polvo al igual que el ropero que era bastante espacioso. Una lámpara en la mesita de luz y a los pies de la cama una televisión radio de esas antiquísimas. Lo primero que hice fue abrir las ventanas. No había pensado en la tierra que podría haber, por lo que no llevé nada para limpiar, no había opción más que pedirle al conserje algo para higienizar mi nuevo hogar.
La valija quedó sobre la cama y decidí esta vez caminar para conocer bien el camino.
Abrí la puerta y sonaron las campanitas que advertían la presencia de alguien.
 
-Señorita ¿En que la puedo ayudar?-
 
Era el mismo señor que hace un rato, amable como la primera vez.
 
-Quería pedirle si no podría prestarme algún producto de limpieza y un trapo. Yo mañana trabajo y voy a comprar todo lo necesario. Pero hoy vine sin nada-
 
-Pero por supuesto, discúlpeme que no le ofrecí-
 
-No hay problema-
 
Sonreí y el señor se perdió tras la cortina de tela. Sentí las campanas nuevamente y voltee a ver.
 
-Buenas tardes-
 
-Buenas-
 
Respondió el muchacho, llevaba una chaqueta de cuero, pantalones con flecos a los lados y un casco en mano. Ojos verdes, pelo castaño y una sonrisa blanca y perfecta.
 
-¿Sos de por acá?-
 
Preguntó.
 
-Si ¿Puedo ayudarte en algo?-
 
-Tengo que llegar a la iglesia y no tengo idea como-
 
-Es re fácil, seguís todo por la rambla hasta la avenida General Flores y enseguida te vas a dar cuenta-
 
-Muchas gracias ¿Hace mucho que vivís acá? Me parece que sabés mucho-
 
Reí.
 
-Nací acá y sí, te puedo guiar a cualquier parte de la ciudad. Mi bicicleta y yo la conocemos de memoria-
 
-Woow, podrías ser mi guía turística-
 
-Imposible, acabo de llegar al camping y tengo todo desordenado, pero si querés mañana después de las seis podemos vernos-
 
-Me encantaría-
 
Justo cuando estábamos cruzando miradas en el mejor momento de la charla aparece el señor con un balde, trapo y productos de limpieza.
 
-Le agradezco mucho señor-
 
Agarré las cosas.
 
-Podés llamarme Cacho, todos por acá me dicen así-
 
-Soy Martina-
 
Estiré mi mano con una sonrisa para estrecharla con la de él.
 
-Y me voy, nos vemos-
 
Saludé a ambos y salí con el balde hacia mi cabaña nuevamente.
 
-¡Martina!-
 
Sentí mi nombre y voltee a ver.
 
-Rambla costanera, General Flores, es fácil-
 
Sonreí ya que pensé que se había olvidado.
 
-No, no es eso-
 
-¿Entonces?-
 
-Quería preguntarte si aceptas ir conmigo mañana a la iglesia. Es el casamiento de un amigo, hoy es el último ensayo-
 
Lo pensé, era raro que un chico me invitase a salir y ni siquiera sabía su nombre.
 
-Podría aceptar si primero me decís tu nombre-
 
-Enzo, soy de capital y ando paseando un poco por el país-
 
-¿Enserio? Yo me fuí de casa porque quiero hacer lo mismo-
 
-Te llevo a donde quieras-
 
-No te ofendas pero preferiría conocerte mejor-
 
-Entiendo ¿Nos vemos mañana? Es a las siete-
 
-No te prometo nada, si voy te busco-
 
-Está bien. Ojalá nos veamos denuevo-
 
Sonrió.
 
-Sí-
 
Mordí mi labio inferior demostrando cierta vergüenza que me provocaba estar frente a un chico tan directo como Enzo.
 
-Adiós-
 
Saludé y seguí mi rumbo, por supuesto con la cabeza puesta en el hombre que acababa de conocer.
 
Estaba dejando todo impecable, empecé por lo alto y terminé por el piso que quedó brillante al igual que cada mueble. Cerré las ventanas luego de que todo el polvo salió y admiré mi nuevo hogar.
 
-Soy independiente-
 
Sonreí hasta con un poco de emoción. Sentía que al fin comenzaba a vivir mi vida. Pese a eso iba a ser raro no dormir en casa.
Prendí la vieja televisión para sentirme un poco acompañada y decidí llamar a mamá.
 
-Martina al fin ¿Dónde estás?-
 
-Hola mamá, estoy bien, quería avisarte eso y que no voy a dormir a casa de hoy en más-
 
-Hija tu padre también te pide que vuelvas-
 
-Por favor, no dramaticen estoy bien, alquilé un lugarcito y estoy calentita bajo techo-
 
-Hasta tu hermana está preocupada, volvé-
 
-Mamá solo quería avisarte que estoy genial, los quiero mucho, adiós-
 
No quería ser así de grosera con mi mamá, pero apagué el celular y me metí a la ducha, pese al frío gracias a la limpieza había entrado en calor.
Bajo la ducha pensaba en mi futuro pero solo veía una nube blanca, nose que quiero para mi vida. Creo que viajar y vivir el presente me hará darme cuenta para que soy buena.
Solo demoré unos cinco minutos, me sequé mi largo pelo envolviéndolo en una toalla al igual que mi cuerpo. Comencé a vestirme sin apuro y pensé en que no había comido nada. No tenía secador, por lo que escurrí mi pelo lo más que pude y lo dejé suelto para que se secase.
 
Salí, cerré con llave y subí a mi bici solo con plata en el bolsillo en busca de algún lugar donde comer.
Pedalee hasta el Hipódromo donde hay un restaurante y que yo supiera era el lugar más cercano. Igual esto sería una excepción, no todos los días viviría a comida de restaurante, fideos, arroz y sopas sería lo más variado de mi menú.
Me puse a pensar en que mi imagen no era la mejor para ir a un lugar así, ví entrar a señoras de vestido y hombres de traje, mientras yo parecía una pordiosera con jeans y championes.
 
-¿La puedo ayudar en algo señorita?-
 
-Sí, quería comer algo-
 
-Ya le traigo-
 
Dijo dándose la vuelta pero lo frené.
 
-Espere señor, no vengo a pedir comida, vengo a pagar por cenar-
 
-Discúlpeme si la ofendí
 
Se sintió culpable, su voz y mirada lo dejaron en evidencia.
 
-No se preocupe, no debe ver gente como yo todos los días-
 
Sonreí para dejarle en claro que todo estaba bien.
 
-Lo siento pero no la puedo dejar pasar con ese atuendo-
 
Se lamentó.
 
-Pero yo estoy por relevar, podemos pasar por la cocina-
 
-¿Enserio?-
 
-Si claro. Augusto, mucho gusto-
 
Estiró su mano.
 
-Martina-
 
Sonreí respondiendo al saludo.
Rato después nos encontrábamos en la cocina del enorme Hipódromo.
Hasta la cocina era de lujo. Los pisos y azulejos brillaban, al igual que todas las hoyas y cubiertos.
 
-La verdad esta cocina no tiene nada que envidiarle el restaurante del hipódromo-
 
Dije mientras comía una pata de pollo, estaba tentada a agarrarla con la mano pero no quería que Augusto pensase que soy una salvaje. Eso hasta que él lo hizo.
 
-Si es verdad y podés comer como quieras sin que nadie te mirare raro-
 
-Exacto-
 
Sonreí y ahora sin miedo agarré la pata con la mano para terminar de comerla.
 
-¿Donde vivís?-
 
Le pregunté.
 
-Soy de acá, vivo cerca de la iglesia de San Benito ¿Vos?-
 
-En este momento estoy viviendo en el camping de acá-
 
-Woow que valiente ¿Y eso porqué? Si se puede saber-
 
-Por nada en especial, simplemente tenía hambre de independencia y me fuí de casa-
 
Estaba cenando con un extraño, era el segundo que cruzaba el día de hoy, pero me sentía tan bien que parecía que los conociera de toda la vida.
Terminamos de comer y ya se hacía tarde.
 
-Llevate esto-
 
Me dió más comida en una bandeja la cual acepté.
 
-Gracias te debo una-
 
-No hay de que-
 
Sonrió.
 
-¿Te llevo?-
 
-No gracias, vine en bici-
 
-Cierto, bueno te acompaño-
 
-Dale-
 
Salimos por la puerta de atrás hasta que nos frenó un señor con mala cara.
 
-¿Este quien es?-
 
Le pregunté por lo bajo.
 
-¿Usted quien es?-
 
Preguntó el hombre de traje y peinado con gomina hacia atrás.
 
-Soy...-
 
-Vino a buscar a trabajo-
 
Acotó enseguida a Augusto.
 
-Está bien, venga mañana después de la una-
 
No me dejó ni responder que ya se había ido.
 
-Es el jefe-
 
-Si lo noté ¿Pero porqué le dijiste eso?-
 
-Porque sino me echaba por entrar con alguien a la cocina-
 
-¿Pusiste en riesgo tu trabajo por una desconocida?-
 
Pregunté sorprendida.
 
-Una desconocida que me cayó muy bien-
 
-Vos también-
 
Lo saludé con un beso en la mejilla y monté mi bicicleta.
 
-Gracias por todo-
 
-¿Nos vemos mañana?-
 
Preguntó.
 
-Sí, después de la una-
 
Sonreí y comencé a pedalear rumbo al camping.
 
Por las noches se volvía más frío y el viento soplaba fuerte por la rambla.
Siempre a lo lejos se veía alguna luz de barcos o boyas que hacían reflejo en el agua volviéndolo un paisaje mágico.
Llegué a “casa” lavé mis manos, dientes y me acosté sobre el colchón.
Tapé mi cuerpo con ropa porque no había llevado sábanas. Entre pensamientos y reflexiones nose a que hora pero me quedé dormida.
SEMI-RESERVADOS..

Tu chico esta reservado, pero la chica no ya que en el grupo que me pides esta lleno.. Si quieres que aun te los reserve solo cámbialo, quedan disponibles los grupos de los emo y los payasos pero ya a Logan tienes ahí.
Ok, entonces cambiame al grupo emo :niña:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por Invitado el Mar 15 Oct 2013, 1:33 pm

Mely Payne escribió:
My Sweet Perrie escribió:Deciret Kruspe {miranda kerr} rol: la clase normal.
luke hemmings es del rol: los populares
Jack harries es del rol : Los solitarios

Capitulo:


Capitulo 005
Krishna Landers



Siento que algo me ilumina el rostro haciéndome que me moviera a un lado luego siento la ruidosa alarma, lo cual hace que gruñera. Busco con mi mano la ruidosa alarma, al encontrarla trato de apagarla pero no pude así que con mi mano arrastre hasta el cable y ya al encontrar el enchufe de un tirón saco el cable haciendo que ya el ruido parara.
-Krishna Levante! .-Escuche a mi madre.
-Mierda mama déjame dormir!.
-Krishna Cuantas veces te he dicho que no me digas así.-Dijo entrando a mi cuarto.
-Si no lo haga que.-Dije aun con los ojos cerrados.
-Krishna Por favor.
-Ya ya, Me levanto pero sal.
Solo escuche la puerta cerrarse me levante de mala gana y me fui a buscar algo que ponerme, Me puse lo primero que vi.
Baje a tomar desayuno y veo a mi madre de mala gana y me siento a comer algo, aunque no tenía muchas ganas de comer.
-Y como dormiste, Hija?.-Dijo mi madre tratando ser amable.
-Con los ojos cerrados.-Dije obvia.
Ella no dijo nada más, yo solo seguí comiendo.

(...)
I am watching the rise and fall of my salvation
There's so much shit around me
Such a lack of compassion
Cantaba sin ganas sentada en el piso de mi cuarto llorando.
I thought it would be fun and games
*it would be fun and games*
Instead it's all the same
*it's all the same*
I want something to do
Need to feel sickness
In You
Seguía cantando hasta que unos golpes de la puerta se escucharon. Me limpie las lagrimas y abrí la puerta. Al abrí la puerta vi a mi madre, ¿Qué hacía aquí? Debía estar en el trabajo.
-Te acordaste que tienes una hija.-Dije de mala gana.
-Hija por favor.-Dijo.- Tengo que decirte algo.
-Que.-Dije Aun de mala gana.
-Krishna deja esa maldita actitud!.-Dije en tono alto.
-Que, que quieres decirme.-Dije ya irritada.
-Sabes me iré a trabajo ya se pasó la hora en la noche te digo.-Dijo y salio de mi cuarto, dejándome de sola en la casa.
Me puse a llora sin saber el por qué.

(...)
Estaba dibujando garabatos hasta que siento que la puerta principal de la casa de abre era mi madre.
Yo estaba en el piso sabiendo que tenía la mesa de centro y la mesa del comedor.
Mi madre me miro en forma tierna, yo solo le dedique una sonrisa.
-Ahora que  me dirás lo que me querías decir? .-Dije con una sonrisa.
-Amo esa sonrisa, Bueno veo que estas muy rara con tu actitud….y eh pensado  en enviar a un centro de rehabilitación….-Dijo mirando el piso y luego a mi.
-Mama deja las bromas.-Dije nerviosa.
-No estoy de bromas hija, Es más mañana te vas. Hoy hice los papeleos y todo asi que mañana mismo te vas.-Dije en tono serio.
-Siempre cagandome la onda.-Dije parándome.-¿Quieres que empaque las cosa?.
Vi como ella asintió.
-Te odio.-Dije dejando mi cuaderno en la mesa y me fui corriendo a mi cuarto.

(...)
-Vamos hija levántate.-Dijo mi madre.
-Deja de molestar lo único que haces es estorbar mi vida.
-Hija, lo hago por tu bien.
-Chao me tengo que vestir.-Dije echándola.
No escuche su voz, me levante pase mis manos la cara y me levante.
Me puse unos jens y una polera larga color negro, y unas zapatillas. No era la gran cosa.
Baje no quise nada Guarde lo último y más importante; Audífonos & Mi Cuaderno.

(...)
Estaba leyendo un libro muy bueno, El lobo estepario. Estaba entretenida hasta que siento que el auto para.
-Dios…-Dije en susurro.
Baje del auto y veo muchas chicas, baje mis maletas y me despido de mi madre de buenas forma; Abrazo, beso  y un –Te quiero que estés bien-

RESERVADOS..

Un consejito, cuenta mas, no te quedes, escribes bien pero cuéntame mas que es interesante y te lo guardas mucho.. Mica luego edita para saber que son tuyos!!!
bby la idea es que quede es suspenso ahque, Bueno tomare eso en cuenta C:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to Senior Year!!! ll I.Abiertas ll N.C

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.