O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Heroes (Expedientes)
Hoy a las 10:31 am por yagmur.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 9:59 am por Butterfly199225

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 9:56 am por CNCOwner.

» I write sins not tragedies
Hoy a las 9:49 am por Andy Belmar.

» Me, myself and I.
Hoy a las 9:36 am por CNCOwner.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 8:56 am por Andy Belmar.

» Distant stars come in black or red | PVT
Hoy a las 8:48 am por blackstairs

» Revolution.{Codes]
Hoy a las 8:41 am por CNCOwner.

» Pixelated World │ Html & stuff
Hoy a las 8:39 am por CNCOwner.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

operation butterfly. {audiciones cerradas}

Página 3 de 16. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9 ... 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Invitado el Sáb 12 Oct 2013, 1:44 pm

O'shea. escribió:
audición aceptada.

omg, briiiiiiiiiitt  puto baño, igual es lindo cuando lo dejas salir (?) ahresucia. ame el cap, osea demidos rlz the fucking world y les re cabe, putos:c amo a annabel:c solo que me gusta más annabeth (?) ahque. y perdón si no comente en demidogs, pero si lei el capitulo y da paja, u know:c ya estas participando, amor. gracias:3
es más que lindo Mía  las sucias la llevan (?)  pensé que no te gustaría :c Annabeth es mejor, lo sé :c pero, Annabel igual es genial :c no importa, pero igual debes comentar ¬¬ yo igual ando con paja :c he leído como diez capítulos y no comento porque, ñee :c estoy participando  por nada Mía<3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Ledger. el Sáb 12 Oct 2013, 2:00 pm

¡Hooliwiiiiiis! :AA:Joker vino por primera vez por el Styles. Con Evangeline Hamilton.
Yo sé que me elegirás.
Na', sé que no, pero intento seducirte
Te dejo mi escrito :juay:Me hace mucha ilusion estar en esta novela, así que espero que te guste.


Shit!:

10 de Diciembre | 19:40 p.m. | Australia.


Pasó levemente los dedos por sus muñecas enrojecidas y descubiertas. Los ardores que habitaban en su piel la asesinaban lentamente, tratando de hacerla caer.
Sus ojos se cerraron, dando pasos a pequeñas gotas trasparentes pertenecientes a sus lagrimales.
Era tan débil, tan estúpida.
Seguía pensando en ese día en el que la empujaron contra las taquillas, y la tiraron del pelo. La arañaron, la pegaron. La hicieron sollozar y suplicar piedad. Quedó como una niña inservible más en el instituto.
Cuando la hablaban solía ser para reírse de ella, o de su aspecto descuidado: maquillaje corrido, pelo mal peinado, labios secos, tez pálida.
Aquella chica se estaba muriendo lentamente, sin que nadie lo impidiera.

Abrazo con presión sus piernas.
Los oscuros jeans con los que vestían estaban rotos, al igual que sus la piel de sus rodillas; ahora llenas de sangre.
El rímel comenzó a salir de sus pestañas; aterrizando sobre sus mejillas y labios, o sobre el fantasma de su sonrisa.

No sabía las razones de sus acosadoras, ni la de sus risas al verla sufrir. ¿Acaso era divertido ver como esa chica se cortaba o vomitaba por su culpa? ¿Cómo lloraba por las noches, o gritaba a su hermano que estaba harta de todo aquello, y que se iba a suicidar?

La acera estaba tan fría, y ella tenía tan rota el alma.

Sus brazos blancos comenzaban a temblar al pasar los segundos; a continuacion echó la cabeza hacia atrás y miro al cielo. "¿Este es mi destino?" susurró tartamudeando levemente, "¿esto es lo que espera dios para mi?". Sus piernas se apoyaron en el suelo, y su boca quedo abierta, como sus ojos admirando a los pájaros volar a su alrededor.

Las personas que pasaban a su lado solo susurraban, reían o comentaban su estado repugnante.
La muchacha pudo sentir una presencia a su lado.
Al volver su vista se encontró con un chico moreno y con una sonrisa agradable en su boca. Traía con el una manta de tonos oscuros, como el violeta, el gris o el negro.
Solo sentir la preocupación de un desconocido por ella, hizo que parara de llorar por unos momentos para analizar el rostro del sujeto: barba de varios días, sonrisa dulce, mirada miel, tez morena, pelo negro. Parecía tener algunos tatuajes ocultos, al contrario que los cortes o parte de la piel de sus piernas de la chica.



— Toma —habló, con una voz amable y tierna.



La muchacha se dejó tapar por el chico. Aquel sujeto la ayudo a levantar del suelo, y pidiendo repetidas veces a la gente que les miraba que no ocurría nada, consiguieron hacerse paso entre la multitud.

Los pensamientos de la chica permanecían oscuros, sin vida, sin amor ni compañía. En cambio físicamente, podía sentir los calientes y musculosos brazos del chico presionando los suyos.

Pronto llegaron a un vecindario lleno de flores, casas coloridas y echas de madera, y algunas tiendas en as esquinas.
El moreno se dirigió hacia una casa grisácea. Con una puerta de madera y un banco tapizado en el pequeño porche.
Sacó con rapidez unas llaves de su bolsillo delantero, y abrió la casa en cuestión de segundos.

Aun confusa la chica, entro en aquel hogar sin rechistar, ni tampoco cuestionar la identidad del muchacho.
Allí hacía calor, y olía a comida recién echa —o al menos, aun caliente—.

Se giró, y se encontró con un salón espacioso y lleno de muebles. A su lado derecho había un zapatero con cinco cajones en el centro, y dos puertas a los lados. Las cuales abrió y curioseo el interior: zapatillas, zapatos u otros tipos de calzados, junto a un calzador negro.

La manta resbaló por sus brazos, y ella ni se percato. Aquella casa era hermosa. Mucho además.




— ¿Estas cómoda? —dijo el chico por detrás, descalzándose y colocando el calzado en uno de los dos estantes que tenía el mueble—, Perdón. Yo soy Zayn Malik, 20 años —le ofreció su mano, pero la chica no la acepto, al contrario, le miró confusa y espero a que siguiera hablándola o dándola respuestas—, ¿Cómo te llamas?
— Yo...y...yo... —ella se quedó pensativa, mientras que Zayn solo la miraba divertido—, Soy Mónica.
— ¿Así que Mónica, eh? —sonrío el moreno—, Me gusta tu nombre.
— Gracias.
— No lo agradezcas —pidió el muchacho serio—, Quiero que estés cómoda. Cuando te vi en la calle vine corriendo, deje puesta la comida y agarre la primera cosa que diera calor que encontré —ambos rieron, él siguió preguntándola—: ¿Qué te pasó?



La muchacha de nuevo pensó que sería mala idea contar sus experiencias, pero ese chico, con su sonrisa y sus rasgos musulmanes, le hacían tener valor para hacer cualquier locura.
Respiro hondo, confiada de si misma por primera vez. Y le respondió:

— Verás, yo... —se paró, y se calló nerviosa.
— Puedes confiar en mi, solo quiero ayudarte.
— Hace aproximadamente un mes y medio que sufro de bullying —dijo—, Y me corto sanando mis dolores, aumentándolos sin darme cuenta.
— Madre mía...eso es...horrible.
— Lo sé —bajó su mirada, y sonrío como si hubiese ganado algo—: Pero al menos, tú me ayudaste en el peor momento de mi vida. Gracias.

Espero que te guste, besos.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/greenmonster-

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Pennywise. el Sáb 12 Oct 2013, 2:02 pm

Ahhhhhhhhhhhh... ya tengo miedituh
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Invitado el Sáb 12 Oct 2013, 3:55 pm

Joker va por el Harold :c
Morí :c
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Ackerman el Sáb 12 Oct 2013, 4:16 pm

bueno, yo soy la mica. y eso. :equissomoschav no soy muy buena con las presentaciones, idk.
y no me hubiera aparecido pero sabía que si no lo hacía mia me mataría:c
algunas me conocen, la mayoría no porque soy re injunable.
y me da paja aceptar chicas pero si no lo hago mia igual me matará otra vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Ackerman el Sáb 12 Oct 2013, 4:26 pm

Jacesie escribió:heme aquí,,, audicionando por el HARREH.

Harry Styles | Holland Roden

La trama, me ha encantado bueno.. espero que eso de que su fama se pierda en realidad no suceda. PERO he amado mucho el tema. así que mi escrito.. es de un rol de foro rol. CHAU mi flor de jardín.

ROL, DE FORO ROL:

Este día habría sido como los anteriores, nada de emergencias por incendios o semejanzas, todo tranquilo, pues ¿Qué he de esperarme? Cartago es una ciudad pequeña, silenciosa y temerosa, me refiero a los habitantes.

Así que después de que culminara un día mas de "Trabajo" ,tome las llaves de mi auto y partí hacia el estacionamiento del puerto de bomberos, subí en mi auto y partí camino hacia las afueras de la ciudad, ansiaba distracción, no porque estuviese agotado. Solo el hecho de que aun no lograba superar la muerte de mis padres, la cual sucedió hace muchos años.

Aunque ya hubiese hecho venganza, aun sentía odio y cualquier tipo de desprecio hacia aquella persona, desearía caminar de vuelta hacia aquel lugar donde habría asesinado con mis propias manos a tan despreciable persona, excavar en en la arena, tomar su cadáver y golpearlo contra muchos árboles, pero he dado cuenta de que seria estúpido ya que su rastro en este mundo ha desaparecido y no es mas que cenizas.

Meses antes de tomar la decisión de hacer justicia la muerte de mis padres, investigue como nunca sobre aquella persona que me ha despojado de todo su amor y comprensión, infinitamente, como lo suponía era un vándalo despreciado por la mayoría de los habitantes de su ciudad de origen, arrestado 8 veces por conducir alcoholizado, 6 veces por portar alucinógenos en su auto y era buscado por las autoridades por robos, abusos y múltiples robos y cualquier tipo de ilegalidad, esta persona no pudo ser mas despreciable.

Solo quería salir de la ciudad y despejar mi mente, así que conduje sin mirar hacia atrás y lo mas rápido que pude hacerlo y pisando el acelerador con frecuencia.

Al llegar a el bosque, estacione mi auto junto  a un árbol que estaba a la orilla de las carretera, tome mi juego de llaves y baje del auto, cerrando la puerta de un portazo, camine sobre las hojas secas por la temporada de otoño que arrasaba fuertemente en este lado de la ciudad, el viento cálido corría por el lugar, era una hermosa sensación.

Camine hacia un enorme árbol, me senté junto a su tronco mientras observaba el lugar y disfrutaba de el viento, por un momento todo parecía estar bien y mi mente estaba mas que despejada, era lo que buscaba en cuanto subí en el auto hasta aquí.

Un ruido proveniente de un lugar no muy lejos, me saco del suave trance, gire mi cabeza de inmediato y me levante para observar si algo se acercaba - ¿Hola? - No me habría gustado ese sonido, probablemente era algún curioso merodeando en el bosque, o una criatura espantosa en busca de problemas.
audición aceptada.
me encanto tu escrito, en especial la parte que dice que cobró venganza. adoro la venganza, idk. y hasta me dejó intriga de qué fue ese ruido. ¡Suerte! <3.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Invitado el Sáb 12 Oct 2013, 4:35 pm

Capitulo: 

acá:

El cigarro era parte de ella, no le preocupaba nada ya. Las razones por la cuales vivir se fueron cuando la única familiar que la quería se había ido de su lado, Marta, su abuela materna. Sus padres siempre dijeron que María era muy despreocupada pero, ella siempre lo tomaba igual, no iba influir en su vida los comentarios de sus padres. Pero si, influyo, ahora ella esclava de su trabajo (el cual no le gusta para nada) seria profesora pero, por suerte no de alumnos de primaria aún peor de secundaria. Donde ahí estudia su sobrina Katherine de 17 años, fumadora. A veces pensó que el fumar es hereditario, como su abuelo también lo fue, y que hablar de su hermano (fallecido por eso), nunca se preocupó por eso, hasta hoy.
— ¿Para quién es? —pregunto el joven de unos 25 años aproximadamente.
—Para mí —dijo y succiono una vez más el cigarrillo, le sonrió de tal manera que al chico le causo escalofrió, el sonrió un poco.
—No es muy pronto —dijo el chico y ella lo miro, su mirada da mucho miedo esos ojos color celeste, casi grises.
—Dentro de un mes me veras acá —dijo sin más. 
—Si usted se va suicidar, se puede ir yendo de acá —dijo el chico, ella rodó los ojos y salió de ahí, miro para ambos lados. Que podría hacer, este era el último velatorio y ya nadie le aceptaba. Como se iba suicidar, sería estúpido. Fue yendo por las calles de buenos aires, mucha gente pasaba de un lado a otro, uno que otro "cumbiero" que la miraba, y las madres con sus hijos pasaban por su lado, ella antes con solo ver una familia, rompía en llanto, ahora no. Su cuarto cigarro del día había sido interrumpido por la canción de Radiohead, contesto sin ver quien era. 
—Hola —dijo y succiono nuevamente el cigarro.
—Hija...—suspiro ella. — Hoy es el cumpleaños de Rosa
—Mamá sé que lo es —mintió, era su hermana menor y no sabía su cumpleaños, hasta ahora. —Justo ahora le estoy comprando un regalo.
Paro delante de una vidriería y vio, era perfecto para su hermana. 
—Bueno hija, la reunión será a las ocho te esperamos —dijo y abrió la puerta de aquella tienda.
—Nos vemos mamá —dijo y colgó. 

[...]
Era casi las ocho y aún no venía el colectivo. Para vivir en capital, y que tu familia viva en provincia, es feo. Pero todo sea por Rosa. Y otra vez sonó el teléfono "Mamá" no contesto, sabía que me regañaría. Otra vez. 
—Mamá ya estoy por llegar —dijo sin más.
—Hola Mari —dijo su dulce y joven voz. 
—Perdón rosa, pensé que era mamá —dijo y levante mi mano para que el colectivo parara. Subí.
—1,50 —le dije al del colectivo, pase la tarjeta y me adentre al colectivo, ningún asiento libre.
—Son más de las ocho, Mari —dijo rosa.
—El colectivo no llegaba, te va gustar mi regalo —dijo, se maldijo a si misma por lo que acaba de decir.
—Mari... gracias, yo también te tengo una sorpresa —dijo y colgó. 
Oscuro, mientras auto tras auto pasábamos y ya faltaba poco para que llegara a su antigua casa. Se arregló el vestido que se había puesto, regalo de su hermana más menor, de Lucia. 
Toco el botón que indicaba que tenía que bajar, paso su esquina y enojada bajo, tenía que caminar una cuadra más, eso tacos le estaban haciendo daño, a lo lejos veía su casa, pintada de celeste, sonrió. 
Fue corriendo como antes lo hacía, luego se tranquilizó, sus pies no daban más. Toco el timbre de su casa, no espero poco, ya que su hermana menor, fue rápido a recibirle. Vio que en la puerta había un chico de casi la misma edad que Rosa. 
—Por fin llegas —dijo como madre hacia su hija. 
—Perdón —dijo y luego la abrazo. —Feliz cumple rosita, ten.
—Mari, no me digas rosita —dijo como nena, bueno en si es una nena todavía, 23 años.
Cuando abrió su regalo, empezó a chillar, mientras María entraba a la casa, el joven estaba con sus padres de ellas. De las hermanas Lepori. Si, si sus abuelos son o eran italianos. Al poco tiempo de estar acá, ya tuvieron las costumbres argentinas. 
— ¿Quién es? —Dijo María a su madre, ya en la cocina.
—Es el novio, nos quieren dar una noticia —dijo la madre agarrando la comida. 
—Espero que no esté embarazada —susurro. 
Podría ser egoísta, muy egoísta. Tomo agua y salió a la sala, la pareja estaba muy cariñosa, lo que odiaba María. Pero bueno, sonrió y se sentó a lado de su padre, Sergio.
—Pequeña —dijo y beso su mejilla. 
—Papá —lo regaño, mientras le sonrió.  
—Mari, el es Alberto, mi novio —sonrió, enamorada, «Que bien» pensó maría. El estrecho su mano y ella también. 
—Bueno ya que Mari está acá, lo que queríamos decirles —Rosa miro a Alberto, emocionada. María pensaba «Que no esté embarazada porque si no me voy»
—Alberto me pidió matrimonio —dijo feliz, su madre fue a abrazarla y su padre a Alberto. María se quedó viendo esa escena sin ninguna emoción pero, estaba feliz, aunque no lo demostraba. 
—María no le vas a decir algo a Rosa y Alberto —dijo su madre. 
—Felicidades —dijo levantando su bebida y sonrió.
Su hermana se casaría primero. Lucia la miro, ella era la último y casi siempre era "la invisible" pero, no para María.
—Mamá —dijo y su madre la miro.
— ¿Si? —dijo y sonrió.
—Puede lucia ir a mi casa —dijo y lucia sonrió. 
—Claro pero, tráela el domingo —dijo y lucia sonrió.
Sería un poco loco pero, su hermana menor, la entendía. Para tener 16 y 28 años, se llevan bien.

Taissa Farmiga | Bulimia | Harry Styles. 
foto:
Espero quedar c:


Última edición por Blondie. el Sáb 12 Oct 2013, 4:39 pm, editado 1 vez
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Ackerman el Sáb 12 Oct 2013, 4:38 pm

EUEDES escribió:
Hola, soy Effy y vengo audicionar bc la idea es hermosa.


Harry Styles | Kaya Scodelario | Bulimia.

Capítulo de mi autoria:




Como enamorar a un stripper.
Capítulo 2.
Parte 2/3



-Te espero aquí a las 3:00 pm. Iremos a la comida familiar. –Di por terminado, dando media vuelta y de un fuerte golpe cerrando la puerta de la suite.
¿Qué estaba haciendo? Acabo de contratar a un stripper para que finja ser mi novio…
Rasque mi cabeza un poco confundida, y cerré mis ojos apretándolos fuerte, creyendo que todo esto es solo un mal sueño.
-¿Cómo que no crees en Dios? –Escuche la voz de mi amiga Oly, al parecer estaba discutiendo con Shantall. Definitivamente no estaba en un mal sueño.
-No, si creo en el solo que… -Contesto Shantall, tratando de contestar la pregunta de mi amiga, pero yo la interrumpí.
-Veo que ya se están conociendo. –Refunfuñe.
-¿Qué te sucede? –Pregunto, Shantall.
-Sí, se te ve un poco cansada. –Dijo Oly.
-No es nada. –Resople. –Estoy un poco cansada, solo eso.
-Bueno… yo tengo que irme. –Dijo Oly mientras se levantaba del sofá. -En unas horas será la comida con tu familia. No quiero llegar tarde. –Dijo por ultimo antes de despedirse con un beso y un abrazo para salir de la suite.
-¿No crees en dios? –Dije burlesca, ya hace horas que no molestaba a Shantall.
Esta castaña que aún seguía envuelta en una toalla dejo rodar sus ojos para levantarse del sofá y dirigirse a la habitación. –Reí en mi subconsciente- Me tire en el sofá, entonces fue cuando pude ver que seguía en pijama, claro es por eso Zayn me miraba como si tuviera monos en la cara, se reía de mi pijama. Que tonta, como pude abrirle así. Mis shorts rosas con estampados de Hello Kitty no me hacían parecer seria, elegante o madura.
-Bonito día –Pensé. Me levante del sofá y fui a mi habitación, cogí mi iPhone y mire la hora, faltaban tan solo cinco minutos para que fueran las nueve…
Tome mi ropa que yacía acomodada en los cajones de mi habitación, pues una de las razones por las que dormí hasta las 4 de la madrugada fue porque me quede acomodando mi ropa y la de Shantall, me metí al baño y tome una ducha. Asi me vesti link
[…]
-¿Así es como te vistes para el trabajo? –Escuche.
Era ella, no le bastaba con arruinarme mi noche, si no también venir a joderme el desayuno.
-No en realidad no. –Respondí.
Tome la taza que tenía enfrente de mí, yacía en una mesa redonda color blanco. Y de un pequeño trago termine con el café negro que estaba en esta.
-Lo suponía, una revista como Vogue dudo mucho que dejen vestir así a sus empleadas.
-En realidad nos dejan vestir como sea. Mi trabajo se basa en el contenido de la revista no del cómo se visten las empleadas. Pero al parecer en el tuyo sí, ¿O me equivoco? Michelle. –Refunfuñe.
Tenía razón, ella trabajaba de edecán en una agencia de autos, donde la obligaban a usar tan solo un top y unos short tan cortos y apretados que apenas tapaban sus partes íntimas. Pero claro, no podía quejarse, así fue como conoció a su prometido.
Seguí con mis pensamientos y mi vista en mi celular. No había volteado para nada a ver a Michelle, sinceramente me daba igual…
-¡Michelle, querida! –Dijo Anne.
-Perfecto, otra vez el dúo dinámico junto. –Pensé.
-Eliza, fui a buscarte a tu habitación. –Continúo diciendo. – ¿Ya llego Theo?
-¿Quién? –Cuestione. Di media vuelta en la silla donde me encontraba sentada.
-Theo, Theodore. –Respondió mi mama. Al ver que seguí sin comprender de quien hablaba continuo. –Tu novio.
-¡Claro! –Exclame nerviosa. –Creo que ya viene de camino al hotel.
-Bien, supongo que querrá descansar, así que los esperamos en la comida. –Contesto, Anne. –Eliza, por favor no lleves esas prendas.
Suspire, volviendo a la posición de antes cerré mis ojos, apretándolos fuertemente. No quería explotar de enojo en el desayuno frente a los demás huéspedes.
Escuche como mi Anne y Michelle se retiraban del comedor, agradecí entre mis pensamientos.
Salí de ahí una vez que termine con el pan que comía junto el café que tome hace unos minutos. Estaba en mis pensamientos recorriendo todo el hotel, hasta que llegue a la piscina. Me recosté en una de los camastros ubicados a unos metros de la piscina y cerré mis ojos.
-¿_____? –Cuestionaron.
Juraba que antes había escuchado esa voz, pero… ¿En dónde? Abrí mis ojos poco a poco tapando con mi mano derecha el sol que molestaba mis ojos y dirigiendo mi mirada al muchacho que se encontraba a mi lado.
-¿Zack? –Ahora era yo la que cuestionaba. ¡Por dios! ¿El que hacia aquí?
Zackary, fue mi novio antes de que me fuera de Londres, me enamore alocadamente de él. Lo amaba con todo mi ser, pero el sin más nada me termino.
-Hola, vaya, sí que has cambiado. –Respondió.
-¿Qué haces aquí? –Volví a cuestionar.
No quería hablar con él, no ahora, no estaba lista aun. Así ya hubiesen pasado años, aun no lo perdono. No hasta que me dé una explicación…
-Michelle me in... –Dijo, y antes de que pudiese terminar yo hable.
-¡Michelle te invito a su boda! –Musite.
-Si… -Dijo ahora, un poco desanimado. –Veo que aún no me has perdonado.
No respondí, pues no era una pregunta, era una aclaración, y bueno que aclaración tan mas cierta. Sin más me levante del camastro y camine dos pasos lejos de él.
-Sabes… -Dije dándole la espalda. –Ahora tengo novio y lo amo.
Pensaba seguir caminando pero alguien me lo impedía, Zack tomo mi brazo haciendo que mi cuerpo girara, para quedar frente a frente.
-¿Ya me olvidaste? –Indago. Acercándose un poco más a mí. Baje mi mirada hacia el piso, como decirle que después de años aun no lo he superado. –La única razón por la que vine a la boda es para verte a ti. –Me soltó.
Mis ojos se cristalizaron, tantos años esperando una llamada, un perdón, una explicación. Para que solo venga y me diga que ha venido hasta aquí solo a verme, después de cinco años.
Una de las razones por las cuales me fui de Londres fue para poder superarlo, lo sé, algo tonto. Pero él había hecho algo en mí que nadie más. Lo amaba, era perfecto, todo él. Dure 3 años con él, tres años que desperdicie. Tres años que él le valió coño, tan solo para venir un día y cortarme sin explicación. Después huyo al igual que yo, pero él se fue a España mientras yo me fui a Estados Unidos…
No quería levantar mi mirada, temía de que el viera mis ojos cristalinos y se diera cuenta que después de cinco años aun no logro olvidarlo. Temo que sepa que con un te quiero que salga de su boca, prenda la pequeña chispa que antes era fuego que yacía dentro de mi ser, solo por él, al escuchar su nombre, al hablarme.
-_____ -Continúo diciendo.
Trague saliva, mi único plan era dar media vuelta y seguir mi camino. Pero no quería hacerlo, si lo hacía creería que ya no quería nada con él. Pero si no lo hacía significaba que aun moría por él, lo cual era verdad. Pero temía que el volviera hacer lo que hace cinco años.
-Yo… -Musite. Pero antes de poder nombrar una palabra fui interrumpida.
-Amor, aquí estas. Te estuve buscando por todo el hotel. –Escuche detrás de mí.
Gire mi cabeza un poco y pude visualizarlo, era Zayn. El stripper que había contratado hace unas horas, se encontraba ahí. Vestía unos pantalones ajustados de mezclilla color oscuro junto con una camisa de manga ¾ color blanco, adornada con unos pequeños botones color dorados. link
Se veía tan perfecto y elegante… -¿Qué estás diciendo ____?-Decía mi subconsciente. -¡Reacciona!
Entonces mi mirada cambio totalmente, las lágrimas que estaban a punto de salir volvieron al lugar donde salieron. Mis mejillas se coloraron un poco y fruncí el ceño. No lo esperaba ahí, pero sinceramente me salvo el pellejo.
Entonces fue cuando con su brazo izquierdo rodeo mi cintura y me levanto del piso. Haciendo que girara ahora para quedar justo en frente de él.
-¿Qué estás haciendo? –Susurre al oído de Zayn.
Debido a que estábamos lo suficientemente cerca era imposible de que Zack escuchara algo.
-Solo sígueme la corriente. –Dijo.
audición aceptada.
adoré tu capítulo, estuvo muy interesante, además es de una novela del malik. (?). y sí, la idea es hermosa bc la escribió mia, u know ay bueno, ¡suerte! <3.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Ackerman el Sáb 12 Oct 2013, 4:42 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:¡Hooliwiiiiiis! :AA:Joker vino por primera vez por el Styles. Con Evangeline Hamilton.
Yo sé que me elegirás.
Na', sé que no, pero intento seducirte
Te dejo mi escrito :juay:Me hace mucha ilusion estar en esta novela, así que espero que te guste.


Shit!:

10 de Diciembre | 19:40 p.m. | Australia.



Pasó levemente los dedos por sus muñecas enrojecidas y descubiertas. Los ardores que habitaban en su piel la asesinaban lentamente, tratando de hacerla caer.
Sus ojos se cerraron, dando pasos a pequeñas gotas trasparentes pertenecientes a sus lagrimales.
Era tan débil, tan estúpida.
Seguía pensando en ese día en el que la empujaron contra las taquillas, y la tiraron del pelo. La arañaron, la pegaron. La hicieron sollozar y suplicar piedad. Quedó como una niña inservible más en el instituto.
Cuando la hablaban solía ser para reírse de ella, o de su aspecto descuidado: maquillaje corrido, pelo mal peinado, labios secos, tez pálida.
Aquella chica se estaba muriendo lentamente, sin que nadie lo impidiera.

Abrazo con presión sus piernas.
Los oscuros jeans con los que vestían estaban rotos, al igual que sus la piel de sus rodillas; ahora llenas de sangre.
El rímel comenzó a salir de sus pestañas; aterrizando sobre sus mejillas y labios, o sobre el fantasma de su sonrisa.

No sabía las razones de sus acosadoras, ni la de sus risas al verla sufrir. ¿Acaso era divertido ver como esa chica se cortaba o vomitaba por su culpa? ¿Cómo lloraba por las noches, o gritaba a su hermano que estaba harta de todo aquello, y que se iba a suicidar?

La acera estaba tan fría, y ella tenía tan rota el alma.

Sus brazos blancos comenzaban a temblar al pasar los segundos; a continuacion echó la cabeza hacia atrás y miro al cielo. "¿Este es mi destino?" susurró tartamudeando levemente, "¿esto es lo que espera dios para mi?". Sus piernas se apoyaron en el suelo, y su boca quedo abierta, como sus ojos admirando a los pájaros volar a su alrededor.

Las personas que pasaban a su lado solo susurraban, reían o comentaban su estado repugnante.
La muchacha pudo sentir una presencia a su lado.
Al volver su vista se encontró con un chico moreno y con una sonrisa agradable en su boca. Traía con el una manta de tonos oscuros, como el violeta, el gris o el negro.
Solo sentir la preocupación de un desconocido por ella, hizo que parara de llorar por unos momentos para analizar el rostro del sujeto: barba de varios días, sonrisa dulce, mirada miel, tez morena, pelo negro. Parecía tener algunos tatuajes ocultos, al contrario que los cortes o parte de la piel de sus piernas de la chica.



— Toma —habló, con una voz amable y tierna.



La muchacha se dejó tapar por el chico. Aquel sujeto la ayudo a levantar del suelo, y pidiendo repetidas veces a la gente que les miraba que no ocurría nada, consiguieron hacerse paso entre la multitud.

Los pensamientos de la chica permanecían oscuros, sin vida, sin amor ni compañía. En cambio físicamente, podía sentir los calientes y musculosos brazos del chico presionando los suyos.

Pronto llegaron a un vecindario lleno de flores, casas coloridas y echas de madera, y algunas tiendas en as esquinas.
El moreno se dirigió hacia una casa grisácea. Con una puerta de madera y un banco tapizado en el pequeño porche.
Sacó con rapidez unas llaves de su bolsillo delantero, y abrió la casa en cuestión de segundos.

Aun confusa la chica, entro en aquel hogar sin rechistar, ni tampoco cuestionar la identidad del muchacho.
Allí hacía calor, y olía a comida recién echa —o al menos, aun caliente—.

Se giró, y se encontró con un salón espacioso y lleno de muebles. A su lado derecho había un zapatero con cinco cajones en el centro, y dos puertas a los lados. Las cuales abrió y curioseo el interior: zapatillas, zapatos u otros tipos de calzados, junto a un calzador negro.

La manta resbaló por sus brazos, y ella ni se percato. Aquella casa era hermosa. Mucho además.




— ¿Estas cómoda? —dijo el chico por detrás, descalzándose y colocando el calzado en uno de los dos estantes que tenía el mueble—, Perdón. Yo soy Zayn Malik, 20 años —le ofreció su mano, pero la chica no la acepto, al contrario, le miró confusa y espero a que siguiera hablándola o dándola respuestas—, ¿Cómo te llamas?
— Yo...y...yo... —ella se quedó pensativa, mientras que Zayn solo la miraba divertido—, Soy Mónica.
— ¿Así que Mónica, eh? —sonrío el moreno—, Me gusta tu nombre.
— Gracias.
— No lo agradezcas —pidió el muchacho serio—, Quiero que estés cómoda. Cuando te vi en la calle vine corriendo, deje puesta la comida y agarre la primera cosa que diera calor que encontré —ambos rieron, él siguió preguntándola—: ¿Qué te pasó?



La muchacha de nuevo pensó que sería mala idea contar sus experiencias, pero ese chico, con su sonrisa y sus rasgos musulmanes, le hacían tener valor para hacer cualquier locura.
Respiro hondo, confiada de si misma por primera vez. Y le respondió:

— Verás, yo... —se paró, y se calló nerviosa.
— Puedes confiar en mi, solo quiero ayudarte.
— Hace aproximadamente un mes y medio que sufro de bullying —dijo—, Y me corto sanando mis dolores, aumentándolos sin darme cuenta.
— Madre mía...eso es...horrible.
— Lo sé —bajó su mirada, y sonrío como si hubiese ganado algo—: Pero al menos, tú me ayudaste en el peor momento de mi vida. Gracias.

Espero que te guste, besos.

audición aceptada.
SANTO DIOS, amé tu escrito, escribes tan bien y estuvo tan hermoso<'333. que lindo el malik tratando de ayudar a una desconocida, ay. ¡suerte! <3.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por ~Lucy~ el Sáb 12 Oct 2013, 4:47 pm

Louis Tomlinson | Zoey Deutch (ciega)
Capítulo:


Capítulo 01

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

-Narrador Omnisciente-
-Liam Payne-

Liam se encontraba parado frente al espejo, ajustando su corbata para proceder a cepillar su alborotado cabello. Había acordado con los chicos de encontrarse unas cuadras antes del Braclays Center, para no llegar muy cerca a la multitud. Terminó de arreglarse y se dispuso a salir de su casa.
Recibió una llamada de David, diciendo que estaría allí en unos minutos.
Casi al instante, su novia le había enviado un mensaje
¿Dónde diablos estás? La ceremonia empieza en treinta minutos, te quiero aquí ahora. Sabes que no me gusta entrar sola.
Liam dio un resoplido. Cuanto odiaba que Sophia fuera tan impaciente
-de hecho era una razón de sus discusiones-
Levantó la mirada hacia la entrada y divisó una grande limosina, que tenía vidrios polarizados y un mini-bar (Claro, como toda limosina).
Liam se introdujo dentro del lujoso vehículo y saludo a su guardaespaldas.

-¿Qué tal todo David?

-De lo mejor señor Payne. Jocelynn está más que contenta por la llegada de Clary a nuestras vidas.

-Me alegro por ustedes- Dijo- Pero por favor, evita llamarme "señor Payne" haces que parezca viejo

-Oh claro, lo olvidaba señor Pa.... Liam.- Espetó David, al mismo tiempo que miraba de soslayo por el espejo.
A pesar de que el tráfico en Brooklyn solía ser terrible, aquella noche estaban tranquilas las calles. Lo cual no tendría mucho sentido siendo la premiación de los MTV Music Video Awards. En poco tiempo se hallaban cerca de un enorme y adornado coliseo, con su elegante alfombra roja y largas varillas de metal que separaban a los fans de los famosos.
Habían reporteros y estrellas por doquier, preparándose para dar una excelente impresión frente al público.
Aunque estuvieran un poco lejos, aquel sitio era tan grande que se veía a kilómetros.
Louis, Harry, Niall y Zayn esperaban dentro de una vieja camioneta, para pasar -o al menos intentarlo-
Desapercibidos.

-Hey!- Grito el castaño, mientras caminaba hacia sus cuatro mejores amigos.

-Te tardaste demasiado.
¿Es que Zayn te ha pegado esa manía de demorarte un siglo arreglándote?- Bromeó el único rubio del quinteto.

-Muy gracioso Niall, pero me quedé dormido dos horas antes y tuve que correr prácticamente. ¡Mírame! Soy un remolino andante.-Se quejó éste.

-Ven Payne, déjame ayudarte- A continuación, el joven morocho, quién estaba frente a Liam, se encontraba moviendo sus manos por todo su castaño cabello.

-Señoritas, ¿Necesitan perfume y tacones también?-Ésta vez, había sido Louis quién habló, mientras los demás soltaban una carcajada.

-Nos odian Liam. Vamos, tu novia está esperándote.
Pronto, los presentes estaban subidos en la limosina camino a la gala que los esperaba. Tal y como lo habían previsto, el lugar emitía gritos de emoción, risas y muchos comentarios.

-Prepárense para el alboroto, muchachos.- Dijo David, antes de que los susodichos bajaran del vehículo. Le dedicaron una sonrisa, para despedirse con un movimiento de su mano. No hizo falta mucho tiempo para que la emoción se sintiera en el aire al tener a One Direction haciendo su aparición. Las fanáticas extendían sus plumas y papeles con el fin de conseguir un autógrafo de sus ídolos, los cuales socializaban con sus "directioners".
Acto seguido, alrededor de cincuenta cámaras los rodeaban junto con Justin Timberlake y Bruno Mars. Minutos después, los chicos se separaron, y Liam fue a buscar a Sophia. Ella llevaba un corto vestido color azul cielo, que resaltaba su figura. Además, su prolongado escote y dobleces en el pecho dejaba muy poco a la imaginación -aunque, claramente ella no abusaría de la confianza de su novio-

-Llegas tarde- le habló mirándolo a los ojos- ¿Sabes cuantas fotos pude haberme tomado con Lady Gaga? Bien, vamos ya para no perder más tiempo.- Dicho esto, Sophia tomó del antebrazo a Liam para llevarlo hasta adentro del establecimiento, y ubicarse en sus respectivos asientos.


-_____ Collins-

_____ estaba tomada de la mano con su novio Justin, mientras habían paparazzis tomándoles fotos. Ellos estaban posando para las cámaras, pero sólo _____ sabía que estaba fingiendo.  La verdad, el único motivo de su relación era un bien para ambos. La disquera había tenido una "gran idea", ¿Qué mejor forma de incrementar la popularidad y fama de ______, que saliendo con Justin Bieber? Obviamente muchas "beliebers" no estaban a favor de l relación, y tenían sus razones. Todos pensaban que estaban enamorados, pero siempre fue una farsa. No habían sentimientos, al menos no por su parte.
En aquel momento, su mano estaba unida a la del joven, quien parecía disfrutar la atención que estaba recibiendo. _____ rodó los ojos. Mientras forcejaba para apartarse de su "pareja"

-¿Qué estas haciendo?- Susurró de forma discreta mientras apretaba la cintura de la muchacha.

-Demasiadas fotos, ¿Podríamos entrar?- Le dijo ésta a Justin

-Pero cariño...

-Te he dicho que no me llames así- Replicó ella, poniendo su mejor sonrisa.

-¿Quieres empezar una discusión? Yo creo que no.-Respondió Justin, imitando la acción de su novia para acto seguido robarle un beso en la mejilla. Un beso cualquiera, sin emociones. Por fin, el chico se rindió ante las peticiones de _____, y apretando más fuerte su mano contra la anatomía de ella, caminaron hacia sus lugares, en primera fila, cerca del escenario.
______ traía un largo vestido negro azabache ceñido, que moldeaba sus curvas y dejaba a la vista un atractivo escote en la parte superior. Llevaba sólo una pizca de maquillaje, excepto por sus labios, que se encontraban de un rojo sangre en su totalidad. Su castaña melena iba recogida en una alta cola de caballo, y terminaba ondulada. Sin duda alguna, la muchacha había conseguido acaparar todas las miradas, inclusive la de Liam, quién desde su asiento no le quitaba los ojos de encima ni por un minuto. Cada risa, cada movimiento era captado por ese para de ojos avellana. No se habían presentado formalmente, hasta ahora sólo le habían contado lo hermosa que era, pero nunca se imaginó que sería de tan inigualable belleza.
Pasaron varias presentaciones y entrega de galardones, hasta que fue el turno de One Direction se subir al escenario y cantar su exitoso single "Best Song Ever"

-Said her name was Georgia Rose, and her daddy was a dentist- Cantó Liam, mostrando toda su dedicación hacia sus fans... Y a _____. La chica no apartaba la vista de él, o más bien del grupo. Cantó desde su lugar toda la canción, y aquello fue bastante notorio. Al terminar, el quinteto se dispuso a presentar la mejor canción  pop. Nombraron a los nominados, y posteriormente al ganador.

-Memories, de _____ Collins- Espetó Liam.
Justin abrazó a la recién nombrada, y él sintió que se le formaba un nudo en el estómago. Quería gritarle varias palabras a aquel chico. Pero, ¿En qué estaba pensando? No la conocía, no sabía nada de ella y ya se sentía celoso. Sophia no pudo contener un suspiro lleno de ira, al ver a la ganadora captar toda la atención de los presentes allí. Y sobretodo a SU novio.
______ subió las escalares con porte y elegancia, moviéndose al compás de la música y los gritos de alegría que emanaban de el lugar. Saludó afectuosamente a Harry, para continuar de la misma forma con Louis, Zayn y Niall. Pero, de repente su actitud cambió con Liam. Fue involuntario por parte de ambos, pero su saludo fue lento, delicado. Cómo si el mundo dependiera de ello.
Él le entregó su premio, y la muchacha -ruborizada por el momento- pasó a decir unas palabras de agradecimiento.
Tan pronto hubo acabado, bajó del escenario para devolverse a su asiento.

-¿Qué mierda hiciste allá arriba?-Preguntó su "novio" con su voz ronca y molesta.

-No sé de que me hablas- Contestó ella, girando su cabeza para seguir observando la presentación de Selena Gómez.

-No empieces, me di cuenta como lo mirabas, ese chico me da mala espina.
Ella ignoró su comentario.

-Cálmate de una buena vez, ¿O quieres que esto termine en la portada de los periódicos mañana?

-No.
El resto de la ceremonia pasaron cosas divertidas en algunas ocasiones. Pero en cuanto a éstos dos no hubo ninguna otra palabra.


Mientras tanto, Sophia no dejaba de cuestionar y criticar el comportamiento de _____, su horrible vestido y su superficialidad -Que eran mentira-
Se acabó a las nueve y treinta de la noche, donde todos los invitados se marcharon a la entrada principal o algunos a diferentes destinos. Los chicos estaban conversando con varias personas.

-Con que tú eres Liam Payne-Dijo una cálida voz, sacando de sus pensamientos a el joven.

-Si, ese soy...-Sus palabras fueron interrumpidas al ver una figura femenina frente a él. Era _____ Collins.

-Un placer de conocerte- Dijo él
Las sonrisas se dibujaron en el rostro de ambos, pero fueron nuevamente interrumpidas por otra voz.

-¡¿QUÉ ESTÁS HACIENDO?!.

Espero les guste chicas.
¡Besos! cuídense.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Ledger. el Dom 13 Oct 2013, 3:19 am

Deby. escribió:Joker va por el Harold :c
Morí :c
¿No irás a por el halod, no?  
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/greenmonster-

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Invitado el Dom 13 Oct 2013, 8:19 am

@Joker. escribió:
Deby. escribió:Joker va por el Harold :c
Morí :c
¿No irás a por el halod, no?  
Opeo que iré por él :meh: aunque no tenga oportunidad :ccc
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por valkyrie. el Dom 13 Oct 2013, 8:20 am

ya todas se fueron por alguien y ems muere:c.
avatar


Ver perfil de usuario http://valkyrxes.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Invitado el Dom 13 Oct 2013, 8:53 am

Me gustó mucho la idea, es algo muy diferente &por eso voy por Louis.

ciega. | Leighton Meester {megan donovan}. | louis tomlinson.



One shot:

El chico de al lado. 

No era de esas chicas que salían de baile cada fin de semana. Por el contrario, siempre fui muy tranquila. Mi novio lo conocí por Chat, el mundo que mas frecuentaba, pero la relación terminó a los pocos meses, no importa el porqué, simplemente no funcionó.

Me encontraba sola en la vereda, fumando un cigarro cuando el camión llegó. La casa de al lado iba a ser habitada. Preferí entrar para no impedir el paso, sin darme cuenta que una mirada hubiese preferido que me quedara, mi vecino.
Los días pasaron y poco salía, solo para hacer mandados o ir a la peluquería donde trabajo.

-Ch ch-

Sentí tras de mí y voltee.

-Hola-

Saludé y quedé mirándolo. Ojos cafés, cabello negro y su tez bronceada por el sol.

-Mi nombre es Zayn ¿El tuyo?-

Preguntó con interés.

-Me llamo Ashley-

Respondí con una sonrisa.

Así fue nuestro primer encuentro, luego cada tarde que el llegaba del trabajo a eso de las siete, lo esperaba afuera fumando mi cigarro. Claro que para el era casualidad, eso quería creer yo.

-Las casualidades no existen-

Me dijo cuando ya hacía un mes que nos conocíamos.

-¿Me estabas esperando?-

Preguntó con una sonrisa.

-¿Te diste cuenta hace mucho?-

Fue mi obvia respuesta.

-Hace unos días lo estaba pensando ¿Salimos mañana?-

Mi sonrisa le respondió y el sábado a la noche llegó.
Por nuestras charlas de cada tarde sabíamos los que nos gustaba y lo que no, por lo que cuando el ambiente se puso feo me dijo para irnos separándonos de sus amigos.

-Ashley-

-¿Si?-

-Perdón por traerte a este lugar, no fue una buena idea, se que me habías dicho que no frecuentabas bailes por estos motivos-

-No importa, estoy con vos-

Sonreí y quedamos mirándonos por eternos segundos hasta que cerré mis ojos y sentí sus labios sobre los míos en ese tan esperado beso.
Caminamos largo rato sin emitir sonido alguno, no era necesario. Yo pensaba en el beso que tan bien se sintió y supuse que el pensaría en lo mismo.

Fuimos muy despacio, nos saludábamos aún como amigos pese a lo de la noche del sábado, en la cual terminamos en su cama haciendo el amor. Cuanto más lo veía más me enamoraba.

-¿Querés ser mi novia?-

Preguntó con un toque de vergüenza en su voz, y yo con brillo en mi mirada respondí con un sí.

Mis padres lo aceptaron y al año nos mudamos juntos. Pese a nuestras peleas éramos felices y decidimos dar un paso más. Nos tatuamos el mi inicial y yo la suya en nuestra muñeca izquierda.

Y así, un tiempo después en la cama, mientras me encendía el cigarro preguntó:

-¿Te querés casar conmigo?-

Dí una pitada mirándolo sin poder creerlo ¿Era un sueño? 

-Si, si quiero-

Muchos te amo en susurro dejaba salir mientras lo abrazaba. 


El tiempo fue pasando, nuestra historia de amor apenas comenzaba ya que en nuestros planes estaba que durase toda la vida.

cap de nove:
Desde que tengo memoria, he visto incontable cantidad de amaneceres en Colonia, pero siempre me pregunté si en todos los lados serían iguales.
Mamá me dice que sí, ella sí ha ido a la ciudad, ha viajado a Argentina, pero yo siempre he estado acá. Amo donde vivo, pero amaría un día verme obligada a volver. Siempre soñé con conocer el mundo, siempre quise ser independiente y ver más allá de las simples cosas, y es día a día lo que intento. No hay muchos jóvenes en el pueblo, solo turistas y en verano. El invierno es un poco triste, tengo que pedalear kilómetros para llegar al liceo
y eso es de las cosas que más me gustan. Más de una vez he visto mochileros en las rutas y siempre soñé con serlo. Por eso, el deseo que pedí cuando soplé mis diecinueve velas fué salir de mi pueblo en busca de amaneceres.
El despertador sonó a las seis treinta a.m era sábado y no tenía porque estar puesto, pero lo estaba, si hay algo que me gusta es sentirlo y saber que puedo volver a dormir.
 
-Apagá esa porquería nena-
 
-Shh, seguí durmiendo Nikki-
 
Apagué el despertador y me levanté al baño, sentí un almohadón pegar en mi espalda pero lo ignoré, Nicole era así.
Estaba por volver a la cama cuando empezó a entrar luz por mi ventana. No lo dudé, me abrigué, calcé y salí de la casa en total silencio a ver el amanecer. La luz era cada vez más fuerte, mi película favorita desde chica es ‘’El rey león’’ comienza con un amanecer, para mí, una inteligente metáfora que indica el comienzo de algo nuevo. En un amanecer todo cambia, algo empieza y siempre hay oportunidades. El sol ya había salido, encandilaban sus fuertes rayos que hacían ver el pasto del jardín con un brillo único. Ya era suficiente, volví a la cama llena de paz y armonía.
 
-Señorita peace and love ¿Podrías dejar de despertarme a las seis de la mañana? Dormí pésimo por tu culpa-
 
Se sentó a la mesa junto a nosotros para desayunar.
 
-Sí claro, por eso roncabas cuando volví-
 
Reí probando mi café con leche.
 
-No te banco hoy, no me hables-
 
Cuando Nicole se levantaba así era insoportable, ignorarla sería lo mejor.
 
-Mar, hoy con tu papá vamos a salir ¿Venís?-
 
-Me encantaría, pero tengo mucho que estudiar y tengo ganas de caminar un rato sola-
 
-Está bien-
 
Se levantaron ambos de la mesa. Papá me dio un beso en la frente y mamá solo alborotó mi pelo.
 
-Dejen limpia la cocina-
 
-Sí má-
 
Respondimos al unísono y miré a Nikki.
 
-¿Qué?-
 
Preguntó de mala gana.
 
-Que no te soporto cuando te levantás así, pero no me vas a arruinar el día-
 
Respiré profundo y me levanté a lavar mi taza.
 
-Tendrías que haber nacido en los sesenta, me estresás-
 
Se levantó y se fue, dejando todas sus migas y su taza sobre la mesa, que fastidio me daba cuando hacía eso, como si fuese su esclava.
 
-No soy tu sirvienta nena-
 
No ganaba nada con quejarme, no iba a darme bolilla, opté por lavar y limpiar antes de buscar mi mochila y salir de la casa.
El frío me abrazó, pero el sol estaba radiante, a lo lejos divisé un carro tirado por caballos que venía muy rápido hacia mí.
 
-Buen día-
 
Saludé a Pepe, el veterano de la zona, abuelo, le decimos. Es un señor que sabe y conoce mucho acerca de todo, puede responderte una pregunta de la primera guerra mundial tanto como el último cd de Rihanna. Es querido por todos por acá, por supuesto incluyéndome.
 
-Buen día señorita ¿A dónde va tan temprano?-
 
-A caminar don Pepe, voy a buscar algún lugar donde haya solcito para leer y tal vez, si la inspiración llega, escribir algo-
 
-Me parece bien ¿Te arrimo a algún lado?-
 
-No no es necesario muchas gracias-
 
-Entonces adiós señorita, que tenga un buen día-
 
-Gracias igualmente-
 
Sonreí y lo ví irse con su carro y sus hermosos caballos. Yo soy la primera en defender a los animales, y me encanta don Pepe porque tiene a sus caballos en perfecto estado.
Empecé a caminar por la Avenida Artigas para llegar directo a la rambla costanera, por donde paso cada mañana para ir a trabajar. Se lo hermoso que es el paisaje pero nunca me cansaría de verlo.
De repente, sin saber el porqué, me puse a pensar que pasaría si yo me fuese de casa. Nose porque me lo cuestioné, pero viendo las hermosas costas de mi querida Colonia se me ocurrió que tal vez sería una buena idea conocer más de mi hermoso país.
Caminando, despacio me enamoré de la idea de poder salir de mi casa a conocer nuevos lugares ¿Porqué no? Soy grande, tengo trabajo, ahorros y ganas, muchas ganas de sentirme libre.
Ví una moto pasar con quien supuse era un hombre que llevaba un gran mochila y sobre de dormir. Indudablemente iba al camping por eso pensé
¿Porqué no empezar por algo cerca? Si podía sobrevivir sola en un camping, que se que lo haría ¿Porqué no? Podría ser el comienzo de un largo viaje por quien sabe donde.
 
-¿¡Qué!? Decime ¿En que estabas pensando Martina?-
 
-Mamá no es para tanto, soy mayor de edad, quiero ser independiente y vivir en un camping-
 
-Hija, eso es anormal, a los camping se va de paseo, te vas a agarrar una pulmonía ahora en invierno-
 
-Mamá te estoy avisando acerca de la desición que tomé, no es una pregunta-
 
Jamás le había gritado ni faltado el respeto a mamá por lo que no iba a empezar a hacerlo ahora, por eso me contuve de cualquier loco impulso y me encerré en mi cuarto-
 
-¿Qué hacés nena?-
 
Preguntó Nikki tirada desde la cama.
 
-Te voy a hacer feliz, me voy de casa-
 
Abrí mi sector del ropero para seleccionar la mejor ropa, lo más útil, necesario y abrigado.
 
-No sos graciosa, sabelo-
 
Rió irónica por lo que preferí ignorarla y seguir con lo mío. Eso hasta que mamá abrió la puerta sin previo aviso volviendo a querer frenarme.
 
-Martina no te podés ir de tu casa a un camping ¿Estás loca? Mirame cuando te hablo- 
 
Pidió al ver que la ignoraba.
 
-¿Entonces es enserio?-
 
Preguntó Nikki quedando sentada en la cama con cara de preocupación. Al parecer hasta me tiene cariño.
 
-Claro que es enserio, solo que mamá no quiere creerlo-
 
Crucé frente a ella hacia el baño en busca de mi cepillo de dientes y peine.
 
-Es una locura Martu-
 
Acotó mi hermana.
 
-Lo sé-
 
Dije con tranquilidad y terminé de guardar cosas por lo que cerré la valija y miré a Nicole.
 
-Pero como nunca salí a hacer locuras con mi familia voy a empezar a hacerlas sola-
 
Nicole se quedó callada al ver la cara de enojo de mamá.
 
-¿Es un reclamo?-
 
Preguntó mi madre.
 
-No, para nada, estoy diciendo lo que siento y pienso-
 
Salí del cuarto con la valija.
 
-Martina vos cruzás esa puerta y no volves a entrar ¿Escuchaste?-
 
-Que conste que vos lo dijiste-
 
Me encogí de hombros y salí al frente para subir a mi bicicleta.
 
-Martina no estoy jugando-
 
El tono de voz de mamá iba en aumento.
 
-Yo tampoco má, cuando llegue te hago saber-
 
Empecé a pedalear dejando mi casa atrás y a mi familia anonadada.
Pensaba una despedida diferente, pero no me dejó opción de que fuera así.
Por eso, dejé caer una lágrima por mi mejilla, pero ya no iba a dar marcha atrás solo pedalearía hacia adelante, en busca de mi vida.
La gente dentro del camping era contada con los dedos de una mano. Tal como dijo mamá, es anormal venir a un camping en invierno, no para mí.
Entré a la recepción siendo atendida por un señor mayor.
 
-¿En que puedo ayudarla señorita?-
 
-¿Tiene cabañas disponibles?-
 
-Sí ¿Con cuantas camas?-
 
-Solo una-
 
¿Es para usted?-
 
-Si-
 
-Que jovencita-
 
Exclamó mientras bajo el mostrador buscaba la llave.
 
-No hay mucha gente ¿No?-
 
-Alojado no hay nadie, vienen en carpas a pasar el día ¿Que la trae sola por acá? Si se puede saber, claro-
 
Me entregó la llave, la cabaña número siete, mi favorito.
 
-Vengo en busca de mi independencia- 
 
Sonreí.
Todavía me sentía un poco mal por como me fuí de casa, mis ojos vidriosos lo dejaban en evidencia.
 
-¿Puedo hacer algo por usted?-
 
-Con cobrarme es suficiente-
 
Pedí sin perder mi amabilidad.
 
-Por supuesto ¿Cuántos días?-
 
-Anóteme una semana por ahora-
 
Me dijo el costo entregué el dinero y me despedí.
 
-Muchas gracias, hasta luego-
 
-Adiós señorita, estamos a sus ordenes-
 
-Gracias-
 
Dije ya desde afuera y con mi llave en mano subí a la bicicleta en busca de la cabaña siete.
Para mi suerte se encontraba cerca del río, era un lugar alejado y tranquilo solo para mí.
Por fuera parecía una casita de muñecas. Era un quincho con paredes blancas, la puerta y marco de las ventanas en madera oscura. También tenía un pequeño sendero de piedra rodeado por pasto descuidado y quemado por el frío.
Por dentro era más pequeña todavía, al entrar a los lados había dos puertas.
Un el mini baño, con solo inodoro y pileta más las canillas del duchero sin cortina, ni mampara ni nada.
En frente, una cocina y heladera pequeña con un mueble colgante como lacena. Luego, era todo habitación, cama de una plaza contra la pared una mesa con dos sillas y un mantel lleno de polvo al igual que el ropero que era bastante espacioso. Una lámpara en la mesita de luz y a los pies de la cama una televisión radio de esas antiquísimas. Lo primero que hice fue abrir las ventanas. No había pensado en la tierra que podría haber, por lo que no llevé nada para limpiar, no había opción más que pedirle al conserje algo para higienizar mi nuevo hogar.
La valija quedó sobre la cama y decidí esta vez caminar para conocer bien el camino.
Abrí la puerta y sonaron las campanitas que advertían la presencia de alguien.
 
-Señorita ¿En que la puedo ayudar?-
 
Era el mismo señor que hace un rato, amable como la primera vez.
 
-Quería pedirle si no podría prestarme algún producto de limpieza y un trapo. Yo mañana trabajo y voy a comprar todo lo necesario. Pero hoy vine sin nada-
 
-Pero por supuesto, discúlpeme que no le ofrecí-
 
-No hay problema-
 
Sonreí y el señor se perdió tras la cortina de tela. Sentí las campanas nuevamente y voltee a ver.
 
-Buenas tardes-
 
-Buenas-
 
Respondió el muchacho, llevaba una chaqueta de cuero, pantalones con flecos a los lados y un casco en mano. Ojos verdes, pelo castaño y una sonrisa blanca y perfecta.
 
-¿Sos de por acá?-
 
Preguntó.
 
-Si ¿Puedo ayudarte en algo?-
 
-Tengo que llegar a la iglesia y no tengo idea como-
 
-Es re fácil, seguís todo por la rambla hasta la avenida General Flores y enseguida te vas a dar cuenta-
 
-Muchas gracias ¿Hace mucho que vivís acá? Me parece que sabés mucho-
 
Reí.
 
-Nací acá y sí, te puedo guiar a cualquier parte de la ciudad. Mi bicicleta y yo la conocemos de memoria-
 
-Woow, podrías ser mi guía turística-
 
-Imposible, acabo de llegar al camping y tengo todo desordenado, pero si querés mañana después de las seis podemos vernos-
 
-Me encantaría-
 
Justo cuando estábamos cruzando miradas en el mejor momento de la charla aparece el señor con un balde, trapo y productos de limpieza.
 
-Le agradezco mucho señor-
 
Agarré las cosas.
 
-Podés llamarme Cacho, todos por acá me dicen así-
 
-Soy Martina-
 
Estiré mi mano con una sonrisa para estrecharla con la de él.
 
-Y me voy, nos vemos-
 
Saludé a ambos y salí con el balde hacia mi cabaña nuevamente.
 
-¡Martina!-
 
Sentí mi nombre y voltee a ver.
 
-Rambla costanera, General Flores, es fácil-
 
Sonreí ya que pensé que se había olvidado.
 
-No, no es eso-
 
-¿Entonces?-
 
-Quería preguntarte si aceptas ir conmigo mañana a la iglesia. Es el casamiento de un amigo, hoy es el último ensayo-
 
Lo pensé, era raro que un chico me invitase a salir y ni siquiera sabía su nombre.
 
-Podría aceptar si primero me decís tu nombre-
 
-Enzo, soy de capital y ando paseando un poco por el país-
 
-¿Enserio? Yo me fuí de casa porque quiero hacer lo mismo-
 
-Te llevo a donde quieras-
 
-No te ofendas pero preferiría conocerte mejor-
 
-Entiendo ¿Nos vemos mañana? Es a las siete-
 
-No te prometo nada, si voy te busco-
 
-Está bien. Ojalá nos veamos denuevo-
 
Sonrió.
 
-Sí-
 
Mordí mi labio inferior demostrando cierta vergüenza que me provocaba estar frente a un chico tan directo como Enzo.
 
-Adiós-
 
Saludé y seguí mi rumbo, por supuesto con la cabeza puesta en el hombre que acababa de conocer.
 
Estaba dejando todo impecable, empecé por lo alto y terminé por el piso que quedó brillante al igual que cada mueble. Cerré las ventanas luego de que todo el polvo salió y admiré mi nuevo hogar.
 
-Soy independiente-
 
Sonreí hasta con un poco de emoción. Sentía que al fin comenzaba a vivir mi vida. Pese a eso iba a ser raro no dormir en casa.
Prendí la vieja televisión para sentirme un poco acompañada y decidí llamar a mamá.
 
-Martina al fin ¿Dónde estás?-
 
-Hola mamá, estoy bien, quería avisarte eso y que no voy a dormir a casa de hoy en más-
 
-Hija tu padre también te pide que vuelvas-
 
-Por favor, no dramaticen estoy bien, alquilé un lugarcito y estoy calentita bajo techo-
 
-Hasta tu hermana está preocupada, volvé-
 
-Mamá solo quería avisarte que estoy genial, los quiero mucho, adiós-
 
No quería ser así de grosera con mi mamá, pero apagué el celular y me metí a la ducha, pese al frío gracias a la limpieza había entrado en calor.
Bajo la ducha pensaba en mi futuro pero solo veía una nube blanca, nose que quiero para mi vida. Creo que viajar y vivir el presente me hará darme cuenta para que soy buena.
Solo demoré unos cinco minutos, me sequé mi largo pelo envolviéndolo en una toalla al igual que mi cuerpo. Comencé a vestirme sin apuro y pensé en que no había comido nada. No tenía secador, por lo que escurrí mi pelo lo más que pude y lo dejé suelto para que se secase.
 
Salí, cerré con llave y subí a mi bici solo con plata en el bolsillo en busca de algún lugar donde comer.
Pedalee hasta el Hipódromo donde hay un restaurante y que yo supiera era el lugar más cercano. Igual esto sería una excepción, no todos los días viviría a comida de restaurante, fideos, arroz y sopas sería lo más variado de mi menú.
Me puse a pensar en que mi imagen no era la mejor para ir a un lugar así, ví entrar a señoras de vestido y hombres de traje, mientras yo parecía una pordiosera con jeans y championes.
 
-¿La puedo ayudar en algo señorita?-
 
-Sí, quería comer algo-
 
-Ya le traigo-
 
Dijo dándose la vuelta pero lo frené.
 
-Espere señor, no vengo a pedir comida, vengo a pagar por cenar-
 
-Discúlpeme si la ofendí
 
Se sintió culpable, su voz y mirada lo dejaron en evidencia.
 
-No se preocupe, no debe ver gente como yo todos los días-
 
Sonreí para dejarle en claro que todo estaba bien.
 
-Lo siento pero no la puedo dejar pasar con ese atuendo-
 
Se lamentó.
 
-Pero yo estoy por relevar, podemos pasar por la cocina-
 
-¿Enserio?-
 
-Si claro. Augusto, mucho gusto-
 
Estiró su mano.
 
-Martina-
 
Sonreí respondiendo al saludo.
Rato después nos encontrábamos en la cocina del enorme Hipódromo.
Hasta la cocina era de lujo. Los pisos y azulejos brillaban, al igual que todas las hoyas y cubiertos.
 
-La verdad esta cocina no tiene nada que envidiarle el restaurante del hipódromo-
 
Dije mientras comía una pata de pollo, estaba tentada a agarrarla con la mano pero no quería que Augusto pensase que soy una salvaje. Eso hasta que él lo hizo.
 
-Si es verdad y podés comer como quieras sin que nadie te mirare raro-
 
-Exacto-
 
Sonreí y ahora sin miedo agarré la pata con la mano para terminar de comerla.
 
-¿Donde vivís?-
 
Le pregunté.
 
-Soy de acá, vivo cerca de la iglesia de San Benito ¿Vos?-
 
-En este momento estoy viviendo en el camping de acá-
 
-Woow que valiente ¿Y eso porqué? Si se puede saber-
 
-Por nada en especial, simplemente tenía hambre de independencia y me fuí de casa-
 
Estaba cenando con un extraño, era el segundo que cruzaba el día de hoy, pero me sentía tan bien que parecía que los conociera de toda la vida.
Terminamos de comer y ya se hacía tarde.
 
-Llevate esto-
 
Me dió más comida en una bandeja la cual acepté.
 
-Gracias te debo una-
 
-No hay de que-
 
Sonrió.
 
-¿Te llevo?-
 
-No gracias, vine en bici-
 
-Cierto, bueno te acompaño-
 
-Dale-
 
Salimos por la puerta de atrás hasta que nos frenó un señor con mala cara.
 
-¿Este quien es?-
 
Le pregunté por lo bajo.
 
-¿Usted quien es?-
 
Preguntó el hombre de traje y peinado con gomina hacia atrás.
 
-Soy...-
 
-Vino a buscar a trabajo-
 
Acotó enseguida a Augusto.
 
-Está bien, venga mañana después de la una-
 
No me dejó ni responder que ya se había ido.
 
-Es el jefe-
 
-Si lo noté ¿Pero porqué le dijiste eso?-
 
-Porque sino me echaba por entrar con alguien a la cocina-
 
-¿Pusiste en riesgo tu trabajo por una desconocida?-
 
Pregunté sorprendida.
 
-Una desconocida que me cayó muy bien-
 
-Vos también-
 
Lo saludé con un beso en la mejilla y monté mi bicicleta.
 
-Gracias por todo-
 
-¿Nos vemos mañana?-
 
Preguntó.
 
-Sí, después de la una-
 
Sonreí y comencé a pedalear rumbo al camping.
 
Por las noches se volvía más frío y el viento soplaba fuerte por la rambla.
Siempre a lo lejos se veía alguna luz de barcos o boyas que hacían reflejo en el agua volviéndolo un paisaje mágico.
Llegué a “casa” lavé mis manos, dientes y me acosté sobre el colchón.
Tapé mi cuerpo con ropa porque no había llevado sábanas. Entre pensamientos y reflexiones nose a que hora pero me quedé dormida.

Bueno, en este caso el shot esta escrito de esta manera, pero puedo adaptarme a la manera que prefieras, eso no es problema (: Me presento, soy Victoria, tengo 21 años &amo escribir, leer &mas! Ojala pueda participar y sino, la leere con gusto!


Última edición por vicstyles el Dom 13 Oct 2013, 3:23 pm, editado 1 vez
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Invitado el Dom 13 Oct 2013, 11:14 am

El de arriba es mi ship c: c: solo mío de MÍ. c: c:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 16. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9 ... 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.